Este Mundo, a veces insólito

Archivo diario: 1 mayo, 2017

Síndromes raros

Relación de Síndromes raros, no por su extensión entre la población, si no por su nombre, connotaciones o características. Algunas veces toman nombres de una persona real que la padeció, o un personaje novelesco que define ese comportamiento concreto. Otras veces aluden a un lugar, otras a una situación, etc.

Se procura no indicar el nombre clínico por farragoso. Como siempre no se es exhaustivo, solo son aquellos que me he ido encontrando.

 S. de Alicia en el País de las Maravillas Los pacientes que sufren este trastorno perciben alteraciones en la forma, tamaño y situación espacial de los objetos, así como distorsión de la imagen corporal -que les hacen sentirse más grandes o más pequeños- y del transcurso del tiempo. También se han asociado otras ilusiones visuales como palinopsia (imágenes múltiples), acromatopsia (no percepción del color) y prosopagnosia (incapacidad de reconocer caras). Los científicos sospechan que el escritor Charles Lutwidge Dodgson, conocido bajo el pseudónimo de Lewis Carroll y afectado por migrañas, pudo sufrir este trastorno, de forma que las raras experiencias de la joven Alicia que protagonizaba sus historias fueran bien conocidas por su creador.

S. de alienación pariental Se dice de los progenitores que no les importa sacrificar a sus hijos con tal de hacer daño a su expareja. Suelen maiertos temanipular la personalidad de los hijos para volverlos en contra del otro cónyuge, sin importarles el daño que con ello ocasionan a sus hijos.

S. de Amok Es un trastorno en el que el individuo, tras sufrir una fuerte vergüenza social, empieza a correr sin cesar destrozando todo lo que encuentra a su paso. Generalmente los matan por ser un peligro para el resto de la población. Sólo se da en la isla de Java e Indonesia.

S. de Antón Consistente en ceguera, negación de la ceguera y confabulación.

S. de Atlas Angustia que sufren algunos padres de familia modernos, al intentar cumplir a la perfección tanto sus tareas como profesionales, como las labores domésticas. Está causado por el estrés, y provoca apatía y agotamiento.

S. de Bullying Síndrome que surge por el hostigamiento sistemático, sobre una persona, de palabra y obra, realizado por una o varias personas. Generalmente se da en centros educativos y por adolescentes.

S. de burn out Lo tienen aquellos que están “quemados” por su trabajo. Tienen síntomas de irritabilidad, cansancio permanente, sensación de malestar o algún tipo de fobia. Se da en aquellos que realizan su función de cara al público o cuyo trabajo se basa en una fuerte implicación con las personas. Las profesiones más afectadas son: los maestros y profesores, médicos, enfermeros, policías, bomberos y funcionarios destinados en unidades de atención al público.

S. de Capgras Quienes lo padecen descubren súbitamente que han dejado de amar a las personas (parientes o no) que han amado durante años, y como estas conservan inalterada su apariencia física, estos enfermos concluyen que han sido suplantados por dobles. Se supone que la enfermedad aparece cuando se realiza una desconexión entre los circuitos neuronales de reconocimiento de los rasgos ajenos y los circuitos de la memoria afectiva.

S. de ceguera al movimiento La visibilidad del paciente no tiene problema alguno con los objetos estáticos. El problema viene cuando se sirve, por ejemplo, limonada en un vaso, él verá sin dificultad la jarra, el vaso y la mesa sobre la cual está el vaso, pero el chorro de limonada aparecerá ante sus ojos como una columna inmóvil.

S. de Costello El síndrome se caracteriza por un retraso en el desarrollo físico e intelectual, rasgos faciales particulares, pliegues profundos en la piel, así como una flexibilidad inusual en las articulaciones.

S. de Cotard El síndrome de Cotard es una rara patología psiquiátrica en la que la persona cree que está muerta, no existe, se está pudriendo o que incluso ha perdido su sangre y órganos internos. Aunque también se la conoce como delirio de negación, alucinación nihilista o, por supuesto, síndrome del zombi. Más raramente, puede incluir ideas delirantes de inmortalidad. Parece tener dos niveles diferentes: uno afecta más a la imagen corporal (el cuerpo está muerto) y el otro, a la imagen espiritual (se ha perdido el alma).

S. de Couvade Según han descubierto, algunos padres primerizos, durante la gestación del bebé en el vientre de las madres, sienten ellos mismos que están embarazados. Su nombre proviene del francés “couver” que significa incubar o criar y se trata de un problema no solo psicológico. Quienes lo sufren no solo creen estar realmente embarazados, sino que mimetizan los síntomas que aparecen en una mujer realmente embarazada. Desde sentir calambres en las piernas hasta tener antojos, náuseas, vómitos y hasta cambios de humor repentinos. Normalmente sus efectos se hacen evidentes durante el primer trimestre del embarazo y terminan, al igual que los síntomas reales, con el parto. Además, este extraño síndrome suele aparecer en parejas más apegadas y cariñosas y, por extraño que parezca, los estudios realizados al respecto indican que entre el 10 y el 65 por ciento de los padres que van a tener un hijo lo sufren.

S. de Diógenes Consiste en acumular, y vivir entre, gran cantidad de elementos inútiles, basura, desperdicios, etc. Afecta generalmente a personas de edad avanzada y generalmente solas. Se producen malos olores, infecciones y contaminaciones por parásitos, insectos, roedores, etc. El nombre del síndrome, en realidad, sería erróneo ya que Diógenes tuvo una vida ascética y no hay datos que indiquen que desatendiera su propia higiene.

S. de Don Julián se sintetiza en una idea única: todo en España es malo, todo contra España es bueno. Es una suerte de malestar de sí mismo que se manifiesta a través de la fobia a la propia identidad cultural, nacional, religiosa, histórica.

S. de Estocolmo Una persona secuestrada, durante o después del secuestro acaba comulgando con los intereses de sus captores y los apoya o participa en sus actividades delictivas. Ejemplo Patricia Hearst, hija del magnate Randolph Hearst.

S. de estrés postraumático Las víctimas de acontecimientos dramáticos y/o traumáticos, pueden presentar una enfermedad inhabilitante que conduce al paciente a una vida de pesadilla constante, en un permanente recuerdo de su angustia pasada, en una sucesión de imágenes pretéritas que, literalmente, “no puede borrar de su memoria”.

S. de Fregoli El síndrome inverso al síndrome de Capgras. El síndrome de Fregoli es un raro trastorno en la cual la persona cree firmemente que personas diferentes se tratan en realidad de una única persona que cambia de apariencia o está disfrazada. El nombre está basado en el actor italiano Leopoldo Fregoli que fue famoso por su habilidad para hacer cambios rápidos de apariencia durante sus actuaciones.

S. de Gourmand Gourmand es una rara condición que a veces se presenta en personas que sufren lesiones a la derecha del lóbulo frontal. Estas personas desarrollan una fuerte pasión por la comida gourmet. Las lesiones o daños a esta parte específica del cerebro causan una intensa preocupación por la comida y una preferencia por comer bien. La situación se considera “benigna” o no perjudicial, pero suena muy doloroso para el bolsillo.

S. de Huckleberry Finn Bautizado como el personaje de la obra de Mark Twain “Las Aventuras de Hucckleberry Finn”, este síndrome psicológico se caracteriza por la tendencia a eludir responsabilidades como niño, y a cambiar con frecuencia de trabajo al llegar a la vida adulta. Los expertos aseguran que es un mecanismo de defensa ligado al rechazo parental, una baja autoestima y síntomas de depresión en un sujeto inteligente.

S. de Hutchinson-Gilford (Progeria) Una de las enfermedades más raras que existen se llama progeria y se trata de un mal que acorta la vida de una forma dramática. Para quienes la padecen, un año equivale a siete u ocho, de manera que cuando debieran asistir a las clases del primer curso, estos enfermos sienten y piensan ya como ancianos. Mueren apenas alcanzados los 10 ó 12 años, precisamente a causa de demencia senil.

S. de Jerusalén Delirio que afecta a algunos turistas que visitan Jerusalén. Los síntomas son: mostrar ansiedad, sufrir insomnio, correr como un loco en las colinas y balbucear frases sobre Jesús, pueden llegar a habla en tercera persona y cuenta que “Dios le ha encomendado una misión”. Puede afectar a personas de distintas religiones.

S. de Koro El enfermo cree que su pene se va reduciendo progresivamente hasta invaginarse en el abdomen y causar la muerte. Sólo sucede en china.

S. de Korsakov Suele ser una consecuencia del alcoholismo crónico. Se trata de de una lesión cerebral que provoca amnesia a corto plazo. El paciente es incapaz de recordar hechos o experiencias que vivió antes de padecer la enfermedad. Siguen creyendo que tienen la edad que tenían cuando empezó a sufrir la enfermedad y piensan también que aún vive en esa época.

S. de Kuru Se caracterizan por tener repentinos ataques de risa descontrolada, se tropiezan, se vuelven bizcos, dicen cosas sin sentido y finalmente, fallecen. Esta enfermedad estaba matando de risa a toda la tribu de Nueva Guinea, hasta que, en 1976, el médico Carleton Gajdusek le sugirió que abandonaran la costumbre de comerse a sus familiares difuntos para incrementar la propia sabiduría… Al principio se le rieron en la cara, pero luego acataron la idea; la enfermedad cesó de inmediato y Gajdusek recibió un premio Nobel de medicina.

S. de la auto-licorería o «Auto Brewery Syndrome». Dicha enfermedad hace que su cuerpo funcione de manera similar a la de una destilería por culpa del raro funcionamiento de su sistema digestivo. El extraño síndrome que sufre provoca que cuando en sus intestinos se concentran altos niveles de levadura, ésta fermente los alimentos ricos en hidratos de carbono y produzca alcohol. El «Auto Brewery Syndrome» fue descrito por primera vez en el año 1970 en Japón.

S. de la cabeza explosiva Sucede cuando una persona está durmiendo. En ese momento, la persona siente el ruido de una explosión en su cabeza, un ruido realmente fuerte y que los despierta asustados. Suele ocurrir en el primer tercio de la noche, y es un problema sensorial. La persona escucha un ruido que siente que ocurre fuera de su ser, aunque luego de despertarse se da cuenta de que esto sucedió en su cabeza. No está relacionado con el dolor ni con ninguna condición física conocida, y tampoco tiene consecuencias médicas. Se cree que está provocado por un período de ansiedad o fatiga extrema, y se presenta de forma intermitente en esos momentos de estrés. En muchos casos, la única consecuencia directa es el insomnio, ya que la persona teme dormirse o le cuesta conciliar el sueño luego de uno de estos episodios. Suelen sufrirlo las personas a partir de los cincuenta años de edad, y es más común en las mujeres. El consumo de antidepresivos, practicar yoga, leer antes de dormir, escuchar música relajante o darse un baño caliente puede aliviar los síntomas.

S. de la disfonía espasmódica Los enfermos solo pueden hablar o expresarse en versos u oraciones rimadas, o cantando de forma similar.

S. de la Guerra del Golfo En dicha guerra se usó uranio empobrecido y tungsteno como materiales de revestimiento de la munición convencional. En informe se indicaba que una gran cantidad de partículas de óxido de uranio empobrecido producidas durante el combate podrían ser inhaladas por militares y civiles. Estas sustancias son altamente tóxicas y producen diversas enfermedades y muertes, según el grado de inhalación. Los metales citados se oxidan y se expanden en forma de aerosoles al impactar la munición.

S. de la Maldición de la Ondina Significa no dormir nunca, pues al entrar al sueño se pierde la voluntad y con ello el control consciente de la función respiratoria. En algunos casos, los respiradores artificiales pueden ayudar.

S. de la mano extranjera Es un caso extremo del S. del Dr. Strangelove. Puede llegar a perder totalmente el control del cuerpo “en favor” de la otra entidad de la mano.

S. de la persona rígida Pueden tener problemas para caminar o moverse, o como un cuadro de vértigo. El final siempre es el mismo: se quedan completamente rígidos, sin poder mover las articulaciones, y caen al suelo. Es el SPR, un desorden neurológico, que se engloba dentro de las enfermedades autoinmunes y que se debe a una estimulación anormal de los nervios que estimulan permanentemente a os músculos sin darles descanso. Hay tres tipos, la que provoca rigidez del tronco, la de las extremidades y la que da rigidez total con espasmos. Se dan más casos en mujeres.

S. de las manos frías Ataca sobre todo a personas jóvenes, y más a las mujeres. Lo definió por primera vez Raynaud, un científico francés en 1862. No se sabe exactamente a que es debido, estrés emocional o respuesta anormal a estímulos vasoconstrictores. La crisis se inicia en la punta de los dedos, con una palidez que va acompañada de pinchazos y frío. La alteración comprende tres fases: gran palidez, coloración cianosa y enrojecimiento. En España es enfermedad laboral desde 1985.

S. de las pantallas de visualización Aquellas personas que pasan mucho tiempo delante del ordenador pueden desarrollar el denominado ‘síndrome de pantallas de visualización’. Y es que de un parpadeo normal, de 25 movimientos por minuto, se puede pasar a otro de siete movimientos al minuto.

S. de las piernas inquietas Movimientos espasmódicos y esporádicos de las extremidades inferiores, frecuente a partir de los 50 años de edad, dura de uno a cinco segundos, con una frecuencia de 20 a 40 segundos. Origina inquietud, insomnio y agotamiento, ya que aparece a partir de la media noche. Se presenta tras situaciones de estrés que altera los niveles de la dopamina.

S. de Licantropía Esta enfermedad psicológica se remonta a épocas mágico-religiosas. El paciente entra en una especie de trance durante el cual cree ser un animal y se comporta como tal. Por lo general, las personas se identifican con lobos, perros o animales peligrosos; sin embargo, otros lo hacen con gatos, pájaros, cisnes, sapos e incluso abejas. Esta enfermedad suele empezar durante la adolescente y es catalogada por algunos como una variante de la esquizofrenia y, otros, como un cuadro maníaco.

S. de Lima Justo el síndrome opuesto al síndrome de Estocolmo. En el síndrome de Lima los secuestradores se vuelven más compasivos con la situación y necesidades de los rehenes. El síndrome se definió tras la toma de rehenes en la embajada Japonesa en Lima, Perú, donde 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomó a cientos de rehenes en una fiesta en la residencia oficial del embajador japonés en Perú. Los rehenes se trataban de diplomáticos, oficiales del gobierno y militares, y ejecutivos de muchas nacionalidades que se encontraban en ese momento en la fiesta. El secuestro comenzó el 17 de Diciembre de 1996 y terminó el 22 de Abril de 1997. A los pocos días del secuestro, los militantes liberaron a la mayoría de los rehenes.

S. de los Balcanes Ver Síndrome de la Guerra del Golfo. Se utilizó el mismo tipo de armamento, en los Balcanes, Kosovo, etc.

S. de los cebadores Se trata de una variante más del Síndrome de Munchausen, especialmente del Munchausen por poderes, pero que tiene la particularidad de darse casi exclusivamente en hombres y consiste en que el marido empieza a dar de comer a su esposa continuamente hasta conseguir que engorde hasta puntos extremos. Es un cuadro que se ha descrito principalmente en EEUU, aunque se sospecha que puede haber muchos casos en Europa y en España.

S. de Madame Bovary. También conocido como Bovarismo, es un término utilizado en psicología, en aspectos del comportamiento humano caracterizado por un estado de insatisfacción permanente de quien lo sufre, en el plano afectivo y social derivado del contraste entre las ensoñaciones e ilusiones del paciente -marcadas por cierta imaginación y romanticismo- y la realidad, que suele frustrar las ambiciones vanas y desmesuradas. El personaje de la célebre novela de Flaubert resume una definición de reciente uso: el síndrome de Madame Bovary. Lo sufren mujeres que, al igual que la heroína de la historia, sufren de insatisfacción afectiva crónica. Se vuelven adictas al romance, y viven en la búsqueda de un amor ideal que no existe. Navegan de frustración en frustración, embarcadas permanentemente en amores imposibles y relaciones inconvenientes. En estas mujeres, una niñez de abandono u otras experiencias traumáticas, conducen a una necesidad de sobreatención por parte de los hombres. Hay una ansiedad incontenible por hallar el alma gemela, y cualquier candidato puede transformarse mágicamente en el hombre elegido.

S. de Moebius Debido a que no se desarrollan algunos nervios faciales, las personas que nacen con este síndrome carecen de expresión facial. No pueden sonreír, ni fruncir el ceño, etc. Tampoco pueden mover lateralmente los ojos ni controlar el parpadeo. A menudo se les puede encontrar durmiendo con los ojos abiertos. Tienen grandes dificultades en succionar, tragar, hablar y cualquier actividad en la que estén implicados los músculos de la cara.

S. de Munchausen El paciente simula sufrir enfermedades mediante la ingestión de productos dañinos o haciéndose heridas y mutilaciones para llamar la atención y disfrutar de los cuidados posteriores.

S. de Negligencia hemisférica Es el deterioro de los centros visuales de un lado del cerebro. Los pacientes solo pueden ver la mitad de las cosas. Ejemplo: el enfermo sólo come los alimentos ubicados en el lado izquierdo del plato, escribe en el lado izquierdo de la página o se amarra únicamente los pasadores del zapato izquierdo.

S. de Onicofagia Es el hábito de morderse o comerse las uñas de uno mismo. Se presenta en estados de ansiedad. También puede ser un síntoma de algún trastorno mental o emocional, según su frecuencia. Su nombre clínico es onicofagia crónica.

S. de Otelo También conocido como delirio celotípico o celos patológicos, se trata de un trastorno delirante caracterizado por una preocupación excesiva e irracional sobre la infidelidad de la pareja. El paciente, normalmente un hombre, está absolutamente convencido de que su pareja le es infiel sin que exista motivo real que lo justifique. Se trata de una auténtica encarnación de la actitud y pensamientos de Otelo hacia Desdémona en la célebre obra de William Shakespeare.

S. de Paramnesia Reduplicativa La paramnesia reduplicativa es una ideación delirante en la que la persona cree que un lugar o zona ha sido duplicado, existiendo en dos o más lugares simultáneamente, o que ha sido “recolocado” en otro sitio. Por ejemplo, una persona podría creer que, de hecho, que no están en el hospital en el que había sido admitido, sino un hospital idéntico en apariencia en una zona diferente del país, aunque esto sea obviamente falso. El término “paramnesia reduplicativa” fue usado por primera vez en 1903 por el neurólogo checoslovaco Arnold Pick para describir un trastorno en un paciente del cual sospechaba que se trataba de la enfermedad de Alzheimer y que insistía que le habían sacado de la ciudad en la que estaba la clínica de Pick a otra que parecía idéntica pero que estaba en un suburbio familiar. Para explicar esta discrepancia, incluso afirmó que Pick y el personal médico trabajaban en ambos lugares.

S. de París El síndrome de París es una condición exclusiva de los turistas japoneses. Este síndrome se caracteriza por una depresión de estos turistas mientras están en esta famosa ciudad. De los millones de turistas japoneses que visitan la ciudad cada año, alrededor de una docena padece este trastorno y tienen que volver a su país natal. La condición es básicamente una forma severa de “shock cultural”. Los educados turistas japoneses que llegan a la ciudad son incapaces de separar la visión idílica de la ciudad, en vídeos como Amelie, de la realidad de una moderna y bulliciosa metrópolis. Los turistas japoneses que se topan con la realidad se vuelven incapaces de discutir y se ven forzados a reprimir su propia ira lo que desemboca finalmente en una depresión.

S. de Penélope, habitualmente asociado a la mujer, es en Psicología aquel en que la espera se transforma en una constante existencial en la vida de las mujeres. La expresión fue acuñada por la psicoanalista austríaca que vivió en Argentina y México Marie Langer. Procede del personaje mitológico griego de Penélope, esposa del infiel Ulises, también llamado Odiseo, quien de noche destejía lo que había tejido de día y, mientras tanto, esperaba el retorno de su esposo, quien sufría todo tipo de aventuras, amorosas o no, en su largo periplo de regreso a su hogar, el reino insular de Itaca; como había prometido casarse cuando acabara de tejer, esto le impedía casarse con los pretendientes al trono de Itaca y así poder esperar a su marido, largo tiempo desaparecido tras la guerra de Troya y presuntamente fallecido. Cuando ya están agotados los recursos para tratar de olvidar a quien se fue y no lo hemos logrado del todo, se puede caer en el peligroso trance de crear un mundo interior mitológico, fantasioso, un círculo vicioso o sistema delirante en el que la persona se refugia a lo Penélope en una perpetua espera, sin tomar resolución alguna como estrategia de procrastinación, reprimiendo así la necesidad o deseo de ser infiel (infidelidad). En estos casos las mujeres sólo están enamoradas de un fantasma; es decir de la imagen que se han creado de la preja y no de la persona real, más enamorada de su propia fantasía que de la propia persona que se fue. Esta tendencia, presuntamente orgánica o programada genéticamente, es criticada por el. En Política, por otra parte, suele denominarse como tal la tendencia de cada Gobierno a deshacer lo realizado por el Gobierno anterior. Un complejo paralelo, pero referido a los hombres, es el llamado complejo de Ulises.

S. de Peter Pan Resistencia patológica a asumir las responsabilidades propias de la edad adulta. Fue descubierto por el estadounidense Dan Kiley y se manifiesta como un estado de ansiedad e inseguridad permanente ligado a la negativa a independizarse del entorno maternal. A veces conduce a la drogadicción o al alcoholismo.

S. de Pica (Alotriofagia) Es el apetito compulsivo por sustancias no comestibles, como carbón, tierra, tiza, ceniza del cigarrillo, pegamento, hielo e incluso pelo. La pica afecta a gente de todas las edades y es particularmente común en mujeres embarazadas y niños, especialmente aquéllos de zonas empobrecidas que padecen desnutrición. También afecta a personas mentalmente enfermas, en los cuales es especialmente peligroso porque tratan incluso de ingerir objetos afilados (acufagia). El riesgo más grave de este desorden son las obstrucciones gastrointestinales o roturas en el estómago.

S. de Pollyanna Denominado así en referencia a la protagonista de una novela juvenil escrita por la norteamericana Eleanor H. Porter y publicada en el año 1913, hace referencia a la excesiva idealización de las situaciones y experiencias, así como al exceso de amabilidad y a la tendencia a ver solo el lado bueno de las cosas. En otras palabras, se podría describir como un optimismo enfermizo y no ligado a los acontecimientos de la realidad.

S. de Proteus Existen una gran cantidad de malformaciones cutáneas y subcutáneas, con hiperpigmentación, malformaciones vasculares y crecimiento irregular de los huesos. Se produce el gigantismo parcial de los miembros o el crecimiento excesivo de los dedos mientras que algunas zonas del cuerpo crecen menos de lo que deberían. Todo esto provoca una desfiguración extrema de la persona que suele estigmatizarla socialmente. Josep Merrick, el famoso “Hombre Elefante”, sufría de este síndrome.

S. de Rapunzel Llamado así en honor a la protagonista de pelo largo de uno de los cuentos de los Hermanos Grimm, hace referencia a un raro trastorno intestinal, del que solo se conocen 25 casos , y que consiste en consiste en la formación de una cola de pelo extendida desde estómago hacia intestino. Ocurre en pacientes mujeres jóvenes y niñas, con un trastorno de la personalidad, y suele causar tricofagia (ingesta compulsiva de cabello).

S. de referencia olfativa, o SRO, quien lo padece cree que huele mal y cómo consecuencia se aíslan o incluso llegan al suicidio.

S. de Riley-Day (Insensibilidad Congénita al Dolor) Son individuos totalmente normales en el tacto y la sensibilidad al frío, al calor, presión y cosquilleos. Sin embargo, ante cualquier acto que en personas normales provocaría dolor (como clavar una aguja) no provoca ninguna sensación dolorosa en aquellos que poseen esta insensibilidad. Como consecuencia de esto, suelen morir más jóvenes por traumatismos y lesiones varias al no sentir ningún daño. Deben estar bajo supervisión en edades tempranas para que no se lesionen ellos mismos.

S. de Salieri Salieri era un gran músico, con grandes virtudes y carrera de éxito…hasta que llegó el joven Amadeus, un genio que, sin pretenderlo aparentemente, le arrebató parte de los éxitos a los que aspiraba Salieri en su carrera. La definición de la envidia es un tanto terrorífica: es sentir pesar y tristeza por el bien ajeno, y odio hacia el bienaventurado. Es depender de otro en tu vida en vez de depender de uno mismo; es dejar de ser uno mismo; es vivir solo pensando en la coraza y en la carcasa sin pensar en el cuerpo, el interior y el espíritu. Así le aconteció a Salieri: a pesar de lo gran músico que era y de su notable éxito, siempre fue desdichado por el éxito de Amadeus y por su profunda envidia hacia él, al no poder dejar de compararse con su adversario, que nunca pretendió serlo.

S. de Sisí Los pacientes intentan eludir o encubrir su profundo malestar adoptando una actitud falsamente positiva y activa sobre su vida. El nombre fue tomado de la popular Emperatriz Sisí, que dicen padecía estos síntomas.

S. de Sthendal “En 1817 el joven novelista francés Sthendal visitó la ciudad de Florencia. Nada le había preparado para la acumulación de tanta belleza dentro de la monumental iglesia de la Santa Croce, y entonces se sintió aturdido, sintió una ligera desorientación, palpitaciones, una intensa sensación de falta de aire, y tuvo que salir. Hoy en día estos síntomas se conocen como síndrome de Sthendal.”

S. de Tourette El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico relativamente común caracterizado por tics nerviosos, es decir movimientos o vocalizaciones que se generan de manera repentina, involuntaria y en reiteradas ocasiones. La enfermedad afecta a entre el 0,05 y el 3 por ciento de los niños en edad escolar. Los tics comienzan en mitad de la niñez y alcanzan su máxima expresión al comenzar la pubertad. El síndrome de Tourette no es una enfermedad que ponga en peligro la vida del paciente, pero puede limitarle bastante en algunos aspectos, sobre todo los sociales. Los adultos y niños afectados padecen normalmente de otros trastornos neuropsiquiátricos, incluyendo el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, el trastorno obsesivo-compulsivo o la depresión. El uso de terapia cognitiva conductual para tratar los tics nerviosos que sufren quienes padecen el síndrome de Tourette puede ser tan eficaz como la medicación o incluso más en algunos casos. Así se desprende de los resultados de una investigación reciente.

S. de Tricotilomanía Es un mal que padece el 1% de la población y que consiste en arrancarse compulsivamente el pelo que crece en cualquier zona del cuerpo.

S. de Ulises Fuerte estrés crónico provocado por las traumáticas experiencias de los inmigrantes que en condiciones precarias, no consiguen adaptarse o no encuentran trabajo. Sufren abatimiento que incluso puede llegar a originar una enfermedad mental.

S. de vida ocupada Dado que los principales síntomas de este estilo de vida son el olvido y la falta de concentración, estamos bastante seguros de que todos lo tienen. Según los investigadores: “El olvido es una parte normal de obtener evidencia anecdótica  más antigua, pero que ahora está afectando a la gente en forma temprana en la vida como resultado de un trabajo ocupado, sus vidas familiares, y la llamada” sobrecarga de información “de los diversos medios de comunicación que consumen hoy “, dijo el investigador principal, el Dr. Alan Wade. El tratamiento recomendado es un medicamento llamado memantina, que también se utiliza para tratar la enfermedad de Alzheimer.

S. de Wendy Trastorno psicológico que afecta a las relaciones amorosas de parejas. Sólo afecta al sexo femenino, las mujeres tratan a su compañero sentimental como a su hijo e intentan sobreprotegerles llegando a renunciar a su propia satisfacción personal. Curiosamente acaba encontrando pareja a su medida: un hombre afectado por el S. de Peter Pan.

S. del acento extranjero Esta enfermedad consiste en generar un patrón de lenguaje completamente distinto al propio, o crear una lengua irreconocible que es producto de la mezcla de todos aquellos idiomas con los que tuvo contacto el paciente.

S. del corazón roto Un estrés físico o emocional intenso, como la pérdida de un ser querido o una fuerte discusión, puede rompernos literalmente el corazón. El “síndrome del corazón roto” o cardiomiopatía de Takotsubo presenta síntomas similares a los de un ataque cardíaco, como dolor en pecho y dificultad para respirar. Pero normalmente es temporal, no deja secuelas, y no afecta a las arterias coronarias como un infarto, sino al músculo cardíaco. ¿Pero qué lo provoca? Según un estudio publicado a mediados de 2009 en la revista American Journal of Cardioloy, el trastorno parece deberse a un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés, como la adrenalina. Las arterias no se ocluyen, sino que es el músculo cardíaco el que se resiente y debilita, hasta el punto de que el ventrículo izquierdo adquiere una forma cónica.

S. del cuidador Puede afectar a los cuidadores de personas dependientes de o por diversas patologías. El síndrome genera problemas sicológicos tales como la depresión, el estrés, la ansiedad, la angustia, la tensión y agresividad que requieren atención médica. Es debido a que algunos de los pacientes “cuidados” requieren tanto tiempo y atenciones, que los cuidadores llegan a “olvidarse de sí mismos”, siendo la carga excesiva para ellos pero no lo reconocen.

S. del Dr. Strangelove Es un desorden neurológico en el que una de las manos cobra viva propia. Aunque a veces el paciente no se da cuenta de lo que pasa, “la mano loca” puede realizar labores complejas como desabotonar botones o desvestir a alguien.

S. del edificio enfermo Puede afectar a trabajadores que desempeñan su actividad en recintos herméticos, sin ventilación natural y con unas condiciones deficitarias de mantenimiento, con una especial implicación en el mal mantenimiento de las instalaciones de climatización en general. Las afecciones van desde dolores de cabeza, falta de concentración, procesos respiratorios, cierto tipo de infecciones bacterianas, etc.

S. del niño burbuja Niño que sufre el mal de la inmunodeficiencia severa combinada (SCID en sus siglas inglesas), conocida, la cual determina una carencia de respuesta inmunológica ante cualquier germen, incluso aquellos que resultan inofensivos para las personas sanas, condición que condena al paciente a vivir en un entorno completamente esterilizado (usualmente un contenedor estanco de plástico transparente, de ahí lo de “burbuja”, o pena de exponerse a una infección mortal.

S. del ojo seco El Síndrome de Ojo Seco (SOS) es una reducción en la cantidad y/o calidad de lágrimas producidas. Esto sucede cuando las glándulas lacrimales localizadas en los párpados superior e inferior no producen suficientes lágrimas o no producen lágrimas de la calidad adecuada. Este fenómeno causa irritación, escozor, rasquiña, enrojecimiento e incomodidad. El Síndrome de Ojo Seco es la más común de las afecciones oculares, y afecta aproximadamente a un 20% de nuestra población. Se presenta en personas que por lo demás son saludables y es más común en personas mayores, dado que se producen menos lágrimas con el paso de los años. Su nombre científico es Xeroftalmia.

S. del olor a pescado (Trimethylaminuria) Trimetilaminuria es un raro trastorno metabólico que causa un defecto en la producción normal de una enzima específica. Para acortar la historia, cuando el cuerpo no puede descomponer la trimetilamina durante la digestión de alimentos, el compuesto se acumula y se libera en el sudor de la persona, la orina y la respiración, ya que emiten un olor a pescado muy fuerte. El olor varía de persona a persona , en una, se de el olor del cuerpo muy terrible, pero en la mayoría de la gente que despide un olor perceptible de pescado picante.

S. del restaurante chino Si después de comer en un restaurante chino ha sentido dolor de cabeza, ataques de asma, urticaria, palpitaciones o calambres es posible que usted haya sido víctima del llamado síndrome del restaurante chino. El causante de este cuadro clínico, cuya existencia real es cuestionada por muchos médicos, podría ser el glutamato monosódico o GMS, un aditivo potenciador del que se abusa en los restaurantes chinos. También llamado E-621, el GMS además puede encontrarse añadido comercialmente, aunque en cantidades menores, en mahonesas, mostazas, salsa de tomate, aceitunas, pasteles, vegetales, jamón y otros fiambres.

S. del vómito cíclico El Síndrome del Vómito Cíclico (SVC), una enigmática dolencia catalogada como enfermedad rara para la que sólo existen cuidados paliativos, obliga a los afectados a expulsar lo que contiene su estómago hasta en 80 ocasiones al día, a intervalos de tres o cuatro minutos. Se trata de un trastorno gastrointestinal que constituye una patología muy estresante.

S. del Wild man (Hombre salvaje) Trastorno del lenguaje que sólo padecen hombres entre 30-35 años, quienes empiezan a hablar de forma inconexa o a decir cosas extrañas. La población suele rodear al paciente y simular que le temen. Finalmente el paciente opta por marcharse pero luego regresa como si nada. Se da en Papua Nueva Guinea.