Este Mundo, a veces insólito

Archivo mensual: julio 2018

Able y Baker

Able

El 28 de mayo de 1959, Able (“Capaz”) un macaco rhesus y Miss Baker una mono ardilla, se convirtieron en los primeros seres vivientes en regresar exitosamente a la tierra después de viajar al espacio viajando a bordo de un cohete Júpiter AM-18. Viajaron excediendo los 16.000 km/h y soportando una gravedad de 38 g (373 m/s²). Able murió el 1 de junio de 1959 mientras se le practicaba una cirugía para extirparle un electrodo infectado, a causa de la anestesia. Miss Baker murió el 29 de noviembre de 1984 a la edad de 27 años y fue sepultada en los terrenos del Space and Rocket Center ubicado en Huntsville, Alabama. Able fue disecado, y actualmente es exhibido en el Instituto Smithsoniano del Aire y Museo Espacial. Sus nombres fueron tomados del alfabeto fonético conjunto Ejército/Armada.

La vida humana de las primeras monas astronautas

Un investigador relata cómo «Able» y «Baker», dos pequeñas monas enviadas al espacio, fueron tratadas a su regreso como si fueran personas con fines publicitarios. Una fue operada con las mismas atenciones que recibe una celebridad y a la otra se le buscó un «marido»

El 28 de mayo de 1959, dos monas llamadas «Able» y «Baker» se convirtieron en los primeros primates no humanos recuperados con éxito de un vuelo espacial. Antes y durante el experimento, las monas fueron tratadas como cobayas, con el objetivo de conocer los cambios anatómicos que sufrían sin gravedad y prever las tensiones físicas a las que podrían enfrentarse los futuros astronautas. Sin embargo, después del vuelo, algo cambió. «Able» y «Baker» dejaron de ser solo animalitos y repentinamente fueron tratadas como personas en un curioso proceso de humanización en el que tomaron parte médicos militares, medios de comunicación y el público en general. Así lo explica Jordan Bimm, investigador de la Universidad de York (Canadá) en un interesante estudio que ha presentado en el Congreso Internacional de Historia de la Ciencia, Tecnología y Medicina (iCHSTM) que se celebra estos días en la Universidad de Manchester. A su juicio, las monas astronautas fueron revestidas con arquetipos humanos específicos con fines de relaciones públicas y para ocultar la «violencia» que supone someter a un animal a un experimento semejante.

Sin embargo, «Able» murió de forma prematura poco después, el 1 de junio de 1959, mientras se le practicaba una cirugía para removerle un electrodo infectado. Según Bimm, la mona «fue antropomorfizada por médicos y periodistas científicos que de pronto la trataban como si fuera un importante paciente humano». Después de su muerte, «Able» fue transformada de nuevo. Su cuerpo fue preservado, y actualmente es exhibido en el Museo del Aire y el Espacio del Instituto Smithsoniano en Washington, como si fuera «la caricatura masculina» de un astronauta. Además, aparece como personaje en la película «Una noche en el museo 2: La Batalla del Smithsonian» (2009) como un personaje.

«Baker» sobrevivió mucho más tiempo en cautiverio. Sus cuidadores la trataban como una ama de casa americana, la llamaron «Miss Baker» y deseaban que se «asentara y formara una familia». Incluso llegaron a buscarle un «marido» y le organizaron un «matrimonio»… con un mono macho, claro.

Celebridades espaciales

De distintas formas, las dos monas se convirtieron, según Bimm, en celebridades que representaban la exploración espacial americana. Además, la controvertida muerte de Abble dio lugar a «amargas fricciones entre médicos sobre el Ejército y la Armada sobre las mejores prácticas». El artículo, continúa el autor, pone de relieve cómo esta forma de «humanizar» a un animal revela suposiciones profundamente arraigadas sobre los roles humanos durante la guerra fría, y, en general, una reflexión crítica sobre por qué los animales utilizados en experimentos médicos de alto nivel a menudo llegan a ser considerados como «más humanos» después.

«Sugiero que este antropomorfismo de ciertos monos en la medicina espacial estadounidense durante la guerra fría era atractiva porque enmascaraba la violencia y la falta de opciones a las que estos animales estaban sujetos, y porque daba una imagen natural a los impulsos políticos y militares que daban alas a la primera exploración del espacio», concluye el investigador.

La mona «Miss Baker», con un modelo de cohete Jupiter AM-18 – NA

 

Mechta – Luna 1

Mechta – Luna 1

Mechta

La sonda espacial Mechta

Información general

Organización: URSS

Fecha de lanzamiento: 2 de enero de 1959 a las 16:41:21 UTC

Aplicación: Sonda lunar

Configuración: Esférica

Masa: 361 Kg

Propulsión: Sin Propulsión

Equipo: OKB-1

COSPAR: 1959-012A

Elementos orbitales

Tipo de órbita: Translunar

Excentricidad: 0.14767

Inclinación: 0.01º

Período orbital: 450 d

Apoastro: 1.315 AU

Periastro: 0.9766 AU

Mechta (en ruso: Мечта que significa ‘Sueño’) fue la primera sonda espacial en alcanzar las inmediaciones de la Luna y la primera de una larga y exitosa serie soviética (Programa Luna) de sondas interplanetarias con dirección a nuestro satélite.

En 1963 la sonda fue renombrada como Luna 1, aunque en occidente se había hecho popular con el nombre de Lunik 1.

Sucesos

El 2 de enero de 1959, el Luna 1 fue la primera nave en alcanzar la velocidad de escape de la Tierra. La sonda se separó de la tercera etapa del cohete (1472 kg de peso, 5,2 m de longitud y 2,4 de diámetro) y puso rumbo a la Luna.

El 3 de enero, a una distancia de 113 000 km de la Tierra, la sonda soltó una nube de gas de sodio con un peso total de 1 kg. La nave dejó tras de si una estela de color naranja que fue visible desde el océano Índico con el brillo de una estrella de sexta magnitud (casi invisible a simple vista). De esta forma los técnicos pudieron seguir durante un tiempo el rastro de la nave y observar el comportamiento de un gas en el vacío. La sonda pasó a 5995 kilómetros de la superficie de la Luna, el 4 de enero, después de 34 horas de vuelo, convirtiéndose en el primer satélite artificial que actualmente gira entre las órbitas de la Tierra y Marte. No impactó en la Luna (lo que estaba planeado) debido a un fallo en el sistema de control del cohete que la lanzó.

Datos y características

La sonda era una esfera de 80 cm de diámetro, construida de magnesio y aluminio, que pesaba 361 kg. La alimentación eléctrica provenía de baterías de plata-zinc y mercurio que alimentaron los equipos del Luna 1 durante tres días. La comunicación era realizada por 5 antenas que emergían en la parte superior de la esfera, con frecuencias de 183,6 MHz y otras 2 que estaban en la parte inferior de la esfera con frecuencias de 19,993 MHz. La Luna 1 no poseía ningún sistema de propulsión. A bordo de la esfera había escudos, banderines, e insignias soviéticas. La sonda Luna 1 debía estrellarse contra la Luna, pero no lo hizo, pasando a una distancia de 5995 km de la superficie lunar, el 4 de enero, después de 34 horas de viaje.

En la esfera había instrumentos de radio, sistemas de telemetría, un transmisor de seguimiento, cinco conjuntos diferentes de dispositivos científicos para estudiar el espacio interplanetario, incluyendo un magnetómetro, un contador Geiger, un contador de destellos (para medir la intensidad de radiaciones ionizantes), un detector de micrometeoritos, y otros equipos. Por toda la esfera aparecían unas protuberancias permitiendo a los instrumentos el contacto con el exterior. Luna 1 llevaba también un almacén con 1 kg de gas de sodio, que soltó según se ha referido más arriba para observar su comportamiento en el vacío.

La nave proporcionó nuevos datos hasta entonces desconocidos sobre el cinturón de radiación que rodea nuestro planeta, permitió descubrir que la Luna no tiene campo magnético y detectó el viento solar que emana del sol y recorre el sistema solar.

Ratón

Ratón

El ratón espacial (el primero) fue a bordo del Albert V, la primera vez que el animal de esta saga no era un mono. También fue a bordo de un cohete V-2.

El 31 de agosto de 1958, Estados Unidos lanzó un ratón al espacio (a 137 km de altura) a bordo de un misil alemán V-2 (denominado «vuelo Albert V», que ―a diferencia de los anteriores vuelos Albert― no llevaba un mono).

Desafortunadamente, el sistema de recuperación de paracaídas falló y el ratón murió en el impacto.

Estados Unidos también envió ratones en tres cohetes de pruebas de reingreso durante el proyecto “Ratones en el poder ” en 1958 (los tres murieron). Además, catorce ratones más perecieron en un cohete a Júpiter después de que despegó de Cabo Cañaveral en 1959.

Posteriormente se enviaron más ratones a bordo de naves, aunque ninguna de ellas llegó a alcanzar la altura técnica para considerarse un vuelo espacial (100 km).

El ratón espacial, 1950

Corrió la misma suerte que Albert II, pues también falló el paracaídas. Durante los 50 se mandaron bastantes ratones al espacio.

 

Joe Rollino

Joe Rollino

Joe Rollino

Nacido : 19 de marzo de 1905; Coney Island, Brooklyn, Nueva York, EE. UU.

Murió : 11 de enero de 2010 (104 años); Dyker Heights, Brooklyn, Nueva York, EE. UU.

Otros nombres: “Kid Dundee”, “Gran Joe Rollino”, “Mighty Joe Rollino”, “El hombre más fuerte del mundo”

Altura: 5 pies 5 pulgadas (1.65 m)

Peso: 150 lb (68 kg)

Joseph “Joe” Rollino (19 de marzo de 1905 – 11 de enero de 2010) fue un veterano condecorado de la Segunda Guerra Mundial, levantador de pesas y hombre fuerte. Hijo de inmigrantes italianos, Rollino se autodenominó como el hombre más fuerte del mundo en la década de 1920. Joe Rollino una vez levantó 475 libras. No usó ni sus brazos ni sus piernas pero, según los informes, sus dientes. Con solo un dedo, levantó 635 libras; con su espalda movió 3,200. Mordió cuartos para doblarlos con su pulgar.

Primeros años de vida y carrera

Rollino nació y se crió en Coney Island, Brooklyn, Nueva York, uno de 14 hijos. Con solo 5 pies 5 pulgadas (1.65 m) de altura y un peso de 150 libras (68 kg), Rollino supuestamente comenzó a levantar pesas en la década de 1920 y entrenó durante un tiempo con Warren Lincoln Travis. También se dedicó al boxeo y recorrió los EE. UU. Como boxeador, luchando bajo el nombre de Kid Dundee.

El Sr. Rollino a los 10 años, pesando 68 libras. En su mejor momento, era el hombre fuerte más grande, libra por libra, dijo un experto.

Rollino también se hizo conocido como un hombre fuerte, moviéndose más de una tonelada, doblando las uñas con la boca y las monedas con las manos desnudas. A menudo apareció en el Festival de Coney Island en los años 1920 y 30, siendo apodado el hombre más fuerte del mundo. Rollino se jactó de levantar 635 libras (288 kg) con un dedo.[1] Una vez levantó 450 libras (200 kg) con sus dientes.[2]

“Libra por libra, en las hazañas que practicaba, era uno de los mejores hombres fuertes que hemos tenido, si los ascensores que le atribuyen son precisos”, dijo Terry Todd, codirector del Stark Center for Physical Cultura y Deportes en la Universidad de Texas, que conoció al Sr. Rollino por más de cuatro décadas. “Ciertamente no era uno de los hombres fuertes más fuertes de todos los tiempos, debido a su tamaño. Pedirle a un hombre bien entrenado de 130 libras si puede levantar lo que un hombre bien entrenado de 400 libras puede levantar es hacer una pregunta irracional. Pero para su tamaño, Joe era aparentemente uno de los hombres más fuertes que jamás haya existido”.

Después de retirarse de la actuación activa, trabajó como estibador y una vez trabajó como guardaespaldas de Greta Garbo. Rollino era un vegetariano de por vida y “devoto”.[3] [4] Durante sus últimos años, fue conocido por sus actividades de natación de invierno. Rollino formó parte del Iceberg Athletic Club, un club de natación ahora extinto, durante más de 20 años.[5]

Servicio militar

Luchó en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial y fue galardonado con una Estrella de Plata, una Medalla de la Estrella de Bronce y tres Corazones Púrpura.[2] “Vio que sus hombres estaban realmente heridos, lesionados durante una batalla”, dijo Pete Spanakos, “así que corrió al campo, agarró a dos hombres bajo un brazo, dos debajo del otro, y los trajo detrás de las líneas . Y lo hizo varias veces”. [5]

Retiro

Rollino vivió una vida de relativa oscuridad, rara vez dando entrevistas o apareciendo en público. En una entrevista de 2008, afirmó haber sido “nacido fuerte”. Se casó brevemente temprano en su vida y luego se divorció. Luego vivió con una sobrina. De acuerdo con amigos y familiares, él estaba en muy buena forma y todavía era capaz de doblar cuartos con sus dientes a partir de su 103 cumpleaños.[1]

Entre sus muchos logros, el Sr. Rollino fue el más orgulloso de uno en particular. “Mi fuerza en los dedos”, le dijo a un entrevistador de ESPN The Magazine. “Seiscientas treinta y cinco libras. Vea el tamaño de esto. Con 150 libras, nadie jamás me venció en este mundo”.

Era una leyenda dentro de esa pequeña sociedad de Coney Island en la que pocos neoyorquinos querrían ser conocidos como leyendas: los hombres y mujeres que nadan en el Atlántico cuando es más duro y frío. En un día de 6 grados en enero de 1974, el Sr. Rollino y otros seis miembros del Iceberg Athletic Club nadaron en las aguas de Coney Island. El helado Atlántico era como el acero: no lo intimidó.

“La gente me dijo que tiene el récord de natación todos los días durante ocho años”, dijo Louis Scarcella, de 59 años, un ex detective de homicidios y miembro del club de natación de invierno más antiguo de la ciudad, el Coney Island Polar Bear Club. “Era conocido como el gran Joe Rollino, y fue genial. Sabías que era genial solo por estar a su lado. Él solo tenía esa humilde confianza y fuerza. Brilló”.

El Sr. Scarcella, como muchos de los que conocían al Sr. Rollino, tiene una historia de Joe Rollino, o varias historias de Joe Rollino. Y aunque algunos de ellos no pueden ser confirmados ni refutados, se les dice y se vuelven a contar y se les vuelve a decir, porque son demasiado buenos para no hacerlo. El Sr. Scarcella escuchó que un invierno en la década de 1950, el Sr. Rollino recuperó los cuerpos de dos personas que se ahogaron en Prospect Park, porque la policía no tenía el equipo de protección necesario y hacía demasiado frío para que nadie más pudiera subir y traerlos a la superficie.

Muerte

El 11 de enero de 2010, Rollino salió de su casa y fue atropellado por un vehículo en Dyker Heights, Brooklyn. Murió en un hospital varias horas después, a la edad de 104 años.[1]

Tsygan y Dezik

Tsygan y Dezik, 1951

Foto: Tsygan y Dezik 

Los dos primeros perros en estas misiones suborbitales, fueron Де́зик и Цыга́н (Dezik y Tsygan “gitana”), lanzados el 22 de julio de 1951 en un cohete R-1V. La misión fue un éxito y pudieron ser rescatados. Ambos canes sobrevivieron sin herida alguna después de viajar a una altitud máxima de 110 km.

Los perros Dezik y Tsygan en la cabina del cohete antes de su lanzamiento.

Una semana después, el 29 de julio de 1955, un nuevo lanzamiento, esta vez en un cohete R-1B, fue efectuado con los perros Де́зик (Dezik) que repetía vuelo y otro animal, Лиса (Lisa, “Zorro”). Sin embargo, una vez se hizo saltar la cabina, el paracaídas falló al desplegarse y ambos perros murieron. Tsygan, que sobrevivió al no viajar en este vuelo, fue adoptada por uno de los científicos, A. Blagonravov.

Cápsula espacial original en la que viajaban los perros en sus viajes orbitales y suborbitales.

El honor de ser los primeros soviéticos en llegar al Espacio, aunque no orbitar, le corresponde a los perros Tsygan y Dezik en 1951. De hecho, éstos fueron los primeros organismos vivos superiores que fueron recuperados con éxito tras el viaje. Pero la hegemonía de los perros espaciales fue rota por Marfusa en 1959, el primer conejo en ir al Espacio. A partir de ahí, la Unión Soviética hizo volar ratones, monos (como ya hacía EE UU), ranas, e incluso cerdos de Guinea.

Cohete V2

Cohete V2

Primer vuelo suborbital no tripulado

Septiembre 1944

Primera bomba V2 en caer sobre Londres en marco de la Segunda Guerra Mundial. Primer misil balístico de combate de largo alcance del mundo y el primer artefacto humano conocido que hizo un vuelo suborbital

Lanzamiento de un V2 en 1943.

Tipo: Misil balístico

País de origen: Alemania nazi

Historia de servicio

En servicio: 8 de septiembre de 194419 de septiembre de 1952

 Operadores

Alemania nazi
Estados Unidos (posguerra)
Unión Soviética (posguerra)

 Historia de producción

Fabricante: Mittelwerk GmbH (desarrollado por el Centro de Investigación Peenemünde)

Costo unitario: 100 000 RM (enero de 1944), 50 000 RM (marzo de 1945)1

Producida: 16 de marzo de 1942

Especificaciones

Peso: 12 500 kg

Longitud: 14 m

Diámetro: 1,65 m

Alcance efectivo: 320 km

Explosivo: 980 kg de Amatol

Envergadura: 3,56 m

Propulsor: 3 810 kg de 75 % de etanol y 25 % de agua + 4 910 kg de oxígeno líquido

Altitud

88 km de altitud máxima en trayectoria de largo alcance, 206 km de altitud máxima en lanzamiento: vertical.

Velocidad máxima: 1 600 m/s (5 760 km/h); en impacto: 800 m/s (2 880 km/h)

Sistema de guía

Giróscopos para control de actitud, Giróscopo acelerómetro tipo Müller de péndulo para cortar el motor en la mayor parte de los cohetes (10 % de los cohetes de Mittelwerk usaron un haz de guía)2

 Plataforma de lanzamiento: Móvil (Meillerwagen)

El cohete V2 (del alemán: Vergeltungswaffe 2, «arma de represalia 2»), nombre técnico A4 (Aggregat 4), fue un misil balístico desarrollado a principios de la Segunda Guerra Mundial en Alemania, empleado específicamente contra Bélgica y lugares del sureste de Inglaterra. Este cohete fue el primer misil balístico de combate3​ de largo alcance del mundo4​ y el primer artefacto humano conocido que hizo un vuelo suborbital.5​ Fue el progenitor de todos los cohetes modernos,6​ incluyendo los utilizados por los programas espaciales de Estados Unidos y de la Unión Soviética, que tuvieron acceso a los científicos y diseños alemanes a través de la Operación Paperclip y la Operación Osoaviakhim respectivamente.7

La Wehrmacht alemana lanzó en torno a 3000 cohetes militares V2 contra objetivos Aliados durante la guerra, principalmente Londres y posteriormente Amberes, dando por resultado la muerte de un número estimado de 7250 personas, tanto civiles como militares.[cita requerida] El arma fue presentada por la propaganda nazi como una venganza por los bombardeos sobre las ciudades alemanas desde 1942 hasta el final de la guerra.[cita requerida]

Descripción

Diseñados por Wernher von Braun, muchos de estos misiles fueron disparados desde las costas francesas hacia Londres con el fin de provocar la mayor devastación posible, así como minar la moral del enemigo. Sucesor del V1 (que era un misil de crucero), este diseño no vio la luz hasta muy avanzada la guerra, por lo que tuvo poco impacto real en ésta.

El V2 fue uno de los avances más relevantes en tecnología armamentística logrados hasta ese momento. Sin embargo, no pudo cambiar el curso de la guerra, que ya había tomado, en 1944, un giro decisivo hacia la victoria aliada.

Antecedentes

Los experimentos con cohetes de combustible líquido comenzaron en Alemania en los años 1920, promovidos por la sociedad para vuelos espaciales «Verein für Raumschiffahrt» (o «VFR»), entre cuyos miembros se hallaba el joven Wernher von Braun (1912-1977).

Posteriormente, en 1934, estos trabajos, originalmente civiles, se transforman en actividad oficial financiada y controlada por la Wehrmacht bajo la dirección del capitán, luego general, Walter Dornberger, otorgándoseles unas instalaciones de investigación en Kummersdorf, Brandeburgo. En 1937 el equipo se trasladó a Peenemünde, en la costa báltica, con Dornberger como jefe y Von Braun como director técnico.

Estos científicos buscaban incrementar la eficacia de los cohetes y convertirlos en armas viables. Con este objeto se realizaron una serie de vehículos de prueba propulsados por alcohol y oxígeno líquido (entre los que se incluyen el «Aggregat Eins» o A1, el A2 y el A3), así como exhaustivas pruebas estáticas.

V2

Walter Dornberger, segundo por la izquierda, y Wernher von Braun, cuarto, entre otras personas, después de su rendición a tropas aliadas en 1945.

Hacia 1935, el proyecto principal era la construcción de un gran cohete de artillería, para el que se escogió la denominación de «A4». Para lograrlo se probarían las características del diseño y diversas técnicas de control en un modelo a escala: el «A5». De esta forma, a fines de 1941 el A4 estuvo terminado y el 13 de junio de 1942 se probó el primer ejemplar. Pero no logró levantar el vuelo, cayó sobre un costado y explotó. El segundo ejemplar, lanzado el 16 de agosto de 1942, voló 45 segundos hasta que comenzó a oscilar y finalmente se partió en el aire. El tercer misil realizó el 3 de octubre del mismo año el primer vuelo completo exitoso, alcanzando una altura máxima de 5 km y cayendo a una distancia de 190 km.

El canciller alemán Adolf Hitler, entusiasmado por el éxito, ordenó la producción masiva del A4 con el nombre de «Vergeltungswaffe 2» (arma de represalia número 2) o simplemente «V2», destinado a atacar Londres y el suelo británico porque no era efectivo contra objetivos militares debido a su poca precisión.

Características

1-Ojiva
2-Control automático del giróscopo
3- Haz de guía y receptores de radio de mando
4-Depósito de la mezcla del alcohol-agua
5-Cuerpo del cohete
6-Depósito de oxígeno líquido
7-Tanque del peróxido de hidrógeno
8-Botellas con nitrógeno a presión
9-Compartimiento de descomposicón del peróxido de hidrógeno
10-Turbobomba de los propergoles
11-Casquillos del quemador de oxígeno-alcohol
12-Marco de empuje
13-Cámara de combustión del cohete (cubierta externa)
14-Aleta
15-Entradas de alcohol
16-Deflector del chorro
17-Alerón

El sistema de guía era simple: una vez que el cohete se hallaba en posición de lanzamiento, la plancha superior de la plataforma de lanzamiento se giraba hasta que el misil se alineaba exactamente en acimut con la dirección del objetivo. Después del lanzamiento, dos giróscopos Lev-3 y acelerómetros integrados (que componían la guía inercial del ingenio) inclinaban el cuerpo del misil en el ángulo necesario y cortaban el motor principal a la velocidad precisa, de forma que su trayectoria balística asegurase alcanzar al objetivo. El apogeo se situaba normalmente en los 96 km (que entonces representaba la mayor altura alcanzada por cualquier objeto construido por el hombre).

Al ascender, los A4 se inclinaban lentamente hasta alcanzar un ángulo de 40° o 45° en relación a la vertical, dependiendo de la distancia a que se hallara el blanco. Luego, una vez establecida la trayectoria al cabo de 68 segundos, se cortaba el motor. El tiempo total de vuelo desde el despegue hasta la caída era de unos cuatro minutos.

El control se realizaba mediante cuatro deflectores de vectorización de flujos (aspas) de grafito situados en el chorro de gas, que le daban estabilidad al misil, y mediante pequeños timones aerodinámicos instalados en las cuatro grandes aletas, que eran efectivos una vez alcanzada gran velocidad.

 Otro diseño futurista fue el denominado A9/A10, que preveía un misil de dos fases, del doble de tamaño del A4, que tendría un alcance de 4800 km y podría haber sido el primer misil balístico intercontinental.

Posguerra

Misil V2 en el museo de Peenemünde en Usedom, Alemania.

Operación Backfire V-2 en Meillerwagen (S.I. Negativo #76-2755)

Terminada la guerra, los V2 capturados por los aliados se sometieron a exhaustivas pruebas.8​ Los científicos alemanes relacionados con la tecnología de misiles y cohetes eran los mejores de la época. Por ello, tras la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y la URSS se esforzaron por conseguir la mayor cantidad de estos especialistas, siendo empleados para explorar y sondear la atmósfera superior. El PGM-11 Redstone es un descendiente directo del V-2.9​ Braun y su equipo crearon el cohete Saturno V de la NASA, que llevó al hombre a la Luna en 1969 con el Programa Apolo. Los soviéticos también emplearon personal alemán pero fueron repatriados en los años 50 y el desarrollo posterior fue con personal autóctono. Empezaron realizando una copia, el R-1. El misil soviético Scud está basado directamente en el V-2.[cita requerida]

Eumastas

Eumastas

Hijo de Critóbulo, el hombre más fuerte de la antigüedad

Joven atleta levantando dos rocas de peso algo considerable.

Eumastas puede ser considerado el hombre más fuerte de la antigüedad atestiguado arqueológicamente. Vivió en torno al siglo VI-V a.C. en la ciudad de Tera y tan solo conocemos la proeza que le ha llevado a la inmortalidad.

La ciudad de Tera, está situada en la isla de Santorini que forma parte del archipiélago de las Cícladas. Colonizada por los dorios, fue la metrópolis de Cirene, siendo superada en esplendor por su colonia. Esta es la antigua ciudad donde se halló una roca volcánica negra (traquita) con la siguiente inscripción:

Eumastas, hijo de Critóbulo, me levantó del suelo (IG 12. 3. 449).

Aunque las dimensiones de la roca ya atisbaban el enorme logro de este forzudo, una vez pesada, nos puede dejar con la boca abierta… ¡¡¡La roca volcánica tenía un peso de 480 Kg!!!

Para tener una perspectiva de lo que significa esto, podemos tomar los récords actuales en peso muerto o sentadillas, los cuales en algunos casos superan por poco o incluso ni lo hacen a la marca de Eumastas:

Sentadillas

Donnie Thompson (US) 8/21/11 —- 573.8 Kg.

Peso muerto 

Eddie Hall (Inglaterra) 07/2016 —- 500 Kg.

Zydrunas Savickas (Lituania) 2014 —- 524 Kg.

En el caso del lituano el récord fue conseguido con neumáticos en vez de discos.

Por supuesto, podemos adoptar la visión escéptica respecto a la inscripción hallada en Tera, como la que adoptaron Harris o Moretti. El primero considera las inscripciones halladas en grandes rocas como esta son de tipo satírico. Para Moretti son estos pesos incapaces de ser levantados por el ser humano, por lo que cree que estas inscripciones se refieren a otra roca más liviana. Pero si nos apartamos de estas dos visiones, podemos acercarnos un poco más a lo que de verdad pudo ser.

Roca con la inscripción de Eumastas, hijo de Critóbulo. Museo Arqueológico de Thera.

En primer lugar, no sabemos como levantó la piedra y no disponemos de apenas representaciones sobre estos ejercicios. Tampoco sabemos a cuanto la levantó del suelo, lo que podría haber sido tan solo unos pocos centímetros, lo cual sería perfectamente factible para un deportista de la época. Sin estos datos claves es muy arriesgado desechar por completo la inscripción y darla por satírica o imposible de realizar por el ser humano. No es lo mismo levantar unos pocos centímetros del suelo un peso determinado que realizar el movimiento completo del peso muerto. Tampoco lo es levantar de un modo u otro una roca, ya que dependiendo de la técnica, el peso puede ser mucho mayor. De este modo, con los récords antes arriba dados, y suponiendo que pudo utilizar cualquier técnica para levantar el peso, la cifra de 480 Kg. puede ser totalmente factible.

Otro dato que desconocemos es el motivo por el que levantó Eumastas dicha roca. Posiblemente fuera como parte de alguna competición de fuerza, y quisiera dejar grabada su proeza, pero también puede que fuera como parte de su entrenamiento de fuerza para la lucha o el pankratio, donde el trabajo de dicho tipo es fundamental.

Para terminar, os dejo un breve fragmento de Galeno sobre unos deportistas, los gladiadores, que aunque no fueran levantadores de peso, muestran un entrenamiento, dietas y ejercicios tremendos que no eran tan alejados del de nuestros días:

“… en la gran cantidad de carne y sangre que amasan su mente está perdida, en semejante lodazal inmenso. Sin recibir estímulo alguno para desarrollarlo, permanecen tan estúpidos como el de los brutos… se fatigan así mismos hasta el límite y luego se atiborran [de comida] hasta el exceso, prolongándose a menudo sus cenas hasta la media noche. Su sueño también lo guían por reglas análogas a las que rigen su ejercicio y su dieta [i.e. el exceso]. A la hora en la que la gente que vive de acuerdo con las leyes de la naturaleza deja trabajo para tomar el almuerzo, ellos se levantan… Mientras siguen en activo sus cuerpos se mantienen en este peligroso estado [de hipertrofia].”

Galeno, Exhortatio ad Artes Addiscendas, 4.

 

Albert

Albert

Albert no es el nombre de un único espécimen animal, sino la designación de toda una estirpe de monos que fueron utilizados para las primeras investigaciones médicas espaciales en Estados Unidos.

Se les considera “astronautas”, puesto que superaron en muchos casos grandes altitudes a bordo de cohetes, si bien la mayoría no fueron recuperados vivos.

El Albert I. (Foto: NASA)

El primero de ellos, un mono rhesus, voló el 11 de junio de 1948, en un vuelo balístico, a bordo de un cohete alemán V-2 capturado por Estados Unidos durante el final de la Segunda Guerra Mundial. Despegó desde White Sands en un viaje pionero que lo llevó a 63 Km de altitud, aunque el pobre animal murió por el camino debido al calor y la asfixia. La misión, llamada Albert-I y Blossom-3, se realizó mediante la V-2 número 37, de entre las varias decenas de misiles traídos por los militares desde Europa. Este tipo de vuelos, en los que participaban científicos alemanes transferidos durante la operación Paperclip, servían para comprender la tecnología misilística alemana, y efectuar de paso experimentos de variada índole en la alta atmósfera.

De: http://noticiasdelaciencia.com/not/6451/gran_enciclopedia_de_la_astronautica__34__albert/

Mosca, el primer animal

Mosca, el primer animal

El 20 de febrero de 1947, Estados Unidos lanzó desde la base White Sands Missile Range (estado de Nuevo México) los primeros animales al espacio fueron las moscas de la fruta, que partieron con semillas de maíz a bordo de un misil alemán V-2 ―tomado como botín de guerra a los alemanes―. En 3 minutos y 10 segundos, el cohete alcanzó los 109 km de altitud, lo cual superó las definiciones de límite del espacio de la Fuerza Aérea estadounidense (50 millas u 80 km) y la definición internacional (100 km). La cápsula Blossom fue eyectada, cayó a la atmósfera, donde fue frenada por la fricción con el aire, y finalmente se frenó con un paracaídas. Las moscas de la fruta fueron recuperadas vivas. El propósito del experimento era investigar sobre los efectos de la exposición a la radiación a elevada altitud.

(Lanzamiento de un cohete V2)

El animal más famoso de los que han participado de un modo u otro en la astronáutica, probablemente, sea la perra Laika. También Ham, el mono astronauta, tiene su papel protagonista en la película espacial, pero ninguno de ellos fue el primer animal en ser enviado al espacio por el humano. Ni siquiera el mono Albert II, que ya voló en 1949. Ese honor le corresponde a la mosca de la fruta, aunque dudo que esos primeros ejemplares tuvieran nombres propios como Laika o Ham.

En temas científicos la mosca de la fruta, o mosca del vinagre, es un recurso bastante común ya que genéticamente es relevante como primer paso para la investigación, por sus similitudes con los genes humanos. En julio de 1946, poco tiempo después de la Segunda Guerra Mundial, y antes de que comenzara a plantearse de verdad salir fuera de nuestro planeta, un cohete V2, que tenía mucho que agradecer a la tecnología militar alemana del nazismo, fue lanzado al espacio. Dentro de él iban algunas semillas y moscas de la fruta. El objetivo era conocer los efectos de ese tipo de viajes, de la altura, aceleración, y especialmente la radiación… en las moscas. Y es que las moscas, como nosotros, duermen por la noche, responden a muchas de las sustancias que incluyen los fármacos humanos y, además, se reproducen con mucha velocidad, lo que permite ver los efectos en diferentes generaciones.

Dicho esto, tenemos que asumir que no hay un punto exacto, una altura a partir de la cual se pueda decir con certeza matemática que comienza el espacio. En cualquier caso, a partir de los 100 kilómetros de altura se puede decir que uno sale al espacio, al menos así lo determina la Federación Aeronáutica Internacional. El cohete V2 que fue lanzado desde Nuevo México el 20 de febrero de 1947, y que llevaba las moscas dentro, alcanzó los 109 kilómetros de altura. Por tanto, las moscas salieron al espacio, y lo que es más importante, volvieron vivas a la tierra. Ningún otro animal, que se sepa, lo había hecho antes.

Posteriormente se hicieron mas expediciones con misiles V2 portando hongos o musgo.

Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses se apoderaron de varios misiles balísticos V-2 alemanes, junto con suficientes piezas componentes para llenar 300 vagones. Los V-2 eran armas de alta tecnología y largo alcance que podían volar a una velocidad máxima de 3.500 millas por hora (5.632 kilómetros por hora) y alcanzar objetivos que se encontraban a 200 millas (321 kilómetros) de distancia.

El ejército del Tío Sam se dio cuenta de que los V-2 tenían un gran potencial científico. En 1946, las fuerzas armadas comenzaron a dispararles en el White Sands Missile Range en Nuevo México. Incluso en aquel momento, había un interés en la posibilidad de poner a un hombre en el espacio exterior algún día. Pero primero, algunas preguntas técnicas importantes necesitaban respuesta. Para empezar, los científicos se preguntaban si la exposición a la radiación cósmica dañaría a los futuros astronautas.

Bybon

Bybon

Bybon o Bybon hijo de Phola (principios del siglo VI aC) fue un famoso levantador de pesas griego antiguo. En Olimpia se encontró un bloque de piedra arenisca roja con un peso de 143,5 kg, con la inscripción tallada “Bybon, hijo de Phola, me ha elevado sobre [su] cabeza con una mano”. La piedra tiene una sección tallada como una empuñadura. La piedra está en exhibición en el Museo Arqueológico de Olimpia.

La piedra de Bybon Esta gran piedra sin tratar que pesa 143,5 kilos, eso es más o menos lo mismo que dos, seres humanos completamente desarrollados, o uno realmente gordo.  Es bastante única en su género. Además, es parte de las pocas pruebas que tenemos sobre los registros de los atletas en la antigüedad. Lleva una inscripción en el frente escrita en el formato boustrofedon: un antiguo sistema de escritura que tiene líneas alternas escritas en direcciones opuestas. La inscripción dice que Bybon levantó la roca sobre su cabeza con un brazo, los historiadores dudan de si realmente sucedió. El levantamiento de pesas fue principalmente un ejercicio de entrenamiento en la antigüedad y no un evento olímpico. El logro de Bybon, sin embargo, fue extraordinario, por lo que se celebró con una inscripción en la roca particular que se ofreció al santuario en Olimpia.