Este Mundo, a veces insólito
Calendario
diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivo mensual: diciembre 2021

Dún Conor

Dún Conor

Dún Conor es un anillo de piedra (cashel) y Monumento Nacional ubicado en Inishmaan, Irlanda. [3] [4] [5] [6]

Dún Conor

Nombre nativo irlandés: Dún Crocbhur·Dún Chonchuir·Dún Chonchubhair

Fuerte de Conor, Doonconor, El Fuerte Negro [1]

Tipo: anillo de piedra

Ubicación

Carrowntemple, Inishmaan, Condado de Galway, Irlanda

 Coordenadas:53 ° 05′00 ″ N 09 ° 35′41 ″ W

 Zona: 1.900 m 2 (0,47 acres)

Elevación: 73 m (240 pies)

Altura: 5 m (16 pies)

Estilos arquitectónicos: Irlanda gaélica

Propietario: Estado

Monumento nacional de Irlanda

Nombre oficial: Dun Conor Cashel [2]

Numero de referencia.: 42

Dún Conor se encuentra en el centro de Inishmaan, en el punto más alto de la isla. [7] [8]

Historia

Se cree que el fuerte se remonta al primer o segundo milenio antes de Cristo.[9] En ese momento, los niveles del mar eran más bajos y las islas Aran formaban parte del continente, y los otros fuertes como Dún Aengus no estaban en la costa. Han sido muy dañados por el tiempo y el mar, pero la ubicación central de Dún Conor lo ha protegido.[10] El nombre significa “Fuerte de Conor”;[11]  Las leyendas lo relacionan con Conor, hijo de Hua Mór y hermano de Aengus.[12] El tamaño de los fuertes en las islas Aran dio origen a las leyendas del abeto Bolg.[13]

John O’Donovan visitó Dún Conor en 1839. Los clocháns del interior fueron restaurados en la década de 1880.[cita requerida]

Descripción

Un anillo de piedra con forma elíptica irregular, que mide unos 69 m (226 pies) NS y 35 m (115 pies) EO; Aunque es más pequeño que Dún Aengus , tiene paredes más gruesas, hasta 6 m (20 pies) en algunos lugares.[14] Está construido en cuatro terrazas con escaleras internas. El muro oeste está construido sobre un acantilado interno natural; Los otros lados están custodiados por un segundo muro, con un bastión en el noreste.[15]

Dún Conor es el Dún ‘intacto’ más grande con más características que todos los demás. Sus paredes tienen 4 terrazas y, en algunos casos, la terraza o pared exterior es más pequeña que las terrazas interiores debido al desgaste de más de 5,500 años. Cuando se construyó, el muro exterior probablemente habría estado unos pies más alto de lo que es hoy. Si bien Dún Aengus y Dubh Cathair en Inis Mór habrían sido fuertes más grandes cuando se construyeron originalmente, han perdido mucho en los acantilados y el mar. Dún Chonchubhair, por lo tanto, le da a uno una buena idea de cómo se habrían visto los demás antes de su separación. Dún Chonchubair es de forma ovalada con paredes masivas y varias terrazas en su recinto interior. Está rodeado por una muralla exterior más impresionante en sus lados norte, este y sur.

Las paredes alrededor de la entrada al fuerte se están envolviendo lentamente con hiedra que desalojará las rocas de manera uniforme. Comparado con el más famoso Dún Aengus, este fuerte, aunque igualmente fascinante, no es tan conocido ni visitado.

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Dolmen de Guadalperal

Dolmen de Guadalperal

Dolmen de Guadalperal

El dolmen de Guadalperal, también conocido como el tesoro de Guadalperal y como el Stonehenge español por su parecido al crómlech de Stonehenge,1​ es un monumento megalítico que data de entre el III y el II milenio a.C. que está situado en la localidad cacereña de El Gordo, aunque el municipio más cercano es Peraleda de la Mata, en la comarca del Campo Arañuelo en el este de Extremadura en España. Se encuentra bajo las aguas del embalse de Valdecañas en el río Tajo y solamente es visible cuando el nivel de las aguas lo permite.

En la finca de Guadalperal a 5 Km. Escasos al Este de Peraleda de la Mata, en el camino de la Luria que comunicaba esta orilla con Talavera de la Vieja, se encuentra el dolmen de este nombre, en la pendiente que desciende hacia el río Tajo.

Descripción

Consta de 150 (otras fuentes señalan 140) piedras de granito, ortostatos, puestas en disposición vertical que conforman una cámara ovoide de cinco metros de diámetro que estuvo formada por 13 fragmentos de pared, de los que faltan cuatro, precedida por un pasillo de acceso de unos 21 metros de largo y 1,3 a 1,4 metros de ancho. Al final del pasillo, justo a la entrada de la cámara, se encuentra un menhir de unos dos metros de alto que tiene esculpidas una serpiente y varias cazoletas, se estima que dichas figuras servirían como protección del lugar.

Planta del dolmen de Guadalperal y dibujos del menhir y sus inscripciones talladas. EL ESPAÑOL

Recientes estudios indican que la supuesta serpiente podría tratarse de una representación del curso del río Tajo, ya que presenta muchas similitudes en un estudio sobre plano de sus meandros. La cámara, del tipo anta, tipo de construcción común en el oeste de la península ibérica, está formada por 140 piedras y estuvo recubierta por un túmulo de tierra y grava. La rodea otro anillo circular que servía para contener el túmulo superior, posiblemente por la inclinación del terreno en el que está asentado.

Según las últimas investigaciones, el menhir tallado con un grabado alargado y ondulado, con forma similar a una serpiente, se estima que se puede corresponder con una representación del río Tajo a su paso por la zona.2

Historia

El monumento se halló en 1926, en el transcurso de la campaña de investigación y excavaciones que entre 1925 y 1927 dirigió el arqueólogo alemán Hugo Obermaier, capellán de la casa de Alba, y a su muerte sería el matrimonio alemán Georg y Vera Leisner, el encargado de recopilar la documentación dispersa entre la Universidad de Friburgo y la finca de los Alba y realizando una publicación científica sobre el mismo.

Se estima que pudo haber sido un templo solar, así como un enclave de enterramientos. Los restos romanos encontrados en el lugar, una moneda, fragmentos de cerámica y una piedra de moler indican que en esa época fue removido seguramente para su saqueo. En una escombrera cercana se hallaron 11 hachas, cerámicas, cuchillos de pedernal y un punzón de cobre. También se encontró un asentamiento de la época de la construcción que se estima pudiera ser de los constructores del sepulcro. En él había hogares, manchas de carbón y cenizas, mucha cerámica, molinos y piedras para afilar hachas entre otros objetos.3

Conservación

En 1963 con la construcción de la presa de Valdecañas en el río Tajo, su embalse inundó el monumento quedando oculto bajo las aguas, solo es visible cuando estas están bajas. En la última década, en verano, debido a la sequía ha sido posible ver el dolmen en varias ocasiones parcialmente.

El hecho de estar sumergido la mayor parte del tiempo ha deteriorado el monumento erosionando las piedras y perjudicando los grabados de las mismas. Durante los estudios realizados por Hugo Obermaier se hicieron reproducciones de los grabados hallados que fueron publicadas en 1960 por los arqueólogos alemanes Georg y Vera Leisner. La asociación Raíces de Peraleda está solicitando su recuperación ante el deterioro apreciado.1

En 2019, tras una nueva sequía que permitió observar los daños en el monumento se pusieron en marcha acciones para su conservación y declaración como Bien de Interés Cultural.4

Dolmen de Guadalperal parcialmente visible. Verano 2012.

 

 

 

Menhir esculturado Dolmen Guadalperal frontal.

 

 

Menhir esculturado Dolmen Guadalperal trazado Río Tajo.

La sequía trajo de vuelta a la superficie a la construcción después de ser invisible durante más de 60 años. La avalancha de turistas y curiosos no se hizo de esperar. El dolmen quedaba al aire libre y a la exposición física de los visitantes, que no dudaron en tocarlo y hacerse fotos en su estructura. El hecho de estar en la superficie y a merced de los turistas ha provocado que algunas de sus piedras hayan sufrido erosión. A raíz de este problema nació la plataforma Asociación Raíces de Peraleda y la campaña de firmas “Salvar al Dolmen de Guadalperal antes de que sea demasiado tarde” en ‘Change.org’, la cual está a punto de cumplir su objetivo de firmas para pedir la retirada del monumento a un lugar más seguro, a salvo tanto de las inundaciones como de los turistas.

“La Asociación Raíces de Peradela lanza una voz de alarma a las autoridades para que lo rescaten de las aguas aprovechando las circunstancias actuales, puesto que aún está bien conservado”, recoge la iniciativa. “Aunque ya muestra signos claros de deterioro y puede que las próxima vez que las condiciones permitieran un rescate fuese demasiado tarde, dado que el granito se está volviendo poroso y en algunos casos se está rajando”. Si quieres firmar y participar en la demanda colectiva, pulsa aquí.

Ya se han iniciado los trámites para la declaración conjunta del megalítico como Bien de Interés Cultural (BIC), para así garantizar que el monumento esté bien protegido. Su homólogo británico, el Stonehenge de Wiltshire, fue proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. De momento, el Ministerio de Cultura y la Junta de Extremadura han descartado la posibilidad de cambiarlo de sitio, ya que los expertos que han evaluado la situación consideran que su traslado podría ocasionar graves daños irreversibles a la estructura, según informa una noticia de la ‘BBC‘ que se hace eco de la historia. “El dolmen de Guadalperal es uno de los mejores ejemplares megalíticos de entre los más tempranos”, valoró Primitiva Bueno, catedrática de Prehistoria de la Universidad de Alcalá de Henares, en declaraciones recogidas por ‘National Geographic’. “Esto explica por qué algunos expertos no dudan en afirmar que podría ser el dolmen más importante de nuestro país”. ¿Acaso hay más?

Saber más en: https://www.rtve.es/noticias/20190829/dolmen-guadalperal-emerge-aguas/1977901.shtml

La Construcción:

Es una gran tumba abierta cubierta por un túmulo, construida con aparejo granítico y gravaquico, arrastrado hasta este lugar desde 5 K m de distancia. Del esfuerzo realizado dan idea las 140 piedras que se conservan en pie. La cámara tiene forma oval y un diámetro por su parte más ancha de 5 metros y estuvo formada originalmente por 13 ortostatos sin soldar, de los que faltan cuatro. El corredor, entre tanto, tiene un ancho que oscila entre 1,30 m y 1,40 m y la distancia total desde el final de éste al fondo de la cámara es aproximadamente de 21 m.


Alrededor de la cámara hay otro anillo circular, que en el plano resulta ser una sucesión; como si a intervalos los constructores hubieran colocado piezas que sirvieran para la contención del túmulo.

Sobre la posible cobertura del sepulcro hay varias opiniones. Por un lado Obermaier pensaba que no existió, mientras que los Leisner sugieren una cubierta abovedada de falsa cúpula como la de los Tholos del S.E., por aproximación de hiladas o por unas planchas planas apoyadas en otras.

De todo ello nada puede decirse, pues Obermaier no menciona que en el interior de la cámara se hubieran encontrado piedras de cubierta, aunque la verdad es que la parte superior se hallaba saqueada y removida desde tiempos de los romanos; quienes dejaron como recuerdo de su presencia una moneda, varios fragmentos de cerámica, una piedra demoler y una escombrera donde se hallaron 11 hachas, entre enteras y partidas, cerámicas, varios cuchillos de pedernal y un punzón de cobre.

El resto del material se extrajo en sucesivas campañas de excavación, culminando los trabajos en 1927 cuando el túmulo fue eliminado en su totalidad, trasladando todos los cantos rodados que lo formaban unos metros más allá de donde se ubicaba originalmente.

Lo que se vio entonces resulta en extremo interesante, pues allí se encontraba el campamento de los constructores del sepulcro. Por todas partes, nos dice Obermaier, había hogares, manchas de carbón y cenizas muy extendidas por la periferia, mucha cerámica, molinos naviformes y piedras para afilar hachas, pellas de barro, puntas de flechas, etc…, lo que demuestra que el túmulo es posterior, entre otras cosas, a la erección de los ortostatos y que los constructores menudearon por los alrededores.

Un hallazgo muy interesante relacionado con el dolmen lo constituye la presencia de una estatua-menhir el eje de la cámara adornada por un grabado de cazoletas y serpentiformes en disposición y función, semejantes a las que P. Bueno localizaría en algunos dólmenes de la Jara Toledana.

El inventario de la tumba es poco común, por la gran riqueza y variedad de objetos que reafirman el carácter colectivo (Tholoi) del enterramiento y su vigencia en el tiempo. Resalta en primer lugar la influencia Mesolítica y Neolítica, demostrada por la gran cantidad de industria microlítica como trapecios, segmentos de círculo, etc. A renglón seguido se superponen las influencias Calcolíticas, corroborado una vez más por la asimilación de los sepulcros de cámara poligonal y de corredor en Extremadura en esta fase. y por último, los epígonos de la tradición Calcolítica, representada por los vasos campaniformes.

Hay, sin duda, otros detalles interesantes que permiten además aislar las construcciones dolménicas del Campo Arañuelo- La Jara de los grupos Este extremeño y portugués, y no son sólo las características arquitectónicas tan particulares como el doble círculo, como ya ha apuntado P. Bueno, sino la ausencia de placas de pizarra decoradas y cerámicas típicas en los dólmenes alentejanos.

Mapa de Vinlandia

Mapa de Vinlandia

El mapa de Vinlandia.

El mapa de las tierras hiperbóreas dibujado por el cartógrafo islandés Siggurdar Stefánsson en 1579, Biblioteca Real de Copenhague. Muestra Groenlandia como una península del continente polar y el «promontorio de Vinlandia» como otra estrecha península del mismo continente, a la altura de Irlanda. Las nociones geográficas que en este mapa se manifiestan, son otro de los argumentos esgrimidos a favor de la falsedad del mapa de Vinlandia.

El mapa de Vinlandia es un mapamundi cuestionado que presuntamente es del siglo XV, copiado de un original del siglo XIII. Su importancia radicaría en que, además de mostrar África, Asia y Europa, el mapa representa una masa de tierra en el Atlántico llamada Vinlandia y dice que fue visitada en el siglo XI. Existen, sin embargo, serias dudas sobre su autenticidad, sobre todo debido a la tinta con la que fue trazado.1234

Mapa de Vinlandia (falso color)

El mapa fue descubierto junto con un códice, el Historya Tartarorum (Historia de los Tártaros), un manuscrito de indudable autenticidad al que en algún momento se le adosó el mapa de Vinlandia. Nos describe la historia y las costumbres de los mongoles y parece ser una versión temprana de las memorias de Giovanni da Pian del Carpine, fraile franciscano que en 1245 hizo un viaje a Karakórum.

El mapa fue descubierto en 1957 y donado por Paul Mellon a su actual propietario, la universidad de Yale en 1965. El New York Times divulgó que el mapa estaba valorado en 25 millones de dólares. Fue publicado por primera vez en un libro con el nombre de “The Vinland Map and Tartar Relation” (El mapa de Vinlandia y la relación tártara) en 1965.

Entre 1972 y 1974 el mapa fue analizado, y se encontró una línea amarillenta de anatasa, mineral de dióxido de titanio, material muy difícil de encontrar en estado natural. Dicho material comenzó a sintetizarse en 1923, razón por la cual se puso en duda la autenticidad del documento.5​ La alemana Kirstein Seaver fue quien se pronunció fuertemente en contra del documento, incluso planteó que fue elaborado en la década de 1930 y adjudicó la autoría al jesuita Joseph Fischer, que era además profesor de historia en Baviera.

Poco más de veinte años después en 1995, los investigadores de la Universidad de Yale plantearon la teoría de que la “anatasa” pudo haberse formado durante la elaboración de “tintas férricas” en la Edad Media, por lo que nuevamente se realizaron estudios.

El Instituto Smithsoniano pidió a Douglas McNaughton,6​ físico y experto en cartografía antigua, que analizara la tinta empleada en el mapa, mediante el sistema de datación por radiocarbono. Los resultados de McNaughton concluyeron que tenía una antigüedad aproximada al año 1434, válida exclusivamente para el pergamino. Por otra parte, Robin Clark, profesor de química de la University College de Londres, realizó estudios de la tinta por medio de espectroscopia Raman y concluyó una datación en torno al año 1923.7​ Este debate gira en torno a la parte del mapamundi de “Vinlandia”, nadie pone en tela de juicio la antigüedad del resto del documento.

En julio de 2009, el profesor Rene Larsen, rector de la Escuela de Conservación en la Academia Real Danesa de Bellas Artes, aseguró que tras un largo estudio de más de cinco años, él y su equipo habían determinado que el mapa era auténtico.8​ Sin embargo, por el momento sus análisis no han sido publicados todavía en ninguna publicación científica.

El gran problema, no obstante, sigue siendo el dibujo de Groenlandia. Es demasiado bueno tal como aparece en el mapa. En el año 982, Erik el Rojo descubrió Groenlandia y se establecieron colonias vikingas en la costa sudoeste, las cuales sobrevivieron hasta cerca de 1400. Esos territorios fueron olvidados hasta la llegada del explorador inglés Martin Frobisher en 1578. Y tampoco conoció más que el extremo meridional. Las costas del norte no se exploraron hasta finales del siglo XIX. En 1892, el explorador norteamericano Robert Peary exploró las costas más septentrionales y estableció que Groenlandia era una isla. Todo esto lo llevó a cabo con extraordinarias dificultades. Y, sin embargo, en el mapa de Vinlandia, supuestamente dibujado al menos cinco siglos antes de Peary, Groenlandia aparece como una isla, y no sólo eso, sino como una isla de forma bastante correcta. Explicar ese “pequeño” detalle es más complicado que datar el mapa.

Estudio detallado, profundo y técnico sobre el tema:

https://afanporsaber.com/quien-soy

https://afanporsaber.com/el-mapa-de-vinlandia-i

https://afanporsaber.com/el-mapa-de-vinlandia-ii

https://afanporsaber.com/el-mapa-de-vinlandia-y-iii

Algunos datos y mapas

El mapa mide 27,8 x 40 cm, es un pergamino doblado en dos hojas con la apariencia de libro.

La silueta de Japón, muy discutida.

África y el Sur de Europa.

Los países escandinavos aparecen retratados de forma muy imprecisa.

Se podían ver dibujados Hellulandia (Tierra Pedregosa), Marklandia (Tierra de bosques) y Vinlandia (Tierra de vides) que son lugares explorados por los Vikingos  en América del Norte.

Lugares cuyo descubrimiento en torno al año 1000 se atribuyó primeramente a Bjarni Herjolfsson:

En el mapa, Groenlandia aparece como una isla y con una forma extremadamente parecida a su forma real.

Cuando en la época de la supuesta llegada a América de los vikingos aún no se había circunnavegado Groenlandia y se pensaba que se trataba de una península, y como tal aparecía reflejada en los mapas conocidos hasta finales del siglo XIX.

No fue hasta 1892 cuando el explorador norteamericano Robert Peary exploró las costas más septentrionales y estableció que Groenlandia era una isla.

Además el texto al nombrar a Leif Ericson lo hace en Latín de la siguiente manera, Erissonius, tal como lo hubieran hecho en el siglo 17.

¿Qué tenemos entonces?

Pudo ser arrogancia intelectual o simplemente un juego para el falsificador, tenía el material necesario a la mano.

Sabía que pasaría la prueba de carbono 14 porque el libro era verdaderamente de esa época.

Para no tener que esperar los 500 años y que se apreciara en la tinta la antigüedad del documento.

Realizó el mapa completo con una línea de tinta de color amarillo y luego con mucha habilidad añade una línea de tinta negro por la mitad de la línea amarilla.

La falsificación, era casi perfecta.

Incluso se había insertado el mapa entre dos pergaminos auténticos de la época medieval., la Hystoria Tartarorum y el Speculum Ffistoriale, con picaduras de insectos que coincidían.

Curiosamente los tres artículos provenían de la misma persona.

El pergamino es verdadero y el dibujo es falso.

Un falsificador con mucha capacidad simplemente dibujó en un pergamino viejo.

No existe registro ininterrumpido de los dueños de los artículos.

Existen errores gramaticales con palabras que no se usaban en aquel tiempo.

Y lo mas sospechoso, la participación o implicación en la venta de un librero italo-español de dudosa fiabilidad, que generaba cierta incertidumbre.

Resulta que Enzo Ferrajoli de Ry fue condenado en 1964 a prisión en España, junto con otras tres personas, por el robo de innumerables libros y manuscritos de la Arquidiócesis  de Zaragoza a lo largo de los años cincuenta.

Parece que las reticencias de los expertos británicos, a los que primero se ofreció el mapa, estaban fundadas.

La fama de oscuro tratante de libros antiguos de Enzo Ferrajoli de Ry ya era conocida por las islas británicas.

La prueba definitiva llegó en 2013 de la mano de un investigador amateur de Glasgow,John Paul Floyd, que descubrió que tanto la relación Tártara como el Speculum historialese expusieron en 1892-1893 conjuntamente en un único volumen en Madrid, como consecuencia de la Exposicion Historico-Europea.

Paul Floyd descubrió una referencia a un volumen, procedente de la Seo de Zaragoza, en un libro escrito en 1926 por el sacerdote Cristóbal Pérez Pastor.

Dicho libro contenía la mención a la relación Tártara y el Speculum historiale pero no hacía mención a mapa alguno.

De este modo se resuelven todas las especulaciones sobre el origen de los manuscritos y del pergamino utilizado para falsificar el mapa’

IMAGINATE: Independientemente de la controversia, el valor del mapa se cifra en alrededor de 22 millones de euros.

http://legadohistoria.blogspot.com/2015/01/el-mapa-de-vinland.html

Fraude

En septiembre de 2021, acaba por descubrirse, más allá de toda duda, que el famoso y polémico mapa de Vinlandia, que se conserva en la Biblioteca de Yale, es una hábil falsificación del siglo XX, gracias al estudio de su tinta por los conservadores e investigadores de esa universidad. No es, por tanto, un primer mapa de Groenlandia y Norteamérica anterior a Colón, sino una pieza sofisticada que ejemplifica bien la pasión humana por la mentira.

Limes Tripolitanus

Limes Tripolitanus

Mapa de las limes Tripolitanus

El Limes Tripolitanus era una zona fronteriza de defensa del Imperio Romano, construido en el sur de lo que ahora es Túnez y el noroeste de Libia. Fue pensado principalmente como una protección para las ciudades tripolitanas de Leptis Magna, Sabratha y Oea en la Libia romana.

Foto del castrum romano Golaia (actual Bu Njem) en el Lime Tripolitanus [1]

Historia

El Limes Tripolitanus fue construido después de Augusto. Estaba relacionado principalmente con la amenaza Garamantes. Septimius Flaccus en el año 50 dC hizo una expedición militar que llegó al Fezzan[2] y más al sur.

Los romanos no conquistaron tanto a los Garamantes como los sedujeron con los beneficios del comercio y los desanimaron con la amenaza de la guerra. La última incursión de Garamantes a la costa fue en el año 69 dC, cuando se unieron con la gente de Oea (la moderna Trípoli) en la batalla contra Leptis Magna .

La campaña de Fausto entre 197 y 202 dC contribuyó en gran medida a la expansión del Limes Tripolitanus entre Nepte y Golaia.

Los romanos, para defender las principales ciudades romanas de Tripolitania (Oea, Sabratha y Leptis Magna), intervinieron y marcharon hacia el sur. Según Edward Bovill, autor del libro “El comercio dorado de los moros”, esta campaña marcó el primer uso de camellos por parte de los romanos en el Sahara, lo que convenció a los Garamantes de que su ventaja en la guerra en el desierto ya no era válida.

Después de eso, los Garamantes comenzaron a convertirse en un estado cliente del Imperio Romano, pero los nómadas siempre pusieron en peligro el área fértil de la costa de Tripolitania. Debido a esto, los romanos crearon el Limes Tripolitanus[3]

El primer fuerte en las cales fue construido en Thiges, para protegerlo de los ataques nómadas en el 75 d. C. Las limas se expandieron bajo los emperadores Adriano y Septimio Severo, en particular bajo el legatus Quintus Anicius Faustus en 197-201 DC.

De hecho, Anicius Faustus fue nombrado legatus del Legio III Augusta y construyó varios fuertes defensivos del Limes Tripolitanus en Tripolitania, entre los cuales Garbia[4] y Golaia (Bu Ngem real)[5] para proteger la provincia de las incursiones de tribus nómadas. Cumplió su tarea de manera rápida y exitosa.

Restos de “Centenaria” en Suq al-Awty

Como consecuencia, la ciudad romana de Gaerisa (actual Ghirza), situada lejos de la costa y al sur de Leptis Magna, se desarrolló rápidamente en una zona agrícola rica[6] Ghirza se convirtió en una “ciudad en auge” después de 200 CE, cuando el emperador romano Septimius Severus (nacido en Leptis Magna) había organizado el Limes Tripolitanus.

Los ex soldados se establecieron en esta área, y se desarrolló la tierra árida.[7] Se construyeron represas y cisternas en el Wadi Ghirza (entonces no secas como hoy) para regular las inundaciones repentinas. Estas estructuras aún son visibles:[8] allí se encuentra entre las ruinas de Gaerisa un templo, que puede haber sido dedicado al semidiós bereberGurzil“, y el nombre de la ciudad incluso puede estar relacionado con su nombre.[9] Los agricultores producían cereales, higos, vides, aceitunas, legumbres, almendras, dátiles y quizás melones. Ghirza constaba de unos cuarenta edificios, incluidas seis granjas fortificadas (Centenaria). Dos de ellos eran realmente grandes. Fue abandonado en la Edad Media.

Con Diocleciano, las limas fueron parcialmente abandonadas y la defensa del área fue delegada a los Limitanei, los granjeros soldados locales. Las limas sobrevivieron como una protección efectiva hasta los tiempos bizantinos (el emperador Justiniano reestructuró las limas en el año 533 dC).[10]

Los guerreros nómadas de la tribu Banu Hillal capturaron el centenario/castra de las limas en el siglo XI y la producción agrícola se redujo a casi nada en unas pocas décadas: incluso Leptis Magna y Sabratha fueron abandonados y solo Oea sobrevivió, lo que a partir de ahora era conocido como Trípoli.

En Libia hoy, sobreviven restos muy importantes, por ejemplo, los castillos de limas en Abu Nujaym (antigua Golaia) y Al Qaryah al Gharbīyah, la aldea fronteriza Gaerisa, y alrededor de 2,000 granjas fortificadas (Centenaria) como Qaryat.[11]

Túnez

Túnez tiene varios sitios unidos a las cales. En 2012, algunos de estos sitios fueron presentados a la UNESCO para registrarlos como Patrimonio de la Humanidad.[12]

La torre de la puerta sur de la clausura en Wadi Skiffa (Gobernación de Tataouine)

 

 

La misma torre desde atrás (Gobernación de Tataouine)

 

 

Sillares cerca de la puerta de la clausura en Wadi Skiffa (Gobernación de Tataouine)

Algunos fuertes (castrum)

Limes Tripolitanus

Las limas consistían principalmente en: después de la disolución de la III Legión en 238, la defensa de Tripolitania se confió a unidades auxiliares, vexillationes y números. Bajo Felipe el Árabe se crearon nuevas fortalezas (centenarii) como en Gasr Duib. Las inscripciones latinas muestran que la organización militar sufrió algunos cambios, aunque las fuerzas de las limas Tripolitanus permanecieron bajo el control del gobernador de Numidia. De hecho, parece que el nuevo comando militar se creó un Praepositus limitis Tripolitanae y que las limas en cuestión, a su vez se dividieron en sub sectores: por ejemplo, la región de Gasr Duib se llamaba limas Tentheitanus confiado a un tribunus militum. El sistema militar romano de Tripolitania se redujo en gran medida y se reorganizó entre 259 y 263, cuando Bu Njem fue evacuado cuidadosamente. Esta redistribución tuvo lugar sin ningún signo de un cambio significativo en la situación local. En general, se cree que el dispositivo se redujo para redesplegar tropas en las áreas de mayor riesgo. Y la reconstitución de la legio III Augusta no evitó nuevos y graves disturbios después de 253. Es difícil creer que las fuerzas militares de los soldados agricultores, instaladas en África como limitanei a lo largo de las limas Tripolitanus, pueden haber ocurrido en la época de Alejandro Severo. Este hecho, como señaló André Chastagnol, aparece como uno de los anacronismos que salpican la Historia Augusta. El término, de hecho, de limitanei como “soldados-campesinos” aparece solo en tiempos posteriores.

Fuerte Gholaia – Bu Njem (limes tripolitanus)

Fotografía del fuerte desde un satélite.

Gholaia era un fuerte romano, parte del Limes Tripolitanus, correspondiente al moderno Bu Njem, ubicado en la zona fronteriza romana, o limes. Fue el emperador Septimio Severo (193-211) quien ordenó la construcción de una línea de fortificaciones, que cambió por completo esta parte de Libia, Tripolitana.

Planimetría del fuerte

Hoy esta zona está desierta, pero las lluvias no faltan aunque sean muy irregulares. Pero los romanos eran maestros en presas y cisternas, convirtiendo los campos en regadíos y transformando la zona en tierras agrícolas. Esto sucedió a principios del siglo III, pero el primer paso fue construir fuertes como Gholaia, es decir, un castellum con cuarteles, baños, un cuartel general y una residencia para el comandante.

Los constructores de estos fuertes fueron los soldados de la Tercera Legión Augusta (reclutados por el cónsul Gaius Vibio Pansa y Octavian, el futuro emperador) en 43). Esto se dedujo de las torres cercanas a la puerta principal, que no son cuadradas, como de costumbre, sino de cinco esquinas, características de la 3ª legión.

El Limes Tripolitanus era una buena forma de vida por la cual muchas personas se establecieron en Tripolitan como agricultores, produciendo riquezas tales como para permitir hermosas ciudades como Sabratha, Oea (actual Trípoli) y Lepcis Magna. Muchos colonos deben haber sido veteranos de los tres fuertes.

Los restos del fuerte cubiertos por las arenas del desierto

Los nuevos fuertes controlaban las carreteras principales a través del desierto y estaban ubicados cerca de los oasis. Gholaia está a unos 100 km de la costa, por lo que no se temían los ataques desde el mar sino los de los nómadas del desierto. Por lo tanto, las legiones romanas tuvieron que bloquear el acceso a los pozos, especialmente contra los Garamantes, que vivían más allá del Jebel as-Soda.

Frente a las pequeñas bandas dispersas en el desierto, la protección de los fuertes no era suficiente, por lo que tenían que ser las granjas de las propias fortificaciones, como a Gheriat esh-Shergia, Ghirza y ​​Qasr Banat, con muros muy gruesos y torres de vigilancia que señaló a través de los fuegos en la parte superior la llegada de los enemigos.

Su cultura, basada en la fumigación de los campos y la vigilancia de las incursiones nómadas sobrevivieron al Imperio Romano. Se generó una gran solidaridad entre los cultivadores de los campos por lo que cualquier terreno que fuera atacado se transmitía mediante mensajes de fuego encendidos en las torres y todos los vecinos se reunían para enfrentar al invasor.

Arando con dromedarios

Los soldados que sirvieron en Gholaia fueron reclutados de toda África, como la mayoría de los legionarios de III Augusta. Sin embargo, en 219, el emperador Elagabalus disolvió la legión Galo III y muchos soldados de esta unidad se agregaron a la legión africana. Esto significa que varios soldados en Gholaia eran de Siria.

A fines del siglo V, a principios del siglo VI, hubo serias dificultades, pero el emperador Justiniano (r. 527-565) fortaleció las ciudades a lo largo de la costa, construyó nuevas ciudades y las granjas fortificadas fueron nuevamente fortalecidas.

Principia

Los Principia (cuartel general) eran los mismos en todo el imperio. Gholaia también tenía un patio cuadrado rodeado de pequeñas habitaciones, un gran salón transversal, la basílica, un lugar para reuniones y la administración de justicia, una biblioteca (porque todos los legionarios sabían leer y escribir), los baños para la higiene y el entretenimiento, con un gimnasio contiguo, un pequeño mercado, una prisión y un santuario (capilla) donde se guardaba y veneraba el emblema de la unidad (la divinidad, el emperador, etc.).

Varias columnas que rodean el patio cuadrado fueron re-erigidas por arqueólogos franceses y libios que estudiaron el sitio en la década de 1970. En el Ostracon n. 71. (El Bu Njem ostraca está compuesto por fragmentos de esquirlas o tablillas de madera sobre las que se han escrito informes y cartas, descubiertos en una habitación del fuerte, con el único scriptorium identificado en un fuerte romano) está escrito:

Los nómadas llegaron, llevando cuatro burros y dos egipcios con cartas para ti, Gtasazeihemus Opter, y un esclavo fugitivo“.

Fossa regia

Fossa regia

Son una de las muchas partes de las Limes Africanas o La Frontera del Sur del imperio.

La Fossa regia, también llamada Fosse Scipio, fue la primera parte del Limes Africanus que se construyó en África Proconsulare.

La Fossa regia marcó la frontera entre la provincia romana original de África y Numidia. Al este de Fossa Regia (área en rojo) hubo una latinización completa.

Historia

Inicialmente, la Fossa regia se utilizó para dividir el reino bereber de Numidia del territorio de Cartago que fue conquistado por los romanos en el siglo II:

“Ea pars quem Africam appellavimus dividitur en duas provincias, veterem ac novam, discretas fossa inter Africanum sequentem y reges Thenas usque perducta”. (La región que llamamos África está dividida en dos provincias, la vieja y la nueva, por una “fosa” (fosa) que se extiende en África desde Thenas (cerca de Sfax) hasta el área de Thabarca). Plinio, Historia Naturalis, V, 25

La Fosa era una zanja irregular “desde Thabraca en la costa norte hasta Thaenae en la costa sureste” [1] excavada por los romanos después de su conquista final de Cartago al final de la Tercera Guerra Púnica en 146 a. C. El propósito principal de la construcción era administrativo, no militar. Delimitaba los límites de la recién creada provincia romana de África que marcaba la frontera entre la República Romana y su entonces aliada Numidia.[2]

La Fossa regia marcaba aproximadamente la frontera (en rosa) entre la provincia de África y Numidia

Después del 46 a. C., la parte occidental de la Fossa regia sirvió como límite entre la provincia de Nova Africa, al oeste, y la provincia de África Vetus, al este. Incluso después de que estas dos provincias se fusionaron en África Proconsular en el 27 a. C., la zanja continuó manteniéndose hasta el año 74 d.C. bajo Vespasiano.

Al este de Fossa regia hubo una latinización completa de la sociedad local después de Trajano. Bajo Teodosio esa área[3] fue completamente romanizada con un tercio de la población compuesta por colonos itálicos y sus descendientes, según el historiador Theodore Mommsen. Los otros dos tercios eran bereberes romanizados, todos cristianos y casi todos de habla latina.

En ese momento, en el siglo IV, la romanización continuó en el área entre Fossa regia y Fossatum Africae. Después de Augusto, los colonos y descendientes romanos constituían casi el 20% de la población. Se concentraron alrededor de Cirta con las ciudades confederadas circundantes y alrededor de Thamugadi en la región de Aures, mientras que el 80% restante estaba compuesto por bereberes de los cuales solo el 25% no estaban completamente asimilados y todavía hablaban su lengua bereber autóctona. Casi todos practicaban el cristianismo (y algunos incluso el judaísmo).

Historia

El sentido de la Fossa Regia fue la construcción de una estructura defensiva con función de demarcación del territorio debido a la amenaza que suponía el Reino Númida, del que Roma temía que pudiera convertirse en una potencia terrestre, amenazando las rutas de comercio con África, la movilidad, y también la propia seguridad del Sur de la Península Itálica. Por tanto, la función de la Fossa Regia sería la delimitación entre el territorio romano-africano ganado a los cartagineses, con el resto del territorio del Reino de Numidia.

Dos siglos después, en el año 46 d.C, con la desaparición del Reino de Numidia, esta antigua frontera servirá como límite entre las dos provincias romanas; el África Vetus (al Este), y el África Nova (al Oeste). Es Plinio el Viejo quien, en el Libro V de su historia natural, menciona y define más claramente la naturaleza y el papel de la Fossa Regia (Plinio el Viejo, Hist. nat, V, 25).”La parte del continente que hemos llamado África está dividida en dos provincias, la Vieja y la Nueva, separadas por una zanja que fue trazada, tras un acuerdo entre el segundo africano y los reyes, a Thenae…… ». (CIL., VII, 25967; ILS, 5955): “los límites entre la Nueva y la Vieja Provincias fueron trazados por donde pasó la Fossa Regia (el foso real)….”.Aunque las mencionadas provincias romanas fueron unidas en el llamado periodo del África Proconsular en el año 47 d.C, la demarcación de la fosa se mantuvo hasta el año 74 d.C bajo el mando de Vespasiano.

La línea indica desde el punto de partida y de llegada de esta frontera. En la costa norte de la antigua África, ésta correspondía al río Tusca: Tusca fluvius Numidiae finito (Plinio el Viejo, V, 22). El otro extremo de la Fossa Regia terminó en Thaenae (Hr Thina), a unos 10 km al sur de Sfax (Taphrura) (Plinio el Viejo, V, 25)1

Fossa Regia

La Fossa Regia (la Trinchera Real), también conocida como Fosse Scipio, formaba el límite entre la provincia de África [la Túnez más o menos moderna] y el reino de Numidia [la Argelia más o menos moderna]. Corre a lo largo de una cadena de colinas cerca de Dougga, donde hay una línea de piedras o un muro bajo y, a intervalos, inscripciones de límites que marcan la línea entre el territorio de Thugga y los dominios imperiales. La muralla se remonta a la Medjerda. En general sigue muy de cerca la línea divisoria de aguas.

En el momento de la Tercera Guerra Púnica, el África de los cartagineses no era más que un fragmento de su antiguo imperio nativo. Comprende el territorio delimitado por una vaga línea que va desde la desembocadura de la Tusca (Wad el Kebir), frente a la isla de Tabraca (Tabarca), hasta la localidad de Thenae (Tina), en la desembocadura del Golfo de Gabés. El resto de África había pasado a manos de los reyes de Numidia, aliados de los romanos.

Después de la toma de Cartago por Escipión (146 a. C.), este territorio fue erigido en una provincia romana, y se cavó una trinchera, la fosa regia, para marcar el límite de la provincia romana de África y los dominios de los príncipes númidas. Se han descubierto (1907) los restos de esta fosa protegida por un muro bajo o un dique de piedra; También se han encontrado algunos de los mojones que marcaban su recorrido y las inscripciones que lo mencionan. Desde Testur en la Mejerda, la fosa regia puede ser seguida por estas indicaciones durante varios kilómetros a lo largo del Jebel esh-Sheid. La zanja corría hacia el norte hasta Tabarca y hacia el sur hasta Tina. La importancia de los descubrimientos radica en el hecho de que la zanja que en tiempos posteriores dividió las provincias de África vetus y África nova era en la época de la Tercera Guerra Púnica el límite del territorio cartaginés.

El gobierno de la provincia romana así delimitada fue confiado a un pretor o propretor, de los cuales se conocen varios, por ejemplo, P. Sextilius, propraetor Africae, según las monedas de Hadrumetum del año 94 a. C. los romanos durante la Tercera Guerra Púnica fueron declarados civitates liberae y se volvieron sumamente prósperos. Eran Utica (Bu Shatir), Hadrumetum (Susa), Thapsus (Dimas), Leptis Minor (Lemta), Achulla (Badria), Uzalis (a unos 11 m. De Utica) y Theudalis. Sin embargo, aquellas ciudades que habían permanecido fieles a Cartago fueron destruidas, como la propia Cartago.

La Fossa Regia de Scipio Aemilianas, la primera frontera de la provincia romana y el reino númida, luego de las dos provincias de África Velus y Nova, fue descubierta en parte de su curso en 1907. Un mojón de Vespasiano, erigido en un place qua Fossa Regia fuit, sugiere que la zanja original había sido rellenada y que la línea que defendía estaba marcada por la hilera de piedras que se han trazado en una distancia de casi veinte millas. Esta línea se encuentra entre Henchir-el-Barhala en el norte y Djebel Khalled en el sur, y sigue la línea divisoria de aguas natural del país. Quince mojones grabados muestran que la frontera en un solo lugar dividía la Civitas Thuggensis de un dominio imperial, el primero registrado en África. Las inscripciones dicen, con ligeras variaciones:CAES • N • S • F • R • G • en el lado del dominio; y por el otro: CIV1T THVGG • T • P • PER ¦ TIBERINO ¦ AVG ¦ LIB • PRAETOSITO -MESORIBVS.

Como hemos dicho, durante el reinado de Vespasiano se llevó a cabo una operación de renacimiento de la antigua frontera, como demuestran los sucesivos descubrimientos de una serie de hitos. Generalmente se trata de bloques de sección cuadrangular, de dimensiones variables, cuya altura en ocasiones supera los 2,20 m. Las distintas caras son más o menos rugosas, a excepción del campo epigráfico que se reduce con un poco más de cuidado. De hecho, estos se concentran exclusivamente en el centro-norte de Túnez, a lo largo de una línea que atraviesa los relieves en cabestrillo, comenzando en Dj. Cheid y las alturas que dominan el valle medio de la Medjerda al norte, alrededor de Testour, hasta el borde de la estepa, a unos cien kilómetros.

No confundir con:

En lo que hoy es Irak, un canal cavado por orden de Trajano pasa del brazo menor al mayor del Éufrates. Esta es la Fossa Regia [la Trinchera Real], o Basilius flumua de los romanos y griegos, por los sirios llamado Nahar-Malca, o el río Real, a través del cual el emperador Severo pasó en su camino a Ctesiphon en el Tigris, cuando él sitió esa ciudad.

Nomenclatura actual y antigua

Africa Proconsularis. The Roman province of Africa

Las diferentes rutas posibles de la Fossa regia desde la región de Thabraca (Tabarka) a Thaenae (Henchir Thyna al sur de Sfax)