Este Mundo, a veces insólito

Peludos

Peludos – Homínidos

Aquí se trata y relacionan uno de los “seres-homínidos”, estudiados por la Criptozoología.

La Criptozoología no es una rama reconocida de la zoología ni de ninguna otra disciplina científica. Es un ejemplo de pseudociencia debido a que confía fuertemente en pruebas anecdóticas, relatos y supuestos avistamientos. El objetivo de esta disciplina es la búsqueda de supuestos animales considerados extintos o desconocidos para la ciencia, en algunos casos teniendo orígenes en la mitología y el folclore. La Criptozoología ha recibido poca consideración por la comunidad científica y el escepticismo científico, quienes la consideran una pseudociencia.

Se hace una relación de aquellos seres con una apariencia cuasi humana, que dicen han aparecido en todos los rincones de la Tierra, y desde hace cientos de años. Generalmente tienen varios rasgos comunes, son huidizos, suelen estar cubiertos por una gran cantidad de pelo, pero sobre todo: realmente no existen. Siempre hay descripciones de gente que ha visto… Pero se han realizado muchas expediciones e investigaciones que no han encontrado nada, a lo sumo alguna huella (la puede haber realizado cualquiera), algún resto óseo o capilar, que nunca se ha podido identificar fehacientemente. El tamaño de las descripciones, varía desde el tipo pigmeo hasta el tipo gigante; su aspecto varía desde el del mono hasta el del oso. Los científicos piensan de que en caso de que existieran pudieran ser elementos perdidos y aislados de: Neandertal, Australopithecus, Gigantrophus, Sinopithecus (parientes prehistóricos, pero de doble tamaño de los papiones) etc. Naturalmente cualquier dibujo/imagen de estos seres, es producto de la mente del artista.

Se describen aquí por el interés social, que de vez en cuando alguno de ellos despierta. Siempre recordando que sólo son elementos de leyendas y/o mitologías locales.

Nombre Lugar Características
Achi, Vasitri y Kanimas Venezuela Son malhumorados, carnívoros.
Agogwe Mozambique y Costa de Marfil y Tanzania Pequeño bípedo, de 1,2 m de altura, cubierto de pelo rosáceo.
Agropelter Canadá – USA Ser simiesco de 1 m.
Almas Mongolia y Rusia Generalmente bajos, cubiertos de un pelo parecido al del camello, largos brazos, mandíbula inferior sin barbilla, orejas puntiagudas grandes y hacia atrás, con una protuberancia en la parte trasera del cuello.
Amomongo Filipinas Simio humanoide
Ape-Man USA – Arkansas Parecidos a monos grandes
Ban-Manush Bangladesh De 6 metros de altura
Barmanou Pakistán Ser peludo, parecido a los monos aulladores, vive en las zonas salvajes de norte de Pakistán. Jordi Magraner (Francia) dio los primeros testimonios.
Basajarau España – Aragón Llamado: Bonjarau o Bosnerau. Es el Basajuan vasco.
Basajuan España – País Vasco Mitología. Con pareja femenina: Basandere
Batutut Borneo y Malasia Ujit o Nguoi Rung
Big Grey Man Escocia Humanoide de más de 3 m, con ciertos poderes.
Bigfoot USA Pie Grande. Se cree que es el mismo que el Sasquatch, de Canadá.
Bozo USA Hombre de Minnesota. Promovido por el feriante Frank Hansen, según este de origen asiático.
Busgosu España – Asturias Semejante al Basajuan
Caragua Paraguay Se le hizo responsable en las décadas de los cuarenta y sesenta de centenares de muertes de animales domésticos en la zona de Ybitimi.
Chemosit Kenia y Tanzania Oso Nandi. De enorme estatura, con afiladas garras y colmillos, muy agresivo, deja huellas de 70 cm.
Cherufe Chile y Argentina Hombre de fuego
Chi-Chi China Parecido al Big-foot
Chuchunya Rusia (Siberia) Versión rusa del Yeti
Didi Guayanas y Venezuela Raptan mujeres indias. Relatado por Sir Walter Raleigh, recogiendo relatos de misioneros jesuitas.
Ebu Gogo Indonesia (Isla Flores) Humanoides peludos de 1,5 m.
Fouke Monster Arkansas – USA De 2 a 3 m. de altura
Genderuwa Indonesia Mito de mono grande y peludo
Gente del bosque Vietnam También ngüöi rüng.
Gin-Sung China Hombres osos
Hantu Malasia Bigfoot de Malasia
Hibagon Japón Bigfoot de Japón, cruce de gorila y humano.
Hombre Mono de Bukit Timah Singapur Es un Orang Pendek, de 3 a 6 pies de altura.
Hombre Mono de Nueva Delhi India Aparecido en la primavera del 2001. De pequeña o gran estatura, parecido a un mono
Humancé Congo Humancé (también Humanzee, Manpanzee o Chuman): Es el ser surgido de la hibridación hombre-mono. Fue especialmente famoso en los 70’s un Humancé llamado Oliver supuestamente capturado en el Congo, en África.
Isnashi South America Es el Mapinguari o Ucumar
Jucumari Bolivia y Argentina De la mitología quechua en el departamento de Chuquisaca. Parecido al Big-foot, pero de menor tamaño.
Kaki besar Malasia En diciembre de 1953 se observó, por varias personas, unos seres de piel blanca, pelo largo. Otro más, esta vez de pelo rubio y fino, ojos azules y con un fuerte olor.
Kakundari o Kakundakari Zaire, África Es el Agogwe. En el pueblo Bamako. Primate de corta estura y larga cabellera. Según Charles Cordier (Suiza)
Kapre
Filipinas Hombre árbol. Parecido al Big-foot
Kaptar Cáucaso Variante del Yeti en la zona.
Kikomba o Apamandi Congo y Zimbabwe Es el Agogwe, o se confunde con él. También según Cordier. Plantígrado cubierto de pelo, que roba las presas de caza y ataca a bastonazos.
Kra-Dahn o Ó Bec-Boc Vietnam y China Hombres osos
Kunk Andes Primo del Yeti, Pie Grande, Yowie, etc.
Kushtaka Alaska Hombre nutria
Mande Barung India y Bangladesh Parecido a un simio
Mapinguari Brasil ¿Perezoso gigante? Tiene los pies vueltos del revés.
Maricoxi Brasil Similar al Jucumari, en la zona comprendida entre el Departamento Autónomo del Beni y el Mato Grosso. De varios tamaños.
Mirygdy o Mecheny Siberia Homínido gigante de 7 pies de altura.
MI-teh Himalaya Pequeño yeti
Moehau Nueva Zelanda Hombre de Coromandel
Mohán Colombia O Poira. Equivalente al Wendigo
Momo rei USA – Missouri Peludo de más de 2 m.
Mono grande Venezuela y Guayanas El geólogo suizo François de Loys, fotografió el cadáver, de un ejemplar que acababa de matar, en 1920. Un fraude. Ver Achi.
Napes Sur de EE.UU. Primates-bípedos?
Ngokolo África Central Bípedo grande, de tonos claros.
Nittaewo Ceilán El antropólogo americano W.C. Osman-Hill, realizó estudios sobre él. Homínido de 1 m.
Nonell de la neu España – Cataluña Hombre salvaje del pirineo catalán.
Nuk-luk Canadá (Noroeste) O Nakani. Seudo-homínido peludo de 1’5 m.
Nyalmo Nepal Un bípedo de gran alzada y anchas espaldas. El gran yeti.
Old Yellow Top Canadá – Ontario Un Big Foot de 7 pies de altura
Orang Mawa Malasia Es un Bigfoot de gran tamaño: 3’6 m.
Orang Pendek Sumatra Hombrecillo peludo de cerca de 1,5 m (según los colonos holandeses). Tiene los pies vueltos del revés. Semejante al Agogwe.
Pocono Wilmand USA – Pensilvania De 6 a 7 pies, de pelo blanco
Pombero Paraguay y Argentina Como un hombre fornido y silencioso.
Sasquatch Canadá Hombre Salvaje de los Bosques. Se cree que es el mismo que el Pie Grande o Big-foot de EE.UU.
Sehite Costa de Marfil Es el Agogwe, o se confunde con él.
Sisemite o Liticayo Guatemala y Méjico Raptan mujeres indias. Relatado por Sir Walter Raleigh, recogiendo relatos de misioneros jesuitas.
Skunk ape – Mono mofeta USA – Florida Otra variante del BigFoot, proveniente de Carolina del Norte, Arkansas, y especialmente La Florida, en EE.UU. En esta ocasión la diferencia es que expele un desagradable olor que es el causante de su nombre.
Tek Tek Camboya y Vietnam Similar al Yeti
Tokoloshe Zulúes Similar al Kikomba
Toonijuk Canadá y Groelandia Mono-hombre corpulento
Ucumar Argentina y Chile De baja estura y hábitos vegetarianos. Versión del Jucumari.
Urayuli Alaska Gigantes de pelaje negro, marrón o blanco.
Wendigo Canadá y USA Mitología en Los Grandes Lagos
Wudewasa Europa Etimología y semiótica del hombre salvaje
X Kenia Jacqueline Roumeguere Eberhardt, recogió de los masai, referencias de hasta cinco clases distintas, generalmente altos y rubios, negros, etc.
Yahoo Australia Monstruo que habita en los territorios de Nueva Gales del Sur y de Queensland
Yereen China Descrito en 1430, en la cadena montañosa Tien Shan. Se emprendió una gran cacería en 1976, solo se descubrieron algunas huellas.
Yeti Nepal e Himalaya Jigou o Migou para los tibetanos del Himalaya
Yosi o Yoshil Argentina De la Patagonia. Vegetarianos de cuerpo musculoso, con pelo corto, a veces cubierto con pieles, y generalmente pacíficos.
Yowie Australia Criatura gigante y peluda. Rex Gilroy ha compilado tres mil apariciones desde 1795. En Sidney Cove, en Nueva Gales del Sur.
Zana Cáucaso Mujer yeti

Jucumari

Jucumari

El Jucumari es una criatura mitológica parte del folklore andino, específicamente de la mitología quechua en el departamento de Chuquisaca Bolivia En criptozoología se lo considera como un posible críptido de alguna especie de homínido extinta.

Su apariencia se asemeja a las descripciones del Pie grande norteamericano, solo que de menor tamaño (1,80 de altura) y más esbelto.

En la época Incaica, los Incas poseían un fuerte en las inmediaciones de la actual Samaipata (Bolivia), lo utilizaban para frenar los ataques guaraníes, desde entonces los «vigías» de dicho fuerte se han familiarizado con la criatura, que supuestamente los «ayudaba», alertándoles con gritos y aullidos que los guaraníes se acercaban, desde entonces formó parte de la cultura Incaica.

En Argentina, el Jucumari es conocido como Ucumar, o simplemente Ucu, y se asocia a la serranía selvática conocida como El Chorro, en las zonas fronterizas entre este país y Bolivia. En Brasil, en la zona comprendida entre el Departamento Autónomo del Beni y el Mato Grosso, los nativos describen a una criatura similar a la que llaman Maricoxi.

No confundir con: El oso de anteojos (Tremarctos ornatus), también conocido como oso frontino, oso andino, oso sudamericano, ucumari y jukumari, es una especie de mamífero de la familia Ursidae.2​ Es la única especie viviente de su género.2

Mohán

Mohán

El Mohán es uno de los mitos folclóricos más generalizados en Colombia. Se conoce a éste como un varón generalmente, aunque son escasas las historias de mohanas, que vive en las montañas, peñascos, playas de los ríos, rocas cercanas a quebradas, lagunas y ríos colombianos. Según habitantes de la ciudad de Santa Marta, el Mohán se ha colado en la vida normal, usando el seudónimo de José René Meléndez.1​ Se hacen varias descripciones:

  • Algunos lo describen como un ser musgoso, cubierto todo en pelo, con larga y abundante cabellera, ojos brillantes y uñas largas y afiladas.
  • Se cree que los mohanes son varones que viven en las cavernas a orillas de los ríos donde fumaban tabaco y se robaban a las mujeres que más les gustaban cuando éstas a lavaban la ropa en la quebrada, razón por la cual las debía acompañar un varón.
  • Se le describe como un ser humanoide, muy corpulento, con una abundante y descuidada cabellera que utiliza para cubrir gran parte de su cuerpo. Su cara es tosca y de miedoso aspecto, sus frecuentes griterías y risotadas han sido el terror de los hombres que trabajan en el agua, como pescadores, bogas y las lavanderas de ríos.

Características regionales

El mito del Mohán es conocido a lo largo de toda Colombia, sin embargo sus características varían según la región:

Córdoba

En un cerro ubicado en el municipio de Momil (Colombia), de altura a orillas de la ciénaga grande donde en la era precolombina existieron culturas sinúes, fueron encontrados enterrados varios utensilios hechos de barro; según la tradición se le atribuye vida, personalidad propia y poderes sobrenaturales, de ahí frases como «pero el gran Mohán no me deja».

Cundinamarca

En este departamento, especialmente en el municipio de La Mesa, el Mohán es conocido como el mismo Juan Díaz (inicial propietario de las tierras), y es reconocido como una deidad de las aguas, ríos, quebradas y riachuelos.

En esta región el Mohán es descrito nuevamente como un hombre de abundante cabellera, sin embargo existen aspectos en los que su apariencia es diferente. En Cundinamarca, es descrito como un hombre gigantesco, de ojos brillantes y rojizos con apariencia de llamas de fuego, boca grande, dientes de oro y tez quemada. Al momento de su aparición es juguetón, enamorado y serenatero, y se dedica a perseguir las jóvenes lavanderas. Algunos campesinos de la región dicen haberlo visto por el río Magdalena tocando guitarra o flauta.2​ Describen al mohán con barba espesa y larga como la de un patriarca terrible que infunde autoridad y a la vez una sensación de malicia diabólica; afirman que para el mohan las cuevas de oro son sagradas porque las considera su hogar y refugio.

Tolima

En esta región el Mohán es descrito como un hombre de piel y cabellera oscura, esta última siempre abundante. En algunos municipios se dice que es de baja estatura, musculoso, de ojos y mirada vivaz y abundante pelo. A causa de esta última característica algunos habitantes se refieren a este como un oso negro. En cuanto a su temperamento es reconocido por ser huraño, huidizo, traicionero y receloso.

Leyenda de El Mohán

Este personaje es el más legendario, conocido y respetado en el Tolima. Se puede decir que es el personaje más importante en la mitología tolimense. Se le llama, también, el Poira. Es un ser de forma humana, con la cara quemada por el sol, de cabello largo, ojos penetrantes y picarescos La gente dice que es un gran perseguidor de mujeres.

El Poira es el Mohán travieso y enamorado. Les roba la tranquilidad a las jóvenes, las idiotiza, las emboba y las atrae hacia él con artificios. Sus hazañas son muy conocidas y, hasta hace poco tiempo, no se podía poner en duda su existencia ante las versiones de los campesinos.

Cuentan que el Mohán vivía en los charcos más profundos y peligrosos de algunos ríos y quebradas donde tenía cuevas o cavernas internas que sólo él conocía y consideraba como propios. Son muchas las muchachas que ha raptado, formando así un sin fin de leyendas a cual más fabulosas, irreales y novelescas.

El Mohán aparece por diferentes ríos y quebradas fumando un grueso tabaco para espantar a los insectos. Encanta y enamora a las mujeres que suelen ir a lavar la ropa a estos lugares para luego llevárselas.

La leyenda, que permanece indeleble al paso del tiempo, recorre los pueblos tolimenses y los une alrededor de aquel brujo del agua que también es capaz de regular las crecientes, enredar las atarrayas de los pescadores, voltear canoas y sumergir a los navegantes.

Humancé

Humancé

Humancé (también humanzee, manpanzee o chuman) es un término usado para referirse a los híbridos hipotéticos entre humano y chimpancé y, particularmente, a un peculiar simio de nombre Oliver que fue popularizado en los años 1970 como un posible híbrido auténtico. Supuestamente, Oliver presentaba características excepcionales en un simio, como su costumbre de caminar siempre erguido como los humanos y su gran inteligencia. Esto hizo de Oliver un enigma para la ciencia y también, por desgracia, una sometida estrella del show business y del morbo del público.

Un episodio del programa Unsolved History, transmitido por Discovery Channel el 27 de marzo de 1998, se refirió a la historia de Oliver y mostró los videos que corroboraban su existencia real y su extraña conducta que lo hacía diferente de los chimpancés. Oliver ya no vive y se encontraba bajo el cuidado de la institución Primarily Primates de Texas.

Se trataba de un primate muy conocido en los años 1970 que, según se dice, fue capturado en África, específicamente en la región del Congo, y vendido como un chimpancé.

Supuestamente, Oliver presentaba una apariencia distinta a la de otros chimpancés: tenía menos pelo, un hocico menos pronunciado (le habían quitado los dientes incisivos), un cráneo más pequeño y redondo, y orejas puntiagudas (un rasgo poco frecuente tanto en chimpancés como en humanos). Algunas de estas características le daban un aspecto notablemente humano a Oliver, en comparación con el resto de los chimpancés. Pero estos atributos no eran los únicos que lo hacían especial. Oliver presentaba también comportamientos humanos, tales como caminar erguido (algo que los simios solo hacen durante cortos períodos de tiempo) o sentarse en sillas como los humanos. Supuestamente, también estaba dotado de una gran inteligencia en comparación a otros simios, con la cual podía recibir órdenes complejas y ejecutarlas. También tenía, según afirmaron algunas personas, un olor inusual, distinto al olor de los chimpancés y al de los seres humanos. Asimismo, Oliver disfrutaba más de la presencia de los humanos que de la de los chimpancés. Incluso se decía que era atraído sexualmente por las humanas y no por las hembras de chimpancés, como asegura Janet Berger, esposa del primer dueño de Oliver, quien asegura haber tenido que repeler sus avances constantemente. Además, los chimpancés rechazaban la presencia de Oliver, por lo cual nunca se logró su reproducción.

Se afirma que Oliver ayudaba en las tareas de la casa, pero cuando empezó a demostrar interés sexual por la esposa del dueño del circo fue vendido en 1976 a un abogado de Nueva York llamado Michael Molineroy. Al pasar los años fue vendido sucesivamente hasta llegar a un laboratorio de experimentación animal. Afortunadamente, quizás debido a un exceso de animales para experimentación, Oliver nunca fue requerido para probar los efectos de algún cosmético o medicamento, pero igualmente estuvo confinado por siete años en una pequeña jaula. Oliver fue nuevamente descubierto y por fin retirado del laboratorio en 1996, pero debido a la carencia de movimiento en cautiverio sus músculos se habían atrofiado. Luego de ser rescatado, fue enviado a un hogar de retiro para chimpancés. Allí, finalmente se le realizaron pruebas científicas más creíbles y fiables para tratar de despejar la discusión sobre las numerosas hipótesis sobre su origen.

Las pruebas genéticas realizadas a Oliver revelaron primeramente que tenía cuarenta y siete cromosomas (uno más que un ser humano y uno menos que un chimpancé). El número impar de cromosomas sugeriría fuertemente una hibridación de una cierta clase. Pero posteriormente, luego de varias pruebas que se contradecían entre sí, los análisis que se realizaron en la Universidad de Chicago concluyeron que, a pesar de la apariencia y conducta extraña de Oliver, se trataba de un chimpancé y no de un híbrido, ya que tenía el mismo número de cromosomas que los chimpancés normales. Así, estos estudios descartaron la hipótesis del híbrido pero no descartaron las hipótesis del simio mutante o de de la especie desconocida, así como tampoco descartaron que se tratase de un chimpancé común con alguna combinación casual de rasgos poco usuales. Posteriormente se realizaron dos estudios más específicos para conocer la naturaleza más específica de los padres de Oliver, a través de análisis del ADN mitocondrial (origen materno) y de Cromosoma Y (origen paterno), descubriendo una pequeña mutación en el ADN mitocondrial y concluyéndose que sus padres están relacionados con chimpancés de África central. Queda actualmente como interrogante la explicación sobre su particular bipedismo y morfología, además de otras características que se le atribuyeron a este chimpancé.

Hipótesis

Se propusieron distintas hipótesis para explicar las peculiaridades de Oliver:

  • Oliver como híbrido: Los chimpancés y humanos se encuentran muy estrechamente relacionados (presentando un 98,4% de su ADN en común). Esto permite especular con la posibilidad de individuos híbridos, a pesar de que el número de cromosomas difiere entre ambas especies. Ejemplos reales de hibridaciones entre especies de mamíferos son la mula y los ligres (la descendencia híbrida de un león y un tigre). En este último incluso un ligre hembra puede ser fecundo, a pesar de que los leones y tigres son considerados especies separadas. Según la hipótesis del híbrido, Oliver habría sido producto de una relación zoofílica o el resultado de un experimento.
  • Oliver como simio mutante: Oliver sería un chimpancé nacido con una mutación espontánea que le otorgaba similitudes con los seres humanos, lo cual podría ayudar a explicar la evolución del hombre.
  • Oliver como miembro de una especie nueva: Oliver habría sido un espécimen capturado que correspondería a una nueva subespecie de chimpancé o especie de primate. Incluso algunos criptozoólogos postulan que puede ser el eslabón perdido de los humanos y el origen de las muchas leyendas de hombres monos en África.
  • Oliver como chimpancé: los rasgos físicos de Oliver no parecen estar fuera del rango normal de variación de la especie Pan troglodytes. Los rasgos de comportamiento y su inteligencia, por otra parte, podrían haber sido exagerados (algunos, directamente inventados) por quienes lo exhibían, lo visitaban o le hacían reportajes. Hoy en día se conocen, de todas formas, bastantes casos de chimpancés muy inteligentes. En cuanto a la bipedestación, es una capacidad natural de todos los chimpancés (aunque se cansan con facilidad) y lo utilizan con relativa frecuencia los bonobos. Se dijo que Oliver siempre utilizaba esta forma de locomoción, aunque la veracidad de esta afirmación es difícilmente comprobable. Podría haber sido entrenado para caminar de pie o quizá fue el fruto de un aprendizaje espontáneo.

Investigación científica

En la prensa de los Estados Unidos circularon rumores acerca de supuestas pruebas genéticas realizadas a Oliver; las mismas habrían determinado que tenía cuarenta y siete cromosomas (uno más que un ser humano y uno menos que un chimpancé). Este número impar de cromosomas apoyaría la hipótesis de algún tipo de hibridación de una cierta clase. Sin embargo, estos rumores nunca fueron confirmados y los análisis que se realizaron en la Universidad de Chicago concluyeron que, a pesar de la apariencia y conducta extraña de Oliver, se trataba de un chimpancé y no de un híbrido, ya que tenía el mismo número de cromosomas que los chimpancés normales.2​ Así, estos estudios descartaron la hipótesis del híbrido pero no descartaron las hipótesis del simio mutante o de la especie desconocida, así como tampoco descartaron que se tratase de un chimpancé común con alguna combinación casual de rasgos poco usuales.3​ Posteriormente se realizaron dos estudios más específicos para conocer la naturaleza más específica de los padres de Oliver, a través de análisis del ADN mitocondrial (origen materno) y del cromosoma Y (origen paterno), descubriendo una pequeña mutación en el ADN mitocondrial y concluyéndose que sus padres están relacionados con chimpancés de África central.4​ Queda actualmente como interrogante la explicación sobre su particular bipedismo y morfología, además de otras características que se le atribuyeron a este chimpancé.

¿Otros humancés?

A pesar de ello, a lo largo de los siglos ha habido presuntos informes y rumores sobre posibles humancés.

San Pedro Damián, en el siglo XI, en De bono religiosi status et variorum animatium tropologia[cita requerida], relata el caso del Conde Gulielmus, quien tenía un querido mono que se convirtió en amante de su esposa. Un día el mono se puso «enfadado de celos» al ver que el conde se quedaba con su esposa y por ello lo atacó fatalmente. Damián afirmó que le fue narrado este incidente por el papa Alejandro II y se le mostró una criatura nombrada «Maimo», que, según ellos, era la descendencia de la condesa y el mono.

Existen también rumores y leyendas urbanas sobre humancés. Una historia es sobre un chimpancé común que se impregnó con esperma humano en un laboratorio en China, pero fue muerto antes de ocurrir el nacimiento, producto de una revuelta.[cita requerida]

Se dice [¿por quién?] que en los años 1920, el biólogo soviético Ilya Ivanovich Ivanov llevó a cabo una serie de experimentos para crear un híbrido. Trabajando al principio con esperma humano y hembras de chimpancé, ninguno de sus esfuerzos logró terminar en un embarazo. En 1929 organizó un conjunto de experimentos que involucraban esperma del mono y voluntarias humanas, que fue retardado producto de la muerte de su último orangután.[cita requerida]

Una historia similar, informada por Dr. Gordon Gallup, psicólogo de la Universidad de Albany, declaró que un híbrido humano-chimpancé había sido engendrado con éxito y nacido en el viejo Yerkes National Primate Research Center en el Orange Park, Florida (Estados Unidos), pero fue destruido poco después por los científicos.[cita requerida]

Momo rei

Momo rei

El monstruo de Missouri

La leyenda arranca en el caluroso verano de 1972, en un pueblecito de Missouri llamado Louisiana, cuando tres niños de una misma familia, de 15, 8 y 5 años, aseguran haber visto mientras jugaban en el bosque a un extraño ser peludo, de algo más de dos metros de altura, aproximarse a ellos de forma misteriosa, portando –aseguraron- una especie de animalillo entre los brazos.

Aspecto posible del monstruo de Missouri según la web FORTEANA

El encuentro fue seguido por otros muchos en la localidad a lo largo de los días siguientes, acompañados siempre por algunas de las características que habían denunciado los niños –un fuerte mal olor, aspecto del monstruo muy parecido al de una persona, quizá un simio– junto a otros fenómenos como extrañas huellas, agujeros, muerte de animales domésticos y un extraño aullido que parecía provenir de lo más profundo del bosque, siempre en plena noche.

Pese a las batidas, y las numerosas operaciones de búsqueda que se pusieron en marcha aquellos días por parte de familiares, vecinos e incluso investigadores, el monstruo no volvió a ser visto, sólo a través de los indicios que sus perseguidores iban encontrando a su paso –de nuevo el mal olor, las huellas, el rastro entre las ramas del bosque– y aquel sonido que, durante muchos días, siguió escuchándose en el lugar.

Retrato robot del presunto monstruo realizado por los testigos.

Cuentan que, allá donde estos signos aparecían, los perros se resistían a entrar, como si temieran al monstruo.

También que la última prueba que se encontró de él fueron unas extrañas pisadas en mitad de un jardín, varios días después del primer avistamiento.

En la actualidad, el paso de los años ha hecho olvidar a muchos esta leyenda, que sin embargo sigue viva entre los habitantes de Louisiana. Muchos, todavía hoy, viajan a lo largo de la carretera que bordea el río Missouri, próximo a la localidad, esperando encontrarse al monstruo…

Hombre mono de Nueva Delhi

Hombre mono de Nueva Delhi

Tipo: Leyenda urbana

Subtipo: Primate

País: India, Delhi

Criaturas similares: Hanuman, Hombre Mono de Bukit Timah, Spring Heeled Jack

El Hombre Mono de Nueva Delhi es un monstruo qué fue reportado vagando en Delhi a mediados de 2001.

En mayo de 2001, reportes empezaron a circular en la capital India de Nueva Delhi de una criatura parecida a un mono extraño que aparecía por la noche y atacaba personas.1​ Las versiones de los testigos eran a menudo inconsistentes, pero solían describir a la criatura de aproximadamente cuatro pies (120 cm) de alto, cubierto en un pelaje negro grueso, un casco de metal, garras de metal, brillantes ojos rojos y tres botones en su pecho; otros, sin embargo,  describían al hombre mono como teniendo un hocico vulpino, y siendo de hasta ocho pies de alto, y musculoso; saltando de edificio en edificio como un practicante de  parkour2​ Aun así, otros lo han descrito como una figura vendada o con casco. Teorías de la  naturaleza del hombre mono varían desde un Avatar del dios Hindú Hánuman, has una versión india de Pie Grande.3

Muchas personas informaron ser arañadas, y dos (por algunos reportes, tres) personas incluso muertas cuándo saltaron de las partes superiores de los edificios o se cayeron por las escaleras debido al pánico causado por lo qué pensaron era el atacante.2​ Uno señala, que la policía desesperada ordenaron impresiones de artistas de la criatura en un intento de atraparla.

El incidente ha sido descrito como un ejemplo de histeria colectiva.

Incidentes concretos

  • El 13 de mayo de 2001, 15 personas sufrieron varios tipos de daños variando de moretones a mordiscos y arañazos.3
  • Los avistamientos posteriores fueron reportados en  Kanpur en febrero de 2002 y en Nueva Delhi en julio de 2002, el último describiendo una mono-máquina que brillaba con luces rojas y azules.3

En la cultura popular

La aparición del hombre mono en Vieja Delhi es el punto central de la película de Bollywood de 2009  Delhi-6 dirigida por Rakeysh Omprakash Mehra. En la película, la criatura, llamada en hindi «Kala Bandar (Mono Negro)» está utilizada como una alegoría para representar el mal que reside dentro de cada hombre al lado de Dios (virtud). El hombre de mono nunca ha sido de hecho capturado en video.

En la novela gráfica de 2011 Munkeeman por el director de Tere Bin Laden, Abhishek Sharma, la criatura es interpretada como superhéroe incomprendido, que es el resultado de un experimento científico que salió mal. La primera edición, Munkeeman Vol 1 relata la breve aparición de la criatura en Delhi, y la segunda edición presenta a la criatura en Kanpur, basándose en los incidentes reportados en febrero de 2002.

El Hombre Mono de Nueva Delhi.

Retrato elaborado por la policía.

En mayo del año 2001, la ciudad hindú de Nueva Delhi se vio víctima de una histeria colectiva ocasionada por reportes de agresiones contra ciudadanos cometidas por una extraña criatura humanoide que aparecía por las noches.

El ser era descrito por los testigos como un «hombre» de un metro veinte de altura, cubierto de pelo negro, con un casco y garras de metal, brillantes ojos rojos y tres botones en el pecho. Otros lo describían con un rostro terminado en un hocico similar al de un perro, de casi tres metros de alto y con una musculatura impresionante. Se decía que el ser era capaz de subir muros y trepar de edificio a edificio con facilidad..

Durante el mes de mayo, docenas de personas en toda la ciudad dijeron haber sido atacados con mordidas y zarpazos; mientras dos personas se suicidaron saltando de edificios porque creían haber sido perseguidas por el monstruo. Los periódicos rápidamente pusieron fotografías de víctimas supuestamente atacadas, lo que molestó y atemorizó a los residentes de Nueva Delhi.

La noche del 14 de mayo, se reportaron cincuenta ataques según el diario «The Australian». La histeria se había movido desde su lugar de origen en Ghaziabad hacia múltiples áreas del este de Nueva Delhi.

El 15 de mayo, a las 2:30 am., una mujer embarazada al este de Delhi cayó de las escaleras de su casa tras ser despertada por los gritos de sus vecinos sobre que el Hombre Mono había llegado. La mujer murió en un hospital unas horas más tarde. Esa misma noche, la policía recibió 13 llamadas de auxilio desde el área de Nueva Usmanpur.

Para el 17 de mayo, la policía había recibido cerca de 65 incidentes, llamadas en las que se reportaban apariciones del Hombre Mono en varias secciones de la ciudad.

Hanuman, el dios mono de la mitología hindú.

Algunas descripciones de la entidad coinciden con las del dios hindú Hanuman, el cual tiene características simiescas; lo cual llevó a algunos habitantes a creer que era una aparición del dios, y que estaba furioso por algo.

Por su parte, la policía de Delhi comenzó a patrullar los tejados, y se desarrolló un rápido programa de iluminación en calles de toda la ciudad, mientras que se empezaron a hacer revisiones a todas las personas que ingresaban o salían de la ciudad en puntos clave. La policía de Delhi tenía órdenes de dispararle al Hombre Mono en caso de verlo; y las heridas de las víctimas fueron confirmadas por doctores como obra de animales salvajes.

La histeria colectiva que experimentó gran parte de la población de Delhi (en particular aquellas de barrios con bajos niveles de alfabetización), ocasionó que ocurrieran incidentes y ataques a personas que se creyó eran el Hombre Mono. El 18 de mayo, un místico hindú llamado Jamir fue atacado por residentes del suburbio de Noida, para luego ser entregado a la policía.

El conductor de una camioneta también fue atacado en la mañana de ese mismo día por gente que creyó que era el Hombre Mono. La policía, incapaz de hacer algo al respecto; asignó 3,000 agentes a una fuerza especial cone l único objetivo de capturar a la criatura; y también se ofreció una recompensa equivalente a 1,605 dólares para aquél que atrapara a la bestia.

En vísperas de los ataques, algunas aldeas dijeron haber sido atacadas por otras criaturas similares. La aldea de Assam supuestamente fue aterrorizada por un «Hombre Oso», y para el 27 de mayo; más de una docena de personas dijeron haber sido atacadas por él.

Se decía que la criatura podía hacerse invisible antes de atacar, y que se desvanecía con un rayo de luz. El ejército indio y la sociedad de ciencia de Assam dijeron que la existencia de una criatura así en el distrito no era más que un mito. Sin embargo, esto poco hizo para reducir la histeria; y para finales del mes ya existían grupos de vigilantes que merodeaban las calles por la noche.

El origen del Hombre Mono.

El 23 de mayo, el periódigo Straits Times escribió que el Hombre Mono parecía ser una combinación de varios rasgos que atemorizaban a la gente: ojos rojos y brillantes, que podía cambiar de forma, fuerza y agilidad sobrehumana, y el hecho de que pudiera ver de noche… era una mezcla de criminal, bestia y entidad sobrenatural.

Otras explicaciones y posibles teorías van desde que era un mono escapado, hasta que la criatura pudiese haber sido un gran felino o un grupo de bromistas organizados. Para final del mes, de las 324 denuncias hechas por testigos oculares; se comprobó que 260 fueron fraudes. Al final, la policía de Delhi consideró que el Hombre Mono no era más que un ser humano.

Hubo una serie de avistamientos en el año 2002, en los cuales los testigos narraban historias de que la criatura en realidad era una máquina de apariencia humanoide con lámparas en lugar de ojos, otros que era más similar a las descripciones del Yeti, un orangután o un gorila; lo que explicaría su gran agilidad para escalar (al menos en el caso del orangután)..

Napes

Napes

Según señaló el criptozoólogo, Loren Coleman, estos bípedos (y en ocasiones violentos primates) como los chimpancés, se puede encontrar en todo el sur de América.

El término Napes, que fue acuñado en la década de 1960 por el criptozoólogo  Loren Coleman, es un acrónimo de los simios de América del Norte. No se debe confundir con los atípicamente grandes, peludos homínidos bípedos como Bigfoot y Sasquatch, estos como los primates-chimpancés parecen habitar en los pantanos y los bosques de la región de América Centro-Oeste y Sudeste.

El misterio que rodea a estas criaturas, que a menudo han sido asociadas con el mono diablo y el fenómeno de Florida Skunk Ape – así como el legendario agresiva Fouke de la isla Pantano Monsters – se ha vuelto de actualidad en los primeros años del siglo 21 con la observación de los chimpancés o incluso algunos, como los animales-como el orangután de Sarasota, la Florida Myakka Ape. Otros, como el Ape Monkeys y el Misterio del Mono Tennessee fueron avistados durante el otoño de 2003.

Coleman – que formaba parte en el descubrimiento de pistas de la NAPE cerca de Decatur, Illinois en 1962 – considera que estas criaturas pueden ser muestras del género Dryopithecus, que son un grupo extinto de simios semierecto, cuyos fósiles se han descubierto en África, Asia y Europa, y que muchos científicos creen que puede ser un ancestro directo de los simios modernos y los hombres.

Hombre Mono de Bukit Timah

Hombre Mono de Bukit Timah

El Hombre Mono de Bukit Timah, generalmente abreviado como BTM o BTMM por sus siglas en inglés, es un críptido que se dice habita Singapur, principalmente en la región boscosa de Bukit Timah.12​ La criatura es a menudo mencionada como un homínido o primate que mora en el bosque, y es también se le atribuye ser inmortal; aun así, su identidad exacta es desconocida, y su existencia discutida.2​ La documentación del BTM es escasa; la criatura en gran parte se consideró un producto del folclore local. Karl Shuker, uno de los principales criptozoologos, aun así ha representado al BTM extensamente en su libro Animales Extraordinarios Revisited (2007).3

Los alegados avistamientos del animal son raros. Los reportes provienen principalmente del folclore malayo, historias de soldados japoneses en la Segunda Guerra mundial, y ocasional reportes no confirmados de residentes locales. El primer avistamiento se dice que ocurrió aproximadamente en 1805; el más reciente es de 2007. El BTM se dice es homínido, de color grisáceo, y de entre uno y dos metros (3 a 6 pies) de altura, con un andar bípedo. Todos los avistamientos han sido centrados alrededor de la región Bukit Timah, la cual le da su nombre.4

Si la criatura verdaderamente existió, su hábitat sería notablemente pequeño. La selva tropical Bukit Timah, su hábitat, mide 164 hectáreas (410 acres), que son aproximadamente 1,6 km cuadrados, y el área es frecuentada por visitantes y guardabosques. 5​ Además, el área esta completamente rodeada por poblados urbanos, estando a solo 12 kilómetros del centro de la ciudad, el cual probablemente hubiera incrementado la detección humana.5​ Algunos expertos aclaman que el BTM es solo un caso de identidad equivocada; que los avistamientos eran probablemente que de un macaco cangrejero, una especie de mono común en el área. Los reportes son también a menudo desestimados como histeria colectiva.

Avistamientos

Los avistamientos del BTM son raros, en casi toda la región de Bukit Timah y sus proximidades. El primer reporte de la criatura fue 1805, antes del descubrimiento británico colonial de Singapur, cuándo un anciano malayo afirmó haber visto una creatura con cara de mono caminando en el área de Bukit Timah. Los soldados japoneses también informaron de la criatura durante la Segunda Guerra mundial. Richard Freeman, un criptozoologo, ha argumentado que un animal como el Hombre de Mono pudo haber fácilmente habitado Singapur en el periodo pre-colonial.4

El avistamiento más reciente del BTM fue en 2007. Un tabloide de Singapur, The New Paper, ha desde entonces presentado a la criatura en sus periódicos, reuniendo historias de un número de testigos. Entre los artículos destacados están:

Un taxista de 48 años, quién vive alrededor del barrio de Serangoon, se le citó:

«Cuándo estaba conduciendo mi taxi pasada la estación de bomberos en la carretera de Bukit Timah en medio de la noche golpee lo qué pensé era un niño que corrió en medio de la carretera. Estaba en el capó y entonces me sorprendió – era como un mono pero muy  grande! corrió herido y cubierto de sangre, y agarrando su brazo el cuál estaba roto.»

Un ama de casa de 29 años dijo:

«Iba a la parada de autobuses temprano una mañana para tomar el autobús 171. Estaba muy brumoso y frío. Pensé haber visto un vagabundo en el cubo de basura,  cuándo me acerqué, hizo un sonido animal fuerte y corrió hacia el bosque. Era gris, peludo y corrió en dos piernas, pero tenía la cara de un mono. Yo temblaba de miedo y llame la policía pero fue inútil.»

Un jubilado de 65 años del barrio de Bukit Panjang recordó a la criatura en su niñez, diciendo:

«Siempre se nos decía de niños que no debíamos acercarnos por la noche debido al Hombre Mono. Naturalmente nunca lo llegamos a ver pero siempre un tío o amigo de la familia decía haberlo visto. Una vez nos mostraron unas huellas cerca de la camino del bosque, y recuerdo un olor a orina fuerte. Siempre que oíamos alaridos proviniendo del bosque nos decíamos unos a los otros- no molestes al Hombre Mono.»4

El periódico chino Shin Min Daily News también reporto al BTM en 2008, declarando que el Hombre Mono aparecería por la noche en la Reserva Natural Bukit Timah. El periódico describió a la criatura como teniendo la cara de un mono pero andando erguido como un hombre; se envió a un periodista para buscar evidencia, pero la expedición resultó en vano. Un oficial de la Reserva Natural Bukit Timah afirmó en ese momento que las personas estaban confundiendo al macaco cangrejero comunes en el área con el Hombre de Mono.4

Semejanzas

Con monos locales

Un Macaco cangrejero. Tales monos son frecuentes el área de Bukit Timah

Los monos son a menudo vistos vagando y son encontrados por visitantes en el Reserva Natural Bukit Timah, y los macacos poseen semejanzas con las descripciones del Hombre Mono. La distinción más clara entre los dos sería la altura; los Macacos que comen Cangrejo miden típicamente de 38-55 centímetros de longitud, mientras que el BTM se dice mide entre uno y dos metros. La percepción de altura, sin embargo, también puede ser influida por factores como oscuridad y percepción angular.

Con otro críptidos

Además de los monos locales ya existentes en la región, el Hombre de Mono ha sido relacionado con otros crítptidos. La relación más similar sería el Orang Pendek, una criatura similar que habita en la isla de Sumatra; algunos criptozoologos incluso han colocado al BTM como parte de la especie del Orang Pendek.4​ La criatura es también frecuentemente comparada al Hombre Mono  de Nueva Delhi, en India. Los dos críptidos han sido enlazados al Spring Heeled Jack, un extraordinario saltarín que asustó a civiles en Inglaterra en el siglo XIX y XX.6

Ngokolo

Ngokolo

Mono bípedo grande: (azul, blanco, blanco, amarillo, blanco, blanco, blanco, blanco, blanco, africano «Bigfoot»)

El África central tiene informes muy esporádicos de simios o criaturas simiescas que se distinguen por una marcha bípeda. De hecho, los informes son tan raros que, en el libro Abominable Snowmen de Ivan Sanderson, declaró esencialmente que África aparentemente carecía de tales criaturas. Pero algunos informes se han registrado desde la publicación del libro. Se han encontrado huellas atribuidas al animal y supuestamente indican una habilidad para correr o incluso saltar bípedo. La cara es simiesca y grises con la edad como otros homínidos.

Un informe de un bípedo peludo de Kenia, llamado Ngokolo, ha sido incluido en esta categoría, a pesar de mostrar muchas características extrañas. Medía ocho pies de largo cuando estaba tendido muerto, era tan ancho como dos personas, y olía fatal. Estaba cubierto de pelo gris de un metro de largo cerca de la cabeza o la parte superior del cuerpo. La cara de simio tenía el mentón y la frente alejados, ojos grandes y una boca pequeña con dientes grandes. Extrañamente, poseía orejas elefantinas muy grandes y aleteantes. Aún más extraño, los pies tenían un pulgar con tres dedos de los pies más pequeños y las manos tenían un pulgar y un dedo índice con una garra de 2.5-3 pulgadas. Informes de bípedos peludos de tamaño similar, ninguno mencionando las manos, los pies o las orejas extrañas, ocurrieron en el Congo hasta principios de los años sesenta. La deformidad de «Garra de lagarto» sería individual y no una marca de la especie, y se sabe que los humanos tienen la mutación. Uno de mis compañeros de trabajo en la Biblioteca de la Universidad tenía ese defecto. Los pies podrían, de otra manera, remontar al «Apamandi», aunque este se reportó como mucho más grande. La larga cabeza de pelo o barba, que se vuelve blanca con la edad, sería lo que se describe de los Mulahu, Muhalu o Lulu. Charles Cordier tiene una huella (parcial) supuestamente del «Apamandi» que realmente se parece bastante a algunas huellas «Yeti», pero eso está muy vagamente indicado ya que el nombre también se aplica a las pistas más aterciopeladas de Charles Cordier

Hibagon

Hibagon

Los Hibagon (ヒバゴン?) o Hinagon (ヒナゴン?) son criaturas de leyendas japonesas que se dicen son hombres mitad gorila de gran tamaño y con una fuerza descomunal e inhumana los cuales son capaces de matar a una persona de un golpe y romper árboles con sus pisadas.

Se dice que los hibagon nacieron en la cima del Monte Hiba donde se alimentan de plantas y a veces hasta de animales

Hibagon

Hibagon o Hinagon es una versión japonesa de Bigfoot de América del Norte. Se dice que vive en el monte Hiba de la prefectura de Hiroshima, no se sabe mucho sobre el Hibagon, pero algunos dicen que es una bestia silenciosa que se dice que corre de cuatro residentes armados y luego los caza. Como todos los homínidos, tienen un hedor único que se dice que huele a carne en descomposición.

Hibagon es de color marrón rojizo o negro, a veces se informa que tiene un parche de pelaje blanco en el pecho o los brazos. Se dice que es una criatura maloliente, con la cara cubierta de cerdas, nariz respingona y ojos inteligentes y deslumbrantes, a veces se dice que el rostro es largo y algo protuberante en lugar de plano como el de un ser humano, y la cabeza a menudo se reporta como proporcionalmente grande, y tiene forma similar a un triángulo invertido.

Representación del artista

Hibagon es mucho más pequeño que su homólogo de América del Norte, siendo más comúnmente informado de alrededor de 5 pies de altura y se estima que pesa sobre 180 libras. En muchos aspectos, el Hibagon es más simiesco que el Sasquatch también. A menudo se lo describe como un gorila o un mono gigante, y aunque se ve con mayor frecuencia moviéndose bípedo, muchos informes hablan de la criatura moviéndose con bastante facilidad. Algunos testigos incluso afirman que el animal estaba saltando «como un mono». Otras características notables son la aparente falta de miedo del Hibagon hacia las personas y la ausencia de cualquier tipo de vocalizaciones en los informes.

El Hibagon es principalmente conocido a partir de una serie de avistamientos que duraron de 1970 a 1982. Probablemente, la primera cuenta de avistamiento de Hibagon se produjo a principios de 1970, cuando un grupo de estudiantes de primaria que recogían setas en los bosques del monte. Hiba estaba aterrorizada de encontrarse con una criatura similar a un simio que se estrellaba contra una maleza cercana.

Ese mismo año, en julio de 1970, la criatura fue descubierta nuevamente por un camionero de servicios públicos. El conductor informó haber visto a una criatura parecida a un gorila en dos patas cruzar un campo cerca de una presa, cruzar la carretera y desaparecer en el bosque. Varios días después, el 23 de julio de 1970, la criatura apareció de nuevo, esta vez entre matorrales y hierba alta frente a un granjero sorprendido, que describió al Hibagon como tan alto como un hombre común, cubierto de pelo negro, y teniendo una cara grotesca con piercing, ojos inteligentes.

El Hibagon también fue avistado caminando por un arrozal en la ciudad de Saijo al mismo tiempo. En diciembre de ese mismo año, se encontraron rastros extraños de la supuesta criatura que mide 21 centímetros de largo en la nieve del monte. Hiba. Se descubrirían más pistas en los años siguientes, y uno de los caminos más largos se extendía por 300 metros. En ese momento, los informes se estaban haciendo muy conocidos y bien publicitados en los medios de comunicación, mientras que al mismo tiempo los residentes rurales de la zona estaban cada vez más inquietos por el extraño animal que se veía en sus bosques. Los avistamientos continuaron y los residentes del área se sintieron tan incómodos que el condado ahora conocido como Saijo Shobara estableció un departamento para lidiar con el fenómeno. Además de documentar las cuentas de testigos y tratar de llegar al fondo de lo que estaba sucediendo, el departamento también lanzó patrullas por el área con la esperanza de encontrar lo que estaba causando los informes.

La Universidad de Kobe realizó una investigación del área en 1972 para tratar de encontrar evidencia física del Hibagon, y la policía logró hacer moldes de yeso en un sitio de construcción de algunas pistas, presuntamente hecho por la criatura. La Universidad no presentó pruebas, y se descubrió que las pistas no eran concluyentes.

Los avistamientos continuaron durante 1972 y 73, casi siempre durante los meses de verano, y en 1974 hubo un aumento significativo en la cantidad de informes. Uno de esos avistamientos ocurrió el 15 de agosto de 1974 cuando un automovilista vio a un animal grande y negruzco caminando cerca de la carretera en cuatro patas. Cuando la criatura percibió el vehículo que se aproxima, se informa que se pone de pie y camina con dos piernas. El sorprendido conductor detuvo el automóvil y tomó una foto de la criatura que intentaba esconderse detrás de un árbol de caqui.

Otros avistamientos en 1974 incluyen un Hibagon que fue visto cruzando una carretera el 20 de junio de 1974. El conductor lo describió como moviéndose a lo largo de una serie de saltos de salto. El 15 de julio de 1974, una mujer vio una cerca de su casa y la describió como muy parecida a un mono, como un gorila caminando sobre dos patas, y de unos 1,6 metros de altura. Incluso se tomaron imágenes de una persona que caminaba por una carretera remota de montaña, sin embargo, las imágenes son borrosas y de mala calidad. También se descubrieron muchas pistas en el año de 1974, incluida una serie de grabados hallados el 21 de agosto en un valle de montaña. Las huellas eran de 30 cm de largo, lo cual no es muy grande para un sasquatch, pero sí algunas de las impresiones más grandes encontradas para un presunto Hibagon.

Después de la oleada de relatos de testigos oculares en 1974, los avistamientos del Hibagon se redujeron casi por completo hasta 1980, cuando se vio a uno huyendo a través de un río con un andar contoneante cerca de la ciudad de Yamano, donde se lo conoció como el «Yamagón». apareció en la misma zona en 1981 en una carretera cerca de un centro de salud, pero tal vez la observación más notable de la época ocurrió en 1982 en Mitsugi, que se encuentra a unos 30 km al oeste de Yamano. En este informe, se describió que el Hibagon era más parecido al tamaño de un sasquatch, estimado en 2 m de altura, pero la característica más extraña de la cuenta era que se decía que contenía lo que parecía ser una especie de herramienta de piedra como hacha. Esta es la única cuenta de un Hibagon que es tan grande o empuña cualquier tipo de herramienta o arma. Después de 1982, los avistamientos se detuvieron abruptamente. Prácticamente no hay informes confiables de la criatura después de este tiempo.

Nittaewo

Nittaewo

Clasificación: Homínido Tamaño: 3 a 5 pies de altura Peso: Desconocido Dieta: vida vegetal local, mamíferos pequeños, peces y tortugas Ubicación: Sri Lanka Movimiento: caminata bípeda Medio ambiente: las casi inaccesibles montañas de Leanama.

Se decía que Nittaewo, (a veces deletreado sin a como Nittewo, o como Nittevo y menos comúnmente como Nittwo o Nitwo) era una pequeña tribu de homínidos tipo Bigfoot pequeño o mediano o de tipo Yeti, como el homínido Cryptid nativo de Sri Lanka.

Las leyendas de la tribu Veddha, que todavía cultivan en Sri Lanka, dicen que son responsables de aniquilar el Nittaewo en algún momento a fines del siglo XVIII. De acuerdo con la tradición Veddha registrada por Frederick Lewis en 1914, los Nittaewo tenían aproximadamente un metro de alto, siendo las hembras más cortas que los machos. Caminaban erguidos, no tenían colas y estaban completamente desnudos. Sus brazos eran cortos, con uñas como garras. Vivían en árboles, cuevas y grietas y atrapaban y comían pequeños animales como liebres, ardillas y tortugas. Vivían en grupos de 10 o 20 y su discurso era como el canto de los pájaros. Lucharon constantemente con el Veddha; Cuando comenzaron a tomar niños Veddha, el Veddha atrapó al Nittaewo en una cueva y bloqueó su entrada con un fuego de leña, matándolos a todos. Esta cuenta fue registrada en 1887 por el explorador británico Hugh Nevill.

Durante el primer siglo DC, Plinio el Viejo mencionó la existencia de un «hombre bestia» en Ceilán. Pero el misterio que rodeaba su identidad pareció resolverse en el año 400 DC, cuando un obispo Palladius describió una raza de personas primitivas que se encuentran en la isla.

La noticia de la existencia de hombres bestia en Ceilán fue revivida por el viajero marroquí IbnBatuta en el siglo XIV, cuando confundió a los monos de la hoja de cara morada con el tan discutido Nittaewo.

Información más creíble sobre Nittaewo descubierta en 1886, cuando un funcionario británico llamado Hugh Nevill informó en su diario, el taprobanio, que había reunido información sobre una extraña raza llamada Nittaewo, que según él, habitaba las montañas entonces inaccesibles del sureste Sri Lanka.

Se informó que los Nittaewo se asemejaban a los orangutanes o gorilas y eran escaladores expertos de casi un metro de altura. Tenían la capacidad de caminar en posición vertical y estaban cubiertos de pelo rojizo con garras de gran longitud y fuerza.

Nevill también se enteró de que los Nittaewo solían descender de las rocas en pandillas para robar carne que los cazadores Veddah habían esparcido al sol para que se secara, quienes temían las temibles garras de Nittaewo. Finalmente, se encontró con un cazador que conocía a un viejo Veddahombre Koraliya, que había dicho que los Nittaewo vivían en pequeños grupos sociales, durmiendo en cuevas o en plataformas de ramas en los árboles.

También relató el final de la tribu Nittaewo en manos de los Veddas, donde, conducidos a la desesperación por la crueldad de estos «hombres pequeños», el grupo restante fue acorralado por los Vedda y llevado a una cueva. Entonces los Veddas tenían también Nevill se enteró de que los Nittaewo solían descender de las rocas en pandillas para robar que los cazadores Veddah había sido esparcido al sol para que se secara, que temían las temibles garras de Nittaewo. Finalmente, se encontró con un cazador que conocía a un viejo Veddahombre Koraliya, que había dicho que los Nittaewo vivían en pequeños grupos sociales, durmiendo en cuevas o en plataformas de ramas en los árboles, colocó leña delante de la entrada y prendió fuego, creando una hoguera que ardió durante tres días y sofocó al atrapado Nittaewo.

El primatólogo británico W.C. Osman Hill condujo una expedición a la región en 1945 y encontró una creencia generalizada en que los Nittaewo seguían vivos en la isla. Concluyó que el Pithecanthropus erectus de Java, también conocido como el Hombre de Java, que desde entonces ha sido rebautizado Homo erectus, coincidía con las tradiciones y descripciones del Nittaewo.

El Capitán A.T.Rambukwella teorizó que el Nittaewo podría haber sido una especie de Australopithecus, descrito como monos pequeños, humanos, no humanos, que permanecían erguidos y tenían un paso bípedo. Dirigió una expedición al área de Mahalenama en busca del Nittaewo en mayo de 1963. Durante la excavación de una cueva en Kudimbegala, descubrieron, a una profundidad de diez pulgadas (25 cm), las vértebras de un lagarto monitor y una pieza de un el caparazón de una tortuga estrella decía ser parte de la dieta del Nittaewo. [1]

El Dr. Salvador Martínez, antropólogo español, afirmó haber visto un Nittaewo en Sri Lanka en 1984, aunque no informó el incidente durante muchos años. Según él, el Nittaewo tenía una apariencia humana; su cuerpo apareció cubierto con una capa de cabello largo, con signos de costras en algunas áreas. Martínez recuerda que el Nittaewo comenzó a emitir sonidos ininteligibles antes de huir hacia la espesura del bosque. Sin embargo, la gente ha dicho que estaba equivocado y que simplemente era miembro de una tribu nómada local.

En octubre de 2004, el descubrimiento de los fósiles de una nueva especie propuesta del género Homo, en la isla Indonesia de Flores, dio un nuevo peso a la posibilidad de que pequeñas especies humanas o de simios vivieran entre nosotros en los últimos tiempos.

No hay evidencia física hasta la fecha que respalde la existencia de estos pequeños homínidos en la isla de Sri Lanka. Algunas exploraciones en cuevas ubicadas en Sri Lanka han menospreciado algunas evidencias de habitantes humanos, pero no hay evidencia que sugiera que en estos habitantes el pelo pequeño cubriera a los homínidos. El descubrimiento de Homo floresiensis en 2004 da una prueba sólida de que un humano como ser del tamaño del Nittaewo existió de hecho al mismo tiempo, aunque no en la isla de Sri Lanka.

No se han documentado avistamientos de Nittaewo en tiempos relativamente reñidos, las leyendas de Vaddhas son los únicos avistamientos documentados de esta criatura que tenemos.