Este Mundo, a veces insólito

Piedras famosas

En esta relación, mayoritariamente, se incluyen Piedras o Rocas famosas de cualquier época. Unas tienen escrituras, generalmente antiguas, otras tienen inscripciones de origen desconocido o no, algunas no tiene inscripciones, pueden ser estelas, etc. Algunas son obra de la naturaleza. Otras solo tienen un valor simbólico, e incluso son ficticias.

Se ha huido de los mitos no comprobados, solo se incluyen si hay datos físicos palpables.
En ningún caso se ha pretendido ser exhaustivo.
Toda la información se ha sacado de la red, y principalmente se han utilizado los datos al efecto, de Wikipedia.

Marcahuasi

Marcahuasi es una meseta de la Cordillera de los Andes ubicada al este de Lima, sobre la cadena montañosa que se eleva hacia la margen derecha del río Rímac. Esta formación domina el paisaje de 4.000 m de altitud sobre el nivel del mar.marcahuasi1

Se trata de una meseta de origen volcánico, de aproximadamente 4 km cuadrados de extensión, ubicada a casi 4000 m.s.n.m en las alturas de Huarochirí, al este de la ciudad de Lima -Perú, donde se encuentra un singular conjunto de gigantescas rocas de granito cuyo origen tiene distintas teorías. Los más pragmáticos aseguran que dichas rocas son efecto del capricho de la naturaleza sobre las moles de diorita, labradas por la erosión del viento y la lluvia a lo largo de milenios. En ellas se han producido curiosas formas y diseños, bautizados por los exploradores según la apariencia que presentan (a veces, con mucha imaginación). Así, se pueden enumerar los conocidos «Monumento a la Humanidad«, una gigantesca mole de granito que, desde diferentes ángulos permite apreciar un nítido perfil humano, la diosa Thueris, la Anfichelidia (precesor de la tortuga), el valle de las focas, el león africano, la vicuña, el sapo, entre otros.

Pero existió un reconocido estudioso peruano llamado Daniel Ruzo, quien por los años 50’s realizó una serie de viajes alrededor del mundo y pasó largas temporadas en Marcahuasi, llegando a la conclusión de que dichas rocas son en realidad esculturas hechas por la cultura «Masma» o la «Cuarta Humanidad», hace casi 10,000 años, quienes emplearon técnicas que han sido halladas en otras partes del mundo como Rumanía, México, Francia y Brasil. Según Ruzo, cada cierto ciclo de aprox. 8500 años, el planeta tierra sufre grandes trastornos que ponen en riesgo la existencia de todos los seres vivos y que en varios lugares del mundo, uno de ellos Marcahuasi, se preservaron todos los conocimientos, las semillas, los animales y los hombres para subsistir a estos cataclismos. Ruzo escribió un libro titulado: «Marcahuasi, la historia fantástica de un descubrimiento», donde se puede ampliar sus teorías y ver fotos que realizara el estudioso en sus viajes.

En la meseta de Marcahuasi también hay tres ciudadelas en ruinas pertenecientes, según el arqueólogo Julio Cesar Tello a la cultura Huanca.marcahuasi2

Marcahuasi carece de infraestructura y servicios, por lo que los viajeros deben llevar consigo todo el equipo necesario para pernoctar (carpas, alimentos y agua), desde la cercana localidad de San Pedro de Casta, en el valle del río Santa Eulalia, Provincia de Huarochirí. El lugar predilecto de los campistas es una gran hoyada conocida con el nombre de «Anfiteatro», rodeado de grandes rocas que brindan alguna protección contra el viento y el frío.

Otros, más avezados, se dirigen hasta la «Fortaleza», el punto más elevado de la meseta, donde existe un monolito que semeja un inmenso altar de piedra. Chullpas, terrazas y numerosas construcciones de origen prehispánicos atestiguan la presencia humana en estos lares desde muchos siglos atrás. Se dice que Marcahuasi posee un importante campo magnético o que es un punto estratégico para el avistamiento de ovnis. Lo que es seguro, sin embargo, es que el lugar posee un marco escénico impresionante.

Se accede a este paraje a través de dos caminos de herradura llamados popularmente «El camino Largo» (de tres a cuatro horas) y según el connotado explorador Daniel López éste es el más recomendado y que termina en «el Anfiteatro». El otro camino es el llamado «camino corto», para los mas avezados (unas dos horas) y que termina en la meseta entrando por el «monumento a la humanidad».marcahuasi3

Ambos caminos parten de la pintoresca localidad de San Pedro de Casta (3.350 msnm.), adonde se accede remontando una carretera afirmada desde Santa Eulalia a la altura del kilómetro 35 de la Carretera Central. Desde Lima, se deberá llegar al parque Echenique en la ciudad de Chosica, donde existe un paradero de autobuses que conducen diariamente a San Pedro de Casta.

San Pedro de Casta es, además, un interesante destino para los viajeros amantes de las festividades populares. Cada mes de octubre el pueblo deja su apacible tranquilidad, para festejar, con música y alegría, la Fiesta del Agua (la primera semana de Octubre), elemento vital en la cosmovisión andina, que empieza con la limpieza anual de los canales de riego antes de la temporada de lluvias.

Se recomienda pernoctar la primera noche en el hospedaje municipal en San Pedro de Casta para poder aclimatarse y poder iniciar la subida al día siguiente. Al estar en San Pedro de casta se puede aprovechar para conocer el trabajo de recuperación de andenerías incaicas que viene haciendo esta comunidad.

La mejor época para visitar es durante los meses de Agosto a Octubre.

Atractivos

Entre las formas más resaltantes se pueden mencionar:

  • Monumento a la Humanidad
  • Dolmen.- Conocido también como “el hongo”.
  • El Profeta
  • Las Esfinges
  • La Paloma
  • El Alquimista.- Perfil escondido de un hombre.
  • Las Focas
  • El Anfiteatro
  • La Fortaleza
  • El Sapo
  • La Tortuga
  • La Diosa Tueris

Marcahuasi es una meseta ubicada en la cima de una montaña de casi 4000 mts de elevación sobre el nivel del mar, rodeada de abismos que puede asemejarse a un gran escenario natural en las partes altas del Este de Lima.

Lo que hace enigmático a este lugar son las formaciones pétreas que se encuentran en ella, las cuales tienen formas humanoides y de animales, que vistas por el ojo experto dejan fuera la posibilidad que fuesen hechas por la erosión de los elementos naturales, todo lo contrario, se ve como finamente la mano del hombre, en una época muy remota, les dio vida seguramente para expresar alguna idea o dejarnos una señal.marcahuasi7

Marcahuasi, para algunos «La Casa del Protector», para nosotros «La Casa Grande», se trata de una meseta de origen volcánico, de aproximadamente 1.8 km cuadrados de extensión  (medido desde Google Earth), ubicada entre 3950 y 4010 m.s.n.m en la provincia de Huarochirí, al Este de la ciudad de Lima – Perú.

En este lugar se encuentra un singular conjunto de grandes rocas de pórfido diorítico con formas humanoides y de animales. Entre los más cmarcahuasi4onocidos se pueden mencionar al «Monumento a la Humanidad» o «Cara del Inca (Pecca Gasha)», una gigantesca mole de granito que, desde diferentes ángulos permite apreciar nítidamente varios perfiles humanos. También están la diosa Thueris, la Anfichelidia (precesor de la tortuga), el valle de las focas, el león africano, la vicuña, el sapo, entre muchos otros.

El origen del terreno de la meseta ha sido claramente explicado por los expertos geólogos pero el origen de las esculturas de piedra todavía sigue investigándose.

Los científicos tradicionales afirman que fueron labradas por la erosión de los antiguos glaciares y que el clima lo que les dió esa forma particular, pero las evidencias ameritan esmerarse un poco más para darles una explicación a esos perfiles claramente y proporcionadamente esculpidos.

Las personas con mente abierta y con interés en este tipo de vestigios puede dar fe que no se trata de rocas erosionadas sino de esculturas que por la antiguedad ya están casi irreconocibles. Felizmente ahora hay un nuevo movimiento científico que estudia a fondo todos aquellos cmarcahuasi5asos que la ciencia tradicional, demostrando poca humildad, trataba de irrisoria fantasía.

La «Fortaleza», el punto más elevado de la meseta

El anfiteatro en Fiestas Patrias, copado de turistas.marcahuasi6

Piedra en forma de cabeza humana en Marcahuasi.

Con ser un bonito y fantástico lugar, es mucho más variado, extenso, y con figuras más definidas, la denominada “Ciudad encantada” de Cuenca-España.

marcahuasi8

Los Siete Gigantes

Las formaciones rocosas Manpupuner, o los «Siete Gigantes»

Las formaciones rocosas Manpupuner son un conjunto de 7 gigantescos pilares de piedra situadas en una meseta plana, al oeste de los montes Urales en el Dsieteg2istrito Troitsko-Pechorsky de la República de Komi. Hace unos 200 millones de años, esta zona era un monte alto. El desgate natural por la lluvia, la nieve, el viento, el frío y el calor erosionaron gradualmente las montañas, especialmente las rocas más débiles. La relativamente dura sericita-cuarcita esquisto, del cual los pilares de piedra se componen, sobrevivió y ahora domina la llanura circundante.

sieteg1

Uno de estos pilares de pie que esta un poco apartado de los demás, y con su parte inferior estrecha y sección media alta amplia se asemejan a una enorme botella, al revés. Otras seis están alineadas en el borde de un acantilado. La gente ha visto todo tipo de formas en estos pilares – la figura de un hombre, o la cabeza de un caballo o una oveja. Cada uno de estos monolitos es de entre 30 a 42 metros de altura.

Los pilares también se llaman los «Siete Gigantes» o «Siete Hombres Fuertes». Según una leyenda local, los pilares de piedra fueron una vez un séquito de gigantes samoyedos caminando a través de las montañas hacia Siberia con el fin de destruir a los Mansi. Sin embargo, los hombres se enfrentaron a un chamán con la cara blanca, llamado Yallingner, que convirtió a todos los guerreros en piedras. Yallingner a si mismo se convirtió en una piedra, y desde entonces, las siete formaciones han estado de pie en la zona, con una frente a las otras seis.

Considerado una de las Siete Maravillas de Rusia, las formaciones rocosas Manpupuner son una atracción muy popular en Rusia, aunque no muy conocido a nivel internacional y relativamente virgen por el turismo, gracias a su ubicación remota.sieteg3

Imágenes: itramp.ru y Imágenes: pogostim.com

sieteg4

sieteg5

sieteg6

sieteg7

Ishi no Hoden

07/10/2013. Ishi no Hoden el objeto misteriosoishinohoden1

Un misterioso monumento cubo excavados a cabo en una cantera. Situado en una antigua cantera de Honshu, Japón, que no es muy lejos de Asuka. Conocido como uno de los 3 grandes enigmas en Japón. Ahora adorado como el dios de la? Shiko jinja shinto. Aunque la estructura de la parte superior está oculta por los árboles de pino, sospechan que puede haber 2 agujeros como Masada-no-Iwafune y Kengoshizuka-kofun. El nombre de la estación más cercana es el nombre de este sitio «houden».

Ishi-no-Hoden megalito, que está situado en la ciudad de Takasago. El megalito Ishi-no-Hoden mide 6.45mx 5,7 mx 5,45 m, y tiene crestas similares a los lados, pero sin agujeros visibles – aunque algunos sugieren que están por debajo de los árboles en la parte superior de la roca. 45mLiterally, «Ishi» significa «roca», «No» significa «de», «hoden» significa «herencia». Pesa alrededor de 700 Tm.

La roca es en forma de caja, tiene un outshoot en la parte posterior, y tiene un estanque debajo de ella. En resumen, este objeto se parece a un viejo televisor CRT flotando en un estanque. Usted está viendo el lado frontal de la roca. Nada sobre este objeto está clara. Por eso se construyó un santuario para adorar a este enorme cubo. Ishi no Hoden apareció por primera vez en la literatura en el siglo octavo.ishinohoden2

Incluso las personas de esa edad no sabían quién hizo este enorme cubo con qué propósito. Un equipo de investigadores investigó la roca con aparatos de ultrasonidos y se mide el objeto con escáneres láser sólo para encontrar nada.

El médico alemán Philipp Franz von Siebold (1796-1866), que quedó aislado Japón disfrazado como un holandés, más tarde presentó su dibujo de Ishi-no-H? Den en el volumen 1 de sus libros «NIPPON» (1832).ishinohoden3

Se dice que Masuda-no-iwafoune tiene una sorprendente similitud en su construcción a otro enigma de piedra en Japón: Ishi-no-hoden.

Hoy en día, Isi-no-Hoden es un santuario dedicado al dios Shinto Oshiko Jinja, pero nadie sabe que originalmente construyó y por qué.

Uno de los principales problemas para los investigadores occidentales es, más allá de las barreras del idioma, la popularidad de la piedra de temática budista y Obras relacionadas en estas prefecturas. Es muy difícil determinar lo que está relacionado con los movimientos budistas y culto y lo que es anterior o no está relacionado. No obstante, estos monumentos de piedra no renuncian a sus secretos de buena gishinohoden10ana. La región es un clima subtropical, que ofrece problemas con las técnicas de datación radiométrica estándar, y hay poca historia escrita en las zonas rurales. Algunos investigadores han afirmado que la Nave Rock está relacionada con la navegación o sendero marcado, sino una construcción tan elaborada para algo como eso parece poco probable. El hecho de que hay tantas otras losas de piedra y estructuras en la zona sugiere que la región estaba habitada antes del período de túmulo, pero los registros no son compatibles con eso.ishinohoden6

Además de esta enorme roca, hay un templo sintoísta. El templo está construido justo en ese lugar porque el megalito era considerado sagrado y fue adorado por la gente desde la antigüedad.

La versión oficial es que la roca estaba destinada a ser una tumba.

Sin embargo, no existe informaciishinohoden12ón científica sobre como y con qué propósito se construyó.

Hay una gran canal que rodea el monolito en forma de bandeja piedra bajo el, que se llena con agua.

De acuerdo con los registros del templo, el agua de este estanque nunca se ha secado, ni siquiera durante los largos períodos de sequía.ishinohoden9

Debido a que su base megalítica que lo conecta el suelo no se puede ver por el agua, el megalito parece flotar en el aire. Por esta razón, el otro nombre conocido del megalito Ishi no Hoden es «La roca que flota».

El ayuntamiento de la ciudad de Takasago, junto con el laboratorio de historia de la Universidad Otemae organizaron estudios megalíticos entre los años 2005-2006, pero no encontró nada. A primera vista, parece ser que el megalito fue hecho a mano, pero no hay marcas de herramientas u otros instrumentos.

Ishi no Hoden se construyó en granito, la roca se formó después de erupciones volcánicas en el agua, hace unos 70 millones de años.

Gornaya Shoria

Gornaya Shoria

Encontrado recientemente en Gornaya Shoria (Montaña Shoria), en el sur de Siberia, este sitio consiste en una formación de enormes bloques de piedra con superficies planas, ángulos rectos, y esquinas afiladas. Las piedras de granito están apiladas de forma ciclópea en una obra que hace sentir pequeño a cualquiera que la presencie. Rusia no es ajegornaya1na a sitio ancestrales megalíticos, basta con mencionar lugares como Arkaim, el “Stonehenge ruso”, o la formación de Manpupuner. Sin embargo, este sitio en Shoria parece opacar a cualquier otro. De tratarse de algo hecho por el hombre, los bloques utilizados para su construcción serían sin duda alguna los más grandes jamás hallados en una edificación “humana”. Por increíble que parezca, este lugar había pasado desapercibido hasta ahora. De hecho, la primera expedición en estudiar estos megalitos fue llevada acabo hace solo unos meses. No se conocen fotografías anteriores a las obtenidas en esta expedición. Según el arqueólogo John Jensen, estos súper megalitos fueron encontrados y fotografiados por Georgy Sidorov en las montañas más australes de Siberia. Las imágenes que mostramos a continuación fueron extraídas del sitio del investigador Valery Uvarov.

El 17 de febrero de 2014, Valery Uvarov publicaba en su blog “Báculos de Horus” un artículo sobre una expedición a Gornaya Shoria, en Siberia, en la que encontraron unas ruinas megalíticas de enormes dimensiones. La expedición empezó el pasado 21 de septiembre, estando compuesta de 19 científicos. El acceso a la zona era bastante escarpado, con pendientes de hasta 60 grados. Dos días más tarde, se encontraron con una formación de rocas de extraordinarias dimensiones, que hacen parecer insignificantes a las que forman el Trilithon de Baalbek, y hasta la gran “roca de la mujer embarazada”, también de Baalbek y que aunque tallada, nunca fue desplazada.

La dimensión de los bloques encontrados era colosal. Algunos de ellos de 20 metros de largo, 6 de ancho y 6 de alto.gornaya2

Entre los bloques había pequeñas grietas que permitieron calcular su anchura.

En otras ocasiones la separación era mayor, de tal manera que permitía el paso de una persona agachada.

Para Uvarov las conclusiones eran evidentes. Estas estructuras fueron levantadas por nuestros antepasados utilizando sistemas antigravitatorios. ¿Cómo si no, podrían levantarse esos colosos de piedra hasta esa altitud y colocarlas de es manera?

Las afirmaciones sobre el origen no natural de estas estructuras es pura especulación. El curriculum de Uvarov hace que las dudas sobre sus afirmaciones aumenten:

Científico, especialista en paleontología y ufología. 22 años estudiando la herencia de las civilizaciones antiguas. Director del centro internacional de información sobre investigación OVNI. Autor de numerosas publicaciones sobre ufología, egiptología y exotérica. Sin pretender hacer un ad-hóminem, parece evidente que tiene el típico perfil de la persona que está precondicionada a dar una explicación paranormal a cualquier fenómeno natural que sea mínimamente llamativo.

Hasta ahora no se han provisto mediciones más allá de las que se observan a escala en las fotos donde aparecen personas junto a estas estructuras. No gornaya3obstante se estima que los bloques serían al menos el doble o el triple de masivos que aquellos existentes en la ancestral Baalbek, y podrían pesar más de 3.000 o 4.000 toneladas. De acuerdo a algunos medios rusos, los geólogos de la expedición que tomaron las fotografías reportaron anomalías magnéticas en sus brújulas al estar cerca de estos bloques. Las agujas apuntaban en dirección opuesta a los mismos, sugiriendo la presencia de un campo magnético negativo. “Estos megalitos emergen de la densa neblina de la prehistoria, un lugar tan lejano y misterioso que cualquier conjetura acerca de sus ‘constructores’, métodos y propósito, es pura especulación; y, como tal, en lo personal me abstendría de ofrecer explicaciones concluyentes y me limitaría a decir que nuestro remoto pasado es más próspero de lo que podemos imaginar”, declaró Jensen.

Los megalitos Gornaya Shoria (megalitos Monte Shoria) son formaciones rocosas que forman parte de Gornaya Shoria (ruso: Горная Шория) en el sur de Siberia, Rusia, que se extiende al este de las montañas de Altay. Populares, a menudo marginales, artículos[1] han afirmado estas formaciones rocosas ser bloques artificiales prehistóricos gigantes, o megalitos. Se ha informado de que las piezas más grandes o bloques de piedra han estimado los pesos de entre tres y cuatro mil toneladas, lo que los haría más grande que los megalitos en Baalbek, en el Líbano.

Formación

Artículos populares rusos también en cuenta que los científicos rusos han propuesto que esta formación de roca es el resultado de procesos geológicos asociados a la intensa meteorización de la roca que comprende Montaña Shoriya.[2] [3] Tanto fuerzas tectónicos que actúan sobre enterrado profundamente roca madre liberación y la presión que se produce dentro de la roca madre nearsurface ya que se eleva y erosiona comúnmente forman, formaciones rocosas rectangulares, similares a bloques que constan de articulado de rock.[4] Ambas fuerzas tectónicas que actúan sobre profundamente enterrado, masiva, roca de fondo, por ejemplo, el granito, y la liberación de presión dado que la roca madre está cubierto por la erosión puede crear conjuntos de las articulaciones, que son conocidos como conjuntos de conjuntos ortogonales, que se cruzan en casi 90°. Ortogonales conjuntos muy a menudo dan como resultado la formación de formaciones rocosas que son comparables en tamaño y forma a los bloques mostrados en imágenes de las presuntas megalitos.[5] [6]gornaya5

Además, es bastante común que los Berrocal, que una forma de producto químico a la intemperie, a ocurrir como el agua subterránea circula a través de conjuntos de conjuntos ortogonales en el nearsurface.[7] Este proceso resulta en la alteración y desintegración de roca de fondo adyacentes a las articulaciones. La eliminación preferencial del lecho de roca erosionada por la erosión crea a gornaya6menudo crea bloques de roca de fondo, que se llaman corestones. Estos bloques de la roca de fondo comúnmente tienen esquinas redondeadas y están separados unos de otros por grietas de tamaño variable. Tales corestones forman las dos colinas y montañas compuestas de bloques expuestos y rectangulares de roca articulados que son comparables a las formaciones rocosas que se encuentran en la Shoriya montaña. Estas colinas y montañas son conocidas, ya sea como res o koppies.[8] [9]

El colosal muro esta compuesto de bloques de piedra como si de ladrillos se tratara, que van desde los 5 a los 7 metros de altura por 20 metros de largo. Cada uno de los bloques puede pesar más de mil toneladas. Toda la estructura tiene unos 40 metros de alto y se extiende por unos 200 metros en una parte de la montaña de Shoria en la región rusa de Kemerovo. En las laderas circundantes se han encontrado piedras de las mismas dimensiones totalmente dispersas y que no parecen pertenecer a la construcción principal.gornaya8

gornaya9

gornaya10

gornaya11

Demizu-no-Sakafune-ishi

Piedra Demizu-no-Sakafune-ishi

El circa 1916 Sakafune Piedrademizu1

En comparación, el propósito de la Piedra Sakafune (literalmente sake piedra barco) sigue siendo un misterio. Varias teorías han sido propuestas para explicar la función de la Piedra, pero hasta ahora nada concreto se ha confirmado (ver enlace más abajo, la astronomía entre tumbas y reliquias antiguas en Asuka, Japón). Junto con otros megalitos y túmulos en la zona, sin embargo, Sakafune bien vale la pena una visita. Llegar a Asuka no es demasiado difícil, el aeropuerto más cercano es el de Kansai Internacional, seguido por unos pocos cortos trayectos en tren desde Kyoto, Nara y Osaka. La recompensa para el visitante una gran cantidad de fascinantes sitios megalíticos, museos, templos y santuarios, todo bien lejos de los lugares turísticos más conocidos de la zona.

Sitio en Honshu Japón: La réplica en el Museo Shiryokan Asuka.

La piedra más enigmático en el distrito de Asuka, su propósito es completamente desconocido. El nombre de «vino (‘sake’) – Barco de Piedra» en sí contiene un misterio. Los huecos pueden correr o líquidos de tensión, es decir, agua, vino o un medicamento, o algunos objetos flotantes?

La forma de los huecos, son una reminiscencia de una mesa de sacrificio. También los ángulos de las ramas son similares a los ángulos de las puestas de sol entre los equinoccios y los solsticios. Los huecos en los bordes continuos son los restos de las cuñas cortadas en los ladrillos de la muralla del castillo de Takatori 5 km.

Ahora, la corriente que parten de esta piedra se supone que han pasado a través de Kamegata-Sekizōbutsu y Demizu-no-Sakafune-ishi. Podrían consistir en un centro de diversión en la capital más antigua de Japón «Asuka».

demizu2
Otra piedra con huecos similares se encuentra cerca de Eisan-ji (栄 山寺) templo en Gojō (五條) de la ciudad, a 10 km de distancia de Asuka. Por desgracia, esta piedra fue lanzada al escombros durante la construcción de la carretera antes de la 2ª Guerrdemizu3a Mundial.

El sitio de Honshu, Japón. Las réplicas de Sakafune-Ishi y Demizu-no-Sakafune-Ishi, el agua corre a través de ellos.

Piedra esculpida en Honshu

Excavado en 1916 a partir de un campo de arroz 500 Riverside lejos de otra Sakafune-ishi. Consisten en un par de una piedras planas con una piscina y una roca estrecha con una zanja como una rampa.

Poco después de la excavación, comdemizu4prado por un millonario, ahora colocado en un jardín japonés de la villa privada en Kyoto, no está abierto al público.

Una réplica se coloca en el jardín de la junto con la réplica de otro Sakafune-Ishi y los artefactos de conexión.
demizu5


Sakafune-ishi de Demizu (1916)

demizu6

Sakafune-ishi de Demizu

Mapa de los principales sitios prehistóricos de Asukademizu7

Ubicación del túmulo y Sakafune Piedra Ishibutai se muestra cerca de la parte inferior central.

Ben-Ben

Benben piedra pirámide de Amenemhat III, XII dinastía de Egipto. Museo Egipcio, El Cairo.benben1

En la mitología egipcia, específicamente la tradición de Heliópolis, Benbén era la montaña que emergió de las aguas primordiales (monja), y en el que el dios creador Atum se sentó. La expresión «piedra benben» se utiliza para referirse a la piedra que se encuentra en la parte superior de las pirámides de Egipto. El término también se relaciona con el obelisco.

Piedra Benben

La piedra Benben, el nombre de la colina, era una piedra sagrada en el templo de Ra en Heliópolis . Era el lugar donde los primeros rayos de sol caían. Se cree que fue el prototipo para posteriores obeliscos y las grandes pirámides fueron la base de su proyecto. La piedra angular o la punta de la pirámide también se llama Pyramidion. En el antiguo Egipto, éstos eran probablemente de oro, que brilla en la luz del sol.

Los piramidión también se llaman «piedras Benben». Muchas de estas piedras, talladas con imágenes e inscripciones se encuentran en museos de todo el mundo.

El Fénix, el pájaro Bennu, era adorado en Heliópolis, donde se decía que estar viviendo en benben o el sauce santa. Según Barry Kemp la conexión entre benben, la Phoenix y el sol puede muy bien haber sido basado en la aliteración :. La creciente, weben, el sol envía sus rayos a benben donde el ave vive benu [1]

Histórica del desarrollo

Desde los primeros tiempos, el retrato de Benbén era labrado de dos maneras; Fue la primera para formar una punta piramidal, que era probablemente las pirámides y obeliscos modelo. La otra forma era con tapa rbenben2edonda; esta fue probablemente la fuente de Benbén como un objeto de veneración. [2]

Durante la dinastía V de Egipto, el retrato benben fue formalizado como un obelisco plano. Más tarde, durante el Imperio Medio, se ha convertido en un obelisco de largo y delgado.

(La pieda Ben-Ben era, según los antiguos egipcios, un objeto sólido que llegó a la tierra procedente del Disco Celeste o solar; la piedra equivale a la Montaña primordial de numerosos mitos cosmogónicos en diferentes culturas, y es un símbolo eminente en la mitología egipcia)benben3

Interpretaciones

En la mitología del antiguo Egipto existen diversos relatos sobre la creación del mundo. Uno de ellos está centrado en el dios Atum, y tuvo su origen en la ciudad de Heliópolis. Según esta versión de la creación del mundo, Atum dotó de esencia al universo. En un principio, no existía nada sino oscuridad y caos. Fue de las oscuras aguas de donde surgió la colina primordial, conocida como Piedra Benben, en cuya cima se alzaba Atum. Al nacer la Piedra Benben de las aguas primordiales, algunos historiadores han sugerido que esta palabra podría estar relacionada con el verbo ‘weben’, el jeroglífico egipcio que significa “alzarse”.

Según otra interpretación, la piedra Benben era la colina primordial sobre la que Atum descendió en un principio. El dios miró en torno suyo y se dio cuenta de que no había nada salvo oscuridad y caos, observando que estaba solo. Deseoso de tener compañía, Atum dio inicio a la creación. En algunas versiones del mito, Atum se masturbaba, y mediante este acto creaba a Shu (dios del aire) y Tefnut (diosa de la humedad). En otras versiones del relato, estas deidades surgían al copular Atum con su propia sombra. Tras su nacimiento, Shu y Tefnut dejaban a Atum en la Piedra Benben y se marchaban a crear el resto del mundo. Cuenta la leyenda que, después de cierto tiempo, Atum se sintió preocupado por sus hijos. De este modo, se arrancó un ojo y lo envió en su búsqueda. Shu y Tefnut regresaron con el ojo de su padre, y el dios, al ver a sus hijos de nuevo, derramó lágrimas de alegría. Estas lágrimas, que cayeron sobre la piedra Benben en la que se encontraba Atum, se transformaron en los primeros seres humanos.

Según otra hipótesis, con benben4el tiempo otros templos solares albergaron sus propias piedras Benben. Por ejemplo, según antiguos documentos, el templo de Atón de El-Amarna/Aketatón, construido por Akenatón en el siglo XIV a. C., poseía su propia piedra Benben.

“Cámara Celestial” de origen egipcio que podría representar el mítico Ben-Ben, el objeto que trasladó a los primeros Dioses desde el cielo a la tierra.

Por las fuentes originales más antiguas se sabe que los egipcios basaron la forma del obelisco (o más bien una parte de él) en el llamado “bnbn” (la piedra ben-ben). Este obelisco prototípico no puede ser respaldado por hallazgos arqueológicos, pero sí lo está por los jeroglíficos. En egiptología, para los símbolos de las figuras que eran llevadas a los textos se usaba a menudo la forma original del objeto. Esto es, claro, un proceso legítimo, ya que los jeroglíficos – de modo parecido a la escritura china – se basaban directamente en el mundo real. Se representaba el agua con líneas onduladas, la pirámide por un triángulo, etc. De acuerdo a eso, el “ben-ben” tenía un extremo de forma puntiaguda o cónica (11).

Según los antiguos mitos egipcios, se supone que este algo ominoso, así como muy  interesante, “ben-ben” ha estado de pie en Heliópolis, la bíblica, o la egipcia “jwnw.” Heliópolis, situada a 25 km (15.5 millas) al norte de la vieja capital real, Memphis, había ocupado un largo e importante papel en el desarrollo de la teología egipcia, e incluso en tiempos de Herodoto, tenía la reputación de ser un lugar de especial sabiduría. El mito del  “ben-ben” estuvo arraigado en las primeras tres dinastías del Reino Viejo (2900-2040 a.C.), o posiblemente en siglos anteriores, y por consiguiente existe desde comienzos de reinado faraónico (12).

Se supone que el “ben-ben” en sí, que está representado por los obeliscos, ha sido un objeto que descendió a la Tierra desde el Cielo. En él estaba el dios Re (asimilado  después por el dios Atum), quien de esta manera vino a visitar a la humanidad y se convirtió en el primer gobernante de todo Egipto. Según las creencias de los egipcios, el más grande de sus dioses había gobernado el territorio a lo largo del Nilo a través de varias dinastías, “y si uno quisiera describir una institución como sumamente antigua, uno diría que había existido desde la época de Re” (13). El texto de la pirámide N° 1652 nos dice lo siguiente sobre Re: “Tú apareciste ante nosotros como el “ben-ben” (la piedra).” Mirándolo de este modo, el obelisco significa la “casa del dios” (14). En textos posteriores, fue incluso elevado junto con un hombre de pie ante una imagen del dios.

¿Qué significa esta palabra “bn-bn”?  Etimológicamente, no puede identificarse de manera precisa o indiscutible. Por un lado, la construcción consonántica “bn” hace pensar en “piedra.” De hecho la palabra “bn” existe desde la era de la pirámide con el significado de un “tipo de piedra.” Durante el Reino Medio (2040-1537 a.C.) la palabra “bnw.t” (benut) entra en la literatura. Aquí simboliza un “tipo de piedra dura.” Sin embargo, “la tendencia hoy en día es a derivar el nombre “bnbn” del verbo “wbn”, que tiene el significado de “elevación”, “reluciente”, pero también “brillante” – del sol y las estrellas…” (15). Las interpretaciones, tales como “eso que sale”, “eso que se dispara al cielo” también se dan (16), como el verbo “wbn” es definido “por los rayos o haces de luz salidos del disco del Sol” (17).benben5

El “benben”, el “objeto secreto”, fue albergado en una estructura especialmente construida para él, la “h.tbnbn” (“hwt-benben”, o “casa del benben”) en Heliópolis. Pueden encontrarse referencias a él en el Texto de la Pirámide N° 1652: “Atum-Chepre, tú eras alto como una colina. Tú parecías como el benben en la casa del benben en Heliopolis/jwnw”, o en el N° 2069ª: “Un benben se encuentra en la casa de Sokar.” Esta casa del benben y el santuario solar de Heliópolis fueron, con toda la probabilidad, lo mismo.

Dos grupos de dioses custodiaban el benben en la casa del benben. Tres dioses, que “poseían el secreto”, cuidaban el objeto en el interior del edificio; otros ocho dioses lo custodiaban por fuera. En el Libro de los Muertos, los doce dioses son también llamados los remeros de Ra, que atendían el “barco de un millón de años”.  Estos dioses también tenían la tarea de “creación” de las llamas para el barco de Ra.  No siendo posible aquí ocuparse en profundidad de la barca del Sol de Ra, sobre la que se hizo en otra parte una concisa referencia escrita (20), debe señalarse brevemente que una imagen de piedra de este celestial “navío” se alzaba derecha otrora al lado del santuario solar en Heliópolis.

benben6

Piramidión del escriba real Pauty, Saqqara ( Rob Koopman / Flickr )

El mito relacionado con el “benben”, del pájaro que se eleva de nuevo desde sus propias cenizas, ha sido interpretado en la egiptología como sigue:

  1. A)     La piedra puntiaguda, la punta del obelisco, según el modo egipcio de ver las cosas, participa en el luminoso aspecto del pájaro, de manera que es una mutatis mutandis, o centro del alma (23).
  2. B)     La tesis alternativa: el pájaro era un símbolo antiguo del vuelo en el antiguo Egipto (24). El pájaro que desciende hace conexión con la nave espacial que está aterrizando. El pájaro de luz fue escogido para hacer referencia al vehículo divino ascendiendo y descendiendo. El ave Fénix/benben, elevándose desde sus propias cenizas, simboliza aquello ardiente (“cenizas”) que se generaba en el lanzamiento (“la isla de las llamas”). El mismo “pájaro” subía periódicamente al cielo y, para el asombro general, no se quemaba.

Su nombre no nos dice gran cosa, pues obelisco es un término griego usado para referirse a un espetón o asador en diminutivo, de modo que en griego posee un sentido claramente irónico, pero nada explicativo. Los egipcios los llamaban ben-ben, sobre la raíz que significa “alzarse brillando”, lo que parece aludir al culto solar de Ra.

Piramidión de Hori, Imperio Nuevo, Dinastía XVIII, 1350 a. C., piedra caliza (Mary Harrsch / Flickr)

Balanced Rock

Balanced Rock Park de Idaho

balancedrock1balancedrock2

Rock equilibrado, Idaho. El equilibrio precario de la roca del sur de la ciudad de Buhl en el Salmon Falls Creek Canyon, Idaho, EE.UU. es realmente sorprendente. La roca tallada por el viento, que es de más de 14,6 metros (48 pies) de altura, 12,2 metros (40 pies) de ancho y pesa alrededor de 36 toneladas (40 toneladas), adosada delicadamente pero con firmeza en un muy pequeño pedestal rocoso, que sólo es 0.9×0. 45 metros (3×1.5 pies).

balancedrock3

Pedra de Ingá

Detalle de la Pedra de Ingáinga1

La Pedra do Ingá es actualmente uno de los monumentos arqueológicos más significativos del mundo. La Pedra do Ingá está situada en el municipio de Ingá, en el Estado de Paraiba, en Brasil.

Se trata de un conjunto de grabados en una roca larga 24 metros y alta 3 metros. Pero lo que desconcierta no es la composición de la roca, ya que este tipo de roca es muy común, los enigmas son los grabados en la roca en la que se pueden apreciar diferentes dibujos cuya antigüedad según las últimas estimaciones podrían ser de unos 6000 años.

En la Pedra do Ingá hay más de 400 grabados, algunos zoomorfos, otros que representan signos abstractos y otros que representan estrellas.

Uno de los investigadores más notables que ha estudiado la Pedra do Ingá fue el brasileño de origen italiano Gabriele D’Annunzio Baraldi[1][2]. En su opinión, la roca sería el relato del diluvio universal escrito en un idioma muy similar al hitita, hablado en el II milenio antes de Cristo en la actual Turquía. Según apunta el investigador Yuri Leveratto, la hipótesis de Baraldi podría ser considerada real, y el mensaje escrito en la Pedra do Ingá podría estar escrito en nostrático, el idioma más antiguo de la humanidad. Algunos autores piensan que debido a la relación con los símbolos celtas piensan que los antiguos cartagineses con sus aliados celtas huyeron hasta aquí tras la derrota de los cartagineses frente a los romanos.

Los indios Tupi que vivían en esta zona llamada «Itacoatiara», que en su lengua quiere decir, simplemente, «la piedra».

Muchos investigadores afirman que sus grabados son únicos en el mundo.

En ese monolito, se destacan sobre todo temas curvilíneos. En los raros casos en que aparece una representación distinta, parecen tratarse de reptiles o de hombres.

Existen tres paneles de grabados:

inga2

Sobre la faz norte del bloque granítico, las inscripciones se concentran en un panel de 18 m de largo por 1,80 m de altura, en su parte más elevada. Las figuras y diseños grabados se presentan, en promedio, con 50 mm. de diámetro por 30 mm. de profundidad. Todo el campo esculpido está limitado en su parte superior por círculos, perfectamente excavados, en una cantidad de 114. Esos círculos o concavidades son llamados capsulares y poseen en promedio 5 cm. de diámetro. En el inicio de las grabaciones hay una espiral hacia la derecha, mientras que en el final hay otra espiral, ahora hacia la izquierda, ambas laboriosamente confeccionadas, con notable pulimento.

El bloque granítico reposa sobre una gran laja que, batida por las aguas del río en los periodos de crecida, presenta una coloración diferente de la del bloque. En esa laja, en ligero declive, también figuran grabaciones con la misma técnica de trabajo, inclusive representando ciertos símbolos del panel, todo con perfecto pulimento. Pero ahí están esculpidos agrupamientos de estrellas y puntos que recuerdan, fácilmente, constelaciones y la Vía Láctea. Llevando en cuenta la posición relativa de las estrellas así como la representación de la orden de brillo (magnitud), algunos estudiosos juzgan que allí está representada la constelación de Orión.

Sobre el bloque granítico hay otras inscripciones, en menor número. Una de ellas, situada en el centro del panel esculpido, 50 cm. arriba de la línea de capsulares, se asemeja a una representación de un sol radiante, en semicírculo, del cuál parten 21 rayos, vueltos para la parte inferior del paredón. El acabado de todas las inscripciones de Ingá, suministra la idea de pulimento que parece confirmar la hipótesis referente al proceso utilizado para hacer las grabaciones: ellas habrían sido ejecutadas por medio de rocas duras o maderas, mojadas en el agua y, enseguida, pulidas con arena, como se fuera una lija. Los surcos que componen las figuras o diseños grabados en esta roca tienen de media diez centímetros de ancho.

Existen muchas teorías extrañas para explicar los orígenes de los grabados, como por ejemplo, que ellas habrían sido hechas con rayos láser por antiguos astronautas extraterrestres, que serían una escritura alfabética (símbolos que representan sonidos) o aún una escritura ideográfica o pictográfica (símbolos que expresan ideas en vez de sonidos). Se supone que sus autores fueron los fenicios, los hititas, los egipcios, o habitantes de la Isla de la Pascua, entre otros. Sin embargo, ninguna de esas teorías alcanzó un consenso.

No es necesario ser especialista en lenguas muertas para percibir que los petroglifos de Ingá no son una escritura y que las señales caprichosamente dispuestas, no guardan entre sí, orden, simetría o relación alguna de tamaño, pues son muy poco repetidas.

El monumento de Ingá debía representar algo realmente importante, por la dificultad de sus artesanos para hacer el trabajo. Según la mayoría de los investigadores, podría ser un centro de culto religioso, relacionado con elementos astronómicos.

En total, la roca tiene unos 450 glifos. La pregunta es si es un idioma antiguo grabado en el monolito. La mayor parte de las figuras, de hecho, parece a primera vista abstracta, pero los investigadores creen que la Piedra del Ingá oculta un mensaje en clave antiguo. El principal problema es que carecen de paralelismos para poder hacer una comparación y, posiblemente, tentar una traducción.

La hipótesis arqueoastronómica

Baraldi, en su visión atlante, algunos grupos de humanos originarios de la mítica isla se habrían salvado de inundaciones y terremotos catastróficos dirigiéndose tanto al este, o sea hacia Europa, como al suroeste, hacia Brasil.

Baraldi sostuvo que el idioma tupí-guaraní, hablado por muchas etnias suramericanas, tiene un lejano origen común con la lengua hitita, perteneciente al famoso pueblo indoeuropeo que prosperó en Anatolia 18 siglos antes de Cristo. Declaró que en el petroglifo de Ingá está narrada la historia de la catástrofe que destruyó a Atlántida, o bien el diluvio universal, que sucedió 9500 años antes de Cristo.

Existe una hipótesis que proporciona a los petroglifos de Ingá una importancia excepcional desde el punto de vista arqueoastronómico. En 1976 el ingeniero español  Francisco Pavía Alemany inició un estudio matemático sobre este monumento arqueológico, cuyos primeros resultados fueron publicados en1986 por el Instituto de Arqueología Brasileira (Pavía Alemany F. 1986)

Este autor identificó en Ingá el más extraordinario registro arqueológico conocido de la variación del orto solar durante todo el año, materializado por una serie de cuencos o “capsulares” y otros petroglifos grabados en la superficie vertical, que a modo de un limbo graduado formarían un “calendario solar”, sobre el que un gnomon proyectaría la sombra de los primeros rayos solares de cada día. La Agrupación Astronómica de la Safor publicó en 2005 una síntesis de este trabajo en su boletín oficial Huygens Nº 53(Pavía Alemany F. 2005)inga4

Posteriormente, F. Pavía continuó con el estudio de Ingá, centrándose esta vez en el registro de una serie de signos grabados sobre la superficie rocosa del propio cauce, donde se observan gran cantidad de “astros” que se pueden agrupar formando “constelaciones”. Tanto el registro de los “capsulares”, como el de las “constelaciones”, de por sí, proporciona a Ingá un gran valor, pero la coexistencia de ambos en el mismo yacimiento otorga a Ingá una importancia arqueoastronómica excepcional.

En 2006 el egiptólogo y arqueoastrónomo José Lull coordinó la publicación de un libro titulado “TRABAJOS DE ARQUEOASTRONOMÍA, ejemplos de África, América, Europa y Oceanía”, compendio de trece artículos elaborados por prestigiosos arqueoastrónomos. Entre estos artículos se incluye “EL CONJUNTO ARQUEOASTRONÓMICO DE INGÁ”, donde se expone el estudio de los dos conjuntos mencionados y las razones que justifican calificar a Ingá de un excepcional monumento arqueoastronómico, sin igual en el mundo.

Detalles

inga3inga6inga10

inga8inga7inga9

 

 

Sobre la base de estos estudios, Baraldi, que estudió la piedra del Inga desde 1988, desarrolló su teoría presentada en el libro La hitita americano, que, como su nombre indica, postula la presencia de los hititas en tierras brasileñas en un período histórico muy remoto.

La clave de la traducción, hecha por Baraldi, fue la identificación de la Tupy-Guarany, la lengua materna por los indígenas brasileños con un lenguaje llamado proto-hittita. De acuerdo con el investigador, el proto-hittita fue hablado y escrito en la civilización mítica de los Atlantes, hay unos 50.000 años.inga12

Reproducción del un conjunto de inscripciones del Inga ‘Stone.


Muchos símbolos del monolito del Inga son similares a los encontrados en Turquía, en la antigua Anatolia de los hititas. Una serie de inscripciones hablan de una «guerra de las fronteras» entre dos soberanos de origen mesopotámico. Otra historia habla de una erupción volcánica terrible. Las cenizas cubrieron una ciudad de piedra en la costa atlántica, similar a lo que ocurrió en Pompeya y Herculano (BARALDI, 2009 – Reproducción de la entrevista).

inga13

Las similitudes entre los personajes de rongorongo, sistema de escritura de la isla de Pascua, con los signos de la Piedra Inga.

Baraldi explica que los hititas – que habitaban en las montañas de Anatolia (actual Turquía) desde 2.500 aC – desarrolló una civilización muy avanzada técnicamente, sino también mental y espiritualmente. En sus crónicas – que registran la ocurrencia de una catástrofe muy antigua: la aniquilación de un gran archipiélago situado en el centro de la corriente del océano Atlántico.

Los descendientes de los habitantes de estas islas, incluyendo, Poseidón, el asiento del reino de Atlantis, se refugiaron en varias partes del mundo, como en Mesopotamia. Sin embargo, la dispersión llegó a muchos otros lugares, como las costas este y oeste de América del Sur.

Los jeroglíficos de la piedra del Inga que – según el investigador, se pueden fechar entre 1.374 y 1.332 antes de Cristo, se asemejan con lasinga14 inscripciones que se encuentran en las Islas Canarias, en la isla de Pascua (el sistema de escritura Rongo Rongo-) o en las laderas y los mosaicos de Heraklion ( o Candia en la isla de Creta)

Mosaico en Heraklion.

Otro punto de controversia acerca de las inscripciones del panel de Inga es el método utilizado para producirlos.

Baraldi basa esta idea en el hecho de que los signos de Inga se trazan con contornos precisos – muy bien hecha y que se conservan a pesar de los estragos del tiempo y las fuerzas naturales, como el agua del río Ingá que, periódicamente, se levantan, sumergiendo parte del monumento. (De hecho, durante la temporada de lluvias el gran monolito está parcialmente cubierto por el agua. (Fonseca, 2008).

inga15

Petroglifos en el lecho de un río seco.

Pero las inscripciones no sólo se encuentran en la gran pared de roca. Durante la sequía, el lecho del río – seco – revela numerosos petroglifos igualmente enigmática. Entre estos, hay pequeñas depresiones que forman un grupo que, por su configuración, se llama placa astronómico. Las marcas son puntos capsulares y signos que parecen estar relacionados entre sí que representa una constelación. Algunos estudiosos asocian este conjunto de la constelación de Orión.

Guardar

Al Naslaa Rock

Al Naslaa Rock

La gran roca en perfecto equilibrioalnaslaa1

Con una hendidura que lo parte perfectamente por la mitad y lo hace verse espectacular, esta gran roca reposa sobre el oasis Tayma, en Arabia Saudita.

Los descubrimientos arqueológicos muestran que en tiempos antiguos la zona donde se encuentra la roca de Al Naslaa estuvo habitada al menos desde el siglo VI a. C. De hecho, la roca tiene una buena cantidad de petroglifos con animales y símbolos extraños.

Situación del oasis de Tayma, en el noroeste de Arabia Saudita.

Charles Hubert descubrió en el año 1883 la llamada Estela de Teima, que contiene la lista de los dioses adorados en la ciudad en el siglo VI a. C. Actualmente se encuentra en el Louvre. Tayma fue un lugar importante de encuentro de comerciantes y caravanas. Se conservan cerca de 15 kilómetros de murallas de unos 8 metros de anchura. 

Y aunque parece que alguien se encargó de partirlo, la hendidura surgió de manera natural. Lo más probable, indica Unusual Place, es que el suelo se moviera ligeramente debajo de uno de los dos soportes y la división roca.

Podría ser un dique volcánico de algunos minerales más débiles que se solidificó allí antes de que saliera a la luz.

Esta gran roca se encuentalnaslaa2ra en el oasis Tayma, en Arabia Saudita. Con una hendidura que la parte perfectamente por la mitad y la hace verse espectacular.

Y aunque parezca que alguien se encargó de partirla, la hendidura de la roca surgió de manera natural. Lo más probable, es que el suelo se moviera ligeramente debajo de uno de los dos soportes y se dividió la roca hace miles de años.

El oasis de Tayma anteriormente fue un vasto oasis históricamente habitado con una fortificación rodeada de un muro de piedra y barro sobre una colina, que controlaba las rutas comerciales que atraviesan el desierto entre las localidades de Yathrib (Medina) y Dumah. Hoy es un sitio arqueológico de 500 hectáreas que se encuentra a 220 kilómetros de la ciudad de Tabuk, a 400 km. de Medina y a 830 metros sobre el nivel del mar.

El pozo de agua de Tayma se llama Bir Haddaj, cayó en desuso por muchos siglos. En 1953, el rey Saud colocó 4 bombas de agua en el oasis y reactivó toda la zona para la escasa agricultura.

En 2010, la Comisión Saudí para el Turismo y las Antigüedades anunció el descubrimiento de una roca cerca de Tayma con una inscripción jeroglífica del faraón Ramsés III.

Quien y como la cortaron, poniendo en perfecto equilibrio esta gran roca, de tal forma que el corte quedara en paralelo.

Tiene grabados y símbolos de origen desconocido. Podemos encontrarla en el oasis Tayma rodeada por el desierto. Que fue una antigua ciudad situada al Noroeste de la actual Arabia Saudit.

Se menciona en varios pasajes bíblicos con el nombre de Tema (hijo de Ismael). Hoy es un sitio arqueológico de 5 kilómetros cuadrados a 220 kilómetros al sur-este de la provincia de Tabuk, a mitad dealnaslaa5 camino entre la ciudad de Medina y Duma. Data del siglo VI antes de Cristo.

Detalle del frágil equilibrio que mantiene en paralelo estas rocas:alnaslaa7

Cada parte de la piedra dividida tiene un amortiguador o base en forma de roca más pequeña en la parte inferior, impidiendo que toque el suelo.

El perfecto corte pareciera hecho con una espada, quedando totalmente en paralelo, las dos mitades:

Perforaciones en la roca.

alnaslaa8alnaslaa9

Estela Yangshan

La cantera Yangshan es famosa por una estela sin terminar de gran tamaño que fue abandonado allí durante el reinado del emperador Yongle, el tercer gobernante de la dinastía Ming en China, reinando 1402-1424.Yangshan1

La cantera Yangshan, es una antigua cantera de piedra cerca de Nanjing, China, fue utilizada durante muchos siglos como una fuente de piedra para los edificios y monumentos de Nanjing. En la actualidad se conserva como un sitio histórico.

La estela Yangshan sin terminar, la base de la estela de China, parcialmente separada del cuerpo de la montaña. Foto: WikipediaYangshan2

En 1405, el emperador Yongle, ordenó el corte de una estela gigante en esta cantera, para su uso en el Mausoleo Ming Xiaoling de su padre fallecido.

Estaban siendo cortados tres piezas separadas: la base rectangular estela (pedestal), el cuerpo estela, y la cabeza estela (corona, al ser decorados con un diseño de dragón). Después de la mayor parte del trabajo de corte de piedra se había hecho, los arquitectos se dieron cuenta de que la mudanza piedras desde la cantera hasta Ming Xiaoling e instalarlos allí de una manera adecuada, no sería físicamente posible.

Como resultado, el proyecto fue abandonado y los tres componentes estela sin terminar permanecen en Yangshan cantera hasta nuestros días.

Las dimensiones actuales y las estimaciones de peso habituales de las estelas son los siguientes: Yangshan3
La Base de Estela es 30.35 m de largo, 13 m de espesor, 16 m de altura, y pesa 16.250 toneladas métricas. Su cuerpo es de 49,4 m de largo, 10,7 m de ancho, 4,4 m de espesor y pesa 8.799 toneladas. La cabeza de la estela es de 10,7 m de alto, 20,3 m de ancho, 8,4 m de espesor y pesa 6.118 toneladas.

La inacabada «monumento Cabeza» (imagen superior) y el lado del cuerpo del monumento sentada todavía unidos a la roca viva en el medio de la fosa norte-oriental de la Yangshan cantera, ahora bien cuidada. La «cabeza» es la parte superior de la estela, el cual, en una estela terminada probablemente se habrían formado en un diseño de dragónYangshan4.

Según los expertos, si la estela hubiese sido terminada y armada, mediante la instalación del cuerpo estela verticalmente en la base, y la cobertura con la cabeza estela, entonces habría resistido 73 metros de altura.

La leyenda cuenta que los trabajadores que no pudieron producir la cuota diaria de roca triturada de al menos 33 Sheng serían ejecutados en el acto.

En la memoria de los trabajadores que murieron en el sitio, incluyendo la construcción de aquellos que murieron por exceso de trabajo y la enfermedad, un pueblo cercano que se conoce como Fentou, o «Montículo Grave».

Hoy en día, el lugar también se llama «Valle de la cabeza de muerte».