Este Mundo, a veces insólito
Calendario
septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Piedras famosas

En esta relación, mayoritariamente, se incluyen Piedras o Rocas famosas de cualquier época. Unas tienen escrituras, generalmente antiguas, otras tienen inscripciones de origen desconocido o no, algunas no tiene inscripciones, pueden ser estelas, etc. Algunas son obra de la naturaleza. Otras solo tienen un valor simbólico, e incluso son ficticias.

Se ha huido de los mitos no comprobados, solo se incluyen si hay datos físicos palpables.
En ningún caso se ha pretendido ser exhaustivo.
Toda la información se ha sacado de la red, y principalmente se han utilizado los datos al efecto, de Wikipedia.

 

Ben-Ben

Benben piedra pirámide de Amenemhat III, XII dinastía de Egipto. Museo Egipcio, El Cairo.benben1

En la mitología egipcia, específicamente la tradición de Heliópolis, Benbén era la montaña que emergió de las aguas primordiales (monja), y en el que el dios creador Atum se sentó. La expresión «piedra benben» se utiliza para referirse a la piedra que se encuentra en la parte superior de las pirámides de Egipto. El término también se relaciona con el obelisco.

Piedra Benben

La piedra Benben, el nombre de la colina, era una piedra sagrada en el templo de Ra en Heliópolis . Era el lugar donde los primeros rayos de sol caían. Se cree que fue el prototipo para posteriores obeliscos y las grandes pirámides fueron la base de su proyecto. La piedra angular o la punta de la pirámide también se llama Pyramidion. En el antiguo Egipto, éstos eran probablemente de oro, que brilla en la luz del sol.

Los piramidión también se llaman «piedras Benben». Muchas de estas piedras, talladas con imágenes e inscripciones se encuentran en museos de todo el mundo.

El Fénix, el pájaro Bennu, era adorado en Heliópolis, donde se decía que estar viviendo en benben o el sauce santa. Según Barry Kemp la conexión entre benben, la Phoenix y el sol puede muy bien haber sido basado en la aliteración :. La creciente, weben, el sol envía sus rayos a benben donde el ave vive benu [1]

Histórica del desarrollo

Desde los primeros tiempos, el retrato de Benbén era labrado de dos maneras; Fue la primera para formar una punta piramidal, que era probablemente las pirámides y obeliscos modelo. La otra forma era con tapa rbenben2edonda; esta fue probablemente la fuente de Benbén como un objeto de veneración. [2]

Durante la dinastía V de Egipto, el retrato benben fue formalizado como un obelisco plano. Más tarde, durante el Imperio Medio, se ha convertido en un obelisco de largo y delgado.

(La pieda Ben-Ben era, según los antiguos egipcios, un objeto sólido que llegó a la tierra procedente del Disco Celeste o solar; la piedra equivale a la Montaña primordial de numerosos mitos cosmogónicos en diferentes culturas, y es un símbolo eminente en la mitología egipcia)benben3

Interpretaciones

En la mitología del antiguo Egipto existen diversos relatos sobre la creación del mundo. Uno de ellos está centrado en el dios Atum, y tuvo su origen en la ciudad de Heliópolis. Según esta versión de la creación del mundo, Atum dotó de esencia al universo. En un principio, no existía nada sino oscuridad y caos. Fue de las oscuras aguas de donde surgió la colina primordial, conocida como Piedra Benben, en cuya cima se alzaba Atum. Al nacer la Piedra Benben de las aguas primordiales, algunos historiadores han sugerido que esta palabra podría estar relacionada con el verbo ‘weben’, el jeroglífico egipcio que significa “alzarse”.

Según otra interpretación, la piedra Benben era la colina primordial sobre la que Atum descendió en un principio. El dios miró en torno suyo y se dio cuenta de que no había nada salvo oscuridad y caos, observando que estaba solo. Deseoso de tener compañía, Atum dio inicio a la creación. En algunas versiones del mito, Atum se masturbaba, y mediante este acto creaba a Shu (dios del aire) y Tefnut (diosa de la humedad). En otras versiones del relato, estas deidades surgían al copular Atum con su propia sombra. Tras su nacimiento, Shu y Tefnut dejaban a Atum en la Piedra Benben y se marchaban a crear el resto del mundo. Cuenta la leyenda que, después de cierto tiempo, Atum se sintió preocupado por sus hijos. De este modo, se arrancó un ojo y lo envió en su búsqueda. Shu y Tefnut regresaron con el ojo de su padre, y el dios, al ver a sus hijos de nuevo, derramó lágrimas de alegría. Estas lágrimas, que cayeron sobre la piedra Benben en la que se encontraba Atum, se transformaron en los primeros seres humanos.

Según otra hipótesis, con benben4el tiempo otros templos solares albergaron sus propias piedras Benben. Por ejemplo, según antiguos documentos, el templo de Atón de El-Amarna/Aketatón, construido por Akenatón en el siglo XIV a. C., poseía su propia piedra Benben.

“Cámara Celestial” de origen egipcio que podría representar el mítico Ben-Ben, el objeto que trasladó a los primeros Dioses desde el cielo a la tierra.

Por las fuentes originales más antiguas se sabe que los egipcios basaron la forma del obelisco (o más bien una parte de él) en el llamado “bnbn” (la piedra ben-ben). Este obelisco prototípico no puede ser respaldado por hallazgos arqueológicos, pero sí lo está por los jeroglíficos. En egiptología, para los símbolos de las figuras que eran llevadas a los textos se usaba a menudo la forma original del objeto. Esto es, claro, un proceso legítimo, ya que los jeroglíficos – de modo parecido a la escritura china – se basaban directamente en el mundo real. Se representaba el agua con líneas onduladas, la pirámide por un triángulo, etc. De acuerdo a eso, el “ben-ben” tenía un extremo de forma puntiaguda o cónica (11).

Según los antiguos mitos egipcios, se supone que este algo ominoso, así como muy  interesante, “ben-ben” ha estado de pie en Heliópolis, la bíblica, o la egipcia “jwnw.” Heliópolis, situada a 25 km (15.5 millas) al norte de la vieja capital real, Memphis, había ocupado un largo e importante papel en el desarrollo de la teología egipcia, e incluso en tiempos de Herodoto, tenía la reputación de ser un lugar de especial sabiduría. El mito del  “ben-ben” estuvo arraigado en las primeras tres dinastías del Reino Viejo (2900-2040 a.C.), o posiblemente en siglos anteriores, y por consiguiente existe desde comienzos de reinado faraónico (12).

Se supone que el “ben-ben” en sí, que está representado por los obeliscos, ha sido un objeto que descendió a la Tierra desde el Cielo. En él estaba el dios Re (asimilado  después por el dios Atum), quien de esta manera vino a visitar a la humanidad y se convirtió en el primer gobernante de todo Egipto. Según las creencias de los egipcios, el más grande de sus dioses había gobernado el territorio a lo largo del Nilo a través de varias dinastías, “y si uno quisiera describir una institución como sumamente antigua, uno diría que había existido desde la época de Re” (13). El texto de la pirámide N° 1652 nos dice lo siguiente sobre Re: “Tú apareciste ante nosotros como el “ben-ben” (la piedra).” Mirándolo de este modo, el obelisco significa la “casa del dios” (14). En textos posteriores, fue incluso elevado junto con un hombre de pie ante una imagen del dios.

¿Qué significa esta palabra “bn-bn”?  Etimológicamente, no puede identificarse de manera precisa o indiscutible. Por un lado, la construcción consonántica “bn” hace pensar en “piedra.” De hecho la palabra “bn” existe desde la era de la pirámide con el significado de un “tipo de piedra.” Durante el Reino Medio (2040-1537 a.C.) la palabra “bnw.t” (benut) entra en la literatura. Aquí simboliza un “tipo de piedra dura.” Sin embargo, “la tendencia hoy en día es a derivar el nombre “bnbn” del verbo “wbn”, que tiene el significado de “elevación”, “reluciente”, pero también “brillante” – del sol y las estrellas…” (15). Las interpretaciones, tales como “eso que sale”, “eso que se dispara al cielo” también se dan (16), como el verbo “wbn” es definido “por los rayos o haces de luz salidos del disco del Sol” (17).benben5

El “benben”, el “objeto secreto”, fue albergado en una estructura especialmente construida para él, la “h.tbnbn” (“hwt-benben”, o “casa del benben”) en Heliópolis. Pueden encontrarse referencias a él en el Texto de la Pirámide N° 1652: “Atum-Chepre, tú eras alto como una colina. Tú parecías como el benben en la casa del benben en Heliopolis/jwnw”, o en el N° 2069ª: “Un benben se encuentra en la casa de Sokar.” Esta casa del benben y el santuario solar de Heliópolis fueron, con toda la probabilidad, lo mismo.

Dos grupos de dioses custodiaban el benben en la casa del benben. Tres dioses, que “poseían el secreto”, cuidaban el objeto en el interior del edificio; otros ocho dioses lo custodiaban por fuera. En el Libro de los Muertos, los doce dioses son también llamados los remeros de Ra, que atendían el “barco de un millón de años”.  Estos dioses también tenían la tarea de “creación” de las llamas para el barco de Ra.  No siendo posible aquí ocuparse en profundidad de la barca del Sol de Ra, sobre la que se hizo en otra parte una concisa referencia escrita (20), debe señalarse brevemente que una imagen de piedra de este celestial “navío” se alzaba derecha otrora al lado del santuario solar en Heliópolis.

benben6

Piramidión del escriba real Pauty, Saqqara ( Rob Koopman / Flickr )

El mito relacionado con el “benben”, del pájaro que se eleva de nuevo desde sus propias cenizas, ha sido interpretado en la egiptología como sigue:

  1. A)     La piedra puntiaguda, la punta del obelisco, según el modo egipcio de ver las cosas, participa en el luminoso aspecto del pájaro, de manera que es una mutatis mutandis, o centro del alma (23).
  2. B)     La tesis alternativa: el pájaro era un símbolo antiguo del vuelo en el antiguo Egipto (24). El pájaro que desciende hace conexión con la nave espacial que está aterrizando. El pájaro de luz fue escogido para hacer referencia al vehículo divino ascendiendo y descendiendo. El ave Fénix/benben, elevándose desde sus propias cenizas, simboliza aquello ardiente (“cenizas”) que se generaba en el lanzamiento (“la isla de las llamas”). El mismo “pájaro” subía periódicamente al cielo y, para el asombro general, no se quemaba.

Su nombre no nos dice gran cosa, pues obelisco es un término griego usado para referirse a un espetón o asador en diminutivo, de modo que en griego posee un sentido claramente irónico, pero nada explicativo. Los egipcios los llamaban ben-ben, sobre la raíz que significa “alzarse brillando”, lo que parece aludir al culto solar de Ra.

Piramidión de Hori, Imperio Nuevo, Dinastía XVIII, 1350 a. C., piedra caliza (Mary Harrsch / Flickr)

Balanced Rock

Balanced Rock Park de Idaho

balancedrock1balancedrock2

Rock equilibrado, Idaho. El equilibrio precario de la roca del sur de la ciudad de Buhl en el Salmon Falls Creek Canyon, Idaho, EE.UU. es realmente sorprendente. La roca tallada por el viento, que es de más de 14,6 metros (48 pies) de altura, 12,2 metros (40 pies) de ancho y pesa alrededor de 36 toneladas (40 toneladas), adosada delicadamente pero con firmeza en un muy pequeño pedestal rocoso, que sólo es 0.9×0. 45 metros (3×1.5 pies).

balancedrock3

Pedra de Ingá

Detalle de la Pedra de Ingáinga1

La Pedra do Ingá es actualmente uno de los monumentos arqueológicos más significativos del mundo. La Pedra do Ingá está situada en el municipio de Ingá, en el Estado de Paraiba, en Brasil.

Se trata de un conjunto de grabados en una roca larga 24 metros y alta 3 metros. Pero lo que desconcierta no es la composición de la roca, ya que este tipo de roca es muy común, los enigmas son los grabados en la roca en la que se pueden apreciar diferentes dibujos cuya antigüedad según las últimas estimaciones podrían ser de unos 6000 años.

En la Pedra do Ingá hay más de 400 grabados, algunos zoomorfos, otros que representan signos abstractos y otros que representan estrellas.

Uno de los investigadores más notables que ha estudiado la Pedra do Ingá fue el brasileño de origen italiano Gabriele D’Annunzio Baraldi[1][2]. En su opinión, la roca sería el relato del diluvio universal escrito en un idioma muy similar al hitita, hablado en el II milenio antes de Cristo en la actual Turquía. Según apunta el investigador Yuri Leveratto, la hipótesis de Baraldi podría ser considerada real, y el mensaje escrito en la Pedra do Ingá podría estar escrito en nostrático, el idioma más antiguo de la humanidad. Algunos autores piensan que debido a la relación con los símbolos celtas piensan que los antiguos cartagineses con sus aliados celtas huyeron hasta aquí tras la derrota de los cartagineses frente a los romanos.

Los indios Tupi que vivían en esta zona llamada «Itacoatiara», que en su lengua quiere decir, simplemente, «la piedra».

Muchos investigadores afirman que sus grabados son únicos en el mundo.

En ese monolito, se destacan sobre todo temas curvilíneos. En los raros casos en que aparece una representación distinta, parecen tratarse de reptiles o de hombres.

Existen tres paneles de grabados:

inga2

Sobre la faz norte del bloque granítico, las inscripciones se concentran en un panel de 18 m de largo por 1,80 m de altura, en su parte más elevada. Las figuras y diseños grabados se presentan, en promedio, con 50 mm. de diámetro por 30 mm. de profundidad. Todo el campo esculpido está limitado en su parte superior por círculos, perfectamente excavados, en una cantidad de 114. Esos círculos o concavidades son llamados capsulares y poseen en promedio 5 cm. de diámetro. En el inicio de las grabaciones hay una espiral hacia la derecha, mientras que en el final hay otra espiral, ahora hacia la izquierda, ambas laboriosamente confeccionadas, con notable pulimento.

El bloque granítico reposa sobre una gran laja que, batida por las aguas del río en los periodos de crecida, presenta una coloración diferente de la del bloque. En esa laja, en ligero declive, también figuran grabaciones con la misma técnica de trabajo, inclusive representando ciertos símbolos del panel, todo con perfecto pulimento. Pero ahí están esculpidos agrupamientos de estrellas y puntos que recuerdan, fácilmente, constelaciones y la Vía Láctea. Llevando en cuenta la posición relativa de las estrellas así como la representación de la orden de brillo (magnitud), algunos estudiosos juzgan que allí está representada la constelación de Orión.

Sobre el bloque granítico hay otras inscripciones, en menor número. Una de ellas, situada en el centro del panel esculpido, 50 cm. arriba de la línea de capsulares, se asemeja a una representación de un sol radiante, en semicírculo, del cuál parten 21 rayos, vueltos para la parte inferior del paredón. El acabado de todas las inscripciones de Ingá, suministra la idea de pulimento que parece confirmar la hipótesis referente al proceso utilizado para hacer las grabaciones: ellas habrían sido ejecutadas por medio de rocas duras o maderas, mojadas en el agua y, enseguida, pulidas con arena, como se fuera una lija. Los surcos que componen las figuras o diseños grabados en esta roca tienen de media diez centímetros de ancho.

Existen muchas teorías extrañas para explicar los orígenes de los grabados, como por ejemplo, que ellas habrían sido hechas con rayos láser por antiguos astronautas extraterrestres, que serían una escritura alfabética (símbolos que representan sonidos) o aún una escritura ideográfica o pictográfica (símbolos que expresan ideas en vez de sonidos). Se supone que sus autores fueron los fenicios, los hititas, los egipcios, o habitantes de la Isla de la Pascua, entre otros. Sin embargo, ninguna de esas teorías alcanzó un consenso.

No es necesario ser especialista en lenguas muertas para percibir que los petroglifos de Ingá no son una escritura y que las señales caprichosamente dispuestas, no guardan entre sí, orden, simetría o relación alguna de tamaño, pues son muy poco repetidas.

El monumento de Ingá debía representar algo realmente importante, por la dificultad de sus artesanos para hacer el trabajo. Según la mayoría de los investigadores, podría ser un centro de culto religioso, relacionado con elementos astronómicos.

En total, la roca tiene unos 450 glifos. La pregunta es si es un idioma antiguo grabado en el monolito. La mayor parte de las figuras, de hecho, parece a primera vista abstracta, pero los investigadores creen que la Piedra del Ingá oculta un mensaje en clave antiguo. El principal problema es que carecen de paralelismos para poder hacer una comparación y, posiblemente, tentar una traducción.

La hipótesis arqueoastronómica

Baraldi, en su visión atlante, algunos grupos de humanos originarios de la mítica isla se habrían salvado de inundaciones y terremotos catastróficos dirigiéndose tanto al este, o sea hacia Europa, como al suroeste, hacia Brasil.

Baraldi sostuvo que el idioma tupí-guaraní, hablado por muchas etnias suramericanas, tiene un lejano origen común con la lengua hitita, perteneciente al famoso pueblo indoeuropeo que prosperó en Anatolia 18 siglos antes de Cristo. Declaró que en el petroglifo de Ingá está narrada la historia de la catástrofe que destruyó a Atlántida, o bien el diluvio universal, que sucedió 9500 años antes de Cristo.

Existe una hipótesis que proporciona a los petroglifos de Ingá una importancia excepcional desde el punto de vista arqueoastronómico. En 1976 el ingeniero español  Francisco Pavía Alemany inició un estudio matemático sobre este monumento arqueológico, cuyos primeros resultados fueron publicados en1986 por el Instituto de Arqueología Brasileira (Pavía Alemany F. 1986)

Este autor identificó en Ingá el más extraordinario registro arqueológico conocido de la variación del orto solar durante todo el año, materializado por una serie de cuencos o “capsulares” y otros petroglifos grabados en la superficie vertical, que a modo de un limbo graduado formarían un “calendario solar”, sobre el que un gnomon proyectaría la sombra de los primeros rayos solares de cada día. La Agrupación Astronómica de la Safor publicó en 2005 una síntesis de este trabajo en su boletín oficial Huygens Nº 53(Pavía Alemany F. 2005)inga4

Posteriormente, F. Pavía continuó con el estudio de Ingá, centrándose esta vez en el registro de una serie de signos grabados sobre la superficie rocosa del propio cauce, donde se observan gran cantidad de “astros” que se pueden agrupar formando “constelaciones”. Tanto el registro de los “capsulares”, como el de las “constelaciones”, de por sí, proporciona a Ingá un gran valor, pero la coexistencia de ambos en el mismo yacimiento otorga a Ingá una importancia arqueoastronómica excepcional.

En 2006 el egiptólogo y arqueoastrónomo José Lull coordinó la publicación de un libro titulado “TRABAJOS DE ARQUEOASTRONOMÍA, ejemplos de África, América, Europa y Oceanía”, compendio de trece artículos elaborados por prestigiosos arqueoastrónomos. Entre estos artículos se incluye “EL CONJUNTO ARQUEOASTRONÓMICO DE INGÁ”, donde se expone el estudio de los dos conjuntos mencionados y las razones que justifican calificar a Ingá de un excepcional monumento arqueoastronómico, sin igual en el mundo.

Detalles

inga3inga6inga10

inga8inga7inga9

 

 

Sobre la base de estos estudios, Baraldi, que estudió la piedra del Inga desde 1988, desarrolló su teoría presentada en el libro La hitita americano, que, como su nombre indica, postula la presencia de los hititas en tierras brasileñas en un período histórico muy remoto.

La clave de la traducción, hecha por Baraldi, fue la identificación de la Tupy-Guarany, la lengua materna por los indígenas brasileños con un lenguaje llamado proto-hittita. De acuerdo con el investigador, el proto-hittita fue hablado y escrito en la civilización mítica de los Atlantes, hay unos 50.000 años.inga12

Reproducción del un conjunto de inscripciones del Inga ‘Stone.


Muchos símbolos del monolito del Inga son similares a los encontrados en Turquía, en la antigua Anatolia de los hititas. Una serie de inscripciones hablan de una «guerra de las fronteras» entre dos soberanos de origen mesopotámico. Otra historia habla de una erupción volcánica terrible. Las cenizas cubrieron una ciudad de piedra en la costa atlántica, similar a lo que ocurrió en Pompeya y Herculano (BARALDI, 2009 – Reproducción de la entrevista).

inga13

Las similitudes entre los personajes de rongorongo, sistema de escritura de la isla de Pascua, con los signos de la Piedra Inga.

Baraldi explica que los hititas – que habitaban en las montañas de Anatolia (actual Turquía) desde 2.500 aC – desarrolló una civilización muy avanzada técnicamente, sino también mental y espiritualmente. En sus crónicas – que registran la ocurrencia de una catástrofe muy antigua: la aniquilación de un gran archipiélago situado en el centro de la corriente del océano Atlántico.

Los descendientes de los habitantes de estas islas, incluyendo, Poseidón, el asiento del reino de Atlantis, se refugiaron en varias partes del mundo, como en Mesopotamia. Sin embargo, la dispersión llegó a muchos otros lugares, como las costas este y oeste de América del Sur.

Los jeroglíficos de la piedra del Inga que – según el investigador, se pueden fechar entre 1.374 y 1.332 antes de Cristo, se asemejan con lasinga14 inscripciones que se encuentran en las Islas Canarias, en la isla de Pascua (el sistema de escritura Rongo Rongo-) o en las laderas y los mosaicos de Heraklion ( o Candia en la isla de Creta)

Mosaico en Heraklion.

Otro punto de controversia acerca de las inscripciones del panel de Inga es el método utilizado para producirlos.

Baraldi basa esta idea en el hecho de que los signos de Inga se trazan con contornos precisos – muy bien hecha y que se conservan a pesar de los estragos del tiempo y las fuerzas naturales, como el agua del río Ingá que, periódicamente, se levantan, sumergiendo parte del monumento. (De hecho, durante la temporada de lluvias el gran monolito está parcialmente cubierto por el agua. (Fonseca, 2008).

inga15

Petroglifos en el lecho de un río seco.

Pero las inscripciones no sólo se encuentran en la gran pared de roca. Durante la sequía, el lecho del río – seco – revela numerosos petroglifos igualmente enigmática. Entre estos, hay pequeñas depresiones que forman un grupo que, por su configuración, se llama placa astronómico. Las marcas son puntos capsulares y signos que parecen estar relacionados entre sí que representa una constelación. Algunos estudiosos asocian este conjunto de la constelación de Orión.

Guardar

Al Naslaa Rock

Al Naslaa Rock

La gran roca en perfecto equilibrioalnaslaa1

Con una hendidura que lo parte perfectamente por la mitad y lo hace verse espectacular, esta gran roca reposa sobre el oasis Tayma, en Arabia Saudita.

Los descubrimientos arqueológicos muestran que en tiempos antiguos la zona donde se encuentra la roca de Al Naslaa estuvo habitada al menos desde el siglo VI a. C. De hecho, la roca tiene una buena cantidad de petroglifos con animales y símbolos extraños.

Situación del oasis de Tayma, en el noroeste de Arabia Saudita.

Charles Hubert descubrió en el año 1883 la llamada Estela de Teima, que contiene la lista de los dioses adorados en la ciudad en el siglo VI a. C. Actualmente se encuentra en el Louvre. Tayma fue un lugar importante de encuentro de comerciantes y caravanas. Se conservan cerca de 15 kilómetros de murallas de unos 8 metros de anchura. 

Y aunque parece que alguien se encargó de partirlo, la hendidura surgió de manera natural. Lo más probable, indica Unusual Place, es que el suelo se moviera ligeramente debajo de uno de los dos soportes y la división roca.

Podría ser un dique volcánico de algunos minerales más débiles que se solidificó allí antes de que saliera a la luz.

Esta gran roca se encuentalnaslaa2ra en el oasis Tayma, en Arabia Saudita. Con una hendidura que la parte perfectamente por la mitad y la hace verse espectacular.

Y aunque parezca que alguien se encargó de partirla, la hendidura de la roca surgió de manera natural. Lo más probable, es que el suelo se moviera ligeramente debajo de uno de los dos soportes y se dividió la roca hace miles de años.

El oasis de Tayma anteriormente fue un vasto oasis históricamente habitado con una fortificación rodeada de un muro de piedra y barro sobre una colina, que controlaba las rutas comerciales que atraviesan el desierto entre las localidades de Yathrib (Medina) y Dumah. Hoy es un sitio arqueológico de 500 hectáreas que se encuentra a 220 kilómetros de la ciudad de Tabuk, a 400 km. de Medina y a 830 metros sobre el nivel del mar.

El pozo de agua de Tayma se llama Bir Haddaj, cayó en desuso por muchos siglos. En 1953, el rey Saud colocó 4 bombas de agua en el oasis y reactivó toda la zona para la escasa agricultura.

En 2010, la Comisión Saudí para el Turismo y las Antigüedades anunció el descubrimiento de una roca cerca de Tayma con una inscripción jeroglífica del faraón Ramsés III.

Quien y como la cortaron, poniendo en perfecto equilibrio esta gran roca, de tal forma que el corte quedara en paralelo.

Tiene grabados y símbolos de origen desconocido. Podemos encontrarla en el oasis Tayma rodeada por el desierto. Que fue una antigua ciudad situada al Noroeste de la actual Arabia Saudit.

Se menciona en varios pasajes bíblicos con el nombre de Tema (hijo de Ismael). Hoy es un sitio arqueológico de 5 kilómetros cuadrados a 220 kilómetros al sur-este de la provincia de Tabuk, a mitad dealnaslaa5 camino entre la ciudad de Medina y Duma. Data del siglo VI antes de Cristo.

Detalle del frágil equilibrio que mantiene en paralelo estas rocas:alnaslaa7

Cada parte de la piedra dividida tiene un amortiguador o base en forma de roca más pequeña en la parte inferior, impidiendo que toque el suelo.

El perfecto corte pareciera hecho con una espada, quedando totalmente en paralelo, las dos mitades:

Perforaciones en la roca.

alnaslaa8alnaslaa9

Estela Yangshan

La cantera Yangshan es famosa por una estela sin terminar de gran tamaño que fue abandonado allí durante el reinado del emperador Yongle, el tercer gobernante de la dinastía Ming en China, reinando 1402-1424.Yangshan1

La cantera Yangshan, es una antigua cantera de piedra cerca de Nanjing, China, fue utilizada durante muchos siglos como una fuente de piedra para los edificios y monumentos de Nanjing. En la actualidad se conserva como un sitio histórico.

La estela Yangshan sin terminar, la base de la estela de China, parcialmente separada del cuerpo de la montaña. Foto: WikipediaYangshan2

En 1405, el emperador Yongle, ordenó el corte de una estela gigante en esta cantera, para su uso en el Mausoleo Ming Xiaoling de su padre fallecido.

Estaban siendo cortados tres piezas separadas: la base rectangular estela (pedestal), el cuerpo estela, y la cabeza estela (corona, al ser decorados con un diseño de dragón). Después de la mayor parte del trabajo de corte de piedra se había hecho, los arquitectos se dieron cuenta de que la mudanza piedras desde la cantera hasta Ming Xiaoling e instalarlos allí de una manera adecuada, no sería físicamente posible.

Como resultado, el proyecto fue abandonado y los tres componentes estela sin terminar permanecen en Yangshan cantera hasta nuestros días.

Las dimensiones actuales y las estimaciones de peso habituales de las estelas son los siguientes: Yangshan3
La Base de Estela es 30.35 m de largo, 13 m de espesor, 16 m de altura, y pesa 16.250 toneladas métricas. Su cuerpo es de 49,4 m de largo, 10,7 m de ancho, 4,4 m de espesor y pesa 8.799 toneladas. La cabeza de la estela es de 10,7 m de alto, 20,3 m de ancho, 8,4 m de espesor y pesa 6.118 toneladas.

La inacabada «monumento Cabeza» (imagen superior) y el lado del cuerpo del monumento sentada todavía unidos a la roca viva en el medio de la fosa norte-oriental de la Yangshan cantera, ahora bien cuidada. La «cabeza» es la parte superior de la estela, el cual, en una estela terminada probablemente se habrían formado en un diseño de dragónYangshan4.

Según los expertos, si la estela hubiese sido terminada y armada, mediante la instalación del cuerpo estela verticalmente en la base, y la cobertura con la cabeza estela, entonces habría resistido 73 metros de altura.

La leyenda cuenta que los trabajadores que no pudieron producir la cuota diaria de roca triturada de al menos 33 Sheng serían ejecutados en el acto.

En la memoria de los trabajadores que murieron en el sitio, incluyendo la construcción de aquellos que murieron por exceso de trabajo y la enfermedad, un pueblo cercano que se conoce como Fentou, o «Montículo Grave».

Hoy en día, el lugar también se llama «Valle de la cabeza de muerte».

Desierto de Pinnacles

El desierto de los Pináculos (en inglés: The Pinnacles Desert)? Se encuentra dentro de los límites del Parque Nacional Nambung, cerca de la ciudad dPinnacles1e Cervantes, en Australia Occidental. Los Pináculos son formaciones de roca caliza bastante ásperos que tiene sus orígenes en acumulaciones de conchas de moluscos marinos de una época geológica anterior. Las conchas se deshicieron y cayeron a las arenas ricas en caliza, que acabaron tierra adentro formando grandes dunas móviles. Los Pináculos se asoman por encima de las dunas, y la lluvia asienta y suaviza las partes bajas de las dunas, asegurando la supervivencia de los pináculos por encima de la superficie arenosa.Pinnacles2

Turismo

Los Pináculos permanecieron relativamente desconocidos para la mayoría de los australianos hasta la década de 1960, cuando el área fue añadida al Parque Nacional Nambung. La mejor estación para ver Los Pináculos es la primavera (de agosto a octubre), ya que la temperatura es más suave y las flores silvestres están en flor. Cuando mejor se pueden ver es por la mañana temprano o a media tarde, debido al juego de luces y brillos que hace resaltar sus figuras. La mayoría de los animales del parque son nocturnos, pero los emús y canguros pueden ser vistos durante el día, mayoritariamente por la tarde y comienzo de la mañana. Se trata de un área desértica de unos 30 kilómetros que se caracteriza por los pináculos de roca caliza que surgen de la arena con formas y tamaños de lo más variadas. Eso sí, la mayoría tienen entre 3 y 7 metros de altura.

En febrero de 2007, la entrada al parque costaba 10,0 dólares australianos por coche o 4 dólares por persona en autobús. Recibe más de 250.000 visitantes al año. Una nueva área de visitantes con un centro interpretativo será terminada en marzo de 2008.1Pinnacles4

Los Pináculos aparecieron en el número musical «Ye Jaan Le Le» de la película india, Daud: Fun on the Run (1997), en la que actuaban Sanjay Dutt y Urmila Matondkar.Pinnacles8

El “Pinnacles Desert” se encuentra a unos 250 kilómetros de la ciudad de Perth y todavía más cercano al pueblo pesquero de Cervantes, antigua colonia española de la que ya solo mantiene el nombre.

A lo largo de 26 kilómetros de costa, adentrándonos hacia las vastas dunas de arena del interior, podemos encontrar miles de estos pináculos, formados hace miles de años por el coral de los lechos marinos y erosionados por el paso del tiempo cuando las aguas se retiraron del lugar. Los hay de todo tipo y tamaño, desde los más pequeños que apenas levantan un palmo del suelo hasta los más imponentes, de hasta cuatro metros de altura.

Las mejores horas para visitar el desierto son al amanecer y al atardecer, cuando las alargadas sombras parecen bailar sobre la dorada arena y los pinácPinnacles3ulos brillan bañados por el anaranjado sol, creando en su conjunto una visión realmente única.

El origen de los pináculos

Parece ser que estas formaciones rocosas se originaron hace treinta mil años, cuando el mar desapareció de la zona, lo que explica que los pináculos estén formados por los esqueletos minerales de los animales marinos que se acumularon en el fondo de las dunas a causa de la lluvia, compactándose. Con el tiempo, estas formaciones fueron descubiertas por la erosión del viento. En realidad, parece ser que a lo largo de los siglos los pináculos han ido cubriéndose y descubriéndose y, de hecho, este ciclo se irá repitiendo durante los próximos milenios.

Pinnacles9

Stonehenge 2 – Bluehenge

Subcategoría: Círculo de piedras.

Tuesday, 29. December 2009, 19:59:09

Un grupo de arqueólogos británicos ha descubierto pruebas de lo que creen es un segundo Stonehenge, el famoso monumento megalítico de la Edad de Bronce (2500 años antes de Cristo) situado en el condado de Wiltshire, Gran Bretaña. El hallazgo se encuentra a poco más de 1,5 kilómetros del original, informa The Guardian.Bluehenge1

Los científicos de la Universidad de Sheffield trabajan en la orilla occidental del río Avon y han bautizado al emplazamiento Bluestonehenge (Stonehenge azul) en referencia al color de las 25 piedras de Gales que en un tiempo llegaron a formar el complejo, señala el rotativo. Las excavaciones sugieren que en ese lugar se erigió un círculo pétreo de 10 metros de diámetro, rodeado por una zanja.

Varias son las conjeturas del objeto de estas construcciones: enterramientos rituales, observatorio astronómico, cultos religiosos… Lo que los científicos han hallado en esta ocasión son los huecos que hace siglos, piensan, albergaron gigantescas moles de piedra azul, traídas de las montañas de Preseli, en Gales, a más de 240 kilómetros del lugar. Esas piedras habrían sido luego retiradas, hace miles de años.

Los expertos creen que las piedras marcaban el fin del corredor que conduce desde el río Avon hasta Stonehenge: una «ruta procesional» de casi tres kilómetros construida junto al famoso círculo de piedra.

El profesor de la Universidad de Sheffield Mike Parker Pearson señala a The Guardian que están esperando los resultados de las pruebas de datación efectuadas con carbono para determinar si las piedras que en la actualidad conforman el círculo interno de Stonehenge estuvieron en algún tiempo en el emplazamiento ahora localizado. «La gran pregunta es cuándo fueron erigidas nuestras piedras y cuándo fueron retiradas», afirma Pearson.

«En el pasado conjeturamos que debía existir algo al final de la avenida, junto al río. Pero no estábamos preparados para descubrir que se trataba de un nuevo círculo de piedras. Pienso que hemos encontrado una prueba incontrovertible de que el río era muy importante para la gente que utilizaba Stonehenge. Creo que el río constituía un conducto entre los vivos y los muertos. Éste es el punto en el que uno dejaba el reino de los vivos en el río y entraba en el reino de los muertos, en Stonehenge», añade el profesor.

Las excavaciones realizadas en el Stonehenge Riverside Project, señala The Guardian, han posibilitado el descubrimiento hasta el momento de numerosos hallazgos, como el de la villa neolítica de Durrington Walls, en 2005.

Las excavaciones efectuadas de Agosto a Septiembre de 2009 por el Stonehenge Riverside Project (un consorcio de universidades incluyendo a la de Bristol) han revelado los nueve agujeros en cada uno de los cuales estuvo asentado un bloque pétreo, y que debieron formar parte de un círculo de posiblemente 25 bloques. La mayor parte del círculo permanece sin excavar, preservado para futuras investigaciones, mientras que los puntos de excavación del año 2009 han sido rellenados nuevamente.

En el Daily Mail van un poco más lejos, y arguyen que no fueron 2 sino 3 los Stone Henge primitivos…Stonehenge10

Sin duda es el descubrimiento del año. Los arqueólogos han estado sacándolo a la luz a la chita callando durante todo el verano: Bluehenge, el círculo gemelo de Stonehenge, desenterrado apenas a una milla de distancia del famoso monumento. Lo han llamado Bluehenge porque sus 27 enormes piedras estuvieron una vez pintadas de ese color.

El descubrimiento vuelve a poner en tela de juicio lo que sabemos del uso y la construcción de Stonehenge. Bluehenge se construyó en la misma época, hace unos 5.000 años, y se asemeja a una miniatura de aquel. Durante cientos de años los dos círculos coexistieron, hasta que Bluehenge fue desmantelado y sus piedras usadas para ampliar Stonehenge.

Todo lo que queda de Bluehenge son los agujeros de las 27 piedras, y restos de las mismas.

«Bluestonehenge» o «Bluehenge» es una prehistórica henge y el círculo de piedra monumento que fue descubierto por el proyecto Stonehenge Riverside cerca de 1 milla (1,6 km) al sur-este de Stonehenge, en Wiltshire, Inglaterra. Todo lo que sigue siendo en la actualidad del sitio es el foso del henge y una serie de configuraciones de piedra, ninguno de los cuales es visible por encima del suelo.

El sitio fue excavado en agosto de 2008 y nuevamente en agosto de 2009 y se considera que es un hallazgo importante por los arqueólogos. Todos los detalles del descubrimiento fueron publicados en el 2010 enero / febrero de la edición de Arqueología Británico.

El monumento ha sido fechado tentativamente a entre aproximadamente 3000 y 2400 aC, aunque la datación por radiocarbono de la cornamenta herramientas que se encuentran en el sitio todavía no se ha completado. Las excavaciones revelaron varias configuraciones de piedra que se cree que se han erigido en torno a 3000 AC. Se estima que puede haber habido tantos como 27 piedras en un círculo de 33 pies (10 m) de ancho. de carbón se encuentra en algunos agujeros, lo que sugiere que la quema puede haber tenido lugar allí. Una sugerencia es que el henge fue un sitio para las cremaciones.

El nombre «Bluestonehenge» se deriva del descubrimiento de lascas pequeñas en algunas de las configuraciones de piedra. Estas piedras azules también se encuentran en Stonehenge y consisten en una amplia gama de tipos de roca originaria de Pembrokeshire oeste de Gales, unas 150 millas (240 km) de distancia. El arqueólogo Mike Parker Pearson sospecha que las piedras azules en el círculo puede tener ha eliminado alrededor de 2500 AC y se incorporan en Stonehenge, que sufrió importantes obras de reconstrucción en esa época.

La configuración del círculo de piedra estaba rodeada por un henge, que comprende 82 pies de ancho (25 m) zanja y un banco de exterior, que parece datar de aproximadamente 2400 antes de Cristo. A diferencia de Stonehenge, no parece haber ninguna solar significativa u orientaciones lunares dentro del monumento.

El henge se encuentra junto al río Avon en el oeste de Amesbury. Inmediatamente al lado de él es la avenida, una zanja lineal y la ruta del banco que lleva a Stonehenge. Mike Parker Pearson ha sugerido que el sitio pudo haber sido utilizado para fines ceremoniales – posiblemente como un lugar de parada a lo largo de routeway entre Durrington Las paredes y Stonehenge. Parker Pearson considera que Durrington Walls puede haber sido una «tierra de los vivientes», mientras que Stonehenge (que era el más grande de Gran Bretaña cementerio conocido en el momento) fue un «dominio de los muertos”.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Ciudad Encantada Cuenca

La Ciudad Encantada es un paraje natural español de formaciones rocosas calcáreas o calizas formadas a lo largo de miles de años. Se localiza cerca de Valdecabras, en el término municipal de Cuenca (España), en una amplia zona de pinares de la parte meridional de la serranía conquense y a una altitud de 1.500 metros. Está ubicada en una finca privada a la cual se puede acceder previo pago de 4€.CECuenca01

Fue declarada Sitio Natural de Interés Nacional el 11 de junio de 1929. La acción del agua, el viento y el hielo ha hecho posible este fenómeno kárstico. La heterogeneidad de las rocas en cuanto a su morfología, composición química y grado de dureza es lo que ha permitido el desgaste desigual de las mismas por los elementos atmosféricos, dando como resultado una muestra sorprendente de arte pintoresco proveniente de la misma naturaleza. A las caprichosas y espectaculares formaciones existentes hay que sumar lapiaces, torcas y sumideros.

Comparte estas características especialmente con «Los Callejones«, paraje ubicado en el término municipal de Las Majadas. Ambos lugares forman parte del Parque Natural Serranía de Cuenca, creado mediante la Ley de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha 5/2007.1

CECuenca02Las formaciones rocosas de la Ciudad Encantada son formaciones de modelado kárstico, cuyo origen se remonta al periodo Cretácico, hace aproximadamente 90 millones de años. En el Cretácico, el mar de Thetis cubría gran parte de lo que actualmente es la Península Ibérica y la zona que hoy conforma la Ciudad Encantada formaba parte del fondo. Era una zona de aguas tranquilas donde existió una importante deposición de sales, principalmente carbonato cálcico, provenientes de los esqueletos de los animales de la zona y de la porción disuelta en el agua.

Al final del Cretácico, la orogenia alpina originó la elevación del terreno, pasando a formar parte de la tierra emergida parte de la superficie que antes eran fondo marino. Los bancos de carbonato cálcico convertidos en piedra caliza quedaron expuestos a los agentes atmosféricos, como la lluvia, los cambios de temperatura, y a los agenCECuenca03tes biológicos, como la acción de los diferentes seres vivos, que fueron progresivamente erosionando la roca. La roca caliza es muy permeable y permite la infiltración del agua de lluvia. El agua, junto con la acción del anhídrido carbónico (CO2), disuelve la roca caliza aumentando aún más su porosidad y formando en su interior galerías, dando como resultado las formaciones de karst.

La Ciudad Encantada es un karst muy avanzado donde gran parte de la roca ha sido disuelta, la mayor parte de las galerías se han derruido al caer el techo de las cuevas y quedan sólo en pie los bloques de las zonas de piedra más resistentes que adquieren por la erosión formas caprichosas.

Existe un recorrido señalizado, de unos 3 kilómetros de longitud, de dificultad mínima, que se realiza en aproximadamente una hora y media, para visitar las diversas rocas y formaciones a las que se han dado nombres de animales y de objetos como el tormo alto (símbolo de la Ciudad Encantada), que se enCECuenca04cuentra justo a la entrada del recorrido y fue el lugar donde el líder hispano Viriato fue incinerado.

El resto de figuras del itinerario actual son:

  • Los barcos.
  • El perro.
  • Cara de hombre
  • La foca.
  • El tobogán.
  • El puente romano.
  • Mar de piedra.
  • Lucha elefante cocodrilo.
  • El convento.
  • Hongos
  • Teatro
  • La tortuga.
  • Los osos.
  • Los amantes de Teruel.
  • La cara de Ariadna.

 

El tormo alto

CECuenca06CECuenca05

 

CECuenca07

 

 

 

Los osos

 

 

 

El convento

CECuenca10

CECuenca08

 

 

 

 

 

 

CECuenca09

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Piedra de Palermo

La Piedra de Palermo es el mayor fragmento de una losa de piedra negra (diorita) que tiene grabados un conjunto de acontecimientos desde la época predinástica hasta la dinastía V de Egipto, tales como ceremonias, censos de ganado, nivel anual de la crecida del Nilo, y el nombre de los faraones. Debe su nombre a la ciudad de Palermo (Italia), ya que está custodiada en el Museo Arqueológico de Palermo.Palermo1

Piedra de Palermo.

El fragmento mide unos 43 cm de alto por 30 cm de ancho, aunque proviene de una losa que mediría unos dos metros de largo por 60 cm de alto. Otros fragmentos más pequeños de este documento, u otro similar, se encuentran en el Museo Egipcio de El Cairo y en el Museo Petrie de Londres.

El texto está dividido en tres registros horizontales:

  • el superior muestra el nombre del faraón de ese periodo,
  • el intermedio los acontecimientos destacados: fiestas, recuentos de ganado, etc.,
  • el inferior indica el mayor nivel anual de la inundación del río Nilo.

En la franja superior se encuentran los nombres de varios gobernantes predinásticos del Bajo Egipto: «…pu», Seka, Jaau, Tiu, Tyesh, Neheb, Uadynar, Mejet, y «…a».

Contenido: Escrita por ambos lados, en registros dobles, incluye un listado de reyes (registro superior), con anotaciones sobre acontecimientos de cada reinado, impuestos, ceremonias, crecidas del Nilo, etc. (registro inferior), desde el predinástico hasta el reinado de Neferirkara (V Dinastía).Palermo2

Época: Supuestamente, por el último rey que aparece en el listado, debería pertenecer al reinado de Neferirkara (V Dinastía).

Procedencia: El primer fragmento del que tenemos noticia fue «descubierto» en 1895 en el propio museo de Palermo. En 1903 aparecieron 3 más y otro en 1910, actualmente en el Museo de El Cairo. El fragmento del Museo Petrie fue adquirido por el propio Petrie en 1917 en un mercado de antigüedades. El último hallado se encuentra en el Museo de El Cairo y fue comprado en 1963 también en un mercado de antigüedades.

La fila superior de la inscripción de la Piedra de Palermo muestra una fila de los nombres de toda una serie de reyes predinásticos de Egipto, todos llevando la corona roja de Neith y del Norte. La fila se lee de derecha a izquierda. El rey sentado en la parte inferior de cada cuadro muestra que el nombre escrito sobre él en jeroglíficos es el de un rey del norte. El primer nombre es ilegible excepto por el hecho de que termina en ‘-u’ (o algunos sugieren ‘-pu’), la vocal “u” se escribe como un pájaro(o polluelo). El siguiente nombre, y la primera completa, es Seka. El siguiente es Khaiu, el siguiente Tiu, el siguiente Thesh o Tjesh, el siguiente Neheb o Niheb, el siguiente Uazanez o Adj-Wadj, el siguiente Meka o Mekhet, y el último quebrado termina en ‘-a’.

Ninguno de los nombres de estos reyes se registra en o sobre cualquier otro documento o monumento que se tenga constancia. Todos ellos son completamente desconocidos para la egiptología. Esta es la única evidencia superviviente de que alguna vez existieron. Por tanto, muchos estudiosos se sienten incómodos acerca de ellos, y muchos expertos simplemente han ignorado esta fila de nombres y se niegan a hablar de ellos en absoluto. Pero cuando hay una sola prueba de algo y eso es todo, no hay expertos, y todo el mundo es igual de ignorante, y debería asumirse este hecho sin vergüenza. Si la piedra no estuviera rota, podríamos ver claramente contando los fondos de las cajas que había por lo menos 13 reyes con nombre, los nombres de siete de los cuales son totalmente visibles y dos parcialmente visible. Esto sugiere que estos reyes desconocidos gobernaron en un reino egipcio del norte a pesar de que no salen en ninguna lista de reyes egipcios oficial.Palermo3

 

Piedra Ezana

La piedra de Ezana es un objeto del antiguo reino de Aksum. Es un monumento de piedra que documenta la conversión del rey Ezana al cristianismo y el sometimiento de varios pueblos vecinos entre los que estaban los MEzana2eroe. Actualmente se conserva in situ en el parque del rey Ezana, un espacio público en el centro de Aksum, en Etiopía.1 Encontrado en 1983 por un agricultor que corrobora la mayor parte de la historia oral de los reyes de Etiopía.Ezana1

El rey Ezana gobernó entre el 330 d. C. y el 356 d. C. el antiguo reino aksumita del Cuerno de África. Ezana luchó contra los nubios y grabó sus victorias en piedra en ge’ez (el antiguo lenguaje etíope), sabeo (árabe del sur) y griego para alabar a Dios por sus victorias. Los grabados en piedra proporcionan un monumento trilingüe en diferentes lenguas, de manera parecida a la piedra de Rosetta.

La Iglesia Ortodoxa Etíope o Tawahedo tuvo sus inicios durante esta época. La Historia Ecelesiástica de Rufino de Aquilea narra que San Frumencio, esclavo y tutor del joven rey, lo convirtió al cristianismo. Hacia el final de su reinado, en torno al año 350, el rey Ezana lanzó una campaña contra los kushitas que acabó con el Reino de Kush; varias inscripciones en piedra escritas en ge’ez (y con escritura ge’ez) han sido encontradas en Meroe, la ciudad principal y central de los Kushitas.