Este Mundo, a veces insólito

Arkaim

Rate this post

Subcategoría: Ciudad Edad de Bronce

Arkaim se ubica en los montes Urales, a 8,2 kilómetros al noroeste de Amurski, y a 2,3 kilómetros al suroeste de Alexandrowski, ambos pueblos de Rusia. Fue inaugurado en el verano de 1987, y en 1991 fue declarado territorio protegido, gracias a lo cual se salvó de ser una zona inundada por las represas de agua.arkaim1

Un vuelo encima de Arkaim a bordo un helicóptero le da una increíble impresión. Los círculos concéntricos enormes en el valle son claramente visibles. La ciudad y sus afueras son todas encerradas en los círculos. Todavía no sabemos, que punto el los círculos gigantescos tienen, si ellos fueron hechos para la defensiva, objetivos científicos, educativos, o rituales. Unos los investigadores dicen que los círculos realmente fueron usados como el pista de aterrizaje para spaceport antiguo – Vadim Chernobrovy

El círculo de piedra enorme en Arakaim en Rusia. Construido por el antiguo La Gente Megalítica, conocida como el Kurgan, de quien «los celtas» se cree que provienen. En su documental, Serguei Alekseiev, Zdanovich y Bistrushki explican que la “ciudad esvástica” fue construida por los antiguos arianos, antiguos indoeuropeos, cerca de 4.800 años atrás.arkaim2

Arkaim está integrada en la llamada cultura aria de hace 4.800 años. Lo descubierto hasta ahora menciona que conocían el bronce. Los arios “proto indoeuropeos”, de los Urales rusos son descritos por el arqueólogo del museo Arkaim, Guennadi Zdanovich como un pueblo tranquilo, gentil, como lo dice su nombre, buenos ingenieros que observaban el sol y la luna, y por tener elevados conocimientos del cosmos.

Lo extraño de Arkaim es su observatorio astronómico circular construido antes de las famosas pirámides de Egipto (según la cronología oficial) y que no hay protoescritura por parte alguna, al menos en teoría.  Sus asentamientos ocupan unos 25 kilómetros, con una organización en círculos muy inteligente.  Los círculos de construcciones son de unos 170 metros de diámetro. Hay casas entre los círculos y dentro de los círculos.

En su interior se encontraron hornos industriales, laboratorios artesanales, sistemas de comunicación y ventilación, así como espacios para ritos sagrados.

La construcción se estructura en dos anillos, uno interno y otro externo, entre los cuales hay una calle circular que da a la plaza central. El anillo externo tiene entre 39 a 40 habitaciones. El anillo interno a su vez fue construido con 27 habitaciones con puertas hacia la plaza central y mide unos 25 a 27 metros. La parte central era para rituales e incluíaarkaim3 un canal cubierto. Cada una de las habitaciones incluía un sofisticado sistema de ventilación.

Según la investigación llevada a cabo por el arqueólogo Konstantin Bystrushkin, las pistas de Arkaim señalan 18 eventos astronómicos. Estos incluyen los atardeceres y amaneceres en los días del equinoccio y solsticio, así como los atardeceres y amaneceres de la Luna Llena y Nueva.

Las construcciones eran de adobe con cornisas de madera. Los muros reforzados con ladrillos de arcilla de material incombustible de unos 5 metros de espesor y unos 8 metros de alto, tipo fortaleza.

El asentamiento era circundado de un foso de agua protector de unos dos metros de profundidad y había cuatro entradas siendo la principal hacia el oeste.

En su interior se encontraron hornos industriales, laboratorios artesanales, sistemas de comunicación y ventilación, así como espacios para ritos sagrados.arkaim4

Se comenta que 2.500 personas habitaron esta ciudad y, curiosamente, hay signos de la esvástica por todas partes.

Al margen de los datos prehistóricos, los amantes del misterio comentan que ésta es una de las zonas de Rusia donde más objetos luminosos se aprecian en el cielo nocturno. Los peregrinos vienen aquí durante todo el año para conseguir un poco de agua que cura, desde el río Bolshaya Karaganka, y en el verano se cubren con arcilla. Dicen que ayuda a tratar las enfermedades de la piel.

En los años pasados desde entonces, se ha descubierto que Arkaim en su parte central tenía forma circular, con un diámetro de 160 metros, dimensiones que para aquella época pocas ciudades alcanzaban. Más aún, Arkaim no sólo era una ciudad notable, sino también un inmenso templo y observatorio astronómico.

El muro externo, con cinco metros de espesor y más de cinco metros de altura, tenía cuatro puertas. La más grande se encontraba al suroeste de la ciudad. Intramuros, una sola calle circular con «pavimento» de troncos envolvía el primer barrio como tal. A lo largo de la misma corría un canal de desagüe. Así, ya en aquellos lejanos tiempos, la ciudad poseía canalización de agua corriente. Cerca del centro, se alzaba el muro principal, aún más macizo. Con siete metros de altura y tres de espesor, poseía una sola portezuela bastante disimulada en earkaim5l sureste del muro. Para llegar a la misma, había que recorrer prácticamente toda la calle circunvalar, o en otras palabras, desplazarse en la misma dirección y por similar trayectoria a las del sol (se entiende que en su proyección terrestre). El centro como tal era una plaza cuadrada, que a juzgar por las huellas de infinitas hogueras que otrora allí se encendieran, se empleaba con ciertos fines religiosos. Precisamente ese cuadrado dentro de un círculo da mucho que pensar, pues para los antiguos el círculo simbolizaba el Universo. Y el cuadrado, la Tierra. Así, los arquitectos de Arkaim desde el comienzo mismo planearon construir un Universo en miniatura.

Además, impresiona comprobar hasta qué extremos llegaban los conocimientos de los antiguos habitantes de Arkaim: ya en esa época, practicaban la agricultura y la ganadería, tenían canalización, utilizaban hornos para fundir el bronce, construían «frigoríficos» naturales, etc. Hoy, Arkaim tiene status de zona vedada, bajo protección estatal.

P. Lovecraft, uno de los mejores escritores de cuentos y novelas de misterio, llamó ARKHAM una extraña ciudad inventada por su fantasía de escritor. ARKHAM… ARKAIM… ¿Parecido, verdad?

«Hay por lo menos dos lugares que se debe llamar Arkaim. El priemro, el Arkaim convencional, son las ruinas que se muestran a los turistas de hoy.

El segundo Arkaim se encuentra un poco más lejos, en un lugar donde las excavaciones están todavía en curso y donde los visitantes no están permitidos. Y, por último, la tercera Arkaim, donde por alguna razón desconocida, incluso los habitantes locales ni se acercan.

Estamos especialmente impresionados por el denominado «Bosque borracho en el que casi todos los árboles tienen troncos torcidos. Es interesante que haya marcas de quemaduras en algunos árboles en varios lugares, pero no se parecen a las pistas un rayo. Posiblemente, hay fracturas que promueven la corteza de la salida de flujo de energía que dejó las marcas en los árboles.

 

 

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.