Este Mundo, a veces insólito

Ciencia

Acoplamiento de naves, intercambio de astronautas

Soyuz 4 y Soyuz 5

Primer pilotaje acoplado en el espacio, intercambio de astronautas

En 1969, dos naves espaciales construidas por los soviéticos se reunieron en el espacio, atracaron entre sí y formaron lo que se denominó “la primera estación espacial del mundo” con una tripulación de cuatro personas a bordo. El permaneció atracado durante cuatro horas y media, tres órbitas de la Tierra. Durante ese tiempo, el espacio de dos cosmonautas caminó ‘de Soyuz 4 a Soyuz 5, convirtiéndose en los primeros astronautas en regresar a la Tierra en una nave espacial diferente de aquella en la que entraron en el espacio. No fue sino hasta 1978 que esto se repitió, cuando la tripulación Soyuz 27 regresó a la Tierra desde Salyut 6 a bordo del Soyuz 26.

La maniobra de atraque Soyuz 4 / Soyuz 5 se había practicado dos veces, en 1967 y 1968. En cada ocasión, un par de naves Soyuz se acoplaron bajo control totalmente automático. En octubre de 1967, fue el turno de Cosmos 186 y Cosmos 188, y en la primavera de 1968, Cosmos 212 y Cosmos 213 repitieron el ejercicio. Más tarde en el mismo año, Soyuz 2 y Soyuz 3 se acercaron pero no completaron el acoplamiento.

Estas misiones siguieron a la muerte en abril de 1967 del cosmonauta Vladimir Komarov, quien orbitó la Tierra en una Soyuz mal preparada. Los tecnólogos soviéticos necesitaban continuar con el desarrollo de Soyuz, pero al mismo tiempo, no habían sido calificados para las operaciones de la tripulación a raíz de Soyuz 1, de ahí los vuelos del Cosmos.

A fines de 1968, Georgi Beregovoi había pilotado Soyuz 3 a una cita con Soyuz 2 (que no tenía tripulación) en un check-out final de Soyuz antes de reanudar un programa completo de misiones. Un intento de atraque no fue posible cuando Beregovoi se acercó a Soyuz 2 en una orientación incorrecta.

Gran parte del texto en las siguientes secciones es el publicado por la agencia de prensa Novosti en el momento de la misión y fue traducido por Novosti de la versión original en ruso.

Soyuz 4 Mission Statistics

Lanzado: 1969 14 de enero, 07:30 UTC desde el cosmódromo de Baikonur

Vehículo de lanzamiento: Soyuz 7K-OK

Lanzadera: Baikonur 31/6

Número de tripulantes: 1 (3 en el regreso)

Duración de la misión: 2,97 días

Número de órbitas: 48

Masa: 6625 kilogramos

Orbit Perigee: 205 km

Órbita Apogee: 223 km

Periodo orbital: 88.7 minutos

Inclinación orbital: 51.7 grados

Aterrizado: 1969 17 de enero, 06:51 UTC

Soyuz 5 Mission Statistics

 

Lanzado: 1969 15 de enero, 07:05 UTC del cosmódromo de Baikonur

Vehículo de lanzamiento: Soyuz

Masa: 6585 kilogramos

Orbit Perigee: 210 km

Órbita Apogee: 233 km

Periodo orbital: 88.9 minutos

Inclinación orbital: 51.7 grados

Modelo de la Soyuz 4 y la Soyuz 5 después de realizar el primer acoplamiento de dos naves espaciales tripuladas el 16 de enero de 1969

Soyuz 4 fue una misión tripulada de una nave Soyuz 7K-OK lanzada el 14 de enero de 1969 desde el cosmódromo de Baikonur tras un retraso de un día, con el cosmonauta Vladímir Shatálov a bordo. Al final de la misión, y tras haberse acoplado con la Soyuz 5, la Soyuz 4 regresó con tres cosmonautas a tierra. Durante el primer intento descubrió, justo antes del lanzamiento, que el encendido de la cámara de televisión del interior de la nave cortaba las comunicaciones por radio y que la plataforma giroscópica de la Soyuz no funcionaba correctamente. Se decidió la reparación de la plataforma giroscópica, lo que llevó tres horas, pero el retraso implicaba que la reentrada, al final de la misión, se haría de noche sobre territorio soviético, lo cual fue considerado demasiado inseguro, procediéndose a la cancelación del lanzamiento ese día. Al día siguiente, 14 de enero, todos los sistemas funcionaron perfectamente, incluyendo la plataforma giroscópica y el sistema de televisión y radio.

La misión de Soyuz 4 se acopló con la Soyuz 5 (lanzada con tres cosmonautas a bordo) y luego se realizó el primer intercambio de tripulación en órbita de la historia. La transferencia de tripulación se realizó desde la Soyuz 5 a la Soyuz 4. También se realizaron diversos experimentos biológicos y tecnológicos.

Soyuz 4 y 5 tripulantes (desde la izquierda) Alexei Yeliseyev, Yevgeni Khrunov, Vladimir Shatalov y Boris Volynov. Crédito de la foto: Joachim Becker / SpaceFacts.de

La Soyuz 4 reentró el 17 de enero de 1969 y fue recuperada sin problemas.

Tripulación

Durante el lanzamiento:

En el aterrizaje:

Tripulación de respaldo

Tripulación de reserva

Caminata espacial

  • Yeliseyev and Khrunov – EVA 1
  • EVA 1 comienzo: Enero 16, 1969, 12:43:00 UTC
  • EVA 1 fin: Enero 16 13:15 UTC
  • Duración: 37 minutos

Puntos destacados

Las naves espaciales Soyuz 4 y 5 atracaron el 16 de enero, la primera vez que dos naves espaciales tripuladas atracaron (el Apolo 9 haría lo mismo en marzo del mismo año). Las dos embarcaciones solo tenían una sonda primitiva (Soyuz 4) y un ensamblaje de acoplamiento drogue (Soyuz 5). Todavía no se había desarrollado un túnel de conexión para el mecanismo de acoplamiento, lo que impedía una simple transferencia interna entre la nave. Esto requirió que los dos cosmonautas transfirieran a la caminata espacial de un vehículo a otro. A bordo de Soyuz 5, Yevgueni Jrunov y Aleksei Yeliseyev comenzaron inmediatamente a prepararse para su actividad extravehicular (EVA). Boris Volynov, que permanecería a bordo de Soyuz 5, los filmó vistiendo sus trajes espaciales Yastreb.

En su 35ª revolución de la Tierra, los dos cosmonautas salieron de la nave espacial para la segunda caminata espacial soviética. Una de las líneas de Khrunov se enredó y accidentalmente cerró el vaso del ventilador de su traje. Esto distrajo a Yeliseyev que no configuró la cámara de película en el módulo orbital antes de salir de la nave espacial. Como tal, no hay película del EVA histórico, solo una transmisión de vídeo de baja calidad.

Una hora más tarde, los dos fueron recibidos por Shatálov después de la represurización del módulo orbital Soyuz 4, que también actuó como una cámara estanca. Soyuz 4 y 5 se separaron después de 4 horas y 35 minutos atracados juntos. Soyuz 4 reingresó a la atmósfera y aterrizó a 100 kilómetros al suroeste de Karaganda el 17 de enero de 1969.

La misión demostró que era posible llevar a cabo las actividades que serían necesarias en un aterrizaje lunar soviético. El plan soviético exigía que un cosmonauta en solitario aterrizara en la luna, regresara a la órbita lunar y luego realizara un paseo espacial desde la nave de aterrizaje hasta la nave espacial en órbita después de atracar. Esto se debió a que no había un túnel interno entre las dos embarcaciones como sí se dispuso entre la nave Apolo CSM y el Módulo Lunar según el diseño de los estadounidenses.

La tripulación debía encontrarse con Leonid Brézhnev durante una fastuosa ceremonia en el Kremlin, pero esto fue evitado por un intento de asesinato del líder soviético. Un hombre disparó ocho veces sobre la caravana de vehículos pero apuntó al automóvil que contenía a Georgi Beregovoi, Alexei Leonov, Andrian Nikolayev y Valentina Tereshkova. Salieron ilesos, pero el coche de Brezhnev se vio obligado a dirigirse a un lugar distinto del que era esperado por las tripulaciones de los Soyuz 4/5.

Detalles de la EVA

La misión de atraque tenía objetivos de EVA similares a los planeados para el Apolo 9. Soyuz 4 se lanzó primero, y fue el vehículo activo en el acoplamiento con Soyuz 5. La agencia de noticias TASS declaró que: “se produjo un acoplamiento mecánico mutuo de las dos naves, y sus circuitos eléctricos quedaron conectados. Por lo tanto, la primera estación cósmica experimental del mundo con cuatro compartimentos para la tripulación se ensambló y comenzó a funcionar”. La misión ensayó elementos del plan de misión lunar tripulada de los soviéticos. La televisión de Moscú llevó en vivo los preparativos de EVA de los cosmonautas. Khrunov y Yeliseyev se pusieron sus trajes Yastreb (“halcón”) en el módulo orbital Soyuz 5 con la ayuda del comandante Boris Volynov.

El diseño del traje Yastreb comenzó en 1965, poco después de la difícil EVA de Alexei Leonov, quien actuó como consultor para el proceso de diseño, que se completó en 1966. La fabricación y prueba del traje se produjo en 1967, pero el fatal accidente del Soyuz 1 en abril de ese año y las dificultades de acoplamiento en la misión conjunta Soyuz 2-Soyuz 3 retrasaron su uso en el espacio hasta Soyuz 4-Soyuz 5.

Para evitar que el traje se hinchara, el Yastreb presentaba un sistema de articulación de poleas y cables. Anillos anchos de metal alrededor de la parte superior de la pieza inferior de lona de nailon gris sirvieron como anclajes para el sistema de articulación de la parte superior del cuerpo. El Yastreb tenía un sistema de soporte de vida regenerativo en una caja rectangular de metal blanco colocada en el pecho y el abdomen para facilitar el movimiento a través de las escotillas Soyuz.

Volynov revisó los sistemas de comunicaciones y soporte de vida de Khrunov y Yeliseyev antes de volver al módulo de descenso, sellar la escotilla y despresurizar el módulo orbital. Khrunov salió primero, pasando al módulo orbital Soyuz 4 mientras la nave espacial atracada estaba fuera de contacto por radio con la Unión Soviética sobre Sudamérica. Yeliseyev pasó de un módulo a otro mientras la nave espacial estaba sobre la Unión Soviética. Cerraron la escotilla del módulo orbital Soyuz 4 detrás de ellos, a continuación el Comandante de la Soyuz 4, Vladímir Shatálov, cerró el módulo orbital y entró para ayudar a Khrunov y a Yeliseyev a salir de sus trajes. Los caminantes espaciales entregaron periódicos, cartas y telegramas impresos después de que Shatálov despegó para contribuir a probar que la transferencia se llevó a cabo.

Atraque de Soyuz-4 y Soyuz-5. Fuente: moluch.ru

Concepto del artista de la transferencia de EVA de los cosmonautas Yevgeni Khrunov y Alexei Yeliseyev de Soyuz 5 a Soyuz 4 en enero de 1969. Crédito de la imagen: Orbiter-Forum

Desde su primer vuelo piloto en abril de 1967, Soyuz ha demostrado ser el caballo de batalla de los programas espaciales humanos soviéticos y rusos. Uno de sus objetivos originales era realizar encuentros y atraque en órbita, como lo demostró la misión conjunta Soyuz 4/5. Crédito de la foto: Roscosmos

Soyuz 4 comienza su ascenso hacia el cielo, llevando un cosmonauta único, Vladimir Shatalov. Crédito de la foto: Joachim Becker / SpaceFacts.de

Yevgeni Khrunov (izquierda) y Alexei Yeliseyev revisan sus trajes espaciales Yastreb (“Halcón”) durante un ejercicio simulado de EVA. Crédito de la foto: Joachim Becker / SpaceFacts.de

La recuperación de Soyuz 4, con los tripulantes Vladimir Shatalov, Yevgeni Khrunov y Alexei Yeliseyev, marcó el primer aterrizaje seguro de la misión conjunta… y atrajo a los controladores de misión a la falsa suposición de que el propio descenso de Soyuz 5, un día después, sería una caminata en el parque. El destino, sin embargo, tenía otra carta para jugar. Crédito de la foto: Joachim Becker / SpaceFacts.de

La odisea del descenso

Por Ben Evans, el 4 de enero de 2014

Cuatro horas y 35 minutos después del atraque, las dos naves espaciales se separaron y Volynov disparó sus propulsores para alejarse. A la mañana siguiente, Shatalov inició la reentrada y él, Yeliseyev y Khrunov descendieron a través de una ventisca invernal y golpearon la nevosa estepa kazaja a las 9:53 a.m., al suroeste de la ciudad minera de Karaganda. Shatalov, cuya actuación durante el encuentro y el acoplamiento se describió más tarde como ejemplar, se convirtió en el primer cosmonauta en mantener un comentario continuo durante la caída balística a la Tierra, utilizando una antena VHF incrustada en la escotilla del módulo de descenso.

A pesar de todas las dudas sobre la validez de los reclamos de la “estación espacial”, Soyuz 4/5 se convirtió en el primer vuelo tripulado para intercambiar tripulantes en órbita. En el momento del aterrizaje, Shatalov había pasado un poco menos de tres días en el espacio, mientras Yeliseyev y Khrunov concluían misiones de casi 48 horas cada una. A pesar de aterrizar en una ventisca, con 24-30 pulgadas de nieve en el suelo y temperaturas de -37 ° C, los tres hombres estaban a salvo y fueron recogidos en helicóptero en cuestión de minutos. Sin embargo, los peligros de su aterrizaje palidecerían en comparación con el trauma sufrido por Boris Volynov durante su regreso a la Tierra temprano al día siguiente.

De hecho, tan desgarradora era la historia del regreso de Volynov -y tan cerca estaba de su desacuerdo con la muerte- que pasarían casi tres décadas antes de que Occidente supiera nada al respecto. Incluso los más cercanos al programa espacial soviético, incluido el diseñador jefe Vasili Mishin, fueron tomados totalmente en cuenta cuando se presentó la perspectiva de un desastre de reentrada de proporciones parecidas a las de Columbia. La euforia que rodeaba el aterrizaje seguro de Soyuz 4 había dado paso a una sensación errónea de que el regreso de Volynov a la Tierra sería un paseo por el parque. Poco después de que Mishin llegara a la sala de control de Eupatoria, en Crimea, alrededor de las 8 a. M. Del 18 de enero de 1969, aparentemente todavía con resaca de las festividades de la noche anterior, él y todos los demás se encontraron cara a cara con una dura realidad: que el vuelo espacial de ninguna manera rutina.

La principal preocupación de la mañana fueron las condiciones anticiclónicas en el sitio de aterrizaje, junto con temperaturas frías que rondan los -35 ° C. El plan requería que Volynov orientara manualmente a Soyuz 5 para retroceder y realizara su aterrizaje a las 9:30 a.m. hora de Moscú. Después de ensayar los pasos para este procedimiento durante su órbita final, informó que no podía hacerlo dentro de los nueve minutos asignados. Sin embargo, le dijeron que lo intentara. También se proporcionaron comandos para un segundo retrofire automático, en caso de que fallara el esfuerzo manual. El tiempo de retrofire previsto llegó a las 8:48 a.m., pero, ocho minutos más tarde, Volynov informó que no había podido completar la orientación de forma manual y que los controladores estaban preparados para enlazar los comandos para una grabación automática en la siguiente órbita. Parecería que las condiciones climáticas en el terreno también contribuyeron a la demora.

La reentrada finalmente se puso en marcha muy por encima del Golfo de Guinea a las 10:26 a.m., pero, escribieron Rex Hall y Dave Shayler en su libro Soyuz: A Universal Spacecraft, pronto se hizo alarmantemente claro “que la nave espacial… estaba cayendo violentamente. “Habiendo perdido a Vladimir Komarov durante un fallido regreso a la Tierra dos años antes, era obvio para el personal de Eupatoria que otro cosmonauta podría muy pronto ser víctima de los peligros del vuelo espacial. Lo que no se sabía en ese momento, sin embargo, era que a medida que comenzaba el reingreso, el módulo de instrumentos de la Soyuz 5 todavía estaba conectado de forma segura a su módulo de descenso.

Para Volynov, las implicaciones de esto fueron potencialmente catastróficas.

En circunstancias normales, seis segundos después de la retroadaptación, una serie de pirotecnia debería haber separado los dos, permitiendo que el módulo de descenso en forma de campana adopte su orientación de reingreso correcta, con la base fuertemente protegida orientada en la dirección de desplazamiento para proteger a Volynov de la peor parte del calor de fricción a 5.000 ° C. Por esta razón, la base estaba recubierta con un material de ablación de seis pulgadas de espesor, la mitad de la cual fue diseñada para carbonizarse, fundirse y desprenderse durante la reentrada, protegiendo el módulo de descenso del flujo de calor. Desafortunadamente, la media hora final de Soyuz 5 estaba lejos de ser normal.

Con el módulo de instrumentos todavía en su lugar, se cubrió el escudo térmico de la base, incapaz de cumplir su propósito, y, lo que es peor, la nave espacial combinada se vio obligada a adoptar la orientación más estable aerodinámicamente con el “domo” del módulo de descenso pesado y su delgada escotilla está orientada hacia la dirección de desplazamiento y está a punto de sentir toda la fuerza de un reingreso hipersónico abrasador. A diferencia de la base, la parte superior del módulo de descenso estaba cubierta con solo una pulgada de ablador. Dado que se predijo que el calor de la reentrada se dispersaría al menos tres veces desde la base, una reentrada en esta actitud probablemente terminaría en una catástrofe.

A las 10:32 am, el analista de radio de Estocolmo Sven Grahn y su colega Chris Wood, con sede en Fiji, notaron que las señales de comunicaciones de onda corta de Soyuz 5 se habían detenido abruptamente; un instante “normalmente se supone que es el momento de la separación del módulo del instrumento, y con toda probabilidad fue el momento en que se dispararon los piros de separación”. En su sitio web, http://www.svengrahn.pp.se, Grahn señaló que las conexiones eléctricas se habían separado entre los módulos orbital e instrumental… pero no sus conexiones mecánicas. A bordo del Soyuz 5, Volynov escuchó el fuego de la pirotecnia, pero se quedó atónito cuando miró por la ventana para ver los paneles solares y las antenas de látigo del módulo del instrumento aún conectado. Según Grahn, el cosmonauta informó lo que vio “a través de un canal de radio codificado” a los controladores de tierra. Esto probablemente se hizo en onda corta, ya que estaba fuera del rango de VHF con la Unión Soviética en ese momento.

Cuando se dieron cuenta de lo que había pasado, o más exactamente, de lo que no había sucedido, varios controladores de vuelo enterraron sus rostros en sus manos. Un oficial se quitó la gorra, dejó caer tres rublos en ella y la pasó a lo largo de la línea; en cuestión de minutos, se había llenado de monedas para la joven familia de Volynov. El cosmonauta estaba cayendo en picado de regreso a la Tierra, con la nariz en primer lugar, con la parte menos protegida de su nave expuesta a la mayor tensión térmica. Además, estuvo expuesto a fuerzas G en exceso de nueve veces su carga terrestre normal. Contra tan abrumadoras probabilidades, parecía que el destino de Boris Volynov estaba sellado.

No fue sino hasta 1996, casi tres décadas después del evento, que finalmente pudo hablar públicamente sobre lo que sucedió durante esa terrorífica media hora final. En lugar de ser empujado hacia su sofá, como era de esperar en una reentrada normal, con base en la base, Volynov fue “tirado” contra sus arneses. Sin embargo, logró repetir “sin pánico, sin pánico” una y otra vez. En lo que supuso que serían los minutos finales de su vida, continuó informando su estado en una grabadora de voz a bordo e incluso arrancó las últimas páginas de su cuaderno de citas, metiéndolas en sus bolsillos, con la vana esperanza de que de alguna manera podría escapar a la incineración.

Desde su sillón, solo podía mirar impotente cómo las lenguas de fuego lamían las ventanas del módulo de descenso y barrían la cabaña. La delgada escotilla, directamente delante de sus ojos, visiblemente abultada hacia adentro bajo el tremendo calor y presión. Todo el propulsor de peróxido de hidrógeno de Soyuz 5 se había gastado poco después del inicio de la reentrada, cuando los sistemas automatizados lucharon infructuosamente para orientar el módulo de descenso. Poco a poco, el intenso calor, un calor que Volynov, vestido solo con una ligera prenda de vuelo en lugar de un traje presurizado, podía sentir físicamente, comenzó a derretir las juntas que sellaban la escotilla y la cabina comenzó a llenarse de vapores nocivos. Escuchó claramente un rugido cuando los tanques de propulsor en el módulo del instrumento explotaron, junto con un sonido de trituración prolongado e inquietante a medida que las tensiones de la desaceleración pasaban factura a la configuración inusual.

“A pesar de todo”, escribió Asif Siddiqi en Challenge to Apollo , “hubo momentos terroríficos. Una vez, hubo un fuerte aplauso, lo que indica que los tanques de propulsante … se habían reventado con tanta fuerza que la escotilla de la tripulación fue forzada hacia adentro y luego hacia arriba como el fondo de una lata … “

Por fin, afortunadamente, los puntales que sostenían el módulo del instrumento se cortaron, y los dos módulos se separaron y el centro de masa del módulo de descenso provocó que asumiera una orientación de base. Cayó violentamente mientras caía balístico. El descenso terminó a las 11:08 a.m. con un touchdown cerca de Orenburg, a cientos de millas fuera del objetivo, en las nevadas montañas Urales.

A pesar de haber soportado y sobrevivido a una de las entradas más aterradoras del programa espacial, la experiencia del cosmonauta no había terminado. El daño causado por el calor y la caída de las líneas del paracaídas de Soyuz 5 se enredaron y, como resultado, sus toldos se inflaron solo parcialmente. Además, uno de los cohetes de aterrizaje suave de combustible sólido en la base del módulo no pudo disparar, lo que provocó un aterrizaje particularmente duro, tan duro, de hecho, que Volynov fue arrancado de su sillón y arrojado a través de la cabina, rompiéndose varios dientes. Como el ruido y la vibración de la última media hora fueron reemplazados por el silencio absoluto, la quietud y el frío amargo de una tarde de invierno en los Urales, pudo reflexionar sobre la suerte que tenía de estar vivo.

La temperatura exterior estaba cerca de los -40 ° C, y las superficies metálicas sobrecalentadas de la nave espacial ahora silbaban en la nieve. Volynov sabía que estaba lejos de su lugar de aterrizaje planeado y tendría que esperar varias horas para rescatarlo. Por otro lado, pasar horas en Soyuz 5 en condiciones bajo cero significaría una muerte segura. Salió a la calle y, escupiendo sangre y dientes en la nieve, se dirigió hacia una distante columna de humo hasta llegar a la casa de un campesino, donde se refugió, sabiendo que el grupo de rescate encontraría la nave espacial, y luego sigue las “huellas” de sus huellas de botas y sangre.

A través de la boca llena de dientes rotos, el traumatizado Volynov solo tenía cuatro palabras para ellos: “¿Se me pone gris el pelo?”

Esto es parte de una serie de artículos de historia, que aparecerán cada fin de semana, salvo las principales noticias. El artículo de la próxima semana se centrará en STS-61C, el vuelo “Misión Imposible” del transbordador espacial Columbia, unas semanas antes de la tragedia del Challenger… una misión que estuvo cerca del desastre.

Sonda atmosférica a Venus

Venera 5

La Venera 5 (Венера 5 en ruso) fue una sonda espacial soviética lanzada el 5 de enero de 1969. Era muy similar a la Venera 4, pero más resistente. Entró en la atmósfera de Venus el 16 de mayo de 1969, transmitiendo datos a la Tierra durante 53 minutos mientras la cápsula bajaba en paracaídas. Primera sonda en entrar en la atmósfera de Venus.

El lanzamiento se llevó a cabo utilizando un cohete Molniya-M, volando desde el cosmódromo de Baikonur.

Cuando se acercó a la atmósfera de Venus, una cápsula que pesaba 405 kg y que contenía los instrumentos científicos se echó por la borda de la nave principal. Durante el descenso del satélite hacia la superficie de Venus, un paracaídas se abrió para ralentizar la velocidad de descenso. Durante 53 minutos del 16 mayo de 1969, mientras que la cápsula estaba suspendida del paracaídas, se devolvieron los datos de la atmósfera de Venus. Aterrizó a 3 ° S 18 ° E. La nave también llevaba un medallón con el escudo de armas de Estado de la URSS y un bajorrelieve de V.I. Lenin para el lado nocturno de Venus.

Dados los resultados de Venera 4, el Venera 5 y Venera 6 contenían en sus módulos de aterrizaje nuevos experimentos de análisis químico afinados para proporcionar mediciones más precisas de los componentes de la atmósfera. Sabiendo que el ambiente era muy denso, los paracaídas también se hicieron más pequeños por lo que la cápsula alcanzaría su aplastamiento completo antes de quedarse fuera de poder (como Venera 4 había hecho).

Venera  5NSSDCA/COSPAR ID: 1969-001ADescripción

Las naves Venera 5 y Venera 6 eran de idéntico diseño y se lanzaron con 5 días de diferencia en enero de 1969. La nave espacial fue diseñada para realizar mediciones in situ a medida que descendían a través de la atmósfera de Venus. Las mediciones incluyeron temperatura, presión, composición

Nave espacial y subsistemas

La nave espacial Venera 5 era muy similar a Venera 4 aunque tenía un diseño más sólido. Comprendía un autobús con una masa de 1130 kg que sostenía la sonda de descenso. La sonda era esférica con una masa de 405 kg y fue diseñada para desaceleraciones tan altas como 450 g. Venera 5 y 6 fueron diseñados con paracaídas más pequeños (15 metros cuadrados) que Venera 4 para permitir que caigan más rápido con el fin de bajar en la atmósfera mientras aún están en funcionamiento. La parte superior de la sonda sería expulsada para desplegar el paracaídas y exponer los instrumentos a la atmósfera. La sonda llevaba un radio altímetro, dos termómetros de resistencia, un barómetro aneroide, once cartuchos analizadores de gases, un densitómetro de ionización y sensores fotoeléctricos. El autobús tenía un magnetómetro, contadores de rayos cósmicos, trampas de partículas cargadas y un fotómetro ultravioleta. La nave espacial también llevaba un medallón con el escudo de armas de los Estados Unidos y un bajorrelieve de V.I. Lenin al lado de la noche de Venus.

Perfil de la misión

Venera 5 fue lanzado a una órbita de estacionamiento de la Tierra el 5 de enero de 1969 a las 06:28:08 UT y luego desde un Tyazheliy Sputnik (69-001C) hacia Venus. Después de una maniobra a mitad de camino el 14 de marzo de 1969, la sonda se liberó del autobús el 16 de mayo de 1969 a una distancia de 37,000 km de Venus. La sonda entró en la atmósfera nocturna a las 06:01 UT y cuando la velocidad se redujo a 210 m / s, se desplegó el paracaídas y comenzaron las transmisiones a la Tierra. La sonda envió lecturas cada 45 segundos durante 53 minutos antes de finalmente sucumbir a la temperatura y presión a aproximadamente 320 C, 26.1 bar, a una altitud de 24 a 26 km sobre 3 grados S, 18 grados E.

El fotómetro detectó un nivel de luz de 250 vatios por metro cuadrado y confirmó las altas temperaturas, presiones y composición de dióxido de carbono de la atmósfera encontrada por Venera 4.

Venera 5

Lanzado el 5 de enero de 1969, Venera 5 era similar a Venera 4 con algunas modificaciones para hacerlo más fuerte. Venera 5 tenía 2 secciones:

Autobús principal

El autobús principal, con un peso de 723 kg, debía volar directamente a Venus y explorar su atmósfera, campo magnético, halo de hidrógeno y el viento solar usando los siguientes instrumentos:

  • Magnetómetro Triaxial Fluxgate
  • 4 trampas de iones
  • Contador de descarga de gas STS-5
  • 2 detectores de radiación de estado sólido de silicio
  • Contador de descarga de gas SBT-9 con ventana
  • Espectrómetros de hidrógeno atómico y oxígeno de Lyman-α

Después de que golpeó la atmósfera, el 18 de octubre de 1967, el autobús debía soltar la cápsula y desintegrarse. Todo fue según lo planeado y la sonda descubrió que Venus tiene un campo magnético débil (3000x <Tierra), sin campo de radiación y una corona de hidrógeno débil (1000x <Tierra).

Cápsula

La cápsula que pesaba 383 kg se dejó caer a la atmósfera al llegar y midió la atmósfera con estos instrumentos:

  • Altímetro
  • Control térmico (para mantener la cápsula a -8 ° C)
  • Paracaídas
  • Termómetro
  • Barómetro
  • Hidrómetro
  • Conjunto de instrumentos de análisis de gases.

El paracaídas se desplegó a 52 km por encima de la superficie, donde leyó un poco menos de 1 atmósfera y 33 ° C. Las transmisiones se detuvieron a unos 26 km sobre la superficie, donde indicaban 22 atmósferas y 262 ° C. La sonda descubrió que la atmósfera contenía casi nada de hidrógeno u oxígeno (0.4-0.8%), muy poco nitrógeno (7%) y principalmente dióxido de carbono (90-93%). El altímetro no funcionó leyendo la cápsula 26 km más abajo de lo que realmente era.

La cápsula también incluía penants duraderos en la nave espacial (arriba a la derecha). Era como poner una bandera en Venus.

Hace 48 años, la nave espacial rusa Venera 5 entró en la atmósfera de Venus.

Venera 5 ilustrada en un fotograma de la película ‘The Storming of Venus’, 1969.

Sovfoto / Getty

El 16 de mayo de 1969, la sonda espacial Venera 5 llegó a Venus. Había comenzado su viaje cuatro meses antes, como parte del programa Venera (ruso para Venus), la larga serie de misiones soviéticas al segundo planeta desde el sol.

A medida que la sonda se aproximaba a la atmósfera venusina, la nave espacial principal arrojó una cápsula que encierra los instrumentos científicos, que abrió un paracaídas y se desplazó a la superficie, transmitiendo datos atmosféricos durante 53 minutos en el descenso.

Durante más de 23 años desde 1961 hasta 1984, se enviaron 18 extrañas naves espaciales de Venera: 13 datos transmitidos con éxito desde la atmósfera de Venus, de los cuales 10 sobrevivieron para llegar a la superficie y enviar información.

Hoy, las misiones de Venera ofrecen una ventana hacia un período a menudo olvidado de exploración del Sistema Solar.

La cápsula de descenso de Venera 5 se baja a una centrífuga para probarla en un alambique de la película ‘The Storming of Venus’. Sovfoto / Getty

Humanos orbitan la Luna

Apolo 8

Insignia de la misión

Datos de la misión

Misión: Apolo 8

Número de tripulantes: 3

Rampa de lanzamiento: Centro Espacial Kennedy, Florida LC 39A

Despegue: 21 de diciembre de 1968, 12:51:00 UT (07:51:00 am EST)

Órbitas lunares: 24 de diciembre de 1968

Tiempo AEV lunar: Paseo en CSM:

Amerizaje: 27 de diciembre de 1968, 15:51:42 UTC, Océano Pacífico 8 ° 7.5 ‘N, 165 ° 1.2’ WUSS Yorktown .

Duración: 146 horas 59 minutos 49

Número de órbitas lunares: 10

Tiempo en órbitas lunares: 20 h 10 min 13,0 s

Foto de la tripulación

Apolo 8. Fue la primera misión a llevar humanos a orbitar la Luna y de regreso. Un preludio importante para realmente llegar a la Luna estaba poniendo a prueba la trayectoria de vuelo y operaciones para llegar allí y volver. Apolo 8 hizo esto y logró muchas primicias, incluyendo la primera misión tripulada lanzada en el Saturno V, el primer lanzamiento tripulado de Moonport nuevo de la NASA, las primeras imágenes tomadas por los seres humanos de la Tierra desde el espacio profundo, y primera cobertura de televisión en directo de la superficie lunar.

Historia

La misión, originalmente planeada como una prueba de órbita terrestre baja (OTB) del módulo y comando lunar, tuvo un cambio ambicioso en agosto de 1968 cuando fue modificada para convertirse en un viaje para orbitar la Luna.

Esta modificación a la misión, causada por un retraso en el Módulo Lunar, generó nuevos requerimientos de personal y procedimientos que debían ser preparados en corto tiempo. Apolo 8 fue lanzado desde Cabo Kennedy, Florida, a las 7:50 a. m, hora del Este, el 21 de diciembre de 1968. Dos horas y 50 minutos más tarde, la inyección translunar se llevó a cabo, los astronautas, conformados por el Comandante de la Misión, el coronel Frank Borman, el capitán James A. Lovell Jr. como piloto del módulo de mando, y el Mayor William A. Anders, como el piloto del módulo lunar, estaban en su camino a la Luna.

La nave espacial fue colocada en una órbita lunar elíptica de 69 horas 8 minutos después del despegue. Después de volar dos órbitas elípticas de 168,5 por 60 millas náuticas con una inclinación de 12 grados con respecto al Ecuador, la nave fue colocada en una órbita casi circular de 59,7 a 60,7 millas náuticas en el que permaneció durante ocho órbitas. Las imágenes de la superficie lunar fueron transmitidas para la televisión en vivo en la Tierra.

 A las 89 horas 19 minutos, la inyección se realizó por detrás de la Luna. Una misión casi perfecta se completó en la mañana del 27 de diciembre cuando se produjo amerizaje en el Océano Pacífico después de un tiempo total de 147 horas. El propósito principal de esta misión era seguir avanzando hacia la meta de llegada del hombre a la Luna mediante la obtención de experiencia operativa y las pruebas del sistema Apolo. Sin embargo, un gran esfuerzo se hizo también para llevar a cabo tareas científicas que valen la pena con la fotografía y la información visual por los astronautas.

Tripulación

Astronauta Misiones Cargo Fecha
Frank Borman Gemini VII Comandante de la misión 418 de diciembre de 1965
  Apolo 8 Comandante de la misión 2127 de diciembre de 1968
James A. Lovell, Jr Gemini VII Piloto 4-18 de diciembre de 1965
  Gemini XII Comandante de la misión 11-15 de noviembre de 1966
  Apolo 8 Piloto del módulo de mando 21-27 de diciembre de 1968
  Apolo13 Comandante de la misión 1117 de abril de 1970
William Anders Apolo 8 Piloto del módulo lunar 21-27 de diciembre de 1968

Tripulación suplente

  • Neil A. Armstrong: Comandante de la Misión.
  • Edwin E. Aldrin, Jr.: Piloto del módulo de mando.
  • Fred W. Haise, Jr.: Piloto del módulo lunar.

Récords

Se alcanzaron récords que nunca antes se habían logrado:

  • Mayor distancia alcanzada por una persona: 372.800 km.
  • Mayor velocidad soportada por un ser humano: 36.673 km/h.
  • Primera vez que una persona orbitaba la Luna.

Artículo de: https://www.ecured.cu/Apolo_8

Debido a lo extenso del tema se sugiere ampliar conocimientos en las webs:

https://es.wikipedia.org/wiki/Apolo_8

https://danielmarin.naukas.com/2013/12/24/amanecer-de-la-tierra-45-anos-del-apolo-8/

 

 

La nave espacial Apolo 8 despega

 

 

 

La Tierra desde la Luna (Apolo 8, 1968)

 

 

Uno de los aspectos más famosos del vuelo fue la foto de la salida de la Tierra que fue tomada al pasar por su cuarta órbita de la Luna.50​ Esta fue la primera vez que los humanos habían tomado una foto así estando atrás de la cámara, y se puede decir que ha inspirado en parte, el Primer Día de la tierra en 1970.51​ Fue seleccionada como la primera de 100 fotografías que cambiaron al mundo por la revista “Life”.52

Primeros seres vivos orbitan la Luna

Zond 5

La Zond 5 fue la quinta misión del programa espacial Zond de la Unión Soviética y es considerada la precursora de los vuelos lunares tripulados, principalmente porque fue la primera sonda en dar una vuelta en torno a la Luna y regresar a la Tierra. Se trataba de una nave tipo Soyuz 7K-L1.

La sonda de la misión fue lanzada desde una plataforma para hacer investigaciones científicas durante un vuelo lunar y regresar. El lanzamiento tuvo lugar el 14 de septiembre de 1968 desde el Cosmódromo de Baikonur.

El 18 de septiembre, la nave espacial dio una vuelta alrededor de la Luna. La mayor aproximación a la superficie selenita fue de 1.950 kilómetros.

A lo largo del vuelo fueron obtenidas fotografías de alta calidad de la Tierra a una distancia de 90.000 kilómetros. Fueron incluidas en la nave varias tortugas, moscas del vino, lombrices, plantas, semillas y bacterias. El 21 de septiembre de 1968, la cápsula de reentrada ingresó en la atmósfera terrestre, abriendo unos paracaídas a 7 kilómetros de altura. La cápsula cayó en el Océano Índico y fue recuperada en el mismo día.

Primera nave en rodear la Luna, con animales, regresar a la Tierra y recogerlos vivos. La nave espacial fue un precursor de la nave espacial tripulada.

Nombres: Zond 5; Soyuz 7K-L1 s / n 9

Tipo de misión: Sobrevuelo lunar; Prueba de nave espacial

Operador: OKB-1

ID COSPAR: 1968-076A

SATCAT no.: 03394

Duración de la misión: 6.7 días

Propiedades de naves espaciales

Autobús: Soyuz 7K-L1

Fabricante: OKB-1

Lanzamiento de masa: 5,375 kilogramos (11,850 lb)

Inicio de la misión

Fecha de lanzamiento: 14 de septiembre de 1968, 21:42 UTC

Cohete: Proton-K / D

Sitio de lanzamiento: Baikonur 81/23

Fin de la misión

Recuperado por: Naves soviéticas Borovichy y Vasiliy Golovin

Fecha de aterrizaje: 21 de septiembre de 1968

Lugar de aterrizaje 32 ° 38’S 65 ° 33 ‘E; océano Indio

Parámetros orbitales

Sistema de referencia: Geocéntrico

Régimen: Tierra baja

Semieje mayor: 6,613 kilómetros (4,109 mi)

Excentricidad: 0.00604

Perigeo: 202 kilómetros (126 mi)

Apogeo: 282 kilómetros (175 mi)

Inclinación: 51.83 °

Período: 89.29 minutos

Época: 13 de septiembre de 1968

Sobrevuelo de la Luna

Enfoque más cercano: 18 de septiembre de 1968

Distancia: 1,950 km (1,210 mi)

El vuelo de la Luna

Después del éxito parcial de Zond 4 en marzo de 1968, se lanzó un seguimiento el 22 de abril. Sin embargo, el lanzamiento falló cuando el LES envió un comando de aborto erróneo a T + 260 segundos y cerró la segunda etapa del amplificador Proton. El cohete de escape disparó y sacó el módulo de descenso a un lugar seguro. En julio, se estaba preparando otro 7K-L1 para el lanzamiento cuando la etapa del Bloque D explotó en la plataforma, matando a tres personas, pero dejando el refuerzo Proton y la nave espacial con un daño menor.

Zond 5 se lanzó el 14 de septiembre y se convirtió en la primera nave espacial en rodear la Luna y volver a aterrizar en la Tierra. El 18 de septiembre, la nave espacial voló alrededor de la Luna. La distancia más cercana fue de 1.950 km. Se tomaron fotografías de alta calidad de la Tierra a una distancia de 90,000 km. En el vuelo se incluyó una carga biológica de dos tortugas rusas, moscas del vino, gusanos de la harina, plantas, semillas, bacterias y otros seres vivos.[1]

El 21 de septiembre, la cápsula de reingreso ingresó a la atmósfera de la Tierra, pero no pudo realizar un reingreso por omisión debido a un fallo del sistema de guía.[2] [3] Se suponía que aterrizaría en Kazajstán, pero en su lugar Zond 5 se derramó en el Océano Índico y fue recuperado con éxito por los barcos de recuperación de la URSS, Borovichy y Vasiliy Golovin.[4] [5] [6]

Aunque la reentrada balística hubiera sido mala para los ocupantes humanos, no pareció afectar a los especímenes biológicos, todos los cuales estaban vivos y bien cuando el módulo de descenso finalmente se abrió cuatro días después del aterrizaje. Se anunció que las tortugas habían perdido alrededor del 10 por ciento de su peso corporal, pero se mantuvieron activas y no mostraron pérdida de apetito. Esta nave espacial fue planeada como un precursor de una nave espacial lunar tripulada.

El USS McMorris estaba siguiendo a las naves de recuperación soviéticas, recogiendo información de inteligencia.[7] Las fotografías tomadas por McMorris del módulo de descenso flotando en el océano despertaron preocupación en la NASA de que los soviéticos estaban planeando un vuelo circumlunar tripulado pronto, especialmente dado que Estados Unidos había estado rastreando Zond 5 durante todo su vuelo, y era un catalizador por la decisión de lanzar el Apolo 8 a la Luna en diciembre en lugar de su misión originalmente planeada de probar el módulo lunar en la órbita alta de la Tierra.

La cápsula de retorno Zond 5 está en exhibición en el museo RKK Energiya , en Rusia. [8]

La rara historia de las tortugas que llegaron a la luna y volvieron para contarlo

Tras los aplausos, silbidos y el tintineo de botellas de vodka con el que había arrancado la noche, el silencio se extiende ahora por el centro de control de Eupatoria como una fría ventisca. Los ingenieros soviéticos, de pie, dispersos frente a los monitores, casi pueden sentir su tacto gélido y húmedo en la piel. Todas las miradas se centran en la misma persona: Vasili Mishin, el diseñador jefe llegado de Baikonur para supervisar el lanzamiento de la nave Soyud de la misión Zond 5.

Sentado frente a las computadoras, Mishin no aparta sus penetrantes ojos de las luces intermitentes del panel. La Soyud que poco antes había despegado de forma exitosa rumbo a la Luna (con un cohete Protón) desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, está teniendo problemas. Y serios. A cada carraspeo de Mishin el silencio en la sala de Eupatoria se hace más y más denso.

Aunque, al igual que el resto de sus camaradas, Mishin había celebrado el despegue de la nave Soyud por todo lo alto, ahora bajo sus espesas y enmarañadas cejas sus pupilas brillan con una expresión concentrada. La historia le recuerda como “el perdedor en la carrera a la Luna“, pera esa noche da en el clavo. Ante la mirada expectante de sus colegas (y la tutela lejana pero apelmazante de los líderes de Moscú, inmersos por entonces en la carrera espacial con EE UU) Mishin da unas indicaciones precisas y la nave 7K-L1 solventa su primera incidencia.

Los gerifaltes de Moscú respiran aliviados. El ceño de Mishin se destensa. Y en el centro de control de Eupatoria vuelven a descorcharse botellas de vodka. La celebración continúa.

La Zond 5 en el momento de ser rescatada. (NASA)

Es la noche del 14 al 15 de septiembre de 1968. A cientos de metros por encima de la cabeza de Mishin y los ingenieros de Eupatoria, la 7k-L1 se eleva imparable hacia la Luna. El periplo de la Zond 5 pasará a la historia por ser la primera sonda en dar una vuelta en torno al satélite y regresar a la Tierra. Una odisea no exenta de dificultades. El problema que la nave registraba poco después de levantar el vuelo desde Kazajistán no sería el único de su accidentado periplo.

Zond y sus peculiares tripulantes

Zond 5 no llama la atención sin embargo por las incidencias que encadenó desde su despegue. Lo hace por la curiosa tripulación que viajaba a bordo. La misma que habría perecido en el espacio si Mishin y el resto del equipo de Eupatoria no hiciesen gala de su sangre fría.

Con el objetivo de comprobar si los viajes alrededor de la Luna podrían entrañar algún problema para los astronautas, los soviéticos introdujeron en la cápsula de Zond 5 moscas de la fruta, gusanos, plantas, semillas, bacterias y… Dos tortugas, dos ejemplares de Testudo horsfieldii. En el asiento del piloto viajaba además un maniquí que emulaba a un astronauta soviético: medía 1,75 metros de altura y pesaba 70 kilos. Los técnicos espaciales le habían insertado sensores para controlar los niveles de radiación a los que se exponía.

Una peculiar arca de Noé… Con un Noé de trapo y plástico a los mandos.

Los científicos con las tortugas en sus manos.

Como cuenta Brian Harvey en Soviet and Russian Lunar Exploration, las tortugas tuvieron que encarar un viaje digno de Hollywood. De camino a la Luna, parte del mecanismo se contaminó y quedó inutilizable. Durante su regreso a la Tierra otra incidencia impidió que la operación se desarrollase según lo previsto. El trabajo que habían realizado los soviéticos dejaba mucho que desear: el sensor para localizar la Tierra estaba mal montado y la óptica de los sensores estelares quedó bloqueada por el aislante térmico.

En su regreso, los quelonios tuvieron que soportar un tremendo vaivén. El violento descenso hizo que el escudo exterior de la nave (que pesaba cerca de 5.400 kilos) alcanzase altísimas temperaturas.

La cápsula aterrizó en el Océano Índico el 21 de septiembre, sobre las siete de la tarde. Sus grandes paracaídas se desplegaron para amortiguar la caída y las balizas marcaron su ubicación, a no mucha distancia del buque Borovichy, que la extrajo del agua a la mañana siguiente. De allí se trasladó al navío de carga Viasili Golovin rumbo a Bombay, donde se embarcó en un avión Antonov que la llevó de vuelta a la URSS. Cuando comprobaron el interior de la nave, los técnicos se encontraron con los ojos acuosos de la pareja de intrépidas tortugas que habían volado en torno a la Luna.

Llegaron antes que todos nosotros. (Schorle/Wikipedia)

Aunque su estado de salud era bueno, el aspecto de las tortugas parecía el de dos recién llegados de la guerra: habían perdido el 10% de su peso corporal, estaban famélicas (no probaban bocado desde días antes del despegue, cuando las introdujeron en la cápsula) y para colmo se dice que una de ellas se había lastimado un ojo. Balance nada malo si se tiene en cuenta el periplo estelar que habían superado.

Su regreso triunfal tras dar una vuelta histórica a la Luna no les sirvió sin embargo para salvar la vida. Lo que no había obrado el violento amerizaje en el Océano Índico, lo hicieron poco después los científicos de la URSS. Tras su primer examen las sacrificaron para practicarles la autopsia y estudiarlas a fondo. El viaje que se había saldadocon éxito. Zond 5 había estado a unos 1.950 kilómetros de la Luna y realizó un viaje circunlunar histórico. Para la posteridad dejó además impresionantes imágenes.

El legado de las tortugas espaciales

Las maniobras de la misión Zond 5 generaron expectación incluso fuera de las fronteras soviéticas. En el Observatorio Jodrell Bank, en Manchester, el célebre radioastrónomo Sir Bernard Lovell siguió la pista a la nave. El centro inglés haría saltar las alarmas al interceptar un mensaje con una voz humana que tenía su origen en el ingenio soviético. ¿Había conseguido la URSS hacer un viaje alrededor de la Luna pilotado por un astronauta?

En realidad, lo que escuchaban era una grabación para probar transmisiones en el espacio. Entre las voces que percibían en Manchester estaba de hecho la del veterano cosmonauta ruso Valeri Bykovsky.

En las páginas del libro Animals in Space, Colin Burgess y Chris Dubbs apuntan que la voz se detectó la noche del 19 al 20 de septiembre, mientras la nave con la pareja de quelonios emprendía su accidentado regreso a la Tierra. “Ahora se cree que las voces eran en realidad las de los cosmonautas involucrados en el programa de aterrizaje lunar. Se habían ubicado en estaciones de seguimiento soviéticas y transmitían informes a través de Zond 5 para practicar sus roles como parte de un equipo lunar real”, comentan Burgess y Dubbs.

Los de la Zond 5 no fueron los únicos tripulantes con concha que protagonizaron un viaje espacial. La Zond 6, en 1968, portaba también lo que la NASA define como una “carga biológica”. Los animales que la formaban sin embargo corrieron peor suerte: la cápsula en la que viajaban se despresurizó y se estrelló en su regreso a la Tierra. Los quelonios volvieron a subirse a la Zond 8, años después. Y estarían presentes también entre el pasaje de la Soyuz 20, que despegó en 1975 y mantuvo a los reptiles en el espacio 90 días.

Nave que aluniza varias veces

Surveyor 6

Surveyor model on Earth

Mission type: Lunar lander

Operator: NASA

COSPAR ID: 1967-112A

SATCAT no.: 03031

Mission duration: 65 hours[citation needed]

Spacecraft properties

Manufacturer: Hughes Aircraft

Launch mass: 1,006 kilograms (2,218 lb)

Landing mass:299.6 kilograms (661 lb) after landing

Start of mission

Launch date: November 7, 1967, 07:39:00 UTC

Rocket: Atlas SLV-3C Centaur-D

Launch site: Cape Canaveral LC-36B

End of mission

Last contact: 14 December 1967

Lunar lander

Landing date: November 10, 1967, 01:01:06 UTC

Return launch: November 17, 1967, 10:32 UTC

Landing site: 0.49°N 1.40°W

Lunar lander

Landing date: November 17, 1967

Landing site: 2.5 metres (8 ft 2 in) west of original landing site

Surveyor 6 fue el sexto lander lunar del programa estadounidense Surveyor no tripulado que llegó a la superficie de la Luna. El Surveyor 6 aterrizó en el Sinus Medii. Un total de 30,027 imágenes fueron transmitidas a la Tierra.

Esta nave espacial fue la cuarta de la serie Surveyor en lograr un aterrizaje suave en la luna, obtener imágenes de televisión posteriores al aterrizaje, determinar la abundancia de los elementos químicos en el suelo lunar, obtener datos de dinámica de toma de contacto, obtener datos de reflectividad térmica y radar, y llevar a cabo un experimento Vernier de erosión del motor. Prácticamente idéntica a Surveyor 5, esta nave espacial llevaba una cámara de televisión, un pequeño imán de barra conectado a una almohadilla para el pie, y un instrumento de dispersión alfa, así como el equipo de ingeniería necesario. Aterrizó el 10 de noviembre de 1967 en Sinus Medii, a 0.49 grados de latitud y 1.40 grados de longitud oeste (coordenadas selenográficas), el centro del hemisferio visible de la luna. La nave espacial logró todos los objetivos planeados. La finalización exitosa de esta misión satisfizo la obligación del programa Surveyor con el proyecto Apollo. El 24 de noviembre de 1967, la nave espacial fue cerrada por la noche lunar de dos semanas. El contacto se realizó el 14 de diciembre de 1967, pero no se obtuvieron datos útiles.

Las encuestas del suelo lunar se completaron utilizando métodos de retrodispersión fotográfica y de partículas alfa. Un instrumento similar, el APXS, se usó a bordo de varias misiones de Marte. [1]

Primera nave en alunizar varias veces.

En una prueba adicional de tecnología espacial, los motores del Surveyor 6 se reiniciaron y quemaron durante 2,5 segundos en el primer despegue lunar el 17 de noviembre a las 10:32 UTC. Esto creó 150 lbf (700 N) de empuje y levantó el vehículo a 12 pies (4 m) de la superficie lunar. Después de moverse hacia el oeste a 8 pies (2,5 m), la nave espacial volvió a aterrizar suavemente con éxito y continuó funcionando según lo diseñado.

Television

La cámara de TV consistía en un tubo vidicón, lentes de distancia focal de 25 y 100 mm, obturadores, filtros polarizadores (a diferencia de los filtros de color utilizados en las cámaras Surveyor anteriores) e iris montado casi verticalmente y superado por un espejo que podía ajustarse mediante motores paso a paso para moverse tanto en azimut como en elevación. Los filtros de polarización sirvieron como analizadores para la detección de la medición de la componente de luz polarizada linealmente dispersada desde la superficie lunar. Se usó un espejo auxiliar para ver la superficie lunar debajo de la nave espacial. La cobertura fotograma a fotograma de la superficie lunar proporcionó una vista de azimut de 360 ​​grados y una vista en alzado de aproximadamente +90 grados sobre el plano normal al eje z de la cámara a -60 grados debajo de este mismo plano. Se usaron modos de operación de 600 líneas y 200 líneas. El modo de 200 líneas transmitido a través de una antena omnidireccional y un fotograma escaneado cada 61,8 segundos. Una transmisión de video completa de cada imagen de 200 líneas requirió 20 segundos y utilizó un ancho de banda de 1.2 kHz. La mayoría de las transmisiones consistían en las imágenes de 600 líneas, que fueron telemetradas por una antena direccional. Los marcos fueron escaneados cada 3.6 segundos. Cada cuadro requirió nominalmente un segundo para ser leído desde el vidicón y utilizó un ancho de banda de 220 kHz para la transmisión. Las superficies ópticas eran las más limpias de cualquier misión debido a una capucha de espejo rediseñada. Las imágenes de televisión se muestran en un monitor de escaneo lento cubierto con un fósforo de larga persistencia. La persistencia se seleccionó para coincidir de forma óptima con la velocidad de fotogramas máxima nominal. Se recibió un cuadro de identificación de TV para cada fotograma de TV entrante y se visualizó en tiempo real a una velocidad compatible con la de la imagen entrante. Estos datos se grabaron en una grabadora de cinta magnética de video y en una película de 70 mm. El rendimiento de la cámara fue excelente en términos de cantidad y calidad de imágenes. Entre el aterrizaje lunar, el aterrizaje lunar “segundo” y el primer ocaso lunar del 24 de noviembre de 1967, se tomaron 29.914 imágenes y se transmitieron.

The mare surface

Another view of the mare surface

Analizador de superficie de alfa-dispersión

El analizador de superficie de dispersión alfa se diseñó para medir directamente la abundancia de los elementos principales de la superficie lunar. La instrumentación consistía en una fuente alfa (curio 242) colimada para irradiar una abertura de 100 mm (3,94 pulgadas) de diámetro en el fondo del instrumento donde se ubicaba la muestra y dos sistemas de detección de partículas cargadas paralelas pero independientes. Un sistema, que contiene dos sensores, detectó los espectros de energía de las partículas alfa dispersas desde la superficie lunar y el otro, que contiene cuatro sensores, detectó los espectros de energía de los protones producidos mediante reacciones (alfa y protones) en el material de la superficie. Cada conjunto de detector se conectó a un analizador de altura de pulso. Un paquete de electrónica digital, ubicado en un compartimento de la nave espacial, telemétrico continuamente señales a tierra cada vez que el experimento estaba en funcionamiento. Los espectros contenían información cuantitativa sobre todos los elementos principales en las muestras a excepción de hidrógeno, helio y litio. El curio se acumuló en las películas del colimador y se dispersó por el chapado en oro en la parte inferior interna de la cabeza del sensor. Esto dio como resultado un fondo gradualmente creciente y una reducción de la técnica de sensibilidad para elementos pesados. Un detector de protones se apagó durante el segundo día de operación debido al ruido. Se obtuvieron un total de 43 horas de datos del 11 de noviembre al 24 de noviembre de 1967. Los datos finales se obtuvieron 4 horas después del ocaso local. Sin embargo, después de la maniobra de ‘salto’ de la nave espacial el 17 de noviembre de 1967, la cabeza del sensor estaba boca abajo. Se continuaron las mediciones para obtener información sobre protones solares y rayos cósmicos. Por lo tanto, los datos con el propósito del análisis químico del material de la superficie lunar se obtuvieron solo durante las primeras 30 horas de operación. Durante este período, se sabía que 27 horas y 44 minutos de datos estaban libres de ruido.

Logros

Surveyor 6 fue el primer lanzamiento de cohete desde la superficie de la Luna, que fue monitoreado por el Jet Propulsion Laboratory en Pasadena. Usó sus motores vernier de combustible líquido para levantarse desde su lugar de aterrizaje original hasta una posición a unos 10 pies de distancia. [2]

Esto fue notado más tarde por la misión Mars Geyser Hopper como un salto de propulsión post-aterrizaje suave que precedió a su propuesta. [3]

Surveyor 6NSSDCA/COSPAR ID: 1967-112ADescription Surveyor 6 fue la cuarta de la serie Surveyor en lograr con éxito un aterrizaje suave en la Luna. Los objetivos principales del programa Surveyor, una serie de siete vuelos robóticos de vuelo suave lunar, fueron para apoyar los aterrizajes Apollo tripulados próximos por: (1) el desarrollo y la validación de la tecnología para aterrizar suavemente en la Luna; (2) proporcionar datos sobre la compatibilidad del diseño Apollo con las condiciones encontradas en la superficie lunar; y (3) añadiendo al conocimiento científico de la Luna. Los objetivos principales específicos para esta misión fueron realizar un aterrizaje suave en la Luna en la región del Sinus Medii y obtener imágenes de la superficie lunar después de aterrizar. Los objetivos secundarios fueron determinar la abundancia relativa de los elementos químicos en el suelo lunar mediante la operación del instrumento de dispersión alfa, obtener datos de dinámica de toma de contacto, obtener datos de reflectividad térmica y de radar, y realizar un experimento de erosión con motor vernier.

Nave espacial y subsistemas

La estructura básica de la nave espacial Surveyor consistía en un trípode de tubos de aluminio de pared delgada y abrazaderas de interconexión que proporcionaban superficies de montaje y accesorios para los sistemas de alimentación, comunicaciones, propulsión, control de vuelo y carga útil. Un mástil central se extendía aproximadamente un metro por encima del vértice del trípode. Tres patas de aterrizaje con bisagras se unieron a las esquinas inferiores de la estructura. Las patas sostenían amortiguadores, bloques de aluminio moldeables y apisonados, y el mecanismo de bloqueo de despliegue y terminaban en almohadillas con fondos aplastables. Las tres almohadillas se extendieron a 4.3 metros del centro del Topógrafo. La nave espacial tenía unos 3 metros de altura. Las piernas dobladas para caber en una mortaja de la nariz para el lanzamiento.

Un conjunto de 0.855 metros cuadrados de 792 células solares se montó en un posicionador en la parte superior del mástil y generó hasta 85 vatios de potencia que se almacenaron en baterías recargables de plata y zinc. Las comunicaciones se lograron a través de una antena móvil de gran ganancia móvil montada cerca de la parte superior del mástil central para transmitir imágenes de televisión, dos antenas cónicas omnidireccionales montadas en los extremos de las barreras plegables para enlace ascendente y descendente, dos receptores y dos transmisores. El control térmico se logró mediante una combinación de pintura blanca, acabado térmico de alta emisión IR, superficie inferior de aluminio pulido. En la estructura de la nave espacial se montaron dos compartimentos controlados térmicamente, equipados con mantas superinsulares, trayectorias de calor conductivo, interruptores térmicos y pequeños calentadores eléctricos. Un compartimento, mantenido a 5 – 50 grados C, alberga electrónica de comunicaciones y suministro de energía. El otro, mantenido entre -20 y 50 grados C, alojó los componentes de comando y procesamiento de señal. La cámara de inspección de TV se montó cerca de la parte superior del trípode y se incorporaron medidores de tensión, sensores de temperatura y otros instrumentos de ingeniería en toda la nave espacial. Se montaron unos objetivos fotométricos cerca del extremo de una pata de aterrizaje y uno en una pluma corta que se extiende desde la parte inferior de la estructura. Otros paquetes de carga útil, que difieren de una misión a otra, se montaron en varias partes de la estructura en función de su función.

Un sensor solar, un seguidor de Canopus y giroscopios de velocidad en tres ejes proporcionaban conocimiento de actitud. El control de la propulsión y la actitud fueron proporcionados por chorros de control de actitud de gas frío (nitrógeno) durante las fases de crucero, tres motores de cohetes vernier accionables durante las fases motorizadas, incluido el aterrizaje, y el motor retrorocket de propelente sólido durante el descenso de la terminal. El retrorocket era una caja de acero esférica montada en el centro inferior de la nave espacial. Los motores Vernier usaron el combustible de hidratos de monometilhidrazina y el oxidante MON-10 (90% N2O2, 10% NO). Cada cámara de empuje podría producir 130 N a 460 N de empuje en la leva, un motor podría girar para controlar el balanceo. El combustible se almacenó en tanques esféricos montados en la estructura del trípode. Para la secuencia de aterrizaje, un radar de marcado de altitud inició el disparo del retrocohete principal para el frenado primario. Después de que se completó el disparo, el retrorocket y el radar se descartaron y los radares Doppler y altímetro se activaron. Estos proporcionaron información al piloto automático que controlaba el sistema de propulsión de Vernier para aterrizar.

 Con una carga útil prácticamente idéntica a la del Surveyor 5, esta nave espacial llevaba una cámara de televisión, un pequeño imán de barra conectado a una almohadilla para detectar material magnético, un instrumento de dispersión alfa para estudiar la composición de la superficie y espejos auxiliares convexos montados en el marco para ver la superficie debajo de la nave espacial, así como también el equipo de ingeniería necesario. Las principales diferencias fueron que el Surveyor 6 tenía filtros polarizadores en la cámara de TV, un tipo diferente de capucha antideslumbrante, y tenía 3 espejos auxiliares en lugar de 2. El topógrafo 6 tenía una masa de 1006 kg en el lanzamiento y 299.6 kg en el aterrizaje.

Perfil de la misión

Surveyor 6 se lanzó el 7 de noviembre de 1967 a las 7:39:00 UT (2:39 a.m. EST) desde el complejo de lanzamiento 36B de la gama Eastern Test en Cape Kennedy. El refuerzo del Atlas-Centauro colocó a la nave espacial en una órbita de estacionamiento terrestre inicial desde la cual se inyectó en una trayectoria de transferencia lunar a las 8:03:30 UT. El 8 de noviembre de 1967 se realizó una maniobra de corrección a mitad de camino a las 2:20:00 UT. El topógrafo 6 aterrizó en la superficie lunar el 10 de noviembre de 1967 a las 01:01:06 UT (8:01:06 EST 9 de noviembre) en Sinus Medii. , una región de yegua plana, con muchos cráteres, en 0.4743 N, 358.5725 E (según lo determinado por las imágenes de Luner Reconnaissance Orbiter), cerca del centro del hemisferio visible de la Luna.

 El 17 de noviembre a las 10:32 UT, los motores Vernier se dispararon durante 2,5 segundos, lo que provocó que Surveyor despegara de la superficie lunar de 3 a 4 metros y aterrizara a unos 2,4 metros al oeste de su posición original. Este “salto” lunar representaba el primer despegue impulsado desde la superficie lunar y proporcionaba nueva información sobre los efectos de los motores de cohetes en la Luna, permitía ver el sitio de aterrizaje original y proporcionaba una línea base para la visualización estereoscópica y el mapeo fotogramétrico de los alrededores terreno. La misión transmitió imágenes hasta unas pocas horas después de la puesta del sol el 24 de noviembre, devolviendo un total de 29.952 imágenes. El experimento de dispersión alfa adquirió 30 horas de datos en el material de la superficie.

La nave espacial fue puesta en hibernación por la noche lunar el 26 de noviembre. El contacto con la nave espacial se reanudó el 14 de diciembre por un corto período, pero no se devolvieron datos útiles y la última transmisión se recibió a las 19:14 UT del 14 de diciembre de 1967. Los resultados de los experimentos mostraron que la superficie tenía una composición basáltica. similar al encontrado en el sitio de aterrizaje del Surveyor 5. Los datos de ingeniería y mecánica del suelo indicaron que la resistencia de la superficie era más que adecuada para soportar los aterrizajes humanos. Esta nave espacial logró todos los objetivos planeados. La finalización exitosa de esta misión satisfizo la obligación del programa Surveyor con el proyecto Apollo. El programa Surveyor involucró la construcción y lanzamiento de 7 naves espaciales Surveyor a la Luna a un costo total de $ 469 millones.

Imagen del Surveyor 6 proyectando una sombra de 18 metros de largo con el sol a solo 8 grados sobre el horizonte. Imagen LROC NAC M117501284L. Crédito: NASA / Goddard / Arizona State University

Surveyor 6 on the Plains of Sinus Medii

Acoplamiento automático de naves

Cosmos 186 y Cosmos 188

Sello soviético conmemorando el acoplamiento de Cosmos 186 y Cosmos 188.

Cosmos 186 fue una misión no tripulada de una nave Soyuz 7K-OK lanzada el 27 de octubre de 1967 desde el cosmódromo de Baikonur. Se acopló con la Soyuz de la misión Cosmos 188, también sin tripular, en el que fue el primer acoplamiento automático de dos naves en el espacio.

Cosmos 186

Índice COSPAR: 1967-105A

País: URSS

Cohete portador: Soyuz

Lugar de inicio: Bajkonur, SSR kazajo

Órbita (objetivo, inicial)

Perigeo: 172 [1] km

Apogeo: 212 [1] km

Periodo de circulación: 88.7 [1] min

Inclinación: 51.7 [1] °

Excentricidad: 0.00304 [1]

Duración

El comienzo de la misión: 27 de octubre de 1967 (9:30 UTC)

Regreso a la atmosfera: 31 de octubre de 1967

Dimensiones

Peso total: 6000 [1] kg

Kosmos 186 (ruso: Космос-186) – vuelo espacial no tripulado como parte del programa Soyuz.La misión Kosmos 186 se usó para probar la maniobra de atracar naves en órbita alrededor de la Tierra.

Las naves se acoplaron en el segundo intento. Las naves quedaron unidas, pero no se consiguió el acoplamiento total ni la conexión eléctrica entre ambas naves debido a un error en el alineamiento entre ambas.

Antes de la reentrada el seguidor estelar de la nave, produciendo una reentrada balística.

La misión fue programada para coincidir con las celebraciones del 50 aniversario de la Revolución de octubre.

Cosmos 186 incorporó un cuerpo de reentrada (cápsula) para aterrizar instrumentos científicos y objetos de prueba. El acoplamiento automático de satélites en órbita se llevó a cabo el 30 de octubre de 1967 por Cosmos 186 y Cosmos 188. La búsqueda mutua, el acercamiento, el amarre y el atraque se realizaron automáticamente. Después de 3.5 horas de vuelo conjunto, los satélites se separaron en una orden enviada desde la Tierra y continuaron orbitando por separado. El 31 de octubre de 1976, Cosmos 186 realizó un aterrizaje suave en una región predeterminada de la URSS.

Cosmos 188

Cosmos 188 (en ruso: Космос-188) fue una misión no tripulada de una nave Soyuz 7K-OK lanzada el 30 de octubre de 1967 desde el cosmódromo de Baikonur, tras un retraso de un día. Se acopló con la Soyuz de la misión Cosmos 186, también sin tripular, en el que fue el primer acoplamiento automático de dos naves en el espacio.

Las naves se acoplaron en el segundo intento. Las naves quedaron unidas, pero no se consiguió el acoplamiento total ni la conexión eléctrica entre ambas naves debido a un error en el alineamiento entre ambas.

Antes de la reentrada el sensor de actitud de la nave, un sensor de flujo de iones, falló produciendo que el encendido del motor se produjese en una dirección incorrecta y provocando una reentrada descontrolada y fuera de la trayectoria planeada. Cuando la nave detectó el desvío del curso previsto activó el sistema de autodestrucción, produciendo la explosión de la cápsula a una altura de entre 60 y 70 km sobre la ciudad de Irkutsk.

En octubre de 1967, un par de naves espaciales Soyuz no tripuladas, oficialmente identificadas como Kosmos-186 y Kosmos-188, lograron el primer acoplamiento totalmente robótico en órbita del mundo. Este logro de ingeniería verdaderamente notable proporcionó un gran estímulo moral para el programa espacial soviético que aún se tambaleaba por la pérdida de Vladimir Komarov. A largo plazo, el acoplamiento automático abrió la puerta a numerosos avances futuros en la exploración del espacio, incluidas las primeras misiones lunares y las primeras estaciones orbitales. El acoplamiento automático soviético se produjo después de que la tripulación de la nave espacial estadounidense Gemini-8 hiciera un acoplamiento controlado manualmente con un cohete Agena en marzo de 1966.

Misión conjunta de Kosmos-186 y Kosmos-188 de un vistazo:

–                                    Kosmos-186                                          Kosmos-188

Designación de nave espacial                                                     Soyuz , 7K-OK -11F615 No. 6 activo     Soyuz , 7K-OK -P 11F615 No. 5 pasivo

Fecha de lanzamiento   1967 27 de octubre                               1967 30 de octubre

Sitio de lanzamiento     Sitio 31                                                  Sitio 1

Fecha de aterrizaje       1967 31 de octubre (descenso y aterrizaje balísticos)         1967 3 de noviembre (volado en el descenso)

Misión                          Encuentro activo y acoplamiento con el Vehículo n. ° 5    Encuentro pasivo y acoplamiento con el Vehículo n. ° 6

Tripulación                   Sin tripulación                                       Sin tripulación

 

 

 

 

 

 

Satélite sobrevuela Venus

Mariner 5

Mariner 5

 

Organización: NASA

Sobrevuelo: Venus

Fecha del sobrevuelo: 19 de octubre de 1967

Fecha de lanzamiento: 14 de junio de 1967

Vehículo de lanzamiento: Atlas

Sitio de lanzamiento: Cabo Cañaveral

Aplicación: Científico

Masa: 244 kg

NSSDC ID: 1967-060A

Equipamiento

Bandas espectrales: Banda S

La nave espacial Mariner 5 fue la quinta de una serie de naves espaciales de la NASA dentro del Programa Mariner usadas para la exploración en el modo de sobre vuelo. El Mariner 5 fue una nave espacial reconstruida que serviría de respaldo en la misión Mariner 4 y posteriormente se cambió el objetivo de la misión de sobrevolar Marte para dirigirse y sobrevolar Venus.

La nave usó al Sol y a Canopus como referencias para mantenerse estabilizada en su navegación. Una computadora central y un subsistema secuenciador dieron las secuencias de tiempo y los servicios de cómputo para otros subsistemas de naves espaciales.

El Mariner 5 fue lanzado el 14 de junio de 1967, y llegó a la vecindad de Venus el 19 de octubre de 1967. La nave espacial llevó una serie de instrumentos para estudiar la refractividad de la atmósfera de Venus usando ondas de radio y ultravioleta. Así mismo con sus instrumentos midió plasma y partículas cargadas, el campo magnético interplanetario así como el campo magnético de Venus.

La distancia más cercana de vuelo fue de 3.990 km y, con instrumentos más sensitivos que su predecesor, el Mariner 5 pudo verter nueva información acerca del planeta caliente y cubierto de nubes, y acerca de las condiciones en el espacio interplanetario. La nave espacial también modernizó las técnicas de construcción y operación de las naves espaciales interplanetarias, así como lo hizo antes cada Mariner. Todas las operaciones en el Mariner 5 fueron cerradas en noviembre de 1967.

El despegue tuvo lugar el 14 de junio de 1967 desde el Complejo 12 de lanzamiento de la Estación Aérea de Cabo Cañaveral en el vehículo Atlas 5401. El rendimiento de refuerzo fue normal a través de la porción Atlas del lanzamiento y la primera quemadura Agena, con todos los sistemas funcionando al nivel adecuado. Durante la segunda quemadura Agena, se produjeron fluctuaciones anormales en la presión de la cámara del motor, sin embargo, no impidieron una inyección interplanetaria exitosa. Hubo varias ocurrencias de este comportamiento en lanzamientos previos de la NASA y la Fuerza Aérea y se inició un programa para corregirlo, lo que condujo a un rediseño de la caja de cambios Ageo turbopump. El Mariner 5 voló por Venus el 19 de octubre de ese año a una altitud de 3.990 kilómetros (2.480 millas). Con instrumentos más sensibles que su predecesor Mariner 2, Mariner 5 pudo arrojar nueva luz sobre el planeta caliente cubierto de nubes y sobre las condiciones en el espacio interplanetario.

Los datos de ocultación de radio de Mariner 5 ayudaron a comprender los datos de temperatura y presión devueltos por el módulo de aterrizaje Venera 4, que llegó a Venus poco antes. Después de estas misiones, estaba claro que Venus tenía una superficie muy caliente y una atmósfera aún más densa de lo esperado.

Las operaciones de Mariner 5 terminaron en noviembre de 1967 y ahora está difunta en una órbita heliocéntrica.

Lanzamiento de Mariner 5

Otros intentos de comunicación

Se intentaron otros intentos de comunicación, en una investigación conjunta de campo solar / campos magnéticos solares de naves espaciales con Mariner 4, de nuevo en comunicación con la Tierra después de estar fuera de la telemetría durante aproximadamente un año o más en una conjunción superior. Durante el experimento, ambas naves espaciales iban a estar en la misma espiral de campo magnético idealizada que el sol lleva a cabo desde el sol.

Entre abril y noviembre de 1968, la NASA intentó readquirir Mariner 5 para continuar investigando las condiciones interplanetarias. Los intentos de readquirir Mariner 5 durante junio, julio y principios de agosto de 1968 no dieron señales de naves espaciales.

El 14 de octubre, el operador del receptor en el DSS 14 obtuvo un bloqueo en la señal Mariner 5. Se detectó una onda portadora, pero fuera de los límites de frecuencia esperados y variando en la longitud de onda. Los cambios en la intensidad de la señal indicaron que la nave espacial estaba en una lenta rotación. Sin embargo, fue posible bloquear la nave espacial a una señal de enlace ascendente, pero no se observó respuesta a ningún comando enviado a ella. Sin telemetría y sin ningún cambio de señal en respuesta a los comandos, no había posibilidad de reparar o continuar utilizando la nave espacial. Las operaciones finalizaron al final de la pista desde el DSS 61 a las 07:46 GMT del 5 de noviembre de 1968.

Instrumentos

  1. Receptor de baliza de dos frecuencias
  2. Ocultación de S-Band
  3. Magnetómetro de helio
  4. Sonda de plasma de iones interplanetario para E / Q de 40 a 9400 voltios
  5. Mecánica celeste

Otras descripciones

La nave espacial Mariner 5 consistía en un marco octagonal de magnesio, 127 cm de diagonal y 45,7 cm de alto. Cuatro paneles solares se unieron a la parte superior del marco. También se montó una antena parabólica de alta ganancia de 116,8 cm de diámetro en la parte superior del marco. Una antena omnidireccional de baja ganancia y el magnetómetro se montaron en un mástil de 223,5 cm de alto junto a la antena de alta ganancia. La altura total de la nave espacial fue de 289 cm. El marco octogonal albergaba el equipo electrónico, el cableado, el sistema de propulsión a mitad de camino y los reguladores y suministros de gas para control de actitud. La mayoría de los experimentos científicos se montaron en el exterior del marco. Los instrumentos de ciencia fueron un magnetómetro, telemetría de ocultación de banda S, fotómetro UV, detector de radiación atrapada, baliza de propagación de doble frecuencia, taza de Faraday y mecánica celeste.

La energía fue suministrada por 17.640 n / p células solares contenidas en los cuatro paneles solares con un tramo de extremo a extremo de 550 cm, lo que podría proporcionar 555 W en Venus. También se usó una batería recargable de plata y zinc de 1200 W-h para maniobras y respaldo. La hidrazina monopropelante se usó para la propulsión, a través de un motor 222-N con control de vector de paleta de 4 chorros instalado en uno de los lados de la estructura octogonal. El control de la actitud fue proporcionado por 12 chorros de gas nitrógeno frío montados en los extremos de los paneles solares y tres giroscopios. La información posicional fue proporcionada por dos sensores solares principales, sensores solares secundarios, un sensor de tierra, un sensor planetario, un sensor terminador de Venus y un seguidor de estrellas Canopus.

El equipo de telecomunicación consistía en un transmisor TWTA dual de cavidad triodo de 6.5 W y un transmisor TWTA de 10.5 W y un receptor único que podía enviar y recibir datos a través de antenas de baja y alta ganancia a 8 1/3 o 33 1 / 3 pb. Los datos también se pueden almacenar en una grabadora para transmisión posterior. Todas las operaciones fueron controladas por un subsistema de comando. La computadora central y el secuenciador operaban comandos de secuencia de tiempo almacenados. El control de la temperatura se mantuvo mediante el uso de persianas ajustables, sombrilla desplegable, mantas aislantes multicapa, escudos de aluminio pulido, tratamientos superficiales y unidades de referencia montadas en tres paneles solares.

Perfil de la misión

Mariner 5 fue lanzado desde el Eastern Test Range de Cape Kennedy en un Atlas Agena Don el 14 de junio de 1967 a las 06:01:00 UT. El 19 de junio se realizó una corrección a mitad de camino (una combustión de 17,66 segundos). Mariner 5 llegó a Venus el 19 de octubre y comenzó a transmitir datos. El acercamiento más cercano a una altitud de 4094 km ocurrió a las 17:34:56 UT. En este momento Venus estaba aproximadamente a 79.5 millones de km de la Tierra. El Mariner 5 pasó frente a la órbita de Venus y se ocultó de la Tierra durante aproximadamente 26 minutos. Las transmisiones de datos ocurrieron después del encuentro. El contacto se perdió el 4 de diciembre de 1967, pero se recuperó temporalmente el 14 de octubre de 1968. La nave espacial ahora se encuentra en órbita heliocéntrica. Los instrumentos de la nave espacial midieron los campos magnéticos interplanetarios y venusinos, las partículas cargadas y los plasmas, así como la refracción de la radio y las emisiones UV de la atmósfera de Venus. La misión se denominó un éxito. El costo total de investigación, desarrollo, lanzamiento y soporte para la serie de naves espaciales Mariner (Marineros 1 a 10) fue de aproximadamente $ 554 millones.

Astronauta muerto en el espacio – Komarov – Soyuz 1

Soyuz 1

Insignia de la misión

Datos de la misión

Nombre: Soyuz 1

Cohete lanzador: Soyuz (11A511)

Nombre de la nave: Рубин (Rubin) –Rubí)

Tripulantes: 1 (Vladímir Komarov)

Lanzamiento: 23 de abril de 1967; 00:35 UTC
Baikonur LC1; 45°55′00″N 63°20′00″E

Aterrizaje: 24 de abril de 1967; 03:22 UTC; 51’13° N, 57’27° E

Duración: 1 día, 2 h, 47 min y 52 s

Número de órbitas: 18

La Soyuz 1 (en ruso Союз 1, Unión 1) fue el primer vuelo tripulado de una nueva serie de naves espaciales de la Unión Soviética. Lanzada el 23 de abril de 1967 con un único tripulante, el coronel Vladímir Mijáilovich Komarov, que murió cuando la nave se estrelló en su regreso a la Tierra. Se trató del primer accidente mortal en vuelo de la historia de los vuelos espaciales.

Vuelos de prueba

Al igual que en los programas previos Vostok y Vosjod la Unión Soviética envió primero prototipos no tripulados para validar la nave. Sin embargo, al contrario de lo que había sucedido anteriormente, en esta ocasión todos ellos fracasaron.

El primero se lanzó el 28 de noviembre de 1966 y se le asignó la denominación de Cosmos 133.

El segundo vuelo de prueba se intentó realizar el 14 de diciembre de 1966. Como era norma en la Unión Soviética, la nave que no alcanzaba la órbita no recibía nombre; actualmente se la suele denominar como Cosmos 140A.

El tercer vuelo de prueba se efectuó el 7 de febrero de 1967 y la nave, tras el lanzamiento, recibió el nombre de Cosmos 140.

Cabe citar el lanzamiento de una versión lunar de la Soyuz (Zond) que fue efectuado el 8 de abril de 1967 y bautizada como Cosmos 154.

Elección de la tripulación

Sello postal de la URSS de 1964 homenajeando a Vladimir Komarov.

Nikolái Kamanin, jefe del cuerpo de cosmonautas de la Unión Soviética y Serguéi Koroliov, ingeniero jefe del programa Soyuz, hablaron el 20 de agosto de 1965 sobre la elección de cosmonautas. Entre otros, se propuso a Yuri Gagarin y Vladímir Komarov.

Tras la muerte de Koroliov el 14 de enero de 1966 se nombró a Vasily Pavlovich Mishin como su sustituto. Mishin propuso que se enviara a “ingenieros no válidos” de su propio grupo de trabajo (OKB-1) para las primeras misiones de la Soyuz. Esto originó una agria disputa con Kamanin, quien consideró que no había tiempo para prepararlos adecuadamente. Tras meses de disputa se optó finalmente por cosmonautas profesionales. Komarov fue escogido astronauta principal, con Gagarin como reserva.

Tanto la Vostok como la Vosjod habían pasado por vuelos de prueba con éxito antes de enviar a un ser humano a bordo. Con la Soyuz, los malos resultados de todos los vuelos automáticos hizo que se tuvieran malos presagios para la primera misión tripulada. Unas semanas antes del lanzamiento Komarov afirmó que si él no volaba «mandarán al piloto de reserva. Él [Yuri] morirá en vez de mí». A su vez Yuri Gagarin intentó desbancar a Komarov, con la convicción de que la URSS no arriesgaría la vida de un héroe nacional.

Presiones políticas

En la planificación de la Soyuz 1 hubo intensas presiones políticas. Una actuación prudente hubiera esperado a que se efectuara al menos un vuelo de prueba con éxito antes de autorizar la presencia de cosmonautas a bordo del vehículo, tal y como se hizo con los anteriores programas Vostok y Vosjod. No obstante, las presiones políticas provenientes de Leonid Brézhnev y, especialmente, de Dimitry Ustinov hicieron que se incurriera en mayores riesgos. Ustinov llegó a decir a Komarov (que era escéptico sobre la preparación de la Soyuz) que si no accedía a pilotar el vehículo le «quitaría las estrellas del pecho y los galones de los hombros». Ante las dudas que suscitaba el programa entre los cosmonautas el director del programa Soyuz, Vasily Mishin, llegó a gritar que «¡no quiero cobardes en mis naves!».

El 14 de abril se realizó una inspección. Uno de los participantes, el coronel Kirillov, señaló que había cientos de cuestiones técnicas sin resolver en la nave y que, por ello, la Soyuz no estaba lista. Al oírlo Mishin estalló de furia y le replicó que él le enseñaría cómo hacer su trabajo. Finalmente, el 20 de abril se autorizó el despegue, que quedó fijado para el día 23.

En la elección de la fecha intervinieron también cuestiones políticas. Algunas fuentes señalan que la fecha escogida para el lanzamiento pretendía conmemorar el cumpleaños de Lenin (22 de abril), el Día del Trabajo (1 de mayo) y coincidía también con una importante reunión de líderes comunistas en Checoslovaquia.

Objetivos de la misión

La Soyuz 1 iba a ser seguida un día después por el lanzamiento de la Soyuz 2, con tres tripulantes: Valery Fyodorovich Bykovsky, Yevgeny Vassilyevich Khrunov y Aleksei Stanislavovich Yeliseyev. Estaba previsto que las dos naves se acoplaran, con la Soyuz 1 actuando como “nave activa” y la Soyuz 2 como “nave pasiva”. Tras el acoplamiento dos de los cosmonautas de la Soyuz 2 efectuarían un paseo espacial hasta la Soyuz 1 (aunque la Soyuz ya tenía capacidad de acoplamiento los astronautas aún no podían pasar directamente de una a otra). Una vez realizado el intercambio, ambas naves se separarían y volverían a Tierra.

La misión Soyuz 1 & 2 se iba a enviar apenas unos meses después del mortal accidente del Apollo 1. Los soviéticos esperaban que el nuevo éxito, tras más de dos años sin vuelos tripulados, les devolviera la supremacía en la carrera espacial.

Sin embargo, muchos responsables del programa espacial soviético temían que la distancia que estaban ganando los EE. UU. fuera irrecuperable. Hasta el momento, las naves estadounidenses ya habían efectuado maniobras de aproximación (Gemini 6 y Gemini 7, 15 de diciembre de 1965) y de acoplamiento (Gemini 8 y Agena 8, 16 de marzo de 1966). En cambio, los soviéticos no tenían experiencia ni en aproximación ni en acoplamiento.

Iba a ser, además, la primera vez en la historia en la que se acoplaban dos naves tripuladas y se producía un intercambio de tripulaciones. Dominar estos dos elementos era clave en el programa lunar soviético.

El vuelo de la Soyuz 1

Despegue de la Soyuz TMA-2 el 26 de abril de 2003 desde Baikonur.

La Soyuz 1 despegó el 23 de abril de 1967 con el cosmonauta Vladimir Mijailovich Komarov a bordo.

El lanzamiento se efectuó a la perfección pero una vez en órbita inmediatamente comenzaron los problemas. El panel solar izquierdo no se abrió, lo que produjo una gran merma de la energía disponible para la nave. Además el sensor solar 45 K falló, imposibilitando orientar el panel derecho, por lo que la corriente proveniente de este bajó a apenas 24 Amperios, insuficiente para mantener las baterías cargadas. Además, los giróscopos y el sensor de iones también fallaron. Los fallos fueron claramente mencionados por el propio cosmonauta en sus comunicaciones con tierra. En su segunda órbita, Komarov exclamó “maldita máquina, ¡nada de lo que hago funciona!“.

La Soyuz 1 salió del alcance de las estaciones de seguimiento soviéticas. Desde tierra se ordenó a Komarov que intentara dormir. Al volver a contactar con la nave, el sistema de control de actitud automático había fallado.

En tierra se vio rápidamente lo preocupante de la situación. La primera prioridad seguía siendo que la Soyuz 1 se estabilizara mediante el giro sobre su eje. Pero había otro problema: a pesar de todos los intentos de Komarov por orientar el único panel solar hacia el Sol, la Soyuz sólo producía la mitad de la electricidad necesaria para recargar completamente la batería. Eso hacía que la batería se degradara más rápido de lo previsto, por lo que se estimó que a partir de la revolución nº17 se tendría que recurrir a la batería de reserva. Así pues, se determinó que la Soyuz debía volver a tierra en la 17ª revolución.

En algún momento se pensó en lanzar la Soyuz 2 para que se acoplara a su gemela y se reparara el panel solar en un paseo espacial. No obstante, es difícil que se considerara demasiado en serio. Una fuerte lluvia impedía el lanzamiento inmediato de la Soyuz 2 y por aquel entonces estaba claro que la Soyuz 1 no debía permanecer mucho más tiempo en órbita. La opción más sensata era devolver la Soyuz 1 lo más pronto posible a tierra. Tal y como demostró la investigación posterior, de haberse lanzado la Soyuz 2 probablemente también se hubiera estrellado al volver a Tierra.

Mientras los directores de la misión se debatían en discusiones interminables, el tiempo corría en contra de la Soyuz 1. En la 14ª revolución el jefe de balística llamó la atención de que era hora de dejar las discusiones y llevar a cabo un plan de actuación.

Esquema de la Soyuz versión 7K-OK (la misma que se usó en la misión Soyuz 1).

Mientras Komarov recorría su 16ª vuelta a la Tierra Gagarin le transmitió las órdenes para su regreso. Mishin y Kamanin le desearon suerte. El primer ministro Alekséi Kosygin habló personalmente con Komarov. Después se llevó a la esposa de éste, Valentina, a hablar con él en una consola privada. Komarov, que se mantenía en calma, se despidió de su esposa.

El primer intento de salir de órbita se efectuó con los sistemas automáticos en la 17ª órbita. La maniobra se efectuó fuera del alcance de las estaciones terrestres. Pero, cuando la Soyuz 1 entró en el radio de alcance de éstas, comprobaron que la maniobra no se había efectuado porque la nave seguía en la misma órbita que antes. Komarov se puso en contacto con tierra y explicó que, aunque inicialmente los sensores de orientación iónicos funcionaron bien y el vehículo se estabilizó, cerca del Ecuador la cápsula volvió a perder el control, por lo que no se pudieron encender los motores.

Los controladores se vieron urgidos a preparar un nuevo plan, pero la Soyuz salió fuera de cobertura y se tuvo que esperar otra vuelta a la Tierra para poder enviar a Komarov las instrucciones. El intento de regreso se efectuaría en la revolución nº19. La idea era que Komarov orientara la nave manualmente mientras ésta permaneciera en el lado diurno de la Tierra. Al pasar al lado nocturno usaría unos giroscopios para mantener la orientación y finalmente, al volver al lado diurno, orientaría manualmente otra vez. Mientras tanto, se estimó que la batería principal aguantaría una o dos órbitas más, mientras que la de reserva lo haría tres. Komarov no había sido entrenado para realizar una maniobra así, pero se consideraba que estaba preparado para llevarla a buen término.

Komarov intentó llevar a cabo el plan. Debido a que la maniobra de frenado debía efectuarse en el lado nocturno de la Tierra, el cosmonauta no pudo utilizar el visor. En su lugar, Komarov empleó el periscopio y usó la Luna para orientarse (tal y como harían los astronautas del Apollo 13 años después). Para estabilizar la cápsula le produjo un giro sobre sí misma (como el de una peonza). El frenado inició correctamente pero, cuando se llevaban 146 de los 150 segundos previstos, se agotó el combustible usado para controlar la cápsula. Sin orientación, el sistema de navegación ordenó el apagado de los motores. La maniobra había sido un éxito relativo: la Soyuz 1 volvía a Tierra aunque, sin combustible para orientarse, efectuaría la reentrada en modo balístico (lo que conlleva una elevada desaceleración).

Además, al efectuarse la reentrada en modo balístico, hubo que volver a desplegar un dispositivo de rescate, ya que el inicial esperaba en Orenburg mientras que la nueva previsión indicaba que la Soyuz 1 aterrizaría en Orsk.

Parte del compartimiento de los paracaídas, expuesto al calor generado, se fundió. Al término de la maniobra se abrió el paracaídas guía. Sin embargo, debido a un fallo de diseño, éste no ejerció suficiente fuerza para arrastrar al paracaídas principal. Komarov intentó abrir el de reserva, pero éste se enredó sobre el paracaídas guía. Sin posibilidad de frenar, la Soyuz 1 se estrelló a unos 200 km/h, matando a su único ocupante y quedando completamente destrozada.

Soyuz versión 7K-OK exhibida el National Space Centre, Leicester, Reino Unido.

El equipo de rescate que había partido de Orsk vio a la cápsula desde el aire. Estaba ya en el suelo, yaciendo de medio lado. Poco después, debido al impacto, se encendieron los retrocohetes, lo cual alarmó a los especialistas, pues los retrocohetes deberían haberse activado antes de tocar el suelo para frenar a la nave. Los retrocohetes prendieron fuego a la cápsula y, para cuando por fin llegaron hasta ella, ésta no era más que un amasijo humeante.

El equipo de rescate no tenía bengalas de colores que indicaran que el cosmonauta estaba muerto, así que usaron unas que querían decir que el cosmonauta requería ayuda médica urgente, lo cual aumentó aún más el caos informativo que se estaba viviendo.

El fuego y el mal estado de la cápsula hicieron que los restos de Komarov no fueran encontrados hasta una hora más tarde. Se efectuó una rápida autopsia de su cuerpo, que fue incinerado y llevado al Kremlin para un funeral de estado. Supuestamente un grupo de Jóvenes Pioneros encontró después restos de Komarov en el lugar del accidente y le dieron un segundo lugar de entierro.

Algunos medios occidentales captaron las transmisiones de la Soyuz 1. Esos mensajes interceptados han sido objeto de diversas especulaciones. Según algunos Komarov lanzó agrias críticas al programa aunque según James Oberg estos informes resultaron de la mala interpretación de la señal –plagada de ruido– y un pobre conocimiento del ruso. También se especula con la posibilidad de que poco antes de la reentrada los controladores del vuelo prometieran a Komarov un funeral de estado en el Kremlin.

El accidente según los medios soviéticos

Al cabo de poco tiempo de haberse lanzado la misión los medios de comunicación soviéticos anunciaron el éxito del despegue. Sin embargo, en cuanto comenzaron los problemas técnicos, enmudecieron.

Unas siete horas después de que la Soyuz 1 se estrellara la Unión Soviética anunció el trágico final. Sin embargo sólo se mencionó el fallo del paracaídas como causa del accidente, sin comentar la larga secuencia de problemas técnicos que venía arrastrando tanto la nave como el programa Soyuz.

Hasta aquel momento la Unión Soviética, salvo reconocer implícitamente fallos en algunas sondas, sólo había hablado de éxitos en su programa espacial. Aquel fue el primer fracaso reconocido de forma explícita.

Komarov fue enterrado en el Kremlin el 26 de abril en un funeral multitudinario.

Causas del accidente

Causas directas

Las causas directas del accidente, tal y como mostró la comisión encargada a tal fin (20 de mayo de 1967), fueron:

  1. El paracaídas principal no se abrió debido a que el paracaídas guía no ejerció suficiente fuerza.
  2. Jamás se comprobó que el paracaídas guía y el de reserva no interfirieran entre sí.

Otra fuente asegura que fue el giro inducido a la cápsula para estabilizarla lo que impidió que se abriera el paracaídas.

Finalmente, Boris Chertok, uno de los jefes de la oficina de diseño OKB-1, especuló que el contenedor del paracaídas podría haberse contaminado con un polímero que actuara a modo de pegamento aunque otros líderes del proyecto, como Konstantin Feoktistov, no consideraban creíble esta hipótesis.

Causas indirectas

Otras circunstancias que afectaron al programa Soyuz y que se pueden considerar causas indirectas del accidente:

  1. Fallo de todos los vuelos de prueba anteriores.
  2. Falta de presupuesto en el programa espacial soviético.
  3. Carencia de una gran agencia que controlara todo el programa (como la NASA estadounidense). En su lugar existían múltiples pequeños organismos, frecuentemente en disputa entre sí.
  4. El Politburó prefería éxitos con los que adornar fechas señaladas a una planificación a largo plazo. Eso había funcionado bien desde el Sputnik 1, pero se hizo paulatinamente más difícil conforme la carrera espacial se iba complicando.
  5. La muerte de Koroliov y su sustitución por Mishin, que fue muy criticado por Kamanin y los propios cosmonautas.
  6. No se efectuaron pruebas de naves completas en tierra. En su lugar se optó por enviar los primeros prototipos al espacio.
  7. La no apertura de uno de los paneles solares.
  8. La preferencia por usar sistemas de vuelo automáticos en vez de permitir a los cosmonautas tomar el mando de la nave.

Consecuencias del accidente

Los soviéticos, que intentaban conseguir un nuevo éxito para su programa espacial que contrastara con el accidente del Apollo 1 se vieron envueltos en un fallo similar.

La Soyuz tuvo que pasar una revisión de 18 meses antes de ser declarada apta para el vuelo tripulado. Antes de poder hacerlo se efectuaron con éxito diversos vuelos de prueba. La siguiente misión tripulada, Soyuz 3 no voló hasta el 26 de octubre de 1968. A las Soyuz 4 y Soyuz 5 (lanzamiento 19 de enero de 1969) les fueron asignadas la misión originalmente prevista para las 1 y 2.

Para entonces la carrera a la Luna ya estaba prácticamente perdida para la Unión Soviética. A los problemas del programa Soyuz había que sumarle los de su versión lunar (Zond) y los de los cohetes que debían llevar las naves hasta la Luna (Protón para el sobrevuelo y N-1 para el alunizaje).

Komarov descansa en el muro del Kremlin. Imagen Spacefacts

Komarov fue incinerado y la urna con sus restos depositada en los muros del Kremlin. Desde el despegue su suerte estaba sellada a pesar de su gran desempeño durante la misión.

 

 

 

 

Estatua erigida en el sitio de aterrizaje de la Soyuz 1. Imagen Simotron

.

Gagarin a la izquierda, junto a Komarov. Imagen GCTC

Astronautas USA muertos (en tierra)

Apolo 1

Apollo 1 (conocido también como AS-204)

Grissom, White y Chaffee posan frente a su vehículo espacial Apolo/Saturno IB en la plataforma de lanzamiento, diez días antes de que un fuego de la cabina cobrara sus vidas.

Tipo: Prueba de verificación de la nave espacial con tripulación.

Ámbito: Espacial

Sede: Cape Canaveral Air Force Station

Lugar: Florida

Ubicación: Cape Canaveral, Florida

País: Estados Unidos: Coordenadas: 28°31′18″N 80°33′41″O

Fecha: 21 de febrero de 1967 (planeado)

Duración: Hasta 14 días (previsto)

Participantes: Virgil I. “Gus” Grissom, Comandante; Edward H. White, Piloto Senior; Roger B. Chaffee, Piloto.

Organización

Delegados: NASA

Apolo 1 (inicialmente designado AS-204) fue la primera misión tripulada del programa espacial estadounidense conocido como proyecto Apolo, cuyo objetivo consistía en alcanzar un alunizaje tripulado sobre la Luna.1​ La prueba orbital planeada en la órbita baja terrestre del módulo de mando y servicio del Apolo no llegó a cumplir la fecha de lanzamiento prevista para el 21 de febrero de 1967, debido a un incendio en la cabina durante una prueba en la plataforma de lanzamiento 34, que se produjo el 27 de enero en el complejo de lanzamiento de la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, matando a los tres tripulantes: el comandante piloto Virgil I. “Gus” Grissom, el piloto del módulo de comando Edward H. White II y el piloto Roger B. Chaffee, destruyendo también el módulo de comando (CM).1​ El nombre “Apolo 1”, elegido por la tripulación, se retiró oficialmente por la NASA en conmemoración a la fallecida tripulación el 24 de abril de 1967.1

Inmediatamente después del incendio, la NASA convocó a la Junta de Revisión del Accidente del Apolo 204 para determinar las causas del incendio, y las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos pusieron en marcha sus propias investigaciones del comité para supervisar la investigación de la NASA. Durante la investigación, un documento interno de la NASA citando problemas con el contratista principal del Apolo, North American Aviation, fue revelado públicamente por el entonces senador estadounidense Walter F. Mondale, y llegó a ser conocido como el “Informe Phillips”. El avergonzado administrador de la NASA, James E. Webb, que desconocía la existencia del documento, dio inicio a la controversia con el programa Apolo. A pesar del descontento en el congreso estadounidense por la falta de apertura de la NASA, los dos comités del congreso dictaminaron que las cuestiones planteadas en el informe no tenían nada que ver con el accidente, y se dejó a la NASA continuar con el programa.

Aunque la fuente de ignición que generó el incendio no pudo ser determinada de manera concluyente, las muertes de los astronautas se atribuyeron a una amplia gama de defectos de diseño y construcción con materiales letales en el módulo de comando del Apolo. Los vuelos tripulados Apolo fueron suspendidos por 20 meses mientras se corrigieron estos problemas. El vehículo de lanzamiento Saturno IB, SA-204, previsto para su uso en esta misión, más tarde se utilizó para el primer vuelo de prueba no tripulado en el módulo lunar (LM), misión denominada Apolo 5.2​ La primera misión tripulada con éxito del programa Apolo fue volada por la tripulación de reserva del Apolo 1, el Apolo 7 en octubre de 1968.

Grissom, Chaffee y White durante unas pruebas de salida de la cápsula Apolo, en junio de 1966.

Tripulación

Posición                        Astronauta

Piloto Comandante      Virgil I. “Gus” Grissom
Tercer vuelo

Piloto de Alto Nivel      Edward H. White II
Segundo vuelo

Piloto                             Roger B. Chaffee
Primer vuelo

Primera Tripulación de Respaldo (abril – diciembre de 1966)

Posición                        Astronauta

Piloto Comandante      James A. McDivitt

Piloto de Alto Nivel      David R. Scott

Piloto                             Russell L. “Rusty” Schweickart

Esta Tripulación voló en el Apolo 9.

Segunda Tripulación de Respaldo (diciembre de 1966 – enero de 1967)

Posición                        Astronauta

Piloto Comandante      Walter M. “Wally” Schirra

Piloto de Alto Nivel      Donn F. Eisele

Piloto                             R. Walter Cunningham

Esta tripulación voló en el Apolo 7.

AS-204 iba a ser el primer vuelo de prueba tripulado del módulo de mando y servicio del Apolo en la órbita de la Tierra, lanzado en un cohete Saturno IB. El vehículo de lanzamiento y la misión AS-204 iba a poner a prueba las operaciones de lanzamiento, el seguimiento de terreno y las instalaciones de control y el funcionamiento de la plataforma de lanzamiento Apolo-Saturno y habría durado hasta dos semanas, dependiendo del desempeño de la nave espacial durante la misión.3

El módulo de comando y servicio (CSM) para este vuelo, número 012 construido por North American Aviation (NAA), era una versión denominada Bloque I, diseñada antes de que la estrategia de cita y encuentro en la órbita lunar (LOR, por sus siglas en inglés) fueran elegidos como método de alunizaje; por lo tanto, carecía de la capacidad de acoplamiento con el módulo lunar. Éste fue incorporado en el diseño del denominado Bloque II, junto con la experiencia adquirida en el Bloque I. El vuelo del Bloque II sería usado en ensayos de vuelo con el módulo lunar (LM) cuando éste estuviera listo, y posteriormente sería utilizado en los vuelos de aterrizaje de la Luna.

El módulo de comando 012, etiquetado Apolo Uno, llega al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto de 1966

Un artículo de prensa publicado el 4 de agosto de 1966, se refiere al vuelo como “Apolo 1”.8​ La nave 012 llegó al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto, con la etiqueta “Apolo Uno” por North American Aviation en su cobertura de embalaje.

Chaffee, White, y Grissom entrenando en un simulador de su cabina del módulo de comando, 19 de enero de 1967

La nave espacial Apolo, el módulo de comando/servicio, era mucho más grande y mucho más compleja que cualquier diseño de nave espacial construido y usado previamente. En octubre de 1963, Joseph F. Shea fue nombrado gerente de la Oficina del Programa de la Nave Espacial Apolo (ASPO, por sus siglas en inglés), responsable de la gestión del diseño y la construcción, tanto del CSM y el LM (módulo lunar). En una reunión de revisión nave espacial celebrada con Shea el 19 de agosto de 1966, la tripulación expresó su preocupación por la cantidad de material inflamable en la cabina (principalmente red de nailon y velcro), a lo que los técnicos encontraron conveniente para anclar herramientas y equipos en su lugar en la ingravidez del espacio.

Apolo 1 Fliteline medallón (más tarde voló en el Apolo 9 por Jim McDivitt).

Shea dio órdenes al personal de North American Aviation para eliminar los materiales inflamables de la cabina, pero no supervisó el asunto personalmente.13

North American Aviation envió la nave espacial CM-012 al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto de 1966 bajo un certificado condicional de vuelo: 113 importantes cambios de ingeniería incompletos previstos tuvieron que ser completados en el KSC. Pero eso no fue todo: 623 órdenes de cambio de ingeniería adicionales se realizaron y terminaron después de la entrega.14​ Grissom se frustró tanto con la incapacidad de los ingenieros de simuladores de entrenamiento para mantenerse al día con los cambios realizados en la nave espacial, que tomó un limón de un árbol cerca de su casa15​ y lo colgó en el simulador en señal de protesta.16

Los módulos de comando y servicio se acoplaron en la cámara de altitud del KSC en septiembre y se realizó la prueba del sistema combinado. Se realizó la prueba altitud primero en un ambiente no tripulado; a continuación, tanto con el primer y equipos de respaldo, del 10 de octubre a diciembre 30. Durante esta prueba, la unidad de control ambiental (ECU, por sus siglas en inglés) en el módulo de comando se encontró que tenía un defecto de diseño, y fue enviado de vuelta al fabricante para los cambios de diseño y actualización. La unidad devuelta ECU tuvo una filtración de refrigerante de agua/glicol, y tuvo que ser devuelta una segunda oportunidad para su reparación. También durante este tiempo, un tanque de propelente en el módulo de servicio 017 se había roto durante las pruebas en North American Aviation, lo que provocó la separación de los módulos y la eliminación de la cámara, de modo que el módulo de servicio podría ponerse a prueba en busca de signos del problema del tanque. Estas pruebas fueron negativas, y una vez que todos los problemas de hardware pendientes se resolvieron, la nave espacial fue montada y finalmente completaron una prueba de altitud éxito con tripulación de reserva de Schirra.17

De acuerdo con el informe final de la junta de investigación de accidentes, “En el post-prueba la tripulación de vuelo de respaldo expresaron su satisfacción por el estado y el rendimiento de la nave espacial”.17​ Esto parece contradecir el relato en “Luna Perdida: El peligroso viaje del Apolo 13” por Jeffrey Kluger y el astronauta James Lovell, que “Cuando el trío salió de la nave… Schirra dejó claro que no estaba contento con lo que había visto”, y que más tarde se advirtió a Grissom y Shea que “no hay nada malo con esta nave que pueda señalar, pero simplemente me resulta incómodo. Algo simplemente no suena bien”, y que Grissom y su tripulación debían salir de inmediato a la primera señal de problemas.18

Después de las pruebas de altitud con éxito, la nave espacial fue retirada de la cámara de altitud el 3 de enero de 1967, y acoplada a su vehículo de lanzamiento Saturno IB en la plataforma 34, el 6 de enero.

Prueba “desconectada”

La escotilla del Bloque I usada en la nave Apolo 1 consistía de dos piezas requería que la presión dentro de la cabina no debería ser más alta que a atmosférica, a fin de abrirla. La tercera capa exterior, la cubierta térmica protectora de la escotilla durante el lanzamiento no se muestra en la imagen.

La simulación de lanzamiento el 27 de enero de 1967, en la plataforma 34, era una prueba denominada “desconectada” para determinar si la nave espacial operaría nominalmente (simulado) con su propia alimentación interna, mientras se desconectaban todos los cables y umbilicales de alimentación externa. La superación de esta prueba era esencial para la fecha de lanzamiento el 21 de febrero. La prueba se consideró no peligrosa, porque ni el vehículo de lanzamiento ni la nave espacial fueron cargadas con combustible o propelentes criogénicos, y todos los sistemas pirotécnicos fueron desactivados.7

A las 1:00 pm, hora del este (1800 GMT) del 27 de enero, primero Grissom, después Chaffee y luego White entraron en el módulo de mando a la presión atmosférica adecuada, y fueron atados a sus asientos y conectados a los sistemas de oxígeno y comunicación de la nave espacial. Hubo un problema de inmediato: Grissom notó un olor extraño en el aire que circulaba a través de su traje, que comparó con “suero de leche agria”, y la cuenta regresiva simulada se detuvo a las 1:20 de la tarde, mientras que se tomaron muestras de aire. Ninguna causa del olor se pudo encontrar, y la cuenta atrás se reanudaría a las 14:42. (Durante la investigación del accidente se determinó que este olor no estaba relacionado de alguna manera con el fuego.)7

Tres minutos después se reanudó el recuento, se inició la instalación de la escotilla. La misma se componía de tres partes: una escotilla interior extraíble, que se mantuvo dentro de la cabina; una escotilla exterior con bisagras, que formaba parte del escudo térmico protector de la nave, y una tapa de escotilla exterior, que era parte de la cubierta protectora impulso que envuelve todo el módulo de comando para protegerlo del calentamiento aerodinámico durante el lanzamiento e igualmente lo protege de las llamas del cohete de escape de lanzamiento en caso de un aborto de lanzamiento. La cubierta de impulso de la escotilla fue parcialmente, pero no totalmente trabada en su lugar, ya que la cubierta protectora impulso flexible fue ligeramente distorsionada para permitir el paso de algunos cables para deslizarlos debajo de ella para proporcionar la energía interna simulada. (Reactivos de pila de combustible de la nave no se cargaron para esta prueba). Después se sellaron las escotillas, el aire en la cabina se reemplazó con oxígeno puro a 16,7 psi (1.150 hPa), 2 psi (140 hPa) superior a la presión atmosférica.7

Otros problemas incluyeron episodios de alto flujo de oxígeno a los trajes espaciales, lo que disparó una alarma. La causa probable se determinó a causa de los movimientos de los astronautas, que fueron detectados por el sistema giroscópico inercial y de orientación de la nave y el micrófono-atascado de Grissom. El micrófono abierto era parte del tercer gran problema, con el bucle de comunicaciones que conectaba a la tripulación, las operaciones y la sala de control dentro del complejo de lanzamiento. Los problemas llevaron a Grissom a la siguiente observación: “¿Cómo vamos a llegar a la Luna si no podemos hablar entre dos o tres edificios?” La cuenta atrás simulada se reanudó a las 17:40, mientras se hicieron intentos para solucionar el problema. Todas las funciones de cuenta atrás hasta la transferencia de energía interna simulada se habían completado con éxito por 18:20, pero a las 6:30 de la cuenta permaneció en espera a T menos 10 minutos.7

Fuego

El exterior del módulo de comando del Apolo 1 ennegrecido por la erupción del fuego debido al fallo de la cubierta de la cabina.

Los restos calcinados del interior de la cabina de Apolo 1

Los miembros de la tripulación transcurrían el tiempo de la prueba cotejando su lista de comprobaciones, cuando un corto transitorio de tensión se registró a las 06:30:54 (23:30:54 GMT). Diez segundos más tarde (a las 6:31:04), Chaffee exclamó “¡Hey!”, seguido por sonidos de forcejeo durante dos segundos. White informó entonces, “¡Tenemos un incendio en la cabina!”. Algunos testigos dijeron que vieron a White en los monitores de televisión tratando de alcanzar la manija de liberación de la compuerta interior, y cómo las llamas se propagaban en la cabina de izquierda a derecha y lamían la ventana. Se cree que la transmisión de voz final podría haber venido de Chaffee. Seis segundos después del informe de White sobre el fuego en la cabina, una voz gritó: “¡Hay un terrible fuego!”. El sonido de la ruptura del casco de la nave espacial se escuchó inmediatamente después, seguido de “¡Me estoy quemando!” y un grito de pánico. La transmisión entonces terminó de manera abrupta en 6:31:21, a tan sólo 15 segundos después de que se escuchara el primer informe de fuego.

La intensidad del fuego, alimentado por oxígeno puro, causó que la presión aumentara en 15 segundos a 29 psi (2.000 hPa), lo que rompió la pared interior del módulo de comando (fase inicial del fuego). Luego las llamas y gases corrieron fuera del módulo de mando a través de los paneles de acceso abiertos a dos niveles de la estructura de servicio. El intenso calor, el humo denso y máscaras de gas ineficaces diseñadas para gases tóxicos en lugar de humo pesado obstaculizaron los intentos del personal de tierra para rescatar a los hombres. Se temía que el módulo de comando explotase, o que pronto lo haría, y que el fuego podría encender el cohete de combustible sólido en la torre de escape de lanzamiento por encima del módulo de comando, lo que habría matado probablemente al personal de tierra más cercano y posiblemente destruido la plataforma de lanzamiento.7

Cuando la presión se liberó por la ruptura de la cabina, la convección de aire hizo que las llamas se propagaran a través de la misma, dando comienzo a la segunda fase del incendio. La tercera fase comenzó cuando la mayor parte del oxígeno se consumió y se reemplazó con el aire atmosférico y las labores de extinción se llevaron a cabo a fin de no producir grandes cantidades de humo, polvo y vapores que envolvieran la cabina.

Fueron necesarios cinco minutos para que los trabajadores de la plataforma de lanzamiento abrieran las tres capas de la escotilla, y no podían dejar caer la compuerta interior del piso de la cabina según lo previsto, por lo que la empujaron a un lado. Aunque las luces de la cabina permanecían encendidas, en un principio no pudieron encontrar a los astronautas a través del denso humo. Cuando el humo se disipó, encontraron los cuerpos, pero no fueron capaces de extraerlos. El fuego había derretido en parte los trajes espaciales de nailon y las mangueras de conexión al sistema de soporte de vida de Grissom y White. Grissom se había quitado sus correas de fijación y yacía en el suelo de la nave espacial. Las correas de fijación de White se habían quemado, y él se encontraba tumbado de lado, justo debajo de la escotilla. Se determinó que había tratado de abrir la escotilla a través del procedimiento de emergencia, pero no fue capaz de hacerlo en contra de la gran presión interna generada por las llamas. Chaffee fue encontrado con su mano derecha atada al asiento, siguiendo el procedimiento para mantener la comunicación hasta que White abriera la escotilla. Debido a las grandes cadenas de nailon fundido que habían fusionado a los astronautas con el interior de la cabina, la extracción de los cuerpos llevó cerca de 90 minutos.7

Investigación

Inmediatamente después del incendio del Apolo 1, para evitar un conflicto de intereses, el Administrador de la NASA James E. Webb se dirigió al presidente Lyndon B. Johnson a fin de que le permitiera a la NASA manejar la investigación de acuerdo a sus procedimientos establecidos, con la promesa de ser veraz en la evaluación de las responsabilidades y mantener apropiadamente informados a los líderes del Congreso. De acuerdo con la biografía de James Webb (del sitio oficial de la NASA):

“… Webb acudió al presidente Lyndon Johnson y le pidió que la NASA le permitiera manejar la investigación del accidente. Se comprometió a ser veraz en la evaluación y determinar las responsabilidades y se comprometió a asignar a sí mismo, y la gestión de la NASA, según corresponda. “21

Seamans estableció la Junta de Revisión del Apolo 1, presidida por el director del Centro de Investigaciones Langley, Floyd L. Thompson, la cual incluía al astronauta Frank Borman, el diseñador de naves espaciales Maxime Faget y seis personas adicionales. El 1° de febrero, el profesor de la Universidad Cornell, Frank A. Long dejó la junta y fue reemplazado por el Dr. Robert W. Van Dolah, del Buró de Minas. Al día siguiente, el ingeniero jefe de North American Aviation para el programa Apolo, George Jeffs, igualmente renunció.

Seamans inmediatamente ordenó que todo el hardware y software del Apolo 1 fuera confiscado, a fin de ser revisado solo bajo control de la junta. Después de la minuciosa documentación estéreo-fotográfica del interior del CM-012, la junta ordenó su desmontaje utilizando procedimientos probados para desmontar a la idéntica nave CM-014 y llevó a cabo una investigación exhaustiva de todas las partes. La junta también examinó los resultados de la autopsia de los astronautas y entrevistó a los testigos del siniestro. Seamans envió a Webb informes semanales del progreso de la investigación, y la junta emitió su informe final el 5 de abril de 1967.

Según la Junta, Grissom sufrió graves quemaduras de tercer grado en más de un tercio de su cuerpo y su traje espacial fue destruido en su mayoría. White sufrió quemaduras de tercer grado en casi la mitad de su cuerpo y una cuarta parte de su traje espacial se había derretido. Chaffee sufrió quemaduras de tercer grado en casi una cuarta parte de su cuerpo y una pequeña porción de su traje espacial resultó dañado. El informe de la autopsia confirmó que la causa principal de muerte para los tres astronautas fue un paro cardíaco causado por las altas concentraciones de monóxido de carbono. No se creyó que las quemaduras sufridas por la tripulación fueran los principales factores de los decesos, y se concluyó que la mayoría de ellas se habían producido después de la muerte. La asfixia sucedió después de que el fuego fundiera los trajes de los astronautas y los tubos de oxígeno, exponiéndolos a la atmósfera letal de la cabina.14

La junta de revisión identificó cinco factores principales que se combinaron para causar el fuego y la muerte de los astronautas

  • Una fuente de ignición más probablemente relacionada con “cableado vulnerable para poder manejar el flujo eléctrico de la nave espacial” y “fontanería y tuberías vulnerables para manejar un refrigerante inflamable y corrosivo”.
  • Una atmósfera de oxígeno puro a una presión más alta que la presión atmosférica.
  • Una amplia distribución de materiales altamente inflamables en la cabina.
  • Una cabina sellada con una tapa de escotilla que no pudo ser eliminada rápidamente debido a la alta presión.
  • Preparación inadecuada de emergencia (salvamento y de asistencia médica, y procedimientos de escape de la tripulación).

Monumento Conmemorativo

Los nombres de los tres astronautas en el Espejo Espacial en el Centro Espacial Kennedy

Gus Grissom y Roger Chaffee fueron enterrados en el Cementerio Nacional de Arlington. Ed White fue enterrado en el cementerio de West Point en los terrenos de la Academia Militar de Estados Unidos en West Point, Nueva York.

Sus nombres se encuentran entre los de varios astronautas y cosmonautas que han muerto en el cumplimiento del deber se encuentran en el Espejo del Memorial del Espacio en el Complejo de Visitantes del Centro Espacial Kennedy en Merritt Island, Florida.

Un parche de la misión Apolo 1 se quedó en la superficie de la Luna después del primer alunizaje tripulado, dejado allí por los miembros de la tripulación del Apolo 11 Neil Armstrong y Buzz Aldrin.45

La misión Apolo 15 dejó en la superficie de la Luna una pequeña estatua conmemorativa, “El Astronauta Caído”, junto con una placa que contiene los nombres de los astronautas de Apolo 1, entre otros, incluyendo los cosmonautas soviéticos que perecieron durante los vuelos espaciales tripulados.46

Complejo de Lanzamiento 34

Después del incendio de Apolo 1, el complejo de Lanzamiento 34 fue posteriormente utilizado solamente para el lanzamiento de Apolo 7 y posteriormente desmantelado hasta el pedestal de lanzamiento de concreto, que se mantiene en el sitio (28 ° 31’19 “N 80 ° 33’41” O / 28.52182, -80.561258), junto con algunos otros de hormigón y estructuras de acero reforzado. El pedestal tiene dos placas conmemorativas de la tripulación. Cada año a las familias de la tripulación del Apolo 1 se les invita al sitio para actos en su memoria, y el Centro Espacial Kennedy Centro de Visitantes incluye el sitio en su recorrido por los lugares históricos de lanzamiento en Cabo Cañaveral.

Estrellas, puntos de referencia en la Luna y Marte

  • Los astronautas del Apolo frecuentemente alinean sus naves espaciales con las plataformas de navegación inercial y determinaron sus posiciones con respecto a la Tierra y la Luna para avistar grupos de estrellas con instrumentos ópticos. Como una broma, la tripulación del Apolo 1 nombraron tres de las estrellas del catálogo de Apolo de sí mismos y les introduce en la documentación de la NASA. Gamma Cassiopeiae convirtió Navi – Ivan (el segundo nombre de Gus Grissom) deletreado al revés. Talitha Borealis convirtió Dnoces – “Segundo” escrito al revés, por Edward H. White II. Y Gamma Velorum convirtió Regor – Roger (Chaffee) deletreado al revés. Estos nombres atrapados rápidamente después del accidente de Apolo 1 y fueron utilizados regularmente por posteriores tripulaciones del Apolo.47
  • Los cráteres de la Luna y las colinas de Marte llevan el nombre de los tres astronautas de Apolo 1.

Restos del CM-012

Los restos del módulo de comando Apolo 1 nunca han estado en exhibición pública. Después del accidente, la nave espacial fue retirada y trasladada al Centro Espacial Kennedy para facilitar el desmontaje de la junta de revisión con el fin de investigar la causa del incendio. Cuando la investigación había sido completada, la nave se trasladó al Centro de Investigación Langley de la NASA en Hampton, Virginia, y se colocó en un depósito de almacenamiento seguro.

El 17 de febrero de 2007, las partes de CM-012 se trasladaron en aproximadamente 90 cajas (27.432 m) a un almacén más nuevo, de ambiente controlado.64​ Solamente unas semanas antes, el hermano de Gus Grissom, Lowell Grissom, sugirió públicamente que el CM-012 fuera enterrado permanentemente en los restos de hormigón de Complejo de Lanzamiento 34.65

Hay múltiples referencias a este echo, en películas, libros, monumentos, ciudades, tec.

Apolo 1 tras la tragedia (fuente)

De este modo, los astronautas Virgil Grissom, Edward White y Roger Chaffee se convirtieron en las primeras víctimas humanas reconocidas de la carrera espacial. Las investigaciones posteriores mostraron cómo un cortocircuito en un cable mal aislado, junto a la pureza de oxígeno del interior de la nave, la gran presencia de materiales inflamables y la falta de cualquier sistema de emergencia para el escape provocaron la muerte de los tripulantes de la AS-204, misión que más tarde sería nombrada Apolo 1, en honor a la tragedia.

Curiosamente, la tripulación ya había mostrado su preocupación ante la presencia de mucho material inflamable dentro del módulo lunar en los primeros meses de su entrenamiento, sobre todo por el exceso de nailon y velcro. Joseph F. Shea tomó en cuenta las advertencias de la tripulación, mandando que estos materiales fueran sustituidos, aunque nunca supervisó que sus órdenes fueran llevadas a cabo.

Nota: Durante años se creyó que esta había sido el primer accidente mortal en la carrera espacial, pero en la década de los 80 la Unión Soviética desveló que el 23 de marzo de 1961 Valentin Bondarenko murió en unas circunstancias muy similares a los tripulantes de la Apolo 1, mientras realizaba pruebas en una cabina a presión con oxígeno puro. Algunos historiadores consideran que, de haberse conocido este accidente y sus causas, podría haber evitado la muerte de los astronautas de la Apolo 1.

Insignia del Programa Apolo (fuente)

Información más extensa y detallada en: https://es.wikipedia.org/wiki/Apolo_1, de donde se ha extraído este artículo.

Gráfico de la cápsula del Apolo

La cápsula tras el fuego

Acoplamiento de naves en órbita

Gemini 8 y Atlas Agena

Gemini 8

Insignia de la misión

Datos de la misión

Misión: Gemini 8

Número de tripulantes: 2

Masa: 3.789 kg

Rampa de lanzamiento: Centro Espacial Kennedy, Florida: LC 19

Lanzamiento: 16 de marzo de 1966; 16:41:02.389 UTC

Aterrizaje: 17 de marzo de 1966; 03:22:28 UTC; 25°13.8′N 136°0′E

Recuperado por: USS Leonard F. Mason

Duración de la misión: 10 h 41 min 26 s

Distancia recorrida: 293,206 kilómetros (158,319 millas náuticas)

Datos de las órbitas

Número de órbitas: 6

Apogeo: 271.9 km

Perigeo: 159.9 km

Período: 88.83 min

Inclinación orbital: 28.91°

Operador: NASA

ID COSPAR: 1966-020A

SATCAT no.: 2105

Cohete Titán II GLV , s / n 62-12563

 

(I-D) Scott, Armstrong

Gemini 8 (oficialmente llamado Gemini VIII) fue un vuelo espacial en 1966, en el programa Gemini de la NASA. Este era el 6º vuelo de una misión Gemini, el 14º vuelo estadounidense y el 22º vuelo espacial (incluidos los vuelos del X-15 por encima de los 100 km).

Tripulación

Tripulación de reserva

Objetivos

Gemini VIII tenía dos objetivos principales. Los dos objetivos eran:

  1. lograr un encuentro en órbita, un acoplamiento y
  2. lograr una EVA extendida. Ed White, durante el Gemini IV, había pasado 20 minutos fuera de la nave.

El primer objetivo principal fue logrado por el comandante de nave espacial, Neil Armstrong, quien pilotó el Gemini VIII adentro de 90 cm del Agena lanzado anteriormente. Este fue el primer acoplamiento orbital. El segundo objetivo debía haber sido logrado por el piloto David Scott, quien debía pasar hasta dos horas fuera de la nave espacial, pero acontecimientos subsecuentes cancelaron el paseo espacial planificado.

Vuelo

Agena

Esto fue cinco meses desde que la NASA había tratado de lanzar un Agena y Gemini durante la misión Gemini VI en octubre de 1965. Esta vez todo funcionó perfectamente. El Agena se colocó en una órbita circular de 298 km y se orientó a la altitud correcta para el acoplamiento. La cápsula Gemini fue puesta en una órbita de 160 km por 272 km por un Titan II modificado.

Gemini 8                     Agena Info.

Agena                          GATV-5003

NSSDC ID:                 1966-019A

Peso                             3175 kg

Sitio de lanzamiento    LC-14

Fecha de lanzamiento 16 de marzo de 1966

Hora lanzamiento        15:00:03 UTC

1.er Perigeo                   299.1 km

1.er Apogeo                  299.7 km

Periodo                        90.47 m

Inclinación                   28.86

Vista del Agena desde el Gemini 8.

Reentrada 15 de septiembre de 1967

Rendezvous y acoplamiento

Primero se realiza un encendido de motores a 1 hora y 34 minutos en la misión, cuando bajaron su apogeo con un encendido de motores de 5 segundos. El segundo encendido fue en el apogeo de la segunda órbita. Esta vez elevaron su perigeo añadiendo 15 metros por segundo a su velocidad. Su tercer encendido aseguró que estaban en el mismo plano orbital del Agena. Esta vez giraron 90° de su dirección de avance e hicieron un impulso de 8 metros por segundo mientras estaban sobre el Océano Pacífico. Entonces tuvieron que hacer un último encendido de 0,8 m/s.

El radar de encuentro adquirió el vehículo objetivo Agena a una distancia de 332 km. A las 3 horas, 48 minutos y 10 segundos en la misión se realiza un encendido para entrar en una órbita circular a 28 km por debajo de la órbita del Agena. El primer avistamiento cuando estaban a 141 km de distancia, ya a 102 km la computadora tomó el control.

Después de varias maniobras estuvieron a 46 m de distancia y sin velocidad relativa. Después de 30 minutos de inspección visual del Agena para asegurarse de que no había sido dañado por el lanzamiento, se les dio el visto bueno para el acoplamiento. Armstrong empezó a moverse hacia el Agena a 8 centímetros por segundo. En cuestión de minutos, los pestillos de conexión del Agena se cerraron y una luz verde indicó que el acoplamiento se había completado con éxito.

Emergencia

Había un poco de sospecha sobre cómo estaba funcionando el sistema de control de actitud del Agena actuando y que podría no tener el programa correcto almacenado en él (posteriormente se encontró que esa sospecha era incorrecta). Justo antes de que se perdieran contacto con el control, la tripulación del Gemini 8 fueron informados de que si algo extraño llegara a suceder, que apagaran el Agena.

Después de que el Agena comenzó la ejecución de su programa almacenado, que maniobró las naves unidas a girar 90° a la derecha, Scott se dio cuenta de que estaban en un giro. Armstrong utilizó los propulsores OAMS del Gemini para detener el giro, pero después de detenerse, de inmediato comenzó de nuevo. Gemini 8 estaba fuera del alcance de las comunicaciones terrestres en este momento.

Armstrong informó de que el combustible del sistema OAMS se había reducido a 30%, lo que indica que el problema podría ser en su propia nave espacial. Decidieron desacoplarse del Agena para que pudieran analizar la situación. Scott, cambió el control del Agena a comando de tierra, mientras que Armstrong luchaba por estabilizar el vehículo combinado lo suficiente para permitir el desacoplamiento. Scott, después pulsó el botón de desacoplamiento, y Armstrong disparó una larga ráfaga de los propulsores de traslación para alejarse del Agena.

Durante el EVA, después de que Armstrong se desacopló del Agena, Scott debía ponerse y probar un Paquete de Soporte Extravehicular (ESP) almacenado en la parte posterior del adaptador de la nave espacial. Esta era una mochila con un suministro de oxígeno autónomo, propelente Freon adicional para su unidad de maniobra manual y una extensión de 75 pies (23 m) a su correa. Practicaría varias maniobras en formación con los vehículos Gemini y Agena (separados a distancias de hasta 60 pies (18 m), en concierto con Armstrong en el Géminis.[7] Scott nunca pudo realizar este EVA, debido al aborto de el vuelo debido a una emergencia crítica en vuelo que ocurrió poco después del acoplamiento.

El vuelo también llevó a cabo tres experimentos científicos, cuatro tecnológicos y uno médico adicionales.[8]

Sin la masa añadida del Agena, velocidad de giro de la Gemini comenzó a acelerar rápidamente. Poco después de esto, se encontraron en el rango del buque de comunicaciones terrestres Coastal Sentry Quebec. Por ahora la velocidad de giro había llegado a una revolución por segundo, causando que los astronautas tuvieran visión borrosa, y poniéndolos en peligro de pérdida de conocimiento. Armstrong decidió cerrar el sistema OAMS y utilizó los propulsores del sistema de control de reingreso (RCS) para detener el giro. Después de estabilizar la nave espacial, probaron cada propulsor OAMS uno por uno y se encontró que el número 8 se había quedado encendido. Casi el 75 por ciento del combustible de maniobra de reentrada se había utilizado para detener el giro, y las reglas de la misión dictaban que el vuelo se cancela una vez que el RCS fuera utilizador por cualquier motivo. Gemini 8 se preparó inmediatamente para un aterrizaje de emergencia.

Aterrizaje

Se decidió dejar que la nave continuara una órbita más para que pudiera aterrizar en un lugar que podría ser alcanzado por las fuerzas de recuperación. El plan original era que Gemini 8 aterrizaría en el Atlántico, pero esto era para tres días después. Así el USS Leonard F. Mason comenzó su viaje hacia el nuevo lugar de aterrizaje de 800 kilómetros al este de Okinawa y 1000 kilómetros al sur de Yokosuka, Japón.

La mayor parte de la reentrada se produjo sobre Asia, más allá de las estaciones de seguimiento de la NASA.

Los aviones también fueron enviados y un piloto (Capitán Les Schneider, USAF), logró ver la nave espacial a medida que descendía. Tres rescatistas saltaron del helicóptero y adjuntaron el collar de flotación a la cápsula. Tres horas después del amerizaje, la nave espacial estaba a bordo del USS Leonard F. Mason.

Gemini VIII atraca con su vehículo objetivo Agena

Acoplamiento con GATV-5003

Fecha de atraque: 16 de marzo de 1966, 22:14 UTC

Fecha de desacoplamiento: 16 de marzo de 1966, ~ 22:45 UTC

Tiempo atracado: ~ 30 minutos

Era el duodécimo vuelo tripulado estadounidense y el vigésimo segundo vuelo espacial tripulado de todos los tiempos (incluidos los vuelos X-15 de más de 100 kilómetros (54 millas náuticas)). El piloto de comando Neil Armstrong marcó la segunda vez que un civil estadounidense voló al espacio (Joseph Albert Walker se convirtió en el primer civil estadounidense en el vuelo 90 de X-15 [3] [4]). Armstrong había renunciado a su comisión en la Reserva Naval de los Estados Unidos en 1960. La Unión Soviética había lanzado a la primera civil, Valentina Tereshkova (también la primera mujer), a bordo del Vostok 6 el 16 de junio de 1963.[5]

Ubicación de la nave espacial

La nave espacial está en exhibición en el Museo Neil Armstrong Air and Space, Wapakoneta, Ohio

. Armstrong y Scott, en una imagen previa a la misión. (NASA)

Armstrong (R) y Scott (L) esperan al USS Leonard F. Mason

Gemini 8 Space- flyingn Fliteline Medallion