Este Mundo, a veces insólito

Construcción

Las murallas de Taroudant

Taroudant. Es una ciudad marroquí emplazada en el valle del río Sus, al sur del país. Se encuentra en la carretera que va de Agadir a Uarzazat. Tiene el aspecto de una pequeña ciudad-mercado fortificada de una ruta caravanera. Se le llama la «Abuela de Marrakech» porque se parece a esta ciudad en pequeño, con su recinto amurallado, que al contrario de Marrakech encierra todo su casco urbano. Se encuentra a 223 Km. al suroeste de Marrakech y a 85 km al este de Agadir. La zona es conocida por su aceite de oliva, sus cajas de madTaroudant1era, platería y alfombras. Taroudant fue la capital de los saadies en el siglo XVI que dispone de cinco colosales puertas moriscas que forman una gran muralla y son: Bab al-Kasbah, Bab Zorgan, Bab Targhount, Bab Oulad Bounouna et Bab El khemis. Todas estas puertas se doblan y certifican su carácter defensivo impresionante.

Estas murallas se encuentran al (Sur de Marruecos): un conservatorio de las formas de construcción en tierra cruda (siglo XI – XVI) Analizada con un enfoques arqueológico, la ciudad medieval y moderna de Taroudant presenta dos conjuntos arquitectónicos: Una muralla, de 7,5 Km. de longitud, enteramente construida en tierra cruda (en realidad, tâbiya/s de naturaleza variada) con varias reanudaciones, además de una primera apariencia de homogeneidad y buena conservación.Taroudant2

Sobre esta muralla pesan amenazas de diverso orden: seísmos que producen en terrenos sedimentarios efectos de cizallamiento que facilitan la apertura de fisuras, humedad procedente de infiltraciones verticales y acumulación al pie del muro de las aguas negras de la ciudad, las guerras – con empleo de la artillería a partir del siglo XV – constantes durante toda la época moderna, finalmente un urbanismo invasivo; todo demuestra la fragilidad de la arquitectura de tierra cruda. Esta muralla ha sido objeto de una investigación multidisciplinar relacionada con los aparatos de tierra cruda y los modos de construcción, con el concurso de la asociación “Acroterre”.Taroudant3

Una kasbah, muy homogénea por su parte y más reciente que la muralla, que es, como de costumbre en la ciudad musulmana de Occidente, el lugar del sultán por excelencia, a la vez palacio, cancillería y barrio residencial, ocupado en parte por los jardines. Inscrita en un cuadrado de 90 m de lado y con 56 torres huecas que marcan el ritmo de las cortinas, ocupa una posición topográfica encentrada con respecto al plano urbano actual; no obstante, tiene en cuenta la fragmentación parcelaria inicial y no distorsiona la forma circular que rodea toda la ciudad medieval. En su historia, original por bastantes aspectos, Taroudant ofrece una sucesión de episodios agitados que reflejan una lucha casi permanente entre las tribus y el mahzen, es decir el Estado, en la medida en que existe. Esta historia presenta asimismo incertidumbres y numerosos puntos de interrogación referente al origen de la ciudad y la de sus murallas: El primer establecimiento de un hábitat estable en Taroudant parece remontarse al momento en que en los siglos IX y siglo X, las tribus bereberes comienzan a sedentarizarse. Conocemos la existencia de este grupo Badjâliya, chiítas procedentes del Norte de Marruecos y que, en disidencia cara al poder idrissida, se encuentra refugio en la llanura del Souss; sin embargo no podemos atribuirle la construcción de las murallas. Si las murallas no se remontaran a principios del siglo X, no pueden ser – que en su primer trazado seguía muy de cerca el de los recintos primitivos de forma circular – muy posteriores en la medida en que, en el momento de la conquista almorávide de 1057, los textos informan de que hubo que asediar la ciudad.

Un objeto de estudioTaroudant4

Nuestro conocimiento de la muralla y de las técnicas medievales de construcción ha sido sensiblemente mejorado gracias a tres tipos de trabajos. Los sondeos al pie de muro han revelado que la muralla reposaba directamente sobre la masa de los sedimentos consolidados procedentes de Aarar y Souss: no se ha empleado la técnica de la bovedilla de tierra, tampoco se encuentran huellas de un tramo de cimiento. Una zona de prueba ha procedido al análisis de las tierras empleadas en la muralla, para preparar el material y las técnicas a emplear en el programa de restauración. Finalmente, se han llevado a cabo dos tipos de trabajos arqueológicos, que se basan, por una parte en estudios de elevaciones, realizados en las partes mejor conservadas de la muralla y efectuados según los métodos de la arqueología de la construcción, y por otra parte en sondeos en el mismo centro de la mampostería, sobre todo a partir de la parte superior de las murallas; no han sido muy numerosos y permanecen insuficientes.

Técnica y cronología de una construcción de tierraTaroudant5

La organización general de la muralla, en particular su trazado en el suelo, cuyo plano se ha podido sacar de él, no han sido sensiblemente modificados en el curso de los tiempos: se ha considerado el trazado del “recinto” inicial y no las contingencias de la estructuración de los riegos. Entre las modificaciones técnicas que permiten distinguir las épocas de construcción, figura el empleo de diferentes materiales: panes de adobe, bloques moldeados, tâbiya en encofrado; esta técnica – la de los adobes – es la más empleada, salvo en las épocas más antiguas, posiblemente, o en el otro extremo del continuum histórico, cuando el ladrillo y el cemento se utilizan de forma preferente. Según las épocas, las dimensiones de los madera de los artesones varían de manera notable: medidas repetitivas realizadas en las elevaciones muestran que se han empleado seis módulos principales, que van de los 0,66 m a 1,10 / 1,12 m (el valor medio para finales de La Edad Media se estableció en 0,98 / 1,02). Las observaciones arqueológicas conducen, por una parte a determinar los caracteres diferentes de los modos de construcción utilizados, por otra parte y correlativamente a destacar la existencia de varios “muros”, de diversa cronología, sujetándose unos a otros.

Taroudant6La “gran” e impresionante muralla de Taroudant (sector ZORTAR B 31-35): es la que figura en los documentos turísticos, que se asocia a la época saadiana. Esta fase muestra artesones de tierra muy regulares, organizados en asientos casi perfectamente horizontales; en este encofrado (las dimensiones habituales son de 0,98 m de altura por una longitud que va de 1,90 a 2,10 m), se ha colocado y apisonado una tabiya muy cargada de cal (hasta el 42 % en algunos casos), que proporciona al material un color blancuzco bastante característico (es este “efecto de superficie” lo que proporciona al conjunto su carácter de falsa homogeneidad). Pero, en sí mismo, este muro no constituye “la” muralla de Taroudant: sólo es uno de sus elementos.

Taroudant7

Puntas de madera, clavadas verticalmente aparecidas en partes altamente degradadas de los paramentos del muro 98/102. Durante los trabajos de revestimiento, ¿cómo mantener la cara externa del encofrado, durante la colocación del material de tierra y el secado? Un inesperado descubrimiento aporta la solución: en el interior de los mechinales, des tacos de cabeza tallada en forma de gancho (ésta presenta huellas de percusión) y de 210 a 280 mm de largas, han servido para fijar el travesaño que – sin duda como medida de ahorro de un producto raro – se retiraba al mismo tiempo que el encofrado; en cambio, insertado en la mezcla de tierra y cal, el taco se mantenía en el centro de la obra.

¡Atención, una muralla puede ocultar otra!

La homogeneidad de la construcción es solamente aparente: numerosas reanudaciones marcan una construcción multisecular: tal vez se deba realizar una relación de las mismas. ¿Pero qué es una “reanudación”? Se trata de algunas degradaciones rápidamente tapadas con algunos ladrillos, de sencillas reparaciones (por ejemplo en recalce), de reparaciones más o menos importantes, que pueden ir hasta la reconstrucción – total o parcial – de tramos completos, o incluso de transformaciones principales, en particular en el trazado. Las hermosas elevaciones de la muralla 98/102 ocultan en realidad, al menos dos y a veces tres fases de edificación: todas son anteriores al conjunto de las reanudaciones modernas (que vienen tras el desarrollo de la artillería y que son su consecuencia directa). Así, “la” muralla de Taroudant es un conservatorio de las técnicas de la tierra cruda realizadas durante diez siglos.

Ciudad en Canarias

Subcategoría: Ciudad sumergidaCanarias

El ingeniero aeronáutico inglés Bernie Bamford, mientras estaba estudiando las imágenes por satélite de los océanos del mundo, se encontró con esta impresionante imagen.

Parece ser que se trata de una ciudad sumergida a 1.000 metros de profundidad, cerca de la costa oeste de África, tocando a las Islas Canarias. La foto del satélite detalla un plano simétrico de líneas paralelas y perpendiculares, semejante a un mapa de una enorme ciudad, informó el diario inglés The Sun.

El descubridor de esta imagen afirma que las líneas parecen estar hechas por el hombre, y que tal ciudad podría tener las dimensiones de la ciudad de Gales.

«The Sun» afirma que, a juzgar por la imagen de Google Ocean, la supuesta civilización, de la Atlántida, hundida hace casi 12.000 años -según el relato de Platón- se encontraría en el océano Atlántico a unos 965 kilómetros al oeste de las islas Canarias, a una profundidad de unos 5,6 kilómetros.

Sin embargo, la empresa Google se ha apresurado a aclarar que lo captado por su buscador -en el mismo sitio, aproximadamente, en que debería hallarse la antigua metrópolis-, son las trazas dejadas por barcos mientras recogen datos de sónar para elaborar un mapa del fondo oceánico.Canarias1

«Lo que están viendo los usuarios son artefactos del proceso de recolección de datos», explicó una portavoz de la compañía, en declaraciones recogidas por la agencia británica PA.

«Los datos batimétricos (del fondo del mar) se recogen a menudo desde embarcaciones que utilizan el sónar para tomar medidas del suelo marítimo», prosiguió.

Las líneas que se ven en la fotografía captada por el Google Ocean -que combina imágenes de satélite con estudios marítimos-, «reflejan el trazo de los barcos a medida que recogen los datos», añadió.

Investigaciones geológicas muestran que hace unos 11.000 años, durante el fin de la última glaciación, Lanzarote, Fuerteventura y otros islotes conformaban una sola isla de más de 200 km de longitud y una superficie superior a los 5000 km2, orientada paralelamente a la costa africana y donde pudo desarrollarse una desconocida civilización. el hallazgo durante los últimos tiempos de numerosas estructuras artificiales sumergidas cerca de las costas canarias constituiría una prueba de la existencia de ese deCanarias2sconocido pueblo…

El hallazgo de las estructuras submarinas en febrero de 1981 en Lanzarote se debió exclusivamente a la casualidad, según ha mantenido siempre el veterano submarinista y documentalista Pippo Cappellano. Por aquellas fechas, él y sus compañeros se encontraban enfrascados en una investigación en el Triángulo de las Bermudas, con la expedición Alyan-Mondo Sommerso. En una parada técnica en Lanzarote, decidieron que intentarían batir el récord de submarinismo en la gruta volcánica conocida curiosamente como Túnel de la Atlántida, en Los Jameos del Agua, de modo que se quedaron en la isla unos días más, realizando inmersiones en diferentes puntos de la costa.

Inesperadamente, a unos 22 metros de profundidad y a varias decenas de metros de la línea de costa, en la inmediaciones de la zona conocida como La Pechiguera, se dieron de bruces con un espectáculo inesperado. «Decidimos bucear en un punto elegido al azar –recordaba Cappellano en una entrevista con el investigador Adriano Forgione–. Justo ahí, debajo del agua, había una serie de paredes formadas por la superposición de bloques que tenían formas triangulares y regulares. Formas perfectas que sólo podían haber sido trabajadas por el hombre. Éstas eran estructuras que no tenían nada en común con los restos arqueológicos que se atribuyen a los guanches (aborígenes de Canarias). Las construcciones contaban con una regularidad absoluta. Se trataba de los restos de edificios divididos en habitaciones»… (Continúa en AÑO/CERO 287).

 

 

 

Guardar

Murallas de Tallin

Una de las puertas de la muralla de TallinTallin1

Se conserva en la actualidad un tramo de casi dos kilómetros de las murallas originales, reforzadas por las características torres de vigilancia de planta circular que protegían antiguamente la capital Estonia.

La muralla fue construida en distintas fases entre los siglos XIII y XVI y estaba originariamente fortificada con 35 torres. De ellas, las 25 que se han conservado, visibles desde el mar y desde cualquier parte de la ciudad, marcan con sus inconfundibles cubiertas el perfil de la ciudad.

El recorrido de la muralla y de las torres comienza descendiendo desde Toompea hacia el sudeste. La Neitsitorn, construida en el siglo XIV, es una de las pocas de planta cuadrada, irónicamente llamada «Torre de la Doncella» por haber sido empleada como cárcel para prostitutas. En su interior tiene un café muy frecuentado por turistas.

La siguiente torre es una de las más famosas: la torre Kiek in de Kök, que en dialecto alemán que se hablaba en la localidad hanseática quería decir «vigilante de la cocina» porque desde sus 45 metros de altura se veían los techos de la ciudad y las cocinas de las viviendas. La torre, cuyo aspecto actual se remonta a finales del siglo XVII, fue construida entre 1475 y 1481 para almacenar cañones y municiones.Tallin2

Muralla de Tallin en la calle Viru

Fuera de las murallas se abre, al Sur la plaza principal de la ciudad moderna, Vadabuse Väljak, al Este está la iglesia gótica de Jaani Kirik y al Sur el teatro ruso Vene Draamateater.

Despues de la Munkdetagune torn o «Torre de los Monjes» se encuentra la Bremen torn, en donde la muralla queda interrumpida para continuar después con la Rattorpe-tagune torn.

La vía conduce a la Suur Rannavärava o «Gran Puerta de la Cuesta», una de las seis entradas que en sus orígenes daban acceso a Vannalinn. Reconstruida en 1518, fue reformada poco después con la torre Paks Margareeta, o «Margarita la Gorda» que se le llama así por su insólito diámetro de 24 metros y por los 4 metros de espesor que alcanza el muro en este punto. Construida como torre de artillería, alberga desde 1935 el Meremuuseum (Museo de la Marina Estonia).

El recorrido continúa por el interior del cinturón y se llega a un tramo donde comienza la parte mejor conservada con las torres Grusbeke-tagune torn y Epingi torn. La Plate torn en el pasado servía para controlar la entrada a Vannalinn desde la Suurtuki tänav, la siguiente torre Koismäe torn, es del siglo XIV.

Sobre la calle Kooli tänav continúan la Loewenschede torn y la Nunnadetagune torn (o «Torre de la Pierna de Oro), de comienzos del siglo XIV. Saunatorn («Torre de la Sauna») y Nunnatorn estan unidas por una pasarela de madera recientemente restaurada y abierta al público.Tallin3

La capital estonia cuenta con uno de los cascos antiguos medievales mejor conservados de toda Europa. Sus torres defensivas, fosos y unas murallas de 16 metros de altura son los principales vestigios que aún hoy consiguen trasladarnos a ese pasado medieval de la ciudad…

Centrándonos en su muralla, hoy en día aún se conservan en pie casi 2 kilómetros de esta fortificación que protegía la parte baja de la ciudad y 26 de las 46 torres de vigilancia que llegaron a construirse en todo su perímetro.

De todas ellas, la Torre de Margarita la Gorda situada junto a la Puerta del Mar es la más famosa y visitada por los turistas, ya que es el primer monumento que se encuentran al llegar a la ciudad en los cruceros o ferries que atracan en el puerto cercano. Tras ella podemos ver también el imponente tejado en pico del campanario de la iglesia de San Olaf.

“De las 46 torres que llegaron a situarse a lo largo de la muralla que rodea la parte baja de Vanalinn quedan 26 y 1,85 kilómetros de muralla, su altura varía entre 13 y 16 metros y su espesor entre 3 y 2. De las seis puertas destacan en el norte la puerta de la playa en la que antaño rompían las olas en épocas de temporal. Esta unida a un bastión del siglo XVI popularmente conocida como Margarita la Gorda (Paks Margareeta) que actualmente alberga el museo marítimo. La puerta sur se llama Kiek in de Kök nombre de origen alemán que viene a signifiTallin4car vistazo a la cocina, esta es la denominación que se le solían dar a las torres ubicadas muy cerca de la población que defendía. Su construcción data de 1475. Su altura es de 38 metros y sus muros llegan a los 4 metros de espesor. Aún se conservan las huellas de los cañonazos que sus muros recibieron durante la Guerra de Livonia. Actualmente existe en su interior un museo de historia de la capital.”

En su momento de máxima extensión, en el siglo XVI, la muralla alcanzó los 2,4 kilómetros de longitud, 16 metros de altura y 3 de espesor. Contaba entonces con 46 torres intercaladas en su recorrido y 6 puertas de acceso.

Algunas de las torres y puertas conservadas en la actualidad son las siguientes:

Pikk Jalg Torn: Esta puerta-torre es el principal acceso peatonal desde el casco histórico hasta la colina Toompea. Se erigió en el siglo XIV y luce un bello tejado rojo.

Neitsi Torn: Es una de las pocas torres de planta cuadrada de la ciudad; se levantó en el siglo XIV y se continuó su construcción hasta mediados del XV. Se la denominó también Torre de la Doncella o de la Virgen, aunque se utilizó como prisión de prostitutas. Hoy alberga un café en su interior.Tallin5

Kiek in de Kök: Su nombre significa mirar en la cocina porque desde lo alto de sus 38 metros los soldados podían ver los techos y las cocinas de la ciudad. Se construyó en 1475 para almacenar cañones y municiones. Sus paredes tienen un espesor de 4 metros. La torre se abandonó en el siglo XVIII y hoy es la sede de un museo dedicado a la historia de la ciudad.

Assauwe Torn: AlbergaTallin6 el Museo de la Historia del Teatro y la Música, con una colección de antiguos instrumentos musicales.

Puerta Viru: Es el principal acceso a la ciudad antigua desde el este. Parte de esta puerta se derribó en 1880 para dejar más espacio al tráfico, pero se conservaron las dos torres del siglo XIV que son hoy uno de los símbolos de la ciudad. En realidad, formaban parte de un sistema de puertas más amplio. El tramo de muralla circundante data del siglo XVI.

Hellemani Torn, Munkadetagune Torn, Bremen Torn y Rattorpe-tagune Torn: Situadas en el tramo oriental de la muralla, al norte de la Puerta Viru.

Paks Margareeta: Su nombre significa Margarita la Gorda y hace alusión a que esta torre era la parte más gruesa de las murallas de la ciudad. Tiene un diámetro de 25 metros, una altura de 20 m. y paredes de hasta 5 m. de espesor. Se construyó junto a la Gran Puerta de la Cuesta desde 1511 hasta 1530 para defender el puerto e impresionar a los visitantes que llegaban a la ciudad por el mar. La torre fue prisión durante un tiempo y ahora es la sede del Museo Marítimo de Estonia, con maquetas de barcos y diversos objetos náuticos.

Gran Puerta de la Cuesta: Era una de las seis entradas a Vanalinn, la ciudad antigua de Tallin. Se sitúa al norte del recinto fortificado, en dirección al mar y junto a la torre Paks Margareeta. Es del siglo XIV y se reformó a principios del XVI.

Grusbeke-tagune Torn, Epingi Torn, Plate Torn, Koismäe Torn, Loewenschede Torn y Nunnadetagune Torn: Estas torres y las del apartado siguiente conforman la parte de la muralla mejor conservada, al noroeste de la misma, y datan en buena parte del siglo XIV.

Kuldjala Torn, Sauna Torn y Nunna Torn: Estas tres torres, al norte de la colina Toompea, están unidas por un tramo de madera restaurado y abierto al público.

Muralla de Anastasio

El muro Anastasian (griego: Αναστάσειο Τείχος; turco: Anastasio Suru), también llamado Muros Largos de Tracia (griego: Μακρά Τείχη της Θράκης; turco: Uzun Duvar), es un complejo de fortificaciones construido 64 km al oeste de Constantinopla para defender la ciudad contra los invasores desde el lado europeo. Originalmente de 56 km de longitud, se extiende desde Evcik Iskelesi en el Mar Negro, a través de la península de Tracia hasta el mar de Mármara, 6 kilometros al oeste de Selymbria.anastasio1

Fue erigido por los romanos anastasio2de Oriente entre el final del siglo V y principios del siglo VI; Nombrado por el emperador Anastasio I (491 hasta 518), pero hay indicios de que ya estaba en uso en 469, bajo el emperador León I (457-474) y luego en 478 bajo su sucesor Zeno (476 hasta 491 ), para luego ser sometido a obras radicales por Anastasio entre 507 y 512. La pared se utilizó por lo menos hasta el siglo VII.

Construida en piedra y tierra, a menudo era de 3, 3m superior a 5 m en la base; Estaba equipado con torres, acceso, fuerte, zanjas y un camino militar, y fue utilizado para defender Constantinopla contra las invasiones desde el oeste de los hunos, eslavos y búlgaros. Tenía un castrum rectangular de 250 a 300 metros, construido en la parte media de la pared.

A medida que la muralla defanastasio3ensiva tuvo una eficacia limitada, por lo que los bárbaros pasaron muchas veces. La fortaleza fue de hecho muy larga, y por lo tanto difícil de defender con una guarnición limitada; Por otra parte, después de haber sido construido para un apuro, no era lo suficientemente fuerte.

La pared fue abandonada en el siglo VII, debido a la dificultad de mantenerlo, desapareció su guarnición, y cayó en mal estado. A través de los siglos, aproximadamente la mitad de las piedras utilizadas para su construcción fue reutilizada para los edificios cercanos. La sección mejor conservada se encuentra en los bosques del norte.

La pared Anastasian es una fortificación antigua lineal de complejidad comparable a la de la Muralla de Adriano, pero menos conocido de esta.

El Muro Anastasiana, Anastasio pared o Muros Largos de Tracia es una antigua fortificación de piedra y turba situada a 60-65 km al oeste de Estambul, Turquía, construido por los bizantinos durante finales del siglo V de la fecha de su construcción es incierta y es razón de debate: autores como B. Croke lo ven como una construcción del emperador Anastasio I Dicoro, mientras que otros como la cara M. Whitby que habrían sido construidos después de 447 y, como consecuencia de los daños causados ​​por un terremoto en 478, fue reconstruida por Anastacio entre 495 y 505. Según RM Harrison tenía originalmente ca. 45 kilómetros de largo, y se extendía desde la costa del Mar Negro de la región Selymbria. Las secciones conservadas indican que tenía 3:30 5 metros de ancho y de alto. Fue erigido con un mortero de color rosado fuerte con nódulos de ladrillo en una técnica diferente de los utilizados en las paredes de la Constantinopla del siglo V; tenía torres, fuertes con puertas y un foso exterior. Según el prólogo de la novela 26 Justiniano, había dos vicarios responsables de la pared: uno para los asuntos militares, y otro para la administración civil; más tarde, el oficial a cargo del mantenimiento de la pared era Earl.

Chokahatu

Subcategoría: Complejo funerario.

CHOKAHATU, el mayor monumento funerario de Jharkhandchocahatu1

Chokahatu. En el lenguaje Austric Mundaric (uno de los idiomas más hablado en abundancia en la India primitiva y en la actualidad es la voz de cientos y miles de tribus en el este y el centro de la India contemporánea) que significa «la tierra de luto».

Chokahatu, situado a unos 80 kilómetros al sur-este de la ciudad capital de Ranchi es principalmente una necrópolis megalítica de la Mundas. Estos motivos funerarios que se conoce como sasandiri, harsali, etc haragarhi en los idiomas locales y Mundaric se pueden encontrar en casi todos los pueblos tribales en y alrededor de Ranchi.chocahatu2

 Es enorme en el tamaño. Es tan enorme que usted se puede perder entre el mar de piedras.

 El Chokahatu tiene sólo dos menhir y el resto son todas las losas de entierro y dólmenes. Los dólmenes también son conocidos como sasandiri al Oraons, Hos, Mundas y el Asurs. El sitio fue descubierto por un camino T.F.Pepe atrás a finales del siglo XIX (Sr. Pepe como Sr. Babington tiene la distinción de descubrir el numeroso megalito en India en el siglo XIX). Pepe relató el sitio al Coronel. Dalton que visitó aquí en 1871.chocahatu3

 Dalton estaba desconcertado ante la enormidad de la sitio. Escribió en el «Diario de la Sociedad Asiática de BengaVol.42 en 1872 que sus ayudantes cuentan las losas sepulcrales en alrededor de 8000 y la zona yiene más que la friolera de 7 hectáreas. Él cree que debe haber una understratum de estas tumbas, y este sitio debe ser alrededor de dos mil años de antigüedad. Sin embargo, los pobladores no estaban de acuerdo conmigo, que afirmó que el sitio es de aproximadamente 14 acres y tiene que haber más de dos mil años de edad.chocahatu4

La gente desde tiempos muy antiguos debe haber estado trayendo los huesos del difunto para un entierro en esta tierra sagrada de todas partes del país, los aldeanos me dijeron. Incluso hoy la gente viene de sitios distantes para el entierro en esta tierra santa. Ellos construyen dólmenes en los muertos de sus parientes, transportando las losas en vehículos.

Lo que hace Chokahatu más significativo a los eruditos y el hombre común es su uso continuado desde su inicio.chocahatu5

Chokahatu es uno de los más antiguos restos históricos de nuestro país y todavía se está utilizando de manera ininterrumpida desde la remota antigüedad es también un ejemplo de su condición de patrimonio viviente. Por lo tanto, exige una posición de Patrimonio de la Humanidad.

chocahatu6

Guardar

Chankillo

Subcategoría: Observatorio solar.

Observatorio Solar en Chankillo, Perúchanquillo1

Los viajeros han notado las 13 torres de piedra que se elevan sobre el desierto costero de Perú desde al menos el siglo diecinueve. Pero los investigadores sólo el año pasado descubrieron el objetivo de las estructuras: ellos arreglan un observatorio solar sofisticado, uno de los más tempranos conocidos en las Américas.

El Iván Ghezzi del Instituto Nacional de Perú de la Cultura y Clive Ruggles de la Universidad de Leicester mostró que el arco de las 13 Torres de Chankillo, construido por una cultura todavía sin nombre, corresponde casi exactamente a la rebelión y ajuste de la variedad del sol del movimiento más de un año. En el solsticio del 15 de diciembre, por ejemplo, el sol se habría elevado directamente sobre la torre meridional, cuando visto del Oeste. Los dinteles de madera empotrados en las torres pasan de moda a aproximadamente 300 a. de J.C.

El rastreo del progreso del sol habría ayudado al tiempo de constructores de Chankillo la plantación de sus cosechas. Pero también se destinó probablemente que las torres expresaran el parentesco místico de las reglas con el sol, y su capacidad de influir en su movimiento. Según estos autores existen evidencias de lo que sería el observatorio solar más antiguo de America: “Las torres de Chankillo nos proporcionan una prueba de las primeras observaciones solares y de la existencia de avanzados cultos al Sol, los cuales precedieron casi 2.000 años a los del Cuzco incaico”, afirman los arqueólogos.chanquillo3

Chankillo fue construido en el periodo que se corresponde arqueológicamente con el colapso de uno de los mayores centros religiosos de los Andes, el de Chavín de Huántar, entre el año 200 y el 300 a.C.

Los restos arqueológicos están ubicados a unos 15 kms al sur de Casma, (a 400 kms. de Lima, Perú), Chankillo está compuesto por una fortaleza estratégicamente ubicada en lo alto de un cerro, de tres gruesas murallas de piedra ovoides, concéntricas, (con cinco, cuatro y tres entradas respectivamente desde la exterior hasta la interior). Estos accesos nivelados dan paso a unos elaborados corredores, cuyos techos están hechos con gruesas maderas de algarrobo.

“Desde el siglo XIX se especulaba que la fila de 13 torres podría ser una referencia a la luna, pero nadie decidió seguir esa pista”, dijo Ghezzi. “Miles de personas podrían haberse reunido para observar impresionantes eventos solares. Estos amaneceres y atardeceres podrían haber sido utilizados en función a una agenda política”, comenta el investigador Ivan Ghezzi. “Por ejemplo, durante la época del solsticio de verano en junio (el día más largo del año) el sol sale justo a la izquierda de la torre más septentrional”.

Según un último estudio publicado hoy en Science, llevado a cabo por los arqueólogos Iván Ghezzi, de la Universidad Católica de Perú, y Charles Ruggles, de la Universidad de Leicester, del Reino Unido, existen evidencias de lo que sería el observatorio solar conocido más antiguo del mundo: “Las torres de Chankillo nos proporcionan una prueba de las primeras observaciones solares y de la existencia de avanzados cultos al Sol, los cuales precedieron casi 2.000 años a los del Cuzco incaico”, afirman los arqueólogos.

Hasta ahora, en base a los relatos de los primeros cronistas, se creía que los primeros observatorios solares estaban en la región de Coricancha, cerca de Cuzco, o habían sido construidos por la cultura Moche, 600 años después de Chankillo.chanquillo5

Chankillo Ubicado a unos 15 kms al sur de Casma, a unos 400 kms., de Lima (Perú), Chankillo está compuesto por una fortaleza estratégicamente ubicada en lo alto de un cerro, de tres gruesas murallas de piedra ovoides, concéntricas, (con cinco, cuatro y tres entradas respectivamente desde la exterior hasta la interior). Estos accesos nivelados dan paso a unos elaborados corredores, cuyos techos están hechos con gruesas maderas de algarrobo que todavía soportan el peso de la muralla que corre por encima. Rodeados por estos círculos concéntricos se hayan dos estructuras redondas y una circular. Tomando como referencia la madera de algarrobo encontrada, mediante análisis con el C14 se estima la antigüedad en unos 2300 años.

Frente a esta fortaleza y formando un conjunto de construcciones cúbicas se echanquillo6ncuentran las 13 torres, que se levantan en linea de norte a sur sobre la cima del monte Chankillo e indican con precisión el desplazamiento anual del Sol, así como los solsticios y los equinoccios.

Cada una de las torres mide entre dos y seis metros de diámetro y están separadas por 4,7 y 5,1 metros. Todas están alineadas en el filo de la colina. Cada una de las estructuras tiene dos escaleras, en los lados norte y sur, que llevan a la parte más alta de la torre. Durante mucho tiempo nadie había entendido la presencia de esta hilera de torres con forma de espinas en la espalda de un dragón

La clave vino con el descubrimiento de dos puntos de observación, situados a unos 200 metros cada uno de los extremos de la retahíla de torres, ambas adornadas con reliquias conocidas de materiales de sacrificio. Al seguir el movimiento del Sol desde ambos puntos, los arqueólogos notaron que la distribución de las torres, construidas a intervalos regulares, se ajustaba a la trayectoria de la estrella; es decir, si hoy la posición del amanecer coincidiera con la ubicación de la tercera torre, después de un tiempo coincidiría con la cuarta, luego con la quinta hasta completar el ciclo marcado por la estructura.

La situada más al este estaba en muy mal estado de conservación, pero la del oeste conservaba buena parte de su estructura y permitió a los científicos determinar de forma concluyente su función: los dos puntos de observación estaban posicionados de tal forma que en los solsticios de verano e invierno el sol se levanta y se pone por encima de las torres, formando una línea que delimita claramente el año solar.

Guardar

Valla Bulgaria-Turquía

El pasado 14 de enero de 2015, el gobierno búlgaro aprobó la construcción de 82 kilómetros adicionales de valla en la frontera turca. Su construcción, que inicialmente era de 30 kilómetros, comenzó en enero de 2014 como una de las políticas adoptadas por el gobierno para impedir la entrada irregular de Turquía. Según las autoridades búlgaras, más de 38.500 personas intentaron cruzar irregularmente la frontera entre Bulgaria y Turquía en 2014. Apenas 6.000 de ellas -en su mayoría ciudadanos sirios, afganos e iraquíes- lograron llegar a Bulgaria. Se trata de una importante disminución con respecto a las 11. 500 llegadas irregulares -de más de 16.700 intentos- registradas en 2013.

http://www.publico.es/internacional/europa-levanta-siete-vallas-mayor.htmlbulgaria3

bulgaria1

bulgaria2

Castros

Subcategoría: Poblado

Un castro es un poblado fortificado, por lo general prerromano aunque existen ejemplos posteriores que perduraron hasta la Edad Media, existentes en Europa y propios de fines de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro. Antiguas investigaciones los asociaron a la de la cultura céltica, pero en la actualidad se ponen en duda dichos resultados. Se encuentran con frecuencia en la Península Ibérica, en particular en el noroeste con la cultura castreña y en la meseta con la cultura de las cogotas.castro2

La palabra castro proviene del latín castrum, que signfica «fortificación militar» (de ahí viene la palabra española castrense, «relativo a lo militar»).

El castro es un poblado fortificado que se empezó a habitar desde el siglo VI a. C., carente de calles que formen ángulos rectos y llenos de construcciones de planta casi siempre circular. Las casas más antiguas eran mayormente de pajabarro y las más recientes de mampostería. El techo era de ramaje y barro castro3y después de varas largas. Fundamentalmente, eran estancias únicas. Se sitúan en lugares protegidos naturalmente (alturas, revueltas de ríos, pequeñas penínsulas), cerca de fuentes y terrenos cultivables y en el límite entre estos y zonas más altas de pastoreo.

Los castros estaban protegidos por uno o más fosos, parapetos y murallas que bordeaban el recinto habitado, pudiendo tener en sus accesos un torreón que controlaba las vías de entrada al mismo o en otro lugar estratégico.

En tiempo de conflictos, las gentes que vivían en campo abierto se trasladaban a estas construcciones, situadas en lugares estratégicos con el fin de garantizar su seguridad. Asimismo podían tener otras finalidades como la de control del territorio, vigilancia de sembrados, etc.castro4

Su situación en el territorio respecto a otros castros hace pensar que existía una estrategia definida a la hora de elegir su localización, permitiendo la comunicación por señales entre ellos a modo de red defensiva.

Los castros eran recintos fortificados, rodeados de fosos y murallas. En su interior las viviendas de piedra, con planta circular y techos de paja, se distribuían en barrios, separados por calles y plazas. Otras construcciones más alargadas funcionaban como espacios de reunión o de culto, y algunos poblados incluso tenían baños de vapor. El Castro de Coaña, en Asturias, y el de Santa Tecla en la localidad gallega de A Guarda (Pontevedra), son dos ejemplos representativos, pero hay más.

Los castros son poblados fortificados, recintos rodeados de obras defensivas. Presentan por lo general una planta oval o circular.

Son muy numerosos, calculándose unoscastro5 2000 o 2500. Su distribución, sin embargo, no es uniforme, sino que se agrupan preferentemente en la costa y en la media montaña (buscando siempre lugares de fácil defensa).

En general sus dimensiones son modestas (70 por 100 m.) y su fisionomía queda determinada por una serie de elementos defensivos: terraplenes, murallas, fosos y torres; los habitantes de los castros poseían una destacada técnica de fortificación.

El emplazamiento de castros en lugares elevados, en muchas ocasiones con desniveles pronunciados, hizo necesario el empleo de escaleras de acceso y de muros de contención de tierras para habilitar terrazas donde asentar las viviendas.

 A los habitantes de los castros les preocupaba mucho la humedad y para ello usaron el enlosado, normalmente de piedra pequeña, en sus calles. No podemos hablar con propiedad de un auténtico urbanismo dentro de los castros.castro6

 Lo primero que llama la atención es la tendencia a aislar las edificaciones unas de otras. Este hecho guarda relación con el carácter individualista de sus habitantes. En algunos casos se llega a definir «barrios», conjuntos de varias casas que corresponderían a una sola familia, rodeados de un muro de poca altura. La organización de estos poblados muestra, dentro de su evidente primitivismo, la existencia de una incipiente urbanización.

La tipología de la casa castreña más abundante presenta planta circular, a la que se le puede añadir un vestíbulo; también hallamos construcciones de forma cuadrangular (sobre todo en la época romana, aunque no se puede establecer con ello una secuencia cronológica). La casa presenta unas dimensiones reducidas, llegando incluso a plantear problemas por su extrema pequeñez (las viviendas circulares tienen una media de 4 o 5 m. de diámetro, las plantas alargadas son de un tamantilde; o algo mayor).

Es muy raro encontrar divisiones dentro de la vivienda ya que lo más habitual es que aparezca una sola estancia. La cubierta de la vivienda sería cónica en las de planta circular, y a dos aguas en las de planta cuadrangular, como material de cubrimiento se utilizaban ramas y paja, recubiertas de barro (a medida que avanzó la romanización se cambió el sistema con el empleo de teja, «tegula»). El pavimento más cotidiano es simple: a base de tierra pisada. En la gran mayoría de las habitaciones castreñas se encendía fuego directamente en el suelo, poniendo piedras alrededor para evitar la dispersión de brasas y para mantener los pucheros. En otros castros había lugares especiales para el fuego, los hogares. Su tipología es variada, pero no parece haber evolucionado. Muchas veces se sitúan en el centro de las hbitaciones, aunque no es raro verlos también junto a la pared o incluso fuera de la vivienda.

Puede haber hornos para hacer pan, fundición de metal o de cerámica. Su presencia está poco atestiguada, aunque conocemos algunos hornos rudimentarios para hacer el pan. Suelen aparecer en los vestíbulos. La escasez de hornos contrasta con la abundancia de molinos, lo que nos hace pensar que los hornos fueran de uso comunitario.

En la organización de cualquier poblado es muy importante el abastecimiento de agua. En algunos castros aprovecharían los ríos o arroyos cercanos, pero en otros se recurriría ya a fuentes emplazadas en el interior de las murallas.

El monte Santa Tecla, de 341 m. de altura, está situado en la desembocadura del río Miño, dentro del término municipal de A Guarda, constituyendo por si mismo un espacio geográfico de excepcional belleza.

A partir de los 200 m. de altura se configura un gran poblado amurallado, de construcciones circulares en su gran mayoría, con vestíbulos y dependencias anejas cuyos orígenes se remontan a la Edad de Bronce, 1900 anos A. de C. y que alcanza su esplendor en los primeros años del período Galaico-Romano, decayendo y pasando al olvido a partir del siglo II de nuestra era.

Paralelamente al comienzo de las excavaciones, la sociedad Pro Monte funda el Museo Arqueológico de Santa Tecla en 1914, recogiéndose en el mismo, desde entonces, innumerables piezas de todo tipo que forman un conjunto de incalculable valor.castro1

La colección de Esvásticas es, probablemente, una de las más importantes conocidas.

Castro de Santa Tecla, castro celta, (Galicia, España)

Guardar

Guardar

Cashtal yn Ard (cerca de Maughold)

Subcategoría: Tumbascasthal1

Cashtal yn Ard (El castillo en las alturas) es uno de los monumentos prehistóricos mejor conservados de la Isla de Man y las Islas Británicas. Cashtal yn Ard en la pacasthal2rroquia de Maughold se encuentra en el noreste de la isla en una colina entre Glenmona y Cornaa. Fue descubierta en la década de 1930 y excavado en 1999. Una nota de 1.795 llamadas al monumento «Cashtal y mucklagh vagileragh y» (el Castillo de la pocilga de campo).

Es uno de un puñado de Neolítico megalíticos tipo Clyde tumba en la isla, que data de cerca de 3000 AC. El monumento es de más de 100 m de largo orientada aproximadamente de este a oeste y uno de los más grandes de su tipo. Originalmente fue un 16 a 13 m de ancho cónico con un mojón en la fachada empedrada con una gran incisión, que forma una herradura alrededor de nueve veces de dos metros del atrio, que está más cerca de las tumbas Corte que son comunes. Detrás de ellos están en medio de la línea, cinco cámaras de gran tamaño (aproximadamente 3,0 x 1,8 m) que son accesibles a través del acceso a unos 50 cm de ancho. Algunas de las rocas de hasta tres metros de altura de granito, que limitan el patio, ycasthal3 las piedras que bordean la instalación, incluidas las de cuarzo blanco, son in situ conservadas. Las piedras a ambos lados de acceso son particularmente impresionantes. El sistema consta de dos fases, ya que su parte trasera es muy diferente. Yace en el centro, en el eje de un área oval (zona quemada) con el material quemado.

En las inmediaciones está el Tholtan Cashtal yn Ard, las ruinas de una abandonada y en ruinas, sin techo, antigua casa de labranza.

Guardar

La Muralla de Rodas

La muralla que rodea casi en su totalidad a la ciudad medieval de Rodas es sin duda uno de los mayores atractivos de la isla. La muralla y sus numerosas puertrodas1as las pueden ver en el siguiente plano de Rodas medieval. Destaca la grandiosidad de la muralla que llega a cubrir unos cinco kilómetros que protegen la ciudad medieval. Construida en piedra y con numerosas almenas y puestos defensivos. Sus bastiones defensivos se encuentran muy bien conservados. Otro atractivo más de las murallas son sin duda sus imponentes y bellas puertas de la ciudad fortificada.rodas2

Destacamos la Puertas de la Muralla de Santa Catalina, la puerta de Amboise, la Puerta de San Antonio, la puerta de an Juan, la puerta de San Pablo, la puerta de San Atanasio hasta llegar a la Puerta de los Molinos.

La ciudad medieval de Rodas, protegida por las murallas de 4 kilómetros de longitud construidas por los Caballeros de San Juan durante la ocupación del 1309 al 1523, está considerada un obra maestra de la arquitectura militar. La ciudad custodia el barrio Collacchio, el palacio de la Armería, el Hospital de los Caballeros, el Palacio del Gran Maestro y la calle de los Caballeros.

Las colosales murallas, consideradas una obra maestra de la arquitectura militar medieval, se extienden durante tres kilómetros y en algunos sitios llegan a tener 12 metros de espesor. Un total de 11 puertas, de entre las que destacan la de la Marina y la de Amboise, permiten la entrada a la ciudad. En el interior del casco antiguo existía otra muralla que lo dividía en dos zonas: el Collachium o Castello, donde residían los caballeros, y Chora o Burgo, donde residía el resto del pueblo.rodas5rodas4rodas3