Este Mundo, a veces insólito

Escritura

Runas de Poteau

A diez millas al noroeste del monte Poteau en 1967 se encontró otra inscripción rúnica de siete caracteres muy similares al de la piedra de Heavener. La transliteración indicaría la palabra “GLOIALLW” aunque otras posibilidades se han sugerido según los diferentes futharks con que se aborde la traducción. Alf Monge también teorizó sobre esta inscripción y otras encontradas en Noruega al relacionarlas como códigos que indican fechas de fiestas religiosas. Según él en ésta segunda piedra de Poteau se encontraría encriptada la fecha “noviembre 12, 1017”

Runas de Shawnee

Por otra parte en Shawnee (Oklahoma) a una milla del río norcanadiense, en1969 Jim Step acompañado de su hijo encontró cerca a un arroyo una piedra oval de 14 pulgadas enterrada levemente en el suelo. Cuando la piedra fue retirada vieron una inscripción de cinco letras en el lado contrario de ésta. Los cinco signos descifrados según el futhark antiguo corresponderían a la palabra

“MEDOK”, la cual podría hacer referencia a Madoc un príncipe del país de Gales que según una leyenda vino a América en el año de 1170 d.c y regresó después a su patria por medio de 10 embarcaciones de colonizadores a los que enseño el río Missisipi.

 De todas maneras se ha dudado de la veracidad de ésta inscripción debido a que en el país de Gales no fueron usadas las runas del Futhark Antiguo. Alf Monge también tomó está inscripción como un criptograma y lo descifró como la fecha “noviembre 24, 1024”

Runas de Spirit Pond

A comienzos de la década de los 70 del siglo pasado se hallaron, a orillas del lago de Spirit Pond, en Maine (EE UU), cuatro bloques de piedra y un amuleto. Tres de estos bloques, datados en torno al año 1200 a. C., presentan inscripciones que han sido identificadas como runas vikingas.runas

 Debido a que el lago forma parte de un parque estatal, los “restos pétreos» son propiedad del Estado de Maine. Su descubridor, Walter Elliot -ya fallecido-, se negó en su día a donar sus hallazgos a las instituciones, iniciando una serie de procesos legales.

Durante algunos años estuvieron expuestos en el museo de Barth, en Maine, suscitando continuas controversias entre los expertos. Actualmente, tres bloques se encontrarían en los archivos del Museo Nacional del Estado, pero fuera de la vista de los visitantes. Los grabados no fueron jamás traducidos. La imagen publicada en este artículo, proporcionada por el arqueólogo estadounidense Neil Steede, pertenece al cuarto bloque.

Runas de Vérendrye

En 1749 el explorador Franco-canadiense  Pierre Gaultier de Varennes de la Vérendrye discutió con el científico sueco Pehr Kalm respecto a una inscripción rúnica que halló en un viaje suyo al oeste de los grandes lagos en 1730. Esta inscripción denominada como piedra de Vérendrye fue enviada a Québec donde sacerdotes jesuitas la guardaron después de afirmar que contenía una escritura “tártara”, tiempo después la inscripción fue enviada a la secretaría de estado francesa desde donde se cree que fue enviada y guardada en la catedral de Rouen junto a otros extraños artefactos arqueológicos. Al parecer el edificio donde estaba guardada la piedra rúnica fue incendiado debido a explosiones producidas durante la segunda guerra mundial y no se ha vuelto a saber nada más sobre el artefacto. Hjalmar Holland asegura que la piedra rúnica de Vérendrye fué inscrita por inmigrantes nórdicos relacionados también a la ya mencionada piedra de Kensington y la descripción del lenguaje usado como “ tártaro” tiene sentido ya que éste desciende del Húngaro antiguo y del Orkhon, los cuales poseen estructuras lingüísticas similares a los de los idiomas nórdicos antiguos.