Este Mundo, a veces insólito
Calendario
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Limes Arabicus

Limes Arabicus

El campamento F de Masada, parte del Limes Arabicus.

El Limes Arabicus, también conocido como Limes Palestinae, fue un doble limes fronterizo situado en el límite oriental del Imperio romano, que defendía la provincia romana de Arabia frente a la Arabia libre del control romano (Arabia Deserta al norte, y Arabia Felix al sur). Discurría a lo largo de 1.500 km, desde el norte de Siria hasta el sur de Palestina.

Historia

El origen del limes data del año 64 a. C., tras la conquista por parte de Pompeyo del decadente Imperio seléucida, circunscrito en esa época a la posterior provincia de Siria. Más tarde fue reforzado y ampliado por el emperador romano Trajano, tras la anexión del reino de los nabateos en el año 106, lo que llevó la nueva frontera del Imperio unos 350 km más al sur, hasta la costa del mar Rojo.

A diferencia de los limes del Rin y del Danubio, construidos con empalizadas de madera y fosos, y aprovechando los cursos de agua, la ausencia de ríos y de madera en esta zona del Oriente Próximo motivó la utilización de elementos constructivos característicos del ambiente desértico, como piedra seca y adobe sin cocer.

Esta línea defensiva fronteriza fue erigida con un doble objetivo: defender las fértiles tierras recién conquistadas del vecino Imperio parto y controlar las migraciones (no siempre pacíficas) de los nómadas arábigos hacia el norte y por ende dentro del Imperio, protegiendo así las rutas comerciales del bandidaje. Para facilitar este comercio, junto al Limes Arabicus, el emperador Trajano construyó una carretera principal, la Via Nova Traiana, de Bosra a Aila en el Mar Rojo, una distancia de 430 km (270 millas). Construido entre el 111 y el 114 d.C., su propósito principal puede haber sido proporcionar un transporte eficiente para los movimientos de tropas y funcionarios gubernamentales, así como facilitar y proteger las caravanas comerciales que emergen de la Península Arábiga. Se completó bajo el emperador Adriano.[2]

Al norte, los triunfos de Marco Aurelio y Lucio Vero en la guerra contra los partos conllevaron la ampliación de la frontera hasta el río Khabur y la construcción de nuevos fortines. El sector central del limes discurría dentro del actual territorio jordano, desde Philadelphia, la ciudad más meridional de la Decápolis, hasta Um er-Rasas, y de allí hasta el escarpe montañoso de Ra’s an Naqb, asegurando así la zona al este del mar Muerto antes de alcanzar el mar Rojo, cerca de la actual ciudad de Duba. Otros puntos fortificados al oeste del limes se hallaban en las cercanías de Masada y en Beerseba.

Durante el reinado de Diocleciano se construyeron nuevos fuertes y puestos de observación para proteger las provincias orientales de la presencia sasánida, conformando la Strata Diocletiana que enlazaba Bostra con Soura; solamente entre Palmira y el Éufrates se han hallado tres campamentos de esta etapa.

Ya en época bizantina, Justiniano I reforzó el viejo limes, si bien las tropas que lo guarnecían acabaron siendo retiradas gradualmente en la primera mitad del siglo VI, ante la necesidad de contingentes necesarios en las sucesivas guerras que libró Bizancio contra el Imperio sasánida, y sustituidas por contingentes de árabes foederati, principalmente gasánidas. De esta forma, el abandono del Limes Arabicus ya era un hecho cuando se produjo la expansión musulmana del siglo VII.

Qasr Bshir (Planetarium Mobeni), parte del Limes Arabicus.

Fortificación

Durante la dinastía Severana (193-235 d. C.), los romanos reforzaron sus defensas en la frontera árabe. Construyeron varias castra (fuertes) en el extremo noroeste de Wadi Sirhan y mejoraron las carreteras. Un fuerte importante fue Qasr Azraq, otro estaba en Humeima (latín: Auara), de finales del siglo II d.C., en la Via Nova de Petra a Aila, donde podrían haber residido hasta 500 tropas auxiliares. Probablemente fue abandonado en el siglo IV.[3]

Diócesis de Oriente alrededor del 400 d.C.

Praetorium Mobeni (Qasr Bshir): un quadriburgium romano tardío en Jordania

El emperador Diocleciano dividió la antigua provincia de Arabia transfiriendo la región sur a la provincia de Palaestina. Más tarde, en el siglo IV, Palaestina se convirtió en tres provincias, y la del sur finalmente se llamó Palaestina Tertia. Cada provincia estaba administrada por un praeses con autoridad civil y un dux con autoridad militar.

Diocleciano participó en una importante expansión militar en la región, construyendo una serie de castella, torres de vigilancia y fortalezas a lo largo del borde del desierto, al este de la Via Nova. Esta línea de defensa se extendía desde el sur de Damasco hasta Wadi al-Hasa. La región de Wadi Mujib a Wadi al-Hasa contenía cuatro castella y un campamento de legionarios. La frontera al sur de Wadi al-Hasa, que se extendía hasta el Mar Rojo en Aila (Aqaba), pudo haber sido llamada Limes Palaestina.[4] En esta región se han identificado diez castellas y un campamento legionario. El término puede haberse referido a una serie de fortificaciones y carreteras en el norte del Negev, que van desde Rafah en el Mediterráneo hasta el Mar Muerto,[5] o la región bajo el control militar del dux Palaestinae , el gobernador militar del Palaestin provincias.[6]

Personal

Había castra cada 100 kilómetros (62 millas) con el propósito de crear una línea de protección y control:[7] en el sur estaba la fortaleza legionaria en Adrou (Udruh), justo al este de Petra. Probablemente albergaba la Legio VI Ferrata, que Diocleciano trasladó de Lajjun (en el actual Israel).[8] Es similar a Betthorus (al-Lajjun en la actual Jordania) en tamaño (4,9 hectáreas (12 acres)) y diseño, y se encuentra en la llanura de Moab, al sur de Wadi Mujib. Alistair Killick, quien excavó el sitio, lo fecha a principios del siglo II, pero Parker sugiere una fecha de finales del siglo III o principios del IV.

También puede haber existido un campamento de legionarios en Aila (la actual Aqaba), que ha sido excavada por Parker desde 1994. La ciudad estaba ubicada en el extremo norte del Golfo de Aqaba, donde era un centro de tráfico marítimo. Varias rutas terrestres también se cruzaban aquí. La Legio X Fretensis, originalmente estacionada en Jerusalén, fue trasladada aquí al término de la Via Nova. Hasta ahora, se han identificado un muro cortina de piedra y una torre saliente, pero no se sabe si formaban parte de la muralla de la ciudad de Aila o de la fortaleza. La evidencia sugiere que el fuerte fue construido a finales del siglo IV o principios del siglo V.

Las tropas fueron retiradas progresivamente del Limes Arabicus en la primera mitad del siglo VI y reemplazadas por foederati árabes nativos, principalmente los Ghassanids.[9] Después de la conquista árabe musulmana, el Limes arabus desapareció en gran parte, aunque se utilizaron y reforzaron algunas fortificaciones en los siglos siguientes.

Los limes fueron invadidas en 611 durante la guerra con los sasánidas .

Qasr Bashir – Crédito de la imagen: Christopher Sprake – Shutterstock

Ver: https://viatorimperi.es/limes-arabicus-jordania/

El Limes Arabicus contaba con una red de fortalezas legionarias, fuertes auxiliares y torres de observación para cumplir con su cometido. Se conoce la existencia de cuatro fortalezas legionarias, localizadas cada cien kilómetros. La más septentrional se hallaba en Bostra (Siria), al norte de la frontera jordana, donde estuvo acantonada la Legio III Cyrenaica desde el siglo II d.C. hasta el siglo V d.C. La siguiente era Betthorus (el – Lejjun, Jordania), cuartel de la Legio IV Martia, construida en torno al 300 d.C. La tercera fortaleza legionaria era la de Adrou (Udruh, Jordania), localizada al este de Petra, y que probablemente cobijó a la Legio IV Ferrata. Por último, en Aila (Aqaba, Jordania), estaba acantonada la Legio X Fretensis. Este lugar, situado en el extremo norte del Golfo de Aqaba, era el centro del tráfico marítimo y trayecto final de la Vía Nova Traiana.

Entre las grandes fortalezas legionarias se hallaban situados fuertes que albergaban tropas auxiliares: los castellum o castra. Algunos de ellos se encuentran en un aceptable estado de conservación, como el de Khirbet el-Fityan, el de Qasr Bshir, Da’janiya o Humeima. Uno de los vestigios más espectaculares corresponden al quadriburgium Mobeni (Qasr Bshir), construido entre 293-305 d.C. y que albergaba una unidad auxiliar de caballería. Otro fuerte bien preservado es el Da’janiya, situado al sur de Wadi al-Hasa, al oeste de la Autopista del Desierto, y a 75 km. al norte de Udruh, construido en la misma época que el de Mobeni.

Otro de los elementos constructivos del Limes Arabicus identificables en Jordania son las torres de observación. Los romanos utilizaron básicamente estructuras de la Edad del Hierro y nabateas, situadas en las cimas de colinas y en las crestas de las montañas. Desde ellas se podían ver otras torres o puestos militares, como sucede en Qasr Bshir, desde donde se observan las torres de Qasr Abu el-Kharaq y Qasr el-Al. Uno de los mejores ejemplos es el de Qasr Abu Rukba. Se cree que las unidades localizadas en las torres se comunicaban por señales de humo durante el día y con antorchas por la noche.

 

 

 

 

 

Torre observación romana Qasr Abu Rukba (foto: Henk Bos)

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.