Este Mundo, a veces insólito

Pedra da Gávea

Coordenadas : 22 ° 59’47 «S 43 ° 16’55» W

 Pedra da Gávea es una montaña en el Bosque de Tijuca, Rio de Janeiro, Brasil. Compuesta de granito y gneis, su elevación es 844 metros (2.769 pies), por lo que es una de las montañas más altas del mundo que termina directamente en el océano. Los senderos de la montaña se abrieron por la población rural local en el a principios de 1800; hoy, el sitio se encuentra bajo la administración del Parque Nacional de Tijuca.

El nombre de la montaña se traduce como Roca del Topsail, y se le dio a él durante la expedición del capitán Gaspar de Lemos, que se inició en 1501, y en el que la bahía de Río de Janeiro (hoy Bahía de Guanabara, pero después de que la ciudad fue nombrada) también recibió su nombre. La montaña, la primera en Brasil a ser nombrado en portugués, fue nombrado por los marineros de la expedición, que compararon su silueta a la de la forma de una gavia de un galeón sobre la vista de que el 1 de enero de 1502. Ese nombre, a su vez vino a debe darse a la Gávea zona de la ciudad de Río de Janeiro.pgavea1

La intemperie en un lado de la roca ha creado lo que se describe como una cara humana estilizada. Las marcas en la otra cara de la roca se han descrito como una inscripción. Algunos estudiosos, entre ellos el arqueólogo brasileño Bernardo de Azevedo da Silva Ramos, han avanzado la posición de que la inscripción es de fenicio origen y, posiblemente, la prueba de contacto precolombino del las culturas del Viejo Mundo. Las teorías alternativas propuestas incluyen que la roca era el sitio de una colonia vikinga o que esté conectada con sospecha UFO actividad. Los geólogos y los científicos están casi de acuerdo en que la «inscripción» es el resultado de la erosión y que la «cara» es un producto de pareidolia. No hay pruebas cada vez que se ha recogido que respalda la idea de que la Pedra da Gávea fue descubierto o hecho a mano por los fenicios o cualquier otra civilización. Por otra parte, el consenso de los arqueólogos y estudiosos de Brasil es que la montaña no debe ser visto como un sitio arqueológico.

Situado en la cordillera de Tijuca, Pedra da Gávea es 842 m (2.762 pies) de altura, y es una cúpula de granito. La parte superior plana de la montaña está cubierto con una capa de 150 m de altura de granito, mientras que por debajo, el montículo se compone de gneis. Las fechas de capa gneis a hace unos 600 millones de años. La estructura se creó cuando los granitoides penetraron los metasedimentitas; de esta manera, los mayores Meso- Neoproterozoico rocas fueron penetraron por las rocas del Neoproterozoico más jóvenes. Meteorización diferencial ha incidido el lado norte de la montaña, y el viento y la lluvia la erosión ha labrado graba en los lados de la montaña.

La montaña está cubierta de árboles de limón, naranja, fruta de pan, plátano y papaya, así como cañas y rosas.

Hay una supuesta inscripción tallada en la pared rocosa, que algunospgavea5 afirman estar en fenicio, un idioma semita conocido por los eruditos modernos sólo por las inscripciones. Según Paul Herrmann en su libro Conquistas de Man, la inscripción en la montaña había sido conocido desde hace bastante tiempo, pero se había limitado ha atribuido a «algunas personas americanas prehistóricos desconocidos».[12] Un examen más detallado, sin embargo, llevado a algunos investigadores a creer que era de origen fenicio[12] La inscripción transcrito, según brasileño Bernardo de Azevedo da Silva Ramos, es el siguiente: «LAABHTEJBARRIZDABNAISINEOFRUZT» [11]

Teniendo en cuenta que los fenicios se escribe de derecha a izquierda,[13] se dice que esta inscripción que diga «TZUR FOENISIAN BADZIR RAB JETHBAAL»,[11] que se traduce aproximadamente como » Tiro, Fenicia, Badezir, Primogénito de Jethbaal».[12] Esto se alega que corresponden a un gobernante de Fenicia llamada Badezir[nb 1] que gobernó Tiro, en la mitad del siglo noveno, 850 aC [12] [15] [16] Algunas personas creen que la montaña es en realidad una forma de la estatua; que ha sido descrita como «la esfinge-como, con lo que parece un gran rostro humano esculpido en un extremo»[16] Se alega que el «rostro» de la roca que ha sido tallada en la misma época en la semejanza de Badezir.[16] [17] Otros afirman que la montaña contiene una tumba fenicia. [16] [18]

 pgavea2Interpretación de las marcas en Pedra da Gávea por Bernardo de Azevedo da Silva Ramos, de su libro Tradiçoes da América del Pré-Histórica, Especialmente do Brasil. La primera fila es la inscripción in situ, la segunda fila es más que los personajes, el tercero es una traducción al hebreo, la cuarta es una representación de las letras en el alfabeto latino, y la última línea es el supuesto mensaje en portugués.[11]

Según se informa, los misioneros cristianos fueron el primer grupo de personas a notar las extrañas marcas. Tomaron nota de sus conclusiones a Juan VI, rey de Portugal en el momento; su hijo, Pedro I de Brasil más tarde se interesó por estas teorías.[19] [20] En 1839, Januário da Cunha Barbosa y Araújo Porto-Alegre, en nombre de la brasileña Histórico y el Instituto Geográfico (IHGB), llevaron a cabo la primera estudio oficial de la estructura. Más tarde se publicó un artículo titulado, «Relatório Sobre a Inscrição da Gávea», en el que se examinaron las marcas más de cerca.[9] [21] En la década de 1930, Ramos estudió la montaña, con la esperanza de que podría aportar pruebas de sus creencias que «existía una civilización precolombina en el continente americano contemporáneo con el apogeo de la expansión fenicia y griega en el Mediterráneo»[22] Más tarde afirmó haber «logrado descifrar las inscripciones» que fueron descritos por el IHGB;[ 23] que posteriormente publicó un libro de dos volúmenes titulado Tradiçoes da América del Pré-Histórica, Especialmente do Brasil, que trató de documentar todas las pruebas de inscripciones fenicias supuestos en Brasil. [22]

Varias otras personas y organizaciones han tratado de racionalizar y verificar la inscripción. Al menos un estudio se llevó a cabo por un Día Santo de los Últimos Elder llamado Irineu Petri para encontrar «la posible relación entre la inscripción … y el Libro de Mormón«.[24] El arqueólogo argentino Jacques de Mahieu argumentó que la inscripción no era fenicia, sino más bien nórdicos runas, que decía: «Junto a esta roca, numerosas tablas de roble para la nave se depositan en las playas de arena»[25] Por otra parte, sostuvo que los vikingos habrían venerado el sitio, como la montaña habría aparecido a ellos como su dios Odin.[25] Otra gente cree que las cuevas que formaban los ojos estaban «conectadas a otras civilizaciones» o conectados «a la ciudad subterránea de Shambala«.[19] Y otros celebró a la idea de que la Pedra da Gávea fue parte de una supuesta ruta OVNI.[19] En 1982, el descubrimiento de lo que se cree que es ánforas fenicias en la Bahía de Guanabara por Robert F. Marx fue utilizado como prueba por los apoyos que los fenicios fueron, al menos en la zona.[16][ 18][26][27] Marx, sin embargo, más tarde afirmó que eran de origen romano, que data del siglo III dC, y que eran probablemente de una nave que se estrelló en la costa de Brasil después de ser soplado a través del océano durante a. tormenta [28pgavea3]

Piedra de Gávea en la madrugada

Debido a Barbosa y la investigación de Porto-Alegre se llevó a cabo durante los primeros años del reinado de Brasil emperador Pedro II; Lucia Maria Pascoal Guimarães y Birgitte Holten tarde postularon que el foco puesto en la Pedra da Gávea fue un intento por parte del Imperio del Brasil a la nación a la generación y «establecer las» raíces «de [una] etno-cultural» estado arraigado en el concepto de la Viejo Mundo.[29] De hecho, el sitio más tarde obtuvo el título de «Jefe del emperador», supuestamente debido a su parecido con el rostro de Pedro II.[17] [30] El trabajo de Ramos, en particular, fue criticada por los científicos y académicos. AR Nykl escribió que Ramos «adoptó principios erróneos y por consiguiente llegó a conclusiones erróneas».[22] Además, Nykl escribió que «para buscar fenicia y equivalentes griegos en los misteriosos petroglifos… es pura imaginación carente de cualquier base sólida».[22 ] En un artículo para LiveScience, Kim Ann Zimmermann sostuvo que la creencia en las inscripciones y «cara» en Pedra da Gávea son ejemplo de pareidolia, o el fenómeno psicológico que implica un estímulo vago y aleatorio que se percibe como significativa.[31]

La mayoría de los investigadores sugieren que la inscripción y la «cara» no son más que el resultado de la erosión. Barbosa y Porto-Alegre inicialmepgavea4nte llegaron a la conclusión de que si bien era posible que las marcas fueran erosionadas letras fenicias, también existía la posibilidad de que fueron hechas por los procesos naturales.[9] [20] [21] T. Cooper Clark, un compañero tanto de la Royal Geographical Society y el Instituto Real de Antropología de la Gran Bretaña e Irlanda, en su artículo «El Congreso Internacional de Americanistas XX», describe una expedición que llevó al lugar, y afirmó que «las líneas sólo se forman por la erosión «y que» la propia inaccesibilidad del terreno a la vez rechaza la idea de dichas marcas es la obra del hombre».[10] En el libro geomorfológicos Paisajes del Mundo, se sugiere que la «cara» de la estructura es el resultado de la erosión diferencial donde la tapa de granito se reúne la capa de gneis.[8] En agosto de 2000, un grupo de geólogos viajó a la cumbre de la Pedra da Gávea con el equipo para determinar si la montaña poseía espacios huecos; Sus resultados mostraron que la estructura era sólido y que no había túneles internos o tumbas funerarias. El grupo también llegó a la conclusión de que las «inscripciones» eran ranuras verticales que sólo habían sido usados en las partes menos resistentes de la piedra.[19]

A mediados de la década de 1950, el Ministerio de Educación y Salud de Brasil negó que el sitio destacado cualquier escrito, declarando «que el examen por los geólogos había demostrado que no es nada más que el efecto de la erosión del tiempo, lo que le pasó a parecerse a una inscripción.» [ 32] arqueólogos y estudiosos brasileños han adoptado una actitud «negativa» hacia el tratamiento del lugar, con Herrmann y señaló que «la arqueología brasileña niega por completo la existencia de inscripción fenicia en cualquier parte del país que sea.» [32]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.