Este Mundo, a veces insólito

Piedra de Palermo

La Piedra de Palermo es el mayor fragmento de una losa de piedra negra (diorita) que tiene grabados un conjunto de acontecimientos desde la época predinástica hasta la dinastía V de Egipto, tales como ceremonias, censos de ganado, nivel anual de la crecida del Nilo, y el nombre de los faraones. Debe su nombre a la ciudad de Palermo (Italia), ya que está custodiada en el Museo Arqueológico de Palermo.Palermo1

Piedra de Palermo.

El fragmento mide unos 43 cm de alto por 30 cm de ancho, aunque proviene de una losa que mediría unos dos metros de largo por 60 cm de alto. Otros fragmentos más pequeños de este documento, u otro similar, se encuentran en el Museo Egipcio de El Cairo y en el Museo Petrie de Londres.

El texto está dividido en tres registros horizontales:

  • el superior muestra el nombre del faraón de ese periodo,
  • el intermedio los acontecimientos destacados: fiestas, recuentos de ganado, etc.,
  • el inferior indica el mayor nivel anual de la inundación del río Nilo.

En la franja superior se encuentran los nombres de varios gobernantes predinásticos del Bajo Egipto: «…pu», Seka, Jaau, Tiu, Tyesh, Neheb, Uadynar, Mejet, y «…a».

Contenido: Escrita por ambos lados, en registros dobles, incluye un listado de reyes (registro superior), con anotaciones sobre acontecimientos de cada reinado, impuestos, ceremonias, crecidas del Nilo, etc. (registro inferior), desde el predinástico hasta el reinado de Neferirkara (V Dinastía).Palermo2

Época: Supuestamente, por el último rey que aparece en el listado, debería pertenecer al reinado de Neferirkara (V Dinastía).

Procedencia: El primer fragmento del que tenemos noticia fue «descubierto» en 1895 en el propio museo de Palermo. En 1903 aparecieron 3 más y otro en 1910, actualmente en el Museo de El Cairo. El fragmento del Museo Petrie fue adquirido por el propio Petrie en 1917 en un mercado de antigüedades. El último hallado se encuentra en el Museo de El Cairo y fue comprado en 1963 también en un mercado de antigüedades.

La fila superior de la inscripción de la Piedra de Palermo muestra una fila de los nombres de toda una serie de reyes predinásticos de Egipto, todos llevando la corona roja de Neith y del Norte. La fila se lee de derecha a izquierda. El rey sentado en la parte inferior de cada cuadro muestra que el nombre escrito sobre él en jeroglíficos es el de un rey del norte. El primer nombre es ilegible excepto por el hecho de que termina en ‘-u’ (o algunos sugieren ‘-pu’), la vocal “u” se escribe como un pájaro(o polluelo). El siguiente nombre, y la primera completa, es Seka. El siguiente es Khaiu, el siguiente Tiu, el siguiente Thesh o Tjesh, el siguiente Neheb o Niheb, el siguiente Uazanez o Adj-Wadj, el siguiente Meka o Mekhet, y el último quebrado termina en ‘-a’.

Ninguno de los nombres de estos reyes se registra en o sobre cualquier otro documento o monumento que se tenga constancia. Todos ellos son completamente desconocidos para la egiptología. Esta es la única evidencia superviviente de que alguna vez existieron. Por tanto, muchos estudiosos se sienten incómodos acerca de ellos, y muchos expertos simplemente han ignorado esta fila de nombres y se niegan a hablar de ellos en absoluto. Pero cuando hay una sola prueba de algo y eso es todo, no hay expertos, y todo el mundo es igual de ignorante, y debería asumirse este hecho sin vergüenza. Si la piedra no estuviera rota, podríamos ver claramente contando los fondos de las cajas que había por lo menos 13 reyes con nombre, los nombres de siete de los cuales son totalmente visibles y dos parcialmente visible. Esto sugiere que estos reyes desconocidos gobernaron en un reino egipcio del norte a pesar de que no salen en ninguna lista de reyes egipcios oficial.Palermo3

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.