Este Mundo, a veces insólito

Rollright

Subcategoría: Círculos de piedra.Rollright8

A las piedras de Rollright se llega desde Londres en cómoda excursión de media jornada. Se sale hacia el oeste de la ciudad por la autopista M/40 en dirección a Oxford, se rodea la antigua ciudad universitaria, y al norte de ésta se pasa a la A/34 hasta Chipping Norton, desde donde seguiremos por la MRollright9/44. A cuatro kilómetros al norte, aparecen los pétreos monumentos a izquierda y derecha de la carretera en dirección a Adlestrop, en una finca particular. La dueña del lugar no tiene inconveniente en facilitar la visita del monumento a los visitantes de todos los países. Llegados a nuestro objetivo, el cuentakilómetros parcial habrá marcado unos ochenta para el desplazamiento que acabo de describir.

El yacimiento de Rollright consta de tres partes. De un lado, un circo perfecto de piedra, con un diámetro de 31,6 metros, al que llaman «the King’s men» [«los hombres del rey»]. A unRollright1os setenta metros del circo se ve un menhir muy erosionado por los elementos, pero aún erguido, un típico producto del Neolítico, llamado «the King stone» [«piedra del rey»]. Pese a haber sido limado por la acción de los milenios, mide todavía 2,60 metros de alto por 1,44 de ancho. Al este del circo de piedra se halla un grupo de menhires, algunos de ellos ya caídos, llamado «the whispering Knights» [«los caballeros susurrandos»], o sea los caballeros susurrantes.

Círculo de piedras de Rollright, piedras

Leyendas sobre RollrightRollright2

¿Qué dicen las leyendas sobre la meta de nuestra excursión? Una de las leyendas susurra que las piedras de Rollright eran un rey y sus soldados, convertidos en roca por un milagro; y que en algún lugar están las tumbas donde duermen el rey y sus hombres, hasta que algún día resucitarán.

Otra leyenda de las que circulan dice que la noche de Año Nuevo los «caballeros susurrantes» bajan por la ladera hasta un arroyo para beber agua.

Según otra, un vez intentaron llevarse de noche una de las piedras más grandes, para utilizarla como pilar en un puente que se estaba construyendo. Cuatro hombres con otros tantos caballos lo consiguieron, en efecto, pero cada mañana la piedra aparecía Rollright3otra vez tumbada en la hierba, negándose repetidamente a encajar en la construcción; de manera que al fin los constructores del puente se rindieron y devolvieron la rebelde a su antiguo puesto. Y cosa extraña, para el retorno sólo se necesitaron cuatro hombres y dos caballos.

Rollright, grupo de «caballeros susurrantes»

Efectos dañando la salud entrando el círculo de las piedras

Informaciones no menos Rollright5nebulosas siguen corriendo en la época actual. Dicen por ejemplo algunas personas que al tocar la piedra sufrieron un mareo. Radiestesistas y zahoríes aseguran haber experimentado alucinaciones al entrar en el circo de piedra, y los más sensibles incluso habrían sufrido desmayos.

Rollright4

Rollright, la piedra del rey (king stone) con 2,60 metros de altura

Rollright7

Rollright6

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.