Este Mundo, a veces insólito
Calendario
junio 2022
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Otros

Como hay tanta diversidad, y tan interesante, aquí se juntan todos aquellos tipos o elementos, que solo están representados por uno o pocos ejemplos, y sobre todo para que no se pierdan entre la gran cantidad de archivos.

Naturalmente cuando su número así lo aconseje, pasarían a ser categoría independiente. Como por ejemplo: Templos, Complejos funerarios, etc.

Karahan Tepe

Karahan Tepe

Localización geográfica

Región¨Provincia de Sanliurfa

Coordenadas: 37°05′30″N 39°18′10″E

País: Turquía

Historia del sitio

Fecha construcción: 9.400 a. C.

Mapa de localización

Karahan Tepe

Ubicación (Turquía).

Karahantepe es un yacimiento arqueológico prehistórico en la provincia de Şanlıurfa en Turquía. Se encuentra cercano a Göbekli Tepe y los arqueólogos también han hallado estelas en forma de T en ambos lugares. Según Daily Sabah, «las excavaciones han descubierto 250 obeliscos que presentan figuras animales»1​ y, según algunos científicos, podría tratarse de uno de los primeros poblados al estar datado en el año 9.400 antes de Cristo.2

El yacimiento está ubicado cerca de Yağmurlu, a aproximadamente 35 kilómetros al este de Göbekli Tepe, a menudo se le conoce como el yacimiento hermano de Göbekli Tepe. Forma parte del proyecto Cultura Göbeklitepe y Excavaciones Karahantepe, y las excavaciones comenzaron en 2019 por la Universidad de Estambul. El área es denominada como «Keçilitepe» por los nativos de la zona.3

Excavaciones

Aunque las antiguas estructuras de Karahan Tepe fueron descubiertas en 1997 por «investigadores cerca del barrio de Kargalı en el parque nacional de las Montañas Tek Tek»,4​ las excavaciones no comenzaron hasta el año 2019. Necmi Karul, un arqueólogo de la Universidad de Estambul, relató a la Agencia Anadolu en 2019 que «el último año, se retomaron los trabajos de excavación en Karahantepe (Kectepe), a unos 60 kilómetros de Gobeklitepe, y encontramos restos de estructuras especiales, obeliscos, esculturas de animales, descripciones, así como simbolismo similar».5

La Universidad de Estambul desveló en 2021 que, durante el proceso de abandono del yacimiento, algunas estatuas humanas fueron decapitadas, se les cortó la nariz y sus cabezas se colocaron al revés mirando hacia las paredes. La gran sala central alberga unas dimensiones de 23 metros de diámetro, cuyos muros estaban mantenidos por dos grandes pilares en forma de T, actualmente derruidos en el pavimento. Se cree que en este recinto era donde estaría ubicado el trono del líder del poblado o la divinidad en cuestión. Aunque se han encontrado tanto esculturas de animales como de humanos en piedra caliza, en una segunda fase desaparecen las figuras zoomórficas en favor de las antropomórficas.2

Turquía desvela los espectaculares restos descubiertos en Karahantepe

La Universidad de Estambul acaba de revelar al mundo las magníficas piezas encontradas en este yacimiento del sureste de Turquía. Aunque las excavaciones empezaron en 2019 tras la desescalada de conflicto sirio, no ha sido hasta este año que el equipo del profesor Karul Necmi ha alcanzado el nivel de los templos y desenterrado centenares de pilares y esculturas.

Foto: Francesc Cervera

Los inicios del Neolítico fueron una época en la que surgieron numerosos asentamientos en Anatolia y Mesopotamia. Cerca de la actual Sanliurfa se construyeron a mediados del siglo X a.C. un conjunto de templos en Göbekli Tepe, lugar que se convirtió en el epicentro de una cultura en la que destacaban los templos circulares de piedra decorados con columnas antropomorfas talladas con todo tipo de imágenes animales.

Fue en esa época cuando en la colina de Karahan (o Karahantepe), a solo 32 kilómetros, se fundó otro poblado que para muchos científicos es el primer poblado de la historia al contar con residencias fechadas en torno al 9400 a.C y articuladas en torno a un santuario.

El agua era esencial en los rituales celebrados en Karahantepe, en la imagen piscina ritual decorada con pilares tallados con forma de hombres y animales.

Foto: Ministerio de Cultura de Turquía

Un descubrimiento reciente

Aunque este lugar ya se conocía desde 1997, no ha sido hasta tiempos recientes que el Ministerio de Cultura turco ha empezado a excavar el sitio sacando a la luz un extenso complejo sagrado que rivaliza con el famoso Göbekli Tepe.

Iniciados en 2019 los trabajos han continuado hasta el presente. Si bien las primeras capas no fueron muy prometedoras las últimas campañas han desenterrado más de 300 estelas y pilares junto con muchísimas esculturas de todo tipo talladas en piedra caliza.

Todos estos objetos no se encontraron de cualquier manera sino que los habitantes los enterraron de manera cuidadosa cuando cubrieron ritualmente el lugar en el momento de su abandono. Así las estatuas humanas fueron decapitadas, se les cortó la nariz y sus cabezas fueron puestas del revés, mirando hacia las paredes.

Al tratarse de una representación de un ser humano al completo esta escultura es una de las obras más revolucionarias del yacimiento, al ser una evolución de los pilares antropomorfos todavía imita la postura tradicional con las manos en el bajo vientre.

Foto: Francesc Cervera

Curiosa estatuilla con dos cabezas de la que se conserva la parte superior. Presenta algunas innovaciones artísticas como una banda que le sujeta el pelo o el hecho de que sus cabellos hayan sido tallados con forma de estrías cerebrales. Al tener dos caras podría representar a alguna dualidad (joven-viejo, hombre-mujer, bueno-malo).

Foto: Francesc Cervera

Un santuario complejo

En el centro del área excavada se erige una gran sala circular de 23 metros de diámetro. Al igual que las de Göbekli Tepe el peso de su techo de madera lo sostenían dos grandes pilares con forma de T hoy caídos y rotos por la presión del sedimento. Según los investigadores, en las paredes de dispusieron unos pilares algo más pequeños separados por bancos tallados en la roca o construidos con losas.

Al fondo de este gran recinto había un podio decorado con estelas y tótems en el que se levantaba un trono desde el que el líder del poblado o la divinidad presidía las reuniones de su comunidad.

Junto a esta estancia los antiguos pobladores del lugar tallaron dos piscinas en la roca alimentadas por canalizaciones que recogían el agua de la lluvia. Una de ellas, presidida por un misterioso rostro masculino y profusamente decorada con estelas, conectaba con el salón por una pequeña ventana por la que, según el profesor Necmi, los creyentes descendían para darse un baño purificador tras el que ascendían a la luz por una escalera tallada en la roca.

Este aplanado rostro era la parte superior de una estela en sustitución de los animales. Tras la cara se puede ver un agujero por el que quizás colgaba del techo. Este tipo de piezas son habituales en el lugar.

Foto: Francesc Cervera

Diversas cabezas de animales (leopardo, zorro,…) halladas en el yacimiento y que, al encontrarse cortadas por el cuello, los arqueólogos creen que eran parte de estelas y tótems antes de ser decapitadas y enterradas. Primera fase de ocupación.

Foto: Francesc Cervera

El hombre y la bestia

Al igual que sucede en el resto de yacimientos contemporáneos las primeras producciones artísticas del poblado se centraron en los animales, algo típico para una cultura seminómada basada en la caza de gacelas y la recolección de frutos y cereales silvestres.

De este modo las esculturas de los inicios de Karahantepe combinan a hombres con depredadores, como se puede ver en los numerosos tótems encontrados en el lugar. Estas representaciones se situaban a veces mirando hacia la entrada de la habitación, para espantar con su fiero aspecto todo lo que quisiera entrar sin permiso en las vidas de los locales, desde catástrofes naturales a malos espíritus.

Este gran tótem leopardo es la pieza más espectacular encontrada en el yacimiento. Milagrosamente intacta fue hallada en actitud de guardián mirando hacia la puerta. Como es habitual en este tipo de piezas representa a un hombre cargando a cuestas con un leopardo, un animal muy representado en Karahantepe que podría considerarse su espíritu protector o símbolo.

Foto: Francesc Cervera

Sin embargo, con el tiempo la extensión de la agricultura separó al hombre de sus raíces nómadas, con lo que los animales fueron desapareciendo de la iconografía religiosa en favor de una visión más antropocéntrica. Máscaras y retratos humanos suplantaron pues a los depredadores, cuya influencia sobre las vidas de los habitantes iba disminuyendo conforme se dominaba la tierra.

Así pues los recientes descubrimientos realizados en los últimos dos años han desvelado al mundo un yacimiento de suma importancia. Tan relevante como lo fue Göbekli Tepe en los años noventa, el conjunto de santuarios de Karahantepe permitirán a los investigadores comprender mejor esta curiosa cultura surgida hace más de 11.000 años en la parte más septentrional del Creciente Fértil.

Se dice que Karahan Tepe es mucho mayor que Göbekli Tepe

Los arqueólogos han estado trabajando en el Karahan Tepe sitio de, que a menudo se llama el sitio hermano de sitio de Göbekli Tepe Göbekli Tepe, desde 1997. El sitio está ubicado cerca de Yağmurlu y aproximadamente a 35 kilómetros al este del de 12.000 años de antigüedad.

A lo largo de los años, los arqueólogos han realizado una serie de descubrimientos asombrosos en el sitio de Karahan Tepe. En particular, toneladas de enterrados en forma de T obeliscos, similares a los tallados con animales salvajes en Göbekli Tepe, han llevado a los investigadores a concluir que Karahan Tepe “es mucho mayor” que su “hermana menor”, Göbekli Tepe.

 Los arqueólogos ya han encontrado tallas de animales en Karahan Tepe similares a la conocida Piedra del Buitre y otras en Göbekli Tepe. (Sue Fleckney / CC BY-SA 2.0)

El jefe de excavaciones en Karahan Tepe, el profesor Dr. Necmi Karul, dijo a Hurriyet que “se conocen en la región 12 lugares estimados en el mismo período que Göbekli Tepe, uno de los cuales es Karahan Tepe”.

Hablando en el X Congreso Internacional de Turismo Turístico, el Cultura y Turismo ministro de , Mehmet Nuri Ersoy, dijo que un “programa de excavación rápida e intensiva” continúa en Karahan Tepe, que hasta la fecha ha producido “250 obeliscos con figuras de animales”. Ersoy afirma que las excavaciones planificadas probarán que el asentamiento en Karahan Tepe “será mucho más antiguo que el Göbekli Tepe de 12.000 años”.

Las excavaciones en curso en Karahan Tepe probablemente revelarán más obeliscos en forma de T en el centro del sitio como estos en Göbekli Tepe. (Joaquín / Adobe Stock)

 

Karahan Tepe puede restablecer “El punto cero de la historia mundial”

El alcalde de Haliliye, Mehmet Canpolat, le dijo a Hurriyet que hay muchas similitudes entre Karahan Tepe y Göbekli Tepe, que dijo “arrojan luz sobre la historia mundial”, lo que representa el primer templo conocido jamás construido.

 

 

 

 

 

¡Karahan Tepe bien podría ser la hermana mayor de Göbekli Tepe!

Si bien Göbekli Tepe tiene el récord mundial en los titulares de los medios y en otros lugares como el templo más antiguo de su tipo jamás descubierto, hay varios otros aspirantes a esta corona en Turquía. Según Jens Notroff, arqueólogo del Instituto Arqueológico Alemán que está trabajando en el sitio de Göbekli Tepe, “se han encontrado versiones más pequeñas de los pilares, símbolos y arquitectura tallados en piedra en Göbekli Tepe en asentamientos hasta a 200 kilómetros de distancia”, incluido Karahan. Tepe.

Stone Hills

La región de estos asentamientos se llama “Taş Tepeler”, que significa literalmente Stone Hills. Con una superficie de 200 kilómetros de un extremo a otro, Taş Tepeler es un territorio de Anatolia y Mesopotamia Superior que albergó las primeras comunidades asentadas.

Taş Tepeler cuenta con 12 sitios principales, incluido Göbeklitepe. Unos siete de estos sitios grandes y pequeños son ahora sitios de excavación que arrojarán luz sobre un período histórico crucial pero poco conocido.

Entre los sitios de Taş Tepeler se encuentran Karahantepe, Harbetsuvan, Gürcütepe, Kurttepesi, Taşlıtepe, Sefertepe, Ayanlar, Yoğunburç, Sayburç, Çakmaktepe y Yenimahalle. Hasta donde sabemos, Taş Tepeler es el primer ejemplo de sedentarismo y unión social en la tierra. En Taş Tepeler, los seres humanos experimentaron con ejemplos de trabajo organizado y especialización por primera vez.

Estelas en Karahantepe, Sanliurfa. Foto: AA

Cahuachi

Cahuachi

Cahuachi

Patrimonio Cultural de la Nación

Coordenadas: 14°49′07″S 75°07′00″O

País: Perú

Cahuachi era un centro ceremonial de la cultura Nazca que vivió su época de esplendor entre el año 1 y el 500, y estaba situado en el valle del río Nazca, a 28 km de la ciudad del mismo nombre y cerca de las Líneas de Nazca. Su nombre significa lugar donde viven los videntes.1

El arqueólogo italiano Giuseppe Orefici ha estado excavando el lugar desde 1982.2​ Debido al clima seco, los hallazgos son abundantes e incluyen material efímero, tal como ropa; en 1998 se descubrió un depósito de ropas, con 200 prendas de tela estampada. Esto es algo fuera de lo corriente en la cultura nazca, que en general usaba tejidos de un único color, bordados posteriormente. Cahuachi también ha sido estudiado por Helaine Silverman, que ha escrito un libro sobre esta ciudad.3

La ciudad

Sus habitantes permanentes eran pocos y vivían de la agricultura, pero era un centro de peregrinaje cuya población crecía en las fechas de acontecimientos ceremoniales importantes, acontecimientos que implicaron probablemente las Líneas de Nasca y la duna gigante.

También tenía una necrópolis llamada Chauchilla, otra causa de viajes periódicos. Esta teoría del peregrinaje está apoyada tanto por evidencia arqueológica de la escasez de población en Cahuachi como por las figuras de Nasca, que muestra criaturas como una orca, mono, perro, etc que no existen en la región Nasca, aunque esto también puede explicarse por el comercio o por expediciones de otro tipo.

La ciudad fue fundada antes del nacimiento de la Cultura Nasca, durante el siglo IV a. C., y declinó cerca el 300 d. C., tras la invasión de los Huari.

Hallazgos

Sus construcciones eran de adobe, en forma cónica, alcanzando 24 km², siendo una de las zonas urbanas más grandes del mundo andino y la más importante de la Cultura Nazca (400 a. C.400 d. C.). Los restos apuntan a que los techos, puertas y ventanas eran sostenidos con madera de guarango y la techumbre se hacía con cañas entrecruzadas atadas con cuerdas de pelo de llama y algodón.

Hasta ahora se han descubierto 34 construcciones dentro de la muralla, entre los que destacan:

  • Gran pirámide, que tiene 150 metros de largo y 28 de altura, y de la que se han descubierto siete niveles escalonados. Era el centro ceremonial del culto.
  • Templo escalonado, del que se ha descubierto un muro con inscripciones y frisos, de 5 metros de alto y 25 de largo.
  • Montículos: 40 montículos con construcciones de adobe.

En la necrópolis se han investigado varias tumbas, encontradas con su ajuar intacto.

Todo el material arqueológico procedente de este yacimiento se encuentra exhibido en el Museo Arqueológico Antonini de Nasca.

Ciudad perdida de Cahuachi

El tamaño que abarca la ciudad perdida de Cahuachi es enorme y el trabajo necesario para restaurarlo va a llevar muchísimos años. Únicamente los veranos (Junio a Agosto), son usados por el equipo de Giuseppe Oreficci para su restauración, por lo que me temo de que si el gobierno de Perú no financia la excavación y añade más recursos, jamás será desenterrada esta maravilla del desierto de Nazca.

No son muchos los senderos habilitados y no se tiene acceso directo a las pirámides, sólo a sus alrededores por lo que te puede defraudar un poco. Eso sí, lo más impactante es que te puedes encontrar con huesos humanos por casi cualquier camino. Increíble para una ciudad construida alrededor del 450 A.C.

A unos 28 kilómetros al oeste de Nasca surgen las imponentes ruinas del centro ceremonial de Cahuachi, el más notable centro ceremonial de la costa sur del país.

Es unos de los lugares más sagrados y más espectaculares de la cultura Nasca. De hecho, se le considera como el centro religioso más grande del antiguo Perú, la ciudad en adobe más grande del mundo y el centro de peregrinación más grande del sur de Perú.

Entre 300 a.C. y 400 d.C. se convirtió en un centro religioso de gran prestigio, y se construyeron treinta y cuatro grupos principales de templos destinados al culto de las deidades adoradas por la población nasca.

No se conoce el origen del topónimo, pero se puede interpretar de diferentes maneras, incluyendo el lugar donde se puede “ver” u “observar” o bien, según otra dicción del idioma quechua, lugar de castigo. Sin embargo los Nascas hablaban un idioma de origen proto-aymara, entonces estas diferentes denominaciones son sólo especulaciones.

Cahuachi fue construida en la parte más baja del valle, donde la capa freática emerge naturalmente en la superficie. En la antigüedad, el agua era un símbolo de poder y, en el caso de Cahuachi, este poder pertenecía a la casta sacerdotal.

Las ruinas cubren una extensión de hasta 24 km cuadrados y algunas de ellas están separadas de la famosa pampa de San José donde se encuentran los geoglifos de Nasca sólo por el Río Nasca. No hay duda de que exista una correlación entre el centro ceremonial de Cahuachi y los geoglifos de la Pampa, lo que podría llamarse una alternativa al centro ceremonial de espacios abiertos, delimitado únicamente por la presencia de contornos exteriores formados por hileras de piedra.

Los principales arqueólogos que se han dedicado a su excavación, están de acuerdo en afirmar que fue un lugar sagrado y de grandes peregrinaciones por las poblaciones del valle del Rio Grande, que aquí realizaban importantes ceremonias. Por su relevancia religiosa y su majestuosidad incluso fue descrito como “Vaticano Prehispánico”.

En uno de los sectores arqueológicos de Cahuachi se descubrieron los restos humanos más antiguos del área de Nasca, que remontan a hace 4.200 años. Se trata de un personaje femenino sacrificado en la base de un pequeño altar ceremonial dentro de la estructura llamada Gran Pirámide 2.

Cahuachi fue construida en 5 fases, relativas a las diferentes fases de desarrollo de la cultura Nasca, y que incluye alrededor de 900 años, entre 450 a.C. y 450 d.C. aproximadamente. Cada una de estas fases se caracterizan por el uso de diferentes elementos constructivos: las paredes fueron construidas con “adobes” (ladrillos de barro), y luego cubiertas con arcilla.  Las estructuras eran templos, escalonados y con grandes recintos ceremoniales.  Las escaleras daban acceso a los distintos niveles. En su mayoría, las paredes eran de color.

En ciertas épocas del año, diferentes grupos humanos procedentes de lugares hasta muy remotos accedían al centro ceremonial para participar en los rituales. La danza y la música eran elementos constantes en las liturgias colectivas. Dentro de las estructuras existían talleres textiles y áreas de conservación de productos agrícolas. En Cahuachi se encontraron muchas ofrendas de tipo votivo, incluyendo: antaras y tambores, llamas y cuyes sacrificados, tejidos refinados, cabezas-ofrenda y vajillas de cerámica en la que son representadas algunas deidades.

Entre los 34 grupos principales de templos descubiertos, se distingue sobre todo el Grande Templo, la Gran Pirámide y el Templo Escalonado, la Pirámide Naranja, la Gran Pirámide 2

.La Gran Pirámide constituye el templo emblemático de todo el complejo y puede medir 22 metros de altura y más de 100 metros por cada lado, a través de 7 niveles de escaleras, cada una con columnas de huarango enlucidas para sostener los techos elaborados con frisos de colores. En el lado oriental de la pirámide, se elaboró una escalera de grandes dimensiones que conducía al interior del edificio orientado hacia el Cerro Blanco, una duna considerada sagrada.

Entre 400 y 450 d.C. hay evidencia de desastres naturales, como un terremoto catastrófico, precedido y seguido de dos grandes inundaciones, que cubrieron gran parte de los edificios del centro ceremonial. La vida en el centro ceremonial se recuperó y se procedió a sellar los templos con una gran cantidad de material de construcción, con el fin de cristalizar el lugar sagrado más allá del tiempo y del espacio. Posteriormente, tras el abandono de Cahuachi, el sitio se convirtió en una “huaca”  y sus espacios se utilizaron para contener grandes necrópolis.

Saber más en: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/cahuachi-gran-ciudad-milenaria-sur-peru_16784

 

 

 

Harhoog

Harhoog

El Harhoog es un dolmen, una tumba megalítica rectangular de la cultura Funnelbeaker, ubicada cerca de Keitum en la isla de Sylt en Schleswig-Holstein, Alemania.[1] Descubierto en 1925, se trasladó al sitio actual en 1954 cuando se desarrolló un nuevo aeropuerto.

Región: Alemania; Keitum, Sylt

 

Coordenadas: 54.8907 ° N 8.3826 ° E

 

Tipo: Tumba megalítica

Períodos: Neolítico

Las cámaras funerarias megalíticas de Harhoog se ubicaron originalmente cerca de las llanuras de barro entre Keitum y Tinnum. Las piedras fueron trasladadas al área cerca del Tipkenhoog en la costa cerca de Keitum en 1954,[2] cuando el aeropuerto de Sylt estaba en desarrollo.[3]

Las tumbas en Harhoog datan del Neolítico y pertenecían a antiguos asentamientos de la cultura Funnelbeaker de la isla, probablemente alrededor del año 3000 antes de Cristo. Hubo una vez aproximadamente 600 de ellos, pero hoy solo existe la mitad de ellos.[4]

Las tumbas megalíticas están construidas con grandes losas de piedra en bruto (una o más) que están dispuestas en diferentes patrones. El dolmen Harhoog es un dolmen extendido, según la clasificación de seis categorías de Ernst Sprockhoff; los otros cinco tipos son dolmen simple, gran dolmen, tumba de paso, largas carretillas (sin cámara funeraria) y cista.

Harhhog fue descubierto en 1925 durante las excavaciones de tierra para la construcción de Hindenburgdamm, pero solo fue inspeccionado arqueológicamente en 1936.[3] : 148

Diseño de los dólmenes de Harhoog con tumbas paralelas y transversales

Las cámaras contienen secciones paralelas y transversales.

Hale O Pi’ Ilani Heiau

Hale O Pi’ Ilani Heiau

 Hale O Pi’ Ilani Heiau, cerca de Hana en Maui, Hawái.

Un heiau es un templo hawaiano que consiste en una tribuna de piedra con varias estructuras construidas sobre ella. Estas estructuras se utilizaban como alojamiento de los sacerdotes, para albergar los tambores sagrados ceremoniales, los artículos sagrados y las imágenes del culto que representaban a los dioses vinculados a ese templo concreto. Había también altares en los que se ofrecían sacrificios (plantas, animales y personas). Los heiau eran lugares sagrados; tan sólo se permitía la entrada de los kahuna (sacerdotes) y determinados aliʻi sagrados (jefes supremos).

El kapu o sistema ʻai kapu fue abolido en 1819 por Liholiho, Kamehameha II. La abolición del sistema kapu supuso el final de la utilización de los heiau como lugares de culto y sacrificio. A este periodo le siguió una época a la que se hace referencia como ʻAi Noa o “alimentación libre”. A mediados de 1820, la Cristiandad había llenado este vacío religioso. Lamentablemente, todos los heiau fueron finalmente abandonados, siendo la mayoría de ellos destruidos con el paso del tiempo. A menudo se desmantelaron y se aró debajo para dejar paso a los campos de caña de azúcar.

Saber más en: https://www.nps.gov/puhe/espanol/index.htm

Piʻilanihale Heiau

Este es el heiau más grande de Hawai (y tal vez Polinesia) que aún está intacto (está situado cerca de Hāna, Maui).

Con más de 40 pies de altura, la plataforma de piedra mide 289 pies por 565.5 pies; Piʻilanihale Heiau es una plataforma de roca de lava escalonada del tamaño de casi dos campos de fútbol.

La construcción interior consta de ocho paredes menores, tres recintos, cinco plataformas, dos piedras verticales y 22 pozos.

El muro norte es el más largo y mide 565.5 pies. También es la pared más alta, que mide aproximadamente 43 pies en su punto máximo.

Este muro contiene la característica más inusual del Heiau, el inmenso muro de contención que llena un barranco entre las dos crestas que comprenden la base de Heiau.

Según Cordy, este muro es único en Hawai: “está construido con piedras magníficamente ajustadas….., y tiene cuatro escalones [en terrazas] en su cara”.

Piʻilanihale Heiau (también identificado como Hale-o-Piʻilani Heiau) es uno de los sitios arqueológicos más importantes en las islas hawaianas y es impresionante en tamaño y calidad arquitectónica.

Los arqueólogos creen que el heiau (templo) se construyó en cuatro etapas, comenzando ya en el siglo XII.

Los primeros santuarios y rituales parecen haber sido simples construidos por familias y pequeñas comunidades y dedicados a los dioses de la paz, la salud, la fertilidad y una buena cosecha de los productos de la tierra y el mar.

Con el aumento del crecimiento de la población y la complejidad de la organización social, la religión, la sanción legitimadora del cambio social y político dirigido, evolucionó para integrarse con el gobierno a nivel estatal, así como a nivel local y personal. Se construyeron templos grandes y complejos para ceremonias públicas dedicando grandes eventos.

A veces las ceremonias duraban días. Entre estos eventos importantes, el templo podría quedar desatendido, lo que explica el aparente descuido de algunas de estas estructuras registradas por los primeros viajeros a las Islas.

Según Kamakau, los templos estatales fueron construidos en los sitios que anteriormente eran construidos por personas de la antigüedad. Los estudios han verificado que estos templos fueron construidos en una serie de etapas.

La ocupación y el uso arqueológico de Piʻilanihale Heiau abarcan tanto los períodos prehistóricos como los históricos.

Cada episodio de reconstrucción puede conmemorar un evento significativo en el reinado de un jefe o rey en particular. Los cambios estilísticos encarnados en estas estructuras, por lo tanto, no solo documentan cambios evolutivos en la organización social y la evolución de la religión, sino que pueden identificarse estilísticamente con linajes o personajes prominentes.

Además de servir como heiau, algunos arqueólogos creen que esta estructura también puede ser el complejo residencial de un alto jefe, tal vez el del Rey Piʻilani.

El complejo real probablemente habría incluido el templo personal del rey.

La traducción literal de Piʻilanihale es “casa (hale) [de] Piʻilani”.

No se sabe si el primer rey de la línea Piʻilani construyó la estructura o si fue construida por uno de sus varios descendientes conocidos: sus hijos Lono-a-Piilani y Kihapiilani, y su nieto Kamalalawalu.

Según la tradición oral, en el siglo XVI, Piʻilani unificó toda la isla de Maui, reuniendo bajo una sola regla los reinos de múltiples distritos de la isla que anteriormente competían en el este (Hāna) y el oeste (Wailuku).

Hāna sirvió como uno de los centros reales del reino.

Varias generaciones más tarde, a través de la conquista entre islas, el matrimonio de su hermano con la Reina de Kauaʻi y el nombramiento de su hijo para gobernar alternativamente Maui, Lānaʻi, Kahoʻolawe y Oʻahu durante sus ausencias periódicas, Kahekili en 1783 dominó todas las islas hawaianas, excepto para Hawaiʻi.

Hāna continuó siendo un centro de poder real hasta 1794, cuando Kamehameha I, gobernante del Reino de Hawai’i, derrotó al ejército de Maui y Maui quedó bajo su mando.

En 1848, se creó la Monarquía hawaiana y se estableció la propiedad privada de la tierra. Como resultado directo de este nuevo sistema de propiedad de la tierra, Kauikeaouli (Rey Kamehameha III) otorgó al jefe Kahanu la mitad de la ahupua’a de Honomā’ele, aproximadamente 990 acres.

En 1974, los miembros de la familia Kahanu / Uaiwa / Matsuda / Kumaewa (descendientes del jefe Kahanu) y el rancho Hāna entregaron 61 acres de tierra al entonces Jardín Botánico Tropical del Pacífico para establecer el Jardín Kahanu.

A cambio, la institución prometió restaurar Pi’ilanihale, compartirlo con el público y proporcionar cuidado perpetuo para este sitio sagrado, así como para las tumbas familiares que se encuentran en este ‘āina (tierra).

Vía Cava

Vía Cava

Los misteriosos caminos tallados en la roca por los etruscos o pueblos anteriores

Por Guillermo Carvajal, y otros.

Tramo de la Vía Cava de Pitigliano / foto Myotome en Flickr

Al sur de la Toscana, alrededor de las localidades de Sovana, Sorano y Pitigliano, existe una red de caminos o vías excavados en la roca viva, de los que se sabe que sus autores fueron los etruscos o pueblos anteriores a ellos, pero se desconoce absolutamente su función original.

Via Cava de San Rocco / foto Assia Carannante en Flickr

Se los denomina Vía Cava o Cavoni, y consisten principalmente en trincheras de ancho y largo variable, excavadas como acantilados casi verticales en diferentes tipos de lecho rocoso, a veces de hasta 20 metros de altura.

Se ha especulado con que pudieron servir como sistema de defensa contra invasores, animales salvajes o fuerzas de la naturaleza. Aunque a menudo datados como tallados por civilizaciones prerromanas en el primer o segundo milenio a.C., los constructores y el propósito de la red de carreteras son en gran medida confusos, y hay indicios de que son mucho más antiguos de lo que se suponía.

Via Cava de la necrópolis de Sovana / foto Sidvics en Wikimedia Commons

Estos caminos, algunos de los cuales conectan varios asentamientos con una antigua necrópolis etrusca, discurren en profundidad a través de colinas y cimientos rocosos. Se dice que su construcción es el resultado del desgaste a través de la toba blanda por el paso de carros de ruedas con armazón de hierro, creando surcos profundos que requerían que la carretera se recortara con frecuencia a una superficie lisa. En ese sentido se asemejarían mucho a los famosos Cart Ruts de Malta.

Aparentemente proporcionaban un camino razonablemente inclinado para transportar cosas arriba y abajo por los acantilados de la Toscana, y muchos conectan también las colinas con el fondo de los valles o asentamientos entre sí. En cualquier caso las marcas de cinceles son visibles en toda la superficie rocosa de las vías, lo que indica que efectivamente fueron talladas y el laborioso proceso por el que se crearon estos singulares pasadizos, pero con qué propósito sigue siendo un misterio. Sobre todo porque resulta extraño que quien lo hizo prefiriese tallar la roca en lugar de construir el camino sobre ella o a su alrededor.

En la época romana, algunos segmentos de la Vía Cava pasaron a formar parte de la red de carreteras que estaba conectada con el tronco principal de la Vía Clodia, una antigua carretera que unía Roma y Manciano a través de la Toscana. Más tarde ya en la Edad Media, pequeños santuarios y crucifijos fueron tallados y añadidos en las paredes de la roca.

Via Cava de San Giusseppe / foto Luca_Sbarra

Hoy en día, estos senderos son un atractivo turístico más de la zona

Para saber más: http://www.maneggiobelvedere.it/vie%20cave.htm

http://www.italiamedievale.org/portale/linsediamento-rupestre-di-santa-cecilia/?lang=es

En la zona de Pitigliano, hoy en día todavía se pueden practicar senderismo en muchas formas: la Via Cava di Poggio Cani (la más cercana al pueblo), la Via Cava di Fratenuti (la más particular, con paredes de hasta 20 m de altura), la Via Cava la Madonna delle Grazie (que sube al santuario del mismo nombre), la Via Cava del Gradone (dentro del museo al aire libre Alberto Manzi, con dos necrópolis etruscas), la Via Cava di San Giuseppe, más allá del río Lente. Esta última, en particular, se encuentra entre las calles más sugestivas de la zona, además de ser la más larga y principal, pasando la Fontana dell’Olmo (un elemento arquitectónico que se conserva en el Museo Arqueológico Cívico de la Civilización Etrusca), hasta a SovanaTambién en este caso, una necrópolis etrusca es visible en el camino. Finalmente, la tradicional procesión de antorchas de San Giuseppe, que tiene lugar el 19 de marzo, está vinculada a esta Vía Cava. El vínculo entre los antiguos ritos paganos y la atmósfera, que continúa hoy, de la oscuridad en el camino, se remonta a la era cristiana, cuando se cavaron pequeños nichos con imágenes sagradas pintadas, los llamados “cazadores”, para proteger Los caminantes, con el fin de proteger a los viajeros.

Algunos de los más importantes tramos son:

Via Cava di San Giuseppe

Via Cava di San Rocco

Via Cava della Madonna delle Grazie

Via Cava di Fratenuti

Vie Cave di Sorano

Via Cava di San Sebastiano

 Via Cava di Poggio Prisca

Vía Cava de Pitigliano

Via Cava de la necrópolis de Sovana

Via Cava di San Giuseppe

Asentamiento rupestre de San Rocco

Vie Cave e le Tombe Etrusche di Sovana

Área arqueológica de Pitigliano

 

 

 

 

 

 

 

 

Dartmoor

Dartmoor

Parque Nacional Dartmoor

Dartmoor es una zona en yacimientos neolíticos, que constituyó un “Parque Nacional”, con diversos recorridos de temática variable.

Merece un artículo propio, no exhaustivo, con algunos enlaces a otros archivos ya publicados en esta.

Dartmoor

Categoría UICN II (parque nacional)

High Willhays, el punto más alto de Dartmoor y de Inglaterra meridional con 621 msnm, con Yes Tor detrás.

 País: Reino Unido

Subdivisión: Devon

Coordenadas: 50°34′00″N 4°00′00″O Coordenadas

 Datos generales: Parque nacional

Fecha de creación: 1951

Superficie: 953 km²

Ubicación en Inglaterra.

Sitio web

Dartmoor es una región de tierra yerma (páramo) situada en el centro de Devon, Inglaterra (Reino Unido). Constituye un Parque Nacional que comprende unos 953 km².

Es una extensa meseta de granito que data del Carbonífero. Está meseta está rodeada por un terraplén natural y salpicada por un gran número de colinas graníticas, llamadas tors, que dan cobijo a la flora y fauna locales. El punto más alto es High Willhays (621 m sobre el nivel del mar). Toda la zona es rica en yacimientos arqueológicos.

Dartmoor se halla bajo la supervisión de la Autoridad del Parque Nacional de Dartmoor (Dartmoor National Park Authority). Ciertas áreas de Dartmoor han sido usadas como campo de prácticas de tiro militares durante más de 200 años. En el resto del Parque se permite la entrada al público (regulado por unas normas de acceso).

Historia

La mayor parte de los escombros prehistóricos que se encuentran presente en el lugar tienen fecha del periodo neolítico tardío y la época del bronce moderno, en realidad el parque posee el mayor deposito de escombro del periodo de bronce en el Reino Unido, lo que se dice que esto sucedió cuando estaba una población enorme que se traslado hasta las llanuras de Dartmoor, las enormes cadenas de la edad del bronce están distribuidos en una zona mayor de 9 mil hectáreas de las llanuras internas..

Saber más

http://www.dartmoorwalks.org.uk/resource/circles.php

Siete monumentos de piedra, de los muchos posible, para visitar en Dartmoor

Fernworthy y Gray Wethers: un círculo de piedra dentro del bosque de Fernworthy (SX654842) y dos al oeste del bosque (mapa ref: SX638832).

Scorhill: un círculo de piedra en un entorno remoto y hermoso cerca de Gidleigh, al oeste de Chagford. SX654873.

Nueve doncellas: un círculo de mojones en Belstone Common (SX612928), a pocos pasos de Belstone.

Down Tor: Un mojón, un círculo y una fila al este del embalse de Burrator. El mojón está a 50 metros al noroeste del círculo en SX587684.

Dizzlecombe: Filas, piedras erguidas (incluida la más alta en Dartmoor a 4,3 m) y mojones, al sureste del embalse de Burrator en SX592671.

Merrivale: A pocos pasos de los aparcamientos en la carretera principal hay filas de piedra, un círculo de piedra, mojones y una piedra en pie. SX555748.

White Moor: Un círculo de piedra remoto en SX633896 en el pantano norte pantanoso. Solo intenta si eres un caminante experimentado. Hay hileras de piedra a poco más de una milla al noreste en Cosdon Hill (SX643916).

Dongoin Shiree

Dongoin Shiree

Descubrimiento de ruinas del antiguo monumento turco rodeado por 14 pilares con inscripciones

December 20, 2017, Osaka University

Un equipo conjunto de excavación de la Universidad de Osaka y el Instituto de Historia y Arqueología de la Academia de Ciencias de Mongolia descubrieron las ruinas de un monumento único rodeado de 14 grandes pilares de piedra con inscripciones rúnicas turcas dispuestas en una plaza en una estepa llamada Dongoin shiree en el este de Mongolia durante su excavación conjunta de tres años (2015-2017).

Antes de que comenzara la investigación de las ruinas en mayo de 2015, los investigadores involucrados pensaban que las inscripciones y las ruinas de las regalías turcas solo se encontraban en las estepas de la parte occidental de Ulan Bator, la capital de Mongolia. Sin embargo, este equipo de excavación, dirigido por el profesor Takashi OSAWA en la Universidad de Osaka, descubrió 12 nuevas inscripciones en el sitio, obteniendo pistas que aclararon las relaciones de poder en el este de Mongolia en la Edad Media a partir de las inscripciones y la configuración de piedra en el monumento.

La principal característica del monumento es su estructura: un sarcófago de piedra está situado en el centro del montículo, donde podría colocarse una persona fallecida, rodeado por 14 pilares de piedra con inscripciones. Los signos de las antiguas tribus turcas están tallados en más de 100 inscripciones. Estas inscripciones excavadas son algunas de las más grandes descubiertas en Mongolia. Utilizando la datación por radiocarbono de trozos de carbón calcinado, piel de oveja y hueso de caballo excavado en el sarcófago, se estimó que este monumento único fue construido en el siglo VIII, durante el segundo Qiganato turco antiguo.

El profesor Takashi OSAWA descifró estas inscripciones y descubrió que la persona que está enterrada y conmemorada en las inscripciones asumió la posición de Yabgu (virrey), el rango más alto justo detrás de Qaghan, durante el reinado de Bilge Qaghan (716-734 d. C.) de la Segunda Turkic Qaghanate. También se descubrió que Yabgu se convirtió en Tölis-Shad (Realeza del Este), comandante en jefe y máximo funcionario administrativo en el este de Mongolia durante el reinado de Tengri Qaghan (734-741 dC). Qaghan (o Khagan) es un título de rango imperial en las lenguas turca y mongol igual al estado de emperador, y es alguien que gobierna un Qaghanate o Khaganate (imperio).

Estos hallazgos muestran que la estepa de Dongoin Shiree, donde permanecen las únicas ruinas de los monumentos, era el centro del área oriental del antiguo Qaghanato de Turkic, cuya ubicación no se conocía de los materiales escritos en textos chinos y turcos. Este monumento revela las relaciones de poder de los gobernantes en la zona este del Qaghanato turca y sus territorios, así como sus relaciones políticas y militares con las tribus mongolas como el khitan, el tatabi y el tártaro. Además, la disposición de estos pilares de piedra en la meseta también proporciona información importante para discutir las ideas religiosas y las perspectivas mundiales de los antiguos nómadas.

Vista aérea de las ruinas turcas antiguas en Dongoin shiree. (Norte en la parte superior). Se pueden ver segmentos de las inscripciones y el sarcófago excavado en el agujero en el centro de las ruinas. (Septiembre de 2016) Crédito: Universidad de Osaka.

Conventional map showing places of ancient Turkic inscriptions and ruins on the Mongolian Plateau. Credit: Takashi OSAWA

Saber más en: https://phys.org/news/2017-12-discovery-ancient-turkic-monument-pillars.html#jCp

Según un comunicado de la Universidad de Osaka, este monumento revelará las relaciones de poder de los gobernantes en el área este del Kaganato túrquico y sus territorios, así como sus relaciones políticas y militares con las tribus de Mongolia, como Khitan, Tatabi y Tártaros. Además, la disposición de estos pilares de piedra en la meseta también proporcionará información importante para discutir las ideas religiosas y las visiones del mundo de los antiguos nómadas.

Ilustración de un ritual realizado alrededor del monumento (dibujado por el ex director del Museo Nacional de Historia de Mongolia) (septiembre de 2016). Crédito: Universidad de Osaka e Instituto de Historia y Arqueología, Academia de Ciencias de Mongolia.

LOS RESULTADOS

Los expertos localizaron más de 100 tamga, o signos, de las antiguas tribus turcas inscritas en el pilar de piedra.

Estas son algunas de las inscripciones turcas más grandes jamás descubiertas en Mongolia.

Mediante la datación por radiocarbono de piezas de carbón oxidado, piel de oveja y huesos de caballo excavados en el sarcófago, se estimó que este monumento único fue construido en el siglo VIII.

Las inscripciones también revelaron que el Yabgu enterrado en el sarcófago se convirtió en un Tölis-Shad durante el reinado de Tengri Qaghan, quien gobernó desde el 734 al 741 d.C.).

Este título significa Realeza del Este, o comandante en jefe, y fue el oficial administrativo más alto durante el período en el este de Mongolia.

Mavi Boncuk | Antiguas inscripciones turcas descubiertas en Mongolia, que deben leerse de derecha a izquierda (proporcionadas por Takashi Osawa) En las estepas del este de Mongolia se han encontrado dos enormes losas de piedra inscritas en escritura turca antigua, el primer descubrimiento de este tipo en más de un siglo, dijo un investigador japonés el 16 de julio. Los epígrafes datan de mediados del siglo VIII, dijo Takashi Osawa, profesor de historia antigua turca en la escuela de posgrado de la Universidad de Osaka.

Dijo que los hallazgos pueden ofrecer pistas invaluables sobre los sistemas políticos y las instituciones del pueblo Gokturk, que se enfrentó a las dinastías Sui y Tang en China en tiempos de paz y guerra mientras reinaban sobre las estepas de Asia Central.

Osawa dijo que él y los investigadores del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Mongolia descubrieron los restos de dos epígrafes gigantes en mayo en un sitio arqueológico llamado Dongoin shiree. Está cerca del monte Delgerkhaan, a 400 kilómetros al sureste de Ulan Bator, la capital de Mongolia.

Los epígrafes miden 4 metros y 3 metros, respectivamente. Combinados, están inscritos con 2.832 símbolos, en 20 líneas de escritura turca antigua. Osawa, quien descifró la escritura, dijo que describe el lamento de las personas que tienen que dejar atrás a sus amadas familias y su patria cuando mueren. “¡Oh, mi casa!” lee una inscripción. Otro dice: “¡Oh, tierra mía!”

Los letreros grabados en los epígrafes indican que los artefactos probablemente representan epitafios dedicados a los miembros de la tribu Ashina, la familia reinante del Segundo Imperio Turco (682-744). Los Gokturks son los pueblos nómadas más antiguos de Asia Central que dejaron registros de su propio idioma en su propio sistema de escritura. El descubrimiento es significativo ya que es el primero de su tipo desde que las tres inscripciones turcas antiguas más famosas (Bilge Kaghan, Kol Tigin y Tonyukuk) fueron descubiertas en el centro de Mongolia hace unos 120 años, dijeron los expertos.

“Otras partes que permanecen enterradas en el suelo pueden ofrecer un registro de las vidas de las personas conmemoradas”, dijo Osawa. “La investigación sobre la escritura turca antigua se ha centrado en la relectura de inscripciones conocidas después de que un lingüista danés descifrara la escritura a fines del siglo XIX”, dijo Takao Moriyasu, profesor de historia de Asia Central en la Universidad de Kinki. “Los últimos hallazgos podrían ayudar a desentrañar nuevos hechos”.

La historia del estado de Gokturk comenzó cuando Yili Kaghan fundó el Primer Imperio Turco en 552.

Las maniobras políticas de la dinastía Sui de China dividieron la nación Gokturk en una parte oriental y otra occidental, y el Imperio Turco Oriental sucumbió al dominio de China Tang en 630. Los Gokturks recuperaron la independencia de China Tang para fundar el Segundo Imperio Turco en 682, solo para ser derribado por los uigures en 744.

Por KUNIHIKO IMAI / Redactor senior

  • El 9 en el mar de Barents, Noruega.
  • Ahu Vaihu – Pascua
  • Ahu Vinapu
  • Ain Dara
  • Anomalía del Mar Báltico
  • Avenida Beckhampton
  • Beglik Tash
  • Bolshoi Zayatsky – Laberintos de piedra
  • Cahuachi
  • Carolina bays
  • Casas de gigantes
  • Cashtal yn Ard (cerca de Maughold)
  • Chand Baori
  • Chankillo
  • Cheesewring
  • Círculos del mar Adriático
  • Coddu Vecchiu
  • Cráter Patomskiy
  • Creevykeel (La tumba de los gigantes)
  • Cumbemayo
  • Dartmoor
  • Dólmen de Lácara
  • Dolmenes de Gochang, de Hwasun y de Ganghwa
  • Dongoin Shiree
  • Dwarfie Stane
  • Ek Balam
  • El ojo del Sahara o Estructura de Richat
  • Estructura en el mar de Galilea (Israel)
  • Externsteine
  • Falicon
  • Georgia Guidestones
  • Ġgantija
  • Guachimontones
  • Ħaġar Qim
  • Hal Saflieni Hypogeum
  • Hale O Pi’ Ilani Heiau
  • Harhoog
  • Hayu Marca
  • Ingapirca
  • Inuksuk Point
  • Isla de Pascua
  • Jebel Mutawwaq
  • Kachari
  • Kalasasaya – El calendario de Tiwanaku
  • Karahan Tepe
  • Kiviks Graven
  • La huella de la serpiente
  • La Piramide Circular de Cuicuilco
  • Langis de Tongatupu
  • Las Águilas
  • Las tumbas colmena de Omán
  • Líneas de Sajama
  • Líneas de Nazca
  • Listoghil
  • Los Cart-ruts de Malta
  • Los cart ruts de Turquía
  • Media Luna piedra Israel
  • Mingun Pahtodawgyi
  • Mnajdra
  • Montículos de Iowa
  • Montículos Mima
  • Moray
  • Naveta Des Tudons
  • Nias
  • Noraduz
  • Paratoari
  • Parque de los Menhires
  • Pirámide en Kazajistán
  • Pirámides de Güímar
  • Puerta de Aramu Muru
  • Puerta Pura Lempuyang
  • Qanat
  • Rani ki vav
  • Rola
  • Ruinas en el Lago Titicaca
  • Santuario de Panóias
  • Sigiriya
  • Sumba
  • Talayots
  • Tana Toraja
  • The Avenue
  • Tongatapu
  • Toros de Guisando
  • Tumba de Pentre Ifan Dolmen
  • Vía Cava
  • Wadi Talmest
  • Zhane

    El ojo del Sahara o Estructura de Richat

    El ojo del Sahara o Estructura de Richat

    La Estructura de Richat (21°7.6′N 11°24′O) es una estructura geológica singular ubicada en el desierto del Sahara en Mauritania. La estructura, que tiene un diámetro de casi 50 kilómetros, ha llamado la atención desde las primeras misiones espaciales porque forma un raro ojo de buey en la monótona extensión del desierto.

    Hace décadas se consideró como el resultado del impacto de un meteorito debido a su forma circular concéntrica, pero después de varios estudios se ha demostrado que se trata de un domo anticlinal que ha sido erosionado a lo largo de millones de años, y nos muestra su núcleo. Ninguno de los estudios realizados ha identificado evidencias de impacto meteorítico (metamorfismo de impacto).1​ La estructura está constituida por rocas del Proterozoico en el centro a Ordovícico en el exterior, con carbonatos (calizas y dolomías) que contienen brechas silíceas del Cretácico originadas por disolución y colapso kárstico, e intruidas por diques anulares de basalto, kimberlita y rocas volcánicas alcalinas. La estructura y su núcleo de brechas se interpretan como la expresión superficial de un complejo magmático alcalino de edad cretácica que afectó a las rocas más antiguas, dando lugar a la karstificación y posterior relleno de origen hidrotermal.2

    El ojo del Sahara fue visto por primera vez en el año 1965 por parte de un par de astronautas de la NASA. A día de hoy sigue siendo misterioso.

    Las estructuras que tan solo son visibles desde el espacio siempre han suscitado bastante atracción al ser humano.

    Qué es el ojo el Sahara

    El caso del ojo del Sahara es un poco peculiar. Si bien los círculos de Hadas y los puquios parecían tener algún tipo de funcionalidad, para plantas o humanos respectivamente, el ojo del Sahara o Estructura de Richat no parece tenerla. Se trata de un curioso accidente geográfico de unos 50 kilómetros de diámetro en pleno desierto, cerca de la ciudad de Ouadane (al noroeste de Mauritania).

    La estructura es concéntrica, como si de una cebolla cortada se tratase. Su descubrimiento fue pura casualidad, pues lo realizaron los astronautas de la NASA James McDivit y Edward White el pasado año 1965 cuando se llevaba a cabo la misión espacial Gemini 4. Cuando dicha misión sobrevoló Mauritania, vislumbraron el accidente geográfico, el cual no es visible desde el llano, pero sí desde varios kilómetros de altura.

    Hipótesis sobre el origen del ojo del Sahara

    El origen del ojo del Sahara, a día de hoy, sigue siendo desconocido. Algunas hipótesis apuntantaban a que el origen de esta formación geográfica fue un antiguo meteorito hace millones de años. Sin embargo, estudios posteriores no han logrado encontrar evidencias al respecto. En la actualidad, la hipótesis mayoritaria afirma que es una estructura simétrica de un domo anticlinal, que se ha ido creando por la erosión a lo largo de millones de años.

    La zona central del ojo del Sahara contiene diversos tipos de rocas, como riolíticas volcánicas, ígneas, carbonatitas y kimberlitas de hace unos 2.500 millones de años.

    Suena llamativo, ¿verdad? Pues no debería serlo, pues este tipo de formaciones en forma de “cebolla” como el ojo el Sahara son bastante comunes. De hecho, en España podemos encontrar una, concretamente en Huesca, entre las localidades de Saanta y Estopiñan del Castillo. Lo que destaca de la Estructura de Richat es que se encuentra justo en medio del desierto sin nada alrededor, algo que la hace más llamativa si cabe, asociando el hecho de que tiene diferentes capas de rocas con una erosión diferente, dándole un color más llamativo a toda la estructura.

    El “ojo del Sáhara” es utilizado por los astronautas como referencia en sus singladuras sobre el continente africano.

    Sorprendente, no sólo porque se trata de una de las ubicaciones más inhóspitas del planeta sino porque desde dentro ni siquiera es posible detectar la estructura circundante, tan espectacular como desde el espacio.

    Para ampliar datos visitar:

    https://sierggaby.wordpress.com/2014/07/

    Una Web rigurosa y didáctica.

    Un dato curioso es que algunas personas se sorprenden por el parecido de esta estructura con la representación que tenemos de la Atlántida de Platón. Según Platón, la isla era circular, dividida en círculos concéntricos de tierra y agua.

    Kachari

    Kachari

    Las Ruinas de Kachari o Las Ruinas de Dimasa Kachari son un conjunto de restos (generalmente de 8 a 10 pies de alto) que se encuentra en la ciudad de Dimapur en Nagaland. Las ruinas son una serie de pilares con forma de hongo que fueron creados por los Reinos Dimasa Kachari que gobernaron antes de la invasión Ahom durante el siglo XIII. El propósito y el origen de los pilares son misteriosos; algunos de los pilares están en plena gloria mientras que otros están desmoronados. También se cree que un juego similar al ajedrez se jugó aquí con las setas en forma de hongo. Es una gloria del noreste y del departamento de turismo de Nagaland.

    Tendrá que ingresar por la entrada a las ruinas; las ruinas están diseminadas ampliamente dentro de las instalaciones y el verdor que lo rodea se debe a las altas hierbas y malezas que crecen demasiado. El gobierno ha tomado la posición para proteger las ruinas del vandalismo local mediante la instalación de barandas de hierro. No verías ninguna estructura de mamut, pero las ruinas de piedra son solo de tipo singular, las formas son similares, piedras altas y robustas. Se parecen mucho a lingas pero están meticulosamente esculpidos con un hermoso diseño. Con una vista aérea, puedes imaginar que son como piezas de ajedrez. El más grande es un monolito masivo, de unos 22 pies de altura.

    El parque parece un tablero de ajedrez con hileras de enormes peones de ajedrez de hasta 20 pies de altura. Todas las piedras fueron elaboradamente talladas con representaciones de aves, animales, flores, cabezas de lanza y otros motivos.

    Aunque con el tiempo, estos diseños han perdido su precisión original, aún refleja los elementos arios indígenas. Los motivos más comunes son los de loto y flores; pero también puedes ver diseños de animales como ciervos, elefantes o vacas. Uno de los motivos notables es un hombre que levanta los brazos al cielo como si estuviera celebrando con un vestido de cabeza. También verá motivos bordados a medida que aparecen en los pliegues repetitivos. Estas ruinas definitivamente merecen una visita y atraen a cualquier amante del arte y la historia. ASI hace la limpieza y preservación de estas ruinas.

    Dimapur contiene ruinas de templos, embalses y otros monumentos, de los cuales los más notables son sus estructuras monolíticas. Los monolitos representan los elaborados rituales del culto a la fertilidad. Las entradas bellamente ejecutadas a estos monumentos se encuentran en perfectas condiciones, incluso ahora. Bloques de piedra y piezas de ladrillo con varios diseños que se encuentran dispersos, aún revelan el arte. El Centro Cultural de la Zona Nordeste, que se encuentra a unos 3 km de la estación de tren de Dimapur, tiene un pequeño museo bien conservado que exhibe el patrimonio cultural del Nordeste.

    Llegar a la atracción turística es fácil ya que puede tomar auto rickshaws o taxis de alquiler desde el centro de la ciudad en Dimapur a los que se puede llegar en autobuses estatales desde pueblos y ciudades cercanas. Se encuentran al otro lado de las vías del tren y, una vez que bajan en la parada del autobús, deberán caminar cruzando un mercado. Estas ruinas están justo enfrente de Circuit House.

    Historia del Reino Kachari

    El Reino de Kachari era un poderoso reino en Assam medieval. Dimapur fue la capital de la antigua dinastía Kachari y las reliquias de los grandes gobernantes todavía se pueden encontrar en Dimapur. El origen del Reino de Kachari no está claro. Los gobernantes pertenecían al pueblo Dimasa, parte del grupo étnico mayor Bodo-Kachari.

    Históricamente, en diciembre de 1706, el rey Kachari, Tamradhaja, fue invadido por el rey Ahom más poderoso, Rudra Singha. Derrotado por el rey Ahom, Tamradhaja huyó hacia el sur a Khaspur. A partir de entonces, los príncipes Kachari se establecieron en las llanuras de Cachar con su corte ubicada en Khaspur. Al principio se llamó el reino Hirimba en memoria de la demoníaca Hirimba, la esposa del Pandava Bhima, de quien se decía que residía en la región.

    El último de los reyes Kachari, Raja Gobin Chandra, fue asesinado por un grupo de personas sediciosas junto con algunos de sus asistentes personales el 24 de abril de 1830 en Haritikar en Cachar. En ausencia de herederos naturales, su reino cayó en manos de los británicos bajo los términos de un acuerdo ejecutado en 1826.

    El mejor momento para visitar

    El invierno es el mejor momento para visitar el lugar, ya que puedes disfrutar del clima sereno del lugar, que no es ni muy frío ni muy caliente. Puede disfrutar de este hermoso lugar en todas las estaciones excepto en los meses del monzón, ya que la lluvia es abundante.

    Hoy en día, los restos estructurales que ahora se encuentran en los sitios son principalmente los restos de una puerta construida con ladrillos y grupos monolíticos bellamente tallados, tanques y bloques dispersos de piedras y piezas de ladrillo con diversos diseños.

    Lamentablemente, las ruinas no están bien mantenidas y la ASI, a cargo de su mantenimiento, ha hecho poco para preservar estas gloriosas reliquias del pasado. Es un monumento protegido pero no se puede ver a un solo guardia o al personal de la policía allí. Se debe hacer más para preservar lo que queda de él.