Este Mundo, a veces insólito
Calendario
mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Limes romanos

Debido a su interés, cantidad y complejidad, se crea esta Subclase de los Muros, dedicada exclusivamente a los Limes Romanos. Tema fascinante del que cada año se descubre algo nuevo. Siempre hay que tener en cuenta la duración y extensión del Imperio Romano.

Los más antiguos se realizaron principalmente para marcar los límites de los territorios conquistados, una especie de frontera, con zanjas y terraplenes; posteriormente se modificaron con elementos defensivos más complejos, como torres y fortificaciones, para evitar en lo posible invasiones.

En un principio se utilizaban los materiales más a mano en el terreno, como tierra, arena, madera, etc, para posteriormente utilizar adobe y sillería.

Naturalmente de los más sencillos y antiguos apenas quedan vestigios.

Se incluyen algunos que por tradición se han dicho que son romanos, como los Muros Troyanos de la zona de la antigua Dacia, pero que en realidad no los construyeron ellos.

Muro superior de Trajano o de Greuthungi

Muro superior de Trajano o de Greuthungi

El Muro de Alto, o superior, de Trajano es el nombre moderno que se le da a una línea fortificada ubicada en el área central de la Moldavia moderna. Algunos eruditos lo consideran de origen romano, mientras que otros piensan que fue construido en el siglo III/IV por los germánicos Greuthungi para defender sus fronteras contra los hunos.[1] También puede haber sido llamado Muro greutungiano en relatos romanos posteriores, pero esto es incierto debido a una sola ocurrencia de manuscrito polisémico en las obras de Ammianus Marcellinus.[2]

Moldavia de Trajano (en marrón claro) posiblemente protegida en el norte por el Muro de Trajano Superior

Caracteristicas

El muro se extiende 120 kilómetros desde el río Dniéster en el distrito de Teleneşti hasta el río Prut. En Rumanía, los restos del muro se pueden encontrar en Tiganasi, Carniceni, Sendreni y Tocsomeni.[3]

Atraviesa Moldavia desde el río Prut hasta el río Nistru, desde la ciudad de Leova hasta la de Teghina, pasando por los pueblos de Trojan Ialpugeni, Caracui, Sărăţica Nouă (Leova), Pervomaisk, Gradiste, Coştangalia, Satu Nou (Cimislia), Ciufleşti, Baimaclia, Salcuta, Marianovca-de-sus, Zaim, Causeni, Chircăieşti (Causeni), Chitcani y Copanca. Según I. Hîncu, tiene una longitud de 120 km, su altura original osciló entre 3-4 m, ancho – 10-15 m, siendo aumentado por una trinchera excavada al norte, profundidad: 2-3 m. Actualmente su altura es de 0,5 m.[4]

Algunos estudiosos, como Vasile Nedelciuc, [5] argumentan que el Muro de césped fue construido inicialmente por los romanos, debido a que tiene una zanja orientada al norte, alejada del territorio romano. Bajo esta hipótesis, el emperador Trajano realizó la primera construcción del muro de césped alrededor del año 110 d.C., con el fin de proteger la zona costera del delta del Danubio hasta Tyras.

Otros, como el historiador Peter Heather, afirman que fue construido por las tribus germánicas locales, principalmente como defensa contra los invasores de Asia Central (los hunos de Atila).[1] El historiador Thomas S. Burns es más reacio y desea mejores datos de datación.[6] La identificación de la característica geográfica en Moldavia con el pasaje en Ammianus Marcellinus ha sido propuesta por el historiador rumano Radu Vulpe en 1957.[1] [7] El historiador Herwig Wolfram cuestiona la enmienda dada al pasaje en Ammianus Marcellinus necesaria para léerlo como si se tratara de una pared.[2]

Mapa de 1789 que representa la pared como fossa Trajani

Murallas romanas en Rumanía (el “Muro de Greuthungi”, llamado incluso “Muro superior de Trajano”.

 

Limes en Ucrania

Limes en Ucrania

Murallas de Trajano

Como ocurre con todas las denominadas Murallas de Trajano, de la zona europea oriental, existe una gran confusión de interpretación, al no coincidir los países actuales, Ucrania, Rumania, etc., con los antiguos, que básicamente eran la Dacia romana, y limítrofes, con fronteras y denominaciones un tanto difusas. Dejando aparte, por supuesto, que estas murallas no fueron construidas en tiempos de Trajano.

La más importante de estas vallas/zanjas es la denominada Muro de la Serpiente, habiendo muchas otras más pequeñas. También hay que indicar que la última parte del Muro de Trajano Inferior, o de Athanarico (en Moldavia), termina en Ucrania.

La muralla conocida como Muro de Trajano en Podolia y se extiende a través de los distritos modernos de Kamianets-Podilskyi, Nova Ushytsia (Uşiţa) y Khmelnytskyi. Una parte del Muro de Troya Inferior de Moldavia termina en Ucrania. Ver también Muro de la Serpiente.

Podolia El territorio está habitado por seres humanos al menos desde inicios del Neolítico. Heródoto lo cita como la región de origen de los alazones y probablemente también de los neuros. Sucesivamente arribaron escitas, getas, dacios y sármatas.

El Imperio romano apenas tuvo una leve presencia en tiempos de Trajano, siendo Podolia junto a Bucovina una zona de limes (límites fortificados) guarnecidos por la muralla Trajana que se extendía a través de los actuales distritos de Kamenets, Ushitsa y Proskúrov.

Kamianéts-Podilskyi (en ucraniano: Кам’янець-Подільський, romanización: Kam’yanets’-Podil’s’kyi) es una ciudad localizada en las márgenes del río Smótrich, un afluente del Dniéster, al oeste de Ucrania. Antiguo centro administrativo del óblast de Jmelnitsky, la ciudad es hoy el centro administrativo del raión (distrito) de Kamianéts-Podilskyi dentro del óblast de Jmelnitski, después de que el centro administrativo del óblast fuera transferido de Kamianéts-Podilskyi a la ciudad de Jmelnitsky en 1941.

Nova Ushytsia es un asentamiento de tipo urbano en el Óblast de Khmelnytskyi en el oeste de Ucrania.[2] Sirve como el centro administrativo de Nova Ushytsia Raion (distrito, albergando los edificios de la administración local del distrito. Se encuentra en la histórica región de Podolia.

Khmelnytskyi hasta 1954 Proskuriv, es una ciudad en el oeste de Ucrania, el centro administrativo de Khmelnytskyi Oblast (región) y Khmelnytskyi Raion (distrito). Khmelnytskyi se encuentra en la histórica región de Podolia, a orillas del río Buh. La ciudad recibió su designación de gobierno local actual en 1941.

Muro de Trajano en Ucrania según AV Boldur [8]

El historiador Alexandru V. Boldur considera que el “Muro de Trajano” que comienza cerca de Uşiţa en el río Dniéster/Nistru es el límite occidental de los territorios del Bolokhoveni del siglo XIII.

 

Muro de la Serpiente

Muro de la Serpiente cerca del pueblo de Denisi,

El Muro de la Serpiente (en ucraniano: Змієві вали, Zmiyevi valy) es un antiguo sistema de terraplenes de tierra (valla) ubicado en el Dnieper central de Ucrania (Naddniprianshchyna) que se extiende principalmente por la provincia de Kiev, Ucrania. Parecen ser similares en propósito y carácter al Muro de Trajano situado al suroeste en Besarabia.

Los muros antiguos restantes tienen una longitud total de 1.000 km y constituyen menos del 20% del sistema de muros original. Según una leyenda, los movimientos de tierra son el resultado de eventos antiguos cuando un héroe mítico (bohatyr) Kozmodemian (o Borysohlib) con el fin de matar al gigantesco Dragón (Serpiente) lo enganchó en un arado gigante y lo surcó. El Dragón (Serpiente) mordió el polvo y del arado quedaron surcos a ambos lados de los cuales se alzaban inmensos trozos de tierra que entre la gente se denominó Muro de la Serpiente.

Los antiguos muros fueron construidos entre el siglo II a.C. y el siglo VII d.C., según a la datación por carbono. Hay tres teorías sobre qué pueblos construyeron las murallas: los sármatas contra los escitas, los godos de Oium contra los hunos, o los primeros eslavos orientales contra los nómadas de las estepas del sur. En la cultura eslava, los nómadas belicosos a menudo se asocian con el dragón alado, de ahí el nombre.

En la margen derecha del Dnieper, entre sus afluentes Teteriv y Ros, los restos del muro crean seis líneas alargadas de oeste a este. One Serpent’s Wall pasó sobre la margen izquierda del Dnieper y su afluente Sula. Las exploraciones de 1974-85 han establecido que Serpent’s Wall es un remanente de fortificaciones de tierra boscosa construidas a fines del siglo X y la primera mitad del XI, una parte más pequeña en el siglo XII, para proteger el Dnieper medio de Ucrania y Kiev de los pechenegos y los cumanos.

 

 

 

 

Mapa de muros

El Muro de Athanaric, también llamado Muro de Trajano Inferior o Muro de Trajano del Sur.

Se extiende desde Rumania Buciumeni -Tiganesti-Tapu hasta Stoicani y luego entra en Moldavia. En el sur de Moldavia, se extiende otros 126 km desde el pueblo de Vadul lui Isac en el distrito de Cahul por el río Prut, y luego entra en Ucrania y termina en el lago Sasyk por Tatarbunar.

Índice de temática de Limes Romanos:

  • Fossa regia
  • Fossatum Africae
  • Gask Ridge
  • Limes Africanus
  • Limes Arabicus
  • Limes Costa Sajona
  • Limes en Moldavia
  • Limes en Ucrania
  • Limes Germania
  • Limes Germánico inferior o Renano
  • Limes Germánico superior
  • Limes Mauretaniae o Tingitanos
  • Limes Moesiae
  • Limes Nórico
  • Limes Oriental ó Strata Diocletiana
  • Limes Panonio
  • Limes Rético
  • Limes romanos
  • Limes Sarmatiae
  • Limes Tripolitanus
  • Muralla Antonina
  • Muralla de Adriano
  • Muralla de Anastasio
  • Murallas de Trajano
  • Brazda lui Novac
  • Muro de la serpiente
  • Muro superior de Trajano o de Greuthungi

    Limes en Moldavia

    Limes en Moldavia

    Murallas de Trajano

    Como ocurre con todas las denominadas Murallas de Trajano, de la zona europea oriental, existe una gran confusión de interpretación, al no coincidir los países actuales, Ucrania, Rumania, etc., con los antiguos, que básicamente eran la Dacia romana, y limítrofes, con fronteras y denominaciones un tanto difusas. Dejando aparte, por supuesto, que estas murallas no fueron construidas en tiempos de Trajano.

    La más importante de estas vallas/zanjas es la denominada Muro de la Serpiente, habiendo muchas otras más pequeñas. También hay que indicar que la última parte del Muro de Trajano Inferior, o de Athanarico, termina en Ucrania.

    Los restos de los limes en Moldavia comprenden paredes de tierra y empalizadas. Hay dos fragmentos principales conservados en Moldavia: el Muro de Trajano Superior y el Muro de Trajano Sur (o Inferior).

    Se cree que el Muro de Trajano del Sur o inferior, en Moldavia data del siglo III y fue construido por Athanaric[4] y se extiende desde Rumania: Buciumeni-Tiganesti-Tapu-Stoicani y luego otros 126 km de la aldea de Vadul en el distrito de Cahul. Por el río Prut se extiende hasta Ucrania y termina en el lago Sasyk por Tatarbunar. El Escudo de Armas del distrito de Cahul de Besarabia, Imperio ruso, incorporó el Muro de Trajano. Algunos académicos como Dorel Bondoc y Costin Croitoru piensan que fue hecho por los romanos, porque, para hacerlo, requería mucho conocimiento y mano de obra que los bárbaros como Athanaric no tenían.[5] [6]

    Se cree que el Muro de Trajano Superior fue construido en el siglo IV por Greuthungi Goths para defender la frontera contra los hunos.[7] Se extiende 120 km desde el río Dniester por Chiţcani en el distrito de Teleneşti hasta el río Prut y se extiende hasta Tiganesti Sendreni en Rumania.

    Fragmentos del muro de Trajano también son encontrados por Leova.

    Antiguo mapa ruso que muestra claramente el Muro de Trajano Inferior (en color verde)

     

     

     

     

     

     

    El Muro de Trajano Inferior (Muro de Athanaric en el mapa) estaba ubicado justo al norte del delta del Danubio

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Murallas romanas en Rumanía (el “Muro de Greuthungi”, llamado incluso “Muro Alto de Trajano”, está en verde oscuro)

    Limes Sarmatiae

    Limes Sarmatiae

    Las “Limes Sarmatiae“, “Devil’s Dyke” o “Devil’s Ditch” en la llanura de Panonia oriental, un grupo de líneas de fortificaciones romanas realizadas por Constantino I.

    En Inglaterra existen otros “Devil’s Dyke” o  Diques del Diablo.

    Son varios los nombres con que se conocen. Los Limes Panonio o Los Diques del Diablo (en húngaro: Ördög árok), también conocidos como Csörsz árka (“Csörsz Ditch”) o Limes Sarmatiae (en latín, “frontera sármata”), son varias líneas de fortificaciones romanas construidas principalmente durante el reinado de Constantino I (312–337), que se extiende entre la actual HungríaRumania y Serbia.

    Aunque son distintos, se suelen confundir, por su proximidad y el territorio que ocuparon. Los L. Panonio se encuentran más al oeste y contienen más fortificaciones. Los Sarmatas se encuentran al este y son más sencillos: zanjas, empalizadas, etc.

    Historia

    Las fortificaciones consistían en una serie de terraplenes y zanjas defensivas de tierra que rodeaban la llanura del río Tisia (Tisza). Se extendían desde Aquincum (dentro de la moderna Budapest) hacia el este a lo largo de la línea de las montañas del norte de los Cárpatos hasta las proximidades de Debrecen, y luego hacia el sur hasta Viminacium (cerca de la moderna Stari Kostolac). [1]

    Los Sármatas en la zona de la cuenca del Danubio. El Limes está indicado por las líneas negras que indican murallas. El límite iba desde Aquincum, hoy Budapest, hasta el este de Singidunum, ahora Belgrado. Vindobonum (arriba a la izquierda) es hoy Viena. (15)

    Probablemente fueron diseñados para proteger a los Iazyges, una tribu sármata que habitaba la llanura de Tisza y había sido reducida a estado tributario por Constantino, de las incursiones de los godos y gépidos circundantes.[2]

     Algunos elementos de las fortificaciones, sin embargo, datan del siglo II d.C. y probablemente constituyeron una línea defensiva anterior construida por el emperador Marco Aurelio (gobernado por 161-80) en el momento de las Guerras Marcomanas, la ocasión anterior en la que la llanura de Tisza fue ocupada por los romanos.

    El “Limes Sarmatiae” tenía la intención de expandir el Limes romano, y fue construido al mismo tiempo que el Muro de Constantino en Valaquia (conectado con el Limes Moesiae). Sin embargo, fue destruida después de unos años, a finales del siglo IV.

    De hecho, en 374 d. C., los Quadi, una tribu germánica en lo que ahora es Moravia y Eslovaquia, resintieron la construcción de fuertes romanos de las “Limes Sarmatiae” al norte y este del Danubio en lo que consideraban su territorio, y más exasperado por el asesinato traicionero de su rey, Gabinio, cruzó el río y arrasó la provincia de Panonia.

    En 375 EC, el emperador Valentiniano I retomó Panonia con varias legiones. Después de una corta campaña que derrotó rápidamente a los Quadi, se repararon las fortificaciones de las “Limes Sarmatiae”. Sin embargo, durante una audiencia con una embajada del Quadi en Brigetio en el río Danubio (ahora Szőny en Hungría), la actitud de los enviados enfureció tanto a Valentiniano que sufrió un derrame cerebral mientras les gritaba enojado, lo que lo llevó a la muerte el 17 de noviembre.[3]

    Tras su muerte, las luchas políticas internas y la falta de un buen liderazgo en el Imperio Romano llevaron a que las “Limes Sarmatiae” fueran invadidas y destruidas.

    Localización

    Las barreras consisten en varias filas de muros de tierra y zanjas escalonadas una detrás de otra, que se suponía que protegían el área de las grandes tierras bajas húngaras alrededor del río Tisia (Tisza = Tisza) de los enemigos. Una vez se extendieron desde la curva del Danubio hasta Aquincum, hoy Budapest, hacia el este a lo largo de las elevaciones de los Cárpatos del norte hasta las cercanías de la ciudad de Debrecen, y se encontraron de nuevo en el sur, en el sitio de la legión Viminacium (cerca de la actual Stari Kostolac) en el Limas del Danubio.

    Fortificaciones en el Limes Danubio

    El sistema de murallas del norte comenzó en la curva del Danubio, cerca de la cabeza de puente romana Verőcemaros-Dunamező, esta sección del Limes estaba particularmente bien asegurada por los romanos. A esta distancia también se creó, posiblemente Constantino II, el almacenamiento de Visegrád (Pone Navata).[3] La construcción del campamento vecino de Pilismarot (Castra ad Herculem) también puede haber tenido lugar en este momento.

    Durante el primer reinado de Valentiniano I (364-375), a. también construyó la fortaleza de Hideglelöskereszt.[4] Entre Visegrád y Esztergom, se construyeron hasta 24 nuevas torres de vigilancia y pequeños fuertes en una distancia de aproximadamente 20 km solamente. Su construcción estaba estrechamente relacionada con el relleno de las murallas de Limes Sarmatiae, ya que estaban destinadas a dirigir las cuñas de atacar a los pueblos bárbaros específicamente sobre esta parte de Limes. Una segunda línea tan densa de fortificaciones estaba nuevamente solo en el bajo Danubio (Moesia), entre Viminiacum y Drobeta, en el extremo sur de los sistemas de murallas sármatas.

    Fortificaciones al este del Danubio

    En este contexto, no debemos olvidar las numerosas cabezas de puente de la Antigüedad tardía como la B. el Burgus Tahitótfalu-Balhavár y el Burgus Szentendre-Dera. Las principales tareas de sus tripulaciones fueron probablemente el seguimiento y la señalización. Eran sistemas de vertederos más pequeños, arquitectónicamente en gran parte uniformes, para los que una gran estructura central central, en su mayoría apoyada en dos pilares y muros alados que se extendían hasta las orillas del Danubio con torres más pequeñas en los extremos, era característica (Ländeburgus). A través de ellos, las islas más grandes del Danubio (isla Szentendre), z. B. estacionando botes patrulleros estar seguro en cada burgus. En caso de crisis, servían como lugares de desembarco seguros para los cruces fluviales del ejército romano, pero también para controlar a los aliados sármatas. Debido a la gran cantidad de grano quemado que se encontraba esporádicamente en ellos, también podrían haber sido utilizados como almacenes de suministros. El comercio minorista y nacional también podría haber jugado un cierto papel, ya que apareció un peso de bronce en una de las torres.[5]

    Además de este perno de bloqueo de prueba, los romanos también construyeron a lo largo de la muralla puestos avanzados avanzados, como exactamente dos días a pie al este del Danubio, en Barbaricum ubicado burgus Hatvan-Gombospuszta [6] y se aplicaron en la época de Valentiniano, pero nunca se completó la gran fortaleza. de Göd-Bócsaújtelep, que a menudo se conoce como la contraparte del fuerte del Danubio Constantia, que se construyó en territorio imperial romano, pero en realidad debe considerarse como la guarnición fronteriza más occidental de las Limes Sarmatiae.[7] Su tarea puede estar relacionada con el final de Limes Sarmatiae poco después de la muerte de Valentiniano.

    Citas e importancia estratégica

    Algunas partes de los muros de tierra datan de finales del siglo II y probablemente fueron creadas como un cerrojo bajo el emperador Mark Aurel (161-180). Después de las Guerras Marcomanas, las tropas romanas se establecieron en el territorio de los Jazygens derrotados para privarlos de su sustento y evitar que huyeran. Para este propósito, algunas secciones a lo largo de las fronteras del asentamiento de Yazygian podrían haberse asegurado con muros de tierra. El hecho de que Marco Aurelio tuviera la intención de establecer dos nuevas provincias, Marcomannia y Sarmatia, como lo describieron posteriormente los historiadores antiguos, sigue siendo controvertido hasta el día de hoy.[15] En una investigación cerca de Mezökövesd y Kötegyán, el arqueólogo se convirtió en Sándor Soproni (1926–1995) debajo de los terraplenes algunos hoyos del siglo II al III y un sepulcro sármata (cerca de Tarnazsadany), que fue creado hacia 220–300. Los estudios estratigráficos mostraron claramente que las primeras murallas se levantaron en la segunda mitad del siglo III.

    La construcción de tales muros no era infrecuente en el Imperio Romano. Se utilizaron para marcar la frontera imperial en regiones donde no era claramente reconocible a partir de características topográficas como ríos o cadenas montañosas. Entonces z. B. en Germania, Gran Bretaña o Dacia. Las limas germánicas-réticas superiores, en particular, muestran grandes similitudes con las limas sarmatias . La construcción del sistema de murallas sármatas también muestra que su construcción fue planificada y dirigida por ingenieros romanos.

    El tipo de construcción de las presas de tierra sugiere que se pretendía hacer más difícil para los pueblos ecuestres nómadas del Período de Migración, que viajaban en su mayoría a caballo y en carro, para penetrar las áreas rodeadas por las murallas, pero probablemente no lo fueron. un serio obstáculo.[16] Los movimientos de tierra también se levantaron para proteger a los Jazygens, un afluente tributario de los sármatas, que también se establecieron en la llanura de Tisza y se suponía que debían proteger a Panonia de antemano contra las incursiones de los godos y los gépidos que vivían en la parte superior de Tisza. El Limes Sarmatiae sirvió principalmente como zona de amortiguamiento y para aliviar el Danube Limes, así como el llamado Muro de Constantino en la actual Valaquia, que a su vez se unió a Limes en Moesia. Sin embargo, el Muro de Constantino fue invadido a finales del siglo IV y abandonado por los romanos.

    Ver también

    Limes Panonio

    Limes Panonio

    Son varios los nombres con que se conocen. Los Limes Panonio o Los Diques del Diablo (en húngaro: Ördög árok), también conocidos como Csörsz árka (“Csörsz Ditch”) o Limes Sarmatiae (en latín, “frontera sármata”), son varias líneas de fortificaciones romanas construidas principalmente durante el reinado de Constantino I (312–337), que se extiende entre la actual HungríaRumania y Serbia.

    Aunque son distintos, se suelen confundir, por su proximidad y el territorio que ocuparon. Los L. Panonio se encuentran más al oeste y contienen más fortificaciones. Los Sarmatas se encuentran al este y son más sencillos: zanjas, empalizadas, etc.

    En Inglaterra existen otros “Devil’s Dyke” o  Diques del Diablo.

    Historia

    Las fortificaciones consistían en una serie de terraplenes y zanjas defensivas de tierra que rodeaban la llanura del río Tisia (Tisza). Se extendían desde Aquincum (dentro de la moderna Budapest) hacia el este a lo largo de la línea de las montañas del norte de los Cárpatos hasta las proximidades de Debrecen , y luego hacia el sur hasta Viminacium (cerca de la moderna Stari Kostolac). [1]

    Los sármatas en la zona de la cuenca del Danubio. El Limes está indicado por las líneas negras que indican murallas. El límite iba desde Aquincum, hoy Budapest, hasta el este de Singidunum, ahora Belgrado. Vindobonum (arriba a la izquierda) es hoy Viena. (15)

    Probablemente fueron diseñados para proteger a los Iazyges, una tribu sármata que habitaba la llanura de Tisza y había sido reducida a estado tributario por Constantino, de las incursiones de los godos y gépidos circundantes.[2]

     

    Algunos elementos de las fortificaciones, sin embargo, datan del siglo II d.C. y probablemente constituyeron una línea defensiva anterior construida por el emperador Marco Aurelio (gobernado por 161-80) en el momento de las Guerras Marcomanas, la ocasión anterior en la que la llanura de Tisza fue ocupada por los romanos.

    Tiene una longitud de unos 420 kilómetros desde la fortaleza Klosterneuburg en Austria al castillo de Singidunum (Belgrado) en la actual Serbia alcance actual del Limes Danubio. Consistía esencialmente en una cadena de castillos y torres de vigilancia que estaban conectados por una carretera, ya que el río era el obstáculo. Se han identificado cerca de 50 campamentos y unas 100 instalaciones militares como torres de vigilancia y pequeños fuertes. Los campamentos militares fueron construidos en los vados más importantes o las confluencias y terminales de caminos, estaban al lado del río y algunas tenían su propio puerto para estacionar las unidades de la flota del Danubio. Los espacios entre los campamentos se cubrían con una cadena de torres de vigilancia o torres de señales.

    En la época del emperador Marco Aurelio se menciona por primera vez en Panonia de torres de vigilancia de piedra (burgi), y pequeños fuertes (praesidia). A finales de la época romana se construyeron enormes campamentos interiores y las ciudades del interior se fortificaron para crear una segunda línea de defensa. La presencia militar romana allí siempre fue excepcionalmente fuerte en el siglo II Panonia Superior con capital en la Colonia Claudia Savaria, estaba guarnecida por tres legiones (la XIV Gemina en Carnuntum, la X Gemina en Vindobona y la I Adiutrix en Brigetio), y Panonia Inferior con capital en Aquincum, que servía también de base a la legión II Adiutrix. Bajo Diocleciano, las provincias de Panonia fueron divididas en cuatro provincias menores, Panonia I, Panonia II, Savia y Valeria, mientras que Constantino I decidió que fueran incorporadas a la prefectura de Iliria.

    La provincia romana de Pannonia

    Antecedentes: Según Piganiol, en época de Augusto,  para hacer frente a la amenaza germánica, el Emperador  confió la Galia a Agripa (20-19 a.C.),  que ya la había gobernado durante el Triunvirato.

    En el año 16, los sicambros  hicieron sufrir una gran  derrota al Legado de la Galia, Lolio. Al mismo tiempo, una invasión de  RETIOS y PANONIOS ponía en peligro la Italia del norte.

    Pero al año siguiente se llevaron a cabo las acciones combinadas de Tiberio, que desde la Galia avanzó hacia la planicie bávara, y de Druso, que desde la llanura del Po abrió la ruta hacia el Tirol.

    Terminaron estas campañas con la creación de las provincias de Retia y Vindelicia, y poco después, se anexionó el reino de Nórica.

    Los ejércitos romanos envolvían así los Alpes, cuya sumisión definitiva fue celebrada con la erección del monumento de la Turbie (7/6 a.C.).

    Augusto quiso seguramente llevar la frontera del Imperio hasta el Elba, lo que llevó a cabo por dos frentes: El renano y el danubiano.

    En  el año 108, Trajano dividió Pannonia en Superior (con  centro en Carnuntum) e Inferior (con  centro en Aquincum). Hadriano fue  el primer gobernador de Pannonia Inferior. Las guerras de los Marcomanos de Marco Aurelio demostraron  la gran importancia de la frontera, de Pannonia y  de los territorios  Danubianos y la zona se convirtió en la jefatura permanente del  Príncipe  romano durante los siglos II y III d.C.

    Caracalla incluyó el área alrededor de Brigetio en la  Pannonia Superior  en 213.

    La reforma administrativa de Diocleciano dividió  ambas  Pannonias en cuatro provincias:

    1. Pannonia I, con Carnuntum como su ciudad principal,
    2. Valeria con Aquincum y Brigetio como ciudades principales,

    III. Savia con Siscia como su ciudad principal,

    1. Pannonia II con Sirmium y Mursa como ciudades principales.

    Después del período de la inestabilidad relativa en las áreas  del Danubio en el final de S. III d.C.,  Diocleciano  y Constantino  terminaron la línea defensiva, acumulando las tierras de los  Sármatas, incluyendo algunos territorios de Dacia abandonados por Aureliano en 271 d.C.

    La derrota en Hadrianopolis y la muerte del Emperador   Valente abrió las tierras a  las invasiones bárbaras al principio del siglo V d.C. y los romanos evacuaron  el banco derecho del Danubio antes del desastre de las invasiones hunas.

                                                                                                                                                   

    Localización

    Las barreras consisten en varias filas de muros de tierra y zanjas escalonadas una detrás de otra, que se suponía que protegían el área de las grandes tierras bajas húngaras alrededor del río Tisia (Tisza = Tisza) de los enemigos. Una vez se extendieron desde la curva del Danubio hasta Aquincum, hoy Budapest, hacia el este a lo largo de las elevaciones de los Cárpatos del norte hasta las cercanías de la ciudad de Debrecen, y se encontraron de nuevo en el sur, en el sitio de la legión Viminacium (cerca de la actual Stari Kostolac) en el Limas del Danubio.

    Fortificaciones en el Danubio Limes

    El sistema de murallas del norte comenzó en la curva del Danubio, cerca de la cabeza de puente romana Verőcemaros-Dunamező, esta sección del Limes estaba particularmente bien asegurada por los romanos. A esta distancia también se creó, posiblemente Constantino II, el almacenamiento de Visegrád (Pone Navata).[3] La construcción del campamento vecino de Pilismarot (Castra ad Herculem) también puede haber tenido lugar en este momento.

    Durante el primer reinado de Valentiniano I (364-375), a. también construyó la fortaleza de Hideglelöskereszt.[4] Entre Visegrád y Esztergom, se construyeron hasta 24 nuevas torres de vigilancia y pequeños fuertes en una distancia de aproximadamente 20 km solamente. Su construcción estaba estrechamente relacionada con el relleno de las murallas de Limes Sarmatiae, ya que estaban destinadas a dirigir las cuñas de atacar a los pueblos bárbaros específicamente sobre esta parte de Limes. Una segunda línea tan densa de fortificaciones estaba nuevamente solo en el bajo Danubio (Moesia), entre Viminiacum y Drobeta, en el extremo sur de los sistemas de murallas sármatas.

    Fortificaciones al este del Danubio

    En este contexto, no debemos olvidar las numerosas cabezas de puente de la Antigüedad tardía como la B. el Burgus Tahitótfalu-Balhavár y el Burgus Szentendre-Dera. Las principales tareas de sus tripulaciones fueron probablemente el seguimiento y la señalización. Eran sistemas de vertederos más pequeños, arquitectónicamente en gran parte uniformes, para los que una gran estructura central central, en su mayoría apoyada en dos pilares y muros alados que se extendían hasta las orillas del Danubio con torres más pequeñas en los extremos, era característica (Ländeburgus). A través de ellos, las islas más grandes del Danubio (isla Szentendre), z. B. estacionando botes patrulleros estar seguro en cada burgus. En caso de crisis, servían como lugares de desembarco seguros para los cruces fluviales del ejército romano, pero también para controlar a los aliados sármatas. Debido a la gran cantidad de grano quemado que se encontraba esporádicamente en ellos, también podrían haber sido utilizados como almacenes de suministros. El comercio minorista y nacional también podría haber jugado un cierto papel, ya que apareció un peso de bronce en una de las torres.[5]

    Además de este perno de bloqueo de prueba, los romanos también construyeron a lo largo de la muralla puestos avanzados avanzados, como exactamente dos días a pie al este del Danubio, en Barbaricum ubicado burgus Hatvan-Gombospuszta [6] y se aplicaron en la época de Valentiniano, pero nunca se completó la gran fortaleza. de Göd-Bócsaújtelep, que a menudo se conoce como la contraparte del fuerte del Danubio Constantia, que se construyó en territorio imperial romano, pero en realidad debe considerarse como la guarnición fronteriza más occidental de las Limes Sarmatiae.[7] Su tarea puede estar relacionada con el final de Limes Sarmatiae poco después de la muerte de Valentiniano.

    Desarrollo

    Después de que los godos invadieron la cuenca de los Cárpatos en los años 269 a 270, bajo Aureliano, el demasiado expuesto Dacia fue abandonado y evacuado por el ejército y la administración. Las oleadas de ataque de los pueblos bárbaros chocaron ahora directamente con el Danubio Limes. En el caso de un gran avance, como sucedió en 258 a 260, las puertas de entrada al corazón del imperio, Italia, se habrían abierto de par en par. Así que los intereses de los sármatas y los romanos eran los mismos en este caso. Los ataques de los godos y los gépidos tuvieron que ser rechazados en un “pre-limes” o su avance tuvo que ser debilitado y desviado, en 289 atacaron los godos y vándalos y gépidosTaifalen en el norte de Transilvania (Dacia), que a su vez pasó la presión a los sármatas y los empujó lentamente contra los Limes. El emperador Diocleciano (284-305) tuvo que presentarse en persona en el Danubio y abrió su cuartel general en Sirmio. Al principio luchó contra ellos solo, más tarde, en 294, también con el apoyo de su corregente Galerio. En el transcurso de estas batallas defensivas, los sármatas, que ahora eran acosados ​​por todos lados, sufrieron grandes pérdidas, muchos de ellos fueron reasentados en el imperio después de su rendición, después de lo cual hubo nuevamente una tensa calma en la frontera de Panonia durante unos pocos años. años.

    En 322 el frente del Danubio tuvo que ser defendido de nuevo. Durante estos años, Constantino I luchó contra los jazianos que invadieron la Baja Panonia, que atacaron en la zona del fuerte de Campona y prendieron fuego al sistema defensivo.[8] El mismo año, o 323, también utilizó al príncipe gótico Rausimodus para una incursión a través del Danubio. Otro peligro que Constantino supo desterrar.[9] El debilitado Jazygen ahora tenía que llegar a un acuerdo con los romanos en el marco de un tratado de alianza.[10] A partir de este momento, el sistema de muros se amplió considerablemente. Al mismo tiempo, Constantino amplió o reconstruyó los campos de Limes en la parte baja y media del Danubio para fortalecer aún más la protección fronteriza. En 332, los sármatas en apuros buscaron ayuda nuevamente, provocando otra campaña contra los godos. Constantino nombró general a su hijo, el más tarde emperador Constancio II. Constancio II luchó con éxito contra los godos que avanzaban[11] y les trajo una gran derrota en los Maros, cerca de Limes Sarmatiae.[12] La guerra terminó ese mismo año por medio de un foedus gótico terminado. Su título es uno de los aspectos más destacados de la política exterior de Constantino. Ahora una parte de los visigodos estaba contractualmente en un sistema de alianza fijo con Roma. Esto contribuyó a la pacificación de la sección fronteriza entre los Cárpatos y el Mar Negro y aseguró a los romanos en el bajo Danubio contra el pago de subsidios anuales y el apoyo militar del nuevo aliado.[11]

    Ver también

    Reconstrucción tipo de un castellum o fuerte romano.

    Limes Nórico

    Limes Nórico

    Fue creado en la época de Claudio con sede en Virunum, estaba compuesto de fortalezas y torres de vigilancia a lo largo del río como Boiodurum, Stanacum, Lentia, Locus Felicis, Arelape, Faviana, Astura y Commagena, en un principio era una provincia Procuratie, su vigilancia era llevada a cabo sólo por tropas auxiliares. Las primeras estructuras eran sencillas de madera y tierra que se convirtieron sistemáticamente bajo el emperador Adriano en fortalezas de piedra. Tras la invasión de los marcómanos en 167-168, la provincia fue reformada por Marco Aurelio alrededor de 175 estacionando la nueva legión II Itálica en Lauriacum (actual Enns), que se convirtió en la nueva capital de la provincia.

    Algunos acuartelamientos tenían su propio puerto fluvial o embarcadero y un área de almacenamiento porque el Danubio no sólo era la zona fronteriza, sino también la ruta de transporte y comercio más importante de la región. Con el tiempo se establecieron asentamientos civiles o vici al lado de los campamentos o incluso en el interior, fundando ciudades o municipios que eran los centros administrativos o comerciales de la región.

    Esta sección de las limas existió desde el siglo I al V d.C. y custodiaba parte de la provincia romana de Noricum.

    Está en el suelo de los actuales estados austriacos de Alta y Baja Austria. Corría a lo largo del Danubio desde Passau/Boiodurum hasta Zeiselmauer/Cannabiaca. Esta es también una ripa (borde del río), que estaba custodiada por una cadena suelta de fuertes de cohorte. La carretera principal de Norican Limes era la via iuxta amnem Danuvium. Las estructuras inicialmente simples de madera y tierra se convirtieron sistemáticamente bajo el emperador Adriano, en campamentos de piedra. Durante el siglo IV, se actualizaron una vez más y se reforzaron masivamente. Entre los campamentos, en lugares estratégicos o buenos puntos de observación, se encontraban torres de vigilancia o torres de señales y, en la Antigüedad tardía, burgi. En la sección central, entre los campamentos de Favianis y Melk, las torres de vigilancia se construyeron solo esporádicamente. Aquí, el estrecho valle del Wachau, con sus escarpes densamente boscosos, dificultaba el acceso a la orilla del río, proporcionando alguna función defensiva. Cada campamento tenía su propio puerto fluvial o embarcadero y un área de almacenamiento porque el Danubio no solo era una zona fronteriza, sino también la ruta de transporte y comercio más importante de la región. Con el tiempo, asentamientos civiles ovici se establecieron inmediatamente al lado de los campamentos. En el interior inmediato de las limas, se fundaron ciudades amuralladas o municipia, por ejemplo, Aelium Cetium u Ovilava (Wels). Eran los centros administrativos o comerciales de la región. En la antigüedad tardía, el área noricana se dividió en dos partes (pars inferior y pars superior).[11] Es probable que se creara una segunda línea defensiva en la retaguardia (Castrum Locus Felicis).

    Las tropas de ocupación, Exercitus Noricus, estaban formadas principalmente por cohortes auxiliares y una legión estacionada en Lauriacum/Enns actuó como reserva estratégica. La vigilancia y seguridad del Danubio y sus afluentes eran responsabilidad del Classis Pannonia. Unidades de las legiones, fuerzas navales y auxiliares fueron comandadas por los respectivos gobernadores. En la antigüedad tardía, según Notitia Dignitatum, cuatro flotillas de nueva creación emprendieron esta tarea. Desde el siglo III, los norianos comitatenses, ripenses y liburnari estaban bajo el mando de dos generales:

    • viene de Illyria
    • Líder de Hungría Primaria y Norici Ripensis

    Antes de la conquista romana

    Noricum fue poblado a finales de la Edad del Hierro por la cultura Hallstatt. Hacia mediados del siglo IV a.C. una primera oleada de pueblos celtas invadió Noricum, trayendo consigo nuevas tradiciones (cultura La Tène), que en los siglos siguientes fueron absorbidas por los pueblos indígenas. Los estudios prehistóricos y lingüísticos de la región han destacado tres componentes diferentes: los Veneti en la parte suroeste de Norico, con las tribus Laiancie de los Saevates; los ilirios en la parte sureste, como una propagación de las poblaciones ilirias de pannoni y dálmatas; los celtas en la parte norte, identificables con los taurisci o norici como sugiere Plinio el Viejo, y en la parte sur con los carni. Los celtas durante los siguientes tres siglos ocuparon gradualmente toda el área nori, comenzando desde el valle del Danubio, para luego viajar por los valles alpinos hasta Carintia (en la segunda mitad del siglo III aC), y luego hacia el este, expulsando a las tribus ilirias que se encontraban en esta zona. Fundaron numerosas ciudades, que aún conservaban el sufijo celta en época romana, como Boiodurum, Stanacum, Joviacum, Lauriacum, Juvavum, Ovilava, etc.

    Norici o Taurisci: aliados de los romanos

    El primer encuentro entre los habitantes de esta región y los romanos tuvo lugar en el año 183 a.C., cuando algunas bandas de taurisci habían decidido emigrar al norte de Italia, más precisamente a Friuli, en la zona donde se habría levantado Aquileia un par de años después. Tenían la intención de fundar su nuevo oppidum. Sin embargo, Roma, que no quería la interferencia en suelo italiano de otros pueblos, decidió intervenir construyéndola en 181 a. C. una nueva colonia para proteger sus fronteras del norte (de hecho, Aquileia). Así fue como los tauriscos se vieron obligados a regresar a sus tierras, manteniendo una relación amistosa con los “nuevos vecinos” romanos. Prueba de ello es la solicitud de intervención armada romana, tras la invasión de Cimbri y Teutoni, con el posterior enfrentamiento en la ciudad nórdica de Noreia en 113 a. C. Se convirtió en protectorado romano a finales del siglo II a.C., desarrollando una cultura marcadamente romanizada (como se puede ver en las leyendas latinas en las monedas y otras inscripciones) que llevó a la anexión en el 16 a.C., por un tal Publio Silio Nerva. , de la única parte sur de los territorios, donde existían numerosas y productivas minas de oro descubiertas un siglo y medio antes (norte de Carintia).

    La provincia de Noricum

    La nueva provincia, creada en tiempos de Claudio y puesta bajo la autoridad de un procurador augusto, con sede en Virunum, era una provincia de procuraduría, cuyo ejército estaba formado únicamente por tropas auxiliares. La provincia de Noricum también tenía el propósito de defender las fronteras imperiales de las limas del Danubio y las limas nórdicas. De esta forma, se iniciaron importantes procesos de construcción de fuertes, fortines y torres de vigilancia militares a lo largo de toda la frontera: en Boiodurum, Stanacum, Lentia, Locus Felicis, Arelape, Faviana, Astura y Commagena. Tras la invasión de los marcomanos en 167-168 d. C., la provincia fue reformada por Marco Aurelio alrededor del 175 d. C. y fue puesto bajo un legatus Augusti pro praetore, a quien se le confió el mando de la nueva legión, la II Itálica, asignada a Lauriacum (la actual Enns)

    Limes Tripolitanus

    Limes Tripolitanus

    Mapa de las limes Tripolitanus

    El Limes Tripolitanus era una zona fronteriza de defensa del Imperio Romano, construido en el sur de lo que ahora es Túnez y el noroeste de Libia. Fue pensado principalmente como una protección para las ciudades tripolitanas de Leptis Magna, Sabratha y Oea en la Libia romana.

    Foto del castrum romano Golaia (actual Bu Njem) en el Lime Tripolitanus [1]

    Historia

    El Limes Tripolitanus fue construido después de Augusto. Estaba relacionado principalmente con la amenaza Garamantes. Septimius Flaccus en el año 50 dC hizo una expedición militar que llegó al Fezzan[2] y más al sur.

    Los romanos no conquistaron tanto a los Garamantes como los sedujeron con los beneficios del comercio y los desanimaron con la amenaza de la guerra. La última incursión de Garamantes a la costa fue en el año 69 dC, cuando se unieron con la gente de Oea (la moderna Trípoli) en la batalla contra Leptis Magna .

    La campaña de Fausto entre 197 y 202 dC contribuyó en gran medida a la expansión del Limes Tripolitanus entre Nepte y Golaia.

    Los romanos, para defender las principales ciudades romanas de Tripolitania (Oea, Sabratha y Leptis Magna), intervinieron y marcharon hacia el sur. Según Edward Bovill, autor del libro “El comercio dorado de los moros”, esta campaña marcó el primer uso de camellos por parte de los romanos en el Sahara, lo que convenció a los Garamantes de que su ventaja en la guerra en el desierto ya no era válida.

    Después de eso, los Garamantes comenzaron a convertirse en un estado cliente del Imperio Romano, pero los nómadas siempre pusieron en peligro el área fértil de la costa de Tripolitania. Debido a esto, los romanos crearon el Limes Tripolitanus[3]

    El primer fuerte en las cales fue construido en Thiges, para protegerlo de los ataques nómadas en el 75 d. C. Las limas se expandieron bajo los emperadores Adriano y Septimio Severo, en particular bajo el legatus Quintus Anicius Faustus en 197-201 DC.

    De hecho, Anicius Faustus fue nombrado legatus del Legio III Augusta y construyó varios fuertes defensivos del Limes Tripolitanus en Tripolitania, entre los cuales Garbia[4] y Golaia (Bu Ngem real)[5] para proteger la provincia de las incursiones de tribus nómadas. Cumplió su tarea de manera rápida y exitosa.

    Restos de “Centenaria” en Suq al-Awty

    Como consecuencia, la ciudad romana de Gaerisa (actual Ghirza), situada lejos de la costa y al sur de Leptis Magna, se desarrolló rápidamente en una zona agrícola rica[6] Ghirza se convirtió en una “ciudad en auge” después de 200 CE, cuando el emperador romano Septimius Severus (nacido en Leptis Magna) había organizado el Limes Tripolitanus.

    Los ex soldados se establecieron en esta área, y se desarrolló la tierra árida.[7] Se construyeron represas y cisternas en el Wadi Ghirza (entonces no secas como hoy) para regular las inundaciones repentinas. Estas estructuras aún son visibles:[8] allí se encuentra entre las ruinas de Gaerisa un templo, que puede haber sido dedicado al semidiós bereberGurzil“, y el nombre de la ciudad incluso puede estar relacionado con su nombre.[9] Los agricultores producían cereales, higos, vides, aceitunas, legumbres, almendras, dátiles y quizás melones. Ghirza constaba de unos cuarenta edificios, incluidas seis granjas fortificadas (Centenaria). Dos de ellos eran realmente grandes. Fue abandonado en la Edad Media.

    Con Diocleciano, las limas fueron parcialmente abandonadas y la defensa del área fue delegada a los Limitanei, los granjeros soldados locales. Las limas sobrevivieron como una protección efectiva hasta los tiempos bizantinos (el emperador Justiniano reestructuró las limas en el año 533 dC).[10]

    Los guerreros nómadas de la tribu Banu Hillal capturaron el centenario/castra de las limas en el siglo XI y la producción agrícola se redujo a casi nada en unas pocas décadas: incluso Leptis Magna y Sabratha fueron abandonados y solo Oea sobrevivió, lo que a partir de ahora era conocido como Trípoli.

    En Libia hoy, sobreviven restos muy importantes, por ejemplo, los castillos de limas en Abu Nujaym (antigua Golaia) y Al Qaryah al Gharbīyah, la aldea fronteriza Gaerisa, y alrededor de 2,000 granjas fortificadas (Centenaria) como Qaryat.[11]

    Túnez

    Túnez tiene varios sitios unidos a las cales. En 2012, algunos de estos sitios fueron presentados a la UNESCO para registrarlos como Patrimonio de la Humanidad.[12]

    La torre de la puerta sur de la clausura en Wadi Skiffa (Gobernación de Tataouine)

     

     

    La misma torre desde atrás (Gobernación de Tataouine)

     

     

    Sillares cerca de la puerta de la clausura en Wadi Skiffa (Gobernación de Tataouine)

    Algunos fuertes (castrum)

    Limes Tripolitanus

    Las limas consistían principalmente en: después de la disolución de la III Legión en 238, la defensa de Tripolitania se confió a unidades auxiliares, vexillationes y números. Bajo Felipe el Árabe se crearon nuevas fortalezas (centenarii) como en Gasr Duib. Las inscripciones latinas muestran que la organización militar sufrió algunos cambios, aunque las fuerzas de las limas Tripolitanus permanecieron bajo el control del gobernador de Numidia. De hecho, parece que el nuevo comando militar se creó un Praepositus limitis Tripolitanae y que las limas en cuestión, a su vez se dividieron en sub sectores: por ejemplo, la región de Gasr Duib se llamaba limas Tentheitanus confiado a un tribunus militum. El sistema militar romano de Tripolitania se redujo en gran medida y se reorganizó entre 259 y 263, cuando Bu Njem fue evacuado cuidadosamente. Esta redistribución tuvo lugar sin ningún signo de un cambio significativo en la situación local. En general, se cree que el dispositivo se redujo para redesplegar tropas en las áreas de mayor riesgo. Y la reconstitución de la legio III Augusta no evitó nuevos y graves disturbios después de 253. Es difícil creer que las fuerzas militares de los soldados agricultores, instaladas en África como limitanei a lo largo de las limas Tripolitanus, pueden haber ocurrido en la época de Alejandro Severo. Este hecho, como señaló André Chastagnol, aparece como uno de los anacronismos que salpican la Historia Augusta. El término, de hecho, de limitanei como “soldados-campesinos” aparece solo en tiempos posteriores.

    Fuerte Gholaia – Bu Njem (limes tripolitanus)

    Fotografía del fuerte desde un satélite.

    Gholaia era un fuerte romano, parte del Limes Tripolitanus, correspondiente al moderno Bu Njem, ubicado en la zona fronteriza romana, o limes. Fue el emperador Septimio Severo (193-211) quien ordenó la construcción de una línea de fortificaciones, que cambió por completo esta parte de Libia, Tripolitana.

    Planimetría del fuerte

    Hoy esta zona está desierta, pero las lluvias no faltan aunque sean muy irregulares. Pero los romanos eran maestros en presas y cisternas, convirtiendo los campos en regadíos y transformando la zona en tierras agrícolas. Esto sucedió a principios del siglo III, pero el primer paso fue construir fuertes como Gholaia, es decir, un castellum con cuarteles, baños, un cuartel general y una residencia para el comandante.

    Los constructores de estos fuertes fueron los soldados de la Tercera Legión Augusta (reclutados por el cónsul Gaius Vibio Pansa y Octavian, el futuro emperador) en 43). Esto se dedujo de las torres cercanas a la puerta principal, que no son cuadradas, como de costumbre, sino de cinco esquinas, características de la 3ª legión.

    El Limes Tripolitanus era una buena forma de vida por la cual muchas personas se establecieron en Tripolitan como agricultores, produciendo riquezas tales como para permitir hermosas ciudades como Sabratha, Oea (actual Trípoli) y Lepcis Magna. Muchos colonos deben haber sido veteranos de los tres fuertes.

    Los restos del fuerte cubiertos por las arenas del desierto

    Los nuevos fuertes controlaban las carreteras principales a través del desierto y estaban ubicados cerca de los oasis. Gholaia está a unos 100 km de la costa, por lo que no se temían los ataques desde el mar sino los de los nómadas del desierto. Por lo tanto, las legiones romanas tuvieron que bloquear el acceso a los pozos, especialmente contra los Garamantes, que vivían más allá del Jebel as-Soda.

    Frente a las pequeñas bandas dispersas en el desierto, la protección de los fuertes no era suficiente, por lo que tenían que ser las granjas de las propias fortificaciones, como a Gheriat esh-Shergia, Ghirza y ​​Qasr Banat, con muros muy gruesos y torres de vigilancia que señaló a través de los fuegos en la parte superior la llegada de los enemigos.

    Su cultura, basada en la fumigación de los campos y la vigilancia de las incursiones nómadas sobrevivieron al Imperio Romano. Se generó una gran solidaridad entre los cultivadores de los campos por lo que cualquier terreno que fuera atacado se transmitía mediante mensajes de fuego encendidos en las torres y todos los vecinos se reunían para enfrentar al invasor.

    Arando con dromedarios

    Los soldados que sirvieron en Gholaia fueron reclutados de toda África, como la mayoría de los legionarios de III Augusta. Sin embargo, en 219, el emperador Elagabalus disolvió la legión Galo III y muchos soldados de esta unidad se agregaron a la legión africana. Esto significa que varios soldados en Gholaia eran de Siria.

    A fines del siglo V, a principios del siglo VI, hubo serias dificultades, pero el emperador Justiniano (r. 527-565) fortaleció las ciudades a lo largo de la costa, construyó nuevas ciudades y las granjas fortificadas fueron nuevamente fortalecidas.

    Principia

    Los Principia (cuartel general) eran los mismos en todo el imperio. Gholaia también tenía un patio cuadrado rodeado de pequeñas habitaciones, un gran salón transversal, la basílica, un lugar para reuniones y la administración de justicia, una biblioteca (porque todos los legionarios sabían leer y escribir), los baños para la higiene y el entretenimiento, con un gimnasio contiguo, un pequeño mercado, una prisión y un santuario (capilla) donde se guardaba y veneraba el emblema de la unidad (la divinidad, el emperador, etc.).

    Varias columnas que rodean el patio cuadrado fueron re-erigidas por arqueólogos franceses y libios que estudiaron el sitio en la década de 1970. En el Ostracon n. 71. (El Bu Njem ostraca está compuesto por fragmentos de esquirlas o tablillas de madera sobre las que se han escrito informes y cartas, descubiertos en una habitación del fuerte, con el único scriptorium identificado en un fuerte romano) está escrito:

    Los nómadas llegaron, llevando cuatro burros y dos egipcios con cartas para ti, Gtasazeihemus Opter, y un esclavo fugitivo“.

    Fossa regia

    Fossa regia

    Son una de las muchas partes de las Limes Africanas o La Frontera del Sur del imperio.

    La Fossa regia, también llamada Fosse Scipio, fue la primera parte del Limes Africanus que se construyó en África Proconsulare.

    La Fossa regia marcó la frontera entre la provincia romana original de África y Numidia. Al este de Fossa Regia (área en rojo) hubo una latinización completa.

    Historia

    Inicialmente, la Fossa regia se utilizó para dividir el reino bereber de Numidia del territorio de Cartago que fue conquistado por los romanos en el siglo II:

    “Ea pars quem Africam appellavimus dividitur en duas provincias, veterem ac novam, discretas fossa inter Africanum sequentem y reges Thenas usque perducta”. (La región que llamamos África está dividida en dos provincias, la vieja y la nueva, por una “fosa” (fosa) que se extiende en África desde Thenas (cerca de Sfax) hasta el área de Thabarca). Plinio, Historia Naturalis, V, 25

    La Fosa era una zanja irregular “desde Thabraca en la costa norte hasta Thaenae en la costa sureste” [1] excavada por los romanos después de su conquista final de Cartago al final de la Tercera Guerra Púnica en 146 a. C. El propósito principal de la construcción era administrativo, no militar. Delimitaba los límites de la recién creada provincia romana de África que marcaba la frontera entre la República Romana y su entonces aliada Numidia.[2]

    La Fossa regia marcaba aproximadamente la frontera (en rosa) entre la provincia de África y Numidia

    Después del 46 a. C., la parte occidental de la Fossa regia sirvió como límite entre la provincia de Nova Africa, al oeste, y la provincia de África Vetus, al este. Incluso después de que estas dos provincias se fusionaron en África Proconsular en el 27 a. C., la zanja continuó manteniéndose hasta el año 74 d.C. bajo Vespasiano.

    Al este de Fossa regia hubo una latinización completa de la sociedad local después de Trajano. Bajo Teodosio esa área[3] fue completamente romanizada con un tercio de la población compuesta por colonos itálicos y sus descendientes, según el historiador Theodore Mommsen. Los otros dos tercios eran bereberes romanizados, todos cristianos y casi todos de habla latina.

    En ese momento, en el siglo IV, la romanización continuó en el área entre Fossa regia y Fossatum Africae. Después de Augusto, los colonos y descendientes romanos constituían casi el 20% de la población. Se concentraron alrededor de Cirta con las ciudades confederadas circundantes y alrededor de Thamugadi en la región de Aures, mientras que el 80% restante estaba compuesto por bereberes de los cuales solo el 25% no estaban completamente asimilados y todavía hablaban su lengua bereber autóctona. Casi todos practicaban el cristianismo (y algunos incluso el judaísmo).

    Historia

    El sentido de la Fossa Regia fue la construcción de una estructura defensiva con función de demarcación del territorio debido a la amenaza que suponía el Reino Númida, del que Roma temía que pudiera convertirse en una potencia terrestre, amenazando las rutas de comercio con África, la movilidad, y también la propia seguridad del Sur de la Península Itálica. Por tanto, la función de la Fossa Regia sería la delimitación entre el territorio romano-africano ganado a los cartagineses, con el resto del territorio del Reino de Numidia.

    Dos siglos después, en el año 46 d.C, con la desaparición del Reino de Numidia, esta antigua frontera servirá como límite entre las dos provincias romanas; el África Vetus (al Este), y el África Nova (al Oeste). Es Plinio el Viejo quien, en el Libro V de su historia natural, menciona y define más claramente la naturaleza y el papel de la Fossa Regia (Plinio el Viejo, Hist. nat, V, 25).”La parte del continente que hemos llamado África está dividida en dos provincias, la Vieja y la Nueva, separadas por una zanja que fue trazada, tras un acuerdo entre el segundo africano y los reyes, a Thenae…… ». (CIL., VII, 25967; ILS, 5955): “los límites entre la Nueva y la Vieja Provincias fueron trazados por donde pasó la Fossa Regia (el foso real)….”.Aunque las mencionadas provincias romanas fueron unidas en el llamado periodo del África Proconsular en el año 47 d.C, la demarcación de la fosa se mantuvo hasta el año 74 d.C bajo el mando de Vespasiano.

    La línea indica desde el punto de partida y de llegada de esta frontera. En la costa norte de la antigua África, ésta correspondía al río Tusca: Tusca fluvius Numidiae finito (Plinio el Viejo, V, 22). El otro extremo de la Fossa Regia terminó en Thaenae (Hr Thina), a unos 10 km al sur de Sfax (Taphrura) (Plinio el Viejo, V, 25)1

    Fossa Regia

    La Fossa Regia (la Trinchera Real), también conocida como Fosse Scipio, formaba el límite entre la provincia de África [la Túnez más o menos moderna] y el reino de Numidia [la Argelia más o menos moderna]. Corre a lo largo de una cadena de colinas cerca de Dougga, donde hay una línea de piedras o un muro bajo y, a intervalos, inscripciones de límites que marcan la línea entre el territorio de Thugga y los dominios imperiales. La muralla se remonta a la Medjerda. En general sigue muy de cerca la línea divisoria de aguas.

    En el momento de la Tercera Guerra Púnica, el África de los cartagineses no era más que un fragmento de su antiguo imperio nativo. Comprende el territorio delimitado por una vaga línea que va desde la desembocadura de la Tusca (Wad el Kebir), frente a la isla de Tabraca (Tabarca), hasta la localidad de Thenae (Tina), en la desembocadura del Golfo de Gabés. El resto de África había pasado a manos de los reyes de Numidia, aliados de los romanos.

    Después de la toma de Cartago por Escipión (146 a. C.), este territorio fue erigido en una provincia romana, y se cavó una trinchera, la fosa regia, para marcar el límite de la provincia romana de África y los dominios de los príncipes númidas. Se han descubierto (1907) los restos de esta fosa protegida por un muro bajo o un dique de piedra; También se han encontrado algunos de los mojones que marcaban su recorrido y las inscripciones que lo mencionan. Desde Testur en la Mejerda, la fosa regia puede ser seguida por estas indicaciones durante varios kilómetros a lo largo del Jebel esh-Sheid. La zanja corría hacia el norte hasta Tabarca y hacia el sur hasta Tina. La importancia de los descubrimientos radica en el hecho de que la zanja que en tiempos posteriores dividió las provincias de África vetus y África nova era en la época de la Tercera Guerra Púnica el límite del territorio cartaginés.

    El gobierno de la provincia romana así delimitada fue confiado a un pretor o propretor, de los cuales se conocen varios, por ejemplo, P. Sextilius, propraetor Africae, según las monedas de Hadrumetum del año 94 a. C. los romanos durante la Tercera Guerra Púnica fueron declarados civitates liberae y se volvieron sumamente prósperos. Eran Utica (Bu Shatir), Hadrumetum (Susa), Thapsus (Dimas), Leptis Minor (Lemta), Achulla (Badria), Uzalis (a unos 11 m. De Utica) y Theudalis. Sin embargo, aquellas ciudades que habían permanecido fieles a Cartago fueron destruidas, como la propia Cartago.

    La Fossa Regia de Scipio Aemilianas, la primera frontera de la provincia romana y el reino númida, luego de las dos provincias de África Velus y Nova, fue descubierta en parte de su curso en 1907. Un mojón de Vespasiano, erigido en un place qua Fossa Regia fuit, sugiere que la zanja original había sido rellenada y que la línea que defendía estaba marcada por la hilera de piedras que se han trazado en una distancia de casi veinte millas. Esta línea se encuentra entre Henchir-el-Barhala en el norte y Djebel Khalled en el sur, y sigue la línea divisoria de aguas natural del país. Quince mojones grabados muestran que la frontera en un solo lugar dividía la Civitas Thuggensis de un dominio imperial, el primero registrado en África. Las inscripciones dicen, con ligeras variaciones:CAES • N • S • F • R • G • en el lado del dominio; y por el otro: CIV1T THVGG • T • P • PER ¦ TIBERINO ¦ AVG ¦ LIB • PRAETOSITO -MESORIBVS.

    Como hemos dicho, durante el reinado de Vespasiano se llevó a cabo una operación de renacimiento de la antigua frontera, como demuestran los sucesivos descubrimientos de una serie de hitos. Generalmente se trata de bloques de sección cuadrangular, de dimensiones variables, cuya altura en ocasiones supera los 2,20 m. Las distintas caras son más o menos rugosas, a excepción del campo epigráfico que se reduce con un poco más de cuidado. De hecho, estos se concentran exclusivamente en el centro-norte de Túnez, a lo largo de una línea que atraviesa los relieves en cabestrillo, comenzando en Dj. Cheid y las alturas que dominan el valle medio de la Medjerda al norte, alrededor de Testour, hasta el borde de la estepa, a unos cien kilómetros.

    No confundir con:

    En lo que hoy es Irak, un canal cavado por orden de Trajano pasa del brazo menor al mayor del Éufrates. Esta es la Fossa Regia [la Trinchera Real], o Basilius flumua de los romanos y griegos, por los sirios llamado Nahar-Malca, o el río Real, a través del cual el emperador Severo pasó en su camino a Ctesiphon en el Tigris, cuando él sitió esa ciudad.

    Nomenclatura actual y antigua

    Africa Proconsularis. The Roman province of Africa

    Las diferentes rutas posibles de la Fossa regia desde la región de Thabraca (Tabarka) a Thaenae (Henchir Thyna al sur de Sfax)

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fossatum Africae

    Fossatum Africae

    Son una de las muchas partes de las Limes Africanas o La Frontera del Sur.

    Las líneas negras indican el recorrido aproximado de los 4 tramos del Fossatum Africae según Baradez (1949)

    Ubicación

    País: Argelia, y Túnez

    Ubicación: Norte de África

    Características

    Tipo: Línea defensiva y limes fornterizos

    Construcción: 122 a. C.

    Fossatum Africae (“zanja africana”) es una estructura defensiva lineal (limes) que se afirma se extiende sobre 750 kilómetros (470 millas) o más en el norte de África, construido durante el Imperio Romano para defender y controlar las fronteras del sur del Imperio en África. Se considera que tiene muchas similitudes de construcción con el Muro de Adriano, una de las fronteras del norte del Imperio en Gran Bretaña.

    Historia

    Solo hay una única mención como tal del Fossatum en la literatura histórica anterior al siglo XX,1​ que aparece en una carta escrita por los coemperadores Honorio y Teodosio II a Gaudencio, el vicario Africae, en 409, y conservada en el Codex Theodosianus,2​ donde se indica que el fossatum había sido establecido por los “antiguos”, los emperadores advirtieron a los ciudadanos romanos de África que si no mantenían el limes y el fossatum, el trabajo, con los derechos de tierra asociados y otras ventajas, se otorgaría a tribus bárbaras amigas. En consecuencia, no se sabe con certeza cuándo se construyó el Fossatum.

    Por supuesto, una estructura de este tamaño sería obra de siglos, y la excavación arqueológica de los numerosos fuertes y pueblos a lo largo de su ruta ha arrojado muchas fechas, desde el reinado de Adriano en el siglo II hasta Constantino en el siglo IV. La opinión actual no ha avanzado desde la discusión de Baradez3​ en 1949, quien concluyó que la construcción probablemente comenzó después de la primera visita de Adriano a África en 122 y antes o después de su segunda visita en 128. Esta conclusión se basa en las similitudes con el muro de Adriano en Gran Bretaña y con lo que se sabe sobre la preocupación de Adriano por proteger el Imperio. Baradez también postuló un pulso de construcción durante el reinado de Gordiano III en el siglo III, y finalmente el abandono del Fossatum en 430–440 después de la invasión de los vándalos.4

    Habiendo sido construido en una región árida de fuertes vientos y arena, el Fossatum se erosionó rápidamente y solo quedan rastros. Durante la Edad Media, los nómadas árabes de Banu Hilal ocuparon gran parte del área y notaron al suroeste de Biskra una zanja que llamaron saqiya (canal de riego) y la atribuyeron a una legendaria reina árabe Bint al-Khass (o al-Krass), que se suponía que lo había construido para abastecer de agua a los peregrinos a La Meca.5​ En otra parte, los restos de un muro asociado con el Fossatum se atribuyeron a al-Fara’un (“el faraón“).6

    Los historiadores y arqueólogos del siglo XIX siguieron creyendo que se trataba de un canal de irrigación, hasta que a principios del siglo XX Gsell7​ lo identificó correctamente con el fossatum del Codex Theodosianus.

    Las ideas sobre el propósito del Fossatum han evolucionado desde la época de Baradez. Mientras que Baradez era un militar, y la Segunda Guerra Mundial acababa de terminar teniendo muy presente el uso militar de las zanjas,8​ se enfatizó el aspecto militar del Fossatum. En la era moderna más pacífica, el uso del Fossatum como control aduanero y migratorio ha pasado a primer plano, sugerido por inscripciones en Zarai que dan largas listas de productos y tarifas.9

    Construcción

    El Fossatum propuesto por Baradez constaba de al menos cuatro segmentos:

    • Sección de Hodna o Bou Taleb: comienza cerca de la ciudad moderna de Ain Oulmene en las laderas noreste de las montañas Hodna, se dirige al sur siguiendo las estribaciones, luego al este hacia Zaraï, luego se dobla hacia el oeste para encerrar el extremo oriental de las montañas Hodna, en pie entre ellos y los asentamientos romanos de Cellas y Macri. La longitud de este segmento es de aproximadamente 100 km (62 mi). Probablemente cruza la frontera entre Numidia y Mauretania Sitifense.
    • Sección de Tobna: comienza cerca de Tubunae (actual Tobna), se dirige al sur-sureste hasta el desfiladero donde el uadi Ksour emerge de las montañas Aurés (al sur de la ciudad moderna de al-Kantara), al sur hasta la ciudad romana de Mesarfelta, luego un sección corta hacia el oeste para encerrar una rama noreste de las montañas Zab. La longitud de esta sección es de aproximadamente 50 km (31 mi). El fossatum está asociado con el distrito fronterizo administrativo romano conocido como limes Tubunensis, pero como es hasta 60 km (37 mi) lejos del borde conocido, no se puede decir que marque realmente el limes.10
    • Sección de Gemellae: tiene una longitud de aproximadamente 60 km en paralelo a unos 4–5 km al sur de Wad Jadi, al sur y suroeste de la ciudad romana de Vescera (actual Biskra); un importante establecimiento militar romano (Gemellae) está en el centro. El fossatum está cerca, pero un poco al norte, de la frontera en el distrito administrativo romano conocido como limes Gemellensis. Marca el final de la zona de regadío (con el Wad Jadi como fuente) y el comienzo del desierto del Sahara.
    • Sección Ad Majores: comienza en Ad Majores (actual Besseriani) y corre hacia el este durante unos 70 km, siguiendo una cadena de colinas y casi llegando al moderno pueblo de Matlawi. El fossatum está asociado con el distrito fronterizo administrativo romano conocido como limes Montensis, pero como está 60 km o más lejos del borde conocido, no se puede decir que marque realmente el limes.11​ Sin embargo, un examen más reciente ha demostrado que el “fossatum” es probablemente una calzada romana, no una zanja. 12

    También pudo haber un segmento más al norte de Tobna.

    Generalmente, el Fossatum consiste en una zanja y terraplenes de tierra a cada lado utilizando el material de la zanja. A veces, los terraplenes se complementan con muros de piedra seca en uno o ambos lados; rara vez hay muros de piedra sin zanja. El ancho del Fossatum es generalmente de 3 a 6 m, pero en casos excepcionales puede llegar a los 20 m. Siempre que sea posible, éste o su muro más alto se construye sobre la contraescarpa. Las excavaciones cerca de Gemellae mostraron que la profundidad era de 2–3 m, con un ancho de 1 m en la parte inferior que se ensancha a 2–3 m en la parte superior.13

    El Fossatum está acompañado por muchas pequeñas torres de vigilancia y numerosos fuertes, a menudo construidos a la vista unos de otros.

    Hay fossata similares, pero más cortos, en otras partes del norte de África. Entre las cadenas montañosas de Matmata y Tabaga en el Túnez moderno hay un fossatum que se duplicó durante la Segunda Guerra Mundial.14​ También parece haber un fossatum de 20 km en Bu Regreg en Marruecos, aunque esto no habría estado dentro del alcance de la proclamación del Codex Theodosianus porque en ese momento la provincia no estaba en África, administrativamente hablando.15

    La provincia romana de África y Numidia donde se ubicaba el llamado fossatum Africae o limas del Aurès.