Este Mundo, a veces insólito

Calendario
mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Erupción de Hatepe

Rate this post

Erupción de Hatepe

Coordenadas: 38°49′00″S 175°55′00″E

 Magnitud 7 en el índice de explosividad volcánica (VEI)

Los tres respiraderos principales de la erupción del Hatepe corrían paralelos a la actual costa sureste del lago Taupo.

 Volcán: Taupo

Fecha: Alrededor del año 180 de la era cristiana

Tipo de erupción: Erupción freatomagmática Erupción pliniana

Daños: Vegetación local devastada, lago Taupo ampliado, inundó el río Waikato

 Localización geográfica

Cordillera: Zona volcánica de Taupo

Localización administrativa

País: Nueva Zelanda

Localización: Isla Norte, Nueva Zelanda

 

Características generales

Tipo: Caldera y Supervolcán

Altitud: 760 m s. n. m.1

Geología

Era geológica: 300.000 años

Última erupción: 260 d. C.1

La Erupción de Hatepe, llamada así por la capa de piroclasto o de tefra de pumita o piedra pómez debida a la erupción pliniana de Hatepe,1​ a veces denominada erupción de Taupo y fechada en torno al año 180 o 233 de la era cristiana,2​ fue la última gran erupción del volcán Taupo. Se considera la mayor erupción de Nueva Zelanda de los últimos 20 000 años. Expulsó unos 120 km³ de material, de los cuales 30 km³ lo fueron en pocos minutos. Esto la convierte en una de las mayores erupciones de los últimos 5000 años, comparable a la erupción minoica del segundo milenio a. C., la erupción del monte Paektu (946), la erupción del volcán Salamas (1257) en 1257 y la erupción del Tambora de 1815.

Etapas de la erupción

La erupción pasó por varias etapas, identificándose seis horizontes marcadores distintos. A pesar de la composición uniforme del magma erupcionado, se mostró una amplia variedad de estilos eruptivos, incluyendo freatomagtismo débil, erupciones plinianas y un enorme flujo piroclástico. Unos años o décadas después se extruyeron domos de lava riolítica que formaron los arrecifes de Horomatangi y el banco Waitahanui.3

El principal flujo piroclástico devastó la zona circundante, ascendiendo más de 1500 m hasta sobrepasar los cercanos montes Kaimanawa y el monte Tongariro, y cubriendo de ignimbrita el terreno en un radio de 80 km. Dado que Nueva Zelanda no fue colonizada por los maoríes hasta más de 1000 años después, la zona no tenía habitantes humanos conocidos cuando se produjo la erupción. Se han encontrado depósitos de tsunamita de la misma edad en la costa central de Nueva Zelanda, lo que demuestra que la erupción provocó tsunamis locales, pero es posible que se generaran olas mucho más amplias —como las observadas tras la erupción del Krakatoa de 1883.4

La erupción de Hatepe amplió todavía más el lago que se había formado tras la erupción de Oruanui, mucho más grande, hace unos 26 500 años. La salida anterior quedó bloqueada, lo que elevó el lago 35 metros por encima de su nivel actual hasta que estalló en una enorme inundación, que fluyó durante más de una semana a una velocidad aproximadamente 200 veces superior a la del río Waikato.

Datación del evento

Durante muchos años se creyó, tras las investigaciones de Colin J. N. Wilson y otros, que la erupción podía datarse exactamente en el año 186 de la era cristiana,5​ lo que significaba que coincidía con los fenómenos meteorológicos descritos por Fan Ye en la China Han y por Herodiano de Antioquía en el Imperio romano.67

Las fechas estimadas sugeridas anteriormente para la erupción de Taupo han oscilado entre el 131 y el 233 de la era cristiana. La primera fecha se basó en el  C14 de la vegetación carbonizada encerrada en los productos de la erupción. Sin embargo, las 22 muestras seleccionadas que se utilizaron para obtener una fecha media de 1.819 ± 17 años AP (131 EC) tenían desviaciones estándar mucho mayores que la propia fecha media.7​ La mayoría de los geólogos, si no todos, aceptan ahora que la caída de tefra o piedra pómez de la erupción fue mucho mayor de lo que se pensaba, aproximadamente 150 km³ en lugar de 14 km³. La fecha más tardía de 233 EC ± 13 años (95% de seguridad) fue el resultado de la datación por radiocarbono realizada por R. Sparks (1995).28​ La presencia de carbono magmático contaminante sin 14C en las aguas subterráneas previas a la erupción ha sido propuesta como un sesgo hacia fechas más antiguas, lo que ha llevado a sugerir fechas para la erupción de Hatepe décadas o incluso siglos más jóvenes de lo que se pensaba.9

Los seres humanos no se habían asentado en Nueva Zelanda en el momento de la erupción, y no lo harían durante más de 1000 años. Las poblaciones humanas más cercanas en ese momento se encontraban en Tonga, a más de 1700 km al noreste.

El volcán Taupo es un gran volcán riolítico en el centro de la isla Norte de Nueva Zelanda. Forma parte de la zona volcánica de Taupo, una región con alta actividad volcánica que se extiende desde Ruapehu en el sur, a través de los distritos de Taupo y Rotorua, hasta la isla Whakaari, en la región de Bay of Plenty. El lago Taupo forma la caldera de este enorme volcán. El Taupo produjo dos de las erupciones más violentas del mundo en tiempos geológicos recientes.

El Taupo entró en erupción hace unos 300 000 años, pero las principales erupciones, que siguen afectando el paisaje circundante, fueron la erupción de Oruanui hace unos 26 500 años, la cual es responsable de la forma actual de la caldera, y la erupción de Hatepe (también conocida como «erupción de Taupo»), hace unos 1800 años. Sin embargo, se produjeron muchas erupciones más, alrededor de una cada mil años.234

Erupciones riolíticas

El Taupo produce erupciones riolíticas, con un magma viscoso con un alto contenido de sílice. Si el magma no contiene mucho gas, la riolita tiende a formar solo un domo de lava. Sin embargo, cuando se mezcla con gas o vapor, las erupciones riolíticas pueden ser extremadamente violentas. El magma espumejea para formar piedra pómez y cenizas, que estallan con gran fuerza.

Si el volcán crea una columna estable que sube muy alto en la atmósfera, la piedra pómez y las cenizas soplan hacia los lados y finalmente caen al suelo, cubriendo el paisaje como una capa de nieve. Si el material expulsado se enfría rápidamente y se vuelve más denso que el aire, no puede elevarse tan alto, y de repente se derrumba al suelo, golpeando la superficie como el agua de una cascada, formando flujos piroclásticos que se propagan sobre la tierra a gran velocidad. Los flujos piroclásticos pueden desplazarse con una velocidad de cientos de kilómetros por hora. Cuando la piedra pómez y las cenizas se asientan, son lo suficientemente calientes como para unirse en una roca conocida como ignimbrita.

Ocurrieron erupciones de ignimbrita anteriores más al norte del Taupo. Algunas de estas erupciones fueron enormes, y dos de ellas, hace aproximadamente 1,25 y 1,0 millones de años, fueron lo suficientemente grandes como para generar una capa de ignimbrita que cubrió la isla Norte desde Auckland a Napier.

Historia eruptiva

Aunque la actividad volcánica del Taupo comenzó hace 300 000 años, las erupciones explosivas se hicieron más comunes desde hace 65 000 años.

Erupción de Hatepe

Conocida como la erupción de Taupo, se divide en varias etapas.

  • Erupción menor en un primer respiradero.
  • Aumento de la actividad, un segundo respiradero hace erupción produciendo una alta columna de cenizas.
  • Fase freatomagmática, el agua entró por el primer respiradero, provocando potentes explosiones que depositaron Piedra Pómez blanca rica en cenizas.
  • Formación de un tercer respiradero, produce un depósito de caída de color oscuro rico en cenizas y Obsidiana.
  • Se produjo un erupción mayor que depositó Piedra Pómez y cenizas en un área extensa.
  • El área de ventilación colapsa,30 Km³ de material son liberados en un único pulso formando un flujo de rápido movimiento desplazándose a 900 Km/h que pasó por encima de las montañas circundantes excepto en el Monte Ruapehu que mide 2.797 m cubriendo de ceniza desde Roturua hasta Waioru, la salida principal del lago fue bloqueada elevando el nivel 35 metros hasta que se liberó en una catastrófica inundación.

La columna eruptiva alcanzó los 50 km de altura, 120 Km³ de Ignimbrita fue expulsado dando a la erupción de Taupo un IEV de 7.

Erupción de Oruanui

La erupción de Oruanui del volcán Taupo fue la mayor erupción volcánica conocida en los últimos 70 000 años, con un Índice de Explosividad Volcánica de 8. Ocurrió hace unos 26 500 años y generó aproximadamente 430 km³ de depósitos de caídas piroclásticas, 320 km³ de depósitos de flujos piroclásticos (en su mayoría ignimbrita) y 420 km³ de material intracaldera primaria, equivalente a 530 km³ de magma.567

El actual lago Taupo llena, en parte, la caldera creada por esta erupción.

La tefra generada por la erupción cubrió gran parte de la región central de la isla Norte con una capa de ignimbrita con una profundidad de hasta 200 metros. La mayor parte de Nueva Zelanda se vio afectada por la caída de cenizas, aún con una capa de ceniza de 18 cm en las islas Chatham, a una distancia de 1000 km del volcán. La erosión y sedimentación posteriores tuvieron efectos duraderos sobre el paisaje y cambiaron el curso del río Waikato de su paso por las llanuras de Hauraki a su curso actual a través de Waikato hacia el mar de Tasmania.

En total se liberaron 1.170 Km³ de material, siendo la última erupción en alcanzar el IEV 8 en la historia de la Tierra. Consta de 9 unidades de caída mapeables y una décima unidad mal conservada pero volumétricamente dominante.

La gran caldera del Taupo está inundada casi por completo por un lago de unos 35 Km de ancho y unos 606 Km cuadrados de superficie.

Entre diciembre de 1964 y febrero de 1965 un enjambre de 1.126 terremotos comenzó en el borde occidental del lago Taupo y emigró hacia el sureste. Las magnitudes de los terremotos variaron de 2,7 a 4,5.

En junio y julio de 1983, un enjambre de terremotos se localizó bajo los arrecifes Horomatangi. Las profundidades focales fueron de 5 km.

 

Deficiencias de suelo posterupción

Los suelos de tefrado asociados a la erupción eran deficientes en varios minerales esenciales, siendo la deficiencia de cobalto la causa de la enfermedad de los arbustos en animales que impedían la ganadería productiva hasta que se identificó y abordó este problema. Esta identificación de científicos del gobierno neozelandés en 1934 fue probablemente el avance más significativo en la agricultura neozelandesa[20], pero no pudo ser explotada completamente hasta la década de 1950 con el despliegue de ion cobalto que contenía fertilizantes superfosfatos de avión.

 Esta vista aérea muestra el lago Taupō en medio de la whenua (tierra) de Ngāti Tūwharetoa en la Isla Norte de Nueva Zelanda. Este lago llena la caldera de un volcán que continúa alterando el paisaje sísmico y geotérmico circundante. Una nueva red sísmica proporcionará una imagen más detallada del sistema magmático y la actividad sísmica en esta región de importancia cultural y económica. Crédito: Dougal Townsend/GNS Science

Encontrados en el núcleo de hielo de la Antártida restos volcánicos de una antigua erupción

La erupción del volcán Taupō ocurrió hace 1.800 años

Según un nuevo estudio se han encontrado restos volcánicos de la enorme erupción del Taupō hace unos 1.800 años enterrados profundamente en el hielo de la Antártida.

Los científicos han estado buscando evidencia de la erupción durante más de una década, con la esperanza de que ayudaría a precisar la fecha de este evento, que ha sido un punto de controversia, dijo Stephen Piva, autor principal del estudio y candidato a doctorado en Te Herenga Waka—Universidad Victoria de Wellington.

“La erupción del volcán Taupō fue una de las erupciones volcánicas más grandes y poderosas que se conocen en los últimos 5.000 años, devastando un área de unos 20.000 kilómetros y extendiendo la lluvia volcánica por toda la región”.

“Pero exactamente cuándo ocurrió la erupción ha suscitado un debate. Nuestro descubrimiento de siete fragmentos de vidrio volcánico geoquímicamente únicos enterrados profundamente dentro de un núcleo de hielo confirma el momento probable de la erupción a finales del verano/principios del otoño del año 232”, dijo.

Los fragmentos de vidrio volcánico se encontraron a una profundidad de 279 metros en el núcleo de hielo de la Evolución Climática de la Isla Roosevelt, tomado de la Antártida Occidental.

El análisis de la composición geoquímica de los fragmentos los vinculó con la erupción del Taupō. Luego, los investigadores pudieron evaluar cuánto tiempo habían estado allí los fragmentos basándose en la edad modelada de las capas de hielo.

Imagen derecha: Imágenes SEM de fragmentos de vidrio volcánico riolítico aislados de la muestra de núcleo de hielo RICE 11696 (278,822–278,843 m de profundidad). Obsérvese la presencia de granos cúbicos de NaCl sobre y junto a los fragmentos de vidrio derivados de Taupō.

“Los núcleos de hielo proporcionan registros invaluables del pasado. Encontrar y tomar huellas dactilares de desechos volcánicos atrapados en el hielo nos permite fechar cuándo ocurrió la erupción porque podemos vincularlo con la edad modelada del hielo”, dijo el Sr. Piva.

De los siete fragmentos, uno coincidía con el vidrio volcánico producido por la anterior supererupción Ōruanui del volcán Taupō. Piva dijo que este vidrio habría sido desenterrado cuando el Taupō volvió a entrar en erupción en el 232 y los fragmentos llegaron a la Antártida.

Los otros seis fragmentos tenían una composición geoquímica similar que los investigadores consideraron que podría estar relacionada con seguridad con la propia erupción del Taupō.

“Combinados, los siete fragmentos proporcionan como fuente una doble huella digital única e innegable del volcán Taupō”, dijo.

Imagen derecha: Ubicación de los núcleos de hielo RICE (círculos verdes), WDC06A (círculos azul oscuro) y SPC14 (círculos morados), y los volcanes Mt. Berlín y Mt. Melbourne (círculos rojos) en la Antártida en relación con la ubicación del volcán Taupō, Nueva Zelanda (estrella roja; según Dunbar et al.)

La detección de fragmentos de vidrio en la Antártida, a unos 5.000 kilómetros del Taupō, demuestran la potencia de la erupción.

“Una enorme columna de erupción habría enviado un volumen masivo de partículas volcánicas al aire, donde habrían sido ampliamente dispersadas por el viento. Confirmar la fecha de la erupción brinda la oportunidad de estudiar los posibles efectos globales del volcán en la atmósfera y el clima, lo cual es crucial para comprender mejor su historia y comportamiento eruptivo”.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.