Este Mundo, a veces insólito

Calendario
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Esoterismo

Huesos de Odesa

Un hallazgo emergió en 1961 en Odesa (Ucrania) gracias a los investigadores T. S. Gritsai e I. J.Yasko. Se trataba de huesos pulidos que tenían un millón de años de antigüedad, pero según los datos oficiales, por entonces nuestros ancestros sólo habían desarrollado herramientas muy rudimentarias. Sin embargo, aquéllas no lo eran, puesto que se trataba de “huesos que debieron ser cortados con instrumentos metálicos con los que se logró cortes milimétricos”, publicó la revista Smena, en donde calificaban como bisturís estos fósiles.

Inscripciones en Hammondsville

En otoño de 1868, en una mina de carbón de Hammondsville, Ohio Estados Unidos de Norteamérica, propiedad de un tal capitán Lassy, uno de sus mineros llamado James Parsons estaba perforando un pozo relativamente cerca de la superficie, cuando de pronto cayó en la excavación bastante polvo de carbón, dejando al descubierto una pared de pizarra, sobre cuya superficie había talladas varias líneas de jeroglíficos. Nadie ha podido decir todavía en qué idioma fueron escritos. Las letras fueron levantadas; la primera línea contiene 25.

Por supuesto que muchas personas acudieron a verlas, entre los que se encontraban algunos profesores que notaron cierto parecido con los jeroglíficos egipcios.

Como la vena carbonífera tenía cuando menos 2.000,000 de años, tales inscripciones debían tener cuando menos esa misma antigüedad.

Pero por desgracia al ponerse en contacto con el aire, las leyendas se oxidaron rápidamente, y cuando los expertos en jeroglíficos, llegaron a tratar de descifrarlas casi no pudieron hacerlo por lo deteriorado en que se encontraban.

Los Jeroglíficos de Abidos

Jeroglíficos en el templo de Adydos, en Egipto, que muestran, de manera muy extraña, un helicóptero, un tanque, un avión de carga y un planeador (?)abidos1

Se encontraban escondidos debajo de otro jeroglífico que cayó de la pared.abidos2

Las imágenes muestran un relieve que se halla en el templo de Seti I en Abidos. Más de uno ha querido ver en esta fotografía extraños objetos, tales como tanques, helicópteros, aviones, etc. y a partir de esta percepción, se ha llegado a especular, como es costumbre en ciertas esferas, sobre la antigua civilización de los faraones y sus conocimientos técnicos. Nada más lejos de la realidad:

Si observamos con atención la fotografía, y no nos dejamos llevar por  una imaginación fantasiosa, veremos que estos relieves son producto de  dos inscripciones superpuestas, que, según la posición de la luz y las  sombras, nos hacen ver estos pretendidos objetos. abidos3

Una de las inscripciones, la de mayor tamaño, pertenece a Setos I y  forma parte de su titulación. En concreto, del título nebty (las Dos  Señoras) y los textos que aparecen se podrían traducir como: “de  fuerte brazo que repele a los enemigos (los nueve arcos)”.

 La inscripción que se halla superpuesta, fue modificada por su hijo,  Rameses II y también forma parte de la titulación nebty de este  faraón, de la cual únicamente se ve la cobra sobre el signo neb. Su  traducción podría ser: “Las Dos Señoras. Protector de Egipto, que  domina los países extranjeros”.abidos4

Tenemos que pensar que los jeroglíficos originales de Seti I, una vez  modificados por Rameses II, quedarían ocultos bajo una capa de estuco  que posteriormente se pintaría. Con el paso de los años, el estuco y  el color se han perdido, mostrándose los signos superpuestos tal como  y se ven en la fotografía. Esta práctica era común en todo Egipto,  donde un gobernante se apropiaba de monumentos e inscripciones de otro gobernante anterior. Rameses II fue un verdadero especialista en estas costumbres, apropiándose de multitud de monumentos. abidos5

Observando atentamente los relieves de los monumentos egipcabidos6ios se  pueden ver, en multitud de lugares, gran cantidad de usurpaciones o  rectificaciones de los relieves originales, motivados por cuestiones políticas, religiosas o simplemente porque el artesano encargado de realizar tal o cual relieve, no le había salido según mandaban las normas establecidas.

Jeroglíficos en Australia

Narración que nos hace un conjunto de jeroglíficos ubicado en un lugar un tanto extraño y alejado de las correrías de los antiguos egipcios. Nos referimos a Australia, y más exactamente al Parque Nacional del Valle del Cazador, 100 km., al norte de Sidney. Sobre las rocas de un monte aparecen más de 250 jeroglíficos egipcios, entre los que destaca en un cartucho el nombre de Djedf-Ra (Diodefre), hijo de Keops y nieto de Snefru, lo que sitúa este hecho histórico dentro del Antiguo Imperio y más exactamente durante la IV Dinastía. En estos jeroglíficos se narra la aventura de una expedición al mando de Djes-Djes-Eb, un noble egipcio que junto a su tripulación naufraga en tierras extrañas, y en las que después de pasar muchas calamidades fallece por la mordedura de una serpiente venenosa.australia1

A la izquierda imagen del dios egipcio Anubis del Parque Nacional del Valle del Cazador en Australia. A la derecha recopilación de algunos de los más de 250 jeroglíficos egipcios localizados en este mismo lugar, y que nos narra la llegada accidental de una expedición egipcia en tiempos de la IV Dinastía.

Las tallas se encuentran en una hendidura de roca, un gran bloque de arenisca dividido en un acantilado cara que ha creado un pequeño abismo o “cámara” de dos muros de piedra plana uno frente al otro que se amplía de dos a cuatro metros y está cubierta por una enorme roca plana como un “techo” en el extremo estrecho. La fisura es más como la cueva-y sólo accesible por una pequeña cascada de roca por encima o por debajo, así encubierta de la media del arbusto-Walker.australia2

 El envejecido egiptólogo Ray Johnson, que había traducido textos muy antiguos para el Museo de Antigüedades en El Cairo, finalmente tuvo éxito en la documentación y la traducción de los dos que enfrentan las paredes de caracteres egipcios – que se deriva de la Tercera Dinastía.

Las paredes rocosas relata la crónica de una trágica saga de los antiguos exploradores náufragos en una extraña y hostil tierra, y la prematura muerte de su líder real, “Señor Djes-EB”. Un grupo de tres cartuchos (enmarcada grupos de glifos) registran el nombre de “RA-JEDEF” reina como el rey del Alto y el Bajo Nilo, e hijo de “Keops” que, a su vez, es hijo de un rey “Seneferu”.

Esta fechada la expedición justo después del reinado de Khufu (conocido en griego como “Keops” reputado constructor de la Gran Pirámide), en algún lugar entre 1779 y 2748 aC. Señor Djes-EB puede haber sido uno de los hijos del Faraón Ra Djedef, que reinó después de Khufu.

El texto jeroglífico fue aparentemente escrito bajo la instrucción de un capitán del buque o similar, en la esquina el glifo en la pared muestra el título de un alto funcionario o jefe sacerdote. El escribano dice “hablar en nombre de su Alteza, el Príncipe, a partir de este miserable lugar donde fueron llevados por barco.” El líder de la expedición, como se mencionó anteriormente se describe en las inscripciones como el hijo del rey, “Señor Djes-EB”, que llegó a pesar de un largo camino desde su casa.

“Durante dos temporadas, hizo su camino hacia el oeste, cansado, pero firme hasta el final. Rezar siempre, alegre, y smiting insectos. Orador, el siervo de Dios, Dios dice a los insectos. Han pasado alrededor de las colinas y desiertos, en el viento y la lluvia, sin lagos al alcance de la mano. Fue asesinado en el ejercicio de Oro Falcon Standard de antemano en una tierra extranjera, cruzando las montañas, desierto y agua a lo largo del camino. Él, que murió antes, está aquí sentado a descansar. Que tiene la vida eterna. Él nunca más a ponerse de pie al lado de las aguas del Sagrado Mer”. (MER que significa “amor”)

Hubo un foso alrededor de la pirámide llamado “aguas de la Mer”. 

La segunda se enfrenta muro, que era mucho más reducido, los detalles de la tragedia. Esta pared comienza con el glifo muy erosionado de una serpiente (Heft), con un glifo de las mandíbulas (morder) y el símbolo de ‘dos veces’. “La serpiente poco dos veces. Los seguidores del Señor de buceo” Keops “, una poderosa del Bajo Egipto, Señor de las Dos Adzes, no todos los devolverá.

Tenemos que seguir adelante y no mirar hacia atrás. Todos los creek y los cauces están secos.

Nuestro barco está dañado y atado con cuerda.

La muerte fue causada por la serpiente. Dimos de yema de huevo de la medicina-el pecho y rezó a AMEN, el Hidden Uno de ellos, porque él fue golpeado dos veces.

El entierro rituales, oraciones y se describen los preparativos. “Estamos amurallada en la salida lateral derecha de la cámara con piedras de todo. Alineados con la cámara de la parte occidental del Cielo”.

Las tres puertas de la eternidad estaban conectadas a la parte trasera de la tumba real sellada. Estamos situados al lado de un buque, ofreciendo el santo, él debe despertar de la tumba. Separado de su casa es el Real cuerpo y todos los demás.

La extraordinaria 5000 años de historia de la muerte y entierro de “Señor Djes-EB” uno de los hijos del Faraón Ra Djedef. Observación visual del sitio, hace obvio que el desgastado de las tallas, expuestas al clima de la costa, tendría que ser de varios siglos a un mil años de antigüedad como mínimo. Cuando se encontró el primero sitio tenía una espesa vegetación y rellenado con piedra, y rompieron una parte mucho mayor del suelo. Un número de intentos de excavación de las partes interesadas no han facilitado el acceso a alguna de artefactos u organismos, pero no se han aplicado sofisticadas y costosas técnicas de escaneo láser.

 

 

Monolito de Pokotia

El Monolito de Pokotia es una estatua de carácter Tihuanacoide que se encontró en 1960 cerca a Pokotia a 2 km de Tiwanaku, Bolivia.

Ubicaciónpokotia1

Actualmente el monolito esta ubicado en el Museo de metales preciosos en la calle Jaén, en La Paz.

Estudios efectuados

Los investigadores Bernardo Biados y Freddy Arce han estudiado las inscripciones que se encuentran en la parte frontal y en la parte dorsal del monolito. Las inscripciones fueron interpretadas por el epigrafista estadounidense Clide Winters como escritura pictográfica proto-sumeriana.

Interpretaciones

Las declaraciones de Clide Winters han causado varias polémicas en el mundo arqueológico. En particular algunos arqueólogos tradicionales han declarado que fue imposible por los Sumerios viajar hasta la actual Bolivia.pokotia2

El monolito de Pokotia es una estatua de piedra antropomorfa, de unos 170 cm de altura, que fue descubierta alrededor de 1960 en el sitio de Pokotia, a 2 kilómetros aproximadamente de la ciudad de piedra de Tiahuanaco.

En el 2002, los investigadores Bernardo Biados, Freddy Arce, Javier Escalante, César Calisaya, Leocadio Ticlla, Alberto Vásquez, Álvaro Fernholz, Omar Sadud, Paulo Batuani y Rodrigo Velasco, analizaron el monolito, el cual se encontraba en el Museo de metales preciosos de La Paz, y se dieron cuenta de que contiene inscripciones no sólo en la parte frontal, sino también en la dorsal.

Lamentablemente, no fue posible regresar al lugar exacto donde el monolito fue encontrado, ya que eso habría permitido efectuar un serio estudio estratigráfico. En todo caso, del análisis de la estatua se puede afirmar que ésta pertenece a un período anterior a la civilización Tiwanaku clásica. En mi opinión, el monolito de Pokotia pudo haber sido tallado en una época antecedente al florecimiento de la civilización Pukara.

Según la lingüística oficial, el término Pukara viene del quechua y significa fortaleza o lugar estratégico de donde se puede supervisar un valle o la confluencia de dos ríos.

La civilización Pukara tenía su centro en la ciudadela fortificada que se encuentra a 61 kilómetros al norte de Juliaca, en el departamento de Puno. Sin embargo, el término Pukara es tan común en los valles al norte del lago Titicaca (el sitio de Poquera y también los petroglifos de Pusharo, situados mucho más lejos, en el río Palotoa, en el Madre de Dios), que lleva, en mi opinión, a descubrir el origen de la civilización Pukara en la Amazonía.pokotia3

Probablemente, algunos indígenas de origen arawak se dirigieron hacia la sierra alrededor del VI milenio antes de Cristo, con el fin de intercambiar sus productos. Algunos de ellos se detuvieron en el altiplano y, mezclándose con los nativos de origen Colla, dieron inicio a las culturas Chiripa y Qaluyo (lo prueban también los petroglifos de Quiaca, muy similares a los de Pusharo), y sucesivamente a la civilización Pukara.

El lugar donde fue hallado el monolito de Pokotia fue reconocido por algunos investigadores como un lugar sagrado o un oráculo.

Según el estudioso Clyde A. Winters, en el monolito de Pokotia hay varias inscripciones (de origen proto-sumerio), pero las más importantes están debajo de las manos (que están apoyadas en los muslos) y en la parte dorsal (en la espalda de la estatua). Esta es la traducción de las inscripciones que se encuentran en la parte frontal, según Clyde A. Winters:

Divulguen a toda la humanidad la apertura del oráculo de Putaki. Se proclama que la estirpe de Putaki será estimada en el tiempo. Actúa justamente, de modo que el oráculo pueda divulgar la sabiduría. Aprecia el culto. Todos deben dar testimonio de la voluntad divina. El adivino interpretará la guía del oráculo, con el fin de anunciar las reglas que regirán a la humanidad. Los ciudadanos darán testimonio a favor del ser humano, que difundirá sabiduría y será ejemplo de carácter fuerte.

En la parte frontal izquierda de la estatua hay otra inscripción que se interpreta así:

El chamán proclama la inmensa importancia de este lugar, el poder de la divinidad, con el fin de entregar la sabiduría al hombre.

Luego hay dos incisiones adicionales en la misma parte frontal:

Oh, gran Putaki, hombre sabio y progenitor de muchas gentes.

Y otra más:pokotia4

Jura dar testimonio de carácter y sabiduría. Da testimonio del poder de la divinidad, con el fin de reforzar tu carácter.

En la mano del monolito estaría escrito, todavía según Winters:

El oráculo de Putaki conduce al hombre a la verdad. Este oráculo precioso hará germinar la estima, ahora testimonia su fuga.

En lo que respecta a la parte dorsal del monolito, hay varias interpretaciones. Según Clyde A. Winters, esta sería la traducción:

La norma ideal es el oráculo. Este oráculo lleva al conocimiento de la voluntad divina. Distribuye a toda la humanidad la voluntad divina. Entiende el sentido de la voz perfecta. El oráculo esparcirá serenidad. Escuchen el oráculo, llamen al adivino. El adivino habla sabiamente. La voluntad divina será visible y destellante, saliendo de la boca del oráculo. Escuchen al adivino, escuchen el oráculo para poder adquirir sabiduría y carácter. Escuchen el oráculo para difundir la voluntad divina, siguiendo el Bien legítimo y justo. Invoca el alimento puro para el oráculo. Oh, oráculo, eres el testimonio de la pureza. Difundirás serenidad y sabiduría. El oráculo de Putaki es padre de la sabiduría y beneficio para todos. Se volverá un testimonio visible de la sabiduría y de la voluntad divina. Difundirás la voluntad divina y serás testimonio de su poder.

Según Winters, por tanto, el monolito de Pokotia era un oráculo de nombre Putaki.
Las inscripciones que hay allí grabadas estarían en proto-sumerio pictográfico, aunque no cuneiforme como en la Fuente Magna. Los autores de las inscripciones del monolito de Pokotia serían entonces los mismos que hicieron las incisiones de la Fuente Magna, en un período comprendido entre el 3000 y el 2000 a.C. Winter también sugiere que el proto-sumerio derivaría, junto al proto-dravídico y al proto-mandé, de pueblos que vivieron en el Sahara antes del diluvio.
Hay también otra traducción de las inscripciones dorsales del monolito de Pokotia. Es una interpretación del quellca pictográfico, el antiguo idioma del altiplano andino, hablado quizás por un restringido círculo de sacerdotes en la cultura Pukara o en la Tiahuanaco clásica.
Según esta interpretación, que se basa incluso en cálculos arqueo-astronómicos, las inscripciones situadas en el dorso del monolito significarían:

En el tiempo en que Manco Capac y Mama Ocllo salieron de las aguas del lago Titicaca, apareció en el cielo una nueva estrella justo al lado de la Cruz del Sur. Sucesivamente, la estrella se hizo más pequeña y luego desapareció del cielo. Se veía sobre los montes en el horizonte entre dos montañas y comenzó a brillar el tercer día del cuarto mes.

Según esta interpretación, por lo tanto, la parte dorsal del monolito relataría la explosión de una supernova, justo cuando la célebre leyenda de Mapokotia5nco Capac y Mama Ocllo contaba que ellos salieron, o bien, “nacieron” del lago Titicaca. Después de haber analizado tanto la Fuente Magna como el monolito de Pokotia, estoy cierto afirmar que los dos hallazgos son auténticos y que ambos contienen inscripciones proto-sumerias y quellcas. Como ya señalé en mi artículo sobre la Fuente Magna, concuerdo totalmente con la tesis de Bernardo Biados, según la cual los sumerios circunnavegaron África ya a partir del 3000 a.C. El hecho de que, una vez que llegaran a Cabo Verde, se enfrentaran a vientos contrarios, hizo que se dirigieran y se adentraran en el océano en busca de vientos favorables (la misma ruta fue recorrida siglos más tarde por los fenicios, los cartagineses y los portugueses).

Fue así como, accidentalmente, los navegantes sumerios se encontraron en las costas de Brasil, probablemente en los actuales estados del Piauí o Marañao. Como estaban en busca de metales, se dirigieron al interior del continente y, navegando a lo largo del río Madeira y del Beni, llegaron al altiplano andino, lugar que, además de ser rico en metales, es considerado sagrado desde tiempos arcaicos, por la existencia misma del lago Titicaca, el más alto del mundo.

Algunos sumerios permanecieron en el altiplano andino y se mezclaron con las etnias Colla y Arawak, mientras que otros regresaron a su patria.

Es interesante ver las similitudes, sobre todo en las consonantes, de los siguientes términos:
Pusharo (PSR), Pukara (PKR), Pokotia (PKT), Putaki (PTK). Por consiguiente, es posible que el origen de la civilización Pukara y, sucesivamente, del sitio de Pokotia (con el oráculo de Putaki), sea la selva amazónica, con los enigmáticos petroglifos de Pusharo, que, en mi opinión, indican un lugar estratégico utilizado por pueblos de la selva durante su largo recorrido hacia la sierra.
Si se aprueban ulteriores excavaciones en Tiwanaku y en Pokotia, con el propósito de escudriñar qué hay en una profundidad de unos 30 metros, podrían descubrirse importantes yacimientos proto-Pukara y quizás también otros antiguos rastros de la presencia de los sumerios en el Nuevo Mundo.

 

 

El ovni de Samaipata

El ovni de Samaipata (Bolivia). En las inmediaciones del complejo arqueológico de “El Fuerte”, próximo a la pequeña población de Samaipata, fue localizada una roca con el dibujo grabado de lo que para muchos es una clara representación de un clásico “platillo volante” u OVNI. Sus formas tan definidas y concisas han dado lugar al práctico rechazo por parte de los arqueólogos de la autenticidad y antigüedad que en un principio debería atribuírsele. La conclusión por tanto es que “no puede ser real algo tan evidente”. En cualquier caso, la sola existencia de “El Fuerte” constituye para muchos todo un enigma histórico, pues según las leyendas locales narradas a los españoles tras su llegada, este cerro fortificado por los incas fue en tiempos remotos un lugar donde los dioses ascendían a los cielos en “caballos de fuego”.ovni1ovni2

Un dato importante a aportar, es que durante la primera mitad del siglo XX, antropólogos que investigaron a los últimos descendientes directos de los “arawaks”, recabaron un aspecto intrigante acerca de ellos,… los “arawaks” aseguraban lo siguiente: “…nosotros no somos hombres,… nosotros somos más viejos que los hombres,…”

Piedra de Tjuringa

 A la izquierda la conocida como “Piedra de Tjuringa”, localizada en Australia Occidental, un símbolo clásico del arte egipcio durante el reinado de Akenatón, donde los rayos solares eran siempre representados con “pequeñas manos” que tocaban a la humanidad. A la derecha la familia de Akenatón es envuelta por los rayos de Atón (el Sol). Obsérvense las pequeñas manos al final de los rayos del Sol en ambas representaciones.tjuringa

La piedra de Moscú

Lugar: Suburbios de Moscú, Rusiamoscu

Fecha: agosto del año 2003

Condiciones del hallazgo:

La curiosa piedra fue hallada en Moscú, y examinada por diversos investigadores.

A pesar de que las investigaciones datan la formación de la roca en la era paleozoica, esta parece albergar dos objetos semejantes a tornillos. Aunque el periódico ruso “La Vida” informara que la roca parecía provenir del espacio exterior, no se descartó totalmente que esta pudiera ser originaria del planeta Tierra.

El Pilar Ashoka

El Pilar Ashoka en India, al menos del 423 a. C. También se le conoce como ”Columna de hierro «inoxidable» de Mehauli en la India”. El pilar de casi siete metros de altura y con un peso de más de seis toneladas, fue construido por Atheas Chandragupta II (375-413). Está constituido por 98% de hierro forjado de pura calidad, y es un testimonio del alto nivel de conocimientos alcanzado por los antiguos indios herreros, en la extracción y el procesamiento de hierro. Ha atraído la atención de arqueólogos y metalúrgicos ya que ha resistido la corrosión de los últimos 1600 años, a pesar de las difíciles condiciones climáticas.asoka1

El pilar de hierro de Delhi: mide 7 metros de altura por 50 centímetros de diámetro, pesa unas 6 toneladas y a pesar del rigor del clima (monzón) ¡¡¡ nunca se oxida!!!
Tiene un epitafio grabado en 413, pero ya era reconocido como mucho más antiguo.
Desafortunadamente, por considerarlo como un objeto sagrado, ninguna investigación meditada atentamente ha sido posible.

El 18 de julio del 2002, los metalúrgicos del Instituto Indio de Tecnología de Kanpur anunciaron que ¡habían solucionado el misterio!

Durante los tres años siguientes a la erección del pilar, se habría formado de una forma natural una fina capa de “misawite” compuesto de hierro, oxígeno e hidrógeno, que protege el pilar del orín.

Esta capa protectora hubiera seguido espesándose hasta conseguir el 1/20° de milímetro actual.
La protección se formó por catálisis, gracias a la concentración importante de Fósforo, debida a la fabricación del hierro por los antiguos indios que mezclaban directamente el mineral con carbón de leña.asoka2

Recordemos que los seudoracionalistas explicaban la ausencia de corrosión por el clima seco de Delhi (¡¡¡ sic !!!) ¿Delhi estaría fuera de la zona del Monzón?

Otra explicación era que, a diario, los creyentes hindúes untaban el pilar con grasa (¡hasta una altura de 7 metros de altura, y sin que nadie los viera!).

Con este caso tenemos el ejemplo perfecto de un conocimiento perdido… y rescatado del olvido…
Así es la Ciencia que nos gusta, la que busca… con humildad…porque tenemos que aceptar la idea de que los antiguos todavía tienen mucho que enseñarnos.

Aun hoy en día nadie sabe realmente el por qué, pero este pilar de hierro que desde hace 1600 años se remonta soberbiamente hacia el cielo parece ser inmune a la corrosión y oxidación. Las teorías son muchas: desde el clima especial de Delhi, quizás el material utilizado o tal vez algún secreto cuyo ingeniero se llevó consigo a la tumba. Casi tan curioso como sus propiedades anticorrosivas es el método con el que fue construido, un complejo proceso de soldaasoka3duras primitivo. Estas propiedades obviamente llevaron a que la población local comience a explicarlas mediante magia y leyendas.

Algunos hechos físicos acerca de la columna son razonablemente bien establecidos: que es de 7,3 metros de altura, con un metro por debajo de la tierra, el diámetro es de 48 centímetros en el pie, disminuyendo a 29 cm en la parte superior, justo debajo de la base de la maravillosamente hecho a mano, que pesa aproximadamente 6,5 toneladas, y fue fabricado por la soldadura de forjado. Pero, dicho esto, casi todo lo demás en la columna está rodeada por la controversia aguda: ¿Para quién se hizo? Exactamente cuándo? ¿De dónde se trasladó a Delhi? ¿Cuál es el verdadero significado de la larga inscripción en caracteres Brahmi grabado en ella? Que ha realizado las inscripciones más tarde, y cuando? ¿Quién tenía la columna cuando se trasladó a su ubicación actual, y por qué? ¿Qué procesos exactos fueron seguidos en la creación que en la forma en que los principios de un punto del tiempo, el 4to/5to siglo después de Cristo? Por encima de todo, desde el punto de vista de los científicos, ¿cuál es el secreto, el gran misterio, detrás del hecho de que sea prácticamente no tenga oxidación? Parece no haber fin a las preguntas.

Tomemos el caso de la inscripción Brahmi solo. Lecturas de esta de seis líneas, la inscripción de tres estrofas en verso sánscrito varían considerablemente, la que más se publica es que por la flota, que se tradujo en 1888. Se habla, en términos muy poética, de los poderosos, todo monarca conquistador que tenía el pilar hecho: “Aquel sobre cuyo brazo la fama fue inscrito por la espada, cuando en la batalla en los países Vanga, que amasó (y vuelta) de nuevo con (su) seno a los enemigos que, uniendo así, vinieron contra él…, por las brisas de cuyas proezas del océano del sur es aún todavía perfumado”. Sin embargo, este panegírico elocuente además, cuando se trata de identificar al rey con claridad y dar más detalles acerca de la erección de la columna, la inscripción de repente deja algunas preguntas sin respuesta: obviamente, no para los que vivían en aquellos primeros tiempos, pero paraasoka4 las generaciones posteriores, para los que tanta información se perdió en los siglos que han transcurrido.

Así, el verso concluye con las palabras: “El que, teniendo el nombre de Chandra, llevaba una belleza de rostro, como (la belleza de) la luna llena, que en la fe fija la mente en (el Dios) Vishnu, (había) esta norma elevada de lo divino Vishnu establecido en la colina (llamada) Vishnupada”. Pero ¿quién era el rey Chandra sigue siendo un rompecabezas. Por otros motivos, históricos o paleográfico, se puede concluir que el pilar pertenece al período Gupta, pero, de entre los Gupta imperial, que es lo que se refiere aquí simplemente por el nombre de ‘Chandra’: Chandragupta I, Chandragupta II, también se celebra como Vikramaditya, o, como algunos creen firmemente, Samudragupta? Una vez más, los Gupta se sabe que han sido devotos del Señor Vishnu, pero ¿dónde estaba el cerro llamado “Vishnupada” ubicado?

Preguntas como éstas son, sin embargo, sólo una muestra relativamente simple de los temas que se centran en el gran pilar. Hay otros, los muy complejos, que han participado las mentes de los estudiosos. El profesor Balasubramaniam se dirige a ellos en su investigación, sin perder de vista una vez de la elegancia pura del pilar, especialmente de su capital exquisitamente hecho sobre el que una figura de Garuda, el ‘Sun-pájaro’, que es el vahana de Vishnu, o una chacra, el disco que es su emblema, una vez que hubiera sostenido. Hay capítulos de larga y detallada sobre las características estructurales de la columna, la metodología de su elaboración, una investigación general sobre otros objetos de hierro grande en la antigua India, incluyendo los pilares de hierro en Dhar y Mandu en Madhya Pradesh, en el monte Abu en Rajasthan, la Kodachadri Hill en Karnataka. Pero, lógicamente, el capítulo más densamente argumentado está en la naturaleza resistente a la corrosión de este pilar de hierro, el contenido de P y el S-contenido del acero al carbono de baja leve de la que se hace, el proceso de protección contra la oxidación, el color de lo que la oxidación no es, análisis espectroscópicos, son todos los temas, algo que ha llevado a ser considerado como un “milagro” de la tecnología, teniendo en cuenta los tiempos en que se forjó el pilar y erigido.

Con tantas incógnitas sobre este pilar, se han creado innumerables posibles orígenes sobre la misma, siendo la que explica que el pilar de hierro de Delhi fue construido por extraterrestres y su función era la de servir de antena para comunicarse con su mundo, donde había otro pilar con las mismas características, era como un puente de comunicación o gran antena de envío de datos o de teletransportación.

El planeador Saqqara o Pájaro de Saqqara

El planeador Saqqara, en Egipto, descubierto en una tumba. Esta pieza del Museo Egipcio de El Cairo con el número 6.347 constituye todo un enigma para los expertos en aeronáutica. Tiene un pico, agujeros para las plumas, ojos, y fue pintado originalmente para asemejarse a un halcón, con imágenes y tallas que representan las plumas de las alas.pajaro1

El pájaro de Saqqara.

El Planeador de Saqqara (nombre que recibe en medios pseudocientíficos), también llamado el Pájaro de Saqqara es un objeto tallado en madera de sicómoro y hallado en 1891 en la tumba de Pa-di-Amón en la antigua necrópolis egipcia de Saqqara, que se asemeja a un aerodinámico avión en miniatura. Datado hacia 200 a. C. (durante la dinastía ptolemaica), se encuentra en el Museo egipcio de El Cairo. Fue clasificado como objeto de culto por sus descubridores.

Mide 15 cm, posee una envergadura de 18,30 cm y pesa 39 gramos; fue pintado originalmente para asemejarse a un halcón.

Significadopajaro2

Otra vista del objeto.

El propósito o utilidad del pájaro de Saqqara son desconocidos, debido a la carencia de documentación del objeto, pero se ha especulado respecto a su significado.

Algunos piensan que puede ser un objeto ceremonial, ya que el halcón, el ave al que se asemeja, es una forma usada comúnmente para representar a varios de los dioses más importantes de la mitología egipcia, el más notable Horus. Otros indican que pudiera ser el juguete de un niño de la clase alta, o una veleta. Incluso se ha especulado que pudiera ser un tipo de bumerán, objeto que era utilizado en el Antiguo Egipto para la caza de aves acuáticas.

Veletas similares

En Egipto perduran dibujos grabados de veletas con formas similares al pájaro de Saqqara:

Existen varios relieves que se encuentran en el templo de Jonsu en Karnak, fechados a finales del Imperio Nuevo. Muestran veletas situadas en la parte superior de los mástiles de tres barcos, todos ellos utilizados en los festivales de Opet. El primero está sobre el mástil de un barco de Ramsés III, el segundo sobre el mástil de un barco del reinado de Herihor, y el tercero en una nave de Mery-Amón.

Teorías pseudocientíficaspajaro3

Se considera en medios pseudocientíficos un clásico «objeto fuera de tiempo».

Algunos investigadores consideran el objeto como una evidencia de que los principios de la aviación eran conocidos desde muchos siglos antes de lo que generalmente se cree. Hay quien asegura que las dimensiones y la forma del pájaro lo asemeja a una maqueta de planeador; el médico y parapsicólogo egipcio Khalil Messiha ha especulado que los antiguos egipcios desarrollaron la primera aeronave. Messiha escribió en 1983 que la figura…representa el modelo a escala de un monoplano todavía presente en Saqqara. Aseguró que podría funcionar como un planeador si tuviese un estabilizador horizontal que él supone “que se ha perdido” , señalando que los egipcios colocaban con frecuencia miniaturas de su tecnología en las tumbas.

Messiha explica que el pájaro de Saqqara se diferencia perceptiblemente de otras estatuas y modelos de pájaros expuestos en el museo de El Cairo. Según Messiha, el pájaro de Saqqara tiene un estabilizador vertical que difiere de la forma horizontal más frecuente en la cola de pájaros reales. Además, el hecho de que no tenga patas y el ángulo de sus alas que considera similar al de un avión moderno sería un intento de conseguir una sustentación aerodinámica según su teoría.

A pesar de estas conjeturas, no se ha encontrado ningún avión del Antiguo Egipto ni existe alguna otra evidencia que sugiera su existencia. Consecuentemente, la teoría de que el pájaro de Saqqara es un modelo de máquina voladora no es aceptada por los egiptólogos.pajaro4

En esta época existía la Biblioteca de Alejandría, donde acudían los mejores pensadores del mundo helénico (como Arquímedes), y ninguno dejo constancia de la existencia de aviones en Egipto.

Tentativas de probar dicha teoría

Kahlil Messiha construyó un modelo del Pájaro de Saqqara para probar su eficacia aerodinámica. Su modelo era seis veces más grande y le añadió un estabilizador horizontal, que consideraba un elemento perdido en el original. Messiha aseguró que pudo hacer volar su modelo.

Martin Gregorie, constructor y diseñador de planeadores de vuelo libre, construyó una maqueta en madera de balsa a partir de la figura de Saqqara para intentar probar sus posibilidades de vuelo. Después de probar la réplica, Gregorie concluyó que “el Pájaro de Saqqara nunca voló. Es totalmente inestable sin un estabilizador… Incluso cuando se le ajustó un estabilizador el desarrollo del desplazamiento fue decepcionante”. Y añade “En mi opinión, el pájaro de Saqqara probablemente era un juguete para un niño o una veleta.”