Este Mundo, a veces insólito

Calendario
julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Esoterismo

Esfera de Jacksonville o Bola Betz

En el año 1974, una familia de la ciudad de Jacksonville – Florida, EEUU, descubrió un artefacto que desafió todos los intentos realizados por clasificarla.jackson

Según una noticia de Prensa Asociada del 12 de abril de 1974, Antoine Betz y su esposa Gerri encontraron un objeto de forma esférica que pesaba unos 9 kilogramos y cuyas dimensiones eran menores que las de una bola de bowling. El extraño artefacto parecía estar hecho de un metal altamente pulido y fue encontrado en la mitad del patio delantero de la casa de los Betz.

La “bola Betz”, como se le llegaría a conocer, era capaz de realizar proezas verdaderamente asombrosas, como rodar hacia un lugar determinado por su propia cuenta y regresar a la persona que la había hecho rodar; vibraba y zumbaba como respuesta a los acordes de una guitarra.

El interés por la esfera la convirtió en la sensación del momento, llegando a atraer la curiosidad de la Marina de Guerra de EEUU, que la pidió prestada a los Betz para someterla a una serie de pruebas.

Los escépticos no demoraron en hacer conocer sus críticas, alegando que la milagrosa esfera de metal no era más que una válvula de retención de una fábrica de papel, y la curiosidad del público se extinguió después de dicha aseveración.

Sin embargo, el investigador Bill Baker llegó a establecer que la “bola Betz” era tan increíble como se había pensado originalmente. Presentando los datos producidos por las pruebas oficiales, Baker comprobó que el objeto parecía albergar cuatro objetos distintos en su interior y que contaba con tres polos magnéticos no lineales: una anomalía científica. Si se le golpeaba con un martillo, el objeto producía sonidos como una campana; si se le colocaba sobre una mesa de vidrio, el objeto parecía ir “en busca” de la orilla de la mesa para luego alejarse de ella; si se inclinaba la superficie de vidrio, el objeto se desplazaba -asombrosamente- en el sentido contrario.

La especulación sobre la verdadera naturaleza del objeto misterioso iba desde una sonda alienígena hasta un dispositivo antigravitatorio extraído de un OVNI derribado…

Este fue el caso más famoso, ya que el tabloide National Enquirer le otorgó el premio Ribbon Blue, máximo galardón para el mejor caso OVNI anual.

La esfera fue presentada en público en el congreso ufológico de Nueva Orleáns. Se decía que si alguien tocaba la guitarra cerca, el objeto despedía sonidos metálicos. Si alguien se alejaba corriendo, la bola lo perseguía. Y si se colocaba en un plano inclinado, no caía.

Desafortunadamente para los organizadores del congreso, la bola se comportó como una vedette y no quiso mostrar ninguna de sus facultades histriónicas delante del público.

 

Las esferas metálicas de Klerksdorp

Las esferas de Klerksdorp son unas bolitas de pirita que se han ido encontrando en Ottosdal (Sudáfrica) sobre estratos Precámbricos de hace 2.800 millones de años por mineros. Estas se exponen en el museo de Klerkdorp.esferas1

Se dice que su forma esférica y finos surcos sólo pueden haber salido de seres inteligentes. Este punto de vista se recoge en la obra Arqueología prohibida de Michael Cremo.

Sin embargo, probablemente sean nódulos de pirita de origen metamórfico, y nódulos de ‘goethita’ formados del desgaste de la pirita. En un artículo sobre este asunto Paul Henrich recalca que las fuentes de Cremo, en lo que se refiere a las esferas supuestamente ‘anómalas’, eran en realidad las Weekly World News (Noticias Mundiales Semanales), una fuente que difícilmente cabe aceptar como seria y reputada.

Desde principios de los años ochenta, en el que los mineros de la mina de plata de Wonderstone en Klerksdorp (Sudáfrica), empezaron a encontrar entre el “pyrophyllite” centenares de bolitas metálicas con marcas o ranuras de unión. Este pyrophyllite está formado por sedimentos de más de 2.800 millones de años.esferas2

Habiéndose encontrado un total de unas 200, las esferas metálicas fueron halladas en forma paulatina por mineros que trabajaban sobre estratos precámbricos de 2.800 millones de años de antigüedad. El tamaño de estas esferas oscila entre los 3 y los 8 centímetros de diámetro, alojando algunas de ellas en su interior un material esponjoso que se desvanece con enorme facilidad al seccionarlas y quedar en contacto con el aire. Su exterior está formado por una aleación de acero y níquel de gran dureza, llamando poderosamente la atención unas finas líneas o surcos que rodean las esferas dividiendo en dos partes iguales a las mismas.

Lo más sorprendente en las mismas es el hecho de que, se encuentran en las mismas tres líneas paralelas grabadas, que hacen pensar que tienen un origen exterior, la datación es de aproximadamente tres millones de años.

La singularidad de su aspecto externo induce a pensar un origen artificial para los ejemplares que actualmente se exhiben en el Museo de de Klerkdorp, aunque algunos investigadores atribuyen a su forma un origen natural.

Todas las esferas presentan una forma esférica y pulida, con una línea recta rodeando el diámetro mayor, frecuentemente acompañada de dos paralelas distribuidas hacia un lado y hacia el otro de la línea central.esferas3

Debido a la aparente contrariedad entre la edad de la capa geológica en las que fueron halladas y el presunto origen moderno de las mismas, muchos especialistas opinan que las esferas pertenecieron a una civilización de tecnología avanzada, extinguida hace más de 2.800 millones de años, cuando la roca que las contenía comenzó a solidificarse.

Los detractores de dicha teoría se inclinan a pensar que las piedras son el producto de nódulos de pirita y goethita de origen metamórfico. No obstante, el tallado de las líneas carece de argumento sostenible tanto por su caprichoso aspecto, como por la dureza del material con que tendrían que haber sido talladas.

Según otros investigadores, como el profesor de geología A. Bissehoff, de la Universidad de Potchefstroom, las esferas pertenecen al aglomerado de la limonita. Sin embargo, los artefactos de Klerksdorp fueron hallados en nichos individuales, al contrario de la disposición con que suelen encontrarse los aglomerados de limonita.

Con similar destino al de otros oopart, el misterioso origen de las esferas de Klerksdorp probablemente permanezca en el olvido eterno, aguardando tras la vitrina de un museo.

esferas4Se dice que su forma esférica y finos surcos sólo pueden haber salido de seres inteligentes. Este punto de vista se recoge en la obra Arqueología prohibida de Michael Cremo.

Las extrañas esferas fueron repartidas entre varios museos de Sudáfrica, como el de Klerksdorp y Soweto, otras fueron a parar a manos de coleccionistas particulares e incluso algunas viajaron para un estudio más detallado al Instituto del Espacio de California pero, ni unos ni otros han sido capaces de emitir un informe en el cual aparezcan las respuestas que den una explicación lógica a la existencia de estas esferas.

El misterio de las esferas de Klerksdorp tienen su origen en algunas publicaciones difundidas entre 1980 a 1990, la primera de ellas, publicada en 1982, fue un artículo firmado por “Jimson S.” y un grupo de científicos desconcertados por las esferas, publicado el 27 de julio de 1982 en el Weekly World News.

El periódico informó de la noticia del descubrimiento de estos objetos misteriosos en las canteras de bicarbonato de la ciudad de Ottosdal (en el Transvaal occidental) Sudáfrica; las esferas obtuvieron su nombre del museo de Klerksdorp, en la que fueron depositadas.

El descubrimiento fue presentado también en una ponencia sobre el precambriano, en ese momento, según los conocimientos científicos actuales, en el terreno no existían formas de vida inteligente, únicamente colonias de bacterias y seres unicelulares, y los datos sobre las mismas van a parar allí.esferas6

Las esferas encontradas son de dos tipos: las primeras compuestas de metal tachonado en azulado con puntos blancos, y las restantes, huecas y repletas en su interior de un material elástico blanco. Según Roelf (Rolfe) Marx, del Museo de Klerksdorp, las bolas son un misterio, sobre todo a causa de las tres incisiones paralelas perfectamente inscritas en el ecuador de las mismas, que hacen pensar que han sido marcadas por alguien inteligente.

En una carta fechada el 12 de septiembre de 1984, Marx ofrece más información sobre las misteriosas esferas alegando que fueron encontradas en excavaciones cerca de la mina de pirofilita de Ottosdal. La fórmula química de la pirofilita es Al2Si4O10 (OH) 2, este es un mineral secundario, de aluminio fillosilicato de aspecto suave. Las esferas son muy duras.

Una vez más y de acuerdo con Marx, el profesor de geología en la Universidad de Potchefstroom, el profesor A. Bisschoff, declaró que las esferas son una concreción de limonita (fórmula FeO (OH) nH2O), un óxido de hierro hidratado que se forma por la descomposición de otros minerales ferrosos. Una concreción es una masa compacta y envolvente de la roca, formada por la cementación localizada en torno a un núcleo.

Pero según un grupo de científicos nos encontramos con que, en general, las concreciones de limonita se producen en racimos, y no aisladas y, por supuesto, sin ranuras o signos paralelos. Además, según la escala de Mohs sobre la dureza, nos da un mínimo de 6, mientras que la dureza de la limonita es de 5 a 5.5.

En la década de los 90 estas misteriosas esferas fueron consideradas y utilizadas como una fuente fiable por Michael A. Cremo y Richard L. Thompson, y fueron incluidas en una serie de libros prohibidos de Arqueología, que se presentaron como una verdadera historia y muy bien documentada.

Corren rumores (podría ser leyenda urbana) de que algunos de estas esferas, según Marx habrían girado sobre su propio eje movidas por una fuerza desconocida. Lamentablemente, la piedra con ranuras fue robada del museo antes de que pudieran realizarse más análisis científicos.

Como ya se ha mencionado, las esferas se encontraron en una cantera de pan, un material blando que se origina de la transformación de un depósito sedimentario metamórfico.

Según el profesor A. Bisschoff, de la Universidad de Potchefstroom en Johannesburgo, los surcos paralelos puede ser el resultado de un proceso natural de consolidación.

Además, en publicaciones científicas y técnicas han documentado los resultados de los nódulos de pirita y goethita metamórficas con origen en las minas donde se encontraron algunas esferas (información de, LT, Jacobs, H., Allen, JT, y Bozzoli , GR, 1937, Wonderstone. El Geológico de Sudáfrica en el Boletín no. 8, Pretoria, Sudáfrica, Jackson, JA, y Bates, RL, 1987, en el Glosario de Geología. Instituto Geológico Americano, Alexandria, Virginia).

El misterio de las mismas sigue sin resolverse y han sido incluidas en lo que se llama OOPArt (artefactos fuera de lugar, es decir, objetos fuera de lugar en el sentido de anacrónico) en todos los aspectos.

Existen tres teorías acerca de las mismas: en primer lugar, se aboga por los creacionistas, los ámbitos en que fueron creadas de forma natural por la propia tierra, que, de acuerdo con esta línea de pensamiento, se produjo sólo unos pocos miles de años atrás; Otra teoría dice que las esferas han sido introducidas en la tierra por extraterrestres.

Por último, se contempla la posibilidad de que estos artefactos son atribuibles a una civilización antigua de la que se ha perdido toda la memoria. Habida cuenta de la desaparición de la esfera, con las tres muescas del museo, no pueden llevarse a cabo ensayos científicos para llegar a una conclusión.

Pero lo que más sorprendió a los científicos no fueron todos estos datos, sino que además están sorprendentemente equilibradas… tanto es así que sobrepasan los niveles exigidos por la NASA para construir sus giroscopios para los trasbordadores espaciales. Si se hacen girar, algunas de ellas no llegan a la cienmilésima de pulgada de balanceo. Este nivel de perfección sólo se puede conseguir en institutos sumamente especializados y después de un estudio sobre gravedad cero. Es absolutamente desconcertante.

 

Esqueleto Humano en Illinois

Esqueleto Humano, Illinois, Estados Unidos. En diciembre de 1962 la revista americana The Geologist dio a conocer el hallazgo de una serie de huesos humanos hallados en un sedimento de carbón del condado de Macoupin, Illinois, (EE.UU.), los huesos estaban cubiertos de una corteza brillante muy dura, tan negra como el carbón mismo y con el aspecto de la pizarra, que tras ser retirada dejo los restos óseos al descubierto, presentando su estado natural. C. Brian Trask, del Instituto Geológico de Illinois, dato el carbón en 286 millones de años. De ser así, los huesos supondrían una prueba de la existencia del hombre en fechas mucho más remotas que las admitidas.

Anundshog

Subcategoría: complejo megalítico.

Uno de los círculos de piedra que hay en Anundshog.anus2

Tibble es el nombre de un laberinto megalítico que se encuentra en Suecia, al oeste de Estocolmo, en torno a una colina truncada por la mano del hombre, en un lugar llamado Anundshog, cerca de Vasteras, en Västmanland. A los pies de la colina hay dos barcos de piedra, que son como los círculos de piedra típicos de Inglaterra pero alargados, con la forma de un barco vikingo, es decir, de vesica piscis, que se obtiene cuando dos círculos intersecan.anus1

En Anundshog hay además un alineamiento megalítico, varios túmulos funerarios y una piedra rúnica de cierta altura. El laberinto de Tibble se encuentra, como la mayoría de laberintos escandinavos, en el extremo meridional de una morrena glaciar. Es un laberinto complicado, con tres Ls en cada cuadrante. La capa de turba se ha elevado desde que se construyó y algunas piedras han quedado bajo el suelo.anus3

Anundshög Skeppssättning Sweden, (Badelunda Stone Circle (Ship Barrow)
Situated on the eastern outskirts of the city Västerås
59.63040 N
16.64510 E

anus5

 

 

 

 

anus6

 

 

anus4

 

 

 

 

 

 

 

Rune stone same site

Guardar

Figuras de arcilla en Idaho

Figuras de arcilla. Idaho, Estados Unidos. En 1889, una pequeña estatuilla de barro que representaba a un ser humano fue hallada en Nampa, Idaho. La figura fue encontrada en un pozo minero a 100 metros de profundidad en una capa arcillosa sedimentada hace varios millones de años. La estatuilla estaba hecha del mismo material que las bolas de arcilla mencionadas anteriormente. Medía algo menos de cuatro centímetros de altura y representa a una figura femenina tan perfecta como las mejores esculturas de la Grecia clásica. Encontrada en capas del Plioceno y Pleistoceno (Entre 7 millones y 400.000 años).

Piedras de Ale

Subcategoría: Barco de piedra

El monumento de Las piedras de Ale, en Kåseberga, Suecia.ale1

Las piedras de Ale (o Ales stenar en sueco) es el nombre de un conjunto megalítico que se encuentra en la región de Escania, en el s

ale4

ur de Suecia. Está formado por 59 bloques de granito alineados en forma de barco.

El conjunto tiene 67 metros de longitud, lo que le convierte en el mayor de los monumentos megalíticos de este tipo. Según el folclore de la región, bajo el monumento se encuentra enterrado el legendario rey Ale el Fuerte.

Las estimaciones más fiables realizadas mediante la técnica del carbono 14 sitúan su creación hace unos 1400 años, hacia el final de la edad de hierro nórdica, en el año 600 DC aproximadamente.

Localización

Ales Stenar (Ship Barrow)
55.780476N

12.531748E

ale3El conjunto se encuentra asomado al mar Báltico y situado en el término de la localidad de Kåseberga, a 10 kilómetros hacia el sureste de la ciudad de Ystad, en la región de Escania, en el sur de Suecia.

El barco que se dibuja con los bloques de piedra tiene unas dimensiones de 67 metros de longitud en su eje más largo por 19 metros de ancho.

Origen

Como con casi cualquier otro monumento megalítico ha habido bastante especulación sobre el origen y significado de las piedras de Ale. La mayoría de las construcciones de tipo barco se consideran monumentos funerarios, y en muchos de los yacimientos de este tipo que hay en Escandinavia se han encontrado efectivamale2ente tumbas de una o varias personas. Aún así, en el área que rodea a las piedras de Ale en la que se han realizado excavaciones arqueológicas no se ha identificado de manera totalmente cierta ninguna tumba.

Una teoría es que si el monumento en forma de barco no fuera un lugar de enterramiento podría haber sido construido en honor a la tripulación de algún barco que pereciera en el mar. Otra teoría dice que el barco fue construido como calendario, para determinar ciertas fechas a lo largo del año. La alineación de las piedras en relación al sol es tal que el sol se pone sobre la punta noroeste del monumento durante el verano, y sale por la punta opuesta en invierno.

Excavacionesale5ale6

Durante las excavaciones llevadas a cabo para intentar datar científicamente el origen del monumento, en 1989, los arqueólogos encontraron dentro de la forma del barco una vasija decorada hecha de barro y con restos de huesos humanos calcinados en su interior.

Se piensa que los huesos provienen de una pira y que fueron colocados en la vasija en una fecha posterior al origen del monumento. De hecho los contenidos de la vasija pertenecen a varias épocas: hay material datado entre como de entre 330 y 540 dC y también hay restos del entre el año 540 y el 650 dC.

Guardar

Búho de La Compuerta (Perú)

El Búho, ubicado en la ladera noreste de una formación de cerros que bordean el paraje denominado “Pampas de Caña Cruz,” en el anexo La Compuerta, valle de Zaña, Lambayeque, Perú, en el anexo de la Compuerta Cayaltí, a una altura de 230 metros sobre el nivel del mar.. Las dimensiones son 65 metros de altura por 23 de ancho. Se trata de una bhuo21representación mágico-religiosa con atributos felínicos, ornitomorfos, y humanos. Sus rasgos de marcada prosapia chavinoide lo sitúan en el Período Formativo Andino (2000-3000 años de antigüedad).bhuo3

Es otra gigantesca  figura lítica confeccionada con piedras en base a canto rodado al mismo estilo del cóndor de Oyotún distante a 8 Km. al sur de ésta, muy cerca al caserío la compuerta y frente a la actual campiña llamada Campo Nuevo del caserío Sorronto. Esta figura tiene características antro-ornito-zoomorfa. Según las referencias sería una señal que indicaba el camino al pueblo precolombino de Cojal, cuyas ruinas indica que fue un gran pueblo de la época.

El búho mítico presenta las siguientes características:

  • Ojos, pico y rostro de búho.
  • Boca, dientes y nariz de jaguar.
  • Cuerpo y extremidades de un guerrero erguido.

 Resultando así una imagen mítico religiosa interpretada como una divinidad básicamente humana llena de significativos atributos zoomorfos, que a su vez le confieren sobrenaturalidad y poder.

Ambos geoglifos debido a su importancia histórica, y haberse convertido en un recurso turístico, merecen una investigación más profunda ya que existen diferencias no coincidentes, sin embargo podemos determinar lo siguiente:

  • Estas grandes figuras fueron confeccionadas en el periodo formativo del valle zaña.
  • Que pertenezcan al periodo formativo andino 2200 – 1800 a.c.
  • Que pertenezcan al periodo formativo chavinoide (pre-chavín).
  • Que sean señales territoriales de los caminos de la época.-
  • Que constituyan imágenes mítico-religiosas de alguna cultura propia del lugar y fueron construidas por ser deidades protectoras, efigies de veneración del culto religioso.

En conclusión al haberse encontrado estas figuras y otras por descubrir, el distrito de Oyotún se ha considerado como el valle de los geoglifos (tierra del aguila milenaria) de extraordinaria importancia después de las líneas de nazca, por lo que estos restos arqueológicos urge su conservación, protección y mayor investigación.

 Ubicación del Águila y el Buho en el valle del río Zaña. Dibujo de Martín Lozada.

 

 

Huellas humanas gigantes

Huellas gigantescas, aparentemente de un ser humano, fueron encontradas por un trampero en la zona de los llanos de Alkali y Great White Sands (Nuevo México), en 1931. Un año más tarde, un grupo de cuatro personas, entre ellas O. Fred Arthur, supervisor del Lincoln National Forest, procedió a investigar las huellas, llevando como guía al trampero Ellis Wright.alkali

 Encontraron trece huellas que cruzaban lo que queda de una antigua depresión desértica en las estribaciones orientales de los montes San Andrés. A pesar del gran tamaño de las huellas, los investigadores se convencieron de que habían sido hechas por humanos, “porque la impresión era perfecta e incluso estaba claramente marcado el arco”. Las huellas, de forma ovalada, tenían de 40 a 55 centímetros de largo y de 20 a 30 de ancho, con una distancia aproximadamente de metro y medio entre ellas, y una separación de 60 centímetros a lo ancho.

 El lugar fue visitado de nuevo en 1972, 1974 y 1981, y se encontraron más huellas. La primera vez que fueron estudiadas se anotó que estaban a una profundidad de 63 milímetros. ¡Pero en 1974 (42 años después) ya estaban a una profundidad de 25 a 39 milímetros!

 El peso de aquel ser, al compactar el suelo, había preservado las huellas, mientras que a su alrededor la superficie era erosionada por el viento y la lluvia. En 1981 las huellas sobresalían como pedestales, varios centímetros por encima del suelo del desierto. No cabe duda de que las huellas pertenecen a criaturas vivientes. Se ha sugerido que fueron hechas a mediados del siglo pasado por los camellos del ejército de los Estados Unidos. Una opinión más aceptada es que tienen al menos diez mil años de antigüedad y pertenecen a un camello o mamut nativo ya extinguido.

 Pero la separación entre ellas parece sugerir una criatura de dos patas. Las misteriosas huellas han sido protegidas para su posterior estudio por los arqueólogos.

(Informe del Ejército de los Estados Unidos, 1981)

Huellas humanos y dinosaurios

En el río Paluxy, en Texas, existe una cama de piedra caliza que recoge las 134 huellas de algún dinosaurio que camino por allí hace unos 120 o 130 millones de años. Lo impresionante de estas huellas descubiertas en 1908 es que junpaluxy2to a ellas se encontraron otras de ¡un antecesor de los seres humanos!paluxy1

 Una de las huellas del río Paluxy (izq.) es medida por el geólogo Jack W alper, quien la atribuye a un dinosaurio bípedo que arrastraba las patas al caminar.

 Huellas de dinosaurio junto a huellas humanas se encuentran en el lecho del río Paluxy, cerca de Glen Rose (Texas). También se admite que hay en ello no poco de fraude. La autenticidad de las huellas de dinosaurio que hay en diversos lugares del curso del río Paluxy no ha sido discutida durante más de 50 años. No obstante, el descubrimiento de huellas de aspecto humano en el mismo estrato rocoso -en uno de los casos una huella humana coincide parcialmente con la de un dinosaurio de tres dedos- es inaceptable para la paleontología ortodoxa, dada su creencia de que esos gigantescos reptiles se extinguieron unos sesenta millones de años antes de la aparición del hombre.

Pero la suposición de fraude se basa en algo más que en el simple deseo de verse libres de una prueba molesta. El rechazo de las huellas humanas de Glen Rose se basa en la admisión de que durante la Depresión algunas personas del lugar hicieron dinero gpaluxy3rabando huellas humanas y vendiéndolas junto con las apaluxy4uténticas de dinosaurio. El procedimiento que utilizaban -que incluía el envejecimiento con ácido de la piedra esculpida- fue descrito por el sobrino de uno de los “artistas”. A quienes desean acabar de una vez con esta rara historia, les bastan esas confesiones para dar el caso por cerrado.