Este Mundo, a veces insólito

Calendario
mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Mapa en el Ms. Lat. 54

Rate this post

Mapa en el Ms. Lat. 54

(Biblioteca de Ginebra).

El manuscrito Lat. 54 de la Biblioteca de Ginebra, datado hacia 1420, es una copia de la obra de Salustio sobre Catilina y Yugurta. Salustio (86-34 a. C.) fue un senador e historiador romano. Sus obras más conocidas versan sobre la conspiración de Catilina (63 a C.) y la guerra de Roma contra Yugurta, rey de Numidia, que tuvo lugar entre los años 118 a 105 a. C.

Ambas circularon en la Edad Media unidas en un solo manuscrito, que fue utilizado como texto de enseñanza durante siglos, y una mitad de los manuscritos sobrevivientes (unos 106), que datan desde el siglo IX hasta el XII, contienen un mapamundi relacionado con el contenido de la obra sobre Yugurta, aunque es dudoso que el original llevara un mapa, pues no era costumbre en los escritores romanos, incluso aunque el contenido fuera geográfico, como la Chorographia de Pomponio Mela. A partir del siglo XII la obra de Salustio dejó de copiarse, pero en el siglo XV surge una copia con un mapamundi debida al interés de un humanista francés llamado Jean Lebègue.

Jean Lebègue (1375-1457), según explica Anne D. Hedeman, hizo su carrera en París, fue secretario de la cancillería real, donde se interesó y aprendió las técnicas de la realización e iluminación de manuscritos. En 1411 y 1413 estuvo a cargo de los inventarios de la biblioteca real, donde tuvo acceso a sus manuscritos. Durante toda su carrera estuvo interesado en la obra de Salustio. Hacia 1406 encargó la confección de dos manuscritos de la Conjuración de Catilina, que se conservan en la BnF (Ms Lat. 5 762 y Ms Lat. 9684). En 1417 escribe unas instrucciones, que constituyen una auténtica guía, para ilustrar las escenas históricas referidas en las obras de Salustio, que también se conservan (Bodleian Library, Ms D´Orville 141). Y hacia 1420 encarga la confección de un manuscrito de las dos obras de Salustio, con 66 iluminaciones (20 para Catilina y 44 para Yugurta) que fueron realizadas, siguiendo rigurosamente dichas instrucciones, por el taller de un iluminador de Paris conocido como Bedford Master, nombre que procede de las obras que iluminó para el Duque de Bedford. Este es el manuscrito Ms Lat. 54, de 1420, que nos interesa. Finalmente, en 1430, Jean Lebègue añade a uno de los manuscritos de Catilina (Ms Lat. 5762) el texto sobre Yugurta, pero solo con una iluminación al inicio.

El manuscrito, como es habitual en las copias de la obra de Salustio sobre la guerra de Yugurta, contiene un mapamundi, orientado al este, para ilustrar en África el escenario de la guerra (Fig. 16). Se encuentra en la parte inferior del folio (31,5 x 22 cm), bajo nueve líneas de texto. Lo que no puede asegurarse es que haya sido dibujado por el mismo autor del resto de las iluminaciones, pues siendo un trabajo de diferente carácter, es posible que haya sido encargado a un cartógrafo, e incluso que haya sido hecho por el propio Jean Lebègue, pues, como hemos indicado,  aprendió las técnicas de la iluminación.

Este mapa no ha sido estudiado. Hay referencias, pero ninguna monografía. No se parece en absoluto a los incorporados a los citados manuscritos sobrevivientes de la obra de Salustio. Estos son mapas diagramáticos de tipo T-O, con contenido relativamente abundante en el sector de África, escenario de la guerra contra Yugurta, pero escaso o nulo en los demás sectores, y carecen de delineación de los continentes y de otros elementos geográficos. Algunos presentan un dibujo de tipo arquitectónico para simbolizar las ciudades de Roma y Jerusalén, y es normal que los ríos Nilo y Tanais no se dibujen íntegramente en línea recta, formando los brazos de la T, sino que sus extremos estén truncados hacia arriba. En cambio, el mapamundi del Ms Lat. 54, lejos de ser un mapa diagramático, es un mapamundi geográfico en el que pueden reconocerse los continentes y sus perfiles. Aunque está incorporado a la obra de Salustio sobre Yugurta, no limita la información al norte de África, sino que se extiende al resto del mundo. Por ello, no debe integrarse en el grupo de mapas conocidos como “mapas de Salustio”, sino que debe formar parte del grupo de mapamundis del siglo XV que, aun manteniendo la tradición medieval, inician la transición hacia la cartografía moderna. Es incluso uno de sus mejores representantes, pues prescinde totalmente de toponimia, simbología e iconografía bíblica y cristiana. No constan el Paraíso ni Tierra Santa (aunque Jerusalén se sitúa en el centro del mundo). El enfoque del mapa es geográfico, omitiendo incluso contenido histórico medieval. La única excepción es la referencia a las tribus de Gog y Magog, situadas en el extremo noreste.

Es intrigante la semejanza entre este mapa y el mapa de Borgia en dos detalles que solo ellos comparten. Uno es la forma redondeada de la península Arábiga. El segundo es la absoluta igualdad en la configuración de los territorios de Gog y Magog. En ambos mapas, y en ninguno más, Gog y Magog están confinados en distintos recintos y de idéntica forma. (También en ambos mapas se identifican con los judíos).

El mapa mantiene la tonalidad del pergamino, con la excepción de los ríos, pintados en azul, y los montes y las aguas en verde claro, salvo el mar Rojo, con tonalidad rojiza. Fuera del círculo terrestre, se indican los doce vientos clásicos, en el orden propuesto por Isidoro en De Natura Rerum. Están representados por cabezas de león que soplan sobre la Tierra. El viento del norte (Boreas) sopla con tal fuerza que origina corrientes y remolinos en las aguas del océano.

Europa

Este mapa, como muchos mapas del período medieval europeo, es orientado con el este en la parte superior. Sin embargo, Paradise no se muestra en la parte superior, donde se muestran los tres grandes ríos. Gog y Magog se mencionan detrás recintos sustanciales en Asia, el Mar Caspio se muestra adjunto; el mapa es centrado en Jerusalén, el Mar Rojo es de color rojo y el río Nilo es típico del período. Hay pocas ilustraciones, todas ellas en África. África termina en una dirección sureste tal que el Océano Índico es un abierto mar.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.