Este Mundo, a veces insólito
Calendario
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Dun Carloway

Dun Carloway

Dùn Chàrlabhaigh

Dun Carloway, uno de los brochs mejor conservados de Escocia. A diferencia de la primera impresión que se pueda tener, está casi aceptado que no eran fortificaciones.

Localización

País: Reino Unido

Localidad: Carloway

Ubicación: Distrito de Carloway, Isla de Lewis, Hébridas Exteriores, Escocia (Reino Unido)

Coordenadas: 58°16′10″N 6°47′38″O

Ubicación: 1.5 millas al sur de Carloway, a unas 16 millas al noroeste de Stornoway, Lewis en la A858.

Información general

Usos: Probablemente, vivienda

Catalogación: Monumento planificado

Declaración: 18 de agosto de 1882

Fecha de construcción: c. siglo I a. C.

Destruido: c. 1300

Propietario: Historic Scotland

Altura: 9 metros (altura máxima que se conserva, debió tener más)

Dimensiones

Diámetro: 14 metros

Otras dimensiones: muros en la base de 3 metros de grosor

Detalles técnicos

Sistema estructural: Piedra seca

Dun Carloway (en gaélico escocés Dùn Chàrlabhaigh) es un broch situado en el distrito de Carloway, en la costa oeste de la isla de Lewis, Escocia. Se trata de un broch muy bien conservado, en las partes del lado este la pared alcanza los 9 metros de altura. En algunos puntos también hay reconstrucciones más modernas de la misma pared. Dun Carloway fue construido, probablemente, en algún momento del siglo I a. C., y la datación por radiocarbono de los restos encontrados en el broch evidencian que fue ocupada hasta alrededor del 1300. En la base el broch tiene entre 14 y 15 metros de diámetro y las paredes alrededor de 3 metros de espesor. Tiene planta circular y paredes paralelas que dejan un hueco practicable entre ambas y fue construida sin mortero.1​ Probablemente tenía el suelo de madera, tabiques y techo de paja, necesarios para hacerla habitable, pero la única evidencia que queda de ello son los agujeros para los postes y vigas. Junto con el techo, el estrecho pasadizo presumiblemente asegurado por una puerta de madera, fueron los puntos más vulnerables de la construcción, sobre todo al fuego.

La única apertura hacia el exterior, la puerta de entrada, tiene unas dimensiones inferiores a 107 centímetros de alta por 91 de ancha, siendo el dintel la piedra más grande de toda la construcción.1

Escalera entre muros, comunica los niveles primero y segundo.

La doble pared se compone del muro interior, vertical, y del muro exterior con una inclinación que hace que los pasillos inferiores sean fácilmente practicables pero no así los superiores. En la construcción existían, algunas se conservan, aperturas o puertas que daban paso desde el interior a estos pasillos, que se llegan a unir entre plantas por medio de escalares. Tanto los pasillos como las escaleras están realizados con lajas de piedra que se apoyan en ambos muros. En la planta baja entre ambos muros se abren cuatro habitaciones, en una de las cuales se han encontrado restos de cerámica, la conocida como habitación A. Otra habitación, la D, se abre al pasillo de entrada al broch, por lo que se supone que aloja a quien lo guardaba.2

En los muros interiores se aprecia todavía el recrecimiento hecho a unos 2,1 metros para apoyar el suelo que conformaría el techo de la planta baja y piso de la superior.3

Historia

La mayoría de los brochs se construyeron en el período comprendido entre 100 aC y 100 dC Dun Carloway probablemente fue construido en el siglo I DC. [1] Probablemente obtuvo su nombre actual del nórdico Karlavagr («Bahía de Karl»), una reliquia de su tiempo como parte del Reino de las Islas. A través de los siglos, Dun Carloway permaneció en uso hasta que el nivel del piso era demasiado alto debido a la acumulación de las capas de ocupación.[2]

El broch fue utilizado ocasionalmente en tiempos posteriores como fortaleza. Los Morrisons de Ness pusieron a Dun Carloway en uso en 1601. La historia cuenta que habían robado ganado de los MacAuleys de Uig. Los MacAuleys querían recuperar su ganado y encontraron a los Morrisons en el broch. Uno de ellos, Donald Cam MacAuley, trepó la pared exterior con dos dagas y logró expulsar a los habitantes arrojando brezo al broche y luego prendiéndole fuego.[3] [4] Los MacAuleys luego destruyeron el broch.[3]

Presumiblemente en el siglo 16 las paredes del broch todavía estaban en gran parte intactas. A mediados del siglo XIX, una gran parte de la parte superior del muro había desaparecido, y las piedras se reutilizaron en otros edificios.[5] La situación en 1861 se muestra en un dibujo publicado en 1890 por el Capitán Thomas.[6] Para evitar una mayor descomposición, Dun Carloway fue en 1882 uno de los primeros monumentos oficialmente protegidos en Escocia.[5] Cinco años después, el broch fue puesto bajo administración estatal. Desde entonces, la restauración se ha realizado en el broch. A principios del siglo XX y en la década de 1970 hubo excavaciones arqueológicas limitadas.[2]

Construcción

Dun Carloway está construido sobre una roca en una empinada ladera sur a una altura de 50 metros.[2] Es el broch mejor conservado en las Hébridas Exteriores.[4] [7] La pared del broch se eleva en el lado sur a 9,2 metros.[8] Solo Mousa Broch y Dun Telve tienen paredes que son más altas. La altura original de Dun Carloway es desconocida. El broch da a Loch Carloway.

El diámetro externo es de 14.3 metros; El diámetro interno del patio interior es de 7,4 metros.[2] El espesor de las paredes varía de 2,9 a 3,8 metros desde el sureste hasta el norte.[2] La entrada está en el lado noroeste.[9] La entrada mide 75 centímetros de ancho y 1 metro de alto. Las paredes en este lado del broch no exceden mucho la altura del capstone de entrada y no hay piedras encima del capstone grande.[10] En el lado sur del pasillo de entrada hay una llamada «celda de guardia», una pequeña habitación lateral en el pasillo. La apertura a la «celda de guardia» es de 61 centímetros cuadrados.[6] En el interior del broch hay tres aberturas adicionales. La abertura en el lado este, frente a la entrada, conduce a las escaleras ubicadas entre las paredes del broche. La escalera corre a lo largo de un cuarto de la circunferencia del broch.[6] La abertura del noreste (a la izquierda de la abertura de la escalera) da acceso a una sala ovalada. Aquí hay rastros que muestran que hubo al menos tres hornos de turba a lo largo de los siglos.[2] La abertura oeste (derecha, después de entrar al broch) proporciona acceso a una habitación debajo de la escalera.[11]

En el muro suroriental son visibles dos grandes huecos en el muro. En el lado norte del interior sobresale la roca sobre la que se construyó el broche. Es probable que haya un piso de madera superior,[4] ya que la escasez (repisa) que podría sostener dicho piso es visible a 2 metros sobre el nivel del suelo.[9] Aunque el muro restante es superior a nueve metros, no se encontraron rastros de una escasez mayor.[12] Esto podría significar que solo había un piso, o que se usó un método diferente para pisos más altos.

Foto del broch

La excavación en la sala noreste encontró al menos tres hornos de turba utilizados en el período 400-700. En esta sala también había muchos restos de cerámica, así como un fragmento de una piedra quern y una colección de conchas de caracol. Las chimeneas no contenían huesos de animales, lo que hace que el uso doméstico (preparación de comidas) de los incendios parezca poco probable.[2] Una aplicación más industrial también es poco probable debido a la ausencia de herramientas que se utilizaron para hacer herrajes. Probablemente la habitación del noreste solo se usaba para la fabricación de ollas de barro [2]

 

Pasaje de entrada

Pasos entre paredes

Dun Carloway visto desde el camino de aproximación

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.