Este Mundo, a veces insólito
Entradas recientes
Suscribete
Calendario
diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Economía

Moray

Moray

Terrazas agrícolas de Moray. Muray

Departamento del Cuzco: Perú

Coordenadas: 13°19′45″S 72°11′47″O

Moray Cusco, Andenes de Moray, Moray del Valle Sagrado

Este sitio se encuentra cerca del Cusco, en el Perú. A primera vista pareciera una especie de anfiteatro, conformado de varios andenes circulares, situado a 3.500 msnm.

Los restos arqueológicos de Moray se encuentran ubicados a 7 kilómetros de Maras, en el Valle Sagrado de los Incas, a 38 km al noroeste del Cusco. Es posible de llegar a Moray a través del camino que parte del pueblo o directamente desde un desvío de la carretera principal. Moray es palabra quechua y nombra a un sector ocupado por las comunidades campesinas de Misminay y kaccllarakay.

La palabra Moray tuvo algo que ver con la cosecha de maíz que se llamaba Aymoray, o con el mes de mayo, que también se llama Aymoray, e igualmente con la papa deshidratada que es la Moraya o Moray.

Fue reconocido en 1932 por la expedición de Shirppe Johnson, andenes a manera de anillos concéntricos. Cada círculo comprende una terraza que se superpone a otra, formando círculos que van ampliándose. Se puede acceder de uno a otro escalando piedras salientes (sarunas), enclavadas en la pared.

Para los estudiosos de este lugar, Moray era posiblemente un centro de investigación agrícola incaico donde se llevaron a cabo experimentos de cultivos a diferentes alturas, La disposición de sus andenes produce un gradiente de microclimas teniendo el centro de los andenes circulares concéntricos una temperatura más alta y reduciéndose gradualmente hacia el exterior a temperaturas más bajas, pudiendo de esta forma simular hasta 20 diferentes tipos de microclimas. Se cree que Moray pudo haber servido como modelo para el cálculo de la producción agrícola no solo del Valle del Urubamba sino también de diferentes partes del Tahuantinsuyo.

Sector II de Maras, menos conservado que el Sector I.

Los microclimas de las terrazas [andenes] que rodean el embudo más grande [Qechuyoq] se distribuyen en sectores de cuatro niveles contiguos, cada sector con características microclimáticas propias. Los cuatro andenes inferiores (1,2,3,4) [Sector I] son más húmedos y tienen temperaturas de suelo bajas debido a la mayor evapotranspiración del agua. Los suelos de los andenes del Sector II (niveles 5,6,7,8) tienen temperaturas anuales promedios de 2° o 3°C mayores. Los del Sector III (9,10,11,12) tienen temperaturas que pueden ser mayores o menores de acuerdo a la variación en la exposición solar en el curso de las estaciones del año. Los meses de mayor diferenciación microclimática son los de la estación seca (mayo, junio, julio) y la del sembrío (agosto, setiembre, octubre, noviembre).

Diversas teorías explican el uso de Moray en la época incaica. Según el historiador Edward Ranney, los incas utilizaron las terrazas de Moray como un lugar para agricultura especial, quizá para el desarrollo de su cultivo más preciado que fue la hoja de coca. John Earls sostiene haber descubierto piedras verticales en las terrazas, las mismas que marcarían los límites de las sombras del atardecer durante los equinoccios y solsticios. Los pobladores locales llaman a estas piedras “ñustas”. Earls concluye que cada terraza en Moray reproduce las condiciones climáticas de diferentes zonas ecológicas del imperio incaico.

Debido a su posición abrigada, cada uno de estos andenes representa aproximadamente mil metros de altitud en condiciones normales de labranza. En su totalidad, el complejo contendría veinte o más zonas ecológicas a escala. El sitio de Moray pudo además servir a los oficiales incas para calcular la producción anual en diferentes partes del Tahuantinsuyo.

Durante el mes de octubre, cientos de pobladores de las comunidades vecinas concurren a los andenes circulares de Moray para celebrar el Moray Raymi o Fiesta del Sol. Los festejos incluyen danzas folclóricas relacionadas con la tierra, los productos y el trabajo agropecuario.

Descubierto en 1932, Moray se presenta enigmático para quien la visite, sus impresionantes andenes circulares que parecen gigantescas huellas digitales, hace pensar en un gigantesco laboratorio agrícola, aunque muchas interpretaciones van por el lado de observatorio astronómico o el culto como sentido primordial.

La temperatura del suelo de cada andén determino que los incas lograran desarrollar unas veinte zonas ecológicas en miniatura donde producir granos como la quinua y la kiwicha, así como la calabaza y zapallo y claro múltiples variedades de papa.

Los andenes de Moray fueron una estación experimental formada por inmensas depresiones cónicas de 47 a 84 m, cortadas en la piedra caliza, donde se conseguía diferentes climas de acuerdo con la profundidad de los andenes.

Las andenerías de Moray que semejan un anfiteatro hundido, a manera de cráter artificial, fueron construidas sobre muros de contención rellenados con tierra fértil y regadas mediante complejos sistemas de irrigación. De esta forma, la variación térmica existente entre la superficie y el fondo de estos hoyos naturales fue aprovechada para que en cada terraza se adaptaran distintas variedades de plantas (más de 250 especies vegetales). Se especula que, a partir de su experiencia en esta especie de invernadero, los Incas organizaban la producción agrícola en todo el Tahuantinsuyo.

Otros estudios indican que el lugar fue empleado para la observación astronómica y monitorear los cambios climáticos que podrían presentarse, mediante el seguimiento de la luz solar y las sombras que generadas por las altas montañas de la zona.

A día de hoy, los expertos parecen estar de acuerdo en que Moray era un centro de investigación agrícola. La disposición gradual de sus terrazas forma diferentes microclimas, que por sus características de altitud, humedad y temperatura, permite la experimentación con los cultivos.

En estas terrazas, los antiguos habitantes del valle experimentaron con especies como la papa, el maíz o la coca, así como muchas otras plantas salvajes que adaptaron al consumo humano. Gracias a centros como el de Moray, los incas lograron increíbles avances en su agricultura; disciplina que, a la larga, sería fundamental para su desarrollo económico.

 

 

 

 

 

 

 

Cañadas reales

Cañadas reales

Las Cañadas reales eran, y son, los caminos más o menos grandes en extensión y anchura, por donde transitaba el ganado, mayoritariamente ovino, de los ganaderos asociados a la antigua agrupación denominada “La Mesta”, la cual tenía ciertos derechos y privilegios. Estas se extendían por grandes zonas de España.

Concejo de la Mesta

Pastos de montaña en Villafranca de la Sierra (Ávila, España). Se observa el paso de las cañadas, un corral para la recogida del ganado y un chozo de piedra donde se refugiaban los pastores de los rigores del tiempo.

El Honrado Concejo de la Mesta de Pastores fue creado en 1273 por Alfonso X el Sabio, reuniendo a todos los pastores de León y de Castilla en una asociación nacional y otorgándoles importantes prerrogativas y privilegios tales como eximirlos del servicio militar y de testificar en los juicios, derechos de paso y pastoreo, etc.

Con anterioridad ya los ganaderos se reunían en asambleas o consejos llamados “mestas” (la palabra mesta proviene de mixta, que significa ‘mezclada’) en diversas localidades dos o tres veces al año con el fin de tratar de los negocios concernientes a sus ganados o gobierno económico, y para distinguir y separar los mestencos (animales sin dueño conocido) que se hubiesen mezclado.

Durante la Edad Media y con el paso del tiempo, se añaden nuevos privilegios reales a la Mesta, como pasará a ser conocida, junto con una fiscalización especial para protegerla de los agricultores, lo que provocó largos e incontables pleitos hasta el año 1836, en que se abolió.

La Mesta es considerada una de las agrupaciones corporativas o gremios más importantes de Europa de la Edad Media y el primer gremio ganadero, aunque existieron corporaciones locales de ganaderos anteriores en Aragón (Casa de Ganaderos de Zaragoza).

Los orígenes de La Mesta

Las diferentes corrientes historiográficas han definido distintos discursos sobre cómo tiene origen La Mesta más allá de lo puramente institucional, atendiendo esencialmente a cuales fueron los hechos que dieron lugar a la creación de la propia institución. La relevancia de este estudio se hizo patente ante la divergencia de los análisis de los diferentes historiadores, sobre todo, en la elaboración del discurso historiográfico sobre la “Crisis del siglo XVII”. De ese modo, para aquellas corrientes que construyen un discurso sobre el decaimiento de la corona hispánica en el siglo XVII, La Mesta nace como una organización democrática de pequeños ganaderos y propietarios que son reunidos por Alfonso X por vez primera en 1273. De ese modo, la Mesta se entiende como una organización exclusivamente o al menos dominada por ganaderos, hasta que Carlos V “en su afán recaudatorio”, moldease la institución para que fuese controlada por grandes propietarios nobles y eclesiásticos. En esa línea se entienden los estudios de Vicens Vives en su Manual de Historia Económica de España, entre otros.

Sin embargo, otros estudios (Sobrequés, Reyna Pastor) plantean líneas de investigación más vinculadas a la que se ha llamado “realidad social” de La Mesta. Se encuentra y determina en los orígenes de la trashumancia en Castilla, una serie de aristócratas ricos y eclesiásticos, dueños de grandes rebaños, son en realidad el germen de la nueva institución, fundamentalmente interesada en los privilegios de la trashumancia. Esto explicaría en parte el proceso de conflicto entre ganaderos y agricultores en una lucha de privilegios (que Sobrequés entiende como equilibrada) y que finalizaría con la victoria de aquellos sobre estos.

A estas tesis sobre los orígenes de la trashumancia hay que añadir el importante peso que algunos historiadores le dan a la aparición de la oveja merina, cuya lana se convertirá en el principal producto de exportación de Castilla durante varios periodos en la Baja Edad Media y la Edad Moderna. Tal es su importancia, que algunos historiadores han considerado que sin oveja merina no habría Mesta. Por ello, se mostró importante entender la llegada de la oveja merina a la Península, importada desde el Magreb, como intuyó Klein y otros historiadores como Robert S. López buscaron demostrar. No hay más que elucubraciones sobre por qué fue esta importada a la naciente Mesta y no a Andalucía, mucho más cerca geográfica y culturalmente con el Norte de África; o a Aragón, cuyas rutas comerciales ya conocían la lana de oveja merina, vendida, al menos, en Túnez.1

Pastores y labradores

En la España medieval, durante la Reconquista, los reinos cristianos y musulmanes estaban separados por una franja de territorio que podía llegar a tener hasta 100 km de anchura, casi despoblados, pues era tierra de nadie sometida a continuas incursiones bélicas de los dos bandos. En estas tierras no valía la pena labrar, porque las campañas bélicas se organizaban durante el buen tiempo, en la época de las cosechas, de modo que lo más probable es que, por unos o por otros, acabaran dadas al fuego o al saqueo.

Este territorio lo aprovechaban los pastores, cuyo ganado podía moverse de un lugar a otro, practicando la trashumancia, de modo que lo recorrían durante el otoño y el invierno (temporadas frías) y, en la temporada de campañas (primavera y verano), se refugiaban en las montañas del norte, más húmedas y que conservaban sus pastos durante el tiempo cálido, consiguiendo formar una ganadería muy importante. La base principal de la importancia económica de estos rebaños era la oveja merina, cuya lana, de gran calidad, era apreciada (y todavía lo es) en toda Europa, así como la oveja churra, para carne. La lana tenía como mercados más importantes Medina del Campo y Burgos. Conforme avanza la Reconquista, estas tierras se van repoblando y labrando, mientras se establece otra franja de tierra de nadie más hacia el sur.

Alfonso X el Sabio.

Cuando el rey Fernando III dio un gran impulso a la Reconquista (siglo XIII), incorporando a sus reinos gran cantidad de territorio y haciendo tributarios a los reinos “moros” que quedaban, la tierra de nadie se convierte en segura y los labradores roturan los pastos, prohibiendo el paso de los ganados que se comían las plantas verdes. Teniendo en cuenta que otra gran riqueza de Castilla es el trigo, los reyes (empezando por el sucesor de Fernando III, Alfonso X el Sabio) se ven en la necesidad de promulgar leyes para defender a unos y a otros, protegiendo las cosechas en general, al establecer caminos delimitados para el ganado entre las tierras cultivadas (cañadas, cuerdas, cordeles, etc.) para facilitar la trashumancia y el paso entre unas zonas de pastos y otras, generalmente situadas en zonas de difícil roturación.

Historia de la Mesta

Cañada Real Leonesa Occidental en el Valle de Amblés, Ávila, España.

Las agrupaciones de pastores y ganaderos se fusionaron en la “Real sociedad de ganaderos de la Mesta“, según el privilegio de Alfonso X el Sabio, en 1273 en Gualda, aunque su denominación y reglamentación es de 1347, reinando Alfonso XI.2 Como se ha dicho, con su creación se intentaba evitar posibles conflictos entre agricultores y ganaderos, ya que estos últimos debían atravesar las tierras de los agricultores con sus rebaños dos veces al año, produciendo daños en los cultivos. Esto se subsanó construyendo unos itinerarios concretos: los de mayor anchura se llamaban cañadas, y las más importantes de entre ellas se llamaban cañadas reales, dando testimonio de su creación por el rey.

Antigua sede del Concejo de la Mesta, en Madrid. Actualmente alberga el ICAC.

En las cortes de Toledo de 1480, se decreta dejar libre el paso de rebaños entre Aragón y Castilla, manifestándose el papel preponderante que los Reyes Católicos darían a la Mesta.2 El mismo año otro decreto otorgaba libertad absoluta para el tránsito de ganados en ambos reinos.2 Con esto no solo pretendían proteger esta actividad, sino también incrementar los ingresos de la corona mediante el arrendamiento y la venta de derechos de pastos.2 A partir de entonces, el presidente de la Mesta sería el miembro más antiguo del Consejo Real.

Desde el año 1500, la Mesta se organizaba celebrando dos asambleas al año, una en el sur de la península entre enero y febrero, y la otra en el norte, entre los meses de septiembre y octubre.3 La labor de estas asambleas era resolver principalmente asuntos de carácter interno como la organización de las trashumancias próximas, orden de paso y la elección de los cargos que debían dirigir la Mesta.

El cargo principal era el de Presidente, los cuatro alcaldes de cuadrilla, que le ayudaban en sus tareas y los alcaldes mayores. También tenían relevante importancia los jueces de comisión, encargados de juzgar y multar a los que no cumplieran la extensa normativa de la Mesta.

La mayor parte de la producción lanera se destinaba a la próspera industria de paños de Inglaterra y los Países Bajos. Su comercio se centraba en Burgos y desde los puertos del Cantábrico se transportaba hacia Flandes.  Reactivó la vida comercial de Castilla, creándose importantes mercados y ferias, como la de Medina del Campo. En el siglo XIII se fundó la Hermandad de la Marina de Castilla, para defenderse de la competencia de los marineros ingleses y franceses.

La exportación de lana, dificultó el desarrollo de las manufacturas propias, a pesar de lo cual alcanzaron cierto renombre la industria de paños de: Cuenca, Béjar, Zamora, Ávila y Segovia. Dedicadas al mercado local y soportando la competencia de las manufacturas importadas de los Países Bajos. Esta situación obstaculizó el nacimiento de una burguesía que pudiese servir de contrapeso al pujante poder de la nobleza

Existe un gran desconocimiento sobre el funcionamiento a nivel institucional de la Mesta, lo que ha provocado todo tipo de especulaciones al respecto y ha creado “la leyenda negra”, que decía que desde los Reyes Católicos, la Mesta era una máquina perfecta por su organización, atribuciones y actuaciones.

Fue una organización muy poderosa debido a los privilegios que los reyes le concedían, ya que la lana era un importante producto entre los que exportaba Castilla a Europa, por lo que se debía fomentar la producción de lana, a veces en detrimento de la agricultura, con el caso paradigmático de Extremadura, y la casi desaparición de la agricultura, previamente dominante.

La Mesta fue una de las causantes de la deforestación sufrida en la península a lo largo de la historia, ya que la gran cantidad de ganado necesitaba mucho pasto para alimentarse.[cita requerida]

Su decadencia y posterior desaparición en el año 1836 tuvo varios motivos:

  • La pérdida del monopolio mundial de producción de lana merina (lana de alta calidad), a causa del robo de ganado durante la invasión de Napoleón, produciendo la caída de precios y la pérdida de mercados. Se consideraba que la salud de la población en el norte de Europa y Estados Unidos dependía de la cantidad de lana disponible por la población.
  • Elevados precios locales que hacen que las exportaciones de la lana empiecen a ser menos competitivas.
  • Continuos conflictos entre ganaderos y la industria, que poco a poco van tomando poder y les van limando ciertos privilegios.
  • Las guerras con Portugal, que hacen que muchas cañadas no puedan ser utilizadas.
  • La creciente necesidad de dinero de la Corona, que hace que la Mesta pierda privilegios de tipo económico.

Cañadas reales

Principales Cañadas Reales de Castilla y sus equivalentes en los otros reinos españoles.

Las principales cañadas reales por las que circulaba el ganado de la mesta fueron:

Cuando llegaban cerca de sus destinos, había toda una serie de caminos menores, con diversos nombres según su importancia: cuerdas, cordeles, etc., para repartir el ganado por las zonas de pastos.

http://www.nuevoportal.com/andando/mesta.html

El Camino Real (California)

El Camino Real (California)

El Camino Real era la vía de comunicación terrestre que unía las misiones de la Baja California y la Alta California, fundadas entre 1683 y 1834. Originalmente fue un camino de herradura pero ha sido modificado y mejorado con los años. En la actualidad forma parte de la red de carreteras de México y los Estados Unidos.

Este artículo está sobre el camino histórico en California. El nombre de “El Camino Real” también puede referirse a partes de la ruta 101 de los Estados Unidos, la ruta 1 del estado de California, la ruta 82 del estado de California en el área de la bahía de San Francisco y la ruta S11 del condado de San Diego en el norte del condado de San Diego. No se debe confundir con El Camino Real (El Camino Real), que se extiende por Texas y conecta la Ciudad de México con Luisiana.

El Camino Real, a veces asociado con la Calle Real (dentro del estado de California), generalmente se refiere a la histórica carretera de 965 kilómetros que conecta los 21 Misiones españoles en California (antes Alta California), junto con una serie de sub-misiones, cuatro presidios, y tres pueblos, que se extiende en su extremo sur de la Misión de San Diego San Diego de Alcalá, todo el camino hasta el norte de la pista Terminus en la misión San Francisco Solano en Sonoma, apenas sobre la bahía de San Francisco.

El significado del término “Camino Real” ha cambiado con el tiempo. En la época colonial española anterior, cualquier camino bajo la jurisdicción directa de la corona española y sus virreyes era considerado como un camino real. Ejemplos de tales caminos corrían entre los principales asentamientos en toda España y sus colonias como la Nueva España. La mayoría de los caminos reales tenían nombres aparte del camino real adjunto. Una vez que México ganó su independencia de España, ningún camino en México, incluyendo California, era un camino real. El nombre fue utilizado raramente después de eso y fue restablecido solamente en el período americano en relación con el boosterism asociado con el movimiento del resurgimiento de la misión del comienzo del siglo XX.

La ruta original comenzó realmente en Baja California Sur, México, en el sitio de la Misión de Nuestra Señora de Loreto Conchó, hoy día Loreto, (la primera misión establecida exitosamente en Las Californias). Hoy en día, muchas calles de California que siguen o corren paralelas a esta histórica ruta aún llevan el nombre de “El Camino Real”. Parte de la ruta original también ha sido continuamente actualizada hasta que ahora es parte del sistema de autopistas modernas de California. La ruta original es trazada aproximadamente por una serie de marcadores conmemorativos de la campana.

Periodos Español y Mejicano

Entre 1683 y 1834, los misioneros jesuitas y franciscanos establecieron una serie de puestos avanzados religiosos desde Baja California y Baja California Sur hasta la actual California.

En Alta California (ahora Estado de California), El Camino Real siguió dos rutas alternativas, establecidas por las dos primeras expediciones exploratorias españolas de la región. La primera fue la Expedición Portolá de 1769. La expedición incluyó a misioneros franciscanos, encabezados por Junípero Serra. A partir de Loreto, Serra estableció la primera de las 21 misiones en San Diego. Serra se quedó en San Diego y Juan Crespí continuó el resto del camino con Gaspar de Portolá. Procediendo hacia el norte, Portolá siguió (en la medida de lo posible) la costa (actual California State Route 1), excepto donde fue forzada hacia el interior por acantilados costeros.

Finalmente, la expedición fue impedida de ir más lejos al norte por la entrada a la bahía de San Francisco, el Golden Gate. Crespí identificó varios sitios de misión futuros que no fueron desarrollados hasta más tarde. En el viaje de regreso a San Diego, Gaspar de Portolá encontró un desvío más corto alrededor de un tramo de acantilados costeros a través del Valle del Conejo.

Portolá viajó otra vez desde San Diego a Monterey en 1770, donde Junípero Serra (quien viajó en barco) fundó la segunda misión (más tarde se trasladó a poca distancia al sur de Carmel. Carmelo se convirtió en cuartel general de misión de Alta California de Serra.

La segunda expedición de Juan Bautista de Anza (1775-76), entrando en Alta California desde el sureste (cruzando el río Colorado cerca de hoy en Yuma, Arizona) recogió el rastro de Portolá en la Misión San Gabriel. Los exploradores de De Anza encontraron más fácil viajar en varios valles interiores, en lugar de permanecer en la accidentada costa. En su viaje Portolá viajó nuevamente de San Diego a Monterey en 1770, donde Junipero Serra (quien viajó en barco) fundó la segunda misión (más tarde se trasladó a una corta distancia al sur de Carmel.north, de Anza viajó el Valle de San Fernando Después de desviarse a la costa para visitar el Presidio de Monterey, de Anza volvió al interior, siguiendo el Valle de Santa Clara al extremo sur de la Bahía de San Francisco y hacia el lado este de la Península de San Francisco. (Aproximadamente la actual Ruta 101 de EE. UU.), Y se corresponde más estrechamente con el reconocido El Camino Real.

Para facilitar los viajes por tierra, los asentamientos de la misión estaban a unos 48 kilómetros de distancia, de modo que estaban separados por un largo día de paseo a caballo a lo largo del Camino Real de 966 kilómetros (966 kilómetros), “A menudo referido en la traducción inglesa embellecida más adelante,” la carretera del rey “), y también conocido como el rastro de la misión de California. El movimiento pesado de la carga era práctico solamente vía agua. La tradición dice que los padres espolvorearon las semillas de mostaza a lo largo del camino para marcar las curvas del progreso hacia el norte del sendero con flores de color amarillo brillante, creando un sendero dorado que se extiende desde San Diego a Sonoma. El Camino Real proporcionó una ruta terrestre de interconexión vital entre las 21 misiones españolas de Alta-California.

Periodo Americano

En 1912, California comenzó a pavimentar una sección de la ruta histórica en el condado de San Mateo. La construcción de una carretera de hormigón de dos carriles comenzó en frente de la histórica cabaña del tío Tom, una posada en San Bruno que fue construida en 1849 y demolida exactamente 100 años después. Había poco tráfico inicialmente y los niños usaron el pavimento para el patinaje sobre ruedas hasta que el tráfico aumentó. A finales de la década de 1920, California comenzó el primero de numerosos proyectos de ampliación de lo que más tarde se convirtió en parte de EE.UU.

History of commemorative bell-markers

Una marca histórica, situada a lo largo del Camino Real.

En 1892, Anna Pitcher de Pasadena, California, inició un esfuerzo por preservar la ruta aún no recordada del Camino Real de Alta California, un esfuerzo adoptado por la Federación de Clubes de Mujeres de California en 1902. [3] Moderno El Camino Real fue una de las primeras autopistas estatales en California. Debido a la falta de carteles estandarizados en la época, se decidió colocar campanas distintivas a lo largo de la ruta, colgadas en soportes en forma de un cayado de 3,4 metros de altura, también descrito como “un bastón franciscano”. “La primera de 450 campanas se dio a conocer el 15 de agosto de 1906, en la Plaza Iglesia en el pueblo cerca de la calle Olvera en Los Ángeles.

La organización original que instaló las campanas se fragmentó y el Automóvil Club del Sur de California y los grupos asociados cuidaron de las campanas desde mediados de los años 1920 hasta 1931. El Estado asumió el mantenimiento de la campana en 1933. La mayoría de las campanas finalmente desaparecieron debido al vandalismo, Robo o simple pérdida debido a la reubicación o reencaminamiento de autopistas y carreteras. Después de una reducción en el número de campanas a alrededor de 80, el Estado comenzó a reemplazarlas, primero con hormigón, y luego con hierro. [4] Un diseño producido por primera vez en 1960 por Justin Kramer de Los Ángeles fue el estándar hasta que el Departamento de Transporte de California (Caltrans) comenzó un esfuerzo de restauración en 1996.

Keith Robinson, arquitecto paisajista principal en Caltrans desarrolló un programa de restauración de El Camino Real que dio lugar a la instalación de 555 marcadores de campana de El Camino Real en 2005. El marcador de Bell consiste en una campana de metal fundido de 460 mm de diámetro, Columna de tubería que se une a una base de hormigón utilizando varillas de anclaje. Los moldes de campana originales de 1906 se utilizaron para fabricar las campanas de reemplazo. El reemplazo y las campanas originales fueron producidos por California Bell Company, y se marcan más típicamente 1769

Enrutamiento conmemorativo de rutas

Hoy, varias carreteras modernas cubren partes de la ruta histórica, aunque las secciones grandes están en calles de la ciudad (por ejemplo, la mayor parte del tramo entre San José y San Francisco). Su ruta moderna completa, según lo definido por la Legislatura del Estado de California, es la siguiente: [6] [7]

East Bay route

Algunos caminos locales más antiguos que paralelamente a estas rutas también tienen el nombre. Muchas calles en toda California llevan hoy el nombre de esta famosa carretera, a menudo con poca relación de hechos con el original; Pero Mission Street en San Francisco corresponde a la ruta histórica. Se ha conservado un tramo de la antigua carretera, sin pavimentar, junto a la Misión San Juan Bautista; Esta sección de la carretera corre realmente paralela a la línea de la Falla de San Andrés, que se puede ver claramente porque el suelo cae varios pies. Una porción sin pavimentar del original El Camino Real se ha conservado justo al este de la Misión San Juan Bautista en San Juan Bautista, California.

Hoy en día la ruta a través de los condados de San Mateo y Santa Clara se designa como la Ruta Estatal 82, [8] y algunos tramos de la misma se llaman El Camino Real. La antigua carretera forma parte de la ruta de Anza, situada a pocos kilómetros al este de la ruta 101.

Tenga en cuenta que la ruta oficial de California El Camino Real pierde la mayoría de las 21 misiones originales. Mientras se conduce por la “ruta conmemorativa” oficial del Camino Real, la Misión más visible de hoy sería probablemente la Misión San Miguel, ubicada en el pueblo no incorporado de San Miguel, justo al lado de la Carretera 101 en el Río Salinas.

Historic designations

El Camino Real is designated as California Historical Landmark

See also

Misión de San Diego de Alcalá en California

La primera misión de las Californias fue la de San Bruno, fundada por los jesuitas en 1683, en la península de California, hoy territorio mexicano.

El plan general de colonización y evangelización por parte española se basaba en las misiones, los pueblos y los presidios.

Se trataba de ir progresando hacia el norte fundando un rosario de misiones a la distancia de un día de camino a caballo de misión en misión (aproximadamente tres días a pie).

Al lado de cada misión se fundaba un pueblo con los indios conversos. En lugares determinados se añadía un “presidio”, una residencia más o menos fortificada con soldados, para proteger y ocupar el territorio.

Misión de Santa Clara de Asís circa 1910.

Las misiones se financiaban con dinero recaudado por las órdenes religiosas y proveían las necesidades básicas de los soldados de los presidios. Los soldados recibían armamento y otros suministros a cargo de la corona española, pero de manera muy irregular.

Cada misión tenía que ser autosuficiente y producir alimentos y otros bienes básicos para los misioneros, los nativos conversos y los soldados.

Inicios y dificultades

Restos de las forja catalana de la misión de San Juan Capistrano. Las instalaciones industriales más antiguas de California (c.1790). Y de las más antiguas de los Estados Unidos

Dejando de lado los viajes de exploración,1 2 3 llenos de dificultades por su propia condición, la fundación de una misión ofrecía problemas similares.

Una expedición reducida, con unas cuantas mulas y un par de frailes acompañados de algunos arrieros y sirvientes y algún indígena amigo – a menudo sin ningún soldado- se desplazaba a un lugar determinado, escogía un lugar adecuado y se plantaba un campamento provisional: la misión estaba fundada.4

A los pocos días se construían algunas cabañas de madera -para los soldados, sirvientes y misioneros- y una iglesia rudimentaria y se protegía el conjunto con una empalizada. Había que sembrar muy pronto y procurar una cosecha de trigo para comer. Cuando las provisiones se acababan debía comer como los naturales del país: pinole, bellotas,…

En los primeros tiempos no había ni ganado (vacas y toros), ni aves. Era necesaria la caza si se quería comer carne o hacer hervir la olla.

Con el tiempo y después de muchas penalidades, a menudo al cabo de unos cuantos años, se construía una iglesia de piedra o ladrillos cocidos, varios edificios de adobes y todos los almacenes necesarios.

Los indios conversos se reunían en unas cuantas casetas o eran confinados en la misión, con separación de sexos.

La lectura de muchos documentos conservados demuestra que los primeros años de todas las misiones californianas fue muy difícil. En algunos casos había ataques por parte de los indios con víctimas mortales. Pero el problema verdadero fue la vida cotidiana. La pura y simple supervivencia. 5

La construcción del Camino Real

La construcción del Camino Real de California fue una ardua tarea que duró muchos años. Una vez fundada una misión se procedía a mejorar el camino que la unía con la próxima misión. Había que ensancharlo y allanarlo y dotarlo de unos elementos auxiliares mínimos. Por suerte, y no por casualidad, muchos de los misioneros tenían conocimientos técnicos que debían facilitar el trazado y la construcción del camino Real.6 Según una tradición no confirmada, los misioneros sembraron semillas de mostaza en las orillas del camino real para que las flores amarillas de la planta ayudaran a indicar el camino.

Misiones

Ordenadas geográficamente de norte a sur, las misiones fueron las siguientes:

Alta California

Mapa de 1920 que indica el “Camino Real” de la Alta California tal como era en 1821.

Baja California

Mapa de 1920 que indica el Camino Real de la Baja California tal como era en 1769.

Misioneros mallorquines, valencianos y catalanes

Exploradores, militares y cargos políticos

Sello Fray Junípero Serra

La misión se encuentra en Rio Road a las afueras de Carmel-by-the-Sea, y esta es su segunda y definitiva ubicación, pues primeramente fue fundada en Monterey, en la que hoy es conocida como Catedral de San Carlos Borromeo.

1915 Auto Club tira mapa que muestra la ruta de El Camino Real desde Los Angeles a San Diego. Cortesía del Automóvil Club de los Archivos del Sur de California.

Carta de 1903 mapa de El Camino Real. Cortesía de las Colecciones Especiales de la Biblioteca de Investigación Juvenil, UCLA.

La primera campana de El Camino Real fue erigida el 14 de agosto de 1906 frente a la Plaza Church de Los Ángeles. Cortesía del Título Insurance and Trust, y C.C. Pierce Photography Collection, Bibliotecas de la USC.

Camino de los Patriarcas

Camino de los Patriarcas

Way of the Patriarchs (blue) with Via Maris (purple) and King’s Highway (red)

Camino de los Patriarcas (en hebreo: דֶּרֶךְ הֲאָבוֹת Derech ha’Avot Lit. Camino (de) los Padres), es una antigua ruta norte-sur que atraviesa la tierra de Israel. El nombre es utilizado por los eruditos bíblicos debido a menciones en las narraciones bíblicas que fue viajado con frecuencia por Abraham, Isaac y Jacob.

También se llama el camino de la colina o la ruta del canto [3] porque sigue la línea del canto de la cuenca de las montañas de Samarian y de Judaean. Pasa de Meguido y Hazor al sur de Beerseba por medio de Siquem, Bet-el, Jerusalén, Efrata y Hebrón. A diferencia de la Via Maris y la Carretera del Rey, que eran carreteras internacionales que cruzaban los territorios de muchos pueblos, la Ruta de los Calles estaba totalmente dentro del territorio del antiguo Israel.

En los tiempos modernos, la ruta sigue aproximadamente la carretera 60 original (sin los bypass más recientes), pasando por Afula, Jenin, Naplusa, Ramallah, Jerusalén, Belén, Halhul, Hebrón y Dhahiriya.

Ya encontramos a Abraham usando esta ruta. Después de entrar en la tierra, se dirige a Siquem. Luego, a través de Beth El, termina en Hebrón y más tarde en Beer-Sheva.

Hallazgos del Camino de los Patriarcas

Ritual Baths

Hito romano adyacente a mikve cerca de Alon Shvut Roman milestone adjacent to mikve near Alon Shvut

Las estaciones de la manera fueron descubiertas a lo largo de la ruta entre Beersheba y Jerusalén de la época del templo antiguo y más adelante durante las eras helenísticas y romanas. Los baños rituales (Mikvaot, hebreo: מקוואות) sirvieron a los peregrinos durante su viaje. [5] [6]

Milestones

Hitos se han descubierto a lo largo de la ruta que señala que, incluso en la época romana, la ruta se utilizó como una carretera principal. [Cita requerida] Las piedras representan la distancia a Jerusalén.

The Maccabees in Gush Etzion

El Camino de los Patriarcas se puede ver en Beit Zechariah (hoy un pequeño pueblo árabe) donde tuvo lugar una batalla entre Yehuda Maccabee y los griegos. Fue allí donde el hermano de Judá, Elazar HaHorani, fue asesinado después de apuñalar y matar a uno de los elefantes griegos. Este incidente se conmemora con el nombre de la comunidad adyacente, Elazar.

In Jerusalem

La historia bíblica de la Concubina de la Colina (Jueces 19), habla de una pequeña caravana familiar que viaja en la ruta de la cresta desde Belén hacia Jerusalén.

La antigua Jerusalén (la vieja ciudad de hoy) no fue situada en la cuenca de la montaña. De hecho, The Ridge Route no pasó directamente a través de la antigua ciudad, sino que estaba situado justo al oeste, a unos 20 minutos a pie de las murallas de la ciudad. La ruta de Bethel hacia el sur habría pasado por los barrios de hoy de Beit Hanina, Shuafat, Colina Francesa, Givat HaMivtar y Kerem Avraham, cruzando Jaffa Road en el centro de Jerusalén moderno detrás del edificio de la tienda de HaMashbir y continuando Shmuel HaNagid St. (altura del pico: Monasterio de Ratisbona), King George St., Keren HaYesod St., y finalmente el Camino de Hebron a Bethlehem

East-West connections

Way of the Patriarchs (blue), (1)Sunset Road, (2)Red Ascent, (3)Aphek Ascent, (4)Beit Horon Ascent, (5)Ayalon Road, (6)Lachish Road

La ruta conectada a la Vía Maris y la Carretera de los Reyes a través de varios caminos este-oeste:

(1) Una conexión importante fue “El Camino de la Puesta del Sol” (Hebreo: דֶּרֶךְ מְבוֹא הַשֶּמֶש Derech Mevo HaShemesh) (Deuteronomio 11: 29-30) que conduce desde La Carretera del Rey, cruzando el río Jordán en la ubicación del Puente de Adán de hoy Jisr Damiat) y ascendiendo por el Valle de Tirtza (Wadi Al Fara) hasta el monte Gerizim y Siquem. Hoy en día la parte oriental de la Ruta 57 sigue aproximadamente la antigua vía.

(2) La “Ascensión Roja” (Hebreo: מַעֲלֵה אֲדֻמִּים Ma’ale Adumim) (Josué 15: 7 y Josué 18:17) formó un límite de la tribu de Judá ascendiendo desde el Valle de Achor hasta Debir y girando hacia el norte A Gilgal. Toma su nombre de la roca roja alineando el ascenso. La carretera 1 entre Jerusalén y el valle del Jordán sigue la antigua ruta.

(3) Al oeste de Siquem, la antigua “Ascensión Aphek” de la Vía Maris y la llanura costera pasaron por Aphek, Soco y Kfar Saba y Qalqilyah de hoy. La autopista 55 duplica la parte oriental de esta ruta.

(3) Al oeste de Siquem, la antigua “Ascensión Aphek” de la Vía Maris y la llanura costera pasaron por Aphek, Soco y Kfar Saba y Qalqilyah de hoy. La autopista 55 duplica la parte oriental de esta ruta.

(5) La subida de Jaffa a Jerusalén a través de la llanura de Ayalon ahora es duplicada por la ruta 412, la carretera 44 y la ruta 1.

(6) Más al sur, la carretera 35 sigue aproximadamente el camino de la antigua “Lachish Road” desde Gaza, Ashkelon y Ashdod a través de la región de Lachish hasta Hebrón.

“El Camino de los Patriarcas”

Se trata de un camino conocido como el de los patriarcas, que recorre a lo largo Israel desde Beer Sheba al sur hasta Nazaret al norte. Si hace 4 mil años era el sendero principal de los rutinarios viajes y caminatas de Abraham, Isaac o Jacob, hoy esta asfaltado y transformado en una ruta, la numero 60.

Las rutas en Israel se llaman por números, cuanto menos cifras tienen su nombre mas rápidas son, las autopistas llevan un solo digito y los caminos de tierra 4 dígitos (hay solo dos excepciones en el país, las numero 431 y 471). Las rutas pares van de norte a sur y las impares de este a oeste y si de peligro hablamos, esta debería llamarse por lejos la ruta numero 1. Si de conflicto hablamos, también.

En ese gran tramo que atraviesa los territorios de Judea y Samaria viven asentados judíos que se los puede apodar de muchas maneras: fanáticos, colonos, nuevos sionistas, pioneros, extremistas o fundamentalistas pero de ninguna manera “locos”. Después de ver este video, van a entender los motivos de su asentamiento en esa zona. Se trata de tierras que históricamente nos pertenecen, que no conseguimos diplomáticamente cuando hicieron la partición de Palestina y que se conquistaron o se reconquistaron durante la guerra de los seis días… bueno… la historia es conocida por todos y cada uno de nosotros tiene ya su idea formada hacia ellos.

La historia hubiese sido diferente si los primeros sionistas que retornaron a Israel se hubieran instalado en la parte histórica bíblica judía del mapa, esta de Judea y Samaria y no en la hermosa parte de la costa mediterránea, la históricamente conocida como Filistea ja ja ja

PD: en las últimas semanas han cambiado los algoritmos de Facebook y las publicaciones de las páginas como estas ya no se difunden como antes. Para verlas, debes tomar iniciativa y entrar a ella para revisar si hay algo publicado y no esperar que te aparezca en tu página como antes ya que en Facebook le dan prioridad desde ahora a cosas personales y sociales. Para poder saber como ver las publicaciones de la pagina te puedo aconsejar un método que lo explicare en los comentarios.

Carretera transcanadiense

Carretera transcanadiense

La Carretera Transcacadiense (en inglés: Trans-Canada Highway, en francés: Route Transcanadienne) es un sistema vial de carreteras federal-provincial que enlaza las diez provincias de Canadá. Esta carretera es, después de la Carretera Panamericana y de la Australia’s Highway 1, la tercera autopista nacional más larga del mundo, ya que su ruta principal atraviesa 7821 kilómetros. El sistema fue aprobado mediante la Ley de la Carretera Transcanadiense de 1948 (Trans-Canada Highway Act of 1948), si bien la construcción no comenzó hasta 1950. Fue abierta al tráfico oficialmente en 1962 y terminada en 1971.

La Transcanadiense, la autopista más larga del mundo

Publicado por MIGUEL CARVAJAL el 12 de noviembre de 2015 en Viajes

La autopista más larga del mundo nos lleva de Terranova a Victoria, comunicando el océano Atlántico con el océano Pacífico. Es la autopista nacional más extensa del mundo por delante de la Trans-Siberiana, la Autopista 1 australiana o la famosa Ruta 66 estadounidense. Lo que la diferencia de estas es que esta formada por una única vía, las otras pueden ser más largas en su totalidad pero en algún tramo enlazan con las carreteras provinciales, convirtiéndolas en una red de carreteras más que en una única autopista.

La ruta tiene varios afluentes que nos permiten tomar autopistas secundarias si queremos evitar rodeos o visitar algún lugar de interés. La carretera se alarga casi 8.000 kilómetros pero de manera oficial 12.800 kilómetros están considerados parte de la Trans-Canada Highway. Los territorios insulares como la Isla del Príncipe Eduardo, Nueva Escocia o Terranova conectan los tramos terrestres mediante ferris. Estos son considerados parte de la ruta.

Comienza a construirse en 1950, algunos tramos terminados se abren en 1962 pero no será hasta 1971 cuando este totalmente terminada. Los parámetros con los que se construyó hace medio siglo siguen siendo muy modernos a día de hoy. La autopista debe tener un ancho de arcén y de calzada determinado, evitar pendientes pronunciadas y proporcionar al conductor una visión de al menos 180 metros frente a él.

Una serie de estaciones de carga para coches eléctricos jalonan todo el recorrido, siendo una autopista única en el mundo en este sentido. Aunque la carretera atraviesa 10 provincias de Canadá el mantenimiento y gestión de la misma es de competencia estatal.

Su gran popularidad como gran viaje hace que haya gran cantidad de albergues para mochileros o “backpackers” a lo largo del camino. Es también bastante fácil encontrar coche compartido entre las distintas etapas. Podemos obtener más información en la guía de transporte de Canadá.

Como anécdota, la ceremonia de inauguración no fue una celebración para todos. El primer ministro inauguraba el terminando primer tramo en la Columbia Británica (si empezamos a contar por el oeste) con la sonada ausencia de los representantes de Nuevo Brunswick, Terranova y la misma Columbia. Estos se quejaban de la falta de financiación estatal al proyecto.

La Transcanadiense es un sistema de carreteras que atraviesa Canadá desde el Océano Pacífico hasta el Atlántico en una línea recta … Considerada como la ruta “nacional” más largo del mundo, se tardaron 30 años en completar sus 7.821 kilómetros, entre 1950 y 1970.

Se trata de una carretera nacional gestionada por las distintas provincias por las que pasa, que ha ido evolucionando a lo largo de los años… No se trata de una simple carretera, sino de una red ya que en algunos tramos está compuesta por dos o incluso tres caminos paralelos. Por ejemplo, en el oeste del país, la Ruta Yellowhead es una rama de la Transcanadiense paralela a la ruta original. Estas vías paralelas han se crearon originalmente para poder servir a las regiones más aisladas.

Con inicio en Victoria, al sur de la isla de Vancouver en la Columbia Británica – el kilómetro 0 – atraviesa Canadá de Este a Oeste y termina en St. John’s (Terranova y Labrador). Atravesando las diez provincias de Canadá, pasando por sus principales ciudades.

Su travesía incluye seis husos horarios y cerca de ocho mil kilómetros, pasando por autopistas urbanas (Ottawa y Montreal), miles de kilómetros de zonas poco pobladas (especialmente al noroeste de Ontario) o carreteras de montaña (las Rocosas). A lo largo de este mítico viaje podrás conocer la variedad de contrastes, de paisajes y culturas que ofrece América, alternando grandes llanuras, interminables bosques, tundra, fabulosos lagos de montaña, y gigantes glaciares…

La Carretera Transcanadiense (en francés: Ruta Transcanadienne) es un sistema transcontinental federal-provincial de carreteras que viaja a través de las diez provincias de Canadá desde el Océano Pacífico al oeste hasta el Atlántico al este. La ruta principal se extiende 8,030 kilómetros (4,990 mi) en todo el país, una de las rutas más largas de su tipo en el mundo. [3] El sistema fue aprobado por el acto de la carretera de Trans-Canadá de 1949, [4] con la construcción que comenzaba en 1950. [5] La carretera se inauguró oficialmente en 1962 y se completó en 1971. Al completarse, la autopista Trans-Canada fue la autopista sin interrupciones más extensa del mundo. El sistema de autopistas es reconocible por sus distintivos marcadores de ruta de hoja de arce blanco-sobre-verde.

A lo largo de gran parte de Canadá, hay por lo menos dos rutas designadas como parte de la Trans-Canada Highway (TCH). Por ejemplo, en las provincias occidentales, tanto la principal ruta transcanadiense como la autopista Yellowhead forman parte del sistema Transcanal. Aunque la TCH no entra en ninguno de los tres territorios septentrionales del Canadá, la Carretera Transcanadiense forma parte del Sistema Nacional de Autopistas de Canadá, proporcionando conexiones a los Territorios del Noroeste, el Yukón y la frontera Canadá-Estados Unidos.

En 2012, una compañía privada, Sun Country Highway, instaló una serie de estaciones de carga de vehículos eléctricos libres a lo largo de la ruta principal de la autopista, permitiendo el recorrido del vehículo eléctrico por toda la longitud, como lo demuestra el presidente de la compañía, Kent Rathwell. Un viaje de publicidad en un Tesla Roadster. A partir de 2012, esto hizo la autopista más larga del vehículo eléctrico lista en el mundo. [8] [9]

Descripción de la ruta

Western Canada

British Columbia

Main article: British Columbia Highway 1

The Trans-Canada Highway passing through Glacier National Park (Canada)

Highway 1 Westbound towards Vancouver

Highway 1 with wildlife overpass, eastbound in Banff National Park

La Carretera Trans-Canada, uniformemente designada como Carretera 1 en las cuatro provincias occidentales, comienza en Victoria, Columbia Británica, en la intersección de Douglas Street y Dallas Road (donde se encuentra la placa “Mile 0”) y pasa hacia el norte a lo largo de la costa este de Isla de Vancouver durante 99 km (62 millas) a Nanaimo. Los segmentos cortos de autopistas de la TCH se pueden encontrar cerca de Victoria y Nanaimo, pero el resto de la autopista en la Isla de Vancouver opera principalmente como una carretera arterial de baja a limitada movilidad, muy señalada, que únicamente (para el sistema Transcanal) No pasa por alto ninguno de sus áreas de la expansión urbana, particularmente Nanaimo y Duncan. [Cita requerida] Es también una de solamente dos porciones del Trans-Canadá sistema en el cual la carretera se designa oficialmente como norte-sur, el otro siendo Autoroute 85 La Ruta 185 de la autopista 20 en Quebec a la frontera de Nuevo Brunswick. El Transcanal es designado de otra manera de este a oeste de Nanaimo a St. John’s, aunque hay secciones norte-sur significativas al norte de Hope, Sault Ste. Marie, y Fredericton. [La citación necesitó] La sección de la autopista 1 que cruza el noroeste de Malahat de Victoria no tiene ninguna luz de parada todavía, pero es apretada firmemente por el terreno rugoso que evita el ensanchar comprensivo a cuatro carriles ya veces fuerza el cierre por horas a la vez después de un accidente de tráfico. El ferry de la bahía de la salida es el único acoplamiento marina en el sistema Trans-Canadá que no tiene ninguna autopista sin peaje o el otro acceso de alta movilidad de la carretera, en lugar de enrutar el tráfico de TCH a través de las calles céntricas de Nanaimo para alcanzar el transbordador a Vancouver.

Desde Departure Bay, una ruta de ferry de 57 km (ver BC Ferries) conecta la carretera a Horseshoe Bay en West Vancouver. En este punto, la Trans-Canada Highway se convierte en una autopista de alta movilidad y pasa por el área metropolitana de Vancouver, cruzando el río Fraser con el puente de Port Mann. La sección alrededor del Puente ha comenzado a ser lanzada electrónicamente a partir del 8 de diciembre de 2012; Las señales indican una ruta alternativa libre usando la autopista 17 en lugar de la TCH. Desde la Bahía de Horseshoe, el TCH entonces dirige 170 km (110 millas) hacia el este a través del Valle de Fraser hasta Hope. El TCH luego gira hacia el norte por 186 km (116 millas) a través del Cañón Fraser hacia Cache Creek como una carretera de alta movilidad en su mayoría con solo paradas obligatorias ocasionales, luego hacia el este por 79 km hasta Kamloops, donde se convierte en una autopista corta. Luego continúa 496 km (308 millas) al este a través de Salmon Arm, Revelstoke, Paso de Rogers, Golden y Kicking Horse Pass (el punto más alto en la carretera, a 1.627 metros), a Banff, Alberta como una carretera de alta movilidad. citación necesaria]

Alberta, Saskatchewan and Manitoba

Highway 1 eastbound in Manitoba near Carberry

Main articles: Alberta Highway 1, Saskatchewan Highway 1, and Manitoba Highway 1

Desde Banff, la autopista continúa 101 km (63 millas) al este como Alberta Highway 1 a Calgary, donde se conoce como 16 Avenue N, inicialmente una autopista y luego una calle muy transitada con muchas intersecciones señalizadas. Los segmentos noroeste y noreste de Stoney Trail (carretera 201) se completaron en 2009, sirviendo como un bypass este-oeste de Calgary. Al este de Calgary, 293 km (182 mi) la carretera dividida llega a Medicine Hat, luego cruza en Saskatchewan a Moose Jaw. [10] Continúa 79 kilómetros (49 millas) al este a la ciudad de Regina que es contorneada por un segmento corto de la autopista sin peaje. Más allá de Regina continúa hacia el este en Manitoba hacia las ciudades de Brandon y Portage la Prairie, y finalmente 84 km (52 ​​millas) al este de Winnipeg. [11] La parte sur de la carretera perimetral de Winnipeg (autopista 100) es parte del sistema Transcanal y pasa por la ciudad con una mezcla de semáforos e intercambios, mientras que la autopista 1 continúa por el centro de Winnipeg. [11]

A lo largo de las provincias de la pradera, el límite de velocidad varía de 90 km / h (56 mph) a 110 km / h (68 mph). [10] [11] El límite de velocidad se limita a 90 km / h (56 mph) a través de parques nacionales en Canadá, incluyendo el Parque Nacional de Banff. Al este de Banff, la mayor parte de la Autopista 1 a través de Alberta, Saskatchewan y Manitoba [12] es de 110 km / h, pero está a 100 km / h al este de Winnipeg. Los límites de velocidad en el segmento continental de Columbia Británica de Trans-Canadá oscilan entre 80 km / h (50 mph) y 110 km / h. Una combinación de terrenos difíciles y los crecientes límites de urbanización registraron velocidades en la sección de la Isla de Vancouver a 50 km / h en áreas urbanas, 80 km / h a través de Malahat y áreas suburbanas y un máximo de 90 km / h en zonas rurales.

Eastern Canada

Winnipeg–Ottawa

Highway 17 in Mattawa, Ontario

The statue of Terry Fox, which marks the spot where Fox stopped his run

Highway 17 near Echo Bay, Ontario

Trans-Canada Highway through Ottawa on Ontario Highway 417

Este de Winnipeg, la carretera continúa por más de 200 kilómetros (120 millas) a Kenora, Ontario. En la frontera provincial, la designación de número de la carretera cambia de 1 a 17. [13] En Kenora, la designación Transcanal incluye tanto la ruta principal a través del núcleo urbano de la ciudad como la ruta de circunvalación de la Carretera 17A de 33,6 km (20,9 millas). La rama existente de Kenora continúa hacia el este por 136 km (85 millas) a Dryden. [13] Una segunda rama se extiende 157 km (98 millas) hacia el sur a lo largo de la Carretera 71 de Kenora a Chapple, luego 320 km (200 millas) hacia el este a lo largo de la Carretera 11 a Esquinas de Shabaqua, donde reúne con la Carretera 17. [13]

La Autopista 11 / Autopista 17 procede hacia el sureste por 65 km (40 millas) hasta Thunder Bay, luego hacia el noreste por 115 km (71 mi) hasta Nipigon. Un segmento de 83 kilómetros (52 millas) de la Carretera Transcanadiense entre Thunder Bay y Nipigon se conmemora como la Carretera del Valor de Terry Fox. [13] Fox se vio obligado a abandonar su maratón de fondo de la Esperanza correr aquí, y una estatua de bronce de él se erigió más tarde en su honor. La sección cerca de Nipigon es la más estrecha en la red de carreteras canadiense. La carretera es la única carretera que conecta el este y el oeste de Canadá, creando a menudo un cuello de botella del tráfico El 10 de enero de 2016, el puente del río Nipigon sufrió un Falla mecánica, cerrar brevemente la Trans-Canada Highway y obligar a los viajeros a recorrer el Lago Superior. [14]

La designación de la Carretera Trans-Canada se divide al este de Nipigon y la rama norte sigue la carretera 11 y la rama sur sigue la carretera 17. [13] La autopista 11 viaja un arco de 985 km (612 millas) a través del norte de Ontario, pasando por las orillas de Hearst, Kapuskasing, Cochrane y Temiskaming antes de continuar por la carretera 17 al este de North Bay. Un espolón se ramifica hacia el este desde la carretera 11 cerca del lago Kirkland, siguiendo la autopista 66 por 58 km (36 millas) en Quebec, y luego la ruta 117 y la autopista 15 por 674 km (419 millas) en Montreal.

La carretera 17 continúa hacia el este desde Nipigon durante 581 km (361 millas) a lo largo de la costa norte y este del Lago Superior. Entre Wawa y Sault Ste. Marie, la carretera cruza la colina del río Montreal, que a veces se convierte en un cuello de botella en el sistema en el invierno, cuando las inclemencias del tiempo pueden hacer prácticamente infranqueable el grado escarpado de la colina. En Sault Ste. Marie, la carretera gira hacia el este por 291 km (181 millas) al este hasta Sudbury. La Carretera Trans-Canada se divide de nuevo en el cruce de las carreteras 17 y 69 en Southwest Southwest y Sudeste Bypasses. [15] La ruta del sur sigue las carreteras 69 y 400 al sur por 254 km (158 millas) y luego la autopista 12 por 27 km (17 millas) hasta Orillia, otro 58 km a lo largo de la orilla del lago Simcoe, antes de seguir la carretera 7 este Por 70 km (43 millas) a Peterborough. La ruta del norte continúa hacia el este para 151 kilómetros (94 millas) a la bahía del norte, y entonces 216 kilómetros (134 millas) a Pembroke. Las dos ramas convergen en Ottawa, 244 km (152 millas) al este de Peterborough y 123 km (76 millas) al este de Pembroke. En el sur de Ontario, el límite de velocidad es generalmente de 80 km / h (50 mph) en el Trans-Canadá, mientras que en el norte de Ontario es 90 km / h (56 mph). Las secciones enrutadas a lo largo de las autopistas provinciales cuentan con un límite superior de 100 km / h (62 mph). [15]

Es notable que la carretera transcanadiense sobrepasa la región más densamente poblada de Canadá, el área de la herradura de oro del sur de Ontario, que incluye la ciudad de Toronto. Sin embargo, una sección pequeña de la carretera atraviesa brevemente el borde noreste de la región de Durham en Sunderland y Beaverton, donde esta región sí mismo es parte del área de Toronto más grande.

Ottawa to Quebec/New Brunswick border

Quebec Autoroute 20 eastbound

Desde Ottawa, la Carretera Transcanadiense avanza 206 km (128 millas) al este hasta Montreal, como la autopista 417 en Ontario (y Queensway en Ottawa) y la autopista 40 en Quebec. [15] El Trans-Canadá asume el nombre de “Autoroute Métropolitaine” (también conocido como “The Met” o “Boulevard Metropolitano”), ya que atraviesa Montreal como una carretera elevada. Ésta es la sección más ocupada de la carretera. En el intercambio Laurentian, en Montreal, la ruta de Abitibi (carretera 66 / ruta 117 / A-15) vuelve a ensamblar la línea principal de TCH. El TCH sigue a continuación la autopista 25 en dirección sur, atravesando el río San Lorenzo a través del puente-túnel Louis Hippolyte Lafontaine y se dirige hacia el noreste por la autopista 20 por 257 km hasta Lévis.

Al este de Lévis, la autopista Trans-Canada continúa por la autopista 20 siguiendo la orilla sur del río San Lorenzo hasta un cruce justo al sur de Rivière-du-Loup, a 173 km al noreste de Lévis. En ese cruce, la autopista gira al sureste y cambia la designación a la autopista 85 por 13 km (13 millas), y luego rebaja a la Ruta 185 hasta Degelis, donde la Autoroute 85 se reanuda cerca de la frontera de Nuevo Brunswick. La porción de la autopista 20 a Edmundston, Nuevo Brunswick es 121 kilómetros (75 mi) de largo. [15]

New Brunswick

Después de la designación de la ruta 2, de Edmundston, la carretera sigue el valle del río de San Juan, funcionando al sur para 170 kilómetros (110 millas) a Woodstock (paralelo a la frontera de Canadá-Estados Unidos) y después al este para otros 102 kilómetros Pasan por Fredericton. 40 km al este de Fredericton, el río de San Juan da vuelta al sur por el cual la carretera cruza el río en Jemseg y continúa la dirección del este a Moncton otros 135 kilómetros (84 millas) más adelante. El 1 de noviembre de 2007, Nueva Brunswick completó un esfuerzo de 20 años para convertir su sección de 516 km (321 millas) de la Carretera Trans-Canada en una autopista de cuatro carriles. La autopista tiene un límite de velocidad de 110 km / h. [15]

Desde Moncton, la autopista continúa hacia el sureste por 54 km hasta un cruce en Aulac cerca de la frontera entre Nueva Brunswick y Nueva Escocia (cerca de Sackville), donde la Carretera Trans-Canada se divide en la ruta principal que continúa hasta la frontera cercana con Nova Scotia como Ruta 2, y una ruta de 70 km (43 millas) designada como Ruta 16 que corre hacia el este hasta el Puente de la Confederación en el Cabo Jourimain.

Prince Edward Island

Después de cruzar el estrecho de Northumberland en el Puente de la Confederación de 13 kilómetros a Borden-Carleton, la Carretera Transcanadiense sigue una ruta de 110 km (68 millas) a través de la Isla del Príncipe Eduardo, designada Ruta 1. Después de pasar por Charlottetown Termina en Wood Islands, donde una ruta de ferry de 26 kilómetros (operado por Northumberland Ferries Limited) cruza el estrecho de Northumberland a Caribou, Nueva Escocia (cerca de Pictou). Desde la terminal de ferry en Caribou, la autopista continúa hacia el sur por otros 19 km (12 millas) como la autopista 106 hasta un cruce con la ruta directa de la Carretera Trans-Canada (Carretera 104) en Westville (cerca de New Glasgow).

Nova Scotia

Highway 104 in Nova Scotia near Westville

Desde la frontera de Nuevo Brunswick, la principal ruta de la Carretera Transcanadiense continúa hacia el este en Nueva Escocia en Amherst, donde sigue la designación de la carretera provincial 104. La carretera pasa luego por Truro, donde enlaza con la carretera 102 a Halifax, 117 km 73 millas) al este de la frontera de Nuevo Brunswick. Halifax, al igual que Toronto y la ciudad de Quebec, es una capital provincial que no cuenta con una autopista Trans-Canada. Hay un tramo de 30 km (19 millas) de autopista con un peaje de $ 4 por automóvil (diferentes tarifas para otros vehículos). Más allá de Truro, la carretera continúa hacia el este por 57 km (35 millas) hasta New Glasgow, donde reúne la carretera 106 antes de continuar hacia la Calzada de Canso, que cruza el estrecho de Canso hasta la isla de Cabo Breton, cerca de Port Hawkesbury. De la calzada de Canso, la carretera continúa hacia el este, ahora designada como carretera 105 en isla del cabo Breton hasta alcanzar la terminal marina del transbordador del atlántico en el norte Sydney.

Port aux Basques–St. John’s

Route 1 in Newfoundland and Labrador near Corner Brook

Desde North Sydney, una ruta de ferry de 177 km (110 millas), operada por la corporación de la Corona Marine Atlántico, continúa la carretera a Terranova, llegando a Channel-Port aux Basques, por lo que la Carretera Transcanadiense asume la designación de la autopista 1 y corre Al este por 219 km a través de Corner Brook, al este por otros 352 km (219 millas) a través de Gander y finalmente termina en St. John’s, otro 334 km (208 mi) sureste, para un total de 905 km (562 mi) Cruzando la isla. [15] La mayor parte de la Carretera Transcanadiense en Terranova es indivisa, aunque se dividen secciones en Corner Brook, Grand Falls-Windsor, Glovertown y una sección de 75 km de Whitbourne a St. John’s. [15]

“Mile zero”

The Mile Zero monument at the end of the Trans-Canada Highway in Victoria, British Columbia

Mile One Centre, St. John’s

Aunque no parece haber un “punto de partida” sancionado a nivel nacional para todo el sistema Trans-Canada Highway, St. John’s ha adoptado esta designación para la sección de autopista que funciona en la ciudad usando el término “Mile One” para sus deportes Estadio y centro de convenciones, Mile One Center. Asimismo, el término Victoria de la autopista Trans-Canada, ubicado al pie de Douglas Street y Dallas Road en Beacon Hill Park, está marcado por un monumento de “milla cero”. La carretera transcanadiense se ha colocado en kilómetros desde 1977, cuando todas las carreteras canadienses cambiaron a métrico.

Historia

El sistema nacional de autopistas de Canadá no está bajo jurisdicción federal, ya que las decisiones sobre construcción de autopistas y autopistas están bajo la jurisdicción de las provincias individuales. En 2000 y 2001, el gobierno de Jean Chrétien consideró financiar un proyecto de infraestructura para convertir el sistema Trans-Canada completo en autopista. Aunque la financiación de la construcción de autopistas fue puesta a disposición de algunas provincias para las porciones del sistema, el gobierno decidió en última instancia no seguir una conversión amplia carretera. La oposición a la financiación de la mejora de la autopista se debió a los bajos niveles de tráfico en partes de Trans-Canadá.

Los planes para una autopista para evitar o eliminar la congestión del tránsito y los peligros de la carretera a lo largo de la ruta muy viajada de Victoria a Nanaimo en la isla de Vancouver fueron cancelados durante la recesión que siguió a la caída del mercado bursátil de 1987. La cancelación fue confirmada en 1995 por la “guerra contra el déficit” del gobierno federal y el posterior congelamiento de los gastos de capital de carreteras de Columbia Británica. Este último se retiró del programa de desarrollo de la Carretera Trans-Canada en el continente de Columbia Británica, a medida que los fondos federales renovados y las nuevas asociaciones público-privadas se pusieron a disposición a principios de los años 2000 para apoyar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010 y la iniciativa de transporte Pacific Gateway. Sin embargo, la congelación fue en gran parte dejada en el lugar para el TCH de la isla de Vancouver que se estaba viendo sobre todo como corredor comercial del servicio local aislado de las redes cada vez más de alta movilidad de la carretera en el continente canadiense.

La numeración de rutas en la Carretera Trans-Canada también es manejada por las provincias. Las provincias occidentales han coordinado su número de autopistas para que la principal ruta Transcanadiense sea la Carretera 1 y la ruta Yellowhead sea designada como Carretera 16 en todas partes. Al este de Manitoba, el número de autopistas cambia en cada límite provincial o dentro de una provincia como el TCH se transporta por carreteras provinciales separadas (que a menudo continúan como rutas no-TCH fuera de las secciones designadas) en ruta. Además, Ontario y Quebec usan escudos de carretera provinciales estándar para numerar la autopista dentro de sus límites, pero poseen innumerables escudos de la Autopista Trans-Canada junto a ellos para identificarlo.

La Columbia Británica Highway 4 se encargó en 1953 y no forma parte del sistema Trans-Canada Highway. Sin embargo, hay una señal que marca la terminación pacífica de la carretera Trans-Canadá en Tofino, Columbia Británica. Tofino, reconociendo su necesidad para el turismo, era un defensor fuerte de una Carretera Trans-Canadá desde los años 20, cuando los únicos caminos en el área eran grava. La comunidad fue puenteada por la carretera oficial de Trans-Canadá en los años 50 cuando el gobierno dio prioridad a la conexión de comunidades importantes en sus presupuestos, eligiendo en lugar de otro para conectar Nanaimo con Victoria.

Antes de la recesión económica de 2008, la carretera se sometió a algunas mejoras a través de las Montañas Rocosas desde el Parque Nacional de Banff a Golden, Columbia Británica. Una parte importante de este proyecto se completó en 2007 con las nuevas secciones de Park Bridge y Ten Mile Hill. Hay planes a largo plazo para doblar la carretera de Lake Louise a Kamloops, aunque no se ha establecido una fecha de inicio debido a la falta de fondos. El hermanamiento de la autopista en Alberta de la autopista 93 a Lake Louise se completó en el invierno de 2010. Parques Canadá completó el hermanamiento de la carretera final 8,5 km entre Lake Louise y la frontera de Columbia Británica, con la nueva alineación abierta al tráfico en 12 de junio de 2014. [17]

El Camino Real o Royal Road

El Camino Real o Royal Road

Map of El Camino Real de Tierra Adentro
Location Texas and New Mexico, United States
Nearest city El Paso, TX, Las Cruces, NM, Albuquerque, NM, Santa Fe, NM
Established October 13, 2000
Visitors Not available (in 2005)
Governing body National Park Service, Bureau of Land Management
Website El Camino Real de Tierra Adentro National Historic Trail

El Camino Real de Tierra Adentro fue una ruta comercial de 1.600 millas (2560 kilómetros) entre Ciudad de México y Pueblo de San Juan, Nuevo México, de 1598 a 1882. [ 1]

Mapa de Camino Real.

La sección de 404 millas (646 kilómetros) de la ruta dentro de los Estados Unidos fue proclamada como parte del sistema histórico nacional de la trayectoria de Estados Unidos el 13 de octubre de 2000. El rastro es supervisado por el servicio nacional del parque y la oficina de los EEUU de la tierra Gestión con ayuda del Camino Real de Tierra Adentro Trail Assoc. También conocido como CARTA.

Varios sitios y ciudades a lo largo de la sección mexicana del sendero fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2010. [2] Los sitios incluyen Ojuelos de Jalisco, lugar donde se construyó la primera fortificación en 1569 y Zacatecas, ciudad en la que una rica mina de minerales de plata desencadenó la construcción original del Camino Real de Tierra Adentro.

Una porción del rastro cerca de San Acacia, Nuevo México fue enumerada en el registro nacional de lugares históricos en 2014. [3]

A principios del siglo XVI, el imperio azteca tenía un sistema bien desarrollado de “caminos”. Sin embargo, los aztecas no tenían ni ruedas ni bestias de carga para transportarse ellos mismos o sus bienes. Obviamente este transporte limitado a la velocidad, rango y resistencia de la energía del pie. Su sistema de caminos era esencialmente un sistema de senderos de pie.

Los conquistadores españoles encontraron las carreteras aztecas completamente inadecuadas para el tráfico de caballos y carros tirados por animales. Se vieron obligados a emprender reencaminamientos costosos, aplanar, ensanchar y mejorar. En 1550, se inició la construcción de la primera sección del Camino Real que une Ciudad de México con España a través del puerto de Veracruz. La apertura de este nuevo camino facilitó en gran medida la comunicación y la transferencia de oro azteca a España y mercancías españolas al interior de México. Para contrarrestar la amenaza de los bandidos, el camino fue patrullado constantemente por soldados.

Las ciudades a lo largo de esta ruta ganaron nueva importancia. Puebla se convierte en la segunda ciudad más grande y más importante de Nueva España, una posición que se mantuvo durante 300 años. A finales de la década de 1550, el camino se extendió hacia el norte hasta Zacatecas, para facilitar el transporte de oro y plata de esa zona de regreso a la Ciudad de México y luego a España.

El Camino Real se extendió posteriormente a otras ciudades importantes y distritos mineros. Hacia 1600 alcanzó tan al norte como Chihuahua y más tarde se extendió a Santa Fe (en lo que ahora es Nuevo México). Muchos otros caminos se agregaron al sistema para facilitar la administración, la comunicación y la explotación económica.

En 1565, los españoles decidieron que era más seguro enviar mercancías asiáticas de su colonia en Filipinas a España cruzando el Pacífico, trasladando la carga a través de la anchura de México, y luego navegando de Veracruz a España. Para apoyar esto, se amplió el Camino Real para vincular Ciudad de México a Acapulco. Esta sección sólo era útil para mulas de carga; Una carretera adecuada para vehículos con ruedas no se completó hasta bien entrado el siglo XX.

El rastro fue utilizado para el comercio entre tribus nativas desde el más temprano de épocas. En 1598, Oñate siguió el rastro mientras dirigía un grupo de colonos del Norte durante la época de la conquista española. Se dijo que la duración del viaje desde el Río Grande al Pueblo de San Juan tomaba, en carro y a pie, aproximadamente 6 meses, incluyendo 2-3 semanas de descanso durante el viaje. [4] De acuerdo con las revistas mantenidas por los colonos, usaron animales comunes encontrados a lo largo del camino para agregar a la comida que trajeron. El sendero mejoró mucho el comercio entre los pueblos españoles y ayudó a los conquistadores españoles a extender el cristianismo por todas las tierras conquistadas. El rastro fue utilizado de 1598 a 1881 cuando el ferrocarril substituyó la necesidad para los carros. Con el tiempo, los ferrocarriles reemplazaron senderos y con el tiempo el rastro y la evidencia de él se desvaneció de la vista y la memoria. Los cambios que traían los ferrocarriles hicieron que el comercio a lo largo de El Camino fuera mucho más fácil y, en algunos casos, hicieron que los viajes fueran bastante lujosos y emocionantes.

Durante 250 años, los galeones españoles llevaron la plata mexicana a Manila y regresaron con especias, sedas, porcelanas, objetos de laca y otros objetos orientales exóticos destinados a España.

“… los caminos eran indescriptiblemente malos y los vehículos eran crudos… Los vagones cubiertos eran tirados por bueyes, en vez de caballos o mulas, porque estos animales lentos podían soportar mayores dificultades, sacar cargas más pesadas y costar menos para reemplazar”.
– Oficina de Caminos Públicos Camino Real

El Camino Real (literalmente, “el camino real”) es el camino histórico más antiguo y más largo del Hemisferio Occidental. A lo largo de los siglos, el enlace de transporte ha sido llamado varios nombres, incluyendo El Camino Real de Tierra Adentro (literalmente, “el camino hacia el interior” porque la frontera de los Estados Unidos era el interior del país hacia México) Carretera Real. Se convirtió en una línea de vida de transporte que ayudó a integrar la cultura española y europea en el suroeste de EE.UU.

Este sendero fue la primera ruta europea de transporte terrestre en el territorio continental de Estados Unidos y se considera el precursor del sistema de autopistas interestatales porque simboliza la importancia de las redes de carreteras regionales y nacionales para obtener beneficios políticos, sociales, de defensa y económicos. La carretera, que en parte estaba compuesta por senderos indios y senderos de búfalos, comenzó en la Ciudad de México en 1540 y se desarrolló durante el próximo medio siglo.

Partes

La Rama Central fue la ruta más directa desde la Ciudad de México, México hasta Santa Fe, Nuevo México, a una distancia de 1.600 millas.

El Camino Real – Eastern Branch se extendió desde Vera Cruz, México a través de Texas, Louisiana, Mississippi y Alabama, terminando su ruta de 2,400 millas en St. Augustine, Florida.

El Rancho de las Golondrinas, Fort Craig y Fort Selden también se encuentran a lo largo del camino.

Con el tiempo, finales del S. XX, se crearon asociaciones y entidades, con el ánimo de investigar y dar a conocer los antiguos senderos, caminos y rutas, con diversas variantes y ramales, que se supone (en algunos casos) conformaban la totalidad del Camino Real, con toda su posible extensión. Recreándolo en algunos casos, y recordándolo con lápidas, monumentos y mojones o indicadores con campanas.

En algunos casos se extendió por Nuevo México, Texas, etc. Posteriormente se ha exagerado su extensión, incluyendo como posible “Camino”, sencillos y antiguos senderos.

Incluso se creó un museo al efecto.

Museo

Texas Historical Marker for The Camino Real in El Paso Texas Historical Marker for The Camino Real in El Paso

Para promocionar El Camino, y la zona, se realizaron competiciones, con variantes más asequibles y turísticas, utilizando variantes del Camino, más próximas a las costas. En realidad se utilizó “El Camino Real de California”, que es objeto de un estudio aparte.

La primera campana de El Camino Real fue erigida el 14 de agosto de 1906 frente a la Plaza Church de Los Ángeles. Cortesía del Título Insurance and Trust, y C.C. Pierce Photography Collection, Bibliotecas de la USC.

Guardar

Guardar

Carretera transiberiana

Carretera transiberiana

La Carretera transiberiana es el nombre no oficial de una red de carreteras y autopistas federales que cruzan todo Rusia, desde el mar Báltico en el océano Atlántico hasta el mar de Japón en el océano Pacífico. En la Red de Carreteras Asiáticas, la ruta es conocida como AH6. Se extiende por 11.000 kilómetros, desde San Petersburgo hasta Vladivostok. Es considerada como una de las carreteras nacionales más largas del mundo, junto a la Carretera transcanadiense y la Carretera 1 de Australia.

La ruta

Las carreteras que componen la ruta (en rojo).

M53 cerca de Krasnoyarsk

La ruta, que en ciertas secciones coincide con la Ruta Europea E30 y pasa por el país de Kazajstán por unos 190 kilómetros, está formada por siete carreteras federales.

Carretera de Amur

El tramo más problemático de la carretera se encuentra entre Chita y Jabárovsk. La primera sección de esta ruta, que conecta a Belgorosk con Blagoveschensk (124 km de distancia), fue construida por prisioneros de gúlags aproximadamente desde el año 1949. Fue extendida y renovada entre 1998 y 2001 y actualmente forma parte de la ruta asiática AH31 que conecta Belogorsk con Dalian en China.

La carretera Chita-Jabárovsk siguió estando incompleta casi en su totalidad hasta principios de 2004, cuando el presidente de Rusia, Vladímir Putin inauguró en forma simbólica la Carretera de Amur. Jim Oliver y Dennis O’Neil cruzaron Rusia en motocicleta utilizando la Carretera Transiberiana durante las tres primeras semanas de junio en 2004. En ese entonces, según está descrita en el libro de Jim Oliver, Lucille and The XXX Road, la sección entre Chita y Jabárovsk representaba un duro obstáculo de pantanos, piedras, grava, lodo (vulnerable en la temporada de rasputitsa), arena, pozos, arroyos y desvíos con una notable ausencia de pavimento. En los años siguientes, algunas secciones del camino fueron convertidas a una carretera pavimentada moderna con líneas de división de carril reflectivas, mientras que otras se mantuvieron de un solo carril de grava a lo largo de la ruta del Camino de Carretas de Amur de principios del siglo 20. La construcción de una carretera de 7 metros de ancho entre Chita y Jabárovsk se estimó estaría lista para 2010: actualmente el camino se encuentra en buenas condiciones, ha sido renovado y agrandado por completo y cuenta con una superficie lisa. 1 Se espera que la pavimentación de la carretera continúe hasta el año 2016.2

Historia antigua

El camino de San Petersburgo a Irkutsk existe desde antes de la época de los ferrocarriles. Es mencionado en la novela Miguel Strogoff de Julio Verne, escrita en 1876.

Leyendas urbanas

La naturaleza extremadamente larga de este proyecto ha generado varias leyendas. Por ejemplo, se dice que existe un inexplicable semicírculo que rompe con la línea recta de un segmento. Una explicación que se ha dado fue que cuando Iósif Stalin utilizó una regla para indicar por dónde debería pasar la carretera el lápiz saltó de su dedo y los ingenieros que estaban amenazados de hacer el segmento exactamente como se les había indicado no modificaron el dibujo.

El mismo mito existe sobre el Ferrocarril Moscú-San Petersburgo, el cual es muy recto pero tiene una extraña curva llamada El Dedo del Zar.3 El mito de la carretera puede que haya surgido del mito del ferrocarril.

La Carretera Transiberiana, entre Krasnoyarsk e Irkutsk. Sólo apta para muy atrevidos.

En realidad la carretera es más larga que el tren, básicamente porque comienza en San Petesburgo. De allí el trazado nos lleva a Moscú, Cheliábinsk, Novosibirsk, Irkutsk, Chitá, Jabárovsk y Vladivostok. En total suma once mil kilómetros de recorrido, lo que la convierte en la segunda carretera más larga del mundo tras la Carretera 1 australiana. El pequeño problema es que había cientos de kilómetros donde la carretera sencillamente no existía. En su lugar, sólo un camino de grava y barro que data de principios del siglo pasado cruza los enormes bosques entre un tramo y otro de carretera. Muy pocas personas se han atrevido a internarse en semejantes senderos trazados originalmente para carros tirados por bueyes, donde, obviamente, no existe ningún tipo de infraestructura de apoyo al viajero. Un par de motoristas se lo propusieron hace cuatro años, y según cuentan, fueron los primeros en hacerlo en un vehículo a motor.

Mapa de la red nacional de carreteras rusa. El trazado en rojo es la parte oficialmente inaugurada, pero que no estará completa, supuestamente, hasta 2010. Parte del recorrido cruza por Kazajistán, a lo largo de casi 200 kilómetros.

Oficialmente hay una disputa entre australianos y canadienses sobre cuál es la autopista más larga: los aussies consideran que es su Highway 1, mientras que los canadienses aseguran que la Trans-Canadá Highway, aunque ambas deberían considerar muy en serio la red de rutas que comunican San Petersburgo, en el Báltico, con Vladivostok, en el mar del Japón, un total de más de 11.000 kilómetros que son todo un reto. De lo que no cabe duda es que la Transiberiana es, probablemente, la ruta que más respeto da al conductor, por muy experimentado que sea. Algunos tramos de tierra se vuelven pantanosos en verano y se congelan en invierno; en ciertas partes, las poblaciones son escasas y entre unas y otras hay grandes extensiones de desoladora nada.

Los conductores independientes que se atrevan a recorrerla deben ir bien preparados: llevar combustible extra, una rueda de repuesto, comida, agua y una tienda.

Vista del puente De Friz-Sedanka sobre la bahía de Amur Bay, cerca de Vladivostok, en Rusia. Yuri Smityuk

La escalofriante ruta de los huesos en Siberia

La carretera transiberiana podría calificarse como una de las más escalofriantes rutas del mundo. El trayecto fue mandado a construir por Stalin cuando aún la Unión Soviética buscaba consolidar su poder e influencia en la remota y extensa Siberia. Es sabido que Siberia es una de las regiones más inhóspitas del mundo. Sobre el Círculo Polar Ártico el frío cala literalmente los huesos. Tanto que en ciudades como Verkhoyansk la ciudad más fría del mundo tienen un problema inimaginable para los climas templados: enterrar a los muertos.

La ruta de los huesos.

Enterrar a los muertos no es una tarea fácil. El frío y las tierras congeladas tienden a devolver a la superficie los restos de las personas enterradas un tiempo atrás. Despedir a los muertos en éstas regiones suele ser una tarea muy desagradable porque probablemente hay que hacerlo más de una vez. En la época del comunismo, el problema llegó a agravarse. La construcción de la carretera siberiana se realizó con el trabajo forzado de miles de disidentes políticos. Como era de esperar, el frío terminó con la vida de miles de ellos. Para enterrarlos, los ingenieros comunistas encontraron una solución espeluznante: decidieron reemplazar la capa de zahorra o piedra gruesa compactada sobre la que se asienta el asfalto de las carreteras con los restos de los huesos de muchos de los disidentes asesinados. La “carretera de los huesos” es la ruta más escalofriante del mundo, y en sus cimientos yacen los restos humanos de una historia que nunca será contada oficialmente.

La anécdota la sacan a la luz en el documental de Ewan McGregor y compañía, los aventureros que recorrieron la “Ruta de los huesos” en uno de sus episodios (longwayround.com). O la profundizan en laventanita.

La ruta más peligrosa.

La carretera es sin duda la más espeluznante del mundo, pero también una de las más extremas: figura en mucha de las listas de las rutas más peligrosas del mundo. En un recorrido de 2.000 kilómetros que une las ciudades de Magadan y Yakutsk, está expuesta a las situaciones climatológicas más extremas tanto en verano como en invierno. El invierno por razones obvias, y en verano, son normales situaciones como ésta:

La ruta es el único camino posible para llegar a Yakutsk, Las lluvias del verano suelen ser muy abundantes y el camino se convierte en una verdadera ciénaga de fango. Se cuenta que es normal en cada verano que miles de vehículos queden varados por semanas, e incluso, hay casos de mujeres que dieron a luz en la ruta.

Y para amantes de la mitología, un tramo de unos 30 kilómetros de la ruta está cargado de leyendas: existen en el trayecto una cantidad sorprendente de extraños accidentes. Se sospecha de posibles filtraciones subterráneas de gas que afectan a los conductores, que generalmente no recuerdan nada de lo sucedido durante el accidente.

Cuando en invierno en Verkhoyansk la temperatura baja de -60ºC (sesenta grados bajo cero) se suspenden las clases y los niños no van al colegio. Verkhoyansk fue un lugar de exilio político hasta 1917 y hoy sus ciudadanos se emplean en el pastoreo de rebaños de renos, de los que extraen casi todo lo que precisan para vivir a diario.

A Verkhoyansk puede llegar el tráfico rodado gracias a una carretera transiberiana que ordenó construir Stalin en tiempos de la extinta Unión Soviética: la carretera de los huesos, monumento comunista levantado a la locura y el genocidio humano en que acabaron los totalitarismos del siglo XX.

La región es tan fría que las capas someras de la tierra están congeladas, de manera que se hace muy complicado enterrar a los seres fallecidos, porque la tierra tiende a expulsarles a la superficie al poco tiempo, por lo que hay que sufrir la penosa labor de enterrar de nuevo al cadáver. Claro, eso ocurre únicamente si son parientes y vecinos del pueblo. Para las centenas de miles de disidentes políticos que construyeron la carretera transiberiana la suerte fue bien distinta.

Es tal el frío que, cualquiera que se pierda en la región, si no es encontrado antes de ocho horas es seguro que morirá por congelación. Imagínense cuánto duraba trabajando a la intemperie cualquier disidente forzado a construir la carretera.

El caso es que, si enterrando los cuerpos estos volverían a salir a la superficie al cabo del tiempo, los comunistas tuvieron que hallar un sistema que lo evitara, la fórmula es terrorífica pero real: toda carretera se asienta sobre una capa que los ingenieros llaman zahorra. Esta capa entre el asfalto (o el hormigón) y el terreno se fabrica con piedra gruesa bien compactada y evita el contacto directo de carretera y terreno, para que éste, con sus movimientos naturales, no la agrieten y, con el tiempo, la destruyan.

El Viejo Camino Español

El Viejo Camino Español

No “El Camino Real”

Existen varios “caminos o senderos españoles”, pero este es el más extenso. Generalmente algunos de ellos compartían pequeños y/o grandes tramos, y sobre todo cruzamientos.

Aquí está un mapa del viejo camino español que funcionó de St. Augustine, la Florida a San Diego, California.

Los Western estadounidenses han creado la leyenda de la conquista del oeste por pioneros anglosajones de carromato, sombrero Stetson y colt. Esa cinematográfica fábula supone un auténtico éxito de iconografía popular a nivel planetario. Hasta en nuestro país nos han hecho olvidar que las primeras exploraciones de Norteamérica la realizaron de costa a costa algunos intrépidos españoles mucho antes del desembarco del Mayflower.

En Estados Unidos, sin embargo, no lo olvidan y tienen una ruta histórica llamada la Old Spanish Trail que une los dos océanos en un recorrido visualmente fantástico.

Partiendo de la primera ciudad fundada en USA, Saint Agustin, en Florida, por el asturiano Pedro Ménendez de Avilés, el recorrido, que termina en San Francisco, descubierto por Gaspar de Portolá en 1789. Cruza USA de costa a costa por carreteras secundarias y pistas sin asfaltar que persigue mostrar los Estados Unidos desde una perspectiva hispánica, buscando los muchos restos, recuerdos y reconocimientos que hay a nuestros grandes exploradores.

La carretera del viejo camino español en Texas

Por Hugh Hemphill, autor de “San Antonio On Wheels” y “Los Ferrocarriles de San Antonio y South Central Texas”.

El concepto de la primera carretera transcontinental meridional fue comenzado en Mobile, Alabama. En 1915 los líderes cívicos en la ciudad de la costa del Golfo anunciaron planes para un mejor camino hacia el Atlántico. Al mismo tiempo, las ciudades en Texas comenzaron a flotar ideas para mejorar el acceso a Nueva Orleans. En lo que se convirtió en una serie de convenciones anuales después de la reunión celebrada en Pensacola, Florida en 1916, surgió una visión muy grande para una carretera continua desde el Atlántico en San Agustín en Florida hasta el Pacífico en San Diego, a una distancia de 2.817 millas. Aunque esto no coincide exactamente con la ruta de la moderna autopista interestatal IH 10, que va de Jacksonville, Florida, a Los Ángeles, California, está bastante cerca y ciertamente ha demostrado una notable previsión en un momento en que aún no existían cien millas de Continuamente pavimentada carretera en todo el de Texas. La ruta se le dio un nombre pintoresco, “El Viejo Camino Español”, como una herramienta de marketing, al igual que la denominación de la primera ruta transcontinental del Norte de Nueva York a San Francisco, “The Lincoln Highway”, propuesto por primera vez en 1912. Los nombres fueron diseñados Para capturar la imaginación de las ciudades y condados a lo largo de las rutas propuestas y fomentar la participación en la construcción de la ruta, ya que la organización OST ni siquiera podía empezar a pagar por todos los caminos y puentes que se requerirían.

Mapa de la antigua ruta del sendero español, desde el Atlántico hasta el Pacífico

El Old Spanish Trail, que es una ruta que une los territorios estadounidenses que pertenecieron al Virreinato de Nueva España, de San Agustín (Florida) a San Diego (California), recorriendo alrededor de 4000 kilómetros y atravesando 8 estados.

La responsabilidad de la OST se dio a cada estado a lo largo de la ruta. Los organizadores estatales se acercaron a los condados, ciudades e individuos para recibir apoyo y donaciones. A medida que la idea pasó, el potencial para atraer el creciente número de turistas que usaban coches para vacaciones y turismo se hizo cada vez más evidente. El turismo automotriz estaba en su infancia. Pocos caminos estaban numerados y casi ninguno provisto de señales. Los Locals podrían saber dónde estaban pero no turistas. Ahora la gente que quiera ver más del país podría comprar Old Spanish Trail mapas y guías, que incluía direcciones donde encontrar gas, comida y alojamiento. Mientras conducían, seguían los marcadores de ruta OST que se fijaban a postes de luz dentro de las ciudades y se pintaban en árboles, postes telefónicos y postes de la cerca en el país. La señalización OST consistió en un arreglo altamente visible y distintivo de una banda roja delgada sobre una sección central blanca gruesa con las letras OST o una flecha direccional, y una delgada franja amarilla en la parte inferior.

Marcadores de la ruta de la carretera de Old Spanish Trail

San Antonio no fue incluido originalmente en la ruta propuesta por el OST. En lugar de ello fue a través de las ciudades en crecimiento de Dallas y Fort Worth. Una gran delegación de San Antonio llenó la conferencia OST de 1919 en Houston y rectificó la situación desde el punto de vista de la ciudad. San Antonio incluso asumió el liderazgo de la OST dentro del estado. Un hombre esencialmente pasando por la ciudad, Harral Ayers, se le ofreció la posición de líder OST dentro de Texas.  Había experimentado grandes éxitos en hacer grandes proyectos con arreglos financieros difíciles, pero se vio obligado a abandonar una próspera carrera en Nueva York y en los estados vecinos por razones de salud. Con el objetivo de Hawaii, pero sin planes definitivos, navegó a Galveston y abordó un tren para California. Durante una pausa en su viaje para visitar a sus amigos y ir a cazar en San Antonio, Ayers fue al dentista donde una radiografía reveló una infección debajo de una vieja corona de oro. Con el tratamiento, su estado de salud de unos veinte años mejoró rápidamente. Escogió el histórico Gunter Hotel en Houston Street para la sede de OST. La primera hostería en el sitio se remonta a 1867, cuando la calle todavía se llamaba El Paseo del Río, cuatro años antes de ser renombrado Houston.

Old Spanish Trail Highway HQ en Texas fue localizado en el Hotel Gunter en San Antonio

Cuando la Carretera del Camino Español Antiguo progresó de Houston a San Antonio, la ruta nunca se desvió demasiado de las principales vías del ferrocarril del Pacífico Sur. Esto se debía a que ya se había establecido un derecho de paso. Los vagones y los primeros coches tenían que seguir la línea durante años. Muy significativamente, también permitió el transporte fácil de los materiales de la carretera y el equipo. La mayoría de las carreteras todavía estaban usando la construcción de Macadam, requiriendo sucesivas capas de rocas de tamaño descendente con una capa superior de grava. Se requerían enormes cantidades de roca. Los primeros camiones no podían transportar cargas pesadas a grandes distancias en gran parte debido a la tecnología de los neumáticos rezagados y al mal estado de los caminos mismos.  Sin embargo, eran muy adecuados para el transporte de corta distancia. Fueron cargados de los trenes en los caminos del ferrocarril a lo largo de la ruta y de esta manera el camino hizo el progreso bueno a través de los condados más ricos y poblados. Sin una superficie dura, el creciente número de vehículos y los camiones cada vez más pesados ​​enfrentan muchos problemas a lo largo del camino. No todos fueron accidentales. Por alguna razón, incluso en plena temporada de verano, un lugar húmedo en la carretera entre Weimer y Schulenburg no desaparecería. Los conductores familiarizados con el camino disparaban sus motores en un esfuerzo por cruzar, pero frecuentemente se encontraron atrapados otra vez. Un granjero local, que acaban de estar cerca con un equipo de caballos, estaba más que dispuesto a remolcarlos por solo $ 5.00.

Texas highway construction near the railroad. Esto en un momento en que un galón de gas costó 25 centavos. La OST se desvió de los ferrocarriles si los condados a lo largo del camino ofrecían una mayor participación. El condado de Gonzales hizo justamente eso y así el OST se desplazó hacia el sur entre Flatonia y Seguin, evitando Luling en el extremo sur del condado de Caldwell. Cerca de Shiner, en el condado de Lavaca, con su famosa cervecería, no estaba en el OST directamente, pero su maestro cervecero, Kosmos Spoetzl, conocido por comercializar su cerveza personalmente desde la parte trasera de un Ford Modelo T sin duda aprovechó la carretera mejorada. Estar cerca de la nueva carretera principal trajo una ventaja adicional al acceso ferroviario.

Las autoridades de Old Spanish Trail tuvieron que tomar una decisión en San Antonio. En caso de que la ruta se mantenga cerca del Ferrocarril del Pacífico Sur a través de Hondo y Del Río para llegar a El Paso o debe seguir lo que los cargueros y conductores de autocares de etapa se conoce como la carretera alta, a través de Hill Country y luego a través de Junction, Sonora y Ozona. Ambas rutas tuvieron sus méritos. El factor crítico que informó su decisión fue simple: el dinero. El condado de Kerr fue el primero en Texas en inscribirse como participante de OST. Muchos de sus ciudadanos más prominentes, incluyendo a la familia Schreiner, que había sido instrumental en lograr una difícil conexión ferroviaria treinta años antes, dieron importantes donaciones. Entre otros donantes estaba la familia Butt, los fundadores de la gigante cadena de supermercados HEB. El OST siguió el “camino alto” porque los residentes de Hill Country estaban dispuestos a pagar para estar en la prestigiosa carretera.

Postal del viejo rastro español de Boerne

Una ruta turística alternativa de OST a través del país de la colina pasó por el condado de Bandera, una ventaja real para la ciudad, que nunca recibió una conexión del carril. El “Old Spanish Trail Restaurant” en Bandera, inaugurado en 1921, es uno de los últimos establecimientos alimenticios originalmente nombrados a lo largo del OST, a pesar de un incendio casi desastroso en 2007. Los condados de Hill Country no tardaron en promover su región. El OST fue la oportunidad de oro de la edad para ser puesto literalmente en el mapa. Esta previsión temprana dio sus frutos cuando cincuenta años más tarde, la Interestatal 10 siguió la misma ruta, evitando una vez más la ruta más antigua y marginalmente más corta a El Paso.

Restaurante Old Spanish Trail en Bandera

En 1922 el Congreso se empeñó en asegurarse de que las experiencias de transporte casi desastrosas encontradas por los militares durante la Primera Guerra Mundial no se repetirían. Durante el conflicto, los ferrocarriles se enredaron tanto que el gobierno tuvo que hacerse cargo de ellos, aunque el problema era más la falta de trazados adecuadamente largos que cualquier otra cosa. Los movimientos de tropas y materiales sobre los sistemas de carreteras subdesarrollados de la nación eran casi tan malos. Los repetidos convoyes largos de camiones pesados, la mayoría de los cuales tenían neumáticos sólidos, rápidamente arruinaron caminos sin pavimentar y puentes ligeros.  Para corregir esta situación se propuso una red nacional de carreteras militares. Harral Ayres, como líder estatal de la Asociación del Viejo Camino Español, y un representante civil de San Antonio, una de las ciudades militares más importantes del país, presionaron con éxito a los políticos de Washington para que se designara a toda la extensión de la OST como una carretera militar , Lo que garantiza un mayor financiamiento federal para su construcción y mejoramiento.

 

Antiguo sendero español designado como carretera militar

A medida que la década de 1920 llegó a su fin, el sueño original de una carretera continua a través del sur, desde el Atlántico hasta el Pacífico, se realizó finalmente. El gobernador Neff dedicó un hito OST cero fuera de la alcaldía de San Antonio en marzo de 1924. Todavía está allí hoy. Se suponía que los conductores reajustarían sus odometros quizá poco fiables para la siguiente etapa del viaje en esos marcadores, tal como lo habían hecho los primeros intrépidos automovilistas veinte años antes. En San Diego, California, el 4 de abril de 1929 se inició el primer paseo ceremonial a través de las 2.817 millas de carretera continuamente mejorada, alineada con letreros colocados por cada estado. Su llegada a San Antonio fue ceremoniosamente recibida con una cena en, por supuesto, la Gunter Hotel.

 

Old Spanish Trail marcas en San Antonio

Había transcurrido catorce largos años para la realización de la visión original de una carretera transcontinental meridional. La organización voluntaria del Camino del Viejo Camino Español se desvaneció rápidamente. Los Estados habían estado publicando mapas oficiales desde 1927 y habían asumido la responsabilidad de la construcción de carreteras mucho antes. Algunas ideas OST se mantuvo en una forma más sutil. Ya en 1923, se formaron comités de embellecimiento para orientar cómo deberían diseñarse caminos, puentes, señales y áreas de descanso. Incluso nos dieron sugerencias sobre cómo los restaurantes, gasolineras y los campamentos turísticos deben mirar, con especial énfasis en el uso de la piedra atractiva trabajo.  Todavía quedan algunos rastros de sus esfuerzos. El espíritu de hacer que la carretera y las paradas a lo largo de la ruta se vean tan bien como sea posible dentro de un esquema general continúa hoy dentro del Departamento de Transporte de Texas. Aún así, la calidad de la carretera todavía deja mucho que desear. La sección a través del País de la Colina, ahora llamada Carretera 87, fue mejorada técnicamente, pero todo esto significó que había sido clasificado y provisto de zanjas para el drenaje. La mayoría de las secciones dentro de Texas permanecían sin pavimentar. A lo largo de la costa del Golfo, la superficie de la carretera consistía en conchas marinas trituradas. Los proyectos de la era de la depresión hicieron mejoras adicionales pero algunas secciones permanecerían de mala calidad hasta la era interestatal comenzó, treinta años más tarde.

 

San Antonio artículo de prensa de 1920 sobre el Antiguo Camino Español

4,200 mile trip around the USA in 1924

En 1924, un grupo de tres hombres de 30 años de edad, incluyendo a William Todt, decidió hacer un viaje desde sus casas cerca de West Point, Nueva York hasta Florida, a lo largo de todo el Viejo Camino Español, desde el Atlántico hasta el Pacífico Y luego volver a casa a través de la autopista Lincoln. Condujeron un 1924 Ford modelo T que viajaba el coche, que vendieron en su vuelta para $ 10. El viaje duró varios meses. El sistema de carreteras en ese momento todavía estaba en su infancia. Muchos estados habían introducido sus propios sistemas numeradores individuales de numeración y rutas privadas organizadas como la OST y Lincoln Highway eran todavía muy importantes.

Aunque el viaje y las historias que le contó a su hijo sobre todo, sucedió hace mucho tiempo, el joven Bill prestó mucha atención a la saga de esta estancia épica hecha por su padre.

Este es el Marcador de Zero Mile para el Viejo Camino Español en San Agustín. Está hecha de coquina una piedra local que está llena de conchas marinas Al otro lado de la calle está el Castillo de San Marcos que está hecho de la misma piedra.

Placa en el Marcador de Zero Mile. Hay otros marcadores en San Antonio, TX y San Diego, CA. Casi perdimos el marcador, pero vimos mencionarlo en el libro, “Road Trip USA”. Así que en nuestro camino fuera de la ciudad, nos detuvimos y nos registramos el Zero Mile Marker. Pensamos que era el final de El Camino Real, pero cuando googleando El Camino Real, ninguno de esos caminos llevó a San Agustín. Hay un montón de rutas etiquetadas El Camino Real (La Carretera de los Reyes), todas las antiguas carreteras españolas se llamaron que, algunos con nombres que indican a dónde iban o desde. Donde hemos visto señales para El Camino Real es básicamente US-84 de Brunswick, GA a TX y luego algunos otros caminos hacia San Antonio y hacia México. Posted by Kulkuri

Variante del old spanish trail

Flota de Indias

Flota de Indias

https://www.almendron.com/artehistoria/historia-de-espana/edad-moderna/la-flota-de-indias/

Principales rutas comerciales del Imperio español. En rojo las españolas y en verde las portuguesas.

Imagen de la Sevilla del siglo XVI.

Puesta de sol en Cartagena de Indias.

La Flota de Indias o conocida también como la “Flota del Tesoro Español” o “La Española” era «el mecanismo de funcionamiento del monopolio comercial español con América y constituyó la esencia de la denominada Carrera de Indias, que englobaba todo el comercio y la navegación de España con sus colonias» (Manuel Lucena).

Historia

Del siglo xvi al xviii, las flotas de Indias llevaban las riquezas de los virreinatos españoles en América a la Corona de Castilla. Los productos transportados eran plata, oro, gemas, especias, cacao y otros. Los galeones salían de la ciudad de Veracruz, en el golfo de México, y llegaban a Sevilla por el Guadalquivir (más tarde a Cádiz).

La flota de Indias tenía un equivalente para el comercio entre Nueva España (el actual México) y Filipinas, conocido como el galeón de Manila, y que se usaba para cambiar bienes chinos por plata mexicana, a través del puerto de Acapulco. De allí se contactaba mediante transporte terrestre con Veracruz.

Desde el mismo descubrimiento de América, los barcos españoles llevaban riquezas de vuelta a España. En la década de 1520, y debido al incremento de la piratería inglesa y francesa, se decidió organizar un sistema de convoyes para aumentar la seguridad del transporte. La idea era establecer dos flotas distintas, ambas compuestas por galeones fuertemente armados con cañones y barcos mercantes (carracas) para llevar la carga. Las dos flotas salían cada año de Sevilla (a partir de 1679 Cádiz), e iban una a Veracruz y la otra a Sudamérica (Cartagena de Indias, en la actual Colombia, y Nombre de Dios y Portobelo, en la actual Panamá). Tras completar la descarga de sus productos (productos manufacturados, pero después, también esclavos), las flotas se reunían en La Habana, en la isla de Cuba, para el viaje de vuelta.

El comercio con las colonias españolas estaba fuertemente controlado. Por ley, las colonias españolas sólo podían comerciar con un puerto en España (Sevilla tuvo el monopolio hasta 1717, cuando la Casa de la Contratación pasa a Cádiz). Los ingleses, holandeses y franceses trataron de romper el monopolio, pero este duró durante más de dos siglos. Gracias al monopolio, España se convirtió en el país más rico de Europa. Esta riqueza permitió sufragar sobre todo las guerras contra los protestantes del centro y norte de Europa. También causó una enorme inflación en el siglo xvi, lo que prácticamente destruyó la economía española.

El viaje de España a Indias y viceversa no se efectuaba libremente. Todo el tráfico comercial con América se concentró es Sevilla, dando lugar al establecimiento de un monopolio controlado en todos sus aspectos por la Casa de la Contratación, fundada en 1503, hasta que en 1543 se crea el Consulado de Mercaderes de Sevilla, que asume una serie de actividades mercantiles en relación con el comercio indiano, entre las que se cuentan: participación en el despacho de flotas, control de los seguros marítimos, salvamento de mercancías de los buques naufragados. Al monopolio que Sevilla y Cádiz detentaban en la metrópoli para el comercio con las Indias, se añadía el de unos pocos puertos americanos autorizados.

Caja de caudales del siglo xvi llena de lingotes de plata. Representación museística del Pabellón de la navegación de Sevilla

Junto a los envíos de particulares, la flota llevaba el «quinto real», un impuesto del 20 por ciento en los metales preciosos y los envíos de particulares. Diversos descubrimientos arqueológicos sugieren que la cantidad de metales realmente transportados era mucho mayor que la declarada en el Archivo de Indias: los mercaderes recurrían al contrabando y a la corrupción para evitar pagar dicho quinto.

En el siglo xvii, el sistema económico empezó a declinar por diversos motivos. Las flotas resultaron afectadas, primero por las tormentas: las de 1622 (incluyendo Nuestra Señora de Atocha), 1715 y 1733 fueron destruidas por huracanes en el Caribe. Segundo, por los piratas, ya fueran establecidos como tal (corsarios) o barcos militares de potencias extranjeras. Tercero, por la caída en la producción de metales preciosos en América. Las flotas pasaron de diecisiete barcos en 1550, a cien, y de mayor tamaño, a finales del siglo xvi. A mediados del xvii constaban de unos veinticinco barcos, y continuaron disminuyendo en tamaño.

La amenaza de las potencias coloniales rivales aumentó cuando estas pudieron establecer bases en el Caribe. Inglaterra ocupó San Cristóbal y Nieves en 1624, y Holanda Curazao en 1634. La flota de 1628 fue capturada por el holandés Piet Hein en la batalla de la Bahía de Matanzas, durante la guerra de Flandes, y las de 1656 y 1657 fueron capturadas por los ingleses Richard Stayner y Robert Blake durante la guerra anglo-española. La de 1702 fue destruida durante la batalla de Rande.

Galeón español, por Alberto Durero.

Las capturas de la flota causaron una enorme repercusión económica en España. Debilitada por las continuas guerras (en particular la guerra de los Treinta Años), y sufriendo una enorme crisis económica, España comenzó a sufrir ataques a sus colonias a mediados del siglo XVII. En 1739, durante la Guerra del Asiento el inglés Edward Vernon atacó a Portobelo, en Panamá, y posteriormente lo intentó en Cartagena de Indias, al mando de 186 buques, siendo derrotado por Blas de Lezo y sufriendo Inglaterra su más terrible derrota en los mares. En 1762, durante la guerra de los Siete Años, los ingleses ocuparon La Habana y Manila, impidiendo el paso de la flota.

El corso obliga a incrementar la protección:

En principio, los barcos de Indias iban y venían de acuerdo con las necesidades comerciales. A raíz de las guerras entre España y Francia, el corso y la piratería hacen su aparición. En 1521 comienzan los ataques de los corsarios franceses Jean Ango y Fleury. Carlos V adopta medidas protectoras para el tráfico indiano, como la Real Provisión de 13 de junio de 1522. Se juzga necesario crear una armada para proteger las flotas de Indias. Un “asiento” suscrito en Sevilla con los comerciantes de esta ciudad ordena “hacer una armada contra corsarios repartiendo el gasto de la avería en lo que se truxese de las Indias y entre los moradores de los puertos interesados“. Posteriormente se dictan otras normas, pero quizás la de mayor interés es una Real Cédula de 1542, por la que los buques procedentes del Caribe y Nueva España salgan de allí “viniendo en flota”. A partir de 1524, las naves salen reunidas para darse mutua protección, defendidas por cuatro naos armadas, que sostiene el impuesto de avería. Reinando Felipe II. En 1561 se establece el sistema de Flotas y Galeones por el que se da protección a los convoyes desde América hasta las costas españolas. Este sistema permaneció, con algunas vicisitudes, durante más de dos siglos, hasta la promulgación por Carlos III del Decreto de Libre Comercio. No obstante, ocasionalmente se autorizaban los llamados Navíos de Permiso, que efectuaban el viaje al margen de las flotas. Las ordenanzas reales intentaron esquivar el peligro de las flotas enemigas y de los corsarios, unificando el transporte en solo dos expediciones anuales. Sin embargo, cuando la debilidad de la Marina española se hizo patente, ni la travesía en convoy garantizó la seguridad de naves y mercancías.

Composición de las flotas:

Apenas existían diferencias entre los buques de guerra y mercantes. Carlos V jamás tuvo una armada real, de modo que cuando se precisaban buques armados se recurría al “asiento” o al embargo. El asiento era en realidad un contrato por el que se suscribía el arriendo real de un número determinado de naves armadas, durante un tiempo determinado o para una acción concreta, a cambio de una contrapartida económica. Por el embargo se “tomaban” a los particulares las naves necesarias, proveyéndolas del armamento necesario. Terminadas las últimas inspecciones en Sanlúcar de Barrameda, las naves arrumbaban hacia Canarias, en donde se hace aguada, la mayor parte de las veces en La Gomera; se aprovechaba la estancia para otras necesidades logísticas. La velocidad era determinada por los buques más lentos. La nao capitana navegaba en la cabeza del convoy formado por unos 30 navíos. De noche encendía a popa un gran farol para servir de guía al resto de los barcos y cerraba la marcha la nave almiranta. A barlovento de la flota se situaban los barcos artillados. Según Haring, los capitanes y pilotos, que de modo deliberado permitían que sus bajeles se perdieran de vista o se apartasen del rumbo, incurrían en pena de muerte, castigo que más tarde se redujo a una multa de 50.000 maravedíes, pérdida inmediata del cargo y exclusión de la navegación de Indias durante dos años.

Las Flotas de Indias se configuraron definitivamente en 1561 y subsistieron hasta 1778, año en que se suprimieron. España realizó un verdadero modelo de organización para sus flotas, muy valioso para sus intereses. Podría decirse que para sus necesidades monopólicas, resultó ser un sistema insuperable. Se reglamentó cuidadosamente la forma de preparar las flotas, su composición, su calendario de salidas y llegadas, el número de buques que las compondrían,  las ferias en las que venderían los productos, etc.

La última Flota de Indias zarpó en 1776.1 En la década de 1780, España abrió las colonias al mercado libre. En más de 250 años de flota, las pérdidas por ataques fueron mínimas. Puede calificarse así a la Flota de Indias como una de las operaciones navales más exitosas de la historia. De hecho, en los trescientos años de existencia de la Flota de Indias solo dos convoyes fueron hundidos o apresados por los ingleses y otro por los holandeses.

Las rutas de las flotas:

En su viaje de ida las flotas recalaban en la isla Dominica o la Martinica -unas 2.160 millas desde Canarias y unos 20 ó 30 días de navegación-. Se hace aguada y víveres y al partir de allí se producía la separación de los buques. La flota de Tierra Firme, se dirige a Cartagena, Nombre de Dios y Portobelo. La flota de Nueva España, marcha hacia Veracruz. Los buques que se dirigen a las Grandes Antillas, Honduras y Yucatán, etc., toman su ruta en el momento oportuno.

El regreso de la flota de Nueva España:

Después de ferias, se iniciaba el regreso. La flota de Nueva España partía hacia principios de marzo. Esta flota servía de enlace con la que, entre mediados del siglo XVI y principios de siglo XIX, hacía la ruta del Pacífico, entre Manila y Acapulco, en la costa occidental de México. A este litoral llegaban cada año infinidad de riquezas del lejano Oriente: seda y porcelana de China, marfil de Camboya, algodón de la India, alcanfor de Borneo, piedras preciosas de Birmania y Ceilán y especias como canela, pimienta y clavo. Desde Acapulco estos productos eran transportados por tierra hasta Veracruz. El “galeón de Manila”, llamado también “nao de China”, era una codiciada presa para los piratas.

Comercio con Filipinas: Las islas Filipinas dependían del virrey de México. El comercio directo con la península Ibérica, obstaculizado al principio, acabó por ser prohibido por Felipe II en 1593. Durante las décadas posteriores dependió del tráfico de galeones que se efectuaba anualmente entre el puerto de Manila y el de Acapulco. Los intereses andaluces consiguieron limitar el tonelaje de los galeones y los contingentes de las mercancías.

El regreso de la flota de Tierra Firme:

Desde el istmo de Panamá, por la costa sur parte de las mercancías europeas habían sido trasladadas a El Callao (Perú). La flota de Tierra Firme partía a mediados de marzo, con objeto de reunirse todas las naves en La Habana en el mes de abril.

Desde La Habana se navegaba hacia el noroeste para atravesar el canal de las Bahamas, uno de los pasos más peligrosos. El viaje proseguía cerca de las Bermudas y luego se arrumbaba hacia el paralelo 38 en busca de los vientos de poniente, para llegar a las Azores en donde se hacía escala. En las Azores solía obtenerse información sobre la presencia de corsarios en la zona. Para prevenir riesgos se preparaba la artillería y los barcos navegaban listos para el combate, arrumbando hacia la costa del Algarve y el cabo de San Vicente, y de allí se ponía proa a la desembocadura del Guadalquivir. (Ricardo Arroyo Ruiz Zorrilla)

Incidencia del sistema de flotas en Canarias:

En 1554 se había pretendido obligar a los barcos canarios que saliesen bien artillados; pero se vio inmediatamente que esta imposición era irrealizable. El nuevo sistema fue implantado hacia 1563. Se decidió que los navíos destinados a Veracruz saldrían de Sevilla en marzo o abril de cada año, con navíos de guerra, formando una flota. En julio salían los galeones, a Nombre de Dios en el istmo de Panamá. En febrero del año siguiente, la flota y los galeones se reunían en La Habana, para emprender juntos el viaje de regreso, en junio. La orden para Canarias se dio en 1572 y se repitió en 1577, pero no parece haber sido respetada, por lo menos al principio. Las dificultades de la aplicación se dejaron ver inmediatamente. Las dos salidas de Sevilla no tenían fecha fija; e incluso de haberla tenido, no se podía decir de antemano en qué fecha llegarían a Canarias. Cuando llegaban, era una sorpresa; y no se podía esperar la llegada de la flota o de los galeones, para empezar a cargar los caldos canarios ni cargarlos para esperar a la flota. Además, ni siquiera el paso era seguro, porque a veces los convoyes pasaban, o a lo mejor se veían desviados, por Las Palmas o por La Gomera. Todo ello representaba una inseguridad y un aumento de gastos que amenazaban dar al traste con el comercio canario. Se intentó remediarlo, mandando que Sevilla despachase un barco de aviso a Canarias, para comunicar la fecha de la llegada de la flota o de los galeones. Naturalmente, se cargaban los gastos a cuenta de los exportadores canarios, que protestaron: entonces el aviso se mandó por barcos del tráfico normal entre Sevilla y Canarias, por lo cual llegaba a veces muy poco tiempo antes que la flota. El sistema cojeaba mucho, pero era preciso respetarlo. En Tenerife hubo escalas de la flota, con irregularidad, por lo menos hasta 1657; pero la escala de Tenerife se respetaba más al regreso que a la ida. El resultado de la aplicación de esta medida fue desastroso para el comercio canario. Por un lado encareció exageradamente los costos, no sólo por los atrasos y los inconvenientes ya mencionados, sino también porque los gastos de los navíos de guerra que acompañaban los convoyes cargaban sobre éstos y sobre su carga. El comercio de Indias, que era una gran fuente de riqueza en el siglo XVI, cuando se hacía en sentido único, apenas pudo subsistir después, agregando a la exportación, la importación de productos americanos. Así y todo, había dejado de representar lo que antes era: la navegación se desquitó por el otro lado, que fue el contrabando.

Buques, cargas y tonelajes:

Los hombres y los barcos que participaban en la carrera de Indias debían ser españoles; sin embargo, la Corona se reservó siempre la facultad de conceder licencias particulares a navíos extranjeros, lo cual se produjo en más de una ocasión. En cuanto al tonelaje de los buques, digamos que desde 1506 a 1525, las naves solían tener unas 100 toneladas, si bien aparece alguna embarcación de 200. A partir de 1524, las naves oscilan entre 120 y 150 toneladas, y a partir de 1548 predominan las de 200 toneladas, aunque hay barcos mayores de 300, 400 y hasta de 600 toneladas, sin embargo, las mayores de 220 toneladas representaban una exigua minoría. Vietia y Linage en su monumental obra “Norte de la Contratación de las Indias” (Sevilla, 1672) cita una Real Cédula de 5 de mayo de 1557 para “que no se admitiesen las naos que excediesen de 400 toneladas”. Sin duda la causa para tomar esta decisión se debía a los problemas que podían plantearse al pasar la barra de Sanlúcar. En cuanto al número de naves que salían cada año para las Indias, los registros de la Casa de la Contratación y los trabajos de estudiosos como Carande, Chaunu y Haring han permitido conocer el número de buques y las toneladas transportadas, tanto en los viajes de ida como en los de vuelta, si bien existen diferencias en los datos obtenidos. Según los datos obtenidos por Chaunu, en el período 1520-1550, el número de barcos que hicieron los viajes de ida y vuelta y el volumen de carga transportado se refleja en la tabla del final. Como se desprende de estos datos, el número de naves fue aumentando de decenio en decenio. La diferencia entre el número de buques de ida y el de regreso se debe a tres causas:

  • los buques que se quedaban en América para atender tráficos de aquella zona
  • los buques perdidos o apresados como consecuencia del corso
  • los buques perdidos como consecuencia de naufragios.

De acuerdo con el mapa de naufragios elaborado por Chaunu, los lugares de mayores pérdidas eran Veracruz, Matanzas, Bermudas, Azores y Cádiz. En el período estudiado por Chaunu (1503-1650) los naufragios en el río-barra suponen el 8,98 por 100 y los barcos perdidos el 10 por 100. La diferencia entre los buques salidos y llegados disminuye con el paso del tiempo; las causas son las mayores medidas de protección de los convoyes y, posiblemente, una mejor construcción naval. El número de naves que constituía la flota de Indias era muy diferente de un año a otro, dependiendo de las necesidades del comercio americano y de tonelaje de los buques utilizados, así como de la seguridad de la navegación a consecuencia de las actuaciones de los corsarios. En el período analizado, el año con el mayor número de buques salido de Sevilla corresponde a 1549 con 101 naves, y el menor a 1522, en que sólo salieron 18 naves. En cuanto a los lugares en los que se construían las naves para la Carrera, digamos que la mayor parte procedía de los astilleros del norte de España: Orio, Pasajes, Bilbao, Deusto, Zorroza, Portugalete, Castro Urdiales, Santoña y Santander. La calidad de los robles vizcaínos, unida a su experimentada mano de obra, hacían que aquellos astilleros tuvieran una excelente construcción naval. En las atarazanas mediterráneas, Sevilla, Málaga, Valencia y Barcelona, se construían también naves, fundamentalmente galeras.

Mercancías transportadas, fletes y seguros:

Las exportaciones españolas hacia América en los primeros tiempos de la colonización están fundamentalmente compuestas por alimentos, aperos de labranza y manufacturas. Entre los alimentos se lleva trigo, legumbres, vino (a partir de 1519 se exportaban vides para plantarlas en América), aceite, vinagre, azúcar, y desde Canarias se enviaron obreros especializados para su producción). Para fomentar la agricultura y la ganadería se mandan aperos en general y semillas, plantones y ganados. Las manufacturas comprenden paños, sedas, ropas, vidrios, cuchillería, herramientas, libros, etc. En cuanto a las importaciones se refiere, hay que destacar algunos productos típicamente americanos como son el tabaco, cacao, chocolate, cochinilla, añil, palo del Brasil, cueros, maderas. Como ya se ha visto anteriormente, el tonelaje de las importaciones es inferior al de las exportaciones, sin embargo esa diferencia queda compensada con creces con el extraordinario valor de la importación de metales preciosos como el oro y la plata.

Oro y plata:

Según los cálculos efectuados por Hamilton, quien ha tratado este tema ampliamente, entre 1521 y 1600 la plata traída “legalmente” a España por las flotas de Indias puede cifrarse en unas 17.000 toneladas y 181 toneladas de oro. Del total corresponden al período 1521-1560 unas 567 toneladas de plata y unas 87 toneladas de oro, con un monto total de 447 millones de pesos (450 millones de maravedíes). Sobre estas cifras hay que tener en cuenta que el contrabando de los metales preciosos algunos autores lo cifran en un 50 por 100 del total. En un naufragio producido en enero de 1555 en la playa de Zahara (Cádiz) el oro y la plata recuperados superó en más del 300 por 100 el valor declarado al embarque. A pesar de que la parte correspondiente a la Corona suponía un quinto del total, la economía española se benefició poco de estas riquezas. Los enormes costos de las guerras de Carlos V le obligaron no sólo a emplear el oro y la plata americanos, sino que para financiar sus empresas el emperador tuvo que pactar con banqueros alemanes, entre otros con los Fugger, los Weslers y los Ehinger.

Los fletes durante el reinado de Carlos V están en función de la oferta y la demanda, hasta 1572, año en que el Consejo de Indias, a petición del Consulado, fija unos aranceles. Otra cuestión es los fletes que la Corona abonaba por bajeles empleados en las armadas. Durante el equipamiento del bajes en el río de Sevilla, 110 maravedíes mensuales/toneladas; en viaje a las Azores, 130; en viaje a las Indias, 140. Puesto que los cargadores abonan habitualmente un tercio del flete al embarque de la mercancía y los dos tercios restantes a la entrega de éstas en América, los armadores se veían en la necesidad de lograr préstamos con la garantía de sus naves para subvenir los gastos que un viaje tan largo ocasionaba. Por lo que al seguro marítimo se refiere, recordemos que es una institución anterior a la Carrera. Los estatutos de los Consulados de Burgos, Bilbao y Sevilla dedican más de la mitad de su articulado a regular el seguro, a pesar de lo cual los contratos de seguros marítimos de la época tienen numerosas lagunas, como la de que no figure el nombre del buque, estratagema a la que se recurría cuando se efectuaba un seguro múltiple. Las primas se pagaban en el plazo de tres meses después de firmarse la póliza y éstas estaban limitadas por el plazo de dos años, plazo máximo para cualquier reclamación.

Existe una gran y abundante información del tema, pero lo dejamos aquí para no extendernos demasiado.

Grand Trunk Road

Grand Trunk Road

Asia meridional,
(Bangladés, India, Pakistán y Afganistán)

Datos de la ruta

Nombre anterior: UttaraPatha, Shah Rah-e-Azam, Sadak-e-Azam o Badshahi Sadak

Tipo: Carretera

Inauguración: Antiguedad

Longitud: 2 500 km

Inicio: Sonagaon, Bangladés

Fin: Kabul

La Grand Trunk Road (en español, «camino/carretera/ruta del Gran Tronco» o «de la Gran Trompa») es una de las carreteras principales del Asia meridional más antigua y larga. Desde hace más de dos milenios, ha vinculado las regiones orientales y occidentales del subcontinente indio, que van desde Sonargaon (Bangladés), hasta Kabul (Afganistán), atravesando Howrah (Bengala Occidental en India) y la India septentrional por Peshawar (en el actual Pakistán). También era conocida como Uttarapatha («El camino al Norte»), Shah Rah-e-Azam («Gran carretera») o Sadak-e-Azam o Badshahi Sadak.

La ruta comprende el camino Grand Trunk que existió durante el imperio Maurya,1 extendiéndose desde la desembocadura del río Ganges hasta la frontera norte-occidental del Imperio.2 La moderna carretera fue reconstruida por Sher Shah Suri, que renovó y amplió la ruta antigua en el siglo XVI.3

El 15 de marzo de 2015 el conjunto «Sitios a lo largo de Uttarapath, Badshahi Sadak, Sadak-e-Azam, Grand Trunk Road» fue inscrito en la Lista Indicativa de la India —paso previo a ser declarado Patrimonio de la Humanidad—, en la categoría de bien cultural (nº. ref 6056), con una enumeración de 93 bienes individuales.4

Historia

Una escena del acantonamiento de Ambala durante el Raj británico.

En la antigüedad, el término Uttarapatha (de los términos sánscritos uttara, por el norte, y patha por carretera/ruta) se refiria a la alta carretera septentrional, la principal ruta comercial que seguía a lo largo del río Ganges, cruzaba la llanura Indo-Gangética, corría a través del Punjab hasta Taxila (Gandhara) y más allá hasta Zariaspa o Balkh (Bactria) en Asia Central. El final oriental de la Uttarapatha era Tamraliptika (posiblemente la actual Tamluk), ubicada en la desembocadura del Ganges en el oeste de Bengala. Esta ruta se volvió cada vez más importante debido al aumento de los contactos con los puertos marítimos de la costa oriental de la India durante el gobierno Maurya. Más tarde, Uttarapatha paso a designa la región de gran extensión que atravesaba la alta carretera septentrional.[cita requerida]

Investigaciones recientes[cita requerida] indican que durante el tiempo del imperio Maurya, en el siglo III a.C, el comercio por tierra entre la India y varias partes de Asia occidental y el mundo helénico pasaba por las ciudades del noroeste, principalmente Takshashila (Taxila en actual Pakistán). Takshashila estaba bien conectada por carretera con otras partes del imperio Maurya. Los Mauryas habían construida una carretera desde Takshashila a Pataliputra (actual Patna en India). Chandragupta Maurya tuvo un ejército de funcionarios que supervisaban el mantenimiento de esta carretera, según lo dicho por el diplomático griego Megasthenes que pasó quince años en la corte Maurya. Construida en ocho etapas, este camino se dice que habría conectado las ciudades de Purushpur, Takshashila, Hastinapur, Kanyakubja, Prayag, Pataliputra y Tamralipta.2

En el siglo XVI, el emperador pastún Sher Shah Suri, que gobernaba gran parte del norte de la India, emprendió la construcción de una nueva fue carretera principal que atravesaba la llanura del Ganges. Su intención era unir las provincias remotas de su vasto imperio por razones administrativas y militares. El Sadak-e-Azam (‘gran camino’) como se le conocía entonces, es universalmente reconocido por haber sido el precursor de la carretera Grand Trunk.

La carretera fue construida inicialmente por Sher Shah para conectar Agra, su capital, con Sasaram, su ciudad natal. Cuando Sher Shah murió después de un breve reinado, y su dinastía terminó poco después, la carretera permaneció como su excepcional legado. Los Mughals, que sucedieron a los Suris, extendieron la carretera hacia el oeste hasta Kabul, en Afganistán, cruzando el paso de Khyber. Esta carretera fue mejorada más tarde por los gobernantes británicos de la India colonial. Renombrada como “Grand Trunk Road” (a veces referida como la “Larga Marcha”), fue extendida hasta alcanzar desde Calcuta a Peshawar y así abarcar una mayor parte de la India.

A través de los siglos, la carretera, que era una de las más importantes rutas comerciales de la región, facilitó tanto los viajes como la comunicación postal. Incluso durante la época de Sher Shah Suri, la carretera estaba salpicada de caravansarais (posadas de carretera) a intervalos regulares, y se plantaron árboles a ambos lados de la ruta para dar sombra. Hay algunos pozos de agua en buen estado a lo largo del camino de Taxila, que fueron construidos para los viajeros durante ese período. El camino estaba bien planeado, con hitos a lo largo de todo el trayecto. Algunos de estos hitos se pueden ver a lo largo de la actual carretera Delhi-Ambala. Por otro lado, el camino también facilitó el rápido movimiento de las tropas y de los invasores extranjeros. Aceleró las incursiones de saqueo en las regiones del interior de la India, de invasores afganos y persas y también facilitó el movimiento de las tropas británicas de Bengala en la llanura del norte de India.

Ruta

Hoy en día, la GTR sigue siendo un continuo que cubre una distancia de más de 2.500 kilómetros. Desde su origen en Sonargaon, en el distrito de Narayanganj en el centro de Bangladesh y luego llega a la India; pasa por Howrah, Bardhaman, Panagarh (donde pasa el Santuario de Vida Silvestre Ramnabagan), Durgapur, Asansol, Dhanbad, Aurangabad, Dehri-on-sone, Sasaram, Mohania, Mughalsarai, Varanasi, Allahabad, Kanpur, Kalianpur, Kannauj, Etah, Aligarh, Ghaziabad, Delhi, Panipat, Karnal, Ambala, Ludhiana, Jalandhar y Amritsar

En la India, la mayor parte de la carretera —el tramo comprendido entre Howrah a Kanpur es NH-2 y Kanpur a Delhi— se conoce como la National Highway 91 (NH 91) y el tramo entre Delhi y Wagah, en la frontera con Pakistán, se conoce como NH 1. Desde la frontera con Pakistán, la carretera Grand Trunk (parte de la N-5) continúa hacia el norte a través de Lahore, Gujranwala, Gujrat, Jhelum, Rawalpindi, Distrito Attock, Nowshera, Peshawar y Landi Kotal. Luego entra en Afganistán a través del paso de Khyber y continúa hacia el oeste a través de Jalalabad, Surobi y termina en Kabul, una gran parte de la rama afgana de la GTR es hoy parte de la carretera Jalalabad-Kabul.

Moderno desarrollo

La GTR continúa siendo una de las principales arterias viarias de la India y Pakistán. Pakistán ha desarrollado aún más su extensa red de autopistas y grandes accesos controlados y autovías. La sección india forma parte del ambicioso proyecto del Cuadrilátero de Oro. Durante más de cuatro siglos, la GTR se ha mantenido, en palabras del autor Rudyard Kipling: «un río de vida como no hay en ningún otro lugar del mundo».5

Galería de imágenes

La GTR en frente de UET, Lahore

Carretera Jalalabad-Kabul, el último y más peligroso tramo de la GTR

La GTR cruzando el río Jhelum en Pakistán.

La GTR en Haryana

La GTR dentro de los límites de la ciudad de Mughalsarai, Uttar Pradesh.

Durgapur Expressway, no parte de la NH 2- NH2 o GTR va por el lado del Ganges- desde Burdwan vía Memari, Mogra, Bandel, Srirampur, Belur hasta Howrah.

La GTR en el Howrah Maidan, West Bengal.

La GTR en Bihar

Mucho ha cambiado desde la descripción de Kipling de la carretera GT, que vio “rebosante de todo tipo de viajeros – ricos mercaderes con elefantes y camellos cargados de mercadería, custodiados por retenedores.” La aristocracia de coloridos caballos y elefantes con caballos dorados Señoras, sus cortinas de seda ondeando en el viento, el taggle raggle de los gitanos que vagan de un pueblo a otro en busca de comida y trabajo. Las viejas identidades han sido constantemente neutralizadas por los objetivos comunes de prosperidad y desarrollo. Desde la partición, los nuevos objetivos sociales y económicos han sido los principales motores del cambio. Lo único que aún queda en esta arteria estratégica, económica y cultural de Pakistán es que es “el río de la vida”.

Hay un montón de opciones en el camino para los compradores también. Los vendedores a lo largo de todo el camino venden cerámica y muebles de Gujrat, utensilios de cocina de Wazirabad y Gujranwala, mármol y gres de Taxila, plantas y flores por todas partes, cestería del valle de Soan o fruta fresca de las zonas de donde pasa la carretera pasando y Incluso alfombras colgando alto. Este suites los viajeros bien. Ellos aparcar sus coches, regatear y hacer compras a precios mucho más baratos que lo harían en los mercados de la ciudad. Incluso algunas fábricas han abierto su showroom en la carretera.

La mayor parte del camino es de dos maneras y los bypass se han hecho para evitar pasar a través de ciudades pero todavía pasa de algunas ciudades. La pasión también se requiere cuando el camino tiene que pasar sobre los ferrocarriles que cruzan alrededor de la sincronización del tren pero sobre todo la carretera corre paralela a la línea ferroviaria. En nuestra sociedad tenemos una tendencia social a vivir cerca de las carreteras. Es por eso que uno puede ver las colonias de cinta que suben a lo largo de la carretera y los bypass.