Este Mundo, a veces insólito
Calendario
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Vehículos planetarios

Denominamos “Vehículos planetarios”, también astromóviles, a aquellos móviles, tengan forma de vehículo terrestre o no, y que tengan que desplazarse por la superficie de un planeta u objeto astronómico, con la misión de transportar astronautas, objetos, laboratorios, etc, o cualquier otra misión, y siempre que se desplacen por sus medios. Para evitar contaminaciones (en lo posible), son vehículos eléctricos. Algunos son vehículos guiados por los astronautas (como el rover de los Apolo), y otros están guiados por radio. Evidentemente se habrán desplazado sobre la Tierra, para probar su utilidad, autonomía, etc.

Nombre fecha Utilizado en País Comentarios
Lunokhod 1 11-1970 Luna U.R.S.S. Dirigido
Rover Apolo 15-16-17 1971-1972 Luna E.E.U.U. Pilotados
Lunokhod 2 01-1973 Luna U.R.S.S. Dirigido
Sojourner 07-1997 Marte E.E.U.U. Dirigido
Spirit 01-2004 Marte E.E.U.U. Dirigido
Oportunity 01-2004 Marte E.E.U.U. Dirigido
Curiosity 08-2012 Marte E.E.U.U. Dirigido
Yutu 2013-2014 Luna China Dirigido
Yutu 2
2019-2020 Luna China Dirigido
Perseverance
07-2020 Marte E.E.U.U. Semi-dirigido
Zhurong
05-2021 Marte China Dirigido

Zhurong

Artículo entresacado de diversas publicaciones del blog de Astronáutica: Eureka

 

Sábado, 15 mayo 2021

China ha logrado este sábado aterrizar en Marte su sonda Tianwen-1, lo que marca un hito al ser la primera vez que consigue posar un módulo de aterrizaje en un planeta que no es la Tierra, según ha informado la agencia estatal de noticias Xinhua.

Tianwen-1 despegó de la Tierra el 23 de julio y alcanzó la órbita del planeta rojo en febrero. El vuelo es uno de los más difíciles que jamás haya emprendido China. El aterrizaje es un gran desafío, ya que Marte tiene su propia atmósfera, a diferencia de la Luna.

Si todo va según lo planeado, el rover Zhurong que transporta la sonda, llamado así por el dios chino del fuego, investigará el Marte durante al menos tres meses. Los rovers pesan alrededor de 240 kilogramos, tienen seis ruedas y cuatro paneles solares y pueden moverse sobre la superficie de Marte a 200 metros por hora, recoge la agencia DPA. Lleva instrumentos científicos que se utilizarán para recopilar información sobre la composición de la superficie del planeta y su estructura geológica y clima.

Con su primer aterrizaje en Marte, China quiere alcanzar a Estados Unidos, que ya ha enviado varios dispositivos de investigación para recorrer el planeta. La Unión Soviética tuvo un aterrizaje exitoso en la década de 1970, pero finalmente perdió el contacto con su sonda.

Pekín ha expandido constantemente su programa espacial en los últimos años y tiene misiones planeadas para décadas en el futuro. La misión china es uno de los tres vuelos a Marte que se lanzaron desde la Tierra el verano pasado. Los otros lanzamientos fueron de Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos, que logro aterrizar el rover Perseverance en febrero.

China logra posar pequeño robot en Marte

En 2011 China intentó con Rusia enviar una sonda a Marte, pero el intento fracasó y Pekín decidió proseguir la aventura solo.

«Utopia Planitia»

El aterrizaje tuvo lugar en una zona del planeta rojo denominada «Utopia Planitia», una vasta planicie situada en el hemisferio norte de Marte.

Se trata para los chinos de su primer intento independiente y ambicioso pues esperan hacer todo lo que los estadounidenses han hecho en varias misiones marcianas desde los años 1960.

En febrero, China logró colocar la sonda «Tianwen-1» en órbita marciana y tomar fotos del planeta rojo.

Realizar estas tres operaciones en una primera misión a Marte es una primicia mundial.

Con un peso de más de 200 kg, «Zhurong» está equipado de cuatro paneles solares para su alimentación eléctrica, y pretende estar operativo durante tres meses.

También está equipado con cámaras, un radar y láser que le permitirán estudiar el entorno y analizar la composición de las rocas marcianas.

El nombre de «Zhurong» fue elegido tras un sondeo en línea y hace referencia al dios del Fuego en la mitología china. Un simbolismo justificado por la apelación china de Marte: «huoxing», literalmente, «el planeta de fuego».

China hará desde este 15 de mayo compañía a los róveres Curiosity y Perseverance de la NASA, activos en Marte. En los próximos días les dirá ‘nĭ hăo’ (hola), aunque a gran distancia. En un hito histórico, el país asiático ha conseguido poner en la superficie marciana un vehículo de exploración robótica o róver al primer intento. Este sábado ha posado la cápsula que lo contiene, desprendida desde la sonda Tianwen 1, que llegó a las alturas de Marte el pasado 10 de febrero.

Dentro de la cápsula está el róver Zhurong. Es la primera vez desde las misiones Viking que un orbitador despliega una cápsula para aterrizar en Marte. La llegada del orbitador a Marte, en febrero, ya hizo de China la segunda potencia espacial. Rival o cooperador en el futuro, la carrera espacial del siglo XXI se disputa oficialmente entre Estados Unidos y una China cuya agencia (CNSA) consiguió, también, recoger piedras de la Luna para explorarlas en la Tierra.

Eso sí, esta llegada a Marte de China ha estado envuelta en un silencio que contrasta con la espectacularidad de las misiones de la NASA. Nada de retransmisiones en televisión o internet. Apenas se anunció un par de días antes. Y sólo tras confirmarse en amartizaje, el presidente Xi Jinping envió un mensaje a los científicos y funcionarios de la agencia espacial elogiando el logro chino.

“Este es otro hito en los esfuerzos aeroespaciales de nuestro país”, dijo. “Habéis tenido el coraje de desafiar, de esforzaros por la excelencia y habéis llevado a nuestro país a la vanguardia mundial de la exploración interplanetaria”.

Nueve minutos de terror en silencio

El módulo de aterrizaje y el explorador se separaron de la nave espacial china Tianwen 1 a las 04.00 horas locales 22.00 del viernes, hora peninsular, y descendieron hacia el planeta rojo durante tres horas. Entraron en la débil atmósfera de Marte a una altura de 125 kilómetros, iniciando la fase más arriesgada de la misión.

Cuando la velocidad de la cápsula se redujo entonces de 4,8 kilómetros por segundo a 460 metros por segundo, un gran paracaídas con una superficie de cerca de 200 m2 se desplegó para continuar reduciendo su marcha hasta los 100 metros por segundo.

El paracaídas y la cubierta exterior de la cápsula se desprendieron entonces, mientras se activaba el retrocohete del módulo de aterrizaje para disminuir aún más la velocidad hasta casi cero. A unos 100 metros de la superficie marciana, el artefacto flotó unos instantes para identificar obstáculos y medir la pendiente de la superficie. Seleccionó un área relativamente plana y descendió lentamente (o eso creemos) posándose con éxito sobre ella con sus cuatro patas amortiguadoras.

Todo esto, claro, sin emisión en vivo. Sólo se pudo seguir el rastro de radiofrecuencia que algunos aficionados fueron publicando en sus streams y redes sociales. Las naves espaciales dejan un rastro de su comportamiento lejano y si se cuenta con instrumental adecuado, se puede captar desde la Tierra.

La entrada de la cápsula en la atmósfera de Marte, que duró cerca de nueve minutos, fue extremadamente complicada, sin control desde tierra y tuvo que ser realizada por la nave espacial de forma autónoma, explicó Gen Yan, un portavoz de la CNSA, en declaraciones recogidas por Efe.

Con el aterrizaen en Marte de hoy, China se convierte en el primer país en viajar hasta el planeta rojo, entrar en su órbita y explorarlo en una sola misión, con un coste de cerca de unos 6.600 millones de euros. La Tianwen 1, cuyo nombre en chino significa preguntas del cielo –en referencia a un clásico poema chino–, fue lanzada el 23 de julio de 2020 desde el centro espacial de Wenchang en la isla meridional de Hainan.

De todas formas, no está previsto que el rover descienda a la superficie hasta el 22 de mayo aproximadamente. El día 27 el módulo de descenso y el rover se fotografiarán mutuamente y el día 28 se recibirán los primeros datos científicos.

Zona del aterrizaje (CASC en Weibo). El control del descenso de la misión Tianwen 1 (Xinhua). Partes de la sonda Tianwen 1 (https://www.weibo.com/u/6270293881).

En cualquier caso, China lo ha logrado. Es difícil no exagerar el éxito de esta noticia y las repercusiones que puede tener a medio y largo plazo. La demostración tecnológica es apabullante para un país primerizo en la exploración de Marte. China ha conseguido aterrizar suavemente con un rover al primer intento. Ninguna nación ha llevado a cabo hasta la fecha una primera misión a Marte tan ambiciosa. Y lo ha hecho además con una misión que incorpora soluciones de alta tecnología, como por ejemplo, el empleo de un flap aerodinámico en la cápsula y navegación óptica para aumentar la precisión del descenso y garantizar que el módulo no aterrizase sobre terreno peligroso (no en vano, recordemos que la NASA solo introdujo la navegación óptica en la misión Perseverance este año). Evidentemente, el rover todavía tiene que descender y rodar por la superficie —dos sucesos que entrañan su propia complejidad y no están exentos de riesgos—, además de funcionar durante un mínimo de 92 días para completar su misión. Pero para una «misión experimental» destinada a demostrar una pléyade de nuevas tecnologías, se trata de un éxito rotundo se mire por donde se mire. Recordemos además que Zhurong tiene unas dimensiones de 2 x 1,65 x 0,8 metros y una masa de 240 kg, lo que significa que es más grande y masivo que los rovers Spirit y Opportunity de la NASA —de 185 kg—, aunque mucho menos que Curiosity y Perseverance (cerca de una tonelada).

Paracaídas de Zhurong (Weibo). El flap aerodinámico que lleva la cápsula (https://9ifly.spacety.com/).

Desde 2013 China ha aterrizado en la Luna tres sondas, dos rovers y una misión de recogida de muestras. A pesar de que han sido las primeras naves en posarse en nuestro satélite desde 1976, sus logros han sido sistemáticamente ignorados por buena parte de los medios (no así por la comunidad científica). El aterrizaje del rover Zhurong en Marte es diferente. Las dos próximas misiones a Marte que China planea lanzar en 2026 deben traer muestras del planeta rojo en 2031, quizá incluso antes de que la NASA haga lo propio con su misión MSR. La carrera por Marte ha comenzado.

Detalle del módulo de descenso durante las pruebas en Tierra (China航天  en Weibo).

Eventos del rover tras el aterrizaje:

  • 05-15 08:01:24 hora de Pekín (00:01 UTC): rover en estado de reposo.
  • 08:14:39: comienza el periodo comunicaciones.
  • 08:32:04: finaliza periodo comunicaciones.
  • 08:38:04: separación y levantamiento del rover.
  • 08:59:04: se abren los paneles solares.
  • 09:48:39: comienza el seguimiento del Sol.
  • 12:00:39: descarga de datos de telemetría.
  • 12:29:39: descarga de datos de telemetría cercana.
  • 13:15:39: descarga de telemetría de los dos vehículos por separado.

 

La «gran pantalla roja del éxito» (CCTV). Celebrando el éxito (Xinhua).

La entrada El rover Zhurong de la misión Tianwen 1 aterriza con éxito en Marte fue escrita en Eureka.

La cápsula de la sonda Tianwen 1 desciende por la atmósfera marciana

Secuencia de descenso detallada del módulo de descenso con Zhurong (https://www.weibo.com/vony227).

La sonda Tianwen 1 llegó a Marte el pasado 10 de febrero y, tras varias maniobras orbitales, actualmente se encuentra en una órbita de reconocimiento muy elíptica de 265 x 60000 kilómetros y 87º de inclinación, con un periodo de dos días. En esta órbita la sonda ha fotografiado la zona de descenso en alta resolución con su cámara HiRIC para reducir la incertidumbre en la elipse de aterrizaje. Cinco horas antes de la entrada atmosférica, el orbitador Tianwen 1 realizará un encendido para reducir su periapsis y ponerse en una trayectoria de colisión con la atmósfera. Esta maniobra es necesaria para que la cápsula, que carece de un sistema de propulsión propio, pueda entrar en la atmósfera marciana. Poco después de la separación, el orbitador volverá a encender sus motores para elevar su periapsis hasta los 265 kilómetros, evitando así quemarse en la atmósfera del planeta rojo.

Partes de Zhurong (Eureka/China Pictorial).

Otra vista de las fases de descenso (https://9ifly.spacety.com/).

El paracaídas se abrirá a unos 1660 km/h cuando la sonda esté a más de 4 kilómetros de altura. A 3 kilómetros del suelo se separará el escudo térmico, lo que permitirá el despliegue de las cuatro patas del tren de aterrizaje y que el radar comience a proporcionar datos de altura y velocidad con respecto al suelo. El paracaídas y el escudo térmico trasero se separarán a 1,5 kilómetros de altura mientras la sonda se mueve a menos de 340 km/h. En ese momento se encenderán los propulsores, que guiarán el módulo hasta la superficie. A cien metros de altura se parará brevemente el descenso para dar comienzo a la fase de navegación óptica, en la que la sonda también empleará un LIDAR. Si todo va bien, el módulo de descenso con el rover Zhurong se posará a una velocidad de unos 3 km/h.

El orbitador Tianwen 1 tenía una masa de 3175 kg al lanzamiento, mientras que la cápsula con la etapa de descenso alcanza los 1745 kg (la etapa de descenso propiamente dicha tiene una masa de 1300 kg). El rover Zhurong tiene unas dimensiones de 2 x 1,65 x 0,8 metros y una masa de 240 kg. Es el rover más pesado construido por China, ya que los rovers lunares Yutu y Yutu 2 tienen una masa de 140 kg. También supera a los rovers MER de la NASA Spirit y Opportunity, de 185 kg cada uno, aunque queda muy lejos de la tonelada de masa de Curiosity o Perseverance. Zhurong debe funcionar durante un mínimo de 92 días. En este tiempo explorará Utopia Planitia con sus seis instrumentos: la cámara a color MSCam (Multispectral Camera), formada por dos cámaras en estéreo con 9 filtros y un sensor de 2048 x 2048 píxeles, las cámaras de navegación NaTeCam (Navigation and Terrain Camera), el radar RoPeR (Mars Rover Penetrating Radar), basado en el que han llevado los dos rovers lunares Yutu y Yutu 2 y capaz de alcanzar los 100 metros de profundidad, el espectrómetro MarSCoDe (Mars Surface Composition Detector ), que incluye un espectrómetro infrarrojo y otro láser, además de un microscopio, la estación meteorológica MCS (Mars Climate Station) y el magnetómetro RoMAG (Mars Rover Magnetometer). El espectrómetro láser LIBS (Laser-Induced Breakdown Spectroscopy) ha sido desarrollado en colaboración con el CNES francés a través del IRAP (Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie) y tiene un diseño parecido al de los instrumentos ChemCam y SuperCam de los rover Curiosity y Perseverance, también construidos con ayuda del IRAP y, al igual que estos instrumentos, empleará un láser para vaporizar las rocas a distancia y analizar su composición.

El rover de Tianwen 1 fue bautizado oficialmente Zhurong por la agencia espacial china (CNSA) el pasado 24 de abril. Entre los nombres finalistas se encontraban Hongyi (弘毅, «valiente/osado»), Qilin (麒麟, figura mitológica china), Nezha (哪吒, deidad popular), Chitu (赤兔, «conejo escarlata») o Qiusuo (求索, «explorador»). Finalmente ganó Zhurong —祝融— un dios del fuego en la mitología popular china.

Un modelo a escala de Zhurong (https://9ifly.spacety.com/).

Otra imagen de la HiRIC de Utopia de una zona a pocos kilómetros de la anterior. El cráter que se ve tiene 620 metros de diámetro (CNSA).

Zhurong debe convertirse en el sexto rover en recorrer Marte y en el primero de otra nación distinta a Estados Unidos. Pero, no nos engañemos, el desafío tecnológico es enorme. Marte ha demostrado ser implacable en el pasado. Mañana sabremos si China logra convertirse en el segundo país en aterrizar de forma totalmente exitosa en Marte.

Fases del aterrizaje:

  • T+0: entrada atmosférica a 125 km y 4,8 km/s.
  • T+4 min 44 s: despliegue del paracaídas supersónico a 1660 km/h y a más de 4 km de altura.
  • T+5 min 25 s: separación del escudo térmico a 900 km/h y 3 km de altura.
  • T+6 min 10 s: separación del paracaídas y el escudo térmico trasero a 340 km/h y 1,5 km de altura.
  • T+7 min 30 s: aterrizaje del módulo de descenso a 3 km/h.

El módulo de descenso con Zhurong se posará en Utopia Planitia en las coordenadas 24,75º norte y 110,32º este.

En el mapa se puede ver dónde han aterrizado las distintas misiones a Marte. A la derecha del mapa, el lugar donde se espera que aterrice la nave china Tianwen-1 y a su izquierda, la mision Mars 2020, con el territorio que rastrea Perseverance.

Zhurong tiene unas de dimensiones de 2,6 x 3,0 x 1,85 metros y cuenta con seis ruedas de 30 centímetros de diámetro. Cada rueda dispone de su propio motor eléctrico independiente. Como en el caso de los rovers de la NASA o el Rosalind Franklin europeo, es capaz de girar sobre sí mismo. El rover puede desplazarse hasta 200 metros por día, pero no se espera que supere los 100 metros en un día. Zhurong dispone de paneles solares para generar electricidad, cuatro de ellos desplegables (el diseño está inspirado en las alas de una mariposa). Los dos paneles traseros son fijos, mientras que los laterales se pueden poner en posición vertical en caso necesario con el fin de que el polvo acumulado sobre ellos caiga gracias a un tratamiento especial. A diferencia de los rovers de la NASA, parece que Zhurong no lleva calefactores nucleares con el fin de sobrellevar la gélida noche marciana —sí, la gente se suele olvidar de que Sojourner, Spirit y Opportunity llevaban calefactores de plutonio-238—. A cambio, en el cuerpo central incorpora dos contenedores que almacenan calor durante el día y lo liberan por la noche aprovechando el cambio de fase de sólido a líquido del undecano (un hidrocarburo). Es la primera vez que se emplea un sistema de este tipo en una sonda espacial. Como ayuda para regular la temperatura, la superficie del rover está cubierta por aerogel. Para las comunicaciones, y como ya hemos comentado, el rover lleva una antena omnidireccional UHF y una antena de alta ganancia en banda X con un diámetro de 36 centímetros. Usando la antena UHF, Zhurong puede comunicarse una vez al día con el orbitador durante 8 o 10 minutos con una velocidad mínima de 38 kbps. El objetivo es transmitir unos 15 MB de información al orbitador cada tres días marcianos. Gracias a un acuerdo con la ESA, existe la posibilidad de que Zhurong se comunique con la Tierra a través de la sonda Mars Express, aunque, por el momento, no lo ha hecho. La antena UHF se empleará además para comunicarse con la etapa de descenso mediante una red inalámbrica WiFi a 2,4 GHz. Zhurong se comunicará todos los días con la antena de alta ganancia para transmitir telemetría y datos meteorológicos, pudiendo enviar unos 6,25 MB cada tres días marcianos.

Los dos cilindros de la cubierta de Zhurong guardan el sistema de regulación de temperatura mediante cambio de fase de undecano (Xinhua/Weibo). Partes de Zhurong (Eureka/China Pictorial).

Los datos enviados por el orbitador o, directamente por Zhurong, son captados en la Tierra por cinco antenas principalmente: dos antenas de 50 y 40 metros en Pekín, una antena de 40 metros en Yunnán, otra de 66 metros en Jiamusi y la nueva antena de 70 metros de Tianjin. China dispone de otra antena de 35 metros en Neuquén, Argentina, pero por el momento no está claro que participe en la recepción de datos del rover chino.

El rover cuenta con seis instrumentos: la cámara a color MSCam (Multispectral Camera), formada por una cámara con 8 filtros y un sensor de 2048 x 2048 píxeles, las cámaras de navegación NaTeCam (Navigation and Terrain Camera), el radar RoPeR (Mars Rover Penetrating Radar), basado en el que han llevado los dos rovers lunares Yutu y Yutu 2 y capaz de alcanzar entre 10 y 100 metros de profundidad (el radar, que opera en las frecuencias de 55 MHz y 1300 MHz, trabajará conjuntamente con el radar del orbitador), el espectrómetro MarSCoDe (Mars Surface Composition Detector ), que incluye un espectrómetro infrarrojo y otro láser, además de un microscopio, la estación meteorológica MCS (Mars Climate Station) y el magnetómetro RoMAG (Mars Rover Magnetometer). El espectrómetro láser LIBS (Laser-Induced Breakdown Spectroscopy) es el instrumento principal de Zhurong —es la mitad de la carga útil— y ha sido desarrollado por el Instituto de Física Técnica de Shanghai en colaboración con el CNES francés a través del IRAP (Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie) y tiene un diseño parecido al de los instrumentos ChemCam y SuperCam de los rover Curiosity y Perseverance, también construidos con ayuda del IRAP. Al igual que estos, empleará un láser para vaporizar las rocas a distancia y analizar su composición. Cada disparo y análisis con el espectrómetro láser dura unos 300 milisegundos y puede centrarse en un área de 0,1 milímetros cuadrados. El instrumento emplea un láser de granate de itrio y de aluminio (YAG) dopado con neodimio que funciona en el rango de longitudes de onda 240-850 nanometros. El láser se refleja en un espejo que puede girar en dos ejes para cubrir cualquier dirección. Para calibrarlo, hay un blanco con distintas muestras situado bajo la antena de alta ganancia. El instrumento cuenta además con una cámara para obtener imágenes.

Zhurong tiene por delante una misión primaria de 92 días. El primer rover marciano chino llega a la superficie de un planeta que hasta ahora era territorio exclusivo de la NASA (no olvidemos que la agencia estadounidense opera en estos momentos tres sondas en la superficie marciana). El éxito de Zhurong demuestra a partes iguales el avance espectacular de la tecnología china en estos últimos años y la ambición de su programa espacial. China planea traer muestras de Marte en 2031, probablemente adelantándose por muy poco a la NASA y a la ESA. Cuando el país asiático anunció este plan de retorno de muestras marcianas muy pocos creyeron que sería capaz de desarrollar la tecnología para hacerlo en menos de una década. Ahora ya no hay duda alguna.

Eureka: Las primeras imágenes de Marte tomadas por el rover chino Zhurong

Las primeras imágenes de Marte tomadas por el rover chino Zhurong

19 May 2021 02:28 PM

Ahí la tenemos; es la superficie de Marte. Ya casi es un lugar familiar. Al fin y al cabo, la hemos visto muchas veces mediante las cámaras de nueve sondas espaciales. Sin embargo, esta imagen tiene una particularidad: es la primera vez que vemos la superficie del planeta rojo a través de los ojos de una sonda no estadounidense. Con ustedes, Utopia Planitia vista por el rover chino Zhurong:

Utopia Planitia vista por Zhurong. En primer plano, la rampa desplegada (CNSA/Thomas Appéré).

La parte superior de Zhurong vista por las cámaras del rover (CNSA). Situación actual del rover sobre la plataforma (CNSA/CASC). Elementos que se ven en las imágenes anteriores (CNSA/Eureka).

La zona es excepcionalmente plana, como indicaban las imágenes obtenidas por las sondas MRO y el propio orbitador Tianwen 1. Muy diferente del pedregal donde aterrizó en 1976 la famosa sonda Viking 2, también en Utopia Planitia, pero más al norte. La imagen anterior ha sido obtenida por las cámaras en blanco y negro del rover destinadas a las tareas de conducción, equivalentes a las hazcams de los rovers de la NASA, y en ella se ve el horizonte de Utopia Planitia en las coordenadas 25,1º norte, 109,9º este. En primer plano vemos la rampa de descenso del rover, correctamente desplegada. Está previsto que Zhurong baje a la superficie por esta rampa el día 22 de mayo. Mientras, el rover chino seguirá situado en la etapa de descenso sobre la que aterrizó. La Agencia Espacial China (CNSA) también ha publicado otra imagen a color, procedente de la cámara MSCam situada en el mástil del rover. En la imagen se pueden ver los paneles solares desplegados y la antena de alta ganancia, así como los blancos de calibración para los instrumentos.

China también ha publicado los primeros vídeos de la misión, en los que se puede contemplar la separación de la cápsula del orbitador. En los próximos días está previsto que se envíen vídeos del despliegue del paracaídas y de la secuencia final de aterrizaje.

El rover Zhurong (祝融号) de la misión Tianwen 1 aterrizó con éxito en Marte el pasado 14 de mayo de 2021 a las 23:18 UTC, pero no hemos podido ver las imágenes hasta el mediodía de hoy día 19 de mayo. Estos casi cinco días de espera se han hecho muy largos debido a la opacidad informativa de las autoridades chinas, que no comunicaron los planes precisos para enviar las imágenes hasta días después del aterrizaje. El retraso en el envío de estas primeras imágenes llegó a provocar una reacción de los encargados del programa espacial del país, que tuvieron que explicar que las imágenes no estarían listas hasta hoy en un intento de rebajar las expectativas del público.

Enlace de comunicaciones entre la Tierra, Zhurong y el orbitador Tianwen 1 (CCTV).

Las imágenes han tardado tanto porque se han enviado a través del orbitador Tianwen 1. Zhurong cuenta con una antena de alta ganancia que permite el contacto directo con la Tierra, pero solo con una velocidad de transferencia de datos de 16 bps, insuficiente para enviar imágenes o vídeos. Las sondas de la NASA también transmiten el grueso de sus datos a través de orbitadores, pero la agencia estadounidense cuenta en la actualidad con una flotilla de sondas propias y de otras agencias que se hallan listas en órbita para retransmitir los datos de cualquier nueva sonda en la superficie de Marte. Para complicar las cosas, el orbitador Tianwen 1 estaba situado en una órbita elíptica con un apoapsis de 60 000 kilómetros y un periodo de dos días. Después de liberar la cápsula con el rover Zhurong y comprobar que había aterrizado correctamente, Tianwen siguió en esta órbita, hasta que el 17 de mayo cambió la órbita a una nueva de 260 x 16 000 kilómetros y un periodo de 8,2 horas. En esta nueva órbita, el orbitador Tianwen 1 pasa una vez al día sobre la zona de aterrizaje de Zhurong —sí, una vez y no tres porque el planeta gira bajo la órbita—, lo que permite recabar datos del rover con más frecuencia usando el enlace de la antena UHF.

Poco después del aterrizaje, China publicó el perfil descenso de la cápsula con el rover. La cápsula se separó del orbitador a las 20:00 UTC, aproximadamente, del 14 de mayo y unas tres horas después, a las 22:54 UTC, comenzó la entrada en la atmósfera de Marte. La cápsula realizó la tercera entrada atmosférica controlada en Marte y la primera de un país diferente a EE.UU. Solo los rovers Curiosity y Perseverance han llevado a cabo este tipo de entrada. El resto de sondas marcianas ha llevado a cabo entradas balísticas no controladas, que conllevan una menor precisión en el aterrizaje (las sondas Viking realizaron una entrada no balística, pero sin controlar su trayectoria; de hecho, esta técnica aumentó la imprecisión en el caso de estas sondas). La cápsula de Zhurong usó propulsores gaseosos para mantener su posición y, luego, desplegó un flap aerodinámico para controlar la actitud del vehículo (es la primera vez que se emplea este sistema en una entrada atmosférica en otro planeta).

Paracaídas de la cápsula de Tianwen 1 (CCTV). Paracaídas supersónico de Zhurong (Weibo). Paracaídas de Zhurong durante las pruebas en la Tierra (Xinhua).

Luego se desplegó el primer paracaídas chino que se abre en la atmósfera de otro planeta, un paracaídas supersónico que redujo la velocidad del sistema a 95 m/s. El sistema de navegación óptica permitió que el ordenador eligiese la zona más adecuada para el aterrizaje mientras la nave permanecía estacionaria a cien metros de altura (la misma técnica usada en las misiones Chang’e 3, 4 y 5). Al fin, la etapa de descenso con el rover Zhurong descendió suavemente sobre Utopia Planitia. La distancia entre el punto de aterrizaje final y el anunciado inicialmente es de unos 29 kilómetros.

Diferencia entre el lugar de aterrizaje real y la planeada (Google Earth).

La entrada Las primeras imágenes de Marte tomadas por el rover chino Zhurong fue escrita en Eureka.

Eureka: El rover Zhurong ya rueda por la superficie de Marte

22 May 2021 04:50

Las ruedas del rover Zhurong de la misión Tianwen 1 tocaron al fin el suelo de Marte el día 22 de mayo de 2021 a las 02:40 UTC. El rover bajó por la rampa desplegable de la etapa de aterrizaje y se desplazó medio metro por la superficie del planeta rojo (más específicamente, 0,522 metros, para celebrar la fecha del 22/5). Aunque Zhurong tiene todavía por delante una misión primaria de 92 días, evidentemente este hito es el más importante tras el aterrizaje. La secuencia de descenso fue filmada por las cámaras de Zhurong y de la etapa de aterrizaje, aunque, por el momento, solo se han publicado las fotos captadas por las cámaras de evasión de obstáculos delanteras y traseras —hazcams en el lenguaje de la NASA—, en blanco y negro. Curiosamente, es la primera vez que un rover desciende a la superficie de Marte por una rampa rígida desde la parte superior de una etapa de descenso (Sojourner y los MER lo hicieron por rampas flexibles a poca altura del suelo). China es ya oficialmente el segundo país tras Estados Unidos en hacer rodar un rover por la superficie de Marte.

La etapa de descenso de Tianwen 1 vista por Zhurong desde la superficie marciana con las cámaras hazcams traseras (CNSA).

La bajada de la etapa de aterrizaje tuvo lugar aproximadamente una semana después del aterrizaje en Utopia Planitia, el 14 de mayo a las las 23:18 UTC. Desde entonces, Zhurong ha logrado soportar las frías noches marcianas gracias a su novedoso sistema de control de temperatura mediante cambio de fase de un hidrocarburo (undecano) y se ha comunicado cada día con  la Tierra en banda X y con el orbitador Tianwen 1 en UHF.

El rover chino Zhurong se hace un ‘selfie’ en Marte

Por Daniel Marín, el 11 junio, 2021.

Es una imagen espectacular, tanto por la perspectiva como por el autor. Hablamos del último selfie del rover chino Zhurong en la superficie de Marte. Los rovers Curiosity y Perseverance de la NASA nos han obsequiado con numerosos autorretratos marcianos, pero este es el primer selfie de un vehículo no estadounidense en la superficie de otro planeta. Además, mientras que los —sin duda alucinantes— autorretratos de los rovers de la NASA han sido tomados con la cámara del brazo robot y son en realidad un mosaico de múltiples imágenes, esta fotografía ha sido tomada por una cámara dejada en la superficie por el propio rover, toda una primicia. Para completar el cuadro, junto al rover vemos la etapa de descenso que le permitió aterrizar en el planeta rojo con la bandera de China desplegada, la primera bandera que «ondea» en Marte:

El rover Zhurong y la etapa de descenso de la misión Tianwen 1 en Utopia Planitia (la separación entre ambos es de unos 10 m). Se aprecian las banderas chinas de la etapa —desplegable— y la del rover (CNSA).

No cabe duda de que esta imagen pasará a la historia como una de las representativas de la exploración espacial de nuestro tiempo. Ahora bien, ¿cómo se ha tomado? Pues, como decíamos, gracias a una pequeña cámara desechable que se ha desprendido de la parte inferior de Zhurong (la imagen se tomó el 1 de junio).

 

 

 

 

 

Detalle de la bandera desplegable.

 

 

 

 

 

 

 

Detalle del pequeño cráter creado por el motor YF-36A de la etapa de descenso (CNSA).

 

 

 

 

 

 

 

En las huellas se aprecia el carácter 中, de 中国, o sea, China (CNSA).

 

 

 

La «cabeza» de Zhurong en la que se aprecian las cámaras NaTeCam a cada lado para navegación (a color) y la cámara multiespectral MSCam, en el centro. Sobre la MSCam vemos un sello de la dinastía Jin que representa el carácter para el fuego (火). En mandarín, Marte es el «astro de fuego», de ahí el nombre de Zhurong, una deidad china tradicional asociada al fuego (Weibo).

Vista de la cámara desplegable desde la Tianwen 1 (CNSA).

El panorama de la zona de aterrizaje (北: norte; 南: sur; 东: este; 西: oeste) (CNSA).

Eureka: El rover Zhurong continúa su viaje hacia el sur en Utopia Planitia

Saturday 10 July 2021

El rover chino Zhurong (祝融号) continúa  su trayectoria hacia el sur en Utopia Planitia. Ya lleva 54 días en Marte y ha recorrido 300 metros. Recordemos que el objetivo primario de la misión era sobrevivir durante 90 días, así que Zhurong ya ha superado la mitad de su vida prevista (evidentemente, todos esperamos que pueda seguir funcionando sin problemas una vez pasado este límite administrativo). La distancia recorrida no está nada mal para ser el primer rover chino en Marte (como comparación, Perseverance, que aterrizó el 18 de febrero, ha recorrido 1,44 kilómetros hasta ahora). A este ritmo, Zhurong pronto superará la distancia recorrida por el rover Yutu 2, que ha recorrido unos 739 metros en la cara oculta de la Luna desde que aterrizó en enero de 2019 (si bien es cierto que Yutu 2 no se puede alejar demasiado de la sonda Chang’e 4).

La antena de alta ganancia de Zhurong y sus paneles solares traseros vistos en esta imagen de las cámaras NaTeCam de Zhurong publicada el 9 de julio, mirando hacia el norte. En primer plano una duna y, a lo lejos, un posible volcán de lodo (CNSA).

Zhurong aterrizó en el planeta rojo el pasado 14 de mayo y el 22 de ese mismo mes descendió de la etapa de descenso para comenzar a rodar por Marte. La CNSA publicó el primer panorama a color de la superficie de Marte tomado por Zhurong el 11 de junio, un panorama tomado mientras el rover todavía estaba situado sobre la etapa de descenso. Después de bajar a la superficie, el rover tomó imágenes de la etapa de descenso y de sí mismo mediante una cámara desplegable y, luego, prosiguió hacia el sur. El objetivo es, aparentemente, acercarse al paracaídas y al escudo térmico trasero para inspeccionarlo y, más adelante, explorar dos grandes cráteres que se hallan a 1,8 y 2.8 kilómetros, respectivamente, de la zona de aterrizaje. Se especuló en un principio que el rover podría explorar un posible «volcán de lodo» situado al norte de la zona de aterrizaje, pero, por el momento, su trayectoria es la opuesta.

Recorrido de Zhurong hasta la fecha (sol 54) y su posible ruta (NASA/MRO/@Marstianwen https://twitter.com/MarsTianwen).

Además de otros, el instrumento principal de la misión es el espectrómetro láser MarSCoDe (Mars Surface Composition Detector), destinados a analizar las rocas y el regolito mediante espectroscopía LIBS (Laser-Induced Breakdown Spectroscopy), la misma técnica empleada en los instrumentos ChemCam y SuperCam que llevan los rovers Curiosity y Perseverance. El instrumento MarSCoDe está formado por cinco partes: la cabeza óptica que emite el láser y recibe la luz, el espejo móvil BPM (Bioxial Pointing Mirror), para apuntar el láser al objetivo, la electrónica, situada en el chasis del rover, los doce blancos de calibración CTA (Calibration Targets Assembly), localizados bajo la antena de alta ganancia, y el espectrómetro propiamente dicho. MarSCoDe, al igual que sus «primos» ChemCam y SuperCam, puede analizar la composición de las rocas a distancia sin necesidad de usar brazos robots o dispositivos móviles que puedan sufrir fallos. La óptica emplea un telescopio de tipo Ritchey-Chrétien de 10,6 centímetros de apertura. El láser emite en una longitud de 1064 nanometros (infrarrojo) y tiene una energía de 23 mJ. Cada pulso dura 4,5 nanosegundos y puede disparar entre una y tres veces por segundo.

Instrumento MarSCoDe de Zhurong (Xiong Wan et al.).

Funcionamiento de MarSCoDe (Xiong Wan et al.).

Perseverance (rover)

Perseverance (rover)

Parte de Mars 2020

Perseverance segundos antes de aterrizar

 

Otros nombres

  • Mars 2020 rover
  • Percy

Tipo: Mars rover

Fabricante: Jet Propulsion Laboratory (Laboratorio de Propulsión a Reacción)

Especificaciones técnicas

Longitud: 2 m

Diámetro: 2,7 m

Altura: 2,2 m

Masa lanzamiento: 1025 kg

Energía: 110 W

Historial de vuelo

Fecha lanzamiento: 30 de julio de 2020, 11:50 UTC 1

Lugar lanzamiento: Cabo Cañaveral, SLC-41

Fecha aterrizaje: 18 de febrero de 2021, 20:56 UTC1

Lugar aterrizaje: 18.4447, 77.4508,  Cráter Jezero

Instrumentos

Perseverance (en español, Perseverancia), apodado Percy, es un vehículo Mars rover diseñado y fabricado por el Laboratorio de Propulsión a Reacción para explorar el cráter Jezero de Marte como parte de la misión Mars 2020 del Programa de Exploración de Marte de la NASA. Fue lanzado el 30 de julio de 2020 a las 11:50 UTC1​ desde Cabo Cañaveral en Florida y aterrizó en Marte el 18 de febrero de 2021 a las 20:56 UTC.2

Su diseño es casi idéntico al rover Curiosity; cuenta con siete instrumentos científicos para estudiar la superficie marciana empezando desde el cráter Jezero. También lleva a bordo 23 cámaras y dos micrófonos. En la misión también navegará el helicóptero explorador Ingenuity, que ayudará al rover Perseverance a encontrar posibles lugares para estudiar.

Diseño

El mismo equipo de ingenieros que diseñó el rover Curiosity estuvo involucrado en el diseño de Perseverance.34​ Rediseñaron las ruedas del nuevo rover para que fueran más robustas que las del Curiosity, porque con el transcurso de su uso sobre la superficie del planeta sufrieron algún daño.5​ En esta ocasión sus ruedas serán de una nueva aleación de aluminio, más gruesas y duraderas, con un ancho reducido y un diámetro mayor (52,5 cm) que las ruedas del Curiosity, que eran de 50,5 cm.67​ A su vez, las ruedas de aluminio están cubiertas con tacos de tracción y dotadas de radios de titanio curvos para un soporte elástico.8​ La combinación del conjunto de instrumentos mayores, el nuevo sistema de muestreo y almacenamiento en caché y las ruedas modificadas hacen que el Perseverance sea más pesado que su predecesor7​ en un 17 % (899 kg a 1050 kg). El rover incluye un brazo robótico de cinco articulaciones que mide 2,1 m de largo. Este brazo se utilizará en combinación con una torreta para analizar muestras geológicas de la superficie marciana.9

El generador del vehículo, un MMRTG (en inglés, Multi-Mission Radioisotope Thermoelectric Generator), tiene una masa de 45 kilogramos y utiliza 4,8 kilogramos de dióxido de plutonio como fuente energética constante de calor que se convierte en electricidad. Es un motor nuclear que produce energía eléctrica en forma permanente.10​ La potencia eléctrica generada es de aproximadamente 110 vatios durante el lanzamiento, con una pequeña disminución durante el tiempo de la misión.10​ Se incluyen dos baterías recargables de iones de litio para satisfacer la demanda de las actividades móviles cuando aquella excede temporalmente los niveles constantes de salida eléctrica del MMRTG. El MMRTG ofrece una vida útil operativa de 14 años, y fue provisto a la NASA por el Departamento de Energía de los Estados Unidos.10​ A diferencia de los paneles solares, el MMRTG proporciona a los ingenieros una gran flexibilidad para operar los instrumentos del vehículo explorador incluso de noche y durante las tormentas de polvo, y también durante la temporada de invierno.10

El ordenador del rover utiliza un RAD750 de BAE preparado para la radiación del motor nuclear; dispone de 128 megabytes de memoria volátil DRAM y opera a 133 MHz. El software de vuelo es capaz de acceder a otros 4 gigabytes de memoria NAND no volátil que se encuentran en otra tarjeta.11

Junto al Perseverance y como parte de Mars 2020 también viaja el helicóptero experimental llamado Ingenuity. Un helicóptero eléctrico alimentado con energía solar que pesa 1,8 kg, que pondrá a prueba tanto su estabilidad en el vuelo como la posibilidad de utilizarlo para hacer de avanzadilla al rover ayudando en la planificación de la ruta durante un período planificado de 30 días.12​ Aparte de las cámaras no lleva ningún instrumento científico.131415

Misión

Objetivos científicos

El rover Perseverance tiene cuatro objetivos científicos:16

  1. Búsqueda de habitabilidad: identificar ambientes que pudieron ser capaces de albergar vida microbiana.
  2. Búsqueda de biofirmas: buscar signos de posible vida microbiana en esos ambientes habitables, particularmente en rocas especiales que se conoce que preservan estos signos en el tiempo.
  3. Almacenamiento de muestras: recoger muestras de tierra y roca, y almacenarlas en la superficie.
  4. Allanar el camino a los humanos: probar la generación de oxígeno en la superficie marciana a partir del CO2 atmosférico.

Nombre

Fotosw lanzamiento: https://www.infobae.com/america/fotos/2020/07/30/las-fotos-del-lanzamiento-de-la-mision-perseverance-de-la-nasa-para-buscar-vida-en-marte/

Rover en 3D: https://mars.nasa.gov/mars2020/spacecraft/rover/

Primera foto de Perseverance Rover, 18.02.2021

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, seleccionó el nombre Perseverance tras un concurso orientado a todos los alumnos de primaria y secundaria del país que recibió un total de 28 000 propuestas y alrededor de 772 000 votos. El 5 de marzo de 2020 se anunció que el ganador había sido un estudiante de séptimo grado de Virginia, Alexander Mather. Además del honor de poner el nombre al rover el ganador y su familia fueron invitados por al Centro espacial John F Kennedy a ver el lanzamiento del rover desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.171819202122​ Mather escribió en su ensayo ganador:

«Curiosidad. Perspicacia. Espíritu. Oportunidad. Si lo piensas, todos esos nombres de los anteriores rovers marcianos son cualidades que tenemos como humanos. Siempre somos curiosos y buscamos oportunidades. Tenemos el espíritu y la perspicacia para explorar la Luna, Marte y más allá. Pero, si los rovers deben ser nuestras cualidades como raza, nos hemos olvidado de lo más importante. La perseverancia. Los humanos hemos evolucionado como criaturas capaces de adaptarnos a cualquier situación, sin importar lo dura que sea. Somos una especie de exploradores, y nos vamos a encontrar con muchos imprevistos de camino a Marte. Pero podemos perseverar. Nosotros, no como una nación sino como humanos, no nos daremos por vencidos. La raza humana siempre perseverará hacia el futuro».23

Estado actual

El rover Perseverance despegó con éxito el 30 de julio de 2020 a las 11:50 UTC (7:50 EDT) a bordo de un Atlas V de United Launch Alliance desde el Complejo de Lanzamiento 41 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.24

Mapa del cráter Jezero

El rover aterrizó con éxito en el cráter Jezero el 18 de febrero de 2021 a las 20:55:27 para comenzar los experimentos.25

Aterrizaje marciano – Perseverance el 18 de febrero de 2021

Elipses de aterrizaje de los rovers

 

 

Perfil del aterrizaje (detalles)

Reproducir contenido multimedia

Animación del aterrizaje del Perseverance el 18 de febrero de 2021 (detalles)

Ubicación actual

Primera imagen a color tomada por el rover

El sitio web Eyes on the Solar System de la NASA proporciona un sistema de seguimiento en tiempo real para Perseverance e Ingenuity durante su fase de viaje interplanetario de seis meses.26​ El sitio interactivo proporciona controles para personalizar la experiencia de visualización.

Instrumentos científicos

Diagrama ilustrativo con la ubicación de los instrumentos científicos a bordo del rover Perseverance

Sobre la base de los objetivos científicos, se evaluaron casi 60 propuestas2728​ para los instrumentos del rover y, el 31 de julio de 2014, la NASA anunció los siete que viajarían a bordo:2930

Además de los instrumentos científicos el rover estará equipado con 23 cámaras y, por primera vez en una sonda marciana, dos micrófonos que se utilizarán durante el aterrizaje,40​ la conducción y la recogida de muestras.41

Instrumentos propuestos para el rover del Mars 2020

MOXIE

 

 

 

PIXL31

 

 

 

 

SHERLOC38

 

 

 

A pesar de que varios de estos instrumentos resultan ser nuevas tecnologías, Mastcam-Z nació de otra ya probada en Marte. Versiones anteriores de este instrumento viajaron en el Curiosity, al igual que en sus predecesores Spirit y Opportunity, que aterrizaron en el planeta rojo en el año 2004.

«Envía tu nombre a Marte»

La campaña de la NASA «Envía tu nombre a Marte» (en inglés, «Send Your Name to Mars») invitó a personas de todo el mundo a enviar su nombre a Marte a bordo del próximo rover. Los nombres fueron grabados utilizando un chorro de electrones en tres chips de silicio, junto con los ensayos de los 155 finalistas del concurso para nombrar al rover. Después se montaron en una placa de aluminio junto con un grabado que muestra la Tierra, el Sol y Marte, que fue acoplada al rover el 26 de marzo de 2020.42

Homenaje al personal médico

Perseverance, que fue lanzado durante la pandemia de COVID-19, usó una placa a modo de agradecimiento a los trabajadores de la salud que ayudaron durante la pandemia, una placa de 8 × 13 cm (3,1 x 5,1 pulgadas) con el símbolo de la Vara de Esculapio. El gerente del proyecto, Matt Wallace, dijo que esperaba que las generaciones futuras que vayan a Marte puedan apreciar a los trabajadores de la salud que estuvieron en la primera línea contra el COVID-19.43

Hangar de montaje

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lanzamiento

Amartizaje del módulo

Punto elegido en el Cráter Jezero

Lugar del módulo y del rover

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Módulo completo de amartizaje

 

 

 

 

 

 

 

Sinopsis general de la misión.

El mensaje oculto de la NASA en el paracaídas del ‘rover’ Perseverance

El patrón rojo y blanco del dispositivo esconde una frase en clave de la agencia espacial estadounidense

Los usuarios de las redes sociales no tardaron en encontrarle un significado al estampado rojo y blanco del paracaídas del Perseverance.La RazónNASA

A las 21:48 horas del pasado 18 de febrero, el rover Perseverance entró en los “siete minutos de terror” antes de tomar tierra. En ese momento, la nave atravesó la atmósfera de Marte a unos 19.500 kilómetros por hora y, tres minutos antes del aterrizaje, desplegó su paracaídas a una velocidad supersónica. Cuando todo el mundo estaba pendiente del éxito de la misión, varias personas se fijaron en un pequeño detalle que escondía el dispositivo que ayudó al aparato a descender a la superficie marciana.

Sociedad.En caso de tener algún contacto con civilización extraterrestre deberíamos conocer cuáles son sus intenciones

Su patrón rojo y blanco no era ni mucho menos simétrico, por lo que algunos usuarios de Reddit y Twitter dedujeron que la NASA había ocultado un mensaje. En el dibujo del paracaídas se pueden observar tres círculos concéntricos que corresponden a cada una de las palabras de la frase secreta de la agencia espacial y un anillo exterior que incluye unas coordenadas.

El mensaje está cifrado en código binario, un sistema que utiliza unos y ceros utilizado habitualmente en informática y telecomunicaciones. De esta forma, los tres círculos de la parte inferior deletrean la frase “Dare Mighty Things” (atrévete con cosas poderosas, en español), el lema utilizado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA. La parte exterior, en binario, conforma las coordenadas 34°11′58″N 118°10′31”W, el código de geolocalización para este laboratorio. “¡Parece que Internet ha descifrado el código en unas 6 horas! Oh internet, ¿hay algo que no puedas hacer?”, bromeó Adam Steltzner, jefe de Ingeniería del Perseverence, en Twitter.

El artífice de este diseño fue Ian Clark, ingeniero de sistemas de Mars 2020 Perseverance. Este eslogan es una cita extraida del discurso “Strenuous Life” del expresidente estadounidense Teddy Roosevelt: “Es mucho mejor atreverse a cosas poderosas, ganar gloriosos triunfos, aunque esté marcado por el fracaso … que estar entre los pobres espíritus que no disfrutan ni sufren mucho, porque viven en un crepúsculo gris que no conoce la victoria ni la derrota”.

Un homenaje a la lucha contra la Covid-19

El diseño del paracaídas no es el único mensaje oculto del Perseverance. El rover también ha llevado a Marte un homenaje a las víctimas de la pandemia. El vehículo incorpora una placa de aluminio con u na imagen de la Vara de Asclepio, el símbolo de la curación y la medicina en la antigua Grecia.

Archivado en:

NASA/Marte/Ciencia/Astronomía

Yutu-2

Yutu-2

Es un rover que fue lanzado por la nave Chang’e 4, de cuyo programa forma parte.

 

Chang’e 4 (chino simplificado: 嫦娥四号) es una misión de exploración lunar de nacionalidad china, lanzada el 7 de diciembre de 2018, que incorpora un orbitador, un módulo de aterrizador robótico y un rover. Es el segundo módulo lunar y explorador lunar de China. Se construyó como copia de seguridad de la Chang’e 3, como Chang’e 2 fue igualmente para Chang’e 1. Tras el exitoso aterrizaje de la misión Chang’e 3, la configuración de Chang’e 4 va equipada para cumplir nuevos objetivos científicos. Al igual que sus predecesores, la nave espacial lleva el nombre de la diosa de la luna china.

Chang’e 4 fue lanzada por un Larga Marcha 3B el 7 de diciembre de 2018. Entró en órbita de aterrizaje el 30 de diciembre de 20184​, alunizando con éxito el 3 de enero de 2019, por lo que ha sido el primer alunizaje en el lado oculto de la Luna.5

Los instrumentos de los que va provisto el Rover son:

  • Cámara panorámica
  • Georradar
  • Espectrómetro infrarrojo
  • Active Source Hammer (ASH) para experimentos sísmicos de fuente activa
  • Energetic neutral atom: Analizador pequeño avanzado para neutrales (ASAN), proporcionado por el Instituto Sueco de Física Espacial (IRF). Revelará cómo el viento solar interactúa con la superficie lunar y quizás incluso el proceso detrás de la formación del agua lunar.14

El rover de la Chang’e 4 antes del lanzamiento (Xinhua).

Más inteligente que su predecesor

El director ejecutivo del proyecto de sondeo Change-4 de la CAST, Zhang He, ha detallado que “durante la noche en la Luna, las temperaturas pueden bajar a aproximadamente 180 grados celsius. Durante la misión Change-3, el centro de control terrestre ordenó que el vehículo permaneciera inactivo cada noche. Una vez que el sol saliera, Yutu se despertaría automáticamente, pero necesitaba un control sobre el terreno para indicarle que iniciara el modo de trabajo”.

Sin embargo, Yutu-2 entrará automáticamente en el estado inactivo según el nivel de luz solar. «Hicimos este ajuste porque la comunicación entre el control de tierra y la sonda en la cara oculta de la Luna no es tan conveniente como la comunicación con Change-3«, ha añadido Zhang.

El primer rover lunar de China, Yutu, sufrió una falla mecánica después de conducir unos 114 metros hace cinco años. «Cómo resolver ese problema para que no volviese a suceder fue el principal desafío en el desarrollo del nuevo rover», ha indicado Zhang.

La nave Chang’e 4 se posó en la cuenca Aitken, que con 2500 kilómetros de diámetro es uno de los mayores cráteres de impacto del Sistema Solar. De las entrañas del módulo de aterrizaje salió el robot Yutu-2, que recorrió una pequeña zona de este enorme cráter dentro del cual hay muchos otros —la misión se encuentra en el Von Kármán, con 180 kilómetros de lado a lado— y encontró restos de un antiguo océano de lava que cubría todo el satélite.

La Luna se formó hace unos 4.500 millones de años, cuando un planeta del tamaño de Marte —Theia— chocó contra la Tierra y la desintegró durante unas horas. Un fragmento de Tierra se fundió con los restos de Theia y formó la Luna, que durante un tiempo estuvo cubierta por ese océano de roca fundida del que Yutu encontró indicios el año pasado.

La depresión Aitken es uno de los mayores y más antiguos cráteres del sistema solar. En imagen de la Luna, la depresión Aitken está marcada en azul y violeta. A su alrededor, las zonas más elevadas se ven en rojo y amarillo.

Ahora salen a la luz los datos del radar de alta frecuencia que el vehículo lleva instalado y que es el primero que se ha usado nunca para aclarar la composición detallada del subsuelo de esta zona.

«Es la primera vez que obtenemos una estructura detallada de los diferentes estratos del terreno en la cara oculta de la Luna», explica Yan Su, investigadora de los Observatorios Nacionales de China y coautora del estudio, publicado en Science Advances. La científica resalta que este tipo de estudios ayudan a conocer mejor la historia de los impactos de meteoritos y volcanismo en la Luna y pueden desvelar reservas de minerales de interés como la ilmenita, «un recurso importante» del que pueden extraerse hierro, titanio y oxígeno para abastecer la exploración humana de la Luna.

La sonda Chang»E 4 lleva en su interior un pequeño robot explorador, YuTu 2.

Un día en la cara oculta dura unos 14 días terrestres. La noche dura otros tantos y se alcanzan temperaturas de 170 grados bajo cero, por lo que el vehículo explorador, que funciona con paneles solares, deja de operar. Los datos publicados hoy corresponden a los dos primeros días lunares de la misión —ahora ya va por el 15º—, durante los cuales sus antenas lanzaron ondas de radio contra el suelo que penetraron en el terreno, rebotaron en los accidentes geográficos y desvelaron su composición detallada.

«Uno de los resultados más destacados es la transparencia del terreno», resalta Elena Pettinelli, geofísica de la Universidad de Roma Tres, cuyo equipo ha colaborado en el análisis de los datos de la misión. «En la Tierra, con una frecuencia similar [500 megahercios] solo podríamos penetrar dos metros debido a la presencia de agua, que atenúa la señal», explica la investigadora.

Las capas de la Luna

El radar muestra que el interior de la cara oculta de la Luna está hecho de una primera capa de terreno muy fino que llega hasta los 12 metros de profundidad. Son viejas rocas literalmente machacadas por la lluvia de meteoritos y el efecto de la radiación solar. Esta composición ha facilitado que las ondas del radar penetren mucho más que en la cara visible, donde otro robot chino hizo el mismo experimento alcanzando una profundidad de solo 10 metros. Debajo de esa primera capa hay un segundo nivel que alcanza hasta los 24 metros y donde aparecen grandes rocas de entre medio metro y dos metros de largo. Más abajo y hasta donde han podido llegar las ondas del radar —unos 40 metros— hay terreno más mezclado con capas de tierra fina y rocas.

Una estratigrafía que muestra las capas geológicas detectadas por el radar de Yutu-2CLEP/CRAS/NAOC

Los investigadores creen que lo que ven en la segunda capa son los escombros levantados hace unos 3200 millones de años por el meteorito que formó el cráter Finsen, de 72 kilómetros de diámetro y cuyo borde se toca con el Von Kármán, en el que está el robot chino. En el tercer nivel se encuentran restos de impactos más antiguos. El propio Von Kármán se formó hace unos 3600 millones de años.

Los resultados de la misión suponen uno de los mayores éxitos hasta la fecha del programa espacial chino. Ningún otro país ha viajado con éxito a este lado del satélite y ha logrado mantener una misión durante tanto tiempo, para cuya comunicación hubo que lanzar un satélite de comunicaciones que orbita la Luna y envía los datos de la misión a la Tierra. «Esta es una tecnología que otras naciones quieren desarrollar y ellos han sido los primeros en lograrlo», destaca Bob Grimm, experto en geología lunar del Instituto de Investigación del Suroeste (EE UU). «Los resultados obtenidos en la cara visible y ahora en la oculta demuestran que la penetración del radar depende en parte de la abundancia de hierro y titanio en el subsuelo», añade.

«Es la primera vez en la historia que se estudia el interior de la Luna con un radar de penetración de suelo», explica Jorge Pla-García, astrofísico del Centro de Astrobiología, en Madrid. «Antes solo se habían hecho mediciones remotas por satélites, una con el Apolo 17 [1972] y otra con Kaguya [Japón, 2007], ambas con menor resolución. Uno de los descubrimientos interesantes es que se pensaba que el Von Kármán estaba lleno de los restos del impacto que formó este cráter, pero ahora vemos que casi todo se llenó con restos de otros impactos», resalta.

En este punto los científicos de la misión reconocen un contratiempo. Para penetrar más y determinar a qué profundidad está el manto lunar en esta zona hay que usar el radar de baja frecuencia, capaz de alcanzar cientos de metros bajo el suelo. Por desgracia, su diseño no fue el mejor, ya que el propio cuerpo metálico del vehículo genera interferencias que, por ahora, no permiten aclarar si las imágenes que llegan del subsuelo son reales o simple ruido. Los responsables esperan poder limpiar las mediciones para saber qué se esconde a cientos de metros bajo la cara oculta del satélite.

La hazaña china tuvo un gran eco y fue recogida por medios de comunicación de todo el mundo. Pero, tras la resaca y después de haber demostrado el éxito de la parte tecnológica de la misión, ha llegado para Yutu 2 el momento de hacer ciencia.

Ocho instrumentos para hacer ciencia

Con sus cuatro instrumentos a bordo, el robot se moverá por la superficie para estudiar la interesante geología de esta región lunar, bombardeada a lo largo de su historia por el impacto de numerosos asteroides, sobre todo, durante las primeras etapas del sistema solar que, según se cree, comenzó a formarse hace unos 4.600 millones de años.

Esta misión robótica, compuesta también por la sonda Chang’e 4, dotada de otros cuatro instrumentos, debe hacer también diversos experimentos para entender mejor cómo se desarrolla la vida en la Luna de cara a futuras misiones tripuladas. Entre otras tareas, se va a estudiar cómo afecta el ambiente lunar al crecimiento de vegetales y gusanos de seda.

El director del departamento de exploración lunar y del espacio de la Academia China de Ciencias (CAS), Zou Yongliao, ha mostrado su confianza en que Yutu 2 «hará descubrimientos científicos sorprendentes», pues «la cara oculta de la luna tiene características muy especiales y nunca ha sido explorada in situ«, informa Efe.

Astronomía desde la cara oculta

En concreto, sus instrumentos le permitirán detectar la composición de minerales, medir la radiación para estudiar el entorno que hay en la cara oculta y realizar observaciones de radioastronomía de baja frecuencia. Según ha explicado la CNSA en un comunicado, el lado oculto de la Luna es una zona libre de interferencias de la Tierra. Por ello, sostiene la agencia espacial china, este emplazamiento es idóneo para que los astrónomos puedan estudiar los orígenes y evolución de las estrellas y las galaxias.

Dos de los instrumentos de la misión han sido desarrollados en colaboración con Suecia, Alemania y Holanda. En los últimos años, China ha incrementado su cooperación con los países de la Agencia Espacial Europea (ESA) y con Rusia. Sin embargo, el recelo de EEUU a que formara parte de la Estación Espacial Internacional (ISS), como deseaba China, hizo que el gigante asiático tuviera que construirse en 2011 su propia estación espacial, Tiangong-1 (palacio celestial) que, por cierto, dio un susto el pasado abril cuando, al quedar en desuso, cayó de forma descontrolada en la Tierra, afortunadamente, sin causar ningún daño. Ahora ha demostrado que puede tratar de tú a tú tanto a la NASA como a las otras grandes agencias espaciales.

Y es que en los últimos 15 años, China ha hecho grandes progresos en su programa espacial, demostrando que quiere ser una de las grandes potencias. Desde que en 2003 mandó al primer hombre al espacio, Yang Liwei, a bordo de la nave Shenzhou 5, 11 taikonautas han formado parte de misiones espaciales.

Por lo que respecta a su programa lunar, Chang’e, las dos primeras naves orbitadoras fueron lanzadas entre 2007 y 2010. La primera que alunizó fue la Chang’e 3, en diciembre de 2013, y esta semana lo ha vuelto a lograr con la Chang’e 4. Está previsto que la siguiente, la Chang’e 5, despegue en diciembre de este año. Su objetivo no será sólo alunizar, sino recoger muestras y traerlas de vuelta a la Tierra. Si lo consigue, volverá a lograr un hito espacial, pues las únicas rocas lunares que hay en nuestro planeta son las recogidas por los astronautas de la NASA que viajaron al satélite entre 1969 y 1972 y, en menor cantidad, por tres sondas soviéticas del programa Luna en los años 70.

El rover chino Yutu-2 comienza su misión en la cara oculta de la Luna  09/01/2019 | Madrid

La Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) ha anunciado que el rover de la sonda Change-4, que llegó la semana pasada a la cara oculta de la Luna por primera vez en la historia, se ha separado del módulo y ha descendido a la superficie lunar.

El rover, llamado Yutu-2, es, según los científicos chinos, más ligero, más inteligente, más fuerte y más confiable que su predecesor. En este sentido, los investigadores esperan que el aparato viaje más lejos para enviar más imágenes del terreno desconocido.

El jefe del diseño de la sonda Change-4 de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST), Jia Yang, ha explicado que “Yutu-2 de 135 kilogramos es dos kilogramos más ligero que su predecesor. La razón principal de la reducción de peso es la eliminación de un brazo robótico y su reemplazo por un instrumento desarrollado por científicos suecos para analizar el entorno de radiación en la superficie lunar”.

Al igual que Yutu, que aterrizó en la Luna a fines de 2013, el nuevo rover lleva un radar de penetración en el subsuelo para detectar la estructura de la Luna cerca de la superficie y un espectrómetro infrarrojo para analizar la composición química de las sustancias lunares. El sistema tiene una vida útil de tres meses y puede atravesar rocas de hasta 20 centímetros a una velocidad máxima de 200 metros por hora.

Una imagen tomada por el módulo de alunizaje de la sonda ‘Chang’e 4’ muestra al explorador que se desplazará por la superficie lunar para recoger datos

4 ENE 2019 – 20:46 CET

El robot ‘Yutu-2’ descendiendo del módulo de alunizaje, en una foto tomada en el lado oculto de la Luna.

La agencia espacial china, CNSA, mostró las primeras imágenes del robot Yutu-2 avanzando por la superficie del cráter Von Kármán, una formación de 186 kilómetros de diámetro cubierta de polvo gris. Allí, comenzará a realizar el primer análisis sobre el terreno del lado oculto de la Luna. El Yutu-2, que comparte buena parte de su tecnología con el primer Yutu, que llegó a la Luna en 2013 con la misión Chang’e 3, espera tener una vida más longeva que aquella máquina, que se averió después de recorrer poco más de 100 metros.

Yutu-2 y el módulo de alunizaje de la sonda Chang’e 4 tienen cuatro instrumentos cada uno, con los que pretenden estudiar en detalle la superficie y el subsuelo del cráter. Dentro del módulo que no se moverá habrá también un experimento biológico que incluye huevos de gusano de seda y semillas de varias plantas. El objetivo de este trabajo es comprender cómo crecen estos seres vivos en un entorno con una gravedad tan débil como la lunar.

El nombre de Yutu-2 (que se traduce como Conejo de Jade-2) hace referencia a una leyenda china. Según explica la agencia de noticias Xinhua, Yutu es el conejo blanco mascota de Chang’e, la diosa de la Luna que prestó su nombre a la misión lunar china. La leyenda cuenta que Chang’e, después de tragarse una píldora mágica, tomó a su mascota y voló hacia la Luna, donde se convirtió en una diosa y desde entonces ha vivido con el conejo de jade blanco.

Yutu-2 se enfrenta a mayores desafíos que Yutu. Su lugar de aterrizaje, la cuenca Aitken, es el segundo mayor cráter del sistema solar. Al igual que su predecesor, el Yutu-2, capaz de soportar presión al vacío, radiación intensa y temperaturas extremas, está equipado con cuatro cargas científicas, incluidas una cámara panorámica, un espectrómetro para captar imágenes infrarrojas y dispositivos de medición de radar para obtener imágenes de la superficie de la Luna y analizar el suelo y la estructura lunar.

Las primeras imágenes de la cara oculta de la Luna captadas por la ‘Chang’e 4’

El robot chino Yutu-2 recorre la cara oculta de la Luna para mostrar de qué está hecha

2 de marzo de 2020-07:49

El robot Yutu-2 visto desde la sonda Chang»E 4, en el crater Aitken de la Luna.

Un pequeño robot chino desvela, gracias a un radar que le permite explorar el subsuelo lunar, de qué está hecho el interior de la cara oculta de la Luna. El nivel de detalle no tiene precedentes y ha permitido reconstruir el pasado de nuestro satélite y localizar los escombros del impacto de un asteroide que sucedió hace 3200 millones de años, cuando la vida en la Tierra apenas empezaba a surgir.

El 3 de enero de 2019 China se convirtió en el primer país en aterrizar con éxito en la cara no visible de la Luna, un territorio repleto de cráteres hasta ahora inexplorado por la imposibilidad de mantener una comunicación directa con la Tierra.

Cara oculta de la Luna: primeras imágenes de la sonda china Chang’e-4

Yutu-2 supera su vida útil y ya es el rover que más ha sobrevivido en la Luna

Rover en la Luna. Foto: CASC.

07/02/2020 | Madrid    1

El rover lunar chino Yutu-2, que puede atravesar rocas de hasta 20 centímetros a una velocidad máxima de 200 metros por hora, ya ha sobrepasado su vida una vida útil de tres meses, convirtiéndose en el rover que más ha sobrevivido en la Luna. El sistema que llegó en la sonda Change-4 en enero de 2019, ha recorrido 367,25 metros en su misión en la cara oculta de la Luna para realizar una exploración científica.

Durante la misión científica, tanto el módulo de aterrizaje como el rover de la sonda Change-4 terminaron su trabajo el 14º día lunar y cambiaron al modo inactivo durante la noche lunar. El 14º día lunar, Yutu-2 continuó moviéndose a lo largo de la ruta planificada. Los instrumentos científicos en el módulo de aterrizaje y el rover funcionaron según lo planeado.

El detector de radiación de neutrones y el radio espectrómetro de baja frecuencia en el módulo de aterrizaje funcionaron normalmente y adquirieron datos científicos. En el vehículo explorador, el espectrómetro de infrarrojo cercano, la cámara panorámica, el detector de átomos neutros y el radar lunar llevaron a cabo la exploración científica según lo previsto.

Al igual que Yutu, que aterrizó en la Luna a fines de 2013, el nuevo rover lleva un radar de penetración en el subsuelo para detectar la estructura de la Luna cerca de la superficie y un espectrómetro infrarrojo para analizar la composición química de las sustancias lunares.China planea lanzar la sonda Change-5 en 2020 para traer muestras lunares a la Tierra. Change-5 incluirá un módulo de aterrizaje, un orbitador, un ascendente y un regresador. Las tareas clave de la misión serán la recolección de muestras lunares, el despegue de la luna, el encuentro y el atraque en la órbita lunar y el reingreso a alta velocidad a la atmósfera de la Tierra.

El rover chino Yutu-2 continúa descubriendo los secretos del lado oculto de la Luna

REPÚBLICA/EP | 30/04/2020

El rover lunar chino Yutu-2 (Conejo de Jade), ha recorrido 447,68 metros en el lado opuesto de la luna relazando exploración científica del territorio, tras cubrir una distancia adicional de 27 metros en su decimoséptimo día lunar.

Tanto el módulo de aterrizaje como el rover de la sonda Chang’e-4 han cambiado al modo inactivo durante la noche lunar debido a la falta de energía solar, según el Centro de Programa de Exploración y Espacio Lunar de la Administración Nacional del Espacio de China, citada por Xinhua.

La sonda Chang’e-4 de China, lanzada el 8 de diciembre de 2018, realizó el primer aterrizaje suave en el Cráter Von Karman en la Cuenca del Polo Sur-Aitken en el extremo más alejado de la luna el 3 de enero de 2019.

Como resultado del efecto de bloqueo de marea, el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación, y el mismo lado siempre mira hacia la Tierra. Un día lunar equivale a 14 días en la Tierra, y una noche lunar tiene la misma longitud. Durante el decimoséptimo día lunar, Yutu-2 continuó su exploración hacia el noroeste del sitio de aterrizaje de la sonda y obtuvo un nuevo lote de datos de detección científica.

Yutu-2 ha trabajado mucho más tiempo que su vida de diseño de tres meses, convirtiéndose en el rover lunar de más larga duración en la luna.

Las tareas científicas de la misión Chang’e-4 incluyen realizar observaciones de radioastronomía de baja frecuencia, inspeccionar el terreno y los accidentes geográficos, detectar la composición mineral y la estructura superficial lunar superficial y medir la radiación de neutrones y los átomos neutros.

682 metros recorridos por la cara oculta de la Luna por el rover chino desde su llegada hace más de 800 días

23 Marzo 2021

Sergio Parra @SergioParra_

Un día y una noche lunares equivalen cada uno a unos 14 días en la Tierra. El rover chino YuTu-2, como parte de la misión Chang’e 4, lleva 800 días terrestres.

El odómetro del rover chino YuTu-2 suma ya 682,77 metros, según el Centro de Exploración Lunar y Programa Espacial de la Administración Nacional del Espacio de China.

Chang’e 4

Para atenuar el frío de la noche lunar, tanto el rover como el aterrizador incorporan un generador de radioisótopos de plutonio-238, de fabricación rusa. Desprende 120 vatios de potencia térmica, lo que permite calentar los instrumentos durante la noche, por medio de un líquido conductor circulante.

Tanto el vehículo como su módulo de aterrizaje cambiaron el pasado fin de semana al modo inactivo para la noche lunar después de funcionar de manera estable durante el 28º día lunar de estancia.

A través de un análisis de los datos de detección obtenidos por la sonda Chang’e-4, los investigadores han realizado una serie de descubrimientos científicos que incluyen la composición mineral y la historia de la evolución topográfica y geológica del lugar de aterrizaje.

El Chang’e 4 fue diseñado originalmente para funcionar durante un año y Yutu 2 durante tres meses. Efectivamente, ambas embarcaciones ya han excedido ese tiempo pero también ambas siguen funcionando correctamente.

El rover Yutu 2 de China está a punto de ‘despertar’ en el otro lado de la luna

Por Andrew Jones

El rover Yutu-2 de China se despertará en el lado opuesto de la luna este mes de mayo. (Crédito de la imagen: CLEP / CNSA)

El valiente rover Yutu 2 de China está a punto de despertar y continuará explorando el lado lejano de la luna mientras la nación trabaja para aterrizar un rover en Marte este mes de mayo.

El rover, que se lanzó con la misión Chang’e 4 , aterrizó en el lado opuesto de la luna en enero de 2019 y recientemente completó su 29 ° día lunar de actividades, dijo el Proyecto de Exploración Lunar de China (CLEP) el 23 de abril.

El módulo de aterrizaje y el rover impulsados ​​por energía solar de la misión entraron en estado inactivo el 19 de abril, hora de Beijing, justo antes de la puesta del sol. Las dos naves espaciales estarán protegidas de temperaturas tan frías como menos 290 grados Fahrenheit (menos 180 grados Celsius).

El rover y el módulo de aterrizaje se despertarán de su hibernación a principios de mayo después del amanecer sobre la nave espacial en el cráter Von Kármán.

Yutu 2 ha estado avanzando hacia el noroeste de su punto de aterrizaje en el cráter Von Kármán y hasta ahora ha viajado un total de 2,325 pies (708,9 metros), recopilando datos a lo largo del camino con sus cámaras panorámicas, radar de penetración lunar (LPR) y un espectrómetro de imágenes visible e infrarrojo cercano.

El de seis ruedas y 310 libras. (140 kilogramos) el rover ha descubierto una serie de capas distintas de roca debajo de la superficie lunar, que los científicos creen que fue creada por el vulcanismo y los intensos impactos de asteroides. El área que ha observado también incluye material procedente de cráteres cercanos como el cráter Finsen, según un documento presentado durante la Conferencia de Ciencias Lunar y Planetaria en marzo.

El documento afirma que el LPR podría ser un instrumento crucial para determinar la historia de la evolución de la superficie de la luna y rastrear las fuentes de los materiales de la superficie descubiertos por Yutu 2.

El rover está operando dentro de la antigua cuenca del Polo Sur-Aitken en el lado lunar lejano, una cuenca de impacto masivo. Los científicos piensan que el evento que creó la cuenca pudo haber excavado roca debajo de la corteza lunar y esperan que dicho material pueda ayudar a desentrañar los secretos de la formación de la luna.

Yutu 2 también se ha encontrado con una serie de fragmentos de roca que contienen vidrio creados o producidos por impactos más pequeños en la superficie lunar, algunos de los cuales han generado un gran interés .

Una vez que el rover se despierte en mayo, continuará su viaje hacia el noreste, donde los científicos esperan encontrar roca basáltica de un área cercana para proporcionar más información sobre la historia de la superficie lunar local.

Pero Yutu 2 no es el único rover de China que está progresando. A mediados de mayo, el recién nombrado rover Zhurong de China , parte de la misión nacional Tianwen 1, intentará aterrizar de forma segura en Utopia Planitia en Marte. El rover Zhurong de seis ruedas, impulsado por energía solar, lleva algo de tecnología y lecciones derivadas de Yutu 2, pero es más grande con 530 libras. (240 kilogramos) y lleva más instrumentos científicos.

Este mapa muestra la ruta que Yutu 2 en un año. El mapa fue producido por el historiador y cartógrafo de exploración espacial Phil Stooke.

Para saber más: https://enciclopediauniverso.com/el-universo-es-enorme/change-4-celebra-un-ano-al-otro-lado-de-la-luna/

Lunokhod 1

Lunokhod 1 (Луноход, luna caminante en Rusia; Аппарат 8ЕЛ № 203, vehículo 8ЕЛ№203) fue el primero, de los dos no tripulados, vehículos lunares que aterrizó en la Luna, por la Unión Soviética como parte de su programa Lunokhod. La Luna 17 nave espacial llevado Lunokhod 1 a la Luna en 1970. Lunokhod 1 fue el primer robot «Rover» a control remoto para moverse libremente a través de la superficie de un objeto astronómico más allá de la Tierra. Lunokhod 0 (No.201), la antigua y de primer intento de hacerlo, puso en marcha en febrero de 1969, pero no logró alcanzar la órbita.Lunokhod103

Descripción RoverLunokhod101

Lunokhod 1 fue un vehículo lunar formado de un compartimento-bañera como con una gran tapa convexa en ocho ruedas accionados de forma independiente. Su longitud era de 2,3 metros (7 pies 7 pulgadas). Lunokhod estaba equipado con una forma de cono de la antena, una altamente direccional antena helicoidal, cuatro cámaras de televisión, y los dispositivos extensibles especiales para probar el suelo lunar para la densidad del suelo y propiedades mecánicas. Un espectrómetro de rayos X, un telescopio de rayos X, rayos cósmicos detectores, y un láser de dispositivo también fueron incluidos. El vehículo fue alimentado por baterías que se recargan durante el día lunar por una célula solar de matriz montada en la parte inferior de la tapa. Para ser capaz de trabajar en vacío un lubricante especial con base de fluoruro fue utilizado para las partes mecánicas y los motores eléctricos (uno en cada cubo de la rueda) fueron encerrados en recipientes presurizados. [1] [2] Durante las noches lunares, la tapa se cerró y el polonio-210 unidad de calefacción de radioisótopos mantuvo a los componentes internos de la temperatura de funcionamiento. Lunokhod tenía la intención de operar a través de tres días lunares (aproximadamente 3 meses de la Tierra), pero en realidad operaba hasta once días lunares.

Lanzamiento y órbita lunarLunokhod102

Luna 17 fue lanzado el 10 de noviembre de 1970 en 14:44:01 UTC. Después de llegar a la órbita de aparcamiento, la etapa final del Luna 17 el cohete se disparó para colocarlo en una trayectoria hacia la Luna (10/11/1970 a las 14:54 UTC). Después de dos maniobras de corrección de curso (el 12 de noviembre y 14), que entró en órbita lunar el 15 de noviembre, 1970 en 22:00 UTC.

La nave espacial soft-aterrizó en la Luna en el mar de las Lluvias, el 17 de noviembre a las 03:47 UTC. El módulo de aterrizaje tenía rampas de doble de la que la carga útil, Lunokhod 1, podría descender a la superficie lunar. A las 06:28 UT el rover se movió sobre la superficie de la Luna.

El rover funcionaría durante el día lunar, deteniéndose de vez en cuando para recargar sus baterías a través de los paneles solares. Por la noche el rover en hibernación hasta el siguiente amanecer, calentado por la fuente radiactiva.

1970:

  • 17 de noviembre – 22: El rover lleva 197 m, regresa 14 de cerca fotos de la Luna y 12 vistas panorámicas, durante 10 sesiones de comunicación. También lleva a cabo análisis del suelo lunar.
  • Diciembre 9 al 22: 1.522 m

1971:Lunokhod105

  • 08 al 20 enero: 1.936 m
  • 8 a 19 febrero: 1.573 m
  • 09 al 20 03: 2004 m
  • 08 al 20 04: 1029 m
  • 07 al 20 mayo: 197 m
  • Junio ​​5 a 18: 1559 m
  • Julio 4 a 17: 220 m
  • 08 3ro al 16to: 215 m
  • Agosto 31-14 de septiembre: 88 m

Fin de la misión y los resultados

Controladores terminaron la última sesión de comunicaciones con el Lunokhod 1 a las 13:05 UT el 14 de septiembre de 1971. Los intentos de restablecer el contacto fueron finalmente descontinuado y las operaciones del Lunokhod 1 cesado oficialmente el 4 de octubre de 1971, el aniversario del Sputnik 1. Durante sus 322 días de la Tierra de las operaciones, Lunokhod viajaron 10.540 metros (6,55 millas) y regresaron más de 20.000 imágenes de TV y 206 panoramas de alta resolución. Además, se realizó el 25 suelo lunar analiza con su RIFMA de fluorescencia de rayos X espectrómetro y utilizó su penetrómetro en 500 ubicaciones diferentes.

Lunokhod 1
Tipo de Misión Rover lunar
COSPAR ID 1970-095A
Sitio web Lunar y Planetario de Moscú Universidad Departamento Lunokhod 1 página
Propiedades Spacecraft
Masa de lanzamiento 5.600 kilogramos (£ 12.300)
Masa seca 756 kilogramos (£ 1667) (rover solamente)
Energía 180 vatios
Inicio de la misión
Fecha de lanzamiento 10 de noviembre 1970
Cohete Protón-K / D
Lugar de lanzamiento Baikonur 81/23
Fin de la misión
Último contacto 14 de septiembre 1971
Lunar rover
Componente de la nave espacial Vagabundo
Fecha Landing 17 de noviembre 1970, 03:47:00 UTC
Lugar de aterrizaje Mar de Las Lluvias

La mayoría de la gente, al menos en occidente, cree que el primer vehículo que llegó a la Luna fue el Apolo XI con los tres astronautas estadounidenses a bordo, en julio de 1969. Sin embargo, antes de que el hombre pisase nuestro satélite varios vehículos robóticos recorrieron los 384 mil kilómetros que nos separan de la Luna, para que los científicos de la época pudiesen poner a punto las misiones tripuladas posteriores. Fueron los rusos quienes dieron los primeros pasos: el primer robot en estrellarse contra la Luna fue el soviético “Luna 2”, el “Luna 3” fue el primero en enviar imágenes de su superficie (en 1959) y el “Luna 9” fue el primero en alunizar de una pieza, en 1966. Poco después, el “Luna 10” se convirtió en el primer satélite artificial de nuestro satélite natural. Los rusos, evidentemente, llevaban la delantera en lo que a sondas lunares robóticas se refiere. El alunizaje de Neil Armstrong y Edwin Aldrin opacaron completamente los logros soviéticos, y el éxito de sus ingenios -en gran parte por conveniencia política- pasó desapercibido en nuestros países.  Esa es una de las razones por las cuales un robot impresionante como el Lunokhod 1, que 40 años después de haber llegado a la Luna aún funciona, casi no se conozca.

De pequeño tamaño -poco más de dos metros de largo y 160 centímetros de ancho- y operado por control remoto, el Lunokhod 1 fué durante 27 años (hasta 1997, cuando la NASA envió la Mars Pathfinder a Marte) el único vehículo operado por control remoto en visitar un lugar extraterrestre. Diseñados por Alexander Kemurdjian y construidos por la empresa NPO Lavochkin, los Lunokhod siguen siendo -40 años más tarde- los únicos dos “ laboratorios móviles robóticos” operados por control remoto en visitar la Luna.

La ubicación final de Lunokhod 1 fue incierto hasta 2010, ya que los experimentos que van láser lunar no habían podido detectar una señal de retorno de ella desde 1971. El 17 de marzo de 2010, Albert Abdrakhimov encontró tanto el módulo de aterrizaje y el rover [3] en el Orbitador de Reconocimiento Lunar imagen M114185541RC. [4] En abril de 2010, el ObsLunokhod104ervatorio Apache Point Operación Lunar Laser-van equipo (APOLLO) de la Universidad de California en San Diego utiliza las imágenes LRO para localizar la nave lo suficientemente cerca para la gama láser (distancia) mediciones. El 22 de abril de 2010 y el día siguiente, el equipo midió con éxito la distancia varias veces. La intersección de las esferas descritas por las distancias medidas a continuación a determinar la ubicación actual del Lunokhod 1 a menos de 1 metro. [5] [6] APOLLO está utilizando reflector Lunokhod de 1 para los experimentos, ya que descubrieron, para su sorpresa, que era volviendo mucho más luz que otros reflectores en la Luna. Según un comunicado de prensa de la NASA, APOLLO investigador Tom Murphy dijo: «Tenemos alrededor de 2.000 fotones del Lunokhod 1 en nuestro primer intento. Después de casi 40 años de silencio, este rover todavía tiene mucho que decir.» [7]

Ubicación actual: LRO imagen a partir de 2010

En noviembre de 2010, la ubicación del vehículo se había determinado que dentro de aproximadamente un centímetro. La ubicación cerca de la extremidad de la Luna, junto con la posibilidad de variar el rover, incluso cuando se encuentra en la luz del sol, promete ser particularmente útil para determinar los aspectos del sistema Tierra-Luna. [8]

En un informe publicado en mayo de 2013, científicos franceses en el Observatorio Costa Azul dirigido por Jean-Marie Torre informaron replicar los 2.010 láser que van experimentos realizados por científicos estadounidenses después de investigación utilizando imágenes de la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter. En ambos casos, los pulsos de láser fueron devueltos desde el Lunokhod 1 retroreflector. [9]

LD/Agencias 2013-04-30

Científicos franceses han recuperado con éxito el retroreflector láser del robot soviético Lunokhod 1, el primer vehículo con control remoto que pisó la Luna, en 1970, y que se dio por desahuciado casi un año después de su llegada al satélite.

El Lunokhod 1 fue transportado a la Luna por la sonda Luna 17 el 17 de noviembre de 1970. El pequeño vehículo poseía ocho ruedas, tenía una longitud de 2,22 metros y 1,60 metros de ancho, y pesaba 756 kilogramos. Teledirigido desde la Tierra, exploró ampliamente la zona conocida como Mar de las Lluvias, realizando en casi un año de actividad más de 10 kilómetros de recorrido y transmitiendo a la Tierra más de 20.000 imágenes y 200 vistas panorámicas.

Durante 10 meses lunares, el robot obedeció las órdenes dadas por el equipo de Tierra, superando con creces los 90 días terrestres que se estimaron de vida útil. En previsión de que no pudiese superar la undécima noche lunar, se planeó estacionar el Lunokhod 1 en una zona plana, para que una vez agotada su vida útil, aún pudiese servir como plataforma del reflector láser que se dejó apuntando al planeta.

Parte importante de esta misión era la utilización del reflector láser diseñado y construido por especialistas franceses, que permitió obtener excelentes medidas de la distancia entre la Tierra y la Luna con una exactitud 100 veces superior a la de los métodos tradicionales de radiolocalización.

En los últimos 40 años nadie se había molestado en contactar de nuevo con este robot –que hasta fue subastado en 1993– hasta que un grupo de científicos galos, del Observatorio Côte d’Azur, decidió intentarlo.

Finalmente, en marzo de este año recibieron señales de retorno desde el reflector Lunokhod 1. Los resultados se obtuvieron durante más de tres noches, según ha indicado uno de los autores de esta iniciativa, Jean Marie Torre.

Una falta de confianza

Los expertos barajaban varias posibilidades acerca de la falta de funcionamiento del reflector que, según ha indicado Torre, puede haber sido por un exceso de polvo lunar, porque la cubierta se podría haber cerrado o porque el vehículo no haya sido estacionado con vistas de la Tierra tal y como se creía. «Al final, era más un problema de falta de confianza que un problema técnico», ha indicado el científico.

La ubicación final de la última misión del Lunokhod 1 fue incierta hasta 2010. Sin embargo, gracias a las imágenes obtenidas por la NASA con el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), el robot fue detectado a unos 2,3 kilómetros al norte de su punto de aterrizaje. Ahora, los investigadores galos también han conseguido ponerlo en marcha de nuevo, 40 años deLunokhod106spués.

Vehículo lunar Lunokhod 1 durante una prueba de sus habilidades. | Corbis Images

Lunokhod 1: El primer rover ruso en alunizar

Se desplazaba sobre 8 ruedas metálicas, y pesaba unos 750 kilogramos. A lo largo de todo un año recorrido unos 10 kilómetros de la región lunar llamada “Mar de las Lluvias” (Mare Imbrium). Durante este trayecto tomó unas 200 imágenes panorámicas de más de 80 mil metros cuadrados, que fueron transmitidas a la Tierra junto a 20 mil imágenes televisivas. Una de las tareas más importantes realizadas por este robot fueron las pruebas efectuadas -más de 500- sobre el suelo y polvo lunar. Gracias a  Lunokhod 1, los científicos rusos dispusieron de un detallado análisis físico de 500 sitios diferentes de la superficie de la Luna, y de datos de las propiedades químicas de otros 25. Todo ello sin mover sus soviéticos traseros de la silla. El robot también había sido dotado de un sistema láser -capaz de “responder” con un pulso cuando se lo iluminaba desde la Tierra- que sirvió para conocer la distancia que nos separa de nuestro satélite con una exactitud 100 veces superior a la disponible en esa época.

Lunokhod 1 había sido diseñada para “vivir” durante unos tres meses. Pero su robustez permitió a los técnicos rusos operar el vehículo durante casi un año, hasta septiembre de 1971. En ese momento se agotó la pila isotópica encargada de proporcionar el calor indispensable para que sus instrumentos no se congelaran con el frío lunar, y se lo hizo desplazar hasta una región de terreno lo suficientemente llana como para que pudiese utilizarse, desde la Tierra, el reflector láser mencionado. El 14 de septiembre de 1971, a las 13:05 horas, se perdió contacto con el robot y la sonda se dio por perdida. Pero Lunokhod 1 todavía nos daría una sorpresa.Lunokhod108

En 1993, y pesar de permanecer en la Luna, el vehículo robótico fue vendido en subasta por 68.500 dólares. Su dueño seguramente nunca imaginó que el Lunokhod 1 -o al menos parte de él- aún funcionaba. Hace pocos meses, en abril de esteLunokhod109 año, un equipo de la NASA liderado por Tom Murphy, de la Universidad de California en San Diego, “iluminó” el equipo láser del robot utilizando el telescopio de 3.5 metros “APOLLO” del Punto Observatorio Apache, en Nuevo México. Increíblemente, el Lunokhod 1 les respondió la señal, con una potencia inusitada. “La mejor señal que habíamos recibido del Lunokhod 2, hace muchos años, poseía unos 750 fotones, pero esta vez recibimos más de  2.000 fotones desde el Lunokhod 1”, relató Murphy. “Nos está hablando en voz alta y con claridad”, agregó. Si bien el artefacto es incapaz de desplazarse, tomar fotografías o responder a las señales de radio, parte de su equipo aún es capaz de funcionar. Cuatro décadas han pasado desde que ese robot con forma de tina de baño llegó a la Luna, y aún sigue respondiendo a nuestros mensajes.

Ubicación aproximada de las dos misiones de rover Lunokhod. Luna 17/Lunojod 1 aterrizó en el borde occidental del Mare Imbrium en 1970. Luna 21/Lunokhod 2 aterrizó en el borde oriental del Mare Serenitatis en 1973, unos 120 km al norte del sitio de aterrizaje del Apolo 17.

Lunokhod110

Vehículo lunar todoterreno Apolo

Astromóvil lunar de la Apolo 15VehículoApolo1

Artículo principal: Lunar Roving Vehicle

La NASA incluyó los vehículos lunares todoterreno Apolo en tres misiones Apolo: la Apolo 15 (que alunizó el 30 de julio de 1971), la Apolo 16 (que alunizó el 21 de abril de 1972) y la Apolo 17 (que alunizó el 11 de diciembre de 1972).3

El Lunar Roving Vehicle (también llamado LRV, Rover lunar o molabs) era un vehículo todoterreno empleado por los astronautas de las misiones Apolo 15, 16 y 17 en sus desplazamientos por la superficie lunar.

El L.R.V. llegó a la Luna empaquetado y con unas dimensiones de 90 x 150 x 170 centímetros, introducido en un compartimento del módulo de descenso LEM. La autonomía del vehículo quedó establecida en 78 horas de funcionamiento durante el día lunar. Los tres vehículos L.R.V. fueron construidos por la empresa norteamericana Boeing, con apoyo de la Delco Electronics de General Motors.

Componentes

Se compone de un chasis de aluminio dorado con cuatro ruedas (no neumáticas, sino de malla de acero) y dos asientos, que una vez desplegado totalmente tiene unas dimensiones totales de 3,10 m de longitud, 1,80 m de anchura y 181 kg en vacío incluyendo el dispositivo de fijación y despliegue. El peso en carga es de 621 kg.

El chasis estaba formado por 3 partes: la delantera que contenía las baterías, la unidad de proceso de información y la unidad direccional del sistema de navegación, así como el control electrónico de marcha y dirección.

La parte central soportaba los asientos de los astronautas, la consola de control y la palanca de dirección situada entre ambos asientos. La parte posterior servía para el transporte del equipo científico.

El chasis se encontraba a una altura de 35 centímetros sobre el suelo, e iba sujeto por cuatro ruedas amortiguadas por un sistema de barras de torsión, con un diámetro de 81,8 centímetros cada una, asidas por un disco de aluminio y titanio y con una anchura de 23 centímetros realizadas con un entretejido a base de cuerdas de piano. Cada rueda tenía su propio motor eléctrico, alimentado por dos baterías de 36 voltios, además de una de reserva y se había estimado su vida útil en 75.000 revoluciones, es decir unos 180 km. Cada una llevaba un sistema de mecanismo que permitía su desengrane del motor para que pudiese seguir girando si éste fallaba, permitiendo al L.R.V. desplazarse a velocidad lenta con sólo 2 ruedas motrices.VehículoApolo2

Navegación

La velocidad que alcanzaba era de unos 3-4 kilómetros hora, y la máxima de 14, y en total realizaron 90,8 kilómetros por la superficie lunar, sin alejarse nunca más de 9,6 kilómetros del módulo, pues si el vehículo se averiaba era la distancia de seguridad máxima que podrían recorrer a pie hasta la nave.

Además de transportar a dos astronautas, también transportaba antenas de bajo alcance, repetidores de las comunicaciones radio en directo con la Tierra, tomavistas de 16 milímetros con sus respectivos cargadores, telecámaras, fotocámara de 70 milímetros, perforadora del suelo, pinzas para recoger muestras, magnetómetro, herramientas, repuestos y casettes bajo los asientos.

El sistema de navegación debía permitir a los astronautas el regreso al módulo lunar (L.M.) y se basaba en un sistema de movimiento por estima a partir de un punto conocido que determinaba constantemente la distancia recorrida y la dirección.

Constaba de un giroscopio direccional que suministraba información constante sobre la dirección de la marcha, odómetros en cada una de las ruedas que determinaban la velocidad y distancia recorrida, y una unidad procesadora que calculaba así la distancia recorrida. Un indicador de posición señalaba la dirección del vehículo, orientación, distancia total recorrida y distancia al módulo lunar.

La precisión de estos sistemas permitió hacer regresar al vehículo a menos de 100 m de distancia del módulo lunar después de recorrer 32 km, lo cual bastaba para que quedase situado en el campo visual de los tripulantes.VehículoApolo3

Las ruedas eran el principal factor del éxito del Rover. Llevaba cuatro, consistentes en un cubo de aluminio torneado, con una llanta interna denominada parachoques, de modo que, aunque el Rover tropezase con un obstáculo durante la marcha, prácticamente a máxima velocidad, no sufriera daño la rueda, que sólo se deformaría hasta esta llanta de seguridad y así no acusaría una alteración definitiva del perfil. El “neumático” era de alambre galvanizado. Las ruedas tenían un diámetro de 81 cm, pero al aguantar el peso total del Rover en la superficie lunar, aquél se reducía a 65 cm.

 Cada rueda iba accionada por un motor eléctrico independiente con un orden escalonado de marcha muy preciso para evitar la penetración de polvo lunar, precaución que resultó muy acertada, porque el problema del polvo fue más grave de lo que se creyó en principio. Las unidades propulsoras iban montadas en la cara interna de los cubos y estaban diseñadas para permitir la operación a temperaturas extremas de +- 250 grados Fahrenheit (121 grados centígrados). El vehículo disponía de un sistema de emergencia, gracias al cual si fallaban los motores de dos ruedas, se los habría podido desconectar y dejar las ruedas libres para proseguir el viaje. No sucedió en ninguna de las tres misiones en que se emplearon los Rover; pero, desde luego, una avería cuando los astronautas se hallaban lejos del módulo habría sido de graves consecuencias.VehículoApolo4

 La vieja teoría de fuertes tormentas de polvo en la Luna ya había sido refutada, mucho antes de que el primer hombre pusiera el pie en ella; pero, su superficie es indudablemente áspera. Nadie ha mejorado la descripción de Edwin Aldrin de “impresionante desolación”. Los Rover estaban diseñados para superar obstáculos de hasta 30 cm, y para cruzar grietas de 76 cm; los amortiguadores del vehículo lunar tenían que trabajar más que los de un coche terrestre porque existe allí menos gravedad que lo mantenga pegado a la superficie. Además, se calentaban muchísimo debido a la falta de aire refrigerador. Se emplearon aceites especiales de silicona para soportar las extremas temperaturas.

El Rover Lunar podía, además, subir y bajar gradientes de 20 grados y el freno de mano era capaz de sujetarlo en cualquier pendiente inferior a 30 grados. A plena carga, la distancia al suelo era de 35 cm , previsión que resultó adecuada, pues en ningún momento “rozó” con la superficie.VehículoApolo5

 El vehículo disponía de dos sistemas completos de baterías de plata-zinc para su alimentación, cada una de las cuales habría bastado por sí sola. Eran unidades no recargables a base de células de plexiglás con placas de plata-zinc en electrolito de hidróxido de potasio. Cada batería constaba de 32 células dentro de una caja de magnesio, y pesaba 27 kg . Los instrumentos del tablero del Rover, denominadas “integradores amperio hora” desempeñaban una función contable, controlando la cantidad total de corriente salida de las baterías, cada una de las cuales estaba diseñada para suministrar 115 amperios-hora.

El vehículo llevaba dirección en las ruedas delanteras y en las traseras utilizando una geometría Ackermann modificada, que impide que las ruedas derrapen girando la rueda interna un mayor ángulo que la externa. Cada juego (delantero y trasero) podría desconectarse en caso de avería para situarlo en posición de marcha al frente. Para frenado del Rover, cada unidad propulsora iba equipaVehículoApolo6da con un disco dirigido por cable. El control manual desactiva los motores y actuaba sobre las pastillas de freno del mismo modo que las de un coche normal.

 La suspensión constaba de pares de brazos triangulares entre el chasis y los propulsores. Las cargas se transmitían a través de cada brazo, a su propia barra de torsión; y el recorrido vertical estaba limitado por un amortiguador situado entre el chasis y cada uno de los brazos superiores de suspensión.

 El Rover poseía varios subsistemas principales. Uno de ellos, para la estiba y el despliegue; otro, para la movilidad: es decir, ruedas, suspensión, motores y controles; un tercero, para la alimentación, incluidas las baterías eléctricas principales, y otras para la cabina de tripulantes y las ayudas de navegación.VehículoApolo7

Recorrido del vehiculo lunar- Apolo 16

Transportar el Rover a la Luna, en un módulo lunar no precisamente espacioso, fue un gran problema. Hubo que plegarlo para estibarlo hasta obtener una dimensión de 122 x 183 cm y desplegarlo a la llegada. La operación era, fundamentalmente, automática y podía realizarla un astronauta de pie en la escalerilla entre el módulo y la superficie, con simplemente accionar una serie de anillas D. El primer paso consistía en soltar los muelles de retención del vehículo en su compartimento de estiba y hacerlo girar 45 grados. A continuación, se desplegaba la sección trasera para que las ruedas cayesen hacia abajo y quedasen automáticamente fijas en su posición. Luego, se bajaba el Rover y se apartaba del Módulo, tras lo cual la sección trasera descendía hasta la superficie lunar para que las ruedas delanteras pudiesen bajar hasta su posición. Finalmente el vehículo completo se depositaba en la superficie para que a continuación el astronauta bajase y lo liberase totalmente del mecanismo de despliegue. Una vez cargado el resto del equipo (incluido el primordial de televisión) el Rover estaba listo para su utilización.VehículoApolo8

El rover del Apolo 16 olvidado en su plaza de la Luna desde el 21 de abril de 1972

El chasis principal era armazón de tres partes formado por más de 2000 piezas de aluminio soldadas. Las ruedas delanteras, junto con la suspensión y los mecanismos de dirección, iban montadas en la porción delantera, en la que se hallaban alojadas las baterías y otras unidades. La porción central de 152 x 168 cm de ancho contenía los asientos de los astronautas y la consola de controles, mientras que la sección trasera del chasis alojaba las ruedas traseras y la suspensión, más la caja de caVehículoApolo9rga para el distinto instrumental de experimentos a descargar en la superficie de la Luna. Los ALSEPS, o Paquetes Experimentales Superficiales del Apolo Lunar, fueron un éxito y la mayoría de los instrumentos siguieron transmitiendo información mucho después de concluir las misiones, e incluso fueron desconectados expresamente. En conjunto, el Rover era notablemente compacto y los diseñadores realizaron un magnífico trabajo.

El ‘LRV’ de 1971 pesaba 210 kilogramos y era plegable. Para su largo viaje se le fijó por fuera del transbordador lunar.

El buggy del Apolo 17 estacionado en su lugar de descanso definitivo desde el 11 de diciembre de 1972.

Las imágenes han sido tomadas por la LRO desde una altura de 25 kilómetros de altura y en ellas podemos ver el lugar de aterrizaje del módulo lunar (LM) del Apolo 15 que estaba situado a 2 kilómetros del cañón lunar Hadley. En aquella misión, los astronautas tenían como objetivo recoger muestras de los basaltos de la superficie lunar, explorar por primera vez un cañón lunar y realizar una serie de experimentos dentro del tercer lote ALSEP (Apollo Lunar Surface Experiments Package) en el que, por ejemplo, dejaron instalado un generador de radioisótopos termoeléctricos (RTG) que enviaron datos, durante 6 años, a las instalaciones de la NASA. Al otro extremo de la zona de descenso, es decir, al extremo contrario al ALSEP podemos encontrar «aparcado» el LRV que se estrenó, precisamente, en esta misión.

VehículoApolo10

Lunokhod 2

Lunokhod 2 (ruso: Луноход-2, la luna walker) fue el segundo de los dos no tripulados lunares rovers aterrizó en la Luna por la Unión Soviética como parte del programa Lunokhod.

La Luna 21 nave espacial aterrizó en la Luna y desplegó la segunda Soviética rover lunar (Lunokhod 2) en enero de 1973. [1] Los objetivos principales de la misión eran para recoger imágenes de la superficie lunar, examinará luz ambiental niveles para determinar la viabilidad de observaciones astronómicas de la Luna, realizan láser que van experimentos de la Tierra, observan solares rayos X, miden locales campos magnéticos, y estudiar la mecánica de suelos del material de la superficie lunar.Lunokhod201

El Lunojod 2 alunizó el 15 de enero de 1973 a bordo de la sonda Luna 21, en el cráter Le Monnier del Mar de la Serenidad, a 25,85 ºN 30,45 ºE, tan sólo a 180 kilómetros más al norte del asentamiento del Apollo 17. Al día siguiente desplegó la rampa doble que le permitió salir a la superficie lunar. El vehículo, profundamente remodelado y mejorado con respecto a su antecesor, pesaba 838 kg y exploró una vasta zona del cráter Le Monnier, recorriendo 37 km en un lapso de cuatro meses, aproximadamente.Lunokhod202

En esta segunda misión se realizaron numerosas pruebas científicas sobre la superficie lunar, de radiación entre otras y se enviaron a la Tierra cerca de 86 vistas panorámicas y más de 80 000 imágenes televisivas.

Los principales objetivos de esta misión, además del sistema de teleguiado, fueron: observación en alta resolución de las radiaciones X solares, galácticas y extragalácticas; obtención de datos del campo magnético lunar; medición de la luz zodiacal durante los períodos de día lunar, así como de las emisiones interplanetarias y galácticas durante las noches lunares y estudio de los componentes de la superficie lunar.

Los dos laboratorios automáticos superaron los tres meses de vida prevista, si bien los cinco meses del segundo modelo perfeccionado (dejó de funcionar a mediados de 1973), representaron una pequeña decepción.

Lunokhod 2 rover y subsistemas

El rover de pie 135 cm (4 pies 5 pulgadas) de alto y tenía una masa de 840 kg (1850 libras). Con alrededor de 170 cm (5 pies 7 pulgadas) de largo y 160 cm (5 pies 3 pulgadas) de ancho y tenía ocho ruedas cada uno con una suspensión independiente, el motor eléctrico y el freno. El rover tenía dos velocidades, ~ 1 km / hy ~ de 2 km / h (0,6 mph y 1,2 mph). Lunokhod 2 estaba equipado con tres cámaras de televisión, una montada en lo alto de la rover para la navegación, lo que podría regresar imágenes de alta resolución en diferentes velocidades de cuadro -3.2, 5.7, 10.9 o 21.1 segundos por cuadro. Estas imágenes fueron utilizadas por un equipo de cinco hombres de los controladores en la Tierra que enviaron comandos de conducción al móvil en tiempo real. La energía fue suministrada por un panel solar en el interior de una tapa redonda con bisagras que cubría la bahía instrumento, lo que cargar las baterías cuando se abre. Una polonio-210 unidad de calefacción de radioisótopos se utiliza para mantener el rover caliente durante las largas noches lunares. Había cuatro cámaras panorámicas montadas en el vehículo. Los instrumentos científicos incluyeron un tester de mLunokhod204ecánica de suelo, el experimento de rayos X solar, un astro fotómetro para medir visibles y ultravioletas niveles de luz, un magnetómetro desplegado delante del vehículo en el extremo de un 2.5 m (8 pies 2 pulg) pluma, un radiómetro, un fotodetector (Rubin-1) para los experimentos de detección láser, y un láser-Francés suministrado reflector de esquina. La sonda lleva un bajorrelieve de Vladimir Lenin y el escudo de armas soviético. El módulo de aterrizaje y el rover junto congregaron 1814 kg.

El Protón-K / D lanzador poner la nave espacial en la Tierra órbita de aparcamiento seguida de la inyección translunar. El 12 de enero 1973 Luna 21 se frenó en un 90 por 100 km (56 por 62 millas) la órbita lunar. El 13 de enero y 14, el perilunio se bajó a 16 km (9,9 millas) de altura.

Las operaciones de desembarque y de superficie

El 15 de enero después de 40 órbitas, el cohete de frenado se disparó a 16 km (9,9 millas) de altura, y la nave comenzó a des-órbita. A una altitud de 750 m (2.460 pies) de los principales propulsores comenzaron a disparar, la desaceleración de la caída hasta una altura de 22 m (72 pies) se alcanzó. En este punto, los principales impulsores cerrados y los propulsores secundarios encendieron, disminuyendo la caída hasta que el módulo de aterrizaje fue de 1,5 m (5 pies) por encima de la superficie, donde el motor se apaga. Aterrizaje se produjo a las 23:35 UT en Le Monnier cráter en 25,85 grados N, 30.45 grados E.Lunokhod205

Después de aterrizar, el Lunokhod 2 tomó imágenes de televisión de los alrededores, y luego rodó por una rampa a la superficie a las 01:14 UT el 16 de enero y tomó fotografías de la Luna 21 lander y aterrizaje sitio, conducir por 30 metros. Después de un período de carga hasta sus baterías, que tomó más fotografías del sitio y el módulo de aterrizaje, y luego se lanzó a explorar la luna.

El rover funcionaría durante el día lunar, deteniéndose de vez en cuando para recargar sus baterías con los paneles solares. Por la noche el rover en hibernación hasta el siguiente amanecer, calentado por la fuente radiactiva.

  • Enero 18, 1973-enero 24, 1973: El rover lleva 1.260 metros
  • Feb 8 a 23: El rover lleva 9.086 metros más
  • 11 hasta 23 marzo: El rover lleva 16.533 metros más
  • 9 de abril al 22: El rover lleva 8.600 metros más
  • 8 may hasta 3 jun: El rover conduce 880 metros más

Fin de la misión

El 4 de junio de 1973 se anunció que se completó el programa, lo que lleva a la especulación de que el vehículo probablemente no a mediados de mayo o no pudo ser reanimado después de la noche lunar de mayo-junio.

Más recientemente, Alexander Basilevsky relaciona una cuenta en la que el 9 de mayo, la tapa abierta del rover tocó una pared del cráter y se cubrió de polvo. Cuando la tapa se cerró, este polvo (un muy buen aislante) fue arrojado a los radiadores. Al día siguiente, 10 de mayo de controladores vio la temperatura interna de la subida Lunokhod ya que era incapaz de enfriarse por sí mismo, con el tiempo haciendo que el rover inoperable. [2] El 11 de mayo, señal del rover se perdió.Lunokhod207

Lunokhod 2 operó durante unos 4 meses, y la estimación original que cubría 37 kilometros (23 millas) de terreno, incluyendo las tierras altas montañosas y fisuras, y envió 86 imágenes panorámicas y más de 80.000 imágenes de televisión espalda. [2] [3] [4] Muchas pruebas mecánicas de la superficie, las mediciones que van láser, y otros experimentos se completaron durante este tiempo. Se pensaba Lunokhod 2 haber cubierto 37 kilómetros (23 millas) sobre la base de la rotación de las ruedas, pero los científicos rusos en la Universidad Estatal de Moscú de Geodesia y Cartografía (MIIGAiK) revisaron que a una distancia estimada de alrededor de 42,1 a 42,2 km (26,2 a 26,2 millas) basado en Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) imágenes de la superficie lunar. [5] [6] discusiones posteriores con sus homólogos estadounidenses terminaron con una acordada distancia final de los 39 km (24 millas), que se ha pegado desde entonces. [7] [8]

El rover Lunokhod tenía el récord de fuera de la Tierra a distancia itinerante hasta el 27 de julio 2014, cuando Marte de la NASA Opportunity superó después de haber recorrido más de 40 km (25 millas). [9] [10] Un equipo internacional ha confirmado que los métodos utilizado para calcular odometría los dos rovers es consistente y comparable de la Luna a Marte, dijeron funcionarios de la agencia. [11]Lunokhod203

Estado actual

Imagen Lunar Reconnaissance Orbiter de Lunokhod 2 y sus pistas. La gran flecha blanca indica el rover, las flechas blancas pequeñas indican las huellas del rover, y la flecha negro indica el cráter donde recogió su carga mortal de polvo lunar. [12]

Lunokhod 2 continúa siendo detectado por lunares experimentos láser que van y su posición es conocida por una precisión inferior al metro. [13] El 17 de marzo 2010 Phil Stooke, profesor de la Universidad de Western Ontario anunció que había localizado descanso final de Lunokhod 2 lugar en las fotografías realizadas por la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO). [14] [15] [16] Sin embargo, la identificación reportado fue incorrecto (el punto identificado fue una marca en las huellas del rover cerca del final de la ruta, hecho que Lunokhod dio la vuelta) y el equipo de LRO LROC identificó la ubicación correcta del rover. La nave espacial fue fotografiado por el LRO en marzo de 2012. [cita requerida] Excelentes Lunokhod 2 imágenes de la LROC publicados por Mark Robinson en el sitio SESE de ASU. [Cita requerida]

Propiedad Presente

La propiedad de Lunokhod 2 y la Luna 21 lander fue vendido por el Lavochkin Association for $ 68.500 en diciembre de 1993 en una de Sotheby subasta en Nueva York. [16] [17] (El catálogo [18] enumera incorrectamente montón 68A como Luna 17 / Lunokhod 1 ).Lunokhod206

El comprador fue el empresario de juegos de ordenador y el hijo de astronauta Richard Garriott, quien afirmó en una entrevista de 2001 con juegos de ordenador Revista ‘s Cindy Yans que:

He comprado Lunakod 21 [sic] de los rusos. Estoy ahora solo propietario privado del mundo de un objeto en un cuerpo celeste extranjera. Aunque hay tratados internacionales que dicen, ningún gobierno podrá reclamar a la geografía de la tierra del planeta, no soy un gobierno. Resumiendo, yo reclamo la luna en el nombre del Señor británica! [19]

Garriott confirmó más tarde que él es el propietario del Lunokhod 2. [16] [20] [21]

Lunokhod208

 

 

 

 

 

Estudio comparativo, alunizaje de vehículos lunares.

 

 

 

 

 

 

Información adicional en: http://accursio.com/blog/?p=839

 

Sojourner

La Mars Pathfinder fue la primera de una serie de misiones a Marte que incluyen rovers (vehículos robóticos de exploración). Esta misión a Marte fue la más importante desde que las Viking aterrizaran sobre el planeta rojo en 1976 [cita requerida].Sojourner4

La Mars Pathfinder fue lanzada el 4 de diciembre de 1996 a bordo de un cohete Delta, un mes después del lanzamiento del Mars Global Surveyor y luego de 7 meses de viaje llegó a Marte el 4 de julio de 1997. El sitio de aterrizaje es Ares Vallis (Valle de Marte) en una región llamada Chryse Planitia (Planicies de Oro). Durante el viaje la nave realizó cuatro correcciones de vuelo: el 10 de enero, 3 de febrero, 6 de mayo y 25 de junio. El lander se abrió exponiendo al rover llamado Sojourner (en honor a la famosa abolicionista estadounidense Sojourner Truth) que realizaría diferentes experimentos en la superficie marciana.Sojourner1

La misión Mars Pathfinder llevó un conjunto de instrumentos científicos para analizar la atmósfera marciana, el clima, geología y la composición de las rocas y el suelo. El proyecto fue el segundo del programa Discovery de la NASA, el cual promueve el envío de naves de bajo costo y de lanzamientos frecuentes bajo la premisa “más barato, más rápido y mejor” sostenida por su administrador Daniel Goldin. La misión fue dirigida por el Jet Propulsion Laboratory (JPL), una división del Instituto de Tecnología de California («CalTech»), responsable del Programa de Exploración a Marte de la NASA.

El Sojourner tiene cámaras delantera y trasera y el hardware para llevar a cabo varios experimentos científicos. Diseñado para una misión que dura 7 soles, con posibilidad de ampliación a 30 soles, [2] que era, de hecho, activo durante 83 soles. La estación base tuvo su última sesión de comunicación con la Tierra a las 3:23 am hora del Pacífico el 27 de septiembre de 1997. [1] [3] El rover necesita la estación base para comunicarse con la Tierra, a pesar de que todavía funciona en el momento que las comunicaciones terminaron. [3]

Sojourner viajó una distancia de poco más de 100 metros (330 pies) por se perdió la comunicación en tiempo. [4] Se instruyó a permanecer estacionaria hasta 05 de octubre 1997 (sol 91) y luego en coche alrededor de la sonda. [5]

DescripciónSojourner2

El nombre del rover, SojouSojourner5rner, significa «viajero», y fue seleccionado en un concurso de ensayos ganado por V. Ambroise, a 12 años de edad, de estado norteamericano de Connecticut. [6] Se llama así por abolicionista y activista de los derechos de las mujeres Sojourner Truth . [6] El premio de segundo lugar fue para Deepti Rohatgi, 18, ​​de Rockville, MD, quien propuso Marie Curie, un químico polaco ganador del Premio Nobel. [6] En tercer lugar fue para Adam Sheedy, 16, de Round Rock, TX, que eligió Judith Resnik, astronauta y de transporte miembro de la tripulación ‘a Estados Unidos. [6] El rover también era conocido como Experimento microrover Vuelo MFEX abreviada. [7]

Sojourner tiene paneles solares y una batería no recargable, que permitió que las operaciones nocturnas limitados. [2] Una vez que las baterías se agotan, sólo podía operar durante el día. [2] Las baterías son de cloruro de litio-tionilo (LiSOCl2) y podrían proporcionar 150 vatios-hora. [8] Las baterías también permitieron la salud del rover comprobación mientras encerrado en la etapa de crucero, mientras en el camino a Marte. [9]Sojourner3

0.22 metros cuadrados de células solares podrían producir un máximo de unos 15 vatios en Marte, dependiendo de las condiciones. [8] Las células fueron GaAs / Ge (arseniuro de galio / germanio) y capaz de eficiencia un 18 por ciento. [9] Podrían sobrevivir hasta unos -140 ° Celsius (-220 ° F). [9]

Su unidad central de procesamiento (CPU) es un 80C85 con un reloj de 2 MHz, dirigiéndose a 64 Kbytes de memoria. [2] Tiene cuatro almacenes de memoria; [2] el ya mencionado 64 Kbytes de RAM (hecho por IBM) para el procesador principal , 16 Kbytes de PROM resistentes a la radiación (fabricado por Harris), 176 Kbytes de almacenamiento no volátil (hecho por Seeq Tecnología), y 512 Kbytes de almacenamiento temporal de datos (hecho por Micron). [2] La electrónica fueron alojados dentro de la Cálido Electrónica Caja dentro del rover. [2]

Se comunica con la estación base con 9.600 baudios módems de radio. [2] La tasa de práctica estaba más cerca de 2.600 baudios con un rango teórico de aproximadamente medio kilómetro. [2] El rover podría viajar fuera del rango del módulo de aterrizaje, pero su software tendría que ser cambiado a ese modo. [2] Bajo la conducción normal, que enviará periódicamente un «latido mensaje» a la sonda. [2]

Los módems de radio UHF trabajaron similar al walkie-talkies, pero enviaron datos, no la voz. [10] Se podría enviar o recibir, pero no ambos al mismo tiempo, lo que se conoce como half-duplex. [10] Los datos se comunicó en explosiones de 2 kilobytes. [10]Sojourner6

El Espectrómetro de rayos X Alfa Protón (APXS) es casi idéntica a la de Marte 96, y fue una colaboración entre el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Lindau, Alemania (conocido formalmente como el Instituto Max Planck para Aeronomía) y el Universidad de Chicago en los Estados Unidos. [11] APXS podría determinar la composición elemental de las rocas de Marte y el polvo, a excepción de hidrógeno. [11] Su acción consiste en exponer una muestra de partículas alfa, y luego medir las energías de protones emitidos, rayos X y retrodispersados ​​partículas alfa. [11]

Sojourner investigates a rock named “Yogi Bear” in 1997 (NASA/JPL-Caltech)

El rover tenía tres cámaras:. 2 cámaras monocromas en el frente, y una cámara de color en la parte posterior [12] Cada cámara frente tenía un arsenal de 484 píxeles de alto por 768 de ancho. [12] La óptica consistieron en una ventana, lente, y el campo aplanador. [12] La ventana estaba hecha de zafiro, mientras que el objetivo de la lente y aplanador estaban hechos de seleniuro de zinc. [12] El rover fue fotografiada en Marte por el sistema de la cámara IMP de la estación base, que también ayudó a determinar donde el rover debe ir . [7]

Operación Sojourner fue apoyada por Software de Control Rover, que corrieron en un Silicon Graphics Onyx2 equipo de nuevo en la Tierra, y se les permite secuencias de comandos que se generan usando una interfaz gráfica. [13] El conductor rover que usar gafas 3D suministradas con imágenes de la estación base y mover un modelo virtual con el controlador spaceball, un joystick especializada. [13] El software de control permite al rover y el terreno circundante para ser vistas desde cualquier ángulo o posición, apoyando el estudio de las características del terreno, la colocación de puntos de ruta, o haciendo sobrevuelos virtuales. [13]Sojourner7

Fin de la misión

Aunque la misión estaba programada para durar un mes y una semana, estos límites fueron excedidos por 3 veces y 12 veces respectivamente. El contacto final con la Pathfinder fue a las 10:23 UTC del 27 de septiembre de 1997., aunque los planificadores de la misión trataron de restablecer contacto durante los siguientes cinco meses, la exitosa misión fue dada por terminada el 10 de marzo de 1998. Después del aterrizaje, la Mars Pathfinder fue renombrada como la Sagan Memorial Station en honor al famoso astrónomo y planetólogo Carl Sagan. En total, la misión excedió en pocos días las metas establecidas.

El aterrizaje de la Mars Pathfinder fue exactamente como había sido diseñado por los ingenieros de la NASA.

Spirit

Spirit (cuya designación oficial es MER-A, Mars Exploration Rover – A) es el primero de los dos robots que forma parte del Programa de Exploración de Marte de la NASA. La nave aterrizó con éxito en el planeta Marte a las 4:35 UTC del 3 de enero de 2004 (MSD 46216 3:35 AMT, 26 Tula 209 Dariano) y finalizó su actividad en marzo de 2010, momento en el que dejó de enviar comunicaciones. Su gemelo Opportunity aterrizó con éxito en Marte el 24 de enero de 2004.Spirit1

Una tormenta de polvo azotó el hemisferio opuesto al del aterrizaje del Spirit, lo que produjo un calentamiento de la atmósfera, ya que el polvo en suspensión atrapa calor; también causó un estrechamiento de la atmósfera por lo que los responsables de la misión ordenaron al módulo de descenso que abriera los paracaídas 2 segundos antes para compensarlo.

En el lugar de aterrizaje del Spirit la atmósfera tenía más polvo en suspensión del previsto y las temperaturas diurnas, aunque bajas, eran 10 °C sobre las previstas. Estos robots llevan unas baterías de plutonio para calentarlos y así poder sobrevivir a las frías noches marcianas de hasta -105 °C; pero el funcionamiento de las baterías causó un calentamiento de 5 °C, lo que obligó a apagar al Spirit hacia el mediodía marciano, esta circunstancia, unida a una rampa ‘airbag’ mal plegada, retrasó hasta el 16 de enero de 2004 el instante en que el Spirit pisó el suelo marciano.

El Spirit aterrizó en cráter Gusev aproximadamente a 10 km del centro del cráter a una latitud 14,5718° S y una longitud 175,4785° E.1 Un panorama muestra una superficie ligeramente inclinada llena de piedras pequeñas, con unas colinas en el horizonte a 27 km de distancia.2 El equipo de MER nombró el sitio del desembarco la «Columbia Memorial Station», en honor a los siete astronautas que fallecieron en el Transbordador Espacial Columbia.

El 27 de enero la NASA conmemoró la muerte de la tripulación del Apolo 1 nombrando tres colinas al norte de la zona de aterrizaje del Spirit como Colinas Apolo 1 y el 2 de febrero, se homenajeó a los astronautas de la misión final del Columbia nombrando 7 colinas al este del lugar de desembarco como Colinas del Columbia. Las siete crestas recibieron los nombres Anderson, Brown, Chawla, Clark, Husband, McCool y Ramon; la NASA ha sometido estos nombres a la Unión Astronómica Internacional para su aprobación.

Panorama de las Colinas Apollo desde el lugar de aterrizaje del SpiritSpirit2

Resumen de los éxitos de la misión

John Callas, director del proyecto de los Vehículos de Exploración Todo Terreno de Marte, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) declaró6 que son tres los descubrimientos científicos más importantes que realizó Spirit:

  1. Evidencia de antiguos manantiales en ebullición

«Este descubrimiento se logró debido al fallo de una de las ruedas de Spirit», recuerda. «Dos años después de iniciada su misión, la rueda delantera derecha dejó de funcionar (todavía no sabemos bien por qué). Entonces, Spirit tuvo que arrastrarla consigo, dejando de este modo un surco en el suelo. Esto reveló depósitos de silicio amorfo, los cuales se relacionan mucho con sistemas hidrotérmicos. Aparentemente, Marte alguna vez tuvo agua y la energía para calentarla. Quizás nunca hubiéramos sabido de esto si no hubiese sido por el infortunio de la rueda rota».

  1. Evidencia de una atmósfera densa y de agua dulce

Hoy en día, la atmósfera marciana es tan tenue que la mayor parte de la vida tal y como la conocemos no podría sobrevivir allí. El descubrimiento de carbonatos que realizó el robot explorador Spirit en el Peñón del Comanche es evidencia irrefutable de que no siempre esto fue así. Callas explica: «Los carbonatos que encontró Spirit se formaron en depósitos superficiales de agua» que pudieron solamente existir bajo una atmósfera densa que previniese su rápida evaporación. Más aún, la química de los carbonatos nos dice que el agua no era ácida como la de otros antiguos depósitos de Marte». A la vida le pudo haber gustado este lugar, hace miles de millones de años.

  1. Evidencia de un ciclo activo de agua

Lo primero que hizo Spirit cuando quedó atrapado en Troya fue tratar de liberarse. Las ruedas de Spirit, al girar, revolvieron el suelo, dejando así al descubierto sulfatos. «Estos minerales parecen haber estado en contacto con agua quizás hace apenas un millón de años», dice Callas. En términos geológicos, esto es muy reciente, y sugiere que hay un ciclo activo de agua en el Planeta Rojo. Cualquiera de estos descubrimientos, por sí mismo, hubiese sido considerado un éxito rotundo para los que originalmente planearon la misión en la década de 1990. Los tres juntos, más otros que no se mencionan aquí, dan a Spirit un lugar de honor en el panteón de las misiones ilustres de la NASA.

Una de las múltiples webs interesantes sobre el tem:

https://es.wikipedia.org/wiki/SpiritSpirit3

La NASA renuncia a liberar a ‘Spirit’ de su trampa de arena

Después de seis años de exploración sin precedentes del planeta rojo, el vehículo robotizado de la NASA ‘Spirit’ se reconvertirá en una plataforma fija de investigación. La agencia espacial estadounidense ha tomado la decisión después de fracasar en todos los intentos por liberar al vehículo de una trampa de arena en la que se encuentra aprisionado desde hace seis meses.

Mapa de Marte donde se muestra la posición del Spirit en el sol 715 (6 de enero de 2006)

Imagen de la roca Adirondack taladrada.

Spirit4

Spirit5

Opportunity

MER-B (Opportunity) es un robot rover activo en el planeta Marte desde 2004, es el segundo de los dos vehículos robóticos de la NASA que aterrizaron con éxito en el planeta Marte en 2004. El vehículo aterrizó el 25 de enero de 2004 a las 05:05 TUC, MSD 46236 14:35 AMT, 18 Scorpius 209 Dariano). Su gemelo, MER-A (Spirit), había aterrizado en Marte tres semanas antes, el 3 de enero de 2004. Ambos robots forman parte del ‘Programa de Exploración de Marte’ de la NASA.Opportunity1

Aterrizaje

El Opportunity aterrizó en Meridiani Planum en las coordenadas 354,4742º E 1,9483º S, aproximadamente a 24 km al este de su blanco inicial. Aunque Meridiani es un lugar llano, sin campos de rocas, el Opportunity -tras rebotar 26 veces contra la superficie del suelo marciano- rodó hasta caer en un pequeño cráter de aproximadamente 20 m de diámetro. El 28 de enero de 2004 la NASA anunció que el lugar de aterrizaje ahora se llama ‘Challenger’, en honor a los siete astronautas muertos en el año 1986, cuando el transbordador explotó poco después del lanzamiento en la misión Challenger (STS-51L).

La duración de la misión

La duración de la misión original para Opportunity era de 90 días marcianos. Muchos miembros de la misión esperaban que pudieran funcionar más tiempo, y el 8 de abril de 2004 la NASA anunció que apoyaba la extensión de la misión hasta septiembre de 2004, dotándola con fondos y mano de obra.

En julio de 2004, los encargados de la misión empezaron a hablar de extender la misión incluso más allá de los 250 días. Si los robots pudieran sobrevivir el invierno, muchas de las metas científicas más interesantes se podrían conseguir.1 En 2015, tras más de once años en Marte, el Opportunity continúa sus labores de investigación.2

Los hechos y los descubrimientos

La primera panorámicaOpportunity3

La vista panorámica de 360º la tomó la cámara de navegación del robot poco después de tocar tierra en Meridiani Planum, en Marte. El robot está en un pequeño cráter de 20 m de diámetro y cerca de un afloramiento rocoso. En las imágenes tomadas durante la caída se ve otro cráter cercano (Endurence).

El Opportunity aterriza en un cráter

El interior de un cráter que rodea el Opportunity en Meridiani Planum se puede ver en esta imagen en color de la cámara panorámica del robot. Era el lugar de desembarco más oscuro visitado por una nave espacial en Marte. El margen del cráter estaba a unos 10 m del robot. El cráter donde se halla el robot tiene 22 m de diámetro × 3 m de profundidad.

Los científicos se muestran intrigados por la abundancia de afloramientos de piedra dispersa a lo largo del cráter, así como la tierra del cráter que parecía ser una mezcla de granos grises y rojizos. Los científicos de la NASA se muestran muy entusiasmados al aterrizar en un cráter lo que ellos llamaron «hoyo de saque desde 450 millones de km» comentó Steven Squyres, utilizando un término de golf. Al cráter se le llamó Cráter Águila.

El afloramiento Opportunity Ledge

El afloramiento de rocas cerca del Opportunity lo captó la cámara en la primera panorámica y es la primera roca desnuda que se ve sobre Marte. Los científicos creen que las piedras surgieron en esta zona y o bien son depósitos dOpportunity8e ceniza volcánica o sedimentos formados por viento o agua, lo que constituye un «Cofre del tesoro» geológico. Se le llamó Opportunity Ledge porque estas rocas estratificadas a sólo 8 m del Opportunity constituyen una oportunidad única. Estas rocas surgieron en la zona y no como en el caso del Spirit.

Estos depósitos miden sólo 10 cm de alto y los estratos son «de grosor menor que un dedo», sólo unos mm de espesor en algunos casos. Para los geólogos, las piedras probablemente se originaron de sedimentos llevados por el agua o al depositarse ceniza volcánica. Si las rocas son sedimentarias, el agua es una fuente más probable que el viento.

En el Sol 15, los orbiter localizan y fotografían al Opportunity en su propio cráter. Se ha desplazado 4 m acercándose a la roca Montaña de Piedra en el área del afloramiento del cráter. Al subir ligeramente la pendiente pudo mirar por encima del borde del cráter y ver su paracaídas y escudo de protección que se hallan a 440 m.

Se trata de un terreno muy suelto con granos muy finos o polvo, en contraste con la arenisca de la Tierra que se forma con granos bastante grandes y aglomerados. El robot ha resbalado varias veces porque el terreno es muy suelto.

Está sembrado de pequeñas esferas grisáceas (esférulas) que están también «incrustadas en los delgados estratos en avanzado grado de erosión». El afloramiento tiene varias veces más azufre que en cualquier otro lugar investigado en Marte.Opportunity4

Una imagen recibida el 10 de febrero (Sol 16) muestra que las capas delgadas en el lecho de roca, no son siempre paralelas. Estas líneas no paralelas dan pistas de algún «cambio en el ritmo» bajo el flujo volcánico, viento o agua cuando se formaron las rocas. Estas capas con líneas que convergen es un descubrimiento significativo para los científicos que planearon esta misión y sirven para probar rigurosamente la hipótesis del agua.

El 19 de febrero, el Oportunity se enfocó en el Opportunity Ledge; un blanco específico en el afloramiento es la piedra conocida como El Capitán que se seleccionó para una intensa investigación. Las porciones superiores e inferior de la roca parecen diferir en cuanto a sus características. El Opportunity alcanzó El Capitán en el Sol 27 y obtuvo dos fotos con su cámara panorámica.

El Capitán debe su nombre a una montaña en Texas, pero en Marte, tiene aproximadamente 1 dm de alto. Las porciones superiores e inferiores de El Capitán tienen texturas diferentes, y se espera que ambas zonas puedan proporcionar pistas sobre la escala de tiempo geológica de Marte. Dos días después de llegar, en el sol 29, los científicos encontraron en la roca «El Capitán» marcas que podrían significar la prueba de la existencia en un pasado de agua. En el Sol 30, el Opportunity usó por primera vez el RAT para investigar las rocas cercanas a El Capitán. La herramienta RAT («Rock Abrasion Tools») o instrumento de abrasión de roca, se encarga de hacer agujeros en las rocas marcianas.

El Opportunity excava una zanja

Durante el Sol 23 (el 16 de febrero de 2004), Opportunity abrió con éxito zanjas en la tierra en Hematite Slope y empezó a investigar los detalles del subsuelo. El robot apartó la tierra alternadamente hacia adelante y hacia atrás fuera de la zanja con su rueda delantera mientras las otras ruedas mantenían al robot en su sitio. El robot giró un poco alternativamente a derecha e izquierda para ensanchar el agujero. El proceso duró 22 minutos. La zanja resultante tiene aproximadamente 5 dm × 1 dm de profundidad. Dos rasgos que llamaron la atención de los científicos son la textura grumosa de la tierra en la pared superior de la zanja y el brillo del suelo en la parte honda de la zanja.

Inspeccionando los lados y el suelo de la zanja, notaron que las esférulas son más brillantes y el polvo está formado por un grano tan fino que el microscopio del robot no puede detallar las partículas individuales que lo componen, indicando que lo que hay debajo es diferente a lo que está en la superficie.

Evidencias de agua

Durante la conferencia de prensa del 2 de marzo de 2004 los científicos de la misión hablaron de sus conclusiones sobre las evidencias de la presencia de agua líquida durante la formación de las rocas en el lugar de amartizaje del Opportunity.

Steven Squyres dijo:[cita requerida] «El agua líquida fluyó alguna vez por estas rocas; cambió su textura, cambió su química y ahora hemos sido capaces de leer las huellas que dejó». No se sabe si por allí hubo un lago, un mar o simplemente fluía un río. Pero advirtió que con los datos que se tienen se ignora cuando ocurrió, no se sabe la extensión de los mares u océanos, ni su duración. Para James Garvin, responsable del programa: «Hemos enviado dos robots a Marte para averiguar si en algún momento, gracias al agua, hubo un entorno adecuado para la vida. Ahora tenemos serios indicios de que sí.» En los hallazgos han sido claves los espectrómetros alemanes de partículas alfa y el Mossbauer, que es capaz de determinar no los elemeOpportunity5ntos presentes en una roca sino los minerales. Los científicos presentaron el razonamiento siguiente para explicar las pequeñas marcas tubulares como huecos en las rocas, visibles en la superficie y después de taladrar dentro de ellas. Los geólogos las asocian en la Tierra a lugares donde se han formado cristales de sal en rocas sumergidas en agua. Después cuando a través de los procesos erosivos, o disueltas en agua menos salada los cristales desaparecen, quedan las marcas. Algunos de los rasgos son consistentes con ciertos tipos de cristales de minerales de sulfato.

Steven Squyres dijo[cita requerida] que hay tres líneas analíticas de los datos, y aunque no están seguros del todo la combinación de ellas, refuerza la conclusión del agua líquida:

  1. Las esférulas podrían tener un origen volcánico, haberse formado por gotas solidificadas tras un impacto meteórico, o ser concreciones minerales acumuladas en las rocas por contacto de la roca con una solución acuosa. El hecho de que dichas esférulas no estén distribuidas en capas en la roca sino aleatoriamente descarta las primeras dos posibilidades.
  2. El descubrimiento en la roca de minúsculas marcas tubulares. Estas cavidades tienen un centímetro de longitud y 2,5 mm de ancho y pocos mm de profundidad y los geólogos las asocian en la Tierra a lugares donde se han formado cristales de sal en rocas sumergidas en agua. Después cuando a través de los procesos erosivos, o disueltas en agua menos salada los cristales desaparecen, quedan las pequeñas marcas.
  3. La composición de las rocas analizadas muestra una alta concentración en sales de azufre. En ‘El Capitán’ se han encontrado una alta concentración de magnesio, hierro y sales sulfatadas. También se han encontrado sales de cloruros y bromuros.

Otro punto importante que apunta en la misma dirección del agua líquida, son las capas que se aprecian en las fotos tomadas por el Opportunity en las paredes del cráter, explicó John Grotzynger, geólogo del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Estas capas pueden deberse a la acción del agua o del viento aunque los científicos se inclinan por la primera hipótesis.

El antiguo mar marcianoOpportunity6

Tres semanas después de que los científicos anunciaran que en la zona donde aterrizó el robot Opportunity, las rocas se habían formado en presencia de agua, tales como el azufre. El 23 de marzo de 2004, la NASA anunció que ellos creen que el Opportunity no había aterrizado sólo en una zona «mojada por el agua», sino en lo que fue una vez una zona costera. «Pensamos que el Opportunity se halla ahora en lo que fue alguna vez la línea de la costa de un mar salado en Marte», dijo Dr. Steve Squyres de la Universidad de Cornell.[cita requerida]

Para llegar a esta conclusión han tomado 150 imágenes microscópicas de una roca y han formado un mosaico y han detectado la presencia de finas capas con características típicas de la erosión causada por ondas de agua similares a las olas de un mar o un lago. Los modelos indican que los granos de arena -clasificados según tamaño de sedimento- se formó por lo menos en una zona con un oleaje del agua de unos cinco cm de profundidad, aunque posiblemente más profundo, y fluyendo a una velocidad de 1 a 5 dm/s«, dijo Dr. John Grotzinger, del MIT. El sitio del aterrizaje era probablemente un suelo de sal en el borde de una masa grande de agua y que se cubrió por agua poco profunda. Para Steven Squyres, Opportunity está estacionado en lo que una vez fue la orilla de un mar salado». Se estima la profundidad en 5 cm por lo menos.

Le cratère Victoria qu’a exploré le robot Opportunity (crédit : NASA/JPL/UA)

Otra evidencia incluye los resultados del cloro y bromo en las rocas que indican que éstas, después de formarse, se empaparon en un agua rica en minerales, posiblemente de fuentes subterráneas. El mayor convencimiento tras los resultados del bromo, las partículas se precipitaron del agua a la superficie de las rocas cuando la concentración de sal subió por encima de la saturación cuando el agua estaba evaporándose.

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Colorado, en Boulder por Thomas Mc Collom y Brian M. Hynek y publicado en la revista Nature en diciembre de 2005, cuestionan seriamente la interpretación dada en 2004 y creen que el pasado puede no haber sido tan húmedo. Proponen que las huellas químicas en el lecho de roca interpretado como un lago salado en Meridiani Planum puede haber sido creada, en cambio, por la reacción generada por las corrientes de vapor de sulfuro moviéndose a través de los depósitos de ceniza volcánica. Este proceso exigiría la presencia de poca agua y durante poco tiempo. La región podría ser más parecida geológicamente a las regiones volcánicas como Yellowstone en América del Norte, Hawaii o Europa, que al Gran Lago Salado. Esta hipótesis plantea un ambiente mucho menos propicio a la actividad biológica en Marte que la hipótesis del Dr. Steve Squyres de 2004 a poco de aterrizar el Opportunity.

Primer perfil de temperatura atmosférica

Durante una conferencia de prensa del 11 de marzo de 2004, los científicos de la misión presentaron el primer perfil de temperatura de la atmósfera marciana. Se obtuvo combinando datos tomados del Mini-TES del Opportunity con los datos del TES a bordo del orbiter Mars Global Surveyor. Esto era necesario porque el Opportunity sólo puede medir hasta los 6 km de altura, y la cámara de MGS no puede medir los datos más cercanos a la superficie. Los datos fueron tomados el 15 de febrero (Sol 22) y se distinguen dos juegos de datos: Como el orbiter está en movimiento, algunos datos fueron tomados mientras estaba acercándose al lugar donde estaba el Opportunity y otros cuando se estaba alejando. En el gráfico, Opportunity2estos juegos están marcados «entrante» (color negro) y «saliente» (color rojo). También, los puntos representan los datos del Mini-TES (= robot) y las líneas rectas son los datos del TES (= el orbiter)

El Cráter Endurance

Vista de Burns Cliff dentro del cráter Endurance.

El 20 de marzo de 2004 Bethany Ehlmann de la Universidad de Washington, anunció que el robot probablemente saldría del cráter Eagle en Meridiani Planum dentro de tres días. No ha salido hasta ahora porque dentro del cráter ha encontrado rocas y sedimentos de suficiente interés para los geólogos. Cuando salga avanzará (de 50 a 100 m diarios) mucho más rápidamente que el Spirit porque a diferencia del cráter Gusev, esta zona es muy llana y con pocas rocas.

El 22 de marzo de 2004 el robot Opportunity salió del cráter Eagle tras el fallido intento del día anterior. La superficie del cráter es arenosa y muy resbaladiza. El robot se dirige al cráter Endurance mucho mayor y que se encuentra a 250 m de distancia. El 30 de abril de 2004, Opportunity alcanzó el cráter Endurance, un cráter de 30 m de diámetro. Durante el mes de mayo el robot se movió alrededor del cráter para explorar todas sus áreas. Esto incluyó las observaciones con Mini-TES y la cámara panorámica. Además, se investigó estrechamente, ‘la Piedra del León’ y se encontró que era similar en composición a las capas encontradas en el cráter del Águila. El 4 de junio de 2004 los miembros de la misión anunciaron su intención de llevar al Opportunity dentro del cráter Endurance, aun cuando puede resultar imposible que vuelva a salir. El blanco de este paseo es una capa de la roca cerca de ‘Karatepe’ región en que se localizan capas similares a las del cráter del Águila. Un primer intento de entrar en el cráter se hizo el 8 de junio pero el Opportunity abortó la maniobra ese mismo día. Las capas de roca expuestas dentro del cráter pueden aportar información significativa sobre la historia de un entorno de agua en el pasado.Opportunity7

Se halló que el ángulo de la superficie estaba bien dentro del margen de seguridad (aproximadamente 18 grados), y empezó la incursión al ‘Karatepe’. Durante los soles 134 el [12 de junio), 135, y 137 que el robot penetró más y más profundamente en el cráter, ejecutando el paseo como estaba planeado. El cráter fue investigado desde junio a diciembre de 2004.

Estos comentarios, y una descripción más exhaustiva de la misión, se pueden encontrar en:

https://es.wikipedia.org/wiki/Opportunity

El robot alcanzó los 42,195 Km en 11 años y dos meses de recorrido, siendo la primera máquina creada por el hombre que logra tal distancia.

Luego de 11 años y dos meses, el robot Opportunity de la NASA se convirtió en la primera máquina creada por el hombre en lograr 42,195 Km de recorrido, la distancia equivalente a una maratón fuera de la Tierra.

Recordemos que el rover Opportunity aterrizó en Marte en enero de 2004, y el robot hermano mayor el Curiosity, que llegó al planeta ocho años más tarde, en agosto de 2012. Spirit, un tercer aparato de la NASA, también llegó al planeta en enero de 2014, pero ha estado inactivo desde 2010.Opportunity9

Curiosity

La Mars Science Laboratory (abreviada MSL), conocida como Curiosity,2 3 del inglés ‘curiosidad’, es una misión espacial que incluye un astromóvil de exploración marciana dirigida por la NASA. Programada en un principio para ser lanzada el 8 de octubre de 2009 y efectuar un descenso de precisión sobre la superficie del planeta en 2010 entre los meseCuriosity1s de julio y septiembre,4 5 fue finalmente lanzado el 26 de noviembre de 2011 a las 10:02 am EST, y aterrizó en Marte exitosamente en el cráter Gale el 6 de agosto de 2012, aproximadamente a las 05:31 UTC enviando sus primeras imágenes a la Tierra.6

Lugar de descenso del vehículo rover Curiosity (marcado en color amarillo) en el cráter Gale, sobre la superficie de Marte.

La misión7 se centra en situar soCuriosity2bre la superficie marciana un vehículo explorador (tipo rover). Este vehículo es tres veces más pesado y dos veces más grande que los vehículos utilizados en la misión Mars Exploration Rover, que aterrizaron en el año 2004. Este vehículo lleva instrumentos científicos más avanzados que los de las otras misiones anteriores dirigidas a Marte, algunos de ellos proporcionados por la comunidad internacional. El vehículo se lanzó mediante un cohete Atlas V 541. Una vez en el planeta, el rover tomó fotos para mostrar que aterrizó con éxito. En el transcurso de su misión tomará docenas de muestras de suelo y polvo rocoso marciano para su análisis. La duración prevista de la misión es de 1 año marciano (1,88 años terrestres). Con un radio de exploración mayor a los de los vehículos enviados anteriormente, investigará la capacidad pasada y presente de Marte para alojar vida.

ObjetivosCuriosity4

El MSL tiene cuatro objetivos: Determinar si existió vida alguna vez en Marte, caracterizar el clima de Marte, determinar su geología y prepararse para la exploración humana de Marte. Para contribuir a estos cuatro objetivos científicos y conocer el objetivo principal (establecer la habitabilidad de Marte) el MSL tiene ocho cometidos:

Evaluación de los procesos biológicos:

  • 1.º Determinar la naturaleza y clasificación de los componentes orgánicos del carbono.
  • 2.º Hacer un inventario de los principales componentes que permiten la vida: carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.
  • 3.º Identificar las características que representan los efectos de los procesos biológicos.

Objetivos geológicos y geoquímicos:Curiosity9

  • 4.º Investigar la composición química, isotópica y mineral de la superficie marciana.
  • 5.º Interpretar el proceso de formación y erosión de las rocas y del suelo.

Evaluación de los procesos planetarios:Curiosity5

  • 6.º Evaluar la escala de tiempo de los procesos de evolución atmosféricos.
  • 7.º Determinar el estado presente, los ciclos y distribución del agua y del dióxido de carbono.

Evaluación de la radiación en superficie:

Especificaciones

Se esperaba que el vehículo rover tuviera un peso de 899 kilogramos incluyendo 80 kilogramos en instrumentos y equipo de análisis científico, en comparación a los usados en la Mars Exploration Rover cuyo peso es de 185 kg, incluyendo 5 kg de equipo en instrumental científico. Con una longitud de 2,7 m la misión MSL será capaz de superar obstáculos de una altura de 75 cm y la velocidad máxima de desplazamiento sobre terreno está estimada en 90 metros/hora con navegación automática, sin embargo se espera que la velocidad promedio de desplazamiento sea de 30 metros/hora considerando variables como dificultad del terreno, deslizamiento y visibilidad. Las expectativas contemplan que el vehículo recorra un mínimo de 19 km durante dos años terrestres.

Fuente de energía

El Mars Science Laboratory utiliza un «Generador termoeléctrico de radioisótopos» (RTG) fabricado por Boeing; este generador consiste en una cápsula que contiene radioisótopos de plutonio-238 y el calor generado por éste es convertido en electricidad por medio de un termopar,8 produciendo así 2.5 kilovatios-hora por día.9 Aunque la misión está programada para durar aproximadamente dos años, el generador RTG tendrá una vida mínima de catorce años.

Carga útil de instrumentos propuesta

Actualmente se han elegido 12 instrumentos para el desarrollo de la misión:

Instrumentación para el ingreso, descenso y aterrizaje (MEDLI)

El objetivo del módulo MEDLI es medir la densidad de la atmósfera exterior, así como la temperatura y función del escudo térmico de la sonda durante su ingreso a la atmósfera marciana. Los datos obtenidos serán utilizados para entender y describir mejor la atmósfera marciana y ajustar los márgenes de diseño y procedimientos de entrada requeridos para las sondas futuras.

Espectacular imagCuriosity8en muestra el camino recorrido por el rover Curiosity.

Sistema de aterrizaje

Se utilizó una técniCuriosity3ca de guiado atmosférico, que es la misma que utilizó el Apolo 11 en su visita a la Luna. La nave entró por guiado balístico al planeta. Luego, con retrocohetes, se cambió el ángulo de trayectoria se modificó la entrada atmosférica. Se produjo entonces una fuerza de sustentación para el guiado final del vehículo que permitió controlar la dirección de la nave y así achicar la zona de descenso. Es entonces que se pasó a la etapa del paracaídas.20

La última etapa de descenso comenzó a los 1800 metros, a una velocidad de 300 kilómetros por hora. Se encendieron los retrocohetes de la estructura del robot después de que el sistema de navegación detectase que éste se separó del paracaídas. No se optó la técnica de las bolsas de aire utilizadas en 2004 con Spirit y Opportunity pues hubiera rebotado unos dos kilómetros, muy lejos del lugar ideal que se había planificado aterrizar. Se pensó en aterrizar con patas, como hicieron los astronautas en la Luna, pero se hubiese quedado a un metro de altura, lo que hubiese hecho difícil bajar de allí. Por otra parte las rampas metálicas o de aire no hubiesen tenido lugar dentro de la nave espacial. Además las patas pueden apoyarse sobre rocas o depresiones profundas y puede ser difícil salir luego de allí.20

Se buscó entonces la alternativa innovadora del descenso con paracaídas y una grúa con retrocohetes. Este sistema de descenso es llamado Skycrane. A los 23 metros de altura la grúa descendió el vehículo con cables lo que permitió aterrizar en terrenos accidentados, con las ruedas ya en el terreno listo para moverse.20

Autorretrato de octubre de 2012 hecho por el Curiosity en Marte de sí mismo. La imagen es una serie de 55 fotografías de alta resolución posteriormente unidas

Curiosity6Algunas (de entre varias) formaciones rocosas “curiosas”, fotografiadas por el vehículo.

Curiosity7