Este Mundo, a veces insólito
Entradas recientes
Suscribete
Calendario
abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Aficiones-Temas

En estas páginas se muestran, aquellas aficiones y curiosidades (que a lo largo de mi vida) he encontrado interesantes. Ahora que tengo tiempo las quiero compartir.
Evidentemente habrá errores y omisiones, involuntarias, que espero corregir y actualizar con vuestra ayuda, por lo que será bienvenido cualquier comentario al efecto.
En ningún caso se ha pretendido ser exhaustivo.
Toda la información se ha sacado de libros, revistas y de la red, y principalmente se han utilizado los datos al efecto de Wikipedia.
Gracias por vuestra atención.

Nittaewo

Nittaewo

Clasificación: Homínido Tamaño: 3 a 5 pies de altura Peso: Desconocido Dieta: vida vegetal local, mamíferos pequeños, peces y tortugas Ubicación: Sri Lanka Movimiento: caminata bípeda Medio ambiente: las casi inaccesibles montañas de Leanama.

Se decía que Nittaewo, (a veces deletreado sin a como Nittewo, o como Nittevo y menos comúnmente como Nittwo o Nitwo) era una pequeña tribu de homínidos tipo Bigfoot pequeño o mediano o de tipo Yeti, como el homínido Cryptid nativo de Sri Lanka.

Las leyendas de la tribu Veddha, que todavía cultivan en Sri Lanka, dicen que son responsables de aniquilar el Nittaewo en algún momento a fines del siglo XVIII. De acuerdo con la tradición Veddha registrada por Frederick Lewis en 1914, los Nittaewo tenían aproximadamente un metro de alto, siendo las hembras más cortas que los machos. Caminaban erguidos, no tenían colas y estaban completamente desnudos. Sus brazos eran cortos, con uñas como garras. Vivían en árboles, cuevas y grietas y atrapaban y comían pequeños animales como liebres, ardillas y tortugas. Vivían en grupos de 10 o 20 y su discurso era como el canto de los pájaros. Lucharon constantemente con el Veddha; Cuando comenzaron a tomar niños Veddha, el Veddha atrapó al Nittaewo en una cueva y bloqueó su entrada con un fuego de leña, matándolos a todos. Esta cuenta fue registrada en 1887 por el explorador británico Hugh Nevill.

Durante el primer siglo DC, Plinio el Viejo mencionó la existencia de un “hombre bestia” en Ceilán. Pero el misterio que rodeaba su identidad pareció resolverse en el año 400 DC, cuando un obispo Palladius describió una raza de personas primitivas que se encuentran en la isla.

La noticia de la existencia de hombres bestia en Ceilán fue revivida por el viajero marroquí IbnBatuta en el siglo XIV, cuando confundió a los monos de la hoja de cara morada con el tan discutido Nittaewo.

Información más creíble sobre Nittaewo descubierta en 1886, cuando un funcionario británico llamado Hugh Nevill informó en su diario, el taprobanio, que había reunido información sobre una extraña raza llamada Nittaewo, que según él, habitaba las montañas entonces inaccesibles del sureste Sri Lanka.

Se informó que los Nittaewo se asemejaban a los orangutanes o gorilas y eran escaladores expertos de casi un metro de altura. Tenían la capacidad de caminar en posición vertical y estaban cubiertos de pelo rojizo con garras de gran longitud y fuerza.

Nevill también se enteró de que los Nittaewo solían descender de las rocas en pandillas para robar carne que los cazadores Veddah habían esparcido al sol para que se secara, quienes temían las temibles garras de Nittaewo. Finalmente, se encontró con un cazador que conocía a un viejo Veddahombre Koraliya, que había dicho que los Nittaewo vivían en pequeños grupos sociales, durmiendo en cuevas o en plataformas de ramas en los árboles.

También relató el final de la tribu Nittaewo en manos de los Veddas, donde, conducidos a la desesperación por la crueldad de estos “hombres pequeños”, el grupo restante fue acorralado por los Vedda y llevado a una cueva. Entonces los Veddas tenían también Nevill se enteró de que los Nittaewo solían descender de las rocas en pandillas para robar que los cazadores Veddah había sido esparcido al sol para que se secara, que temían las temibles garras de Nittaewo. Finalmente, se encontró con un cazador que conocía a un viejo Veddahombre Koraliya, que había dicho que los Nittaewo vivían en pequeños grupos sociales, durmiendo en cuevas o en plataformas de ramas en los árboles, colocó leña delante de la entrada y prendió fuego, creando una hoguera que ardió durante tres días y sofocó al atrapado Nittaewo.

El primatólogo británico W.C. Osman Hill condujo una expedición a la región en 1945 y encontró una creencia generalizada en que los Nittaewo seguían vivos en la isla. Concluyó que el Pithecanthropus erectus de Java, también conocido como el Hombre de Java, que desde entonces ha sido rebautizado Homo erectus, coincidía con las tradiciones y descripciones del Nittaewo.

El Capitán A.T.Rambukwella teorizó que el Nittaewo podría haber sido una especie de Australopithecus, descrito como monos pequeños, humanos, no humanos, que permanecían erguidos y tenían un paso bípedo. Dirigió una expedición al área de Mahalenama en busca del Nittaewo en mayo de 1963. Durante la excavación de una cueva en Kudimbegala, descubrieron, a una profundidad de diez pulgadas (25 cm), las vértebras de un lagarto monitor y una pieza de un el caparazón de una tortuga estrella decía ser parte de la dieta del Nittaewo. [1]

El Dr. Salvador Martínez, antropólogo español, afirmó haber visto un Nittaewo en Sri Lanka en 1984, aunque no informó el incidente durante muchos años. Según él, el Nittaewo tenía una apariencia humana; su cuerpo apareció cubierto con una capa de cabello largo, con signos de costras en algunas áreas. Martínez recuerda que el Nittaewo comenzó a emitir sonidos ininteligibles antes de huir hacia la espesura del bosque. Sin embargo, la gente ha dicho que estaba equivocado y que simplemente era miembro de una tribu nómada local.

En octubre de 2004, el descubrimiento de los fósiles de una nueva especie propuesta del género Homo, en la isla Indonesia de Flores, dio un nuevo peso a la posibilidad de que pequeñas especies humanas o de simios vivieran entre nosotros en los últimos tiempos.

No hay evidencia física hasta la fecha que respalde la existencia de estos pequeños homínidos en la isla de Sri Lanka. Algunas exploraciones en cuevas ubicadas en Sri Lanka han menospreciado algunas evidencias de habitantes humanos, pero no hay evidencia que sugiera que en estos habitantes el pelo pequeño cubriera a los homínidos. El descubrimiento de Homo floresiensis en 2004 da una prueba sólida de que un humano como ser del tamaño del Nittaewo existió de hecho al mismo tiempo, aunque no en la isla de Sri Lanka.

No se han documentado avistamientos de Nittaewo en tiempos relativamente reñidos, las leyendas de Vaddhas son los únicos avistamientos documentados de esta criatura que tenemos.

Caballo rojo de Tysoe

Red Horse, Tysoe

Tysoe Horse Esta figura ahora está totalmente destruida, habiendo sido borrada por el recinto de los comunes en 1798. Su forma ha sido elaborada recientemente (usando fotografía aérea) por Graham Miller y Kenneth Carrdus (ilustración).

Tysoe era el mayor santuario de Tiw en Inglaterra. Tiw, el dios de la victoria, que perdió la mano en la atadura del lobo de Fenris, estaba destinado en Ragnarok, el último día, a luchar con Garm, el sabueso de Hel. El ‘caballo rojo’, llamado así porque el suelo subyacente era rojo, no blanco, se asemeja más a un sabueso que a un caballo. Cerca del Sun Rising Inn, el Caballo Rojo tenía 250 pies de largo y 200 pies de alto. Fue fregado anualmente, en cada Domingo de Ramos, hasta que el recinto lo destruyó. En 1798, un segundo caballo más pequeño fue cortado por el propietario del Sun Rising Inn, ya que el scoyring y la feria fueron un evento rentable. Esto, sin embargo, fue destruido alrededor de 1920 por un terrateniente, el Sr. Savory, a quien no le gustaban los visitantes.

Tradición de limpiar

La tradición de la limpieza de las colinas está bien documentada a lo largo de los siglos, y se llevó a cabo anualmente para el Caballo Rojo de Tysoe y cada 7 años para el Caballo Blanco de Uffington hasta fines del siglo XVIII. El acto generalmente se asociaba con festividades, o en el caso del Gigante de Cerne una danza de mayo. Estos fueron actos religiosos como el festival de Uffington en el solsticio de verano y el festival de Cerne en el día de mayo, el Caballo Rojo en el Domingo de Ramos, pero en la historia posterior las razones se perdieron a pesar de que las festividades aún tenían lugar. Y el festival de Uffington aún continúa hasta nuestros días.

El Valle del Caballo Rojo es un área rural en el sur de Warwickshire, Inglaterra, debajo de la escarpa de Edgehill en la parroquia de Tysoe. Toma su nombre de la figura de la colina de un caballo una vez cortado en la arcilla roja. La figura, a veces conocida como el Caballo Rojo de Tysoe, se registró por primera vez en 1607, y en su forma más antigua tenía casi 100 yardas de largo. [1] Se han sugerido varias fechas para su creación, desde el período anglosajón hasta el siglo XV.

Se repitió varias veces durante los dos siglos siguientes en formas y lugares muy diferentes, lo que da un total de al menos cinco figuras diferentes de caballos en el Valle. El último caballo rojo finalmente se cubrió alrededor de 1910 o 1914.

Historia del Caballo Rojo

Aunque el cartógrafo John Speed ​​se refiere a Red Horse Vale en 1606, [2] la primera mención clara del caballo rojo de Tysoe ocurre en la edición de 1607 de Britannia de William Camden. [3] Camden escribió:

“una gran parte del mismo Valle es entonces llamado el Valle del Caballo Rojo, con la forma de un caballo recortado en una colina roja por la gente del campo, dura por Pillerton”.

Una segunda mención de Red Horse fue hecha en 1612 por el poeta de Warwickshire Michael Drayton, [1] mientras que otro relato más explícito fue dado por el anticuario William Dugdale, quien recibió la tarea de registrar características de interés en todo el país en caso de que los parlamentarios debería tratar de destruirlos. En sus Antigüedades de Warwickshire Illustrated (1656), escribió:

“Dentro del recinto del Mannour of Tishoe que ahora pertenece al conde de Northampton […] se corta en el costado de Edgehill la proporción de un caballo en una forma muy grande, que en razón del color rojizo de la tierra se llama el Caballo Rojo, y le da denominación a ese país fructífero y agradable, comúnmente llamado el Valle del Caballo Rojo: las trincheras de las cuales se tritura la forma de dicho Caballo, siendo fregado anualmente por un Francotirador en este señorío, que tiene ciertas tierras allí por ese servicio “.

Cada vez que se cortó por primera vez, parece que este primer caballo (llamado el “Gran Caballo” por sus investigadores posteriores Carrdus y Miller) no sobrevivió mucho después de la década de 1650. [4] Los estudios de suelo posteriores indicaron claramente un segundo caballo más pequeño (el “Potro”) superpuesto y adyacente al “Gran Caballo”, posiblemente identificable con una figura vista por Celia Fiennes unos treinta años después de Dugdale: “un caballo rojo cortado en algunos de los colinas alrededor de [el Valle], y la Tierra se ve roja, el caballo se parece al del valle del caballo blanco”. [5] [6]

Los caballos siguientes

Una tercera figura, sustancialmente más pequeña, orientada en la dirección opuesta (sur) a los caballos anteriores, existía en el siglo XVIII, cuando los anticuarios locales discutían mucho sobre la figura. El reverendo Francis Wise propuso una teoría, basada en la tradición local, que el caballo había sido revisado anualmente el Domingo de Ramos para conmemorar a Richard Neville, participación del 16º Conde de Warwick en la Batalla de Towton, [7] mientras el reverendo William Asplin ridiculizaba a Wise por sus teorías sobre esta (y otras) figuras de la colina. [8] Esta encarnación del caballo fue confirmada en los mapas contemporáneos y en 1772, medida exactamente por Richard Gough, quien la describió (en una referencia de 1806) como “grupa en el pecho, 34 pies; hombro a oreja”, debajo de la mandíbula hasta la parte inferior del pecho, 10 pies; shouder to ground, 16 pies o 57 manos; longitud de la pata delantera, 12 pies; longitud de la pata delantera, 9 pies; patas traseras, 10 pies; vientre, 19.5 pies; vaina, 8 pies; cola (más como la de un león), 18 pies; ancho de cada pata 1 pie; diámetro del ojo, 1 pie y 2 pulgadas de largo “. [9] Se reconoció en ese momento que era mucho más pequeño que el caballo” colosal “anterior. [10]

El tercer caballo rojo finalmente fue destruido cuando un señor Nicholls, el propietario de la posada cercana Sunrising House, lo había arado alrededor de la época de los recintos. Sin embargo, Nicholls descubrió que el final de la feria anual o estela asociada con el ‘fregado’ del Caballo Rojo afectó sus tomas, y posteriormente arregló un cuarto caballo, incluso más pequeño, para ser cortado cerca de Sunrising Covert alrededor del comienzo del siglo XIX. siglo. [11]

Caballo de Nicholls, que se consideraba que no tenía ningún interés anticuario, se había desvanecido en 1910. Un posible quinto caballo rojo se cortó en Spring Hill, a cierta distancia del sitio original, después del corte del cuarto, pero esta versión final había desaparecido en algún momento poco después de 1914, aunque algunos residentes ancianos entrevistados en la década de 1960 afirmaron haberlo visto. [4]

Evidencias arqueológicas

La evidencia de los caballos anteriores fue descubierta en la década de 1960 por los historiadores locales K. A. Carrdus y G. W. Miller usando una combinación de fotografías aéreas y de otro tipo, investigación histórica, trabajo de campo y estudios de resistividad del suelo; algunos de sus hallazgos fueron publicados como El caballo rojo de Tysoe en 1965. [2] En particular, localizaron el sitio del primer y más grande Caballo Rojo (junto con el segundo y el tercero) en una ladera llamada “Los ahorcamientos” – denominado “Colina del Caballo Rojo” en un mapa de recinto – usando fotografías aéreas para confirmar el figura original de haber sido un caballo galopante de alrededor de 285 pies (87 m) de largo y 95 pies (29 m) de alto. [12] Nuevas excavaciones en 1968 confirmaron el contorno de la figura y la presencia de un relleno de arcilla roja. [9]

El sitio de Red Horse se plantó con árboles a fines de la década de 1960.

Más información en: http://www.hows.org.uk/personal/hillfigs/lost/tysoe.htm

Hantu

Hantu

El Bigfoot de Malasia

La historia del “Bigfoot” en el Parque Nacional Endau-Rompin, Malasia, se está volviendo más compleja. Parece que ha llegado el momento de resolver los informes de los medios de que los lugareños están viendo tres tipos de homínidos peludos.

Según el servicio noticioso Bernama, el 20 de febrero de 2006, surgieron versiones de que los lugareños, los Orang Asli, que viven a lo largo de la frontera Johor-Pahang, afirmaron haber visto una variedad de “Bigfoot” de diferentes tamaños en la zona.

Ilustración: Typical True Giant, dibujo de Harry Trumbore, de la nueva edición de Anomalist Books de The Field Guide to Bigfoot y Other Mystery Primates, de Loren Coleman y Patrick Huyghe. © 2006

Organizando lo que se dice, según los tres tamaños, esto es lo que veo que ocurre:

1) Hantu Siaran Gigi o Hantu Hutan

Cuatro metros (12 pies) de altura, criaturas peludas parecidas a un hombre. Según los informes, Hantu Hutan pesca peces y los Orang Asli no los asustan fácilmente. Estos en el pasado han sido notados con nombres como “Orang Dalam”. También “Hantu Jarang Gigi” es otro que ha sido traducido como “fantasma de dientes sueltos”.

2) Hantu Semawa

De tamaño humano, probablemente no más de dos metros (6 pies de alto). “Mawas” también ha sido un término para los homínidos peludos desconocidos del tamaño de un hombre visto en Malasia. Por supuesto, como se mencionó anteriormente en Cryptomundo, “Mawas” significa, literalmente en la cercana Indonesia, el orangután, (Pongo pygmaeus), conocido por su distribución en la naturaleza en Sumatra (Pongo pygmaeus abelii) y Borneo (Pongo pygmaeus pygmaeus) pero no Malasia. ¿Los Hantu Semawa o Mawas son vistos en el bosque de Malasia como meros grupos de sobrevivientes de orangutanes en el continente?

3) Hantu Bojok

Una criatura mucho más pequeña (un metro, tres pies de altura?). Un aldeano dijo: “Hantu Bojok es pequeño. Lo hemos visto muchas veces. Parece un enano. Una vez lo vimos atrapando peces y cuando nos vio, escapó”. ¿Son estos proto-pigmeos, como el “Ebu Gogo” de Flores, Indonesia?

La noticia de Bermanu señaló:

Tok Batin (jefe tribal) Sati Pak Burut, de 48 años, dijo que sus hombres le habían contado en varias ocasiones sobre su encuentro con esas criaturas en el bosque de Johor. “Mis hombres suelen ir al bosque por hasta dos o tres semanas. Cuando regresen, contarán muchas historias como ver hantu hutan , hantu bojok y hantu semawa “, dijo.

Claramente, las criaturas más grandes suenan como el “Gigante verdadero” de cuatro dedos, el Orang Dalam de Malasia. Pero luego, como se detalla en The Field Guide to Bigfoot and Other Mystery Primates, los diferentes tipos son parte de lo que también puede suceder y confunden la imagen de los bosques lluviosos.

Acerca de Loren Coleman

Loren Coleman es uno de los principales criptozoólogos del mundo, algunos dicen que es el “líder” criptozoólogo vivo. Ciertamente, es reconocido como el investigador y escritor estadounidense actual que ha popularizado la criptozoología a finales del siglo XX y principios del XXI. Comenzando su trabajo de campo e investigaciones en 1960, después de viajar y hacer trekking extensamente en busca de misterios criptozoológicos, Coleman comenzó a escribir para compartir sus experiencias en 1969. Miembro honorario de la Sociedad para la Investigación de lo Inexplicable de Ivan T. Sanderson en la década de 1970, Coleman ha recibido membresías honorarias similares del North Idaho College Cryptozoology Club en 1983, y en los años posteriores, el British Columbia Scientific Cryptozoology Club, CryptoSafari International y otras organizaciones internacionales. También fue miembro de la Vida y Benefactor de la Sociedad Internacional de Criptozoología (ahora difunto). El blog diario de Loren Coleman, como miembro del Equipo Cryptomundo, sirvió como una vía continua de comunicación para el creciente cuerpo de noticias de criptozoo de 2005 a 2013. Regresó como colaborador poco frecuente a partir de la semana de Halloween de 2015. Coleman es el fundador en 2003, y actual director del International Cryptozoology Museum en Portland, Maine.

Nonell de la neu

Nonell de la neu

El Nonell de la nieve es un ser de la mitología pirenaica emparentado con el Baxajaunak vasco y similar al Yeti o abominable hombre de las nieves. Se trataría de un personaje de dimensiones gigantescas y peludo que viviría en las montañas de los Pirineos. [1] Es considerado como pacífico y que cuando se acerca a los rebaños sus cencerros suenan y pueden dormir tranquilas porque saben que el Nonell las protege. [2]

En la mitología catalana, en Nonell era un muchacho de gran belleza, con barba poblada y largos cabellos rubios. Su voz enamoraba y era tan apuesto que no se le resistía ninguna chica.

Durante su juventud dio su palabra de boda hasta siete veces a diferentes doncellas, pero de todas ellas siempre se olvida. Debido a esto, las chicas morían de tristeza una tras otro sin que en Nonell ni siquiera lo supiera.

Pero un día se encontró en el bosque con una joven bellísima de pelo oscuro con la piel tan blanca como la nieve que extrañamente no se enamoró de él a primera vista. En Nonell le propuso matrimonio esta vez totalmente convencido de que había encontrado su verdadero amor. La chica pero le dijo que si quería casarse con ella, debería ser capaz de ganar en una carrera de velocidad teniendo en cuenta que ella la haría montando a caballo.

En Nonell lo aceptó confiando en su victoria, pero cuando hacía un buen rato que le perseguía sobre la nieve blanda caída horas antes, empezó a jadear de cansancio intentando recuperar el aliento. Entonces la moza con una dulce voz le cantó:

En matares una, en matares dues,

en matares tres, en matares quatre,

en matares cinc, en matares sis,

en matares set però l’octava no mataràs,

que per ella moriràs“.

Nonell, al escuchar esto y viendo que finalmente moriría ahogado por causa de la carrera, enloqueció y en un intento desesperado por sobrevivir y al mismo tiempo no perder, se maldijo a sí mismo. Al hacerlo, se transformó en un gran perro para poder correr más y perseguir la chica.

No se sabe si finalmente consiguió ganar a la chica, tampoco si se volvieron a encontrar, pero desde entonces que en Nonell está maldito. Parece que ha superado con creces la vida normal de cualquier hombre y no se sabe si finalmente morirá de viejo o por el contrario permanecerá maldito para siempre.

Lo que sí es cierto es que siempre viaja por las montañas bajo la forma de un gran perro lanudo del tamaño de un caballo. Su pelaje es liso y largo y tan blanco y brillante como la misma nieve. Cuando yace sobre la nieve es muy difícil verlo, ya que todo él se confunde. Sólo es posible distinguir el Mosela y los ojos que son de un negro oscuro que contrasta con el entorno blanco. Siempre aparece poco después de la primera nevada que se da en un lugar montañoso, porque en realidad es él mismo el que lleva la nieve de un lugar a otro.

Iouardanan white horse

Iouardanan white horse

Er Rif, Morocco

Parece que una vez hubo un caballo blanco en Marruecos. Morris Marples, en su libro de 1949 White Horses y otras figuras de Hill, mencionó “un caballo blanco de origen desconocido en una montaña en el país Riff de África del Norte”. No dio más detalles. Tengo información de que la montaña está en un lugar llamado Iouardanan, en Er Rif, o en las montañas Riff, en Marruecos. Hay una leyenda local que la figura era una representación de un caballo que pertenece al profeta Sidi Ali. Me gustaría dar las gracias a Mohammed el Mathari, quien me brindó esta información.

Se transcribe de:

De: https://wiltshirewhitehorses.org.uk/index.html

Gin-Sung

Gin-Sung

China

También conocido como Tokand Bear-Men, Rén-Xióng, Kung-Lu u hombre oso. Supuestamente, un tipo de homínido asiático, gigante y peludo, que habitaría en el centro de China. Se dice que tiene una cabeza plana, largos brazos poderosos y enormes manos y pies muy humanos que dejan huellas como los de un hombre gigante, pero con dos almohadillas subdigitales en el primer dedo, al igual que el Sasquatch.

Esta es la bestia que Bernard Heuvelmans (famoso criptozoólogo) sugirió que podría ser un descendiente, relacionado o incluso un Gigantopithecus el primate más grande que alguna vez caminó sobre la Tierra que se extinguió hace 500.000 años.

Su altura es de más de 8 pies cuando está de pie y está cubierta con cabello negro, gris o marrón. Su cara parece humana. Tiene una boca plana, uñas planas y una cola corta, si la hay. Camina a cuatro patas con andar rodando.

Nuk-luk

Nuk-luk

El Nuk-luk (“nook-luck”, “Hombre de Bush”) es un homínido criptozoológico informado en la Reserva del Parque Nacional Nahanni cerca de Nahanni Butte, Territorios del Noroeste, Canadá, entre abril y junio de 1964, por John Baptist, varios hombres y un niño llamado Jerry. Varios Dene de Fort Liard que estaban atrapando en un río supuestamente se encontraron con la criatura en abril de 1964. Parecía de aspecto fuerte, y parecía tener una barba larga y oscura, no vestía y medía 5 pies (1,5 m) de altura.

En junio de 1964, cerca de Fort Simpson alrededor de las 9 pm, un niño llamado Jerry reportó una criatura similar. Tenía cabello negro en la cabeza, la parte superior del cuerpo y las piernas, y una cabeza negra, ligeramente puntiaguda en la parte posterior. También tenía una larga barba marrón que le llegaba a la cintura y llevaba botas hasta los tobillos, un taparrabos de piel de mousse y un palo de piedra en la mano. Estas criaturas han sido reportadas durante cientos de años y se dice que tienen huellas de botas y silbidos. Han sido reportados desde los Territorios del Noroeste a Yukon a la Península de Kenai en Alaska.

También se le conoce como nakani (“Indio malo”).

A continuación se transcriben párrafos del escrito del Dr. Abner Mality, sobre el tema:

“Es un lugar elegante con el que sueñan los veteranos. … Algunos dijeron que el “valle estaba lleno de oro y algunos dijeron que estaba caliente como el infierno debido a las aguas termales. … También tenía un nombre malvado, porque al menos una docena de personas entraron y nunca salieron ‘… Los indios decían que era el hogar de los demonios’.

La cita anterior es cortesía del famoso autor John Buchan, quien escribió el clásico de misterio “Los 39 pasos”. Resume muy bien el enigma del lugar que visitaremos hoy. La zona es conocida en los mapas como el Valle de Nahanni… pero en la leyenda, tiene el nombre mucho más ominoso de “Valle sin Cabeza”. No adquirió ese nombre por casualidad.

—————————

El valle de Nahanni es impresionante. Es una garganta tallada por el río Nahanni salvaje y contiene muchas maravillas, como enormes géiseres, manantiales de azufre y una inmensa cascada que es dos veces el tamaño de las Cataratas del Niágara. Tal vez fue la gran cantidad de géiseres y “puntos calientes” en el Valle lo que dio lugar a historias de que ocultaba un “mundo perdido” de criaturas prehistóricas que permanecían perpetuamente cálidas y libres de nieve. Tales historias han circulado desde los días de los primeros exploradores. En este punto, parece justo decir que el Nahanni no es un “mundo perdido” real lleno de mamuts lanudos, tigres de dientes de sable y bosques tropicales. Las imágenes Satelitte habrían recogido estas características por ahora.


Pero el Valle puede ser el hogar de especies “olvidadas”… incluidos los humanoides primitivos. Esos mismos “hombres bestia” podrían ser responsables de darle al Valle sin Cabeza su apodo horrible. Son conocidos como Nuk-luk y hablaremos de ellos más en un momento. Pero primero, veamos algunos de los antecedentes históricos de los Nahanni.

Los nativos aborígenes tienen muchas historias y leyendas del Valle. Siempre han evitado viajar allí incluso cuando hubiera sido ventajoso hacerlo. Temían a las criaturas espirituales conocidas como los Waheela (más sobre ellos más tarde también) y la consideraban la morada de los dioses malvados. Una tribu de indios especialmente temida conocida como el Naha frecuentaba el área alrededor del Nahanni. Eran notorios por las incursiones de esclavos viciosas en tribus cercanas como el Dene y el Dogrib. Sin embargo, en algún momento a principios del siglo XIX, antes de que un puñado de exploradores blancos siquiera supieran de Headless Valley, toda la tribu de Naha simplemente desapareció. Excepto por unos pocos artefactos y las tradiciones orales de otras tribus, no había nada que demostrara que el Naha existió alguna vez. La desaparición de esta banda feroz de nativos sigue siendo uno de los misterios históricos más perdurables del noroeste de Canadá.

—————————————

Y ahora llegamos a la verdadera historia detrás del nombre de “Valle sin cabeza”.

En 1908, cuando el resto del Ártico occidental cedía a regañadientes a la civilización, el valle de Nahanni seguía prácticamente intacto. Pero las continuas historias de oro dieron a dos hermanos con el nombre de Willie y Frank McLeod suficiente coraje para aventurarse en el corazón del valle. Las otras leyendas, de “bestias espirituales” y “hombres del diablo”, eligieron ignorar. Los hermanos cargaron todos sus suministros en canoas y remaron al valle. Nunca más se los vio vivos.

Los cuerpos de los hermanos McLeod finalmente fueron encontrados. Pero sus cabezas nunca fueron. Los hombres habían sido brutalmente decapitados con lo que parecía ser un golpe fuerte y único. Otros buscadores de oro habían desaparecido en el valle durante los últimos 50 años, nunca se han encontrado. Los McLeods tampoco serían los últimos en enfrentar este destino.

Martin Jorgenson, un buscador de oro de Suiza, fue encontrado sin cabeza en 1917. En ese momento, los Nahanni habían adquirido su sombrío apodo de “Valle Sin Cabeza”. Extrañas muertes y desapariciones continuaron ocurriendo. En 1945, otro minero de Ontario fue encontrado en su bolsa de dormir… le faltaba la cabeza. Ninguna de las cabezas perdidas en estos asesinatos fue recuperada alguna vez. No todos los que se aventuraron en el Valle se encontraron con este destino espantoso, pero la cantidad de víctimas fue desproporcionada. Hubo otras muertes misteriosas que no involucraron la decapitación. En un caso notable, el cuerpo de un prospector fue encontrado sentado en su campamento, congelado sólido.

Se buscaron explicaciones, pero…

La tribu Dene y otros nativos del área tenían su propia idea de lo que mató a los hombres. Sabían que era el “nuk luk” que mantenía a los intrusos fuera de su hogar de la única manera que sabían cómo hacerlo, la única forma en que siempre lo habían hecho… con violencia asesina. “Nuk luk” es una palabra que se traduce como “hombre de los arbustos”. Los inuit, los dogrib, los dene y todas las tribus árticas sabían del nuk luk y les tenían miedo. En un momento, vagaron por todo el círculo polar ártico, pero ahora se creía que se habían retirado a la seguridad remota del valle de Nahanni.

————————————————–

Las descripciones del nuk luk se parecen mucho a las que se dan para las almas, los hombres salvajes de las tierras salvajes rusas y mongólicas. La diferencia notable es que los nuk luk tienen una reputación muy siniestra, mientras que los almas… y los homínidos peludos en general… generalmente se describen como no amenazantes. —————-

No ha habido avistamientos de nuk luk en tiempos muy recientes. Tal vez, al igual que su primo asiático, el alma, estos primitivos están al borde de la extinción, si no al borde del abismo. A pesar de su reputación sangrienta, eso sería triste. Pero incluso si los nuk luk no son más, no son la única criatura extraña que acecha el Valle Sin Cabeza.

También ha habido avistamientos e historias de una misteriosa criatura similar a un lobo conocida como waheela en el valle de Nahanni. Al igual que con el nuk luk, los nativos de la zona han tenido leyendas del waheela durante siglos. Se dice que son espíritus malignos que protegen la tierra de los intrusos humanos.

—————————–

Sanderson creía que los waheelas eran miembros supervivientes de un tipo de carnívoro grande llamado anficonide. ————–

¿Qué pasa si el Nahanni Valley es una especie de “mundo perdido”… un refugio para los sobrevivientes de un tiempo anterior? El nuk luk y el waheela ambos podrían haber encontrado un refugio allí. Y tal vez si ya no están allí, es posible que ambos hayan sobrevivido mucho más de lo que la ciencia convencional nos haría creer. El área aún permanece tan remota que aún puede persistir… o puede haber otros “sobrevivientes”.

————————————-

Según las estimaciones, se sabe que 44 personas desaparecieron o murieron en circunstancias misteriosas en el valle de Nahanni. Sería una persona tonta, en verdad, que no lo tuvo en cuenta cuando visitó allí. No querrás perder la cabeza… ¡literalmente!

Caballo de Marsden Arsden

Marsden Arsden White Horse

South Tyneside

Un pequeño caballo de 3m por 2m pintado en un pequeño acantilado con vistas a South Shields, está cerca del pub White Horse. Ahora está cubierto de graffiti como es el panel de interpretación en Valley Way, donde puedes aparcar.

El Caballo Blanco está pintado en una roca en la reserva natural de Marsden Old Quarry, en Lizard Lane, Marsden, South Shields, en Cleadon Hills, es uno de los cuatro caballos blancos en Gran Bretaña que se enfrentan a la derecha.. Parece remontarse al menos a 1887, aunque sus orígenes son confusos, por decir lo menos, y ha generado una serie de historias de probabilidades diferentes.

1 – Un cazador fue separado de sus compañeros, y finalmente fue encontrado muerto, junto con su caballo blanco, al pie de un acantilado. El Caballo Blanco fue pintado para conmemorar este evento.

2 – Nestre, la hija de un noble sajón llamado Thalphere. que se enamoró de un danés llamado Rolf Hardre, a quien solía encontrar en la cercana playa de Marsden. Rolf era dueño de un caballo blanco, que un día se alejó durante su cita, alertando a Thalphere, quien llegó con las manos llenas. Tanto Nestre como Rolf murieron en la refriega que siguió. El caballo blanco más tarde fue encontrado muerto al pie de un acantilado, y el Caballo Blanco fue pintado para conmemorar este evento.

3 – Lady Williamson, esposa de Sir Hedworth Williamson, frecuentaba la playa, sí, su caballo blanco. Un día ella desapareció y nunca más fue vista (presumiblemente el caballo también desapareció). Esta historia dice que el establo de Williamson, Wareham por nombre, pintó el caballo blanco para conmemorar este evento.

4 – Un terrateniente con el nombre de Ness lo pintó por capricho, para honrar su patrimonio.

5 – Un coronel del ejército retirado de la era napoleónica ya no podía montar su cargador de batalla blanco, pero lo mantuvo en un campo a la vista de su casa. Un día fue robado. El hombre encargado de cuidarlo solucionó esto pintando el Caballo Blanco, que engañó al coronel, que creyó que era su caballo (extrañamente inmóvil).

6 – Un granjero, un tal William Johnson, trató de impresionar a su amo rompiendo un caballo salvaje. Las cosas salieron mal, el caballo pasó por un acantilado y murió, y el Caballo Blanco fue pintado para conmemorar este evento.

Debe señalarse que el Caballo no es muy grande (alrededor del tamaño real) ni su posición es particularmente visible desde el país circundante.

Las figuras de tiza caballo blanco colina se encuentran casi exclusivamente en el sur de Inglaterra, sin embargo, está el caballo blanco Kilburn en Yorkshire, que fue cortado en 1857 por orden de Thomas Taylor, el trabajo realizado por 30 hombres supervisados ​​por el pueblo maestro. Se dice que Taylor había visto el caballo blanco de Uffington y pensó “¡Quiero uno de esos!”

No es inconcebible que alguien local haya visto historias de periódicos sobre el caballo de Kilburn, o incluso haya visto la figura misma, y ​​pensó “¡Yo también quiero uno de esos!” Lo cual, de ser correcto, haría la opción 4, el propietario con el capricho, el más probable.

1887 parece ser la fecha más antigua documentada adjunta al Caballo Blanco, pero no es imposible que se pintara por primera vez más cerca de 1857, a raíz de la corte de la figura de Kilburn.

El Caballo se vuelve a pintar de vez en cuando, aparentemente también por capricho, por alguien que decide que ya es hora de hacerlo, y ocasionalmente cambia de forma un poco. Las fotos de esta página se tomaron en 2013, pero el ejemplo de aspecto activo anterior data de la década de 1990.

Bueno, hasta 2014 – cuando el consejo de South Tyneside decidió modernizar el caballo, pero sin decirle a nadie – alegando que no lo divulgaron para combatir el vandalismo potencial.

A veces se denomina como White Horse de Cleadon Hills.

https://ipfs.io/ipfs/QmXoypizjW3WknFiJnKLwHCnL72vedxjQkDDP1mXWo6uco/wiki/Cleadon.html

Gente del bosque

Gente del bosque

The Forest Man es una criatura que se cree que vive en Vietnam, con la forma de un bigfoot. Tiene unos ¿ocho? metros de altura y está completamente cubierto por el cabello, excepto las rodillas, los pies, las manos y la cara. Es gris, marrón, negro. La criatura va en dos patas y algunas personas dicen haberlo encontrado solitario o moviéndose en un pequeño clan. Este animal se ve con mayor frecuencia mientras busca comida de la fruta, las hojas e incluso zorros.

En 1971, se informó que personas de etnia habían capturado a dos forestales cerca de la provincia de Dak Lak. En 1974, el teniente general mayor Hoang Minh Thao, solicitó una expedición para encontrar pruebas de este animal, pero falló. [1]

La primera teoría sobre esta criatura misteriosa es que el Hombre del bosque es el remanente del grupo de Neanderthal de cara seria, según el misterioso animalólogo Loren Coleman. [2]

Quien ha tenido muchos estudios sobre la existencia de los Foresters es el Profesor Tran Hong Viet. En 1982, obtuvo la primera evidencia clara de una huella de 28×26 cm.

La Gente del bosque – Vietnam

OLP) – “Los forestales son reales y en Vietnam hay silvicultores”, dijo la afirmación del Profesor Asociado Tran Hong Viet después de más de 20 años en busca de rastros de “gente del bosque”. Particularmente en 1982 tuvo la suerte de encontrar y capturar las huellas que dejó “la gente del bosque” después de la primera lluvia en la cima de Ngoc Vin (también conocida como montaña Ngoc Linh).

El encuentro “afortunado”

Hablando sobre el tema de “la gente del bosque en Vietnam”, uno no puede dejar de mencionar el nombre del Profesor Asociado Tran Hong Viet, ex director del Centro de Investigación sobre Animales y Animales Raros de la Facultad de Educación Hanoi. Se dice que él es uno de los raros “desgaste” de los científicos, incluso puede decir que está “obsesionado” con el tema.

Encuéntrate con él en su casa en la calle Nguyen Khoai (Hanoi), a la edad de 81 años, pero todavía se ve sólido, especialmente cuando se refiere al bosque. Un destacado experto dijo: La gente del bosque es una raza humana, un pariente cercano de los civilizados.

Encontrar el bosque es un viaje para encontrar el origen, la historia de la evolución humana. Esta no solo es una empresa significativa para Vietnam, sino que también tiene una gran importancia en genética, biología y descifra la gran pregunta de la humanidad sobre la historia de la evolución humana hasta ahora. La teoría de la evolución entre los primates y los humanos aún no está resuelta.

El profesor asociado Tran Hong Viet dijo que es muy afortunado de ver y las huellas de los bosques que quedaron en la cima de Ngoc Vin (Highlands) en 1982.

Era el primer día de la temporada de lluvias cuando emprendía una expedición bajo el programa de protección ambiental 5,202. Como una especie de criatura, tuvo mucha suerte ese día debido a las primeras lluvias, nuevas especies de animales en el bosque se precipitaron y dejaron huellas. Los más afortunados cuando la lluvia es suficiente para el suelo de plástico sin estar tan húmeda cuando la “gente del bosque” para dejar las huellas impresas con claridad.

Dijo que por primera vez vio “una huella tan hermosa, es muy grande y los dedos de los pies largos”, “los dedos de los pies son tan claros como cuando presionas las manos sobre la masa”. El Dr. Assoc.Dr. Viet dijo que había visto muchas huellas de pies que, según se creía, habían sido dejadas por los guardabosques, pero que solo podían medirse en arena o en tierra firme. La única vez que puede capturar las huellas de un hombre del bosque con claridad.

El profesor asociado Tran Hong Viet dijo que tuvo mucha suerte de ver y las huellas de los bosques que quedaron en la cima de Ngoc Vin (Highlands) en 1982.

Assoc. El Prof. Tran Hong Viet también fue muy afortunado de poder equipar una cámara para llevar a cabo la investigación y obtener una bolsa de yeso de yeso de su colega. Con el amor de una persona de investigación, no solo capturó sino que también utilizó polvo de yeso vertido en los pies de los guardabosques que se trajeron como material de investigación.

Según lo descrito por Assoc.Prof.Dr. Viet y nuestro corresponsal, también vimos la foto con su pie de aproximadamente 28 cm de largo, aproximadamente 12 cm de ancho. Los dedos de los pies son muy largos, el medio de las plantas de los pies es muy profundo.

En base a tales características, especialmente las huellas profundamente asentadas indican que es muy adecuada para las condiciones de escalada, especialmente en acantilados rocosos. Esta huella cuando es atrapada todavía es nueva.

El Profesor Asociado Tran Hong Viet dijo que esto es una prueba de que en el bosque en las Tierras Altas Centrales la gente todavía está viva. Creía que había guardabosques en Vietnam y que la captura de las huellas en el Monte Ngoc Vin fortalecía la creencia de que los forestales existían en Vietnam.

Volviendo a contar esta historia, el jefe de la industria animal de PGS todavía lamenta mucho el encuentro con las huellas de los bosques ese día. Dijo que si su auto no sufría daños en la tibia, si tenía más equipo para evitar la bestia, probablemente se quedó en la cima de Ngoc Vin y tuvo un encuentro histórico, entre los nietos civilizados y la gente del bosque antiguo.

También dijo que, además de las huellas tomadas en Mount Ngoc Vin en 1982, también tomó huellas que también fueron pensadas por silvicultores de pie, dejando un plátano pelado el núcleo interno del intestino. Esta huella fue registrada en Dak Lak pero relativamente tenue, no solo se sabe que su tamaño es tan grande como la huella que capturó en el Monte Ngoc Vin.

De acuerdo con el Profesor Dr. Tran Hong Viet, hay dos razones importantes para confirmar la existencia de la gente del bosque en Vietnam, basada en huellas de huellas y en los signos de los alimentos que quedan.

Hay gente del bosque

De acuerdo con el Profesor Dr. Tran Hong Viet, hay dos razones importantes para confirmar la existencia de la gente del bosque en Vietnam, basada en huellas de huellas y en los signos de los alimentos que quedan.

Además de escuchar a las personas que recordaban haber visto a la gente del bosque sacudir el árbol para buscar huevos de aves, también vio y vio la imagen de los troncos después de ser “alguien” por los insectos que se encuentran en su interior arriba, y fotos de picaduras dejadas en las hojas en el bosque.

Dijo que estos rastros no podrían ser utilizados por cerdos salvajes u otros animales para buscar gusanos porque dejarían huellas y se enrollarían en lugar de apilarse así. O si es un mono comiendo hojas, dejará otro bocado, pero no dejará un gran mordisco y tendrá tan pocos colmillos.

Además de ver las huellas dejadas, el Profesor Adjunto Dr. Viet también escuchó muchas historias sobre la gente del bosque. Muchos soldados de la liberación también encontraron a los silvicultores mientras marchaban a través del bosque de Truong Son.

En particular, la historia de la reunión entre un grupo de personas con gente del bosque en una noche iluminada por la luna. Esa noche, más de dos docenas de hermanos y hermanas de la delegación estaban remando por la montaña, de repente sorprendidos al ver una gran sombra, que se paraba desde lo alto del Ngoc Vin Pass.

Este hombre grande y emplumado hizo girar a la multitud de forma espontánea y rápidamente se perdió en la jungla. Más tarde, los miembros dijeron que vieron a la gente del bosque, algunas personas tienen miedo de deslizarse por el agujero resultó herido. También dijo que algunos de los testigos en la compañía todavía están vivos hoy.

O en la década de 1980, la guardia forestal de la empresa forestal Bac Sa tenía sus ojos puestos en la gente del bosque desde una ubicación muy cercana. Al principio pensaron que era un oso, pero cuando se acercaron, vieron a un hombre grande y peludo levantándose con las piernas, con el pelo por la espalda, sacudiendo un tronco para recoger los huevos de las aves. El bosque es de aproximadamente 1 m8 de alto y muy fuerte, el gran árbol de unos 20 cm de diámetro, el bosque vibra muy fuerte.

De regreso en Bac Sa Thay en 1983, algunas personas que vivían en la jungla informaron al Profesor Asociado Tran Hong Viet que una semana antes de que terminaran la presentación, ya era de noche. Cueva en el bosque para pasar la noche y también “cara” a la gente del bosque.

Según la narración, a la medianoche vieron una gran bola de aproximadamente 1m50, en línea recta aullando y muchos aullidos alrededor de la cueva en respuesta. También temen tomar armas de fuego AK para asustar, los guardabosques se van y el aullido también se desvanece. A la mañana siguiente vieron huellas más grandes que las que rodeaban la cueva.

“Así que no solo hay encuentros con individuos del bosque o familias de individuos grandes sino también con especies forestales menores y viven en grupos”, afirmó PGS Viet.

(La siguiente es una continuación de la trayectoria de 20 años y la decisión de “proteger a los silvicultores” del Consejo de Ministros).

Ngoc Linh (Ngoc Vin) es una montaña situada al este de la cordillera de Truong Son en la comuna de Ngoc Linh, distrito de Daklak, provincia de Kon Tum, que limita con la provincia de Quang Nam.

Ngoc Linh, el nombre derivado de las lenguas étnicas locales. Ngoc significa montaña. Así que hay nombres como Ngoc Linh, Ngoc Gle Le Lang, Ngoc To Ba, Ngoc Gio Lang, Ngoc B’ng, Ngoc Vin, Ngoc Kot, etc.

La montaña alta de 2.598 m es considerada la montaña más alta de nuestro país. En las montañas, vegetación densa, cuatro estaciones de nubes. Ngoc Linh es la fuente de muchos ríos grandes en la zona, como el río Tranh, el río Cai a Quang Nam, el río Se San fluye hacia Camboya y el río Ba fluye hacia Phu Yen. Montaña Ngoc Linh, que se considera como el material de las minorías étnicas. Especialmente raro el ginseng Ngoc Linh fue descubierto aquí.

El bosque de uso especial en la montaña tiene un área de 46,574 ha. El bosque tiene muchos paisajes y rica flora y fauna. Ngoc Linh Special-use Forest es una especie de Red Zone 5, es una especie especial y rara. El área ahora ha sido protegida para cuidar genomas de plantas y animales raros y preciosos.

Nyalmo

Nyalmo

Existen, según los habitantes del Himalaya, tres tipos de Yetis:

El pequeño yeti, llamado yeh-teh o mi-teh (mitre), es rechoncho y de la talla de un hombre, o algo menor, entre 1,4 y 1,7 metros.

El gran yeti, llamado dzu-teh (chuti) por los sherpas, mide entre 2 y 2,75 metros de altura.

Un tercer tipo de yeti, al que llaman nyalmo o mi-chen-po. Es un gigante carnívoro, antropófago, de 4 a 5 metros de altura.

¿El Yeti más grande de todos?

Nick Redfern 10 de enero de 2017

Según los montañeses tibetanos, existe un tercer tipo de yeti, al que llaman nyalmo o mi-chen-po. Es un gigante carnívoro, antropófago, de 4 a 5 metros de altura, que habita en cuevas inaccesibles por encima de los 4000 metros y se desplaza en grupos. De estos titanes existen pocos testimonios, pero parece ser que también se han encontrado sus huellas, de 45 a 60 centímetros de longitud.

Bernard Heuvelmans, una de las figuras más importantes dentro del campo de la criptozoología, dijo que durante el curso de su investigación sobre el Yeti de los Himalayas, se enteró de no menos de tres tipos distintos de criaturas que vagaban por las vastas montañas. “Esta opinión”, dijo Heuvelmans, en su libro En la pista de los animales desconocidos, “fue confirmada en 1957 por un lama tibetano llamado Punyabayra, sumo sacerdote del monasterio en Budnath, que pasó cuatro meses en las montañas y trajo de vuelta el información sorprendente pero valiosa de que la gente de las montañas tibetanas conocía tres tipos de muñecos de nieve “.

Estaba el rimi, una bestia-hombre de cerca de tres metros de altura que vivía en el valle de Barun Khola, en el este de Nepal, y que era específicamente omnívoro. Luego estaba el rackshi bompo, una bestia de proporciones más o menos humanas, y que Heuvelmans dijo “debe ser el sherpas rojizo yeh-teh o mi-teh que deja las huellas de 20 a 23 cm de largo que la expedición Daily Mail… encontró en tales cantidad. “Finalmente, estaba el imponente y aterrador Nyalmo. Heuvelmans fue directamente al grano: “Los nyalmo son gigantes reales, entre 4 y 5 m de altura, con enormes cabezas cónicas”. Continuó: “Vagan en fiestas entre las nieves eternas por encima de los 4000 m. En un país tan vacío, no es de extrañar que sean carnívoros e incluso devoradores de hombres”.

Heuvelmans preguntó al Nyalmo: “¿Realmente existen o son solo un mito?”. Admitió haber oído hablar de Yetis con pies de entre 45 y 60 cm de longitud, pero tuvo el cuidado de calificar esto al afirmar que: “… la evidencia es demasiado esbelta para que podamos sacar conclusiones satisfactorias. Posiblemente los nyalmo son una adición inventada basada en la creencia de que los yetis aumentan de tamaño cuanto más alto se va”.

El criptozoólogo Loren Coleman dice: “Cuando [Sir Edmund] Hillary fue al Himalaya en busca del Yeti, él y su colaborador, el periodista Desmond Doig, notaron que había varios primates desconocidos que se dice que todavía están por descubrir de manera formal. Entre las variedades se encontraba una llamada ‘Nyalmo’. Hillary y Doig se enteró de la Nyalmo en el centro-norte de Nepal. Se decía que era ” de tamaño gigante (hasta veinte pies de alto), como un hombre, peludo, y se le daba a temblar pinos gigantes en pruebas de fuerza mientras que otros Nyalmos se sentaban y aplaudían”.

La cuestión del curioso comportamiento de los Nyalmos, a los que se refiere Coleman, fue narrada más gráficamente por Jean Marques-Riviere. Fue en 1937 cuando surgieron por primera vez los detalles de la cuenta de Marques-Riviere, uno que Bern Heuvelmans recogió con entusiasmo. Según Marques-Riviere, tuvo ocasión de hablar con un peregrino indio que se encontró personalmente con un grupo de Nyalmo en las tierras salvajes de Nepal. Crypto Journal describe el encuentro extraordinario de una manera que sugiere que las bestias tienen un alto grado de inteligencia e incluso pueden tener alguna forma de sistema de creencia espiritual:

“Las criaturas estaban paradas mientras formaban un círculo y cantaban, como si estuvieran haciendo un ritual religioso o algo por el estilo. Una de las criaturas parecidas a Yeti estaba golpeando con entusiasmo un tronco hueco de un árbol, como un hombre golpeando sus tambores para crear algo de música. Los otros continuaron sus ‘cánticos’, pero sus rostros parecían estar llenos de una expresión triste. Con esta vista, los aventureros pensaron que las criaturas actuaban como personas típicas y que no deberían temerse. Pero eventualmente, debido a los temores de la creación masiva de las criaturas, decidieron alejarse sigilosamente para evitar conflictos”.

Lo que bien pudo haber sido una descripción del enorme, y según se informa extremadamente peligroso y violento, Nyalmo vino de Charles Stonor, quien se embarcó en una búsqueda de la verdad del Yeti en diciembre de 1953, una expedición que fue organizada y financiada por los británicos. Daily Mail periódico. Mientras se encontraba en Darjeeling, a Stonor se le informó sobre una criatura conocida como Thloh-Mung que, en retrospectiva, bien podría haber sido la Nyalmo.

La historia contada a Stonor fue así: “Hace mucho tiempo había una bestia en nuestras montañas, conocida por nuestros antepasados ​​como Thloh-Mung, lo que significa en nuestro idioma Mountain Savage. Su astucia y ferocidad eran tan grandes que podían competir con cualquiera que lo encontrara. Siempre podría burlar a nuestros cazadores Lepcha, con sus arcos y flechas. Se decía que el Thloh-Mung vivía solo, o con muy pocos de su clase; y fue algunas veces en el suelo, y algunas veces en los árboles. Fue encontrado solo en las montañas más altas de nuestro país. Aunque se hizo muy parecido a un hombre, estaba cubierto de pelo largo y oscuro, y era más inteligente que un mono, además de ser más grande”.

Parece que, en un grado significativo, las bestias estaban luchando por su propia supervivencia: “La gente se hizo más numerosa, el bosque y el campo salvaje menos; y el Thloh-Mung desapareció. Pero mucha gente dice que aún se encuentran en las montañas de Nepal, lejos del oeste, donde los sherpas los llaman Yeti”.