Este Mundo, a veces insólito

Lugares extraños

En esta relación, se incluyen lugares con construcciones, generalmente prehistóricas, de cualquier parte del mundo, de las cuales no se tiene certeza absoluta de su uso, pudiendo ser este múltiple o desconocido. Por lo tanto no se incluyen las tumbas y similares, excepto en el caso de que sean muy representativas, únicas o excepcionales, o que estén asociadas a otra actividad. Cuando existen muchos similares, se han incluido sólo los más significativos, en alguna ocasión por países. Se ha huido de los mitos no comprobados, solo se incluyen si hay datos físicos palpables.

En ningún caso se ha pretendido ser exhaustivo.
Toda la información se ha sacado de la red, y principalmente se han utilizado los datos al efecto, de Wikipedia, y (entre otras) de las web:
http://www.ancient-wisdom.co.uk/azpages.htm
http://www.megalithic.co.uk/
http://www.stonepages.com/
http://www.stone-circles.org.uk/index.htm

Uruk, la primera ciudad

Uruk, la primera ciudad

País.  Irak

Algunos dicen que la más antigua del mundo aún en pie es Jericó, en Palestina, que tendría más de 10.000 años. Otros apuntan a Eridu, en Irak, con 7500 años. Y otros defienden que el primer asentamiento que merece el nombre de ciudad es Uruk, también en Irak, a 225 kilómetros de Bagdad, pero constituida hace unos 6000 años. Cronológicamente, Jericó es la más antigua pero durante mucho tiempo tuvo entidad como aldea. Lo que está en discusión es cuándo se convirtió en lo que se podría considerar una ciudad.

A Uruk corresponde, según la mayor parte de los estudiosos, el título de primera urbe. La diferencia entre un asentamiento y una ciudad no solo radica en su número de habitantes, sino en su propia estructura. La ciudad se construye en torno a lugares sagrados como templos y oráculos y edificaciones políticas y administrativas. Alrededor de este núcleo, se levantan barrios de especialistas, como agricultores, ganaderos, artesanos o comerciantes. Uruk fue fundada por un rey llamado Enmerkar el 4500 a. de C. y su expansión cultural urbana fue impresionante. A finales del tercer milenio a. de C., Uruk llegó a tener más de 50.000 habitantes y una extensión de 600 hectáreas.

Las ruinas de Uruk fueron descubiertas en 1844 por una expedición inglesa al mando de sir William Loftus. Los exploradores se sintieron intrigados por su gran tamaño y pocos años después sir Henry Rawlinson las identificó con la ciudad bíblica de Erech. Entre 1850 y 1854 Loftus realizó unas pocas investigaciones en la zona, recogiendo algunas tablillas y sarcófagos de arcilla.

La primera excavación sistemática (1912-1914) fue realizada por un equipo alemán guiado por Julius Jordan antes de la Primera Guerra Mundial, a cuyo comienzo se retiraron, regresando en 1928 para continuar hasta 1939. La excesiva fijación de los pioneros alemanes por los aspectos arquitectónicos del yacimiento hizo que se dejara de lado la información que podrían haber aportado las piezas cerámicas en lo relativo a la datación de los niveles. En 1954 se reanudó el trabajo arqueológico bajo la dirección de H. Lenzen y se realizaron excavaciones sistemáticas en los años siguientes, las cuales finalizaron en 1990. Estas excavaciones dieron con algunos de los documentos sumerios más antiguos y una gran cantidad de tablillas legales del período seléucida, las cuales fueron publicadas por Adam Falkenstein y otros epigrafistas alemanes. Las a veces poco cuidadosas anotaciones de los primeros arqueólogos fueron reexaminadas durante la década de 1980.3

Situación de las ciudades de la antigua Mesopotamia. Uruk se encuentra en el sur.

Uruk (en sumerio Unug, en hebreo Erech, en griego Orchoē u Ōrýgeia y en arábe ʿIrāq) fue una antigua ciudad de Mesopotamia situada en la ribera oriental del río Éufrates, surcada por el antiguo canal Nil, en una región de pantanos a 225 km al SSE de Bagdad. La teoría de que el nombre moderno Irak deriva del nombre Uruk no está corroborada.

En su apogeo, hacia el III milenio a. C., Uruk tenía una zona amurallada de unos 6,5 km², estimándose su población entre 50.000 y 80.000 habitantes, siendo por lo tanto la mayor ciudad del mundo en esa época.1​ Según la tradición sumeria, fue el hogar de Gilgamesh, héroe de una de las obras literarias más antiguas de la historia, el Poema de Gilgamesh, y de quien se dice que construyó el templo de Eanna y las murallas de la ciudad. Uruk fue probablemente lugar de nacimiento del sello cilíndrico, así como del cálculo y la contabilidad.

En julio de 2016, la Unesco, eligió el sitio arqueológico de Uruk como Patrimonio Mixto de la Humanidad, como «parte de los vestigios arqueológicos de asentamientos sumerios en la Baja Mesopotamia, que florecieron entre el tercer y cuarto milenios a.C. en el delta pantanoso formado por los ríos Éufrates y Tigris».2

Los restos más antiguos que se conservan de Uruk (niveles XVIII-XVI) están datados entre el 5300 a. C. y el 4574 a. C. mediante la prueba de carbono 143​ y pertenecen, por las características de su cerámica al período de El Obeid. Entre las fases XVI y IX (V milenio a. C.) se observa un período de transición cuya denominación no está fijada.

Es a partir del nivel X (3800 a. C.) cuando empiezan a encontrarse rasgos claramente característicos de un nuevo período, el llamado período de Uruk. Algunas de sus características son: una cerámica de paredes finas y gruesos «labios» biselados; la difusión del sello cilíndrico: un rodillo de piedra con diseños grabados en su superficie que, al hacerla rodar sobre el material fresco, imprime las imágenes; y una monumental arquitectura.

A los grandes edificios de Uruk de esta etapa se les ha dado la denominación de templos, si bien no se puede asegurar el uso que tuvieron, pudiéndose haber tratado de palacios.3​ En el nivel IV se aprecia una rápida sucesión de edificios que se construyeron, sustituyéndose los unos a los otros en cortos espacios de tiempo. De los cuales destacan los Templos D y E, de gran tamaño y monumental arquitectura, que, inexplicablemente, fueron cuidadosamente desmantelados, sepultando sus objetos en cámaras construidas para tal pretexto, sobre las cuales se edificaron nuevos palacios.

Pasado el período Uruk, en los períodos Jemdet-Nasr y Dinástico Arcaico la ciudad siguió creciendo, alcanzando su máxima extensión hacia principios del III milenio a. C. coincidiendo con la construcción de una impresionante muralla. Sin embargo, existen indicios de que este aumento de población trajo problemas sociales que pudieron ser sofocados mediante la violencia: la destrucción «ritual» de los templos del nivel IV; la proliferación en los sellos cilíndricos de imágenes con prisioneros y la gran cantidad de armamento encontrado en estos niveles.3​ Oppenheim afirma que:

En Uruk, en la zona sur de la Mesopotamia, la civilización Sumeria parece alcanzar su cúspide creativa. Esto se encuentra indicado repetidas veces en las referencias a esta ciudad en textos religiosos y, especialmente, en textos literarios, incluyendo aquellos de contenido mitológico; la tradición histórica preservada en la lista de reyes sumerios lo confirma. El centro del poder político se desplaza posteriormente de Uruk a Ur.

Perdida la hegemonía, Uruk continuó siendo una ciudad importante y un centro religioso de primer orden en los siguientes siglos. En el I milenio a. C. vivió otra etapa floreciente y, aún en el período seléucida era hogar de una importante comunidad de astrónomos.

Sello cilíndrico e impresión: grupo de ganado en un campo de trigo. Caliza, Mesopotamia, período de Uruk. El sello cilíndrico estaba formado por una piedra u otro objeto de material duro de forma cilíndrica en el cual se tallaban motivos decorativos. Este sello podía hacerse rodar sobre ladrillos de arcilla aún blandos, grabando así sus motivos en ellos.4Museo del Louvre, Department of Oriental Antiquities.

En Uruk se encuentran por primera vez tablillas de arcilla con muescas que demuestran la existencia de una contabilidad, lo cual puede interpretarse como un paso previo a la elaboración de la escritura.4​ El sello cilíndrico aparece entre los niveles V y IV.4

No se conoce con certeza hasta qué punto estaba jerarquizada la sociedad de Uruk. Se han propuesto varios modelos diferentes. Así, el arqueólogo checo Petr Charvát defiende que se trataba de una sociedad básicamente igualitaria lo cual se demostraría, entre otras cosas, en el carácter abierto de los edificios centrales de la ciudad, alejados de ser palacios cerrados y rodeados de plazas y foros, recordando al aspecto de las polis griegas posteriores. Otros autores, como Pollock, defienden que el gobierno de Uruk era básicamente autoritario y que la supremacía de ésta sobre el resto de regiones fue lograda mediante la fuerza.3

La visión de la sexualidad en los períodos previos a la escritura no se conocen con detalle; sin embargo, el acto sexual es mostrado en algunos sellos cilíndricos, por lo que no parece que se tratase de un tema tabú. Sí se tienen referencias más tardías de las prácticas sexuales habituales en la ciudad, la cual, al estar dedicada a la diosa Ishtar, parece que amparaba las prácticas homosexuales o transexuales y la promiscuidad. Así, en el poema babilonio de Erra se critica duramente la actitud de un rey de Uruk, que no trata con suficiente amabilidad a «prostitutas, cortesanas y busconas […] a los chicos alegres que cambiaron su masculinidad por femineidad» ya que éstos con sus actos veneran a la diosa. Parece que el hecho de que los jóvenes durmieran en sus propias camas era algo preocupante y la copulación en las calles era una práctica habitual. El papel de la prostitución no está claro, y una posible función ritual ha sido discutida.3

Cronología • 3500-3200 aC Uruk Antiguo • 3200-3000 aC Uruk Reciente • 3000-2850 aC Yemdet Nars

El matrimonio de Inanna y Dumuzi, al que Inanna mandó a los infiernos por tratar de ocupar su lugar cuando ella estaba en el inframundo, antes de ser resucitada por Enki.3

De acuerdo con la lista de reyes sumerios, Uruk fue fundada por Enmerkar, quien trajo la sede real con él desde la ciudad de Eanna. Otros reyes históricos de Uruk incluyen a Lugalzagesi de Umma, quien conquistó Uruk, y Utukhengal.

Según el mito sumerio de Enki e Inanna (en acadio Ea e Ishtar) el dios del agua Enki —una de las deidades más importantes— ocultaba los me, que eran todas aquellas formas de conducta y usos sociales necesarios para el funcionamiento del mundo. Pero Inanna, diosa del amor y de la ciudad de Uruk, quiere llevárselos a su ciudad. Para ello viaja en barca hacia el apsu, el hogar de Enki, y lo emborracha en la fiesta de bienvenida que éste le prepara, tras lo cual se lleva los me a Uruk desde donde se difunden.3

La Biblia hace referencia a Uruk en numerosas ocasiones: en ella se atribuye su fundación a Nimrod, del cual se dice que Uruk fue la segunda ciudad que fundó, después de Babilonia (Génesis 10:10).5​ En Esdras 4:9-106​hace referencia a un exilio de las gentes de Uruk:

9.- […] las gentes de Uruk, de Babilonia y de Susa -es decir los elamitas-.
10.- y los restantes pueblos que el gran Asnapper deportó y estableció en las ciudades de Samaria y en el resto de Transeufratina6

Asnapper es generalmente identificado como el conquistador asirio Asurbanipal, quien llevó a cabo una campaña contra los babilonios del sur; a los cuales, según ese pasaje habría deportado a Samaria tras la conquista.

Mosaicos en el templo de Inanna de Uruk, actualmente en el museo de Pérgamo de Berlín.

En la ciudad de Uruk destacaban dos áreas dedicadas como centro urbano, bien político, bien religioso —su utilización no está clara—: Eanna y Kullab.

El fundador de esta ciudad según la Lista Real sumeria, fue Enmerkar, el cual construyó el Eanna, templo dedicado a la diosa Inanna, y del que podemos saber un poco mas en la historia épica que ha llegado a nuestros días, Enmerkar y el Señor de Aratta, y que narra la disputa entre éste rey sumerio y su homólogo de Aratta por unos recursos para la construcción del templo.

Eanna se encontraba en un terreno llano, era el montículo más antiguo y fue a partir del período de Uruk (3400 a. C.) cuando su arquitectura comenzó a destacar. De esta etapa es el llamado Templo de los Conos de Piedra —que pese a llamárselo templo no es seguro que tuviese un uso religioso— que tenía paredes de hasta 3,5 metros de altura de piedra, unidas por un cemento a base de ladrillo y yeso picado. Estaba formado por una nave central y dos pasillos rodeados por tres grandes murallas que en conjunto formaban un área de 28×19 metros, bajo las cuales se encontraba un sótano inaccesible del cual se desconoce su utilidad. El Templo de Caliza de Eanna V fue construido en una etapa posterior. Su planta era rectangular y estaba formada por una gran nave central de 58×9 metros rodeada de una serie de habitaciones con salida al exterior, quedando completamente accesible desde la plaza pública, y estaba igualmente construido en piedra. En el nivel IV se construyeron los templos D y E que como se ha comentado fueron desmantelados en el nivel III (3200 a. C.). El Templo D era el mayor de ellos, con unas dimensiones de 45×80 metros, estrechas entradas y nave central en forma de T. El Templo E contenía una cámara central cuadrada flanqueada a cada lado por vestíbulos comunicados con el exterior y con la cámara central por numerosas entradas. Los edificios que se construyeron tras éstos en el nivel III siguieron un esquema bastante parecido.

Kullab se levantaba en una región inclinada y abrupta. En sus fases más tempranas contenía una serie de estructuras simétricas. En este montículo, cada vez que se realizaba una nueva construcción se sepultaba la anterior, dejándola como cimiento e la nueva, por lo que ésta quedaba cada vez a mayor altura. Uno de los edificios más destacados fue el llamado Templo Blanco el cual también terminó siendo cubierto por ladrillos y sepultado.

Podemos dividir a Uruk en los siguientes periodos históricos;

  • Uruk XVIII, periodo de Eridu, 5000 a.C. fundación de Uruk.
  • Uruk XVIII-XVI, periodo tardío del Ubaid, 4800-4200 a.C.
  • Uruk XVI-X, periodo de Uruk temprano, 4000-3800 a.C.
  • Uruk IX-VI, periodo de Uruk mediano, 4000-3800 a.C.
  • Uruk V-IV, periodo de Uruk tardío, 3400-3000 a.C., primeros templos monumentales del distrito de Eanna.
  • Uruk III, periodo de Jemdest Nasr, 3000-2900 a.C., se construye el muro de 9 Km.
  • Uruk II
  • Uruk I
Gilgamesh: el Poema de Gilgamesh es una narración sumeria en verso sobre las peripecias de Gilgamesh, el rey de Uruk. Es la obra épica más antigua conocida, compuesta por 12 tablillas. Las que se conservan están en el Museo Británico

La historia de la ciudad la conformaron las siguientes dinastías;

1a dinastía de Uruk

Mesh-Ki-ang-gasher, hijo del dios Utu y fundador de Uruk.
Enmerkar.
Lugalbanda.
Dumuzid, el pesacador.
Gilgamesh.
Ur-Nungal.
Udul-Kalama.
Emn-nun-tarah-ana.
Mesh-he.
Melem-ana.
Lugal-Kitun.

2a dinastía de Uruk

Enshakushanna, restableció la soberanía sobre todo Súmer, depués de su muerte la soberanía pasó a Eannatum de Lagash.
Lugal-Kinishe-dudu, fue gobernador de Uruk bajo la soberanía de la I1 dinastía de Lagash.

3a dinastía de Uruk

Lugalzagesi, gobernador de Unma que tras su victoria sobre todo Súmer estableció su capital en Uruk.

4a dinastía de Uruk

Los siguientes reyes fueron gobernadores de Uruk bajo el mandato Akkadio.
Ur-ningin.
Ur-gigir.
Kuda.
Puzur-ili.

5a dinastía de Uruk

Utu-hengal, ensi de Uruk que expulsó a los Gutis y que reinó sobre Súmer un corto periodo de tiempo hasta que fue vencido por Ur-Nammu de Ur.

El Uruk arqueológico

Durante el III milenio Uruk estuvo formada por dos núcleos urbanos procedentes del periodo de Ubaid que se acabaron uniendo y acabaron formando los dos núcleos principales de la ciudad, el distrito Anu también llamado el Kullaba y que fue construido sobre una terraza natural coronada por un templo y el distrito Eanna, dedicado a la diosa Inanna y que estuvo formado por edificios religiosos y talleres. Alrededor de estos núcleos administrativos y religiosos la gente de Uruk instaló sus talleres artesanales y casas y se rodeó de un anillo agrícola, se agrupó por gremios y desarrolló un tipo de vida avanzada y moderna. Uruk estuvo alimentada por una serie de canales procedentes del Eufrates que facilitaron el transporte comercial entre Uruk, el resto de ciudades sumerias y las culturas del golfo Pérsico, hecho por el cual esta ciudad es también conocida como la Venecia del desierto.

Plano Uruk
Fuente, Wikipedia
Autor, Gurdjieff
Modificado y adaptado, historiaantigua.es

El distrito Eanna

El distrito Eanna tuvo su máximo exponente a lo largo de todo el III milenio, este constó de una serie de edificios de carácter tanto religioso como publico o monumental, convirtiendo a Uruk en la joya arquitectónica mundial de la época. En este distrito es donde se encontraron unas de las primeras muestras de escritura cuneiforme, lo que ha llevado a pensar en Uruk como centro primigenio en la expansión de este tipo de escritura.

Distrito Eanna, Uruk
Fuente, Wikipedia
Autor, Gurdjieff
Modificado y adaptado, historiaantigua.es

Como primer edificio principal encontramos el Edificio del Cono de Piedra, este edificio fue construido entre el 3800-3400 a.C. sobre las ruinas de un templo del periodo de Ubaid, este edificio estaba rodeado por un muro de piedra caliza elaborado con un moderno sistema de apuntalado; este edificio recibe este nombre debido a la gran cantidad de conos de piedra de colores que decoraban la fachada principal de ladrillo y que formaron parte del quizás primer templo dedicado al agua en Mesopotamia. Fue destruido ritualmente hacia el 3400 a.C. para formar parte del nuevo edificio Riemchen.

Hacia el 3400 y sobre la base de un templo del periodo de Ubaid se construyó el Templo de Piedra Caliza, situado en una especie de altoplano natural de 2 metros de altura. este edificio destaca por su tamaño y por el uso de la piedra caliza que debió ser importada de un afloramiento natural situado a 60 Km. de Uruk. Este templo se cree que debió ser el primero de los dedicados a la diosa Inanna y al igual que el Edificio de Cono de Piedra estuvo decorado con mosaicos de conos de piedra de diferentes colores y formando todo ello una estampa magnífica.
El Templo de Piedra Caliza al igual que muchos otros templos de la cultura mesopotámica tuvo forma rectangular y alineado con los puntos cardinales; interiormente constó de una sala central rodeada por otras dos de menor tamaño.

Ejemplo de revestimiento de paredes por conos de piedra
Fuente, Wikipedia

Entre el 3400 y el 3200 a.C. (Eanna IVb) una serie de edificios se construyeron entre las dos estructuras anteriores, estos edificios nombrados, A, C, E, K, el Edificio Riemchen y el Patio de los Mosaico Conos, junto con patios y muros adornaron la estampa de este distrito. Este conjunto de edificios se construyeron durante uno de los periodos dorados de la ciudad; el Edificio Riemchen llamado así por los alemanes debido a la forma particular de los ladrillo utilizados para su construcción (forma llamada Riemchen en Alemán) fue un monumento recubierto por murales de conos de colores y con un fuego ritual perenne encendido en su interior.

El Templo de los Mosaico Conos formado inicialmente por el Patio de los Mosaico Conos y los edificios A,N y B con el conjunto de edificios H, G, F, K, J conformaron la estructura mas importante dedicada a la diosa Inanna de su tiempo; todas estas estructuras fueron derrumbadas y formaron parte de una nuevo complejo religioso en el siguiente periodo. El Edificio E se creyó en un principio un palacio para mas tarde comprobar que debió ser un edificio comunal.

En el periodo comprendido entre el 3200 y el 3000 a.C. (Eanna IVa) se erigió el Templo Rojo sobre los restos del Templo de Piedra Caliza y los restos de las estructuras del periodo anterior conformaron un nuevo orden religioso dedicado de nuevo a la diosa Inanna y conformado por la Sala de los Pilares redondos y los edificios C, D y M. El Gran Patio rRal, un patio hundido rodeado por dos filas de bancos y decorados con mosaicos conos, al cual llegó en algún momento un pequeño acueducto que debió servir para regar unos jardines, también se construyó en esta época. Todos estos edificios se destruyeron a principios del II milenio por razones todavía desconocidas.

A principios del II milenio hacia el 3000 a.C. Uruk perdió parte de su hegemonía sobre todo Súmer, pasando ésta de una a otra ciudad del Imperio, y llevando a Uruk a parar su grandioso desarrollo construyéndose en esta época el Edificio de la Tierra Apisionada (Rammed Earth Building) y manteniendo el resto de estructuras dedicadas a la diosa Inanna con nuevas formas y edificios, formando “La casa de Inanna en Uruk”, cuya localización a día de hoy se desconoce.

El distrito Anu

Este distrito es anterior al de Inanna, este distrito es mucho mas simple ya que se encuentra formado por el Gran Zigurat de Anu construido hacia el 4000 a.C., dedicado al dios del cielo, An y coronado por el Templo Blanco, construido hacia el 3000 a.C.

Distrito de Anu, Uruk
Fuente, Wikipedia
Autor, Gurdjieff
Modificado y adaptado, historiaantigua.es

También no formando parte del zigurat y situado al Nord-Este de éste podemos encontrar el Templo de Piedra construido hacia el 3500 a.C sobre una base de tierra apisonada y hecho a base de adobe y betún; debido al gran número de vasijas, canales y recipientes encontrados en el templo se cree que debieron efectuarse en su interior un gran número de rituales de libación.

El Zigurat de Anu; su construcción comenzó allá el 4000 a.C. y fue expandido consecutivamente durante 14 fases de construcción, llegando a alcanzar los 21 metros de altura, para, hacia el 3000 a.C. ser coronado por el Templo Blanco, llamado así al ser cubierta toda su estructura por yeso y ser visible desde grandes distancias. Este gran faro fue sin duda uno de los símbolos de poder y grandeza de la ciudad en su tiempo. El acceso al ziggurat se realizó a través de una gran rampa con una simbología marcadamente ritual

Ur

Ur

Situación de las ciudades de la antigua Mesopotamia. En la zona más meridional, junto a Eridu, está Ur.

Ur fue una antigua ciudad del sur de Mesopotamia. Originalmente, estaba localizada cerca de Eridu y de la desembocadura del río Éufrates en el golfo Pérsico. Hoy en día, sus ruinas se encuentran a 24 km al suroeste de Nasiriya, en el actual Irak.1

Los restos de Ur forman una colina de ruinas de 12 m de altitud en mitad del desierto de Irak, a unos 24 km al suroeste de Nasiriya. Las ruinas eran llamadas por los habitantes locales Tell al-Muqayyar (montículo de brea).

La primera investigación en la zona fue llevada a cabo por el cónsul británico en Basora J. E. Taylor en 1854 por sugerencia del Museo Británico. Ya entonces se encontraron tablillas que indicaban que los restos pertenecían a la Ur bíblica; sin embargo, esto no fue suficiente para que se realizasen investigaciones de importancia y poco después se abandonó el lugar, produciéndose saqueos. Miles de tablillas cuneiformes terminaron en los mercados de Bagdad y, desde allí, en colecciones privadas.

Restos de la ciudad de Ur con el Zigurat de Ur-Nammu al fondo. Restaurado en los años 70 para atraer turistas al área de Nasiriya.

Tras la Primera Guerra Mundial, Irak pasó a formar parte del Imperio británico. Esta situación fue aprovechada por el Museo Británico, que consiguió establecer excavaciones en Ur, Eridu y El Obeid entre 1918 y 1919. En 1920, arqueólogos de la Universidad de Pensilvania al mando de Leonard Woolley tomaron el relevo de los ingleses. En las excavaciones, que duraron hasta 1934, se encontraron numerosos objetos de valor, entre los que destacó el contenido de las llamadas Tumbas Reales.1

En la década de 1970 el gobierno de Saddam Hussein emprendió la restauración del zigurat de Ur-Nammu, que se convirtió en uno de los monumentos más importantes de Irak.

Historia

Los primeros restos de Ur pertenecen al período de El Obeid (V milenio a. C.), en el cual se produjeron los primeros asentamientos urbanos en la zona. Ur es, por tanto, una de las ciudades más antiguas de Sumeria.

Durante el IV milenio a. C. (período de Uruk) la gran cantidad de cerámica encontrada parece indicar que Ur pudo haber sido un centro importante de producción. Esta situación se prolongó hasta el período Yemdet-Nasr, hacia el 3000 a. C. En algún momento del milenio siguiente se produjo una inundación de carácter local que dejó una importante capa de lodo en los estratos.1

Período Dinástico Arcaico

El Estandarte de Ur fue hallado en una tumba perteneciente a los siglos XXVII-XXV, en el período Dinástico Arcaico. Representa diversas escenas de la vida cotidiana y de guerra.

La información de las capas pertenecientes al período Dinástico Arcaico es reducida, ya que unos 500 años después se derribó gran parte de las antiguas estructuras para construir otras más monumentales. Sin embargo, la historia de la ciudad puede reconstruirse sobre la base de inscripciones en otras ciudades.

En algunos textos de Lagash, ciertos monarcas de esa ciudad se atribuyen haber conquistado Ur, si bien no indican los nombres de los reyes derrotados. Tampoco en la lista Real Sumeria se menciona a esos conquistadores, sino que hace referencia a una cesión de la realeza desde Uruk, al monarca de Ur, Mesannepada. En los sellos de este rey se encuentra que se titulaba «rey de Kish«, título que podría hacer referencia no tanto a la ciudad acadia como a todo el territorio de la Mesopotamia central, lo cual podría estar apoyado por el uso que, posteriormente, Sargón de Acad dio a este título. Esto indicaría una posible hegemonía de Ur en la zona a mediados del Dinástico Arcaico, lo cual estaría respaldado por algunos restos, que muestran el incendio de la ciudad de Shuruppak y la destrucción del palacio de Kish.1

Se conocen algunos datos de la familia de Mesanepada. Así, una tablilla de fundación encontrada en un templo cerca de tell Obeid nombra a un tal Aanepada, hijo de Mesannepada. El hijo de Aanepada se llamaba Meskiaga-nuna, y fue él quien sucedió a su abuelo en el trono. De este rey se conoce su existencia por una tablilla que le dedicó su esposa a su muerte. La lista real sumeria menciona a estos dos reyes y a dos más, en la que denomina dinastía I de Ur. De estos dos últimos reyes destaca que sus nombres no son sumerios sino acadios.1

Los nombres de los monarcas de la dinastía II de Ur aparecen muy deteriorados en la lista Real; sin embargo, se conocen bien los acontecimientos de este período, marcado por la rivalidad entre las distintas ciudades. Hacia el siglo XXIV a. C. el rey de Umma Lugalzagesi conquista las ciudades del sur de Mesopotamia, incluida Ur, formando una hegemonía local y declarándose rey de Kish, al igual que habían hecho los monarcas de la dinastía I de Ur.2

Imperio acadio

El dominio de Lugalzagesi no duró mucho ya que hacia el 2335 a. C. Sargón I de Acad fundó Agadé y comenzó sus conquistas, venciendo primero a Lugalzagesi y después a todas las ciudades sumerias, incluida Ur, a la que derribó sus murallas. Tras esto Ur y las demás ciudades sumerias quedaron incorporadas en el Imperio acadio. Tras la muerte de Sargón todas ellas se sublevaron, siendo reprimidas por su sucesor.1

Durante el reinado del nieto de Sargón, Naram-Sin, la ciudad seguía formando parte del Imperio acadio, si bien se produjeron rebeliones. A esta época pertenece un texto escrito por Enheduanna, una sacerdotisa en y escriba en el templo de Nannar en Ur.3 La historia narra en primera persona el sufrimiento de la sacerdotisa que ha sido expulsada de Ur por el lugal local, Lugal-ane. La historicidad de los personajes parece estar demostrada; en el caso de Lugal-ane, por inscripciones en las que Naram-Sin le nombra como uno de los cabecillas de las revueltas de las ciudades del sur y, en el caso de Enheduanna, por un relieve en la que se le dibuja sentada junto al dios Nannar.

Los motivos de la expulsión de Enheduanna no están claros; el texto la menciona como hija de Sargón, lo cual podría indicar una filiación simbólica más que una relación familiar. De hecho, según su sello, fue nombrada sacerdotisa por el conquistador acadio. Así, es posible que esta designación hubiese incomodado al lugal de Ur, siendo éste el motivo de la expulsión.

La historia es representada como un conflicto entre el dios Nannar, que representa a Ur, e Innana, que representa a Agadé y al poder imperial; el árbitro del conflicto es el dios del cielo An de Uruk. Según la historia, An falla en favor de Inanna y Enheduanna recupera su posición. No se conoce cuál fue la historia real que inspiró esta alegoría, si bien se sabe que las revueltas de Ur y las demás ciudades fueron sofocadas por Naram-Sin.

A finales del siglo, durante el reinado de Sharkalisharri, hijo de Naram-Sin, el imperio se vio superado por las numerosas revueltas y los ataques de los pueblos vecinos. Así consiguió su independencia Ur.

La dinastía III de Ur

Extensión del imperio durante la Tercera Dinastía de Ur.

Pocos años después de la caída del imperio, el norte fue invadido por los nómadas gutis, si bien parece que no llegaron a afectar al área del sur, donde se encontraba Ur. En esta etapa destacó la ciudad de Lagash que según parece mantuvo algún tipo de dominio sobre Ur.

Hacia el siglo XXII a. C., Utu-hegal de Uruk expulsó a los gutis del norte consiguiendo la hegemonía en Sumeria. A su muerte fue su hermano Ur-Nammu, que posiblemente gobernaba hasta entonces en Ur, quien le sucedió en su imperio. En todo caso, el nuevo rey escogió a Ur como capital de su reino, fundando la que se ha llamado dinastía III de Ur o Ur III, que durante casi un siglo mantuvo la hegemonía sobre un territorio que abarcaba la totalidad de la cuenca mesopotámica y Elam.

En esta situación la ciudad de Ur quedó convertida en una gran capital, llegando a alcanzar los 200 mil habitantes. Es en este período cuando se destruyeron los anteriores edificios y se levantaron los que se pueden contemplar aún actualmente. Entre estas construcciones destaca el enorme zigurat de Ur, construido durante los reinados de Ur-Nammu (21132094 a. C.) y su sucesor Shulgi (20942047 a. C.) y que aún se mantiene en pie, tras su restauración parcial en los años 70. No se conoce la altura que llegó a alcanzar ya que, si bien las ruinas actuales miden 15 metros, a lo largo de 4.000 años la edificación ha debido sufrir una gran erosión. También en esta etapa se construyó el Gipar, un templo consagrado a Ningal. La tercera dinastía de Ur se caracterizó también por desarrollar un sistema de impuestos que, si bien resultaba eficaz, suponía una carga muy pesada para las clases populares.

La caída de la hegemonía de Ur estuvo marcada por la llegada de oleadas de nómadas procedentes de las regiones desérticas occidentales: los amorreos. Los recién llegados se fueron estableciendo en el curso medio del Éufrates, en la zona de Babilonia, consiguiendo cada vez más influencia. Tras la pérdida de las regiones periféricas del imperio, Shu-Sin (20372027 a. C.) dirigió la construcción de una muralla de 270 km con el objetivo de frenar a los nómadas. Su sucesor Ibbi-Sin (20262004 a. C.) tuvo que enfrentar además los intentos de independencia de las demás ciudades. En esta situación, un antiguo gobernante de Mari e influyente funcionario llamado Ishbi-Erra se asoció a los distintos enemigos de Ur dándole el golpe final, causando la disolución del imperio. Tras esto, Ishbi-Erra fundó una dinastía en Isin.

Hacia finales del siglo XXI a. C. los elamitas, dirigidos por el rey de Simash y que hasta entonces habían estado sometidos a Ur, ocuparon la ciudad, que fue arrasada. Los templos fueron saqueados y las viviendas destruidas, su monarca Ibbi-Sin fue hecho prisionero y llevado a Elam, y los campos fueron incendiados. Tras el saqueo, la ciudad cayó bajo la influencia de Ishbi-Erra.

En este contexto se desarrollan las llamadas Lamentaciones de Ur, un texto sumerio en el cual se atribuye la caída de Ur a la pérdida del favor de los dioses, tras lo cual se narran una serie de proyectos y deseos para que la ciudad recupere su estado anterior. Las lamentaciones se han interpretado como un texto de carácter político donde, tras la caída en desgracia de la ciudad, Ishbi-Erra, el nuevo gobernante, procederá a su reconstrucción con el beneplácito de los dioses.

Después de la dinastía III

En los años siguientes, el dominio de Ur y el del resto de la región se alternó entre Isín y Larsa. Tras las conquistas de Hammurabi, durante el Imperio paleobabilónico (siglos XVIII y XVII a. C.), la ciudad jugó un papel muy importante como centro de culto. Mil años después, Nabucodonosor II llevó a cabo una ambiciosa reconstrucción de los templos de Ur, que aún era un importante centro urbano. El declive de la ciudad sólo se produjo tras el final de los reinos mesopotámicos, con la conquista de la región por parte del Imperio persa.

Arquitectura

Reconstrucción por Computadora del zigurat de Ur-Nammu.

Debido a su tamaño, el montículo formado por las ruinas de Ur destacó durante siglos después de su abandono. Entre las edificaciones de las que quedan restos destacan el Gipar y el zigurat, construidos durante los primeros reinados de la dinastía III. No se conservan los templos del Imperio acadio, ya que fueron destruidos al construir los templos posteriores. Del período Dinástico Arcaico sólo se conservan algunos restos en los que se aprecia una edificación a base de ladrillos plano convexos.

Los dos edificios religiosos que se conservan estaban situados en un segmento de la ciudad rodeado por una muralla de 8 metros, cuya pared exterior estaba inclinada 45º. La sección noroeste de este recinto sagrado estaba dedicada al dios Nannar.

El zigurat de Ur-Nammu, cuyo nombre en sumerio era é-temen-ní-gùr-ru (casa de cimientos revestidos de terror) fue construido durante la primera mitad del siglo XXI a. C. y estaba rodeado por su propia muralla. La estructura aún se conserva y fue parcialmente reparada a finales de los años 70. Tiene planta rectangular de 61×45,7 metros y 15 metros de altura, si bien es probable que en su época tuviese bastante más metros de altura, perdidos debido a la erosión. El interior del zigurat no es hueco, sino que está completamente formado por ladrillos de barro. Las paredes exteriores están recubiertas por una capa de 2,4 metros de grosor de ladrillo cocido y betún y cada una de ellas está orientada a un punto cardinal. Es posible que en la cima albergase un templo. El acceso a las plantas superiores se realizaba a través de tres escaleras exteriores.

El Gippar era un recinto sagrado consagrado a Ningal situado en el sureste del recinto. Si bien fue remodelado por completo durante la dinastía III de Ur, es muy posible que su construcción se remontase al período Dinástico Arcaico. El interior del edificio estaba dividido en dos partes por un pasillo y contenía numerosas habitaciones que se situaban alrededor de patios. El Gippar funcionaba como residencia de la sacerdotisa en y su séquito. Además, la diosa Ningal tenía varias habitaciones reservadas a su uso.

En cuanto a la arquitectura residencial, la vivienda del Ur del II milenio a. C. estaba organizada en torno a un espacio central y generalmente tenía dos plantas. El espacio central ha sido interpretado en ocasiones como un patio, si bien es probable que se encontrase cubierto. En la ciudad se ha encontrado otro tipo de edificaciones de peor calidad, formadas simplemente como un agrupamiento en línea de unas pocas habitaciones. Se ha especulado sobre la posibilidad de que se tratase de comercios o talleres, si bien también es posible que fuese un tipo más humilde de vivienda.4

Las tumbas reales de Ur

Uno de los hallazgos más sorprendentes de la expedición de Leonard Wooley en Ur fue una serie de 16 sepulturas a las que se denominó las Tumbas Reales de Ur. Pertenecían al período Dinástico Arcaico y estaban construidas por paredes de ladrillo o piedra coronadas por una bóveda. Se encontraban en un cementerio mayor, destinado a todo tipo de personas y que contenía más de 2.500 tumbas. Cada una de las tumbas reales contenía un cuerpo principal y un cierto número de acompañantes, así como numerosas riquezas.

Copa de oro encontrada en la tumba de la reina Puabi, actualmente en el Museo Británico. 26002400 a. C., período Dinástico Arcaico.

De todas las sepulturas, destacaba la de una reina identificada gracias a su sello cilíndrico como Puabi. En su interior, además de la reina, se encontraban los cuerpos de cinco hombres armados y diez mujeres acompañadas por la magnífica Arpa de Ur rematada por la cabeza de un toro en oro. La cámara contenía incluso un carro y los esqueletos de dos bueyes. El cuerpo de la reina estaba envuelto en joyas y mantos con incrustaciones. Sobre la cabeza llevaba un tocado a base de hojas y una peineta rematada por estrellas de cinco puntas. Cerca de su mano tenía una copa de oro. Debajo de un baúl había un pasadizo que comunicaba con otra cámara funeraria; en ella se encontraba el rey A-kalam-dug de Ur, cuya tumba había sido parcialmente saqueada.

Otra de las tumbas reales pertenecía al lugal Meskalamdug. En otra de las fosas, cuyo dueño no se conoce, se encontraron 74 cuerpos, la mayoría de mujeres, lujosamente ataviados. Es en esta última tumba donde se encontró el Estandarte de Ur, una de las piezas más célebres de las halladas en Ur. El estandarte, está dividido en distintas franjas que contienen escenas cotidianas y de guerra, en la que destaca la representación de carros de guerra.

Se ha interpretado de diferentes formas el hecho de que las tumbas reales contuviesen cuerpos de sus sirvientes; para algunos autores, se trataba de enterramientos rituales, en los que el monarca era acompañado por éstos hacia el más allá. Sin embargo esto no ha sido demostrado y también se han barajado otras opciones, como que la tumba real fuese escogida por las élites como lugar ilustre de enterramiento, siendo sus cuerpos desplazados allí una vez construida.

Tell al-Muqayyar – más conocida como la antigua ciudad de Ur – es uno de los sitios arqueológicos más notables descubiertos en el Medio Oriente. Los restos de este antiguo asentamiento forman un montículo que se eleva a una altura de más de veinte metros por encima de la llanura de inundación del suroeste de los ríos Tigris y Eufrates en el sur de Irak, cerca de la moderna ciudad de Nasiriya. 1927.

Tjelvar

Tjelvar

La tumba de Tjelvars es un gran barco en Gotland.

Vista frontal del sitio funerario de Tjelvar, isla de Gotland, Suecia. ( CC BY-SA 2.0 )

Gotland, la isla más grande de Suecia, alberga iglesias medievales, ruinas de la catedral y numerosos sitios prehistóricos. Los sitios arqueológicos e históricos que salpican esta tierra forman una línea de tiempo del pasado de Gotland. Uno de esos sitios se conoce como la tumba de Tjelvar. Es un entorno de piedra en forma de barco que se encuentra en la costa este de la isla. Los sitios de este tipo se pueden encontrar en toda Escandinavia, por lo general se datan a principios de la Era Vikinga, a finales del siglo VIII dC. Sin embargo, la tumba de Tjelvar puede fecharse hasta la Edad de Bronce, anterior a los otros sitios en casi 2000 años. Desde la Edad de Bronce hasta la Era Vikinga, hasta nuestros días, este estilo ha resucitado y se siguen construyendo réplicas alrededor de Gotland y Escandinavia.

Según Gutasagan (La Saga de los Gotlandeses), escrita a principios del siglo XIII, es la tumba de Tjelvar, la primera persona en establecerse en Gotland hace unos 6000 años. Tjelvar es una figura en Gutasagan, donde se anuncia que fue el primero en hacer fuego en la isla, que antes se hundía en el océano durante el día y se levantaba por la noche, pero ahora se ponía de pie. El hijo de Tjelvar Havde (Hafþi) y su esposa Vitastjerna (Huítastierna) se convirtieron en los antepasados ​​de los habitantes. Según su nombre, será enterrado en la tumba de Tjelv en Gotland. Se ha supuesto que Tjelvar sería idéntico a Tjalve y, como sirviente del dios del trueno Tor, estaría asociado con el fuego.

La tumba de Tjelvar es una de las más famosas y populares de estas tumbas, ya que la leyenda de Tjelvar se ha entrelazado con la existencia de este sitio funerario de barcos de la Edad del Bronce durante milenios. Solo hay una fuente conocida que explica la leyenda de Tjelvar en lo que se refiere a la fundación de Gotland, pero también aparece en la Prosa Edda.

El Gutasaga es una saga sobre la historia de Gotland antes de su cristianización. Fue registrado en el siglo XIII dC y solo sobrevive en un solo manuscrito, The Codex Holm, B. 64. Fue escrito en el idioma nativo de la tierra, Old Gotnish, un dialecto del antiguo nórdico. La saga comienza con Gotland siendo descubierto por un hombre llamado Tjelvar. En esta leyenda, Gotland está bajo un hechizo que sumerge la isla en el mar durante el día y la saca del agua por la noche. Este hechizo se rompe cuando Tjelvar trae fuego a la isla. Los nietos de Tjelvar dividirían a Gotland en tres partes, o Tredingar, y esta división permaneció legal hasta 1747. Permanece dentro de la iglesia, que aún conserva esta división en tres Decanatos.

El «barco» tiene una longitud de 18 metros y un ancho de 5 metros. En las cercanías también se encuentran los restos de dos fuertes de la Edad del Hierro. Desde Slite, conduzca hacia el sur en la carretera 146 hacia Gothem y busque las señales en el lado derecho de la carretera.

Con fecha del 1100-500 aC, Tjelvar’s Grave es uno de los conjuntos de piedra en forma de barco mejor conservados de Gotland. La tumba mide 18 metros (59.06 pies) de largo y 5 metros (16.40 pies) de ancho. La altura de las piedras de la borda disminuye hacia el centro de la nave, que también se ha llenado de piedras para formar una cubierta de barco. Un ataúd de piedra saqueada, que contenía huesos cremados y algunos fragmentos de cerámica, fue descubierto en una excavación en la década de 1930.

El primer esqueleto hallado en Gotland hasta ahora data de hace 8000 años, pero esto fue antes de que los entierros en forma de barco fueran populares. Este tipo de sitios reemplazó el sitio de la tumba de estilo mojón, que estaba hecho de una pila de piedras. El barco de piedra, o la configuración del barco, era una costumbre de entierro temprana en Escandinavia. El sepulcro o el entierro de la cremación estaba rodeado por bloques o piedras ajustadas o sueltas en el contorno de un barco. Los eruditos han sugerido que el barco de piedra surgió del deseo de permitir que los muertos pasaran a la otra vida con todas sus pertenencias mortales. Alternativamente, el barco se asoció específicamente con el viaje a Hel, o donde llegaron los muertos para ingresar al más allá en la mitología escandinava La leyenda de Tjelvar

Información adicional presentada por Drew Parsons en septiembre de 2011: esta tumba data de finales de la Edad del Bronce entre el 1100 a. C. y el 500 aC, cuando los túmulos fueron reemplazados por tumbas en forma de bote. Cuando se excavó en la década de 1930, la cista robada reveló algunos huesos cremados y restos de tiestos. El esqueleto más antiguo hallado en Gotland hasta ahora data de hace 8000 años. La leyenda de que Tjelvar fue el primero en descubrir Gotland se ha entrelazado con la existencia de este sitio funerario de barcos de la Edad del Bronce durante milenios. Justo al norte de Aminne se pasa a través de Tjälder y unos cientos de metros más al norte, tomar el camino de grava al oeste hacia Bäl y Bjärs. El sitio está aproximadamente a 2 kilómetros por este carril. Referencias: Riksantikvarieämbetet Fornsök: Boge 28: 1; seegotland.se Sitio 66 Tumba de Tjelvar.

 

Tesoro de Atreo

Tesoro de Atreo

Cerca de la salida.

Bóveda del Tesoro de Atreo.

El Tesoro de Atreo, también llamado Tumba de Atreo y Tumba de Agamenón, es la tumba abovedada, o tholos, más monumental que se conoce en Grecia se construyó en torno al 1250 a.C. Es la obra maestra de la arquitectura funeraria micénica.

Está en las afueras de Micenas, y en un principio se le atribuyó a Atreo, el padre del gran rey Agamenón, cabeza visible de la guerra de los aqueos contra Troya, puesto que suele datarse en el siglo XIII a. C.1

Esta tumba pertenece al arte cretomicénico. Sigue el modelo difundido por todo el Mediterráneo de tumba precedida por un corredor. En este caso, tiene dos cámaras, destacando la «falsa bóveda» de la más grande de ellas obtenida mediante la superposición de hiladas concéntricas de sillares que van reduciendo el espacio, por lo que sus presiones son verticales y no oblicuas, como en una verdadera bóveda.

Una parte del dintel de entrada al monumento fue sustraída por Thomas Bruce Elgin, entonces embajador británico ante el Imperio Otomano, y trasladada a Londres junto con esculturas del templo ateniense del Partenón (Mármoles de Elgin) y actualmente forman parte de la colección permanente expuesta en el Museo Británico.

Se cerraba con una doble puerta como indican los huecos de las bisagras conservados en el umbral. En su origen, la fachada estaba decorada: la puerta se enmarcaba entre dos semicolumnas de mármol verde decoradas en zigzag (algunos fragmentos están en el Museo Británico y en el Museo Arqueológico de Atenas.)

Sobre el dintel, el triángulo de descarga estaba flanqueado por dos semicolumnas y revestido con mármol polícromo adornado con bandas horizontales de espirales y rosetas. El tholos (la falsa cúpula) tiene un diámetro de 14,5 m y una altura de 13,2 m. Se construyó con 33 filas paralelas de sillares ortogonales con un estilo de construcción en el que en donde cada fila superior de piedras sobresale hacia el centro disminuyéndose así en cada una de ellas el diámetro del círculo.

El interior se hallaba decorado con piezas metálicas, fijadas con clavos, de los que aún pueden verse los agujeros que dejaron en la piedra. Una sala de menores dimensiones se sitúa en el lado norte de la cámara, cuyos muros estaban recubiertos originalmente con losas de piedra labrada. El Tesoro de Atreo fue en su época el mayor monumento arquitectónico del continente europeo. No debemos finalizar la visita a Micenas sin visitar este portentoso monumento, quizás el más impresionante de todo el yacimiento.

La visita de este colosal complejo sigue siendo hoy día uno de los momentos culminantes en un viaje a Micenas, a pesar de su desnudez, por estar desprovisto de todos los elementos que decoraban su fachada y el interior de la cámara. El dromos es extremadamente largo, unos 36 m por 6 m de ancho. En el punto de encuentro del dromos con la fachada, los muros del corredor alcanzan los 14 m de altura. El vano de la puerta, de forma trapezoidal, es también enorme: 5,4 x 2,6 m y da acceso al stomion o pasillo interior, cubierto por dos enormes dinteles de piedra, de 1 m de espesor y un peso aproximado de 120 toneladas el mayor de ellos. El bloque interior, de 8 x 5 m, presenta su cara lateral tallada siguiendo el contorno circular

Santuario Trekhostrovskoe

Santuario Trekhostrovskoe

(kapishche), región de Volgogrado, Rusia

49° 9’50.84”С  43°55’27.70”В

La estructura de culto «Santuario Trekhostrovskoe» debe su nombre al asentamiento más cercano: el pueblo de Trekhostrovskaya. Aquí está el santuario más antiguo y más grande de adoradores del fuego. Desde hace mucho tiempo la gente sabía que el lugar no es fácil. Vieron cómo las luces se queman por la noche sobre el santuario y vuelan en la oscuridad sobre la tierra. Y dicen que a veces aparece un pilar de luz sobre él, golpeando desde la tierra hasta el cielo.

El antiguo templo comenzó a revelar sus secretos a la humanidad solo a mediados de los 90. El descubrimiento, hecho famoso por el arqueólogo, profesor de la Universidad Estatal de Volgogrado, Anatoly Stepanovich Skripkin, era una sensación. La elección de los sacerdotes de la ubicación «santuario Trohostrovskoe» (energía, la seguridad de) para la construcción de un objeto tan culto claramente no era accidental. En tres lados de la zona rodeada por un canal del don, y en el noroeste de la estepa se extiende sin límites. Con toda probabilidad, el área meandro del Don percibido por la gente como el centro, una especie de «ombligo» de la tierra que habitan. La forma cíclica del santuario también es muy tradicional – que también es característico de Stonehenge (Inglaterra), Santuario de los celtas, germanos y eslavos anteriores. Es probable, evidencia de la existencia de una sola religión y la cultura en el territorio del continente euroasiático – la antigua aria (indoirania).

La elección de un lugar para la construcción del santuario, al parecer, estuvo acompañada de acciones rituales. Al menos, podría considerarse que fue elegido por los sacerdotes y fue acompañado por una cierta ceremonia. La entrega del santuario a la forma de la colina está conectada con las representaciones de la Montaña del Mundo o el Centro Mundial. El hecho es que el templo o santuario de muchos pueblos se percibía como el centro del Cosmos y se identificaba con la entrada a los tres reinos cósmicos: el cielo, la tierra y el infierno. El altar en el templo se consideraba el ombligo de la tierra, a través del cual se mantenían el orden mundial, la vida y la armonía. En la mitología india, el garante de estas virtudes era el dios del fuego Agni.

Se cree que el santuario de Trzechostrovsky es el único de su tipo en Europa, y tal vez en todo el mundo. En primer lugar, su tamaño es sorprendente: el área rodeada por un foso tiene aproximadamente 200 metros de diámetro, lo que es una vez y media más que el famoso Stonehenge inglés. Se enviaron muestras seleccionadas para el análisis de radiocarbono a diferentes laboratorios de universidades en los Estados Unidos y Alemania. Los resultados fueron impactantes: tres fechas ocurrieron a finales de la Edad del Bronce en los siglos XV-XIII. BC. e. y seis fechas de la época escita de los siglos VII-IV. BC. e. se obtuvieron en otros laboratorios.

Por lo tanto, el Santuario Trekhostrovsky es único en términos históricos. Monumentos similares en nuestra región, y de hecho el conjunto de la región de la estepa del Volga-Ural no es poco, lo que hace que sea muy importante en el estudio de la evidencia material de la edad de bronce y restaura creencias particulares y cosmovisión de los pueblos antiguos que habitaron la zona. No muy lejos del santuario está la Montaña Rumana, donde vienen ufólogos de todo el mundo.

El santuario de los adoradores del fuego parece una gran colina redonda, rodeada por todos lados por un amplio foso. El diámetro de la colina es de aproximadamente doscientos metros.

Los residentes locales han escrito sobre este lugar muchas historias misteriosas para atraer a los turistas. Pero estamos interesados ​​en el punto de vista de la ciencia.

Investigaciones de científicos mostraron que este santuario estaba dedicado al dios Agni y apareció hace unos cinco mil años. Es el edificio religioso antiguo más grande de Europa. En las fotos del satélite, el santuario parece un gran círculo. Incluyendo, y por lo tanto, algunos expertos llaman a este lugar el ombligo de la Tierra.

Había una vez una estufa gigante, un fondo y paredes, que, los constructores antiguos tendieron en piedra blanca. El calor en el horno de los adoradores del fuego, a juzgar por las piedras derretidas, alcanzó una temperatura de mil grados.

Los adoradores del fuego vienen periódicamente de todas partes de Rusia y celebran aquí sus misteriosos ritos.

Para esto, en la cima de la colina incluso pusieron círculos concéntricos de las piedras.

El suelo está cubierto de pequeñas monedas. Aparentemente, este lugar es visitado también por miembros de la secta secreta de esparcidores de monedas.

Extractos de diversos viajeros y visitantes:

***
«En el territorio de nuestra región hay un monumento arqueológico único, que no tiene análogos entre los sitios arqueológicos conocidos en el sur de Rusia. Este antiguo santuario está situado en la orilla derecha del Don en la curva de una pequeña meseta, a unos 7 km al norte de la localidad Trehostrovskoy Ilovlinsky Distrito. Es una estructura que difiere no solo en dimensiones impresionantes, sino también, como se vio después, con una arquitectura interna compleja.

Exteriormente, esta estructura es una altura artificial colina de 3 m y un diámetro de aproximadamente 150 m, rodeado por un potente ancho foso se varía de 24 a 32 m, y la moderna profundidad -. 2 m Por lo tanto, el diámetro de la construcción de acuerdo a los bordes exteriores del foso es cerca de 200 m. La parte central elevada se ve dañada por varios hoyos que quedan de la búsqueda del tesoro, que se llevó a cabo a principios del siglo 20 por la población local. Como resultado de la profundidad de excavación desde la superficie de fragmentos grandes de residuos de escoria vidriosos se han eliminado de la madera quemada, apelmazado marga rojiza masa «(c).

«A pesar de la cantidad limitada de información, ahora es posible abandonar las opiniones expresadas en el pasado por un número de investigadores sobre su propósito de producción. El análisis químico de las muestras mostró que esta estructura no era un horno de fundición de hierro, y remitirla a la Edad de Bronce generalmente elimina este problema. Las dimensiones de la estructura y nuestras ideas sobre su diseño también rechazan la posibilidad de usarlo para la preparación de carbón. La suposición hecha por nosotros desde el principio acerca de la designación religiosa del edificio nos fortaleció en este pensamiento durante su estudio posterior «(c).
«Se puede suponer que la construcción del santuario en el Don, a excepción de la salida del culto tradicional, y fue debido a algunas razones prácticas. Por ejemplo, como un acto de asignar un determinado territorio a un determinado grupo de la población. Esta existía la costumbre en la India védica, cuando se pensaba que la entrada legal a la posesión de la tierra comienza sólo después de la erección de un altar en honor del dios Agni ‘(c).

***
En general, los arqueólogos de Volgogrado tienden a creer que el «círculo de fuego» no es más que un templo gigante de zoroastrianos. Con la edad, los científicos aún no pueden determinarse – según algunas fuentes, el santuario de 3.300 años, según otros, en todas 2.500. Se han encontrado los sitios arqueológicos no hay fragmentos de cerámica o de los huesos, por lo que, en términos generales, el misterio del antiguo santuario aún no ha sido es revelado.

Es curioso que desde el descubrimiento, el «círculo de fuego» ya haya adquirido los mitos y se haya popularizado no solo entre los turistas, sino también entre los investigadores de otros mundos. Los residentes locales dicen que a veces hay ciudades enteras de tiendas de los ufólogos.

Llegamos a las montañas rumanas. No nos impresionó particularmente con su apariencia, vimos las elevaciones y son más interesantes. Aunque no, algo inusual todavía era. Habiendo llegado sin dificultad a la cumbre, nos encontramos con un paisaje tan pintoresco.

Los robles carbonizados parecían congelados en un baile extraño. Dicen que los rayos a menudo aquí, por lo tanto, los incendios. A sabiendas, la montaña atrae la atención de conocedores de ovnis y esoteristas: el espíritu místico vive allí.

Tumbas con alineamientos del Alto Tibet

Tumbas con alineamientos del Alto Tibet

De John Vincent Bellezza

Este número se centra en uno de los monumentos más distintivos de la principal zona paleocultural del Alto Tíbet: la necrópolis compuesta por piedras en pie y mausoleo. Estos centros de sepultura ritual aparecieron en la mitad sur de Changthang, desde Ruthok en el oeste hasta Namru en el este. Esta región expansiva está asociada con ese legendario reino de la literatura tibetana, Zhang Zhung. Las necrópolis presentan matrices cuadradas de cálculos erguidos alineados en los puntos cardinales o en las direcciones intermedias. Estas zonas contienen entre 100 y 3000 estelas o menhires en miniatura. Justo al oeste de cada campo de piedras en pie hay un edificio sobre el suelo alineado de la misma manera. Estas estructuras especialmente construidas funcionaban como templos funerarios y tumbas. Donde todavía están relativamente intactos, contienen cámaras pequeñas totalmente cerradas por paredes de mampostería masiva.

La datación de restos humanos de una de estas necrópolis hasta el siglo VII a. C. puede proporcionar alguna indicación sobre su cronología. Los huesos humanos que fueron probados AMS provenían de una tumba subterránea situada entre dos complejos de piedras y mausoleo. Si bien la fecha de este entierro no es necesariamente aplicable a la necrópolis en su totalidad, sí revela que la tierra en la que se fundó tenía asociaciones funerarias en el primer tercio del primer milenio a.C. En cuanto al período en el cual estos elaborados complejos funerarios fueron abandonados, se puede postular una fecha de no más tarde de 1000 EC. Alrededor de ese tiempo, el budismo se convirtió en la fuerza religiosa dominante en el Alto Tíbet, lo que sin duda llevó a la eliminación de aspectos más conspicuos de la herencia religiosa pre-budista. La construcción real de la necrópolis no es probable que haya continuado después de la anexión del Alto Tíbet por parte de los emperadores Purgyal del Tíbet central. El Tíbet central tenía un conjunto muy diferente de monumentos funerarios y, con la difusión de sus costumbres y su lenguaje hacia el oeste, se ejerció una gran presión asimilativa sobre las tradiciones culturales de las tierras altas.

La alineación de las piedras y los edificios de la necrópolis del Alto Tíbet apunta a un alto nivel de discernimiento astronómico. Como mínimo, el aumento y el establecimiento del sol en el transcurso del año se trazaron en estos sitios. Los cálculos lunares y siderales más complejos también pueden incumbir en los arreglos espaciales de la necrópolis, pero esto es difícil de establecer de una manera científicamente verificable. Además de las piedras erigidas, muchos sitios tienen losas largas de piedra incrustadas en el suelo para formar un patrón de cuadrícula que abarca hasta 800 m². Los pilares (la parte sobre la superficie) tienen una altura de 15 cm a 1.3 m y vienen en diferentes formas y tipos de piedras. Los especímenes tabulares invariablemente tienen sus dos lados largos orientados al norte y al sur.

Las tumbas-templo sólidamente construidas van desde solo 3 m de largo hasta más de 60 m de largo. Como ninguno de los techos ha sobrevivido intacto, solo podemos adivinar cuán altas eran originalmente estas impresionantes estructuras. Aún se alcanzan alturas de 5 m por algunas paredes, y es posible que ciertos mausoleos hayan sido significativamente más altos que este. Las tumbas de los templos estaban bellamente construidas con muros esculpidos, los ejemplos más grandes están intercalados con finas piedras de unión. Las paredes internas que rodean las cámaras funerarias (hay entre uno y cinco en cada estructura) a menudo están compuestas de mampostería más fina. Las paredes que envuelven las cámaras funerarias pueden tener un grosor de 2 mo más.

Dada la intrincada arquitectura de la necrópolis del Alto Tíbet, podemos suponer que alguna vez se realizó una compleja gama de actividades rituales en ellas. Algunos de los textos funerarios arcaicos tibetanos en los que he trabajado pueden proporcionar una indicación sobre la naturaleza de estas funciones, pero esto todavía es especulativo. Los textos sí mencionan las piedras largas (rdo-ring) y los registros de piedras erigidas (tho) utilizados en el reacondicionamiento místico de las almas de los difuntos, como un preludio a su entrada en la vida ancestral después de la muerte. Sin embargo, los textos funerarios proporcionan solo vagos indicadores geográficos y describen muy poco en el camino de la arquitectura mortuoria. Una tradición oral tibetana superior que asocia cada una de las piedras en pie en un sitio con un guerrero afligido de antaño puede influir en su función real. Claramente, recursos y mano de obra muy importantes se destinaron a la construcción de las necrópolis, proyectos que deben haber requerido la participación de una gran muestra representativa de la población local. Además, el uso y mantenimiento de estos centros funerarios solo podría haber sido un esfuerzo intensivo en mano de obra.

Las losas de piedra erigidas como pilares y como elementos en otros tipos de estructuras mortuorias se pueden rastrear en las estepas de la cultura Okunev y las cepas proto-mongoles del tercer milenio a.C. Alrededor de 1200 a.C., los pueblos pre-escitas comenzaron a erigir menhires en sus sitios de entierro, al igual que la cultura Tashtyk en el sur de Siberia más de 1000 años después. Finalmente, en los siglos V al VII CE, las tribus túrquicas crearon necrópolis similares en varias formas a los tipos del Alto Tibetano. Como está bien establecido, durante el período imperial del Tíbet hubo muchas interacciones entre los montañeses de la Meseta y los grupos turcos. Además, las referencias textuales tibetanas sugieren fuertemente que existían vínculos culturales con las tribus turco-mongolas incluso antes del siglo VII EC.

También vale la pena señalar que las estelas funerarias del Alto Tíbet y las estepas pueden haber servido de inspiración cultural para los antiguos pilares de los chinos conocidos como bei. Los bei fueron un monumento funerario dominante de las dinastías Han, Wei y Jin, que data de muchos siglos después de la aparición de prototipos del interior de Asia.

En ningún otro lugar del Tíbet se erigieron pilares funerarios, al menos en los números y configuraciones encontrados en el Alto Tíbet. Estas diferencias en el registro arqueológico apuntalan los relatos históricos tradicionales tibetanos, que sostienen que en la época preimperial, la Meseta estaba dividida en varios estados tribales, cada uno con su propio idioma.

Las estelas más pequeñas asociadas con el contexto del Alto Tibetano parecen ser una adaptación ambiental a las condiciones de gran altitud, extremadamente duras. No parece que los montañeses tuvieran el lujo de levantar grandes piedras erguidas, como lo hicieron los Scytho-Siberians. Sin embargo, lo que les faltaba de tamaño se compensaba con cifras absolutas, lo que convertía a la necrópolis del Alto Tibetano en uno de los mayores monumentos funerarios de la antigua Eurasia.

Las imágenes que aparecen a continuación son todas de expediciones realizadas entre 1995 y 2000. Algunas de estas imágenes nunca se han publicado, mientras que otras se publicaron en blanco y negro en monografías y documentos poco claros.

[No se comentan aquí, los templos o cámaras, aunque si lo hace el autor del artículo.

Fig. 1: Una vista parcial de la explanada de piedras en un sitio en el centro de Changthang. Está situado en un banco ancho sobre un valle de río principal.

La foto de arriba fue tomada a la altura del corto verano de Changthang en 1995. En aquel entonces no sabía muy bien qué había aparecido, lo que marcó el comienzo de 15 años de investigación y exploración posteriores. Tenga en cuenta las piedras largas más altas al este de la explanada, un rasgo morfológico de algunas necrópolis. Este sitio parece ser uno de los descritos por el erudito ruso George Roerich en su libro «Trails to Inmost Asia». Otros sitios descubiertos por George Roerich en 1927 son revisados ​​en mi obra en dos volúmenes, «Antiquities of Zhang Zhung», que pronto se publicará. De hecho, ya puedes encontrarlo organizado en thlib.org/Bellezza. Desde el momento de la Expedición a Asia Central de Roerich y mis expediciones de los años 1990 y 2000, las necrópolis del Alto Tíbet fueron olvidadas por completo (al igual que muchos de sus otros monumentos antiguos)

Fig. 2: Una densa serie de piedras en pie con los restos débiles de un edificio anexo en primer plano. Descubierto en 1999, este sitio se encuentra en el noroeste del Tíbet. El campo de piedras de pie está en sorprendentemente buenas condiciones.

Fig. 3: Otro ejemplo de una necrópolis Upper Tibetan más pequeña; este documentado por primera vez en 2000. Conocido como «Pilares del cielo», este sitio funerario de Changthang occidental disfruta de amplias vistas hacia el este, al igual que muchos de su tipo. Observe el edificio anexo en el lado derecho de la imagen. Se ha reducido a un túmulo rocoso

Fig. 4: Un ejemplo especialmente pequeño de un concurso de piedras de pie fotografiadas en 1999. Está compuesto por solo tres filas cortas de estelas, y aunque posiblemente haya habido una o dos filas adicionales originalmente, este era un sitio menor. Muy poco del diminuto templo-tumba adjunto ha sobrevivido

Fig. 5: En el otro extremo del espectro hay un ejemplo gigantesco llamado ‘Ruinas de la Confluencia de pasto de Onager’.

Las «ruinas de la confluencia de pasto de Onager» se documentaron por primera vez en 2000. Lamentablemente, hace unos 30 años, muchas de las piedras erguidas se sacaron del suelo y la tumba del templo fue desmantelada en gran parte por pastores locales, que los utilizaron para construir casas y corrales. A la izquierda del túmulo (los restos del mausoleo) es una de las muchas residencias construidas con las piedras robadas. Solo quedan alrededor de 100 piedras largas rotas en una explanada que originalmente pudo contener al menos 3000 de ellas. En el primer plano hay rastros de una red de pared de losa. Ruins of Onager Grass Confluence fue una de las necrópolis más grandes del Alto Tíbet y su destrucción es un gran golpe para la integridad arqueológica y cultural del Tíbet

Fig. 6: Una necrópolis de tamaño moderado ubicada en el espolón de una montaña en el centro de Changthang.

La mayoría de las piedras largas en el sitio anterior están in situ pero se han colapsado o están inclinadas en ángulos radicales. La pendiente sobre la que se construyó este monumento ha demostrado ser intrínsecamente menos estable que las que se construyen en las llanuras abiertas. Hay pocos fragmentos de pared integrales en el templo-tumba. En las inmediaciones se encuentra la ruina de un templo con muros de piedra, que según las luminarias locales, data de la época de Zhang Zhung. A pesar de que la necrópolis y el templo estaban activos en el mismo período de tiempo, representan hitos en el ciclo de vida de los contemporáneos en el antiguo Alto Tíbet. Documenté estos sitios en la Expedición del Circuito Changthang de 5 meses y medio en 1999.

Fig. 10: Los pilares de una necrópolis llamada ‘Red House’ ubicada en el oeste de Changthang.

El sitio anterior también se convirtió en uso pastoral, lo que ha tenido un impacto adverso en su conservación. Ninguna de las tumbas del templo ha perdurado. Los pastores locales no saben que, en realidad, este es un sitio funerario pre-budista. Si hubiesen sabido que nunca se hubieran establecido aquí. El drokpa promedio del Alto Tíbet evita lugares de los muertos. Posiblemente, este tabú puede ser aprovechado en la conservación de monumentos antiguos. Encontré Red House en 1999.

Fig. 11: El llamado ‘Complejo de la Torre’ en Yul Khambu. Este templo-tumba mide 14.5 m (este-oeste) por 22 (norte-sur) y la explanada de piedras erguidas 25 m (este-oeste) por 12.5 m (norte-sur). Más de la mitad de las 800 estelas estimadas en este complejo se mantienen en pie. Tower Complex es una de las seis instalaciones de este tipo en Yul Khambu, la mayoría de las cuales son aún más grandes

La espectacular necrópolis en Yul Khambu es probablemente mi descubrimiento arqueológico más impresionante en el Alto Tíbet. Lo encontré en 1999 cuando recogía información en un campamento de pastores en la cuenca debajo del sitio. Me dijeron que las ruinas de un «monasterio» y «convento de monjas» se encontraban en lo alto de las laderas. Fue hacia el final de una larga expedición y al final del día cuando llegué al campamento. Además, no estaba dedicando mucho tiempo a los sitios budistas. Aún así, pensé, ‘nunca se sabe’, y fui de excursión hasta Yul Khambu por mi cuenta. Me quedé asombrado con lo que vi, una maravilla arqueológica que anunciaba la sofisticación y el poder de los antiguos tibetanos superiores mucho antes de que el budismo echara raíces. Aún más emocionante para mí fue ver gradualmente cómo la necrópolis marcaba regiones geográficas y económicas clave de las tierras altas tibetanas, las partes constituyentes de un orden cultural arcaico con capacidades tecnológicas avanzadas. Supongo que si hubiera sido más conocedor de los medios, este descubrimiento podría haberse convertido en una sensación internacional. Sin embargo, mi enfoque de perfil bajo fue apreciado por todos los interesados, lo que me permitió continuar mis exploraciones sin obstáculos. Hasta el día de hoy, Yul Khambu y muchos otros sitios antiguos que he documentado son conocidos solo por aquellos como usted que tienen un interés real en las cosas tibetanas.

Fig. 12: El templo-tumba del complejo de la Torre. Dentro de sus paredes extremadamente gruesas hay dos cámaras funerarias.

En un momento, estas cámaras funerarias estaban cubiertas de capullos en esta mampostería. Además del enterramiento de lo que solo podrían haber sido individuos de la más alta condición social, los rituales conmemorativos bien pudieron haberse llevado a cabo en el mausoleo durante un largo período de tiempo. Trate de imaginarse esta estructura tal vez uno o dos metros más alta y con un tejado plano con piedras en voladizo. Es probable que las paredes hayan sido cubiertas con un yeso a base de arcilla, que a su vez puede haber sido pintado con brillantes pigmentos minerales. Se utilizaron piezas de cuarzo transparente y arenisca roja diseminadas por todo el sitio para embellecer la estructura. Los rituales llevados a cabo aquí giraban en torno a rendir homenaje a los muertos. Estos muertos socialmente exaltados pueden haber sido vistos como entidades que ejercen una influencia saludable sobre los vivos y sus empresas económicas y políticas.

Fig. 13: Otro de los seis grandes complejos en Yul Khambu. Esta imagen, como otras del sitio que se muestra en este boletín, fue tomada en una visita posterior a principios de la década de 2000. Para la escala, observe al individuo parado a la derecha de la tumba del templo en ruinas. En total, Yul Khambu alardeó de tener 10,000 pilares. Sorprendentemente, alrededor de 6000 siguen en pie. También en el sitio es una zona de fosas que cubren unos 10.000 m²

Fig. 14: Una tumba de templo casi nivelada en Yul Khambu de más de 60 m de longitud. El levantamiento de tales estructuras fue una gran hazaña de ingeniería hecha más notable por el hecho de que la mayoría de la población antigua (como en tiempos más recientes) residía en refugios portátiles, como la legendaria carpa negra de pelo de yak (sbra-nag).

Fig. 15: Algunos de los muchos pilares en una de las explanadas inferiores en Yul Khambu. Originalmente había alrededor de 3000 piedras en este conjunto. Un verdadero bosque de piedras de pie, ahora está cubierto con el arbusto conocido como drama (gra-ma) y otra vegetación

Fig. 16: Otra imagen del concurso de piedras en pie en la fig. 15. Debajo del sitio hay uno de los muchos miles de lagos en el Changthang.

Este lago en particular es considerado sagrado por los residentes actuales. El papel que este lago o la cordillera al oeste del sitio podría haber jugado en las actividades rituales de Yul Khambu no está claro. Los textos funerarios arcaicos dicen que las deidades de los lagos sagrados y las montañas funcionaban como aliados de los muertos, ayudando en su paso al otro mundo. No es irracional contemplar que hace entre 14 y 20 o más siglos, este tema escatológico era conocido por los constructores y usuarios de Yul Khambu.

  • El 9 en el mar de Barents, Noruega.
  • Ahu Vaihu – Pascua
  • Ahu Vinapu
  • Ain Dara
  • Anomalía del Mar Báltico
  • Avenida Beckhampton
  • Beglik Tash
  • Bolshoi Zayatsky – Laberintos de piedra
  • Carolina bays
  • Casas de gigantes
  • Cashtal yn Ard (cerca de Maughold)
  • Chand Baori
  • Chankillo
  • Cheesewring
  • Círculos del mar Adriático
  • Coddu Vecchiu
  • Cráter Patomskiy
  • Creevykeel (La tumba de los gigantes)
  • Cumbemayo
  • Dólmen de Lácara
  • Dolmenes de Gochang, de Hwasun y de Ganghwa
  • Dwarfie Stane
  • Ek Balam
  • El ojo del Sahara o Estructura de Richat
  • Estructura en el mar de Galilea (Israel)
  • Externsteine
  • Falicon
  • Georgia Guidestones
  • Ġgantija
  • Guachimontones
  • Ħaġar Qim
  • Hal Saflieni Hypogeum
  • Hayu Marca
  • Ingapirca
  • Inuksuk Point
  • Isla de Pascua
  • Jebel Mutawwaq
  • Kachari
  • Kalasasaya – El calendario de Tiwanaku
  • Kiviks Graven
  • La huella de la serpiente
  • La Piramide Circular de Cuicuilco
  • Langis de Tongatupu
  • Las Águilas
  • Las tumbas colmena de Omán
  • Líneas de Sajama
  • Líneas de Nazca
  • Listoghil
  • Los Cart-ruts de Malta
  • Los cart ruts de Turquía
  • Media Luna piedra Israel
  • Mingun Pahtodawgyi
  • Mnajdra
  • Montículos de Iowa
  • Montículos Mima
  • Moray
  • Naveta Des Tudons
  • Nias
  • Noraduz
  • Paratoari
  • Parque de los Menhires
  • Pirámide en Kazajistán
  • Pirámides de Güímar
  • Puerta de Aramu Muru
  • Puerta Pura Lempuyang
  • Qanat
  • Rani ki vav
  • Rola
  • Ruinas en el Lago Titicaca
  • Santuario de Panóias
  • Sigiriya
  • Sumba
  • Talayots
  • Tana Toraja
  • The Avenue
  • Tongatapu
  • Toros de Guisando
  • Tumba de Pentre Ifan Dolmen
  • Wadi Talmest
  • Zhane

    Necrópolis de Alcalar

    Monumentos Megalíticos de Alcalar

    Monumentos megalítico de Alcalar (Monumentos Megalíticas de Alcalar) grupo prehistórico de Alcalar, asentamiento Calcolítico de Alcalar, necrópolis megalíticos de Alcalar Necropolis (Necrópole)

    Official name: Monumentos de Alcalar/Conjunto Pré-histórico de Alcalar/Povoado Calcolítico de Alcalar/Necrópole Megalítica de Alcalar

    Nombre: Alcalar

    Country:  Portugal; Algarve

    Distrito: Faro

    Municipio: Portimão

    Coordinates: 37°11′56.93″N 8°35′17.15″W

    Origen: 3000 BC

    Acceso

     

    Alcalar, 5 kilómetros (3,1 millas) de Mexilhoeira Grande, junto a la carretera de Alcalar-Casais, en la Estrada Nacional E.N.125 entre Penina y Senhora de Verde

    Los monumentos megalítico de Alcalar (Portugués: Monumentos Megalíticas de Alcalar) son un grupo de tumbas, que conforman una necrópolis de Calcolítico, ubicada en la parroquia civil de Mexilhoeira Grande, municipio de Portimão, Portugal.Contents

    Historia

    Durante el tercer milenio, un tramo de tierra de 10 hectáreas, ubicado al final de una parte navegable del río Torre se convirtió en el centro de asentamiento. Fue construido en la cima de una colina a lo largo de la franja costera de piedra caliza del Algarve, en lo que se conoce como el asentamiento de Alcalar, aproximadamente a 5 kilómetros (3,1 millas) de Mexilhoeira Grande. Es probable que el grupo megalítico por el que se conoce esta área se haya construido entre 2000 y 1600 a. C., a la altura del período Calcolítico. [1] [2]

    Alrededor de 18 tumbas megalíticas diferentes se construyeron en las colinas circundantes, formando una necrópolis utilizando diferentes técnicas de construcción en tiempo extra. [1]

    En 1975, el Estado adquirió parcialmente Tholos 7. [2] El año siguiente, se construyó una cerca para proteger el sitio. [2]

    En 1982, el Estado adquirió la casa rural llamada Courela das Minas, y completó las reparaciones de la cerca del sitio. [2]

    Durante la década de 1990, se llevaron a cabo excavaciones del monumento y los subsuelos de piedra caliza del Monte de Canelas, lo que resultó en el descubrimiento de que el espacio se usó como osario, donde se completaron varios rituales, principalmente en los fallecidos enterrados en posición fetal. Estas investigaciones culminaron en el envío del 8 de abril de 1997, sobre la ampliación del área de protección por parte de la Vicepresidencia del IPPAR. [2]

    Interior de una de las tumbas

    En 23 de octubre de 1998, bajo los auspicios del Programa de Salvaguarda e valorización Conjunto Pré-histórico de Alcalar (programa de la salvaguardia y la valorización de los monumentos prehistóricos de Alcalar), despacho 18 364/98, (publicado en el Diario da República, serie 2, 245), el estado procedió a expropiar los edificios rurales en el centro de la parroquia civil de Mexilhoeira Grande (en el artículo 160, esta J). [2] Esto fue seguida en 07 de mayo de 1999, bajo el mismo programa bajo despacho 9109/99 (publicado en la Diario da República, Serie 2, 106), la adquisición de la casa rural Courela das Minas, conforme al artículo 161, apartado J, un centro interpretativo, diseñado por João Santa Rita. En 1998, el IPPAR estuvo involucrado en el trabajo para restaurar el túmulo funerario, proporcionando acceso a la galería de Tholos 7, recomposición de los megalitos, drenaje de los espacios y protección adecuada, que además implicó el estudio geotectónico del sitio. [2] ]

    In October 2000, the Centro de Acolhimento e Interpretação dos Monumentos (Interpretative and Study Centre), constructed by the IPPAR, under the Programa de Salvaguarda e Valorização do Conjunto Pré-histórico de Alcalar was inaugurated to the public.[2]

    El 25 de agosto de 2008, el DRCAlgarve, propuso la extensión de la zona de protección para los monumentos. [2] Esto fue apoyado, el 3 de marzo de 2009, por el consejo consultivo de IGESPAR para la ampliación de la zona de clasificación. [2]

    El Centro de Interpretación fue transferido, el 1 de marzo de 2012, de la dirección de la Dirección Regional de Cultura del Algarve (DCRAlg) a una asociación con el gobierno municipal de Portimão, convirtiéndose en un núcleo del museo local: por lo tanto, estaba cerrado para la construcción y rehabilitación. [2] Ambas entidades participaron en obras públicas para beneficiar la viabilidad turística del sitio entre el 1 y el 4 de marzo de 2012; las excavaciones arqueológicas se ampliaron para consolidar también los monumentos, en particular Tholos 7, y el análisis geofísico del monumento 15. [1]

    Necrópolis de Alcalar

    Junto a la pequeña localidad de Alcalar, en el extremo sur de Portugal, fue identificado, en el último cuarto del siglo XIX, el más notable asentamiento calcolítico de un territorio delimitado al norte por la Sierra de Monchique y al sur por la Bahía de Lagos. Ahí se desarrolló a lo largo del Tercer milenio a.n.e. un aglomerado poblacional de grandes dimensiones. 

    El asentamiento de Alcalar comprende un área de vivienda, conocido en la bibliografía como Poblado Calcolítico de Alcalar y cuyas ruinas se extienden sobre una superficie amesetada que destaca sobre los valles circundantes, y agrupamientos de templos funerarios monumentales con áreas ceremoniales conexas, construidos y utilizados a lo largo de varios siglos, entre el Neolítico final y los inicios de la Edad del Bronce: una «necrópolis megalítica» que, por el lado norte, configura una delimitación adicional del hábitat.

    El sitio alcanza, en su conjunto, una extensión superior a 20 hectáreas y, a lo largo de unos ocho siglos, constituyó el más destacado centro habitacional y político del Algarve occidental, nuclearizando la red de asentamiento neolítica preexistente.

    El entorno territorial de este asentamiento fue objeto de estudio desde finales del siglo XIX hasta el presente. La concentración de edificios funerarios megalíticos en Alcalar, el tamaño de los túmulos y la singularidad de los objetos recuperados en su interior, sobre todo objetos manufacturados en cobre, láminas de oro decoradas, grandes cuchillos en caliza oolítica, grandes puntas de sílex de «tipo alcalarense», morteros de mármol… condujo a los diferentes autores a interrogarse acerca del origen de estas evidencias.

    La Necrópolis está constituida originalmente por cerca de doce tumbas de pasillo, las cuales presentan una gran variedad de soluciones arquitectónicas y de técnicas de construcción, de la cámara puramente megalítica a la de falsa cúpula con nichos laterales. Del conjunto, el conocido como monumento número 7 es el que presenta un mejor estado de conservación. Se trata de un dolmen de tipo tholos con una única entrada en el centro de su fachada, rectilínea y orientada a naciente, y un corredor estrecho que conduce a la cámara de falsa cúpula.

    En unos de esos nichos se encontró un individuo inhumado junto al que se hallaban cuchillos de sílex y de cobre. El descubrimiento de cuerpos enterrados en postura fetal ha permitido estudiar diferentes rituales de enterramiento. Los objetos hallados en las diferentes intervenciones arqueológicas están expuestos en el Museo Nacional de Arqueología, en Lisboa, y en el Museo Regional de Lagos.

    Publicado por Liza Hume

    Arquitectura

    Plan of Tholos 7

    El sitio está ubicado en una colina, con condiciones naturales que permiten su defensa. El área está poblada por una necrópolis de varios túmulos y túneles rectangulares (con cámaras y corredores). Algunos incluyen falsos cópulas y nichos laterales, con varias técnicas arquitectónicas empleadas en su construcción.

    Debido a su carácter monumental, Tholos 7 (que fue construido en el tercer milenio) constituye un centro histocultural y científico innegable del sitio, incluida la cantidad de artefactos desenterrados. [1] La tumba de la colmena de cairn, se construye de un montón de piedras alrededor de un tholos, con un corredor subyacente y una cámara abovedada (o cripta). [1] Su base se compone de esquisto y se duplica en una pared que rodea la estructura, formando un camino. [1] Su diámetro es de 27 metros (89 pies), con una entrada orientada al este ubicada en el medio. El acceso a la cámara principal se realiza a través del corredor orientado hacia el este, cubierto por grandes losas de piedra caliza que se orientan para enfocar estrechamente el acceso a la cripta. Este espacio está cubierto por una losa de piedra caliza, y se encuentra en el centro geométrico de la tumba. [1]

    Para una detallada información gráfica, visitar el blog de Salvador Escalona:

    https://mibitacoradehistoria.blogspot.com.es/2014/05/dolmenes-de-alcalar.html

    Kurgán

    Kurgán (túmulo funerario)

    Un kurgán es un montículo de tierra y piedra levantado artificialmente sobre una tumba o tumbas. La palabra kurgán es de origen turco que significa, en su origen, «fortificación» y luego, por su uso en la arqueología rusa, pasó al idioma ruso como курга́н, túmulo.

    Designa un enterramiento provisto de un túmulo (montón de tierra y piedras levantado sobre una tumba o varias), debajo del cual está la cámara funeraria, normalmente construida en madera. Este fue el método de enterramiento usado por muchos pueblos de las estepas euroasiáticas desde el IV milenio a. C. hasta los siglos V y VI d.C.

    Son tumbas típicas de la Edad del Bronce (a partir del 4.000 a. C.), desde el Macizo de Altai hasta el Cáucaso, Rumania y Bulgaria. A veces son estructuras muy complejas, con subdivisión del espacio y cámaras internas, que conforman una macro-tumba con diferentes habitaciones.

    En la cámara mortuoria, en el centro de la estructura, se enterraba a miembros de la élite dirigente con ajuares y ofrendas rituales, con frecuencia cuerpos de caballos y carros, pero también vasijas, armas, etc. Aunque son más frecuentes en los territorios europeos y centroasiáticos, el enterramiento tumular se expandió más allá de estos lugares.

    Los kurganes son típicos de la Edad del Bronce, principalmente en el área comprendida desde el macizo de Altái hasta el Cáucaso, Rumanía y Bulgaria. No obstante, los kurganes se construyeron ya desde el Eneolítico y después, en la Edad del Hierro, la Antigüedad y la Edad Media, con viejas tradiciones todavía activas en el sur de Siberia y en Asia Central. La cultura de los kurganes se divide, arqueológicmente, en varias subculturas como las de Tumbas de madera, Foso, Escitas, Sármatas, Hunos y Kipchak.

    La arqueóloga Marija Gimbutas propuso la hipótesis de que el primer pueblo en utilizar este tipo de tumba sería protoindoeuropeo y hablaría la lengua madre de todas las lenguas indoeuropeas. Cuando empezaron a dispersarse, estas tribus ya conocían la metalurgia del cobre. Eran los mismos que se encuentran entre los primeros criadores de caballos del mundo. Dejaron un gran número de túmulos en donde las excavaciones arqueológicas contemporáneas han descubierto muchos restos de su sociedad.

    Se han hallado kurganes en las regiones habitadas por las poblaciones herederas de los protoindoeuropeos, notablemente protoindoiraníes, después iranios y, en particular, escitas. Los kurganes de grandes dimensiones eran los de los reyes. Más al este, en Kazajistán, podrían llegar a tener 200 metros de diámetro. Estas imponentes tumbas datan del primer milenio antes de Cristo. Los túmulos, son de medidas variables, desde 7 a 8 metros de diámetro, por 2 metros de alto, hasta tamaños tan considerables como los 500 metros de diámetro de base para los kurganes de Siberia, por 20 metros de alto, y los 350 metros de base, por 76 metros de alto para el Mausoleo de Qin Shi Huang.

    A veces son estructuras muy complejas, con divisiones del espacio y cámaras internas, que conforman una macro-tumba con diferentes salas. En la cámara mortuoria, en el centro de la estructura, se enterraban miembros de la élite dirigente con ajuares y ofrendas rituales, con frecuencia, caballos y carros, pero también vasijas, armas, etc.

    Litografía de Carlo Bossoli (Londres, 1856)1​ de la llamada «Tumba de Mitrídates», un kurgán cerca de Kerch.

    Indoeuropeos. cultura de los Kurganes

    Las Culturas más importantes, “usuarias” de estos túmulos son:

    Cultura Yamna (3200 – 2300 a. C.), más europea que asiática.

    Cultura de Andrónovo (2300-1000 a. C.)

    Cultura de Srubna (1500-800 a. C.)

    Cultura Escita (700-1 a. C.)

    Cultura de Sredny Stog, más asiática que europea.

    Mapa de las migraciones indoeuropeas desde el 4000 a. C. al 1000 a. C. de acuerdo con el modelo Kurgan. La migración anatolia (indicada con una flecha punteada) podría haber tenido lugar bien a través del Cáucaso bien a través de los Balcanes. El área púrpura corresponde al supuesto Urheimat (cultura de Samara, cultura de Sredny Stog). El área roja corresponde a la región donde se habrían asentado los pueblos indoeuropeos hasta cerca el 2500 a. C. aproximadamente, y el área naranja cerca del 1000 a. C.

     

    Salbyk kurgan25 metros de alto y 500 de diámetro (c. siglo 4 aC)

    Originarios de las estepas rusas, los kurganes (antecesores de los indeoeuropeos), eran tribus nómadas que vivían de la ganadería, la caza y la rapiña. Destacaron por el uso en la guerra del caballo, el carro y el hacha de doble filo.

    La cultura de los kurganes se extenderia por el Danubio, el norte de Europa y el norte de Irán durante el tercer milenio aC. Muchos de estos túmulos están agrupados en la zona de las culturas Escita, Sármata, Hunnish y Kuman-Kipchak.

    Esquema típico de un kurgán de las estepas.

    Kurgán tracio cerca de Pomorje, Bulgaria.

    En Siberia se creó una ciudad con este nombre: Kurgán es una ciudad con un pasado que se remonta al Neolítico. Esta ciudad del suroeste de la Rusia siberiana a orillas del río Tobol es la capital de la región administrativa (óblast) del mismo nombre. La historia nos relata que Kurgán se fundó en el siglo XVII y pronto se convirtió en el principal mercado de la región.

    El ojo del Sahara o Estructura de Richat

    El ojo del Sahara o Estructura de Richat

    La Estructura de Richat (21°7.6′N 11°24′O) es una estructura geológica singular ubicada en el desierto del Sahara en Mauritania. La estructura, que tiene un diámetro de casi 50 kilómetros, ha llamado la atención desde las primeras misiones espaciales porque forma un raro ojo de buey en la monótona extensión del desierto.

    Hace décadas se consideró como el resultado del impacto de un meteorito debido a su forma circular concéntrica, pero después de varios estudios se ha demostrado que se trata de un domo anticlinal que ha sido erosionado a lo largo de millones de años, y nos muestra su núcleo. Ninguno de los estudios realizados ha identificado evidencias de impacto meteorítico (metamorfismo de impacto).1​ La estructura está constituida por rocas del Proterozoico en el centro a Ordovícico en el exterior, con carbonatos (calizas y dolomías) que contienen brechas silíceas del Cretácico originadas por disolución y colapso kárstico, e intruidas por diques anulares de basalto, kimberlita y rocas volcánicas alcalinas. La estructura y su núcleo de brechas se interpretan como la expresión superficial de un complejo magmático alcalino de edad cretácica que afectó a las rocas más antiguas, dando lugar a la karstificación y posterior relleno de origen hidrotermal.2

    El ojo del Sahara fue visto por primera vez en el año 1965 por parte de un par de astronautas de la NASA. A día de hoy sigue siendo misterioso.

    Las estructuras que tan solo son visibles desde el espacio siempre han suscitado bastante atracción al ser humano.

    Qué es el ojo el Sahara

    El caso del ojo del Sahara es un poco peculiar. Si bien los círculos de Hadas y los puquios parecían tener algún tipo de funcionalidad, para plantas o humanos respectivamente, el ojo del Sahara o Estructura de Richat no parece tenerla. Se trata de un curioso accidente geográfico de unos 50 kilómetros de diámetro en pleno desierto, cerca de la ciudad de Ouadane (al noroeste de Mauritania).

    La estructura es concéntrica, como si de una cebolla cortada se tratase. Su descubrimiento fue pura casualidad, pues lo realizaron los astronautas de la NASA James McDivit y Edward White el pasado año 1965 cuando se llevaba a cabo la misión espacial Gemini 4. Cuando dicha misión sobrevoló Mauritania, vislumbraron el accidente geográfico, el cual no es visible desde el llano, pero sí desde varios kilómetros de altura.

    Hipótesis sobre el origen del ojo del Sahara

    El origen del ojo del Sahara, a día de hoy, sigue siendo desconocido. Algunas hipótesis apuntantaban a que el origen de esta formación geográfica fue un antiguo meteorito hace millones de años. Sin embargo, estudios posteriores no han logrado encontrar evidencias al respecto. En la actualidad, la hipótesis mayoritaria afirma que es una estructura simétrica de un domo anticlinal, que se ha ido creando por la erosión a lo largo de millones de años.

    La zona central del ojo del Sahara contiene diversos tipos de rocas, como riolíticas volcánicas, ígneas, carbonatitas y kimberlitas de hace unos 2.500 millones de años.

    Suena llamativo, ¿verdad? Pues no debería serlo, pues este tipo de formaciones en forma de “cebolla” como el ojo el Sahara son bastante comunes. De hecho, en España podemos encontrar una, concretamente en Huesca, entre las localidades de Saanta y Estopiñan del Castillo. Lo que destaca de la Estructura de Richat es que se encuentra justo en medio del desierto sin nada alrededor, algo que la hace más llamativa si cabe, asociando el hecho de que tiene diferentes capas de rocas con una erosión diferente, dándole un color más llamativo a toda la estructura.

    El “ojo del Sáhara” es utilizado por los astronautas como referencia en sus singladuras sobre el continente africano.

    Sorprendente, no sólo porque se trata de una de las ubicaciones más inhóspitas del planeta sino porque desde dentro ni siquiera es posible detectar la estructura circundante, tan espectacular como desde el espacio.

    Para ampliar datos visitar:

    https://sierggaby.wordpress.com/2014/07/

    Una Web rigurosa y didáctica.

    Un dato curioso es que algunas personas se sorprenden por el parecido de esta estructura con la representación que tenemos de la Atlántida de Platón. Según Platón, la isla era circular, dividida en círculos concéntricos de tierra y agua.