Este Mundo, a veces insólito

Ġgantija

Subcategoría: Templos megalíticos.Ġgantija1

Ġgantija (o Ggantija y también Ggantia) es el nombre de un conjunto de dos templos megalíticos de Malta situados en la isla de Gozo (al norte de Malta).

Fueron erigidos durante el neolítico (entre 3600 y 2500 a. C.) y son por lo tanto anteriores a conjuntos similares como Stonehenge. Se trata de dos de las más antiguas construcciones religiosas complejas que hayan sobrevivido en la región sin haber sido saqueadas, demolidas o enterradas. Oficialmente está considerada como la sexta edificación más antigua del mundo.Ġgantija2

Debido a que en ellos se han encontrado estatuas y figuras que parecen representar una diosa madre, se ha considerado que fueron dedicados a este culto. Sin embargo, en maltés, el nombre evoca la expresión «torres gigantes», y según una leyenda, las torres habrían sido construidas por enormes criaturas con el fin de utilizarlas como sitios de adoración.

Ġgantija, «Torre de los Gigantes», atribuido a un gigante mítico, es en realidad un templo, erigido sobre 3500BC, y por lo tanto una de los primeros en el mundo. Ha sobrevivido extraordinariamente bien, con sus paredes en lugares aún en pie a una altura de 7 metros. En realidad se trata de dos templos adyacentes, el sur, a la izquierda, después de haber tenido parte de su pared eliminado para permitir que la del norte que se construirá en contra de ella.

El complejo megalítico de Ggantija consta de dos templos rodeados por una muralla que se construyó utilizando la técnica alternativa de “header and stretcher”, con algunos de los megalitos que tienen más de cinco metros de longitud y pesan más de cincuenta toneladas. Construidos con bloques de piedra caliza coralina rugosa, cada templo tiene cinco ábsides conectados con un corredor central que conduce a la sección del trifolio más recóndita.Ġgantija3

Sus planes de seguir los principios de todos los templos de Malta el Neolítico, es decir, un patio en frente de una fachada cóncava, una puerta Trilithon que consta de dos bloques en posición vertical con un enorme dintel, llevando a un corredor pavimentado central, de la que dos parejas de medio punto habitaciones se abren a cada lado. Un altar central se encuentra en el final del pasaje, ya sea en un ábside de cinco o más pequeño nicho. Otros altares, ya sea de forma Trilithon o de sólidos bloques cúbicos, de pie en los ábsides laterales también, algunos originalmente decorada con espirales de socorro. Varias de las losas se perforan para permitir que las ofertas de líquido pase a través del inframundo. Las jambas de las puertas también son perforados o picado para mantener las pantallas o los bares a cerrar el acceso.

Los bloques más impresionantes están en la pared trasera envolvente, grandes bloques en el borde, alternando la cara y al final a cabo para la estabilidad. Las paredes interiores son de piedra caliza coralina escombros, luego se cubre con yeso, a pesar de todos los marcos y altares de la globigerina bien. Estas paredes ásperas nunca podrían haber sido inclinadas para formar una bóveda de piedra, por lo que cualquier techo que han sido apoyados en vigas de madera.

Se vació – ‘excavado’ sería un error – en 1827, y aunque no se mantenían registros, algunos de los hallazgos, particularmente con dos cabezas talladas y una serpiente en relieve sobrevivir, ahora en el Museo de Arqueología de Gozo. Al otro lado de la carretera hacia el norte, una cueva natural sirvió para tomar rechazar templo, y en 1947 se encontró que se apilan con una gran cantidad de cerámica rota de la fase de Tarxien.

Sin embargo, es el edificio en sí, que con razón, despierta nuestra admiración, en su notable estado de conservación. Cálculos recientes han sugerido que el templo del Sur se han dado algunos hombres 15,000 / día para la construcción, un importante pero de ninguna manera imposible. Gigantes no habría sido necesario.

El Templo Ġgantija o, como era conocido comúnmente en el pasado, ‘la torre de los gigantes’, es el templo prehistórico mejor conservado y más impresionante, comparable con Stonehenge.Ġgantija4

Sus restos se descubrieron en 1826. Aunque no sobrevivió ninguna información de la excavación, el hallazgo más importante fueron dos cabezas de piedra, ahora expuestos en el museo de Arqueología de Gozo.

Templo Ġgantija (planta)Ġgantija estaba formado por dos partes separadas por patios no comunicados entre sí. El más grande, más antiguo y mejor conservado es el Templo de Sough, de 3600 a.C, tenía Ġgantija5cinco estancias. El templo del norte, el más pequeño, es una adición posterior (3000 a.C).

El gran templo mide 23 metros entre estancias y la altura del muro es de ocho metros, el más alto de todos los templos. El arco todavía no había sido inventado en la construcción de edificios y la distancia entre estancias es demasiado grande para una cubierta en piedra. La madera se pudo haber utilizado originalmente como material para las cubiertas.

Las rocas gigantes pesan varias toneladas, las de la pared externa alcanzan una altura de seis metros. Existen varias teorías de cómo los habitantes contemporáneos podían moverlas con las herramientas primitivas del Neolítico. Según una antigua leyenda un Sunsuna (mujer gigante) llevó la roca en su cabeza desde TáCenc (en el otro lado de la isla).Ġgantija6

Templo Ġgantija (muro externo). Se utilizaron dos clases de piedra, en el interior usaron una piedra pulida para los portales de entrada y como losas para el suelo. La piedra más dura se utiliza para la construcción de los muros. El interior de las paredes estaba enlucido y pintado de ocre rojo.

Los enormes megalitos que forman el muro externo (los más grandes, pesando varias toneladas) fueron construidos alternando elementos verticales con otros horizontales apoyados.

Entrada al Templo ĠgantijaEl espacio entre los muros estaba relleno de tierra y escombro. Este sistema ha permitido al Ġgantija permanecer en pie durante 5000 años. El suelo está cubierto en parte con las losas de piedra suave y en parte con tierra batida. Diseños de espirales y hoyos adornan algunas losas de piedra. Estos grabados apenas conservan el relieve pero presentan un alto grado de conservación debido a la cubierta en madera que debió existir.

Algunos arqueólogos sostienen la teoría de que pudo existir un templo subterráneo debajo de Ġgantija similar al Hypogeum destapado en Malta, una hipótesis que todavía no se ha verificado.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.