Este Mundo, a veces insólito

(08) – Ofeq

Ofeq, también transliterado como Offek u Ofek (en hebreo אופק, Horizonte) es la designación de una serie de satélites de reconocimiento israelíes. Todos los Ofeq han sido lanzados mediante cohetes lanzadores Shavit desde la Base Aérea de Palmachim en Israel, sobre la costa del Mar Mediterráneo. Estos satélites de órbita baja completan una vuelta a la Tierra cada 90 minutos. Estos satélites hicieron de Israel la octava nación, luego de la Unión Soviética (actualmente Rusia), Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, China, Japón e India, en tener capacidad propia de lanzamiento de satélites al espacio exterior. Tanto los satélites como los vehículos lanzadores han sido diseñados y fabricados por Israel Aerospace Industries (IAI).

Si bien es cierto que los detalles técnicos y las capacidades son información clasificada, se asume que los satélites Ofeq disponen de sensores ultravioletas y sensibles a las imágenes, además de una vida operacional efectiva de 1 a 3 años. Algunos reportes iniciales indicaron que la capacidad de recolección de imágenes era tal que permitiría “leer las placas de los automóviles en Bagdad”, aunque esto puede ser descartado basado en las leyes de la óptica. Otros reportes han estimado, de manera más acertada, que la resolución del Ofeq 5 llega a 8 dm.Ofeq

Los satélites artificiales suelen ser normalmente lanzados hacia el este, para aprovecharse del impulso que da la velocidad de rotación de la Tierra. Sin embargo, los satélites Ofeq son una rareza en el mundo de la astronáutica, ya que son lanzados en órbita retrógrada sobre el Mar Mediterráneo para evitar volar sobre áreas pobladas, además de minimizar la posibilidad de que sus restos caigan sobre zonas pobladas de Israel y de países árabes vecinos. Otros satélites israelíes como los Amos han sido lanzados desde lugares en otros países.

La órbita de este a oeste del Ofeq con una inclinación de 36 grados está optimizada para obtener una cobertura máxima durante el día del Medio Oriente. Los satélites Ofeq dan aproximadamente una media docena de vueltas durante las horas del día sobre Israel y sus países vecinos, mientras que los satélites espías de Rusia y Estados Unidos sólo logran pasar una ó dos veces al día, debido a sus órbitas con mayor inclinación. Esta cobertura optimizada se degrada luego de un tiempo, aunque sin embargo permite mantener una excelente cobertura del Medio Oriente.

Las conversaciones entre Turquía e Israel relacionadas con la posible venta del sistema de defensa Arrow junto con satélites espía del tipo Ofeq han sido llevadas a cabo desde fines del año 2007, a la espera de aprobación de Estados Unidos. La adquisición de estos sistemas significaría un salto generacional para la inteligencia y las fuerzas armadas turcas, las cuales están preocupadas con el Programa nuclear de Irán.1

Lanzamientos: Ofeq 1, lanzado el 19 de septiembre de 1988, con un peso de 155 kg y una órbita con perigeo de 249 km y apogeo de 1149 km, con una inclinación de 142.9 grados. Principalmente sirvió para efectuar pruebas de celdas solares y transmisiones de radio.

El satélite tenía un peso de 155 kilos y una órbita con perigeo de 249 kilómetros y apogeo de 1149, con una inclinación de 142,9 grados y principalmente sirvió para efectuar pruebas de celdas solares y transmisiones de radio.

El Estado de Israel tiene una importante tradición aeronáutica y contribuyó en muchas misiones espaciales científicas y tecnológicas, a la vez que entre 1970 y 1980 desarrolló su propia infraestructura, incluyendo el cohete lanzador Shavit.

En 1983 se estableció la Agencia Espacial de Israel (ISA, por sus siglas en inglés), el organismo gubernamental para coordinar los programas espaciales de investigación israelíes para objetivos científicos y comerciales, cuando lanzó su primer satélite, el Ofeq 1. Así, Israel se convirtió en la octava nación en obtener capacidad de lanzamiento independiente y la séptima en tener satélites en el espacio junto a Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China e India.

Tanto el cohete propulsor Shavit como la serie de satélites Ofeq, que ya ha llegado a su versión Nº 10, han sido diseñados y fabricados por Israel Aerospace Industries (IAI).

La decisión israelí de utilizar su propio propulsor para la serie Ofeq implicaba una serie de beneficios. En primer lugar, la ventaja de independencia de cualquier participación extranjera. La capacidad de lanzamiento independiente, especialmente en tiempos de crisis cuando Israel podría estar sujeto a un embargo, lo convertía en algo vital. En segundo lugar, la capacidad de lanzamiento de un satélite es un elemento importante del poder disuasivo de Israel, ya que siempre puede convertirse en la posibilidad de un misil tierra – tierra. De hecho, analistas extranjeros calcularon que Shavit puede transportar una ojiva de una tonelada con un alcance de 4000 Kilómetros. En tercer lugar, la capacidad de lanzamiento de satélites es un componente importante de la imagen de Israel como potencia tecnológica líder en el mundo, debido a que muy pocos Estados cuentan con esa capacidad.

Sin embargo, la utilización de Shavit acarreó algunos inconvenientes. El más importante fue la restricción en posibles órbitas satelitales. Cualquier lanzamiento desde territorio israelí debe ser dirigido en dirección oeste, hacia el mar, con el fin de evitar que, durante los primeros pasos del lanzador (o del mismo satélite, en caso de mal funcionamiento) caiga sobre áreas pobladas o sobre territorio extranjero. Un lanzamiento en dirección oeste, por ejemplo, contra la dirección de la rotación de la tierra, restringe seriamente el peso del satélite que el vehículo de lanzamiento puede transportar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.