Este Mundo, a veces insólito

Antigüedad

Tabula Capuana

Tabula Capuana

The Tabula Capuana

Recent image in the Altes Museum, Berlin

El número de documentos escritos etruscos sobrevivientes, así como las numerosas referencias a libros etruscos (llamados así por su contenido religioso libri rituales, libri haruspicini, etc.) y referencias a obras historiográficas de autores etruscos en las escrituras de autores romanos posteriores indican que la palabra escrita debe haber tenido un gran peso en la cultura etrusca. Lamentablemente, solo sobrevivieron algunos textos más largos y su contenido se refiere a temas religiosos o legales. Faltan textos literarios, históricos u otros más mundanos y con ellos la posibilidad de obtener información sobre la vida cotidiana y la historia de la sociedad etrusca. Se puede suponer que el lino se utilizó como medio para dichos registros. La longitud de la ropa con el texto escrito en tinta podría enrollarse o doblarse como una concertina. El único libro de lino sobreviviente, el “Liber Linteus Zagrabiensis”, es el texto más extenso hasta el momento y contiene un calendario ritual fragmentado. Del mismo modo, un calendario ritual, el segundo más largo, pero desafortunadamente también incompleto, se conserva en la tableta de terracota de Capua.

La Tabula Capuana (Tegola di Capua), [1] es una antigua tableta de arcilla, que ahora se encuentra en Berlín. Constituye el segundo texto etrusco más extenso sobreviviente, después del libro de lino (Liber Linteus) utilizado en el antiguo Egipto para envolver momias, ahora en Zagreb. (La tercera inscripción etrusca más larga ahora es la inscripción de bronce fundido hallada en Cortona en 1992, la Tabula Cortonensis.) [2]

La Tabula Capuana (Tableta de Capua) es una losa de terracota, de 60 por 50 centímetros, con un largo texto inscrito, aparentemente un calendario ritual, [3] de los cuales aproximadamente 390 palabras son legibles.

Las líneas trazadas horizontales dividen el texto en diez secciones. La escritura es muy similar a la utilizada en Campania a mediados del siglo V aC, aunque seguramente el texto que se transcribe es mucho más antiguo. Es un año arcaico de diez meses que comienza en marzo (Etruscan Velxitna).

Los intentos de descifrar el texto (Mauro Cristofani, 1995) generalmente se basan en la suposición de que prescribe ciertos ritos en ciertos días del año en ciertos lugares para ciertas deidades. El texto en sí fue editado por Francesco Roncalli, en Scrivere etrusco 1985. [4]

La tableta fue descubierta en 1898 en el cementerio de Santa Maria Capua Vetere. [5] La Tabula Capuana, hecha con arcilla de color marrón y también llamado impropiamente Tegula porque parece remotamente parecido a una ficha, se ha encontrado en Santa Maria Capua Vetere, en Campania, en 1898. Por desgracia, no fue adquirida por Museo de Nápoles porque su director lo consideró una falsificación, mientras que fue reconocido como auténtico y por lo tanto comprado por un erudito alemán, Ludwig Pollak. Poco después se convirtió en parte del patrimonio del Museo de Berlín, que actualmente es una de las reliquias más importantes y valiosas.

Lo más probable es que la Tabula se haya encontrado en la necrópolis de la antigua ciudad etrusca. Una fuerte confirmación de esta circunstancia del descubrimiento proviene del hecho de que la Tabula contiene un «Calendario de ceremonias funerarias». Tanto es así que casi todas las deidades mencionadas en el grupo de “Underworld dioses”, dirigido LEΘAM Lethe = es decir, “Hades, Plutón”.

La Tabula está escrita de acuerdo con el método bustrophedic, con un inicio a la izquierda, que es de derecha a izquierda y viceversa. La escritura tiene una tendencia bastante cursiva; presenta la “interpolación silábica”, pero lamentablemente esto no se ha aplicado a la perfección por el escriba y esto ahora determina aquí y allá dificultades considerables para segmentar o separar una palabra de otra.

Por el daño sufrido por la Tabula, la inscripción carece de su línea inicial, también está rota aquí y allá, mientras que es muy malo comenzar desde su número de línea 31 hasta el número 62.
El texto está dividido en 10 secciones horizontales, probablemente según la antigua subdivisión del año en 10 meses, a partir de marzo. De hecho, los nombres de los meses de abril han sido identificados (APIRE), mayo (ANP [EL] IE), junio (ACALVE).

Por consideraciones el texto epigráfico, es considerado relativamente antiguo e histórico sobre la presencia de los etruscos en Capua, fue traído de nuevo al período entre el 525 y el 475 a. C. Es casi seguro que el texto de la Tabula ha sido copiado de un texto anterior (M. Cristofani 88), a fines de siglo. V a. C. La Tabula presenta un texto de unas 190 palabras conservadas, de acuerdo a la longitud sólo detrás de Liber Ritualis de Zagreb, que presenta poco más de 500. Sin embargo, el texto de la Tabula es anterior que la de la Liber en más de un siglo,

En términos de meros eruditos “interpretación general” han detectado casi inmediatamente que la Tabula contenía un “Calendario de ceremonias funerarias”, y en virtud de su función funeraria de texto Tabula Capuana puede ser considerado y dijo que uno de los “Libros Acherontici” aquellos que han tenido precedentes históricos los “Libros de los Muertos” de la religión de los egipcios. También se ha relacionado con los “Libri Rituales” de la tradición etrusca y romana. De hecho, la Tabula casi con certeza recuerda los Libros Rituales bajo el nombre de RIΘNAITULTRA (-IS).
Casi con certeza, la Tabula se colocó en una habitación cerrada y cubierta, un pequeño templo (FANU) del cementerio, mientras que debe excluirse que se colocó al aire libre, porque la acción destructiva de los agentes atmosféricos sin duda lo habría disuelto en poco tiempo. Lo más probable es que la Tabula se haya fijado, horizontalmente y con ganchos metálicos (de los cuales todavía se pueden ver los agujeros en los bordes del hallazgo), a un altar del templo. La Tabula se ha dispuesto de esta manera, como una especie de “misal abierto” de materia sólida y fija para el uso de sacerdotes oficiantes. Hasta cierto punto, la Tabula también se usará como mesa de sacrificio y por esta razón explicaría el hecho de que su parte inferior, para el manejo del mobiliario sagrado (patera, cáliz, jarrones, etc.) terminó deteriorándose mucho.

El documento cita a un noble, LAVTUN ICNI “gens o familia IGNIA” (que corresponde a la noble lat. Ignius, en realidad documentada en alrededores Irpinia), que muy probablemente habían donado al templo del cementerio es un “bowl” o de la cuenca del metal (CAΘNI) con la escritura del donante (CANUL-IS) y la Tabula de terracota. Esta familia no se ha olvidado de los latidos cuentan, cuatro veces, delante de los sacerdotes y los fieles, han hecho para preparar, escribir y colocar la Tabula, según la costumbre, que es un sinnúmero de pruebas en las Iglesias cristianas de todos los tiempos por ” donantes generosos “de estatuas, pinturas, balaustradas, estolones, confesionarios, escritorios, etc.

En Tabula se citan, con mayor o menor probabilidad, algunas áreas de Campania, cerca de Capua: Cales, Bayas, Cuma, el Campi Flegrei, las cavernas de Sibilla Cumana y Capua / Volturno.

Incluso a esta documentado, casi como los Ritualis Liber de la momia de Zagreb, han dedicado una atención considerable a todos los estudiantes que estén interesados ​​profesadamente la lengua etrusca, pero con los resultados finales de interpretación y sobre todo de “traducción” muy decepcionante. Ciertamente, el Tabula Capuana es el texto más difícil entre todos los que poseemos del idioma etrusco. En opinión del autor, las grandes dificultades para abordar este documento dependen de estas causas simultáneas y convergentes:

1) El texto no está completo, pero es parcial y también resulta aquí y allá muerto.

2) La “interpolación silábica” no es usada por el escriba antiguo a la perfección; una circunstancia que a veces hace imposible la segmentación exacta o la separación de palabras.

3) El texto pertenecía a una ciudad, Capua, que sin duda conocía la dominación de los etruscos, pero que resultó desplazada de Etruria adecuada, por lo que la lengua etrusca que resultó hablado y escrito tenía fonética específica, morfológica y no gráfica exactamente como los de las ciudades de Etruria.

4) La Tabula Capuana es uno de los textos etruscos más antiguos, para el cual presenta costumbres fonéticas, morfológicas e incluso gráficas que no son exactamente las mismas que las más recientes.

5) El Liber Ritualis de Zagreb momia y la Tabula Capuana, de hecho, tienen una característica fundamental idénticos: la de ser un “calendario ceremonial», el primero es un ‘calendario ceremonial litúrgico’, el segundo es un ‘calendario ceremonial funeraria’. Como consecuencia de este hecho, su texto lingüístico no aparece como inherentemente “discursiva” y cómo de cerca “unitario”, pero parece deshecho o fragmentada, con una característica fundamental, que “suggeritoria o sugestivo” o “alusivo” es decir, la característica de un simple “rastro” hecho con “pistas” dirigidas a sacerdotes y fieles para operaciones rituales y ceremoniales y para las oraciones que debían realizar y que conocían a la perfección. En resumen, el texto lingüístico de los dos documentos importantes de la lengua etrusca es enormemente difícil y oscuro, ya que parece hecho a “clips”, con el resultado de que el significado de uno de estos segmentos no depende ni afecta el significado de los otros clips incluso contiguos.

Detalles

  • Título: Tabula Capuana
  • Creador: Unknown
  • Fecha de creación: 500 BCE – 450 BCE
  • Lugar: S. Maria di Capua Vetere
  • Tipo: Tabula
  • Técnica artística: Clay
  • Inv.-No.: 30892
  • ISIL-No.: DE-MUS-814319

Spider Rock

Spider Rock

Los mapas de piedra antigua no descifrados con signos misteriosos pueden ser clave para el tesoro de la roca araña

Ocultos en la tierra implacable del oeste de Texas, había pistas: pistas arcaicas grabadas sobre rocas enterradas, apiladas como artefactos sobre otras pistas, o talladas en paredes de roca. Estas pistas centenarias, colocadas para llevar a los españoles de vuelta a su escondrijo, finalmente formaron una intrincada red que ha atraído a los buscadores de tesoros y los ha capturado en su misterio.

La historia que desentrañó es una increíble historia plagada de asesinatos, misterios y aventuras. Wilson no dejó piedra sin remover en su búsqueda de pistas, tejiendo su historia de numerosas entrevistas con testigos oculares, primeras publicaciones periodísticas, cartas, documentos, reconocimiento extenso de los sitios reales y finalmente los crípticos mapas de piedra que habían sido descubiertos gradualmente por los buscadores originales. .

La historia involucra a varias ciudades y condados en el oeste de Texas; incluyendo Rotan, Aspermont, Haskell, Fisher County, Stonewall County y uno de los lugares más prolíficos de la zona, Double Mountains. El cazador de tesoros perseguido fue Dave Arnold, que apareció en 1902 con un intrigante mapa de piel de oveja.

Después de meses de búsqueda, desenterró el mapa de piedra llamado Spider Rock, con su tentador diseño tipo telaraña, números romanos y arábigos, y símbolos crípticos. Cerca encontró charreteras de plata, una espada española, un crucifijo de plata y placas de cobre con una extraña tracería. En 1905, trasladó su búsqueda a un desierto a sesenta millas al sudeste, y una vez más desenterró un mapa de piedra bellamente tallado aprisionado en las raíces de un enorme roble. Todavía más tarde, moviéndose sesenta millas al oeste-noroeste, descubrió otro mapa de piedra, que mostraba los mismos círculos concéntricos y símbolos que aparecían en el primer remolque.

La extraña búsqueda de Dave Arnold se desarrolló durante una década, hasta que desapareció sin dejar rastro en 1914. La búsqueda fue renovada una década más tarde por uno de los buscadores originales. Luego, en la década de 1930, se encontraron más pistas, incluidos los pozos de fundición de crudo, pequeñas cruces de plata y estatuillas y pepitas de oro. Los primeros dos mapas de piedra y muchos de los artefactos encontrados cerca de ellos durante mucho tiempo se creyeron destruidos en un incendio de 1909 en la tienda de drogas Terrell en Haskell, Texas.

Pero la familia Terrell había guardado un secreto por casi setenta años: que muchos de esos artículos antiguos sobrevivieron. Con ellos aparecían trazados de mapas, cartas y documentos que describían una búsqueda exhaustiva. El tercer mapa de piedra apareció en Waco, donde había sido utilizado como tope de puerta durante más de medio siglo. Los españoles enterraron algo fantástico en el interior del oeste de Texas, donde extraían metales preciosos. Marcaron esos sitios por un ingenioso método de tallar símbolos codificados, direcciones, grados y distancias en piedra.

Hasta el día de hoy, los mapas de piedra permanecen sin descifrar, el antiguo rompecabezas no ha sido resuelto y el tesoro no encontrado, por lo que sabemos.

¿Alguna vez se ha encontrado el tesoro de la Roca Araña? ¿Pueden algunos mapas antiguos de piedra sin descifrar, llenos de signos misteriosos y extraños, señalar la ubicación de este tesoro legendario bien escondido?

La extraña roca fue descubierta por un hombre llamado Stewart que estaba trabajando en el legendario entierro de oro español “Spider Rock” en el país de frenos de cedro cerca del Salt Fork del río Brazos en el condado de Stonewall. El mapa de Spider Rock fue desenterrado por un grupo de cazadores de tesoros en 1908. Se hizo un plano del “mapa” ya que la misteriosa roca se ha perdido.

Steve Wilson, autor del libro The Spider Rock Treasure: A Texas Mystery of Lost Spanish Gold ha realizado una investigación exhaustiva sobre el tesoro de la Roca Araña.

En un artículo publicado el 13 de octubre de 1963 por Wichita Falls Times, escribió lo siguiente: “Un mapa del tesoro español encontrado por un cazador de Oklahoma en el condado de Stonewall, Texas hace algunos años ha sido problemático para algunos de los mejores tesoros investigadores en el área del norte de Texas.

En algún momento entre 1902 y 1910 tres piedras misteriosas fueron descubiertas en tres condados diferentes del centro de Texas por Dave M. Arnold y los propietarios de tierras locales. Los tres descubrimientos provocaron una extensa búsqueda del tesoro. Cada piedra tenía símbolos jeroglíficos que aún no han sido descifrados por completo, incluso en esta fecha tardía.

El mapa de Spider Rock fue desenterrado por un grupo de cazadores de tesoros en 1908. Se hizo un plano del “mapa” ya que la misteriosa roca se ha perdido.

De todos los cuentos del tesoro español en el área del norte de Texas, la historia de Spider Rock es probablemente la más auténtica debido al hallazgo del mapa enterrado, el número de reliquias y los antiguos sitios de fundición. Muchas de las pistas del mapa presentado han sido descubiertas y algunos de los tesoros reputados incluso encontrados.

Sin embargo, desde el descubrimiento de la Roca Araña, el segundo mapa grabado en piedra encontrado en el condado de Stonewall ha suscitado muchas preguntas.

No sabemos qué representan las tres piedras (las tres rocas araña), que se encuentran en el centro de Texas. No sabemos quién esculpió los intrincados símbolos representados en ellos, ni tampoco sabemos por qué alguien cortaba réplicas de dos de los mapas de piedra (el mapa de Clyde y el mapa de Aspermont) en un disco de apenas un octavo de pulgada de grosor y uno y tres cuartos de pulgadas de diámetro, luego suelto o colóquelo en el lado este de Kiowa Peak (para centruies un hito histórico para los viajeros). Posiblemente todo es un engaño, pero sin duda habría llevado una cantidad considerable de tiempo para que un individuo o individuos lo conciban y lo lleven a cabo. Tal vez haya encontrado un artefacto de piedra o metal, haya localizado un documento o haya resuelto una parte de este misterioso misterio de Texas.

Liber Linteus Zagrabiensis

Liber Linteus Zagrabiensis

Fotografía del Liber Linteus Zagrabiensis.

El Liber Linteus Zagrabiensis (en latín: Libro de lino de Zagreb), también conocido como Liber Agramensis, es el texto más largo conocido escrito en lengua etrusca (se estima que sus 230 líneas contienen unas 13 000 palabras, aunque sólo unas 1 200 palabras son legibles, dado su estado de conservación) y el único libro existente escrito en lino.

Reproducción de parte del texto.

El documento, que ha sido datado de alrededor del siglo I a.C.,1​ se trata de un texto caligrafiado en tintas roja y negra en una docena de columna verticales sobre un trapo de lino dividido en veinte recuadros rectangulares, que fue utilizado en el período Ptolemaico para vendar la momia de una mujer. Fue encontrado en Egipto a mediados del siglo XIX. Se le llama “de Zagreb” por la ciudad de Zagreb, Croacia, en cuyo museo arqueológico se conserva actualmente y donde fue transportada la momia desde Egipto por Mihail de Brariæ. El texto, que parece un calendario ritual, fue estudiado solo a partir de finales del siglo XIX.

El Liber Linteus una momia con un misterioso mensaje

En 1798, el francés de Napoleón Bonaparte lanzó una campaña militar en Egipto. Junto con los soldados y personal militar, Napoleón trajo un gran número de estudiosos y científicos conocidos como sabios cuando invadió el país. La participación de estos eruditos en la guerra dio lugar a un interés europeo renovado en el antiguo Egipto, conocida como egiptomanía. 

Con el tiempo, artefactos egipcios, incluyendo estatuas, papiros e incluso momias estaban siendo enviados desde el valle del Nilo a los museos de toda Europa. Una momia particularmente interesante, y sus no menos famosas vendas de lino, conocido como el Liber Linteus (del latín ‘Lino libro’), finalmente encontraron su camino en el Museo Arqueológico de Zagreb, Croacia. En 1848, un oficial de Croacia en la Real Chancillería de Hungría con el nombre de Mihajlo Barić renunció a su cargo y decidió viajar un poco. Mientras estaba en Alejandría, Egipto, Barić decidió comprar un recuerdo, y compró un sarcófago que contiene una momia femenina. Cuando Barić regresó a su casa en Viena, mostró la momia por ponerla en la esquina de su sala de estar en una posición vertical. Barić retira la envoltura de lino forma su momia y se muestra en una vitrina aparte.

En 1859, Barić murió, y su hermano Ilija, un sacerdote que vivía en Eslavonia, heredó la momia. Como Ilija no tenía intereses en momias, decidió donar la momia y sus lienzos en el Instituto Estatal de Croacia, Eslavonia y Dalmacia (ahora conocido como el Museo Arqueológico de Zagreb) en 1867. Hasta ese punto del tiempo, nadie había dado cuenta de los escritos sobre envolturas de la momia. Sólo cuando la momia fue examinado por el egiptólogo alemán Heinrich Brugsch (en 1867) que los escritos se notaron. Considerando que son los jeroglíficos egipcios, sin embargo, Brugsch no investigaron más.  Una década más tarde, Brugsch tuvo una conversación casual con un amigo, el explorador británico Richard Burton. Hablaron sobre runas, resultando en Brugsch dando cuenta de que los escritos en vendas de lino de la momia no eran en realidad los jeroglíficos egipcios, pero otro guión. Aunque los dos hombres se dieron cuenta de que los escritos pueden haber sido importantes, ellos erróneamente concluyeron que se trataba de una transliteración del Libro Egipcio de los Muertos en árabe.

En 1891, los lienzos fueron enviados a Viena, y fueron examinados a fondo por un experto en la lengua copta, Jacob Krall. Inicialmente, Krall había esperado que el lenguaje del texto era copto, Caria, o Libia. Tras una inspección más cercana, sin embargo, Krall estableció que el texto fue escrito en etrusco. Mientras que él era capaz de volver a montar las tiras en el orden correcto, Krall fue incapaz de traducir el texto.

Incluso hoy en día, la lengua etrusca todavía no se entiende completamente, como muy poco de la antigua lengua ha sobrevivido. Sin embargo, ciertas palabras pueden ser recogidas a cabo para proporcionar una indicación de la Liber Linteus ‘material’. Basado en las fechas y los nombres de los dioses que se encuentran a lo largo del texto, se piensa que el Liber Linteus era un calendario religioso. Lo que era un libro etrusca de rituales que hacen en una momia egipcia? Una sugerencia es que el fallecido era etrusca rica que huyó a Egipto, tal vez en algún momento durante el siglo III antes de Cristo (el Liber Linteus ha sido datado en este período) o posterior, ya que los romanos fueron anexando territorio etrusco. Como era la norma con otros extranjeros ricos que murieron en Egipto, la joven fue embalsamado antes de su entierro. La presencia de la Liber Linteus puede explicarse como un monumento dejó para los muertos, como parte de la costumbre sepultar etrusca. Sin embargo, el mayor problema con esto es un pedazo de rollo de papiro que fue enterrado con la momia. El desplazamiento identifica el difunto como una mujer egipcia por el nombre de Nesi-Hensu, la esposa de un tebano “a medida divina ‘llamado Paher-Hensu. Por lo tanto, es probable que el Liber Linteus y Nesi-Hensu no estén conectados, y que era probablemente la única ropa de los embalsamadores podría tener en sus manos cuando se estaban preparando esta mujer egipcia para la otra vida. Como resultado de este “accidente” en la historia, el Liber Linteus es el conocido texto conservado más antiguo conservado en la lengua etrusca.

El nombre de la momia…. Nesi-Hensu.

El Liber Linteus Zagrabiensis

La escritura en las hojas de palma

La escritura en las hojas de palma

Las misteriosas escrituras halladas en hojas de palma que nadie puede traducir

La información contenida sobre este soporte vegetal podría perderse para siempre

Dos ejemplos de los cuatro documentos que no se han podido traducir – GOVERNMENT ORIENTAL MANUSCRIPTS LIBRARY

ABC-09/07/2018 11:15h

Desde el nacimiento de la escritura en torno al año 3000 a.C., el desarrollo de la escritura ha sido distinto en función del territorio. Tanto, que día de hoy existen distintas lenguas que resultan imposibles de traducir. La biblioteca Oriental de Manuscritos del gobierno de Chennai, en el sur de la India, cuenta con una colección compuesta por más de 70.000 manuscritos de distinta procedencia. Entre estos se encuentran documentos escritos en una extraña escritura antigua que, hasta el momento, nadie ha sido capaz de descifrar.

«No tenemos esta escritura registrada. Está realizada en hojas de palma, y vino con el resto de la colección cuando nuestra biblioteca abrió, en 1869», explica en unas declaraciones recogidas por la «BBC» el bibliotecario Chandra Mohan. Mohan afirma que la institución guarda en la actualidad 50.180 manuscritos realizados sobre hojas de palama, 22.134 manuscritos en papel y 26.556 obras de referencia. Dentro de estas, 49.000 están escritas en sánscrito, mientras las escritas en tamil están en torno a las 16.000.

La mayoría de los manuscritos se escriben en hojas de palma, pero algunas también se escriben en láminas de cobre.

Muchos de estos documentos formaban parte de la colección privada del coronel Colin McKenzie, el primer topógrafo de la India. «Él hizo que parte de su personal viajara por todo el país, especialmente por el sur, para recolectar estas escrituras», relata Chandra Mohan en una entrevista al diario «The Hindu». La coleeción de McKenzie está conformada por obras de literatura, historia, medicina y naturaleza.

Mckenzie murió en 1821 y la compañía East India compró su colección.

Esta fue agrupada en tres partes y una de ellas fue enviada a Chennai, en el sur del país. Mientras, otros dos trabajadores de la compañía tenían su propia colección.

Fue un profesor de sánscrito de la Universidad Presidency de Calcuta quien jugó un rol crucial en reunir toda la colección bajo el mismo techo.

Fue uno de los académicos que visitó la biblioteca en 2008 quien se encontró con unas escrituras no identificadas e hizo una suposición. «Él creía que los manuscritos habían venido de Karnataka y que lo más probable era que pertenecieran a la época de Krishnadevaraya (un guerrero del siglo XVI)», recuerda Mohan. Ahora, esa escritura no identificada, que se extiende por cuatro páginas, se encuentra en la sala de exhibición de la biblioteca.

«En 1965 publicamos un anuncio en un periódico regional y convocamos a lingüistas y académicos a que nos ayudaran a identificar las escrituras, pero no obtuvimos ninguna respuesta», dice Mohan.

La biblioteca reúne esfuerzos actualmente para preservar tanto el manuscrito misterioso como el resto de los que la biblioteca atesora.

Una combinación de métodos químicos y manuales están siendo usados para evitar su deterioro.

“Cada tres meses usamos aceite de citronela para preservar las copias,” dice Mohan.

“También hemos incorporado tecnología moderna y hemos podido laminar varias escrituras, además de nuestros esfuerzos de digitalización y transcripción.”

Las autoridades del estado concedieron US$45.000 a la biblioteca para que pueda modernizar y digitalizar su contenido.

El remozamiento probablemente haga más entendibles las escrituras. Pero ¿podría esto llevar a su identificación?

“Quizás en algún momento en el futuro un académico será capaz de interpretar estas escrituras. Si no, toda esta información se perderá.”

La biblioteca preserva manuscritos en diversas lenguas, incluyendo el telugu.

Juan José Prieto Gutiérrez 19 de Septiembre de 2016

Los manuscritos realizados sobre hoja de palma son uno de los soportes de lectura más asombrosos jamás realizados. Es muy importante destacar que fueron uno de los primeros materiales de escritura comenzándose a grabar antes del siglo V antes de Cristo.

Originalmente se concentraron, en el Sur y en el Sudeste Asiático y fueron empleados durante más de dos mil años para transmitir el saber y el conocimiento de unas generaciones a otras. Concretamente las materias incluidas en los mismos abarcan desde las matemáticas, arte, astronomía, astrología, temas religiosos y medicina, entre otras.

Fueron un medio popular en donde se grababan, mediante una aguja o punzón metálico las letras, en las hojas secas de palma en donde posteriormente se aplicaba, para mejorar la legibilidad de la lectura, cenizas y aceites aromáticos.

En la actualidad, podemos ubicar los manuscritos de palma en varios países, siendo India el que más salvaguarda. Aunque muchos de ellos se sitúan, por falta de medios, en malas condiciones.

Libros de hojas de palmera

Hoy os vamos a hablar de un formato de libros muy curioso, que nos trae peripatus_capensis, nuestro vendedor de libros favorito de eBay. Se trata de los libros de hojas de palmera, un extraño formato de publicación.

Historia

En el sudeste asiático (India, Tailandia, Burma, Sri Lanka, e Indonesia) la forma tradicional de los libros manuscritos, desde el siglo V a.C., consistía en tiras de hojas de palmera (o de palma talipot -palmera de Ceilán-).

El tamaño de las hojas solía elegirse en función de su uso, y para los libros valiosos la medida aceptada era de dos palmos y cuatro dedos, con una anchura de 3-4 dedos, es decir aproximadamente 48 cm de largo por 4 cm de ancho.

Aunque en función del lugar de origen pueden ofrecer una gran variedad de tamaños, el promedio es la medida antes indicada. Las mayores o más pequeñas son raras.

Las tiras de hojas de palmera son más gruesas y rígidas que la de talipot, mientras que la de ésta son mas finas, flexibles y tienen una mejor perdurabilidad (más de 300 años). Para su uso, las hojas eran sometidas a un complicado proceso en el que eran tratadas con arena para su pulimento y también  hervidas en agua o leche para endurecerlas. Después se realizaban en las tiras uno, dos o tres orificios. Estas hojas preparadas para la escritura se denominaban ola (u olla).

Las hojas eran “escritas” mediante incisiones realizadas con instrumentos punzantes. Estas incisiones se ponen más oscuras que el resto de la hoja gracias a aplicaciones de extractos vegetales o aceites aromáticos, lo que las hace más legibles al tiempo que le proporciona un efecto repelente para los insectos. No es raro encontrar libros de hojas de palmera en los que se han realizado adiciones o enmiendas con lápiz o pluma con posterioridad.

Cuando el libro estaba concluido se les añadía “tapas” de madera “poth kammba” para una mejor conservación. Era frecuente que estas tapas tuvieran adornos en bronce, cobre, plata e incluso oro. Después se pasaban por los orificios un cordel para mantener unido y ordenado el conjunto.

El contenido de este tipo de manuscritos suele ser mitológico, crónicas históricas, tratados religiosos, salmos, prescripciones médicas, horóscopos, calendarios…

Se estima que en la actualidad, ni el 10% de los manuscritos han sido estudiados, y mucho menos transcritos o impresos.

Reparación

Los procedimientos de reparación de los manuscritos estropeados comprenden la limpieza con agua y glicerina, el “retintado”, la flexibilización con determinados aceites o polietilenglicol, la reparación de las láminas rotas, empleando por ejemplo acetato de polivinilo, y también la fumigación para prevenir las plagas de insectos y la sustitución del encordado por cordoncillo de seda.

Adquisición

El precio de adquisición de estos libros depende sobre todo de su antigüedad.

Se vienen realizando desde hace miles de años y en la actualidad se ha recuperado la tradición, vendiéndose en algunos países principalmente como artesanía para los turistas occidentales.

Un auténtico manuscrito antiguo puede tener un valor incalculable, superior con mucho a los 1000 euros. Los que tienen entre 80 y 160 años, la mayoría de los que pueden encontrarse actualmente que no sean nuevos, se cotizan en función de su conservación, tamaño y número de hojas, siendo los precios más usuales entre 100 y 600 euros.

Los de reciente creación, preparados como recuerdos de artesanía, suelen ser pequeños tanto en extensión como en dimensiones de la hoja de palmera, principalmente constan de dibujos que los hacen más atractivos y suele apreciarse que son trabajos nuevos. Su precio, dependiendo también de sus características puede oscilar entre los 30 y los 60 euros aproximadamente.

Desde luego, estos precios deben tomarse siempre de una forma relativa y cada cual debe ajustarse a sus gustos y decisiones.

Código Jötunvillur

Código Jötunvillur

Descifrado por un investigador noruego

De AncientPages.com

AncientPages.com – ¿Por qué los Vikingos crearon los códigos? Este largo rompecabezas sin respuesta ha desconcertado a los lingüistas e historiadores.

Los investigadores aún no lo saben con certeza.

Se han encontrado alrededor de 80 inscripciones con diferentes códigos de runas en Escandinavia y las Islas Británicas. Las inscripciones más antiguas se pueden remontar a los 800.

“El misterioso código Jötunvillur, que data de los siglos 12 o 13 de Escandinavia, ha sido descifrado por K Jonas Nordby de la Universidad de Oslo, después de estudiar un palo del siglo 13 en el que dos hombres, Sigurd y Lavrans, habían tallado su nombre tanto en código como en runas estándar. “.

“El código jötunvillur se encuentra en solo nueve inscripciones, de diferentes partes de Escandinavia, y nunca se ha interpretado antes.

Comúnmente se cree que los vikingos usaron la criptografía para ocultar mensajes secretos. Según Nordby, los vikingos usaron códigos para jugar, intercambiar mensajes diarios frecuentes y aprender las runas, en lugar de comunicarse.

Vikingos de la vida real y la gente nórdica medieval habían tallada códigos rúnicas en palos de madera, piedras y otros objetos. Comúnmente se cree que los vikingos usaron la criptografía para ocultar mensajes secretos. Según Nordby, los vikingos usaron códigos para jugar, intercambiar mensajes diarios frecuentes y aprender las runas, en lugar de comunicarse. Las cifras muestran también que los vikingos jugaron con escritura.

Un mensaje bastante directo escrito en código: “Kiss me” está grabado en una pieza de hueso hallada en Sigtuna en Suecia, que data del siglo XII o XIII. El código está en las runas de cifrado, el código más común conocido en la Escandinavia medieval. Esta variedad se llama runas de hielo. (Foto: Jonas Nordby)

Dos hombres, Sigurd y Lavrans, grabaron sus nombres en código y en runas estándar en este palo, que data del siglo XIII y se encontraron en el muelle de Bergen. Esto ayudó al investigador Jonas Nordby a descifrar el código jötunvillur. Foto: Aslak Liestøl / Museo de Historia Cultural, Universidad de Oslo

Hasta el momento, lo que él llama su “piedra Rosetta”, que se encontró en el muelle de Bergen, es el único lugar en el que es posible estar seguro de lo que dice el código jötunvillur, aunque cree que otra runa puede haber sido inscrita con el nombre Thorstein, y otro con el nombre Einar.

Luego se dio cuenta, continuó, que en jötunvillur, el signo de la runa se intercambia por el último sonido en el nombre de la runa, por lo que, por ejemplo, la runa “m”, maðr, se escribiría como la runa de “r”.

“Pensé ‘wow, este es el sistema, esta es la solución, ahora podemos leer este texto”, dijo Nordby. Pero el código resultó ser extremadamente confuso, porque muchas runas terminan en el mismo sonido, “por lo que debe decidir cuál elegir”.

“Estas runas fueron talladas por el hombre más rudimentario al oeste del mar”, se jactó el autor de este texto. La inscripción está en runas de cifrado y en runas regulares. Fue encontrado en una cámara funeraria de principios de la Edad de Piedra en la que los escandinavos irrumpieron en el 1100 en las Islas Orcadas. “Un grupo típico de adolescentes varones bromeaba y escribía cuentos sobre tesoros y su propia proeza sexual”, dice el runólogo Jonas Nordby. (Foto: Bengt A. Lundberg / Riksantikvarieämbetet)

Los palos en los que se ha escrito el código, dijo Nordby, son “objetos cotidianos, por lo que a menudo se encuentran nombres en ellos, ya sea porque los usaron para comunicar que era algo que querían conservar o vender, o para practicar la escritura, o porque estaban hablando de personas, por lo que los nombres aparecen con frecuencia”.

Una runa del muelle de Bergen es un testimonio de un uso travieso de la escritura rúnica. Las líneas en las barbas de estos hombres comprenden un mensaje, escrito en runas de cifrado. Foto: Aslak Liestøl / Museo de Historia Cultural, Universidad de Oslo

Muchas runas se han excavado en Escandinavia, datan de los años 1100 y 1200, dijo. Solo unos pocos códigos de uso e incluso menos usan el código jötunvillur. “Se usaban para comunicarse, como los SMS de la Edad Media: eran mensajes frecuentes que tenían validez en el aquí y el ahora”, dijo.

“Tal vez un mensaje a una esposa, o una transacción”.

El reciente descubrimiento “nos ayuda a comprender que había más códigos de los que conocíamos”. Cada inscripción rúnica que interpretamos aumenta nuestras esperanzas de poder leer más pronto. Este es un trabajo de detective puro y cada nuevo método mejora nuestras posibilidades “, dijo Henrik Williams, profesor del Departamento de Idiomas Escandinavos de la Universidad de Uppsala y experto sueco en runas.

Polidanos de Escotusa

Polidanos de Escotusa

Impulsado por la ambición de competir con los trabajos de Herakles… Pausanias, descripción de Grecia, 6.5.5 la muerte de Polidamante… hizo claro a todos los hombres lo precario que es tener gran fuerza pero poco sentido. … Diodoro Sículo, Biblioteca histórica, 9.14.2

Se conoce poco sobre el vencedor olímpico Polidamante (también deletreado “Pulydamas”) de Escotusa, una ciudad en Tesalia. Sus antecedentes, vida familiar y hasta los detalles de su triunfo olímpico son misterios. Aparte del hecho de estatua Polidamante era extraordinariamente alto, no tenemos información sobre su aspecto.

Polidanos de Escotusa: Vencedor en los juegos de 480 a.C en la modalidad de pancracio. Sobre su persona recaen multitud de leyendas como la que cuenta cómo derrotó sin armas a un león que habitaba en el Monte Olimpo, emulando así la gesta de Hércules al vencer al León de Nemea.

Pausanias añade que: Polidamante… fue entre una manada de vacas y cogió al toro más fiero y más grande por una de sus patas traseras, rápido enganche a pesar de que el toro salta y lucha, hasta que por fin puso a toda su fuerza y escapó, quedando la pezuña en la mano de Polidamante.

De manera similar, Polidamante una vez paró un carro rápido en movimiento impidiendo su marcha.

Tales hazañas llegó a oídos de los persas y el rey Dareius envió a por Polidamante. Allí el atleta desafió a tres persas, apodados los “inmortales” para luchar contra él, tres contra uno, y Polidamante fue victorioso.

Al final, sin embargo, la resistencia de Polidamante no podría prevenir su fallecimiento. Un verano, Polidamante y sus amigos estaban relajantes en una cueva cuando el techo empezó a desmoronarse hacia abajo sobre ellos. Creyendo que su fuerza inmensa podría prevenir el derrumbe, Polidamante sostuvo sus manos hasta el techo, tratando de parar las rocas, estas se estrellaron alrededor de él, quedando sepultado. Sus amigos huyeron de la cueva buscando seguridad, pero el pankratiast murió allí.

Eumastas

Eumastas

Hijo de Critóbulo, el hombre más fuerte de la antigüedad

Joven atleta levantando dos rocas de peso algo considerable.

Eumastas puede ser considerado el hombre más fuerte de la antigüedad atestiguado arqueológicamente. Vivió en torno al siglo VI-V a.C. en la ciudad de Tera y tan solo conocemos la proeza que le ha llevado a la inmortalidad.

La ciudad de Tera, está situada en la isla de Santorini que forma parte del archipiélago de las Cícladas. Colonizada por los dorios, fue la metrópolis de Cirene, siendo superada en esplendor por su colonia. Esta es la antigua ciudad donde se halló una roca volcánica negra (traquita) con la siguiente inscripción:

Eumastas, hijo de Critóbulo, me levantó del suelo (IG 12. 3. 449).

Aunque las dimensiones de la roca ya atisbaban el enorme logro de este forzudo, una vez pesada, nos puede dejar con la boca abierta… ¡¡¡La roca volcánica tenía un peso de 480 Kg!!!

Para tener una perspectiva de lo que significa esto, podemos tomar los récords actuales en peso muerto o sentadillas, los cuales en algunos casos superan por poco o incluso ni lo hacen a la marca de Eumastas:

Sentadillas

Donnie Thompson (US) 8/21/11 —- 573.8 Kg.

Peso muerto 

Eddie Hall (Inglaterra) 07/2016 —- 500 Kg.

Zydrunas Savickas (Lituania) 2014 —- 524 Kg.

En el caso del lituano el récord fue conseguido con neumáticos en vez de discos.

Por supuesto, podemos adoptar la visión escéptica respecto a la inscripción hallada en Tera, como la que adoptaron Harris o Moretti. El primero considera las inscripciones halladas en grandes rocas como esta son de tipo satírico. Para Moretti son estos pesos incapaces de ser levantados por el ser humano, por lo que cree que estas inscripciones se refieren a otra roca más liviana. Pero si nos apartamos de estas dos visiones, podemos acercarnos un poco más a lo que de verdad pudo ser.

Roca con la inscripción de Eumastas, hijo de Critóbulo. Museo Arqueológico de Thera.

En primer lugar, no sabemos como levantó la piedra y no disponemos de apenas representaciones sobre estos ejercicios. Tampoco sabemos a cuanto la levantó del suelo, lo que podría haber sido tan solo unos pocos centímetros, lo cual sería perfectamente factible para un deportista de la época. Sin estos datos claves es muy arriesgado desechar por completo la inscripción y darla por satírica o imposible de realizar por el ser humano. No es lo mismo levantar unos pocos centímetros del suelo un peso determinado que realizar el movimiento completo del peso muerto. Tampoco lo es levantar de un modo u otro una roca, ya que dependiendo de la técnica, el peso puede ser mucho mayor. De este modo, con los récords antes arriba dados, y suponiendo que pudo utilizar cualquier técnica para levantar el peso, la cifra de 480 Kg. puede ser totalmente factible.

Otro dato que desconocemos es el motivo por el que levantó Eumastas dicha roca. Posiblemente fuera como parte de alguna competición de fuerza, y quisiera dejar grabada su proeza, pero también puede que fuera como parte de su entrenamiento de fuerza para la lucha o el pankratio, donde el trabajo de dicho tipo es fundamental.

Para terminar, os dejo un breve fragmento de Galeno sobre unos deportistas, los gladiadores, que aunque no fueran levantadores de peso, muestran un entrenamiento, dietas y ejercicios tremendos que no eran tan alejados del de nuestros días:

“… en la gran cantidad de carne y sangre que amasan su mente está perdida, en semejante lodazal inmenso. Sin recibir estímulo alguno para desarrollarlo, permanecen tan estúpidos como el de los brutos… se fatigan así mismos hasta el límite y luego se atiborran [de comida] hasta el exceso, prolongándose a menudo sus cenas hasta la media noche. Su sueño también lo guían por reglas análogas a las que rigen su ejercicio y su dieta [i.e. el exceso]. A la hora en la que la gente que vive de acuerdo con las leyes de la naturaleza deja trabajo para tomar el almuerzo, ellos se levantan… Mientras siguen en activo sus cuerpos se mantienen en este peligroso estado [de hipertrofia].”

Galeno, Exhortatio ad Artes Addiscendas, 4.

 

Bybon

Bybon

Bybon o Bybon hijo de Phola (principios del siglo VI aC) fue un famoso levantador de pesas griego antiguo. En Olimpia se encontró un bloque de piedra arenisca roja con un peso de 143,5 kg, con la inscripción tallada “Bybon, hijo de Phola, me ha elevado sobre [su] cabeza con una mano”. La piedra tiene una sección tallada como una empuñadura. La piedra está en exhibición en el Museo Arqueológico de Olimpia.

La piedra de Bybon Esta gran piedra sin tratar que pesa 143,5 kilos, eso es más o menos lo mismo que dos, seres humanos completamente desarrollados, o uno realmente gordo.  Es bastante única en su género. Además, es parte de las pocas pruebas que tenemos sobre los registros de los atletas en la antigüedad. Lleva una inscripción en el frente escrita en el formato boustrofedon: un antiguo sistema de escritura que tiene líneas alternas escritas en direcciones opuestas. La inscripción dice que Bybon levantó la roca sobre su cabeza con un brazo, los historiadores dudan de si realmente sucedió. El levantamiento de pesas fue principalmente un ejercicio de entrenamiento en la antigüedad y no un evento olímpico. El logro de Bybon, sin embargo, fue extraordinario, por lo que se celebró con una inscripción en la roca particular que se ofreció al santuario en Olimpia.

 

Mande Barung

Mande Barung

El Mande Burung es una presunta criatura semejante a un simio que se dice que habita en los bosques subtropicales de Meghalaya en las remotas Garo Hills del noreste de la India y en Bangladesh.

Generalmente se describe como un gran homínido bípedo, peludo, algunos creen que este animal, o sus parientes, se pueden encontrar en todo el mundo bajo diferentes nombres regionales, como el Yeti del Tíbet y Nepal, el Ban-manush en Bangladesh, el Yeren de China continental y el Bigfoot de la región noroeste del Pacífico de los Estados Unidos y la provincia canadiense de la Columbia Británica.

Es uno de los ejemplos menos conocidos de criptozoología

Huella gigante que se cree que es de origen Mande Barung.

Durante muchos años, los lugareños de Megalaya, en el Noroeste de la India han trasmitido relatos sobre el Mande Burung, homínido que vive entre los árboles y que emite extraños gruñidos. No es de extrañar que puedan existir poblaciones de homínidos en las extensas selvas de la India, que tiene lugares vírgenes.

Todo comenzó cuando Tengsim Marak, un joven observó en la jungla a una criatura que nunca había visto antes. El animal estaba sentado en una roca cerca de una cueva, con cara de simio pero más grande que un humano, según las descripciones del joven.

Ilustración del Mande Burung

Una vez que se marchó el animal, pudieron  recoger pelos de la criatura para estudiar su ADN e identificar de que especie podría ser, y si es o no un descubrimiento.

Muestras de pelo del posible Burung.

Tan importante fue el encuentro que el primatólogo británico I. Redmond dirigió una expedición a Megalaya con el joven Marak como guía. Después de largas caminatas por la selva, llegaron al lugar del suceso, donde el muchacho narró que la criatura estaba lanzando una piedra a la roca, y tenia la piel oscura y que fue una experiencia aterradora.

Redmond cree que el análisis de ADN mostrará que es un animal conocido aunque no registrado en la zona del Norte de la India, aunque deja abierta la posibilidad del descubrimiento de un nuevo primate.

Posible fotografía del Mande Burung

Jon Downes, de“Hay tantos avistamientos de bestias similares al yeti en el centro y sur de Asia, que no me extrañaría que existieran grupos de estas especies raras y tímidas”.
l centro de Zoología de Londres dijo creer que estas criaturas podrían ser los últimos ejemplares de un simio llamado gigantopiteco, extinto hace 300.000 años. Sus palabras fueron:

Por si fuera poco, las autoridades Indias no paran de recibir denuncias de avistamientos del Mande Burung, poniendo en alerta a las autoridades competentes. El mayor número de avistamientos se centran en Megalaya, en unas colinas cercanas llamadas Garo. Tanto ha crecido estos avistamientos que el departamento de fauna ha llevado a cabo expediciones para desenmarañar que hay de cierto en el Mande Burung.

Huellas recogidas en las zonas boscosas de la India

Un granjero de 40 años llamado Sangra avisó a las autoridades de que:

“La visión fue espantosa, eran dos adultos y dos más pequeños. era, enormes y peludos y con piel marrón oscura casi negra. Los pude ver bien y cuando me vieron desaparecieron rápidamente entre la maleza”

Uno de los investigadores que lleva a cabo la investigación, lleva más de 10 años indagando sobre el criptido, recopilando huellas y fotografías de posibles nidos donde duermen, dejando claro:
“No existen rastros de gorilas ni de otros animales similares que habiten por esta zona. Hemos recopilado huellas de 33-38 cm de largo y hemos recogido muestras de pelo que los forenses analizarán en las pruebas de ADN”.

Así tendremos que esperar a las pruebas para determinar si estamos ante un descubrimiento para la criptozoología.

Aunque se realizaron varias expediciones, en 2005, 2007, 2010, etc, nunca se encontraron pruebas.

Expediciones extremas

El Pie Grande de la India: Mande Burung

Los aldeanos de las colinas Garo afirman haber avistado al mítico gigante

Shillong, 3 de junio: “Gigantesco, melenudo, parecido a un mono…” fue todo lo que Abu Marak podía pronunciar entre jadeos para tomar aire.

Rodeado por los aldeanos en la seguridad de su casa cerca de Durabanda en las colinas del oeste de Garo, los ojos de Abu todavía reflejaban el entusiasmo de avistar al animal. En pocos días, el relato de Abu, junto con los de algunos otros aldeanos, se convirtió en la materia prima para una nueva búsqueda científica del legendario pie grande – Mande Burung en Garo.

Sasquatch en Norteamérica, yowie en Australia, yeti en Nepal – el pie grande tiene muchos seguidores en todo el mundo. La criatura, que se supone tiene cerca de ocho pies de alto, se dice que fue avistada por última vez en Rongrigittim en las colinas del sur de Garo en julio de 2005, antes de hacer una reaparición en mayo de este año.

La Sociedad de Turismo de Achik, que ha estado rastreando este evasivo animal en el pasado, dijo que los mejores datos de avistamientos fueron registrados entre enero y marzo de 2002.

Este año, el animal fue avisado en los bosques entre Nokrek y Chokpot.

“Poco después de recibir noticias de los aldeanos, enviamos a nuestro equipo a rastrear esta criatura desconocida, pero desafortunadamente no pudimos verlo, ni registrar ninguna huella”, dijo Dipu N. Marak, secretario general de la Sociedad de Turismo de Achik.

Por ese entonces los aldeanos reportaron sus encuentros, el Mande Burung había cambiado de locación, dijo Dipu.

Antes de unirse a la Sociedad de Turismo de Achik, Marak y a sus amigos estaban ocupados en la compilación de datos sobre pie grande.

“Comenzamos nuestra colección de datos el 15 de noviembre de 1997, cuando la criatura fue vista por primera vez cerca de Andol Chiring, en las colinas del sur de Garo”, dijo Dipu.

La información sobre el Mande Burung está disponible bajo la forma de películas y fotografías de huellas, que miden entre 14 a 15 pulgadas e impresiones que se cree han sido dejadas por la criatura en árboles y nidos.

“Hemos alertado ya al Wild Life Trust of India después de oír hablar de los avistamientos de este año, pero las autoridades ha demostrado poco interés en la criatura”, dijo Dipu.

La Sociedad de Turismo de Achik también ha informado al director de turismo en Tura sobre los hallazgos.

Los conservacionistas y los biólogos creen que la criatura, que podría ser un descendiente de un antiguo primate, pudo haber vivido en las selvas densas del pico de Nokrek.

El autor y ganador del premio Sahitya Akademi, Llewellyn R. Marak, quien también es un ávido seguidor de datos del Mande Burung – es optimista de que “un día los esfuerzos en la búsqueda del bigfoot por los aldeanos y jóvenes serán recompensados”.

“He visto las huellas de esta criatura. Es realmente grande y estoy convencido de que tal criatura tiene un hogar en Nokrek”, dijo.

Llewellyn arremetió contra los guardias forestales y funcionarios por no prestar atención a los informes de los aldeanos.

“Francamente, ellos (los guardias forestales) son perezosos y en vez de escuchar a los aldeanos, los regañan”.

Todas las tentativas de los conservacionistas de persuadir el departamento del bosque de iniciar una investigación del Mande Burung también han sido infructuosas.

Pero eso no ha afectado el espíritu de los que han estado recogiendo incesantemente cada detalle para probar que el evasivo pie grande existe.

El autor y criptozoólogo de Extreme Expeditions, Adam Davies, irá a la jungla en busca del Mande Burung. Davies dirigirá su última excursión extrema a los bosques tropicales del distrito de West Garo Hills, estado de Meghalaya, India, que está muy cerca de Bangladesh. “Meghalaya” literalmente significa “La Morada de las Nubes” y es el nombre de ese pequeño estado en el noreste de la India.

Nos hemos encontrado antes con Mande Barung o Mande Burung.

A principios de mes, Adam me envió un correo electrónico con los hechos acerca de su expedición, pidiéndome que aplazara la publicación del anuncio hasta esta semana.

Él escribió: “Dirigiré un equipo para buscar el Mande-Burung en breve. Me parece fascinante que los avistamientos puedan indicar la existencia de una población reliquia de Gigantopithecus. Dirigiré el equipo y lo organizaré junto con Dipu Marak. Adjunto algunos puntos y hechos:

“La leche estaba agria con una mezcla de amargura”.

~ El equipo estará en expedición durante aproximadamente tres semanas. Partiremos en Halloween, el 31 de octubre, desde Londres, y regresaremos del 19 al 20 de noviembre de 2010. ~ El equipo está dirigido por mí. Me acompañarán Dave Archer y John McGowan, que aportarán su experiencia en rastreo al Equipo, mientras que el Dr. Chris Clark y Richard Freeman proporcionarán conocimientos técnicos y zoológicos, respectivamente. ~ Dipu Marak encabezará el equipo indio, que incluye tanto rastreadores como porteadores. ~ Implementaremos técnicas de seguimiento tradicionales, así como el uso de equipos de alta tecnología como infrarrojos, cámaras trampa, imágenes térmicas y microscopios archivados, así como también un helicam, si corresponde. Utilizaremos molduras de silicio si conseguimos pistas para moldear. ~ El equipo se involucrará tanto en arduas caminatas físicas como en replanteos nocturnos. ~ Ya hemos arreglado una serie de citas con presuntos testigos presenciales de Mande-Burung. ~ La expedición será filmada para un próximo documental.

~ Declaración de la misión: Me encantaría ver uno, pero al final del día, todo se trata de la ciencia. Obtener imágenes en las trampas de la cámara sería increíble. Lo que la expedición realmente espera hacer es obtener evidencia física tangible de la criatura, en caso de que exista, que luego pueda ser analizada por expertos científicos independientes (por ejemplo, para extraer ADN).

¡También espero tener una gran aventura cuando estemos allí y relajarnos con los lugareños!

¿Recuerdas en junio de 2007 cuando el artista Peter Loh, haciendo contacto desde Singapur, envió la ilustración de arriba para ir con las noticias de última hora saliendo de las selvas tropicales del sur de Asia de una nueva criatura extraña, el Mande Burung (= Wild Jungle People)?

El hominoide volvió a aparecer en las noticias en 2008.

Chad Arment hizo referencia a una noticia sobre Achik Tourism Society (ATS) estudiando el Mande Burung de las Colinas Garo en Meghalaya, que “se supone que es un simio como una criatura como el Yeti”. (El ATS fue citado anteriormente como fuente del pasado Mande Burung también).

El 6 de mayo de 2008, artículo anotado:

El ATS también ha presentado informes muy completos y descripciones de Mande Burung o del llamado Bigfoot. Es una criatura grande y simiesca con un pelo grueso que cubre todo su cuerpo. Se informa que el color del cabello es negro o marrón negruzco. Tiene algún tipo de mal olor / olor que emana del cuerpo. Tiene un tamaño de huella / pug de 13 pulgadas a 15 pulgadas de largo. Puede ser de alrededor de 7’5 “a 9 ‘de altura. Puede pesar alrededor de 300 kgs. Se observa que es una criatura herbívora que come plátano, tubérculos, raíces de árboles, frutas, bayas, cortezas de algunos árboles, sawe y también se informa que come cangrejos [, aunque esto indica una dieta omnívora]. Camina sobre dos piernas (bípedo). (Como se informó en 2002 avistamiento). Duerme en el nido construido sobre el terreno abierto (como se informó en el avistamiento de 2002). Es tímido y básicamente inofensivo (como se informó en el avistamiento de 2005). Es una criatura con una fuerza fenomenal.

El artículo también intrigantemente mencionó que:

Aquellos que han visto a este simio como un mamífero tienen historias interesantes que revelar. Los pobladores informan que, en una ocasión, un hombre que estaba atravesando un bosque fue capturado por este mamífero y lo forzó a hacerlo amamantando. Esto fue informado el 18 de enero de 1999. Su relato decía: “La leche estaba agria con una mezcla de amargura”.

Además de Mande Burung y sus pechos, el equipo de Adam Davies también debería estar atento a los ghorals.

Los pelos que se cree pertenecen a un Mande Burung / Mande Barung / Yeti en la India en realidad eran de una especie de animal parecido a un antílope de cabra, el goral, científicos estadounidenses descubrieron en 2008. Este descubrimiento fue emocionante para los especialistas involucrados en el hallazgo.

Las pruebas de ADN en los pelos, que vinieron del estado indio de Meghalaya, demostraron que son del goral del Himalaya (Nemorhaedus goral), un animal con un pelaje marrón grisáceo. Este fue un hallazgo sorprendente, en sí mismo, y uno que Adam Davies y su equipo deberían tener en cuenta durante su búsqueda.

El Himalayan goral, también conocido como el goral gris, es un pequeño rumiante de cuernos cilíndricos y pelo áspero originario de los Himalayas. En el pasado, también se lo conocía como Urotragus goral. El Himalayan goral se encuentra en los bosques del Himalaya, generalmente entre 1000 y 4000 metros de altura. Los grupos de animales generalmente ocupan un territorio de aproximadamente 100 acres.

Encontrar pruebas de ghorals en el estado indio de Meghalaya sería un descubrimiento digno de Davies.

CFZ India Expedition 2010

India Cryptozoological Expedition 2010

Esta es una excelente noticia: en Cryptomundo, Loren Coleman nos alerta sobre el hecho de que hay una nueva expedición en el horizonte: a la India, en busca del Mande Burung, una criatura que puede representar “una reliquia de la población de Gigantopithecus”. Aquí está Loren para contarte más.

Y, aquí está Jon Downes con la historia completa en la misión:

“El 31 de octubre, la expedición de la CFZ 2010 deja Inglaterra. Explorarán las colinas de Garo en el norte de la India en busca del mande-burung o yeti indio. El equipo de cinco hombres consiste en el líder del equipo Adam Davies, el Dr. Chris Clark, Dave Archer, el naturalista de campo John McGowan y el criptozoólogo Richard Freeman.

“Las criaturas son descritas como de hasta tres metros de altura, con cabello predominantemente negro. Lo más importante es que se dice que caminan erguidas, como un hombre. Se han reportado simios caminantes en el área por muchos años. Estas descripciones suenan casi idénticas a los reportados en los vecinos Bhután y Tíbet. Los testigos informan que el mande-burung, que se traduce como hombre del bosque, se ve con mayor frecuencia en el área en noviembre.

“Las colinas de Garo son una zona muy boscosa y escasamente explorada en el estado de Meghalaya en las frías montañas del norte de la India. El área es conocida internacionalmente por su vida silvestre, que incluye tigres, osos, elefantes, rinocerontes indios y leopardos nublados.

“El equipo indio estará dirigido por Dipu Marek, un experto local que ha estado siguiendo el rastro del yeti indio durante varios años y ha encontrado sus nidos y sus` huellas ‘de 19 pulgadas de largo en ocasiones anteriores. También organizó entrevistas con testigos que vieron el Mande-Burung.

“Las trampas de la cámara se instalarán en áreas de observación con la esperanza de atrapar a una de las criaturas en la película.

“El Mande-Burung puede ser una forma sobreviviente de un mono gigante conocido por sus dientes y huesos de la mandíbula fosilizados, llamado Gigantopithecus blacki, que vivió en la época del Pleistoceno hace unos trescientos mil años. Esta criatura está por supuesto extinta. La fauna contemporánea, como el panda gigante, el tapir asiático y el elefante asiático que vivía junto al mono simio, todavía sobreviven hoy en día. Muchos creen que Gigantopithecus también sobrevive en las impenetrables junglas y montañas de Asia. Orangutanes de Sumatra y Borneo.

“El año pasado, el equipo, que investiga animales misteriosos en todo el mundo, viajó a Sumatra en busca de un pequeño simio bípedo conocido como orang pendek. Dave Archer y el guía local Sahar Didmus vieron que la criatura y el grupo traían cabello que era luego analizado por el Dr. Lars Thomas en la Universidad de Copenhague. El ADN demostró ser similar al de un orangután, un animal que no se encuentra en esa parte de Sumatra”.

Mapinguari

Mapinguari

Otros nombres: Curupira

Mitología: mitología del Amazonas

Criatura terrestre

Mapinguarí es el nombre de una mítica criatura de la mitología del Amazonas perteneciente a Brasil, Bolivia, Colombia y Perú. En la Amazonía colombiana y peruana se le llama Curupira. Bestia a la que también se le conoce como Mapinguary e Isnashi; y cuyo nombre por lo regular se traduce como ‘animal rugiente’ o ‘bestia fétida’

Posibles megaterios en el Amazonas

Una leyenda del Amazonas cuenta que un chamán descubrió el secreto de la inmortalidad y que por ello quedó convertido en el Mapinguarí, una criatura recubierta de pelo rojizo, con facciones humanas, huellas parecidas a las nuestras pero invertidas y una piel tan gruesa que no puede perforarse. También se dice que tiene una segunda boca en el abdomen que despide un mal olor con el que atrae a las moscas.

El paleontólogo estadounidense naturalizado brasileño, David Oren (nacido en 1954), afirma haber realizado entrevistas a 80 personas que dicen haber visto al Mapinguarí y a otras 7 que dicen haberlo cazado. Lleva estudiando el ecosistema en el Amazonas desde 1977 y es el descubridor de 5 especies de aves.1​ Desde 2004 desempeña el cargo de coordinador científico del Programa de Conservación del Amazonas de The Nature Conservacy no Brasil, que en 2006, en asociación con el gobierno de Brasil y WWF, inició el Plan de Gestión del Agua Dulce; el primero en su tipo en Sudamérica y que abarca los objetivos, metas y directrices para el uso sostenible del agua dulce hasta 2020.2

Para Oren, lo que los lugareños vieron no fue un ser mitológico sino un perezoso terrestre al que se considera extinto, pero que pudo haber sobrevivido en lo profundo de la selva. La leyenda menciona un fuerte olor que desprende por una segunda boca que estaría localizada en vientre, lo que para el científico sería una glándula abdominal que utilizaría cuando se siente en peligro. Y por último afirma que le mostraron trozos de piel y garras, pero que por superstición no quisieron cederle. En diciembre de 2001 la Agencia Reuters publicó un artículo donde lo comparó con “un cazador que busca del Monstruo del lago Ness, lo que le causó una gran ofensa, y a causa de ello realizó declaraciones para el diario Journal do Commercio de Brasil.1

David Oren, 6 de enero del 2002

“Ese tipo de comentarios es absurdo, no se puede comparar una leyenda basada en dinosaurios, extintos hace 65 millones de años, con perezosos gigantes que desaparecieron hace unos 10.000 años, o sea, recientemente”

David Oren, 6 de enero del 2002

Un Megatherium, género extinto a la cual los criptozoólogos relacionan con el mapinguarí.

Según las leyendas, el Mapinguari es lento, feroz y muy peligroso; pues posee la habilidad de moverse sigilosamente entre la densa vegetación del Amazonas para sorprender a sus víctimas. Aunque se delata gracias al olor pútrido que sale de su cuerpo y al emitir un desgarrador chillido que paraliza a sus víctimas en el acto.

Su piel, dura como la del cocodrilo; lo hace inmune a las balas y flechas, y su única debilidad es el agua, la cual evita y limita sus movimientos en una región tan llena de ríos, canales y lagunas como lo es el Amazonas. Un reporte de 1937 en Brasil, clama que un Mapinguari entró en cólera por tres semanas, atacando y matando a cerca de cien vacas; a las cuales les arrancó las lenguas.

En los reportes, se hace claro que no ataca a los humanos; pero que al olerlos, se levanta en sus patas traseras para verse más amenazador.

¿Monstruo o animal no descubierto?

Entre los criptozoólogos existe la teoría de que el Mapinguari no podría ser más que una especie sobreviviente de perezoso gigante, en concreto especies como el Megatherium (que alcanzaba un tamaño comparable al de un elefante) o el Mylodon; ambas nativas de Sudamérica durante el Pleistoceno.

La teoría del perezoso gigante podría responder dos incógnitas: la piel extremadamente dura del monstruo (ya que las pieles preservadas que fueron descubiertas a finales del siglo XIX muestran pequeñas áreas osificadas que habrían endurecido los tejidos para protegerlos de depredadores) y la capacidad de andar en dos patas.

Otros expertos sugieren que no es más que una memoria residual de encuentros entre los primeros pobladores del Amazonas y perezosos gigantes en la edad de piedra; mientras que una minoría cree que pueda tratarse de una especie no descubierta de Oso Hormiguero gigante. Sin embargo, pese a los más grandes esfuerzos de biólogos, paleontólogos y criptozoólogos; jamás se ha encontrado evidencia física de la existencia de este ser.

Nunca se ha capturado un ejemplar, pero un ornitólogo estadounidense plantea que se trata de los últimos especimenes de un animal supuestamente extinto hace unos 10 mil años.