Este Mundo, a veces insólito

Antigüedad

Kurgán

Kurgán (túmulo funerario)

Un kurgán es un montículo de tierra y piedra levantado artificialmente sobre una tumba o tumbas. La palabra kurgán es de origen turco que significa, en su origen, «fortificación» y luego, por su uso en la arqueología rusa, pasó al idioma ruso como курга́н, túmulo.

Designa un enterramiento provisto de un túmulo (montón de tierra y piedras levantado sobre una tumba o varias), debajo del cual está la cámara funeraria, normalmente construida en madera. Este fue el método de enterramiento usado por muchos pueblos de las estepas euroasiáticas desde el IV milenio a. C. hasta los siglos V y VI d.C.

Son tumbas típicas de la Edad del Bronce (a partir del 4.000 a. C.), desde el Macizo de Altai hasta el Cáucaso, Rumania y Bulgaria. A veces son estructuras muy complejas, con subdivisión del espacio y cámaras internas, que conforman una macro-tumba con diferentes habitaciones.

En la cámara mortuoria, en el centro de la estructura, se enterraba a miembros de la élite dirigente con ajuares y ofrendas rituales, con frecuencia cuerpos de caballos y carros, pero también vasijas, armas, etc. Aunque son más frecuentes en los territorios europeos y centroasiáticos, el enterramiento tumular se expandió más allá de estos lugares.

Los kurganes son típicos de la Edad del Bronce, principalmente en el área comprendida desde el macizo de Altái hasta el Cáucaso, Rumanía y Bulgaria. No obstante, los kurganes se construyeron ya desde el Eneolítico y después, en la Edad del Hierro, la Antigüedad y la Edad Media, con viejas tradiciones todavía activas en el sur de Siberia y en Asia Central. La cultura de los kurganes se divide, arqueológicmente, en varias subculturas como las de Tumbas de madera, Foso, Escitas, Sármatas, Hunos y Kipchak.

La arqueóloga Marija Gimbutas propuso la hipótesis de que el primer pueblo en utilizar este tipo de tumba sería protoindoeuropeo y hablaría la lengua madre de todas las lenguas indoeuropeas. Cuando empezaron a dispersarse, estas tribus ya conocían la metalurgia del cobre. Eran los mismos que se encuentran entre los primeros criadores de caballos del mundo. Dejaron un gran número de túmulos en donde las excavaciones arqueológicas contemporáneas han descubierto muchos restos de su sociedad.

Se han hallado kurganes en las regiones habitadas por las poblaciones herederas de los protoindoeuropeos, notablemente protoindoiraníes, después iranios y, en particular, escitas. Los kurganes de grandes dimensiones eran los de los reyes. Más al este, en Kazajistán, podrían llegar a tener 200 metros de diámetro. Estas imponentes tumbas datan del primer milenio antes de Cristo. Los túmulos, son de medidas variables, desde 7 a 8 metros de diámetro, por 2 metros de alto, hasta tamaños tan considerables como los 500 metros de diámetro de base para los kurganes de Siberia, por 20 metros de alto, y los 350 metros de base, por 76 metros de alto para el Mausoleo de Qin Shi Huang.

A veces son estructuras muy complejas, con divisiones del espacio y cámaras internas, que conforman una macro-tumba con diferentes salas. En la cámara mortuoria, en el centro de la estructura, se enterraban miembros de la élite dirigente con ajuares y ofrendas rituales, con frecuencia, caballos y carros, pero también vasijas, armas, etc.

Litografía de Carlo Bossoli (Londres, 1856)1​ de la llamada «Tumba de Mitrídates», un kurgán cerca de Kerch.

Indoeuropeos. cultura de los Kurganes

Las Culturas más importantes, “usuarias” de estos túmulos son:

Cultura Yamna (3200 – 2300 a. C.), más europea que asiática.

Cultura de Andrónovo (2300-1000 a. C.)

Cultura de Srubna (1500-800 a. C.)

Cultura Escita (700-1 a. C.)

Cultura de Sredny Stog, más asiática que europea.

Mapa de las migraciones indoeuropeas desde el 4000 a. C. al 1000 a. C. de acuerdo con el modelo Kurgan. La migración anatolia (indicada con una flecha punteada) podría haber tenido lugar bien a través del Cáucaso bien a través de los Balcanes. El área púrpura corresponde al supuesto Urheimat (cultura de Samara, cultura de Sredny Stog). El área roja corresponde a la región donde se habrían asentado los pueblos indoeuropeos hasta cerca el 2500 a. C. aproximadamente, y el área naranja cerca del 1000 a. C.

 

Salbyk kurgan25 metros de alto y 500 de diámetro (c. siglo 4 aC)

Originarios de las estepas rusas, los kurganes (antecesores de los indeoeuropeos), eran tribus nómadas que vivían de la ganadería, la caza y la rapiña. Destacaron por el uso en la guerra del caballo, el carro y el hacha de doble filo.

La cultura de los kurganes se extenderia por el Danubio, el norte de Europa y el norte de Irán durante el tercer milenio aC. Muchos de estos túmulos están agrupados en la zona de las culturas Escita, Sármata, Hunnish y Kuman-Kipchak.

Esquema típico de un kurgán de las estepas.

Kurgán tracio cerca de Pomorje, Bulgaria.

En Siberia se creó una ciudad con este nombre: Kurgán es una ciudad con un pasado que se remonta al Neolítico. Esta ciudad del suroeste de la Rusia siberiana a orillas del río Tobol es la capital de la región administrativa (óblast) del mismo nombre. La historia nos relata que Kurgán se fundó en el siglo XVII y pronto se convirtió en el principal mercado de la región.

Kachari

Kachari

Las Ruinas de Kachari o Las Ruinas de Dimasa Kachari son un conjunto de restos (generalmente de 8 a 10 pies de alto) que se encuentra en la ciudad de Dimapur en Nagaland. Las ruinas son una serie de pilares con forma de hongo que fueron creados por los Reinos Dimasa Kachari que gobernaron antes de la invasión Ahom durante el siglo XIII. El propósito y el origen de los pilares son misteriosos; algunos de los pilares están en plena gloria mientras que otros están desmoronados. También se cree que un juego similar al ajedrez se jugó aquí con las setas en forma de hongo. Es una gloria del noreste y del departamento de turismo de Nagaland.

Tendrá que ingresar por la entrada a las ruinas; las ruinas están diseminadas ampliamente dentro de las instalaciones y el verdor que lo rodea se debe a las altas hierbas y malezas que crecen demasiado. El gobierno ha tomado la posición para proteger las ruinas del vandalismo local mediante la instalación de barandas de hierro. No verías ninguna estructura de mamut, pero las ruinas de piedra son solo de tipo singular, las formas son similares, piedras altas y robustas. Se parecen mucho a lingas pero están meticulosamente esculpidos con un hermoso diseño. Con una vista aérea, puedes imaginar que son como piezas de ajedrez. El más grande es un monolito masivo, de unos 22 pies de altura.

El parque parece un tablero de ajedrez con hileras de enormes peones de ajedrez de hasta 20 pies de altura. Todas las piedras fueron elaboradamente talladas con representaciones de aves, animales, flores, cabezas de lanza y otros motivos.

Aunque con el tiempo, estos diseños han perdido su precisión original, aún refleja los elementos arios indígenas. Los motivos más comunes son los de loto y flores; pero también puedes ver diseños de animales como ciervos, elefantes o vacas. Uno de los motivos notables es un hombre que levanta los brazos al cielo como si estuviera celebrando con un vestido de cabeza. También verá motivos bordados a medida que aparecen en los pliegues repetitivos. Estas ruinas definitivamente merecen una visita y atraen a cualquier amante del arte y la historia. ASI hace la limpieza y preservación de estas ruinas.

Dimapur contiene ruinas de templos, embalses y otros monumentos, de los cuales los más notables son sus estructuras monolíticas. Los monolitos representan los elaborados rituales del culto a la fertilidad. Las entradas bellamente ejecutadas a estos monumentos se encuentran en perfectas condiciones, incluso ahora. Bloques de piedra y piezas de ladrillo con varios diseños que se encuentran dispersos, aún revelan el arte. El Centro Cultural de la Zona Nordeste, que se encuentra a unos 3 km de la estación de tren de Dimapur, tiene un pequeño museo bien conservado que exhibe el patrimonio cultural del Nordeste.

Llegar a la atracción turística es fácil ya que puede tomar auto rickshaws o taxis de alquiler desde el centro de la ciudad en Dimapur a los que se puede llegar en autobuses estatales desde pueblos y ciudades cercanas. Se encuentran al otro lado de las vías del tren y, una vez que bajan en la parada del autobús, deberán caminar cruzando un mercado. Estas ruinas están justo enfrente de Circuit House.

Historia del Reino Kachari

El Reino de Kachari era un poderoso reino en Assam medieval. Dimapur fue la capital de la antigua dinastía Kachari y las reliquias de los grandes gobernantes todavía se pueden encontrar en Dimapur. El origen del Reino de Kachari no está claro. Los gobernantes pertenecían al pueblo Dimasa, parte del grupo étnico mayor Bodo-Kachari.

Históricamente, en diciembre de 1706, el rey Kachari, Tamradhaja, fue invadido por el rey Ahom más poderoso, Rudra Singha. Derrotado por el rey Ahom, Tamradhaja huyó hacia el sur a Khaspur. A partir de entonces, los príncipes Kachari se establecieron en las llanuras de Cachar con su corte ubicada en Khaspur. Al principio se llamó el reino Hirimba en memoria de la demoníaca Hirimba, la esposa del Pandava Bhima, de quien se decía que residía en la región.

El último de los reyes Kachari, Raja Gobin Chandra, fue asesinado por un grupo de personas sediciosas junto con algunos de sus asistentes personales el 24 de abril de 1830 en Haritikar en Cachar. En ausencia de herederos naturales, su reino cayó en manos de los británicos bajo los términos de un acuerdo ejecutado en 1826.

El mejor momento para visitar

El invierno es el mejor momento para visitar el lugar, ya que puedes disfrutar del clima sereno del lugar, que no es ni muy frío ni muy caliente. Puede disfrutar de este hermoso lugar en todas las estaciones excepto en los meses del monzón, ya que la lluvia es abundante.

Hoy en día, los restos estructurales que ahora se encuentran en los sitios son principalmente los restos de una puerta construida con ladrillos y grupos monolíticos bellamente tallados, tanques y bloques dispersos de piedras y piezas de ladrillo con diversos diseños.

Lamentablemente, las ruinas no están bien mantenidas y la ASI, a cargo de su mantenimiento, ha hecho poco para preservar estas gloriosas reliquias del pasado. Es un monumento protegido pero no se puede ver a un solo guardia o al personal de la policía allí. Se debe hacer más para preservar lo que queda de él.

 

 

 

 

 

Urartu

Urartu

Urartu (en urartiano: Biainili, armenio: Ուրարտու, Արարատյան Թագավորություն) es el nombre asirio de una zona montañosa ubicada entre el sureste del mar Negro y el suroeste del mar Caspio, actualmente compartida por la República Armenia, Irán y Turquía, formada luego de la caída del Imperio hitita. Incluye los grandes lagos de Van en Turquía (donde se encuentra la antigua capital Tushpa), Urmia (en Irán) y lago Seván (en Armenia).

En esta zona se remontan los orígenes del pueblo armenio.

Urartu es uno de los primeros reinos de Armenia. Su apogeo histórico antiguo se dio en los siglos IX y VIII a. C. El idioma local era semejante al hurrita. La proximidad con la Asiria avasalladora produjo desde 1275 a. C. una fuerte influencia ideológica, literaria y técnica sobre Urartu. En los primeros momentos se agruparon en torno a una especie de reino confederado conocido como Nairi, pero hacia el 900 a. C., formaron una confederación bajo el gobierno de un monarca central.

Gracias a unas pocas inscripciones, sabemos que el primer monarca de Urartu era Arame, seguido por Sardur I. Otras permiten reconstruir su gran crecimiento territorial durante los reinados del mencionado Sardur I, Ishpuini y Menua, quienes lograron llegar hasta la cuenca baja del río Murat, por el oeste, el Araxes, por el norte, y al lago Urmía, por el sureste. Las técnicas asirias asimiladas tienen una buena muestra en el canal de Menua, de casi 30 km, que suministra agua de boca y riego desde el litoral sur del lago Van. En las paredes rocosas del lago Van y en varias estelas de piedra, yacen escritos los anales de los reinados de Argishti I (bisnieto de Sardur I) y su hijo, Sardur II, en los que se narra la expansión hasta más allá de la gran curva del Éufrates, hasta la Comagene siria, con lo que consiguieron dominar la vieja ruta de suministros de materias primas como el hierro, desde el Tauro, el cual fue parcialmente dominado, hasta Asiria.

Las fortalezas de Urartu son estructuras sólidas de bloques de piedra. Las más importantes fueron las fortalezas de Van, Anzaf, Cavustepe y Baskale. Estaban muy avanzados en la industria metalúrgica, con una excepcional calidad, y fueron exportados a Frigia y a Etruria.

Haykaberd o Çavustepe o Sardurihinilli

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Haykaberd : Հայկաբերդ

Gürpınar, Van, Turquía

Las ruinas de Urartian Sardurihinilli.

Haykaberd : Հայկաբերդ

Coordenadas : 38,352443 ° N 43,459393 ° E

Tipo: Ciudad fortificada

Historia del sitio

Construido: 1er milenio antes de Cristo

Construido por: Sarduri II

Sardurihinilli es un antiguo sitio fortificado en el distrito de Gürpınar de la provincia de Van, en la región oriental de Anatolia oriental. Se encuentra a unos 25 kilómetros al sureste de Van a lo largo de la carretera que conduce a la ciudad de Hakkâri, en un valle conocido como Hayots Dzor (Armenia: Հայոց Ձոր, «Valle de los armenios») en la histórica Armenia. Fue utilizado por los reyes de Urartian como fortaleza durante el 8vo siglo AC.

En el folklore armenio es la fortaleza construida por Hayk, el legendario fundador de la nación armenia, cerca del sitio donde mató al invasor rey babilónico Bel o posiblemente Nimrod.

El sitio de Haykaberd.

Sarduri-Hinilli tiene un plan lineal, encaramado sobre una cresta que domina la llanura de Gürpınar. Se compone de paredes de la fortificación así como los restos de un palacio real de Urartian, construido entre 764 y 735 AC durante el reinado del rey Sarduri II (764-735 AC) en el clímax del poder del imperio de Urartian. Hay secciones superior e inferior de la fortaleza en la que el Templo de Khaldi, las murallas de la ciudadela, la torre del rey, los talleres (siglo VII aC), almacenes, cisternas, cocina, palacio con una sala de trono, inodoro «real», harén y salones de columnas fueron localizados. Un foso rodeó secciones de la fortaleza.

Parte de Urartian Sardurihinilli.

Sarduri-Hinilli fue destruido en el siglo 7 aC, presumiblemente por los escitas. Existen rastros de una ocupación medieval posterior. El sitio fue excavado entre 1961 y 1986 por Afif Erzen.

Hayk y Rey Bel

En el relato de Movses Khorenatsi, Hayk, hijo de Torgom, tuvo un hijo llamado Armanak mientras vivía en Babilonia. Después de que el arrogante Titanid Bel se hiciera rey sobre todos, Hayk emigró a la región cerca del Monte Ararat con una familia extensa de al menos 300 y se estableció allí, fundando un pueblo que llamó Haykashen. En el camino, había dejado un destacamento en otro asentamiento con su nieto Kadmos. Bel mandó a uno de sus hijos a rogarle que volviera, pero fue rechazado. Bel decidió marchar contra él con una fuerza masiva, pero Hayk fue advertido antes de tiempo por Kadmos de su enfoque pendiente. Reunió a su propio ejército a lo largo de la orilla del lago Van y les dijo que debían derrotar y matar a Bel, o morir intentando hacerlo, en lugar de convertirse en sus esclavos.

Hayk y sus hombres pronto descubrieron el ejército de Bel situado en un paso de montaña (Moisés de Chorene localizó el sitio como Dastakert ), con el rey en la vanguardia.

En Dyutsaznamart (Armenia: Դյուցազնամարտ, «Batalla de Gigantes»), cerca de Julamerk al sureste del Lago Van, el 11 de agosto de 2492 aC [2] (según la cronología tradicional armenia) o 2107 aC (según «The Chronological table» Mikael Chamchian), Hayk mató a Bel con un tiro casi imposible usando un arco largo, enviando las fuerzas del rey en desorden.

La colina donde Bel cayó con sus guerreros, Hayk nombró a Gerezmank «tumbas». [3] Embalsamó el cadáver de Bel y ordenó que fuese llevado a Hark, donde debía ser enterrado en un lugar alto a la vista de las esposas e hijos del rey.

Poco después, Hayk estableció la fortaleza de Haykaberd en el sitio de batalla y la ciudad de Haykashen en la provincia armenia de Taron (Turquía moderna). Él nombró la región de la batalla Hayk, y el sitio de la batalla Hayots Dzor [4]

Antiguos contenedores de almacenamiento, conocidos como «pithos», han sido desenterrados durante las excavaciones en el castillo de Çavuştepe en la provincia oriental de Van. Cereales, la mantequilla y el vino se mantuvieron en los contenedores, que datan de hace 2.800 años. Situado en el distrito de Gülpınar, a 20 kilómetros del centro de la ciudad, el castillo fue construido en el apogeo del Reino Urartian por el Rey Urartian Sardur II. Las paredes del castillo han sobrevivido, junto con sus cisternas y sistemas pioneros del alcantarillado, templos y estructuras del palacio. Es uno de los lugares más populares en la provincia para los turistas.

La zona histórica de la ciudad de Van, que era la capital del reino de Urartu.

Las excavaciones en la Universidad Centenario Departamento de Arqueología castillo ha sido dirigido por el profesor Rafet Cavusoglu. Cavusoglu dijo que después de un paréntesis de 30 años, los trabajos arqueológicos se reinician en el castillo en 2014. La Universidad de Estambul están llevando a cabo excavaciones en el castillo entre 1961 y 1964, dijo, y agregó que la mayoría de los artefactos desenterrados habían recibido daños y fundido a causa del viento, la lluvia y la nieve. «En la primera etapa, nuestro objetivo es proteger a los artefactos», dijo. Dijo que las excavaciones de este año dirigidas a la limpieza de los corredores sur y del norte y de almacenamiento SAN. «Nos enyesado las paredes de adobe del templo Irmu en el castillo y el corredor de barro. El objetivo de este trabajo es consolidar las paredes de adobe de los lugares conservados. Nuestro trabajo para la conservación continuará en los próximos años, también».

Çavuşoğlu dijo que los urartianos habían progresado en todos los campos a pesar de las dificultades de su época. «El Castillo de Çavuştepe, construido por el Rey Urartiano Sardur II nos proporciona información importante sobre el pasado. Durante el trabajo de este año, desenterramos las secciones que servían de almacenes. En los almacenes, que se componen de dos partes y se reforzaron después de incendios, hemos encontrado 120 contenedores de pithos, donde se guardaron cereales, aceite de sésamo, vino y otros alimentos. Los contenedores tenían una capacidad de 36 toneladas de productos. Cada pithos tiene una capacidad de 300 kilogramos. Enterrado bajo tierra, los almacenes de pithos tienen unidades de medida escritas en cuneiforme. Los cereales obtenidos de la llanura de Gürpınar fueron guardados allí. Se utilizaron como graneros y satisfacían las necesidades de las personas que vivían allí. El Urartian mantuvo todos sus suministros allí para satisfacer las necesidades de los funcionarios en el palacio», dijo.

Almacenes de vino Çavuşoğlu dijo que el Castillo de Çavuştepe era uno de los artefactos más interesantes que reflejaban la vida social de los Urartians y que también habían encontrado fregaderos donde las uvas se convirtieron en vino. Dijo que los urarianos construyeron un canal para abastecer de agua al castillo. «Esta información está escrita en inscripciones en el castillo. El agua se utilizó para las uvas y el vino producido a partir de estas uvas se mantuvo en pithos «Çavuşoğlu dijo cuatro tipos de piedras se utilizaron hábilmente en el castillo, añadiendo que los travertinos que se utilizan en las paredes del castillo fueron traídos de fosos de piedra en el distrito de Edremit.

Puerta sur de Tushpa.

Tras la pista del Reino de Urartu

·         Arqueólogos turcos creen haber encontrado tumbas de hace casi 3.000 años de esta civilización que gobernó Turquía desde el siglo IX a.C. hasta su derrota ante los medos

Un equipo formado por 50 arqueólogos de varias universidades de Turquía ha localizado cámaras funerarias datadas hace más de 2.800 años en la zona histórica de Van, en el este del país. Son tumbas con forma de vasijas de grandes dimensiones (pithos) que han permanecido intactas durante miles de años.

Cada verano, grupos de investigadores participan en excavaciones anuales alrededor de esta zona, tratando de descubrir tesoros junto a la fortaleza de Van, capital del Reino de Urartu hasta su caída en el siglo VI a.C. a manos del Imperio Medo.

Equipos universitarios han estado trabajando juntos bajo el auspicio del Ministerio de Cultura y Turismo turco en la parte superior de la fortaleza, donde se han encontrado los restos de un palacio.

«Nuestro trabajo está dirigido a reparar y proteger la antigua ciudad de Van», aseguró el doctor Erkan Konyár, de la Universidad de Estambul, según Todays Zaman. Sólo a 38 kilómetros de los trabajos de Van está teniendo lugar otra excavación en un castillo de esta civilización. Este año se han descubierto parte de sus muros.

«Este hallazgo nos ha emocionado, ya que a pesar de que estos muros fueron testigos de grandes terremotos, su arquitectura se mantuvo bastante robusta y sin cambios», explicó el doctor y jefe de la excavación Mehmet Isikli al diario Hurriyet Daily News.

Las excavaciones llevadas a cabo en algunos castillos en los antiguos terrenos de alrededor de Van han revelado signos de destrucción que se ha fechado a aproximadamente en el año 590 a. C., lo que podría haber sido causado por el antiguo pueblo medo, según señala el Ministerio de Cultura y Turismo.

Desde entonces, los habitantes de Urartu dejaron de dominar la región de Van. Sin embargo, las evidencias obtenidas en las excavaciones apuntan al hecho de que algunos de sus castillos alrededor del lago Gökçe continuaron existiendo durante algún tiempo después del 590 a.C. Con el colapso del Reino de Urartu, Van perdió su condición de «capital», gran dominadora de la zona durante más de 300 años, según las informaciones dadas por las autoridades.

Estela con los anales de Sarduri II de Urartu

Y uno de los más antiguos mapas del mundo (hoy para nosotros, un mapa del Oriente Próximo u Oriente Medio) fue esculpido en arcilla, atribuido a los Babilonios del Siglo VI a.C. Incluye los territorios de “Urartu” o “Urashtu”, que era el término babilonio para lo que antiguos persas llamaban “Armina”, más conocido posteriormente –y hasta nuestros días- como “Armenia”.

El Reino de Urartu o Ararat duró desde el Siglo IX hasta el VI a.C., período durante el cual compitió contra Asirios y Babilonios, así como también con Medos y otros Antiguos Persas. Está considerado como el precursor de los antiguos Reinos Armenios. Centrado alrededor del Monte Ararat – dicha montaña continúa siendo un fuerte símbolo para los armenios- la capital de Urartu es frecuentemente mencionada como la primera capital armenia. El fuerte de Tushpa aún se eleva sobre la ciudad de Van, al este de Turquía –una ciudad que tiene uno de los más antiguos registros en el mundo por estar continuamente habitada y, ciertamente, una ciudad con una de las más antiguas poblaciones armenias hasta 1915.

http://misteriosconxana.blogspot.com.es/2015/06/urartu.html

Gilmerton Cove

Gilmerton Cove

La ciudad de Edimburgo, capital de Escocia, no necesita mucho más de lo que tiene para convertirse en el destino turístico de primer orden que actualmente es. Su magnífico Castillo, su entorno natural, sus calles medievales y el Festival de Agosto que se celebra todos los años en la ciudad, son atractivos más que suficientes para visitar esta preciosa ciudad.

Pero si os digo que hay algo bajo sus calles que realmente merece la pena descubrir, y que se ha convertido en la principal atracción turística de Edimburgo.

Vamos a desvelar el misterio: me refiero a Gilmerton Cove, un entramado de cámaras y pasadizos que se encuentran bajo el barrio de Gilmerton, en la zona sur de Edimburgo. Este lugar se ha convertido en la principal atracción turística de la ciudad escocesa, desbancando al Castillo y al Zoo. Es posible recorrer los tenebrosos pasajes en una visita guiada, digna de la película de terror más clásica que se precie.

Uno de los pasajes de Gilmerton Cove.

Gilmerton Cove es una serie de pasajes subterráneos y cámaras talladas a mano de piedra arenisca situada bajo las calles de Gilmerton, una antigua aldea minera, ahora un suburbio de Edimburgo, Escocia.

Un proyecto de colaboración de cinco años entre Gilmerton Heritage Trust y el Ayuntamiento de Edimburgo permitió que la Ensenada recién restaurada abriera en 2003 como un recurso educativo para la comunidad, así como un lugar para visitar.

Hay muchas teorías sobre los orígenes de la Ensenada y su propósito. Se sabe que fue la residencia del siglo 18 del herrero local, George Paterson. Los registros de la parroquia muestran que fue reprendido por permitir que el alcohol fuera consumido dentro de la Ensenada el sábado. No se sabe si Paterson fue responsable de excavar la Ensenada.

Las teorías populares son que fue utilizado como guarida de bebedores para la nobleza local, un refugio de Covenanters, y una guarida de los contrabandistas. Una extensa investigación arqueológica e histórica no ha podido resolver el misterio. En 2007, la serie de televisión documental Ciudades del Inframundo presentó Gilmerton Cove en el episodio de Sin City de Escocia, que postula que el Cove estaba vinculado a un cercano Hellfire Club edificio a través de un pasaje secreto.

Los pasadizos de Gilmerton Cove tienen una antigüedad de más de trescientos años, y a día de hoy siguen siendo un misterio para arqueólogos e historiadores. Se especula que podría tratarse de catacumbas para refugio de grupos religiosos en tiempos de persecuciones; tal vez una tumba, un lugar de reuniones para miembros de la Logia Masónica o incluso el lugar de recogimiento de los Caballeros Templarios… A día de hoy, lo único que se sabe que a principios del siglo XVIII las cuevas fueron ocupadas por un herrero local llamado George Paterson.

La ruta guiada dura una hora y se realiza en Gimerton Cove (16 Drum Street, Gilmerton, Edimburgo). Es imprescindible reservar. Los pasadizos se pueden visitar todos los días de la semana, de diez de la mañana a cuatro de la tarde. Puedes encontrar más información en la página web de Gilmerton Cove.

La historia de Gilmerton Cove

Cuenta la tradición que en 1719, en una época en la que la mayoría de familias del pueblo minero de Gilmerton vivía en espacios muy reducidos, un herrero llamado George Paterson decidió excavar una morada subterránea en la piedra, que habría completado, según él, en tan solo 5 años.

Su nueva vivienda, que hoy en día puedes recorrer en una de las visitas guiadas, estaba formada por varias cámaras, una forja, un pozo y camas, mesas y sillas talladas en la piedra. Sin embargo, la primera investigación arqueológica de Gilmerton Cove, que se llevó a cabo en 1897, cuestionó por vez primera la historia de Paterson, concluyendo que el origen de las cavidades se remontaría a un siglo antes de que las obras del herrero comenzasen. Nacieron entonces un sinfín de teorías: ¿quién, por qué y para qué construyó Gilmerton Cove?

Teorías sobre el origen

Desde el pasado siglo, periódicamente se han excavado e investigado los pasajes, limpiándolos de escombros y descubriendo nuevas cavidades que antes quedaban ocultas. Lejos de desentrañar el misterio, a la incógnita de su origen se le han sumado otros muchos enigmas que no hacen más que avivar las especulaciones: túneles que no se sabe dónde desembocan, pequeñas tuberías que se adentran en la oscuridad de la roca, la certeza de que ni el pozo ni la forja se han utilizado nunca, inscripciones escarbadas en las mesas, agujeros en la piedra que prueban que cada habitación quedaba cerrada por una puerta…

Se sabe que, con el transcurso de los siglos, las cámaras han sido ocupadas de manera pasajera por visitantes muy variados. Las teorías hablan de Gilmerton Cove como escenario de celebraciones rituales, destilería de alcohol, refugio para los Covenanters, lugar de reunión de sociedades secretas, escondite de contrabandistas…

El centro de visitantes

En 2003, después de varios años de obras para acondicionar y restaurar las cavidades e intentar, una vez más, descifrar el origen de este laberinto subterráneo, el centro de visitantes de Gilmerton Cove abrió sus puertas al público. Allí, una exposición audiovisual te dará la bienvenida, invitándote a conocer al detalle la historia de Gilmerton y ofreciéndote una muestra de lo que encontrarás una vez te adentres en las profundidades.

Durante la primera media hora de la visita, un guía te llevará a las entrañas de la roca y te mostrará las cámaras, pasillos y túneles mientras te cuenta las múltiples teorías que rodean a este inquietante lugar, integrándolas hábilmente en la historia escocesa de los últimos siglos. Después, dispondrás del tiempo que quieras para preguntar cualquier duda, explorar las cámaras a tu antojo, tomar fotografías y dejar volar la imaginación. Las cavidades están iluminadas, pero si quieres puedes traer tu propia linterna. Debido a que el techo es bajo, tendrás que llevar un casco, que el centro de visitantes facilita. Todas las visitas guiadas son en inglés.

 

Falicon

Falicon

Pirámide de Falicon

País: Francia

Ubicación: Falicon;  Francia

Coordenadas: 43°45′00″N 7°15′37″E

¿Hay pirámides en Europa? Con seguridad al menos dos, una en Italia y otra en Francia, y una discusión abierta sobre la existencia de una montaña de piedra en Bosnia

La Pirámide de Falicon1​ (en francés: Pyramide de Falicon) es un monumento situado en una localidad rural cerca de la ciudad de Falicon, en la Costa Azul, cerca de Niza en el sur de Francia.

Está construido sobre una cueva kárstica conocida como la Cueva de los Murciélagos (occitano: Bauma des Ratapignata) y es una de las pocas pirámides en Europa. La pirámide está construida de piedras pequeñas, de forma irregular, posee un ángulo bastante agudo de inclinación, y está en una condición parcialmente en ruinas. Mientras que la mayor parte de su sección superior no se encuentra, la sección inferior está razonablemente bien conservada.

El propósito y orígenes exactos de la pirámide son desconocidos. Aunque se ha sugerido que pudo haber sido construida por los legionarios romanos que participan en las prácticas de culto egipcio, investigaciones más recientes indican que fue construida entre 1803 y 1812, es decir, durante el gobierno de Napoleón Bonaparte.

Falicon, pirámide situada en Niza y descubierta en 1803

La primera noticia confirmada sobre la pirámide de Francia es de 1803, cuando un explorador italiano dio con ella en un lugar de la montaña de Niza llamado Falicon, es decir El Halcón. La segunda fue cuando en 2007 el Gobierno francés decidió su declaración como monumento nacional. Pese a ello continúa siendo una absoluta desconocida y su acceso es muy complicado. No está ni siquiera señalizado.

¿Quién, cuándo y por qué se erigió? Nadie lo sabe pero hay algunas hipótesis fundadas que señalan que pudo ser construida en torno al siglo I, quizá por legionarios romanos venidos de Egipto o por seguidores del culto sincrético de Mitra, que entonces se extendía por el Mediterráneo. La mejor prueba está en su interior, el acceso a la Gruta de los Murciélagos, donde se hallaron restos que apuntan a un lugar destinado a los misterios mítricos, como una escalera con siete peldaños. No obstante, que haya un pozo es muy habitual en las pirámides, e incluso la de Keops cuenta con una galería subterránea que conduce al inframundo.

La pirámide de Niza es de pequeño tamaño y truncada, similar a las de Nubia, sin que se sepa si se quedó a medias o es el producto de la erosión y el paso de los años. Aunque quizá no sea tan antigua y se trate de una obra del siglo XII, como apuntan estudiosos. En realidad, no se sabe nada con certeza, salvo que está allí, en un lugar tan raro como Niza y que el nombre del paraje recuerda a Egipto: el halcón es Horus, que se identifica con Ra solar y los faraones. Napoleón estuvo de visita en Falicon. Antes ya había pasado una noche entera en la cámara del faraón Keops, en el interior de la Gran Pirámide, una experiencia que le marcaría de por vida, aunque de la que nunca quiso hablar “porque nadie me creería”, dijo.

En otra parte de Europa, en Bosnia, a unos 30 kilómetros de Sarajevo, otro misterio de gran tamaño: una supuesta colina podría ser una pirámide mucho mayor que las egipcias y más antigua. ¿Entonces, quién la levantó? Nadie parece tener claro que se trate de un monumento humano, si bien las –también controvertidas- excavaciones realizadas han encontrado un largo túnel, varios muros, escaleras y otros restos de la huella de los constructores. Pero la arqueología no se pone de acuerdo.

No es fácil dar con esta pirámide francesa oculta en la ladera sudeste del monte Chauvé, a unos diez kilómetros de Niza. Su acceso sólo es posible a pie, carece de la señalización adecuada que marque la existencia de este vestigio arqueológico, y para ubicarla hace falta algo más que buena suerte.

Sin embargo, los primeros textos históricos que la mencionan son de inicios del siglo XIX, aunque la antigüedad de la pirámide es posible retrotraerla hasta el siglo XII. Sus lados son irregulares (4,5 x 4,8 x 6,4 x 6,4 m.) para ajustarse a lo abrupto de la ladera en la que se levanta, y se cree que en el pasado estuvo revestida de yeso. Sus caras están moderadamente bien orientadas a los cuatro puntos cardinales, con una desviación de 18º, y se encuentra situada a sólo 431 metros sobre el nivel del mar. Desconocemos si alguna vez tuvo punta, ya que la pirámide siempre ha estado truncada y no se han encontrado restos de mampostería cerca de ella. Sin embargo, cuando Javier Sierra visitó la zona en 2001 para documentar «El secreto egipcio de Napoleón«, halló en la cercana cima del Chauvé restos en piedra de una construcción que bien pudo haber formado parte de otra pirámide hoy totalmente destruida y olvidada en todas las crónicas.

Diversas sectas y gurús locales se han interesado por este monumento desde los años 20 del siglo pasado.

La erosión y el vandalismo se están transformando progresivamente en una pila de piedras, formando un monumento de ocho metros de alto por unos seis metros de alto, ubicado sobre la abertura de un abismo.

Lo que queda de la cumbre está degradado en gran medida y las dos partes están prácticamente colapsadas. Un estado de abandono lamentable porque la mayoría de los expertos en el campo coinciden en que la construcción se remonta al siglo II d. Es cierto que se han presentado muchas tesis sobre él. Demasiado probablemente, lo que ciertamente ha dañado la credibilidad de su valor histórico. Algunos han visto el trabajo de los Caballeros Templarios que ponemos todas las salsas desde su eliminación «ardiente» por Felipe el Hermoso. También se habló de un centro de culto celta que ocupaba el área antes de la colonización romana.

Sin embargo, el conocimiento adquirido en esta gente muestra que ignoró la forma piramidal.

Hace unos años, una tesis incluso defendió la idea de que la construcción no fue más de doscientos años porque es solo en 1803 que su existencia se menciona por primera vez en un libro firmado por un autor. Niza. Según los defensores de esta versión, el constructor era un contemporáneo de Bonaparte que quería rendir homenaje al general se convirtió en primer cónsul después de la campaña en Egipto. Pero uno puede entonces preguntarse por qué este hombre no ha fijado el testimonio de su admiración cortesana en un lugar más visible y accesible que en un rincón del campo, lejos de los ojos.

De hecho, prácticamente todos los verdaderos especialistas han defendido durante muchos años la hipótesis romana. El monumento fue construido en honor a Mitra, dios belicoso que lleva a sus fieles a la victoria. Una deidad muy popular entre los legionarios de la época de los Césares que habían conocido y «adoptado» durante sus expediciones en las orillas del Tigris y el Éufrates donde enfureció en el «endémico»…

La adoración de Mitra todavía se estaba llevando a cabo en santuarios construidos cerca o dentro de cuevas. Sin embargo, la pirámide de Falicon domina la apertura de un abismo, la llamada cueva «Ratapignata». Y presenta las características de los lugares de culto de Mitra: presencia de siete pasos de acceso (correspondientes a los siete grados de iniciación), existencia de un arroyo y una entrada hacia el sur.

Queda la cuestión de la forma piramidal del santuario. «Las legiones romanas estaban en parte compuestas por tropas auxiliares alistadas en los países conquistados», explica el profesor Henri Broch, director del laboratorio de biofísica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Niza-Sophia-Antipolis. Uno puede pensar así que había egipcios entre la guarnición de Cemenelum (Cimiez).

Puede agregarse, además, que el culto a Mitra fue particularmente extendido en el Bajo Egipto en los primeros siglos de nuestra era.

¿Entonces hay más misterio sobre el origen de la pirámide de Falicon? Sería atrevido ser tan formal: la tesis «Mitra» también contiene demasiada deducción como para ser considerada incontestable.

Sin embargo, en el futuro, no puede apoyar ni avanzar a otro de manera detallada si la pirámide de Falicon continúa deteriorándose. Pobre monumento que continúa perdiendo peso debido a que sus piedras se aflojan y son llevadas por coleccionistas un poco «iluminadas» o simples vándalos.

Pero, ubicado en propiedad privada, este edificio nunca ha sido incluido en el Inventario del Patrimonio que hubiera permitido tomar medidas de preservación.

Un movimiento realizado en esta dirección a principios de la década de 1980 por el municipio de Falicon no tuvo ningún efecto. Y desde entonces, nada ha sido probado.

Para llegar a la pirámide, dirígete primero a la zona de Saint-Michel, donde tienes que estacionar tu automóvil. Después de unos pocos metros en la carretera que conduce a Falicon, comience por la izquierda el sendero sinuoso de Giaïnes que debe seguirse durante aproximadamente media hora. El monumento está al final del camino.

Montículos de Gol Chegortay

Montículos de Gol Chegortay

La detección de dos bastante grandes montículos de tiempo escita en las fuentes del río Gantsmodny Gol sugirió que en otros valles, más o menos anchas, con la fuente de la parte central del macizo montañoso del Altai mongol, se puede esperar para detectar similar o quizá grupo de enterramiento aún más monumental. Por lo tanto, se tomó la decisión: para explorar toda la parte de montaña valle Chegortay Gol, desde la zona del río en Delüün Somone y hasta la fuente en la frontera con China. El tema de interés científico – Evaluación de la distribución rango de tiempo montículos Pazyryk, así como la búsqueda de excepcional tamaño («reales») montículos escitas.

Sin embargo, sobre la base del objetivismo científico, debe reconocerse que la expedición «Ariana mongola» hizo un descubrimiento verdaderamente único en las partes altas del río Chegortai-Gol. Aparentemente, se descubrió uno de los túmulos de diez rayos más grandes conocidos por la ciencia. El diámetro de esta compleja estructura de entierro es de 78.5 m, y la longitud de la circunferencia a lo largo del contorno exterior de la valla es de 263.3 m. El montículo tiene una increíble arquitectura y sorprendente potencia y belleza. La altura del cono, de acuerdo con nuestras mediciones, es de 2,8 m (en la antigüedad el montículo era, sin duda, mucho más alto).

Barrow se encuentra a una distancia de 2,5 km al oeste del lago Chegortay Nuur forma como resultado de la partición de lecho del río sedimentos Chegortay Gol y material detrítico, desplazados durante el movimiento de morrena glacial. Se compone de un material heterogéneo: bloques redondos de ribera, piedra triturada y guijarros relativamente poco profundos de tamaño mediano. El espacio entre los diez rayos no está pellizcado. Los llamados «golpes de cerca»: el ancho de 4.5 a 5 metros, plegados de enormes rocas, el tamaño de algunos alcanza los 0.8-0.9 m.

En este montículo, la expedición encontró causas físicas extrañas e inexplicables con el fenómeno de una aguja de brújula «apresurada». Determinar incluso la dirección aproximada al norte de un rayo resultó ser una cuestión difícil.

El ancho de las pistas (rayos) del montículo es de 1,4 m en promedio. Aparentemente, los rayos tenían inicialmente el mismo ancho, pero con el tiempo, algunos fragmentos de rayos fueron enterrados por la arena.

En la foto: previamente desconocido para la ciencia «real» montículo escita en la parte alta del río Chegotay-Gol. Foto: Boris Rezvantsev.

El montículo toma la parte más activa en la construcción del koshar por la población kazaja local. El daño a la arquitectura del montículo de tal, continuando muchas docenas de años de actividad, es enorme.

El montículo, por supuesto, estaba rodeado de pequeños paneles solares, círculos de sacrificio. En la actualidad, de todos sus probables conjuntos anteriores solo hay dos, e incluso aquellos están medio desmontados en el material de construcción por personas.

Parece poco probable que este montículo sea único: aparentemente, en el valle Chegortai-Gol todavía hay complejos cercanos en arquitectura. El montículo está en una terraza baja del río formada por depósitos a largo plazo de arena gruesa. En la proyección del montículo, el pico de la montaña, que se asemeja a un castillo medieval, se ve en las fuentes del Chegortai-Gol.

Aproximadamente a 3-4 km del enorme montículo solar arriba mencionado se encuentra un gran túmulo real, la morfología tradicional. Las características particulares curiosas de este montículo incluyen un cuadrado, que está tejido a ganchillo por una roca de piedra grande y mediana, situada a la salida del rayo norte del montículo. La estructura de la valla también es interesante: se compone de tres filas de grandes rocas densamente desplazadas, el espacio entre el cual se rellena con una piedra pequeña y mediana.

Un cuadrado de piedra del rayo norte tiene dos piedras de referencia, una grande y negra, que se encuentra en la esquina noreste de la plaza, lejos del montículo, y otra es más pequeña, colocada verticalmente como un lápiz, blanca. Ambas piedras están perfectamente ubicadas exactamente en el rayo norte del montículo, en general con el rayo, una dirección idealmente precisa hacia el norte.

El montículo se encuentra en una gran terraza de estribaciones, en la margen derecha del río Chegortai-gol, a unos 6-7 km del lago Chegortai-Nuur.

El espacio entre los rayos del montículo no está lleno de una piedra. Barrow en sí tiene una altura relativamente pequeña – alrededor de 1,2-1,3 m tienen una muy cuidadosamente -. En el corazón de grandes bloques de granito, redondeados, el espacio entre las puso mucho más superficial guijarros negros redondeados.

La plataforma superior, la plataforma del montículo, tiene 5 o 6 pequeñas depresiones de forma redonda o irregular. Las huellas de saquear el montículo no son perceptibles. En general, el túmulo funerario está mucho mejor preservado que el enorme túmulo solar cerca del lago Chegortai-Gol y, al parecer, comprende en menor medida a la población local en la construcción del koshar.
Las coordenadas en el mapa son aproximadas.

Fuentes de información: http://izvestia-soigsi.ruhttp://rusplt.ru

http://mongolija.upese.lt/index.php/en/mongolian-altai-rivers

Altes Lager

Altes Lager (Menzlin)

Altes Lager

Stone ships at Altes Lager Menzlin

Location

Mecklenburg-Vorpommern, Germany

Coordinates: 53°52′15″N 13°37′45″

Type: Settlement

 Condition: In ruins

Altes Lager (en alemán «Campamento antiguo») es un sitio a 1,5 km (0,93 millas) al sur de la aldea de Menzlin cerca de Anklam, Pomerania Occidental, Alemania. El sitio, a orillas del río Peene, fue un importante lugar Viking trading durante la época vikinga. En aquel momento, Pomerania fue habitada por pueblos eslavos, sin embargo, varios Viking trading-puestos se establecieron a lo largo de la costa (la más cercana era Ralswiek al oeste y Jomsborg/Wollin al este).

En un montículo de arena cerca de la Peeneufer, un asentamiento de 18 hectáreas en el siglo IX. Durante las excavaciones entre 1965 y 1969, los restos de un puente de madera se encontraban y excavaron un cementerio de fuego. Ajuares escandinavos así como las importaciones, han sido en las tumbas, encontradas de Irlanda y los países bálticos. El enterramiento corresponde a costumbres escandinavas contemporáneas en ocho ajustes de piedra con forma de barco, 12 círculos de piedra, 33 tumbas de fuego y un Ustrine (lugar de grabación). A juzgar por el ajuar es sepulcros de las mujeres. Tumbas de los hombres son no característicos equipado o no fueron descubiertos.

Dendrocronologicamente los hallazgos de Menzliner, son de principios y mediados del siglo IX. El establecimiento pertenece a los lugares de los días 9 y 10 de siglo en la región del mar Báltico, mientras que otros ven en Birka (Suecia), Kaupang (Noruega), Hedeby, Wolin y Truso insistieron. La situación significó que el comercio con Escandinavia y el hinterland de Slavic. Ha habido una gran variedad de objetos de amatista, cristal, vidrio, Carnelian y pizarra, materiales tan no local que se encuentra.

Adán de Bremen divulgó en su iglesia de Hamburgo escrito a 1075 por una «tierra de la ría de Elbe Wollin y Stettin». Para el desplazamiento por la vía regia, que debe haber tocado Menzlin, tardó siete días en el siglo XI.

El nombre antiguo del lugar es desconocido, dando lugar a la especulación. Así es equiparar el legendario Vineta y Jomsborg en conversación. Si Jomsborg es sin embargo idéntico a Arkona, Ralswiek y Menzlin,

El término «Campo viejo» es el nombre local del lugar de enterramiento y probablemente se remonta a la época en que el gran elector 1676 tuvo su campamento durante el asedio de Anklam, cerca de Menzlins.  El lugar del establecimiento medieval temprano es pasillo llamado «Peeneberg».

Doggerland

Doggerland

Mapa que muestra las hipotética dimensiones de Doggerland (c. 8000 a. C.). Proporcionaba un puente de tierra entre la isla de Gran Bretaña y la Europa continental.

La línea roja marca el Banco Dogger, el cual es probablemente una morrena formada en el Pleistoceno.1

Doggerland es el nombre dado por arqueólogos y geólogos a una antigua masa de tierra en el sur del mar del Norte, que conectaba la isla de Gran Bretaña al continente europeo durante y después de la última Edad de Hielo. Se mantuvo emergida hasta 6500 o 6200 a. C., aunque poco a poco fue tragado por el aumento del nivel del mar. Estudios geológicos han sugerido que Doggerland fue una gran área de tierra seca que se extendía desde la costa este británica y frente a la actual costa de los Países Bajos hasta las costas occidentales de Alemania y Dinamarca.2​ fue probablemente un hábitat rico con asentamientos humanos en el período mesolítico.3

Marco teórico

El potencial arqueológico de la zona se planteó a principios del siglo XX, pero el interés se intensificó en 1931, cuando un barco de arrastre faenando entre los bancos de arena y bajíos de los bancos Leman y Ower al este de The Wash sacó a relucir una elegante cornamenta de púas que data de una época en que la zona era una tundra. Con posterioridad, otros barcos han extraído restos de mamuts y leones, entre otros restos de animales terrestres, y un pequeño número de herramientas prehistóricas y armas que fueron utilizadas por los habitantes de la región.

Desaparición

Como los niveles de los mares y océanos subieran después del fin de la última etapa glacial de la era de Hielo actual, Doggerland comenzó a sumergirse en el mar del Norte, aislando la península británica de Europa continental, aproximadamente 6500 a. C.4​ El Banco Dogger, el cual era una tierra alta de Doggerland, se cree que se mantuvo como isla hasta el 5000 a. C.4​ Antes de inundarse completamente, Doggerland fue una planicie ondulante con sistemas de ríos con meandros asociados a canales y lagos. Etapas claves se creen ahora que incluyeron la evolución gradual de bahías con una gran marea entre Inglaterra y el banco Dogger oriental en el 7000 a. C., con un aumento rápido del nivel del Mar produciendo que el Banco Dogger se convirtiera en una Isla y que Gran Bretaña finalmente se desconectara del continente.5​ Este aumento coincide con la inundación del Ponto Euxino.

Una hipótesis más reciente es que gran parte de las tierras costeras restantes, ya muy reducidas en tamaño de la superficie original, fueron inundadas por un maremoto alrededor de 6200 a. C. (aproximadamente 8200 AP), causado por un corrimiento de tierra submarino costa afuera de Noruega conocido como el Corrimiento Storegga. Esta teoría sugiere que el maremoto derivado de este corrimiento de tierra fue devastador para cualquier población mesolítica costera. Después del tsunami de Storegga parece que Gran Bretaña finalmente se separó del continente y cada uno siguió su propio Mesolítico.5

La extrema lentitud de los procesos geológicos nos ha hecho creer que la Tierra es estable. Que es lo que es. Que la forma de sus continentes, moldeados a través de los milenios a manos del viento, el agua y el hielo, es perenne. Que si viajamos doscientos años hacia adelante, el mundo será lo que es hoy. Las montañas seguirán donde las dejamos. Y llevaríamos razón.

Esto también es cierto, eso sí: hemos asumido de antemano que una vez la Tierra no fue así. Que en cierto momento los continentes estuvieron pegados. Sin embargo, miramos al pasado geológico de la Tierra como quien observa una historia fantástica: hechos no relacionados con nuestra vida como humanos. Pero los movimientos geológicos y geográficos de nuestro planeta han sido, en ocasiones, tan drásticos y vertiginosos que han afectado a pobladores humanos.

Y el mejor ejemplo de ello es Doggerland.

Alrededor del año 6.000 antes de Cristo los seres humanos ya habían descubierto al agricultura y la ganadería, y en Oriente Medio y otras latitudes más benignas las civilizaciones comenzarían a aflorar, con sus rebosantes ciudades, unos pocos milenios más tarde. En Europa, sin embargo, la huella de las glaciaciones y las condiciones climáticas extremas habían limitado el desarrollo social, tecnológico y económico de sus escasos habitantes, muchos aún cazadores-recolectores.

Una parte de estos proto-europeos vivían en lo que hoy llamamos Mar del Norte. Se desplegaban por las llanuras tranquilas y relativamente fértiles de una tierra llamada Doggerland, sumergida de forma definitiva cuando el fin de la última glaciación elevaría el nivel del agua de forma fatal. Aquella tierra conectaba a las islas británicas con la actual Jutlandia, con los actuales Países Bajos y, en suma, con la Europa continental. Un puente que, de haber pervivido, habría cambiado la historia del continente para siempre.

De derecha a izquierda, el proceso de desaparición de Doggerland desde los últimos estertores de la glaciación hasta nuestros días. (Wikipedia)

Los indicios de Doggerland se convirtieron en certezas cuando las primeras investigaciones geológicas del siglo XIX revelaron la existencia de los periodos glaciales. El último terminó aproximadamente hace 18.000 años, pero las grandes placas de hielo que congelaron parte del hemisferio norte no se evaporaron de la noche a la mañana. En este contexto, y durante el Mesolítico europeo, un periodo de intensos cambios demográficos y culturales previo a la revolución neolítica, los europeos de antaño habitaron Doggerland.

Se cree que el hielo retenido por la glaciación habría descendido el nivel del mar unos 120 metros, liberando grandes lotes de tierra en todo el planeta, pero muy especialmente en las tierras bajas del norte de Europa. El fenómeno se dio en otras latitudes de igual modo y con anterioridad: las porciones de tierra reflotadas en el hoy estrecho de Bering facilitaron la colonización humana de América, así como otras tierras bajas facilitaron el acceso a hoy tierras aisladas como Japón y Australia.

Gran Bretaña, por aquel entonces y gracias a Doggerland, estaba conectada a Europa, lo que facilitó cierto intercambio cultural y demográfico poco antes de su aislamiento. Es probable que lo que hoy conocemos como el Támesis o el Sena, ambos ríos cortos que desembocan en el Mar del Norte o en el Canal de la Mancha, convergieran en un gran estuario con el Rin, extendido más allá de su desembocadura en Países Bajos. El gran sistema-río moriría las aguas del Atlántico a través de un brazo de mar que, más tarde, se convertiría en el Canal.

Aquella tierra se asemejaría, en términos de paisaje, fauna y flora, tanto a las del norte de Europa como a Gran Bretaña: gran acceso a fuentes de agua en forma de ríos, lagos y lagunas; una costa quebrada y expuesta a las corrientes marítimas del Atlántico; y un terreno relativamente llano salpicado de colinas. Un espacio óptimo en el que desarrollar, más tarde, una civilización, si bien mucho más frío. No en vano, fue el aumento de las temperaturas el que deparó el destino fatal de Doggerland.

¿Qué sucedió para que Doggerland pasara a mejor vida? El proceso fue gradual: las progresivas inundaciones, causadas por el deshielo, empujaron a muchos de sus habitantes a otras partes de Europa (ya fueran las islas o las llanuras del norte de Europa). La desaparición paulatina de los grandes bloques de hielo septentrionales se unió a diversos deslizamientos de tierra que, como el de Storegga, de proporciones gigantescas, provocaron olas gigantes y tsunamis que sepultaron Doggerland.

La desaparición de Doggerland causó importantes cambios, como se explica aquí, en el paisaje Europeo pre-Neolítico. De haber pervivido, un contrafactual interesante, es probable que la diversidad genética del norte de Europa hubiera sido mayor. El terreno, llano, fértil y apto para la agricultura, podría haber sostenido una pequeña civilización cuya lengua y cultura habría tenido una importante influencia en el resto del continente. En su lugar, los habitantes de Doggerland se mezclaron y se asimilaron a las poblaciones más al sur, a salvo de las inundaciones.

De Doggerland conocemos mapas exactos gracias a las exploraciones geológicas realizadas tanto por investigadores (utilizando las tecnologías del siglo XXI) como por las compañías interesadas en explotar los pozos petrolíferos del mar del Norte. El cómputo de conocimiento y la muy variada evidencia arqueológica disponible ha permitido realizar mapas tan completos como este de National Geographic, en el que se revela la soberbia extensión del terreno inundado y antes habitado.

Un mapa de Thomas Foot de 1796 en el que se ilustran los ya conocidos bancos de arena del Mar del Norte, poco profundo por obra y gracia de Doggerland. Fueron las primeras pistas que condujeron al hallazgo posterior de la Europa sumergida. (Wikipedia)

Y bien, ¿qué interés tiene para nosotros Doggerland? Más allá del conocimiento puro, una pequeña lección. Aquellas tierras fueron consumidas por las aguas del Atlántico cuando las temperaturas aumentaron, provocando una migración masiva y la pérdida de unas comunidades humanas que, aún primitivas, se vieron abocadas al pozo de la historia. El crecimiento del mar, en territorios muy bajos, tiene consecuencias así de devastadoras, así de drásticas. Fue un cambio del paisaje similar al que hoy nos enfrentamos.

De igual modo, el vertiginoso aumento de las temperaturas durante los últimos años ha provocado que las perspectivas de un drástico aumento del nivel del mar sean reales. El cambio climático podría devolvernos nuestro particular Doggerland: uno en el quedarían inundadas gran parte de Norteamérica, del sur de la India o del norte de Europa, los antaño terrenos adyacentes a Doggerland. Llanuras fértiles y accesibles para las aguas marítimas en caso de notorio crecimiento.

Nombrado en honor al Dogger Bank, que a su vez recibió el nombre de los barcos de pesca holandeses del siglo XVII llamados doggers. La existencia de Doggerland fue sugerida por primera vez en un libro de finales del siglo XIX «Una historia de la Edad de Piedra» por H.G. Wells, ambientada en una región prehistórica donde uno podría haber caminado en seco desde Europa hasta Gran Bretaña.

Mapa que muestra la extensión hipotética de Doggerland (c. 10,000 aC), que proporcionó un puente terrestre entre Gran Bretaña y Europa continental

El deslizamiento de Storegga fue un deslizamiento de tierra que involucró aproximadamente 180 millas de longitud de la plataforma costera en el Mar de Noruega que causó un gran tsunami en el Océano Atlántico Norte. Los descubrimientos en la región de Doggerland han incluido los restos de artefactos de mamut, rinoceronte y caza que se han dragado desde el fondo marino del Mar del Norte. En 1931, un famoso descubrimiento llegó a los titulares cuando un arrastrero llamado Colinda levantó un trozo de turba mientras pescaba cerca del Ower Bank, a 25 millas de la costa inglesa. Para asombro del pescador, la turba contenía un punto de asta de púas adornado utilizado para el arpón de peces que databa de entre 4.000 y 10.000 aC.

Otros descubrimientos extensos de hallazgos prehistóricos han incluido fragmentos de textiles, paletas y viviendas mesolíticas en la costa de Dinamarca. Además, los asentamientos con pisos hundidos, canoas, trampas para peces y una serie de enterramientos en el delta del Rin / Mosa de los Países Bajos, y un fragmento de cráneo de un neandertal, datado en más de 40,000 años dragado desde el Middeldiep, en la costa de Zeeland. Los buzos incluso han descubierto parches de bosques prehistóricos, como el descubrimiento en 2015 frente a las costas de Norfolk, cuando el grupo de investigación «Seasearch» estaba estudiando la vida marina e inesperadamente encontró restos de árboles y ramas comprimidos.

Varias universidades han participado actualmente en numerosos estudios para cartografiar la geología de Doggerland, comprender la flora y la fauna de esta tierra olvidada. La historia de Doggerland es una advertencia cautelosa sobre el poder que ejerce la naturaleza en la configuración del paisaje a través del cambio climático. Pueblos enteros se vieron desplazados cuando el mar invadió una región más grande que muchos países europeos. Hoy en día, más de mil millones de personas viven cerca de las líneas costeras, en zonas vulnerables.

Arctica

Arctica

Arctica o Arctida [1] era un continente antiguo que se formó hace aproximadamente 2.565 millones de años en la época de Neoarco. Estaba hecho de cratones de Archaean, incluyendo los crátones Aldan y Anabar / Angara en Siberia y los crátones Slave, Wyoming, Superior y North Atlantic en América del Norte.[2] Arctica fue nombrado por Rogers 1996 porque el Océano Ártico se formó por la separación de las cratones de América del Norte y Siberia.[3] Los geólogos rusos que escriben en inglés llaman al continente «Arctida» ya que se le dio ese nombre en 1987 [1] alternativamente el cratón hiperbóreo,[4] en referencia a los hiperbóreos en la mitología griega.

Nikolay Shatsky (Shatsky 1935) fue el primero en suponer que la corteza en la región ártica era de origen continental.[5] Shatsky, sin embargo, era un «fijador» y, erróneamente, explicó la presencia de rocas metamórficas precámbricas y paleozoicas en las islas Nueva Siberia, Wrangel y De Long con subducción. Los «Mobilistas», por otro lado, también erróneamente, propusieron que América del Norte había cazado a Eurasia y que las cuencas del Ártico se habían abierto detrás de una Alaska en retirada.[6]

Continente precámbrico

En su reconstrucción del ciclo del supercontinente, Rogers propuso que el continente Ur se formara a aproximadamente 3 Ga y formara Gondwana Oriental en el Proterozoico Medio mediante su acrecentamiento hacia la Antártida Oriental; Arctica se formó alrededor de 2.5-2 Ga mediante la fusión de los escudos canadiense y siberiano más Groenlandia; y Atlantica se formó alrededor de 2 Ga por la fusión del Cratón de África Occidental y el este de América del Sur. Arctica creció alrededor de 1.5 Ga por acreción de la Antártida Oriental y Báltica para formar el supercontinente Nena. Alrededor de 1 Ga Nena, Ur y Atlantica colisionaron para formar el supercontinente Rodinia.[7]

Rogers y Santosh 2003 argumentaron que la mayoría de los cratones que existían en 2.5 Ga probablemente se formaron en una sola región simplemente porque estaban ubicados en una sola región en Pangea, razón por la cual Rogers argumentó a favor de la existencia de Arctica. El núcleo de Arctica fue Canadian Shield, que Williams et al. 1991 llamado Kenorland. Argumentaron que este continente se formó alrededor de 2,5 Ga y luego se rifó antes de reensamblarse a lo largo de las orogías de 1.8 Ga Trans-Hudson y Taltson-Thelon. Estas dos orogenias se derivan de la corteza continental (no de la corteza oceánica) y probablemente fueron intracontinentales, dejando a Kenorland intacta desde 2,5 Ga hasta el presente. Las correlaciones entre orogenias en Canadá y Siberia siguen siendo más controvertidas.[8]

Laurentia y Baltica se conectaron durante el Palaeoproterzoic tardío (1.7-1.74 Ga) y Siberia se les unió más tarde. Las reconstrucciones paleomagnéticas indican que formaron un solo supercontinente durante el Mesoproterozoico (1,5-1,45 Ga) pero los datos paleomagnéticos y las evidencias geológicas también sugieren una brecha espacial considerable entre Siberia y Laurentia y Arctica se cree que es el eslabón perdido.[9]

Microcontinente Phanerozoico

La estructura geológica actual de la región ártica es el resultado de procesos tectónicos durante el Mesozoico y el Cenozoico (250 Ma hasta el presente) cuando se formaron las cuencas Amerasiática y Euroasiática, pero la presencia de complejos metamórficos precámbricos descubiertos en la década de 1980 indicaba que existía un continente entre Laurentia, Baltica y Siberia.[10]

En la reconstrucción de Metelkin, Vernikovsky y Matushkin 2015, Arctica se formó originalmente como un continente durante el Tonian 950 Ma y se convirtió en parte del supercontinente Rodinia. Se reformó durante el Pérmico-Triásico 255 Ma y se convirtió en parte de Pangea. Durante este período, la configuración de Arctica cambió y el continente se movió desde cerca del Ecuador hasta cerca del Polo Norte, manteniendo su posición entre tres cratones principales: Laurentia, Baltica y Siberia.[1] [11] Un evento magmático extendido, la Gran provincia ígnea grande del Ártico, rompió Arctica en la parte 130-90 Ma, abrió el Océano Ártico y dejó diques flotantes en todo el Ártico.[12]

Fragmentos de este continente incluyen Kara Shelf, Nueva Islas Siberia, norte de Alaska, península de Chukotka, Inuit Fold Belt en el norte de Groenlandia y dos crestas submarinas árticas, Lomonosov y AlphaMendeleev Ridges. Las reconstrucciones más recientes también incluyen Barentsia (incluidas las placas de Svalbard y Timan-Pechora).[10] Los restos del último continente se encuentran ahora en la plataforma del mar de Kara, las nuevas islas siberianas y la plataforma adyacente, Alaska al norte de Brooks Ridge, la península de Chukchi en Siberia oriental y fragmentos en el norte de Groenlandia y el norte de Canadá y en el sumergido Lomonosov Ridge.[13]

Nomenclatura

El nombre de «Ártica» fue elegido porque el continente desde su formación y cratões que rompieron se mantuvo la mayor parte de su tiempo en las latitudes septentrionales.

Reconstrucción paleogeográfica del continente Ártica en sus etapas finales de formación (tras haberse desprendido de Kenorland), en la que pueden verse los principales cratones que lo constituían (Canadiense, Wyoming, Siberiano y Karelia –el pequeño sin señalizar–). Autor: desconocido.

Ártica fue uno de los continentes más antiguos de los que se tiene noticia, habiéndose formado hace unos 2.500 Ma (posiblemente, entre hace 2.480 y 2.450 Ma) como resultado de la fragmentación del supercontinente Kenorland. Ártica, que estaba constituido por los escudos Canadiense y Siberiano, el cratón de Wyoming (EEUU), los cratones Kola y Karelia (noroeste de Rusia y Finlandia, respectivamente) y Báltica, se alejó de los restos de Kenorland (que incluían a Atlántica, Antártida, Australia Occidental y el Sur de China –cratón de Yangtze–). Poco tiempo después de haberse separado, el propio continente Ártica se fragmentó a su vez, desprendiéndose de Báltica y Kola y permaneciendo más o menos estable hasta hace 1.800 Ma.

Hace unos 1.800 Ma el continente Ártica se unió de nuevo a Báltica y formó el supercontinente Nena, que a su vez se uniría a Atlántica para formar el gran supercontinente Columbia (ver entradas correspondientes).

Esquema que muestra a ‘grosso modo’ la disposición de los cratones más significativos que constituyeron el supercontinente Kenorland, indicándose en rojo la fragmentación que separó Ártica (parte inferior en el dibujo) del resto de Kenorland. En verde se señala la posterior separación entre Kola (cratón próximo a Báltica) y Karelia (cratón próximo a Laurentia), que también provocará la separación de Báltica. Autor: desconocido; modificado por GeoFrik.

Kenorland

Kenorland

Kenorland fue uno de los supercontinentes más tempranos sobre la Tierra. Se cree que se formó durante la Eón Arcaico hace unos 2.700 millones de años por el acrecentamiento de los cratones neoarqueozoicos y la formación de una nueva corteza continental.

No tardó mucho tiempo que los pedazos de Vaalbará se reunieran. Apenas 100Ma de su desintegración, los cratones de Kaapvaal y Pilbara, junto con los cratones Laurentia, Báltico/Fennoescandinavio, Kalahari y Yilgarn comenzaron a unirse para formar el segundo? supercontinente. De él se tienen muchas más pruebas que de Vaalbará ya que sus partes que lo integraron poseen mayor evidencia geológica (edades de rocas, similitudes, disposiciones de rocas sedimentarias, polarización y paleogeomagnetismo, generación de hierro bandeado, etc).

El desmembramiento de este supercontinente ocurre conjunto con la Gran Oxidación; período en que se generó gran parte del oxígeno atmosférico actual y que mató a casi toda la vida microbiana anaeróbica y generó la formación de hierro bandeado. Según la teoría, al desmembrarse Kenorland generó plataformas continentales que propiciaron la generación de organismos fotosintéticos y el aumento disparado de oxígeno.

Supercontinente Kenorland

Esquema que muestra a ‘grosso modo’ la disposición de los cratones más significativos que constituyeron Kenorland. Autor: desconocido.

Kenorland fue uno de los primeros supercontinentes conocidos que existieron en la Tierra. Se cree que se formó durante la era Neoarcaica, hace unos 2.700 Ma, a partir de la unión de varios cratones y de la formación de nueva corteza continental. Kenorland estaba constituido, entre otros, por los cratones Laurentia (el núcleo de la actual América del Norte y Groenlandia), Wyoming, Báltica (el núcleo de Escandinavia y del Báltico actuales), Kola (noroeste de Rusia), Karelia (Finlandia), Siberia (en Siberia), Amazonia, São Francisco y Rio de la Plata (localizados actualmente en Sudamérica), parte de Australia Occidental (debido a la unión parcial con Ur), Kalahari (actualmente localizado en el sur de África), África Occidental, el Congo y Nilo Occidental (norte-centro de África), Yangtze (Sur de China) y la actual Antártida, por lo que se cree que era mucho más grande (en extensión) que sus predecesores. La fragmentación y desaparición de este supercontinente debió de ocurrir hace unos 2.480 – 2.450 Ma.

A partir del estudio de los sistemas de diques volcánicos y de sus orientaciones paleomagnéticas, así como del estudio de secuencias estratigráficas, se ha podido realizar la reconstrucción de Kenorland. El núcleo de este supercontinente estaba constituido por el escudo Báltico, también llamado Fenoscandia, y a su alrededor se disponían el resto de los cratones.

Formación de Kenorland:

Kenorland se formó, según Halla (2005), hace unos 2.700 Ma como resultado de una serie de eventos de acreción que formaron nueva corteza continental. De acuerdo con un análisis en profundidad realizado por Barley et al. (2005), el magmatismo submarino que tuvo lugar hace 2.780 Ma culminó con la erupción de extensas plumas mantélicas hace unos 2.720 – 2.700 Ma (la gran actividad hidrotermal resultante produjo una mineralización de sulfuros masivos de origen volcánico y el depósito de formaciones de hierro bandeado (BIF) en las cuencas anóxicas relacionadas con los arcos de islas volcánicas). Posteriormente, el magmatismo fue seguido por la deformación orogénica, el emplazamiento de granitoides (de hace 2.680 Ma) y la estabilización de la litosfera continental resultantes de la colisión entre cratones.

La formación de Kenorland (y la posible colisión de los cratones de Zimbabwe y Kaapvaal hace unos 2.600 Ma, aumentando así el tamaño de Ur) proporciona una evidencia clara de que los cratones existentes durante el Arcaico Tardío habían comenzado a agregarse en continentes más grandes. NOTA: Se piensa que el cratón de Pilbara y algunos cratones de Australia Occidental, que formaban parte de Ur, también llegaron a formar parte de Kenorland, por lo que es probable que ambos supercontinentes se unieran parcialmente, colisionando por la zona de los actuales sur de África y Australia Occidental.

Ruptura de Kenorland:

La ruptura de Kenorland, ocurrida a principios de la era Paleoproterozoica (hace unos 2.500 – 2.000 Ma, durante los períodos Sidérico y Riásico), fue un acontecimiento que se prolongó en el tiempo, lo cual queda de manifiesto por la presencia de diques máficos, cuencas sedimentarias de rift y márgenes de rift en muchos continentes actuales.

El proceso comenzó con la separación del continente Árctica (que incluía los cratones de Laurentia, Wyoming, Siberia y Báltica), hace aproximadamente 2.500 Ma, del resto de la masa continental. Los estudios paleomagnéticos muestran que Kenorland estaba, en su mayor parte, localizado a bajas latitudes durante el inicio de la etapa de rifting (ocurrida hace unos 2.480 – 2.450 Ma); el escudo Báltico se situaba sobre el Ecuador y estaba unido al cratón de Laurentia, formando una sola estructura (el continente Ártica) junto con los cratones Kola, Karelia y Siberia.

Los cratones Kola y Karelia comenzaron a distanciarse entre sí hace unos 2.450 Ma, de tal modo que hace 2.400 Ma Kola se encontraba a unos 15 grados de latitud y Karelia a unos 30. Los datos paleomagnéticos muestran, además, que hace 2.450 Ma el cratón de Yilgarn (actualmente en Australia Occidental) ya no estaba conectado a Báltica–Laurentia y que, por el contrario, se hallaba a unos 70 grados de latitud (Árctica se habría separado de Kenorland). Esto implica que hace 2.450 Ma ya no existía un gran supercontinente y que hace 2.400 Ma habría habido un océano entre los cratones Kola y Karelia.

Mismo esquema que antes, pero indicando en rojo la fragmentación que separó Ártica (parte inferior en el dibujo) del resto de Kenorland. En verde se señala la separación entre Kola (cratón próximo a Báltica) y Karelia (cratón próximo a Laurentia). Autor: desconocido; modificado por Geofrik.

NOTA: El cratón de Yangtze y la zona continental que sería tiempo después Atlántica debieron de haber permanecido unidos a Ur durante un tiempo. La fragmentación terminó hace unos 2.000 Ma.

Influencias en el clima de la fragmentación de Kenorland:

La desintegración de Kenorland fue contemporánea con la glaciación Huroniana, que persistió durante 60 Ma. Las formaciones de hierro bandeado muestran su mayor extensión en este período, lo que indica un aumento masivo de la acumulación de oxígeno en la atmósfera (se estima que aumentó desde un 0,1% hasta casi un 1% de la composición de la misma). El incremento de los niveles de oxígeno causó la desaparición virtual de uno de los peores gases de efecto invernadero: el metano (que se oxidaría a dióxido de carbono y agua).

La ruptura de Kenorland provocó, además, un incremento general de las precipitaciones (pues el clima deja de ser tan seco al estar más influenciado por el mar), lo que incrementó la tasa de erosión a escala global y redujo la cantidad de dióxido de carbono atmosférico, otro gas de efecto invernadero (que ya estaba siendo mermado por la actividad metabólica de las cianobacterias).

Con la reducción de los gases de efecto invernadero, y con la baja radiación solar recibida en superficie (era inferior al 85% de lo que se recibe actualmente), se cree que la Tierra desarrolló un estado de “snowball” (bola de nieve), donde las temperaturas promedio de todo el planeta se desplomarían por debajo de la temperatura de congelación.

Anónimo (2013). “Kenorland”. Ranker. [link]

Así era la Tierra hace 2400 millones de años

De esa época era el supercontinente Kenorland. Transformó radicalmente el planeta, el clima y el desarrollo de la vida.

El supercontinente Kenorland tras la gran catástrofe del oxígeno [Ilya Bindeman, Universidad de Oregón].

Kenorland en sus orígenes [Ilya Bindeman, Universidad de Oregón]

El mayor contenido en oxígeno de la atmósfera condujo por último a un desarrollo revolucionario, por el que a los organismos dejó de serles perjudicial el oxígeno. Las plantas y los hongos pudieron al fin abandonar el océano y conquistar la tierra firme. El camino hacia la explosión cámbrica estaba preparado; en el plazo de un tiempo geológicamente muy corto aparecieron hace 540 millones de años representantes de casi todas las ramas actuales del reino animal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra posible distribución de Continentes en Kenorland