EsasCosas

Este Mundo, a veces insólito

Piedra de Metcalf

Piedra de Metcalf

Mientras buscaba piedras para hacer una barbacoa en 1966, Manfred Metcalf recogió un bloque de arenisca de unos 230 mm cuadrados en Fort Benning, cerca de su hogar en Chattahoochee County, Georgia (EE.UU.) Llevaba un texto inscrito que Cyrus Gordon (1909-2001) examinó después que se le envió un molde en 1968 por Joseph B. Mahan (1921-1995) del Instituto para el Estudio de las Culturas Americanas. Pensó que podía ser un inventario, usando una forma de escritura Minoica Linear A que se estaba desarrollando hacia una verdadera escritura alfabética, el origen del alfabeto Griego Clásico. La relacionó con los indios Yuchi, afirmando que, de acuerdo a su tradición oral, se originaron en la región mediterránea, y sugirió que era de estilo cananeo (Cheesman 1972, 3). Stanislav Segert (1921-2005), un profesor de Lenguas Semíticas Noroccidentales en el University College of Los Angeles (EE.UU.), también identificó el escrito como una versión de Linear A.

En una entrevista con William F. Dankenbring, Cyrus Gordon afirmó que “No hay dudas de que estos hallazgos, y otros, reflejan comunicación trasatlántica de la Edad de Bronce entre el Mediterráneo y el Nuevo Mundo alrededor de la mitad del segundo milenio antes de Cristo“. También creía que pudo haber una conexión entre Linear A y otras escrituras egeas de la Edad de Bronce y las del Nuevo Mundo, y que el conocimiento de los escritos europeos ayudaría a descifrar el americano; no obstante, Gordon llegó a sus conclusiones antes de el progreso significativo que había sido hecho en el desciframiento de los “jeroglíficos” mayas, que no le deben nada a ninguno de los tipos del Viejo Mundo.

Hay varias cosas dignas de notar. El “texto” tiene sólo ocho símbolos, que para nada es suficiente como para atribuirlos a un sistema de escritura particular, y menos a uno proveniente del otro lado del Atlántico. Segundo, los eruditos que hacían estas afirmaciones eran en expertos en lenguas semíticas, no en las lenguas egeas en las que se supone que el texto estaba escrito. Tercero, Cyrus Gordon creía fervientemente en contactos en la Edad de Bronce entre el Mediterráneo oriental y Norteamérica, una variante de la teoría de las “Tribus Perdidas de Israel”, a pesar de la completa ausencia de evidencia arqueológica para tales contactos. Si la piedra es un fraude o una malinterpretación de rasguños sin significado (naturales o deliberados) no está claro, pero lo cierto es que no es una Inscripción Cretense Linear A.

Telstar 1

Telstar 1

El satélite Telstar, con forma casi esférica

Organización: NASA

Estado: Retirados

Fecha de lanzamiento

1.- 10 de julio de 1962

Aplicación: Satélite de comunicaciones

El Telstar fue el primer satélite artificial de telecomunicaciones comercial del mundo, y fue puesto en órbita terrestre por AT&T. Fue lanzado el 10 de julio de 1962 por un cohete Delta, y estaba diseñado para retransmitir televisión, teléfono y datos de comunicaciones a alta velocidad.

Se lanzó un segundo Telstar el 7 de mayo de 1963.

Una melodía instrumental interpretada por The Tornados con el nombre de Telstar, fue un número uno en la lista de Billboard en 1962.

Su nombre inspiró el del famoso balón de fútbol Adidas Telstar.

Especificaciones

Telstar 1

Telstar 1, el primer satélite comercial de comunicaciones de la historia, realizó su primera emisión de TV el 23 de julio de 1962.

Aunque la mayor parte de la información que intercambiamos a diario viaja a través de grandes cables de fibra óptica, e incluso gracias a FTTH la fibra óptica llega a nuestros hogares, las comunicaciones por satélite siguen teniendo un papel muy relevante hoy en día. Gracias a los satélites de comunicaciones, por ejemplo, podemos proveer de acceso a Internet o de servicios de telefonía móvil a lugares recónditos donde no hay infraestructuras desplegadas y, por supuesto, también son la base sobre la que se apoyan muchas retransmisiones en directo, por ejemplo, la televisión.

Recibir multitud de canales de televisión vía satélite o, por ejemplo, ver en un informativo una conexión en directo con un reportero destacado al otro lado del mundo nos resulta algo cotidiano y dentro de lo normal; sin embargo, conseguir todos estos servicios y la flexibilidad que nos pueden llegar a ofrecer no fue un camino fácil y requirió bastantes esfuerzos y grandes proyectos de cooperación y colaboración internacional.

En octubre de 1957, la Unión Soviética había tomado la delantera en la carrera espacial con el lanzamiento del Sputnik I; un lanzamiento al que seguirían otros más con nuevos satélites Sputnik que, además de demostrar la ventaja técnica del país, tenía como objetivo recopilar datos y enviarlos a la Tierra (es decir, telemetría). Estas primeras comunicaciones vía satélite eran unidireccionales puesto que los satélites recopilaban datos y los enviaban a la Tierra, un aspecto que se iría mejorando en diversos proyectos experimentales y que, por ejemplo, Estados Unidos desarrolló para proyectos destinados a la Armada y el Ejército del país.

A finales de los años 50 y principios de los 60, tanto en Europa como en Estados Unidos se vivió un gran auge de la radio y la televisión así como de los abonados a la red telefónica; evidentemente el aumento de la demanda originó que se plantease el despliegue de nuevas infraestructuras y también el desarrollo de nuevos servicios que pudiesen aportar valor a la oferta existente (por ejemplo, aumentar los contenidos disponibles o poder ofrecer emisiones en directo desde otros lugares del mundo).

Imagen: Laboratorios Bell

La NASA estaba ya trabajando en un sistema de comunicaciones por satélite así que para impulsar el proyecto se unieron algunas empresas y organismos que, mediante la colaboración público-privada pudiese desarrollar un sistema de comunicaciones por satélite comercial para su uso en la difusión de señales de radio y televisión así como en telefonía fija. Al proyecto de la NASA se sumaría American Telephone and Telegraph Corporation (AT&T) que lideraría el proyecto y aportaría su centro de investigación (los Laboratorios Bell) y también sería la propietaria del satélite dejando a la NASA a cargo del lanzamiento (por lo que percibió 3 millones de libras esterlinas de la época por cada lanzamiento) y, desde el lado de Europa, Francia y Reino Unido tendrían presencia en el proyecto a través del Servicio de Correos Británico y la Oficina Postal de Francia.

El proyecto se desarrolló en el seno de los Laboratorios Bell y John Robinson Pierce se encargó de la dirección del mismo junto a Rudolf Kompfner (responsable del sistema de comunicaciones) y James M. Early (encargado de los sistemas electrónicos: diseñó los transistores y también las placas solares que alimentaban el satélite).

Características del Telstar 1

El satélite tenía forma esférica (con diámetro de 87,6 centímetros) y pesaba alrededor de 77 kilogramos; un tamaño que no era casual puesto que eran unos parámetros de diseño que había que cumplir para poder alojarlos dentro de los cohetes Delta de la NASA y lanzarlos al espacio.

El Telstar 1 era capaz de transmitir una señal de televisión y cursar hasta 600 llamadas telefónicas gracias a su receptor de señal en la banda de 6 GHz y su equipo de transmisiones en 4 GHz. El satélite funcionaba a modo de repetidor; recibía señales a 6 GHz, las bajaba a 4 GHz, las amplificaba y volvía a transmitir la señal a una frecuencia más baja para minimizar las pérdidas de señal (hay que tener en cuenta que el satélite solamente podía emitir señales de 14 vatios de potencia porque sus placas solares no podían aportar más energía).

Imagen: Fimb en Flickr

El control de las comunicaciones se ejercía desde tierra en tres estaciones situadas en Estados Unidos (Andover en el Estado de Maine), Francia (Pleumeur-Bodou) e Inglaterra (Goonhilly Downs) y dada la escasa potencia que tenía el Telstar a la hora de transmitir, las antenas de estas estaciones ocupaban una superficie de más de 300 metros cuadrados.

El lanzamiento del Telstar 1

El lanzamiento tuvo lugar el 10 de julio de 1962 en un cohete Delata que situó al satélite en una órbita elíptica con una inclinación de unos 45 grados, un perigeo de 945 kilómetros y un apogeo de alrededor de 5.600 kilómetros. El Telstar 1 tardaba unas dos horas y media en dar una vuelta completa a la Tierra y solamente podía usarse unos 30 minutos porque ese era el tiempo en el que estaba sobre el Océano Atlántico y, por tanto, podía actuar de enlace entre Europa y Estados Unidos.

Imagen: Avengers in Time

Tras su puesta en órbita, el 11 de julio de 1962 se realizó la primera emisión de televisión por satélite y se envió una imagen de una bandera de Estados Unidos filmada en la Estación de Andover. Sin embargo, la inauguración oficial se reservó para el 23 de julio de 1962, día en el que se realizó la primera retransmisión de televisión vía satélite de la historia entre las cadenas NBC y CBS de Estados Unidos y la BBC de Reino Unido. En esta primera emisión los afortunados televidentes pudieron ver unas imágenes de la Estatua de la Libertad, unas secuencias de un partido de béisbol y una rueda de prensa del presidente Kennedy.

Las conexiones solamente duraban 30 minutos y había que esperar dos horas y media para poder realizar una nueva conexión; con estas restricciones no era posible realizar programaciones continuas. Tras la rueda de prensa del presidente Kennedy, en la siguiente pasada del satélite, las estaciones Europeas de Inglaterra y Francia emitieron a Estados Unidos imágenes del Big Ben, la Torre Eiffel, la Capilla Sixtina y algunas imágenes del ártico y, además, también se pusieron en marcha las primeras llamadas telefónicas entre Europa y Estados Unidos a través del satélite.

La continuidad del programa

Justo el día anterior al lanzamiento del Telstar 1, Estados Unidos hizo estallar en el espacio una bomba nuclear lo cual provocó alteraciones en los Cinturones de Van Hallen que se siguieron sucediendo con otras pruebas nucleares de Estados Unidos y la Unión Soviética. Esta actividad anormal provocó una gran avería en el Telstar 1 en diciembre de 1962 y el satélite quedó inoperativo hasta enero de 1963 aunque volvería a averiarse en 21 de febrero de 1963 sin posibilidad de reparación (lo cual puso fin a su vida operativa).

Imagen: Todd Lappin en Flickr

El fin del Telstar 1 no supuso el fin del programa puesto que se lanzaría el 7 de mayo de 1963 el Telstar 2 y, además, se pondrían en marcha otros proyectos para construir nuevos satélites de comunicaciones como el Syncom o los satélites Relay.

El impacto del Telstar 1

El Telstar 1 marcó un punto de inflexión en la historia de las comunicaciones y abrió las comunicaciones por satélite, que estaban enmarcadas en proyectos militares y también en la carrera espacial, a las operaciones comerciales. Curiosamente, tanto el Telstar 1 como el Telstar 2 siguen en el espacio aunque, eso sí, fuera de servicio tras sus averías así que ambos satélites pioneros hoy en día son considerados basura espacial al no estar operativos.

Imagen: Soccer Ball World

A los aficionados al fútbol quizás el nombre de Telstar les resulte familiar y es que ese fue el nombre que recibió el balón que la firma Adidas diseñó para la Copa de Europa de 1968 y el primer balón que Adidas puso a disposición de la FIFA para ser utilizado en el Mundial de Fútbol de México de 1970 (y también se utilizaría en 1974 en el Mundial de Fútbol de Alemania). Su diseño de icosaedro truncado conformado por 20 hexágonos blancos y 12 pentágonos negros, además de convertirlo en una imagen clásica del fútbol, tenía cierto parecido con la forma del Telstar 1 (que estaba forrado por paneles solares negros) y, precisamente, en homenaje a este primer satélite comercial recibiría su nombre.

Fotografías cara oculta de la Luna

Luna 3

Luna 3

Información general

Organización: URSS

Contratos principales: OKB-1

Estado: Inactivo

Sobrevuelo: Luna

Satélite de: Tierra

Ingreso en órbita: 6 de octubre de 1959, 14:16 UTC a una distancia de 6.200 km en el polo sur lunar

Fecha de lanzamiento: 4 de octubre 1959 a ls 00:43:39.7 UTC

Vehículo de lanzamiento: Luna 8K72

Vida útil: 207 días

Aplicación: Ciencias planetarias – Sobrevuelo lunar

Masa: 278.5 kg

Propulsión: 8 motores de nitrógeno

Deterioro orbital: 20 de abril de 1960

NSSDC ID: 1959-008A

Sitio web: NASA NSSDC Master Catalog

Elementos orbitales

Excentricidad: 0.8379

Inclinación: 76.8°

Período orbital: 15 días

Apoastro: 460,725 km

Periastro: 40,638 km

Órbitas diarias: ~14

Equipamiento

Instrumentos principales: Yenisey-2 Cámara/procesador de película (fotografía lunar)

Luna 3 (o E-2A) (en ruso: Луна-3) fue una sonda espacial soviética del Programa Luna (programa cuyo objetivo era lograr el alunizaje suave de una nave sobre el satélite), diseñada por el ingeniero Serguéi Koroliov. Lanzada el día 4 de octubre de 1959, fue la tercera sonda espacial enviada a la Luna, y esta misión fue una hazaña a principios de la exploración del Espacio exterior. Realizó las primeras fotografías de la cara oculta de nuestro satélite. A pesar de que envió imágenes de pobre calidad (especialmente si se comparan con los estándares posteriores), las históricas y nunca antes vistas imágenes de la cara oculta de la Luna causaron entusiasmo e interés cuando se publicaron en todo el mundo, creando un Atlas provisional de la cara oculta de la Luna después de mejorar dichas imágenes gracias a su procesamiento. Esta sonda espacial ha sido comúnmente llamado “Lunik 3”, sobre todo en el mundo occidental.

Estas vistas mostraron un terreno montañoso, muy diferente al de la cara visible, y solo dos regiones oscuras y bajas que fueron nombradas Mare Moscoviense (Mar de Moscú) y Mare Desiderii (Mar del deseo). Se observó a posteriori que Mare Desiderii se compone de un mar pequeño, Mare Ingenii (Mar del Ingenio), y varios cráteres oscuros.

Misión

Después de haber sido lanzada en un cohete desde el Cosmódromo de Baikonur en el sur de Kazajistán, la fase de liberación del Blok-E fue encendida por radio control para poner al Luna 3 en curso a la luna. El contacto por radio inicial con la frecuencia de la sonda mostró ser solo la mitad de fuerte de lo que se esperaba, mientras que su temperatura interna aumentaba. El eje de giro de la nave fue reorientado, y algunos de sus equipos fueron apagados, lo cual redujo la temperatura de 40° C a cerca de 30° C. A una distancia de 60.000 a 70.000 km de la luna, el sistema de orientación fue encendido y el sistema de rotación apagado. El punto inferior de la nave fue apuntado hacia el sol, el cual brillaba en la cara oculta de la luna.

La sonda rebasó el polo sur lunar (logrando su aproximación máxima inferior a 6.200 km a las 14:16 UT el 6 de octubre de 1959), continuando su camino hacia la cara oculta. El 7 de octubre, cuando la fotocélula ubicada en la parte superior de la sonda detectó el brillo solar en la cara oculta, inicio la secuencia fotográfica. La primera fotografía fue tomada a las 03:30 UT a una distancia de 63.500 km de la luna, y la última fue tomada 40 minutos después a una distancia de 66.700 km

1959 URSS Cara oculta de la Luna

Se tomaron un total de 29 fotografías, cubriendo el 70% de la cara oculta. Después de completar las fotografías la nave regresó a su sistema de rotación, pasando sobre el polo norte de la luna e iniciando el viaje de regreso a la Tierra. Los intentos de transmitir las imágenes a la Unión Soviética se iniciaron el 8 de octubre. Los primeros intentos no fueron satisfactorios dada la baja frecuencia de la señal. Mientras Luna 3 se acercaba a la Tierra, el 18 de octubre, transmitió un total de 17 fotografías visibles pero de baja calidad. El contacto con la sonda se perdió el 22 de octubre de 1959. Se cree que la sonda se quemó en la atmósfera de la Tierra en marzo o abril de 1960, pero también pudo haber sobrevivido y quedar en órbita hasta 1962.

Primera asistencia gravitatoria

La maniobra de asistencia gravitatoria se utilizó por primera vez en 1959, cuando la Luna 3 fotografió la cara oculta de la Luna de la Tierra. Después del lanzamiento desde el Cosmódromo de Baikonur, Luna 3 pasó por detrás de la Luna de sur a norte y se dirigió de nuevo a la Tierra. La gravedad de la Luna cambió la órbita de la nave espacial; también debido al propia movimiento orbital de la Luna, el plano orbital de la nave espacial fue también modificado. La órbita de retorno se calculó de manera que la nave espacial pasó de nuevo sobre el hemisferio norte, donde se encuentran las estaciones de tierra soviéticas. La maniobra se basó en la investigación realizada bajo la dirección de Mstislav Keldysh en el Instituto Steklov de Matemáticas.12

La nave

La nave fue construida de aluminio, de forma cilíndrica con tapas hemisféricas. Medía 130 cm de longitud y 95 cm de diámetro. La parte superior contenía las antenas, la tapa de la cámara y los instrumentos científicos. La parte de abajo contenía los paneles solares. El cilindro estaba cerrado herméticamente, y contenía los equipos electrónicos, cableado, persianas y un depósito de combustible. La parte inferior contenía los motores de propulsión, las antenas de cinta y el sistema de orientación. La masa de la nave era de 278,5 kg.

Trayectoria de la nave Luna 3 y la maniobra de asistencia gravitatoria

La energía fue obtenida mediante energía solar fotovoltaica, con varios paneles solares montados en la parte inferior y superior del cilindro, convirtiéndose el Luna 3 en la primera nave en operar con energía solar. La energía era almacenada en baterías de zinc-plata con capacidad de 6 amp/h. La propulsión usaba 8 motores de nitrógeno para la posición de la nave, alimentados por un tanque de nitrógeno con presión de 150 atm, con un regulador para reducir la presión a 4 atm. Un ordenador a bordo controlaba la nave.

Las comunicaciones se hacían a través de 4 antenas en la parte superior, que transmitían a 183,6 Mhz y 2 antenas de cinta, en la parte inferior que transmitían a 39,986 Mhz, usando un nuevo sistema de telemetría. Para determinar la orientación se usaron 3 giroscopios, un sensor de Luna, dos pares de motores de nitrógeno, células fotoeléctricas y 2 sensores de Sol. El control térmico usó nitrógeno con presión de 1,3 atm en el interior de la nave, un ventilador para recircular el gas, y un motor para expulsar la temperatura excesiva. Varias persianas fueron usadas para el control de temperatura y protección contra los micrometeoritos. La nave fue mantenida a 25 °C.

Los instrumentos científicos fueron: un contador Cherenkov, un contador de centelleo, tres contadores de descarga gaseosos y cuatro trampas de iones; así como cuatro contadores para detectar micrometeoritos de menos de 1 cm. También había un espectrómetro de masas en el exterior de la nave, pero es posible que no funcionara bien, ya que no hay datos aportados por el mismo. Estaba diseñado para detectar la atmósfera lunar.

Fotografía Lunar

Sistema fototelegráfico del Luna 3

La primera imagen que envió el Luna 3 mostró que la cara oculta de la Luna era muy diferente del lado visible, especialmente en la falta de mares lunares (las áreas oscuras)

El propósito de este experimento era obtener fotografías de la superficie lunar mientras la nave espacial sobrevolaba la Luna. El sistema de imágenes fue designado Yenisey-2 y consistía en una cámara *AFA-E1 de doble lente, una unidad de película con procesado automático y un escáner. Las lentes de la cámara eran de una longitud focal de 200 mm, f/5,6 de apertura y un objetivo de 500 mm, f/9,5. La cámara usaba película 35 mm Isochrome resistente a la radiación y a temperaturas extremas, con capacidad para tomar 40 imágenes. El objetivo de 200 mm estaba pensado para obtener la imagen del disco completo de la Luna mientras que el de 500 mm podría tomar una imagen de una región en la superficie. La cámara se fijó en la nave y su apuntamiento se logró mediante la rotación de la propia nave.

Luna-3 fue el primer éxito de una nave espacial de estabilización en tres ejes. Durante la mayor parte de la misión, la nave estuvo en giro estabilizado, pero para la fotografía de la Luna, la nave espacial orientó uno de sus ejes hacia el Sol y usó luego una fotocélula para detectar la Luna y orientar las cámaras hacia ella. La detección de la Luna activó la apertura de la cubierta de la cámara y el inicio automático de la secuencia de fotografías. Las imágenes se alternan entre ambas cámaras durante la secuencia. Una vez completada la secuencia de fotografías la película se trasladó a un procesador de a bordo donde se reveló, fijó, y secó. A continuación, mediante comandos enviados desde la Tierra, se movió la película a un escáner donde un punto de luz producido por un tubo de rayos catódicos se proyectó a través de la película sobre un multiplicador fotoeléctrico. El punto exploraba la película y el fotomultiplicador convertía la intensidad de la luz que pasaba a través de la película en una señal eléctrica que se transmitía a la Tierra (a través de frecuencia modulada de vídeo analógica, similar a un facsímil). Una imagen podía ser escaneada con una resolución de 1000 líneas (horizontal) y la transmisión se podía hacer con el método SSTV (televisión de barrido lento) a grandes distancias de la Tierra, o a un ritmo más rápido desde localizaciones más cercanas.

La cámara tomó 29 fotos durante más de 40 minutos, el 7 de octubre de 1959, desde las 3:30 UT a las 04:10 UT, a distancias entre los 63.500 kilómetros y los 66.700 kilómetros por encima de la superficie, cubriendo el 70% de la cara oculta lunar. Diecisiete (también se dice que doce) de estas imágenes fueron transmitidas con éxito a la Tierra, y se publicaron seis (imágenes numeradas 26, 28, 29, 31, 32 y 35). Eran las primeras vistas que la humanidad contemplaba del hemisferio oculto de la Luna.

El sistema de imagen fue desarrollado por P.F. Bratslavets y por I.A. Rosselevich en el Instituto de Investigación Científica para la Televisión de Leningrado, y las imágenes enviadas fueron procesadas y analizadas por Iu.N. Lipskii y su equipo en el Instituto Astronómico Sternberg. La cámara AFA-E1 fue desarrollada y construida por la fábrica KMZ (Krasnogorskiy Mekhanicheskiy Zavod).

Ampliar información en: https://danielmarin.naukas.com/2014/10/05/la-historia-de-la-sonda-luna-3-o-la-relacion-entre-la-cia-y-las-primeras-imagenes-de-la-cara-oculta-de-nuestro-satelite/

 Imagen: Shutterstock/NASA

Sonda Luna 3. 1: antenas; 2: ventilador; 3: detector de protones; 4: paneles solares; 5: espectrómetro de masas; 6: sensores solares; 7: detector de micrometeoros; 8: antenas desplegables; 9: sensor lunar; 10: tapa de la cámara; 11: paneles solares principales; 12: persianas; 13: sistema de control de la temperatura; 15: sensores solares; 16: propulsores de nitrógeno.

Parte trasera de la sonda Luna 3 donde se aprecian los sensores solares y los propulsores de nitrógeno (Eureka).

Parte delantera de la sonda en la que se puede ver la ventana de la cámara Yenisey (Eureka)

Algunas imágenes capturadas por la sonda:

Piedra de Bat Creek

La Piedra de Bat Creek

De www.ancient-origins.net.

La Piedra de Bat Creek fue descubierta en un pequeño túmulo cercano a Knoxville, Tennessee (Estados Unidos) en el siglo XIX. Los arqueólogos que realizaron excavaciones en el lugar en el año 1889 encontraron allí una pequeña tablilla de piedra grabada con misteriosos caracteres alfabéticos.

La misteriosa y controvertida Piedra de Bat Creek. (Fotografía: Scott Wolter)

La inscripción fue descubierta por un equipo encabezado por el entomólogo Cyrus Thomas, de la Oficina Smithsoniana para la Etnología y el Estudio de los Túmulos. Ocho años más tarde, el Congreso de los Estados Unidos asignó al Instituto Smithsoniano la responsabilidad de reanudar estas excavaciones arqueológicas. El objetivo principal de la investigación era explorar los túmulos prehistóricos de la zona. A los pocos años de iniciarse los trabajos, los arqueólogos ya habían descubierto más de 40.000 piezas arqueológicas y redactado un informe de setecientas páginas acerca de sus hallazgos, que fue presentado en el año 1894.

Thomas se preguntaba si la inscripción de la tablilla podría estar escrita en un lenguaje precolombino. Estaba fascinado por la tablilla y los secretos que encerraba, aunque no poseía los conocimientos ni las herramientas necesarios para examinar el objeto de manera adecuada. En la actualidad, sus informes sobre las excavaciones no están considerados una fuente arqueológica seria. No obstante, este descubrimiento, conocido como la Piedra de Bat Creek, permitió a Thomas a dejar su huella en la historia.

Un extraño lenguaje

En un principio, Cyrus Thomas estaba convencido de que la inscripción estaba escrita en alfabeto Cheroqui. El alfabeto Cheroqui fue creado por Secuoya, un platero cheroqui. Su nombre anglosajón era George Gist (o Guess), y creó un silabario que permitía escribir en lengua cheroqui. El silabario fue adoptado en el año 1825 por la Nación Cheroqui, analfabeta hasta entonces. En un principio estaba constituido por logogramas, pero con el paso del tiempo Secuoya creó un sistema de 85 caracteres con los que poder escribir en lengua cheroqui. Los símbolos tienen una apariencia similar a los alfabetos griego, latino y cirílico.

Grabado de la inscripción publicado en la obra de Thomas ‘Los cheroqui en la época precolombina’ (1890) (Public Domain)

Unas siete décadas más tarde, en los años 60, otros dos investigadores, Henriette Mertz y Corey Ayoob, observaron que la inscripción se asemejaba a antiguas escrituras semíticas. La cosa no acababa ahí, ya que el especialista en lenguas semíticas Cyrus Gordon afirmó en los años 70 que el lenguaje identificado en el pasado como cheroqui era en realidad paleo-hebreo. Gordon dató la inscripción en los siglos I d. C. – II d. C., y propuso una lectura de los cinco caracteres de derecha a izquierda (tal y como se hace en lengua hebrea), transcribiéndolo como LYHWD, que significaría “para Judea.” Otras interpretaciones del texto sugieren que se leería LYHWD(M), “para los de Judea”, “sólo para Judea”, o “sólo para los de Judea”. Según esta hipótesis, el antiguo lenguaje hebreo utilizado en la inscripción estaría a mitad de camino entre la inscripción de Siloam y los manuscritos paleo-hebreos del Levítico hallados en Qumram.

Otra teoría sugiere que la inscripción podría estar escrita en lengua Coelbren galesa. Según Alan Wilson, Baram A. Blackett y Jim Michael, los caracteres grabados sobre la tablilla pertenecerían al antiguo alfabeto Coelbren galés. Estos investigadores interpretaron la inscripción como “él es Madoc (nuestro) soberano.” De ahí que dedujeran que en el túmulo de Bat Creek se encontraba la tumba del príncipe Madoc, que habría viajado a América en el año 1170, o del hermano del rey Arturo II, que lo habría hecho en el 562 d. C.

Ambas hipótesis han sido bien investigadas, sin obtenerse una respuesta clara a las incógnitas que plantean. Por esta razón, los científicos se han visto obligados a buscar teorías alternativas para explicar el origen de la tablilla.

Más enigmas sin resolver de la inscripción de Bat Creek

La datación de la tablilla también se convirtió en objeto de polémica. El carbono-14 sugiere que fue creada entre los años 32 d. C. y 769 d. C., o como alternativa, entre el 45 a. C. y el 200 d. C. Estas dataciones se realizaron a partir de fragmentos de objetos hallados junto a la tablilla. Es imposible obtener resultados satisfactorios de una eventual datación de carbono-14 de la propia tablilla, ya que tras su descubrimiento ha sido manipulada por demasiada gente y afectada por numerosas sustancias que podrían alterar los resultados.

En la actualidad, la Piedra de Bat Creek pertenece a la Institución Smithsoniana, y forma parte de la colección del Departamento de Antropología de esta organización. Ha sido cedida al Museo de los Indios Cheroqui situado en Cherokee (Alabama) y también estuvo expuesta durante un tiempo en el Museo Frank H. McClung de la Universidad de Tennessee que se encuentra en Knoxville.

Transcripción de un artista masón de la frase bíblica QDSh LYHWH en escritura paleo-hebrea (Macoy 1868: 134). (Public Domain)

El túmulo en el que fue descubierta la tablilla fue arado hasta quedar completamente plano, por lo que su localización se perdió. Sólo nos han llegado descripciones de él. Según las notas escritas por los arqueólogos del siglo XIX, el Túmulo de Bat Creek albergaba nueve enterramientos. El propietario del terreno taló los árboles que habían crecido sobre el túmulo 40 años antes de que dieran comienzo las excavaciones. Fue entonces cuando descubrió que parecía haber algo interesante en sus tierras. Años más tarde, los arqueólogos descubrieron que estaba en lo cierto. Las raíces de los árboles habían alcanzado las tumbas y casi tocaban los esqueletos.

Antiguos viajeros a América

Las leyendas sobre antiguos viajes a América no han sido aceptadas por la historia oficial, aparte de las expediciones medievales de noruegos, polinesios, japoneses y otros pueblos que supuestamente llegaron a América antes que Colón. Se ha llegado incluso a plantear la posibilidad de que los fenicios navegaran en la antigüedad hasta las lejanas tierras del que se conocería en el futuro como “Nuevo Mundo”. Esta civilización podría haber transportado a individuos de otras culturas semíticas en sus barcos, en lo que sería una posible explicación de la inscripción de la tablilla de Bat Creek.

No todos los investigadores están convencidos  de la antigüedad de la tablilla de Bat Creek. Según algunos podría tratarse de un fraude creado en el siglo XIX. Existen numerosas razones que sustentan esta posibilidad. Hay quien cree incluso que su existencia podría deberse a la creciente influencia de los masones en la época.

Aparte de esto, numerosas interpretaciones relacionadas con la tablilla de Bat Creek sugieren que su objetivo era confirmar ciertas teorías sobre los orígenes de los antiguos habitantes de América. Según los defensores de esta hipótesis, los europeos querían demostrar que las tierras que estaban colonizando les habían pertenecido también en épocas remotas. La creación de una tablilla falsa para justificar esta idea es una posibilidad. Desgraciadamente, al haberse perdido la localización del túmulo y no disponer de más pruebas, todo apunta a que el enigma de la inscripción de Bat Creek continuará siendo un misterio sin resolver en el futuro.

Autor: Natalia Klimczak

La Piedra de Bat Creek fue descubierta en 1889, supuestamente en un montículo indio de Loudon County (Tennessee). La piedra tiene algunos toscos grabados que algunos interpretan como “paleo-hebreo” pero previamente habían sido considerados como una forma primitiva de Cherokee o completamente falsos. La inscripción en la piedra es casi idéntica al texto paleo-hebreo que aparece en un libro de referencia masón de 1870, como reportó American Antiquity (2004). La clave del misterio es que el dibujo de 1870 era la impresión de un artista del paleo-hebreo, no un texto verdadero. Los eruditos en hebreo descubrieron que la inscripción de Bat Creek era inconsistente con el paleo-hebreo o cualquier otra versión histórica del lenguaje. Aun los pseudohistoriadores no se ponen de acuerdo en cómo traducir la inscripción. Algunos dicen que es “Por Judá” pero el dibujo del que parece haber sido copiada significa “Santidad a Jehová” (Éxo 39:30).

Scott Wolter (el mismo que intenta legitimar la Piedra Runa de Kensington) miró la piedra bajo un microscopio en 2010 y concluyó que porque los bordes de las letras grabadas eran redondeados y no contenían limo, es porque habían estado expuestos a la intemperie y “tenían que haber sido hechas antes de la excavación del montículo por John Emmert”. No sé porque la falta de un limo de color naranja en los grabados es prueba de que estuvieron enterrados en un montículo de arcilla roja durante cientos de años. Este argumento parece más bien respaldar la teoría de que la piedra es un grabado reciente.

Wolter se contradice a sí mismo al decir que la piedra había sido lustrada antes de ser depositada en el montículo. La explicación más sencilla es que el hombre que falsificó la piedra la lustró para hacerla lucir más vieja antes de enterrarla. Esto es parcialmente confirmado por el análisis de Wolter de que sólo un lado de la inscripción está lustrado.

En 1991, los arqueólogos Robert C. Mainfort Jr. y Mary L. Kwas, escribiendo para el Tennessee Anthropologist 16 (1) declararon que el falsificador detrás de la Piedra de Bat Creek es John Emmert, el asistente que afirmó haberla encontrado. Cyrus Thomas (un etnólogo que trabajaba para el Instituto Smithsoniano) tenía dudas sobre las habilidades de Emmert, creyendo que su juicio era perjudicado por su problema con la bebida que eventualmente llevó a su despido. Tras una serie de cartas implorantes a Thomas, Emmert fue reinstalado en 1888, prometiendo darle “mayor satisfacción de la que le había dado antes” y concordando con la hipótesis de Thomas de que los Cherokee eran los constructores de los montículos. Emmert ciertamente tenía el motivo para producir un hallazgo espectacular y a pesar de que Cyrus Gordon identificara el escrito como hebreo, datándolo del 100 d. de C., también ha sido identificado con el silabario Cherokee. Pero el silabario Cherokee fue inventado en 1819 por el platero indio Secuoya (alrededor de 1767-1843, también conocido como George Gist/Guess/Guest).

Durante mucho tiempo, fue muy popular en Inglaterra, Gales y las colonias norteamericanas la idea de que el príncipe galés Madoc ap Owain Gwynedd había descubierto y colonizado las Américas en el siglo XII?

Esta teoría fue establecida por el anticuario Humphrey Llwyd (1527-68), quien escribió la primera historia de Gales en inglés (que básicamente era la traducción de una crónica en galés), detallando las vidas y obras de reyes galeses desde el siglo VII hasta el 1282. Aunque el manuscrito original estuvo inédito hasta 2002, inspiró a varios autores de la época que deseaban encontrar formas de justificar la colonización inglesa del Nuevo Mundo.

¿Qué tiene que ver la Piedra de Bat Creek con el príncipe Madoc?

Pues que en una conferencia de prensa de 28 de agosto de 2002, “los expertos en historia antigua británica“, Alan Wilson y Baram A. Blackett, anunciaron que habían descubiertos “pruebas del príncipe Madoc en América alrededor de 560“. Sí, cambiaron la fecha del siglo XII al siglo VI. De acuerdo a Wilson, los historiadores convencionales “a menudo dan una falsa fecha de 1170 y esta leyenda ha reemplazado los hechos. En este momento, hay un pequeño grupo de saboteadores tratando de robar nuestra investigación y promover esta errata…” Parece que no les llegó el memo de que esta historia había sido refutada por el químico e historiador aficionado Thomas Stephens (1821-1875) en 1858 cuando notó que en ninguna fuente medieval hay mención alguna de Madoc (los nacionalista galeses intentaron encubrir el ensayo de Stephens).

El Madoc que intentan identificar como el “descubridor” europeo de America es un Madog ap Meurig. Los autores dicen que el suyo es el nombre escrito en la Piedra de Bat Creek. Wilson y Blackett identifican la escritura como Coelbren, que describen como “un antiguo alfabeto británico conocido y registrado por historiadores y bardos del inicio de las épocas“. De acuerdo a su traducción, la inscripción dice “Madoc el gobernante es“. El Coelbren consiste de veintiuna letras básicas y diez consonantes mutadas.

De acuerdo a su declaración de prensa, las autoridades públicas en el RU han “fallado en comprometerse con este vital esfuerzo de investigación… están asustados de que un grupo independiente tal como el nuestro haya hecho tal progreso. Prefieren ignorar la antigua historia británica en vez de lidiar con ella. El pueblo galés ha sufrido, y la oportunidad de impulsar la economía, brindar miles de empleos a Glamorgan y Gwent, donde Madoc y su hermano Arturo II gobernaron, no ha sido explotada“. La acusación de que el trabajo está siendo ignorado y, peor, causando sufrimiento es una típica treta pseudocientífica.

Wilson y Blackett han identificado el montículo principal en Bat Creek como la tumba de Madoc que, recordemos, murió en 562 d. de C.

También hablaron de que iban a solicitar que se hicieron análisis de ADN, algo acerca de lo que no hay más información.

Pero ellos tienen problemas mucho mayores que el desinterés de las autoridades en su trabajo:

  1. No existe ninguna mención de este Madog ap Meurig en ninguna genealogía ni crónica medieval.
  2. La datación por radiocarbono del material en dicho montículo sitúa la fecha en el 1605 ± 170 a.p. (409 ± 174 d. de C.), lo cual lo vuelve demasiado antiguo como para estar relacionado con este Madoc.
  3. El Coelbren es una invención moderna, publicado por vez primera en 1791 por Edward Williams (1747-1826, más conocido como Iolo Morganwg), un falsificador serial. Aunque se han hecho afirmaciones de un origen anterior (tal como las “runas galesas” atribuidas al erudito Nennius o Nemnivus, se dice que él las inventó después de ser provocado por un inglés con que los galeses no tenían sistema de escritura), nada como el Coelbren es conocido antes de la época de Edward Williams. Otra prueba contra el Coelbren es que incluye consonantes mutadas y estas no se conocían en la ortografía galesa antes del siglo XII.

¿Por qué dicen estas cosas?

Pues porque Wilson y Blackett son entusiastas promotores de la arqueología arturiana alternativa, que usa evidencia muy pobre que no soporta el mínimo escrutinio crítico. En realidad, se sospecha que mucha de la evidencia que usan es fraudulenta. A este Madog ap Meurig le hacen pasar por el hermano de Athrwys ap Meurig ap Tewdrig, gobernante del siglo VI de Morgannwg (Glamorgan), el cual es su candidato para el “verdadero” rey Arturo. Por lo tanto, revivir la vieja historia del príncipe Madoc colonizando Norteamérica sólo es un truco para darle más atractivo a sus afirmaciones (“¡Wow! ¡El rey Arturo conocía las Américas antes que Colón!”).

Sus quejas frecuentes de que no son tomados en serio por los académicos es típica de los pseudoarqueólogos: cuentan a sus lectores de que las razones para ser ignorados son celos profesionales, una incapacidad para ver más allá de las ideas aceptadas y hasta oscuras conspiraciones políticas. Como tantos otros pseudoarqueólogos parecen ser incapaces de reconocer que la verdadera razón por la que los arqueólogos profesionales no les dan el reconocimiento que creen que merecen es porque sus ideas están pobremente elaboradas, apoyadas por evidencia inadmisible y, finalmente, basura.

https://en.wikipedia.org/wiki/Bat_Creek_inscription

Posible presencia fenicia en América: la misteriosa inscripción de Bat Creek

Una piedra misteriosa tallada con letras de un alfabeto desconocido fue excavada en Bat Creek, Tennessee, a finales del siglo XIX.

Un informe, con la reproducción de la inscripción, fue enviado a la «Smithsonian Institution» de Washington atribuyendo su origen a la tribu cherokee.

Sin embargo, después de cincuenta años de misterio sobre lo que significaba, Joseph Maker, de Georgia, declaró, después de observar la piedra “Esta boca abajo. Vuelvanla hacia arriba. Esta en hebreo canaanita.» Resultó que decía: «Año primero de la Edad de Oro de los Judíos resolviendo asi un misterio y planteando otro. Un mensaje del antiguo Israel? En Bat Creek, Tennessee?

Gherman Titov – Vostok 2

Vostok 2

Восток-2 (Vostok 2)

 

Insignia de la misión

Estadísticas de la misión

Nombre de la misión: Vostok 2

Nombre clave: Орёл (Oryol – “Águila”)

Número de tripulantes: 1

Lanzamiento: 6 de agosto de 1961, 05:00 UTC

Baikonur LC1

Aterrizaje: 7 de agosto de 196107:18 UTC; 51°′ N 46° E

Duración: 1 día, 1 hora y 18 minutos

Número de órbitas: 17,5

Parámetros de vuelo

Tripulación

Model of the Vostok capsule with its upper stage

Operator: Soviet space program

Harvard designation: 1961 Tau 1

SATCAT no.: 168

Manufacturer: Experimental Design OKB-1

Launch mass: 4,731 kilograms (10,430 lb)[1]

Vostok 2 era una misión espacial soviética que llevó al cosmonauta Gherman Titov en órbita durante un día entero el 6 de agosto de 1961 para estudiar los efectos de un período más prolongado de ingravidez en el ser humano Cuerpo. [1] Titov orbitó la Tierra más de 17 veces, superando la única órbita de Yuri Gagarin en Vostok 1 – así como los vuelos espaciales suborbitales de los astronautas americanos Alan Shepard y Gus Grissom a bordo de sus respectivas misiones Mercury-Redstone 3 y 4. De hecho, el número de órbitas y el tiempo de vuelo de Titov no serían superados por un astronauta estadounidense hasta el vuelo espacial Mercury-Atlas 9 de Gordon Cooper en mayo de 1963.

Después del vuelo de Vostok 1, Sergei Korolev tomó unas breves vacaciones en Crimea, donde comenzó a elaborar el plan de vuelo para la próxima misión. Hubo considerables argumentos sobre la duración de la misión, ya que los médicos de vuelo abogaban por no más de tres órbitas. El vuelo de Korabl-Sputnik 2, nueve meses antes, había llevado a dos perros en una misión de seis órbitas, durante la cual los animales habían experimentado convulsiones y por lo tanto todas las misiones Vostok posteriores se limitaron a tres órbitas máximas. Aunque los perros y los seres humanos eran muy diferentes fisiológicamente, los médicos estaban preocupados por los riesgos planteados en un vuelo más largo. También había el aspecto puramente práctico de la recuperación de la nave espacial. Si Vostok 2 volara tres órbitas, la reentrada y el aterrizaje ocurrirían en las estepas abiertas del sur de Rusia, el sitio de aterrizaje que se mueve cada vez más al oeste con cada órbita. Las órbitas 8-13 dejarían caer la cápsula en el Océano Pacífico, después de lo cual aterrizarían de nuevo en el territorio soviético, pero en los remotos y congelados desechos de Siberia. Por lo tanto, era necesario pasar unas 24 horas completas en el espacio antes de que sería una vez más posible aterrizar en la zona de recuperación principal en el sur de Rusia. El límite de tres órbitas no sólo facilitaría el aterrizaje, sino que minimizaría los riesgos para el cosmonauta que plantea la ingravidez prolongada.

Korolev argumentó que, dado que todavía sería necesario un día entero para aterrizar en el sur de Rusia, no había razón para no hacerlo. Además, argumentó, las misiones del futuro requerirían inevitablemente largas estancias en el espacio. El vuelo fue dirigido para algo entre el 25 de julio y el 5 de agosto. Para asegurar niveles seguros de la radiación, los globos equipados con los contadores de Geiger fueron volados al alto, además el equipo similar sería llevado en Vostok 2. Vostok 2 se realzó varias mejoras, Sistema de transmisión de TV y mejores sistemas de control de clima.

Liftoff tuvo lugar el 6 de agosto a las 8:57 AM hora de Moscú y el rendimiento de refuerzo fue casi impecable, la colocación de la nave espacial en una órbita de 184×244 km.

El vuelo fue un éxito casi completo, estropeado solamente por un calentador que había sido apagado inadvertidamente antes del despegue y que permitió que la temperatura interior bajara a 10 ° C (50 ° F), [5]: 113 una enfermedad del espacio, Y un reingreso problemático cuando el módulo de reentrada no se separó de forma limpia de su módulo de servicio. [6]

A diferencia de Yuri Gagarin en Vostok 1, Titov tomó control manual de la nave espacial por un corto tiempo. Otro cambio vino cuando los soviéticos admitieron que Titov no aterrizó con su nave espacial. Titov afirmó en una entrevista que expulsó de su cápsula como una prueba de un sistema de aterrizaje alternativo; Ahora se sabe que todos los aterrizajes del programa Vostok se realizaron de esta manera. [1] [7]

La cápsula de reingreso fue destruida durante el desarrollo de la nave Voskhod. [5]: 117

A partir de 2013, Titov sigue siendo la persona más joven para alcanzar el espacio. Él era un mes corto de 26 años en el lanzamiento. [8]

Puntos destacados de la misión

Gherman Titov lanzó desde el comienzo de Gagarin en el cosmódromo de Baikonur el 6 de agosto de 1961 a las 06:00 UTC a bordo de la cápsula espacial Vostok 2. La personalidad de la radio Yuri Levitan interrumpió la programación de Radio Moscú con un anuncio del vuelo a las 07:45 UTC. [6]

Las náuseas comenzaron después de que Titov lograra caída libre en órbita, lo que le causó vomitar cuando intentó comer una de sus comidas planificadas. Los responsables del programa espacial soviético sospecharon que el sistema vestibular de Titov era culpable, lo que les llevó a iniciar investigaciones tempranas sobre lo que ahora se conoce como síndrome de adaptación espacial o enfermedad del espacio. Titov se cree para ser el primer spacefarer experimentar la condición. [6] [9] [10]

Commemorative pin from Vostok 2 Mission

Titov tomó el control manual de la actitud de la cápsula durante un tiempo mientras pasaba por África en su primera órbita y volvería al final de la séptima órbita; Se informó que los controles funcionaban bien. Titov intercambió saludos con el primer ministro soviético Nikita Khrushchev cuando pasó por la Unión Soviética al final de su primera órbita, replicando la hazaña de Gagarin [1] [6] Durante su vuelo las primeras fotografías manuales fueron tomadas de la órbita, fijando así un expediente para la fotografía moderna del espacio. También fue la primera persona en filmar la Tierra usando, durante diez minutos, una cámara de cine de calidad profesional Konvas-Avtomat. [11] [12]

Una cámara a bordo de la cápsula transmitió imágenes sonrientes de Titov al suelo cuando pasó por el territorio soviético en la quinta órbita. Titov se estableció para dormir durante la séptima órbita; Se despertó más de ocho horas después, 37 minutos después del fin programado de su período de sueño. [1] El sueño no aliviaba el grave malestar de Titov; Todavía se sentía muy enfermo después de despertar. Después de 12 órbitas Titov de repente comenzó a recuperarse, y se convirtió en “completamente funcional y totalmente en forma”. [13]: 293-294

La información detallada sobre las frecuencias de radio utilizadas por la nave espacial se hizo pública antes del vuelo de Titov; Los puestos de escucha alrededor del mundo recogieron las señales de la voz y de la telemetría de Vostok 2, para disipar las sospechas que el vuelo espacial pudo haber sido falsificado.

Al igual que en Vostok 1, el módulo de servicio de Vostok 2 falló al separarse del módulo de reentrada cuando se ordenó y se inició la reentrada con el primero todavía conectado; Los módulos unidos giraron violentamente hasta que el calentamiento aerodinámico se quemó a través de las correas que aún los sostienen juntos. Titov expulsado de la cápsula como estaba previsto y paracaídas por separado para aterrizar a las 07:18 UTC el 7 de agosto de 1961, cerca de Krasny Kut, Saratov Oblast. Justo antes de la expulsión, Titov volvió la cabeza para mirar algo y así su cara golpeó en Su casco en la eyección, dándose una nariz ensangrentada.

Las coordenadas del sitio de aterrizaje Vostok 2 son 50.85276 ° N 47.02048 ° E, que está a 11.5 km al sur de Krasny Kut, provincia de Saratovskaya en la Federación Rusa. En el sitio de la carretera se encuentran dos monumentos dedicados a la misión Vostok 2. La más grande es una escultura de piedra de 9 metros de altura, pintada de plata, que se asemeja al ala de un solo pájaro apuntando hacia el cielo. El centro del ala tiene una serie de aberturas de bucle, una encima de la siguiente, que se asemejan a una hilera de plumas. A la derecha de la escultura de ala hay un bloque cuadrado de piedra pintado de plata de 2 metros de alto, con una esquina redondeada en la parte frontal. Un retrato de Titov, llevando un casco espacial, está en un lado del bloque de piedra, el otro lado contiene el texto pintado rojo que conmemora la misión. [14] [15] [16]

En 1964, la cápsula Vostok 2 fue reutilizada como peso de lastre en una prueba de un sistema experimental de paracaídas planificado para la cápsula Voskhod. El prototipo falló, destrozando Vostok 2 en pedazos minúsculos. [5]: 117

Yuri Gagarin – Vostok 1

Vostok 1

Insignia de la misión

Misión: Vostok 1

Número de tripulantes: 1

Lanzamiento: 12 de abril de 1961; 06:07 UTC

Aterrizaje: 12 de abril de 1961; 07:55 UTC; 51° N, 46° E

Duración de la misión: 1 hora y 48 minutos

Número de órbitas: 1

Apogeo: 327 km

Perigeo: 181 km

Período: 181 km

Altitud orbital: 315 km

Inclinación orbital: 64,95°

Vostok 1 fue el primer cohete espacial del Programa Vostok y la primera misión espacial tripulada del programa espacial soviético. El cosmonauta fue Yuri Gagarin, que se convirtió con este vuelo en el primer hombre en el espacio. La nave fue lanzada del Cosmódromo de Baikonur el 12 de abril de 1961.

Esta misión, la primera del programa Vostok, estuvo precedida de dos vuelos no tripulados conocidos como Korabl-Sputnik-4 y Korabl-Sputnik-5, que usaron la nave Vostok para pruebas y tuvieron un patrón de vuelo compatible con una misión tripulada, aunque ambos vuelos sean consideradas misiones Sputnik.

El vuelo de Gagarin consistió en sólo una órbita a la Tierra a una altitud de 315 km. La carga de la nave incluía equipamiento de soporte vital, radio y televisión para monitorizar las condiciones del cosmonauta.

En esta misión, Gagarin profirió su famosa frase: «La Tierra es azul». Según los comentarios de los medios soviéticos, durante la órbita Gagarin comentó: «Aquí no veo a ningún Dios». Sin embargo, no hay ninguna grabación que demuestre que Gagarin pronunció esas palabras.1 En cambio, se sabe que fue Nikita Jrushchov que en cierto contexto dijo: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí». Luego, estas palabras empezaron a ser atribuidas al cosmonauta.2 Lo que si se sabe con certeza es que el cosmonauta dijo desde el Vostok 1 al orbitar la Tierra: «Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos».

Cápsula habitable de Vostok 1, usada por Gagarin en su primer y único vuelo órbital. Ahora expuesto en el Museo

El vuelo fue totalmente automático, ya que el panel de control estaba bloqueado, aunque Gagarin poseía un sobre cerrado con el código numérico para el caso de que hubiera necesidad de tomar el control manual de la nave.

El módulo de equipamientos de la nave no se separó de la cápsula al final de la misión, por algún problema técnico, y acabó provocando una situación crítica, al quemarse en la reentrada.

Después de la reentrada, Gagarin descendió usando un paracaídas propio, como estaba planeado, aunque la URSS haya negado esto durante años por miedo a que el vuelo no fuera reconocido por las entidades internacionales, ya que el piloto no acompañó a su nave hasta el suelo.

Nacimiento: 9 de marzo de 1934
Klúshino, RSFS de Rusia, Unión Soviética

Fallecimiento: 27 de marzo de 1968 (34 años); Moscú, Unión Soviética

 Estudios: Piloto de aviación

 Rango: Coronel (Polkovnik), VVS

 Agencia espacial: Programa espacial URSS

 Premios:

Héroe de la URSS
Orden de Lenin
Piloto-Cosmonauta de la URSS
Maestro honorario en deportes de la URSS
Orden de Karl Marx (RDA)
Orden Nacional Playa Girón (Cuba)


Firma de Yuri Gagarin

Yuri Alekséyevich Gagarin (en ruso: Ю́рий Алексе́евич Гага́рин; Klúshino, Unión Soviética, 9 de marzo de 1934Novosyolovo, Unión Soviética, 27 de marzo de 1968) fue un cosmonauta soviético, conocido por ser el primer ser humano en viajar al espacio exterior.

Gagarin fue un piloto militar soviético que participó activamente en el programa espacial desarrollado en la URSS. El 12 de abril de 1961 a bordo de la nave Vostok 1 fue lanzado al espacio exterior siendo el primer ser humano en alcanzarlo y viajar por él. Ostenta los galardones de Héroe de la Unión Soviética y Héroe del Trabajo Socialista entre otros.

Yura1 nació en el pequeño pueblo de Klúshino, cerca de Gzhatsk, en la provincia de Smolensk, el 9 de marzo de 1934.2 Gzhatsk se renombró como Gagarin en su honor en 1968. Sus padres, Alexey Ivanovich Gagarin y Anna Timofeyevna Gagarina, trabajaban en una granja colectiva.3 Gagarin nació en el seno de una familia humilde de las denominadas como «sencillos campesinos». Su madre era una ávida lectora de libros y su padre un talentoso carpintero. Yuri Gagarin fue el tercero de cuatro hermanos y su hermana mayor fue la encargada de cuidarle mientras sus padres trabajaban.

Museo y casa natal de Gagarin, Klúshino. (2008)

Yuri fue obrero en la industria metalúrgica hasta 1954, año en que se apunta en el aeroclub de la ciudad de Sarátov. Aprendió a pilotar un avión ligero, una afición que cada vez se hizo más intensa. Al parecer era un gran seguidor del rugby ruso, y por ello quiso posteriormente que los reclutas de la Academia Gagarin practicasen el deporte del balón oval.

Elena Gagarina, hija de Yuri Gagarin, afirma que la vocación de piloto le surgió a Yuri durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un avión soviético fue derribado sobre su pueblo y Gagarin junto con otro compañero rescataron al piloto y mantuvieron oculto de los nazis hasta que otro amigo vino a buscarlo en otro avión.5 También la influencia de un profesor de matemáticas que luchó con el Ejército Rojo del Aire durante la Gran Guerra Patria, fue un hecho que impresionó al joven Gagarin. [cita requerida]

Su carrera en el programa espacial soviético

Módulo habitable de Vostok 1 (museo RKK Energiya)

En 1955, tras finalizar sus estudios técnicos, entró en la Escuela Militar de Pilotos de Oremburgo. Durante su estancia en la escuela conoció a Valentina Goriácheva, con la que se casó en 1957, después de conseguir sus alas de piloto. Este mismo año el Gobierno soviético realiza grandes hitos en la exploración espacial, adelantándose a los Estados Unidos al poner en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, el 4 de octubre, y el 3 de noviembre poniendo en órbita el Sputnik 2 con Laika, el primer ser vivo en el espacio. Poco después, en 1959, Yuri se presenta como candidato al arriesgado programa espacial del Gobierno soviético.

Selección y entrenamiento

En 1960, el programa espacial soviético abrió un proceso de selección al que se presentaron unos 3.500 voluntarios,5 todos pilotos de caza. Los veinte seleccionados recibieron una formación inicial y después se escogió a un grupo de seis hombres. Finalmente Gagarin resulta elegido como primer cosmonauta, y se le somete a una serie de experimentos y pruebas para determinar su resistencia física y psicológica durante el vuelo.

Gagarin compitió en esta selección con German Titov y Grigori Nelyubov. Gagarin sacó mejores notas y además contaba a su favor con mejores características físicas: medía 1,57 m (5 ft 2 in) metros de altura, una ventaja en la pequeña cabina de la nave Vostok.3 Titov en el primer vuelo al espacio se quedó como reserva por si fallaba Gagarin, a quien acompañó, también vestido con el traje de cosmonauta, hasta el cohete. Tres meses después, Titov se convirtió en el segundo piloto soviético en volar al espacio, después del estadounidense Alan Shepard.

Minutos antes de embarcar en su nave dejó grabado un mensaje:

Queridos amigos, conocidos y desconocidos, mis queridos compatriotas y a toda la humanidad, en los próximos y breves minutos posiblemente una nave espacial me lleve al distante espacio exterior del universo.

¿Qué puedo decirles durante estos últimos minutos antes de empezar? Toda mi vida se aparece ante mí en este único y hermoso momento.

Todo lo que he hecho y he vivido ha sido para esto.

Yuri Gagarin6

El vuelo espacial

Maqueta de Vostok 1 (Museo del Aire y del Espacio, en Francia).

El miércoles 12 de abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano que viajó al espacio en la nave Vostok 3KA-3, más conocida como Vostok 1. Su nombre clave durante el vuelo fue Kedr (en ruso кедр, cedro), es decir, pino siberiano, los operadores de tierra eran Zaryá (Заря, Aurora) y Vesná (Весна, primavera).7 Se sabe que el vuelo duró 108 minutos en total: 9 minutos para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra.5 Mientras, todo lo que tenía que hacer era hablar por radio, probar un poco de comida —fue el primero en comer a bordo de una nave espacial— con el objetivo de saber si un ser humano podía sentir y comportarse de manera normal estando sin gravedad.

Los científicos no conocían con certeza los efectos de la ingravidez, y la nave estuvo siempre bajo control terrestre. En caso de emergencia contaba con todos los instrumentos de vuelo necesarios para el aterrizaje manual. Gagarin estaba sujeto a un asiento eyectable, por medio del cual saldría del módulo de la nave luego del descenso, a una altitud de aproximadamente 7 kilómetros.

El vuelo del Vostok 1 comenzó a las 06:07 hora universal (UT), impulsado por un cohete de la serie Vostok-K desde el Cosmódromo de Baikonur. Los controladores de tierra no sabían si Gagarin había alcanzado una órbita estable hasta 25 minutos después del lanzamiento, justo cuando se dirigía hacia el lado no iluminado de la Tierra y dejando atrás la Unión Soviética a través del Océano Pacífico. Cruzó en la madrugada el estrecho de Magallanes y durante el amanecer el vasto Océano Atlántico Sur. Después se activó el sistema automático de la nave para alinear la cápsula y disparar los cohetes de retroceso para así empezar el descenso, mientras cruzaba la costa occidental de Angola, a unos 8000 kilómetros de distancia del punto de aterrizaje.

Durante este punto crítico de reentrada atmosférica, se presentó el problema más grave del vuelo. La nave debía de desprenderse de una parte si quería reentrar exitosamente adoptando una orientación apropiada o terminaría convertida en una gran bola de fuego. Durante 10 incómodos minutos, y sin poder actuar, la cápsula giraba violentamente. Había fallado el sistema de suelta automático y la vida de Gagarin peligraba. Por suerte, con el inmenso calor generado durante la reentrada se debilitó el sistema de anclaje y se liberó la cápsula con Gagarin en su interior. Mientras su descenso continuaba, cruzaba los oscuros bosques y montañas del centro de África, luego el Sáhara, el río Nilo, Oriente Medio, mientras continúa su descenso hacia el sudoeste de la actual Federación Rusa. Preparado para iniciar la expulsión y ya cerca del Mar Negro, se deshace de la cápsula a 7000 metros sobre la tierra.

Panel de instrumentos de vuelo de la nave Vostok 1.

Debido a un error del sistema de frenado, no aterrizó en la región prevista (a unos 110 kilómetros de Stalingrado, hoy Volgogrado), sino en la provincia de Sarátov. A las 10:20 de aquel día, Gagarin, tras salir despedido de la cápsula del Vostok, aterrizó en paracaídas cerca del pueblo de Smelovka, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Engels. La campesina Anna Tajtárova de una granja colectiva cercana y su nieta Rita, de seis años de edad, fueron las primeras personas en encontrar a Gagarin. Llevaba un extraño traje naranja y un casco blanco con unas grandes iniciales en rojo, CCCP (las siglas en ruso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). «¿Vienes del espacio?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí», dijo el cosmonauta que, para calmar a la campesina, se apresuró a añadir: «Pero no se alarme, soy soviético».8 La primera medida inmediata del gobierno soviético es su ascenso del rango militar de teniente segundo a mayor.9

Según los medios soviéticos, durante la órbita Gagarin comentó: «Aquí no veo a ningún Dios». Sin embargo, no hay grabación que demuestre que Gagarin pronunció esas palabras.10 En cambio, se sabe que Nikita Jrushchov dijo una vez: «Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí». Luego estas palabras empezaron a ser atribuidas al cosmonauta.11 Lo que sí dijo con certeza el cosmonauta desde la nave Vostok 1 fue: «Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos».12 Además, Petrov dijo que Gagarin fue bautizado de pequeño en una iglesia ortodoxa, y en el año 2011 un artículo de la revista Foma cita al rector de la Iglesia ortodoxa en Ciudad de las Estrellas diciendo que «Gagarin bautizó a su hija mayor Elena poco antes de su vuelo al espacio» y que su familia solía celebrar Navidad y Pascua.13

Actividades posteriores

Gagarin y Zakaria Mohieddin, Base Aérea de Almaza, El Cairo (1962)

De vuelta en la Tierra, Gagarin se convirtió en un personaje famoso. Nikita Jrushchov consideró que el logro de Gagarin era una prueba de que se debía de reforzar al ejército soviético con misiles más que con armas convencionales. Esta política, antagonista con los deseos del ejército soviético, contribuyó a la caída de Jrushchov.14

Después del vuelo, Gagarin viajó alrededor del mundo para promocionar la hazaña soviética. Trató de adaptarse a la fama pero no lo consiguió.

Según algunas versiones, esto, unido a los problemas que tenía en su matrimonio y a la orden de las autoridades de no permitirle pilotar aviones, lo condujo a empezar a abusar del alcohol.15 El 3 de octubre de 1961 en un sanatorio de Crimea Gagarin se hirió gravemente, al saltar ebrio de un segundo piso escondiéndose de su esposa, cuando esta lo sorprendió tratando de seducir a una joven enfermera.16 La herida fue una perforación del cráneo y estuvo a punto de morir.17 Esta herida le impidió asistir al XXII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, inaugurado el 17 de octubre.18 Gagarin fue sometido a una exitosa operación de cirugía plástica para maquillarle la herida sobre la ceja izquierda.18 19 Las aventuras de Gagarin con mujeres empeoraban las relaciones con su esposa.20 21

En 1962 y 1966 fue elegido diputado al Soviet Supremo de la URSS. Fue nombrado vicejefe del Centro de Entrenamiento de Cosmonautas, que queda en la Ciudad de las Estrellas y que a partir de 1968 lleva su nombre. En 1967 fue seleccionado como cosmonauta de reserva de la nave Soyuz 1. El paracaídas de la cápsula falló durante la reentrada y Vladímir Komarov pereció.

Muerte

SB Lim-2UTI, variante polaca del MiG-15UTI como el que se estrelló con Gagarin a bordo en 1968.

Gagarin falleció a los 34 años, el 27 de marzo de 1968, cuando el caza de entrenamiento MiG-15UTI en el que viajaba durante un vuelo rutinario se estrelló cerca de Moscú, en Novosyolovo. No se publicaron entonces las reales causas del accidente, pero en 1986 una investigación sugirió que la turbulencia provocada por otro avión podría haber desestabilizado la nave de Gagarin. Las condiciones meteorológicas ese día en las afueras de Moscú tampoco eran favorables. También se hablaba de que podía haberse visto afectada la capacidad de Gagarin para pilotar por estar ebrio.22 Un menhir señala el punto exacto donde, a las 10:30, el caza en el que volaba el primer cosmonauta del mundo y su instructor, Vladimir Seryogin, cayó en picado, hundiéndose seis metros en la tierra.

Gagarin y su copiloto Seryogin fueron enterrados con honores de estado y reconocimiento comos Héroes en la Necrópolis de la Muralla del Kremlin de Moscú el 30 de marzo de 1968.24 En ese momento se especuló en los países del bloque occidental con que el accidente que acabó con sus vidas se pudo producir durante las pruebas de un avión capaz de volar a más de 40 km de altura.

Legado y tributos

En su honor se renombraron pueblos, como la antigua Gzhatsk —renombrada en 1968 como Gagarin—, o singularidades como el cráter lunar de Gagarin o el asteroide de nombre (1772) Gagarin. En honor al viaje y su transcendencia, la ONU declaró el 12 de abril como Día del Espacio.

En el museo RKK Energiya en Moscú se conservan los restos del módulo habitable que ocupó Gagarin del Vostok 1 el 12 de abril.

El 12 de abril de 2011 se celebró en todo el mundo el 50.º aniversario del viaje espacial de Gagarin con actos en torno a lo que se ha llamado la noche de Yuri.

Huevo cósmico portugués

Huevo cósmico portugués

El inexplicable huevo cósmico portugués

Una intrigante piedra fue encontrado por Peter Daughtrey, un investigador británico y autor de «Atlantis y el Silver City» en Silves, Algarve, Portugal. Sus notables características lo convierten en único en su clase.

Él se refiere al objeto como una enorme piedra que es de unos 2 metros de largo, con aproximadamente 7.000 años de edad, y se asemeja a un huevo de la creación cósmica. Y este huevo en Silves tiene algo en él que se conecta con los mitos bien conocidos.

Esta piedra tiene un símbolo que tiene semejanzas increíbles con el diseño de la doble hélice del ADN, y muchos de estos llamados huevos de la creación se muestran con una culebra o serpiente envuelta alrededor de ella.

El huevo de la creación cósmica es un motivo mitológico que se encuentra en las historias de la creación de todo el mundo. En la mitología griega, esto se llama el huevo órfico. Huevos similares se pueden encontrar en China, Egipto y en todo el mundo antiguo. Se utiliza para explicar los principios de la vida en la tierra. Muchos de los antiguos creían que los dioses mismos enviaron el huevo cósmico a la tierra y la humanidad nacido de él.

Esta piedra estuvo una vez situado cerca de una zona donde Peter cree que la Atlántida estaba: el pequeño pueblo de Silves. Hoy en día esta piedra está en el museo de Lagos, también en Algarve.

El museo clasifico esta piedra como “Menir de pie”. Los Menirs se pueden encontrar repartidos por toda la costa oeste de Portugal, y en todo el resto del mundo. Muchos de estos menirs cuentan con tallas o símbolos extraños, muchos aún por descifrar.

Pero esto no es una piedra de pie, en realidad es una escultura. Se puede ver que el símbolo es alzado, o un relieve. No es una talla, no está grabado. Con el fin de hacer esto, el huevo entero tuvo que ser esculpido.

El huevo de la creación cósmica

Huevo órfico por Jacob Bryant’s (1774).

Quien haya hecho esto, debe haber tenido las herramientas para hacerlo. El bronce no sería suficiente. El escultor debe haber tenido otra forma de conocimiento de la metalurgia con el fin de hacerlo. Además de esto, la característica central, se asemeja a una vara.

La vara era un símbolo del increíble poder de creación en muchos mitos. Moisés tenía una vara y en Mesopotamia la vara fue considerada como un símbolo del poder de los dioses.

No sólo se parece a la del caduceo, el bastón sostenido por Hermes en la mitología griega, sino también una doble hélice, los componentes básicos del ADN.

Pero el modelo de la doble hélice no fue descubierto hasta 1953. Entonces, ¿cómo podría existir tal símbolo en relieve sobre un huevo de piedra que algunos dicen que fue tallada hace aproximadamente 7000 años?

Podría ser esto un indicio de que la mitología antigua puede no ser solamente un cuento, sino en realidad una historia de verdad, que los investigadores tienen que estudiar con más cuidado?

Un huevo cósmico o huevo del mundo es un tema mitológico y cosmogónico usado en los mitos de creación de muchas culturas y civilizaciones. Típicamente el huevo cósmico representa simbólicamente un comienzo de algún tipo.

El huevo de la creación cósmica es un motivo mitológico muy popular presente en todas las culturas antiguas de todo el mundo. Por ejemplo, si nos fijamos en la antigua mitología griega nos encontraremos con el huevo órfico.

Sin embargo, tales artefactos no sólo están presentes en Europa. Artefactos similares se han encontrado en China, Egipto y en todo el resto del mundo. Se utilizaron estos llamados “huevos de creación ‘para explicar cómo comenzó la vida en la Tierra. Muchas culturas antiguas estaban firmemente convencidos de que ‘dioses’ que habían venido de los cielos trajeron el “huevo cósmico” a la Tierra y la humanidad fue creada a partir de ella.

Curiosamente, Daughtrey cree que este tema fascinante, tiene una profunda conexión con la ciudad / continente perdido de la Atlántida, con mayor precisión el pequeño pueblo de Silves.

No hay ningún estudio posterior, ninguna otra aclaración. Como siempre el mundo “Esotérico” se ha hecho cargo del tema.

Un firme candidato al mundo de “Ooparts”.

Cobaya

Cobaya

El primer conejillo de Indias espacial voló con la nave soviética Sputnik 9, el 9 de marzo de 1961, junto con un perro llamado Chernushka, un muñeco cosmonauta llamado Ivan Ivanovich, y una variedad de ratones y reptiles. Ivan abrió el paracaídas con seguridad de vuelta a la tierra y los animales llegaron a salvo.

Sputnik 9

Sputnik 9, esta nave espacial Vostok, fue la cuarta prueba de una serie de naves espaciales rusas, diseñadas como precursores de los vuelos espaciales tripulados. La nave llevaba un maniquí como cosmonauta, el perro Chernushka, ratones y una cobaya.1​ El vuelo duró una sola órbita, y la recuperación fue exitosa.

Parámetros de la misión

Sputnik 9

Nombre de la misión: Sputnik 9

Señal de llamada: Korabl Sputnik 4

Tripulación: Animales

Lanzamiento: 9 de marzo de 1961, 06:29:00

Aterrizaje: 9 de marzo de 1961, 08:09:54

Duración: 1 hora 41 minutos

Número de órbitas: 1

Korabl Sputnik 4

La nave espacial solo tenía la intención de completar una sola órbita, por lo que fue desorbitada poco después del lanzamiento y volvió a entrar en su primer paso sobre la Unión Soviética. Aterrizó a las 08:09:54 UTC y se recuperó con éxito. Durante el descenso, el maniquí fue expulsado de la nave espacial en una prueba de su asiento de eyección, y descendió por separado bajo su propio paracaídas.[4]

Rata

Rata

La primera rata en el espacio viajó en febrero de 1961 se llamó Héctor y fue enviada por Francia al espacio. Después de volar a una altura de 125 kilómetros, Héctor, fue recuperada con éxito.

Francia voló su primera rata (Héctor) al espacio el 22 de febrero de 1961. Dos ratas más volaron en octubre de 1962. [14]

El 22 de febrero de 1961 se lanzó el cohete Véronique AGI24 con la rata Hector (AGI hace referencia al Année Géophysique Internationale, ya que Francia había diseñado originalmente este lanzador para ser lanzado durante el año geofísico de 1957-1958). Hector alcanzó una altura de 111 kilómetros, superando así la subjetiva frontera del espacio (cien kilómetros) y convirtiéndose de paso en el primer ‘ciudadano’ espacial francés. Para estudiar sus reacciones durante el vuelo, el pobre Hector llevaba implantado un aparatoso electrodo en su cráneo, una técnica desarrollada por el doctor Gerard Chatelier. El contenedor donde estaba alojado nuestro amigo ratuno se separó del cohete y descendió por su cuenta en paracaídas. En principio la rata no había sido bautizada con ningún nombre. Fue la prensa francesa, entusiasmada por el éxito de la misión, quien decidió apodarla ‘Hector’. Nuestra heroína moriría seis meses después de su vuelo al ser sacrificada por los investigadores con el propósito de estudiar en detalle su organismo.

Más información en: https://real.blogia.com/2005/021201-h-ctor-la-rata-que-casi-llego-al-espacio-y…-volvi-.php

Las ratas fueron los primeros astronautas franceses (CNES).

Hector con sus electrodos (CNES).

De la revista Zona de Obras

Los franceses comenzaron sus sueños por alcanzar el cosmos lanzando cohetes que parecían atracciones de feria desde el desierto de Argelia, colonia francesa por aquel entonces.

Francia, llevada por su aspiración de ser una gran potencia, pronto vio la necesidad no sólo de lanzar artefactos hacia el espacio sino de dotar a estos de algún tipo de tripulación. Por ello se lanzaron a la caza y captura de aspirantes a astronauta. Los encargados de esta particular búsqueda de talentos comenzaron a desesperar cuando ni en los manicomios galos se logró encontrar a un solo insensato que quisiera meterse en uno de esos cacharros. Sin embargo, no tardaron los responsables de la conquista francesa del espacio en encontrar inspiración en el trabajo de sus competidores soviéticos y estadounidenses. Si ningún ciudadano francés partía hacia el espacio lo haría algún miembro de la fauna francesa. No obstante, los franceses tenían dos preocupaciones a la hora de elegir al mejor animal posible. La primera de ellas era que su internacionalmente reconocido espíritu vanguardista les impedía el uso de perros y monos por ser estas especies las elegidas por sus competidores. Por otra parte, y ciertamente esta era la más importante cuestión, los cohetes franceses eran más parecidos a artículos de pirotecnia que a otra cosa. No eran lo suficientemente grandes para transportar a un animal ni de tan siquiera mediano tamaño. Por ello, hubo que echar mano una vez más de las pobres ratas.

La rata Hector, lanzada al espacio por Francia en 1961 (AFP)

Cuando por fin todo estuvo listo para lanzar a la rata los franceses tuvieron la brillante idea de diferenciarse de los soviéticos y estadounidenses no sacrificando al animal en pro del bien y del progreso. El objetivo era que el ratón volviese sano y salvo a la Tierra después de su paseo espacial. Con ello Francia demostraría al mundo que pese a que se había apuntado a otra siniestra moda, el lanzamiento de hongos atómicos a diestro y siniestro, su interés por los derechos del hombre y de los animales quedarían más que demostrados con este magnánimo gesto hacia el primer cosmonauta roedor. Así pues todo estaba preparado para que la rata Héctor, como así se llamaba, iniciaría su viaje hacia los cielos.

Fotografía: Héctor. Publicada en el especial número tres de la revista Zona de Obras. Localizada por Paco G.

Tengo la satisfacción de presentar en esta bitácora un reportaje de investigación que ha absorbido mis esfuerzos periodísticos durante dos semanas. En él rindo un homenaje a Héctor, la rata que en 1961 se convirtió en el primer animal enviado por Francia al espacio. Sin embargo, Héctor, con ser la protagonista de esta investigación, no deja fuera de lugar a otros cosmonautas animales. En estas líneas, cuya impresión a papel recomiendo encarecidamente, plasmó las aventuras de ratas, perros, gatos, monos, chimpancés, arañas, ranas, peces, grillos, y caracoles que supieron lo que es la gravedad cero.

La cápsula espacial francesa Veronique, en la que viajó la rata Hector (AFP)

Estela de Pontotoc

Estela de Pontotoc

De AncientPages.com

Otro artefacto controversial y muy interesante es la estela de Pontotoc encontrada en Oklahoma por Gloria Farley y Weldon W. Stout.

Pontotoc Stele

Se considera que es el trabajo de un antiguo colono ibérico en América, ya que el guión es el conocido de la región de Cachao-da-Rapa en el norte de Portugal. Representa los rayos vivificantes del sol que desciende sobre la tierra debajo. A la izquierda, las letras púnicas ibéricas deletrean “Comienzo del alba”, a la derecha “Atardecer”, con la forma de luna creciente. Dos de los paneles contienen Ogam púnico, en parte ilegible, pero lo suficientemente claro como para revelar las frases “Cuando Baal-Ra se levanta en el este, las bestias están contentas, y (cuando oculta su rostro), están disgustadas”.

Incluso se han escrito libros sobre el tema.

Se identifica la inscripción como un extracto del Himno al Atón del faraón Akhenaton, traducido aquí al púnico ibérico. El estudio adicional de esta notable estela aún está en progreso. Aunque el himno de Akhenaton data del siglo XIII a. C., esta versión estadounidense apenas puede tener más de 800 aC. El grabador que fue interrumpido, cubrió su trabajo con tierra, y nunca volvió a completar los paneles en blanco.

¿Podrían este y otros artefactos controvertidos probar la presencia de antiguos egipcios y africanos en América? Se necesitan más estudios antes de que podamos desentrañar este intrigante misterio.

Sin embargo, las tabletas grabadas con jeroglíficos que se descubrieron en la ciudad subterránea perdida del Gran Cañón también revelan la presencia del antiguo Egipto en América.

También Barry Fell:

La estela de Pontotoc se encuentra en Oklahoma. Se lo atribuye al trabajo de los colonos ibéricos en América. El nombre península ibérica se asocia típicamente con el moro africano. Esta estela representa los rayos vivificantes del sol que desciende sobre la tierra debajo. Según Barry Fell, las letras de la izquierda deletrean “Start of Dawn” – y a la derecha, “Dusk” con la luna creciente. Las frases en dos de los paneles se traducen como “Cuando Ball-Ra se eleva en el este, las bestias están contentas, y (cuando oculta su rostro) están disgustadas”. Esta es una copia del Himno a Aton del Faraón Akhenaton. El himno de Akhenaton data de 1300 aC, sin embargo, esta versión encontrada en la América antigua data del año 800 aC.