EsasCosas

Este Mundo, a veces insólito

Calendario

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Mapa de Pedro Reinel

Mapa de Pedro Reinel

Mapa de Pedro Reinel

El mapa de Pedro Reinel, también conocido como Kunstmann I, fue dibujado por el cartógrafo portugués Pedro Reinel en 1504 o 1505; el mapa comprende el oeste del mar Mediterráneo, el océano Atlántico, y las tierras limítrofes, incluyendo el Nuevo Mundo.

Descripción

El mapa es de tipo portulano, con numerosas líneas loxodrómicas indicando rutas de navegación. En medio del Atlántico se encuentra una gran rosa de los vientos con una flor de lis apuntando al norte. Se trata también de la primera carta de navegación con indicación de la latitud, valiéndose para ello de dos escalas, una que cruza el Atlántico de norte a sur y otra menor, secundaria, inscrita a lo largo de Terranova y orientada hacia el norte verdadero, indicando una declinación magnética de 21 grados oeste.

Detalle de Terranova en un calco del mapa de Pedro Reinel.

El mapa pone de manifiesto los esfuerzos hechos por los navegantes portugueses para reconocer la costa este de Terranova. El estrecho de Belle Isle al norte de Terranova y el estrecho de Cabot al sur aparecen claramente indicados. Las indicaciones topográficas recogen muchos nombres aún empleados en la actualidad: Río de San Francisco (cabo Saint-Francis), C. da Espara (cabo Spear), Isla do Bacalhas (isla Baccalieu). No se representa el cabo de Bonavista, pero sí Sam Johã (San Juan de Terranova, descubierto por Juan Cabot), frente a un territorio en el que no se indica nombre pero que es sin duda la isla del Cabo Bretón. Utilizando la escala secundaria, las latitudes del cabo Spear y de Sam Johã aparecen dadas con notable precisión.

Historia

El mapa forma parte de la colección Kunstmann (Atlas zur Entdeckungsgeschichte Amerikas, Herausgegeben von Friedrich Kunstmann, Karl von Spruner, Georg M. Thomas; Zu den Monumenta Saecularia der K.B. Akademie der Wissenschaften, 28 Maers, 1859, Munchen) en la Bayerische Staatsbibliothek de Múnich.

Algunos comentarios sobre la familia de cartógrafos Reinel

Los mapas y atlas más importantes de la época de los descubrimientos. «El Atlas Miller contra Magallanes».

En el otoño de la Edad Media y en los albores del Renacimiento tuvo lugar la mayor revolución geográfica de la Historia de la Humanidad. Ese final del siglo XV y los inicios del siglo XVI fueron el tiempo del rey Juan II (el Príncipe Perfecto de Portugal) y su sucesor Manuel I, y fueron también el de los reyes Fernando e Isabel (los Reyes Católicos), tiempo que continuaría con el del emperador Carlos V, su heredero.  El resultado más brillante de esa renovación de la ’Imagen del Mundo’, en la que se dieron las manos la Ciencia y el Arte, quedó patente en el atlas portugués que hoy se conserva en la Bibliothèque nationale de France, en París, y que es conocido como Atlas Miller (c. 1519-1522), realizado por los cartógrafos Lopo Homem, Pedro Reinel y Jorge Reinel y por el pintor miniaturista António de Holanda. Esa auténtica obra maestra ’geográficamente innovadora y artísticamente suntuosa’ es la ilustración de los cuarenta años que cambiaron el mundo en vísperas del viaje de circunnavegación.

Por eso este atlas fue considerado siempre como el más importante de la cartografía mundial de la época de los grandes descubrimientos geográficos y constituye la joya principal del Département des Cartes et Plans de esa misma Bibiothèque nationale de France.

Las zonas geográficas representadas en el atlas son: Planisferio, el Océano Atlántico norte, Norte de Europa, el Archipiélago de las Azores, Madagascar, el Océano Índico, Insulindia, Mar de China, las Molucas, Brasil, el Océano Atlántico y el Mediterráneo

En cuanto al excepcional significado geográfico de este atlas, queda desvelado ahora lo que siempre fue considerado el ’misterio’ de este célebre ejemplar cartográfico. Según la tesis ahora expuesta, el Atlas Miller es un instrumento de contrainformación geográfica y geopolítica.

En el año 1522 comienzan a figurar en la cartografía las Islas Malvinas, con lo cual se desmiente que Gran Bretaña las haya descubierto en 1592 durante la expedición de John Davis, integrante y desertor de la expedición de Cavendish al Atlántico Sur.

 

 

 

Estos mapas son parte del Atlas Miller, de las colecciones de la Biblioteca Nacional de Francia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los ma­pas de Rei­nel con­te­nían in­tere­san­tes des­crip­cio­nes grá­fi­cas de la fau­na y los mo­nu­men­tos de los lu­ga­res que re­fle­ja­ba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atlas náutico del mundo, mapa circular del mundo del hemisferio portugués.

Congresos Solvay (Física)

Congresos Solvay (Física)

Walther Nernst, iniciador de los congresos Solvay.

Los Congresos Solvay (también llamados Conferencias Solvay) son una serie de conferencias científicas celebradas desde 1911. Al comienzo del siglo XX, estos congresos reunían a los más grandes científicos de la época, permitiendo avances muy importantes en mecánica cuántica. Pudieron ser organizados gracias al mecenazgo de Ernest Solvay, químico e industrial belga.

Después del éxito inicial de la primera conferencia, las Conferencias Solvay han sido dedicadas a problemas abiertos tanto en la física como en la química. Estos congresos suceden cada tres años. Se celebran en paralelo y/o en años intercalados. En los periodos de las G.M., no se celebraron.

 

Primer congreso (1911).

El primer congreso tuvo lugar en Bruselas en otoño de 1911, el presidente de la conferencia fue Hendrik Lorentz. El tema principal fue la “Radiación y los Cuantos“. Esta conferencia consideró los problemas de tener dos ramas, la física clásica y la teoría cuántica. Albert Einstein era el físico más joven de los presentes. Otros miembros importantes de este Primer Congreso Solvay fueron Marie Curie y Henri Poincaré.

Presidente: Hendrik Lorentz (Leiden)

 

Participantes de la conferencia de 1911.

  1. Walther Nernst
  2. Robert Goldschmidt
  3. Max Planck
  4. Marcel Brillouin
  5. Heinrich Rubens
  6. Ernest Solvay
  7. Arnold Sommerfeld
  8. Hendrik Antoon Lorentz
  9. Frederick Lindemann
  10. Maurice de Broglie
  11. Martin Knudsen
  12. Emil Warburg
  13. Jean Perrin
  14. Friedrich Hasenöhrl
  15. Georges Hostelet
  16. Edouard Herzen
  17. James Hopwood Jeans
  18. Wilhelm Wien
  19. Ernest Rutherford
  20. Marie Curie
  21. Henri Poincaré
  22. Heike Kamerlingh Onnes
  23. Albert Einstein
  24. Paul Langevin

 

Segundo congreso (1913).

La segunda conferencia celebrada en 1913, tenía por tema principal “La Estructura de la Materia“.

De pie de izquiera a derecha: Jules-Émile Verschaffelt, Max von Laue, Heinrich Rubens, Robert Goldschmidt, Edouard Hertzen, Frederick Lindemann, Maurice de Broglie, William Pope, Eduard Grüneisen, Georges Hostelet.

Sentados, primera fila, de izquierda a derecha: Fritz Hasenöhrl, J. H. Jeans, William Lawrence Bragg, Marie Curie, Arnold Sommerfeld, Albert Einstein, Martin Knudsen, Paul Langevin.

Sentados, segunda fila, de izquierda a derecha: Walther Nernst, Ernest Rutherford, Wilhelm Wien, Joseph John Thomson, Emil Warburg, Hendrik Lorentz, Léon Brillouin, W. Barlow, Heike Kamerlingh Onnes, R. W. Wood, G. Gouy, Pierre-Ernest Weiss.

Presidente: Hendrik Lorentz (Leiden)

 

Tercer congreso (1921).

En esta conferencia que tuvo lugar en 1921, no fue invitado ningún científico alemán, porque el recuerdo de la Primera guerra mundial era muy reciente. Así pues los científicos alemanes fueron perjudicados, sin embargo, esta ausencia provocó que la calidad de la conferencia bajara considerablemente, porque solamente en las universidades alemanas existía un progreso importante en el campo de la física moderna (teoría cuántica, teoría de relatividad). El tema de la conferencia fue “Átomos y electrones“.

De pie de izquierda a derecha: William Lawrence Bragg, Wander Johannes de Haas, Charles Glover Barkla, Karl Manne Siegbahn, Léon Brillouin.

Sentados de izquierda a derecha: Albert Abraham Michelson, Martin Knudsen, Jean Perrin, Brillouin, Paul Langevin, Ernest Solvay, Owen Willans Richardson, Hendrik Antoon Lorentz, Joseph Larmor, Ernest Rutherford, Heike Kamerlingh Onnes, Robert Andrews Millikan, Pieter Zeeman, Marie Curie, Maurice de Broglie.

Presidente: Hendrik Lorentz (Leiden)

 

Cuarto congreso (1924).

El tema de la cuarta conferencia celebrada en 1924 fue “Conducción eléctrica de los metales“.

Los participantes de la conferencia fueron: La primera fila de izquierda a derecha: Ernest Rutherford, Marie Curie, Edwin Herbert Hall, Hendrik Antoon Lorentz, William Henry Bragg, Léon Brillouin, Willem Hendrik Keesom, Edmond van Aubel.

La segunda fila de izquierda a derecha: Peter Debye, Abram Fjodorowitsch Ioffe, Owen Willans Richardson, W. Broniewski, W. Rosenhain, Paul Langevin, George de Hevesy.

Presidente: Hendrik Lorentz (Leiden)

 

 

Quinto Congreso (1927)

Fue la conferencia más famosa y se celebró en octubre de 1927 en Bruselas. El tema principal fue “Electrones y Fotones“, donde los mejores físicos mundiales discutieron sobre la recientemente formulada teoría cuántica, dieron un sentido a lo que no lo tenía, construyeron una nueva manera de entender el mundo y se dieron cuenta que para describir y entender a la naturaleza se tenían que abandonar gran parte de las ideas preconcebidas por el ser humano a lo largo de toda su historia.

La anécdota más famosa que ha quedado de esta conferencia fue la protagonizada por Albert Einstein y Niels Bohr cuando discutían acerca del “Principio de Incertidumbre” de Heisenberg. Einstein comentó “Dios no juega a los dados”, a lo que Bohr le contestó “Einstein, deje de decirle a Dios lo que debe hacer con sus dados”.

Fue una generación de oro de la ciencia, posiblemente como no ha habido otra en en la historia. Diecisiete de los veintinueve asistentes eran o llegaron a ser ganadores de Premio Nobel, incluyendo a Marie Curie, que había ganado los premios Nobel en dos disciplinas científicas diferentes (Premios Nobel de Física y de Quimica).

En aquella cita Irving Langmuir, posteriormente Premio Nobel de química en 1932, grabó las imágenes en video. Video de 1927

Presidente: Hendrik Lorentz (Leiden)

Quinto congreso (1927). Considerada la fotografía más importante y famosa de la historia de la Ciencia.

Participantes de la conferencia de 1927.

  1. Peter Debye
  2. Irving Langmuir
  3. Martin Knudsen
  4. Auguste Piccard
  5. Max Planck
  6. William Lawrence Bragg
  7. Émile Henriot
  8. Paul Ehrenfest
  9. Marie Curie
  10. Hendrik Anthony Kramers
  11. Edouard Herzen
  12. Hendrik Antoon Lorentz
  13. Théophile de Donder
  14. Paul Adrien Maurice Dirac
  15. Albert Einstein
  16. Erwin Schrödinger
  17. Arthur Holly Compton
  18. Jules-Émile Verschaffelt
  19. Paul Langevin
  20. Louis-Victor de Broglie
  21. Charles-Eugène Guye
  22. Wolfgang Pauli
  23. Werner Heisenberg
  24. Max Born
  25. Charles Thomson Rees Wilson
  26. Ralph Howard Fowler
  27. Léon Brillouin
  28. Niels Bohr
  29. Owen Willans Richardson

Los participantes

1.- PETER DEBYE (1884-1966)
Pionero en el uso de los momentos dipolares. Amplió la teoría de Einstein del calor específico a bajas temperaturas. Nobel en 1936.

2.- IRVING LANGMUIR (1881-1957)
Uno de los impulsores del desarrollo de la bombilla eléctrica, descubriendo la alta luminosidad del wolframio cuando se le rodea de argón. Coautor de las teorías de valencia e interacción química. Nobel en 1932.

3.- MARTÍN (HANS CHRISTIAN) KNUDSEN (1871-1949)
Muy implicado con la oceanografía. Revivió la teoría cinética de los gases de Maxwell, especialmente a bajas presiones: flujo de Knudsen, número de Knudsen, etc.

4.- AUGUSTE (ANTOINE) PICCARD (1884-1962)
Estudió diversas capas ionizantes de la estratosfera. Patentó el batiscafo. Inspiró la creación del personaje del Profesor Tornasol.

5. – MAX (KARL ERNEST LUDWIG) PLANCK (1858-1947)
Padre de la Mecánica Cuántica. Propuso el concepto de quanta como paquete de energía, así como una nueva constante, constante de Planck. Nobel en 1918.

6.- SIR WILLIAM LAWRENCE BRAGG (1890-1971)
Galardonado junto con su padre  por sus investigaciones sobre la difracción de Rayos X, Ley de Bragg, fundamento del análisis de las estructuras moleculares. Nobel en 1915 (con veinticinco años).

7.- EMILE HENRIOT (1885-1961)
Tutelado por Madame Curie. Detectó la radioactividad natural del potasio y rubidio. Hizo posible la ultracentrifugación y pionero en las bases del microscopio electrónico.

8.- PAUL EHRENFEST (1880-1933)
Aplicó la Física Estadística a la Teoría  Cuántica. Importantes investigaciones sobre los cambios de estado según presiones.

9.- MARÍA SKLODOWSKA-CURIE (1867-1934)
Aisló el radio y el polonio utilizando el electrómetro de Jacques Curie y Pierre. Primera mujer en ganar un Nobel (1903) y primera persona en ganar dos (1911).

10.- HENDRIK (ANTHONY “HANS”) KRAMERS (1894-1952)
Asistente de Niels Bohr y creador del Instituto de Bohr donde trabajó en la teoría de la dispersión.

11.- EDOUARD HERZEN (1877-1936)
Información escasa; sólo que fue un químico belga y que participó en las dos conferencias de Solvay en 1911 y 1927.

12.- HENDRIK (ANTOON) LORENTZ (1853-1928)
Importantes aportaciones en los campos de la termodinámica, la radiación, el magnetismo, la refracción de la luz, elaborando la transformada de coordenadas, piedra angular de la teoría de la relatividad especial. Nobel en 1902.

13.- THÉOPHILE DE DONDER (1872- 1957)
Amigo de Einstein; definió la afinidad química en términos de la entalpía libre de Gibbs. Fundó la termodinámica de los procesos irreversibles. Su discípulo Prigogine fue Nobel por estos estudios termodinámicos.

14.- PAUL (ADRIEN MAURICE) DIRAC (1902-1984)
Dio formalismo a la mecánica cuántica. Descubrió una función de onda relativista para el electrón prediciendo la existencia de la antimateria. Nobel en 1933.

15.- ALBERT EINSTEIN (1879-1955)
Trabajos sobre el movimiento browniano (existencia de los átomos), el efecto fotoeléctrico (descubrimiento del fotón) y la teoría de la relatividad especial y general. Nobel en 1921.

16.- ERWIN (RUDOLF JOSEF ALEXANDER) SCHRÖDINGER (1887-1961)
Estudió el comportamiento cuántico de una onda continua, estableciendo su ecuación de onda o ecuación de Schrödinger, posteriormente discutida. Nobel en 1933.

17.-ARTHUR (HOLLY) COMPTON (1982-1962)
Desarrolló el choque de los rayos X con los electrones como si fueran partículas relativistas, cambiando su frecuencia según el ángulo de desviación, efecto o dispersión Compton. Nobel en 1927.

18.- JULES (EMILE) VERSACHAFFELT (1870-1955)
Físico flamenco, secretario del Instituto Internacional de Física Solvay.

19.- PAUL LANGEVIN (1872-1946)
Destacó en diversos campos de la física, en especial en el magnetismo. Se dice que mantuvo un romance con Marie Curie.

20 PRINCE LOUIS (VÍCTOR PIERRE RAYMOND) DE BROGLIE (1892-1987)
Descubre las propiedades ondulatorias asociadas a las partículas: ondas de longitud inversamente proporcional a su momento, corroborando la ecuación de Schrödinger. Nobel en 1929.

21.- CHARLES-EUGÈNE GUYE (1866-1942)
Relativizó la observación de los fenómenos según determinadas escalas o ecuaciones de dimensiones.

22.-WOLFANG (ERNST) PAULI (1901-1976)
Famoso por su Principio de exclusión, estableciendo que no pueden coexistir dos partículas atómicas con números cuánticos idénticos. Nobel de 1945.

23.- WERNER (KARL) HEISEMBERG (1901-1976)
Reemplaza los conceptos orbitales de Bohr con una nueva lógica cuántica basada en la mecánica matricial. Enuncia su Principio de indeterminación o incertidumbre. Nobel en 1932.

24.- MAX BORN (1882-1970)
Acuñó el término mecánica cuántica. Junto con el anterior, Heisemberg, estableció que el único aspecto observable es el cuadrado de la función de onda que representa la densidad de probabilidad. Abuelo de Olivia Newton-John y firmante del manifiesto Russell-Einstein. Nobel en 1954.

25.- CHARLES (THOMSON REES) WILSON (1869-1959)
Reprodujo la formación de nubes en una caja observando la posterior ionización de partículas. Inventó la conocida cámara de niebla de Wilson. Nobel en 1927.

26. – SIR RALPH (HOWARD) FOWLER (1889-1994)
Supervisor de tres premios Nobel. Presidente de Física Teórica en el Laboratorio Cavendish.

27.- LÉON (NICOLAS) BRILLOUIN (1889-1969)
Fundó la Física del estado sólido aportando su teoría sobre las estructuras cristalinas.

28.- NIELS (HENRIK DAVID) BOHR (1885-1962)
Inició la revolución cuántica con el modelo en que el momento angular orbital del electrón sólo posee valores discretos, añadiendo que los fenómenos cuánticos son inherentemente probabilísticos. Enunció los postulados que llevan su nombre. Nobel en 1922.

29.- SOR OWEN (WILLANS) RICHARDSON (1879-1959)
Formuló la Ley de Richardson-Dushman de la termoiónica (tubos de vacio). Nobel en 1928.

 

Sexto congreso (1930).

En la sexta conferencia tuvo lugar en 1930 y el tema principal que trataron los científicos fue el “Magnetismo“.

De pie de izquierda a derecha): Edouard Herzen, Émile Henriot, Jules Émile Verschaffelt, Charles Manneback, A. Cotton, J. Errera, Otto Stern, Auguste Piccard, Walther Gerlach, Charles Galton Darwin, Paul Dirac, E. Bauer, Pyotr Leonidovich Kapitsa, Léon Brillouin, Hendrik Anthony Kramers, Peter Debye, Wolfgang Pauli, J. Dorfman, John Hasbrouck van Vleck, Enrico Fermi, Werner Heisenberg.

Sentandos de izquierda a derecha): Théophile de Donder, Pieter Zeeman, Pierre Ernest Weiss, Arnold Sommerfeld, Marie Curie, Paul Langevin, Albert Einstein, Owen Willans Richardson, Blas Cabrera, Niels Bohr, Wander Johannes de Haas

Presidente: Paul Langevin (Paris)

 

Séptimo congreso (1933).

La séptima conferencia tuvo lugar en 1933 y el tema principal se esta conferencia fue la “Estructura del núcleo atómico

Sentandos de izquierda a derecha: Erwin Schrödinger, Irène Joliot-Curie, Niels Henrik David Bohr, Abram Fjodorowitsch Ioffe, Marie Curie, Paul Langevin, Owen Willans Richardson, Ernest Rutherford, Théophile de Donder, Maurice de Broglie, Louis de Broglie, Lise Meitner, James Chadwick.

De pie de izquierda a derecha: Émile Henriot, Jean Perrin, Jean Frédéric Joliot-Curie, Werner Heisenberg, Hendrik Anthony Kramers, E. Stahel, Enrico Fermi, Ernest Walton, Paul Dirac, Peter Debye, Nevill Francis Mott, Blas Cabrera, George Gamow, Walther Bothe, Patrick Maynard Stuart Blackett, M.S. Rosenblum, J. Errera, Ed. Bauer, Wolfgang Pauli, Jules Émile Verschaffelt, Max Cosyns, Edouard Herzen, John Cockcroft, C.D. Ellis, Rudolf Peierls, Auguste Piccard, Ernest Lawrence, Léon Rosenfeld.

No salen en la foto Albert Einstein y Charles-Eugène Guye.

Presidente: Paul Langevin (Paris)

 

Octavo Congreso (1948)

La octava conferencia celebrada en 1948, tuvo como tema principal las “Partículas elementales y sus interacciones“.

Sentados de izquierda a derecha: John Cockcroft, Marie-Antoinette Tonnelat, Erwin Schrödinger, Owen Willans Richardson, Niels Bohr, Wolfgang Pauli, Bragg, Lise Meitner, Paul Adrien Maurice Dirac, Kramer, Théophile de Donder, Walter Heitler, Jules Émile Verschaffelt.

En la segunda fila: Paul Scherrer, Stahel, Kelin, Blackett, Dee, Felix Bloch, Frisch, Rudolf Peierls, Homi Jehangir Bhabha, Robert Oppenheimer, Giuseppe Occhialini, Powell, Hendrik Casimir, Marc de Hemptinne.

En la tercera fila: Kipfer, Pierre Victor Auger, Perrin, Serber, Léon Rosenfeld, Ferretti, Moller, Louis Marie Edmond Leprince-Ringuet.

En la cuarta fila: Balasse, Flamache, Grove, Goche, Demeur, Ferrera, Vanisacker, VanHove, Edward Teller, Goldschmidt, Marton, Dilworth, Ilya Prigogine, Jules Géhéniau, Henriot, Vanstyvendael.

Presidente: Lawrence Bragg (Cambridge)

 

Noveno Congreso (1951)

El noveno congreso se celebró en 1951, siendo el tema principal “El estado sólido.”

Sentados, de izquierda a derecha: Crussaro, Norman Percy Allen, Yvette Cauchois, Borelius, William Lawrence Bragg, Christian Møller, Sietz, John Herbert Hollomon y Frank.

En la segunda fila: Gerhart Rathenau, Koster, Erik Rudberg, Flamache, Goche, Groven, Egon Orowan, Wilhelm Gerard Burgers, William Bradford Shockley, André Guinier, C. S. Smith, Ulrich Dehlinger, Laval y Émile Henriot.

En la tercera fila: Gaspart, Lomer, Alan Cottrell, Georges Homes y Hubert Curien.

Presidente: Lawrence Bragg (Cambridge)

 

Décimo Congreso (1954)

El tema de la décima conferencia celebrada en 1954 fue “Electrones en los metales“.

Sentados de izquierda a derecha: Mendelssohn, Frohlich, Pines, Moller, Wolfgang Pauli, Bragg, Nevill Francis Mott, Neel, Meissner, MacDonald, Shull, Friedel.

Sobre aquel punto de la izquierda a la derecha: Gorter, Kittel, Matthias, Ilya Prigogine, Lars Onsager, Pippard, Smit, Fumi, Jones, John Hasbrouk van Vleck, Lowdin, Seeger, Kipfer, Goche, Balasse, Jules Géhéniau.

Presidente: Lawrence Bragg (Cambridge)

 

 

 

Undécimo congreso (1958)

La undécima conferencia (1958) tuvo como tema principal “Estructura y evolución del universo“.

Sentados de izquierda a derecha: William McCrea, Jan Hendrik Oort, Georges Lemaître, Gorter, Wolfgang Pauli, Bragg, Robert Oppenheimer, Moller, Harlow Shapley, Otto Heckmann.

De pie de izquierda a derecha: Oskar Klein, William Wilson Morgan, Fred Hoyle, Kukaskin, Viktor Hambardsumjan, Hendrik Christoffel van de Hulst, Fierz, Allan Rex Sandage, Walter Baade, Schatzman, John Archibald Wheeler, Hermann Bondi, Thomas Gold, Herman Zanstra, Léon Rosenfeld, Ledoux, Bernard Lovell, Jules Géhéniau.

Presidente: Lawrence Bragg (Cambridge)

 

 

Duodécimo congreso (1961)

Bruselas del 9 al 14 de octubre de 1961

Tema “Teoría cuántica de los campos

Presidente: Sir Lawrence Bragg (Cambridge)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Decimotercer congreso (1964)

Tema “La estructura y la evolución de las galaxias

Presidente: Robert Oppenheimer (Princeton)

Decimocuarto congreso (1967)

Tema “Problemas Fundamentalesen Física de Partículas Elementales

Presidente: Christian Møller (Copenhague)

Decimoquinto congreso (1970)

Tema “Propiedades de simetría de los núcleos

Presidente: Edoardo Amaldi (Roma)

Decimosexto congreso (1973)

Tema “Astrofísica y Gravitación

Presidente: Edoardo Amaldi (Roma)

Decimoséptimo congreso (1978)

Tema Orden y fluctuaciones en la mecánica estadística de equilibrio y no equilibrio

Presidente: Léon Van Hove (CERN)

 Decimoctavo congreso (1982)

Tema “Física y Energías Superiores

Presidente: Léon Van Hove (CERN)

 Decimonoveno congreso (1987)

Tema “Ciencias de la superficie

Presidente: FW de Wette (Austin)

 Vigésimo congreso (1991)

Tema “Óptica Cuántica

Presidente: Paul Mandel (Bruselas)

 Vigesimoprimer congreso (1998)

Tema “Sistemas Dinámicos e Irreversibilidad

Organizado por Ioannis Antoniou (Bruselas)

Vigesimosegundo congreso (2001)

Tema “La Física de la Comunicación

Organizado por Ioannis Antoniou (Bruselas)

Vigesimotercer congreso (2005)

Tema “La estructura cuántica del espacio y el tiempo

Presidente: David Gross (Santa Bárbara)

Vigesimocuarto congreso (2008)

Tema “Teoría Cuántica de la Materia Condensada

Presidente: Bertrand Halperin (Haravrd)

Vigesimoquinto congreso (2011)

Tema “La Teoría del Mundo Cuántico

Presidente: David Gross (Santa Bárbara)

Vigesimosexto congreso (2014)

Tema “Astrofísica y Cosmología

Presidente: Roger Blandford (Standford)

Vigesimoséptimo congreso (2017)

Tema “La Física de la Materia Viva: el Espacio, Tiempo e información en biología

Presidente: Boris Shraiman (Santa Bárbara)

Vigesimoctavo congreso (2022)

Tema “La Física de la Información Cuántica

Presidentes: David Gross (Santa Bárbara) Peter Zoller (Universidad de Innsbruck)

Vigesimonoveno congreso (2023)

Tema “La estructura y dinámica de los sistemas desordenados

Presidentes: David Gross (Santa Bárbara) Marc Mézard (Bocconi U.) Giorgio Parisi (Universidad Sapienza)

Erupción minoica – Isla Santorini

Erupción minoica – Isla Santorini

Coordenadas: 36°25′N 25°24′E

Isla de Santorini desde el espacio.

Volcán: Caldera Santorini

Ubicación: Isla Santorini, Grecia

Fecha: Entre el 1639 y el 1616 a. C.

Daños: Cambio climático en el Mediterráneo oriental

Erupción minoica

La devastadora erupción minoica ocurrida en la isla Santorini fue una erupción volcánica que ha sido datada de distintas maneras: entre el 1639 y el 1616 a. C. (por medio de la datación por radiocarbono),1en el 1628 a. C. (mediante análisis de dendrocronología),2​ y entre el 1530 y el 1500 a. C. (mediante datos arqueológicos).3

Fue uno de los fenómenos naturales más significativos ocurridos en el mar Egeo durante la Edad del Bronce. La erupción volcánica causó un cambio climático en la zona del Mediterráneo oriental y posiblemente en todo el planeta.45​ Con un volumen de roca equivalente a 60 km³,6fue una de las mayores erupciones volcánicas sobre la tierra en los últimos miles de años. El adjetivo «minoica» se refiere a la civilización minoica, que dominaba esa parte del Mediterráneo desde la isla de Creta en el momento de la erupción. Para algunos autores, la explosión de Tera-Santorini pudo dar origen a mitos como la Atlántida.78910​ Algunos autores la señalan como la causa de las plagas de Egipto relatadas en la Biblia.11

Erupción

Cráteres volcánicos en Santorini, 2006.

Fondo

La evidencia geológica muestra que 100 000 años antes de la erupción minoica, el volcán de Tera entró en erupción numerosas veces. En un proceso repetitivo, el volcán estalló violentamente, para luego contraerse en una caldera llena de agua de mar más o menos circular, con numerosas islas pequeñas que formaban un círculo. La caldera se rellenó lentamente con magma, formando un nuevo volcán, que entraba en erupción y, a continuación, se derrumbaba en un proceso cíclico.12

Inmediatamente antes de la erupción minoica, las paredes de la caldera formaron una serie de islas anulares concéntricas con una sola entrada entre Tera y la pequeña isla de Aspronisi.12​ Esta erupción cataclísmica se centró en una pequeña isla al norte de la isla existente de Nea Kameni, en el centro de la caldera entonces existente. La parte norte de la caldera fue rellenada por la ceniza volcánica y lava, que luego se derrumbó nuevamente.

El diagrama muestra el desarrollo de la caldera de Santorini, antes, durante y después, de la erupción acaecida en la Edad del Bronce Final.

Magnitud

Investigaciones realizadas por un equipo de científicos internacionales en 2006, revelan que el evento de Santorini fue mucho mayor que la estimación original de 39 km³ Equivalente Roca densa (DRE), o volumen total de material de erupción del volcán, que fue publicado en 1991.13​ Con un estimado DRE en exceso de 60 km³,1310​ el volumen de eyección era aproximadamente 100 km³,14​ lo que coloca el índice de explosividad volcánica de la erupción de Tera en 6 o 7. Este volumen es hasta cuatro veces el que fue arrojado a la estratosfera por la erupción del Krakatoa en 1883, un suceso bien registrado. Los eventos volcánicos de Tera y posteriores caídas de cenizas esterilizaron probablemente la isla, como ocurrió en Krakatoa. Únicamente la erupción volcánica del monte Tambora de 1815, como la erupción Hatepe en el lago Taupo en el año 180, y tal vez la erupción del monte Paektu (c. 970 d. C.) liberó más material a la atmósfera durante los tiempos históricos.89

Secuencia

En Santorini hay una gruesa capa de tefra blanca de 60 metros que cubre el suelo delineando claramente el terreno antes de la erupción. Esta capa tiene tres bandas distintas que indican las diferentes fases de la erupción.15​ Los estudios han identificado cuatro fases de la erupción, y una capa menor de tefra previa a la que cayó. La delgadez de la primera capa de cenizas, junto con la notable falta de erosión de esa capa por las lluvias invernales, antes de que se depositara la capa siguiente, indican que el volcán dio una advertencia a la población local pocos meses antes. Ya no hay restos humanos hallados en el Sitio Akrotiri. Esta actividad volcánica preliminar causó probablemente que la población de las Islas huyera. Se sugiere también que varios meses antes de la erupción, Santorini había experimentado uno o más terremotos que dañaron los asentamientos locales.1617

La intensa actividad magmática de la primera fase importante (B01/Minoica A) de la erupción depositaron hasta 7 metros (23 pies) de piedra pómez y ceniza, con un componente lítico menor al sureste y al este. La evidencia arqueológica indica el enterramiento de construcciones humanas con daños limitados. Las fases eruptivas segunda (B02/Minoica B) y tercera (B03/Minoica C), incluyeron actividad de flujo piroclástico y la probable generación de tsunamis. Las estructuras humanas no enterradas durante la fase Minoica A fueron completamente destruidas. La tercera fase estuvo caracterizada por el colapso de la caldera. La cuarta, y última, y también la mayor (B04/Minoica D), estuvo marcada por actividad variada: oleadas de depósitos ricos en base lítica, lahares, flujos de escombros y depósitos de ceniza ignimbríticos. Esta fase se caracterizó por el desplome de la caldera, que produjo el tsunami.18

Geomorfología

Mansiones y hoteles en los acantilados.

Aunque aún se desconoce el proceso de fractura, el análisis estadístico altitudinal indica que la caldera se había formado justo antes de la erupción. Durante este período la superficie de la isla era más pequeña y las costas meridionales y orientales aparecieron regresando. Durante el periodo de erupción el paisaje estaba cubierto por los sedimentos de piedra pómez. En algunos lugares, la costa desapareció entre delgadas deposiciones de toba, y otras líneas de costa recientes se extendieron hacia el mar. Después de la erupción, la geomorfología de la isla se caracterizó por una fase de intensa erosión, durante la cual la piedra pómez se retiró progresivamente desde las alturas superiores a las inferiores.19

Vulcanología

Esta erupción pliniana resultó en una columna de cenizas de 30−35 km de alto que alcanzó hasta la estratosfera. Además, el magma que salió del volcán entró en contacto con la superficie del agua marina en la Bahía, resultando en una violenta explosión de vapor.

La erupción generó un gran tsunami de 35−150 m de altura que devastó la costa norte de Creta, a 110 km de distancia. El tsunami tuvo un gran impacto en pueblos costeros como Amnisos, donde las paredes de los edificios quedaron desalineadas. En la isla de Anafi, a 27 km al este, se han encontrado capas de cenizas de 3 m de espesor, así como capas de piedra pómez en laderas de 250 m sobre el nivel del mar. En otras partes en el Mediterráneo hay depósitos de piedra pómez que podrían haber sido causados por la erupción de Tera. Capas de ceniza en núcleos perforados de los fondos marinos y de lagos en Turquía, sin embargo, muestran que la mayor caída de cenizas fue hacia el este y noreste de Santorini. La ceniza que se encuentra en Creta ahora se sabe que han sido de una fase precursora de la erupción, algunas semanas o meses antes de las principales fases eruptivas y que habría tenido poco impacto en la isla.20​ Dijeron haber encontrado depósitos de ceniza de Santorini en el delta del Nilo,21​ pero esto ahora se sabe que fue una identificación errónea2223

Datación de la erupción

Monos en un fresco encontrado en Akrotiri. c. 1640 a. C (aproximadamente una década antes de la explosión de Santorini).

Las fechas de radiocarbono tienen implicaciones significativas para la cronología aceptada de las culturas del Mediterráneo oriental.2425​ La erupción minoica es un indicador clave para la arqueología de la Edad del Bronce del mundo Mediterráneo Oriental. Proporciona un punto fijo para alinear la cronología completa del segundo milenio a. C. en el mar Egeo, porque la evidencia de la erupción se encuentra en toda la región. A pesar de esta evidencia, la fecha exacta de la erupción ha sido difícil de determinar. Para la mayor parte los arqueólogos del siglo XX, esta se situaba aproximadamente hacia 1500 a. C.,17​ pero esta fecha parece ser demasiado tardía por el análisis de datación por radiocarbono de un olivo enterrado debajo del flujo de lava del volcán que indica que la erupción ocurrió entre 1627 a. C. y 1600 a. C. con un grado de probabilidad del 95 %.262728

Cronología relativa

Los arqueólogos desarrollaron las cronologías del bronce tardío de las culturas del Mediterráneo oriental analizando el origen de los objetos (por ejemplo, artículos de Creta, Grecia, Chipre o Canaán) encontrados en cada capa arqueológica.29​ Si el origen de un artefacto se puede fechar con precisión, da una fecha de referencia para la capa en la que se encuentra. Si la erupción de Tera podría estar asociada con una determinada capa de cultura cretense (u otra), los crónicas podrían utilizar la fecha de esa capa hasta la fecha de la erupción en sí misma. La cultura Tera en el momento de su destrucción correspondía a la Minoica tardía IA (LMIA) en Creta, LMIA es la base de tiempo para referirse a cualquier evento en ese periodo. La erupción también se alinea con las culturas Cicládica tardía I (LCI) Heládico tardío I (LHI), pero anterior a las Peloponésicas LHI.30​ Las excavaciones arqueológicas en Akrotiri también han encontrado fragmentos de nueve vasijas de yeso del Bronce medio II (MBII) Sirio-palestino.31

Los prehistoriadores del Egeo sentían tanta confianza sobre sus cálculos que al principio rechazaron las fechas de radiocarbono en la década de 1970 para LMI/LCI Tera, porque el radiocarbono sugería una fecha de más de un siglo antes que las fechas tradicionales.32

En Tell el Dab’a, Egipto, la piedra pómez encontrada en este sitio fue datada en 1540 a. C., más cerca de la fecha tradicionalmente aceptada de la erupción de Tera. Además coincide con la composición de la erupción de Tera.33​ Esta piedra pómez ha sido polémica desde la década de 1990, ya que representa la fecha compatible más prominente que difiere de la cronología antigua. Sin embargo, Felix Hoeflmayer argumentó que se ha reducido la brecha actual entre el análisis científico de la datación de la erupción y la evidencia arqueológica a mediados del segundo milenio a. C. Los datos de radiocarbono de la rama de olivo permiten una fecha de la erupción hacia el 1600 a. C., mientras que para el inicio del Imperio Nuevo con el comienzo del reinado de Ahmose la de 1570 a. C. sería posible. También, un largo reinado de Tutmosis IV podría reducir aún más la brecha entre radiocarbono y arqueología a mediados del segundo milenio a. C.34

Núcleos de hielo

Al mismo tiempo, los datos de muestras de hielo de Groenlandia parecían apoyar las fechas de radiocarbono. Una gran erupción fue identificada en muestras de hielo fechada en 1644 a. C. que se sospechaba fuera Santorini. Sin embargo, ceniza volcánica, obtenida de un núcleo de hielo demostró que no era de Santorini, llevando a la conclusión de que la erupción puede haber ocurrido en otra fecha.20​ La erupción durante el Holoceno tardío de la reserva del monte Aniakchak, un volcán de Alaska, se propone como la fuente más probable de los diminutos fragmentos de vidrio volcánico en el núcleo de hielo de Groenlandia.35

Anillos arbóreos

Los anillos de crecimiento arbóreo en los pinos de larga duración prueban un evento climático importante en relación con la erupción de Tera.

Otro método utilizado para establecer la fecha de erupción es la revisión de los anillos de crecimiento de los árboles. Datos de anillos de árboles ha demostrado que un gran evento interfirió con el crecimiento normal de árboles en América del Norte durante 16291628 a. C.36​ Evidencia de un evento climático alrededor de 1628 a. C. se ha encontrado en estudios de depresión del crecimiento de robles europeos en Irlanda y de pinos silvestres en Suecia.37​ Anillos de hielo de pinos de conos erizados también indican una fecha de 1627 a. C., apoyando las cifras acerca de 1600 a. C.3839​ Cambios en los procedimientos de cómo se interpretan los núcleos de hielo aportaría datos más en consonancia con los números dendrocronológicos.40

Disenso

Aunque el radiocarbono indica constantemente una fecha de erupción en 1600 a. C., algunos arqueólogos creen todavía que la fecha es desmentida por hallazgos en las excavaciones egipcias y Tera. Por ejemplo, cerámicas de Egipto y Chipre enterradas en Tera fueron datadas en un período posterior a las fechas radiométricas de la erupción, y como ya se ha establecido la cronología egipcia convencional por numerosos estudios arqueológicos, la fecha exacta de la erupción sigue siendo controvertida.414243

Efectos climáticos

El hidrogeólogo Philip LaMoreaux afirmó en 1995 que la erupción provocó importantes cambios climáticos en la región oriental del Mediterráneo, el mar Egeo y gran parte del hemisferio norte,44​ pero esto fue enérgicamente refutada por el vulcanólogo David Pyle, un año después.45

En el momento de la fecha indicada de radiocarbono para la erupción, existe evidencia de un acontecimiento climático en el hemisferio norte. La evidencia incluye el fracaso de los cultivos en China (véase abajo), así como pruebas de anillos de árboles citada más arriba en pinos de California; encinas de pantano de Irlanda, Inglaterra y Alemania; y otros árboles en Suecia. Los anillos de los árboles datan precisamente el evento en 1628 a. C.3637

Impacto histórico

Civilización Minoica

Yacimiento arqueológico en Acrotiri (Santorini).

El único objeto de oro encontrado en Akrotiri, una pequeña estatuilla de un íbice que se encontraba escondida debajo del suelo de una casa. La escasez de artefactos arqueológicos y la ausencia de restos humanos sepultados bajo las cenizas presupondrían que tuvo lugar una evacuación completa antes de la catástrofe.

La erupción devastó el asentamiento minoico cercano de Acrotiri en Santorini, el cual quedó sepultado bajo una gran capa de piedra pómez.5​ Se cree que la erupción afectó gravemente a la población de Creta; sin embargo, la magnitud de este impacto es debatido. Las primeras teorías tempranas postularon que la nube de cenizas proveniente de Santorini acabó con la vida vegetal de la mitad oriental de Creta, causando hambruna y desnutrición en la población.46​ Sin embargo, a través de observaciones de campo, esta teoría perdió credibilidad, cuando se determinó que no más de 5 mm de cenizas cayeron sobre suelo cretense.47​ Otras teorías basadas en evidencias arqueológicas sugirieron que un tsunami, probablemente producido por la erupción, anegó las áreas costeras de Creta y pudo haber afectado seriamente los asentamientos minoicos costeros.484950​ Una teoría más reciente es que gran parte del daño causado en sitios minoicos fue resultado de un gran terremoto que precedió a la erupción de Tera.51

Se han encontrado en Tera importantes restos minoicos de la época minoica tardía encima de las capas de ceniza y del nivel estratigráfico del tsunami, por lo que no está claro si estas catástrofes naturales fueron suficientes para provocar la caída de la civilización minoica. La conquista de los minoicos por parte de los micénicos a finales del periodo minoico tardío I, no fue muy posterior a la erupción. Muchos arqueólogos especulan que la erupción provocó una crisis en la civilización minoica que permitió a los micénicos conquistarla fácilmente.49

Registros chinos

El invierno volcánico causado por una erupción en las postrimerías del siglo XVII a. C. ha sido usado por algunos investigadores para correlacionar con registros en archivos chinos que documentan el colapso de la dinastía Xia de China. Según los Anales de Bambú, la caída de dicha dinastía y el auge de la dinastía Shang, aproximadamente hacia 1618 a. C., fueron acompañados por una «helada niebla amarilla, un sol tenue, luego tres soles, en julio, hambre y el marchitamiento de los cinco cereales».52

Impacto en la historia de Egipto

No existen registros egipcios supervivientes de la erupción, y su ausencia a veces se atribuye al trastorno general en el país durante el segundo periodo intermedio.

Fuertes tormentas que devastaron gran parte de Egipto fueron descritas en la Estela de la Tempestad de Ahmose I, y se han atribuido a cambios climáticos a corto plazo causados por la erupción de Tera.525354

Aunque se ha argumentado que el daño de esta tormenta fue causado por un terremoto tras la erupción de Tera, también se ha sugerido que aluda simbólicamente a la guerra contra los hicsos, siendo la referencia a la tormenta simplemente una metáfora para el caos, sobre el que el Faraón estaba tratando de imponer orden.55

Existe consenso de que Egipto estaba lejos de las zonas de importante actividad sísmica, por lo que no podría ser afectada significativamente por un terremoto en el Egeo. Además, otros documentos como los textos en el Speos Artemidos de Hatshepsut, representan tormentas similares, pero claramente hablando figurativamente, no literalmente. Las investigaciones indican que esta particular Estela es una referencia a los faraones superando los poderes del caos y la oscuridad.55

Tradiciones griegas

Distribución de la tefra en la erupción minoica.

La erupción de Tera y el colapso volcánico podría haber inspirado los mitos de la Titanomaquia en la Teogonía de Hesíodo.56​ La Titanomaquia podría haber tomado elementos de la memoria popular de Anatolia occidental como cuento que se extendió hacia el oeste. Las líneas de Hesíodo se han comparado con la actividad volcánica, citando a los rayos de Zeus como relámpagos volcánicos, la tierra y el mar hirviendo como resultado del colapso de la cámara de magma, inmensas llamas y calor como pruebas de explosiones freáticas, entre muchas otras descripciones.57

La Atlántida

Existe alguna evidencia arqueológica, sismológica y vulcanológica de que el mito de Atlántida, descrito por Platón, estuvo basado en la erupción de Santorini.548​ El sismólogo griego Angelos G. Galanopoulos ya sospechaba en la década de 1960 de esta erupción como un modelo para la destrucción de Platón en sus obras Timeo y Critias, en las que describe la isla nación de Atlántida.58

Planisferio de Cantino

Planisferio de Cantino

Planisferio de Cantino.

El planisferio de Cantino, también conocido como mapa de Cantino, es un mapamundi que muestra la geografía mundial tal como era conocida por los portugueses de principios del siglo XVI. Su fecha de elaboración es incierta, y el cartógrafo que lo trazó es anónimo, probablemente de origen portugués. Se ha propuesto que pudiera ser Pedro Reinel, con base en coincidencias de estilo con mapas firmados por dicho cartógrafo.1​ Lo que es seguro es que el mapa fue llevado a Italia en 1502 por Alberto Cantino, un agente del italiano duque de Ferrara, que consiguió llegar a ser secretario particular del rey portugués Manuel I. El mapa lleva la inscripción Carta da navigar per le Isole nouam tr [ovate] in le parte de l’India: dono Alberto Cantino al S. Duca Hercole.

El mapa es notable por representar con gran precisión zonas del mundo hasta entonces poco exploradas por los europeos. La costa de Brasil aparece parcialmente trazada, confirmando la conjetura de Pedro Álvares Cabral, que dos años antes afirmó que Brasil no era solo un territorio pequeño, sino quizás un continente que se extendía mucho más al sur. La información contenida en el mapa tenía entonces un gran valor, y tuvo un gran impacto en las relaciones comerciales de Italia con Portugal en la época.

En el planisferio de Cantino aparecen varios datos notables, que han llevado a muchas conjeturas sobre el origen de la información contenida, y la información histórica sobre la exploración europea. Un ejemplo es que el mapa parece incluir la península de Florida en 1502, cuando el descubrimiento de Florida es atribuido a Juan Ponce de León en 1513. Esto ha llevado a pensar en exploraciones portuguesas clandestinas, que habrían tenido lugar entre 1497 y 1498, aunque también podría tratarse de Asia, explícitamente fusionada al continente americano en otros mapas de la época, como el de Johann Ruysch o el planisferio de Contarini. Por otra parte, el continente africano aparece notablemente bien trazado, y su línea costera es delineada con un detalle sorprendente para la época (con errores de menos de 45 km).[cita requerida]

El planisferio de Cantino se encuentra en la Biblioteca Estense de Módena (Italia), donde ha sido guardado desde 1868.

Descripción

En su forma actual, el tamaño del mapa es de 2,18 × 1,02 metros, compuesto por tres hojas de pergamino, trazadas y coloreadas manualmente. Aunque mantiene un buen estado de conservación, han desaparecido los bordes y los márgenes, debido al deterioro sufrido durante su historia.

Las inscripciones mezclan letras góticas y cursivas, en rojo y negro, lo que sugiere la participación de varios autores, o la adición de notas después de su ejecución original. Algunas de estas notas pueden venir de la información aportada por Americo Vespuccio al regresar de su expedición de 1502.

Los continentes y las islas grandes están representados en verde, mientras que las islas pequeñas son rojas o azules. Las banderas marcan la soberanía de los territorios, se encuentran cuatro banderas españolas en América, y numerosas banderas portuguesas en sus archipiélagos atlánticos, a lo largo de toda la costa africana, en la India, e incluso también en Groenlandia y Terranova. El ecuador está representado por una línea dorada gruesa, y la línea de demarcación entre los territorios españoles y portugueses por una línea azul gruesa. Los trópicos y el Círculo Ártico son finas líneas rojas. Muchas rutas loxodrómicas y rosas de viento son similares a las de un portulano.

El planisferio de Cantino es el primer ejemplo existente del llamado gráfico de latitud, que se desarrolló después de la introducción de la navegación astronómica, durante la segunda mitad del siglo XV. Contrariamente a la cartografía portulana del Mediterráneo, que se construyó sobre la base de cursos magnéticos y distancias estimadas entre lugares, en la carta de latitud los lugares se representaron de acuerdo con sus latitudes. En este planisferio, las latitudes se incorporaron solo en las costas de África, Brasil e India, mientras que Europa y el Mar Caribe siguieron representándose de acuerdo con el modelo de carta portulana.

La construcción del sistema de líneas de rumbo en el planisferio utiliza dos círculos (algunas tablas usan solo uno, otras usan hasta tres, dependiendo del tamaño): el círculo occidental se centra en archipiélago de Cabo Verde, el círculo oriental se centra en India. La circunferencia de cada círculo está marcada con dieciséis puntos equidistantes, desde los cuales se irradian los 32 rizos clásicos: 0 °, 11 1/4 °, 22 1/2 °, 33 3/4 °, etc. Los círculos externos occidental y oriental son tangentes entre sí en una gran rosa de los vientos en África central, con una flor de lis indicando el norte. Esta densa malla de líneas de rumbo se usó en la navegación como referencia, para leer y marcar direcciones (cursos) entre lugares. Seis barras de escala graduadas en leguas ibéricas, con un número variable de secciones (o registros), se distribuyen en el área del gráfico. Estas tenían como función medir distancias entre lugares.

Las ilustraciones son pocas, pero elaboradas. Aparte de las banderas territoriales, la única ilustración que aparece en Europa es una extensa representación de la ciudad de Venecia y en Asia de Jerusalén, mientras que en América únicamente aparecen dibujados tres enormes papagayos. Es en el continente africano donde aparece un mayor número de ilustraciones. Figura una representación elaborada del castillo portugués de São Jorge da Mina (Castillo de Elmina, en la Costa del Oro de Ghana), flanqueado por dos ciudades africanas. Otras ilustraciones incluyen una montaña con forma de león que representa los montes de Sierra Leona, el faro de Alejandría (colocado en horizontal), las montañas míticas de la Luna (fuente legendaria del río Nilo) en África central, y la Montaña de la Mesa o Drakensbergrango en Sudáfrica. A lo largo de la costa centroafricana se encuentran los diversos marcadores de piedra (padrões) erigidos por Diogo Cão y Bartolomeu Dias en la década de 1480.

Este mapa muestra un grupo de tres pequeñas islas al sureste de Madagascar que llevan nombres en árabe sánscrito: Dina Mozare, una corrupción de Diva Mashriq (Isla del Este) para Rodrigues, Dina Margabim, una corrupción de la Diva Magrebin o Isla Occidental, para la Reunión , Dina Arobi, de Diva Harab, (“Desert Isle” – Otros traducen esto como “Square Isle”) para Mauricio. Otros mapas listan la isla bajo los nombres Dinaarobin y Dina Margabin. Tampoco está claro si fue Mauricio la que se llamó Dina Arobi o Rodrigues y viceversa para Rodrigues. (Los portugueses aún no habían viajado a esas islas.)

El continente africano muestra en la costa este los nombres de Soffala, Mozambique, Kilwa y Melinde (todos conocidos por los portugueses después de los viajes de Vasco da Gama). Los nombres de las islas son claramente árabes, pero el nombre Diva proviene de dwipa ” isla “en sánscrito. Tiene en su mapa dos nombres para Madagascar. La propia Madagascar y Comorbiman que proviene de Komor-diva.

Historia de un espía, un mapa, y la conquista del poder en la Europa del siglo XVI

Extracto de: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/historia-espia-mapa-y-conquista-poder-europa-siglo-xvi_11311/2

Foto: Oronoz / Album

La línea de costa brasileña

Descubierta por el explorador portugués Pedro Álvares Cabral en 1500, puede apreciarse representada en el mapa por loros y la selva tropical.

Las islas del Caribe

Las “Antillas del Rey de Castilla”. Una bandera de Castilla ondea anclada cerca de Santo Domingo, capital de la moderna República Dominicana.

La Línea Tordesillas

La línea de demarcación se estableció en 1494 en Tordesillas, España, a través del tratado de nombre homónimo. Delimitó en el Nuevo Mundo, respectivamente de oeste a este, las fronteras entre la Monarquía Hispánica y el Reino de Portugal.

Las Montañas de la Luna

Mencionadas por Ptolomeo como la fuente del Nilo, estas legendarias montañas que aquí se ubican se encuentran en realidad considerablemente más al sur.

El conocimiento es poder. Y ningún conocimiento ha sido tan codiciado por las naciones europeas de principios del siglo XVI como la información registrada en las cartas náuticas de la época. Líneas costeras de las cuales, por aquel entonces, no se tenía la mas remota idea de donde podían dirigirse; puertos, ríos, recursos y enclaves estratégicos. Un mundo desconocido y aún desprovisto de fronteras esperaba a ser descubierto. La gloria y la riqueza aguardaban a aquellos que llegaran primero y los detalles sobre las características de estos nuevos territorios podrían otorgar a cualquier nación una clara ventaja al tratar de reclamar un pedazo del jugoso pastel.

El Planisferio de Cantino, terminado en 1502, fue el segundo mapamundi conocido en el que se representó el Nuevo Mundo. Este, incluía información hasta el momento inédita sobre las rutas comerciales portuguesas y el progresivo descubrimiento de las costas del actual Brasil.

Distintas versiones históricas difieren del modo en que Cantino adquirió el mapa. Según una de ellas, el espía contrató los servicios de un cartógrafo bien relacionado a fin de que este pudiera colarse en el repositorio portugués de cartas náuticas y recopilar la información necesaria para la elaboración de este mapa. Otros historiadores sin embargo, sostienen la versión de que el mapa ya existía y que Cantino, sin más, hizo uso de la considerable riqueza del Duque de Ferrara para comprarla. Fuese cual fuere la forma en que se adquirió el mapa, los registros muestran que Cantino pagó un alto precio por aquella información en forma de pergamino: 12 ducados de oro, una gran suma en aquel momento.

La navegación transatlántica implicaba abandonar la costa y de este modo, el Planisferio de Cantino da testigo de un momento clave en la historia de la cartografía: la transición a la astronavegación. Se trata del primer mapa en el que se incluyen el ecuador, los trópicos y el círculo polar ártico, además de ser también el primer mapa en el que se ve representado la “Línea de Tordesillas”. Esta, establecida entre la Monarquía hispánica y el Reino de Portugal mediante el tratado de nombre homónimo, recorría el mapa de norte a sur, y establecía la frontera entre territorios españoles y portugueses. Portugal podría reclamar tierras al este de esta línea, mientras que España podría reclamar aquellas al oeste.

También aparecen representados en el Mapa de Cantino los viajes de los exploradores europeos de los siglos XV y XVI, incluidos el primer viaje de Vasco da Gama en busca de una ruta marítima a la India (1497-99) y el descubrimiento de la costa brasileña en 1500 por su compatriota Pedro Álvares Cabral, aunque algunos historiadores argumentan que fue el español Vicente Yáñez Pinzón quien llegó primero. La información de los viajes más recientes de Colón a las Indias Occidentales se ve recogida del mismo en el planisferio, así como la línea costera de la actual Venezuela.

De la misma manera se trata del primer mapa en el que aparecen nombradas las Antillas; el archipiélago que hoy constituiría las soberanías de Puerto Rico, Jamaica, Haití, la República Dominicana y Cuba. Algunos historiadores intuyen que el territorio que se perfila al norte de esta última correspondería a la primera representación moderna de la península de Florida, a pesar de que el mérito de haber sido el primer europeo en alcanzarla se le reconoce a Juan Ponce de León unos 11 años después de que se diseñara el Mapa de Cantino.

De acuerdo con un documento que narra los viajes del planisferio, el pergamino encargado por Cantino se vería sometido a una serie de peligrosos trayectos desde que este lo adquiriese. Así, en 1592, fue llevado desde Ferrara a la ciudad italiana de Módena. Para entonces era ya se trataba de una antigüedad: su contenido estaba desactualizado, sin embargo el mapa todavía era considerado valioso.

Durante noventa años, el antiguo mapa constituido por seis hojas de pergamino se conservó en la Biblioteca Ducal hasta que el Papa Clemente VIII lo transfirió a otro palacio en Módena, Italia. Más de dos siglos después, en 1859, producto de los saqueos llevados a cabo en la ciudad, el mapa desapareció. Nueve años después fue encontrado por el Director de la Biblioteca Estense, Giuseppe Boni, en una carnicería en Módena, como envoltorio para salchichas. El mapa del mundo de Cantino se encuentra desde entonces en la Biblioteca Estense, en Módena, Italia.

Desastre de Bhopal

Desastre de Bhopal

Desastre de Bhopal

Planta de Union Carbide en Bhopal tras el desastre. Fue abandonada tras el accidente.

 Fecha: 2 de diciembre de 1984

Causa: Fuga al aire libre de Isocianato de metilo (pesticida) por falta de mantenimiento y negligencia en los procedimientos de seguridad.

Lugar: Bhopal, Madhya Pradesh, India.

Coordenadas: 23°16′51″N 77°24′38″E

Fallecidos: Al menos 3787; potencialmente, más de 16 000

Heridos: Al menos 558 125

Implicado. Operador: Union Carbide

El desastre de Bhopal, ocurrido entre el 2 y el 3 de diciembre de 1984 en la región de Bhopal (Madhya Pradesh, India), se originó al producirse una fuga al aire libre de isocianato de metilo en una fábrica de plaguicidas propiedad de un 51 % de la compañía estadounidense Union Carbide12​ (parte de cuyos activos fueron posteriormente adquiridos por Dow Chemical) y del restante 49 %, del Gobierno de la India. Dejando más de 25 000 muertos3​ y 500 000 heridos.4​ Se considera uno de los peores desastres industriales del mundo.56​ Más de 500.000 personas estuvieron expuestas al gas de isocianato de metilo (MIC). La sustancia altamente tóxica se abrió camino hacia los pequeños pueblos ubicados cerca de la planta y sus alrededores.7

Las estimaciones varían sobre el número de muertos. La cifra oficial de muertos inmediatos fue de 2 259. En 2008, el Gobierno de Madhya Pradesh había pagado una indemnización a los familiares de 3 787 víctimas muertas en la liberación de gas y a los de 574 366 víctimas heridas.8​ Una declaración jurada del gobierno en 2006 declaró que la fuga causó 558 125 lesiones, incluidas 38 478 lesiones parciales temporales y aproximadamente 3 900 lesiones graves y discapacitantes permanentes.9​ Otros estiman que 8 000 murieron en dos semanas, y otros 8 000 o más han muerto desde entonces a causa de enfermedades relacionadas con los gases.10​ La causa del desastre sigue siendo objeto de debate. El gobierno de la India y los activistas locales argumentan que la mala gestión y el mantenimiento diferido crearon una situación en la que el mantenimiento rutinario de las tuberías provocó un reflujo de agua en un tanque MIC, lo que provocó el desastre. Union Carbide Corporation (UCC) argumenta que el agua ingresó al tanque a través de un acto de sabotaje.

El propietario de la fábrica, UCIL, era propiedad mayoritaria de UCC, con bancos controlados por el gobierno indio y el público indio con una participación del 49,1 por ciento. En 1989, UCC pagó 470 millones de dólares (equivalente a 860 millones de dólares en 2019) para resolver el litigio derivado del desastre. En 1994, la UCC vendió su participación en UCIL a Eveready Industries La India Limited (EIIL), que posteriormente se fusionó con McLeod Russel (India) Ltd. Eveready terminó la limpieza del sitio en 1998, cuando terminó su contrato de arrendamiento de 99 años y entregó el control del sitio al gobierno del estado de Madhya Pradesh. Dow Chemical Company compró UCC en 2001, diecisiete años después del desastre.

Los casos civiles y penales presentados en los Estados Unidos contra la UCC y Warren Anderson, director ejecutivo de UCC en el momento del desastre, fueron desestimados y redirigidos a los tribunales indios en múltiples ocasiones entre 1986 y 2012, ya que los tribunales estadounidenses se centraron en que UCIL era una entidad independiente. de la India. También se presentaron casos civiles y penales en el Tribunal de Distrito de Bhopal, India, en los que participaron Anderson, director ejecutivo de UCC, UCIL y UCC.1112​ En junio de 2010, siete ciudadanos indios que eran empleados de UCIL en 1984, incluido el expresidente de UCIL, fueron declarados culpables en Bhopal de causar la muerte por negligencia y condenados a dos años de prisión y una multa de unos 2 000 dólares cada uno, el castigo máximo permitido por la ley india. Todos fueron puestos en libertad bajo fianza poco después del veredicto. Un octavo ex empleado también fue condenado, pero murió antes de que se dictara la sentencia.6

Investigaciones

Tanque 610 en 2010. Durante la descontaminación de la planta, el tanque se retiró de sus cimientos y se apartó.

En el momento del accidente la instalación albergaba 3 tanques de MIC líquido, E-610, E-611 y E- 619, que por normas de seguridad ningún tanque debía llenarse más allá del 50% (30 toneladas) de MIC presurizado con gas Nitrógeno inerte.

El octubre de 1984 el tanque E-610 que contenía 42 toneladas de MIC líquido perdió la capacidad de contener la presión del gas Nitrógeno lo que significaba que no se pudieron bombear las 42 toneladas de MIC líquido que contenía, los intentos de restablecer la presión del gas Nitrógeno resultaron infructuosos. Después de esta falla cesó la producción de MIC y partes de la planta se cerraron por mantenimiento entre ellas la torre de antorcha para reparar una tubería corroída, con la torre de antorcha fuera de servicio se reanudó la producción de Carbaryl usando el MIC de los otros 2 tanques.

A principios de diciembre la mayoría de los sistemas de seguridad relacionados con MIC funcionaban mal y muchas válvulas y líneas estaban en malas condiciones además, varios lavadores de venteo y la caldera habían quedado fuera de servicio

Existen diferentes hipótesis que descienden de las investigaciones realizadas por la misma empresa. Una de ellas dice que el accidente se produjo al no tomarse las debidas precauciones durante las tareas de limpieza y mantenimiento de la planta, lo que hizo que el agua a presión utilizada, cristales de cloruro sódico, restos metálicos y otras impurezas que la misma arrastraba, entrasen en contacto con el gas almacenado, iniciando una reacción exotérmica que provocó la apertura por sobrepresión de las válvulas de seguridad del tanque 610 y con ello la liberación a la atmósfera del gas tóxico; con el agravante de que el sistema de refrigeración de los tanques y el catalizador de gases previo a la salida a la atmósfera, se habían desactivado por ahorro de costes.

La presión en el tanque E-610 inicialmente nominal a 14 kPa (2 psi) a las 10:30 p. m. alcanzó los 70 kPa (10 psi) a las 11:00 p. m.. Dos empleados senior asumieron que la lectura era un mal funcionamiento de los instrumentos.

A las 11:30 p. m. los trabajadores del área de MIC estaban sintiendo los efectos de una exposición menor al gas MIC y comenzaron a buscar una fuga. Una fue encontrada a las 11:45 p. m. y se informó al supervisor de MIC en ese momento, se tomó la decisión de solucionar el problema después de una pausa para el té a las 12:15 a. m. y mientras tanto se instruyó a los empleados del área de MIC para que continuaran buscando fugas, el problema fue discutido por los empleados del área de MIC durante el receso.

En los 5 minutos posteriores a la finalización de la pausa del te, la reacción en el tanque E-610 alcanzó un estado crítico a gran velocidad alarmante, los parámetros de temperatura y presión en el tanque estaban fuera de la escala marcando una temperatura de 25 °C (77 °F) y la presión se indicó en 280 kPa (40 psi), un empleado vio como se agrietaba una losa de cemento cuando la válvula de alivio de presión se abrió de golpe y la presión en el tanque continuó aumentando hasta 380 kPa (55 psi), esto se producía a pesar de haber comenzado la ventilación atmosférica del gas tóxico MIC que se podría haber evitado o al menos mitigado si los sistemas de seguridad de MIC hubiesen funcionado. Aproximadamente 30 toneladas de MIC escaparon del tanque hacia la atmósfera en 45 a 60 minutos que aumentaron a 40 toneladas en 2 horas y fueron expulsados el dirección sudeste directamente hacia Bhopal.

A las 12:50 a. m., un empleado activó el sistema de alarma de la planta que consiste en 2 sirenas, una de aviso interno y otra al exterior, mientras los trabajadores de la planta evacuaban la fábrica viajando contra el viento.

Monumento en memoria de las víctimas, y murales alusivos al desastre, cerca de la planta en Bhopal.

Al entrar en contacto con la atmósfera, el compuesto liberado comenzó a descomponerse en varios gases muy tóxicos (fosgeno, metilamina, soda cáustica y especialmente ácido cianhídrico, también conocido como ácido prúsico o cianuro de hidrógeno) que formaron una nube letal que, al ser más densos los gases que la formaban que el aire atmosférico, recorrió a ras de suelo toda la ciudad. Miles de personas y seres vivos murieron de forma casi inmediata asfixiadas por la nube tóxica y otras muchas fallecieron en accidentes al intentar huir de ella durante la desesperada y caótica evacuación de la ciudad.

El Superintendente de policía de Bhopal fue informado por un inspector de la ciudad que los residentes del barrio de Chola a unos 2 kilómetros de la planta huían de una fuga de gas. Llamadas a la planta informaron de una posible fuga de Fosgeno aunque luego se informó que se trataba de MIC.

Efectos

Protesta en demanda de indemnizaciones en 2010.

Se estima que entre 6000 y 8000 personas murieron en la primera semana tras el escape tóxico y al menos otras 12 000 fallecieron posteriormente como consecuencia directa de la catástrofe, que afectó a más de 600 000 personas, 150 000 de las cuales sufrieron graves secuelas. Además, perecieron también miles de cabezas de ganado y animales domésticos. Todo el entorno del lugar del accidente quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados que tardarán muchos años en desaparecer. La planta química fue abandonada tras el accidente. Union Carbide llegó a un acuerdo con el Estado indio y pagó 470 millones de dólares por los daños y perjuicios causados, los cuales fueron insuficientes porque el Estado asiático se quedó una parte y lo que quedaba apenas se ha podido utilizar para cubrir gastos médicos de unos pocos de los enfermos.13

Juicio

El 7 de junio de 2010, el tribunal indio que juzgaba este desastre condenó a ocho directivos de la empresa a dos años de prisión y a abonar 600 000 rupias (10 600 dólares / 8900 euros) a la delegación de la empresa en India.14

En recuerdo de esta tragedia, se conmemora en todo el mundo cada 3 de diciembre el Día Mundial del No Uso de Plaguicidas.15

Descripción del accidente

La noche del 2 de diciembre, la sala de control detectó un aumento de presión en el depósito 610. Se alcanzaron 3,8 bares al cabo de hora y media. Se detectó que el recubrimiento del depósito estaba agrietado por la elevada temperatura en su interior y la alta presión hizo que se abriera la válvula de seguridad, con una emisión de MIC. Se puso en funcionamiento el sistema lavador de gases y a la 1:00 hora se dio la alarma. El sistema de lavado era claramente insuficiente y se conectaron cañones de agua para intentar alcanzar la salida de los gases, cosa que no se consiguió. A las 2:00, se cerró la válvula de seguridad y la emisión de MIC se detuvo. Las investigaciones posteriores determinaron que se habían emitido aproximadamente 25 Tm de MIC en un conjunto de gases emitidos de 36 Tm. También se detectó que la temperatura en el interior del depósito alcanzó los 200 ºC y la presión 12,2 bares. Sin embargo, el depósito aguantó posiblemente por el recubrimiento exterior, evitando un desastre aún mayor. También se informó que se había desconectado días antes el lavador de gases y que la antorcha estaba fuera de servicio por corrosiones.

La nube tóxica que se formó se extendió hacia las áreas pobladas en dirección sur favorecido por un ligero viento y condiciones de inversión térmica. Como ejemplo, en la zona de Railway Colony, situada a 2 km de la planta, donde vivían aproximadamente 10.000 personas, se informó de que en 4 minutos murieron 150 personas, 200 quedaron paralizados, unas 600 quedaron inconscientes y hasta 5.000 sufrieron graves daños. Muchas personas intentaron huir, pero lo hicieron en la dirección de avance de la nube tóxica.

Las investigaciones posteriores, revelaron que quedaron entre 5 y 10 Tm en el depósito 610. Se encontraron importantes cantidades de sustancias que sólo se pueden formar por reacción del MIC y agua, lo que indujo a pensar en la existencia de agua en el interior del depósito.

Análisis de las causas del accidente

Dos son las hipótesis principales que se contemplan:

  1. Reacción espontánea del MIC en el interior del depósito. Posiblemente por introducir en el depósito 610 un lote de MIC que resultó de mala calidad (contenía un 15% de cloroformo, cuando debía contener un máximo de 0,5%) y al estar fuera de servicio el sistema de refrigeración, comenzó, al principio lentamente, una reacción de descomposición del MIC. El sistema de aislamiento del depósito favoreció el aumento de temperatura y la velocidad de reacción.
  2. Reacción motivada por presencia de agua en el depósito. El análisis de los compuestos después del accidente reveló la presencia de agua en el interior del depósito, lo que produjo una reacción entre el exceso de cloroformo y el agua para formar ácido clorhídrico que actúa como catalizador en la polimerización del MIC. Este agua podría proceder del sistema de lavado de tuberías. También es posible que la presencia de agua fuera por algún tipo de sabotaje, porque la cantidad necesaria se estimó entre 500 y 1.000 kg.

Los informes destacaron una serie de factores que contribuyeron al accidente: la desconexión del sistema de refrigeración, la inexistencia de sistemas de corte en las tuberías para evitar la entrada de agua del lavado, la presencia de MIC en el depósito a una temperatura demasiado elevada 15-20 ºC, que el sistema de lavado de gases no funcionara adecuadamente y que la antorcha estuviera fuera de servicio.

Lecciones aprendidas

Muchas de las lecciones aprendidas del accidente de Bhopal, combinan algunas de las ya analizadas en los accidentes de Flixborough y Seveso.

  1. Controles públicos de las instalaciones que presenten riesgos de accidentes graves.

El desastre de Bhopal tuvo una gran publicidad durante bastante tiempo, principalmente en la India y en USA que no habían reaccionado tan intensamente a los accidentes de Flixborough y Seveso en Europa.

  1. Localización de los establecimientos que presenten riesgos de accidentes graves.

Muchas personas residentes en la localidad de Bhopal, estaban en situación de riesgo por la situación de la planta respecto a la ciudad. La elección correcta de los emplazamientos y, en concreto, la planificación territorial para evitar mayores riesgos en el entorno inmediato de este tipo de establecimientos, es otra de las conclusiones importantes. Este aspecto de la planificación territorial, se ha tenido muy en cuenta en la nueva legislación sobre accidentes graves, el Real Decreto 1254/99.

  1. Gestión de los establecimientos con riesgos de accidentes graves.

La planta de Union Carbide presentaba riesgos graves por los procesos y sustancias manejadas. La Dirección de la empresa no era lo suficientemente consciente de que la gestión de estos establecimientos desde el punto de vista de la seguridad tiene que ser acorde con el riesgo existente.

  1. Manejo de sustancias altamente tóxicas.

El isocianato de metilo es una sustancia muy tóxica. Los riesgos derivados de la manipulación de este tipo de sustancias no son debidamente considerados por muchos industriales. El riesgo deberá analizarse especialmente si existe la posibilidad de emisiones accidentales de estos productos. En Bhopal, este mecanismo de emisión accidental fue la ocurrencia de una reacción exotérmica en el depósito de almacenamiento.

  1. Reacciones fuera de control en almacenamientos.

El riesgo de reacciones del tipo “runaway” en reactores, está bastante bien estudiado. Sin embargo, las reacciones que suceden en el interior de los depósitos de almacenamiento han recibido poca atención. En Bhopal, esta reacción se produjo por la presencia de agua. En las instalaciones donde estas reacciones pueden generar emisiones accidentales para sustancias peligrosas, la posibilidad de su ocurrencia se debe contemplar adecuadamente.

  1. Riesgos de presencia de agua en determinadas instalaciones.

Los riesgos de la presencia de agua y las reacciones a que dan lugar son bastante bien conocidas. Bhopal refleja el riesgo de una reacción exotérmica entre un fluido de proceso y el agua.

  1. Riesgo relativo de sustancias en proceso y en almacenamiento.

Existe la tendencia a considerar que los riesgos de sustancias en almacenamientos son menores que los que existen para esas mismas sustancias en proceso porque, aunque las cantidades son mucho mayores, la probabilidad de una emisión accidental es mucho menor. La emisión de Bhopal tuvo lugar desde un depósito de almacenamiento aunque asociado a un proceso.

  1. Prioridad de la producción frente a la seguridad.

Todas las investigaciones indican que la desaparición momentánea de determinadas medidas de seguridad se debió a la reducción de costes en la planta.

  1. Planificación de las emergencias.

La respuesta de la compañía y de las autoridades reflejó que no existía un plan de emergencia adecuado. La necesidad de que la población conozca los riesgos y las actuaciones de emergencia fue una de las principales conclusiones.

  1. Otras lecciones.
    • Limitaciones en el inventario de sustancias peligrosas existentes.
    • Limitaciones de la exposición al personal de planta.
    • Diseño y localización de las salas de control y otros edificios auxiliares.
    • Control de la instrumentación.
    • Investigación de accidentes.

Un solo aviso y un paño húmedo sobre la cara hubieran salvado vidas, pero los responsables huyeron al conformarse la nube tóxica, no se informó a la población y los médicos no sabían qué hacer. Sólo en la Colonia Ferroviaria, a 2 km de la planta, el informe sanitario señala que en 4 minutos murieron 150 personas, 200 quedaron gravemente afectadas, unas 600 inconscientes y otras 5.000 sufrieron diversas afecciones. La nube se disipó rápidamente dejando una alfombra de cadáveres.

A los pocos días de la tragedia el Gobierno indio pidió a U-CAR que indemnizara a los afectados. En febrero de 1989 UCAR llegó a un acuerdo extrajudicial con el Gobierno indio (que asumió la responsabilidad del accidente) para pagar 470 millones de dólares (frente a los 3.000 que pedían las víctimas)  a los casi 600.000 afectados o supervivientes del desastre.

Los supervivientes cobraron ese dinero en 2004. U-CAR había pagado, pero el Gobierno indio lo había destinado a otros menesteres. Al final, tocaron a 500 dólares por afectado.

La fábrica fue abandonada y Dow Chemical, al absorber U-CAR, comunicó al Gobierno indio que se desentiende de la fábrica: 5.000 TM de residuos. Hoy se habla de 25.000 fallecidos a consecuencia del accidente; el Gobierno indio sólo reconoce 3.700 muertes. El 7 de junio de 2010 el tribunal indio que juzgó el desastre condenó a ocho directivos de la filial india de U-CAR a dos años de prisión y una indemnización de medio millón de rupias (casi 9.000 euros).

Treinta años después siguen naciendo niños con deficiencias; son la tercera generación. Sólo la Sambhavna Clinic ofrece asistencia gratuita a los afectados; muchos viven, pobres de solemnidad, en los slum/bidón villes.

En Bhopal, hubo y hay una deliberada negligencia del Gobierno de la India.

Planisferio de King-Hamy

Planisferio de King-Hamy

Planisferio de King-Hamy

El planisferio de King-Hamy, dibujado hacia 1502-1504 según las fuentes, es uno de los más antiguos mapas en los que se representa el Nuevo Mundo. Recibe su nombre de dos de sus antiguos propietarios, el explorador Richard King y el doctor Jules Hamy. Se conserva en la Biblioteca Huntington, en San Marino (California).

Descripción

El planisferio está dibujado sobre un pergamino de 58,5 × 77,2 centímetros. Los bordes superior e inferior están dorados y a los lados derecho e izquierdo se encuentran escalas de latitud. Las Antillas desbordan el margen izquierdo, dibujándose en una «lengua» del pergamino.

Pertenece al tipo de los portulanos, destinado a servir de carta de navegación. Aparecen indicadas numerosas líneas loxodrómicas, indicando rutas de navegación. En el mapa se ha empleado el norte magnético, de donde se derivan algunas particularidades: el ecuador se representa por dos líneas paralelas, una por el este y la otra por el oeste, ligeramente más al sur que la primera. De la misma forma, las escalas de latitud situadas en los márgenes del mapa son diferentes.

América se representa en zonas discontinuas: Groenlandia, Terranova, las Antillas, la costa norte de América del Sur, y la costa este de Brasil. La relación entre el continente americano y Asia queda sin resolver: ambos continentes no están fusionados, como en el planisferio de Ruysch o en el de Contarini-Rosselli poco posterior, pero tampoco se separan nítidamente como en el planisferio de Waldseemüller. Si bien América se sitúa en el extremo izquierdo y Asia ocupa la derecha del mapa, Cuba aparece nombrada como Terra de Cuba, lo que no está en oposición a la creencia de Cristóbal Colón de que se trataba de una extremidad del continente asiático.

Historia

El planisferio debe de haberse dibujado en Portugal o quizá en Italia a partir de fuentes portuguesas. Alguna vez se ha atribuido su autoría a Américo Vespucio.

El mapa fue propiedad en el siglo XIX del explorador Richard King (1811(?)-1876) pasando luego a poder del doctor Ernest-Théodore Hamy (1842-1908). En 1923 lo adquirió Henry E. Huntington para su biblioteca.

Título: Mapamundi King-Hamy Fecha: 1502 Autor: Amerigo Vespucci ? Nicolás Caveri [Canerio]

Descripción: Esta es una carta mundial, que incluye América, con partes de las Indias Occidentales, Venezuela, Brasil y Terranova. El mapa no está encuadernado y originalmente era un gráfico enrollado; ahora está aplanado y montado bajo vidrio. Dibujado sobre pergamino, f. 1 (lleno skin) mide 23 x 37 pulgadas incluyendo la extensión izquierda (el tamaño del mapa es 20.9” x 30.4”). Los bordes superior e inferior están decorados con oro en forma de enrejado y latitud las escamas forman bordes a la izquierda y a la derecha. Las tintas negra y roja se utilizan para la nomenclatura en una letra minúscula con nombres de áreas en mayúsculas cuadradas; las masas de tierra están delineadas en color con islas pintadas de azul o rojo, dorado o plateado; Se proporcionan 12 rosas de los vientos con la habitual red de 32 líneas loxodrómicas en tinta negra, roja y verde para las direcciones principales; escalas de latitud doble (numeradas 5° más arriba a la derecha que a la izquierda) y un ecuador doble (para compensar la variación magnética), pero, por supuesto, no hay escala de longitud es dado; la distancia se indica mediante una serie de pequeños círculos en la esquina inferior derecha; decorado con algunas figuras y viñetas muy desteñidas.

Posiblemente fabricado en Italia a partir de un prototipo portugués de principios del siglo XVI. El académicos A. Magnaghi en Il planisfero del 1523 della Biblioteca del Re en Torino (Florencia 1929) y G. Caraci en Tabulae Geographicae vetustiores in Italia adservatae (Florencia 1932) 3:62 atribuyen este gráfico a Amerigo Vespucci. El nombre actual de este mapa se deriva del siguiente historial de adquisiciones. Perteneció al viajero ártico Richard King (1811?-76) y fue comprado en Londres por Alphonse Pinart (1832-1911); no en su 1884 rebaja. Obtenido de él en París en 1885 por el Dr. Jules Theodore Ernest Hamy (1842- 1908). Finalmente, ASW Rosenbach vendió este gráfico a Henry E. Huntington en 1923.

El gráfico King-Hamy de 1502 se basa en parte en ptolemaico y en parte en portolano. Tradiciones, con tierras recientemente descubiertas añadidas por uno de los primeros exploradores, que se cree que son Américo Vespucio. La sección europea parecía estar basada en la más precisa de las cartas portulano [náuticas]. Este mapa del mundo proporciona evidencia de numerosas y extensos cambios geográficos y geológicos desde los primeros prototipos de su original se dibujaron mapas locales. Fue interesante notar que al colocar el centro de la carta portulano en el Océano Índico, el cartógrafo hizo posible construir un mapa del mundo que abarca toda Europa, Asia, África y las Américas también. Como ya se señaló, el mapa King-Hamy estaba asociado con el nombre de Vespucci. Sin embargo, el Dr. Charles Hapgood y sus estudiantes se convencieron de que, mientras que el compilación del mapa fue sin duda de Vespucci, el dibujo real de la misma no pudo han sido obra de Vespucci. Vespucci afirmó ser capaz de encontrar la longitud por observación astronómica. Sin embargo, en un momento de sus viajes estableció su longitud a 1500 al oeste del meridiano de Alejandría, lo que lo habría puesto en Santa Bárbara, California, mucho más al oeste de lo que nunca viajó, trayendo su Metodología en cuestión.

El examen del mapa King-Hamy revela dos hechos sorprendentes. Primero el mapa mediterráneo originalmente separado había sido orientado a magnético, y no a verdadero, Norte. El compilador no había entendido esto y, por lo tanto, introdujo un error en el mapa. Segundo, es probable que la compilación de este portolano separado con el resto del mapa se hiciera después de la introducción de la brújula en Europa en el siglo XIII, porque fue solo después de esto que se aplicó una orientación magnética a las cartas

La geografía del mapa Desde 1502, indica que los ríos del norte de Siberia desembocan en el Océano Ártico, pero esto el área está ahora bajo hielo. El gráfico también muestra las acciones de los glaciares en los países bálticos, e incluso muestra un antiguo canal de Suez. También muestra lo que hoy son enormes islas en sureste de Asia, pero unido a la tierra. Uno de los mayores enigmas del mapa King-Hamy es India. Se muestra como una península truncada, con una gran masa de tierra que se extiende como una isla hacia el sur. En un teoría obviamente controvertida, Hapgood y sus estudiantes consideraron la posibilidad bueno que esto no fue el resultado de una mala cartografía, sino más bien la influencia de un antiguo época en que se inundaron las llanuras de la India y la parte sur de la península, la antigua Draoidia, era una isla. Porque las desembocaduras del río Ganges, al otro lado del toda la extensión de la India, se colocó correctamente, y que el mapa representa la latitud y longitud bastante bien, propusieron que Dravidia era quizás el centro de una gran civilización marítima, y ​​una cultura avanzada que era muy antigua cuando Egipto fue joven. Además, hay evidencia geológica de la inundación de las llanuras del norte de la India, presentado por AK Dey del Servicio Geológico de la India. En un trabajo titulado “La Shores of India”, siguió playas elevadas hacia el interior tan al norte como el estuario del Indo. También hay evidencia literaria, tradiciones de la antigua India literatura, los Vedas, que habla de una época en que Dravidia era una isla.

Hay sugerencias adicionales de cambios geológicos en el mapa King-Hamy. Hay una gran extensión hacia el sur de la masa terrestre asiática, que curiosamente también fue postulado por Alfred R. Wallace, co-descubridor de la teoría de la evolución. Estudió la distribución de especies en las islas de Indonesia y concluyó que había mucha evidencia de una conexión muy reciente entre Java, Sumatra, Borneo y el continente de Australia También reportó tradiciones nativas que ubicaban esta conexión en el mismo pasado reciente, hace sólo unos pocos miles de años. Hapgood también consideró muy probable que la parte mediterránea del El mapa se dibujó originalmente antes de la explosión de Thera alrededor del 1400 a. C. Finalmente, este La carta portulano indica muchos más ríos de los que existen hoy en día en Europa y el norte de África. Esto parece coincidir con el cambio de clima, que en realidad se sabe que ocurrió en tiempos bastante recientes. Como se mencionó, el mapa King-Hamy recibió su nombre de su primer buscador y editor, respectivamente, ya que su fabricante original sigue siendo desconocido.

Se cree que es uno de los primeros mapas para representar Terranova con un nombre de lugar. Los mapas del mundo, como éste, son representaciones reducidas de la superficie terrestre. Son por tanto documentos ideales para demostrar que se ha producido un descubrimiento. El mapa King-Hamy es también una carta náutica, destinado a ayudar a los marineros. Dadas las dificultades para medir la dirección y la distancia en mar abierto, la mayoría de los navegantes del siglo XVI practicaban lo que se denomina navegación “paralela” o Navegación en “latitud”. Esto requería que el capitán navegara a lo largo de la costa de Europa hasta que alcanzó la latitud del lugar al que quería ir. Luego dejaría el europeo. costa y usar su confiable bastón cruzado para permanecer en esa latitud hasta llegar a la otra lado. Por lo tanto, la distancia que recorrió sería a lo largo de una línea de latitud y relativamente rumbo recto. El capitán estimaría la distancia entre Europa y su destino en el que luego se traduciría en un mapa.

 

Accidente de Three Mile Island

Accidente de Three Mile Island

El presidente Jimmy Carter abandonando las instalaciones de Three Mile Island el 1 de abril de 1979.

El accidente de Three Mile Island fue un accidente nuclear que sufrió la central nuclear del mismo nombre el 28 de marzo de 1979. Ese día el reactor TMI-2 sufrió una fusión parcial del núcleo del reactor.nota 1

Situación

Three Mile Island es una isla en el río Susquehanna cerca de Harrisburg, estado de Pensilvania, en el noreste de los Estados Unidos. Cuenta con un área de 3,29 km².

La estación generadora está formada por dos reactores presurizados de agua ligera construidos por Babcock and Wilcox con potencias instaladas de 786 MW (TMI-1) y 900 MW (TMI-2). La planta la operaba en ese momento la Metropolitan Edison Company. En 2008 TMI-1 sigue operativa (operador: Energía Co., LLC de AmerGen). En octubre del 2009 la NRC, organismo regulador en Estados Unidos, autorizó la renovación de su licencia de explotación 20 años más, hasta el 19 de abril de 2034.

En el momento del accidente unas 25.000 personas residían en zonas a menos de ocho kilómetros de la central.1​ La cantidad de emisión de gases radioactivos hacia la atmósfera varía entre 2,5 y 15 millones de curios según las fuentes escogidas. La industria pro nuclear sostiene que “estudios realizados sobre la población demuestran que no hubo daños a las personas, ni inmediatos ni a largo plazo”.2​ No obstante, Greenpeace apoyada en otros estudios independientes sostiene que existió y existe un aumento claro en los casos de cáncer y leucemia sobre la zona cercana a la central.3

Las consecuencias económicas y de relaciones públicas fueron muy importantes, y el proceso de limpieza largo y costoso.

Además, el accidente redujo notablemente la confianza de la población en las centrales nucleares, y fue para muchos un presagio de los peores temores asociados a esta tecnología. Hasta el accidente de Chernóbil, ocurrido siete años después, Three Mile Island fue considerado el más grave de los accidentes nucleares civiles (de categoría 5 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (INES). El accidente nuclear de la Central de Fukushima I en 2011 también alcanzó la categoría 5, pero el 12 de abril de 2011 el desastre de Fukushima ya obtuvo la categoría 7, igualando así al desastre de Chernóbil.

El acontecimiento ocurrió doce días después del estreno de la película El síndrome de China, que trataba sobre un incidente ficticio pero con grandes similitudes.

La central nuclear Three Mile Island

Imagen aérea de las instalaciones.

La central nuclear Three Mile Island (TMI) se compone de un reactor nuclear de agua a presión y dos generadores de vapor (tecnología conocida habitualmente por sus siglas en inglés, PWR (pressurized water reactor) construidos por Babcock and Wilcox, con potencias instaladas de 786 MW (reactor TMI-1) y 900 MW (TMI-2).

El TMI-1 entró en servicio el 19 de abril de 1974, y el TMI-2 lo hizo en diciembre de 1978, de manera que este grupo sólo llevaba 90 días funcionando cuando se produjo el accidente.

La empresa encargada de operar la central en el momento del accidente era la Metropolitan Edison Company (frecuentemente abreviada, Met Ed).

El reactor TMI-1 se mantuvo al margen del accidente, ya que se trata de instalaciones independientes, y además el TMI-1 estaba en “parada fría”, por recarga de combustible. El reactor siguió parado hasta octubre de 1985, por problemas técnicos, legales y reguladores.

La planta afectada, TMI-2, fue sometida a un largo y costoso proceso de descontaminación, pero sigue requiriendo mantenimiento y gestión, en lo que se conoce como “almacenamiento vigilado a largo plazo”.4

La planta del reactor TMI-1 sigue en operación y aunque su licencia expiraba en 2014 fue renovada hasta el 2034. En estos momentos está operado y gestionado por Exelon Nuclear, una filial de Exelon Corporation, empresa de distribución de energía con sede en Chicago.

El accidente nuclear de Three Mile Island

Esquema de la unidad 2 de TMI.

  • El accidente comenzó cerca de las 4:00 de la mañana del 28 de marzo de 1979, cuando se produjo un fallo en el circuito secundario de la planta.
  • Las bombas primarias de alimentación del circuito secundario dejan de funcionar a causa de una avería mecánica o eléctrica. Esto impidió la retirada de calor del sistema primario en los generadores de vapor.
  • Se apagaron automáticamente, primero la turbina y después el reactor.
  • La presión y la temperatura en el circuito primario (la sección nuclear de la planta) empieza a aumentar inmediatamente, debido a que el circuito secundario no puede sacar el calor residual del circuito primario.
  • Para evitar que esa presión llegase a ser excesiva, la válvula de descarga de presión (situada en la tapa del presurizador) se abrió.
  • La válvula debía cerrarse al disminuir la presión, aunque por un fallo no lo hizo. Las señales que llegaban al operador no indicaron que la válvula seguía abierta, aunque debía haberlo mostrado.
  • En consecuencia, la válvula con el fallo causó que la presión continuara disminuyendo en el sistema.
  • Mientras tanto, otro problema apareció en otra parte en la planta: el sistema del agua de emergencia (reserva del sistema secundario) había sido probado 42 horas antes del accidente. Como parte de la prueba, las válvulas se cierran y abren de nuevo al final de la misma. Pero esta vez, por un error administrativo o humano, la válvula no se dejó abierta, lo que evitó que el sistema de emergencia funcionara.
  • Ocho minutos después del comienzo del accidente se descubre que la válvula estaba cerrada.
  • Una vez que se abrió, el sistema de agua de emergencia comenzó a trabajar correctamente, permitiendo que el agua fría fluyera por los generadores del vapor.
  • A medida que la presión en el sistema primario continúa disminuyendo, comenzaron a formarse huecos (zonas donde el agua hierve, formándose burbujas de vapor) en varios lugares del sistema con excepción del presurizador.
  • Debido a estos huecos, el agua del sistema fue redistribuida y el presurizador se llenó por completo de agua.
  • El instrumento que indica al operador la cantidad de líquido refrigerante capaz de eliminar el calor indicó incorrectamente que el sistema estaba lleno de agua. Así, el operador dejó de introducir agua, sin saber que, debido a la válvula obturada el indicador puede, y en este caso lo hizo, proporcionar una información falsa.
  • Después de casi ochenta minutos desde el momento de la subida lenta de temperatura, las bombas del lazo primario comenzaron a vibrar por cavitación, debido a que, en lugar de agua, lo que pasaba por ellas era vapor.
  • Las bombas se cerraron, y se creyó que la convección natural continuaría el movimiento del agua.
  • El vapor en el sistema bloqueó la circulación en el lazo primario y, como el agua dejó de circular, se convirtió en grandes cantidades de vapor.
  • Después de unos 130 minutos desde el primer fallo, la parte superior del reactor quedó al descubierto, y debido a la elevada temperatura, el vapor reaccionó con el revestimiento de zirconio de las barras de combustible, produciendo dióxido de zirconio e hidrógeno. El daño en el revestimiento produjo la liberación de las pastillas de combustible en el líquido refrigerante y la formación de más hidrógeno, que provocó una pequeña explosión en el edificio de contención al ser liberado.
  • A las 6 de la mañana se produjo el cambio de turno en el personal de la sala de control.
  • Al detectar el nuevo equipo las altas temperaturas que se estaban midiendo en la tubería y depósitos posteriores a la válvula de alivio, se procedió a cerrar una válvula auxiliar, cuando ya se habían perdido por esa vía 120.000 litros de refrigerante del circuito primario.
  • 165 minutos después del comienzo del problema se activaron las alarmas por radiación, cuando el agua contaminada alcanzó los detectores. En ese momento los niveles de radiación en el líquido refrigerante (agua) del primario era unas 300 veces mayor que los niveles esperados, y la central había sufrido ya una fuerte contaminación.

Imagen del estado en el que quedó el núcleo del reactor después del accidente.

  • En la sala de control no se sabía aún que el nivel en el circuito primario era bajo y que aproximadamente la mitad del núcleo estaba sin refrigeración.
  • Un grupo de trabajadores tomó lecturas manuales de los termopares y obtuvo una muestra del agua del circuito primario.
  • A las siete horas comenzó a inyectarse agua nueva al circuito primario y se abrió la válvula de reserva para reducir la presión.
  • Tras nueve horas estalló el hidrógeno del interior del reactor, pero la explosión pasó inadvertida.
  • A las dieciséis horas las bombas del circuito primario se pusieron en marcha y la temperatura del núcleo comenzó a bajar.
  • Una gran parte del núcleo ya se había derretido o vaporizado, y el sistema seguía siendo peligrosamente radiactivo.
  • Durante la siguiente semana el vapor y el hidrógeno fueron evacuados del reactor pasando por el recombinador, resultando aún más polémico al verterlos directamente a la atmósfera. Se estima que unos 2,5 millones de curios de gas radiactivo fueron emitidos debido al accidente.

Consecuencias

Three Mile Island ha sido objeto de interés para los estudiosos del factor humano como ejemplo de cómo grupos de gente reaccionan y toman decisiones bajo tensión. Existe un consenso general en que el accidente fue agravado por las decisiones incorrectas tomadas por los operadores abrumados con la información, mucha de ella inaplicable e inútil. Como resultado del TMI, se cambió el entrenamiento de operadores de reactores nucleares. Antes, el entrenamiento se centraba en diagnosticar el problema subyacente. Después, el entrenamiento se ha venido centrando en reaccionar a la emergencia pasando a través de una lista de comprobación estandarizada para asegurarse de que la base está recibiendo bastante líquido refrigerador.

Limpiar el reactor después del accidente necesitó de un proyecto difícil que duró 14 años. Comenzó en agosto de 1979 y no terminó oficialmente hasta diciembre de 1993, con un coste total de cerca de 975 millones de dólares. Entre 1985 y 1990 se eliminaron del sitio casi 100 toneladas de combustible radiactivo. Se reinició TMI-1 en 1985.

El síndrome de China (The China Syndrome)

El accidente en la planta ocurrió pocos días después del lanzamiento de la película El síndrome de China (The China Syndrome), protagonizada por Jane Fonda como reportera de televisión en una estación en California y Jack Lemmon como el jefe de turno de una central nuclear. Jane está haciendo un reportaje sobre la energía nuclear y mientras está en la planta casi tiene lugar un accidente, que posteriormente el jefe de turno se empeña en investigar. En la película los protagonistas procuran difundir a la opinión pública lo inseguro de la planta. Durante una escena habla con un experto de seguridad nuclear que coincidentemente dice que una fusión podría forzar la evacuación de la población en un área «del tamaño de Pensilvania». En otra coincidencia, el incidente ficticio en la película también ocurrió cuando los operadores de la planta interpretaron mal la cantidad de agua dentro de la base. TMI-1

Notas

  1. En este caso la palabra “fusión” se refiere al cambio de estado de sólido a líquido. El núcleo del reactor se derritió parcialmente; no confundir con la fusión nuclear, proceso ajeno a todo lo tratado en este artículo.

El 28 de marzo de 1979, a solo un año de estar servicio, la usina sufrió un problema de enfriamiento que dañó el reactor. El problema no causó víctimas pero obligó a evacuar a 140.000 personas, generó la clausura del reactor fusionado, retrasó seis meses la reapertura del otro y lanzó un debate sobre la peligrosidad de las usinas nucleares. Desde aquel accidente, clasificado de nivel 5 en la escala internacional de eventos nucleares (que tiene 7, en el que se ubicó la catástrofe de Chernobil en 1986), no se han construido nuevas centrales nucleares en Estados Unidos.

La Comisión Reguladora Nuclear de EE.UU. (NRC, por sus siglas en inglés) informó entonces que no hubo muertos y, aunque algunas organizaciones civiles y vecinos del lugar contradicen este dato, las autoridades aseguran que las cifras de cáncer o enfermedades vinculadas a la radiación no aumentaron en la zona en los años posteriores.

Sin embargo, unas dos millones de personas estuvieron expuestas de inmediato a la radiación, según cifras de la NRC. Según sus informes, eso sí, la dosis promedio de exposición fue menor que la generada por una radiografía de tórax.

Aunque tenía una licencia de operaciones hasta 2034, ya en marzo de 2017 había anunciado que la planta no había sido rentable durante cinco años y que se verían obligados a terminar sus operaciones si no había un cambio en las políticas estatales hacia la energía nuclear.

Pero desde aquella madrugada de Pensilvania, cuando un fallo en un reactor provocó la fuga y puso en riesgo a más de dos millones de personas, EE.UU. comprendió el peligro.

Desde entonces, en el país disminuyó la construcción de centrales atómicas y el accidente impulsó nuevas regulaciones destinadas a hacer más segura la generación de energía nuclear.

Finalmente, este viernes 20 de septiembre de 2019 -más de 40 años después del accidente que la hizo conocida mundialmente-, la central de Three Mile Island generó su último kilovatio: cerró para siempre.

Nada tuvo que ver el accidente ni las protestas o el movimiento contrario a la energía nuclear que generó aquella madrugada de marzo.

En realidad, el fin de sus operaciones tuvo una causa más banal: la falta de financiamiento y sus crecientes pérdidas económicas.

Mapa de Juan de la Cosa

Mapa de Juan de la Cosa

Juan de la Cosa

Nacimiento::c. 1450 o c. 1460 Santoña

Fallecimiento: 28 de febrero de 1510jul., Turbaco (Colombia)

Causa de muerte: Combate con indígenas

Residencia: El Puerto de Santa María

Ocupación: Explorador, cartógrafo y conquistador

Obras notablesMapa de Juan de la Cosa

Firma

 

 

 

Juan de la Cosa (Santoña, entre 1450 y 1460Turbaco, 28 de febrero de 1510)1​ fue un navegante y cartógrafo español conocido por haber participado en siete de los primeros viajes a América y por haber dibujado el mapa más antiguo conservado en el que aparece el continente americano.

Juan de la Cosa tuvo un papel destacado en el primer y el segundo viaje de Cristóbal Colón a las Antillas y en 1499 participó como piloto mayor en la expedición de Alonso de Ojeda a las costas del continente sudamericano. A su regreso a España dibujó su famoso mapamundi y poco después volvió a embarcarse hacia las Indias, esta vez con Rodrigo de Bastidas. En los años siguientes alternó viajes a América bajo su propio mando con encargos especiales de la Corona, incluyendo una misión como espía en Lisboa y la participación en la Junta de pilotos de Burgos de 1508. En 1509 emprendió la que sería su última expedición, de nuevo junto a Ojeda, para tomar posesión de las costas de la actual Colombia. La Cosa murió en un enfrentamiento armado con indígenas antes de poder llegar a ejercer su cargo de alguacil mayor de Urabá.

El Nuevo Mundo aparece en la parte superior (en verde) y el Viejo Mundo en la parte central e inferior (en blanco).

El mapa o carta de Juan de la Cosa es el primer mapamundi que contiene una representación de América. De 93 centímetros de alto por 183 de ancho, está pintado a color sobre pergamino y se conserva en el Museo Naval de Madrid. Una inscripción dice que fue realizado por el marino cántabro Juan de la Cosa en 1500 en El Puerto de Santa María de Cádiz. Su rica decoración indica que probablemente fue hecho por encargo de algún miembro poderoso de la corte de los Reyes Católicos.1

El mapa es la representación inequívoca de América más antigua conservada;a​ en él aparecen las tierras descubiertas hasta finales del siglo XV por las expediciones españolas y portuguesas a América. También muestra una gran parte del Viejo Mundo, según el estilo típico de los portulanos medievales, incluyendo noticias de la reciente llegada de Vasco de Gama a la India en 1498.1

La carta de Juan de la Cosa es la única obra cartográfica conservada de las realizadas por los testigos presenciales de los primeros viajes de Cristóbal Colón a las Indias.2​ El mapa hace alusión al descubridor mediante una gran imagen de San Cristóbal que cubre la zona donde debería estar Centroamérica. Sin embargo, Cuba se representa como una isla, en contra de la opinión de Colón, que la consideraba una península de Asia.3

Descripción física

Los Reyes Magos, personajes a la vez bíblicos y legendarios, en Asia.

La carta de Juan de la Cosa es una obra manuscrita, de 93 cm de alto (norte-sur) por 183 de ancho (este-oeste), dibujada sobre dos hojas enlazadas de pergamino de piel de ternera cosidas a un lienzo resistente. Los dos trozos están pegados por el centro, a la altura de Italia y África, y su forma no es simétrica ya que la parte occidental corresponde al cuello del animal.14​ Está ilustrada con tinta y acuarelas.5​ El Nuevo Mundo aparece representado en verde mientras que el Viejo Mundo no está coloreado. En el mapa se señalan los ríos, puertos y núcleos de población mediante símbolos convencionales. Además está profusamente decorado a la manera de los portulanos de la escuela mallorquina con rosas de los vientos, banderas, embarcaciones, reyes africanos y personajes legendarios, por ejemplo el preste Juan de las Indias en África y los Reyes Magos en Asia. La rosa de los vientos situada en el Atlántico contiene una representación de la Virgen y el Niño.61

En el extremo superior del mapa, cubriendo la región centroamericana, existe un recuadro con una imagen de San Cristóbal,7​ probable alusión a Cristóbal Colón.3​ Bajo el santo aparece la referencia al autor y fecha del mapa: Juan de la cosa la fizo en el puerto de S: mã en año de 1500. En el margen inferior, a la derecha, aparece otra cartela pero en blanco, aparentemente reservada para algún texto que al final no se incluyó.1

Su estado de conservación es en general bueno pero con algunos desperfectos: desconchados en la parte superior, así como diversos deterioros debidos a un incendio.7

Contiene numerosos topónimos, escritos en castellano,6​ pero algunos de ellos son ilegibles, sobre todo en el Nuevo Mundo.7

Autor y fecha

Texto del mapa que indica el autor, lugar y fecha de realización.

Una cartela del mapa afirma que «Juan de la cosa la fizo en el puerto de S: mã en año de 1500»; es decir, que “Juan de la Cosa la hizo en El Puerto de Santa María en el año 1500“.3

Juan de la Cosa fue un marino nacido en Cantabria a mediados del siglo XV y muerto en la costa de la actual Colombia en 1509. Tuvo un papel destacado en el primer viaje de Colón a las Indias (1492-93), ya que fue como maestre de la nao capitana, la Santa María. También tomó parte en el segundo viaje del Almirante (1493-96). En 1499 se asoció con Alonso de Ojeda para realizar una expedición propia a América, en la que participó también Américo Vespucio. Partieron en mayo de 1499, recorrieron una parte sustancial de la costa atlántica de Sudamérica y regresaron o bien en noviembre de 1499 o bien en junio de 1500.b​ Se sabe que de la Cosa traía ya un boceto de mapa consigo en el regreso de este viaje.8​ De la Cosa volvió a hacerse a la mar en la expedición de Rodrigo de Bastidas (finales de 15007​ o mediados de 15019​ según diferentes autores) y debió de realizar su carta durante el verano u otoño de 1500. La rica ornamentación indica que probablemente fue realizada por encargo de algún personaje poderoso, quizás el obispo Fonseca.1

Controversias y analíticas

Algunos historiadores han puesto en duda que la carta date de 1500 porque estiman que parte de la información cartográfica contenida en ella no había sido descubierta aún en aquel año. El primero en formular esta teoría fue George E. Nunn en 1934, que afirmaba que Cuba no fue circunnavegada hasta 1509 y que por ello de la Cosa no podía saber que era una isla, que es como correctamente la muestra el mapa. Sus argumentos han sido rebatidos desde entonces,10​ mostrándose por ejemplo que Pietro Mártir ya escribió en 1501 que “muchos afirman haber navegado alrededor de Cuba”.1112​ Otros autores han apuntado que en la carta no figuran muchos de los acontecimientos posteriores a 1500, como por ejemplo el tercer viaje del propio de la Cosa al Nuevo Mundo (1501-1502), que descubrió el golfo de Urabá y la costa del Darién.3

Otra teoría, más ampliamente aceptada, afirma que el mapa que se conserva es una copia del original preparado por de la Cosa.3​ Un indicio a favor de esta teoría es el hecho de que muchos topónimos son ilegibles, como si el copista no hubiese sido capaz de descifrar la letra del autor original.12​ El historiador Hugo O’Donnell ha ido más lejos, opinando que el trabajo de Juan de la Cosa se limitó a un bosquejo que luego fue completado y enriquecido por algún otro cartógrafo.1

Por otro lado, en 1987 el Gabinete de Documentación Técnica del Museo del Prado mostró mediante diversos análisis que los pigmentos de la carta eran compatibles con una realización en 1500. No se apreciaron signos de repinte posterior.13

Desaparición y hallazgo

No existe constancia documental directa de la carta pero se sabe que Juan de la Cosa presentó dos “cartas de marear de las Yndias” a los Reyes Católicos en Segovia en 1503. Uno de ellos puede haber sido su mapamundi de 1500 o quizás una versión posterior del mismo, actualizada con los descubrimientos de las expediciones más recientes.14​ Los dos mapas debieron pasar después a poder del obispo Fonseca, en cuyo despacho los pudo contemplar Pedro Mártir, que menciona a Juan de la Cosa en un escrito fechado en 1514:15

Visité al prelado burgalés, patrono de las referidas navegaciones (…) Tuvimos a mano numerosos testimonios de todo lo ocurrido: una esfera sólida del Universo con estos descubrimientos y diversos mapas a los que los navegantes llaman cartas de marear. Una de ellas la habían dibujado los portugueses, con intervención, según decían, del florentino Américo Vespucio (…) Otra carta, comenzada por Colón cuando recorría aquellos lugares, fue adicionada a su entender por su hermano Bartolomé (…) Además, no hubo castellano que a poco que se creyera capacitado para medir tierras y litorales, no se confeccionase su mapa. Guárdanse como los más estimables los que compusieron aquel Juan de la Cosa, compañero de Hojeda (…) y otro piloto nombrado Andrés Morales.

Pedro Mártir de Anglería. Década II, Libro X. Fechada a 4 de diciembre de 1514.

La pista del mapa se pierde totalmente hasta que, en 1832, el barón de Walckenaer se lo compró a un comerciante de París y se lo mostró a varios amigos, entre los que se contaba el erudito alemán Alexander von Humboldt, que fue el primero que lo dio a conocer. El español Ramón de la Sagra publicó en 1837 la parte occidental de la carta y en 1842 el vizconde de Santarém reprodujo la parte dedicada a África.16​ Al morir el barón de Walckenaer en 1852 su biblioteca salió a subasta. De la Sagra alertó al Ministerio de Marina español, que pujó por la carta y logró adquirirla por 4321 francos de la época.1

Ubicación actual

Desde 1853 la carta se expone en la Sala de Descubrimientos del Museo Naval de Madrid. La carta ha realizado muy pocas salidas del Museo. La más dramática ocurrió en noviembre de 1936, en plena Guerra Civil, cuando fue evacuada a Valencia por encargo del Gobierno de la República.1

La carta no ha sido restaurada nunca. Se han realizado varias ediciones facsímil, la primera en 1892 y las más recientes en 1992. Una copia realizada a mano por el cartógrafo del Museo Juan Pedro Suárez Dávila estuvo expuesta en lugar del original desde 1988 hasta 1992.1

Historiografía

La publicación de obras sobre el mapa de la Cosa se ha concentrado en tres momentos históricos:1

Territorios representados

El mapa muestra, de oeste a este: América y sus islas adyacentes; el océano Atlántico con sus archipiélagos principales; Europa, el Mediterráneo y África; el continente asiático y el océano Índico. Aunque a menudo se llama “mapamundi” a la carta de Juan de la Cosa, no lo es en sentido estricto porque su representación de Asia se corta en la península de la India, omitiendo China y Japón.1​ Tampoco aparecen el océano Pacífico ni las regiones antárticas.

Centroamérica y Antillas

Las Antillas Mayores en el mapa de Juan de la Cosa. La flecha roja (añadida) indica la isla de Guanahani.

El trazado del mapa es claro y detallado en la zona de las Antillas, que aparecen representadas cada una con su nombre. Entre el grupo de islas Bahamas dibujado por De la Cosa con gran precisión se encuentra la isla de Guanahani, que curiosamente no recibe ningún tratamiento gráfico especial ni texto particular a pesar de ser la primera tierra “de las Indias” que Colón afirma haber avistado en su Primer Viaje.5

Cuba aparece bajo esa apelación, derivada de la palabra indígena Cubanacán, y no con el nombre de Juana que le había dado Colón.3​ Su imagen es bastante exacta: alargada, con numerosas bahías, estrangulada en dos puntos y con un extremo occidental curvado que forma un amplio golfo lleno de islitas.5​ El autor del mapa la representa correctamente como isla, a pesar de que en junio de 1494 Colón había hecho jurar a todos los que le acompañaban en su Segundo Viaje, entre los que se encontraba De la Cosa, que Cuba no era una isla sino una península del continente asiático.3​ Algunos autores dudan que De la Cosa pudiese conocer el hecho de la insularidad de Cuba en 1500,17​ lo cual implicaría que el mapa debió elaborarse más tarde, pero otros historiadores afirman que para 1500 varias expediciones castellanas ya habían circunnavegado la isla.11

Contrariamente a las Antillas, la costa continental vecina está dibujada de manera imprecisa, faltando las penínsulas de Florida y Yucatán, el golfo de México y en general toda América Central, en cuyo lugar figura una gran cartela con la imagen de San Cristóbal.6​ Se cree que De la Cosa pudo haber tapado a posta con este recuadro la zona centroamericana para evitar dibujar una línea de costa continua entre Norteamérica y Sudamérica, la cual habría negado la existencia del paso marítimo hacia las islas de las Especias que Colón y otros afirmaban existía allí.175

Sudamérica

Detalle del extremo oriental de Sudamérica.

El mapa muestra la costa sudamericana adornada con banderas castellanas desde el cabo de la Vela (en la actual Colombia) hasta el extremo oriental del continente.12​ Allí figura un texto que dice “Este cavo se descubrio en año de mily IIII X C IX por Castilla syendo descubridor vicentians” (“Este cabo se descubrió en 1499 por Castilla siendo el descubridor Vicente Yáñez”) y que muy probablemente se refiere a la llegada de Vicente Yáñez Pinzón a finales de enero de 1500 a la punta oriental de Sudamérica, a la que llamó cabo de Santa María de la Consolación.3​ Más hacia el este aún y separada del continente aparece una «Ysla descubierta por portugal» (“Isla descubierta por Portugal“) coloreada en azul. Probablemente De la Cosa quiso reflejar así la tierra hallada por el portugués Pedro Álvares Cabral en 1500 y que éste había bautizado “Tierra de Vera Cruz” o “de Santa Cruz”.1

En la zona norte de la región sudamericana aparece la Costa de perlas, que había sido descubierta por Colón en su Tercer Viaje (1498) y que fue recorrida por el propio de la Cosa en su viaje con Alonso de Ojeda.3​ Aparecen también dos menciones de otros tantos “mares dulces” (Mar de agua duce y Mar Duce) que corresponden, respectivamente, al de la desembocadura del Orinoco, descubierto por Diego de Lepe en 1500 y al situado frente a la costa de las Guayanas, navegado por Ojeda en 1499.18

Norteamérica

El mapa representa Norteamérica como una masa continental continua que se extiende hasta el Ártico. Se representa de manera más esquemática y con menos indicaciones que otras zonas geográficas.5​ El fragmento de costa norteamericana donde de la Cosa sí escribió topónimos está señalado por cinco banderas inglesas de color azul y marrón situadas entre dos inscripciones referidas a la misma nación: mar descubierta po ynglesie (“mar descubierta por ingleses”) al oeste y cavo de ynglaterra (“cabo de Inglaterra”) al este.3

Se cree que de la Cosa quiso representar de esta manera los descubrimientos realizados por Giovanni Caboto en sus expediciones de 1497 y 1498 bajo bandera inglesa. El embajador castellano en Londres, Pedro de Ayala, debió enviar a los Reyes Católicos una copia del mapa dibujado por Caboto, hoy desaparecido.53

Viejo Mundo

Barcos portugueses llegando a la India.

Las costas de Europa y del Mediterráneo aparecen dibujadas con la precisión habitual de los portulanos de la época.6​ El contorno de África refleja los más recientes descubrimientos portugueses. Así, en el extremo sur del continente hay una nota que dice: “Hasta aquí descubrió el excelente rey D. Juan de Portugal”, en referencia al viaje de Bartolomé Días de 1487-1488. La costa oriental africana, que acababan de reconocer los portugueses, presenta un trazado menos exacto.1

El continente asiático está dibujado sólo en parte y de manera bastante inexacta. El mapa se corta en las orillas del mar Arábigo y faltan por tanto gran parte del subcontinente indio. Ceilán aparece representada como una gran isla triangular llamada Trapobana.5​ Debajo de la península indostánica un texto dice: “Tierra descubierta por el rey D. Manuel, rey de Portugal”, en referencia al viaje de Vasco de Gama de 1497-1499.1​ Aparte de esta nota, la representación de la India es similar a las de los mapas de la Geographia de Ptolomeo así como a la del Atlas Catalán de 1375.5​ En la parte central del océano Índico aparecen dibujadas dos grandes islas, Zanabar y Madagascoa, similares a las del globo terráqueo de Martin Behaim.5

El cortar el mapa para no representar Indochina ni China podría haber sido una estratagema de De la Cosa, que así habría evitado tener que tomar partido sobre si las tierras descubiertas por Colón eran el extremo oriental de Asia o bien un continente nuevo.3

Cartografía

Líneas de referencia

Esquema del mapa con las tres líneas de referencia principales.

El mapa de Juan de la Cosa presenta las líneas de rumbos tradicionales de los portulanos.7​ En él figuran dos rosas de los vientos principales de 32 direcciones, una al sur de la India y otra mayor en medio del Atlántico. Estas dos rosas son los centros de sendas circunferencias determinadas por otras 16 rosas de los vientos más pequeñas. Al contrario de otras cartas posteriores, las rosas de este mapa no se intersecan unas con otras.19​ La línea que une los centros de las rosas constituye el eje principal de la carta.

Además aparecen claramente resaltadas tres líneas rectas: una este-oeste rotulada «circulo cancro» que coincide casi con el eje principal del mapa; otra, llamada «circulo equinoccial» o «línea equinoccial», paralela a la anterior y situada en la mitad sur, y una línea norte-sur que pasa por los archipiélagos de las Azores y de Cabo Verde y corta perpendicularmente a las dos anteriores, titulada «liña meridional». Los historiadores identifican unánimemente el «circulo equinoccial» con el Ecuador y la mayoría consideran que el «circulo cancro» representa el Trópico de Cáncer. Sobre la línea vertical se ha dicho que se trata de la línea fijada por el papa Alejandro VI en la bula Inter Caetera (1493) o bien que es el meridiano tomado como referencia en el tratado de Tordesillas (1494) para dividir el Atlántico entre Castilla y Portugal.1​ Otra teoría afirma que De la Cosa quiso señalar la longitud en la que la declinación magnética se anula, es decir, donde el norte señalado por la brújula corresponde exactamente con el polo Norte geográfico señalado por la Estrella Polar.2

Escala

El mapa proporciona dos escalas en forma de líneas de puntos sin ningún número ni explicación, colocadas en los márgenes superior e inferior de la mitad occidental de la carta.1​ Se cree que la distancia entre puntos podría representar 50 millas.5​ También se ha afirmado que el mapa fue dibujado utilizando una escala diferente para el Nuevo Mundo y para el Viejo,51​ lo cual habría dilatado la imagen de América en una proporción de 1,4:1 respecto al Viejo Mundo.3

El mapa no muestra ni los valores ni la definición del sistema de coordenadas utilizado en su construcción.5

El problema de la latitud

Si se parte de la hipótesis de que el mapa representa el globo terrestre según una malla perpendicular de longitud y latitud, se llega a la conclusión de que de la Cosa fue bastante exacto con las longitudesc​ pero cometió errores de bulto con la latitud de las tierras americanas recién descubiertas: Puerto Rico aparece dibujado sobre el Trópico de Cáncer (el «circulo cancro») cuando en realidad se encuentra cinco grados al sur del mismo;2​ la Española aparece a la misma altura que las Canarias a pesar de que sus latitudes difieren realmente en ocho grados; la costa norte de Cuba parece llegar en el mapa hasta los 36ºN mientras que realmente queda doce grados más al sur.5

Colón parece haber cometido los mismos errores ya que, entre otros ejemplos, en su carta al escribano de ración de marzo de 1493 afirmó de La Española que «el sol tiene allí gran fuerza, puesto que es distante de la línea equinoccial veinte y seis grados», mientras que esta isla se encuentra realmente entre los 17.5 y 20ºN de latitud. En 1494 repitió el mismo dato en una carta a los Reyes Católicos relatando su Segundo Viaje.2

Importancia

El mapa de Juan de la Cosa tiene gran importancia histórica por ser el único mapa conocido realizado por un testigo presencial de los dos primeros viajes de Colón.2 Es además la carta más antigua en la que aparece de forma indiscutible América.

Dado que se trata de una carta manuscrita, no grabada o impresa, sólo unas pocas personas pudieron tener el privilegio de consultarla y estudiarla en detalle. Se cree por ello que su influencia en el desarrollo de la cartografía debió ser limitada.5​ Sin embargo, sabemos que en su época fue apreciada por su calidad ya que o ella o una posterior del mismo autor fue citada por Pedro Mártir en 1514 entre las “cartas de marear” castellanas más valiosas.15

Saber más: https://www.ecured.cu/Mapa_de_Juan_de_la_Cosa

Zona muerta

Zona muerta

Las zonas rojas indican la localización y tamaño de las áreas muertas. Las zonas negras marcan las áreas muertas cuyo tamaño es desconocido.

Una zona muerta (o, menos frecuente, área muerta) es una región del océano en que los niveles de oxígeno son bajos debido a la excesiva cantidad de polución de las actividades humanas acompañadas de otros factores que acaban con el oxígeno necesario para sostener la vida marina en las profundidades.1

Al inicio de los años 1970 los oceanógrafos empezaron a notar el crecimiento de las zonas muertas. En marzo de 2004, cuando se estableció el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la institución reportó 146 zonas muertas en los océanos del mundo. Las más pequeñas detectadas medían un kilómetro cuadrado y las más grandes abarcan 70 000 km². En 2008 la cantidad de áreas muertas aumentó a 405.2

Causas

Las zonas muertas se originan en océanos, mares y lagos por el incremento de nutrientes químicos en el agua, principalmente nitrógeno y fósforo, a través de un proceso llamado eutrofización. Estos químicos son fundamentales en el crecimiento y reproducción de algunos tipos de algas y fitoplancton, causando un aumento rápido de la densidad de estas especies y creando un proceso denominado proliferación de algas.

El limnólogo Dr. David Schindler, cuya investigación en el área experimental de los lagos de Estados Unidos condujo a la prohibición de fosfatos dañinos en los detergentes, advirtió sobre las proliferaciones de algas y zonas muertas:3

Las algas que mataron a los peces y que devastaron los Grandes Lagos de los Estados Unidos en los años sesenta y setenta no se han ido; se han mudado al oeste a un mundo árido en el que la gente, la industria y la agricultura están imponiendo cada vez más cargas sobre la calidad de la poca agua dulce que queda… Esto no es solo un problema de la pradera. La expansión global de las zonas muertas causadas por la proliferación de algas está aumentando rápidamente.

David Schindler

Las zonas muertas a menudo son causadas por la descomposición de las algas durante la proliferación de algas, como esta en la costa de La Jolla, San Diego, California.

Las zonas muertas notables en los Estados Unidos incluyen la región del norte del Golfo de México,5​ rodea la desembocadura del río Misisipi, las regiones costeras del noroeste del Pacífico y el río Elizabeth en Virginia Beach, todos los cuales han demostrado ser eventos recurrentes en los últimos años.

Además, los fenómenos oceanográficos naturales pueden causar la desoxigenación de partes de la columna de agua. Por ejemplo, los cuerpos de agua cerrados, como los fiordos o el Mar Negro, tienen umbrales poco profundos en sus entradas, lo que hace que el agua permanezca estancada durante mucho tiempo.[cita requerida] El este del Océano Pacífico tropical y el norte del Océano Índico han reducido las concentraciones de oxígeno que se cree que se encuentran en regiones donde hay una circulación mínima para reemplazar el oxígeno que se consume.6​ Estas áreas también se conocen como zonas mínimas de oxígeno (ZMO). En muchos casos, las ZMO son áreas permanentes o semipermanentes.[cita requerida]

Los restos de organismos encontrados dentro de las capas de sedimentos cerca de la desembocadura del río Misisipi indican cuatro eventos hipóxicos antes del advenimiento del fertilizante sintético. En estas capas de sedimentos, las especies tolerantes a la anoxia son los restos más frecuentes encontrados.

En agosto de 2017, un informe sugirió que la industria cárnica y el sistema agroeconómico de Estados Unidos son los principales responsables de la zona muerta más grande en el Golfo de México.8​ La escorrentía del suelo y el nitrato lixiviado, exacerbado por el manejo de la tierra agrícola y las prácticas de labranza, así como el uso de estiércol y fertilizante sintético, contaminaron el agua desde el Heartland hasta el Golfo de México. Una gran parte de los cultivos que se cultivan en esta región se utilizan como componentes alimenticios principales en la producción de animales de carne para empresas de agronegocios, como Tyson y Smithfield Foods.9

Tipos

Las zonas muertas se pueden clasificar por tipo y se identifican por la duración de su aparición:10

  • Las zonas muertas permanentes son ocurrencias de aguas profundas que rara vez exceden los 2 miligramos por litro.
  • Las zonas muertas temporales son zonas muertas de corta duración que duran horas o días.
  • Las zonas muertas estacionales ocurren anualmente, generalmente en meses cálidos.
  • El ciclo de hipoxia es una zona muerta estacional específica que solo se vuelve hipóxica durante la noche.

Efectos

Debido a las condiciones hipóxicas presentes en las zonas muertas, la vida marina dentro de estas áreas tiende a ser escasa o nula. La mayoría de los peces y organismos móviles tienden a emigrar de la zona a medida que disminuyen las concentraciones de oxígeno, y las poblaciones bentónicas pueden experimentar graves pérdidas en condiciones de agotamiento de oxígeno a niveles inferiores a 0.5 mg O 2 por L −1.11

Los niveles bajos de oxígeno pueden tener efectos severos en la supervivencia de los organismos dentro del área mientras están por encima de las condiciones anóxicas letales.

Las criaturas que se mueven lentamente en el fondo como las almejas, las langostas y las ostras no pueden escapar. Todos los animales que forman colonias se extinguen. La remineralización y el reciclaje normales que se producen entre las formas de vida bentónicas se sofocan.[cita requerida]

A pesar de que la falta de oxígeno mata a la mayoría de las otras formas de vida, las medusas pueden prosperar y a veces están presentes en zonas muertas en grandes cantidades. Estas flores de medusa producen moco y desechos, lo que lleva a cambios importantes en las redes alimentarias en el océano.

Tratamiento y reversión

Las zonas muertas son reversibles, aunque la extinción de organismos que se pierden debido a su aparición no lo es. La zona muerta del Mar Negro, anteriormente la más grande del mundo, desapareció en gran medida entre 1991 y 2001 después de que los fertilizantes se volvieran demasiado costosos para usar después del colapso de la Unión Soviética y la desaparición de las economías de planificación central en Europa oriental y central. La pesca se ha convertido nuevamente en una importante actividad económica en la región.15

Si bien la “limpieza” del Mar Negro fue en gran medida involuntaria e implicó una caída en el uso de fertilizantes difíciles de controlar, la ONU ha abogado por otras limpiezas al proponer reducir las grandes emisiones industriales.15​ De 1985 a 2000, la zona muerta del Mar del Norte redujo el nitrógeno en un 37% cuando los esfuerzos políticos de los países en el río Rin redujeron las aguas residuales y las emisiones industriales de nitrógeno en el agua. Se han realizado otras limpiezas a lo largo del río Hudson16​ y la bahía de San Francisco.17

“Zona muerta” del golfo de México

La preocupante expansión de esta área en la que la vida marina es imposible

Fuente de la imagen, NOAA (2021)

El crecimiento de la “zona muerta” del golfo de México en los últimos cinco años no ha podido contenerse.

Se trata de una región marina, cercana a las costas de los estados de Texas, Luisiana y Misisipi, en el sur de Estados Unidos, en la que los peces y otros organismos no tienen posibilidad de sobrevivir por la escasez de oxígeno.

Cada año cambia su tamaño, en buena medida debido a la cantidad de contaminantes que llegan al golfo de México a través de la descarga de ríos como el Mississippi.

Ese río cruza a EE.UU. de norte a sur, pasando por muchas ciudades, pueblos y zonas agrícolas.

Este año la “zona muerta” tiene una extensión de 16.404,98 kilómetros cuadrados, según un cálculo de la Oficina Nacional de la Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Eso es casi el tamaño que tiene la ciudad de Pekín.

“Las condiciones de bajo oxígeno estaban muy cerca de la costa y muchas mediciones mostraban una falta casi total de oxígeno“, explicó Nancy Rabalais, la científica que lideró el estudio este año.

Fuente de la imagen, NOAA

Científicos y autoridades de EE.UU. se han puesto como objetivo contener la “zona muerta” a un nivel inferior a los 5.000 kilómetros cuadrados.

Pero en los últimos cinco años, la extensión ha sido en promedio 2,8 veces más grande que ese objetivo, una tendencia preocupante.

En 2021, la extensión de la “zona muerta” se ha mantenido por encima del objetivo de los científicos.

“Debemos considerar el cambio climático y debemos fortalecer nuestra colaboración y asociaciones para lograr el progreso necesario”, señaló Radhika Fox, de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

¿Cómo es la “zona muerta”?

La zona hipóxica del golfo de México ha sido medida desde 1985 por las autoridades ambientales estadounidenses.

No es la única del mundo, pero es la segunda más extensa.

En esas regiones marinas, los niveles de oxígeno son tan bajos que la vida marina se asfixia y muere.

En 2010 un derrame de petróleo mató a millones de animales marinos en el Golfo.

Se pueden generar de forma natural, pero los científicos están especialmente preocupados por las que se han formado por la actividad humana, especialmente por la contaminación de nutrientes.

Este último es el caso de la “zona muerta” del golfo de México, la cual se genera principalmente por los fertilizantes usados por los agricultores.

La lluvia arrastra los químicos usados en la agricultura hacia los arroyos y ríos que se descargan en el golfo de México. Esas aguas también se ven contaminadas por la descarga residual de zonas urbanas.

Está situada en la desembocadura del río Misisipi, que cruza 10 estados de EE.UU. antes de llegar al golfo de México, muy cerca de Nueva Orleans, en el sureste de Estados Unidos.

Varios son los ríos que confluyen hacia el golfo de México y que causan la “zona muerta” al arrastrar contaminantes.

En particular, los nitratos y el fósforo usados en los químicos de la agricultura tienen un efecto clave, pues estimulan un crecimiento explosivo de algas, que al morir caen al fondo del mar y se descomponen.

Las bacterias que descomponen las algas consumen oxígeno, en un proceso que reduce drásticamente el nivel disponible para la vida marina. Eso hace que hábitats que normalmente estarían llenos de vida se transforman en desiertos biológicos, explica la NOAA.

Por otra parte, el agua dulce del río y el agua salada del Golfo no se mezclan y se crea una barrera que impide la mezcla de aguas superficiales y profundas.

En otoño, cuando los vientos revuelven el agua, las diferentes capas se mezclan nuevamente y esto hace que el oxígeno se reponga en la parte inferior, lo que permite el regreso de la vida marina.

Fuente de la imagen, NOAA

Es por ello que la extensión de la “zona muerta” varía cada año.

Efecto del cambio climático

El equipo del Grupo de Trabajo sobre la Hipoxia ha visto que en los últimos cinco años la “zona muerta” se ha extendido por encima de lo que se han fijado como meta.

La vez que se ha extendido más desde 1985 ha sido 2017, cuando midió 22.729 kilómetros cuadrados (casi el tamaño de El Salvador).

Fuente de la imagen, NASA/GSFC/SCIENCE PHOTO LIBRARY

Cerca de las regiones con grandes extensiones agrícolas (verde) del mundo suelen aparecer zonas hipóxicas (rojo).

Este año es menor (16.404,98 km2), pero no menos preocupante, pues el objetivo del Grupo de Trabajo sobre la Hipoxia es lograr un periodo de cinco años de 4.920 kilómetros cuadrados o menos.

El Grupo de Trabajo contra la Hipoxia dice que una forma de reducir la contaminación ha sido establecer acuerdos con autoridades locales y agricultores para un mejor manejo de químicos que terminan en los afluentes de agua.

Los científicos usan un sensor especial para tomar muestras de agua en el golfo de México y medir sus niveles de oxígeno.

Los científicos establecieron que este año la “zona muerta” alcanzó nada menos que una extensión de 22.729 kilómetros cuadrados, lo que es casi equivalente a la superficie total de El Salvador y donde entraría 15 veces toda la Ciudad de México.

Se trata de la mayor extensión alcanzada por esta área desde que se comenzó a medir, en 1985.

¿Qué pasó?

Robert Magnien, director del Centro de Investigaciones Patrimoniales de los Océanos Costeros de la NOAA estadounidense, explicó a BBC Mundo que este inédito crecimiento de la “zona muerta” está relacionada fundamentalmente con actividades humanas.

El experto señaló que los desechos que generan las personas, el incremento de la agricultura en la zona y el uso de fertilizantes y otros agentes químicos influyeron en la expansión del área del golfo de México donde la vida marina es inviable.

Fuente de la imagen, Water Resources Institute

Las “zonas muertas” o áreas con bajo nivel de oxígeno están fundamentalmente en las costas.

Otro efecto es la disminución de las capacidades reproductivas en las especies y una reducción en el tamaño promedio de los mismos.

Existen áreas del golfo de México que, además, se han visto afectadas por derrames petroleros.

Consecuencias

Además de las consecuencias ambientales, el crecimiento de la “zona muerta” tiene impactos económicos que afectan a los pobladores de la región del golfo.

La disminución del tamaño y la cantidad de los camarones, cuya pesca es una de las actividades principales en el área, es uno de los efectos.

Un estudio reciente encargado por la NOAA a la Universidad de Duke estableció que la expansión de la “zona muerta” provocó que el precio del camarón marrón aumente debido a su escasez, afectando no sólo a la economía de la zona sino a los mercados de alimentos marinos.

“Estas mediciones permiten fijar mejores estrategias para reducir los impactos sobre la sostenibilidad y la productividad de nuestros recursos costeros y la economía”, señaló.

Récord

La anterior mayor expansión de la “zona muerta” del golfo de México fue en 2002, cuando alcanzó los 22.000 kilómetros cuadrados.

El tamaño promedio de esta área sin vida marina en los últimos cinco años fue de alrededor de 15.000 kilómetros cuadrados.

Fuente de la imagen, Getty Images

Se calcula que existen más de 350 “zonas muertas” en el mundo y que la cifra aumenta año tras año.

La escorrentía provocada por las intensas precipitaciones en el Medio Oeste estadounidense llevó toneladas de fertilizantes y aguas residuales al mar, lo que contribuyó a una enorme y devastadora franja de agua contaminada.

 Publicado 5 nov 2020, 7:01 CET

Visto desde arriba, el río Misisipi transporta sedimentos hasta el golfo de México. Los sedimentos suelen contener contaminantes de fertilizantes que provocan repuntes de las proliferaciones de algas.

Fotografía de Phil Degginger, NASA Landsat/Alamy Stock Photo

Las lluvias anuales de primavera arrastran los nutrientes empleados en los fertilizantes y las aguas residuales al río Misisipi. Ese agua dulce, menos densa que el agua marina, permanece en la superficie del mar e impide que el oxígeno se mezcle en la columna de agua. Finalmente, dichos nutrientes de agua dulce pueden provocar un arrebato de proliferación de algas, que consumen oxígeno a medida que las plantas se descomponen.

Portulano de Yehudi Ibn Ben Zara

Portulano de Yehudi Ibn Ben Zara (1497)

Los mapas de un misterioso cartógrafo

El mapa es una de las obras más interesantes del creador de gráficos judío Jehuda ben Zara. Creado en Alejandría, representa el mar Mediterráneo, el norte de África, Europa y parte de Asia con bastante precisión para su época. El autor añadió una leyenda a la izquierda de la tabla que la data del 8 de febrero de 1497 y se refiere a la deposición del sultán de El Cairo unos días antes.

Siguiendo la tradición de las cartas náuticas mediterráneas del siglo XV, las costas de esta carta están llenas de nombres de ciudades y puertos costeros, y sus nombres están escritos de forma perpendicular. Los elementos decorativos en el interior también son muy interesantes, mostrando varias ciudades, características topográficas y animales, así como hermosas rosas de los vientos y representaciones de los vientos que rodean el mapa.

Un magnífico ejemplo de carta náutica del siglo XV

El cuadro está escrito en pergamino y mide 67 x 92,5 cm. Entre las diversas representaciones de ciudades, Génova es la más destacada. Las banderas que indican el control político también marcan diferentes territorios en todo el mapa. En África, cuatro tiendas de campaña que se dibujan representan las moradas de soberanos específicos, y una gran banda verde representa las de las montañas Atlas en el norte del Sahara.

Vale la pena mencionar los hermosos animales representados en África. Un avestruz parece correr hacia el oeste sobre el Sahara, y en el noreste de África, un lugareño monta un camello deliciosamente dibujado. Un elefante puede ver en la parte oriental de África, mostrando las referencias que tenían los europeos sobre la fauna africana.

Cinco cabezas que representan los vientos Alrededor del mapa se dibujan e insertadas en círculos, un detalle decorativo también presente en otras cartas náuticas de la época, como las obras de Petrus Roselli. Estas decoraciones de alta calidad indican que la carta fue hecha para ser exhibida por un noble, más que para usarla en el mar.

Por sus características decorativas y estilísticas, este mapa es un magnífico ejemplo de las cartas náuticas catalano-mallorquinas obras de del siglo XV, una de las escuelas cartográficas más importantes del sur de Europa. Actualmente se encuentra en la Biblioteca Apostólica Vaticana, bajo la marca Borg. VII.

El judío Jehuda ben Zara, también conocido como Judah Abenzara, es autor de cartas náuticas mediterráneas de finales del siglo XV. Poco se sabe de su vida, pero, dados los rasgos estilísticos de sus obras, se cree que estuvo en estrecho contacto con la escuela de cartógrafos catalano-mallorquines.

Por su situación estratégica y actividad comercial, la isla de Mallorca fue uno de los primeros y más importantes centros cartográficos del Mediterráneo. En la isla convivieron diferentes culturas, entre ellas la islámica, la latina y la judía, y el reflejo de esa convivencia se refleja claramente en el arte y la cultura mallorquina.

Las cartas náuticas creadas en ese contexto son un buen ejemplo de esta mezcla de culturas. Los cartógrafos judíos dibujaron algunas de las cartas más importantes y fastuosas de la época, como el llamado Atlas catalán realizado por Abraham y Jehuda Cresques, y las obras de Juan de Vallseca. La carta náutica de Jehuda ben Zara es otro ejemplo de esa mezcla de culturas.

A partir de la Baja Edad Media, los portulanos fueron los mapas más completos para navegar por el Mediterráneo. Estas cartas náuticas que guiaban a los navegantes se solían elaborar en pergaminos y por lo general no contaban con demasiada ornamentación. Sin embargo, las que se conservaban en las cortes incluían ilustraciones acompañadas por planisferios, calendarios y tablas astronómicas.

Comentarios

El portulano de Yehudi Ibn Ben Zara (1487) representa Europa del Norte con su glaciar tal como estaba 12.000 años atrás y el Mediterráneo con el nivel que tenía durante el último período glaciar, pues las islas se las observa en dicho mapa de mayor tamaño de lo que debería ser. También está trazado Groenlandia sin hielo.

Aquí también la precisión de las longitudes es asombrosa.

No se sabe demasiado de Jehudi ibn Ben Zara, excepto que este cartógrafo árabe trazó las coordenadas del Mediterráneo, el Adriático y el mar Egeo en 1487, antes del deshielo general en Europa. Sorprende como el autor de este portulano —colección de mapas y cartas marinas, encuadernadas en forma de atlas, en los que figuran los puertos y costas de importancia— pudo representar los efectos de la última glaciación en Europa. Su conocimiento de la cartografía terrestre fue similar al actual en cuanto al sistema de proyección y al dominio de la trigonometría esférica. Sin ellas no podría haber realizado los cálculos matemáticos que se necesitan para situar de forma precisa los hallazgos geográficos descritos.

Para la realización de su portulano Ben Zara se basó en antiguos mapas, anteriores al del astrónomo Ptolomeo, albergados en la Biblioteca de Alejandría.

En el se pueden contemplar las costas mediterráneas europeas y norteafricanas. También aparecen glaciares a la misma latitud que Inglaterra así como los mares Mediterráneo, Adriático y Egeo, antes de que se deshiciera la capa de hielo de Europa.

Llama la atención en este mapa la representación con todo detalle de las numerosas islas que pueblan el mar Egeo, cuya situación coincide prácticamente con la actual. Las variaciones son mínimas y se deben en parte a que algunas islas se sumergieron al finalizar el deshielo.

Los descubrimientos que plasmó este misterioso cartógrafo en el trazado de sus mapas —los mares conocidos antes del deshielo— con las limitaciones de su época es inexplicable. Sólo cabe pensar que el autor contaba con profundos conocimientos de astronomía, hidrografía y matemáticas. Algo inaudito en el siglo XV pero real. Su portulano se puede ver en la Biblioteca Apostólica Vaticana.

Investigación

El investigador escandinavo A. E. Nordenskjold estu­dió cuantos portulanos pudo encontrar en la década de 1890. Tras haber analizado cientos de ellos procedentes de otros tantos museos europeos, Nordenskjold llegó a la conclu­sión de que todos habían sido copiados de una carta de navegación original, extremadamente precisa en términos de latitud y longitud.

De hecho, era más precisa que algu­nos de los mapas que se realizaban en tiempos de Nordenskjold.

El resto de portulanos reproducían dicha precisión en mayor o menor grado dependiendo del cuidado puesto a la hora de copiarlo. Con todo, eran mucho más precisos que los mapas realizados por Ptolo­meo y que aquellos que nos han llegado de la época medieval.

El profesor Charles Hapgood, experto del Keene State Teacher’s College, continuó en los años 50 y 60 la labor comenzada por Nordenskjold a finales del siglo XIX. Hapgood consiguió que sus análisis fuesen corroborados por la Sección Cartográfica del Mando Aéreo Estratégico de las Fuerzas Aéreas estadounidenses (8° Escuadrón de Reconocimiento Técnico).

Al igual que Nordenskjold, Hapgood llegó a la conclusión de que todos los portulanos parecían haber sido copiados de un único mapa, ya que todos mostraban los mismos rasgos distintivos. Hapgood también concluyó que el portulano de Ibn ben Zara, fechado en 1487, era el mejor y el que con mayor esmero había sido copiado del original.

El mapa Ibn Ben Zara, 1487

Es probable que no se tratase del original, pero sí del que mejor lo había reproducido.

Hapgood dice al respecto: «Me atraía estudiar dicho portulano porque parecía muy superior a todos los demás que había visto, sobre todo en la finura de la delineación de cada detalle de las costas. Al examinar estos detalles en comparación con mapas moder­nos, me asombró comprobar que no había islote, por pequeño que fuese, que no hubiera sido reflejado. (…) Las coordenadas del mapa revelaron una precisión asombrosa en lo tocante a las latitudes y longitudes relativas. La longitud total entre el mar de Azov y el estrecho 3de Gibraltar solo se desviaba medio grado de la realidad».

 Esto supone un error de solo 50 kilómetros en una distancia total Este-Oeste de más de 5.000 kilómetros, y demuestra más precisión que los mapas de carretera de mediados del siglo XX.

Todos los portulanos que han llegado hasta nuestros días se centran en Europa: muestran la costa atlántica y todo el Mediterráneo, y suelen incluir también el mar Negro. Excepcionalmente, como es el caso del mapa de Ibn Ben Zara, llegan por el norte hasta el mar de Azov. Uno o dos de los portulanos se extienden por el este hasta el mar Caspio En todos ellos, la precisión longitudinal es asombrosa.

Debemos plantearnos una pregunta clave. Aunque en los portulanos a los que tenemos acceso solo aparece Europa, ¿cubría el mapa original del que proceden todos los demás una zona mucho mayor?
Es más, dichos portu­lanos ¿pudieron haberse copiado de la zona europea de un mapa más amplio que cubría todo el mundo?

Nos encontramos ante una cuestión de vital impor­tancia.

Si los portulanos solo cubren la zona europea de un mapa del mundo mayor o «mapamundi», como dirían los académicos—, podemos deducir que el resto del mundo estaría representado con la misma precisión que la parte europea.

En resumen, que de haber existido dicho mapamundi, habría representado con precisión Europa, Asia, África y las dos Américas, ya que no hay motivos para suponer que el resto del mundo hubiese sido dibujado con menor precisión que la parte europea. Conviene hacer hincapié en lo delicado de la situación: de haber existido un mapamundi que representase Europa, Asia, África y las dos Américas, los poseedores de tan preciado mapa se habrían percatado de la presencia de tierras al otro lado del Atlántico, tierras que no correspondían a Asia.

¿Existió realmente un mapamundi semejante? ¿Llegó a manos de los templarios? ¿Llevaron estas copias a Portugal y a Escocia que sirvieron de guía en los viajes transatlánticos en busca de refugio contra la persecución religiosa en un Nuevo Mundo que no era Asia?

Interpretación de:

HISTORIA DE LA CARTOGRAFÍA

LA EVOLUCIÓN DE LOS MAPAS

TERCERA PARTE. EL MUNDO MODERNO

EL RENACIMIENTO Y LAS GRANDES

EXPLORACIONES

VOLUMEN I

Juan Romero-Girón Deleito

La carta de 1497 ha originado una extraña interpretación, iniciada por el político francés Jacques-Victor Broglie (1821-1901) y desarrollada posteriormente por Charles Hutchins Hapgood.453 En su opinión se observan algunas anomalías que revelan que el perfil de las costas se corresponde a un tiempo en el que el nivel de las aguas era inferior al actual como consecuencia de la última glaciación, que aún no se había retirado completamente. Por ejemplo, la desembocadura del Guadalquivir es una gran bahía en lugar de un delta, y en el mar Egeo aparecen islas en número superior al real por comprender islas que hoy se hallan sumergidas. Los últimos glaciares parecer estar representados en las áreas en blanco en el interior de las islas de Irlanda y Gran Bretaña (Fig, 401). La deducción resultante es que esta carta se basa en la copia de un antiguo mapa que pudo conocer Jehuda ben Zara en Alejandría, y que tuvo que ser dibujado por una avanzada civilización tecnológica que existió hace unos 8.000-10.000 años. Por asombroso que pueda parecer, esta idea ha tenido seguidores. Sin embargo, la respuesta es sencilla, y lo asombroso es que haya surgido esa interpretación. Nada hay en la carta de Jehuda ben Zara que no pueda encontrarse en otras cartas anteriores de Valseca, Benincasa o Rosell, y nada hay de misterioso: por ejemplo, el diseño del mar Egeo y sus islas es plenamente coincidente con la carta de Valseca de 1447. En cuanto a los supuestos glaciares, solo son la zona de la isla que queda sin colorear después de sombrear los márgenes. La carta de 1505 es idéntica y no hay rastro alguno de tales glaciares, ni en las islas Británicas ni en Escandinavia.

Existen serias duda debido a su precisión.