EsasCosas

Este Mundo, a veces insólito

Astronauta muerto en el espacio – Komarov – Soyuz 1

Soyuz 1

Insignia de la misión

Datos de la misión

Nombre: Soyuz 1

Cohete lanzador: Soyuz (11A511)

Nombre de la nave: Рубин (Rubin) –Rubí)

Tripulantes: 1 (Vladímir Komarov)

Lanzamiento: 23 de abril de 1967; 00:35 UTC
Baikonur LC1; 45°55′00″N 63°20′00″E

Aterrizaje: 24 de abril de 1967; 03:22 UTC; 51’13° N, 57’27° E

Duración: 1 día, 2 h, 47 min y 52 s

Número de órbitas: 18

La Soyuz 1 (en ruso Союз 1, Unión 1) fue el primer vuelo tripulado de una nueva serie de naves espaciales de la Unión Soviética. Lanzada el 23 de abril de 1967 con un único tripulante, el coronel Vladímir Mijáilovich Komarov, que murió cuando la nave se estrelló en su regreso a la Tierra. Se trató del primer accidente mortal en vuelo de la historia de los vuelos espaciales.

Vuelos de prueba

Al igual que en los programas previos Vostok y Vosjod la Unión Soviética envió primero prototipos no tripulados para validar la nave. Sin embargo, al contrario de lo que había sucedido anteriormente, en esta ocasión todos ellos fracasaron.

El primero se lanzó el 28 de noviembre de 1966 y se le asignó la denominación de Cosmos 133.

El segundo vuelo de prueba se intentó realizar el 14 de diciembre de 1966. Como era norma en la Unión Soviética, la nave que no alcanzaba la órbita no recibía nombre; actualmente se la suele denominar como Cosmos 140A.

El tercer vuelo de prueba se efectuó el 7 de febrero de 1967 y la nave, tras el lanzamiento, recibió el nombre de Cosmos 140.

Cabe citar el lanzamiento de una versión lunar de la Soyuz (Zond) que fue efectuado el 8 de abril de 1967 y bautizada como Cosmos 154.

Elección de la tripulación

Sello postal de la URSS de 1964 homenajeando a Vladimir Komarov.

Nikolái Kamanin, jefe del cuerpo de cosmonautas de la Unión Soviética y Serguéi Koroliov, ingeniero jefe del programa Soyuz, hablaron el 20 de agosto de 1965 sobre la elección de cosmonautas. Entre otros, se propuso a Yuri Gagarin y Vladímir Komarov.

Tras la muerte de Koroliov el 14 de enero de 1966 se nombró a Vasily Pavlovich Mishin como su sustituto. Mishin propuso que se enviara a “ingenieros no válidos” de su propio grupo de trabajo (OKB-1) para las primeras misiones de la Soyuz. Esto originó una agria disputa con Kamanin, quien consideró que no había tiempo para prepararlos adecuadamente. Tras meses de disputa se optó finalmente por cosmonautas profesionales. Komarov fue escogido astronauta principal, con Gagarin como reserva.

Tanto la Vostok como la Vosjod habían pasado por vuelos de prueba con éxito antes de enviar a un ser humano a bordo. Con la Soyuz, los malos resultados de todos los vuelos automáticos hizo que se tuvieran malos presagios para la primera misión tripulada. Unas semanas antes del lanzamiento Komarov afirmó que si él no volaba «mandarán al piloto de reserva. Él [Yuri] morirá en vez de mí». A su vez Yuri Gagarin intentó desbancar a Komarov, con la convicción de que la URSS no arriesgaría la vida de un héroe nacional.

Presiones políticas

En la planificación de la Soyuz 1 hubo intensas presiones políticas. Una actuación prudente hubiera esperado a que se efectuara al menos un vuelo de prueba con éxito antes de autorizar la presencia de cosmonautas a bordo del vehículo, tal y como se hizo con los anteriores programas Vostok y Vosjod. No obstante, las presiones políticas provenientes de Leonid Brézhnev y, especialmente, de Dimitry Ustinov hicieron que se incurriera en mayores riesgos. Ustinov llegó a decir a Komarov (que era escéptico sobre la preparación de la Soyuz) que si no accedía a pilotar el vehículo le «quitaría las estrellas del pecho y los galones de los hombros». Ante las dudas que suscitaba el programa entre los cosmonautas el director del programa Soyuz, Vasily Mishin, llegó a gritar que «¡no quiero cobardes en mis naves!».

El 14 de abril se realizó una inspección. Uno de los participantes, el coronel Kirillov, señaló que había cientos de cuestiones técnicas sin resolver en la nave y que, por ello, la Soyuz no estaba lista. Al oírlo Mishin estalló de furia y le replicó que él le enseñaría cómo hacer su trabajo. Finalmente, el 20 de abril se autorizó el despegue, que quedó fijado para el día 23.

En la elección de la fecha intervinieron también cuestiones políticas. Algunas fuentes señalan que la fecha escogida para el lanzamiento pretendía conmemorar el cumpleaños de Lenin (22 de abril), el Día del Trabajo (1 de mayo) y coincidía también con una importante reunión de líderes comunistas en Checoslovaquia.

Objetivos de la misión

La Soyuz 1 iba a ser seguida un día después por el lanzamiento de la Soyuz 2, con tres tripulantes: Valery Fyodorovich Bykovsky, Yevgeny Vassilyevich Khrunov y Aleksei Stanislavovich Yeliseyev. Estaba previsto que las dos naves se acoplaran, con la Soyuz 1 actuando como “nave activa” y la Soyuz 2 como “nave pasiva”. Tras el acoplamiento dos de los cosmonautas de la Soyuz 2 efectuarían un paseo espacial hasta la Soyuz 1 (aunque la Soyuz ya tenía capacidad de acoplamiento los astronautas aún no podían pasar directamente de una a otra). Una vez realizado el intercambio, ambas naves se separarían y volverían a Tierra.

La misión Soyuz 1 & 2 se iba a enviar apenas unos meses después del mortal accidente del Apollo 1. Los soviéticos esperaban que el nuevo éxito, tras más de dos años sin vuelos tripulados, les devolviera la supremacía en la carrera espacial.

Sin embargo, muchos responsables del programa espacial soviético temían que la distancia que estaban ganando los EE. UU. fuera irrecuperable. Hasta el momento, las naves estadounidenses ya habían efectuado maniobras de aproximación (Gemini 6 y Gemini 7, 15 de diciembre de 1965) y de acoplamiento (Gemini 8 y Agena 8, 16 de marzo de 1966). En cambio, los soviéticos no tenían experiencia ni en aproximación ni en acoplamiento.

Iba a ser, además, la primera vez en la historia en la que se acoplaban dos naves tripuladas y se producía un intercambio de tripulaciones. Dominar estos dos elementos era clave en el programa lunar soviético.

El vuelo de la Soyuz 1

Despegue de la Soyuz TMA-2 el 26 de abril de 2003 desde Baikonur.

La Soyuz 1 despegó el 23 de abril de 1967 con el cosmonauta Vladimir Mijailovich Komarov a bordo.

El lanzamiento se efectuó a la perfección pero una vez en órbita inmediatamente comenzaron los problemas. El panel solar izquierdo no se abrió, lo que produjo una gran merma de la energía disponible para la nave. Además el sensor solar 45 K falló, imposibilitando orientar el panel derecho, por lo que la corriente proveniente de este bajó a apenas 24 Amperios, insuficiente para mantener las baterías cargadas. Además, los giróscopos y el sensor de iones también fallaron. Los fallos fueron claramente mencionados por el propio cosmonauta en sus comunicaciones con tierra. En su segunda órbita, Komarov exclamó “maldita máquina, ¡nada de lo que hago funciona!“.

La Soyuz 1 salió del alcance de las estaciones de seguimiento soviéticas. Desde tierra se ordenó a Komarov que intentara dormir. Al volver a contactar con la nave, el sistema de control de actitud automático había fallado.

En tierra se vio rápidamente lo preocupante de la situación. La primera prioridad seguía siendo que la Soyuz 1 se estabilizara mediante el giro sobre su eje. Pero había otro problema: a pesar de todos los intentos de Komarov por orientar el único panel solar hacia el Sol, la Soyuz sólo producía la mitad de la electricidad necesaria para recargar completamente la batería. Eso hacía que la batería se degradara más rápido de lo previsto, por lo que se estimó que a partir de la revolución nº17 se tendría que recurrir a la batería de reserva. Así pues, se determinó que la Soyuz debía volver a tierra en la 17ª revolución.

En algún momento se pensó en lanzar la Soyuz 2 para que se acoplara a su gemela y se reparara el panel solar en un paseo espacial. No obstante, es difícil que se considerara demasiado en serio. Una fuerte lluvia impedía el lanzamiento inmediato de la Soyuz 2 y por aquel entonces estaba claro que la Soyuz 1 no debía permanecer mucho más tiempo en órbita. La opción más sensata era devolver la Soyuz 1 lo más pronto posible a tierra. Tal y como demostró la investigación posterior, de haberse lanzado la Soyuz 2 probablemente también se hubiera estrellado al volver a Tierra.

Mientras los directores de la misión se debatían en discusiones interminables, el tiempo corría en contra de la Soyuz 1. En la 14ª revolución el jefe de balística llamó la atención de que era hora de dejar las discusiones y llevar a cabo un plan de actuación.

Esquema de la Soyuz versión 7K-OK (la misma que se usó en la misión Soyuz 1).

Mientras Komarov recorría su 16ª vuelta a la Tierra Gagarin le transmitió las órdenes para su regreso. Mishin y Kamanin le desearon suerte. El primer ministro Alekséi Kosygin habló personalmente con Komarov. Después se llevó a la esposa de éste, Valentina, a hablar con él en una consola privada. Komarov, que se mantenía en calma, se despidió de su esposa.

El primer intento de salir de órbita se efectuó con los sistemas automáticos en la 17ª órbita. La maniobra se efectuó fuera del alcance de las estaciones terrestres. Pero, cuando la Soyuz 1 entró en el radio de alcance de éstas, comprobaron que la maniobra no se había efectuado porque la nave seguía en la misma órbita que antes. Komarov se puso en contacto con tierra y explicó que, aunque inicialmente los sensores de orientación iónicos funcionaron bien y el vehículo se estabilizó, cerca del Ecuador la cápsula volvió a perder el control, por lo que no se pudieron encender los motores.

Los controladores se vieron urgidos a preparar un nuevo plan, pero la Soyuz salió fuera de cobertura y se tuvo que esperar otra vuelta a la Tierra para poder enviar a Komarov las instrucciones. El intento de regreso se efectuaría en la revolución nº19. La idea era que Komarov orientara la nave manualmente mientras ésta permaneciera en el lado diurno de la Tierra. Al pasar al lado nocturno usaría unos giroscopios para mantener la orientación y finalmente, al volver al lado diurno, orientaría manualmente otra vez. Mientras tanto, se estimó que la batería principal aguantaría una o dos órbitas más, mientras que la de reserva lo haría tres. Komarov no había sido entrenado para realizar una maniobra así, pero se consideraba que estaba preparado para llevarla a buen término.

Komarov intentó llevar a cabo el plan. Debido a que la maniobra de frenado debía efectuarse en el lado nocturno de la Tierra, el cosmonauta no pudo utilizar el visor. En su lugar, Komarov empleó el periscopio y usó la Luna para orientarse (tal y como harían los astronautas del Apollo 13 años después). Para estabilizar la cápsula le produjo un giro sobre sí misma (como el de una peonza). El frenado inició correctamente pero, cuando se llevaban 146 de los 150 segundos previstos, se agotó el combustible usado para controlar la cápsula. Sin orientación, el sistema de navegación ordenó el apagado de los motores. La maniobra había sido un éxito relativo: la Soyuz 1 volvía a Tierra aunque, sin combustible para orientarse, efectuaría la reentrada en modo balístico (lo que conlleva una elevada desaceleración).

Además, al efectuarse la reentrada en modo balístico, hubo que volver a desplegar un dispositivo de rescate, ya que el inicial esperaba en Orenburg mientras que la nueva previsión indicaba que la Soyuz 1 aterrizaría en Orsk.

Parte del compartimiento de los paracaídas, expuesto al calor generado, se fundió. Al término de la maniobra se abrió el paracaídas guía. Sin embargo, debido a un fallo de diseño, éste no ejerció suficiente fuerza para arrastrar al paracaídas principal. Komarov intentó abrir el de reserva, pero éste se enredó sobre el paracaídas guía. Sin posibilidad de frenar, la Soyuz 1 se estrelló a unos 200 km/h, matando a su único ocupante y quedando completamente destrozada.

Soyuz versión 7K-OK exhibida el National Space Centre, Leicester, Reino Unido.

El equipo de rescate que había partido de Orsk vio a la cápsula desde el aire. Estaba ya en el suelo, yaciendo de medio lado. Poco después, debido al impacto, se encendieron los retrocohetes, lo cual alarmó a los especialistas, pues los retrocohetes deberían haberse activado antes de tocar el suelo para frenar a la nave. Los retrocohetes prendieron fuego a la cápsula y, para cuando por fin llegaron hasta ella, ésta no era más que un amasijo humeante.

El equipo de rescate no tenía bengalas de colores que indicaran que el cosmonauta estaba muerto, así que usaron unas que querían decir que el cosmonauta requería ayuda médica urgente, lo cual aumentó aún más el caos informativo que se estaba viviendo.

El fuego y el mal estado de la cápsula hicieron que los restos de Komarov no fueran encontrados hasta una hora más tarde. Se efectuó una rápida autopsia de su cuerpo, que fue incinerado y llevado al Kremlin para un funeral de estado. Supuestamente un grupo de Jóvenes Pioneros encontró después restos de Komarov en el lugar del accidente y le dieron un segundo lugar de entierro.

Algunos medios occidentales captaron las transmisiones de la Soyuz 1. Esos mensajes interceptados han sido objeto de diversas especulaciones. Según algunos Komarov lanzó agrias críticas al programa aunque según James Oberg estos informes resultaron de la mala interpretación de la señal –plagada de ruido– y un pobre conocimiento del ruso. También se especula con la posibilidad de que poco antes de la reentrada los controladores del vuelo prometieran a Komarov un funeral de estado en el Kremlin.

El accidente según los medios soviéticos

Al cabo de poco tiempo de haberse lanzado la misión los medios de comunicación soviéticos anunciaron el éxito del despegue. Sin embargo, en cuanto comenzaron los problemas técnicos, enmudecieron.

Unas siete horas después de que la Soyuz 1 se estrellara la Unión Soviética anunció el trágico final. Sin embargo sólo se mencionó el fallo del paracaídas como causa del accidente, sin comentar la larga secuencia de problemas técnicos que venía arrastrando tanto la nave como el programa Soyuz.

Hasta aquel momento la Unión Soviética, salvo reconocer implícitamente fallos en algunas sondas, sólo había hablado de éxitos en su programa espacial. Aquel fue el primer fracaso reconocido de forma explícita.

Komarov fue enterrado en el Kremlin el 26 de abril en un funeral multitudinario.

Causas del accidente

Causas directas

Las causas directas del accidente, tal y como mostró la comisión encargada a tal fin (20 de mayo de 1967), fueron:

  1. El paracaídas principal no se abrió debido a que el paracaídas guía no ejerció suficiente fuerza.
  2. Jamás se comprobó que el paracaídas guía y el de reserva no interfirieran entre sí.

Otra fuente asegura que fue el giro inducido a la cápsula para estabilizarla lo que impidió que se abriera el paracaídas.

Finalmente, Boris Chertok, uno de los jefes de la oficina de diseño OKB-1, especuló que el contenedor del paracaídas podría haberse contaminado con un polímero que actuara a modo de pegamento aunque otros líderes del proyecto, como Konstantin Feoktistov, no consideraban creíble esta hipótesis.

Causas indirectas

Otras circunstancias que afectaron al programa Soyuz y que se pueden considerar causas indirectas del accidente:

  1. Fallo de todos los vuelos de prueba anteriores.
  2. Falta de presupuesto en el programa espacial soviético.
  3. Carencia de una gran agencia que controlara todo el programa (como la NASA estadounidense). En su lugar existían múltiples pequeños organismos, frecuentemente en disputa entre sí.
  4. El Politburó prefería éxitos con los que adornar fechas señaladas a una planificación a largo plazo. Eso había funcionado bien desde el Sputnik 1, pero se hizo paulatinamente más difícil conforme la carrera espacial se iba complicando.
  5. La muerte de Koroliov y su sustitución por Mishin, que fue muy criticado por Kamanin y los propios cosmonautas.
  6. No se efectuaron pruebas de naves completas en tierra. En su lugar se optó por enviar los primeros prototipos al espacio.
  7. La no apertura de uno de los paneles solares.
  8. La preferencia por usar sistemas de vuelo automáticos en vez de permitir a los cosmonautas tomar el mando de la nave.

Consecuencias del accidente

Los soviéticos, que intentaban conseguir un nuevo éxito para su programa espacial que contrastara con el accidente del Apollo 1 se vieron envueltos en un fallo similar.

La Soyuz tuvo que pasar una revisión de 18 meses antes de ser declarada apta para el vuelo tripulado. Antes de poder hacerlo se efectuaron con éxito diversos vuelos de prueba. La siguiente misión tripulada, Soyuz 3 no voló hasta el 26 de octubre de 1968. A las Soyuz 4 y Soyuz 5 (lanzamiento 19 de enero de 1969) les fueron asignadas la misión originalmente prevista para las 1 y 2.

Para entonces la carrera a la Luna ya estaba prácticamente perdida para la Unión Soviética. A los problemas del programa Soyuz había que sumarle los de su versión lunar (Zond) y los de los cohetes que debían llevar las naves hasta la Luna (Protón para el sobrevuelo y N-1 para el alunizaje).

Komarov descansa en el muro del Kremlin. Imagen Spacefacts

Komarov fue incinerado y la urna con sus restos depositada en los muros del Kremlin. Desde el despegue su suerte estaba sellada a pesar de su gran desempeño durante la misión.

 

 

 

 

Estatua erigida en el sitio de aterrizaje de la Soyuz 1. Imagen Simotron

.

Gagarin a la izquierda, junto a Komarov. Imagen GCTC

  • Agujero estrella de Volda
  • Anillo Ming
  • Anillos de cobre en Whiteside
  • Artefacto de aluminio de Aiud – Rumania
  • Artefacto de Coso
  • Aviones precolombinos
  • Batería de Bagdad
  • Bloque de Filadelfia
  • Bolas de piedra talladas
  • Bourne Stone en Massachusetts
  • Brazalete de obsidiana de Turquía
  • Cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca
  • Cabezas Río Hawkesbury
  • Cadena de oro
  • Campana Anderson
  • Canguro de Sakkara
  • Cinturón de aluminio en el S. III
  • Clavo de Kingoodie
  • Clavo de Springfield
  • Clavo en Perú
  • El coche de juguete de Mardin.
  • Cohete de Sibiu
  • Copa de Licurgo
  • Cráneo de cristal
  • Cuchara de cerámica de Pensilvania
  • El cuchillo de hierro de Tutankamón
  • Decálogo de Ohio
  • Dibujo dinosaurio Hava Supai
  • Dinosaurio Anasazi
  • Dinosaurio Fremont
  • Disco de Nebra
  • Dodecahedron Romano.
  • El astronauta de Kiev
  • El bloque de piedra de Baalbeek
  • El disco de Sabu
  • El “Enigmalito” de Williams
  • El Hierro de Wolfsegg o Cubo Salzburgo
  • El Hombre de hierro (Eiserne Mann),
  • El Mapa Buache
  • El mapa de Piri Reis
  • El mapa del Creador (La piedra de Dashka)
  • El martillo de Texas o martillo de Londres.
  • El Mecanismo de Anticitera
  • El misterioso vidrio del Sahara egipcio
  • El Obelisco inacabado de Asuán
  • El ovni de Samaipata
  • El Pilar Ashoka
  • El planeador Saqqara o Pájaro de Saqqara
  • El Tornillo de Serpukhov
  • El vaso de Dorchester
  • Esfera de Jacksonville o Bola Betz
  • Esfera negra de Ucrania
  • Esferas de piedra de Costa Rica
  • Espada Vikinga Ulfbehrt
  • Esqueleto Humano en Illinois
  • Estegosaurio de Angkor Wat
  • Estela de Pontotoc
  • Figuras de aleación cobre
  • Figuras de arcilla en Idaho
  • Hilo de oro en Escocia
  • Huella de Parkersburg
  • Huella de tornillo en Nevada
  • Huella de zapatos
  • Huella humana en Lovelock
  • Huella mano humana fosilizada
  • Huellas de calzado en Pershing
  • Huellas de sandalias en Managua
  • Huellas en Big Hill
  • Huellas en Glenn Rose
  • Huellas en Mount Vernon
  • Huellas en Rockcastle
  • Huellas en San Luis
  • Huellas humanas gigantes
  • Huellas humanos y dinosaurios
  • Huellas humanos y dinosaurios 2
  • Huesos de Odesa
  • Huevo cósmico portugués
  • Inscripciones en Hammondsville
  • Jeroglíficos en Australia
  • La columna de Kudasaadri
  • La concha de Red Crag
  • La Copa de Wilbur Thon
  • La cueva de Burrows
  • La Fuente Magna
  • La lente de cristal de Heluan
  • La misteriosa piedra del lago Winnipesaukee
  • La Misteriosa Roca de Kupang
  • La nave de Toprakkale (Turquía)
  • La piedra de Moscú
  • La piedra Dighton
  • La Pirámide de Gympie
  • La torre de NewPort
  • Las esculturas Dogu
  • Las esferas de Nueva Zelanda
  • Las esferas metálicas de Klerksdorp
  • Las figuras de Acámbaro.
  • Las lámparas de Dendera
  • Las runas de Kensington
  • Lente de Helwan
  • Lente de Layard
  • Lentes cartaginesas
  • Lentes troyanas
  • Lentes vikingas de Visby (Suecia)
  • Los esqueletos de Guadalupe
  • Los grafitos de Lussac les chateaux
  • Los Jeroglíficos de Abidos
  • Los trépanos egipcios.
  • Lunas Decálogo Stone
  • Mandalas Resonantes de La Maná
  • Mapa de Oronteus Finoeus
  • Moneda de Illinois
  • Monolito de Pokotia
  • Mortero de Table Mountain
  • Muro de bloques en Oklahoma
  • Muro de pizarra en Ohio
  • Objeto dentado de Vladivostok
  • Objeto metálico de Vashka
  • Objetos de cristal
  • Objetos microscópicos cerca de río Narada, Rusia
  • Pagoda Negra – Templo de Suria (Konark)
  • Papiro Tulli
  • Pared de piedra de Frankfort
  • Pelota de caliza en Laon
  • Penique Vikingo de Goddard
  • Piedra de Bat Creek
  • Piedra de Galus
  • Piedra de Metcalf
  • Piedra de Tjuringa
  • Piedra Grave Creek
  • Piedra que levita en Shivapur
  • Piedra Roseau
  • Piedra tallada de Iowa
  • Piedras de Ica
  • Piedras de los Dropa
  • Piedras de Okinawa
  • Piedras de Toowoomba
  • Piedras Fenicias de Guayanilla
  • Piedras Sagradas de Newark
  • Pirámide de Baigong
  • Pirámide de Gordonvale
  • Pirámide de Penrith
  • Pirámide de Port McQuarie
  • Pisadas humanas en Laetoli
  • Placa de hierro en la pirámide de Keops.
  • Plato Lalldoff
  • Prótesis de Usermontu
  • Retroexcavadora de Panamá
  • Rueda Rostov
  • Ruedas de bronce en el Perú antiguo.
  • Runas de Byfield Massachusetts
  • Runas de “No man´s lan”
  • Runas de Oklahoma, o de de Heavener
  • Runas de Poteau
  • Runas de Shawnee
  • Runas de Spirit Pond
  • Runas de Vérendrye
  • Sombreros dorados
  • Suela de zapato en Nevada
  • Tablilla de Glozel
  • Tablillas de Davenport
  • Tablillas de Michigan
  • Tornillo en Lanzhou, China
  • Tornillo en Nevada
  • Tubos metálicos de Saint-Jean de Livet
  • Varios objetos de Aix en Provence

    Astronautas USA muertos (en tierra)

    Apolo 1

    Apollo 1 (conocido también como AS-204)

    Grissom, White y Chaffee posan frente a su vehículo espacial Apolo/Saturno IB en la plataforma de lanzamiento, diez días antes de que un fuego de la cabina cobrara sus vidas.

    Tipo: Prueba de verificación de la nave espacial con tripulación.

    Ámbito: Espacial

    Sede: Cape Canaveral Air Force Station

    Lugar: Florida

    Ubicación: Cape Canaveral, Florida

    País: Estados Unidos: Coordenadas: 28°31′18″N 80°33′41″O

    Fecha: 21 de febrero de 1967 (planeado)

    Duración: Hasta 14 días (previsto)

    Participantes: Virgil I. “Gus” Grissom, Comandante; Edward H. White, Piloto Senior; Roger B. Chaffee, Piloto.

    Organización

    Delegados: NASA

    Apolo 1 (inicialmente designado AS-204) fue la primera misión tripulada del programa espacial estadounidense conocido como proyecto Apolo, cuyo objetivo consistía en alcanzar un alunizaje tripulado sobre la Luna.1​ La prueba orbital planeada en la órbita baja terrestre del módulo de mando y servicio del Apolo no llegó a cumplir la fecha de lanzamiento prevista para el 21 de febrero de 1967, debido a un incendio en la cabina durante una prueba en la plataforma de lanzamiento 34, que se produjo el 27 de enero en el complejo de lanzamiento de la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, matando a los tres tripulantes: el comandante piloto Virgil I. “Gus” Grissom, el piloto del módulo de comando Edward H. White II y el piloto Roger B. Chaffee, destruyendo también el módulo de comando (CM).1​ El nombre “Apolo 1”, elegido por la tripulación, se retiró oficialmente por la NASA en conmemoración a la fallecida tripulación el 24 de abril de 1967.1

    Inmediatamente después del incendio, la NASA convocó a la Junta de Revisión del Accidente del Apolo 204 para determinar las causas del incendio, y las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos pusieron en marcha sus propias investigaciones del comité para supervisar la investigación de la NASA. Durante la investigación, un documento interno de la NASA citando problemas con el contratista principal del Apolo, North American Aviation, fue revelado públicamente por el entonces senador estadounidense Walter F. Mondale, y llegó a ser conocido como el “Informe Phillips”. El avergonzado administrador de la NASA, James E. Webb, que desconocía la existencia del documento, dio inicio a la controversia con el programa Apolo. A pesar del descontento en el congreso estadounidense por la falta de apertura de la NASA, los dos comités del congreso dictaminaron que las cuestiones planteadas en el informe no tenían nada que ver con el accidente, y se dejó a la NASA continuar con el programa.

    Aunque la fuente de ignición que generó el incendio no pudo ser determinada de manera concluyente, las muertes de los astronautas se atribuyeron a una amplia gama de defectos de diseño y construcción con materiales letales en el módulo de comando del Apolo. Los vuelos tripulados Apolo fueron suspendidos por 20 meses mientras se corrigieron estos problemas. El vehículo de lanzamiento Saturno IB, SA-204, previsto para su uso en esta misión, más tarde se utilizó para el primer vuelo de prueba no tripulado en el módulo lunar (LM), misión denominada Apolo 5.2​ La primera misión tripulada con éxito del programa Apolo fue volada por la tripulación de reserva del Apolo 1, el Apolo 7 en octubre de 1968.

    Grissom, Chaffee y White durante unas pruebas de salida de la cápsula Apolo, en junio de 1966.

    Tripulación

    Posición                        Astronauta

    Piloto Comandante      Virgil I. “Gus” Grissom
    Tercer vuelo

    Piloto de Alto Nivel      Edward H. White II
    Segundo vuelo

    Piloto                             Roger B. Chaffee
    Primer vuelo

    Primera Tripulación de Respaldo (abril – diciembre de 1966)

    Posición                        Astronauta

    Piloto Comandante      James A. McDivitt

    Piloto de Alto Nivel      David R. Scott

    Piloto                             Russell L. “Rusty” Schweickart

    Esta Tripulación voló en el Apolo 9.

    Segunda Tripulación de Respaldo (diciembre de 1966 – enero de 1967)

    Posición                        Astronauta

    Piloto Comandante      Walter M. “Wally” Schirra

    Piloto de Alto Nivel      Donn F. Eisele

    Piloto                             R. Walter Cunningham

    Esta tripulación voló en el Apolo 7.

    AS-204 iba a ser el primer vuelo de prueba tripulado del módulo de mando y servicio del Apolo en la órbita de la Tierra, lanzado en un cohete Saturno IB. El vehículo de lanzamiento y la misión AS-204 iba a poner a prueba las operaciones de lanzamiento, el seguimiento de terreno y las instalaciones de control y el funcionamiento de la plataforma de lanzamiento Apolo-Saturno y habría durado hasta dos semanas, dependiendo del desempeño de la nave espacial durante la misión.3

    El módulo de comando y servicio (CSM) para este vuelo, número 012 construido por North American Aviation (NAA), era una versión denominada Bloque I, diseñada antes de que la estrategia de cita y encuentro en la órbita lunar (LOR, por sus siglas en inglés) fueran elegidos como método de alunizaje; por lo tanto, carecía de la capacidad de acoplamiento con el módulo lunar. Éste fue incorporado en el diseño del denominado Bloque II, junto con la experiencia adquirida en el Bloque I. El vuelo del Bloque II sería usado en ensayos de vuelo con el módulo lunar (LM) cuando éste estuviera listo, y posteriormente sería utilizado en los vuelos de aterrizaje de la Luna.

    El módulo de comando 012, etiquetado Apolo Uno, llega al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto de 1966

    Un artículo de prensa publicado el 4 de agosto de 1966, se refiere al vuelo como “Apolo 1”.8​ La nave 012 llegó al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto, con la etiqueta “Apolo Uno” por North American Aviation en su cobertura de embalaje.

    Chaffee, White, y Grissom entrenando en un simulador de su cabina del módulo de comando, 19 de enero de 1967

    La nave espacial Apolo, el módulo de comando/servicio, era mucho más grande y mucho más compleja que cualquier diseño de nave espacial construido y usado previamente. En octubre de 1963, Joseph F. Shea fue nombrado gerente de la Oficina del Programa de la Nave Espacial Apolo (ASPO, por sus siglas en inglés), responsable de la gestión del diseño y la construcción, tanto del CSM y el LM (módulo lunar). En una reunión de revisión nave espacial celebrada con Shea el 19 de agosto de 1966, la tripulación expresó su preocupación por la cantidad de material inflamable en la cabina (principalmente red de nailon y velcro), a lo que los técnicos encontraron conveniente para anclar herramientas y equipos en su lugar en la ingravidez del espacio.

    Apolo 1 Fliteline medallón (más tarde voló en el Apolo 9 por Jim McDivitt).

    Shea dio órdenes al personal de North American Aviation para eliminar los materiales inflamables de la cabina, pero no supervisó el asunto personalmente.13

    North American Aviation envió la nave espacial CM-012 al Centro Espacial Kennedy el 26 de agosto de 1966 bajo un certificado condicional de vuelo: 113 importantes cambios de ingeniería incompletos previstos tuvieron que ser completados en el KSC. Pero eso no fue todo: 623 órdenes de cambio de ingeniería adicionales se realizaron y terminaron después de la entrega.14​ Grissom se frustró tanto con la incapacidad de los ingenieros de simuladores de entrenamiento para mantenerse al día con los cambios realizados en la nave espacial, que tomó un limón de un árbol cerca de su casa15​ y lo colgó en el simulador en señal de protesta.16

    Los módulos de comando y servicio se acoplaron en la cámara de altitud del KSC en septiembre y se realizó la prueba del sistema combinado. Se realizó la prueba altitud primero en un ambiente no tripulado; a continuación, tanto con el primer y equipos de respaldo, del 10 de octubre a diciembre 30. Durante esta prueba, la unidad de control ambiental (ECU, por sus siglas en inglés) en el módulo de comando se encontró que tenía un defecto de diseño, y fue enviado de vuelta al fabricante para los cambios de diseño y actualización. La unidad devuelta ECU tuvo una filtración de refrigerante de agua/glicol, y tuvo que ser devuelta una segunda oportunidad para su reparación. También durante este tiempo, un tanque de propelente en el módulo de servicio 017 se había roto durante las pruebas en North American Aviation, lo que provocó la separación de los módulos y la eliminación de la cámara, de modo que el módulo de servicio podría ponerse a prueba en busca de signos del problema del tanque. Estas pruebas fueron negativas, y una vez que todos los problemas de hardware pendientes se resolvieron, la nave espacial fue montada y finalmente completaron una prueba de altitud éxito con tripulación de reserva de Schirra.17

    De acuerdo con el informe final de la junta de investigación de accidentes, “En el post-prueba la tripulación de vuelo de respaldo expresaron su satisfacción por el estado y el rendimiento de la nave espacial”.17​ Esto parece contradecir el relato en “Luna Perdida: El peligroso viaje del Apolo 13” por Jeffrey Kluger y el astronauta James Lovell, que “Cuando el trío salió de la nave… Schirra dejó claro que no estaba contento con lo que había visto”, y que más tarde se advirtió a Grissom y Shea que “no hay nada malo con esta nave que pueda señalar, pero simplemente me resulta incómodo. Algo simplemente no suena bien”, y que Grissom y su tripulación debían salir de inmediato a la primera señal de problemas.18

    Después de las pruebas de altitud con éxito, la nave espacial fue retirada de la cámara de altitud el 3 de enero de 1967, y acoplada a su vehículo de lanzamiento Saturno IB en la plataforma 34, el 6 de enero.

    Prueba “desconectada”

    La escotilla del Bloque I usada en la nave Apolo 1 consistía de dos piezas requería que la presión dentro de la cabina no debería ser más alta que a atmosférica, a fin de abrirla. La tercera capa exterior, la cubierta térmica protectora de la escotilla durante el lanzamiento no se muestra en la imagen.

    La simulación de lanzamiento el 27 de enero de 1967, en la plataforma 34, era una prueba denominada “desconectada” para determinar si la nave espacial operaría nominalmente (simulado) con su propia alimentación interna, mientras se desconectaban todos los cables y umbilicales de alimentación externa. La superación de esta prueba era esencial para la fecha de lanzamiento el 21 de febrero. La prueba se consideró no peligrosa, porque ni el vehículo de lanzamiento ni la nave espacial fueron cargadas con combustible o propelentes criogénicos, y todos los sistemas pirotécnicos fueron desactivados.7

    A las 1:00 pm, hora del este (1800 GMT) del 27 de enero, primero Grissom, después Chaffee y luego White entraron en el módulo de mando a la presión atmosférica adecuada, y fueron atados a sus asientos y conectados a los sistemas de oxígeno y comunicación de la nave espacial. Hubo un problema de inmediato: Grissom notó un olor extraño en el aire que circulaba a través de su traje, que comparó con “suero de leche agria”, y la cuenta regresiva simulada se detuvo a las 1:20 de la tarde, mientras que se tomaron muestras de aire. Ninguna causa del olor se pudo encontrar, y la cuenta atrás se reanudaría a las 14:42. (Durante la investigación del accidente se determinó que este olor no estaba relacionado de alguna manera con el fuego.)7

    Tres minutos después se reanudó el recuento, se inició la instalación de la escotilla. La misma se componía de tres partes: una escotilla interior extraíble, que se mantuvo dentro de la cabina; una escotilla exterior con bisagras, que formaba parte del escudo térmico protector de la nave, y una tapa de escotilla exterior, que era parte de la cubierta protectora impulso que envuelve todo el módulo de comando para protegerlo del calentamiento aerodinámico durante el lanzamiento e igualmente lo protege de las llamas del cohete de escape de lanzamiento en caso de un aborto de lanzamiento. La cubierta de impulso de la escotilla fue parcialmente, pero no totalmente trabada en su lugar, ya que la cubierta protectora impulso flexible fue ligeramente distorsionada para permitir el paso de algunos cables para deslizarlos debajo de ella para proporcionar la energía interna simulada. (Reactivos de pila de combustible de la nave no se cargaron para esta prueba). Después se sellaron las escotillas, el aire en la cabina se reemplazó con oxígeno puro a 16,7 psi (1.150 hPa), 2 psi (140 hPa) superior a la presión atmosférica.7

    Otros problemas incluyeron episodios de alto flujo de oxígeno a los trajes espaciales, lo que disparó una alarma. La causa probable se determinó a causa de los movimientos de los astronautas, que fueron detectados por el sistema giroscópico inercial y de orientación de la nave y el micrófono-atascado de Grissom. El micrófono abierto era parte del tercer gran problema, con el bucle de comunicaciones que conectaba a la tripulación, las operaciones y la sala de control dentro del complejo de lanzamiento. Los problemas llevaron a Grissom a la siguiente observación: “¿Cómo vamos a llegar a la Luna si no podemos hablar entre dos o tres edificios?” La cuenta atrás simulada se reanudó a las 17:40, mientras se hicieron intentos para solucionar el problema. Todas las funciones de cuenta atrás hasta la transferencia de energía interna simulada se habían completado con éxito por 18:20, pero a las 6:30 de la cuenta permaneció en espera a T menos 10 minutos.7

    Fuego

    El exterior del módulo de comando del Apolo 1 ennegrecido por la erupción del fuego debido al fallo de la cubierta de la cabina.

    Los restos calcinados del interior de la cabina de Apolo 1

    Los miembros de la tripulación transcurrían el tiempo de la prueba cotejando su lista de comprobaciones, cuando un corto transitorio de tensión se registró a las 06:30:54 (23:30:54 GMT). Diez segundos más tarde (a las 6:31:04), Chaffee exclamó “¡Hey!”, seguido por sonidos de forcejeo durante dos segundos. White informó entonces, “¡Tenemos un incendio en la cabina!”. Algunos testigos dijeron que vieron a White en los monitores de televisión tratando de alcanzar la manija de liberación de la compuerta interior, y cómo las llamas se propagaban en la cabina de izquierda a derecha y lamían la ventana. Se cree que la transmisión de voz final podría haber venido de Chaffee. Seis segundos después del informe de White sobre el fuego en la cabina, una voz gritó: “¡Hay un terrible fuego!”. El sonido de la ruptura del casco de la nave espacial se escuchó inmediatamente después, seguido de “¡Me estoy quemando!” y un grito de pánico. La transmisión entonces terminó de manera abrupta en 6:31:21, a tan sólo 15 segundos después de que se escuchara el primer informe de fuego.

    La intensidad del fuego, alimentado por oxígeno puro, causó que la presión aumentara en 15 segundos a 29 psi (2.000 hPa), lo que rompió la pared interior del módulo de comando (fase inicial del fuego). Luego las llamas y gases corrieron fuera del módulo de mando a través de los paneles de acceso abiertos a dos niveles de la estructura de servicio. El intenso calor, el humo denso y máscaras de gas ineficaces diseñadas para gases tóxicos en lugar de humo pesado obstaculizaron los intentos del personal de tierra para rescatar a los hombres. Se temía que el módulo de comando explotase, o que pronto lo haría, y que el fuego podría encender el cohete de combustible sólido en la torre de escape de lanzamiento por encima del módulo de comando, lo que habría matado probablemente al personal de tierra más cercano y posiblemente destruido la plataforma de lanzamiento.7

    Cuando la presión se liberó por la ruptura de la cabina, la convección de aire hizo que las llamas se propagaran a través de la misma, dando comienzo a la segunda fase del incendio. La tercera fase comenzó cuando la mayor parte del oxígeno se consumió y se reemplazó con el aire atmosférico y las labores de extinción se llevaron a cabo a fin de no producir grandes cantidades de humo, polvo y vapores que envolvieran la cabina.

    Fueron necesarios cinco minutos para que los trabajadores de la plataforma de lanzamiento abrieran las tres capas de la escotilla, y no podían dejar caer la compuerta interior del piso de la cabina según lo previsto, por lo que la empujaron a un lado. Aunque las luces de la cabina permanecían encendidas, en un principio no pudieron encontrar a los astronautas a través del denso humo. Cuando el humo se disipó, encontraron los cuerpos, pero no fueron capaces de extraerlos. El fuego había derretido en parte los trajes espaciales de nailon y las mangueras de conexión al sistema de soporte de vida de Grissom y White. Grissom se había quitado sus correas de fijación y yacía en el suelo de la nave espacial. Las correas de fijación de White se habían quemado, y él se encontraba tumbado de lado, justo debajo de la escotilla. Se determinó que había tratado de abrir la escotilla a través del procedimiento de emergencia, pero no fue capaz de hacerlo en contra de la gran presión interna generada por las llamas. Chaffee fue encontrado con su mano derecha atada al asiento, siguiendo el procedimiento para mantener la comunicación hasta que White abriera la escotilla. Debido a las grandes cadenas de nailon fundido que habían fusionado a los astronautas con el interior de la cabina, la extracción de los cuerpos llevó cerca de 90 minutos.7

    Investigación

    Inmediatamente después del incendio del Apolo 1, para evitar un conflicto de intereses, el Administrador de la NASA James E. Webb se dirigió al presidente Lyndon B. Johnson a fin de que le permitiera a la NASA manejar la investigación de acuerdo a sus procedimientos establecidos, con la promesa de ser veraz en la evaluación de las responsabilidades y mantener apropiadamente informados a los líderes del Congreso. De acuerdo con la biografía de James Webb (del sitio oficial de la NASA):

    “… Webb acudió al presidente Lyndon Johnson y le pidió que la NASA le permitiera manejar la investigación del accidente. Se comprometió a ser veraz en la evaluación y determinar las responsabilidades y se comprometió a asignar a sí mismo, y la gestión de la NASA, según corresponda. “21

    Seamans estableció la Junta de Revisión del Apolo 1, presidida por el director del Centro de Investigaciones Langley, Floyd L. Thompson, la cual incluía al astronauta Frank Borman, el diseñador de naves espaciales Maxime Faget y seis personas adicionales. El 1° de febrero, el profesor de la Universidad Cornell, Frank A. Long dejó la junta y fue reemplazado por el Dr. Robert W. Van Dolah, del Buró de Minas. Al día siguiente, el ingeniero jefe de North American Aviation para el programa Apolo, George Jeffs, igualmente renunció.

    Seamans inmediatamente ordenó que todo el hardware y software del Apolo 1 fuera confiscado, a fin de ser revisado solo bajo control de la junta. Después de la minuciosa documentación estéreo-fotográfica del interior del CM-012, la junta ordenó su desmontaje utilizando procedimientos probados para desmontar a la idéntica nave CM-014 y llevó a cabo una investigación exhaustiva de todas las partes. La junta también examinó los resultados de la autopsia de los astronautas y entrevistó a los testigos del siniestro. Seamans envió a Webb informes semanales del progreso de la investigación, y la junta emitió su informe final el 5 de abril de 1967.

    Según la Junta, Grissom sufrió graves quemaduras de tercer grado en más de un tercio de su cuerpo y su traje espacial fue destruido en su mayoría. White sufrió quemaduras de tercer grado en casi la mitad de su cuerpo y una cuarta parte de su traje espacial se había derretido. Chaffee sufrió quemaduras de tercer grado en casi una cuarta parte de su cuerpo y una pequeña porción de su traje espacial resultó dañado. El informe de la autopsia confirmó que la causa principal de muerte para los tres astronautas fue un paro cardíaco causado por las altas concentraciones de monóxido de carbono. No se creyó que las quemaduras sufridas por la tripulación fueran los principales factores de los decesos, y se concluyó que la mayoría de ellas se habían producido después de la muerte. La asfixia sucedió después de que el fuego fundiera los trajes de los astronautas y los tubos de oxígeno, exponiéndolos a la atmósfera letal de la cabina.14

    La junta de revisión identificó cinco factores principales que se combinaron para causar el fuego y la muerte de los astronautas

    • Una fuente de ignición más probablemente relacionada con “cableado vulnerable para poder manejar el flujo eléctrico de la nave espacial” y “fontanería y tuberías vulnerables para manejar un refrigerante inflamable y corrosivo”.
    • Una atmósfera de oxígeno puro a una presión más alta que la presión atmosférica.
    • Una amplia distribución de materiales altamente inflamables en la cabina.
    • Una cabina sellada con una tapa de escotilla que no pudo ser eliminada rápidamente debido a la alta presión.
    • Preparación inadecuada de emergencia (salvamento y de asistencia médica, y procedimientos de escape de la tripulación).

    Monumento Conmemorativo

    Los nombres de los tres astronautas en el Espejo Espacial en el Centro Espacial Kennedy

    Gus Grissom y Roger Chaffee fueron enterrados en el Cementerio Nacional de Arlington. Ed White fue enterrado en el cementerio de West Point en los terrenos de la Academia Militar de Estados Unidos en West Point, Nueva York.

    Sus nombres se encuentran entre los de varios astronautas y cosmonautas que han muerto en el cumplimiento del deber se encuentran en el Espejo del Memorial del Espacio en el Complejo de Visitantes del Centro Espacial Kennedy en Merritt Island, Florida.

    Un parche de la misión Apolo 1 se quedó en la superficie de la Luna después del primer alunizaje tripulado, dejado allí por los miembros de la tripulación del Apolo 11 Neil Armstrong y Buzz Aldrin.45

    La misión Apolo 15 dejó en la superficie de la Luna una pequeña estatua conmemorativa, “El Astronauta Caído”, junto con una placa que contiene los nombres de los astronautas de Apolo 1, entre otros, incluyendo los cosmonautas soviéticos que perecieron durante los vuelos espaciales tripulados.46

    Complejo de Lanzamiento 34

    Después del incendio de Apolo 1, el complejo de Lanzamiento 34 fue posteriormente utilizado solamente para el lanzamiento de Apolo 7 y posteriormente desmantelado hasta el pedestal de lanzamiento de concreto, que se mantiene en el sitio (28 ° 31’19 “N 80 ° 33’41” O / 28.52182, -80.561258), junto con algunos otros de hormigón y estructuras de acero reforzado. El pedestal tiene dos placas conmemorativas de la tripulación. Cada año a las familias de la tripulación del Apolo 1 se les invita al sitio para actos en su memoria, y el Centro Espacial Kennedy Centro de Visitantes incluye el sitio en su recorrido por los lugares históricos de lanzamiento en Cabo Cañaveral.

    Estrellas, puntos de referencia en la Luna y Marte

    • Los astronautas del Apolo frecuentemente alinean sus naves espaciales con las plataformas de navegación inercial y determinaron sus posiciones con respecto a la Tierra y la Luna para avistar grupos de estrellas con instrumentos ópticos. Como una broma, la tripulación del Apolo 1 nombraron tres de las estrellas del catálogo de Apolo de sí mismos y les introduce en la documentación de la NASA. Gamma Cassiopeiae convirtió Navi – Ivan (el segundo nombre de Gus Grissom) deletreado al revés. Talitha Borealis convirtió Dnoces – “Segundo” escrito al revés, por Edward H. White II. Y Gamma Velorum convirtió Regor – Roger (Chaffee) deletreado al revés. Estos nombres atrapados rápidamente después del accidente de Apolo 1 y fueron utilizados regularmente por posteriores tripulaciones del Apolo.47
    • Los cráteres de la Luna y las colinas de Marte llevan el nombre de los tres astronautas de Apolo 1.

    Restos del CM-012

    Los restos del módulo de comando Apolo 1 nunca han estado en exhibición pública. Después del accidente, la nave espacial fue retirada y trasladada al Centro Espacial Kennedy para facilitar el desmontaje de la junta de revisión con el fin de investigar la causa del incendio. Cuando la investigación había sido completada, la nave se trasladó al Centro de Investigación Langley de la NASA en Hampton, Virginia, y se colocó en un depósito de almacenamiento seguro.

    El 17 de febrero de 2007, las partes de CM-012 se trasladaron en aproximadamente 90 cajas (27.432 m) a un almacén más nuevo, de ambiente controlado.64​ Solamente unas semanas antes, el hermano de Gus Grissom, Lowell Grissom, sugirió públicamente que el CM-012 fuera enterrado permanentemente en los restos de hormigón de Complejo de Lanzamiento 34.65

    Hay múltiples referencias a este echo, en películas, libros, monumentos, ciudades, tec.

    Apolo 1 tras la tragedia (fuente)

    De este modo, los astronautas Virgil Grissom, Edward White y Roger Chaffee se convirtieron en las primeras víctimas humanas reconocidas de la carrera espacial. Las investigaciones posteriores mostraron cómo un cortocircuito en un cable mal aislado, junto a la pureza de oxígeno del interior de la nave, la gran presencia de materiales inflamables y la falta de cualquier sistema de emergencia para el escape provocaron la muerte de los tripulantes de la AS-204, misión que más tarde sería nombrada Apolo 1, en honor a la tragedia.

    Curiosamente, la tripulación ya había mostrado su preocupación ante la presencia de mucho material inflamable dentro del módulo lunar en los primeros meses de su entrenamiento, sobre todo por el exceso de nailon y velcro. Joseph F. Shea tomó en cuenta las advertencias de la tripulación, mandando que estos materiales fueran sustituidos, aunque nunca supervisó que sus órdenes fueran llevadas a cabo.

    Nota: Durante años se creyó que esta había sido el primer accidente mortal en la carrera espacial, pero en la década de los 80 la Unión Soviética desveló que el 23 de marzo de 1961 Valentin Bondarenko murió en unas circunstancias muy similares a los tripulantes de la Apolo 1, mientras realizaba pruebas en una cabina a presión con oxígeno puro. Algunos historiadores consideran que, de haberse conocido este accidente y sus causas, podría haber evitado la muerte de los astronautas de la Apolo 1.

    Insignia del Programa Apolo (fuente)

    Información más extensa y detallada en: https://es.wikipedia.org/wiki/Apolo_1, de donde se ha extraído este artículo.

    Gráfico de la cápsula del Apolo

    La cápsula tras el fuego

    Acoplamiento de naves en órbita

    Gemini 8 y Atlas Agena

    Gemini 8

    Insignia de la misión

    Datos de la misión

    Misión: Gemini 8

    Número de tripulantes: 2

    Masa: 3.789 kg

    Rampa de lanzamiento: Centro Espacial Kennedy, Florida: LC 19

    Lanzamiento: 16 de marzo de 1966; 16:41:02.389 UTC

    Aterrizaje: 17 de marzo de 1966; 03:22:28 UTC; 25°13.8′N 136°0′E

    Recuperado por: USS Leonard F. Mason

    Duración de la misión: 10 h 41 min 26 s

    Distancia recorrida: 293,206 kilómetros (158,319 millas náuticas)

    Datos de las órbitas

    Número de órbitas: 6

    Apogeo: 271.9 km

    Perigeo: 159.9 km

    Período: 88.83 min

    Inclinación orbital: 28.91°

    Operador: NASA

    ID COSPAR: 1966-020A

    SATCAT no.: 2105

    Cohete Titán II GLV , s / n 62-12563

     

    (I-D) Scott, Armstrong

    Gemini 8 (oficialmente llamado Gemini VIII) fue un vuelo espacial en 1966, en el programa Gemini de la NASA. Este era el 6º vuelo de una misión Gemini, el 14º vuelo estadounidense y el 22º vuelo espacial (incluidos los vuelos del X-15 por encima de los 100 km).

    Tripulación

    Tripulación de reserva

    Objetivos

    Gemini VIII tenía dos objetivos principales. Los dos objetivos eran:

    1. lograr un encuentro en órbita, un acoplamiento y
    2. lograr una EVA extendida. Ed White, durante el Gemini IV, había pasado 20 minutos fuera de la nave.

    El primer objetivo principal fue logrado por el comandante de nave espacial, Neil Armstrong, quien pilotó el Gemini VIII adentro de 90 cm del Agena lanzado anteriormente. Este fue el primer acoplamiento orbital. El segundo objetivo debía haber sido logrado por el piloto David Scott, quien debía pasar hasta dos horas fuera de la nave espacial, pero acontecimientos subsecuentes cancelaron el paseo espacial planificado.

    Vuelo

    Agena

    Esto fue cinco meses desde que la NASA había tratado de lanzar un Agena y Gemini durante la misión Gemini VI en octubre de 1965. Esta vez todo funcionó perfectamente. El Agena se colocó en una órbita circular de 298 km y se orientó a la altitud correcta para el acoplamiento. La cápsula Gemini fue puesta en una órbita de 160 km por 272 km por un Titan II modificado.

    Gemini 8                     Agena Info.

    Agena                          GATV-5003

    NSSDC ID:                 1966-019A

    Peso                             3175 kg

    Sitio de lanzamiento    LC-14

    Fecha de lanzamiento 16 de marzo de 1966

    Hora lanzamiento        15:00:03 UTC

    1.er Perigeo                   299.1 km

    1.er Apogeo                  299.7 km

    Periodo                        90.47 m

    Inclinación                   28.86

    Vista del Agena desde el Gemini 8.

    Reentrada 15 de septiembre de 1967

    Rendezvous y acoplamiento

    Primero se realiza un encendido de motores a 1 hora y 34 minutos en la misión, cuando bajaron su apogeo con un encendido de motores de 5 segundos. El segundo encendido fue en el apogeo de la segunda órbita. Esta vez elevaron su perigeo añadiendo 15 metros por segundo a su velocidad. Su tercer encendido aseguró que estaban en el mismo plano orbital del Agena. Esta vez giraron 90° de su dirección de avance e hicieron un impulso de 8 metros por segundo mientras estaban sobre el Océano Pacífico. Entonces tuvieron que hacer un último encendido de 0,8 m/s.

    El radar de encuentro adquirió el vehículo objetivo Agena a una distancia de 332 km. A las 3 horas, 48 minutos y 10 segundos en la misión se realiza un encendido para entrar en una órbita circular a 28 km por debajo de la órbita del Agena. El primer avistamiento cuando estaban a 141 km de distancia, ya a 102 km la computadora tomó el control.

    Después de varias maniobras estuvieron a 46 m de distancia y sin velocidad relativa. Después de 30 minutos de inspección visual del Agena para asegurarse de que no había sido dañado por el lanzamiento, se les dio el visto bueno para el acoplamiento. Armstrong empezó a moverse hacia el Agena a 8 centímetros por segundo. En cuestión de minutos, los pestillos de conexión del Agena se cerraron y una luz verde indicó que el acoplamiento se había completado con éxito.

    Emergencia

    Había un poco de sospecha sobre cómo estaba funcionando el sistema de control de actitud del Agena actuando y que podría no tener el programa correcto almacenado en él (posteriormente se encontró que esa sospecha era incorrecta). Justo antes de que se perdieran contacto con el control, la tripulación del Gemini 8 fueron informados de que si algo extraño llegara a suceder, que apagaran el Agena.

    Después de que el Agena comenzó la ejecución de su programa almacenado, que maniobró las naves unidas a girar 90° a la derecha, Scott se dio cuenta de que estaban en un giro. Armstrong utilizó los propulsores OAMS del Gemini para detener el giro, pero después de detenerse, de inmediato comenzó de nuevo. Gemini 8 estaba fuera del alcance de las comunicaciones terrestres en este momento.

    Armstrong informó de que el combustible del sistema OAMS se había reducido a 30%, lo que indica que el problema podría ser en su propia nave espacial. Decidieron desacoplarse del Agena para que pudieran analizar la situación. Scott, cambió el control del Agena a comando de tierra, mientras que Armstrong luchaba por estabilizar el vehículo combinado lo suficiente para permitir el desacoplamiento. Scott, después pulsó el botón de desacoplamiento, y Armstrong disparó una larga ráfaga de los propulsores de traslación para alejarse del Agena.

    Durante el EVA, después de que Armstrong se desacopló del Agena, Scott debía ponerse y probar un Paquete de Soporte Extravehicular (ESP) almacenado en la parte posterior del adaptador de la nave espacial. Esta era una mochila con un suministro de oxígeno autónomo, propelente Freon adicional para su unidad de maniobra manual y una extensión de 75 pies (23 m) a su correa. Practicaría varias maniobras en formación con los vehículos Gemini y Agena (separados a distancias de hasta 60 pies (18 m), en concierto con Armstrong en el Géminis.[7] Scott nunca pudo realizar este EVA, debido al aborto de el vuelo debido a una emergencia crítica en vuelo que ocurrió poco después del acoplamiento.

    El vuelo también llevó a cabo tres experimentos científicos, cuatro tecnológicos y uno médico adicionales.[8]

    Sin la masa añadida del Agena, velocidad de giro de la Gemini comenzó a acelerar rápidamente. Poco después de esto, se encontraron en el rango del buque de comunicaciones terrestres Coastal Sentry Quebec. Por ahora la velocidad de giro había llegado a una revolución por segundo, causando que los astronautas tuvieran visión borrosa, y poniéndolos en peligro de pérdida de conocimiento. Armstrong decidió cerrar el sistema OAMS y utilizó los propulsores del sistema de control de reingreso (RCS) para detener el giro. Después de estabilizar la nave espacial, probaron cada propulsor OAMS uno por uno y se encontró que el número 8 se había quedado encendido. Casi el 75 por ciento del combustible de maniobra de reentrada se había utilizado para detener el giro, y las reglas de la misión dictaban que el vuelo se cancela una vez que el RCS fuera utilizador por cualquier motivo. Gemini 8 se preparó inmediatamente para un aterrizaje de emergencia.

    Aterrizaje

    Se decidió dejar que la nave continuara una órbita más para que pudiera aterrizar en un lugar que podría ser alcanzado por las fuerzas de recuperación. El plan original era que Gemini 8 aterrizaría en el Atlántico, pero esto era para tres días después. Así el USS Leonard F. Mason comenzó su viaje hacia el nuevo lugar de aterrizaje de 800 kilómetros al este de Okinawa y 1000 kilómetros al sur de Yokosuka, Japón.

    La mayor parte de la reentrada se produjo sobre Asia, más allá de las estaciones de seguimiento de la NASA.

    Los aviones también fueron enviados y un piloto (Capitán Les Schneider, USAF), logró ver la nave espacial a medida que descendía. Tres rescatistas saltaron del helicóptero y adjuntaron el collar de flotación a la cápsula. Tres horas después del amerizaje, la nave espacial estaba a bordo del USS Leonard F. Mason.

    Gemini VIII atraca con su vehículo objetivo Agena

    Acoplamiento con GATV-5003

    Fecha de atraque: 16 de marzo de 1966, 22:14 UTC

    Fecha de desacoplamiento: 16 de marzo de 1966, ~ 22:45 UTC

    Tiempo atracado: ~ 30 minutos

    Era el duodécimo vuelo tripulado estadounidense y el vigésimo segundo vuelo espacial tripulado de todos los tiempos (incluidos los vuelos X-15 de más de 100 kilómetros (54 millas náuticas)). El piloto de comando Neil Armstrong marcó la segunda vez que un civil estadounidense voló al espacio (Joseph Albert Walker se convirtió en el primer civil estadounidense en el vuelo 90 de X-15 [3] [4]). Armstrong había renunciado a su comisión en la Reserva Naval de los Estados Unidos en 1960. La Unión Soviética había lanzado a la primera civil, Valentina Tereshkova (también la primera mujer), a bordo del Vostok 6 el 16 de junio de 1963.[5]

    Ubicación de la nave espacial

    La nave espacial está en exhibición en el Museo Neil Armstrong Air and Space, Wapakoneta, Ohio

    . Armstrong y Scott, en una imagen previa a la misión. (NASA)

    Armstrong (R) y Scott (L) esperan al USS Leonard F. Mason

    Gemini 8 Space- flyingn Fliteline Medallion

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Tablillas de Davenport

    Tablillas de Davenport

    Las tabletas Davenport son tres tabletas de pizarra inscritas que se encontraron en montículos cerca de Davenport, Iowa.

    Descubrimiento

    Las dos primeras tabletas fueron descubiertas el 10 de enero de 1877 por un clérigo local (aunque algunos indican una fecha anterior) el reverendo Jacob Gass, mientras realizaba una excavación de emergencia (debido a la inminente transferencia de los derechos de acceso) en el sitio conocido como Granja de Cook. Este objeto curioso se llama “La estela del Calendario Davenport” o la “Tableta del Festival Djed”. En una excavación un año más tarde (los derechos de acceso han sido restaurados), Charles Harrison, el presidente de la Academia de Ciencias Naturales Davenport, mientras excavaba allí con Gass, encontró una tercera tableta. A menudo se asocian en discusiones con un tubo encontrado por Gass y otro ministro luterano, el reverendo Ad Blumer en 1880 en un grupo separado de montículos, conocido como el “tubo de elefante” por Gass. Blumer le dio la pipa a la Academia y poco después de su donación, la Academia adquirió una pipa similar de Gass que informó que había sido encontrada por un agricultor en el condado de Louisa, Iowa. Charles Putnam escribió una reivindicación de los artefactos en 1885.

    Interpretaciones

    Inicialmente, la autenticidad de los artefactos de Davenport no fue cuestionada, e incluso recibió buenas críticas de personas como Spencer Baird, de la Smithsonian Institution, y el empresario Charles E. Putnam. Sin embargo, cuando el debate escaló de las páginas de revistas académicas menores a las principales noticias en la revista Science, eventualmente la autenticidad de las tabletas cayó bajo la crítica del nuevo portavoz del Smithsonian, Cyrus Thomas. Thomas los criticó como “anómalos abandonados”, que no tenían absolutamente ninguna evidencia de apoyo o contextual para ayudarlos en su autenticidad.

    El profesor de la Universidad de Iowa, Marshall McKusick, ahora se refiere al hallazgo y las circunstancias que lo rodean como “The Davenport Conspiracy”. McKusick sugirió que las tabletas eran tejas modificadas robadas de Old Slate House, una casa de prostitutas [1], a pesar de que Gass describió su hallazgo en un túmulo funerario en la granja de la familia Cook.

    McKusick sugirió que la ambigüedad contextual de las tabletas, junto con cuestiones de la honestidad de Gass como arqueólogo, e incluso los rumores de un complot de colegas envidiosos para plantar los pseudoartefactos en un esfuerzo por desacreditar y expulsar a los Gass nacidos en el extranjero de su puesto recientemente galardonado en la Academia Davenport – desacreditó la credibilidad de las tabletas Davenport.

    En su libro de 1991, The Davenport Conspiracy Revisited, el profesor Marshall McKusick afirma que Gass pudo haber sido víctima de una broma desacertada interpretada sobre él por otros miembros de la Academia Davenport, que posiblemente estaban motivados por sus celos de un extraño de origen extranjero en medio de ellos En 1874 Gass hizo importantes descubrimientos de la hermosa McKusick sugirió que la ambigüedad contextual de las tabletas, junto con cuestiones de la honestidad de Gass como arqueólogo, e incluso los rumores de un complot de colegas envidiosos para plantar los pseudoartefactos en un esfuerzo por desacreditar y expulsar a los Gass nacidos en el extranjero de su puesto recientemente galardonado en la Academia Davenport – desacreditó la credibilidad de las tabletas Davenport.complex Native American arte en la granja Cook, como las hachas de cobre. El nivel de habilidad técnica y artesanía artística de los antiguos nativos americanos fue evidente en estos artefactos. En un momento en que las personas que cavaban a lo largo del río Mississippi en Iowa e Illinois no obtenían ningún beneficio, Gass tuvo la suerte de alcanzar un verdadero pozo arqueológico. Después de esa fecha, es cuestionable cuáles fueron los motivos de sus rivales académicos y familiares.

    Otra explicación para los dudosos orígenes de los artefactos podría implicar la credibilidad del propio Gass. Se cree que Gass vendió falsos tubos efigie nativos americanos, como los muchos ejemplos ilustrados en The Davenport Conspiracy Revisited. Los tubos de efigie genuinos son un testimonio de las habilidades creativas de los antiguos indios nativos americanos, pero sus falsificaciones son de mala calidad. Hecho de pizarra, arcilla y piedra caliza, estos fraudes se intercambiaban entre Gass y sus colegas, muchos de los cuales terminaban en el museo de la Academia Davenport. Sin embargo, es posible que el propio Gass no fuera el autor de estas falsificaciones, sino que estuviera nuevamente bajo la influencia de personas que estaban celosas de sus habilidades y de su suerte para seleccionar los sitios de excavación. Esta vez, sin embargo, fueron sus propios parientes, Edwin Gass y Adolph Blumer, quienes lo convencieron de tomarse en serio estas falsificaciones y cambiarlas.

    Algunos trataron que estos dudosos objetos, pasaran como indicios de la presencia de libios y egipcios, en tiempos milenarios en esta zona del país, y por ende en Norteamérica.

    Incluso escriben libros: En el libro, The First Americans Were Africans: Documented Evidence, el Dr. David Imhotep escribe que “las similitudes religiosas aquí son numerosas y en ocasiones no solo similares, sino idénticas al Festival Djed del antiguo Egipto. Esta ceremonia se remonta, sin embargo, antes de Egipto a Nubia porque el dios egipcio Osiris es parte de la ceremonia. Esto significa que el Festival de Djed es anterior incluso a Egipto”.

    Según Fell, Davenport Stele contiene un “texto trilingüe” en los idiomas egipcio, ibérico-púnico y libio. “Esta estela, largamente condenada como una falsificación sin sentido, es de hecho una de las estelas más importantes jamás descubiertas”, escribió el Dr. Fell en su libro America B. C. – Ancient Settlers in the New World.

    El Dr. Fell conjeturó que Daleport Stele se remonta a la Vigésimo Segunda, o Libia, dinastía del imperio egipcio, “un período de exploración en el extranjero”.

    En uno de los lados hay esculturas de escritura egipcia y el festival. En el otro lado, hay una imagen de dos obeliscos egipcios, una pirámide y animales africanos.

    Alunizaje de satélite – Luna 9

    Luna 9

    Luna 9 (Lunik 9), módulo de aterrizaje.

    Tras ser lanzada el 31 de enero de 1966 a bordo de un cohete Molniya-M desde el cosmódromo de Baikonur, el 3 de febrero de 1966 a las 18:44 UTC; era el duodécimo intento de la URSS de hacer un aterrizaje suave.

    La sonda alunizó exitosamente el 3 de febrero del mismo año en el Océano de las Tormentas (en las coordenadas 7,08ºN-64,4ºW). Fue el primer objeto construido por el hombre en posarse suavemente en otro cuerpo celeste. Cuando se posó, abrió sus largas placas con forma de pétalo y tomó fotos del panorama. Trasmitió fotos y datos durante tres días.

    La sonda, diseñada por la oficina OKB 1 de Serguéi Koroliov, tenía al lanzamiento un peso de 1580 kg. Las sondas de esta serie, cuando se posaban sobre la superficie lunar a unos 15 metros por segundo, eyectaban mecánicamente la carga útil: una esfera rodeada por una bolsa de aire que actuaba como amortiguador del golpe. Luego la bolsa se desinflaba y se abrían cuatro piezas en forma de pétalos que ponían al descubierto cámaras, antenas y otros instrumentos.

    La carga útil tenía un peso de 82 kg. En versiones posteriores se aumentó el peso a 230 kg.

    La Luna 9 aterrizó dentro de un airbag que se infló cuando el radar del módulo de propulsión detectó que estaba a una altitud de 75 kilómetros sobre la superficie lunar y que fue eyectado a 5 metros de altura, cuando un sensor de contacto tocó esta.

    Desde el Océano de las Tormentas transmitió datos de su medidor de radiación, el único instrumento científico que llevaba a bordo, que midió una dosis de 0,3 miligrays por día, aunque su aterrizaje también permitió determinar que la superficie lunar es capaz de soportar el peso de una sonda sin que esta se hunda en ella.

    El último contacto con la Luna 9 se produjo a las 22:55 UTC del 6 de febrero 1966, cuando se agotaron sus baterías.

    Durante el periodo en el que estuvo en funcionamiento estuvo en contacto con el control de la misión durante un total de 8 horas y 5 minutos, durante las que, aparte de los datos de radiación, transmitió un total de 27 fotografías de la superficie de la Luna.

    Esas fotografías fueron transmitidas en abierto en un formato estándar, así que aunque las autoridades soviéticas no las hicieron públicas de inmediato en el Observatorio Jodrell Bank, donde se dieron cuenta en seguida de que estaban siendo transmitidas así, las recibieron todas, haciéndolas públicas.


    Primera foto transmitida por la Luna 9 – Jodrell Bank Centre for Astrophysics, University of Manchester

    Las cámara que las tomaba estaba montada sobre un soporte que le permitía girar, así que en total forman tres panoramas, que se pueden ver como Panorama 1, Panorama 2 y Panorama 3 en la página Soviet Moon Images de la web de Don P. Mitchell.

    Referencia:

    La primera imagen de la superficie de la luna, tomada por la nave espacial Luna 9.Crédito: NASA

    Los airbags montados en la cápsula de aterrizaje Luna 9 ayudaron a amortiguar el impacto.Crédito: NASA

    “La estación consistía en un contenedor sellado herméticamente, presurizado a 1.2 atmósferas, que contenía el sistema de radio, el dispositivo de programación, las baterías, el sistema de control térmico y el aparato científico. Cuatro antenas que se abrían automáticamente después del aterrizaje estaban montadas en el exterior del compartimento”. La NASA escribió , y agregó que también había bolsas de aire montadas en el módulo de aterrizaje para amortiguar el impacto.

    Además del equipo necesario para mantener la nave espacial sana, así como el combustible, llevaba algunos equipos científicos. Esto incluyó una cámara de televisión y un detector de radiación.

    La nave espacial rebotó en la superficie lunar varias veces antes de detenerse en el Océano de las Tormentas, según la NASA. Aproximadamente 250 segundos después del aterrizaje, cuatro pétalos estabilizaron la nave espacial y el sistema de televisión comenzó a enviar imágenes a la Tierra. Los primeros días de la fotografía espacial fueron difíciles, pero con el tiempo los controladores podían tener una idea de cómo era la superficie.

    La primera imagen de prueba, que mostraba un contraste muy pobre porque el Sol estaba a solo 3 grados sobre el horizonte, se completó 15 minutos [después del aterrizaje] “, afirmó la NASA. Se transmitieron siete sesiones de radio, un total de 8 horas y 5 minutos. Fueron tres series de imágenes de televisión. Cuando se ensamblaron, las fotografías proporcionaron cuatro vistas panorámicas de la superficie lunar cercana”.

    Luna 9 sobrevivió a tres días terrestres en la superficie hasta que sus baterías se agotaron. Según las imágenes, los científicos podrían decir que la nave espacial había aterrizado cerca de un cráter de veintisiete metros (25 pies). El módulo de aterrizaje estaba inicialmente en una inclinación de 15 grados, pero el regolito (suelo) en la luna se movió debajo y colocó el módulo de aterrizaje a una inclinación de 22.5 grados, según las imágenes.

    Recurso adicional

    Esta fue la primera misión exitosa de la serie de exploradores lunares que utilizan el bus de vuelo ‘E-6’, que se utiliza para misiones tanto de aterrizaje como de orbitador.

    En esta vista, estamos mirando el extremo del vehículo que alberga el módulo de aterrizaje. En el extremo opuesto está la carcasa cónica del retrocohete, que se disparó justo antes del aterrizaje. Hay una mejor vista de ella en la fotografía en la página de Luna 10. Dos de los cuatro motores de corrección de recorrido de baja potencia se pueden ver alrededor del cuerpo del vehículo. Varias cajas de equipo están conectadas a la nave espacial principal. Estos contienen el sistema de guía, baterías químicas y sistemas de navegación. Para minimizar el uso de combustible, fueron diseñados para ser desechados justo antes del disparo retro-cohete.

    Aquí, un técnico trabaja en una nave espacial del diseño Luna 9. El objeto en forma de bola cubierto de material aislante es el módulo de aterrizaje. Antes del impacto, la capa aislante se inflaba como un globo para proporcionar un impacto relativamente suave. Tener un ser humano en la imagen da una indicación del tamaño real de la nave espacial.

    El cuerpo principal del autobús de la nave espacial tenía una varilla que se extendía hacia abajo desde la sección retro del cohete. Al entrar en contacto con la superficie lunar, activó un mecanismo de eyección para empujar el módulo de aterrizaje hacia arriba y lejos de la nave espacial para que cayera por separado a la superficie de la Luna para un impacto (relativamente) de baja velocidad, suavizado aún más por el “globo” inflado. Un centro de gravedad desplazado le permitió rodar ‘hacia arriba para que los pétalos se abrieran.

    El resto del mundo se asombrará del éxito soviético, pero el camino hasta el éxito no ha sido nada fácil. Nada más y nada menos que once misiones previas intentaron alunizar de forma suave y no lo consiguieron. Todo comenzó a finales de los años 50, cuando la oficina de diseño OKB-1 de Serguéi Koroliov diseñó su plan para desarrollar una familia de sondas automáticas que estudiasen nuestro satélite en varias etapas. Las naves recibieron como nombre la letra cirílica Ye (Е) por el sencillo motivo de que es la siguiente después de la D (Д), una letra usada para los proyectos de primeros satélites artificiales alrededor de la Tierra que culminaron en la puesta en órbita del Sputnik en 1957.

    Las sondas Ye-1 tenían como objetivo chocar contra la Luna y dejar un bonito cráter en el proceso. En realidad su misión era analizar las condiciones del espacio cislunar, auténtica terra incognita por aquel entonces y permitir el desarrollo de tecnologías necesarias para guiar una sonda espacial hasta la Luna. Las sondas Ye-2 y Ye-3 fueron concebidas para fotografiar la misteriosa cara oculta, mientras que las Ye-5 tenían como misión orbitar la Luna y fotografiar su superficie en detalle. Pero sin duda el proyecto Ye-4 era el más llamativo de todos. Esta familia de naves debía enviar un arma nuclear hasta la Luna y detonarla en el momento del impacto para que todo el mundo pudiese ver la explosión desde la Tierra.

    Cápsula de descenso de la Luna 9 (Eureka).

    El siguiente paso en el plan de la OKB-1 era, lógicamente, alcanzar la superficie lunar. Para tal fin se creó la familia Ye-6, que también recibió la denominación oficial de ALS (Avtomatícheskaia Lúnnaia Stantsia, “estación lunar automática”). Pero ¿cómo diseñar una nave capaz de alunizar suavemente en la Luna? Para conseguir esta hazaña es necesario saber en todo momento la altura y velocidad del vehículo, así como disponer de la capacidad para modificar estos parámetros si es necesario. Esto puede parecer sencillo hoy en día, pero a comienzos de los años 60 era un desafío mayúsculo. Para colmo ni siquiera se tenían datos precisos de la superficie lunar, así que una nave debía descender a ciegas, guiada por un simple radar. Al otro lado del planeta, los estadounidenses habían creado el programa Surveyor para aterrizar en la Luna. Estas sondas usarían un cohete de combustible sólido desechable para reducir la mayor parte de la velocidad de caída durante el descenso. Luego, en la fase final, emplearían un sistema de propulsión regulable guiado por un radar que les permitiría posarse suavemente sobre su tren de aterrizaje. Se trataba de un sistema tan lógico que resultaba difícil concebir otro diseño alternativo.

    Los ingenieros de la OKB-1 consideraron que el sistema norteamericano era demasiado complejo para una fase inicial. Ya habría tiempo de diseñar sondas avanzadas de aterrizaje dentro del marco de los proyectos Ye-8 (Lunojod) y Ye-8-5 (retorno de muestras). Ahora la prioridad era alcanzar la superficie como fuera. El principal problema del diseño estadounidense era la precisión en la navegación. Para garantizar un aterrizaje suave era necesaria una coordinación exquisita en tiempo real entre el sistema de propulsión y el sistema de guiado. Cualquier fallo por pequeño que fuese y la sonda se estrellaría contra la superficie. Si los motores se apagaban a demasiada altura, la sonda terminaría destruida al caer. Si no frenaba lo suficiente, también sería destruida. ¿Qué hacer entonces?

    La solución de la OKB-1 fue tan ingeniosa como simple. De entrada, decidieron renunciar a conseguir que la sonda redujese su velocidad a cero cerca de la superficie. La nave se estrellaría, sí, pero no antes de desprender una pequeña cápsula con los instrumentos. Esta cápsula, que sería la auténtica sonda de superficie, estaría protegida por dos bolsas inflables de aire comprimido. De esta forma se podía evitar el tener que diseñar un sistema de guiado avanzado.

    Partes de la sonda Ye-6M.

    La Ye-6 sería por tanto una nave formada por tres secciones. La primera comprendía el motor principal construido por la oficina de diseño de Isayev. Estaba dotado de un empuje de 4,64 toneladas y quemaba ácido nítrico e hidracina almacenados en quince tanques distintos. Ayudando al motor había cuatro pequeños impulsores de 245 newtons de empuje cada uno para correcciones durante el descenso. La sección intermedia estaba presurizada a 1,2 atmósferas y contenía todos los sistemas de comunicación y control del vehículo. A ambos lados de esta sección estaban acoplados dos módulos que contenían el radar altímetro y los sensores estelares del sistema de navegación Yupíter (Júpiter), respectivamente. La sección presurizada también incluía el sistema de control I-100 que debía dirigir no solo la sonda, sino también la tercera y cuarta etapas del cohete Mólniya (una versión de cuatro etapas del misil R-7 Semiorka).

    Otra vista de una sonda Ye-6 sin la cápsula superior (Novosti Kosmonavtiki).

     

     

     

     

     

     

    Detalle de la cámara (Novosti Kosmonavtiki).

    Los instrumentos consistían en una cámara de 3,6 kg y un detector de radiación KS-17M (un contador Geiger). La cámara, situada en la parte superior, era realmente un fotómetro situado en el interior de un cilindro presurizado (en inglés, a este tipo de cámara extremadamente simple se le llama push broom). Un espejo se encargaba de escanear los alrededores, produciendo una imagen con una resolución de 5,5 milímetros a una distancia de 1,4 metros. Este tipo de cámaras sería usado en muchas otras misiones, como las sondas Mars o los Lunojods. La cápsula contaba con cuatro antenas desplegables de comunicación de las que colgaban cuatro masas. Observando la inclinación de dichos pesos en las imágenes, los investigadores podían medir la pendiente y orientación de la sonda con respecto a la superficie. Con los pétalos desplegados el diámetro total de la cápsula era de 160 centímetros y, con las antenas, la altura alcanzaba los 112 centímetros.

     

     

    Paseo espacial semiautónomo

    Paseo espacial semiautónomo

    El primer paseo espacial estadounidense se realizó el 3 de junio de 1965, por Ed White, del segundo vuelo tripulado de Gemini, Gemini 4, durante 21 minutos. White estaba amarrado a la nave espacial y su oxígeno se suministró a través de un cordón umbilical de 7,6 m, que también llevaba comunicaciones e instrumentos biomédicos. Él fue el primero en controlar su movimiento en el espacio con una Unidad de Maniobra de Mano. White encontró que su atadura era útil para limitar su distancia de la nave espacial, pero era difícil de usar para moverse, contrariamente a lo que afirmaba Leonov. Sin embargo, un defecto en el mecanismo de enganche de la cápsula causó dificultades para abrir y cerrar la escotilla, lo que retrasó el inicio del EVA y puso a White y su compañero de tripulación en peligro de no regresar vivos a la Tierra. 6

    Gemini 4

    Insignia de la misión

    Datos de la misión

    Operador: NASA

    ID COSPAR: 1965-043A [1]

    SATCAT no.: 1390 [2]

    Misión: Gemini 4-SC4

    Fabricante: McDonnell

    Número de tripulantes: 2

    Masa: 3.574 kg

    Rampa de lanzamiento: Centro Espacial Kennedy, Florida. LC 19

    Lanzamiento: 3 de junio de 1965. 15:15:59.562 UTC

    Aterrizaje: 7 de junio de 1965. 16:12:11 UTC

    Duración de la misión: 4 días 1 h 56 min 2 s

    Datos de las órbitas

    Distancia recorrida: 2,590,600 kilómetros (1,398,800 millas náuticas)

    Órbitas completadas: 66 (62 revoluciones)

    Apogeo: 282,1 km

    Perigeo: 162,3 km

    Período: 88,94 min

    Inclinación orbital: 32,53°

    Fin de la misión

    Recuperado por: USS Wasp

    Fecha de aterrizaje: 7 de junio de 1965, 17:12:11 UTC

    Lugar de aterrizaje: océano Atlántico Norte: 27 ° 44 ‘N 74 °

    Tripulación del Gemini 4: (I-D: White, McDivitt)]]

    Géminis 4 (oficialmente Géminis IV)[3] fue el segundo vuelo espacial tripulado en el Proyecto Gemini de la NASA, que tuvo lugar en junio de 1965. Fue el décimo vuelo espacial tripulado estadounidense (incluidos dos vuelos X-15 a altitudes superiores a 100 kilómetros (54 millas náuticas))). Los astronautas James McDivitt y Ed White rodearon la Tierra 66 veces en cuatro días, convirtiéndose en el primer vuelo de los Estados Unidos que se acerca al vuelo de cinco días del Vostok 5 soviético. Lo más destacado de la misión fue la primera caminata espacial de un estadounidense, durante la cual White flotó libremente fuera de la nave espacial, atado a ella, durante aproximadamente 20 minutos. Ambos logros ayudaron a los Estados Unidos a superar el liderazgo inicial de la Unión Soviética en la carrera espacial.

    El vuelo también incluyó el primer intento de hacer una cita espacial mientras McDivitt intentaba maniobrar su nave cerca de la plataforma superior de Titán II que la lanzó a la órbita, pero no tuvo éxito.

    El vuelo fue el primer vuelo estadounidense en realizar muchos experimentos científicos en el espacio, incluido el uso de un sextante para investigar el uso de la navegación celestial para el vuelo lunar en el programa Apollo .

    Tripulación

    Tripulación de reemplazo

    Más información en: http://www.spacefacts.de/mission/english/gemini-4.htm

    Ed White, el primer estadounidense en realizar actividad extravehicular, fuera de Gemini IV

    Un vehículo de lanzamiento de Titan II levanta Géminis 4 en órbita, el 3 de junio de 1965.

    Lanzamiento

    La transmisión del lanzamiento fue en sí misma histórica. Por primera vez, una audiencia internacional, proveniente de 12 naciones europeas, podría ver el despegue en la televisión en vivo a través del satélite Early Bird. El interés de la prensa, debido a la transmisión por satélite y al nuevo centro en Houston, demostró ser tan alto que la NASA tuvo que arrendar edificios para acomodar a los 1.100 periodistas de medios impresos y radiodifusión que solicitaron la acreditación. El control de vuelo cambió de Cabo Kennedy a Houston tan pronto como el vehículo despejó la torre de lanzamiento.

    Excepto por unos pocos momentos de oscilación de pogo (vibraciones axiales en el cohete), el lanzamiento salió perfectamente, la nave espacial entró en una órbita de 87 por 153 millas náuticas (161 por 283 km).[9]

    Actividad extravehicular (EVA)

    El blanco flota lejos de la escotilla abierta, hacia la nariz de la nave espacial al comienzo de la EVA

    Originalmente planeados para la segunda revolución, los astronautas pospusieron la EVA hasta la tercera después de que McDivitt decidiera que White, tras el estrés del lanzamiento y el encuentro fallido, parecía cansado y acalorado. Después de un descanso, el par terminó de realizar la lista de verificación para el EVA. Volando sobre Carnarvon, Australia, comenzaron a despresurizar la cabina. Sobre Hawaii, White tiró de la manija para abrir su escotilla, pero los pestillos no se movieron.

    Afortunadamente, McDivitt sabía cuál era el problema, porque la escotilla no se cerró en una prueba de cámara de vacío en el suelo, después de lo cual McDivitt trabajó con un técnico para ver cuál era la causa. Una primera vez, que obligó a los engranajes a engancharse al mecanismo, no se pudo comprimir, y McDivitt pudo ver cómo funcionaba el mecanismo. En vuelo, pudo ayudar a White a abrirlo, y pensó que podría volver a engancharse.[10]

    Hubo problemas de comunicación durante la caminata espacial. La nave espacial Gemini fue la primera en usar un interruptor operado por voz (conocido como VOX) en los micrófonos del astronauta, pero McDivitt pronto se dio cuenta de que su circuito VOX no funcionaba correctamente; solo podía escuchar el Comunicador de Cápsula (CAPCOM) en la configuración de pulsar para hablar, pero no en VOX (aunque ambos astronautas podían ser escuchados por el otro y por el suelo). Además, mientras estaba fuera de la nave espacial, White no pudo recibir transmisiones desde el suelo y tenía que transmitir todos los mensajes a través de McDivitt. McDivitt debe haber cambiado al ajuste VOX en algún momento cuando White estaba saliendo de la nave espacial, porque en ese momento, para la mayoría de los EVA, ni él ni White respondieron ni al CAPCOM de Hawai ni al CAPCOM de Houston, Gus Grissom. Grissom intentó hablar con Gemini 4 un total de 40 veces en 13 minutos antes de obtener una respuesta.[9]

    Atado a una correa, White salió flotando de la nave espacial, usando una Unidad de Maniobra de Mano (informalmente llamada “pistola zip”) que expulsó oxígeno presurizado para proporcionar empuje para controlar su viaje. Se fue a cinco metros de distancia y comenzó a experimentar con las maniobras. Lo encontró fácil, especialmente el cabeceo y la guiñada, aunque pensó que el rollo usaría demasiada gasolina. Él maniobró alrededor de la nave espacial mientras McDivitt tomaba fotografías. White disfrutó de la experiencia, pero agotó el gas HHMU antes de lo que le hubiera gustado.

    White se estaba enfrentando a dos factores que limitaban el tiempo para su EVA: la pérdida de señal de la estación de seguimiento de las Bermudas y el cruce del terminador solar. Los controladores de vuelo estaban cada vez más frustrados con su incapacidad para recordarle a White la restricción de tiempo, porque no querían que el primer EVA se realizara en la oscuridad o fuera de comunicación con la Tierra. Finalmente, McDivitt decidió quitarle el micrófono a VOX:

    McDivitt, a White: voy a salir a PUSH-TO-TALK y ver lo que el Director de vuelo tiene que decir.

    El director de vuelo Chris Kraft , a Grissom: ¡El director de vuelo dice, vuelve a entrar! (Kraft no estaba en el bucle aire-tierra con los astronautas).

    McDivitt: Gus, este es Jim. ¿Tienes algún mensaje para nosotros?

    Grissom: Géminis 4, vuelve a entrar!

    McDivitt: Bien. … (a White): … Quieren que vuelvas ahora.[9]

    White trató de usar tomando más fotos como una excusa para permanecer afuera por más tiempo, y McDivitt tuvo que convencerlo para que entrara. Finalmente regresó después de un total de aproximadamente 20 minutos. Él dijo: “Es el momento más triste de mi vida”.[9] Cuando llegó, la nave espacial había entrado en la oscuridad.[10]

    La escotilla probó ser tan terca para cerrarse como abrirse. Esto hubiera sido desastroso, lo que resultaría en la muerte de ambos hombres al reingresar. Pero McDivitt pudo reparar el mecanismo una vez más, por lo que White pudo cerrarlo. El plan de la misión pedía que se abriera la escotilla nuevamente para arrojar el equipo EVA que ahora no es necesario, pero McDivitt decidió no hacerlo, manteniendo el equipo innecesario a bordo durante el resto del vuelo.[10]

    Apagaron el sistema de maniobras de la nave espacial, con la intención de derivar durante los próximos dos días y medio para conservar el combustible restante. También tenían la intención de dormir periodos alternos de cuatro horas, pero esto resultó ser extremadamente difícil con las comunicaciones de radio constantes y la cabina pequeña, aproximadamente del tamaño de los asientos delanteros de un automóvil compacto.

    El recorrido espacial de 20 minutos de White fue el punto culminante de la misión, y las fotografías de McDivitt se publicaron en todo el mundo. Estos también mostraron a White vistiendo un reloj cronógrafo Omega ‘Speedmaster’ en su manga de traje espacial, una de las dos marcas que habían sido aprobadas por la NASA para uso espacial después de extensas pruebas. Omega desconocía estas pruebas o el hecho de que su producto iba a ser utilizado en el espacio, hasta que vieron las fotos de McDivitt. El modelo usado durante la caminata espacial ahora se conoce como el “Ed White” por los coleccionistas de relojes.

    Experimentos

    Once experimentos fueron llevados a cabo en la nave espacial.

    Reingreso

    White (l) y McDivitt son felicitados por el presidente Lyndon B. Johnson por teléfono a bordo del portaaviones USS Wasp

    La computadora falló en la 48ª revolución. Esto fue desafortunado para IBM, que acababa de poner un anuncio en el Wall Street Journal diciendo que sus computadoras eran tan confiables que incluso la NASA las usaba.[citación necesitada] La falla de la computadora significaba que la cápsula no sería capaz de realizar una reentrada de elevación de circuito cerrado como estaba previsto.

    La reentrada llegó en la 62.ª revolución. Se tuvo que utilizar una reentrada continua de circuito abierto (como se usa en Mercurio) debido a la falla de la computadora.[10] Los astronautas comenzaron a rodar la nave espacial a 65 millas náuticas (120 km) de altitud para aumentar su estabilidad. Comenzaron a reducir la velocidad de balanceo a 89,000 pies (27 km) y lo detuvieron en 39,000 pies (12 km). El paracaídas drogue se desplegó poco después de esto, y el principal se desplegó a 10,600 pies (3,2 km). Un propulsor que no funcionaba hizo que el rodillo fuera mucho más rápido de lo planeado,[10] y el aterrizaje fue brusco. Sin embargo, ninguno de los miembros de la tripulación encontró ningún problema, contrariamente a las preocupaciones de los médicos de la NASA sobre su aterrizaje vertical, en lugar de sobre sus espaldas, como en Mercurio, después de cuatro días en el espacio.[10] A pesar de que aterrizaron a 43 millas náuticas (80 km) del objetivo de aterrizaje previsto, algunos barcos ya habían comenzado a navegar hasta el punto de toma de contacto y un helicóptero pudo verlos aterrizar. La nave principal de recuperación fue USS Wasp.

    La recuperación fue apoyada por 10,249 personal del Departamento de Defensa de Estados Unidos, 134 aviones y 26 naves.

    Insignia

    Gemini 4 Fliteline Medallion con vuelo espacial

    La tripulación de Gemini 4 originalmente intentó llamar a su nave espacial American Eagle, pero esto fue rechazado luego de que la administración de la NASA emitió un memo diciendo que no querían repetir la misión anterior, en la que Gus Grissom había llamado a su nave espacial Molly Brown.[12]

    La Unidad de Maniobra de Mano (HHMU), también conocida como la pistola de maniobra, o informalmente como “la pistola de tirolesa”, fue utilizada por el astronauta Ed White en la primera “caminata espacial” estadounidense (actividad extravehicular, EVA), en Géminis 4, 3 de junio de 1965. Diferentes modelos de HHMU estuvieron presentes en Gemini 4, 8, 10 y 11, pero solo se usaron en Gemini 4 y 10. [1] [2] También se usó a bordo de Skylab.

    Los astronautas describieron la pistola como más fácil de usar que otros métodos de maniobra durante la caminata espacial. Proporcionó un impulso para enviar al caminante espacial lejos de la nave espacial y de regreso a ella, y era la forma más fácil para él de controlar sus movimientos en el entorno de microgravedad.

    El dispositivo Gemini 4 recibió su propelente de los tanques en el dispositivo y utilizó oxígeno presurizado para controlar e impulsar al astronauta mediante la conservación del impulso.[1][3] White disfrutó usando el arma[4] y lo encontró útil,[5] pero rápidamente se quedó sin propelente, lo que le obligó a tirar de su correa para continuar las maniobras. Sin embargo, su compañero de tripulación James McDivitt recordó el arma como “sin esperanza” y “totalmente inútil”, ya que requiere un objetivo preciso a través del centro de masa del usuario para traducir en línea recta sin inducir la rotación no deseada.[4]

    El dispositivo que llevaba el Gemini 8 (del 16 al 17 de marzo de 1966) recibió su propelente Freon 14 de un tanque para llevarlo a la espalda del astronauta.[1] El astronauta David Scott nunca tuvo la oportunidad de usarlo, porque la misión tuvo que ser cancelada antes de su EVA debido a un problema crítico del propulsor.

    El dispositivo Gemini 10 utilizado por Michael Collins recibió su propulsor de gas nitrógeno desde el interior de la nave espacial, a través de una manguera incluida con el conector umbilical del astronauta. [1] Collins lo utilizó con éxito para moverse hacia adelante y hacia atrás entre el Géminis y el vehículo objetivo Agena.

    Richard Gordon no pudo usar su HHMU en Gemini 11 , porque su EVA tuvo que acortarse cuando se cansó.

    Gemini 4 HHMU

    Gemini 8 HHMU

    Código Jötunvillur

    Código Jötunvillur

    Descifrado por un investigador noruego

    De AncientPages.com

    AncientPages.com – ¿Por qué los Vikingos crearon los códigos? Este largo rompecabezas sin respuesta ha desconcertado a los lingüistas e historiadores.

    Los investigadores aún no lo saben con certeza.

    Se han encontrado alrededor de 80 inscripciones con diferentes códigos de runas en Escandinavia y las Islas Británicas. Las inscripciones más antiguas se pueden remontar a los 800.

    “El misterioso código Jötunvillur, que data de los siglos 12 o 13 de Escandinavia, ha sido descifrado por K Jonas Nordby de la Universidad de Oslo, después de estudiar un palo del siglo 13 en el que dos hombres, Sigurd y Lavrans, habían tallado su nombre tanto en código como en runas estándar. “.

    “El código jötunvillur se encuentra en solo nueve inscripciones, de diferentes partes de Escandinavia, y nunca se ha interpretado antes.

    Comúnmente se cree que los vikingos usaron la criptografía para ocultar mensajes secretos. Según Nordby, los vikingos usaron códigos para jugar, intercambiar mensajes diarios frecuentes y aprender las runas, en lugar de comunicarse.

    Vikingos de la vida real y la gente nórdica medieval habían tallada códigos rúnicas en palos de madera, piedras y otros objetos. Comúnmente se cree que los vikingos usaron la criptografía para ocultar mensajes secretos. Según Nordby, los vikingos usaron códigos para jugar, intercambiar mensajes diarios frecuentes y aprender las runas, en lugar de comunicarse. Las cifras muestran también que los vikingos jugaron con escritura.

    Un mensaje bastante directo escrito en código: “Kiss me” está grabado en una pieza de hueso hallada en Sigtuna en Suecia, que data del siglo XII o XIII. El código está en las runas de cifrado, el código más común conocido en la Escandinavia medieval. Esta variedad se llama runas de hielo. (Foto: Jonas Nordby)

    Dos hombres, Sigurd y Lavrans, grabaron sus nombres en código y en runas estándar en este palo, que data del siglo XIII y se encontraron en el muelle de Bergen. Esto ayudó al investigador Jonas Nordby a descifrar el código jötunvillur. Foto: Aslak Liestøl / Museo de Historia Cultural, Universidad de Oslo

    Hasta el momento, lo que él llama su “piedra Rosetta”, que se encontró en el muelle de Bergen, es el único lugar en el que es posible estar seguro de lo que dice el código jötunvillur, aunque cree que otra runa puede haber sido inscrita con el nombre Thorstein, y otro con el nombre Einar.

    Luego se dio cuenta, continuó, que en jötunvillur, el signo de la runa se intercambia por el último sonido en el nombre de la runa, por lo que, por ejemplo, la runa “m”, maðr, se escribiría como la runa de “r”.

    “Pensé ‘wow, este es el sistema, esta es la solución, ahora podemos leer este texto”, dijo Nordby. Pero el código resultó ser extremadamente confuso, porque muchas runas terminan en el mismo sonido, “por lo que debe decidir cuál elegir”.

    “Estas runas fueron talladas por el hombre más rudimentario al oeste del mar”, se jactó el autor de este texto. La inscripción está en runas de cifrado y en runas regulares. Fue encontrado en una cámara funeraria de principios de la Edad de Piedra en la que los escandinavos irrumpieron en el 1100 en las Islas Orcadas. “Un grupo típico de adolescentes varones bromeaba y escribía cuentos sobre tesoros y su propia proeza sexual”, dice el runólogo Jonas Nordby. (Foto: Bengt A. Lundberg / Riksantikvarieämbetet)

    Los palos en los que se ha escrito el código, dijo Nordby, son “objetos cotidianos, por lo que a menudo se encuentran nombres en ellos, ya sea porque los usaron para comunicar que era algo que querían conservar o vender, o para practicar la escritura, o porque estaban hablando de personas, por lo que los nombres aparecen con frecuencia”.

    Una runa del muelle de Bergen es un testimonio de un uso travieso de la escritura rúnica. Las líneas en las barbas de estos hombres comprenden un mensaje, escrito en runas de cifrado. Foto: Aslak Liestøl / Museo de Historia Cultural, Universidad de Oslo

    Muchas runas se han excavado en Escandinavia, datan de los años 1100 y 1200, dijo. Solo unos pocos códigos de uso e incluso menos usan el código jötunvillur. “Se usaban para comunicarse, como los SMS de la Edad Media: eran mensajes frecuentes que tenían validez en el aquí y el ahora”, dijo.

    “Tal vez un mensaje a una esposa, o una transacción”.

    El reciente descubrimiento “nos ayuda a comprender que había más códigos de los que conocíamos”. Cada inscripción rúnica que interpretamos aumenta nuestras esperanzas de poder leer más pronto. Este es un trabajo de detective puro y cada nuevo método mejora nuestras posibilidades “, dijo Henrik Williams, profesor del Departamento de Idiomas Escandinavos de la Universidad de Uppsala y experto sueco en runas.

    Satélite de comunicaciones comercial

    Intelsat 1

    INTELSAT I Early Bird

    Intelsat 1 F-1-. Carga útil: Early Bird. Masa: 39 kg (85 lb). Nación: Internacional. Agencia: INTELSAT. Programa: Intelsat. Clase: Comunicaciones. Tipo: satélite de comunicaciones civiles. Autobús espacial: HS 303. Nave espacial: Intelsat 1. Fecha de operaciones completadas: 1971-01-01. USAF Sat Cat: 1317. COSPAR: 1965-028A. Apogee: 35,819 km (22,256 mi). Perigeo: 35,746 km (22,211 mi). Inclinación: 11.7000 grados. Período: 1,435.90 min.

    Sobre el Atlántico Nave espacial dedicada a aplicaciones prácticas y usos de la tecnología espacial, como el clima o la comunicación (US Cat C). Posicionada en órbita geosincrónica a 28 grados W en 1965; 38 grados W en 1965-1966. A partir del 27 de julio de 2001 se localizó en 92.54 grados W a la deriva a 0.324 grados W por día. A partir de 2007 13 de enero ubicado en 47.74 W a la deriva en 0.017E grados por día.

    Más en: Intelsat 1 .

    El Intelsat I (apodado Early Bird o Pájaro madrugador) fue el primer satélite de comunicaciones comercial, puesto en una órbita geosíncrona sobre el océano Atlántico el 6 de abril de 1965 y activado el 28 de junio.123

    Fue construido por el “Space and Communications Group” de la “Hughes Aircraft Company” (más tarde conocida como “Hughes Space and Communications Company”, y en la actualidad “Boeing Satellite Systems“) para COMSAT (compañía estatal estadounidense, controlante de Intelsat). Fue el cuarto de la serie Syncom (el primero de uso público) que Hughes había construido para la NASA. Su cohete impulsor fue un Delta D (Delta de impulso aumentado).

    Programado para estar en operación por 18 meses, el Early Bird estuvo en servicio activo por casi cuatro años. Fue desactivado en enero de 1969, aunque entre junio y agosto de ese año fue reactivado brevemente para dar soporte al Apolo 11 cuando el Atlantic de Intelsat tuvo una falla. En 1990 y con motivo del 25º aniversario de su lanzamiento fue activado brevemente, pero en la actualidad está inactivo aunque continúa en órbita.

    El Early Bird fue el primer satélite que permitió un contacto directo y casi instantáneo entre Europa y Norteamérica, manejando transmisiones de televisión (un canal), teléfono (240 canales), fax y telégrafo. Era bastante pequeño, con forma de tambor, medía 76 × 61 cm y pesaba 34,5 kg. Usó el bus HS-303. Masa bruta: 39 kg (85 lb). Altura: 0.59 m (1.93 pies).

    Modelo

    En el lobby principal de las oficinas centrales de Intelsat, en Washington DC, se puede observar un modelo en tamaño natural del mismo.

    Gracias a estos tipos de satélites, no nos hemos perdido ningún acontecimiento en el último medio siglo. También posibilitaron una ‘línea caliente’ para que los presidentes norteamericano y soviético intercambiasen insultos antes que misiles nucleares. Son los satélites de comunicaciones, cuyo ‘abuelo’ es el Intelsat 1. Primero fue ciencia ficción. Una idea formulada en 1946 por el escritor Arthur C. Clarke, que no había perdido la fe en el progreso, aunque solo había pasado un año desde la bomba atómica.

    El Intelsat 1 de 34,5 kilos funcionaba por radiofrecuencia. Los satélites de hoy albergan ingenios de varias toneladas y emisores digitales de banda ancha

    En 1957 los soviéticos lanzaron el Sputnik 1, primer satélite artificial, contestado en 1963 por la NASA con el Syncom 2. Eran los tiempos de la Guerra Fría y primaba el interés militar. Hasta que en 1965 un consorcio ponía en órbita el primer satélite comercial, inaugurando la explotación pacífica del espacio. Hoy, la industria de los satélites factura 200.000 millones de euros al año. Y ha cambiado nuestras vidas: globales e interconectadas.

    Los satélites necesitan un ‘taxi’ que los ponga en una órbita geoestacionaria. 

    El Intelsat 1, bautizado Early Bird (Pájaro Madrugador), hizo posible las conexiones en directo entre continentes. Al principio, un único canal de televisión o 240 conferencias telefónicas. Tuvo un precursor, el Telstar (1962), pero estaba en una órbita elíptica y no geoestacionaria, lo que dificultaba su operatividad. En una órbita geoestacionaria, a 36.000 kilómetros de altura, un satélite da una vuelta a la Tierra en 24 horas. De este modo, siempre se encuentra sobre el mismo punto de la superficie. Esto es ideal para suministrar datos a una región concreta durante todo el día.

    Hasta 2011, Intelsat fue una compañía intergubernamental; desde entonces es privada. Sus satélites hicieron posible que viéramos la llegada del hombre a la Luna en 1969; el Mundial de Argentina (1978), evento con más de mil millones de espectadores; y la guerra del Golfo en 1991, que cambió nuestra manera de consumir noticias. Permitió, además, la conexión del ‘teléfono rojo’ entre la Casa Blanca y el Kremlin desde 1974.

    Al igual que otros satélites de telecomunicaciones tempranos, Intelstat “Early Bird” fue construido por Hughes Aircraft Company. Fundada por el multimillonario Howard Hughes en 1932, la compañía más tarde se convirtió en Boeing Satellite Systems, pero Intelsat 1 fue la última en una línea de satélites destinados a demostrar que los satélites en órbita geosincrónicos podrían proporcionar un impulso decisivo a las comunicaciones globales.

    A pesar de tener apenas 76 × 61cm y un peso de solo 34,5kg, Early Bird fue el primer satélite en proporcionar un contacto directo y casi instantáneo entre Europa y Norteamérica, manejando una amplia gama de actividades de telecomunicaciones: teléfono, telefacsímile y televisión. De hecho, Early Bird se usó para proporcionar la primera cobertura televisiva en vivo de un naufragio de una nave espacial: el regreso de Gemini 6 en diciembre de 1965.

    Aunque originalmente tenía la intención de operar por solo 18 meses, Early Bird terminó en servicio activo hasta 1969. Sin embargo, fue reactivado brevemente en 1990 para conmemorar el 25 aniversario de su lanzamiento, y permanece en órbita hoy.

    En construcción: Early Bird fue construido por Hughes Aircraft Company. Crédito: BT Archive

    Otros satélites habían precedido a Early Bird en órbita, ya que los pioneros de las telecomunicaciones del mundo se propusieron demostrar el enorme potencial de los satélites como herramientas de las telecomunicaciones globales.

    Control de tierra: GPO estableció una estación de tierra en Goonhilly Downs para el lanzamiento de Telstar I

    Paseo espacial, hombre

    Vostock 2 y Alekséi Leónov

    Vosjod 2

    Vosjod 2: Восход-2.

    Vosjod 2 (en ruso, Восход-2) fue el nombre de una misión espacial tripulada soviética que se llevó a cabo en marzo de 1965. La misma voló una nave espacial Vostok modelo Vosjod 3KD con dos tripulantes a bordo, Pável Beliáyev y Alekséi Leónov, la nave estaba provista de una cámara de aire inflable proyectable exterior. Esta misión estableció otro hito en la exploración del espacio cuando Alekséi Leónov se convirtió en la primera persona en salir fuera de una nave espacial en un traje especial para realizar una “paseo espacial de doce minutos.

    Tripulación

    Traje espacial y cámara extensible utilizada en la Vosjod 2.

    Dos cosmonautas

    Tripulación de apoyo

    Tripulación de reserva

    Parámetros de la misión

    Operator: Soviet space program

    COSPAR ID: 1965-022A

    SATCAT no.: 1274

    Mission duration: 1 day, 2 hours, 2 minutes, 17 seconds

    Orbits completed: 17

    Start of mission

    Launch date: March 18, 1965, 07:00:00 UTC

    Rocket: Voskhod 11A57

    Launch site: Baikonur 1/5[1]

    End of mission

    Landing date: March 19, 1965, 09:02:17 UTC

    Landing site: 59°34′N 55°28′E

    Space walk

    • Leonov – EVA 1 – March 18, 1965
      • 08:28:13 UTC: The Voskhod 2 airlock is depressurized by Leonov.
      • 08:32:54 UTC: Leonov opens the Voskhod 2 airlock hatch.
      • 08:34:51 UTC: EVA 1 start – Leonov leaves airlock.
      • 08:47:00 UTC: EVA 1 end – Leonov reenters airlock.
      • 08:48:40 UTC: Hatch on the airlock is closed and secured by Leonov.
      • 08:51:54 UTC: Leonov begins to repressurize the airlock.
      • Duration: 12 minutes

    Puntos destacados de la misión

    El despegue tuvo lugar a las 11:00 AM de la mañana del 18 de marzo. Al igual que con Voskhod 1, un aborto de lanzamiento no fue posible durante los primeros minutos, hasta que la cubierta de la carga útil se deshiciera alrededor de la marca de 2-1 / 2 minutos.

    The Voskhod 3KD spacecraft had an inflatable airlock extended in orbit.[4] Cosmonaut Alexey Leonov donned a space suit and left the spacecraft while the other cosmonaut of the two-man crew, Pavel Belyayev, remained inside. Leonov began his spacewalk 90 minutes into the mission at the end of the first orbit. Cosmonaut Leonov’s spacewalk lasted 12 minutes and 9 seconds (08:34:51–08:47:00hrs UTC), beginning over north-central Africa (northern Sudan/southern Egypt), and ending over eastern Siberia.

    Nave espacial Voskhod 2, con una esclusa neumática desplegada

    The Voskhod 2 spacecraft was a Vostok spacecraft with a backup, solid fuel retrorocket, attached atop the La nave espacial Voskhod 3KD tenía una esclusa inflable extendida en órbita. [4] El cosmonauta Alexey Leonov se puso un traje espacial y dejó la nave espacial mientras el otro cosmonauta de la tripulación de dos hombres, Pavel Belyayev, permanecía dentro. Leonov comenzó su caminata espacial 90 minutos en la misión al final de la primera órbita. La caminata espacial del Cosmonauta Leonov duró 12 minutos y 9 segundos (08: 34: 51-08: 47: 00hrs UTC), comenzando sobre el centro-norte de África (Sudán septentrional / Egipto meridional) y terminando sobre Siberia oriental.module. Se retiró el asiento de eyección y se añadieron dos asientos (en un ángulo de 90 grados respecto a la posición de los asientos de la tripulación de Vostok). También se agregó una esclusa exterior inflable al módulo de descenso opuesto a la escotilla de entrada. Después del uso, se desechó la cámara de aire. No había ninguna disposición para la fuga de la tripulación en caso de una emergencia de lanzamiento o aterrizaje. También se agregó un cohete de frenado de combustible sólido a las líneas de paracaídas para proporcionar un aterrizaje más suave en el momento del aterrizaje. Esto era necesario porque, a diferencia del Vostok, la tripulación aterrizó con el módulo de descenso Voskhod. [4]

    Aunque Leonov fue capaz de completar su caminata espacial con éxito, tanto esa tarea como la misión general estaban plagadas de problemas. Las únicas tareas de Leonov eran fijar una cámara al final de la esclusa para grabar su caminata espacial y fotografiar la nave espacial. Logró conectar la cámara sin ningún problema. Sin embargo, cuando intentó usar la cámara fotográfica en su pecho, el traje había hinchado y no podía alcanzar abajo al interruptor del obturador en su pierna. Después de sus 12 minutos y 9 segundos fuera de la Voskhod, Leonov encontró que su traje se había endurecido, debido a la globalización, hasta el punto en que no podía volver a entrar en la esclusa. Se vio obligado a sangrar una parte de la presión de su traje, para poder doblar las articulaciones, llegando finalmente a los límites de seguridad. [6]: 456 Leonov no informó de su acción en la radio para evitar alarmar a otros, pero el estado soviético La radio y la televisión habían detenido antes sus transmisiones en vivo de la nave espacial cuando la misión experimentaba dificultades. Posteriormente, los dos miembros de la tripulación experimentaron dificultades para sellar correctamente la escotilla debido a la distorsión térmica causada por los largos problemas de Leonov que volvían a la embarcación, seguido de un reingreso problemático en el que el mal funcionamiento del sistema de aterrizaje automático forzaba el uso de su respaldo manual. 7] La nave espacial era tan estrecha que los dos cosmonautas, que llevaban trajes espaciales, no podían volver a sus asientos para restaurar el centro de masa del buque durante 46 segundos después de orientar el buque para la reentrada [6]: 457-459 y un aterrizaje en el Krai de Perm. El módulo orbital no se desconectó correctamente del módulo de aterrizaje, al igual que el Vostok 1, haciendo que el vehículo de retorno esférico girara salvajemente hasta que los módulos se desconectaran a 100 km. [7]

    La demora de 46 segundos hizo que la nave aterrizara 386 km desde la zona de aterrizaje prevista, en los bosques inhospitalarios de Upper Kama Upland, en algún lugar al oeste de Solikamsk. Aunque los controladores de vuelo no tenían ni idea de dónde había aterrizado la nave espacial o si Leonov y Belyayev habían sobrevivido, se les dijo a las familias de los cosmonautas que descansaban después de haber sido recuperados. Los dos hombres estaban familiarizados con el clima severo y sabían que los osos y los lobos, agresivos por la temporada de apareamiento, vivían en la taiga; La nave espacial llevaba una pistola y “un montón de municiones”, pero el incidente más tarde impulsó el desarrollo de un arma de supervivencia dedicada, el TP-82. Aunque los aviones localizaron rápidamente a los cosmonautas, el área estaba tan fuertemente boscosa que los helicópteros no podían aterrizar. Llegó la noche, la temperatura cayó a -5 grados centígrados (23 grados Fahrenheit), y la escotilla de la nave espacial había sido abierta soplado por los pernos explosivos. Ropa caliente y suministros se cayeron y los cosmonautas pasaron una noche de congelación en la cápsula o Sharik en ruso. Peor aún, el sistema eléctrico completamente funcionaba mal para que el calentador no funcionara, pero los ventiladores funcionaron a toda velocidad. Una partida de rescate llegó a los esquís al día siguiente, ya que era demasiado arriesgado para intentar un puente aéreo desde el sitio. [8] [9] El grupo avanzado cortó madera y construyó una pequeña cabaña de troncos y un enorme fuego. Después de una segunda noche más cómoda en el bosque los cosmonautas esquiaron a un helicóptero que esperaba varios kilómetros lejos y volaron primero a Perm, entonces a Baikonur para su debriefing de la misión. [6]: 457-459 [7]

    El diario del general Nikolai Kamanin dio más adelante la localización del desembarque del Voskhod 2, cerca de 75 kilómetros (47 millas) de Perm en las montañas de Ural en bosque pesado en 59:34 N 55:28 E el 19 de marzo de 1965 9:02 GMT. Inicialmente había cierta confusión y se creyó que Voskhod 2 aterrizó no lejos de Shchuchin (a unos 30 kilómetros al sudoeste de Bereznikov, al norte de Perm), pero no se recibió ninguna indicación de la nave espacial [10]. Al parecer, un comandante de uno de los helicópteros de búsqueda informó de la búsqueda de Voskhod 2, “En el camino forestal entre las aldeas de Sorokovaya y Shchuchino, a unos 30 kilómetros al suroeste de la ciudad de Berezniki, veo el paracaídas rojo y los dos cosmonautas. Nieve todo alrededor… “[8]

    La cápsula se encuentra actualmente en exhibición en el museo de RKK Energiya en Korolev, cerca de Moscú.

    Spacewalk

    Alexey Leonov realiza la primera caminata espacial durante Voskhod 2

    Al llegar a la órbita de Voskhod 2, Leonov y Belyayev unieron la mochila EVA al traje espacial Berkut (“Golden Eagle”) de Leonov, un traje intravehicular (IV) Vostok Sokol-1 modificado. La mochila EVA de metal blanco proporcionó 45 minutos de oxígeno para respirar y enfriar. El oxígeno se ventiló a través de una válvula de alivio en el espacio, llevando el calor, la humedad y el dióxido de carbono exhalado. La presión del traje espacial se puede fijar a 40,6 kPa (5,89 psi) o 27,40 kPa (3,974 psi). [11]

    Belyayev entonces desplegó y presurizó la esclusa inflable de Volga. La cámara de aire era necesaria por dos razones: en primer lugar, la aviónica de la cápsula utilizaba tubos de vacío, lo que requería una atmósfera constante para enfriar el aire. Además, los suministros de nitrógeno y oxígeno suficiente para reponer la atmósfera después de EVA no pudo ser llevado debido al límite de peso de la nave espacial. Por el contrario, la cápsula estadounidense de Gemini utilizó aviónica de estado sólido, y una atmósfera de oxígeno solamente, a una presión baja de 69 psi (69 kPa), que podría reponerse fácilmente después de EVA. La esclusa de Volga fue diseñada, construida y probada en nueve meses a mediados de 1964. En el lanzamiento, Volga montó sobre la escotilla de Voskhod 2, extendiéndose 74 cm (29 adentro) más allá del casco de la nave espacial. La esclusa comprendía un anillo de metal de 1,2 m (3,9 pies) de ancho instalado sobre la escotilla de apertura hacia el interior de Voskhod 2, un tubo de tubo de pared de doble pared con una longitud desplegada de 2,50 m y una anchura de 1,2 m Anillo metálico superior alrededor de la escotilla de la escotilla de aire de apertura de apertura de 65 cm (26 pulgadas). El volumen interno desplegado de Volga fue de 2,50 m3 (88 pies cúbicos).

    El tubo de la esclusa de la tela fue hecho rígido cerca de 40 airbooms, agrupados como tres, grupos independientes. Dos grupos eran suficientes para el despliegue. Los airbooms necesitaban siete minutos para inflar completamente. Cuatro tanques esféricos contenían suficiente oxígeno para inflar los airbooms y presurizar la cámara de aire. Dos luces encendieron el interior de la cámara de aire, y tres cámaras de 16 mm – dos en la cámara de aire, una en un boom montado en el anillo superior – registraron la primera caminata espacial histórica.

    Belyayev controló la cámara de aire desde el interior de Voskhod 2, pero un conjunto de controles de reserva para Leonov fue suspendido en cables de bungee dentro de la cámara de aire. Leonov entró en Volga, luego Belyayev selló a Voskhod 2 detrás de él y despresurizó la esclusa. Leonov abrió la escotilla exterior de Volga y empujó hasta el final de su umbilical de 5,35 m (17,6 pies). Más tarde dijo que el ombligo le dio un control estricto de sus movimientos – una observación supuestamente desmentida por la experiencia subsiguiente de la caminata espacial americana. Leonov relató mirar hacia abajo y ver desde el Estrecho de Gibraltar hasta el Mar Caspio.

    Después de que Leonov volvió a su sofá, Belyayev disparó los pernos pirotécnicos para descartar el Volga. Sergei Korolev, diseñador jefe de OKB-1 Design Bureau (ahora RKK Energia), declaró después de la EVA que Leonov podría haber permanecido fuera mucho más tiempo que él, mientras que Mstislav Keldysh, “teórico en jefe” del programa espacial soviético y presidente de La Academia Soviética de Ciencias, dijo que el EVA demostró que los futuros cosmonautas encontrarían trabajo en el espacio fácil.

    La agencia de noticias gubernamental, TASS, informó que “fuera de la nave y después de regresar, Leonov se siente bien”; Sin embargo, los documentos rusos posteriores a la Guerra Fría revelan una historia diferente: el traje espacial Berkut de Leonov se disparó, haciendo difícil la flexión. Debido a esto, Leonov no pudo alcanzar el interruptor del obturador en su muslo para su cámara montada en el pecho. No pudo tomar fotos de Voskhod 2, pero pudo recuperar la cámara montada en Volga, que grabó su EVA para la posteridad, pero sólo después de que se quedó y tuvo que hacer un esfuerzo considerable para empujarlo hacia abajo delante de él. Después de 12 minutos caminando en el espacio Leonov volvió a entrar Volga.

    Informes recientes informan que el Cosmonauta Leonov violó el procedimiento al entrar en la escotilla primero, luego se quedó atascado cuando se volvió para cerrar la escotilla exterior, forzándolo a coquetear con la enfermedad de descompresión al bajar la presión del traje para poder doblarse Para liberarse. Recientemente, Leonov dijo que tenía una píldora suicida para tragar si no hubiera podido volver a entrar en el Voskhod 2, y Belyayev se vio obligado a abandonarlo en órbita.

    Los médicos informaron que Leonov casi sufrió una insolación: su temperatura corporal aumentó 1,8 ° C en 20 minutos; Leonov dijo que estaba de rodillas en sudor, que se deslizó en el traje. En una entrevista publicada en el Soviet Military Review en 1980, Leonov minimizó sus dificultades diciendo que “la construcción de estaciones orbitales tripuladas y la exploración del Universo están inseparablemente ligadas a la actividad del hombre en espacios abiertos.

    En la cultura popular

    Parte de la nave Voshkod 2 (identificada como “Vostock 2”) se ve en el episodio OVNI “Conflicto” como una reliquia, antes de su destrucción por una poderosa bomba internacional de la Comisión Astrofísica.

    En 2015, la misión fue representada en el “Espacio” episodio de Comedy Central Drunk History, creado por Derek Waters. Blake Anderson y Adam DeVine interpretaron a Leonov y Belyayev.

    La misión se representa en la película rusa 2017 La era de los pioneros (en ruso :. La primera vez, translit Vremia Pervykh), protagonizada por Yevgeny Mironov como Alexey Leonov y Konstantin Khabensky como Pavel Belyayev.

     

     

    Modelo de la Voskhod 2 por Barry Davidoff vía New Ware

    Leonov durante su paseo espacial

     

     

    Alekséi Leónov: Алексей Архи́пович Лео́нов

    Alekséi Leónov en 1974

    Nacionalidad: soviético: ruso

    Estado: Retirado

    Nacimiento: 30 de mayo de 1934

    Kemerovo RSFSRUnión Soviética

    Otras ocupaciones

    pilotoingenierocosmonauta

    Ocupación actual

    Miembro del Consejo Superior del partido «Rusia Unida»

    Ocupación previa

    Vicepresidente del Alfa Bank

    Rango

    Mayor General

    Misiones

    Vosjod 2

    Soyuz 19 (Soyuz-Аpоllо)

    Retiro: 1991

    Leónov en un sello de la RDA.

    Semblanza

    Leónov fue uno de los veinte pilotos de la Fuerza Aérea Soviética seleccionado para formar parte del primer grupo de cosmonautas en 1960. Como todos los cosmonautas soviéticos, Leónov fue miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

    Su caminata espacial debía realizarse originalmente en la misión Vostok 1, pero fue cancelada, por lo que el acontecimiento histórico se produjo durante el vuelo de la Vostok 2. Estuvo fuera de la nave durante 12 minutos y nueve segundos el 18 de marzo de 1965, unido con la nave por una correa de 5,35 metros. Al final de la caminata espacial, el traje espacial de Leónov se había inflado en el vacío del espacio hasta el punto de que no podía volver a entrar en la esclusa de aire. Tuvo que abrir una válvula para permitir que la presión del traje descendiera y ser capaz de volver a entrar en la cápsula. Leónov había pasado un año y medio en entrenamiento intensivo de ingravidez para la misión.

    A partir de enero de 2011, Leónov se convirtió en el último superviviente de los cinco cosmonautas del programa Vostok.

    En 1968, Leónov fue seleccionado para ser comandante de un vuelo circunlunar de la Soyuz. Sin embargo, como todos los vuelos de prueba no tripulados de este proyecto fracasaron, y la misión Apolo 8 ya había dado ese paso en la carrera espacial de los estadounidenses, el vuelo fue cancelado. También fue seleccionado para ser el primer soviético en la Luna, a bordo de la nave espacial LOK/N1. Este proyecto también fue cancelado. (Por cierto, el plan de la misión requería un peligroso paseo espacial entre los vehículos lunares, algo que contribuyó a su selección). Leónov pudo haber sido comandante de la malograda misión Soyuz 11 en 1971 a la Salyut 1, la primera estación espacial tripulada, pero su tripulación fue reemplazada por la de reserva después de que el cosmonauta Valeri Kubásov fuera sospechoso de haber contraído la tuberculosis.

    Leónov pudo haber mandado la siguiente misión a la Salyut 1, pero también fue cancelada después de la muerte de los miembros de la tripulación de la Soyuz 11, perdiéndose además la estación. Los siguientes dos Salyúts (en realidad la estación militar Almaz) se perdieron en el lanzamiento. A partir de la Salyut 4, Leónov fue trasladado a proyectos más prestigiosos.

    El segundo viaje al espacio de Leónov fue igualmente significativo: fue el comandante de la mitad soviética de la misión Apolo-Soyuz –la Soyuz 19— la primera misión espacial conjunta entre la Unión Soviética y los Estados Unidos.

    De 1976 a 1982, Leónov fue el comandante del equipo de cosmonautas (“Jefe de Cosmonautas”), y director adjunto del Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Yuri Gagarin, donde supervisó la formación de las tripulaciones. También editó el periódico de los cosmonautas Neptuno. Se retiró en 1991.

    Leónov es un artista consumado que publicó libros que incluyen álbumes de sus obras artísticas y las obras que hizo en colaboración con su amigo Andréi Sokolov. Leónov llevó lápices de colores y papel al espacio, donde esbozó la Tierra y dibujó retratos de los astronautas del Apolo que viajaron con él durante el proyecto Apolo-Soyuz. Arthur C. Clarke escribió en sus notas de 2010: Odisea 2 que, después de ver una proyección en 1968 de 2001: Una odisea del espacio, Leónov le señaló que la alineación de la Luna, la Tierra y el Sol que se muestra en la apertura de la película es esencialmente la misma que la que aparece en la pintura de 1967 de Leónov acerca de la Luna, aunque el encuadre diagonal de la pintura no se repitió en la película. Clarke tuvo colgado en la pared de su oficina un bosquejo autografiado de esta pintura, realizado por Leónov después de la proyección.

    En 2001, fue uno de los vicepresidentes de la sede en Moscú del Alfa Bank y asesor del vicepresidente primero en el Consejo.

    En 2004, Leónov y el exastronauta estadounidense David Scott comenzaron a trabajar en una historia doble de la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Bajo el título Las dos caras de la Luna: Nuestra Historia de la Carrera Espacial en la Guerra Fría, que se publicó en 2006. Neil Armstrong y Tom Hanks escribieron la introducción al libro.

    Leónov también colaboró en el libro de 2007 Ese mar silencioso de Colin Burgess y Francis French, que describe su vida y su carrera en la exploración espacial.