Este Mundo, a veces insólito

Amazon Stonehenge

Subcategoría: Círculo piedra

Site Name: Calçoene Stone Circle Alternative Name: ‘Brazililan Stonehenge, ‘Amazon Stonehenge’

Nearest Town: Macapá Nearest Village: Calçoene
Latitude: 2.497778N  Longitude: 50.948889W

Rego Grande

Parque Arqueológico do Solstício

El Parque Arqueológico del Solstício (Parque Arqueológico del Solsticio), referido en fuentes académicas como AP-CA-18, es un parque arqueológico ubicado en el estado de Amapá, Brasil, cerca de la ciudad de Calçoene. Contiene un círculo megalítico de piedra, conocido coloquialmente como el Amazon Stonehenge, que consta de 127 bloques de granito, algunos de hasta 4 metros de altura, erguidos en un círculo que mide más de 30 metros de diámetro en la orilla del río Rego Grande en una colina. Los arqueólogos creen que este sitio fue construido por los pueblos indígenas con fines astronómicos, ceremoniales o de entierro, y probablemente una combinación. La función de este sitio megalítico es desconocida.

Aunque las piedras no han sido sometidas a técnicas de datación, la datación por carbono de los tiestos de cerámica ha colocado el sitio entre 500 y 2000 años de antigüedad. [Cita requerida] El origen de estos bloques de granito todavía no se ha estudiado.

El denominado Rego Grande es el crómlech de Calçoene, un monumento megalítico situado a 20 km del municipio costero de Calçoene, en el estado brasileño de Amapá.

Ha sido estudiado por el IPHAL (Instituto do Patrimonio Histórico e Artístico Nacional), organismo dependiente del Ministerio de Cultura de Brasil, así como por el IEPA (Instituto de Pesquisas Científicas e Tecnológicas do Estado do Amapá).

Llamado el «Stonehenge brasileño» o el «Stonehenge amazónico», se ha extendido la creencia popular y el reclamo turístico de que Calçoene fue una suerte de antiguo observatorio. Sin embargo, no existe ninguna prueba sólida en apoyo de estas tesis arqueoastronómicas, ni en este caso ni en el de ningún otro monumento megalítico.

Hasta ahora se pensaba que monumentos megalíticos de este tipo existían sólo en Europa. Con el hallazgo y cuidadoso análisis, en el 2006, del Crómlech de Calçoene, en el norte de Brasil, cerca al litoral atlántico, puede afirmarse que la cultura megalítica llegó también a América.

A unos 20 kilómetros del pueblo se encuentra el Crómlech, que está ubicado en un montículo de aproximadamente 7 metros de altura. Está formado por más o menos treinta piedras de hasta 4 metros de altura, dispuestas en círculo. El diámetro del Crómlech es de alrededor 30 metros. Algunos lastres cayeron o se inclinaron, lo que puede hacer suponer que el monumento es muy antiguo. Al interior del círculo hay dos rocas muy particulares; una de ellas tiene un hueco un poco más arriba de la mitad de su altura, mientras que la otra está dispuesta diagonalmente. Según el investigador brasilero José Elias Ávila, la piedra perforada tiene la función de mostrar el momento exacto del solsticio de invierno, el 22 de diciembre de cada año. La luz del sol, al alba del 22 de diciembre, entra en el foro de la primera piedramazona2a y, cayendo en la segunda, no produce sombra, ya que ilumina sólo su parte lateral.

En el subsuelo de los Crómlech hay dos fosas en forma de bota; mientras una tiene 1,3 metros de profundidad, la otra tiene 1,9. Ambas poseen un diámetro de aproximadamente 1,7 metros. Al interior de ellas se hallaron algunos huesos humanos (pero no cráneos) y cerámica, la cual fue datada de alrededor del 1000 d.C.

Según opiniones, y al ser el único del continente, el Crómlech de Calçoene, que es al mismo tiempo un monumento arqueoastronómico y un mausoleo, es mucho más antiguo. Hay que considerar atentamente el punto donde está situada la zona de Calçoene: con una latitud norte de 2 grados y 29’, y una longitud oeste de 50 grados y 56’, se encuentra prácticamente frente al Océano Atlántico, justo en la zona de mar donde soplan constantemente los vientos alisios de las Islas Canarias.

Antes que nada, hay que señalar que el Crómlech en cuestión es el único monumento megalítico circular de este tipo en todo el continente americano. Si la tradición megalítica hubiera sido común en los pueblos amerindios, se hubieran encontrado ya otros Crómlech tanto en América septentrional como en meridional.

‘Estamos empezando a armar el rompecabezas de la historia humana de la cuenca amazónica, y lo que estamos encontrando en Amapá es absolutamente fascinante,’ Mariana Cabral, una arqueóloga en la Universidad Federal de Minas Gerais, dijo a the New York Times.

Junto con su marido, João Saldanha, quien también es un arqueólogo, ha estudiado la disposición de roca extrañas durante más de diez años.

Mientras que los bloques que componen Stonehenge de Wiltshire se saben que han sido transportados desde lejos, los investigadores en el Brasil situado un punto dos millas río donde ellos creen que las losas de granito han sido traídas.

Se ha encontrado evidencia cerca del sitio de Rego Grande y en todo el Amazonas para sugerir que los pueblos indígenas de la región vivían en sociedades complejas que involucraban tanto la agricultura como una relación cercana con el entorno naturalamazona1 que los rodea. [Cita requerida]

También hay varios otros sitios megalíticos en Brasil que siguen las curvas del río Rego Grande. El hecho de que estos sitios megalíticos parecen seguir ese patrón sugiere que Amazon Stonehenge puede haber sido utilizado como un sitio ceremonial y que su estructura y significado cultural fueron compartidos en diferentes comunidades indígenas en el Brasil precolombino. [Cita requerida]

A pesar de no saber el uso exacto del sitio de Rego Grande, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que alude a una sociedad precolombina que era mucho más compleja de lo que se pensaba anteriormente. [Cita requerida]

En el día más corto del año en el hemisferio norte, 21 de diciembre, la sombra de uno de los bloques desaparece cuando el sol está directamente encima de él. La roca parece ser colocados en ángulo para que la sombra sea posiblemente, pequeña a lo largo el día. Es la alineacióamazona3n de este bloque con el diciembre del solsticio que lleva a los arqueólogos a creer que el lugar fue una vez un observatorio astronómico y que también puede estar buscando en los restos de una cultura sofisticada.

«Es la alineación de este bloque con el solsticio de invierno que nos lleva a creer que el lugar fue una vez un observatorio astronómico», dijo Mariana Petry Cabral, arqueóloga del estado de Amapa Investigación Científica y Técnica del Instituto. «También podríamos estar contemplando los restos de una cultura sofisticada».

Las estructuras megalíticas en Amapá fueron primero relatadas por el naturalista Emilio Goeldi – él notó ajustes de piedras derechas a finales del 19o siglo.

El interés científico sobre estos monumentos apareció en 1920, cuando Curt Nimuendajú describió 9 grupos del megalito aquí, un poco de investigación ha sido realizada también más tarde.

https://www.nytimes.com/es/2016/12/22/un-misterioso-stonehenge-en-brasil-modifica-lo-que-sabemos-sobre-la-historia-humana-en-el-amazonas/

amazona4

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.