Este Mundo, a veces insólito

Externsteine

Subcategoría: Piedras

En Alemania, poco antes de llegar a la población de Horn, cerca de Bad Meinber, en una hondonada del mágico Bosque Teutónico, emerge un curiosísimo grupo de rocas cuyo significado histórico sigue sin ser aclarado del todo. Es sin duda uno de los lugares sagrados más famosos y visitados de Alemania (cada año recibe más de un millón de turistas), pero también uno de los mas polémicos.Externsteine1

Se trata de un grupo de trece rocas de arenisca que forman unas alargadas columnas de roca, altas y estrechas, en un entorno que en su extensión no cuenta con ninguna otra formación rocosa. Se trata del monumento geológico más espectacular del famoso Bosque Teutónico. Las extrañas formaciones rocosas tienen hasta 37,5 m de altitud, respecto al llano. Al parecer son originarias del cretácico (hace 120 millones de años)

Se piensa que ha sido un lugar religioso desde tiempos inmemoriales, mucho antes de la llegada del cristianismo a la zona. De ello da fe el testimonio escrito llamado “Oldenburgisch Chronicon” de 1564, escrito por el historiador y teólogo luterano Hermann Hamelmann. Pero, curiosamente, no se ha encontrado ni un solo resto arqueológico anterior al siglo XI, excepto algunos útiles paleolíticos de 10.000 años de antigüedad.Externsteine2

La primera noticia históricamente documentada relativa al sitio se remonta a 1093, cuando el territorio circundante fue adquirido por el monasterio Abdinghof de Paderborn. De este periodo datan huellas de actividades humanas, como la talla de imágenes cristianas en roca.

Los últimos habitantes paganos de la región fueron los sajones, derrotados y convertidos por el emperador Carlomagno. Las crónicas paganas testimonian que Carlomagno destruyó el famoso Irminsul de los sajones en el año 772, un pilar de madera que, según las leyendas sajonas conectaba el cielo con la tierra. Irmin era un dios germánico, uno de los principales del panteón sajón, que parece corresponder a Odín. A principios del siglo XX, el historiador alemán Wilhelm Teudt sugirió que aquel mítico Irminsul estaba justo en Externsteine.Externsteine3

Esa hipótesis se apoyaba en la ubicación central del lugar en la antigua zona fronteriza de nueve tribus germánicas que fueron conducidas por Arminio en el año 9 a un choque brutal con las tropas romanas. El jefe de estos, Varo, gobernador de la Germania, se suicido tras la sangrienta derrota sufrida por los suyos. Justo en aquel lugar.

Lo cierto es que, más tarde, con la cristianización de la zona tras la victoria de Carlomagno, se convirtió en un centro de culto religioso, especialmente una cueva, llamada Sacellum, que se convirtió en una capilla. Los visitantes aun pueden ver, bajo un relieve que simboliza el descenso de Jesús de la Cruz, la representación desdibujada de un icono de la fertilidad de épocas pretéritas: una pareja abrazada por un dragón. Para ser que la capilla de Sacellum fue en tiempos perdidos un observatorio astronómico: a través de un agujero redondo se podía calcular el solsticio de verano y el punto más septentrional de la Luna.Externsteine4

En 1933 el citado Wilhelm Teudt se unió al Partido Nazi y propuso convertir Externsteine en un «bosque sagrado» como conmemoExternsteine5ración de los antepasados. El dirigente nazi Heinrich Himmler apoyó tal idea y constituyó la «Fundación Externsteine». La Ahnenerbe, famosa entidad pseudocientífica nazi, famosa por sus estudios sobre las teorías racistas relacionadas con el mito de la raza aria y la supremacía de esta, mostró un gran interés por el lugar, y estudió las rocas por su valor en la cultura y folklore alemanes.

Algunos neopaganos siguen creyendo que el Irminsul estaba localizado cerca de Externsteine, basándose sobre todo en una particular incisión del siglo XII, en la cual se representa un árbol doblado por el peso de la Cruz. El interés por el sitio sigue siendo muy alto por parte de grupos nacionalistas alemanes y continúa siendo un lugar muy visitado.

En cambio, otros consideran Externsteine como un lugar energético con extraordinarias cualidades geománticas y espirituales. Walter Machalett, experto en geomancia, atribuye a los germanos y sus antepasados conocimientos matemáticos, astronómicos y cósmicos, cuyo simbolismo se descubre poco a poco en los monumentos megalíticos del norte de Europa. Este señor, tirando de imaginación, estableció una línea de unión entre la Gran Pirámide de Egipto, Externsteine y las Islas Salvajes, islotes cercanos a las Islas Canarias, (aunque pertenecientes a Madeira),que para muchos es una de las columnas de la Atlántida, formando un triangulo isósceles de 51ª.

Curiosamente, Externsteine se encuentra a 51º de latitud, exactamente la misma latitud que Stonehenge…

Guardar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.