Este Mundo, a veces insólito

Muralla de Nördlingen

Nördlingen se encuentra completamente congelada en su aspecto desde tiempos medievales. Encerrada por completo por una muralla que se puede recorrer en toda su extensión, el modelo urbano medieval de Nördlingen es único en Alemania.Nördlingen1

Nördlingen (en español áurico, Norlinga1) es una localidad con más de 20 000 habitantes del distrito de Danubio-Ries, en Baviera, Alemania. Escenario de dos batallas acontecidas durante la guerra de los Treinta Años, la antigua Ciudad Imperial de Nördlingen se encuentra a lo largo de la Ruta Romántica, en medio de un cráter de meteorito, caído hace 15 millones de años, cuya extensión de casi 25 km de diámetro determina hoy en día la región del Ries de Nördlingen, y a una altura de 429 msnm.

La ciudad fue erguida en la Era Medieval y está encerrada completamente por una muralla. Otras dos ciudades en Alemania también cuentan con una muralla que rodea la ciudad, Rothenburg ob der Tauber y Dinkelsbühl; sin embargo, solo la de Nördlingen se puede recorrer en toda su extensión, característica que la hace única en Alemania.

Cuenta con cinco puertas de entradas, 11 torres defensivas bien conservadas y un Alte Bastei (Vieja Bastilla). Aunque las puertas de la ciudad son puntos de atracción para los visitantes de todo el mundo, la más grande admiración se encuentra en su totalidad, en las casas dentro de la ciudad, conservadas desde el período de su gran prosperidad del Siglo XIV al XVI; así como también las magníficas fachadas de los edificios públicos y las casas de la clase social privilegiada hechas la mitad de madera y con estilo Renacentista y Barroco.Nördlingen2

Nuestro recorrido por los numerosos destinos pendientes del mundo nos lleva hoy hasta Baviera, en el Nördlingen3sur de Alemania, a unos 135 km de Munich. En concreto, nos dirigimos a Nördlingen, una ciudad medieval situada en medio del cráter de un meteorito, lo que le da una curiosa (y muy definida) forma circular.

La primera característica que hace única a esta ciudad se puede apreciar desde que nos acercamos a ella: una muralla que la rodea totalmente, siendo la única ciudad de Alemania en la que todavía se puede recorrer de forma completa su muralla.

Otra de las particularidades de Nördlingen es la buena conservación de todos sus edificios con entramados, permitiendo que viajemos en el tiempo con tan solo atravesar sus murallas por cualquiera de sus 5 puertas.

Una tercera peculiaridad de la ciudad es uno de los materiales que componen sus edificios: diamantes. Esto viene causado por el mismo motivo que la forma urbana: por el meteorito. Al caer sobre un terreno con abundante depósito, formó rocas con numerosos fragmentos de diamante casi microscópicos, que luego utilizaron como material de construcción.

Obviamente, lo primero que veremos es su muralla de inicios del siglo XIV, que, como hemos dicho antes, de puede recorrer de forma completa. Ello nos permite tener unas vistas de la ciudad desde las alturas, pasar a través de sus torres… toda una experiencia única.Nördlingen4

Volviendo a poner los pies en el suelo y paseando por sus calles encontramos la Iglesia de San Jorge, un templo austero y amplio, de paredes blancas y grises, lleno de columnas y tracería, con un bello órgano ricamente decorado. Aunque sin duda, lo más visitado de la iglesia es Daniel, la torre, que con sus 90 metros de altitud nos ofrece unas vistas únicas de la ciudad y de sus alrededores.

Cuenta con cinco puertas de entradas, 11 torres defensivas bien conservadas y un Alte Bastei (Vieja Bastilla). Aunque las puertas de la ciudad son puntos de atracción para los visitantes de todo el mundo, la más grande admiración se encuentra en su totalidad, en las casas dentro de la ciudad, conservadas desde el período de su gran prosperidad del Siglo XIV al XVI; así como también las magníficas fachadas de los edificios públicos y las casas de la clase social privilegiada hechas la mitad de madera y con estilo Renacentista y Barroco.

Se puede tener una fantástica vista de toda la ciudad al trepar los 90 metros hacia la cumbre del “Daniel”, torre de la Iglesia San Jorge, de estilo Gótico, y sello de Nördlingen. Es aquí donde los dos guardianes municipales de la torre trabajan en la cima de la torre, los cuales son los últimos de su clase en Alemania. El llanto de los guardianes es también único: “So, G´sell, so”, lo que significa “todo bien, compañeros, todo bien”. Son ecos que se oyen en toda la ciudad cada media hora desde las 10 pm., hasta la media noche, y que en la antigüedad tenían como fin, tranquilizar las noches de los habitantes, ante cualquier ataque.

Nördlingen6Como dato anecdótico, la ciudad medieval de Nördlingen aparece en el anime Princess Tutu y en la película Willy Wonka y la fábrica de chocolates.

La torre de Daniel, de la Iglesia de San Jorge

Nördlingen5En la región Bávara, cerca de los Alpes, se encuentra la ciudad alemana de Nördlingen. En sus inicios, se pensaba que la singular estructura geológica del terreno tenía origen volcánico y no fue hasta el año 1960 cuando el geólogo Eugene Shoemaker averiguó que las rocas que había en la zona provenían de un impacto de un meteorito. La señal principal fue que se encontró un tipo de cuarzo que solo aparece en rocas metamórficas o que han sufrido fuertes impactos. La historia de Nördlingen se remonta a hace más de 1000 años y es tan fascinante como interesante para todos los turistas que la visitan. De forma muy discreta se puede apreciar todo el contorno del cráter, que bordea la ciudad a modo de pequeñas colinas. El diámetro del círculo tiene aproximadamente unos 25 kilómetros, y en él podemos encontrar restos de piedras suevitas y también canteras de donde se han extraído rocas para construir edificios como la iglesia. Nördlingen ofrece muchas posibilidades para el turismo. En primer lugar, para conocer todos los detalles sobre el llamado evento de Ries, que sucedió hace unos 14,5 millones de años, hay que visitar el Museo del Cráter. En él se explica perfectamente las características del meteorito que impactó contra esta zona, de aproximadamente 1 kilómetro de diámetro, que originó un cráter de unos 25 kilómetros. En esta ciudad, en 1634, tuvo lugar la conocida batalla de Nördlingen, un capítulo decisivo en la Guerra de los Treinta Años y en la cual Suecia dejó de ser una potencia militar. Merece la pena realizar una ruta por la muralla que bordea toda la ciudad, para así revivir la historia que ocurrió en el lugar. Las murallas que se conservan, de unos 2,7 kilómetros de largo, defendían la ciudad de todos los ataques exteriores y hoy son un punto para pasear y admirar las callejuelas de la localidad. En el casco histórico destaca la iglesia de San Jorge con su campanario de estilo gótico y 90 metros de altura, fácilmente identificable desde cualquier punto de la ciudad. Y, a su alrededor, un gran número de casas que parecen no haber sufrido ningún cambio desde la época medieval, con sus tejados rojizos tan característicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.