Este Mundo, a veces insólito

Los números de Lost.

Subcategoría: criptogramas de ficción

Luego de la cruda y descarnada realidad viene la ficción, como es de esperar. Y es que para quienes alguna vez vimos la serie de televisión Lost, y aquí sí me cuento, existieron ciertos números que han podido quitarnos el sueño más de una vez. Los números, querido lector, son los siguientes: lost1

4, 8, 15, 16, 23, 42.

¿Tienen algún sentido para usted? Páginas y páginas de divagación se han dedicado a intentar encontrar la fuente, o significado, o patrón si es que hay alguno, que explican esta sucesión de números. Nadie, al parecer, ha podido encontrar la respuesta correcta (en últimas, pueden ser númelost2ros elegidos al azar por los guionistas, sin algún orden específico), pero aún así juegan (o jugaron) un papel muy importante en la serie. Le recuerdo que en Lost, un avión de pasajeros cae en una isla aparentemente deshabitada, y en cada capítulo se relatan episodios en la vida de cada uno de los personajes, uno más extraño que otro. Y aquí es donde aparecen los números.

En uno de los capítulos más misteriosos, Hurley (interpretado por el actor estadounidense Jorge García, de innegable ascendencia latinoamericana), un joven obeso y algo triste, juega a la lotería con ciertos números que otro paciente psiquiátrico repetía crónicamente. Desde ese día, luego de ganar el premio, siente que una gran cantidad de acontecimientos desafortunados lo rodean a él y a su familia (caída de meteoritos en su lugar de trabajo – muerte de familiares cercanos), por lo que decide alejarse… precisamente en el avión que cae en la isla, en donde eventualmente encuentra una escotilla enterrada en la que aparecen, grabados en el acero, los seis malditos números de los que no puede separarse.

En fin. Sólo hay que imaginar la fuerza de esa imagen, que aunque ficticia, se apoya en el interés que despierta comúnmente la numerología y la matemática ligera, especialmente en los misterios de la cultura popular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.