Este Mundo, a veces insólito

Cifras Zodiac Killer

Subcategoría: cifrado de símbolos.

El asesino del zodíaco fue un asesino en serie que actuó en el Norte de California durante 10 meses desde finales de los años 60. Él mismo eligió su nombre en una serie de cartas amenazantes que envió a la prensa hasta 1974. En sus misivas incluyó cuatro criptogramas, de los cuales uno todavía no ha sido descifrado.zodiaco1

El Zodíaco, como él mismo se denominaba, asesinó a cinco víctimas conocidas en Benicia, Vallejo, Lake Berryessa y San Francisco entre diciembre de 1968 y octubre de 1969. Las víctimas elegidas para atacar fueron cuatro hombres y tres mujeres de edades entre los 16 y los 29 años. A finales del 2003, el caso del Zodiaco tuvo un impactante descubrimiento, ya que las huellas de la famosa carta del zodiaco no coincidian con las huellas de Arthur Leigh Allen, el sospechoso número uno del caso y que todas las pistas indicaban que era él. La policía cerró el caso a mediados del 2004 y se reabrió por tercera vez en el 2007.

El 1 de agosto de 1969 tres cartas escritas por Zodiaco llegaron a la redacción de Vallejo Times Herald, San Francisco Chronicle y San Francisco Examiner. En ellas, casi idénticas entre sí, él reconocía los tres crímenes e incluía un criptograma de 360 caracteres que desvelaba su identidad. Zodiaco fue muy claro: o las cartas se publicaban en primera plana o ese mismo fin de semana mataría a 12 personas. Los asesinatos, por suerte, no se llevaron a cabo, pero las cartas pudieron leerse en la primera plana de los periódicos.zodiaco2

Tres días más tarde, otra carta llegó a la redacción de San Francisco Examiner. «Querido editor, el Zodiaco al habla» era el inicio de una carta escrita en respuesta al jefe Stiltz de Vallejo, el cual pidió más detalles para probar que era el asesino de Faraday, Jensen y Ferrin.zodiaco3

El 8 de agosto de 1969, una semana más tarde desde que se recibiera el criptograma, Donald y Bettye Harden, de Salinas, descifraron el criptograma de 408 símbolos.

Mensajes cifrados por el estilo fueron recibidos por diferentes periódicos y por la policía de la ciudad durante los siguientes quince años, poco más o menos, en un tono irónico y relativamente reconocible (cosa que impulsó la aparición de varias cartas falsificadas – lo que les faltaba a los investigadores, quienes cada vez tenían que distinguir si las cartas eran o no auténticas) mientras se cometían nuevos asesinatos y el escritor se atribuía otros tantos. Algunos de los códigos han sido descifrados, otros no. En las primeras cartas el autor fue claro: si los códigos eran descifrados, «me tienen» (supuestamente, su identidad estaba dentro de aquellos códigos). Cosa que nunca fue obvia, o por lo menos no en las cartas que fueron efectivamente descifradas. Aparece, por ejemplo, uno de los textos descifrados justo aquí, unos dos pantallazos abajo del inicio. Textos que no transcribo, por puro y físico miedo… ya es tarde y apenas voy en la mitad del artículo.

El símbolo reticular usado por el Zodiaco para firmar sus cartas.zodiaco4

El 4 de agosto de 1969, otra carta fue recibida en el San Francisco Examiner con un saludo, «Querido editor el Zodiaco al habla». La carta fue en respuesta al Jefe Stiltz de Vallejo quien le había pedido más detalles para probar que era realmente el asesino de Faraday, Jensen y Ferrin.

El 8 de agosto de 1969, Donald y Bettye Harden de Salinas California descifraron el criptograma el cual no contenía el nombre del Zodiaco.

«ME GUSTA MATAR GENTE PORQUE ES MUCHO MÁS DIVERTIDO QUE MATAR ANIMALES SALVAJES EN EL BOSQUE, PORQUE EL HOMBRE ES EL ANIMAL MÁS PELIGROSO DE TODOS. MATAR ALGO ES LA EXPERIENCIA MAS EXCITANTE, ES AUN MEJOR QUE ACOSTARSE CON UNA CHICA, Y LA MEJOR PARTE ES QUE CUANDO ME MUERA VOY A RENACER EN EL PARAÍSO Y TODOS LOS QUE HE MATADO SERÁN MIS ESCLAVOS. NO DARÉ MI NOMBRE PORQUE VOSOTROS TRATARÉIS DE RETRASAR O DETENER MI RECOLECCIÓN DE ESCLAVOS PARA MI VIDA EN EL MÁS ALLÁ EBEORIETEMETHHPITI».zodiaco5

Las cartas comenzaron a llegar el 1 de agosto de 1969 a la redacción del Vallejo Herald San Francisco Chronicle y al San Francisco Examiner. En las cartas muy parecidas entre si hablaba y reconocía sus crímenes, incluía un criptograma de 360 caracteres que desvelaba su identidad. El asesino fue muy tajante, o las cartas se publicaban en primera plana o ese mismo día mataría a 12 personas.

Las cartas pudieron leerse en los diarios, y el asesino no cumplió su amenaza. Tres días después del la primera carta llegó las segunda. A la semana de ser recibida se descifró el primer criptograma que en realidad no contenía detalles del asesino. La descifraron Donald y Bettye Harden de Salinas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.