Este Mundo, a veces insólito
Suscribete
Calendario
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Clases de tormentas

Se distinguen varios tipos de tormentas, según el movimiento del aire:
Tormentas de masas de aire. Nos referimos al desarrollo de una tormenta dentro de una masa de aire homogénea:
Tormentas convectivas producidas por el calentamiento diurno de la masa de aire desde su base.
Tormentas producidas por ascenso de toda la masa de aire.
Tormentas frontales. Están asociadas a frentes fríos, frentes cálidos, frentes ocluidos o fríos secundarios.

Tormentas orográficas. Comienzan en una masa de aire que tiene un potencial convectivo. Ocurren cuando hay ascenso en un área o relieve que favorece la formación de cumulonimbos (Cb).

Existen 8 tipos de tormentas

Eléctricas
Unicelulares, multicelulares y supercelulares
Tornados
Trombas marinas
Tormentas de arena
Tormentas de polvo
Remolino de polvo o tolvanera
Tormentas de invierno

› Eléctricas: En general, una tormenta eléctrica es una tempestad local, producida invariablemente por una nube cúmulo y siempre acompañada de truenos y rayos; normalmente presenta enérgicas rachas de viento, fuertes lluvias y ocasionalmente, granizo. Por lo general es breve, la mayoría de las veces unos 30 minutos y rara vez de unas dos horas. El rayo se desarrolla entre dos centros cualesquiera de carga opuesta en los alrededores de una tormenta eléctrica. Es una descarga eléctrica temporaria, de alto voltaje; su origen más común son las cargas eléctricas separadas en los cúmulo nimbo comunes. El trueno es el sonido producido por el rayo; el sonido se origina por el extraordinario calor que produce el rayo al rasgar el aire. Desde el punto de vista del sinóptico, las tormentas eléctricas pueden ser clasificadas según la naturaleza de la situación general del estado del tiempo, habiendo tormentas eléctricas de masa de aire, frontales y de línea de turbonada.

› Unicelulares, multicelulares y supercelulares
La tormenta unicelular
Una tormenta unicelular es el tipo de tormenta más simple y pasa por un ciclo de vida de aproximadamente 1 hora, que incluye tres estados: cúmulo, maduro y de disipación. El estado maduro se alcanza cuando hay mayor precipitación; durante el de disipación, como su nombre lo indica, las precipitaciones disminuyen hasta cesar. Una cualidad singular de las tormentas eléctricas es justamente su actividad eléctrica. El estudio de su electricidad incluye no solo el fenómeno de los rayos sino también todas las complejidades de la separación de cargas de la tormenta y toda la distribución de cargas dentro del área de influencia.
La tormenta supercelular
Las tormentas supercelulares, también denominadas tormentas eléctricas severas, son las más intensas. Su flujo y circulación de viento típicos, son diferentes a los de una masa de aire normal o tormenta eléctrica frontal; presenta un centro de baja presión que gira en sentido antihorario, lo que ayuda a mantener la gran intensidad de la tormenta supercelular. Tanto las tormentas eléctricas multicelulares como las supercelulares pueden producir uno o varios de los siguientes efectos: vientos destructivos, precipitaciones abundantes, inundaciones súbitas, rayos frecuentes, granizo y tornados.
La tormenta multicelular
Las tormentas multicelulares tienen una estructura mucho más compleja. Las mismas condiciones que promueven la formación de una tormenta unicelular, son capaces de formar más de una célula de tormenta eléctrica en la misma región, originando un conglomerado.

› Tornados: Un tornado es una columna de aire que gira violentamente, en contacto con el suelo, ya sea colgando de una nube cumuliforme, o por debajo de ella; a menudo, pero no siempre, visible como nube embudo. El tornado es la más intensa de todas las circulaciones atmosféricas. Normalmente tiene una rotación ciclónica con velocidades de viento entre 65 y 485 Km por hora (40 y 300 MPH aprox.). Las velocidades del viento a veces se calculan en base al daño ocasionado, utilizando la escala Fujita en la cual los tornados son clasificados entre F0 y F6, o sea entre daño leve y daño increíble. Otros vórtices de tornados que existen además del remolino principal son llamados vórtices de succión. Éstos a menudo contienen los vientos más fuertes, por lo que son responsables de los daños más severos. Los tornados ocurren en todos los continentes, pero son más comunes en Estados Unidos, en el llamado “Tornado Alley” que como indica su nombre en inglés, es un “Callejón de Tornados”. Pueden suceder durante todo el año a cualquier hora del día, pero en la planicie central norteamericana, son más frecuentes en primavera y comienzos del verano, a última hora de la tarde o primeras horas de la noche. Cuando se producen en el mar se llaman: Ciclón tropical – Baguio – Huracán

› Trombas o trombas marinas: Tromba o Tromba Marina, estrictamente es un tornado que ocurre sobre la costa o sobre un cuerpo de agua. Consiste en un torbellino de viento, generalmente intenso, evidenciado por una columna nubosa o embudo que sale de un cumulonimbus. Ocurren con más frecuencia en los subtrópicos durante la estación cálida; la mayoría que ocurren a nivel mundial, son reportados en los Cayos de la Florida norteamericana. Normalmente, no duran más de 5–10 minutos, pero las trombas marinas grandes pueden llegar a durar hasta una hora. Aunque son menos intensas que los tornados y no son el producto de tormentas eléctricas supercelulares, pueden infligir daños de importancia y producir eventos extraños. Por ejemplo, se ha sabido de lluvias de peces y sapos producidas por trombas marinas. Para medir los fenómenos que ocurren sobre la superficie marina, se aplica la Escala Douglas, en la cual se contempla además de los factores tenidos en cuenta por la Escala Beaufort, la altura de la ola. La Escala Douglas va de 0 a 9, correspondiendo 9 a la denominación de “tormentoso” y caracterizado por olas de más de 14 metros de altura.

› Tormentas de arena: Una tormenta de arena es un viento fuerte que acarrea arena. A diferencia de una tormenta de polvo, en las que las partículas pueden ascender hasta 1000 metros sobre el suelo, en este caso, las partículas de arena no se elevan mucho más allá de 3.5 metros y rara vez superan los 15 m por encima de la superficie. Las tormentas de arena se desarrollan más en regiones desérticas donde hay arena suelta, a menudo en dunas, sin mucha mezcla de polvo. Se originan con vientos fuertes causados o aumentados por el calentamiento de la superficie y tienden a formarse durante el día y a extinguirse por la noche.

› Tormentas de polvo: Una tormenta de polvo es un fenómeno inusual, frecuentemente severo, caracterizado por vientos fuertes y aire cargado de polvo que se extiende sobre un área extensa. Tienen lugar después de un período de sequía sobre un área normalmente arable, lo cual provee las partículas de polvo extremadamente finas, lo que las distingue de las tormentas que se producen en zonas desérticas. Normalmente una tormenta de polvo es precedida por remolinos de polvo. Por delante de la cortina de polvo, el aire está a menudo muy caliente y casi quieto.

› Remolinos de polvo o tolvaneras: Un remolino de polvo o tolvanera es una pequeña corriente rotatoria ascendente, a menudo observada en épocas de turbulencia atmosférica; se desarrolla mejor en una tarde cálida y calma con cielos claros, en una región seca con intenso calentamiento superficial en los primeros 100 metros de la atmósfera. Se los ha observado rotar en dirección anticiclónica y ciclónica. Los remolinos de polvo o tolvaneras en ocasiones son suficientemente fuertes para causar daños menores (hasta F1 en la escala Fujita). No son extremadamente peligrosos para los organismos biológicos, pero las máquinas y aparatos electrónicos pueden sufrir daños moderados a severos.

› Tormentas de invierno: Las tormentas de invierno son también señaladas como ciclones extra-tropicales, y dicha designación normalmente se refiere a los ciclones frontales migratorios de las latitudes medias y altas. Las tormentas de invierno son sistemas de baja presión con un patrón circular de viento y una circulación ciclónica, que suceden durante el invierno y están ubicados en las latitudes medias. Normalmente tienen la forma de una gigante coma de nubes. Estas tormentas cubren áreas extensas y son más grandes que cualquier otra de la familia. Las características principales de una típica tormenta de invierno son: un frente cálido, fluyendo alrededor del centro de baja presión y empujando hacia el aire frío polar; un frente frío, empujando hacia el aire cálido; un frente frío ocluido, que podría ser un área de extrema actividad tormentosa; y finalmente una lengua seca, la cual es un área de alta presión, fría y clara, que eventualmente puede penetrar el centro de baja presión de esa “coma” y comenzar a debilitarlo.

También existen: las tormenta magnéticas, geomagnéticas, tormenta de radiación, tormenta solar, etc.

Deja un comentario