Este Mundo, a veces insólito

Coche en el espacio

Coche en el espacio

Tesla Roadster de Elon Musk

Lanzamiento

El coche fue lanzado el 6 de febrero de 2018 durante el primer lanzamiento del Falcon Heavy en una órbita elíptica alrededor del Sol.17​ El primer segmento de la órbita es similar a un Órbita de transferencia de Hohmann a Marte. Aun así, debido a que el lanzamiento se realizó fuera de la ventana de lanzamiento (abril–mayo 2018) para Marte, el Roadster no encontrará Marte en su afelio. Incluso si el lanzamiento hubiera ocurrido en tiempo correcto, ni el Roadster ni la etapa superior del Falcon Heavy están diseñados para operar en espacio interplanetario, careciendo de propulsión, capacidad para maniobrar y comunicaciones necesarios para entrar en órbita a Marte. Según Musk, el coche puede quedar a la deriva por el espacio por un billón de años.

El coche inicialmente logró una órbita de aparcamiento de la Tierra, todavía unido a la segunda etapa del Falcon Heavy. Después de una fase costera de seis horas más larga de lo normal a través de los cinturones de Van Allen (un requerimiento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para insertar satélites de inteligencia pesados en una órbita geoestacionaria), la segunda etapa fue re encendida para lograr velocidad de escape.1819201​ El coche llevó tres cámaras, que transmitieron en vivo imágenes del coche.2122

Si bien los primeros automóviles en el espacio fueron los Lunar Roving Vehicle del Programa Apolo, el Roadster es el primer coche de consumo masivo en el espacio.23

El Tesla Roadster de Elon Musk es un automóvil privado que ha sido adaptado como simulador de masa para el vuelo inaugural del cohete Falcon Heavy. El vehículo es un Roadster de primera generación producido en 2009 por Tesla, un fabricante de automóviles eléctricos estadounidense co-fundado por el propio Musk.

El 1 de diciembre de 2017, Musk anunció vía Twitter que SpaceX, una empresa de la cual es el CEO y propietario, lanzaría el automóvil en el vuelo de inaugural de su nuevo lanzador de cargas pesadas, el Falcon Heavy, a principios de 2018. Tres semanas después, se publicaron imágenes del automóvil siendo montado en el adaptador de cargas del lanzador previo encapsulamiento por la cofia.

El coche se encuentra en una órbita elíptica alrededor del Sol que pasa por el cinturón de asteroides.1​ El primer segmento de la órbita es similar a una Órbita de transferencia de Hohmann a Marte. Aun así, el coche no va a sobrevolar por Marte ni se introducirá en una órbita alrededor de él.234

La licencia para el lanzamiento fue emitida por el regulador del Gobierno federal de los Estados Unidos, la Oficina de Transporte Espacial Comercial, el 2 de febrero de 2018.5

Última imagen transmitida por el Tesla Roadster, se aprecia a Starman y la tierra

Objetivos

Los vuelos de prueba suelen llevar simuladores de masa como bloques de acero o de concreto. Esto parecía increíblemente aburrido. Y por supuesto, todo lo aburrido es terrible, especialmente las empresas, por lo que decidimos enviar algo inusual, algo que nos haga sentir emociones. La carga será un Tesla Roadster, que reproducirá Space Oddity, durante un viaje de mil millones de años en una órbita elíptica marciana.

Elon Musk anunciado la carga del vuelo inaugural del Falcon Heavy.6

El Roadster de Elon Musk, cuando todavía era usado personalmente, en las oficinas de SpaceX

Debido al riesgo que implica el lanzamiento de un nuevo cohete, Elon Musk declaró que pretendía lanzar la «cosa más tonta podemos imaginar» en el cohete nuevo, pero la carga exacta no era conocida hasta el anuncio del Roadster.78​ Inicialmente, se creía que el anuncio era un broma, pero muchos empleados de SpaceX y el propio Musk confirmaron que dicha carga era cierta.9​ El 22 de diciembre de 2017, Musk publicó fotos del vehículo antes del encapsulamiento. El automóvil se encuentra instalado en una posición inclinada por encima del  adaptador de cargas para tener en cuenta la distribución de masa.10​ El 5 de febrero de 2018, Musk publicó en su cuenta de Instagram imágenes del automóvil, donde se aprecia un muñeco apodado Starman (en homenaje a la canción de David Bowie) que lleva puesto un traje espacial de SpaceX.11​ Una versión de miniatura de la carga también puede ser observado en el tablero del vehículo.12

Además del falso astronauta, el sistema de sonido a bordo el coche reprodujo  la canción Space Oddity de David Bowie. En la guantera del coche hay una copia de la novela Guía del autoestopista galáctico, junto a toalla y un cartel que dice Don’t Panic, ambos son símbolos de la serie Guía del autoestopista galáctico.1314​ Una copia de la serie de la Fundación de Isaac Asimov1516​en un disco de almacenamiento de datos ópticos 5D fue incluida desde la Arch Mission Foundation

Falcon Heavy despega con el Tesla Roadster el 6 de febrero de 2018

El cohete, de 70 metros de alto y con capacidad para transportar más de 66 toneladas, despegó a las 15:45 hora local (20:45 GMT) de la plataforma LC-39A de dicho centro de la NASA, la misma de la que despegaron los cohetes de las misiones Apolo con destino a la Luna (1961-1972).

Órbita del coche

Vista de la cabina del coche, se aprecia la frase Don’t Panic, referencia a Guía del autoestopista galáctico

El Falcon Heavy dejó en órbita el Tesla Roadster de Elon Musk

Falcon Heavy logró poner en órbita el Tesla, tal como estaba planeado. Es cierto que el auto viajará más allá de lo previsto, tal como lo explicó Musk, pero esto no es un problema para el emprendedor.

El creador de Tesla pudo probar que el triple cohete funciona. Falcon Heavy permite transportar cargas más pesadas que cualquier otro cohete operativo en la actualidad y a un tercio del costo.

Es un hito importante dentro de la carrera espacial y un negocio redituable para Musk. Seguramente habrá que hacer ajustes en futuros lanzamientos pero no puede dejar de ser considerado un éxito.

La imagen de la trayectoria planificada para el Falcon Heavy que compartió Elon Musk con sus seguidores

La idea era que el vehículo llegara a una distancia de 400 millones de kilómetros en dirección a la órbita de Marte. Sin embargo, el auto irá más allá de lo esperado.

Según publicó Musk en su cuenta de Twitter, ahora la nave se dirige hacia el Cinturón de asteroides, una región del sistema solar que se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter. Esto ocurrió porque uno de los cohetes se apartó de la trayectoria planeada.

El creador de Space X y Tesla publicó en Twitter que la carga se encuentra en el Cinturón de asteroides

El poderoso Falcon Heavy es una combinación de tres Falcon 9, el cohete que Space X utiliza para orbitar satélites y transportar elementos a la Estación Espacial Internacional. Cuenta con 27 motores y tiene 70 metros de alto.

Dos de los cohetes propulsores laterales del Falcon Heavy-que ya habían sido utilizados en otros lanzamientos- volvieron a Tierra después del despegue a Cabo Cañaveral, tal como estaba esperado.

El cohete central, en cambio, no aterrizó en la plataforma flotante que estaba preparada para este fin. Luego de dejar la carga en órbita, cayó a una distancia de 100 metros de ese objetivo, en el Océano Atlántico y ya no podrá ser reutilizado.

Esto no significa un fracaso para Musk. Antes de esta misión, el millonario aclaró que solo era una prueba y que pensaba que había grandes chances de que el Falcon Heavy completo explotara  durante el despegue. Sin embargo esto no ocurrió.

En el asiento del piloto en el vehículo estará «Starman», un muñeco con traje de astronauta, con una mano al volante. Al momento de despegar, le acompañará la canción «Space Oddity» de David Bowie.

https://cnnespanol.cnn.com/2018/02/10/tesla-elon-musk-espacio-cohete-falcon-heavy-spacex/

Mientras tanto, Starman sigue su viaje cósmico ajeno a las confabulaciones terrestres en una órbita elíptica alrededor del Sol. Lamentablemente, no podremos ver más fotos de su periplo, nítidas o no, porque las cámaras del coche solo tenían batería para 12 horas de vuelo.

¿Por qué la imagen del Tesla en el espacio parece un fake?

Si alguien te enseñara hace unas semanas la foto del descapotable de Elon Musk surcando el cosmos, probablemente pensarías que se trata de un montaje. No solo por lo surrealista de la estampa, sino porque las propiedades del espacio hacen que los contornos y colores se vean distintos que sobre la Tierra.

Al cohete Falcon Heavy de la empresa Space X se le considera el más potente del mundo después del mítico Saturno V de las misiones Apolo de la NASA. Pero la popularidad de la formidable nave, lanzada al espacio esta semana desde Cabo Cañaveral (en Florida), se vio pronto eclipsada por la singularidad de su carga: un Tesla Roadster descapotable de color rojo.

A Elon Musk, el visionario detrás de la compañía, se le ha ocurrido la brillante idea de enviar al cosmos su flamante coche eléctrico. Aunque el destino del vehículo, conducido por un muñeco apodado Starman y con David Bowie como banda sonora, era Marte, su propietario ha admitido que se ha pasado y que se dirige actualmente al cinturón de asteroides.

Como no podía ser de otra manera, la noticia y las fotos del descapotable con la Tierra de fondo publicadas por Space X han desencadenado todo un aluvión de desternillantes memes. Pero a las imágenes ni siquiera les hace falta un montaje tan elaborado para parecer “ridículas e imposibles”, como las califica el propio Musk. Han sido tomadas por las cámaras que viajan a bordo del vehículo, pero, si no conocieras su historia, probablemente pensarías que son producto de Photoshop.

Distorsión espacial

El máximo responsable de Space X ha atribuido la extraña apariencia de su descapotable cósmico a la influencia de su actual entorno. Dice que, en el espacio, los colores se ven raros porque “no hay oclusión atmosférica” y “todo parece demasiado nítido”.

Por muy esperpénticas que puedan ser sus ideas, Musk está en lo cierto. Pero solo en parte. Las tonalidades se perciben distintas fuera de la Tierra: ganan nitidez. Pero el efecto óptico no parece tener mucho que ver con oclusiones atmosféricas —un fenómeno meteorológico que relacionado con el choque de masas de aire frías y calientes—, sino que más bien se debe a las propiedades del espacio y de la capa gaseosa que recubre nuestro planeta.

Los múltiples medios por los que puede viajar la luz, ya sea el aire, el agua o el vacío, presentan diferentes índices de refracción que modifican la trayectoria de las ondas de distinta manera. Por eso, los rayos luminosos de colores no se ven igual en todas estas sustancias.

Además, cuando las ondas de luz atraviesan la atmósfera, encuentran en su camino abundantes partículas de polvo, hollín y humo y diminutas gotitas de agua. Incluso en la misma capa de aire pueden variar propiedades como la temperatura y la densidad; por eso en la cima del Everest es menos denso que al nivel del mar.

Todos estos factores pueden modificar la forma en que los colores se ven en la Tierra. Al chocar con partículas constantemente, la luz va cambiando de dirección, de manera que las imágenes que vemos parecen más borrosas, menos definidas. En el espacio, sin embargo, no hay nada que modifique la trayectoria de la luz o bloquee su paso. Es por eso que las imágenes tomadas por satélites y por el telescopio espacial Hubble se ven más nítidas que las de los observatorios terrestres.

Según el científico Rick Sachleben, de la Sociedad Estadounidense de Química, estas son las causas más probables que explican por qué las imágenes del Tesla parecen falsas. Lo que no sabemos, al menos de momento, es a qué se refería Musk con su explicación sobre la oclusión atmosférica.

El descapotable rojo de Elon Musk se dirige hacia la Tierra

Paula Dumas, 20 de noviembre de 2018 a las 16:53

El descapotable rojo de Elon Musk se dirige hacia la Tierra

El descapotable rojo de Elon Musk, con el muñeco ‘Starman’ al volante, ya vuelve hacia la Tierra. El Tesla, que fue lanzado en febrero al espacio a bordo de un gigantesco cohete Falcon, de la compañía SpaceX, en su órbita por el Sistema Solar ahora avanza de nuevo hacia nuestro planeta, según informa la web whereisroadster.com, que se nutre de los datos ofrecidos por al Laboratorio de Propulsión a Chorro (JLP) de la Nasa. Y se prevé que pase cerca de la Tierra, a tan solo 0,275 unidades astronómicas, el 30 de marzo de 2021.(Así ha sido el triste final del ‘coche espacial’ Tesla Roadster enviado al espacio exterior )

Ahora mismo, viaja a una velocidad de 14,08 km/s y ya ha recorrido una distancia equivalente a haber conducido por todas las carreteras del mundo 17,1 veces, según lavanguardia.(El SpaceX de Tesla Roadster incluirá 10 cohetes para su super aceleración )

Desde que zarpó al espacio, Starman, el muñeco situado en el asiento del piloto y llamado así en homenaje a David Bowie, ya ha escuchado ‘Space Oddity’ unas 77.587 veces en una oreja y ‘Is there Life on mars?’, 104.545 veces en la otra. El coche vagará por los confines del sistema solar durante los próximos mil años o hasta que la radiación solar lo desintegre por completo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.