Este Mundo, a veces insólito
Suscribete
Calendario
octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Hombre de Marree

Dibujos, círculos y demás trazos gigantescos seguirán siendo dibujados sobre la superficie terrestre, por el motivo que fuere, religioso o por puro divertimento, mientras por aquí caminen los humanos. Ahora bien, hoy quiero llamar la atención sobre un caso muy particular. No se trata de un dibujo antiguo, ni siquiera será muy duradero y, sin embargo, un aire de misterio envuelve su presencia. En la historia del Hombre de Marree no hay supuestos extraterrestres, ni cultos tribales antiquísimos, ni siquiera una secta maléfica, nada de eso. Parece que se trata de una broma, pero no se sabe a ciencia cierta a quién puede atribuirse el gran dibujillo.marre1

El hombre es Marree en las coordenadas 29 ° 31’48 “S 137 ° 27’56” E

El hombre de Marree, o gigantes de Stuart, es un moderno geoglifo descubierto por aire el 26 de junio de 1998. El 26 de junio de 1998, el piloto australiano Trec Smith, mientras volaba un avión charter en las cercanías del lago Erye, al sur de Australia, observó por primera vez un gigantesco geoglifo en una zona desértica situada a unos 60 km del pequeño pueblo de Marree.marre2

Parece representar un indígena australiano, más probable de la tribu Pitjantjatjara, la caza de aves o canguros con un palo arrojadizo. Se encuentra en una meseta a Finnis Springs, al oeste de 60 kilómetros de la localidad de Marree en el centro de Australia del Sur. Es a las afueras de los 127.000 kilómetros cuadrados (49.000 millas cuadradas) Area Prohibida de Woomera. La cifra es de 4,2 km (2,6 millas) de altura con una circunferencia de 15 por 28 kilómetros (9,3 × 17 millas). A pesar del mayor, no comercial, geoglifo en el mundo, su origen sigue siendo un misterio. El nombre de “Gigante de Stuart” fue dada en un comunicado de prensa el anonimato, después de John Stuart McDouall.marre6

El geoglifo hombre Marree representa a un hombre sosteniendo un palo arrojadizo, una vez utilizado para dispersar pequeñas bandadas de aves, o de un boomerang.

Llegados investigadores al lugar, y se estableció que el trazado parecía haber sido hecho con un arado de 7 hojas unido a un tractor que excavó líneas de 35 metros de ancho y 20-30 cm de profundidad que delineaban su contorno.

Para lograr este tamaño, se estima que el tractor debería haber pasado unas 16 veces marcando las líneas, un trabajo que habría tardado unos dos meses en llevarse a cabo.marre3

Se concluyó que este geoglifo debía ser reciente, y la única explicación para su elaboración incluía el uso de fotos satelitales sobre las cuales se diseñó la imagen, llevándola al terreno a través de la guía de un GPS para su trazado. Pero la pregunta, ante la ausencia de posibles reclamantes de su autorímarre4a, seguía siendo ¿quién y para qué la hizo? Seleccionar un lugar adecuado habría requerido que la fotografía aérea o imágenes satelitales. El uso de un ordenador, la cifra podría haber sido superpuesta a la fotografía y se adapta a la geografía con la latitud y longitud correspondientes trazado. Algunas buenas habilidades habrían sido necesarios para trazar el contorno, y luego con la ayuda de una mano está en juego el sistema de posicionamiento global podría haber sido colocado cada cien metros o menos.

La imagen se está erosionando gradualmente a través de procesos naturales, sino porque el clima es extremadamente seco y árido de la región, la imagen es aún visible. Si bien existe una capa de material de tiza blanca ligeramente por debajo de la tierra roja, la cifra no se ha definido a esta profundidad. Esto plantea la pregunta de por qué los creadores no profundizar un poco más para hacer la imagen, tanto más visible y más permanente.marre5

Sobre el autor, o autores, hay hipótesis para todos los gustos, desde artistas excéntricos a gentes de Marree deseosas de atraer turismo, pasando por militares, lo cierto es que la broma ha merecido mención en gran número de libros y artículos, además de atraer visitantes curiosos que, cómo no, necesitan volar en avioneta para percibir lo que, desde el suelo, no son más que leves surcos de tierra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario