Este Mundo, a veces insólito

Murallas de Niebla

Niebla es una ciudad del sureste de la provincia de Huelva, capital de la comarca de El Condado. En 2007 contaba con unos 4.073 habitantes. Niebla ha sido siempre un enclave destacado, asentamiento de diferentes pueblos como fenicios, romanos, visigodos y musulmanes.

 Su recinto fortificado es uno de los más completos e importantes de los que aún se conservan en España. En época musulmana fue llamada «la roja» por el color de sus murallas.

Niebla, con su centro histórico y su recinto amurallado fue declarada conjunto monumental histórico artístico en 1982, pero muchos de los monumentos de la ciuNiebla3dad tienen también distinción independiente: el Castillo de los Guzmanes, del siglo XV, edificado sobre la antigua alcazaba árabe después de la Reconquista; la Iglesia de San Martín, del mismo siglo, el Hospital Medieval de Nuestra Señora de los Ángeles, original del s. XIV, aunque con modificaciones posteriores, y la Iglesia de Santa María de la Granada, antigua mezquita musulmana de los siglos X-XI, sobre la que se construyó un templo gótico- mudéjar.

 Muralla

 Niebla4Niebla tiene en su muralla uno de sus principales monumentos medievales. El acceso al interior del recinto amurallado de Niebla se lleva a cabo a través de alguna de sus seis Puertas: de Sevilla, del Agua, del Agujero, del Buey, del Socorro y del Embarcadero, cada una de ellas distinta a las otras.

La muralla se destruyó y reedificó en numerosas ocasiones, sobre todo durante época musulmana, exactamente con los almorávides, hacia el año 1330. La muralla tiene un perímetro de 2 km., una altura máxima de dieciséis metros, cuarenta y ocho torres cuadradas de planta rectangular, y cinco torres rectangulares que contienen las puertas principales al recinto: de Sevilla con vestigios romanos aunque de construcción árabe, del Socorro (también con vestigios romanos), del Agua, de estilo almohade-mudéjar, del Buey, del mismo estilo, y del Embarcadero, hoy en derrumbe. Una última puerta, que no llega a ser tal, es la del Agujero, paso a la ciudad a través de un antiguo arco romano; por último, cuenta con dos torres octogonales en el frente de levante.

El recinto amurallado de Niebla ha llegado hasta nuestros días en su totalidad, siendo el mejor conservado de España en su estilo, es decir, a base de sillares y tierra compactada. Observando las distintas tonalidades de la piedra se intuyen las diferentes reconstrucciones llevadas a cabo a lo largo de su historia.

 Alcázar o Castillo de los Guzmanes

En el interior de la muralla, se levanta el Castillo de Niebla. El edificio que se puede ver actualmente es del siglo XV, pero fue anteriormente edificio romano y después alcázar musulmán. Estuvo habitado hasta fechas relativamente recientes.

Este castillo ha sufrido diversas reformas por parte de sus sucesivos ocupantes, romanos, visigodos, árabes y cristianos y reconstrucciones actuales. De laNiebla7 época romana quedan como testimonio algunos arcos, los fosos y las cárceles. Tras la ocuNiebla6pación por los jefes militares visigodos y la reparación necesaria de distintos elementos, los árabes lo decoran con revestimientos de azulejos de colores, yeserías e inscripciones y cerámicas, fuentes y una noria de riego para los jardines, convirtiéndolo en Alcázar o Palacio.

En su perímetro de casi 2 Km se suceden 43 torres (siendo la más importante la Torre del Oro) y 5 puertas sobre la muralla: la del Buey (al oeste), la del Socorro (al norte), la de Sevilla, la del Agua y la del Embarcadero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.