Este Mundo, a veces insólito

Muros de Gaza (Egipto e Israel)

La Franja de Gaza es una de las regiones más densamente pobladas del planeta. Con una superficie de 360 kilómetros cuadrados, acoge a casi millón y medio de palestinos. En su mayoría, éstos se alojan en los ocho campos de las Naciones Unidas. La franja está completamente cercada, excepto en la costa del Mar Mediterráneo. Las autoridades israelíes mantienen ocGaza1ho puestos fronterizos, dos de los cuales (Erez al norte y Rafah al sur) pueden ser utilizados por los palestinos.Gaza2

Tres muros separan los territorios palestinos del resto del mundo, todos ellos construidos por Israel, y uno de ellos mantenido por Egipto. La franja de Gaza limita al sur con un muro construido por Israel tras los acuerdos de paz de 1979, y que fue patrullado por soldados israelíes hasta el año 2004; desde entonces 750 soldados egipcios se encargan de evitar el contrabando de todo aquello que consideren potencialmente peligroso. La barrera se extenderá próximamente bajo tierra, hasta 35 metros de profundidad, para evitar los túneles de contrabando que se excavan regularmente. El resto de la Franja está rodeada igualmente por una barrera en la que hay tres checkpoints legales. Unos cinco mil palestinos que trabajan en Israel lo cruzan diariamente, siempre que los soldados israelíes les dejen o Israel no haya cerrado la frontera. El muro se extiende también en el mar: Israel mantiene un bloqueo sobre la franja de Gaza desde 2007 debido a Gaza3los lanzamientos de cohetes contra poblaciones limítrofes israelíes.Gaza4

Un muro de hormigón armado, de nueve metros de alto, separa la franja de Gaza de Israel. Es un muro hermano del de Cisjordania, aunque primogénito, pero que no ha tenido la misma repercusión jurídica y mediática. Un muro que encierra la mayor densidad de población por kilómetro cuadrado del mundo. Gaza, que ha sido descrita en ocasiones como una gran prisión al aire libre, está condenada a la soledad de todas las prisiones.Gaza5

El 23 de enero de 2008, militantes palestinos destruyeron varias partes del muro que divide la Franja de Gaza de Egipto, en la ciudad de Rafah. Miles de habitantes de Gaza atravesaron la frontera en busca de suministros. Dada la crisis, el presidente egipcio Hosni Mubarak ordenó a sus tropas permitir el paso a los palestinos, pero verificando que no Gaza7reingresaran con armas. Esto fue imposible de realizar, ya que las masas desafiaron a la policía fronteriza egipcia.

Gaza6
Arriba, verja fronteriza entre la Franja de Gaza e Israel; debajo, entre Gaza y Egipto (fuente). Más abajo, uno de los túneles de contrabando (fuente).

Sobre estas líneas, una sección de muro en Jerusalén (fuente). Debajo, una parte de la barrera dentro del territorio palestino (fuente). Más abajo, grafittis en el muro (fuente). Son muy conocidos y reproducidos los de Bansky.Gaza8

Gaza9
Con numerosos asentamientos israelíes en su territorio (que son custodiados por las fuerzas de seguridad israelíes), los movimientos de los ciudadanos palestinos están bastante restringidos. En 2009 apareció el llamado mapa del Archipiélago de Cisjordania, que escenifica muy bien la situación.

El Archipiélago de Cisjordania. Las zonas verde claro son las que controla la ANP. Las verde oscuro poseen autonomía limitada. Las azules (el mar) son controladas completamente por Israel, e incluyen asentamientos y Jerusalén Este.

Debajo, otro mapa indicando las zonas de control israel y el trazado del muro en comparación a la Línea Verde.

En Gaza, incluso los muros pasan bajo tierra

Un muro baja en la frontera entre Egipto y Gaza, y no significa que está cayendo: se construye bajo tierra.

Después de rumores no confirmados aparecidos por primera vez en el diario israelí Haaretz y rápidamente negados por el gobierno egipcio, la información se difundió en la prensa de ese país, confirmando que Egipto llevaba a cabo la construcción de un muro de hierro a lo largo de su frontera con la Franja de Gaza, destinado al bloqueo de la multitud de túneles que enlazan la ciudad egipcia de Rafah con su homóloga palestina, en Gaza.

El muro se extenderá por 11 kilómetros de largo, desde el Mediterráneo hasta el control israelí del paso fronterizo de Kerem Abu Salem. Su trazado será exclusivamente subterráneo.

En conferencia de prensa el día sábado, el portavoz de Hamas, Fawzy Barhum, criticó duramente la construcción del muro. Dice Barhoum, es «financiado y supervisado por Estados Unidos. Es parte del plan de EE.UU., que comenzó el gobierno de Bush para sofocar los 1,5 millones de palestinos en Gaza, después de que el enemigo sionista no ha logrado quebrar su voluntad».
Con el aliento de EE.UU. e Israel, Egipto ha dado un apoyo silencioso pero constante al muro, contribuyendo al bloqueo impuesto por Israel a través del endurecimiento de su propia frontera con Gaza.

Después que los habitantes de Gaza estallaran un segmento de la pared en Enero de 2008, entrando en Egipto para ir de compras masivas, un nuevo muro de concreto de 3 fue construido a lo largo de la frontera. Las autoridades egipcias afirman que el muro subterráneo es un asunto de seguridad nacional, para impedir las armas de contrabando en la Franja de Gaza. También lo es la búsqueda activa, y la destrucción de túneles.Gaza10

«Una red de varios centenares de túneles», de acuerdo con UNRWA, lleva a Gaza «una amplia gama de materiales, incluyendo alimentos, bebidas, ganado, medicamentos, combustible, cemento, papel, piezas de repuesto y otros bienes”. Incluso los animales del zoológico han sido introducidos de contrabando a través de los túneles, cuyos propietarios ofrecen una línea de vida para los 1,5 millones de habitantes de Gaza varados en el pequeño territorio desde hace varios años en virtud de un bloqueo al parecer interminable. Los productos permitidos de entrar en Gaza escasean de manera drástica y son fuertemente controlados por Israel, cuyas listas de productos prohibidos, inexplicablemente, incluyen artículos tales como mermelada, papel higiénico, y los garbanzos.
No sólo la compasión y las preocupaciones humanitarias mueven los túneles, estos son un negocio lucrativo. Cavar un túnel puede costar varias decenas, quizá cientos de miles de dólares, pero aparentemente recupera sus costes rápidamente. El paso de una persona por el túnel tiene un costo de $1500 dólares, $250 el de una cabeza de ganado y lo mismo por un saco de bienes. El túnel cubre sus costos fijos, así como los gastos de funcionamiento – que incluyen la electricidad, incluso las líneas telefónicas, de vez en cuando los ventiladores, y un impuesto recaudado por las autoridades del gobierno.

A pesar del anuncio del muro subterráneo, los excavadores se mantienen Gaza11optimistas, prometiendo superar la barrera. «Que los americanos y los israelíes paguen por el muro», dijo uno a la prensa egipcia. Y si la barrera parece imposible de superar: «los túneles son de un mínimo 20 metros de profundidad. Podemos hacer que sean de 40 metros.»Gaza12

Pero en ese caso, el coste de la excavación aumentará y en consecuencia también lo hará el precio de las mercancías de contrabando.

A días del primer aniversario del asalto israelí de tres semanas en Gaza, donde murieron más de 1400 personas, incluidos varios centenares de niños, la Franja sigue en un estado lamentable.

Cualquier reconstrucción apenas ha tenido lugar. Los túneles ofrecen suministros de construcción en un número insuficiente, que las organizaciones internacionales no están autorizados a hacer uso en función de de sus propias directrices internas.

Pero el juego del gato y el ratón sólo puede llegar hasta un cierto punto, y no se puede permitir aumentar más la ya insostenible presión sobre los palestinos de Gaza. Poner fin al bloqueo es inevitable.

Rumores sin confirmación oficial refieren que en la línea divisoria han existido hasta 300 túneles de entre 15 y 30 metros de profundidad, algunos hasta con un kilómetro de distancia entre cada punto de Rafah, una ciudad dividida por la frontera. Además, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció esta semana la construcción de un muro en la frontera sur con Egipto como «medida inevitable y estratégica» para impedir que la migración ilegal de africanos altere el balance racial en el Estado judío.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.