Este Mundo, a veces insólito

Dinosaurio Anasazi

Rate this post

En el Estado de Utah en EEUU y en un área donde se encuentra una gran multitud de pinturas de los indios anasazi (150 a. de C.- 1200 d. C.), aparece por sorpresa la figura indiscutible de un dinosaurio, un animal que dejó de existir oficialmente muchos millones de años antes de que tan siquiera los primeros homínidos hicieran acto de presencia sobre nuestro planeta.

Los expertos permanecen totalmente divididos, pues no parece haber indicios de falsificación alguna, lo cual no ha sido óbice para que los sectores más conservadores, achaquen la pintura a algún grupo de defensores del “creacionismo”, en la época que los “evolucionistas”, impulsados por Darwin y Wallace trataban de imponer sus hipótesis sobre los orígenes del hombre.

En la parte inferior del tercer puente natural más grande en el mundo (Puente Kachina), se ven varios petroglifos y pictografías, los cuales los expertos en el arte en rocas creen que tienen algo de 500 a 1,500 años. Se piensa que el tallado es el trabajo de los indios anasazis que vivieron en esa área del sudeste de Utah. Se puede notar fácilmente debajo del puente, en ambos lados de la envergadura, los tallados de una cabra montesa, una figura humana, múltiples huellas humanas y muchos otros tallados. Sin embargo, el tallado más fasanasazcinante del Puente Kachina es el petroglifo de un dinosaurio que se encuentra al lado derecho de la envergadura, alrededor de 10 pies del suelo. Esta figura, que está tallada en la roca, tiene una cola larga y gruesa, un cuello largo, una sección central ancha y una cabeza pequeña. Cualquier persona imparcial que visita el Puente Kachina admitiría que este petroglifo particular parece un dinosaurio—específicamente un Apatosaurio (conocido más comúnmente como Brontosaurio).

Uno de esos “dibujos desconocidos” es el que representa de manera clara y concisa a un Brontosauro. Si consideramos que la cultura Anasazi, existió entre los siglos XIV y XVI, comprenderemos entonces la “imposibilidad” de tal dibujo, pues los huesos del primer animal de esta especie descubierta no fue realizado hasta bien entrado en siglo XIX, concretamente en 1879. Visto así, ¿Cómo podría esta cultura conocer dicha criatura? Para tal interrogante se nos presentan tres respuestas:

Fueron los anasazi los primeros en descubrir y montar los huesos de un brontosauros como los primeros y excepcionales paleontólogos.

Los petroglifos no son tan antiguos como se cree.

Convivió esta cultura con algún tipo de dinosaurio parecido a este.

La primera opción se nos antoja, aunque no imposible, si improbable. Sabemos que los anasazi, fueron una cultura (algunos apuntan que civilización) muy adelantada en su tiempo, que dominaban la astronomía y otras artes, pero de ahí a realizar excavaciones paleontológicas va un mundo. La segunda opción es quizás la más probable para los escépticos, ya que muchos apuntan a que los petroglifos más antiguos están mezclados con otros mas recientes datados en el siglo XIX. De ser así, habría que tener en cuenta que esta fecha esta muy ajustada con la fecha del primer fósil de brontosauro descubierto. Además, los anasazi desaparecieron antes de la llegada de los europeos a América. Por último la tercera opción es la más descabellada científicamente hablando pero no se puede descartar tan fácilmente, pues no es la única prueba de esta coexistencia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.