Este Mundo, a veces insólito

Giovanni Battista Belzoni

Giovanni Battista Belzoni (1778-1823) nace en Padua (Italia), de carácter aventurero, es un ilustre y singular personaje de la incipiente egiptología del siglo XIX.

En 1803 viajó a Inglaterra, donde se casó con una inglesa, Sarah Bane o Banne. Para subsistir, realiza exhibiciones de fuerza y agilidad como hombre forzudo, actuando en las calles de Londres, pequeñas ferias y circos.Giovanni1

En 1812 dejó Inglaterra y, después de viajar a España y Portugal, llegó a Egipto en 1815. Había estudiado rudimentos de ingeniería e ideó una rueda hidráulica que, según sus cálculos, era cuatro veces más eficiente que las contemporáneas. Expuso su invento en Egipto, instalándolo en el palacio del Pachá Mehmet Alí. La demostración fue un fracaso total.

En Egipto conoció al cónsul general británico, Henry Salt, y se aventura a transportar un gran busto de piedra de Ramsés II, desde el Ramesseum a Alejandría, para su embarque con destino a Londres; aún se exhibe en el Museo Británico. Observando el lucrativo negocio que suponía la obtención de antigüedades, decide dedicarse a ello. Era una actividad sin escrúpulos, imperando en la época la ley del más fuerte.

Belzoni visitó y exploró los templos de Edfu, Elefantina y File, despejó de arena el gran templo de Abu Simbel (1817), descubrió y expolió numerosas tumbas en el Valle de los Reyes, como las de Ay, Ramsés I y Seti I.

Consiguió entrar en la pirámide de Jafra, pero solo encontró unos huesos de vaca, restos de comida de los saqueadores, y una inscripción en árabe: «El maestro Mohammed Ahmed, lapicida, lo abrió; y el maestro Othman estuvo presente en la apertura y el rey Alij Mohammed estuvo presente desde el principio y cuando se volvió a cerrar». Belzoni dejó escrito, con grandes letras: «Scoperta da G. Belzoni 2 mar. 1818».

Belzoni regresó a Inglaterra en 1819, publicado al año siguiente un libro de viajes relatando sus aventuras en Egipto, titulado Narrative of the Operations and Recent Discoveries within the Pyramids, Temples, Tombs and Excavations in Egypt and Nubia, &c. Belzoni también exhibió durante 1820-1821 copias de la tumba de Seti I. La exposición se celebró en el Salón de Egipto Egyptian Hall, en Piccadilly, Londres. En 1822 las mostró en París.

En 1823 Belzoni se estableció en África occidental, y murió de disentería en la aldea de Gwato, en Nigeria, el 3 de diciembre de 1823. En 1825 su viuda exhibió en París y Londres sus dibujos y maquetas de las tumbas reales de Tebas (Egipto); en 1829 publicó los dibujos.Giovanni3

Su nombre casi borrado de la historia, no se sabe bien porque razón, quizás por su pasado o por sus nulos conocimientos no fue aceptado por la comunidad de egiptólogos, ya sabemos la cerrazón de algunas personas o entes a todo lo que no sea ortodoxo…Este hombre al igual que otros grandes aventureros o exploradores procedía de una humilde familia, hijo de un barbero, nació en Padua (Italia). Desde un principio su vida fue vivir una aventura tras otra: fue comerGiovanni2ciante en Paris, soldado en Alemania, para luego trabajar en el teatro, de forzudo. Con su enorme corpulencia realizaba la llamada “pirámide humana”, que consistía en levantar hasta doce personas. Casado con Sarah, la cual le acompañaría en sus aventuras por Egipto, se dirigió hacia allí dispuesto a hacer negocios con una máquina hidráulica inventada por él, para regar los campos egipcios. Ni él mismo se imaginaba como iba a acabar esta aventura…

Nace en Padua en el seno de una familia humilde. Su padre era barbero. Con 16 años viaja a Roma donde permanecerá 4 años. Según algunas fuentes se hizo seminarista, según otras estudió ingeniería hidráulica. En cualquier caso, todo hace pensar que nuestro hombre era un experto en este último tema.

Dotado de una corpulencia extraordinaria, su talla de 1,94 m. le convertía en un coloso viviente, de la que sacó partido muy pronto. Tras viajar a Holanda huyendo de un posible reclutamiento, las tropas francesas habían invadido Italia, recaló en Londres. Con un contrato por tres meses como forzudo de circo, actuó en el Sadler’s Wells Theatre. Su numero «la pirámide humana» fue el comienzo de su «carrera» artística. Hasta doce hombres, mas un artilugio de 52 Kgs. levantaba Belzoni, «el gigante de la Patagonia”, mientras paseaba por el escenario. Mas tarde, en las londinenses fiestas de San Bartolomé, cambió su nombre artístico por el de «El gigante francés”, y, posteriormente por el de » El gran Belzoni». Por estos años se casa con Sarah una irlandesa de 20 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.