Este Mundo, a veces insólito

Tiangong 2

Tiangong 2

Lanzamiento de la estación espacial china (Larga Marcha CZ-2F/T)

Daniel Marín 20 sep 16

Se ha hecho esperar, pero China ya ha puesto en órbita su segunda estación espacial. El 15 de septiembre de 2016 a las 14:04 UTC despegó un cohete Larga Marcha CZ-2F/T (2F-T2) desde la rampa 921 del complejo de lanzamiento 43 del centro espacial de Jiuquan con el laboratorio Tiangong 2 a bordo. La órbita inicial fue de 197 x 373 kilómetros de altura y 42,8º de inclinación. Este ha sido el 57º lanzamiento orbital de 2016 y el 14º de China, siendo el primero tras el fallo de un Larga Marcha CZ-4C el pasado 31 de agosto. También ha sido la 236ª misión de un vector Larga Marcha y el segundo de la versión CZ-2F/T. Junto al Tiangong 2 se puso en órbita el minisatélite Banxing 2 de 40 kg, que orbitará cerca del laboratorio y tomará fotos del mismo acoplado con la nave Shenzhou 11 gracias al empleo de una cámara de 25 megapíxels y un sistema de propulsión a base de amoniaco.

Lanzamiento del Tiangong 2 (Xinhua).

Tiangong 2

El Tiangong 2 (天宫二号, ‘palacio celeste’ en mandarín) es un laboratorio espacial de 8,5 toneladas dotado de sistemas de soporte vital y un único puerto de acoplamiento para permitir la unión con naves tripuladas Shenzhou o naves de carga Tianzhou (aunque no ambas al mismo tiempo). Tiene una longitud de 10,4 metros y un diámetro máximo de 3,35 metros, con una envergadura de 18,4 metros una vez desplegados sus dos paneles solares (capaces de generar entre 4 y 6 kilovatios de potencia). Está previsto que el Tiangong 2 reciba la visita de la nave tripulada Shenzhou 11, que será lanzada el 17 de octubre. Durante este vuelo dos astronautas chinos, todavía desconocidos, pasarán 33 días en órbita, 30 de los cuales a bordo del Tiangong 2. Es decir, más del doble de lo que estuvo la tripulación de la Shenzhou 10 dentro del Tiangong 1 en 2013.

Laboratorio espacial tripulado chino Tiangong 2 (chinaspaceflight.com).

Tiangong 2 (CCTV).

El Tiangong 2 tiene un diseño similar al Tiangong 1, aunque incorpora varias mejoras y un número superior de instrumentos científicos con respecto a su predecesor. Además, será capaz de recibir combustible proveniente de la nave de carga Tianzhou 1, que será lanzada en abril de 2017 mediante un Larga Marcha CZ-7. Cuando logre llevarlo a cabo, China se convertirá en el segundo país tras la URSS/Rusia en realizar trasvases de combustible en una estación espacial de forma automática.

Motor principal del Tiangong 2, con dos toberas (9ifly.cn).

El Tiangong 2 está formado por un módulo de servicio (资源舱, zīyuáncāng), de 2,8 metros de diámetro, donde se hallan los sistemas de propulsión y dos paneles solares, así como una sección presurizada (实验舱, shíyàncāng) de 3,35 metros de diámetros y con 15 metros cúbicos donde podrán vivir los astronautas. Tiene un puerto de atraque frontal dotado de un sistema de acoplamiento andrógino derivado del APAS-89 ruso con una escotilla de 0,8 metros de diámetro. El sistema de acoplamiento usa un sistema de guiado mediante láser (LIDAR) para asegurar una alta precisión en la maniobra.

Otra vista del Tiangong 2 en el centro espacial de Jiuquan (Xinhua).

Tiangong 2 (derecha) acoplándose con la nave tripulada Shenzhou 11 (CCTV).

TIangong 2 (derecha) acoplándose con el carguero Tianzhou 1 (CCTV).

Detector de rayos gamma POLAR (Xinhua).

Tiangong 2 lleva a bordo más de cuarenta experimentos científicos, incluyendo un experimento cardiovascular desarrollado en colaboración con Francia, el detector de rayos gamma POLAR, instrumentos para la observación de la Tierra, un experimento de comunicación cuántica y un reloj atómico altamente preciso. Entre otras mejoras, los astronautas podrán usar micrófonos y auriculares inalámbricos dotados de Bluetooth. POLAR es un detector de rayos gamma —técnicamente es un polarímetro Compton— desarrollado conjuntamente con Suiza y Polonia destinado a observar rayos X de alta energía y rayos gamma en el rango de 50 a 500 keV para detectar explosiones de rayos gamma (GRB). Posee un campo de visión equivalente a un tercio del cielo visible.

Situación del detector POLAR (chinaspaceflight.com).

Experimento POLAR (POLAR).

Espectrómetro para observación de la Tierra (chinaspaceflight.com).

Situación del espectrómetro para observación de la Tierra (chinaspaceflight.com).

Espectrómetro ultravioleta a bordo del Tiangong 2 (Xinhua).

Gracias a la misión de larga duración Shenzhou 11 y a la del carguero Tianzhou 1 China adquirirá una valiosa experiencia que será puesta en práctica con el módulo Tianhe en 2018, el primero de la gran estación espacial que el país espera tener lista para 2022. Este módulo tendrá una masa dos veces superior a la de la Tiangong 2 y será lanzado por un cohete Larga Marcha CZ-5. La nave tripulada Shenzhou 12, que originalmente debía ser lanzada hacia la Tiangong 2, parece que finalmente despegará rumbo al Tianhe en 2018. Por otro lado, las autoridades chinas han declarado que esperan que la estación Tiangong 1, lanzada en 2011, reentre sin control a finales de 2017.

Las instalaciones del Área 4 están divididas en dos zonas: una dedicada a la integración de vehículos en la que destaca el Edificio de Ensamblaje Vertical o VPB (Vertical Processing Building), muy similar al VAB estadounidense, pero mucho más pequeño, y otra con dos rampas de lanzamiento. El edificio de integración vertical dispone de dos zonas de montaje independientes. El cohete es trasladado a una de las dos rampas mediante un transporte móvil, una técnica que China también emplea en el centro de Wenchang. Jiuquan es el único centro espacial chino desde donde se lanzan las misiones tripuladas de las naves Shenzhou. La primera misión espacial tripulada china, la Shenzhou 5, despegó desde Jiuquan en 2003. La rampa principal, SLS-1, se usa para lanzamientos tripulados del cohete CZ-2F. La rampa SLS-2 se emplea para misiones no tripuladas de cohetes CZ-2C, CZ-2D, CZ-4B y CZ-4C. Los lanzamientos militares están bajo la jurisdicción de la Base 20 del Ejército Popular de Liberación de China.

El personal de tierra forma los dos caracteres —hanzis— de la palabra Tiangong junto al Tiangong 2 (9ifly.cn).

Centros de lanzamiento en China (Springer).

Lanzamiento:

China lanza la misión tripulada más larga de su historia

Dos astronautas permanecerán un mes en órbita en el laboratorio espacial Tiangong 2

Pekín 17 OCT 2016

China lanzó con éxito este lunes un cohete con dos astronautas en el marco de su sexta misión espacial tripulada y la más larga de su historia. A las 7.30 hora local, como estaba previsto, el cohete Larga Marcha 2F, con la nave Shenzhou-11 a bordo, despegó desde el centro de lanzamientos de Jiuquan, en el desierto de Gobi. Apenas trece minutos después la cápsula entró en órbita y en dos días se acoplará al laboratorio espacial Tiangong 2, donde los astronautas pasarán 30 días antes de volver a la Tierra.

Lanzamiento de la nave Shenzhou 11, a bordo del cohete Larga Marca 2F. ATLAS

«El Shenzhou-11 está en su órbita determinada según el plan original. Los paneles solares se han desplegado correctamente. Los tripulantes se encuentran bien. Por lo tanto, la puesta en órbita de la misión ha sido todo un éxito», aseguró el general Zhang Youxia del Ejército chino tras el lanzamiento, según la televisión estatal CCTV. La misión es clave para el ambicioso programa espacial del país, que busca construir y operar una estación propia en el año 2022. China no participa en el desarrollo de la Estación Espacial Internacional porque el congreso estadounidense prohibió a la NASA trabajar con el gigante asiático por cuestiones de seguridad nacional. A pesar de estar gestionado por los militares, Pekín asegura que su programa espacial responde exclusivamente a fines pacíficos.

Los dos astronautas a bordo, Jing Haipeng y Chen Dong, pasarán en total 33 días en órbita terrestre (dos para acoplarse al módulo, treinta en su interior y uno para volver a la Tierra), más del doble de los quince días de duración de la última misión espacial, lanzada en 2013. Este es el tercer viaje de Jing, de 49 años, mientras que para Cheng, de 37, es la primera. El objetivo de los dos astronautas será, una vez este miércoles lleguen al Tiangong 2, comprobar el buen funcionamiento del laboratorio espacial que se lanzó hace apenas un mes. También se llevaran a cabo «experimentos en el ámbito de la medicina y las tecnologías espaciales», según informaron los medios estatales chinos.

Los astronautas chinos entran en el laboratorio espacial Tiangong-2

Llevarán a cabo diversos experimentos científicos en su misión de un mes

Pekín 13 NOV 2016

Los astronautas chinos saludan desde el laboratorio espacial Tiangong-2. ATLAS

Los dos astronautas en la misión espacial tripulada más ambiciosa de China hasta el momento entraron este miércoles al laboratorio orbital Tiangong-2. Allí permanecerán, a 393 kilómetros de altura sobre la tierra, durante 30 días, en los que llevarán a cabo diversos experimentos científicos.

Jing, como comandante de la misión, se encargó de abrir la escotilla. Las imágenes distribuidas por la televisión estatal china CCTV muestran a los dos astronautas, en la sexta misión tripulada de China flotando por un pasillo de un metro de largo por 80 centímetros de ancho, libres de la fuerza de gravedad.

A lo largo de su mes de estancia, los dos astronautas comprobarán el buen funcionamiento del laboratorio y completarán una serie de experimentos médicos, físicos y biológicos. Entre otros, según el periódico estatal “China Daily”, cultivarán una serie de muestras de arroz y otras semillas para observar el crecimiento de las plantas en el espacio, y criarán gusanos de seda para observar si el hilo que producen en órbita es más fuerte o resistente que en la Tierra. También completarán pruebas sobre las tormentas solares.

Así es cómo la estación espacial china Tiangong 2 entró en la atmósfera y se quemó

La Agencia Espacial de China publicó un video grabado por la estación orbital Tiangong 2. En la grabación, la nave entra a la atmósfera durante la culminación de sus tareas el 19 de julio de 2019. Luego, la estación colapsó en la capa densa de la atmósfera sobre el Pacífico Sur, según recoge la autora original de este artículo Yana Berman en N+1 y comparte Paula Dumas para Periodista Digital

La historia de Tiangong 2

Tiangong 2 fue lanzada a la órbita terrestre el 15 de septiembre de 2016 por un cohete portador de dos etapas, Changzheng-2F. Se convirtió en la segunda estación orbital de China. Tenía una longitud de unos 10,4 metros y pesaba 8,6 toneladas. Contaba con dos paneles solares que desplegados ocupaban 18,4 metros de longitud.

En octubre de 2016, la nave tripulada Shenzhou-11 con dos taikonautas a bordo se conectó por primera vez con la estación. Después, los taikonautas trabajaron el Tiangong-2 durante más de un mes, realizando una serie de experimentos científicos y técnicos y lanzando el satélite Banxing-2.

Luego la estación recibió la primera nave de carga de producción china Tianzhou-1. Se acopló con la estación tres veces en modo automático y realizó su repostaje, lo que confirmó la posibilidad de realizar una operación similar como parte del proyecto de una estación orbital multi-módulo china. Se espera que este se lance entre 2020 y 2023. En total, la estación Tiangong-2 trabajó con éxito más de mil días en órbita, aunque inicialmente su vida útil se estimó en dos años.

Desactivación de la estación

La preparación de la desactivación de la órbita de Tiangong 2 comenzó hace aproximadamente un año. En de julio de 2019, Tiangong fue cerrada. La estación redujo su velocidad con la ayuda de motores y ajustó la trayectoria, después de lo cual entró en la atmósfera de manera controlada sobre la parte sur del Océano Pacífico, entre Nueva Zelanda y Chile.

El video publicado por la agencia espacial fue grabado por una cámara montada en la parte exterior de la estación. Muestra el momento de su entrada en la atmósfera y el brillo de la nube de plasma que envuelve a la estación.

Después la conexión con Tiangong 2 desaparece debido al aumento en la opacidad del plasma denso. Posteriormente, la estación colapsó y la mayoría de sus elementos se quemaron en la atmósfera. Solo una pequeña parte de los escombros cayó en una zona segura en el océano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.