Este Mundo, a veces insólito
Calendario
diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Valla de Calais

Valla de Calais

Reino Unido y Francia se unen a las vallas antiinmigrantes

La ya conocida como ‘La Gran Muralla de Calais’, que Londres y París levantarán para bloquear el paso de los migrantes de ‘La Jungla’ al Canal de la Mancha.

Finalizada la valla de Calais para frenar la crisis migratoria que toca a las puertas de Londres

Los inmigrantes que viven actualmente en un campamento improvisado cercano están construyendo casas, tiendas, una mezquita y un centro de telecomunicaciones

05/08/2015

Nuevas vallas equipadas con alambre de espino y docenas de cámaras de seguridad adicionales se han instalado hoy en Calais para poder frenar desde Francia a los inmigrantes que tratan de llegar al Reino Unido a través del Eurotúnel.

Por su parte, unos 3.500 inmigrantes que viven actualmente cerca de Calais han intentado convertir el campamento improvisado en un asentamiento permanente mediante la construcción de casas, tiendas, una mezquita y un centro de telecomunicaciones.

El primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés, François Hollande, lo habían acordado el pasado viernes tras la crisis desatada en el puerto francés. Los dos líderes expresaron su preocupación por los actuales «retos de seguridad» y reiteraron su compromiso de «seguir trabajando juntos para abordar los problemas que plantea la inmigración ilegal».

El Gobierno francés ha enviado 120 agentes de policía para reforzar la seguridad en la zona, mientras que Londres había anunciado en un comunicado la inversión de 7 millones de libras (unos 10 millones de euros) en la construcción de un área de protección para camiones con destino al Reino Unido y la construcción en Coquelles de una valla de seguridad más fuerte.

La noticia llega cuando se han puesto de manifiesto las multas expedidas a los transportistas que viajan a Gran Bretaña desde Francia con los inmigrantes indocumentados en sus camiones. Se calcula que se han multiplicado por tres estos incidentes en los últimos años.

Actualmente hay unas 5.000 personas durmiendo a la intemperie en Calais esperando su oportunidad para cruzar al Reino Unido, donde intentarán solicitar asilo o desaparecer en la economía oculta del trabajo de obra barata.

Se trata de hombres y mujeres procedentes mayormente de Eritrea, Níger y Sudán que recorren el largo camino hasta Calais, donde intentan montarse en camiones o trenes con dirección al Reino Unido, donde si lo logran son carne de cañón para los traficantes de personas procedentes de Francia, así como del Reino Unido, que generan mucho dinero con ellos.

8/09/2016

Reino Unido y Francia han optado por la solución drástica y más fácil. La misma que otros países europeos han tomado durante los últimos meses para blindar sus fronteras ante la crisis de los refugiados; la misma medida antiinmigración que implantó España en Melilla o Ceuta. Londres y París levantarán dos muros de cuatro metros de altura y un kilómetro de longitud en el puerto de la ciudad francesa de Calais, junto a La Jungla, el inmenso poblado de chabolas y otras precarias construcciones donde se asientan miles de migrantes que sueñan con poder llegar a territorio británico.

La ya conocida como La Gran Muralla de Calais estará lista en cuatro meses ─las obras comenzaron a mediados de agosto─ y se unirá a los kilómetros de vallas y alambradas ya instaladas en la zona. El objetivo es fortificar el último tramo de la autopista que conecta con el puerto y bloquear el paso a los que intentan encaramarse a cualquier tipo de vehículo para llegar al Canal de la Mancha. La parte externa de los muros será de hormigón resbaladizo. El interior estará adornado con flores y plantas para la vista de transportistas y automovilistas.

La parte externa de ‘La Gran Muralla de Calais’ será de hormigón resbaladizo. El interior estará adornado con flores y plantas para la vista de transportistas y automovilistas

La construcción, que costará 2,3 millones de euros, será financiada por Reino Unido. La obra forma parte del plan de 17 millones que Londres ofreció a París para que siguiera frenando desde suelo francés el paso de migrantes a territorio británico. Se trata de una nueva valla antiinmigración en Europa, semejante a las de Ceuta y Melilla. Las vallas construidas por España para hacer frente a la «presión migratoria» han servido de inspiración para las alambradas levantadas por otros países como Hungría o Bulgaria contra el mayor éxodo humano desde la II Guerra Mundial, la llamada crisis de los refugiados.

Acabar «lo antes posible» con ‘La Jungla’

El proyecto de Reino Unido y Francia para Calais he generado multitud de críticas entre los activistas y voluntarios que trabajan en La Jungla. «Este muro sólo hará que los inmigrantes tengan que irse más lejos para atravesarlo», declaró a The Guardian, al conocer la noticia, Françoise Guennoc de la organización Auberge des Migrants. «Cuando se ponen vallas en cualquier lugar del mundo, la gente encuentra la forma de traspasarlas. Es un desperdicio de dinero. Puede suponer un mayor peligro para la gente, hacer subir las tarifas de los traficantes de gente y la gente terminara por correr un riesgo más alto», argumentó.

Una de las alambradas ya levantadas junto a la entrada del Eurotúnel, cerca de Calais.

En noviembre de 2015, el Consejo de Estado, la máxima instancia administrativa de Francia, confirmó una decisión judicial que obligaba al Estado francés a mejorar las condiciones del asentamiento. En su sentencia, el Consejo constataba que el acceso al agua potable y a los sanitarios es «manifiestamente insuficiente» y que no se había encargado de la recogida de basuras ni de la apertura de accesos para los vehículos de emergencias.

La respuesta de las autoridades llegó apenas dos meses después. En marzo comenzó el desmantelamiento parcial del campamento. En sólo dos días se destruyeron 15.000 metros cuadrados ante la mirada de impotencia de los inmigrantes y refugiados. El objetivo del Gobierno galo, según reiteró hace apenas unos días el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, es acabar por completo y «lo antes posible» con el asentamiento. El proceso está parado a la espera de que se resuelva un recurso judicial.

Ataques xenófobos y represión policial

Las afueras de la ciudad de Calais han sido desde 2001 lugar de refugio para migrantes, reactivado desde 2015 tras la crisis de refugiados llegando a convertirse en el mayor asentamiento de toda Europa. En La Jungla malviven hasta 10.000 personas de una quincena de nacionalidades. A pesar del desmantelamiento parcial de marzo, su tamaño prácticamente se ha duplicado durante el verano, y, con ello, también se han multiplicado los incidentes.

A pesar del desmantelamiento parcial llevado a cabo en marzo, ‘La Jungla’ prácticamente ha duplicado su tamaño durante  los meses de verano

Los inmigrantes, por su parte, acusan a la Policía francesa ya no sólo de no hacer lo suficiente para protegerles de los ataques, sino de aumentar la represión contra quienes cada noche tratan de colarse en un camión para atravesar el Eurotúnel. A partir de ahora, con la construcción de La Gran Muralla de Calais, lo tendrán aún más difícil. Sin embargo, no tendrán otra opción que seguir intentándolo, al menos mientras levantar vallas y muros deje de ser la única «solución» de la Unión Europea ante los flujos migratorios.

Fuente de la imagen, Getty Images

Las obras comenzarán este mes y se espera que estén concluidas a finales de año.

El muro de cuatro metros de alto y un kilómetro de extensión será erigido a ambos lados del camino principal que lleva al puerto de Calais.

La construcción será hecha con un tipo de concreto suave, sin rugosidades, en un intento de hacer más difícil su escalada.

Aunque Calais forma parte del territorio de Francia, la construcción será financiada con dinero de Reino Unido.

Se estima que el coste de la obra se ubica en torno a US$2,5 millones.

Según explicó el ministro británico para asuntos migratorios, el conservador Robert Goodwill, ante la Cámara de los Comunes, los recursos provendrán de un fondo de US$22 millones para aumentar la seguridad en el puerto.

¿Para qué servirá?

El muro complementará una serie de vallas que ya han sido construidas y que tienen como objetivo intentar detener el paso de inmigrantes desde Francia a Reino Unido.

La principal carretera hacia el puerto de Calais, enmurallada.

El campamento de «La Jungla» está ubicado junto a la ruta que conduce al puerto de Calais.

Muchos de estos inmigrantes no desean recibir asilo en Francia y su presencia masiva en Calais ha causado numerosos problemas para las autoridades de la ciudad, que han fijado en 2.000 el número de migrantes que consideran pueden permanecer allí.

La secretaria de Interior británica, Amber Rudd, indicó ante el Parlamento de Westminster que aunque Reino Unido es quien pone el dinero para aumentar la seguridad en Calais, la decisión sobre qué medidas tomar corresponde a Francia.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.