Este Mundo, a veces insólito
Calendario
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Limes Oriental ó Strata Diocletiana

Limes Oriental ó Strata Diocletiana

Es frecuente confundirla con los limes Arabicus, aunque en realidad fue una parte de estos. Y por su importancia merece un tratamiento propio.

La Strata Diocletiana (en latín, «carretera de Diocleciano«) fue una calzada romana foritificada que corría a lo largo del borde del desierto oriental, el limes Arabicus, del Imperio romano. Tal y como sugiere su nombre, fue construido bajo el gobierno del emperador Diocleciano (r. 284-305) como parte de una campaña de construcción de fortificaciones, y estuvo en uso hasta finales del siglo VI. La guarnecían en el siglo II tres legiones (la IV Escítica en Zeugma, la XVI Flavia Firma en Samosata y la XII Fulminata en Melitene).

La carretera estaba provista de una serie de fortificaciones, los estratos, estaban alineados con una serie de fuertes rectangulares de construcción similar (quadriburgia) situados a un día de marcha (ca. 20 millas romanas) de cada uno,  construidas todas del mismo modo: castra rectangulares de muros muy espesos, con torres que sobresalían al exterior. Comenzaba en la ribera sur del río Éufrates, cerca de Sura, seguía a lo largo del limes frente al enemigo sasánida y continuaba hacia el sudoeste, pasando al este de Palmira1​ y Damasco, hasta coincidir con la Vía Trajana Nova y bajar por el noreste de Arabia.

Acceso a los Principia en la fortaleza de Palmyra, la ciudad de Diocleciano.

A lo largo del camino, se construyeron fuertes a intervalos regulares (ca. 20 millas romanas) con estaciones de señalización y torres de vigilancia intermedias. En cruces clave a lo largo de la carretera, se estacionaron unidades pesadas. Posiblemente se utilizaron colinas bajas para permitir a los defensores ver mejor y porque los terrenos más altos ayudaban a atraer la precipitación.[ 1 ]

Consultar: http://www.hist.uib.no/antikk/dias/stratadiocletiana.htm

La ruta comenzó en el río Éufrates en Sura, una ciudad ubicada en la parte sur de la antigua Babylon, así como una ciudad de la antigua Mesopotamia, ubicada en el Éufrates, lo largo de la frontera frente al enemigo sasánida.

El camino continuó luego hacia el suroeste, pasando primero por Palmira y luego por Damasco, que fue parte del Imperio Romano durante un período de 700 años, incluso en el territorio de la provincia siríaca que tenía Antioquia como capital, la tercera ciudad del imperio. Finalmente, la Strata Docleziana se incorporó a la Via Traiana Nova.

Esta última, antes conocida como Via Regia, había sido reconstruida por el emperador Trajano entre el 111 y el 114 y se llamó Via Traiana Nova para distinguirla de la Via Traiana en Italia. Conectó Aelana, una ciudad ubicada en orillas del Mar Rojo, con una fortaleza legionaria de Bostra, en una antigua ciudad el sur de Siria, durante un cierto período la capital del reino nabatao y capital de la provincia árabe bajo los romanos, la llamada Arabia Petraea.

Su continuación natural fue precisamente el Estrato de Diocleciano, durante casi doscientos años después por Diocleciano y que conectaba Bostra con el río Éufrates. El emperador romano fue el creador de la «tetrarquía», o el «gobierno de los cuatro», del cual Augusto cae habría gobernado más de la mitad del imperio asistido por su propio César, en quien habría delegado el gobierno de la mitad de su territorio y que habría sido sucedido (por Augustus) después de veinte años de gobierno, nombra a su vez un nuevo César.

Luego había una rama que iba al este de Hauran, en la región del sur de Siria, en Imtan (ver sus ruinas de baños públicos romanos), hasta el oasis de Qasr Azraq, cerca de la fortaleza ubicada hoy en el este de Jordania. Se trataba esencialmente de un sistema continuo de fortificaciones que conectaba el Mar Rojo con el Éufrates cerca de Aila.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.